Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Shemuel Alef .pdf



Nombre del archivo original: Shemuel Alef.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:50, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 157 veces.
Tamaño del archivo: 586 KB (39 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

Shemuel Alef
(En ivri:
‫ מ‬, Aquel que escucha a Elohé)
1:1 Había un hombre de Ramatáyim de los sufitas, en la serranía de Efráyim, que se
llamaba ElqaNajum ben de Yerojam ben de Elihú ben de Toju ben de Tsuf, un efratita.
1:2 Tenía dos esposas, una llamada JaNajum y la otra PeniNajum; PeniNajum tenía benei,
pero JaNajum no tenía.
1:3 Este hombre acostumbraba subir de su pueblo cada año a adorar y a ofrecer sacrificio a
Yahweh Tzva’ot en Shiló. –Jofní y Pinjás, los dos benei de Elí, eran kohanim de Yahweh
allí.
1:4 Uno de esos días, ElqaNajum ofreció un sacrificio. El solía darle porciones a su esposa
PeniNajum y a todos los benei e hijas de ella;
1:5 pero a JaNajum le daba una sola porción, aunque JaNajum era su favorita– porque
Yahweh había cerrado su vientre.
1:6 Además su rival, para molestarla, le echaba en cara que Yahweh le había cerrado el
vientre.
1:7 Esto sucedía año tras año: Cada vez que ella iba a la Bayit de YAHWEH, la otra se lo
echaba en cara, de manera que ella se echaba a llorar y no comía.
1:8 Su esposo ElqaNajum le dijo: JaNajum, ¿por qué lloras y por qué no comes? ¿Por qué
estás triste? ¿No soy más dedicado a ti que diez benei?
1:9 Después que hubieron comido y bebido en Shiló, JaNajum se Levantó. El kohen Elí
estaba sentado en el asiento junto a la jamba del templo de YAHWEH.
1:10 En su dolor, ella clamaba a Yahweh, llorando todo el tiempo.
1:11 E hizo este voto: Oh Yahweh Tzva’ot , si miras el sufrimiento de tu servidora y te
acuerdas de mí y no te olvidas de tu servidora, y si le concedes a tu servidora un ben, yo
lo dedicaré a Yahweh por todos los días de su vida; y ninguna navaja tocará jamás su
cabeza.
1:12 Mientras ella seguía orando a Yahweh, Elí observaba su boca.
1:13 JaNajum hacia tefilat en su mente; sólo sus labios se movían, pero no se oía su voz.
Así que Elí pensó que estaba ebria.
1:14 Elí le dijo: ¿Hasta cuándo vas a estar haciendo un espectáculo de borracha? ¡Ponte
sobria!
1:15 Y ella respondió: ¡Oh no, adon mío! Soy una mujer muy infeliz. No he bebido vino ni
ninguna bebida fuerte, sino que he estado derramando mi lev delante de Yahweh.
1:16 No tome a su servidora por una mujer indigna; solamente he estado hablando todo
este tiempo en mi gran angustia y sufrimiento.
1:17 Elí dijo: Entonces vete en shalom, y que el Elohé de Yisrael te conceda lo que le has
pedido.
1:18 Ella contestó: Usted es muy amable con su servidora. Así que la mujer salió, y comió,
y ya no estaba triste.
1:19 Temprano a la mañana siguiente, se postraron ante Yahweh, y regresaron a su hogar
en Ramah. ElqaNajum cohabitó con JaNajum y YAHWEH se acordó de ella.
1:20 JaNajum concibió, y al fin del año tuvo un ben. Lo llamó Shemu´el, queriendo decir:
Se lo pedí a Yahweh Elohé.
1:21 Y cuando el hombre ElqaNajum con toda su familia iba subiendo a ofrecerle a Yahweh
el sacrificio anual y su ofrenda votiva,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

667

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

1:22 JaNajum no subió. Le dijo a su esposo: Cuando se destete el niño, lo levantaré. Porque
una vez que se presente ante Yahweh, deberá quedarse allá para siempre.
1:23 Su esposo ElqaNajum le dijo: Haz como creas mejor. Quédate en la bayit hasta que lo
destetes. Que Yahweh cumpla su davar. Así que la mujer se quedó en su bayit y
amamantó al niño hasta que lo destetó.
1:24 Después de destetarlo, lo llevó consigo, junto con tres novillos, un efá de harina, y una
jarra de vino. Y aunque el niño era muy joven aún, ella lo llevó a la Bayit de Yahweh en
Shiló.
1:25 Después de inmolar el novillo, le llegaron el niño a Elí.
1:26 Ella dijo: ¡Por favor, adon mío, por su vida, adon mío, yo soy la mujer que estuvo aquí
cerca de usted y hice tefilat a Yahweh!
1:27 Era por este niño que hacia tefilat; y Yahweh me concedió lo que le pedía.
1:28 Yo, a cambio, se lo presto ahora a Yahweh. Porque mientras viva será prestado a
Yahweh. Y se postraron allí ante Yahweh.
2:1 Y JaNajum hizo tefilat: Mi lev se alegra en YAHWEH; he triunfado mediante YAHWEH.
Les abro la boca a mis enemigos; me gozo en tu liberación.
2:2 No hay kadosh como YAHWEH, de veras, no hay nadie fuera de ti; no hay roca como
nuestro Elohé.
2:3 No hablen más con altanero orgullo, que ninguna arrogancia cruce sus labios. Porque
YAHWEH es un Elohé Omnisciente; Yahweh Elohé mide las acciones.
2:4 Los arcos de los poderosos se rompen, y los vacilantes se ciñen de fuerza.
2:5 Los una vez saciados tienen que alquilarse por pan; los una vez hambrientos ya no
tienen hambre. Mientras la mujer estéril tiene siete, la madre de muchos está
desamparada.
2:6 Yahweh inflige muerte y da vida, arroja a la Fosa y Levanta.
2:7 Yahweh empobrece y enriquece; derriba y Levanta.
2:8 El Levanta al pobre del polvo, alza al necesitado del estiércol, poniéndolo con los nobles,
concediéndoles asientos de honor. Porque las columnas de la tierra son de YAHWEH; ha
establecido el mundo sobre ellas.
2:9 Él guarda los pasos del fiel, pero el malvado perece en tinieblas pues no es por la fuerza
que prevalece el hombre.
2:10 Los adversarios de YAHWEH serán quebrantados; tronará contra ellos en los shamaim.
YAHWEH juzgará los extremos de la tierra, le dará poder al melej, y triunfo a su ungido.
2:11 Entonces ElqaNajum y JaNajum se fueron a bayit en Ramah; y el niño entró al servicio
de YAHWEH bajo el kohen Elí.
2:12 Ahora bien, los benei de Elí eran canallas; no le hicieron caso a YAHWEH.
2:13 Así era como trataban los kohanim con la gente: Cuando alguien traía un sacrificio, el
criado del kohen venía con el tridente mientras hervía la carne,
2:14 y la echaba en el caldero, o en la sartén, o en la olla, o en la cacerola; y cualquier cosa
que sacara el tenedor, el kohen se lo llevaba. Esta era la práctica en Shiló con todos los
Yisraelitas que iban allí.
2:15 Pero ahora, aun antes de que convirtieran en humo la presa cebada, venía el
muchacho del kohen y le decía al que estaba sacrificando: Pásame un poco de carne para
asársela al kohen; porque él no te aceptará carne hervida, solamente cruda.
2:16 Y si el hombre le decía: Que primero conviertan en humo el sebo, y Entonces toma
toda la que quieras, él contestaba: No, pásamela enseguida o te la quito por la fuerza.
2:17 El pecado de los jóvenes contra Yahweh era muy grande, porque los hombres trataban
impíamente las ofrendas de YAHWEH.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

668

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

2:18 Shemu´el estaba empleado en el servicio de YAHWEH como asistente, con un efod de
lino.
2:19 Su madre además acostumbraba hacerle una pequeña túnica y se la traía cada año,
cuando hacía el peregrinaje con su esposo para ofrecer el sacrificio anual.
2:20 Elí bendecía a ElqaNajum y a su esposa, y decía: Que YAHWEH te conceda linaje de
esta mujer en lugar del préstamo que le hizo ella a YAHWEH. Después volvían a su bayit.
2:21 Porque YAHWEH tomó nota de JaNajum; ella concibió y tuvo tres benei y dos hijas. El
joven Shemu´el entretanto crecía en el servicio de YAHWEH.
2:22 Ahora Elí estaba muy viejo. Cuando oyó todo lo que estaban haciendo sus benei a todo
Yisrael, y cómo se acostaban con las mujeres que realizaban tareas a la entrada de la
Tienda de Reunión,
2:23 les dijo: ¿Por qué hacen esas cosas? La gente me da malos informes de ustedes por
todas partes.
2:24 ¡Dejen eso, mis benei! No es un informe favorable el que oigo que esparce por ahí el
pueblo de YAHWEH.
2:25 Si un hombre peca contra un hombre, puede que YAHWEH lo perdone; pero si un
hombre ofende contra Elohé, ¿quién podrá conseguirle el perdón? Pero ellos ignoraron el
ruego de su padre; porque YAHWEH había resuelto que murieran.
2:26 El joven Shemu´el, entretanto, crecía en estima y favor tanto para con Elohé como
para con los hombres.
2:27 Un hombre de Yahweh Elohé vino donde Elí y le dijo: Así dice YAHWEH: Mira, yo me
revelé a la bayit de tu padre en Mitzraim cuando estaban sujetos a la Bayit del Paroh,
2:28 y los escogí de entre todas las tribus de Yisrael para ser mis kohanim para subir a mi
altar, para quemar incienso y para levantar un efod delante de mí, y le asigné a la bayit
de tu padre todas las ofrendas encendidas de los Yisraelitas.
2:29 ¿Por qué Entonces pisotean ustedes maliciosamente los sacrificios y las ofrendas que
he mandado? ¡Tú has honrado a tus benei más que a mí, comiéndose las primeras
porciones de toda ofrenda de mi pueblo Yisrael!
2:30 Ciertamente declara YAHWEH, el Elohé de Yisrael, yo tenía la intención de que tú y la
bayit de tu padre permanecieran en mi servicio para siempre. Pero ahora declara
YAHWEH ¡Lejos esté de mí! Porque yo honro a los que me honran, pero los que me
desprecian serán deshonrados.
2:31 Vendrá un tiempo cuando yo romperé tu poder y el de la bayit de tu padre, y no habrá
anciano en tu bayit.
2:32 Tú observarás con envidia toda la abundancia que se le concederá a Yisrael, pero
nunca habrá un anciano en tu bayit.
2:33 No cortaré todo tu linaje de mi altar; pero, para hacer que desfallezcan tus ojos y
languidezca tu Ruaj, todo el aumento en tu bayit morirá como hombres ordinarios.
2:34 Y esta será una señal para ti: El destino de tus benei Jofní y Pinjás ambos morirán el
mismo día.
2:35 Y Levantaré para mí un kohen fiel, que actuará de acuerdo con mis deseos y mis
propósitos. Yo le edificaré una bayit duradera, y él caminará delante de mi ungido
siempre.
2:36 Y todos los sobrevivientes de tu bayit vendrán y se postrarán ante él por una paga en
dinero y una hogaza de pan, y dirán: Por favor, asígname a uno de los deberes
sacerdotales, para tener un bocado de pan que comer.
3:1 El joven Shemu´el estaba en el servicio de YAHWEH bajo Elí. En esos días era rara la
davar de YAHWEH; la profecía no era común.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

669

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

3:2 Un día Elí estaba dormido en su lugar acostumbrado; sus ojos habían empezado a fallar
y casi no podía ver.
3:3 Aún no se había apagado la lámpara de Elohé, y Shemu´el estaba durmiendo en el
templo de YAHWEH donde estaba el Arca de Elohé.
3:4 YAHWEH llamó a Shemu´el, y este respondió: Voy.
3:5 Éste corrió donde Elí y dijo: Aquí estoy; usted me llamó. Pero el respondió: Yo no te
llamé; vuélvete a dormir. Así que él volvió y se acostó.
3:6 De nuevo YAHWEH llamó: ¡Shemu´el! Shemu´el se Levantó y fue donde Elí y dijo: Aquí
estoy; usted me llamó. Pero él respondió: Yo no llamé, ben mío; vuélvete a dormir.
3:7 En eso Shemu´el no había experimentado a YAHWEH todavía; la davar de YAHWEH no
se le había revelado aún.
3:8 YAHWEH llamó a Shemu´el otra vez, por tercera vez, y éste se Levantó y fue donde Elí
y dijo: Aquí estoy; usted me llamó. Entonces Elí entendió que YAHWEH estaba llamando
al muchacho.
3:9 Y Elí le dijo a Shemu´el: Ve acuéstate. Si te llaman otra vez, di: Habla, YAHWEH, que
tu servidor escucha. Y Shemu´el se fue a su lugar y se acostó.
3:10 YAHWEH vino, y se paró allí, y llamó como antes: ¡Shemu´el! ¡Shemu´el! Y Shemu´el
contestó: Habla, que tu servidor escucha.
3:11 YAHWEH le dijo a Shemu´el: Voy a hacer en Yisrael algo que a todo el que oiga acerca
de ello le retiñirán los oídos.
3:12 En ese día cumpliré contra Elí todo lo que hablé concerniente a su bayit, de principio a
fin.
3:13 Y yo le declaré que sentencio su bayit a castigo interminable por la maldad de la que él
sabe –cómo sus benei cometieron sacrilegio contra Elohé y él no los reprendió.
3:14 Ciertamente, juro contra la bayit de Elí que la maldad de la bayit de Elí nunca quedará
expiada por sacrificio ni ofrenda.
3:15 Shemu´el se quedó acostado allí hasta la mañana y después abrió las puertas de la
bayit de Yahweh. Shemu´el tenía miedo de informarle la visión a Elí,
3:16 pero Elí llamó a Shemu´el y dijo: Shemu´el, ben mío; y él respondió: Aquí estoy.
3:17 Y Elí preguntó: ¿Qué te dijo? No me ocultes nada. ¡Que esto y más te haga Elohé si
me ocultas una sola davar de todo lo que te dijo!
3:18 Shemu´el Entonces le dijo todo, sin ocultarle nada. Y Elí dijo: Él es Yahweh; él hará lo
que estime correcto.
3:19 Shemu´el crecía y Yahweh estaba con él: No dejó sin cumplir ninguna de las
predicciones de Shemu´el.
3:20 Todo Yisrael, desde Dan hasta Beer Sheva, sabía que Shemu´el era confiable como
profeta de Yahweh.
3:21 Y Yahweh continuó apareciéndose en Shiló: YAHWEH se le reveló a Shemu´el en Shiló
con la davar de YAHWEH; y la davar de Shemu´el salía a todo Yisrael.
4:1 Yisrael marchó para enfrascarse en batalla con los filisteos; acamparon cerca de
Haében Haézer, mientras que los filisteos acamparon en Afeq.
4:2 Los filisteos se alistaron contra Yisrael; y cuando se peleó la batalla, los filisteos hicieron
huir a Yisrael, y Mataron como a cuatro mil hombres en el campo de batalla.
4:3 Cuando las tropas Yisraelitas volvieron al campamento, los ancianos de Yisrael
preguntaron: ¿Por qué YAHWEH nos hizo huir hoy delante de los filisteos? Traigamos el
Arca de la Alianza de YAHWEH desde Shiló; así él estará presente entre nosotros y nos
librará de las manos de nuestros enemigos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

670

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

4:4 Así que las tropas enviaron hombres a Shiló; allí los dos benei de Elí, Jofní y Pinjás,
estaban a cargo del Arca de la Alianza de Ha´Elohé, y bajaron de allá el Arca de la
Alianza de Yahweh Tzva’ot Entronizado entre los Querubines.
4:5 Cuando entró el Arca de YAHWEH en el campamento, todo Yisrael irrumpió en una gran
gritería, de tal modo que retumbó la tierra.
4:6 Los filisteos oyeron el gran ruido de la gritería y se preguntaron: ¿Por qué hay una
gritería tan grande en el campamento de los ivrim/Hebreos? Y cuando averiguaron que el
Arca de YAHWEH había venido al campamento,
4:7 los filisteos se asustaron; porque dijeron: Elohé ha venido al campamento. Y gritaron:
4:8 ¡Pobres de nosotros! ¿Quién nos salvará del poder de ese Ha´Elohé poderoso? ¡Ese es
el mismo Ha´Elohé que golpeó a Mitzraim con toda clase de plagas en el midbah!
4:9 ¡Anímense y sean hombres, oh filisteos! O vendrán a ser esclavos de los ivrim/Hebreos
como ellos fueron esclavos de ustedes. ¡Sean hombres y peleen!
4:10 Los filisteos pelearon; los Yisraelitas tuvieron que huir, y escaparon todos a sus casas.
La derrota fue muy grande, treinta mil soldados de a pie cayeron allí.
4:11 Capturaron el Arca de Elohé, y mataron a los dos benei de Elí, Jofní y Pinjás.
4:12 Un binyamínita corrió del campo de batalla y llegó a Shiló el mismo día; tenía la ropa
rota y tierra en la cabeza.
4:13 Cuando llegó encontró a Elí sentado en un asiento, esperando junto al camino con el
lev temblando por el Arca de Ha´Elohé. El hombre entró en la ciudad para comunicar la
noticia, y toda la ciudad rompió a gritar.
4:14 Y cuando Elí oyó el sonido del clamor, preguntó: ¿Qué significa ese alboroto? el
hombre se apresuró a contárselo a Elí.
4:15 Para Entonces Elí contaba con noventa y ocho años de edad; tenía los ojos fijos con
una mirada ciega.
4:16 El hombre le dijo a Elí: Yo soy el que vino del campo de batalla; acabo de escapar del
campo de batalla. Elí preguntó: ¿Qué sucedió, ben mío?
4:17 El portador de la noticia respondió: Yisrael huyó delante de los filisteos y las tropas
sufrieron una gran Matanza. Sus dos benei, Jofní y Pinjás, están muertos, y capturaron el
Arca de Elohé.
4:18 Cuando mencionó el Arca de Ha´Elohé, Elí se cayó hacia atrás del asiento junto a la
puerta, se rompió el cuello, y murió; porque era un hombre viejo y pesado. Había sido
capitán de Yisrael por cuarenta años.
4:19 Su nuera, la esposa de Pinjás, estaba encinta, a punto de dar a luz. Cuando oyó el
informe de que habían capturado el Arca de Ha´Elohé y que su suegro y su esposo
estaban muertos, le vinieron los dolores de parto, y se agachó y dio a luz.
4:20 Como se estaba muriendo, la mujer que la atendía le dijo: No temas, que has dado a
luz un ben. Pero ella no respondió ni prestó atención.
4:21 Le puso al niño el nombre Ikhavod, queriendo decir: Se ha ido la gloria de Yisrael,
refiriéndose a la captura del Arca de Ha´Elohé y a la muerte de su suegro y de su esposo.
4:22 Dijo: La gloria se ha ido de Yisrael porque han capturado el Arca de Ha´Elohé.
5:1 Cuando los filisteos capturaron el Arca de Ha´Elohé, la llegaron de Eben Haézer a
Ashdod.
5:2 Los filisteos tomaron el Arca de Ha´Elohé y la introdujeron en el templo de Dagón y la
colocaron junto a Dagón.
5:3 Temprano al día siguiente, los ashdoditas hallaron a Dagón caído en el suelo con la cara
en tierra frente al Arca de YAHWEH. Levantaron a Dagón y lo pusieron otra vez en su
lugar;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

671

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

5:4 pero temprano al día siguiente, Dagón estaba otra vez caído en el suelo frente al Arca
de Yahweh. La cabeza y ambas manos de Dagón estaban cortadas, y yacían en el
umbral; solamente el tronco de Dagón quedó intacto.
5:5 Por eso es que, hasta el día de hoy, los kohanim de Dagón y todos los que entran en el
templo de Dagón no se paran en el umbral del templo de Dagón en Ashdod.
5:6 La mano de YAHWEH cayó pesadamente sobre los ashdoditas, y él hizo estragos entre
ellos: Golpeó a Ashdod y su territorio con hemorroides.
5:7 Cuando los hombres de Ashdod vieron cómo estaban las cosas, dijeron: El Arca del
Elohé de Yisrael no debe permanecer con nosotros, porque su mano ha sido dura con
nosotros y con nuestro Elohé Dagón.
5:8 Enviaron mensajeros y convocaron a todos los príncipes de los filisteos y preguntaron:
¿Qué vamos a hacer con el Arca del Elohé de Yisrael? Ellos co ntestaron: Que trasladen el
Arca del Elohé de Yisrael a Gad. De manera que trasladaron el Arca del Elohé de Yisrael a
Gad.
5:9 Y después que la trasladaron, la mano de YAHWEH vino contra la ciudad, jóvenes y
viejos, de modo que irrumpieron hemorroides entre ellos.
5:10 Luego enviaron el Arca de Ha´Elohé a Eqrón. Pero cuando el Arca de Ha´Elohé llegó a
Eqrón, los eqronitas clamaron: Han trasladado el Arca del Elohé de Yisrael aquí para
Matarnos a nosotros y a nuestro linaje.
5:11 Ellos también enviaron mensajeros y convocaron a todos los príncipes de los filisteos y
dijeron: Saquen el Arca del Ha´Elohé de Yisrael, y que vuelva a su propio lugar, para que
no nos Mate a nosotros y a nuestro linaje. Porque un pánico de muerte invadió toda la
ciudad, de tan pesada que había caído allí la mano de Elohé;
5:12 y los hombres que no murieron, quedaron afectados de hemorroides. El clamor de la
ciudad llegó hasta el shamaim.
6:1 El Arca de YAHWEH permaneció en territorio de los filisteos por siete meses.
6:2 Entonces los filisteos convocaron a los kohanim y a los adivinos y preguntaron: ¿Qué
vamos a hacer en cuanto al Arca de Adon? Dígannos con qué debemos enviarla a su
propio lugar.
6:3 Ellos contestaron: Si van a enviar el Arca del Elohé de Yisrael, no la envíen sin nada;
además deben pagarle una indemnización ión a él. Entonces quedarán curados, y él se
les dará a conocer a ustedes; si no, Su mano no se apartará de ustedes.
6:4 Ellos preguntaron: ¿Qué indemnización ión debemos pagarle? Ellos respondieron: Cinco
hemorroides de oro y cinco ratones de oro, correspondientes al Número de príncipes de
los filisteos, porque la misma plaga los golpeó a ustedes y a sus adones.
6:5 Ustedes deben hacer figuras de sus hemorroides y de los ratones que están arrasando
su tierra; así honrarán al Elohé de Yisrael, y tal vez él aliviane el peso de Su mano sobre
ustedes y sus deidades y su tierra.
6:6 No endurezcan sus corazones como endurecieron sus corazones los mitsritas y el Paroh.
Como ustedes saben, cuando Él se burló de ellos, ellos tuvieron que dejar ir a Yisrael, y
éstos salieron.
6:7 Por lo tanto, consigan una carreta nueva y dos vacas recién paridas que no hayan
llevado yugo; pónganle las vacas a la carreta, pero vuelvan a encerrar a los becerros que
las siguen.
6:8 Tomen el Arca de YAHWEH y colóquenla en la carreta; y pongan junto a ella en un cofre
los objetos de oro que le están pagando como indemnización ión. Envíenla y dejen que
siga su propio camino.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

672

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

6:9 Entonces vigilen: si sube por el camino a Bet Shémesh, a su propio territorio, fue él
quien nos infligió este gran daño. Pero si no, sabremos que no fue su mano la que nos
golpeó; simplemente nos sucedió por casualidad.
6:10 Los hombres lo hicieron así. Tomaron dos vacas recién paridas y se las pusieron a la
carreta, y encerraron a los becerros.
6:11 Pusieron el Arca de YAHWEH en la carreta junto con el cofre, los ratones de oro, y las
figuras de sus hemorroides.
6:12 Las vacas viajaron derecho por el camino hacia Bet Shémesh. Siguieron por un solo
camino, mugiendo mientras iban, sin volverse ni a la derecha ni a la izquierda; y los
príncipes de los filisteos caminaron detrás de ellas hasta la frontera de Bet Shémesh.
6:13 La gente de Bet Shémesh estaba recogiendo su cosecha de trigo en el valle.
Levantaron la vista y vieron el Arca, y se gozaron cuando la vieron.
6:14 La carreta entró al campo de Yahoshua de Bet Shémesh y se detuvo allí. Ellos le
sacaron las tablas a la carreta y presentaron las vacas como ofrenda quemada a YAHWEH.
Allí había una piedra grande;
6:15 y los lewitas bajaron el Arca y el cofre junto a ella que contenía los objetos de oro y
los colocaron sobre la piedra grande. Entonces los hombres de Bet Shémesh presentaron
ofrendas quemadas y otros sacrificios a YAHWEH ese día.
6:16 Los cinco príncipes de los filisteos vieron eso y regresaron el mismo día a Eqrón.
6:17 Las siguientes fueron las hemorroides de oro que pagaron los filisteos como
indemnización ión a YAHWEH: Por Ashdod, una; por Azah, una; por Ashqelón, una; por
Gat, una; por Eqrón, una.
6:18 En cuanto a los ratones de oro, su Número correspondía a todos los pueblos filisteos
que pertenecían a los cinco adones tanto pueblos amurallados como aldeas sin murallas,
hasta la piedra grande donde colocaron el Arca de YAHWEH, hasta hoy, en el campo de
Yahoshua de Bet Shémesh.
6:19 YAHWEH azotó a los hombres de Bet Shémesh porque miraron dentro del Arca de
YAHWEH; derribó a Setenta hombres entre el pueblo y cincuenta mil hombres. La gente
lamentaba, porque él había infligido una gran Matanza en la población.
6:20 Y los hombres de Bet Shémesh preguntaron: ¿Quién puede estar al servicio de
YAHWEH, ese Ha´Elohé kadosh? ¿Y a quién Levantará él por nosotros?
6:21 Enviaron mensajeros a los habitantes de Qiryat Yearim para decirles: Los filisteos han
devuelto el Arca de YAHWEH. Bajen y encárguense de ella.
7:1 Los hombres de Qiryat Yearim vinieron y tomaron el Arca de YAHWEH y la introdujeron
en la bayit de Avinadav en la colina; y consagraron a su ben Elazar para hacerse cargo
del Arca de YAHWEH.
7:2 Pasó un largo tiempo desde el día en que se guardó el Arca de YAHWEH en Qiryat
Yearim, veinte años en total; y toda la Bayit de Yisrael anhelaba a YAHWEH.
7:3 Y Shemu´el le dijo a toda la Bayit de Yisrael: Si tienen la intención de volverse a
YAHWEH con todo su lev, tienen que eliminar las deidades extranjeras y las Ashtarot de
su medio y dirigir sus corazones a YAHWEH y servirle a él solamente. Entonces él los
librará de las manos de los filisteos.
7:4 Y los Yisraelitas eliminaron los Baalim y las Ashtarot y le sirvieron a YAHWEH solamente.
7:5 Shemu´el dijo: Congreguen a todo Yisrael en Mitspah, y yo oraré a YAHWEH por
ustedes.
7:6 Ellos se congregaron en Mitspah, y sacaron agua y la derramaron delante de YAHWEH;
ayunaron ese día, y allí confesaron que habían pecado contra YAHWEH. Y Shemu´el
actuó como capitán de los Yisraelitas en Mitspah.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

673

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

7:7 Cuando los filisteos oyeron que los Yisraelitas se habían congregado en Mitspah, los
príncipes de los filisteos marcharon contra Yisrael. Al oír de esto, los Yisraelitas se
aterrorizaron de los filisteos
7:8 y le imploraron a Shemu´el: No nos abandones y no te abstengas de clamar a YAHWEH
nuestro Elohé para que nos salve de las manos de los filisteos.
7:9 Enseguida Shemu´el tomó un cordero lactante y lo sacrificó como ofrenda quemada
entera a YAHWEH; Shemu´el clamó a YAHWEH en favor de Yisrael, y YAHWEH le
respondió.
7:10 Porque mientras Shemu´el presentaba la ofrenda quemada y los filisteos avanzaban
para atacar a Yisrael, YAHWEH tronó poderosamente contra los filisteos ese día. Los puso
en confusión, e Yisrael los hizo huir.
7:11 Los hombres de Yisrael salieron de Mitspah y persiguieron a los filisteos, derribándolos
en un punto más abajo de Bet Kar.
7:12 Shemu´el tomó una piedra y la erigió entre Mitspah y Shen, y la llamó Ebén Haézer:
porque dijo Hasta ahora YAHWEH nos ha ayudado.
7:13 Los filisteos quedaron humillados y no volvieron a invadir el territorio de Yisrael; y la
mano de YAHWEH estuvo contra los filisteos mientras vivió Shemu´el.
7:14 Los pueblos que los filisteos le habían quitado a Yisrael, desde Eqrón hasta Gat, les
fueron devueltos a Yisrael; Yisrael recobró todos sus territorios de parte de los filisteos.
Hubo también shalom entre Yisrael y los emoritas.
7:15 Shemu´el dirigió a Yisrael mientras vivió.
7:16 Cada año hacía las rondas a Bethel, Guilgal, y Mitspah, y actuaba como capitán sobre
Yisrael en todos esos lugares.
7:17 Luego volvía a Ramah, porque allí estaba su bayit, y allí también capitaneaba a Yisrael.
Allí edificó un altar a YAHWEH.
8:1 Cuando Shemu´el se puso viejo, nombró a sus benei como Shofetim sobre Yisrael.
8:2 Su ben primogénito se llamaba Yoel, y su segundo ben se llamaba Abiyah; ellos se
sentaban como Shofetim en Beer Sheva.
8:3 Pero sus benei no siguieron en sus caminos; se inclinaban por las ganancias, aceptaban
soborno, y subvirtieron la justicia.
8:4 Todos los ancianos de Yisrael se congregaron y vinieron a Shemu´el en Ramah,
8:5 y le dijeron: Usted se ha puesto viejo, y sus benei no han seguido sus caminos. Por lo
tanto, nombre un melej sobre nosotros, para que nos gobierne como todas las demás
naciones.
8:6 A Shemu´el le desagradó que ellos dijeran: Danos un melej que nos gobierne.
Shemu´el le hizo tefilat a YAHWEH,
8:7 y YAHWEH le respondió a Shemu´el: Hazle caso a las demandas del pueblo en todo lo
que te digan. Porque no es a ti a quien han rechazado; es a mí a quien han rechazado
como su melej.
8:8 Como todo lo demás que han hecho desde que los saqué de Mitzraim hasta hoy
olvidándome y adorando a otras deidades, así te están haciendo.
8:9 Atiende su demanda; pero adviérteles solemnemente, y háblales sobre las prácticas de
cualquier melej que gobierne sobre ellos.
8:10 Shemu´el le informó todas las palabras de YAHWEH al pueblo, que le estaba pidiendo
un melej.
8:11 Dijo: Esta será la práctica del melej que gobernará sobre ustedes: Tomará a sus benei
y los nombrará como sus cocheros y jinetes, y servirán como corredores para sus carros.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

674

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

8:12 Los nombrará como sus jefes de millares y de cincuentas; o tendrán que arar los
campos de él, recoger sus cosechas, y hacer sus armas y el equipo de sus carros.
8:13 Tomará a sus hijas como perfumistas, cocineras, y panaderas.
8:14 Les quitará a ustedes sus mejores campos, viñas y olivares, y se los dará a sus
cortesanos.
8:15 Tomará una décima parte de los granos y las uvas de ustedes y se los dará a sus
eunucos y cortesanos.
8:16 Tomará los esclavos y esclavas de ustedes, sus mejores jóvenes, y sus asnos, y los
pondrá a trabajar para él.
8:17 Tomará una décima parte de los rebaños de ustedes, ustedes vendrán a ser esclavos
de él.
8:18 Vendrá el día en que ustedes clamarán a YAHWEH por causa del melej que ustedes
mismos han escogido; y YAHWEH no les responderá en ese día.
8:19 Pero el pueblo no escuchó la advertencia de Shemu´el. Dijeron: No, tenemos que
tener un melej sobre nosotros,
8:20 para que seamos como todas las demás naciones. Que nuestro melej gobierne sobre
nosotros y vaya a nuestra cabeza y pelee nuestras batallas.
8:21 Cuando Shemu´el oyó todo lo que dijo el pueblo, se lo informó a YAHWEH.
8:22 Y YAHWEH le dijo a Shemu´el: Hazle caso a sus demandas y nómbrales un melej.
Shemu´el Entonces les dijo a los hombres de Yisrael: Váyanse todos a sus Casas.
9:1 Había un hombre de Binyamín llamado Qish ben de Abiel ben de Tseror ben de Bekorat
ben de Afíaj, un binyamínita, un hombre pudiente.
9:2 Este tenía un ben llamado Shaul, un joven excelente; nadie entre los Yisraelitas era más
gallardo que él; era más alto por una cabeza que cualquiera del pueb lo.
9:3 Una vez se perdieron las burras de Qish el padre de Shaul, y Qish le dijo a su ben
Shaul: Toma a uno de los siervos y sal a buscar las burras.
9:4 El pasó a la serranía de Efráyim. Cruzó el distrito de Shalíshah, pero no las encontró.
Pasaron por el distrito de Shaalim, pero no estaban allí. Atravesaron todo el territorio de
Binyamín, y ni así las encontraron.
9:5 Cuando llegaron al distrito de Tsuf, Shaul le dijo al siervo que iba con él: Regresemos, o
mi padre va dejar de preocuparse por las burras y a empezar a preocuparse por nosotros.
9:6 Pero él respondió: Hay un hombre de Elohé en ese pueblo, y es un hombre muy
estimado; todo lo que dice resulta cierto. Vayamos allá; tal vez nos diga algo del encargo
al que salimos.
9:7 Shaul le dijo a su siervo: Pero si vamos, ¿qué le podemos levantar al hombre? Porque la
comida de nuestras bolsas se acabó, y no hay nada que podamos levantarle al hombre de
Ha´Elohé como regalo. ¿Qué tenemos?
9:8 El siervo le contestó otra vez a Shaul: Pues yo tengo un cuarto de shékel de plata,
puedo dárselo al hombre de Ha´Elohé para que nos diga algo de nuestro encargo.
9:9 Antiguamente en Yisrael, cuando alguien iba a consultar a Elohé, decía: Ven, vamos al
vidente, porque al profeta de hoy le llamaban antiguamente vidente.
9:10 Shaul le dijo a su siervo: Buena idea, vamos. Y fueron al pueblo donde vivía el hombre
de Ha´Elohé.
9:11 Cuando iban subiendo la cuesta del pueblo, se encontraron con unas muchachas que
iban a sacar agua, y les preguntaron: ¿Hay un vidente en el pueblo?
9:12 Ellas respondieron: Sí, está allá más adelante. Apúrate, que acaba de llegar al pueblo
porque hoy el pueblo tiene un sacrificio en el altar.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

675

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

9:13 Tan pronto entren en el pueblo, lo encontrarán antes de que vaya al altar a comer; la
gente no comerá hasta que él llegue; porque él tiene que bendecir el sacrificio, y sólo
Entonces comerán los invitados. Suban pronto, que lo encontrarán enseguida.
9:14 De modo que subieron al pueblo; y cuando iban entrando en el pueblo, Shemu´el
venía hacia ellos, de camino al altar.
9:15 Ahora bien, el día antes de venir Shaul, Yahweh le había revelado lo siguiente a
Shemu´el:
9:16 Mañana a esta hora, te enviaré un hombre del territorio de Binyamín, y tú lo ungirás
como el gobernante de mi pueblo Yisrael. El librará a mi pueblo de las manos de los
filisteos; porque he tomado nota de mi pueblo, su clamor ha llegado a mí.
9:17 Tan pronto Shemu´el vio a Shaul, Yahweh le declaró: Este es el hombre que dije que
gobernaría a mi pueblo.
9:18 Shaul se acercó a Shemu´el dentro de la puerta y le dijo: ¿Dime, por favor, dónde es
la bayit del vidente?
9:19 Y Shemu´el le contestó a Shaul: Yo soy el vidente, sube delante de mí al altar, que
vas a comer conmigo hoy; y por la mañana te dejaré ir, después de decirte todo lo que
haya en tu mente.
9:20 En cuanto a las burras que se perdieron hace tres días, no te preocupes por ellas, que
ya las encontraron. ¿Y por quién suspira todo Yisrael si no es por ti y por toda tu bayit
ancestral?
9:21 Shaul respondió: ¡Pero sólo soy un binyamínita, de la más pequeña de las tribus de
Yisrael, y mi clan es el menor de todos los clanes de la tribu de Binyamín! ¿Por qué me
dices esas cosas?
9:22 Shemu´el tomó a Shaul y a su siervo y los introdujo al salón, y le dio un lugar a la
cabeza de los invitados, quienes sumaban como treinta.
9:23 Y Shemu´el le dijo al cocinero: Trae la porción que te di y te dije que pusieras aparte.
9:24 El cocinero Levantó el muslo con todo y lo puso delante de Shaul. Y Shemu´el dijo: Lo
que se ha reservado se te ha puesto delante. Come; se te ha guardado para esta ocasión,
cuando dije que invitaría al pueblo. De manera que Shaul comió con Shemu´el ese día.
9:25 Luego bajaron del altar al pueblo, y Shemu´el habló con Shaul en la azotea.
9:26 Temprano, al despuntar el día, Shemu´el llamó a Shaul en la azotea. Le dijo:
Levántate, para despedirte. Shaul se Levantó, y los dos, Shemu´el y él, salieron.
9:27 Mientras caminaban hacia la salida del pueblo, Shemu´el le dijo a Shaul: Dile al siervo
que camine delante de nosotros –y él caminaba delante de ellos– pero tú detente aquí un
momento y te daré a conocer la davar de Elohé.
10:1 Shemu´el tomó un frasco de aceite y derramó un poco sobre la cabeza de Shaul y lo
besó, y le dijo: YAHWEH con esto te unge sobre su pro pio pueblo.
10:2 Cuando te vayas hoy, te encontrarás con dos hombres cerca de la tumba de Rajel en
el territorio de Binyamín, en Tseltsaj, y te dirán que han encontrado las burras que saliste
a buscar, y que tu padre ha dejado de preocuparse por las burras y se está preocupando
por ustedes, diciendo: ¿Qué haré en cuanto mi ben?
10:3 Pasarás de allí hasta que llegues a la encina del Tavor. Allí se encontrarán contigo tres
hombres que van en peregrinación a Ha´Elohé en Bethel. Uno levantará tres cabritos,
otro levantará tres hogazas de pan, y el tercero levantará una jarra de vino.
10:4 Te saludarán y te ofrecerán dos hogazas de pan, las cuales aceptarás.
10:5 Después de eso has de proseguir a la Colina de Ha´Elohé, donde residen los prefectos
de los filisteos. Allí, al entrar al pueblo, encontrarás un grupo de nabí que bajan del altar,
precedidos por liras, tamboriles, flautas, y arpas, y estarán hablando en éxtasis.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

676

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

10:6 El Ruaj de Yahweh te invadirá, y hablarás en éxtasis junto con ellos; te convertirás en
otro hombre.
10:7 Y una vez te hayan sucedido estas señales, actúa cuando surja la ocasión, que
Ha´Elohé está contigo.
10:8 Después de eso vas a bajar a Guilgal delante de mí, y yo bajaré donde ti para
presentar ofrendas quemadas y ofrecer sacrificio s de bienestar. Espera siete días hasta
que yo vaya a ti y te indique lo que vas a hacer después.
10:9 Al volverse Shaul para apartarse de Shemu´el, Elohé le dio otro lev; y todas aquellas
señales se cumplieron ese mismo día.
10:10 Y cuando llegaron allá, a la Colina, vio un grupo de nabí que venía hacia él.
Enseguida lo invadió el Ruaj de Elohé, y habló en éxtasis entre ellos.
10:11 Cuando todos los que lo conocían previamente lo vieron hablando en éxtasis con los
nabíes, la gente se decía unos a otros: ¿Qué le ha pasado al ben de Qish? ¿Está Shaul
también entre los nabí?
10:12 Pero otra persona allí habló y dijo: ¿Y quiénes son los padres de estos? Así surgió el
proverbio: ¿Está Shaul también entre los nabí?
10:13 Y cuando cesó de hablar en éxtasis, entró en el altar.
10:14 El tío de Shaul les preguntó a él y a su siervo: ¿A dónde fueron? él respondió: A
buscar las burras. Y cuando vimos que no las íbamos a encontrar, fuimos donde
Shemu´el.
10:15 El tío de Shaul dijo: Cuéntame, ¿qué te dijo Shemu´el?
10:16 Shaul le respondió a su tío: Simplemente nos dijo que ya habían encontrado las
burras. Pero no le contó nada de lo que había dicho Shemu´el acerca del reinado.
10:17 Shemu´el convocó al pueblo ante YAHWEH en Mitspah
10:18 y les dijo: Así dijo YAHWEH, el Elohé de Yisrael: Yo saqué a Yisrael de Mitzraim, y los
libré a ustedes de las manos de los mitsritas y de todos los reinos que los oprimían.
10:19 Pero hoy ustedes han rechazado a su Elohé que los libró de todos sus problemas y
calamidades. Porque ustedes dijeron: ¡No, pon un melej sobre nosotros! Ahora, pónganse
delante de YAHWEH, por sus tribus y clanes.
10:20 Shemu´el mandó acercarse a cada una de las tribus de Yisrael, y el sorteo indicó a la
tribu de Binyamín.
10:21 Entonces Shemu´el hizo acercarse a la tribu de Binyamín por sus clanes, y se indicó
el clan de los Matriritas; y Entonces se indicó a Shaul ben de Qish. Pero cuando lo
buscaron no lo hallaron.
10:22 Consultaron a Yahweh otra vez: ¿Ha venido alguien más aquí? Y Yahweh respondió:
Sí; se esta escondiendo entre el equipaje.
10:23 Así que corrieron y lo trajeron de allá; y cuando él ocupó su lugar entre el pueblo,
sobrepasaba a todo el pueblo por la cabeza.
10:24 Y Shemu´el le dijo al pueblo: ¿Ven al que Yahweh ha escogido? No hay ninguno
como él entre todo el pueblo. Y todo el pueblo lo aclamó, gritando: ¡Viva el melej!
10:25 Shemu´el le expuso al pueblo las reglas de la monarquía, y las registró en un
documento que depositó delante de Yahweh. Entonces Shemu´el envió al pueblo de
regreso a sus Casas.
10:26 Shaul también se fue a su bayit en HaGuivah, acompañado por hombres honorables
cuyos corazones había tocado Elohé.
10:27 Pero algunos canallas dijeron: ¿Cómo nos va a salvar éste? Así se burlaron de él y no
le llevaron ningún regalo. Pero él hizo como que no le importaba.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

677

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

11:1 Najash el amonita marchó y sitió a Yavesh Guilad. Todos los hombres de Yavesh
Guilad le dijeron a Najash: Haz una alianza con nosotros, y te serviremos.
11:2 Pero Najash el amonita les respondió: Haré una alianza con ustedes con esta
condición: que se le saque a todos el ojo derecho; haré esto como humillación para todo
Yisrael.
11:3 Los ancianos de Yavesh le dijeron: Danos siete días de respiro, para que enviemos
mensajeros por el territorio de Yisrael; si nadie viene en nuestra ayuda, nos rendiremos a
ti.
11:4 Cuando los mensajeros llegaron a HaGuivah de Shaul y dieron ese informe a oídos del
pueblo, todo el pueblo rompió a llorar.
11:5 En eso iba llegando Shaul del campo guiando su ganado; y preguntó Shaul: ¿Por qué
llora la gente? Y le contaron la situación de los hombres de Yavesh.
11:6 Cuando oyó estas cosas, el Ruaj de Elohé se apoderó de Shaul y se encendió su ira.
11:7 Tomó una yunta de bueyes y los picó en pedazos, los cuales envió mediante los
mensajeros por el territorio de Yisrael, con la advertencia: ¡Así se le hará al ganado de
cualquiera que no siga a Shaul y a Shemu´el a la batalla! Un terror de YAHWEH cayó
sobre la gente, y salieron como un sólo hombre.
11:8 Shaul les pasó revista en Bézeq, y los Yisraelitas sumaron 300,000, los hombres de
Yavesh 30,000.
11:9 Les dijeron a los mensajeros que habían venido: Así les hablarán a los hombres de
Yavesh Guilad: Mañana, cuando caliente el sol, ustedes estarán salvados. Cuando los
mensajeros fueron y les dijeron esto a los hombres de Yavesh Guilad, ellos se alegraron.
11:10 Los hombres de Yavesh dijeron Entonces a los amonitas: Mañana nos rendiremos a
ustedes, y podrán hacernos todo lo que les plazca.
11:11 Al día siguiente, Shaul dividió las tropas en tres columnas; a la vigilia de la mañana
entraron en el campamento y derribaron a los amonitas hasta que calentó el sol. Los
sobrevivientes se esparcieron; no hubo dos que quedaran juntos.
11:12 Entonces el pueblo le dijo a Shemu´el: ¿Quién era el que decía, Shaul va a reinar
sobre nosotros? ¡Entréguennos a esos hombres para darles muerte!
11:13 Pero Shaul respondió: ¡A nadie se va a matar hoy! Porque hoy Yahweh ha traído
victoria a Yisrael.
11:14 Shemu´el le dijo al pueblo: Vengan, vayamos a Guilgal e inauguremos allí la
monarquía.
11:15 Así que todo el pueblo fue a Guilgal, y allí en Guilgal declararon melej a Shaul delante
de Yahweh. Ofrecieron sacrificios de bienestar allí delante de Yahweh; y Shaul y todos los
hombres de Yisrael tuvieron allí una gran celebración.
12:1 Entonces Shemu´el le dijo a todo Yisrael: Yo he cedido ante ustedes en todo lo que
me han pedido y he puesto un melej sobre ustedes.
12:2 De ahora en adelante el melej será su dirigente. En cuanto a mí, me he puesto viejo y
canoso pero mis benei están todavía con ustedes y yo he sido su dirigente desde mi
juventud hasta hoy.
12:3 Aquí estoy. Testifiquen contra mí, en la presencia de YAHWEH y en la presencia de su
ungido: ¿A quién le he quitado un buey, o a quién le he quitado un asno? ¿A quién he
defraudado o a quién le he robado? ¿De quién he aceptado soborno para mirar hacia otro
lado? Yo se lo devolveré.
12:4 Ellos respondieron: Usted no nos ha defraudado, ni nos ha robado, y no ha recibido
nada de nadie.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

678

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

12:5 El les dijo: YAHWEH Entonces es testigo, y su ungido es testigo, de esa admisión de
ustedes en este día de que no han hallado nada en mi posesión. Ellos respondieron: ¡Es
testigo!
12:6 Shemu´el le dijo al pueblo: YAHWEH es testigo, el que se le apareció a Moshé y a
Aharón y sacó a los padres de ustedes de la tierra de Mitzraim.
12:7 Vengan, pónganse delante de YAHWEH mientras cito contra ustedes todas las
bondades que YAHWEH ha tenido para con ustedes y sus padres.
12:8 Cuando Yaakov llegó a Mitzraim, los padres de ustedes clamaron a YAHWEH, y
YAHWEH envió a Moshé y Aharón, quienes sacaron a sus padres de Mitzraim y los
establecieron en este lugar.
12:9 Pero ellos olvidaron a YAHWEH su Elohé; de manera que él los entregó en manos de
Siserá el comandante militar de Jatsor, en manos de los filisteos, y en manos del melej
de Moab; y estos les hicieron la guerra.
12:10 Ellos clamaron a YAHWEH: Somos culpables, porque hemos olvidado a YAHWEH y
hemos adorado a los Baalim y las Ashtarot. Oh líbranos de nuestros enemigos y te
serviremos.
12:11 Y YAHWEH envió a Yerubáal y a Yiftaj y a Shemu´el, y los libró a ustedes de los
enemigos a su alrededor; y ustedes habitaron en seguridad.
12:12 Pero cuando ustedes vieron que Najash el melej de los amonitas avanzaba contra
ustedes, me dijeron: No, tenemos que tener un melej que reine sobre nosotros aunque
YAHWEH su Elohé es su Melej.
12:13 Bueno, ¡pues YAHWEH ha puesto un melej sobre ustedes! Aquí está el melej que
ustedes han escogido, que ustedes han pedido.
12:14 Si ustedes respetan a Yahweh, lo adoran, y lo obedecen, y no se rebelan contra el
mandato de Yahweh, si tanto ustedes como el melej que reina sobre ustedes siguen a
Yahweh su Elohé, bien.
12:15 Pero si ustedes no obedecen a Yahweh y se rebelan contra el mandato de Yahweh, la
mano de Yahweh los derribará como les hizo a sus padres.
12:16 Ahora quédense ahí y vean la maravilla que hará Yahweh ante sus ojos.
12:17 Es la época de la cosecha de trigo. Haré tefilat a Yahweh y él enviará truenos y lluvia;
Entonces ustedes cavilarán y se darán cuenta de la gran maldad que han realizado a la
vista de Yahweh cuando pidieron un melej.
12:18 Shemu´el hizo tefilat a Yahweh, y Yahweh envió truenos y lluvia ese día, y el pueblo
sintió un gran respeto por Yahweh y por Shemu´el.
12:19 El pueblo todo le dijo a Shemu´el: Interceda por sus servidores con Yahweh su Elohé
para que no muramos, porque hemos añadido a todos nuestros pecados la maldad de
pedir un melej.
12:20 Pero Shemu´el le dijo al pueblo: No tengan miedo. Ustedes han hecho, ciertamente,
todas esas cosas malas. Sin embargo, no se aparten de YAHWEH su Elohé, sino sírvanle a
Yahweh con todo su lev.
12:21 No se aparten para seguir cosas vanas, que no pueden beneficiar ni salvar, pues son
inútiles.
12:22 Por causa de Su gran nombre, YAHWEH nunca abandonará a su pueblo, ya que
YAHWEH se propuso hacerlos su pueblo.
12:23 En cuanto a mí, Lejos esté de mí pecar contra YAHWEH y abstenerme de orar por
ustedes; y continuaré instruyéndolos en la práctica de lo que es bueno y correcto.
12:24 Sobre todo, ustedes deben respetar a YAHWEH y servirle fielmente con todo su lev; y
considerar cuán grandiosamente ha tratado él con ustedes.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

679

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

12:25 Porque si ustedes persisten en su maldad, tanto ustedes como su melej serán
eliminados.
13:1 Shaul tenía treinta años cuando llegó a ser melej, y reinó sobre Yisrael dos años.
13:2 Shaul escogió a 3,000 Yisraelitas, 2,000 de los cuales estaban con Shaul en Mikhmás y
en la serranía de Bethel, y 1,000 con Yonatán en HaGuivah de Binyamín; el resto de las
tropas las envió de vuelta a sus Casas.
13:3 Yonatán derribó al prefecto filisteo en Gueva; y los filisteos se enteraron de ello. Shaul
hizo tocar el cuerno de carnero por todo el país diciendo: Escuchen los ivrim/Hebreos.
13:4 Cuando todo Yisrael oyó que Shaul había derribado al prefecto filisteo, y que Yisrael
había incurrido en la ira de los filisteos, todo el pueblo se reunió con Shaul en Guilgal.
13:5 Los filisteos, a su vez, se juntaron para atacar a Yisrael: 30,000 carros y 6,000 jinetes,
y tropas tan numerosas como las arenas de la playa. Subieron y acamparon en Mikhmás,
al este de Bet Awén.
13:6 Cuando los hombres de Yisrael vieron que estaban en dificultades pues las tropas se
hallaban acosadas, la gente se escondió en cuevas, entre espinos, entre rocas, en túneles,
y en cisternas.
13:7 Algunos ivrim/Hebreos cruzaron el Yardén hacia el territorio de Gad y Guilad. Shaul
estaba todavía en Guilgal, y el resto del pueblo corrió donde él alarmado.
13:8 El esperó siete días, el tiempo que había establecido Shemu´el. Pero cuando
Shemu´el no se presentó en Guilgal, y la gente empezó a dispersarse,
13:9 Shaul dijo: Tráiganme la ofrenda quemada y el sacrificio de bienestar; y presentó la
ofrenda quemada.
13:10 Apenas acabó de presentar la ofrenda quemada cuando llegó Shemu´el; y Shaul salió
a su encuentro para recibirlo.
13:11 Pero Shemu´el dijo: ¿Qué has hecho? Shaul respondió: Vi que la gente me estaba
dejando y se estaba dispersando; usted no había llegado al tiempo señalado, y los
filisteos se habían reunido en Mikhmás.
13:12 Pensé que los filisteos bajarían contra mí en Guilgal antes de que yo le rogara a
YAHWEH, de manera que me sentí obligado a presentar la ofrenda quemada.
13:13 Shemu´el le respondió a Shaul: ¡Actuaste neciamente al no obedecer los Miztvot que
YAHWEH tu Elohé puso sobre ti! De otro modo YAHWEH habría establecido tu dinastía
sobre Yisrael para siempre.
13:14 Pero ahora tu dinastía no durará. YAHWEH buscará un hombre de acuerdo a Su lev, y
YAHWEH lo nombrará gobernante sobre su pueblo, porque tú no permaneciste en lo que
te ordenó YAHWEH.
13:15 Shemu´el se Levantó y subió de Guilgal a HaGuivah de Binyamín. Shaul contó las
tropas que quedaban con él como 600 valientes.
13:16 Shaul y su ben Yonatán, y las tropas que quedaron con ellos, se quedaron en Guevah
de Binyamín, mientras los filisteos acampaban en Mikhmás.
13:17 Los invasores salieron del campamento filisteo en tres filas: Una fila se dirigía al
camino de Ofrah que lleva al distrito de Shual,
13:18 otra fila se dirigía al camino de Bet hizo tefilat, y la tercera fila se dirigía al camino
fronterizo que mira al valle de Tseboyim hacia el midbah.
13:19 No se podía hallar un herrero en todo el país de Yisrael, porque los filisteos temían
que los ivrim/Hebreos hicieran espadas y lanzas.
13:20 Así que todos los Yisraelitas tenían que bajar a los filisteos para amolar sus rejas de
arado, sus azadones, hachas, y podadoras.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

680

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

13:21 El costo por amolar era dos tercios de shékel por rejas de arado, azadones, tridentes,
y hachas, y por las garrochas.
13:22 Así en el día de la batalla, no se podía hallar una espada ni una lanza en posesión de
ninguna de las tropas que estaban con Shaul y Yonatán; solamente Shaul y Yonatán
tenían.
13:23 Ahora la guarnición de filisteos había salido hacia el paso de Mikhmás.
14:1 Un día Yonatán el ben de Shaul le dijo al asistente que le cargaba las armas: Ven,
vamos a pasar a la guarnición filistea del otro lado; pero no se lo dijo a su padre.
14:2 En eso Shaul estaba en las afueras de HaGuivah, bajo el granado de Migrón, y las
tropas que lo acompañaban sumaban 600.
14:3 Ajiyah ben de Ajituv ají de Ikhavod ben de Pinjás ben de Elí, el kohen de YAHWEH en
Shiló estaba allí llevando el efod. Las tropas no sabían que Yonatán se había ido.
14:4 En el cruce junto al cual Yonatán buscaba alcanzar la guarnición filistea, había un
farallón rocoso de un lado, y otro farallón rocoso del otro lado, uno llamado Botséts y el
otro SéNejemYah.
14:5 Un farallón estaba localizado en el norte, cerca de Mikhmás, y el otro al sur, cerca de
Gueva.
14:6 Yahonatán le dijo al asistente que le cargaba las armas: Ven, vamos a cruzar hacia el
puesto de esos incircuncisos. Tal vez YAHWEH actúe en nuestro favor, porque nada le
impide a YAHWEH ganar una victoria por muchos o por pocos.
14:7 Su escudero le respondió: Haga lo que usted quiera. Vaya usted primero, yo estoy con
usted, no importa lo que decida.
14:8 Yahonatán le dijo: Cruzaremos hacia esos hombres para que nos vean.
14:9 Si nos dicen: Esperen hasta que lleguemos donde ustedes, Entonces nos quedaremos
donde estamos, y no subiremos a ellos.
14:10 Pero si dicen: Suban acá, Entonces subiremos, pues YAHWEH los estará entregando
en nuestras manos. Esa será nuestra señal.
14:11 Ambos se dejaron ver del puesto filisteo y los filisteos dijeron: Miren, algunos
ivrim/Hebreos están saliendo de los hoyos donde se han estado escondiendo.
14:12 Los hombres del puesto les gritaron a Yonatán y a su escudero: Suban acá, que les
vamos a enseñar una lección. Entonces Yonatán le dijo a su escudero: Sígueme, que
YAHWEH los ha entregado en las manos de Yisrael.
14:13 Y Yonatán gateó sobre sus manos y pies, con su escudero detrás de él; los filisteos
iban cayendo ante Yonatán, y su escudero los iba ultimando detrás de él.
14:14 El ataque inicial que hicieron Yonatán y su escudero dio cuenta de unos veinte
hombres, dentro de un espacio de casi medio surco de largo en una cuerda de terreno.
14:15 El terror se apoderó de todas las tropas tanto en el campamento como en el campo;
los puestos y los invasores estaban también aterrorizados. La misma tierra tembló, y
sobrevino un terror inmenso.
14:16 Los exploradores de Shaul en HaGuivah de Binyamín vieron que las multitudes se
estaban dispersando en todas direcciones.
14:17 Y Shaul les dijo a las tropas que estaban con él: Hagan un conteo y vean quién nos
ha abandonado. Ellos hicieron un conteo y hallaron que faltaban Yonatán y su escudero.
14:18 Entonces Shaul le dijo a Ajiyah: Trae acá el Arca de Ha´Elohé; porque el Arca de
Ha´Elohé estaba en ese tiempo entre los Yisraelitas.
14:19 Pero mientras Shaul le hablaba al kohen, seguía aumentando la confusión en el
campamento filisteo y Shaul le dijo al kohen: Retira tu mano.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

681

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

14:20 Shaul y las tropas que lo acompañaban se reunieron y se apresuraron a la batalla;
encontraron a los filisteos en una enorme confusión, la espada de cada hombre se volvió
contra su compañero.
14:21 Y los ivrim/Hebreos que anteriormente se habían aliado con los filisteos, que habían
subido con ellos en el ejército de alrededor ellos también se unieron a los Yisraelitas que
estaban con Shaul y Yonatán.
14:22 Cuando todos los hombres de Yisrael que estaban escondidos en la serranía de
Efráyim oyeron que los filisteos estaban huyendo, ellos también los persiguieron en
batalla.
14:23 Así YAHWEH trajo la victoria a Yisrael ese día. El combate se extendió más allá de Bet
Awén.
14:24 Los hombres de Yisrael estaban agobiados aquel día. Porque Shaul había puesto un
juramento sobre las tropas: Maldito sea el hombre que coma cualquier alimento antes de
que caiga la noche y yo me vengue de mis enemigos. Así que ninguna de las tropas
comió nada.
14:25 Todos llegaron a un montón de panales donde se había derramado un poco de miel
por el suelo.
14:26 Cuando las tropas llegaron a los panales y encontraron el flujo de miel allí, nadie se
llevó la mano a la boca, porque las tropas temían al juramento.
14:27 Yonatán, sin embargo, no había oído a su padre juramentar a las tropas. Así que sacó
el palo que tenía consigo, lo metió en el panal de miel, y se llevó la mano a la boca; y se
le iluminaron los ojos.
14:28 En eso uno de los soldados habló: Tu padre juramentó a las tropas: Maldito sea el
hombre que coma algo hoy. Y por eso las tropas desfallecen.
14:29 Yonatán respondió: Mi padre le ha creado un problema al pueblo. Vean por ustedes
cómo se me iluminaron los ojos cuando probé ese poco de miel.
14:30 Si las tropas hubieran comido hoy del despojo capturado del enemigo, ¡la derrota de
los filisteos habría sido mayor todavía!
14:31 Derribaron a los filisteos ese día desde Mikhmás hasta Ayalón, y las tropas estaban
hambrientas.
14:32 Las tropas se abalanzaron sobre el botín; tomaron las ovejas, las vacas y los
becerros y los inmolaron en el suelo, y las tropas comieron con la sangre.
14:33 Cuando se le informó a Shaul que las tropas estaban pecando contra YAHWEH,
comiendo con la sangre, dijo: Ustedes han actuado infielmente. Ruédenme acá una
piedra grande hoy.
14:34 Y Shaul ordenó: Dispérsense entre las tropas y díganles que cada uno debe traerme
su buey o su oveja e inmolarla aquí, para Entonces comer. No deben pecar contra
YAHWEH y comer con la sangre. Cada uno de las tropas trajo consigo su propio buey esa
noche y lo inmoló allí.
14:35 Así Shaul Levantó un altar a YAHWEH; ese fue el primer altar que erigió para
YAHWEH.
14:36 Shaul dijo: Vamos a bajar tras los filisteos por la noche y a saquearlos hasta la luz
del alba; y no dejemos un solo sobreviviente entre ellos. Ellos respondieron: Haga lo que
le plazca. Pero el kohen dijo: Vamos a acercarnos a Ha´Elohé aquí.
14:37 Así que Shaul consultó a Elohé: ¿Deberé bajar tras los filisteos? ¿Los entregarán en
las manos de Yisrael? Pero esta vez él no le respondió.
14:38 Entonces Shaul dijo: Acérquense, todos los principales oficiales de las tropas, y
encuentren cómo se incurrió en esta culpa hoy.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

682

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

14:39 Porque por vida de YAHWEH que trae la victoria a Yisrael, aún si fue mediante mi ben
Yonatán, ¡a él se le dará muerte! Ni uno de los soldados le contestó.
14:40 Y les dijo a todos los Yisraelitas: Ustedes párense a un lado, y mi ben Yonatán y yo
nos pararemos al otro. Las tropas le dijeron a Shaul: Haga como le plazca.
14:41 Shaul Entonces le dijo a YAHWEH, el Elohé de Yisrael: Muestra Tumim. La suerte
señaló a Yonatán y Shaul, y las tropas quedaron libres.
14:42 Y Shaul dijo: Echa las suertes entre mi ben y yo; y se indicó a Yonatán.
14:43 Shaul le dijo a Yonatán: Dime, ¿qué has hecho? Y Yonatán le dijo: Solamente probé
un poco de miel con la punta del palo que tenía en la mano. Estoy listo a morir.
14:44 Shaul dijo: Esto y más haga Elohé: ¡se te dará muerte, Yonatán!
14:45 Pero las tropas le dijeron a Shaul: ¿Va a morir Yonatán, después de traer esta gran
victoria a Yisrael? ¡Nunca! Por vida de YAHWEH, ¡ni un cabello de su cabeza caerá al
suelo! Pues él hizo que pasara este día con la ayuda de Elohé. Así las tropas salvaron a
Yonatán y no murió.
14:46 Shaul detuvo su persecución de los filisteos, y los filisteos regresaron a sus hogares.
14:47 Después que Shaul aseguró su reinado so bre Yisrael, emprendió la guerra por todos
lados contra todos sus enemigos: contra los Moabitas, los amonitas, los edomitas, los
filisteos, y los melejim de Tsovah; y a dondequiera que se volvía los vencía.
14:48 Salió triunfante, derrotando a los amalequitas y salvando a Yisrael de los que lo
despojaban.
14:49 Los benei de Shaul fueron: Yonatán, Yishwí, y Malkishúa; y los nombres de sus dos
hijas eran Merab, la mayor, y Mikhal, la menor.
14:50 La esposa de Shaul se llamaba Ajinóam hija de Ajimaats; y su comandante militar se
llamaba Avner ben de Ner el tío de Shaul.
14:51 Qish, el padre de Shaul, y Ner, el padre de Avner, eran benei de Abiel.
14:52 Hubo una sangrienta guerra contra los filisteos todos los días de Shaul; y siempre
que Shaul notaba algún hombre o guerrero leal, lo tomaba a su servicio.
15:1 Shemu´el le dijo a Shaul: Yo soy el que envió YAHWEH para ungirte melej sobre su
pueblo Yisrael. Por lo tanto, ¡escucha el mandato de YAHWEH!
15:2 Así dice Yahweh Tzva’ot : Estoy exigiendo el castigo por lo que le hizo Amaleq a Yisrael,
por el asalto que les hizo en el camino, cuando subían de Mitzraim.
15:3 Ahora ve, ataca a Amaleq, y proscribe todo lo que le pertenezca. ¡No perdones a
ninguno, sino Mata por igual a hombres y mujeres, infantes y lactantes, bueyes y ovejas,
camellos y asnos!
15:4 Shaul convocó las tropas y les pasó lista en Telaim: 200,000 hombres de a pie, y
10,000 hombres de Yahudah.
15:5 Entonces Shaul avanzó hasta la ciudad de Amaleq y se puso a esperar en el valle.
15:6 Shaul les dijo a los qenitas: Vengan, retírense enseguida de entre los amalequitas,
para que yo no los destruya a ustedes junto con ellos; porque ustedes les mostraron
bondad a todos los Yisraelitas cuando salían de Mitzraim. Así que los qenitas se retiraron
de los amalequitas.
15:7 Shaul destruyó a Amaleq desde Jawilah por todo el camino hasta Shur, que queda
cerca de Mitzraim,
15:8 y capturó vivo a Agag el melej de Amaleq. Proscribió a todo el pueblo, pasándolos a
espada;
15:9 pero Shaul y las tropas perdonaron a Agag y lo mejor de las ovejas, los bueyes, los
cebados, los corderos, y todo lo demás que era de valor. No quisieron proscribirlos,
proscribieron solamente lo que era feo y sin valor.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

683

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

15:10 Entonces vino la davar de YAHWEH a Shemu´el:
15:11 Lamento haber hecho melej a Shaul, porque se ha apartado de mí y no ha cumplido
mi mandato. Shemu´el se angustió y le rogó a YAHWEH toda la noche.
15:12 Temprano por la mañana Shemu´el fue a encontrarse con Shaul. Le dijeron a
Shemu´el: Shaul fue al Karmel, donde se erigió un monumento; luego salió y bajó a
Guilgal.
15:13 Cuando Shemu´el llegó donde Shaul, Shaul le dijo: ¡Barut eres de YAHWEH! He
cumplido el mandato de YAHWEH.
15:14 Shemu´el demandó: Entonces ¿qué es ese balido de ovejas en mis oídos, y el
mugido de bueyes que oigo?
15:15 Shaul respondió: Los trajeron de los amalequitas, porque las tropas perdonaron lo
más selecto de las ovejas y los bueyes para sacrificarle a YAHWEH tu Elohé. Y
proscribimos el resto.
15:16 Shemu´el le dijo a Shaul: ¡Un momento! ¡Déjame decirte lo que me dijo YAHWEH
anoche! El dijo: Habla.
15:17 Y Shemu´el dijo: Puede que tú te encuentres pequeño, pero eres el jefe de las tribus
de Yisrael. YAHWEH te ungió melej sobre Yisrael,
15:18 y YAHWEH te envió en una misión, diciendo: Ve y proscribe a los pecaminosos
amalequitas; hazles la guerra hasta que los hayas exterminado.
15:19 ¿Por qué desobedeciste a YAHWEH y te abalanzaste sobre el botín en desafío a la
voluntad de YAHWEH?
15:20 Shaul le dijo a Shemu´el, ¡Pero yo obedecí a YAHWEH! Yo realicé la misión a la que
me envió YAHWEH: Capturé al melej Agag de Amaleq, y proscribí a Amaleq,
15:21 y las tropas tomaron del despojo algunas ovejas y bueyes lo mejor de lo que se había
proscrito para sacrificarle a YAHWEH tu Elohé en Guilga l.
15:22 Pero Shemu´el dijo: ¿Se deleita YAHWEH en ofrendas quemadas y sacrificios tanto
como en la obediencia al mandato de YAHWEH? Ciertamente, la obediencia es mejor que
el sacrificio, la docilidad que la grasa de los carneros.
15:23 Porque la Rebelión es como el pecado de adivinación, el desafío, como la maldad de
los terafim. Por cuanto tú has rechazado el mandato de YAHWEH, él te ha rechazado
como melej.
15:24 Shaul le dijo a Shemu´el: Hice mal al transgredir el mandato de YAHWEH y tus
instrucciones; pero tenía temor de las tropas y cedí a ellas.
15:25 Por favor, perdona mi ofensa y vuelve conmigo, y me postraré ante YAHWEH.
15:26 Pero Shemu´el le dijo a Shaul: No regresaré contigo; porque tú has rechazado el
mandato de YAHWEH, y YAHWEH te ha rechazado como melej sobre Yisrael.
15:27 Cuando Shemu´el se volteó para irse, Shaul le agarró el borde su manto, y este se
desgarró.
15:28 Y Shemu´el le dijo: YAHWEH ha desgarrado hoy de ti el reinado sobre Yisrael y se lo
ha dado a otro que es más digno que tú.
15:29 Además, la Gloria de Yisrael no engaña ni cambia su parecer, porque él no es
humano para cambiar de parecer.
15:30 Pero Shaul suplicó: Hice mal. Por favor, hónrame en presencia de los ancianos de mi
pueblo y en presencia de Yisrael, y regresa conmigo hasta que me haya postrado ante
YAHWEH tu Elohé.
15:31 Así que Shemu´el siguió a Shaul de regreso, y Shaul se postró ante YAHWEH.
15:32 Shemu´el dijo: Tráiganme a Agag melej de Amalek. Agag se le acercó con paso
tembloroso; y dijo Agag: ¡Ah, una muerte amarga se acerca!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

684

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

15:33 Shemu´el dijo: Como tu espada ha dejado sin benei a las mujeres, así tu madre
quedará sin benei entre las mujeres. Y Shemu´el taló a Agag delante de Yahweh en
Guilgal.
15:34 Shemu´el Entonces se retiró de Ramah, y Shaul subió a su bayit en Gibah de Shaul.
15:35 Shemu´el nunca volvió a ver a Shaul hasta el día de su muerte. Pero Shemu´el
estaba apenado por Shaul, porque Yahweh lamentó haber puesto a Shaul como melej
sobre Yisrael.
16:1 Y Yahweh le dijo a Shemu´el: ¿Hasta cuándo estarás apenado por Shaul, ya que lo he
rechazado como melej sobre Yisrael? Llena tu cuerno de aceite y emprende viaje; te voy
a enviar donde Yishay el betLehemita, porque me he decidido por uno de sus benei para
que sea melej.
16:2 Shemu´el replicó: ¿Cómo puedo ir? Si Shaul oye de eso, me Matará. Yahweh
respondió: Toma contigo una ternera, y di: He venido a sacrificarle a Yahweh.
16:3 Invita a Yishay a la fiesta sacrificial, y Entonces te haré saber lo que vas a hacer; tú
me ungirás al que yo te señale.
16:4 Shemu´el hizo lo que mandó Yahweh. Cuando llegó a Bet Lehem, los ancianos de la
ciudad salieron alarmados a recibirlo y preguntaron: ¿Vienes con una encomienda
pacífica?
16:5 El respondió: Sí, he venido a sacrificarle a Yahweh. Purifíquense y únanse a mí en la
fiesta sacrificial. También instruyó a Yishay y a sus benei que se purificaran y los invitó a
la fiesta sacrificial.
16:6 Cuando llegaron y vio a Elyab, pensó: Seguramente el ungido de Yahweh está delante
de él.
16:7 Pero Yahweh le dijo a Shemu´el: No prestes atención a su apariencia ni a su estatura,
que lo he rechazado. Porque no es como mira el hombre que mira Yahweh; el hombre
mira solamente lo que se ve, pero YAHWEH mira el lev.
16:8 Luego Yishay llamó a Avinadav y lo hizo pasar delante de Shemu´el; pero este dijo:
Yahweh no ha escogido a este tampoco
16:9 Después Yishay presentó a Shamah; y de nuevo dijo: Yahweh no ha escogido a este
tampoco.
16:10 Así presentó Yishay a siete de sus benei delante de Shemu´el, y Shemu´el le dijo a
Yishay: Yahweh no ha escogido a ninguno de estos.
16:11 Entonces Shemu´el le preguntó a Yishay: ¿Esos son todos los muchachos que tienes?
El respondió: Queda todavía el menor; está atendiendo el rebaño. Y Shemu´el le dijo a
Yishay: Manda a buscarlo, que no nos vamos a sentar a comer hasta que esté aquí.
16:12 Así que fueron y lo trajeron. Era de cara roja, ojos brillantes, y bien parecido. Y
Yahweh dijo: Levántate y úngelo, que este es.
16:13 Shemu´el tomó el cuerno de aceite y lo ungió en presencia de sus ajís; y el Ruaj de
Yahweh se apoderó de Dawid desde ese día. Shemu´el Entonces salió hacia Ramah.
16:14 Para Entonces el Ruaj de YAHWEH se había apartado de Shaul, y comenzó a
aterrorizarlo un Ruaj malo de parte de YAHWEH.
16:15 Los cortesanos de Shaul le dijeron: Un Ruaj malo de Elohé lo está aterrorizando a
usted.
16:16 Que su majestad dé la orden y los cortesanos que lo atienden buscarán a alguien que
sea diestro en tocar la lira; cuando el Ruaj malo venga sobre usted, él la tocará y usted
se sentirá mejor.
16:17 Así que Shaul le dijo a sus cortesanos: Búsquenme a alguien que sepa tocar bien y
tráiganmelo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

685

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

16:18 Uno de los asistentes dijo: He observado a un ben de Yishay el betLehemita que es
diestro en música; es un muchacho valiente y un guerrero, de habla sensible y apariencia
gallarda, y YAHWEH está con él.
16:19 Entonces Shaul envió mensajeros a Yishay a decirle: Envíame a tu ben Dawid, que
está con el rebaño.
16:20 Yishay tomó un asno cargado de pan, un cuero de vino, y un cabrito, y se lo s envió a
Shaul por su ben Dawid.
16:21 Así vino Dawid donde Shaul y entró en su servicio; Shaul le cogió mucho cariño y lo
hizo uno de sus escuderos.
16:22 Shaul le mandó a decir a Yishay: Deja que Dawid se quede a mi servicio, porque me
agrada.
16:23 Cuando el Ruaj malo de Elohé venía sobre Shaul, Dawid tomaba la lira y la tocaba;
Shaul encontraba alivio y se sentía mejor, y el Ruaj malo se le iba.
17:1 Los filisteos reunieron sus ejércitos para la batalla; se juntaron en Sokhoh de Yahudah,
y acamparon en Éfes Damim, entre Sokhoh y Azeqah.
17:2 Shaul y los hombres de Yisrael se reunieron y acamparon en el valle de Elah de la
Encina. Formaron su línea de batalla contra los filisteos,
17:3 con los filisteos estacionados en una colina e Yisrael estacionado en la colina opuesta;
la llanura quedaba entre ellos.
17:4 Entonces se adelantó un campeón de los ejércitos filisteos; se llamaba Golyat de Gat,
y tenía seis codos y un palmo de altura.
17:5 Tenía un casco de bronce en la cabeza, y llevaba un pectoral de armadura en escamas,
un pectoral de bronce que pesaba cinco mil shékels.
17:6 Tenía canilleras de bronce en las piernas, y una jabalina de bronce le colgaba de los
hombros.
17:7 El asta de su lanza era como una vara de tejedores, y el hierro de su lanza pesaba
seiscientos shékels; y el escudero marcha delante de él.
17:8 El se detuvo y llamó a las filas de Yisrael y les dijo: ¿Por qué tienen que salir a
enfrascarse en batalla? Yo soy el campeón filisteo, y ustedes son servidores de Shaul.
Escojan a uno de sus hombres y que baje contra mí.
17:9 Si me supera en combate y me Mata, nosotros nos haremos esclavos de ustedes; pero
si yo lo supero y lo Mato, ustedes serán esclavos nuestros y nos servirán.
17:10 Y el filisteo concluyó: Aquí desafío a las filas de Yisrael. ¡Consíganme un hombre y
vamos a pelear!
17:11 Cuando Shaul y todo Yisrael oyeron estas palabras del filisteo, se desanimaron y se
llenaron de terror.
17:12 Dawid era el ben de cierto efrayimita de Bet Lehem llamado Yishay. Este tenía ocho
benei, y en tiempos de Shaul ya estaba viejo, avanzado en años.
17:13 Los tres benei mayores de Yishay habían salido para ir con Shaul a la guerra. Los tres
benei suyos que habían salido a la guerra se llamaban Elyab, el primogénito, el otro
Avinadav, y el tercero Shamah;
17:14 y Dawid era el menor. Los tres mayores habían seguido a Shaul,
17:15 y Dawid iba y venía de atender a Shaul a pastorear el rebaño de su padre en Bet
Lehem.
17:16 El filisteo se adelantaba mañana y tarde y así estuvo por cuarenta días.
17:17 Yishay le dijo a su ben Dawid: Toma un efá de este grano tostado y estas diez
hogazas de pan para tus ajís, y llévaselas rápidamente a tus ajís en el campamento.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

686

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

17:18 Llévale estos diez quesos al capitán de sus miles. Averigua cómo están tus ajís y trae
alguna prenda de ellos.
17:19 Shaul y los ajís y todos los hombres de Yisrael estaban en el valle de Elah, en la
guerra contra los filisteos.
17:20 Temprano a la mañana siguiente, Dawid dejó a alguien a cargo del rebaño, tomó las
provisiones, y salió, como le había instruido su padre Yishay. Llegó a la barricada cuando
el ejército iba saliendo a la línea de batalla dando el grito de guerra.
17:21 Yisrael y los filisteos trazaron sus líneas de batalla opuestos unos a otros.
17:22 Dawid dejó su equipaje con el encargado de equipaje y corrió hacia la línea de batalla
y fue a saludar a sus ajís.
17:23 Mientras hablaba con ellos, el campeón, llamado Golyat, el filisteo de Gat, se
adelantó de las filas filisteas y dijo las mismas palabras de antes; y Dawid las oyó.
17:24 Cuando los hombres de Yisrael vieron aquel hombre, huyeron aterrorizados.
17:25 Y los hombres de Yisrael se decían: ¿Ven a ese hombre que viene? ¡Sale a desafiar a
Yisrael! Al que lo Mate, el melej lo recompensará con grandes riquezas; también le dará
su hija en Matrimonio y le concederá exención a la bayit de su padre en Yisrael.
17:26 Dawid preguntó a los hombres que estaban cerca de él: ¿Qué se le hará al que Mate
a ese filisteo y elimine el oprobio de Yisrael? ¿Quién es ese filisteo incircunciso que se
atreve desafiar a las filas de Elohé vivo?
17:27 Las tropas le dijeron en las mismas palabras lo que se haría por el que lo Matara.
17:28 Cuando Elyab, su ají mayor, lo oyó hablar con los hombres, Elyab se enojó con Dawid
y dijo: ¿Por qué bajaste acá, y con quién dejaste aquellas pocas ovejas en el midbah?
Conozco tu imprudencia y tu impertinencia: ¡bajaste a mirar la pelea!
17:29 Pero Dawid respondió: ¿Qué he hecho ahora? ¡Sólo estaba preguntando!
17:30 Y se apartó de ese y se fue donde otro; le hizo la misma pregunta, y las tropas le
dieron la misma respuesta de antes.
17:31 Alguien oyó lo que decía Dawid y se lo informó al melej, quien hizo que lo traían
donde él.
17:32 Dawid le dijo a Shaul: Que no le falte valor a nadie. ¡Su servidor irá y peleará con ese
filisteo!
17:33 Pero Shaul le dijo a Dawid: Tú no puedes ir a pelear con ese filisteo; ¡tú eres sólo un
muchacho, y él ha sido un guerrero desde su juventud!
17:34 Dawid le respondió a Shaul: Su servidor ha estado atendiendo las ovejas de su padre,
y si venía un león o un oso y se llevaba un animal del rebaño,
17:35 yo lo perseguía, lo golpeaba y se lo quitaba de la boca. Y si me atacaba, yo lo
agarraba por la barba, lo tumbaba y lo Mataba.
17:36 Su servidor ha Matado a un león y un oso; y ese filisteo incircunciso vendrá a parar
como uno de ellos, porque ha desafiado a las filas de Elohé vivo.
17:37 Y continuó: YAHWEH, quien me salvó del león y del oso, me salvará también de ese
filisteo. Shaul le dijo a Dawid: Pues ve, y que YAHWEH esté contigo.
17:38 Shaul vistió a Dawid con sus ropas; le puso un casco de bronce en la cabeza y le
amarró un pectoral.
17:39 Dawid se puso la espada sobre su ropa, Entonces trató de caminar; pero no estaba
acostumbrado a eso. Y Dawid le dijo a Shaul: No puedo caminar con estas cosas, porque
no estoy acostumbrado a ellas. Así que Dawid se las quitó.
17:40 Tomó su vara, recogió unas pocas piedras suaves del arroyo, las puso en el bolsillo
de su zurrón de pastor y, honda en mano, se dirigió hacia el filisteo.
17:41 El filisteo, entretanto, se iba acercando a Dawid, precedido por su escudero.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

687

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

17:42 Cuando el filisteo llegó a ver a Dawid, se burló de él, porque no era más que un
muchacho, colorado y bien parecido.
17:43 Y el filisteo llamó a Dawid: ¿Acaso soy un perro que vienes contra mí con palos? el
filisteo maldijo a Dawid en nombre de sus deidades;
17:44 y le dijo el filisteo a Dawid: Ven acá, que les voy a dar tus carnes a las aves del
shamaim y a las bestias del campo.
17:45 Dawid le respondió al filisteo: Tú vienes contra mí con espada y jabalina; pero yo
vengo contra ti en el nombre de Yahweh Tzva’ot , el Elohé de las filas de Yisrael, a quien
tú has desafiado.
17:46 Hoy mismo YAHWEH te entregará en mis manos. Te Mataré y te cortaré la cabeza; y
les daré los cadáveres del campamento filisteo a las aves del shamaim y a las bestias de
la tierra. Toda la tierra sabrá que hay un Elohé en Yisrael.
17:47 Y toda esta asamblea sabrá que YAHWEH puede dar la victoria sin espada ni lanza.
Porque la batalla es de YAHWEH, y él te entregará en nuestras manos.
17:48 Cuando el filisteo comenzó a avanzar hacia él de nuevo, Dawid corrió rápidamente
hacia la línea de batalla para enfrentarse con el filisteo.
17:49 Dawid metió la mano en la bolsa; sacó una piedra y la hondeó. Esta golpeó al filisteo
en la frente; la piedra se hundió en su frente, y cayó boca abajo en el suelo.
17:50 Así venció Dawid al filisteo con honda y piedra; lo derribo y lo Mató. Dawid no tenía
espada;
17:51 así que Dawid corrió y se paró encima del filisteo, agarró su espada y la sacó de su
vaina; y con ella lo despachó y le cortó la cabeza. Cuando los filisteos vieron que su
guerrero estaba muerto, corrieron.
17:52 Los hombres de Yisrael y Yahudah se Levantaron con un grito de guerra y
persiguieron a los filisteos hasta Gay y hasta las puertas de Eqrón; los filisteos cayeron
mortalmente heridos a lo largo del camino hacia Shaaráyim hasta Gat y Eqrón.
17:53 Entonces los Yisraelitas volvieron de perseguir a los filisteos y saquearon su
campamento.
17:54 Dawid cogió la cabeza del filisteo y la llevó a Yahrusalaim; y puso su arma en su
propia Tienda.
17:55 Cuando Shaul vio que Dawid salía a asaltar al filisteo, le preguntó a su comandante
militar Avner: ¿De quién es ben ese muchacho, Avner? Y Avner respondió: Por vida suya,
Su Majestad, que no lo sé.
17:56 El melej ordenó: Entonces averigua de quién es ben ese joven.
17:57 Así que cuando Dawid volvió de Matar al filisteo, Avner lo tomó y lo trajo donde Shaul,
con la cabeza del filisteo todavía en sus manos.
17:58 Shaul le preguntó: ¿De quién eres ben, muchacho? Y Dawid contestó: Ben de su
servidor Yishay el betLehemita.
18:1 Cuando Dawid acabó de hablar con Shaul, Yahonatán se sintió emocionalmente ligado
a Dawid; Yahonatán quiso a Dawid como a sí mismo.
18:2 Shaul lo tomó en su servicio ese día y no lo dejó volver a la bayit de su padre.
18:3 Yahonatán y Dawid hicieron una alianza, porque Yahonatán lo quería como a sí mismo.
18:4 Yahonatán se quitó el manto y la túnica que llevaba puestos y se los dio a Dawid,
junto con su espada, su arco y su cinturón.
18:5 Dawid salió con las tropas, y salió exitoso en cada misión a la que lo envió Shaul, y
Shaul lo puso al mando de todos los soldados; esto agradó a todas las tropas y a los
cortesanos de Shaul también.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

688

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

18:6 Cuando las tropas llegaron de vuelta y Dawid volvió de Matar al filisteo, las mujeres de
todos los pueblos de Yisrael salieron cantando y danzando a saludar al melej Shaul con
panderos, clamores, y triángulos.
18:7 Las mujeres cantaban mientras danzaban, y decían: ¡Shaul ha Matado a sus mil;
Dawid a sus diez mil!
18:8 Shaul se afligió mucho y se enojó muchísimo sobre ese asunto. Porque dijo: A Dawid
le han asignado diez mil, y a mí me han asignado mil. ¡Lo único que le falta es el reinado!
18:9 Desde ese día en adelante Shaul miró a Dawid con celos.
18:10 Al día siguiente un Ruaj malo de Elohé se apoderó de Shaul y este comenzó a delirar
en la bayit, mientras Dawid tocaba la lira, como hacía diariamente. Shaul tenía una lanza
en la mano,
18:11 y Shaul tiró la lanza, pensando clavar a Dawid en la pared. Pero Dawid lo esquivó dos
veces.
18:12 Shaul tenía miedo de Dawid, porque YAHWEH estaba con él y se había apartado de
Shaul.
18:13 De manera que Shaul lo quitó de su presencia y lo nombró jefe de un millar, para que
marchara al frente de las tropas.
18:14 Dawid tuvo éxito en todas sus empresas, porque YAHWEH estaba con él;
18:15 y cuando Shaul vio que tenía éxito, le cogió miedo.
18:16 Todo Yisrael y Yahudah amaba a Dawid, porque marchaba a la cabeza de ellos.
18:17 Shaul le dijo a Dawid: Aquí está mi hija mayor, Merav; te la voy a dar en Matrimonio;
a cambio, sé tú mi guerrero y pelea las batallas de YAHWEH. Shaul pensó: Que no sea mi
mano la que lo derribe; que lo derribe la mano de los filisteos.
18:18 Dawid le respondió a Shaul: ¿Quién soy yo y qué es mi vida y la familia de mi padre
en Yisrael para que llegue yo a ser el yerno de Su Majestad?
18:19 Pero cuando llegó el tiempo en que Merab, hija de Shau l, debía ser entregada a
Dawid, se la dieron en Matrimonio a Adriel el mejolatita.
18:20 Ahora bien, Mikhal la hija de Shaul se había enamorado de Dawid; y cuando le
informaron esto a Shaul, le agradó.
18:21 Shaul pensó: Se la voy a dar a él, y ella le puede servir de trampa, para que los
filisteos lo Maten. Así que Shaul le dijo a Dawid: Tú puedes hacerte yerno mío ahora
mediante la segunda.
18:22 Y Shaul instruyó a sus cortesanos para que le dijeran a Dawid en privado: El melej te
tiene cariño y todos sus cortesanos te quieren. Así que ¿por qué no te haces yerno del
melej?
18:23 Cuando los cortesanos del melej le repitieron estas palabras a Dawid, Dawid
respondió: ¿Ustedes piensan que hacerse yerno del melej es cosa pequeña, cuando yo no
soy más que un pobre sin condición?
18:24 Los cortesanos de Shaul le informaron: Esto es lo que ha respondido Dawid.
18:25 Y Shaul dijo: Díganle esto a Dawid: El melej no desea otra dote que los prepucios de
cien filisteos, como venganza contra los enemigos del melej. Shaul se proponía propiciar
la muerte de Dawid a mano de los filisteos.
18:26 Cuando sus cortesanos le dijeron eso a Dawid, le agradó a Dawid la idea de hacerse
yerno del melej. Antes de que expirara el plazo,
18:27 Dawid salió con sus hombres y Mató a doscientos filisteos; Dawid trajo sus prepucios
y se los contaron al melej, para que llegara a ser yerno del melej. Entonces Shaul le dio a
su hija Mikhal en Matrimonio.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

689

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

18:28 Cuando Shaul se dio cuenta de que YAHWEH estaba con Dawid y que Mikhal la hija
de Shaul lo amaba,
18:29 Shaul le cogió aún más miedo a Dawid; y Shaul fue siempre enemigo de Dawid.
18:30 Los jefes filisteos marcharon a la batalla; y cada vez que marchaban, Dawid tenía
más éxito que todos los demás oficiales de Shaul. Su reputación aumentó mucho.
19:1 Shaul urgió a su ben Yonatán y a todos sus cortesanos para que Mataran a Dawid.
Pero el ben de Shaul Yahonatán le tenía mucho cariño a Dawid,
19:2 y Yahonatán le dijo a Dawid: Mi padre Shaul se propone Matarte. Mantente en guardia
mañana por la mañana; vete a un lugar secreto y quédate escondido.
19:3 Yo voy a salir y a pararme al lado de mi padre en el campo donde tú estarás, y le
hablaré a mi padre de ti. Si averiguo algo te lo informó.
19:4 Así que Yahonatán le habló bien de Dawid a su padre Shaul. Le dijo: No perjudique Su
Majestad a su servidor Dawid, pues él no lo ha perjudicado a usted; de hecho, todas sus
acciones han sido para ventaja de usted.
19:5 El expuso su vida y Mató al filisteo, y YAHWEH trajo una gran victoria para todo Yisrael.
Usted lo vio y se gozó. ¿Por qué Entonces debería usted incurrir en la culpa de derramar
la sangre de un inocente, Matando a Dawid sin motivo?
19:6 Shaul le hizo caso al ruego de Yahonatán, y juró Shaul: ¡Por vida de YAHWEH, que no
se le dará muerte!
19:7 Yahonatán llamó a Dawid, y le dijo Yahonatán todo esto. Entonces Yahonatán llevó a
Dawid donde Shaul, y le sirvió como antes.
19:8 La guerra estalló de nuevo, y Dawid salió a combatir a los filisteos. Les infligió una
gran derrota y ellos huyeron delante de él.
19:9 Entonces vino un Ruaj malo de YAHWEH sobre Shaul mientras estaba sentado en su
bayit con su lanza en la mano, y Dawid tocaba la lira.
19:10 Shaul trato de clavar a Dawid en la pared con la lanza, pero este esquivó a Shaul, de
manera que clavó la lanza en la pared. Dawid huyó y se alejó.
19:11 Esa noche Shaul envió mensajeros a la bayit de Dawid para vigilarlo y Matarlo por la
mañana. Pero la esposa de Dawid, Mikhal, le dijo: Si no escapas por tu vida esta noche,
te van a Matar mañana.
19:12 Mikhal descolgó a Dawid por la ventana y éste escapó y se fue.
19:13 Mikhal tomó Entonces el ídolo casero, lo acostó en la cama, y lo arropó con una
sábana; y a la cabeza le puso una redecilla de pelo de cabra.
19:14 Shaul envió mensajeros para apresar a Dawid; pero ella les dijo: El está enfermo.
19:15 Shaul, sin embargo, volvió a enviar a los mensajeros para que vieran a Dawid por
ellos mismos. Les ordenó: Tráiganmelo en la cama, para darle muerte.
19:16 Cuando llegaron los mensajeros, encontraron el ídolo casero en la cama, con la
redecilla de pelo de cabra en la cabeza.
19:17 Shaul le dijo a Mikhal: ¿Por qué me hiciste ese truco y permitiste que mi enemigo se
escapara a salvo? Mikhal le respondió a Shaul: El me dijo: Ayúdame a escapar o te Mato.
19:18 Dawid aprovechó su huida y fue a bayit de Shemu´el en Ramah y le contó todo lo
que le había hecho Shaul. El y Shemu´el fueron y se quedaron en Nayot.
19:19 Le informaron a Shaul que Dawid estaba en Nayot de Ramah,
19:20 y Shaul envió mensajeros para apresar a Dawid. Estos vieron un grupo de nabí que
hablaban en éxtasis, acompañados de Shemu´el como su director, y el Ruaj de Elohé
vino sobre los mensajeros de Shaul y ellos también comenzaron a hablar en éxtasis.
19:21 Cuando le informaron de esto a Shaul, envió otros mensajeros; pero estos también
hablaron en éxtasis.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

690

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

19:22 De manera que él mismo fue a Ramah. Cuando llegó a la gran cisterna de Seku,
preguntó: ¿Dónde están Shemu´el y Dawid? y le dijeron que estaban en Nayot de Ramah.
19:23 Estaba él en camino a Nayot de Ramah, cuando el Ruaj de Elohé vino sobre él
también; y caminaba, hablando en éxtasis, hasta que llegó a Nayot de Ramah.
19:24 Entonces él también se quitó la ropa y habló en éxtasis delante de Shemu´el; y se
quedó desnudo todo aquel día y toda la noche. Por eso es que la gente dice: ¿Shaul
también está entre los nabí?
20:1 Dawid huyó de Nayot de Ramah; fue donde Yahonatán y dijo: ¿Qué he hecho yo, cuál
es mi crimen y mi culpa contra tu padre, para que busque mi vida?
20:2 El respondió: ¡De ninguna manera! No vas a morir. Mi padre no hace nada, grande o
pequeño, sin revelármelo a mí; ¿por qué habría de ocultarme mi padre este asunto? ¡No
puede ser!
20:3 Dawid juró aún más: Tu padre sabe que tú me estimas y ha decidido: Yahonatán no
debe enterarse de esto para que no se ponga triste. Pero por vida de YAHWEH y por vida
tuya, que hay un sólo paso entre mí y la muerte.
20:4 Yahonatán le dijo a Dawid: Lo que tú quieras, lo haré por ti.
20:5 Dawid le dijo a Yahonatán: Mañana es el 1ºRosh Jodesh del año (20:6), y yo debo
sentarme con el melej a cenar. Pero déjame ir para ocultarme en el campo hasta la
tercera noche.
20:6 Si tu padre nota mi ausencia, tú dices: Dawid me pidió permiso para correr a su
pueblo natal, Bet Lehem (Bayit de pan), porque toda la familia celebra allí su sacrificio
anual.
20:7 Si él dice: Bien, tu servidor está seguro; pero si se enciende su ira, sabe que está
dispuesto a hacerme daño.
20:8 Trata fielmente con tu servidor, ya que has entrado con tu servidor en un pacto de
YAHWEH. Y si soy culpable, mátame tú mismo, pero no me hagas volver a tu padre.
20:9 Yahonatán respondió: ¡No hables así! Si me entero de que mi padre ha resuelto
matarte, ciertamente te lo informaré.
20:10 Dawid le dijo a Yahonatán: ¿Quién me informará si tu padre te contesta duramente?
20:11 Yahonatán le dijo a Dawid: Salgamos al campo; y ambos salieron al campo.
20:12 Entonces Yahonatán le dijo a Dawid: ¡Por Yahweh, el Elohé de Yisrael! Sondearé a mi
padre para esta hora mañana, o en el tercer día; y si su respuesta es favorable para
Dawid, te enviaré un mensaje enseguida y te lo revelaré.
20:13 Pero si mi padre intenta hacerte daño, que Yahweh le haga así a Yahonatán, y más,
si no te lo revelo y te dejo ir para que escapes sin perjuicio. Que Yahweh esté contigo
como solía estar con mi padre.
20:14 Que no dejes de mostrarme la fidelidad de Yahweh, mientras yo viva; y cuando yo
muera
20:15 no descontinúes jamás tu fidelidad para con mi bayit ni aun cuando Yahweh haya
exterminado a cada uno de los enemigos de Dawid de la faz de la eretz.
20:16 Así ha pactado Yahonatán con la bayit de Dawid; ¡y que Yahweh ajuste cuentas con
los enemigos de Dawid!
20:17 Yahonatán, por el cariño que le tenía a Dawid, le conjuró otra vez, porque lo quería
como a sí mismo.
20:18 Yahonatán le dijo: Mañana será el Rosh Jodesh; y te echarán de menos cuando tu
asiento esté vacío.
20:19 Así que pasado mañana, baja rápido al lugar donde te escondiste la otra vez, y
quédate junto a la piedra de Ézel.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

691

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

20:20 Yo dispararé tres flechas a un lado de ella, como si estuviera tirando al blanco,
20:21 y le ordenaré al muchacho que vaya a buscar las flechas. Si yo le digo al muchacho:
Mira, las flechas están más acá de ti, siéntete seguro y ven, que estás a salvo y no hay
peligro ¡por vida de Yahweh!
20:22 Pero si, más bien, le digo al muchacho: Mira, las flechas están más allá de ti,
Entonces vete, que Yahweh te ha enviado.
20:23 En cuanto a la promesa que nos hicimos uno al otro, que YAHWEH sea testigo entre
tú y yo para siempre.
20:24 Dawid se ocultó en el campo. Llegó el 1º Rosh Jodesh, y el melej se sentó a
participar de la cena.
20:25 Cuando el melej tomó su lugar acostumbrado en el asiento junto a la pared,
Yahonatán se Levantó y Avner se sentó al lado de Shaul; pero el lugar de Dawid quedó
vacío.
20:26 Ese día, sin embargo, Shaul no dijo nada. Pensó: Es accidental. Debe estar impuro y
no se habrá purificado aún.
20:27 Pero el día después del 1º Rosh Jodesh del año, el segundo día, el lugar de Dawid
estaba vacío otra vez. Así que Shaul le dijo a su ben Yahonatán: ¿Por qué el ben de
Yishay no vino a la cena ayer ni hoy?
20:28 Yahonatán le contestó a Shaul: Dawid me pidió permiso para ir a Bet Lehem.
20:29 Me dijo: Por favor déjame ir, que vamos a tener la fiesta familiar anual en nuestro
pueblo y mi ají me ha invitado a ella. Hazme un favor, permíteme una escapadita para
ver a mis parientes. Por eso es que no ha venido a la mesa del melej.
20:30 Shaul se encolerizó contra Yahonatán, y le gritó: ¡Ben de una mujer perversa y
rebelde, yo sé que estás de parte del ben de Yishay para vergüenza tuya, y para
vergüenza de la desnudez de tu madre!
20:31 Porque mientras el ben de Yishay esté vivo en la tierra, ni tú ni tu reinado estarán
seguros. Así que ahora, haz que lo traigan donde mí, porque está marcado para muerte.
20:32 Pero Yahonatán habló y le dijo a su padre: ¿Por qué han de darle muerte? ¿Qué ha
hecho él?
20:33 En eso, Shaul le tiró la lanza para derribarlo; y Yahonatán se dio cuenta de que su
padre estaba determinado a eliminar a Dawid.
20:34 Yahonatán se Levantó de la mesa encolerizado. No comió alimento el segundo día
después del Rosh Jodesh, porque estaba apenado por Dawid, y porque su padre lo había
humillado.
20:35 Por la mañana, Yahonatán salió al campo a reunirse con Dawid, acompañado por un
muchacho.
20:36 Le dijo al muchacho: Corre adelante y busca las flechas que voy a tirar. Y mientras el
muchacho corría, tiró las flechas más allá de él.
20:37 Cuando el muchacho llegó al lugar donde habían caído las flechas que tiró Yahonatán,
Yahonatán le dijo al muchacho: ¡Mira, las flechas están más allá de ti!
20:38 Y Yahonatán le dijo al muchacho: ¡Rápido, avanza, no te detengas! Así que el
muchacho de Yahonatán recogió las flechas y volvió a su amo.
20:39 El muchacho no sospechó nada; solamente Dawid y Yahonatán conocían el arreglo.
20:40 Yahonatán le entregó las armas a su muchacho y le dijo: Llévaselas al pueblo.
20:41 Cuando el muchacho llegó allá, Dawid salió de su escondite en el Néguev. Se lanzó
rostro en tierra y se inclinó tres veces. Se besaron mutuamente y lloraron juntos; Dawid
hizo tefilat por más tiempo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

692

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

20:42 Yahonatán le dijo a Dawid: Vete en shalom. Porque nos hemos jurado mutuamente
en el nombre de YAHWEH: Que YAHWEH sea testigo entre tú y yo, y entre tu linaje y el
mío para siempre. Dawid Entonces siguió su camino, y Yahonatán regresó al pueblo.
21:1 Dawid fue donde el kohen Ajimélekh en Nob. Ajimélekh salió alarmado al encuentro de
Dawid, y le dijo: ¿Por qué estás solo, y no hay nadie contigo?
21:2 Dawid le contestó al kohen Ajimélekh: El melej me ha ordenado ir en una misión, y me
dijo: Nadie debe saber nada sobre la misión en la que te envío y para la que te he dado
órdenes. Así que he dirigido mis jóvenes a tal y tal lugar.
21:3 Ahora pues, ¿qué tienes a la mano? ¿Algunas hogazas de pan? Dámelas, o lo que haya.
21:4 El kohen le contestó a Dawid: No tengo pan ordinario a la mano; sólo hay pan
consagrado, siempre que los jóvenes se hayan abstenido de mujer.
21:5 En respuesta al kohen, Dawid dijo: Te aseguro que las mujeres se han mantenido
Lejos de nosotros, como siempre. Siempre que yo iba en una misión, aún si el viaje era
común, los vasos de los jóvenes estaban consagrados; con cuánta más razón se le puede
poner alimento consagrado en sus vasos hoy.
21:6 De manera que el kohen le dio pan consagrado, porque no había ninguno allí excepto
el pan de la presentación, que había sido quitado de la presencia de YAHWEH, para ser
reemplazado por pan caliente tan pronto se quitó.
21:7 Ahora bien, uno de los oficiales de Shaul estaba allí ese día, detenido delante de
YAHWEH; se llamaba Doeg el edomita, el ganadero principal de Shaul.
21:8 Dawid le dijo a Ajimélekh: ¿No tienen una lanza o una espada a la mano? No traje
conmigo una espada ni ninguna de mis armas, porque la misión del melej era urgente.
21:9 El kohen dijo: Ahí está la espada de Golyat el filisteo que Mataste en el valle de Elah;
está allí, envuelta en un paño, detrás del efod. Si quieres coger esa, cógela, porque aquí
no hay ninguna más que esa. Dawid respondió: No hay ninguna como esa; dámela.
21:10 Ese día Dawid continuó su huida de Shaul y llegó donde el melej Akhish de Gad.
21:11 Los cortesanos de Akhish le dijeron: ¡Vaya, ese es Dawid, oh melej del país! De ese
es que cantan cuando danzan: Shaul Mató sus miles; Dawid a sus diez miles.
21:12 Estas palabras preocuparon a Dawid y le entró mucho miedo del melej Akhish de Gad.
21:13 Así que ocultó de ellos su sano juicio; fingió locura para beneficio de ellos. Se puso a
escribir marcas en las puertas de la entrada y se dejaba correr la saliva por la barba.
21:14 Y Akhish les dijo a sus cortesanos: Ustedes ven que el hombre está loco; ¿por qué
me lo trajeron?
21:15 ¿Acaso me hacen falta locos, que me han traído a éste para que haga locuras delante
de mí? ¿Debería éste entrar en mi bayit?
22:1 Dawid se marchó de allí y escapó a la cueva de Adulam; y cuando lo supieron sus ajís
y la bayit de su padre, se unieron a él allá.
22:2 Todos los que estaban en aprietos y todos los que estaban en Deuda y todos los que
estaban desesperados se unieron a él, y él vino a ser su dirigente; había como
cuatrocientos hombres con él.
22:3 Dawid se fue de allí a Mitspeh de Moab, y le dijo al melej de Moab: Deja que mi padre
y mi madre vengan y se queden contigo, hasta que yo sepa lo que hará Elohé por mí.
22:4 Así que los dirigió donde el melej de Moab, y se quedaron con él mientras Dawid
permaneció en la fortaleza.
22:5 Pero el profeta Gad le dijo a Dawid: No te quedes en la fortaleza; vete enseguida al
territorio de Yahudah. Así que Dawid salió y se fue al bosque de Jéret.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

693

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

22:6 Cuando Shaul oyó que habían localizado a Dawid y a los hombres que lo acompañaban
–Shaul estaba Entonces en HaGuivah, sentado bajo el tamarisco en la altura, lanza en
mano, con todos sus cortesanos asistiéndolo –
22:7 Shaul les dijo a los cortesanos que estaban junto a él: ¡Oigan, binyamínitas! ¿Le dará
el ben de Yishay campos y viñas a cada uno de ustedes? ¿Y los hará a todos capitanes de
millares o capitanes de centenares?
22:8 ¿Por eso es que todos ustedes han conspirado contra mí? Porque nadie me informa
cuando mi propio ben hace una alianza con el ben de Yishay; nadie se ocupa de mí y
nadie me informa cuando mi propio ben ha puesto a mi servidor en emboscada contra mí,
como es ahora el caso.
22:9 Doeg el edomita, que estaba entre los cortesanos de Shaul, habló: Yo vi al ben de
Yishay venir donde Ajimélekh ben de Ajituv en Nob.
22:10 Este consultó a YAHWEH en su favor y le dio provisiones; también le dio la espada de
Golyat el filisteo.
22:11 Entonces el melej mandó a buscar al kohen Ajimélekh ben de Ajituv y a todos los
kohanim que pertenecían a la bayit de su padre en Nob. Vinieron todos donde el melej,
22:12 y Shaul dijo: Escúchame, ben de Ajituv. El respondió: Sí, Su Majestad.
22:13 Y Shaul le dijo: ¿Por qué han conspirado tú y el ben de Yishay contra mí? Le diste
alimento y una espada, y consultaste a Elohé por él para que él se Levantara en
emboscada contra mí, como es ahora el caso.
22:14 Ajimélekh le respondió al melej: ¿Pero quién hay entre todos sus cortesanos tan
confiable como Dawid, yerno de Su Majestad y obediente a sus órdenes, y estimado en
su bayit?
22:15 Esta es la primera vez que consulto a Elohé por él; no he hecho nada malo. Que no
halle Su Majestad falta en su servidor ni en ninguno de la bayit de mi padre; porque su
servidor no sabía nada en absoluto de todo esto.
22:16 Pero el melej dijo: Tú morirás, Ajimélekh, tú y la bayit de tu padre.
22:17 Y el melej les ordenó a los guardias que estaban allí: Vuélvanse y Maten a los
kohanim de YAHWEH, porque están en liga con Dawid; ellos sabían que él andaba
huyendo y no me lo informaron. Pero los servidores del melej no quisieron Levantar una
mano para derribar a los kohanim de YAHWEH.
22:18 Entonces el melej le dijo a Doeg: Tú, Doeg, ve y derriba a los kohanim. Y Doeg el
edomita fue y derribó a los kohanim él mismo; ese día Mató a ochenta y cinco hombres
que vestían el efod de lino.
22:19 Entregó a la espada a Nob, el pueblo de los kohanim: a hombres y mujeres, niños e
infantes, bueyes, asnos, y ovejas todos a la espada.
22:20 Pero un ben de Ajimélekh ben de Ajituv escapó –se llamaba Evyatar– y huyó donde
Dawid.
22:21 Cuando Evyatar le dijo a Dawid que Shaul había Matado a los kohanim de YAHWEH,
22:22 Dawid le dijo a Evyatar: Yo sabía ese día, cuando Doeg el edomita estaba allí, que él
se lo diría a Shaul. Yo soy el culpable de todas esas muertes en la bayit de tu padre.
22:23 Quédate conmigo; no tengas miedo; que cualquiera que busque tu vida tiene que
buscar mi vida también. Yo me encargaré de protegerte.
23:1 Le dijeron a Dawid: Los filisteos están atacando a Qeilah y saqueando las eras.
23:2 Dawid consultó a YAHWEH: ¿Debo ir y atacar a esos filisteos? Y YAHWEH le dijo a
Dawid: Ve, ataca a los filisteos y salvarás a Qeilah.
23:3 Pero los hombres de Dawid le dijeron: Mira, tenemos miedo aquí en Yahudah, ¡cuánto
más si vamos a Qeilah contra las fuerzas de los filisteos!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

694

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

23:4 Así que Dawid consultó a YAHWEH otra vez, y YAHWEH le contestó: Baja enseguida a
Qeilah, que yo voy a entregar a los filisteos en tus manos.
23:5 Dawid y sus hombres fueron a Qeilah y peleó contra los filisteos; se llevó su ganado y
les infligió una severa derrota. Así salvó Dawid a los habitantes de Qeilah.
23:6 Cuando Evyatar el ben de Ajimélekh huyó donde Dawid en Qeilah, se llevó un efod
consigo.
23:7 Le dijeron a Shaul que Dawid estaba en Qeilah, y Shaul pensó: Elohé lo ha entregado
en mis manos, pues se ha encerrado a sí mismo al entrar en un pueblo con portones y
trancas.
23:8 Shaul convocó a todas las tropas para la guerra, para bajar a Qeilah y encerrar a
Dawid y a sus hombres.
23:9 Cuando Dawid se enteró de que Shaul planeaba hacerle daño, le dijo al kohen Evyatar
que sacara el efod.
23:10 Y Dawid dijo: Oh YAHWEH, Elohé de Yisrael, tu servidor ha oído que Shaul se
propone venir a Qeilah y destruir el pueblo por causa mía.
23:11 ¿Deberán los habitantes de Qeilah entregarme en sus manos? ¿Bajará Shaul, como
ha oído tu servidor? ¡Oh YAHWEH, Elohé de Yisrael, díselo a tu servidor! Y YAHWEH dijo:
Bajará.
23:12 Dawid continuó: Nos entregarán los habitantes de Qeilah a mí y a mis hombres en las
manos de Shaul? Y YAHWEH respondió: Los entregarán.
23:13 De manera que Dawid y sus hombres, como seiscientos en Número, salieron de
Qeilah enseguida y se movían alrededor por donde podían. Y cuando le dijeron a Shaul
que Dawid había escapado de Qeilah, no salió.
23:14 Dawid se quedaba en las fortalezas del midbah de Yahudah; se quedó en la serranía,
en el midbah de Zif. Shaul lo buscaba constantemente, pero Elohé no lo entregó en sus
manos.
23:15 Dawid estaba una vez en Jóresh en el midbah de Zif, cuando Dawid se enteró de que
Shaul había salido a buscar su vida.
23:16 Y el ben de Shaul, Yahonatán, vino donde Dawid en Jóresh y lo animó en el nombre
de Elohé.
23:17 Le dijo: No tengas miedo: la mano de mi padre Shaul nunca te tocará. Tú vas a ser
melej sobre Yisrael y yo seré tu segundo; y aún mi padre Shaul sabe que esto es así.
23:18 Y ambos entraron en una alianza delante de YAHWEH. Dawid se quedó en Jóresh, y
Yahonatán se fue a su bayit.
23:19 Algunos zifitas subieron hacia Shaul y dijeron: Dawid se está escondiendo entre
nosotros en las fortalezas de Jóresh, en la colina de Jakhilah al sur de Yeshimón.
23:20 Así que si Su Majestad tiene el deseo de bajar, baje, y será nuestra tarea entregarlo
en las manos de Su Majestad.
23:21 Y Shaul respondió: ¡Barut sean de Yahweh por la compasión que me han mostrado!
23:22 Vayan ahora y prepárense mejor. Busquen y averigüen en qué lugares se ha estado
escondiendo y quién lo ha ocultado allí, porque se me ha dicho que es muy astuto.
23:23 Busquen y averigüen en cuál de sus escondites se ha estado escondiendo, y vuelvan
a mí cuando estén seguros. Entonces yo iré con ustedes, y si está en la región, lo buscaré
entre todos los clanes de Yahudah.
23:24 Salieron enseguida hacia Zif, delante de Shaul; Dawid y sus hombres estaban
Entonces en el midbah de Maón, en el Aravah, al sur de Yeshimón.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

695

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

23:25 Cuando Shaul y sus hombres vinieron a buscar, se lo dijeron a Dawid; y él bajó a la
región rocosa y se quedó en el midbah de Maón. Al oír esto, Shaul persiguió a Dawid en
el midbah de Maón.
23:26 Shaul iba por un lado de una colina, y Dawid y sus hombres iban por el otro lado de
la colina. Dawid estaba tratando de evadir rápidamente a Shaul, y Shaul y sus hombres
estaban tratando de acorralar a Dawid y a sus hombres para capturarlos.
23:27 En eso vino un mensajero y le dijo a Shaul: Venga pronto, que los filisteos han
invadido el país.
23:28 Shaul desistió de su persecución de Dawid y fue a enfrentarse a los filisteos. Por eso
es que ese lugar llegó a llamarse la Roca de la Separación.
23:29 Dawid se fue de allí y se quedó en el midbah de EnGuedí.
24:1 Cuando Shaul volvió de perseguir a los filisteos, le dijeron que Dawid estaba en el
midbah de EnGuedí.
24:2 De manera que Shaul tomó tres mil hombres selectos de todo Yisrael y salió en busca
de Dawid y sus hombres en dirección de la roca de las cabras monteses;
24:3 y por ese camino llegó a unos corrales de ovejas. Había una cueva allí, y Shaul entró a
hacer una necesidad. En eso Dawid y sus hombres estaban sentados en la parte de atrás
de la cueva.
24:4 Los hombres de Dawid le dijeron: Este es el día del que te dijo YAHWEH: Entregaré a
tu enemigo en tus manos; puedes hacer con él como te plazca. Dawid fue sigilosamente
y le cortó un borde del manto a Shaul.
24:5 Pero después Dawid se reprochó por cortar un borde del manto de Shaul.
24:6 Les dijo a sus hombres: YAHWEH me libre de hacerle semejante cosa a mi amo el
ungido de YAHWEH, que Levante yo mi mano contra él; porque él es el ungido de
YAHWEH.
24:7 Dawid reprendió a sus hombres y no les permitió atacar a Shaul. Shaul salió de la
cueva y emprendió su camino.
24:8 Entonces Dawid Salió también de la cueva y llamó a Shaul: ¡Su Majestad el melej!
Shaul miró alrededor y Dawid se postró en homenaje, con la cara en el suelo.
24:9 Y Dawid le dijo a Shaul: ¿Por qué le hace caso usted a la gente que dice: Dawid está
determinado a perjudicarte?
24:10 Puede ver por usted mismo ahora que YAHWEH lo entregó en mis manos en la cueva
hoy. Y aunque me urgieron a que lo Matara, le mostré piedad; porque dije: No Levantaré
una mano contra mi amo, ya que es el ungido de YAHWEH.
24:11 Por favor, amo, fíjese bien en el borde de su manto que tengo en la mano; porque
cuando corté el borde de su manto, no lo MattiYahé. Usted debe ver claramente que no
he hecho nada malo ni rebelde, y nunca lo he perjudicado. Sin embargo usted está
decidido a quitarme la vida.
24:12 ¡Que YAHWEH juzgue entre usted y yo! Y que él tome venganza contra usted por mí,
pero mi mano nunca lo tocará a usted.
24:13 Como dice el proverbio antiguo: La maldad sale de los malos. Mi mano nunca lo
tocará a usted.
24:14 ¿Contra quién ha salido el melej de Yisrael? ¿A quién está usted persiguiendo? ¿A un
perro muerto? ¿A un sola pulga?
24:15 ¡Que YAHWEH sea el árbitro y que juzgue entre usted y yo! Que tome nota y
sostenga mi causa, y me vindique contra usted.
24:16 Cuando Dawid terminó de decir esto, Shaul dijo: ¿Es esa tu voz, mi ben Dawid? Y
Shaul rompió a llorar.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

696

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

24:17 Le dijo a Dawid: Tú tienes razón y yo no; porque me has tratado generosamente,
pero yo te he tratado mal.
24:18 Sí, tú has revelado cuán generosamente me has tratado, porque YAHWEH me
entregó en tus manos y no me Mataste.
24:19 Si un hombre se encuentra con su enemigo, ¿lo deja seguir su camino sin hacerle
daño? Ciertamente, YAHWEH te recompensará generosamente por lo que has hecho por
mí hoy.
24:20 Ahora yo sé que tú llegarás a ser melej, y que el reinado sobre Yisrael permanecerá
en tus manos.
24:21 Así que júrame por YAHWEH que no destruirás a mis descendientes ni eliminarás mi
nombre de la bayit de mi padre.
24:22 Dawid le juró a Shaul, Shaul se fue a su bayit , y Dawid y sus hombres subieron a las
fortalezas.
25:1 Shemu´el murió, y todo Yisrael se reunió e hizo lamento por él; y lo enterraron en
Ramah, su hogar. Dawid bajó al midbah de Parán.
25:2 Había un hombre en Maón cuyas propiedades estaban en el Karmel. El hombre era
muy rico; poseía tres mil ovejas y mil cabras. En ese tiempo, estaba trasquilando sus
ovejas en el Karmel.
25:3 El hombre se llamaba Naval, y su esposa se llamaba Avigáyil. La mujer era inteligente
y hermosa, pero el hombre, un Kaletita, era un hombre rudo y malvado.
25:4 Dawid estaba en el midbah cuando oyó que Naval estaba trasquilando sus ovejas.
25:5 Dawid despachó diez jóvenes, y Dawid instruyó a los jóvenes: Suban al Karmel.
Cuando lleguen donde Naval, salúdenlo en mi nombre.
25:6 Digan así: ¡Shalom! ¡Saludos a usted y a su familia y a todos los suyos!
25:7 Oigo que usted está ahora trasquilando. Como usted sabe, sus pastores han estado
con nosotros; nosotros no los perjudicamos, y nada de lo de ellos ha faltado en todo el
tiempo que estuvieron en el Karmel.
25:8 Pregúntele a sus jóvenes y ellos le dirán. Así que reciba a estos jóvenes
favorablemente, porque hemos venido en una ocasión festiva. Por favor, dele lo que
pueda a sus servidores y a su ben Dawid.
25:9 Los jóvenes de Dawid fueron y le dieron este mensaje a Naval en el nombre de Dawid.
Cuando terminaron de hablar,
25:10 Naval les contestó a los servidores de Dawid: ¿Quién es Dawid? ¿Quién es el ben de
Yishay? Hay muchos esclavos hoy día que se escapan de la bayit de sus amos.
25:11 ¿Deberé Entonces tomar mi pan y mi agua, y la carne que sacrifico para mis propios
trasquiladores, y dársela a hombres que vienen yo no sé de dónde?
25:12 Entonces los jóvenes de Dawid volvieron a trazar sus pasos; y cuando regresaron le
contaron todo esto.
25:13 Y Dawid les dijo a sus hombres: Cíñanse las espadas. Cada cual se ciñó su espada;
Dawid también se ciñó su espada. Como cuatrocientos hombres siguieron a Dawid,
mientras doscientos se quedaron con el equipaje.
25:14 Uno de los jóvenes de Naval le dijo a Avigáyil, la esposa de Naval, que Dawid había
enviado mensajeros del midbah para saludar a su amo, y que él los había insultado.
25:15 Pero esos hombres han sido muy amigables con nosotros; no nos perjudicaron, ni
echamos nada de menos en todo el tiempo que anduvimos con ellos cuando estábamos
en el campo.
25:16 Ellos eran una muralla a nuestro alrededor de noche y de día todo el tiempo que
estuvimos con ellos atendiendo los rebaños.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

697

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

25:17 Así que considere con cuidado lo que debe usted hacer, porque el mal amenaza a
nuestro amo y a toda su familia; él es un hombre malo que nadie puede hablarle.
25:18 Avigáyil reunió rápidamente doscientas hogazas de pan, dos jarros de vino, cinco
ovejas aderezadas, cinco cestas de grano tostado, cien tortas de pasas, y doscientas
tortas de higos secos. Los cargó en asnos,
25:19 y les dijo a sus jóvenes: Vayan delante de mí, y yo los seguiré; pero ella no se lo dijo
a su esposo Naval.
25:20 Iba ella cabalgando en el burro y bajando por una vereda en la colina, cuando
aparecieron Dawid y sus hombres, bajando hacia ella; y se encontró con ellos.
25:21 En eso Dawid había estado diciendo: Fue para nada que protegí las propiedades de
ese hombre en el midbah, y que nada de lo suyo faltara. El me ha pagado mal por bien.
25:22 Que Elohé le haga así y más a los enemigos de Dawid si, para la luz de la mañana, yo
dejo vivo a un solo varón de los suyos.
25:23 Cuando Avigáyil vio a Dawid, se desmontó rápidamente del asno y se tiró rostro en
tierra delante de Dawid, inclinándose hasta el suelo.
25:24 Postrada a sus pies, suplicó: Que la culpa sea mía, mi amo, pero deje hablar a su
criada; escuche el ruego de su criada.
25:25 Por favor, mi amo, no le haga caso a ese necio de Naval. Porque ese no es más que
lo que dice su nombre: Su nombre significa estúpido y él es un estúpido. Su criada no vio
a los jóvenes que envió mi amo.
25:26 Lo juro, mi amo, por vida de YAHWEH y por vida suya –YAHWEH que lo ha guardado
a usted de derramar sangre con sus propias manos ¡que sus enemigos y todos los que
buscan perjudicar a mi amo sean como Naval!
25:27 Aquí está el regalo que su servidora le ha traído a mi amo; que se les entregue a los
jóvenes que son seguidores de mi amo.
25:28 Por favor, perdone el atrevimiento de su criada. Porque YAHWEH le concederá a mi
amo una bayit perdurable, porque mi amo está peleando las batallas de YAHWEH, y nada
malo se hallará jamás en usted.
25:29 Y si alguien sale a perseguirlo a usted y a buscar su vida, la vida de mi amo estará
encerrada en la bolsa de vida al cuidado de Yahweh; pero él llevará las vidas de sus
enemigos como con el hueco de una honda.
25:30 Y cuando Yahweh haya realizado para mi amo todo el bien que le ha prometido a
usted, y lo haya nombrado gobernante de Yisrael,
25:31 que esto no sea causa de tropiezo ni de que le falte el valor a mi amo, que haya
usted derramado sangre innecesariamente y que mi amo haya buscado desquite con sus
propias manos. Y cuando Yahweh haya prosperado a mi amo, acuérdese de su servidora.
25:32 Dawid le dijo a Avigáyil: ¡Alabado sea Yahweh, el Elohé de Yisrael, que te envió hoy a
encontrarte conmigo!
25:33 Y bendita sea tu prudencia, y bendita seas tú misma por impedirme buscar desquite
de sangre por mis propias manos.
25:34 Porque tan cierto como que vive Yahweh, el Elohé de Yisrael quien me ha impedido
hacerte daño que si no hubieras venido pronto a encontrarte conmigo, ni un solo varón
de la línea de Naval habría quedado al clarear el día.
25:35 Dawid Entonces le aceptó lo que ella le había traído, y le dijo: Vete a tu bayit a salvo.
Mira, le he hecho caso a tu pedido y he respetado tu deseo.
25:36 Cuando Avigáyil llegó donde Naval, éste estaba celebrando una fiesta en su bayit,
una fiesta digna de un melej; Naval estaba de un humor alegre y muy borracho, de
manera que ella no le dijo nada en absoluto hasta clarear el día.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

698

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

25:37 A la mañana siguiente, cuando Naval hubo dormido hasta despejar el vino, su esposa
le dijo todo lo que había sucedido; y su valor murió con él, y se puso como una piedra.
25:38 Como diez días después YAHWEH golpeó a Naval y murió.
25:39 Cuando Dawid oyó que Naval había muerto, dijo: Alabado sea YAHWEH que defendió
mi causa contra los insultos de Naval y evitó que su servidor hiciera algo malo; YAHWEH
ha vuelto la maldad de Naval sobre su propia cabeza. Dawid envió mensajeros a
proponerle Matrimonio a Avigáyil, para tomarla como su esposa.
25:40 Cuando los servidores de Dawid llegaron donde Avigáyil en el Karmel y le dijeron que
Dawid los había enviado para hacerla su esposa,
25:41 ella inmediatamente se postró con su rostro en tierra y dijo: Su criada está lista para
ser su sierva, para lavarles los pies a los siervos de mi amo.
25:42 Entonces Avigáyil se Levantó rápidamente y se montó en un asno, y con cinco de sus
criadas a su servicio siguió a los mensajeros de Dawid; y llegó a ser su esposa.
25:43 En eso Dawid había tomado a Ajinóam de Yezreel; así que ambas vinieron a ser sus
esposas.
25:44 Shaul le había dado su hija Mikhal, la esposa de Dawid, a Paltí ben de Láyish de
Galim.
26:1 Los zifitas vinieron donde Shaul en HaGuivah y dijeron: Dawid se esconde en la colina
de Jakhilah frente a Yeshimón.
26:2 Shaul bajó enseguida al midbah de Zif, junto con tres mil hombres selectos de Yisrael,
para buscar a Dawid en el midbah de Zif,
26:3 y Shaul acampó en la colina de Jakhilah que está frente a Yeshimón, por el camino.
Cuando Dawid, que vivía Entonces en el midbah, se enteró de que Shaul había venido
tras él al midbah,
26:4 Dawid envió exploradores y se aseguró de que Shaul había venido.
26:5 Dawid fue enseguida al lugar donde había acampado Shaul, y Dawid vio el lugar donde
dormían Shaul y su comandante, Avner ben de Ner. Shaul estaba dormido en la barricada
y las tropas estaban apostadas a su alrededor.
26:6 Dawid tomó la davar y le preguntó a Ajimélekh el jetita y a Avishay ben de Tseruyah,
ají de Yoav: ¿Quién bajará conmigo al campamento donde Shaul? Y Avishay contestó: Yo
bajaré con usted.
26:7 Así que Dawid y Avishay se acercaron a las tropas por la noche, y hallaron a Shaul
dormido en la barricada, su lanza clavada en el suelo junto a su cabeza, y Avner y sus
tropas dormidos a su alrededor.
26:8 Y Avishay le dijo a Dawid: Elohé ha entregado hoy al enemigo de usted en sus manos.
Déjeme clavarlo al suelo con un sólo golpe de la lanza. No tendré que golpearlo dos veces.
26:9 Pero Dawid le dijo a Avishay: ¡No le hagas violencia! Nadie puede ponerle la mano
encima al ungido de YAHWEH impunemente.
26:10 Y Dawid prosiguió: Por vida de YAHWEH, que YAHWEH mismo lo golpeará, o le
vendrá la hora en que muera, o bajará a la batalla y perecerá.
26:11 ¡Pero YAHWEH me libre de ponerle una mano encima al ungido de YAHWEH!
Solamente coge la lanza y el jarro de agua que está junto a su cabeza y vámonos.
26:12 Así que Dawid tomó la lanza y el jarro de agua que estaba a la cabecera de Shaul, y
se fueron. Nadie vio ni supo ni se despertó; todos permanecieron dormidos; un sueño
profundo de parte de YAHWEH había caído sobre ellos.
26:13 Dawid cruzó al otro lado y se paró Lejo s en la cumbre de una colina; había una
distancia considerable entre ellos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

699

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

26:14 Y Dawid les gritó a las tropas y a Avner ben de Ner: Avner, ¿no vas a responder? Y
Avner le gritó en respuesta: ¿Quién eres tú para gritarle al melej?
26:15 Y Dawid le respondió a Avner: Tú eres un hombre, ¿verdad? Y no hay nadie como tú
en Yisrael. Así que ¿por qué no montaste guardia sobre tu amo el melej? Porque uno de
nuestras tropas fue a hacerle violencia a tu amo el melej.
26:16 ¡Tú no has dado buenas cuentas! Por vida de YAHWEH, que todos ustedes merecen
morir, porque no montaron guardia sobre su amo, el ungido de YAHWEH. Miren alrededor,
¿dónde están la lanza y el jarro de agua del melej que estaban junto a su cabeza?
26:17 Shaul reconoció la voz de Dawid, y preguntó: ¿Es esa tu voz, ben mío Dawid? Y
Dawid respondió: Lo es, Su Majestad.
26:18 Y prosiguió: Pero ¿por qué mi amo continúa persiguiendo a su servidor? ¿Qué he
hecho yo, y de qué maldad soy culpable?
26:19 Ahora, dígnese mi amo el melej oír a su servidor. Si YAHWEH lo ha incitado a usted
contra mí, que se aplaque con una ofrenda; pero si son los hombres, que sean malditos
por YAHWEH. Porque me han expulsado hoy, de manera que no puedo tener parte en la
propiedad de YAHWEH, sino que me han dicho: Vete a ado rar otros Elohé.
26:20 ¡Oh, que mi sangre no caiga al suelo, Lejos de la presencia de Yahweh! Porque el
melej de Yisrael ha salido a buscar una sola pulga como si estuviera cazando una perdiz
en las colinas.
26:21 Y Shaul respondió: Yo estoy equivocado. Vuelve, ben mío Dawid, que nunca más te
haré daño, viendo cómo has tenido hoy mi vida como algo precioso. Sí, he sido un necio,
y me he equivocado muchísimo.
26:22 Dawid respondió: Aquí está la lanza de Su Majestad. Que uno de los jóvenes venga y
la recoja.
26:23 Y Yahweh ajustará cuentas con cada hombre por su recta conducta y lealtad porque
hoy Yahweh lo entregó a usted en mis manos y yo no Levanté una mano contra el ungido
de Yahweh.
26:24 Y así como yo valoré en mucho su vida hoy, así valore YAHWEH mi vida y me rescate
de todo problema.
26:25 Shaul le respondió a Dawid: Barut seas, ben mío Dawid, porque tú lograrás mucho y
prevalecerás. Dawid Entonces siguió su camino, y Shaul volvió a su bayit.
27:1 Dawid se dijo: Algún día voy a perecer ciertamente a manos de Shaul. Lo mejor para
mí es escapar a la tierra de los filisteos; Shaul Entonces desistirá de buscarme por el
territorio de Yisrael, y escaparé de él.
27:2 De manera que Dawid y los seiscientos hombres que lo acompañaban cruzaron a
donde el melej Akhish ben de Maokh, melej de Gat.
27:3 Dawid y sus hombres se quedaron en Akhish de Gat, cada hombre con su familia, y
Dawid con sus dos esposas, Ajinóam la yizreelita y Avigáyil la esposa viuda de Naval el
karmelita.
27:4 Y cuando le informaron a Shaul que Dawid había huido a Gat, dejó de perseguirlo.
27:5 Dawid le dijo a Akhish: Si tiene usted la bondad, que se me conceda, por favor, un
lugar en uno de los pueblos del país donde pueda vivir; ¿por qué habría su servidor de
quedarse con usted en la ciudad real?
27:6 Esa vez Akhish le concedió Tsiqlag; así fue como Tsiqlag vino a pertenecer a los
melejim de Yahudah, como es todavía el caso.
27:7 El lapso de tiempo que vivió Dawid en territorio filisteo fue de un año y cuatro meses.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

700

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

27:8 Dawid y sus hombres iban y atacaban a los guerushitas, los guizritas, y los
amalequitas que eran los habitantes de la región de Olam, hasta Shur y hasta la tierra de
Mitzraim.
27:9 Cuando Dawid atacaba una región no dejaba vivo a ningún hombre o mujer; tomaba
rebaños, manadas, asnos, camellos, y ropas. Cuando regresaba y llegaba donde Akhish,
27:10 Akhish preguntaba: ¿Dónde incursionaste hoy? Y Dawid contestaba: En el Néguev de
Yahudah, o En el Néguev de los yerajmelitas, o En el Néguev de los qenitas.
27:11 Dawid no dejaba vivo a ningún hombre o mujer para traerlos a Gat; porque pensaba:
Ellos podrían declarar contra nosotros: Esto lo hizo Dawid. Esa era su práctica mientras
estuvo en el territorio de los filisteos.
27:12 Akhish confiaba en Dawid. El pensaba: Este ha incitado la ira de su propio pueblo
Yisrael, y así será mi vasallo para siempre.
28:1 En aquel tiempo los filisteos convocaron sus ejércitos para la guerra, para salir al
campo contra Yisrael. Akhish le dijo a Dawid: Tú sabes, por supuesto, que tú y t us
hombres tienen que marchar con mis ejércitos.
28:2 Dawid le contestó a Akhish: Usted sabe bien lo que va a hacer su servidor. Akhish le
respondió a Dawid: En ese caso te nombraré guardián de mi persona para siempre.
28:3 Para Entonces Shemu´el había muerto y todo Yisrael había hecho lamentación por él;
y lo habían enterrado en Ramah. Y Shaul había prohibido acudir a fantasmas y Ruajim
familiares en el país.
28:4 Los filisteos se reunieron y marcharon a Shunem y acamparon; y Shaul reunió a todo
Yisrael, y acamparon en Guilboa.
28:5 Cuando Shaul vio las fuerzas filisteas, le tembló el lev de temor.
28:6 Y Shaul consultó a Yahweh, pero Yahweh no le respondió, ni por sueños, ni por Urim ni
por nabí.
28:7 Entonces Shaul les dijo a sus cortesanos: Búsquenme a una mujer que consulte
Ruajim, para ir donde ella y consultar mediante ella. Y sus cortesanos le dijeron que
había una mujer en Endor que consultaba Ruajim.
28:8 Shaul se disfrazó; se puso ropa diferente y salió con dos hombres. Fue donde la mujer
de noche, y dijo: Por favor, adivíname mediante un Ruaj. Hazme subir al que yo te diga.
28:9 Pero la mujer le respondió: Usted sabe lo que ha hecho Shaul, cómo ha prohibido el
uso de fantasmas, y Ruajim familiares en el país. Así que, ¿por qué me pone una trampa,
para que me maten?
28:10 Shaul le juró por Yahweh: Por vida de Yahweh, no te meterás en problemas por esto.
28:11 En eso la mujer preguntó: ¿A quién quiere que le haga subir? El respondió: Hazme
subir a Shemu´el.
28:12 Entonces la mujer reconoció a Shemu´el, y gritó fuertemente, y le dijo a Shaul: ¿Por
qué me ha engañado? ¡Usted es Shaul!
28:13 El melej le contestó: No temas. ¿Qué vez? Y la mujer le dijo a Shaul: Veo a un Elohé
que sube de la tierra.
28:14 El le preguntó: ¿Qué aspecto tiene? Ella dijo: Es un anciano que sube, y está
envuelto en un manto. Entonces Shaul entendió que era Shemu´el; y se postró en
homenaje con su rostro en tierra.
28:15 Shemu´el le dijo a Shaul: ¿Por qué me has perturbado y me has hecho subir? Y
Shaul respondió: Estoy en un gran problema. Los filisteos me están atacando y Elohé se
ha apartado de mí; ya no me responde, ni por nabí ni en sueños. Por eso te he llamado
para que me digas qué debo hacer.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

701

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

28:16 Shemu´el dijo: ¿Por qué me preguntas, viendo que Yahweh se ha apartado de ti y se
ha vuelto tu adversario?
28:17 Yahweh ha hecho por sí mismo como predijo por mi medio: Yahweh ha arrancado el
reinado de tus manos y se lo ha dado a tu compañero, a Dawid,
28:18 porque tú no obedeciste a Yahweh y no ejecutaste su ira contra los amalequitas. Por
eso es que Yahweh te ha hecho esto hoy.
28:19 Además, Yahweh entregará a los Yisraelitas que están contigo en manos de los
filisteos. Mañana tus benei y tú estarán conmigo; y Yahweh entregará también las
fuerzas Yisraelitas en manos de los filisteos.
28:20 Enseguida Shaul se lanzó a lo largo al suelo, aterrorizado por las palabras de
Shemu´el. Además, no quedaron fuerzas en él, porque no había comido nada en todo el
día y toda la noche.
28:21 La mujer se acercó a Shaul y, viendo cuán profundamente perturbado estaba, le dijo:
Su criada lo ha oído a usted; he tomado mi vida en mis manos y he hecho caso de la
petición que usted me hizo.
28:22 Así que ahora escúcheme usted: Déjeme ponerle delante un poco de comida. Coma,
y Entonces tendrá fuerza para proseguir su camino.
28:23 El rehusó diciendo: No voy a comer. Pero cuando sus cortesanos, así como la mujer,
le insistieron, les hizo caso; se Levantó del suelo y se sentó en la cama.
28:24 La mujer tenía un becerro cebado en la bayit; lo inmoló rápidamente, y tomó harina
y la amasó, y horneó unas tortas sin levadura.
28:25 Le puso esto delante a Shaul y a sus cortesanos, y comieron. Entonces se Levantaron
y se fueron esa misma noche.
29:1 Los filisteos reunieron todos sus ejércitos en Afeq, mientras Yisrael acampaba junto a
la fuente de Yezreel.
29:2 Los príncipes filisteos vinieron marchando, cada cual con sus unidades de centenares y
de millares; y Dawid y sus hombres vinieron marchando últimos, con Akhish.
29:3 Los oficiales filisteos preguntaron: ¿Quiénes son esos ivrim/Hebreos? Akhish le
contestó a los oficiales filisteos: Ese es Dawid, el servidor del melej Shaul de Yisrael. El
ha estado conmigo por un año y pico, y no he hallado falta en él desde el día en que
desertó hasta hoy.
29:4 Pero los oficiales filisteos se enojaron con él; y los oficiales filisteos le dijeron: Haz
volver a ese hombre; que vuelva al lugar que le asignaste. El no marchará con nosotros a
la batalla, no vaya a ser que se vuelva nuestro adversario en batalla. Porque ¿con qué
podría ese aplacar a su amo sino con las cabezas de estos hombres?
29:5 Recuerden que ese es el Dawid de quien cantaban mientras danzaban: Shaul Mató sus
millares; Dawid, sus decenas de millares.
29:6 Akhish llamó a Dawid y le dijo: Por vida de Yahweh, tú eres un hombre honrado, y me
gustaría que me sirvieras en mi ejército; porque no he hallado falta en ti desde el día en
que te me uniste hasta ahora. Pero no eres aceptable para los otros príncipes.
29:7 Así que regresa en shalom, y no hagas nada que desagrade a los príncipes filisteos.
29:8 Dawid, sin embargo, le dijo a Akhish: ¿Pero qué he hecho yo, qué falta ha hallado
usted en su servidor desde el día en que aparecí delante de usted hasta el día de hoy,
para que no vaya y pelee contra los enemigos de mi amo el melej?
29:9 Akhish le respondió a Dawid: Yo lo sé; tú eres tan aceptable para mí como un
mensajero de Elohé. Pero los oficiales filisteos han decidido que tú no debes marchar con
nosotros a la batalla.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

702

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

29:10 Así que Levántate temprano por la mañana, tú y los servidores de tu amo que
vinieron contigo Levántate temprano por la mañana y vete tan pronto esclarezca.
29:11 En efecto, Dawid y sus hombres se Levantaron temprano por la mañana para irse,
para regresar a la tierra de los filisteos, mientras los filisteos subían a Yezreel.
30:1 Para cuando Dawid y sus hombres llegaron a Tsiqlag, al tercer día, los amalequitas
habían incursionado en el Néguev y contra Tsiqlag; habían invadido a Tsiqlag y la habían
quemado.
30:2 Habían tomado cautivas a las mujeres de allí, las humildes y las encumbradas por
igual; no mataron a ninguna, pero se las llegaron y prosiguieron su camino.
30:3 Cuando Dawid y sus hombres llegaron al pueblo y lo encontraron quemado, y sus
esposas e benei e hijas llevados cautivos,
30:4 Dawid y las tropas que lo acompañaban rompieron a llorar hasta que no les quedó más
fuerza para llorar.
30:5 Habían tomado cautivas a las dos esposas de Dawid, Ajinóam y Avigáyil la esposa
viuda de Naval de Karmel.
30:6 Dawid estaba en gran peligro, porque las tropas amenazaban con apedrearlo; pues
todas las tropas estaban amargadas por causa de sus benei e hijas. Pero Dawid buscó
fuerzas en Yahweh su Elohé.
30:7 Dawid le dijo al kohen Evyatar ben de Ajimélekh: Tráeme el efod. Cuando Evyatar le
trajo el efod a Dawid,
30:8 Dawid consultó a Yahweh: ¿Deberé perseguir a esos invasores? ¿Les daré alcance? Y
Él le contestó: Persíguelos, que les darás alcance y rescatarás su presa.
30:9 Así que Dawid y los seiscientos hombres que lo acompañaban salieron, y llegaron al
torrente de Besor, donde hicieron un alto los que se iban a quedar atrás.
30:10 Dawid continuó la persecución con cuatrocientos hombres; doscientos hombres
habían hecho un alto, demasiado débiles para cruzar el torrente de Besor.
30:11 Encontraron a un mitsrita a campo raso y lo trajeron donde Dawid. Le dieron
alimento para comer y agua para beber;
30:12 también le dieron un pedazo de torta de higos secos y dos tortas de pasas. El comió
y recobró sus fuerzas, porque no había ingerido alimentos ni había bebido agua por tres
días y tres noches.
30:13 Entonces Dawid le preguntó: ¿A quién perteneces y de dónde eres? El contestó: Soy
un muchacho mitsrita, el esclavo de un amaleqita. Mi amo me abandonó cuando me
enfermé hace tres días.
30:14 Habíamos invadido el Néguev de los keretitas, y el Néguev de Yahudah, y el Néguev
de Kalet; también quemamos a Tsiqlag.
30:15 Y Dawid le dijo: ¿Puedes dirigirme a esa banda? El contestó: Júreme por Elohé que
usted no me Matará ni me entregará en manos de mi amo, y yo lo dirigiré a esa banda.
30:16 Así que lo dirigió, y allí estaban, esparcidos por todo el suelo, comiendo y bebiendo y
alegrándose por todo el vasto despojo que habían tomado de la tierra de los filisteos y de
la tierra de Yahudah.
30:17 Dawid los atacó desde antes del amanecer hasta la tarde del día siguiente; ninguno
de ellos escapó, excepto cuatrocientos jóvenes que se montaron en camellos y huyeron.
30:18 Dawid rescató todo lo que habían capturado los amalequitas; Dawid rescató también
a sus dos esposas.
30:19 Nada de lo suyo faltaba –jóvenes o viejos, benei o hijas, despojo o cualquier otra
cosa que se habían llevado– Dawid lo recobró todo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

703

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

30:20 Dawid tomó todos los rebaños y manadas, que las tropas llegaron delante del otro
ganado; y declararon: Este es el despojo de Dawid.
30:21 Cuando Dawid llegó donde los doscientos hombres que estaban muy débiles para
seguir a Dawid y que se habían quedado en el torrente de Besor, salieron a recibir a
Dawid y a las tropas que lo acompañaban; Dawid se adelantó con las tropas y los saludó.
30:22 Pero todos los perversos y bribones entre los hombres que habían acompañado a
Dawid hablaron: Como ellos no nos acompañaron, no les vamos a dar nada del despojo
que conseguimos excepto que cada cual puede coger a su esposa y sus benei e irse.
30:23 Dawid, sin embargo, dijo: Ustedes no deben hacer eso, ajís míos, en vista de lo que
Yahweh nos ha concedido, guardándonos y entregando en nuestras manos la banda que
nos atacó.
30:24 ¿Cómo puede alguien estar de acuerdo con ustedes en este asunto? La parte de los
que se quedaron con el equipaje deberá ser igual que la parte de los que bajaron a la
batalla; recibirán igual parte.
30:25 Así que de ese día en adelante eso se convirtió en una regla fija para Yisrael, que
continúa hasta el día presente.
30:26 Cuando Dawid llegó a Tsiqlag, le envió parte del despojo a los ancianos de Yahudah y
a sus amigos, diciendo: Este es un obsequio para ustedes del despojo de los enemigos de
YAHWEH.
30:27 Les mandó despojo a los de Bethel, a los de Ramot del Néguev, y a los de Yatir;
30:28 a los de Aroer, a los de Sifmot, a los de Estemoa,
30:29 a los de Rakhal, a los de los pueblos de los yerajmeelitas, y a los de los pueblos de
los qenitas;
30:30 a los de Jormah, a los de Korashán, a los de Atakh,
30:31 a los de Jevrón a todos los lugares que habían recorrido Dawid y sus hombres.
31:1 Los filisteos atacaron a Yisrael, y los hombres de Yisrael huyeron delante de los
filisteos y muchos cayeron en el Monte Guilboa.
31:2 Los filisteos persiguieron a Shaul y a sus benei, y los filisteos derribaron a Yahonatán,
a Avinadav, y a Malkishúa, benei de Shaul.
31:3 La batalla arreciaba alrededor de Shaul, y algunos de los arqueros le dieron, y quedó
malamente herido por los arqueros.
31:4 Shaul le dijo a su escudero: Saca tu espada y atraviésame, para que no me atraviesen
los incircuncisos y se burlen de mí. Pero su escudero, por su gran respeto, se negó;
Entonces Shaul agarró la espada y se lanzó sobre ella.
31:5 Cuando su escudero vio que Shaul estaba muerto, él también se lanzó sobre su
espada y murió con él.
31:6 Así murieron juntos ese día Shaul y sus tres benei y su escudero, así como todos sus
hombres.
31:7 Y cuando los hombres de Yisrael al otro lado del Yardén vieron que los hombres de
Yisrael habían huido y que Shaul y sus benei estaban muertos, abandonaron los pueblos
y huyeron; los filisteos Entonces vinieron y los ocuparon.
31:8 Al día siguiente vinieron los filisteos a despojar a los caídos, y hallaron a Shaul y a sus
tres benei que yacían sobre el Monte Guilboa.
31:9 Le cortaron la cabeza y le quitaron la armadura, y las enviaron por la tierra de los
filisteos, para difundir la noticia en los templos de sus ídolos y entre el pueblo.
31:10 Pusieron su armadura en el templo de Ashtarot, y empalaron su cadáver en las
murallas de Betshán.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

704

SHEMUEL ALEF

1ª SAMUEL

31:11 Cuando los habitantes de Yavesh Guilad se enteraron de esto –de lo que los filisteos
le habían hecho a Shaul–
31:12 todos sus hombres valientes salieron y marcharon toda la noche; quitaron los
cuerpos de Shaul y sus tres benei de la muralla de Betshán y fueron a Yavesh y los
quemaron allí.
31:13 Luego tomaron los huesos y los enterraron bajo el tamarisco de Yavesh, y ayunaron
por
siete
días.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

705


Documentos relacionados


Documento PDF divre bet
Documento PDF shemuel bet
Documento PDF ezra
Documento PDF melakhim bet
Documento PDF hagay
Documento PDF hoshea


Palabras claves relacionadas