Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Ezra .pdf



Nombre del archivo original: Ezra.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:36, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 154 veces.
Tamaño del archivo: 318 KB (12 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


EZRÁ

ESDRAS

Ezrá

1:1 En el primer año de Kóresh Ciro el melej de Parás Persia, cuando se cumplió la davar de
Yahweh por boca de YirmeYah, Yahweh despertó el Ruaj de Kóresh el melej de Parás para
emitir una proclama por todo su reino, oralmente y por escrito, diciendo:
1:2 Así ha dicho Kóresh el melej de Parás: Yahweh el Elohé del shamaim me ha dado todos
los reinos de la tierra y me ha encargado que le edifique una bayit en Yahrusalaim, que
está en Yahudah.
1:3 Quien haya entre ustedes de todo su pueblo que su Elohé sea con él, y suba a
Yahrusalaim que está en Yahudah y edifique la Bayit de Yahweh el Elohé de Yisrael; el
Ha´Elohé que está en Yahrusalaim;
1:4 y a todo el que quede, en cualquier lugar donde viva, que los hombres de su lugar le
ayuden con plata, oro, bienes y ganado, además de las ofrendas voluntarias, para la
Bayit de Ha´Elohé que está en Yahrusalaim.
1:5 Entonces se Levantaron los jefes de los clanes de Yahudah y de Binyamín, y los kohanim
y los lewitas, todos aquéllos cuyo Ruaj despertó Ha´Elohé, y se prepararon para subir a
edificar la Bayit de Yahweh que está en Yahrusalaim.
1:6 Todos sus vecinos los apoyaron con utensilios de plata y de oro, con bienes, ganado y
objetos preciosos, además de lo que se había dado como ofrenda voluntaria.
1:7 El melej Kóresh liberó los utensilios de la Bayit de Yahweh que Nevukhadnetsar había
sacado de Yahrusalaim y puesto en el templo de su deidad.
1:8 Kóresh el melej de Parás los liberó por medio del tesorero Mitridat, quien le dio un
inventario de ellos a Sheshbatsar el príncipe de Yahudah.
1:9 Éste es el inventario: treinta tazones de oro, mil tazones de plata, veintinueve cuchillos,
1:10 treinta tazas de oro, cuatrocientas diez tazas idénticas de plata y otros mil utensilios.
1:11 Un total de 5,400 utensilios de oro y de plata. Sheshbatsar los llevó todos cuando los
exilados regresaron de Bavel a Yahrusalaim.
2:1 Estos son los hombres de la provincia que regresaron de entre los cautivos exiliados, a
quienes Nevukhadnetsar el melej de Bavel había llevado en exilio a Bavel. Ellos volvieron
a Yahrusalaim y a Yahudah, cada uno a su ciudad;
2:2 vinieron con Zerubavel, Yeshúa, Nejemyah, Serayah, Reelayah, Mordekay, Bilshán,
Mispar, Bigway, Rejum y Baaná. La lista de los hombres del pueblo de Yisrael:
2:3 Los benei de Parosh eran 2,172.
2:4 Los benei de Shefatyah, 372.
2:5 Los benei de Araj, 775.
2:6 Los benei de PajatMoab, por parte de los benei de Yeshúa y Yoab, 2,812.
2:7 Los benei de Elam, 1,254.
2:8 Los benei de Zatú, 945.
2:9 Los benei de Zakay, 760.
2:10 Los benei de Baní, 642.
2:11 Los benei de Bebay, 623.
2:12 Los benei de Azgad, 1,222.
2:13 Los benei de Adoniqam, 666.
2:14 Los benei de Bigway, 2,056.
2:15 Los benei de Adín, 454.
2:16 Los benei de Ater, por parte de Yejizqiyah, 98.
2:17 Los benei de Betsay, 323.
2:18 Los benei de Yorá, 112.
2:19 Los benei de Jashum, 223.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1236

EZRÁ

ESDRAS

2:20 Los benei de Guibar, 95.
2:21 Los benei de Bet Lejem, 123.
2:22 Los hombres de Netofá, 56.
2:23 Los hombres de Anatot, 128.
2:24 Los benei de Azmáwet, 42.
2:25 Los benei de QiryatArim, de Kefirah y de Beerot, 743.
2:26 Los benei de Ramah y de Gueba, 621.
2:27 Los hombres de Mikmás, 122.
2:28 Los hombres de Bethel y de HaAy, 223.
2:29 Los benei de Nebo, 52.
2:30 Los benei de Magbish, 156.
2:31 Los benei del otro Elam, 1,254.
2:32 Los benei de Jarim, 320.
2:33 Los benei de Lod, de Jadid y de Onó, 725.
2:34 Los benei de Yerejó, 345.
2:35 Los benei de Senaá, 3,630.
2:36 Los kohanim: Los benei de Yedayah, de la bayit de Yeshúa, 973.
2:37 Los benei de Imer, 1,052.
2:38 Los benei de Pashjur, 1,247.
2:39 Los benei de Harim, 1,017.
2:40 Los lewitas: Los benei de Yeshúa y de Qadmiel, por el lado de los benei de Hodawyah,
74.
2:41 Los cantores, benei de Asaf, 128.
2:42 Los benei de los porteros: los benei de Shalum, los benei de Ater, los benei de Talmón,
los benei de Aqub, los benei de Jatitá y los benei de Shobay, 139 en total.
2:43 Los servidores del templo: Los benei de Tsijá, los benei de Jasufa, los benei de Tabaot,
2:44 los benei de Qerós, los benei de Siahá, los benei de Padón,
2:45 los benei de aNajum, los benei de Hagabah, los benei de Aqub,
2:46 los benei de Jagab, los benei de Salmay, los benei de Janán,
2:47 los benei de Guidel, los benei de Gájar, los benei de Reayah,
2:48 los benei de Retsín, los benei de Neqodá, los benei de Gazam,
2:49 los benei de Uzá, los benei de Paséaj, los benei de Besay,
2:50 los benei de AsNajum, los benei de Meunim, los benei de los Nefusim,
2:51 los benei de Baqbuq, los benei de Jaqufá, los benei de Jarjur,
2:52 los benei de Batslut, los benei de Mejidá, los benei de Jarshá,
2:53 los benei de Barqós, los benei de Siserá, los benei de Témaj,
2:54 los benei de Netsíaj, los benei de Jatifá.
2:55 Los benei de los siervos de Shelomoj: Los benei de Sotay, los benei de HaTzefanyah
éret, los benei de Perudá,
2:56 los benei de Yaalá, los benei de Darqón, los benei de Guidel,
2:57 los benei de Shefatyah, los benei de Jatil, los benei de PokéretHatsebaim y los benei de
Amí.
2:58 Todos los servidores del templo y los benei de los siervos de Shelomoj eran 392.
2:59 Los siguientes fueron los que subieron de TelMélaj, de TelJarshá, de Kerub, de Adán y
de Imer, los cuales no pudieron demostrar su bayit paterna ni su linaje, si eran de
Yisrael:
2:60 Los benei de Delayah, los benei de Toviyah y los benei de Neqodá, 652.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1237

EZRÁ

ESDRAS

2:61 De los benei de los kohanim: Los benei de Jabayah, los benei de Haqots y los benei de
Barzilay, quien se había Casado con una de las hijas de Barzilay el guiladita, y tomó su
nombre,
2:62 estos buscaron sus registros genealógicos, pero no los hallaron; así que quedaron
descalificados para el sacerdocio.
2:63 El gobernador les ordenó que no comieran de las cosas más sagradas hasta que
apareciera un kohen con el Urim y Tumim.
2:64 La suma de la comunidad total era de 42,360,
2:65 sin contar sus siervos y sus siervas, que eran 7,337; también tenían 200 cantores,
hombres y mujeres.
2:66 Sus caballos eran 736, sus mulos 245,
2:67 sus camellos 435 y sus asnos 6,720.
2:68 Algunos de los jefes de los clanes, al llegar a la Bayit de Yahweh que estaba en
Yahrusalaim, dieron una ofrenda voluntaria para Levantar la Bayit de Ha´Elohé en su
mismo sitio.
2:69 Según sus recursos donaron para el fondo de la obra 61,000 dracmas de oro, 5,000
minas de plata y 100 túnicas sacerdotales.
2:70 Los kohanim, los lewitas, algunos del pueblo, los cantores, los porteros y los servidores
del templo habitaron en sus ciudades; y todo Yisrael en sus ciudades.
3:1 Cuando llegó el mes séptimo, estando ya los benei de Yisrael establecidos en sus
ciudades, el pueblo entero se reunió como un solo hombre en Yahrusalaim.
3:2 Entonces Yeshúa ben de Yotsadaq y sus ajim los kohanim, y Zerubavel ben de Shealtiel
y sus ajim, se pusieron y edificaron el altar del Elohé de Yisrael, para presentar sobre él
ofrendas quemadas, como está escrito en la Torah de Moshé, el hombre de Ha´Elohé.
3:3 Construyeron el altar en su sitio porque tenían miedo de los pueblos del país y
presentaron sobre él ofrendas quemadas a Yahweh, ofrendas quemadas cada mañana y
cada tarde.
3:4 Después celebraron la Festividad de las Cabañas como está escrito, con sus ofrendas
quemadas diariamente en las debidas cantidades, cada día como se prescribe para él,
3:5 seguidas de la ofrenda quemada regular y las ofrendas de los Rosh Jodesh y las de todas
las ocasiones sagradas establecidas de Yahweh, y toda ofrenda voluntaria que se hiciera
para Yahweh.
3:6 Desde el primer día del mes séptimo comenzaron a presentar ofrendas quemadas a
Yahweh, aunque aún no se habían colocado los cimientos del Templo de Yahweh.
3:7 Pagaron a los canteros y a los carpinteros con dinero, a los tsidonitas y a los tsoritas con
alimentos, bebida y aceite para que traían madera de cedro desde el Levanón por mar a
Yafo, conforme a la autoriZekharyah ión que les había dado Kóresh el melej de Parás.
3:8 En el segundo año de su llegada a la Bayit de Ha´Elohé en Yahrusalaim, en el segundo
mes, Zerubavel ben de Shealtiel y Yeshúa ben de Yotsadaq, con el resto de sus ajim los
kohanim y con los lewitas y todos los que habían venido de la cautividad a Yahrusalaim,
como su primer paso nombraron lewitas de veinte años para arriba para supervisarr la
obra de la Bayit de Yahweh.
3:9 A Yeshúa y a sus benei y a sus ajim, y a Qadmiel y a sus benei, a los benei de Yahudah
los nombraron como encargados de los que hacían la obra de la Bayit de Ha´Elohé;
también a los benei de Jenadad, a los benei de éstos, y a sus ajim los lewitas.
3:10 Cuando los constructores colocaron los cimientos del Templo de Yahweh, se pusieron
de pie los kohanim, con sus vestiduras y con trompetas, y los lewitas benei de Asaf con
címbalos, para dar hallel a Yahweh como había ordenado Dawid el melej de Yisrael.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1238

EZRÁ

ESDRAS

3:11 Cantaban alabando y elogiando a Yahweh: ¡Porque él es bueno, su amor por Yisrael es
eterno! Todo el pueblo elevó un gran clamor, alabando a Yahweh porque se habían
colocado los cimientos de la Bayit de Yahweh.
3:12 Muchos de los kohanim, de los lewitas, de los jefes de clanes, los ancianos que habían
visto la primera bayit, lloraban en alta voz al ver los cimientos de esta bayit. Muchos
otros gritaban de alegría a todo pulmón.
3:13 La gente no podía distinguir entre los gritos de alegría y el llanto del pueblo; pues el
pueblo gritaba fuertemente, y el bullicio se oía desde Lejos.
4:1 Cuando los adversarios de Yahudah y de Binyamín oyeron que los exiliados que
regresaron estaban edificando un templo a Yahweh el Elohé de Yisrael,
4:2 se acercaron a Zerubavel y a los jefes de los clanes y les dijeron: Permítannos edificar
con ustedes, porque nosotros también adoramos a su Elohé, y le hemos ofrecido
sacrificios desde los días de EsarJadón el melej de Ashur, que nos trajo aquí.
4:3 Zerubavel, Yeshúa y los demás jefes de los clanes de Yisrael les respondieron: No les
corresponde a ustedes edificar con nosotros una Bayit a nuestro Elohé; nosotros solos se
la edificaremos a Yahweh el Elohé de Yisrael, según el encargo que nos dio Kóresh el
melej de Parás.
4:4 Entonces la gente del país desmoralizaba al pueblo de Yahudah y lo amedrentaba, para
que no edificara.
4:5 Sobornaron ministros para que frustraran sus planes durante todo el tiempo de Kóresh
melej de Parás, y hasta el reinado de Daryáwesh melej de Parás.
4:6 Y en el reinado de Ajashwerosh, al comienzo de su reinado, escribieron una acusación
contra los habitantes de Yahudah y de Yahrusalaim.
4:7 En los días de Artajshasta, Bishlam, Mitredat, Tabeel y sus demás colegas le escribieron
a Artajshasta el melej de Parás una carta escrita en arameo y traducida.
4:8 Rejum el comisionado y Shimshay el escriba escribieron una carta contra Yahrusalaim al
melej Artajshasta, como sigue:
4:9 (Entonces el comisionado Rejum, el escriba Shimshay y sus demás colegas: los Shofetim,
los oficiales, los supervisores, los de Érek, de Bavel, de Shushán, esto es, los elamitas
4:10 y de otros pueblos que el grande y glorioso Asnapar deportó y los hizo habitar en la
ciudad de Shomrón y en otras de la provincia Allende el Río escribieron –y ahora
4:11 este es el texto de la carta que le enviaron: Al melej Artajshasta, de sus siervos, la
gente de la provincia Allende el Río. Y ahora,
4:12 sepa el melej que los yahuditas que vinieron de usted a nosotros, han llegado a
Yahrusalaim y están reedificando esa ciudad rebelde y perversa; están completando los
muros y reparando los cimientos.
4:13 Sepa ahora el melej que si se reedifica esa ciudad y se completan los muros, ellos no
pagarán tributos ni impuestos ni rentas, y a la larga se perjudicará el reino.
4:14 Ahora, siendo que nosotros comemos de la sal del palacio, y no es correcto ver la
deshonra del melej, hemos escrito para hacérselo saber al melej,
4:15 de manera que usted pueda investigar los registros de sus padres y encuentre en los
registros y sepa que esa ciudad es una ciudad rebelde y perjudicial a los melejim y a las
provincias. Desde tiempos antiguos han surgido en ella sediciones; por eso fue destruida
esa ciudad.
4:16 Le advertimos al melej que si se reedifica esa ciudad y se completan sus muros, usted
no tendrá más parte en la provincia de Allende el Río.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1239

EZRÁ

ESDRAS

4:17 El melej envió la siguiente respuesta: Al comisionado Rejum, al escriba Shimshay y a
sus demás colegas que habitan en Shomrón y en el resto de la provincia de Allende el
Río: Saludos.
4:18 Ahora, la carta que ustedes me enviaron me fue leída en traducción.
4:19 Por orden mía se ha hecho una investigación, y se ha encontrado que esa ciudad desde
tiempos antiguos se ha Levantado contra los melejim, y que en ella se ha fomentado la
Rebelión y la sedición.
4:20 Melejim poderosos han gobernado sobre Yahrusalaim y han ejercido autoridad sobre
toda la provincia de Allende el Río, y se les pagaban tributos, impuestos y rentas.
4:21 Ahora, emitan una orden para detener a esos hombres; esa ciudad no se va a
reedificar hasta que yo lo ordene.
4:22 Tengan cuidado de no ser laxos en este asunto o se le hará mucho daño y perjuicio al
reino.
4:23 Cuando el texto de la carta del melej Artajshasta se leyó delante de Rejum, del escriba
Shimshay y de sus colegas, éstos fueron de prisa a Yahrusalaim, a los yahuditas, y los
detuvieron a la fuerza.
4:24 En ese tiempo se detuvo la obra de la Bayit de Elohé que estaba en Yahrusalaim, y
quedó pendiente hasta el segundo año del reinado de Daryáwesh el melej de Parás.
5:1 Luego los nabí Hagay y Zekharyah ben de Idó les profetizaron a los yahuditas que
estaban en Yahudah y en Yahrusalaim, con el nombre del Elohé de Yisrael sobre ellos.
5:2 Entonces se levantaron Zerubavel ben de Shealtiel y Yeshúa ben de Yotsadaq, y
comenzaron a reedificar la Bayit de Elohé en Yahrusalaim, con el pleno apoyo de los
nabíes de Elohé.
5:3 Enseguida vinieron a ellos Tatenay, gobernador de la provincia de Allende el Río, y
ShetarBoznay, con sus colegas, y les dijeron así: ¿Quién les dio órdenes para reedificar
esta bayit y para completar sus utensilios?
5:4 Entonces les preguntamos: ¿Cómo se llaman los hombres que construyen este edificio?
5:5 Pero Elohé velaba sobre los ancianos de los yahuditas, y no los detuvieron hasta que el
informe llegara ante Daryáwesh, y respondieran con un documento al respecto.
5:6 Este es el texto de la carta que Tatenay, gobernador de Allende el Río, ShetarBoznay y
sus colegas, los oficiales de Allende el Río le enviaron al melej Daryáwesh.
5:7 Le enviaron un mensaje que estaba escrito de esta manera: Al melej Daryáwesh,
saludos, y demás.
5:8 Sepa el melej que fuimos a la provincia de Yahudah, a la bayit del gran Elohé. La están
reedificando con bloques de piedra, y están poniendo madera sobre las paredes. La obra
se está haciendo con diligencia y está progresando.
5:9 Entonces les hicimos está pregunta a los ancianos: ¿Quién les dio órdenes para
reedificar esta bayit y para completar sus utensilios?
5:10 También les preguntamos sus nombres para hacérselo saber a usted, para escribirle los
nombres de los dirigentes de ellos.
5:11 Esto fue lo que nos respondieron: Nosotros somos los siervos del Elohé del shamaim y
de la tierra, estamos reedificando la bayit que se edificó originalmente hace muchos
años; un gran melej de Yisrael la construyó y la completó.
5:12 Pero por cuanto nuestros padres provocaron a ira al Elohé del shamaim, él los entregó
en mano de Nevukhadnetsar el kasdita, melej de Bavel, quien demolió esta bayit y exilió
al pueblo a Bavel.
5:13 Pero en el primer año de Kóresh el melej de Bavel, el melej Kóresh dio una orden para
que se reedificara esta bayit de Elohé.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1240

EZRÁ

ESDRAS

5:14 También los utensilios de oro y de plata de la Bayit de Elohé, que Nevukhadnetsar
había sacado del templo que estaba en Yahrusalaim y los había llevado al templo de
Bavel, el melej Kóresh los liberó del templo de Bavel para que se los entregaran a un
hombre llamado Sheshbatsar, a quien había nombrado como gobernador.
5:15 El le dijo: Toma estos utensilios, ve y deposítalos en el templo que está en Yahrusalaim,
y que se reedifique la Bayit de Elohé en su sitio original.
5:16 Entonces aquel Sheshbatsar vino a Yahrusalaim y reparó los cimientos de la Bayit de
Elohé en Yahrusalaim, y desde Entonces hasta ahora ha estado en construcción, pero aún
no se ha terminado.
5:17 Y ahora, si le parece bien al melej, que se investiguen los archivos reales que están allá
en Bavel a ver si es verdad que el melej Kóresh emitió una orden para reedificar esta
Bayit de Elohé en Yahrusalaim: Mándenos a decir el melej su decisión en este asunto.
6:1 Entonces, por orden del melej Daryáwesh, buscaron en los archivos donde se
almacenaban los tesoros en Bavel.
6:2 Pero fue en la citadela de Ajmetá, en la provincia de Maday, que se encontró un rollo en
el que estaba escrito lo siguiente: Memorando:
6:3 En el primer año del melej Kóresh, el melej Kóresh emitió una orden acerca de la Bayit
de Elohé en Yahrusalaim: Que se reedifique la bayit, como lugar para ofrecer sacrificios,
con una base alta. Que sea de sesenta codos de alto y de sesenta codos de ancho,
6:4 con una hilera de vigas nuevas por cada tres hileras de bloques de piedra. Los gastos los
pagará el palacio.
6:5 También los utensilios de oro y de plata de la Bayit de Elohé, que Nevukhadnetsar había
sacado del templo que estaba en Yahrusalaim y los había llevado a Bavel, serán
devueltos e irán al templo que está en Yahrusalaim, donde pertenecen, y los depositarán
en la Bayit de Elohé.
6:6 Ahora tú, Tatenay, gobernador de la provincia de Allende el Río, Shetar Boznay y sus
colegas los oficiales que están en la provincia de Allende el Río, apártense de ese lugar.
6:7 Dejen que prosiga la obra de esta Bayit de Elohé; que el gobernador de los yahuditas y
los ancianos de los yahuditas reedifiquen esta Bayit de Elohé en su lugar.
6:8 Y yo ahora emito una orden concerniente a lo que deben ustedes hacer para ayudar a
estos ancianos de los yahuditas a reconstruir esta Bayit de Elohé: los gastos de esos
hombres han de pagarse con premura de los recursos del melej, derivados de los tributos
de la provincia de Allende el Río, para que no se detenga la obra.
6:9 Debe dárseles diariamente, sin falta, todo lo que necesiten de novillos, carneros y
corderos para las ofrendas quemadas al Elohé del shamaim, y trigo, sal, vino y aceite, a
la orden de los kohanim que están en Yahrusalaim,
6:10 para que ofrezcan sacrificios agradables al Elohé del shamaim y oren por la vida del
melej y de sus benei.
6:11 También emito una orden de que a cualquiera que altere este decreto se le arranque
una viga de su bayit, y lo empalen a él en ella, y que se le confisque su bayit.
6:12 Y que el Elohé que estableció allí su nombre cause la caída de melej o pueblo que se dé
a la tarea de alterar o causarle daño a esa Bayit de Elohé que está en Yahrusalaim. Yo,
Daryáwesh, he emitido este decreto; que se le a cabo con diligencia.
6:13 Entonces Tatenay, gobernador de la provincia de Allende el Río, Shetar Boznay y sus
colegas cumplieron con diligencia lo que había escrito el melej Daryáwesh.
6:14 Así que los ancianos de los yahuditas continuaron progresando en la edificación,
urgidos por la profecía del profeta Hagay y la de Zekaryah ben de Idó; y completaron la

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1241

EZRÁ

ESDRAS

edificación bajo el mandato del Elohé de Yisrael y por orden de Kóresh, de Daryáwesh y
de Artajshasta, melejim de Parás.
6:15 La bayit quedó terminada el tercer día del mes de Adar del sexto año del reinado del
melej Daryáwesh.
6:16 Los Yisraelitas, los kohanim, los lewitas y los demás que habían vuelto del cautiverio
celebraron con gozo la dedicación de esta Bayit de Elohé.
6:17 Para la dedicación de esta Bayit de Elohé sacrificaron 100 toros, 200 carneros, 400
corderos; y como ofrenda de purificación por todo Yisrael, doce chivos, según el Número
de las tribus de Yisrael.
6:18 Nombraron a los kohanim en sus funciones, y a los lewitas en sus divisiones para el
servicio de Elohé en Yahrusalaim, según lo prescrito en el libro de Moshé.
6:19 Los exiliados que regresaron celebraron la Pascua el catorce del mes primero,
6:20 porque los kohanim y los lewitas se habían purificado a una; todos estaban purificados.
Sacrificaron la ofrenda del Pésaj por todos los exiliados que habían regresado, y por sus
ajim los kohanim y por sí mismos.
6:21 Los benei de Yisrael que habían vuelto del exilio, junto con todos los que se habían
unido a ellos apartándose de la inmundicia de las naciones de la tierra para adorar a
Yahweh el Elohé de Yisrael, comieron de ella.
6:22 Celebraron gozosamente durante siete días la Fiesta de los Inleudos, porque Yahweh
les había dado motivo de alegría al inclinar ellos el del melej de Ashur para apoyarlos en
la obra de la Bayit de Ha´Elohé, el Elohé de Yisrael.
7:1 Después de estos sucesos, durante el reinado de Artajshasta el melej de Parás, Ezrá el
ben de Serayah, ben de Azaryah, ben de Jilqiyah,
7:2 ben de Shalum, ben de Tsadoq, ben de Ajitub,
7:3 ben de Amaryah, ben de Azaryah, ben de Merayot,
7:4 ben de Zerajyah, ben de Uzí, ben de Buqí,
7:5 ben de Abishúa, ben de Pinjás, ben de Elazar, ben de Aharón, el primer kohen
7:6 este Ezrá, quien era escriba versado en la Torah de Moisés, que había dado Yahweh
Elohé, subió de Bavel. El melej le concedió todo lo que pidió gracias a la benevolencia de
Yahweh su Elohé hacia él.
7:7 Algunos de los Yisraelitas, de los kohanim, lewitas, cantores, porteros y servidores del
templo salieron hacia Yahrusalaim en el año séptimo del melej Artajshasta,
7:8 llegando a Yahrusalaim en el mes quinto del séptimo año del melej.
7:9 El primer día del mes primero había iniciado el viaje de regreso de Bavel, y el primer día
del mes quinto llegó a Yahrusalaim, gracias al cuidado benévolo de su Elohé por él.
7:10 Porque Ezrá se había dedicado a estudiar la Torah de Yahweh así como a observarla, y
a enseñar a Yisrael las leyes y las reglas.
7:11 Lo siguiente es el texto de la carta que el melej Artajshasta le dio al kohen y escriba
Ezrá, un erudito en asuntos relativos a los Miztvot de Yahweh y a sus leyes para Yisrael:
7:12 Artajshasta, melej de melejim, al kohen Ezrá, erudito en la ley del Elohé del shamaim,
y demás. Y ahora,
7:13 emito aquí una orden de que cualquiera en mi reino que pertenezca al pueblo de Yisrael,
a sus kohanim y a sus lewitas, y que se sienta impelido a ir a Yahrusalaim, puede ir
contigo.
7:14 Porque eres comisionado de parte del melej y de sus siete consejeros para regir a
Yahudah y a Yahrusalaim conforme a la ley de tu Elohé, que está a tu cuidado,
7:15 y para levantar la plata y el oro que el melej y sus consejeros presentan como ofrenda
voluntaria al Elohé de Yisrael, cuya morada está en Yahrusalaim,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1242

EZRÁ

ESDRAS

7:16 y toda la plata y el oro que consigas en toda la provincia de Bavel, junto con las
ofrendas voluntarias que el pueblo y los kohanim den para la Bayit de su Elohé, que está
en Yahrusalaim.
7:17 Con este dinero comprarás con diligencia toros, carneros, y corderos, con sus ofrendas
de comida y sus libaciones, y los ofrecerás sobre el altar de la Bayit de su Elohé que está
en Yahrusalaim.
7:18 Y cualquier cosa que quieran hacer con el resto de la plata y del oro, pueden hacerlo tú
y tus ajim, conforme a la voluntad de su Elohé.
7:19 Los utensilios que se te entregan para el servicio de la Bayit de tu Elohé, entrégalos
ante Elohé en Yahrusalaim,
7:20 y cualquier otra necesidad para la Bayit de tu Elohé que te corresponda suplir, tómalo
del tesoro real.
7:21 Yo, el melej Artajshasta, he emitido una orden a todos los tesoreros que están en la
provincia de Allende el Río que todo lo que les pida el kohen Ezrá, erudito de la ley del
Elohé del shamaim se le conceda de inmediato:
7:22 hasta la suma de cien talentos de plata, cien kores de trigo, cien batos de vino, cien
batos de aceite, y sal sin límite.
7:23 Todo lo que sea por orden del Elohé del shamaim debe hacerse diligentemente para la
Bayit del Elohé del shamaim; de otra manera vendrá ira contra el melej y sus benei.
7:24 Además, les advertimos que no está permitido imponerles tributo, ni impuesto ni renta
a ninguno de los kohanim, lewitas, cantores, porteros o servidores del templo, ni a otros
siervos de esta Bayit de Elohé.
7:25 Y tú, Ezrá, por la sabiduría divina que posees, designa magistrados y Shofetim que
administren justicia a todo el pueblo que está en la provincia de Allende el Río, a todos
los que conocen las leyes de tu Elohé, y para que les enseñen a los que no las conocen.
7:26 Que a cualquiera que no Obedezca la ley de tu Elohé y la ley del melej lo castiguen
prontamente, sea con muerte, castigo corporal, confiscación de propiedades, o prisión.
7:27 Bendito sea Yahweh el Elohé de nuestros padres, que puso en el del melej glorificar la
Bayit de Yahweh en Yahrusalaim,
7:28 y que inclinó al melej y a sus consejeros y a oficiales militares del melej para que se
dispusieran favorablemente hacia mí. Por mi parte, gracias al cuidado de Yahweh mi
Elohé por mí, cobré ánimo y reuní a los principales de Yisrael para que fueran conmigo.
8:1 Estos son los jefes de los clanes y el registro genealógico de aquéllos que subieron
conmigo de Bavel, cuando reinaba el melej Artajshasta:
8:2 De los benei de Pinjás, Guershom; de los benei de Itamar, Daniyel; de los benei de
Dawid, Jatush;
8:3 de los benei de Shekhanyah; de los benei de Parosh, Zekharyah, y mediante él se
registró la genealogía de 150 hombres.
8:4 De los benei de PajatMoab, Elyoenay ben de Zerajyah, y con él 200 hombres.
8:5 De los benei de Shekhanyah ben de Yajaziel, y con él 300 hombres.
8:6 De los benei de Adín, Ébed ben de Yonatán, y con él cincuenta hombres.
8:7 De los benei de Elam, Yeshayah ben de Atalyah, y con él Setenta hombres.
8:8 De los benei de Shefatyah, Zebadyah ben de Mikhael, y con él ochenta hombres.
8:9 De los benei de Yoab, Obadyah ben de Yejiel, y con él 218 hombres.
8:10 De los benei de Shelomit ben de Yosifyah, y con él 160 hombres.
8:11 De los benei de Bebay, Zekharyah ben de Bebay, y con él veintiocho hombres.
8:12 De los benei de Azgad, Yohanan ben de Haqatán, y con él 110 hombres.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1243

EZRÁ

ESDRAS

8:13 De los benei de Adoniqam, que fueron los últimos, y éstos son sus nombres: Elifélet,
Yeiel y Shemayah, y con ellos sesenta hombres.
8:14 De los benei de Bigway, Utay y Zakhur, y con ellos Setenta hombres.
8:15 A éstos los reuní junto al río que pasa por Ahawá, y acampamos allí tres días. Busqué
entre el pueblo y entre los kohanim, pero no hallé allí a ninguno de los lewitas.
8:16 Mandé buscar a Eliézer, a Ariel, a Shemayah, a Elnatán, a Yarib, a Elnatán, a Natán, a
Zekharyah y a Meshulam, los principales, y también a Yoyarib y Elnatán, los instructores,
8:17 y les di una orden para Idó, el jefe de la localidad llamada Kasifyá. Les di un mensaje
para que se lo trasmitieran a Idó y a sus ajim, los servidores del templo que estaban en
la localidad llamada Kasifyá, para que nos traían ayudantes para la Bayit de nuestro
Elohé.
8:18 Gracias al benévolo cuidado de nuestro Elohé por nosotros, ellos nos trajeron un
hombre capacitado de la familia de Majlí ben de Lewí, ben de Yisrael, y a Sherebyah y a
sus benei y sus ajim, eran dieciocho en total.
8:19 También a Jashabyah y con él a Yeshayah, de la familia de Merarí, a sus ajim y sus
benei, veinte en total.
8:20 De los servidores del templo, a quienes Dawid y los oficiales habían nombrado para el
servicio de los lewitas: 220 servidores del templo, todos ellos inscritos por nombre.
8:21 Yo proclamé un ayuno allí junto al río Ahawá para humillarnos delante de nuestro Elohé
y pedirle un buen viaje para nosotros, para nuestros niños y para todas nuestras
posesiones;
8:22 pues tuve vergüenza de pedirle al melej una tropa de soldados y jinetes para que nos
protegieran contra cualquier enemigo en el camino, porque le habíamos dicho al melej: El
benévolo cuidado de nuestro Elohé es para todos los que lo buscan, mientras que su fiera
ira está sobre todos los que lo abandonan.
8:23 Así que ayunamos y le pedimos a nuestro Elohé acerca de esto; y él respondió a
nuestro ruego.
8:24 Luego seleccioné a doce de los principales kohanim: Sherebyah, Jasabyah y diez de sus
ajim con ellos,
8:25 y les pesé la plata, el oro y los utensilios, la contribución que para la Bayit de nuestro
Elohé habían ofrecido el melej, sus consejeros, sus oficiales y todos los que se
encontraban de Yisrael.
8:26 Entregué a su cuidado 650 talentos de plata, 100 talentos de plata en utensilios y 100
talentos de oro;
8:27 además, veinte tazones de oro, de 1,000 dracmas, y dos vasos de bronce pulido muy
bueno, tan precioso como el oro.
8:28 Les dije: Ustedes están consagrados a Yahweh, y los utensilios están consagrados, y la
plata y el oro son una ofrenda voluntaria para Yahweh el Elohé de sus padres.
8:29 Guárdenlos diligentemente hasta el momento en que los pesen en presencia de los
oficiales de los kohen y los lewitas y los oficiales de los clanes de Yisrael en Yahrusalaim,
en las cámaras de la Bayit de Yahweh.
8:30 Así, pues, los kohanim y los lewitas recibieron el cargamento de plata, y oro y los
utensilios por peso, para levantarlos a Yahrusalaim, a la Bayit de nuestro Elohé.
8:31 Salimos para Yahrusalaim desde el río Ahawá el doce del mes primero. Disfrutamos del
cuidado de nuestro Elohé, quien nos libró de emboscadas de enemigos y asaltantes en el
camino.
8:32 Llegamos a Yahrusalaim y nos quedamos allí tres días.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1244

EZRÁ

ESDRAS

8:33 Al cuarto día se pesaron en la Bayit de nuestro Elohé, la plata, el oro y los utensilios, y
se les entregaron a Meremot ben del kohen Uriyah, con quien estaba Elazar ben de Pinjás.
Con ellos estaban los lewitas Yoshabad ben de Yeshúa y Noadyah, ben de Binuy.
8:34 En aquella ocasión todo fue contado y pesado, y se registró todo el cargamento .
8:35 Los exiliados que regresaron del cautiverio presentaron ofrendas quemadas al Elohé de
Yisrael: doce toros por todo Yisrael, noventa y seis carneros, Setenta y siete corderos y
doce chivos como ofrenda de purificación, todo ello como ofrenda quemada a Yahweh.
8:36 Ellos entregaron las órdenes reales a los sátrapas del melej y a los gobernadores de la
provincia de Allende el Río, los cuales prestaron apoyo al pueblo y a la Bayit de Ha´Elohé.
9:1 Cuando terminó esto, se acercaron a mí los oficiales y dijeron: El pueblo de Yisrael, los
kohanim y los lewitas no se han separado de los pueblos del país cuyas aborrecibles
prácticas son como las de los kenaanitas, los jeteitas, los perezitas, los yebusitas, los
amonitas, los Moabitas, los mitsrayitas y los emoritas.
9:2 Han tomado las hijas de éstos como esposas para ellos y para sus benei, de modo que
han mezclado la simiente santa con la de los pueblos del país; y los oficiales y los
prefectos han llevado la delantera en esa transgresión.
9:3 Cuando oí esto, desgarré mi vestidura y mi manto, me arranqué pelos de mi cabeza y de
mi barba, y me senté desolado.
9:4 A mí alrededor se reunieron todos los que respetaban la davar del Elohé de Yisrael, a
causa de la transgresión de los exiliados, mientras yo me quedé sentado y desolado
hasta la ofrenda de la tarde.
9:5 A la hora de la ofrenda de la tarde terminé mi aflicción; todavía con mi vestidura y mi
manto desgarrados, me postré de rodillas, extendí mis manos a Yahweh mi Elohé,
9:6 y dije: Oh Elohé mío, estoy demasiado avergonzado y mortificado para Levantar mi cara
hacia ti, oh Elohé mío, porque nuestras iniquidades son abrumadoras y nuestra culpa ha
crecido hasta el shamaim.
9:7 Desde los días de nuestros padres hasta el día de hoy hemos estado sumidos en
culpabilidad. Por nuestras iniquidades nosotros, nuestros melejim y nuestros kohanim
hemos sido entregados a melejim extranjeros, a la espada, al cautiverio, al saqueo y a la
humillación, como es ahora el caso.
9:8 Pero ahora, por un breve momento, ha habido un alivio de Yahweh nuestro Elohé, quien
nos ha concedido un remanente sobreviviente y nos ha dado un punto de apoyo en su
lugar kadosh; nuestro Elohé ha restaurado el brillo de nuestros ojos, y nos proveyó un
poco de sostén en nuestra servidumbre.
9:9 Porque hemos sido siervos, pero aún en nuestra servidumbre Elohé no nos desamparó,
sino que ha dispuesto al melej de Parás favorablemente hacia nosotros, para proveernos
sostén y para volver a Levantar la Bayit de nuestro Elohé, reparando sus ruinas y
dándonos protección en Yahudah y en Yahrusalaim.
9:10 Ahora, ¿qué podemos decir en vista de esto, oh Elohé? Porque hemos abandonado tus
Miztvot
9:11 que nos diste por medio de tus siervos los nabí, cuando dijiste: La tierra que ustedes
están a punto de poseer es una tierra inmunda a causa de la inmundicia de los pueblos
de aquellas tierras, por sus prácticas aborrecibles con las que, en su impureza, la han
llenado de un extremo a otro.
9:12 Ahora pues, no den sus hijas en Matrimonio a sus benei, ni tomen sus hijas para los
benei de ustedes; no hagan nada por el bienestar y la ventaja de ellos, Entonces ustedes
serán fuertes y disfrutarán de la abundancia de la tierra y se la dejarán en herencia a sus
benei para siempre.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1245

EZRÁ

ESDRAS

9:13 Después de todo lo que nos ha sucedido por nuestras malas obras y por nuestra gran
culpa, a pesar de que tú, oh Elohé nuestro, nos has soportado, castigándonos menos de
lo que merecía nuestra iniquidad al concedernos un remanente como éste,
9:14 ¿hemos de volver a violar tus Miztvot y a emparentar con estos pueblos que siguen
prácticas tan aborrecibles? ¿No te indignarás contra nosotros hasta destruirnos de modo
que no quede un remanente ni sobreviviente?
9:15 Oh Yahweh, Elohé de Yisrael, tú eres benévolo, pues hemos sobrevivido como un
remanente, como es ahora el caso. Estamos delante de ti con toda nuestra culpa, porque
no podemos presentarte la cara a causa de esto.
10:1 Mientras Ezrá oraba y hacía confesión, llorando y postrándose ante la Bayit de
Ha´Elohé, se reunió a su alrededor una multitud muy grande de Yisraelitas: hombres,
mujeres y niños; y el pueblo lloraba amargamente.
10:2 Entonces Shekanyah ben de Yejiel, de los descendientes de Elam, intervino y le dijo a
Ezrá: Nosotros hemos transgredido contra nuestro Elohé al traer a nuestras Casas
mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra; pero a pesar de esto, todavía hay
esperanza para Yisrael.
10:3 Ahora pues, hagamos una alianza con nuestro Elohé para despedir a todas estas
mujeres y a los benei nacidos de ellas, según el consejo de Yahweh y de los que respetan
el mitzvot de nuestro Elohé, y que se Ovedezca la Torah.
10:4 Toma acción, que es tu responsabilidad y nosotros estamos contigo. ¡Actúa con
resolución!
10:5 Así que Ezrá tomó acción e hizo jurar a los principales kohanim, a los lewitas y a todo
Yisrael, que actuarían conforme a este consejo; y ellos lo juraron.
10:6 Luego Ezrá se Levantó de su lugar frente a la Bayit de Ha´Elohé y entró en la cámara
de Yohanan ben de Elyashib; allí estuvo sin comer pan ni beber agua, porque estaba de
duelo por la transgresión de los que habían regresado del exilio.
10:7 Entonces se emitió una proclama en Yahudah y en Yahrusalaim para que todos los que
habían vuelto del cautiverio se reunieran en Yahrusalaim,
10:8 y que al que no viniera dentro de tres días, conforme al acuerdo de los oficiales y de los
ancianos, se le confiscarían todos sus bienes, y sería separado de la asamblea de los
exiliados que habían regresado.
10:9 Todos los hombres de Yahudah y de Binyamín se reunieron en Yahrusalaim en el plazo
de tres días; era el mes noveno, el veinte del mes. Todo el pueblo se sentó en la plaza de
la Bayit de Ha´Elohé, temblando por motivo de aquel asunto y a causa de la lluvia.
10:10 Entonces se Levantó el kohen Ezrá y les dijo: Ustedes han transgredido al traer a sus
Casas mujeres extranjeras, agravando así la culpa de Yisrael.
10:11 Así que ahora, hagan confesión a Yahweh, el Elohé de sus padres, y hagan su
voluntad, y apártense de los pueblos de la tierra y de las mujeres extranjeras.
10:12 Toda la kehila respondió en voz alta: Debemos hacer tal como dices.
10:13 Sin embargo, hay muchas personas envueltas, y es la época de lluvia; no es posible
permanecer afuera, y eso no es una tarea de un día o dos, porque somos muchos los que
hemos transgredido en este asunto.
10:14 Que se queden nuestros oficiales en lugar de toda la kehila, y que todos aquéllos en
nuestras ciudades que hayan traído mujeres extranjeras comparezcan ante ellos en
momentos determinados, junto con los ancianos y los Shofetim de cada ciudad, hasta
que se haya apartado de nosotros la ardiente ira de nuestro Elohé por este asunto.
10:15 Sólo Yonatán ben de Asael y Yajzeyah ben de Tiqwá, apoyados por Meshulam y
Shabetay el lewita, se quedaron con este propósito.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1246

EZRÁ

ESDRAS

10:16 Los exiliados que habían regresado lo hicieron así. El kohen Ezrá y algunos hombres
que eran jefes de sus clanes ancestrales, todos designados por nombre, se encerraron el
primer día del décimo mes para estudiar el asunto.
10:17 El primer día del mes primero concluyeron la investigac ión de todos los hombres que
habían traído mujeres extranjeras.
10:18 Entre las familias sacerdotales que habían tomado mujeres extranjeras se hallaban los
siguientes: de los benei de Yeshúa ben de Yosadaq y de sus ajim: Maaseyah, Eliézer,
Yarib y Guedalyah.
10:19 Ellos se comprometieron a despedir a sus mujeres y, reconociendo su culpa,
ofrecieron un carnero del rebaño para expiarla.
10:20 De los benei de Imer: Janani y Zebadyah.
10:21 De los benei de Jarim: Maaseyah, EliYah, Shemayah, Yejiel y Uziyah.
10:22 De los benei de Pashjur: Elyoenay, Maaseyah, Yishmael, Netanel, Yozabad y Elasá.
10:23 De los lewitas: Yozabad, Shimí, Qelayah (éste es Qelitá), Petajyah, Yahudah y Eliézer.
10:24 De los cantores: Elyashib. De los porteros: Shalum, Télem y Urí.
10:25 Asimismo de Yisrael: De los benei de Parosh: Ramyah, Yiziyah, Malqiyah, Miyamín,
Elazar, Malqiyah y Benayah.
10:26 De los benei de Elam: Matanyah, Zekharyah, Yejiel, OvadYahí, Yeremot y EliYah.
10:27 De los benei de Zatú: Elyoenay, Elyashib, Matanyah, Yeremot, Zabad y Aziza.
10:28 De los benei de Bebay: Yahojanán, Jananyah, Zabay y Atlay.
10:29 De los benei de Baní: Meshulam, Maluk, Adayah, Yashub, Sheal y Ramot.
10:30 De los benei de PajatMoab: Adná, Qelal, Benayah, Maaseyah, Matanyah, Bezalel,
Binuy y Menasheh.
10:31 De los benei de Jarim: Eliézer, Yishiyah, Malqiyah, Shemayah, Shimón,
10:32 Binyamín, Malukh y Shemaryah.
10:33 De los benei de Jashum: Matenay, Matatá, Zabad, Elifélet, Yeremay, Menasheh y
Shimí.
10:34 De los benei de Baní: Maday, Amram, Uel,
10:35 Benayah, Bedeyah, Keluhu,
10:36 Wanyah, Meremot, Elyashib,
10:37 Matanyah, Matenay, Yaasay,
10:38 Baní, Binuy, Shimí,
10:39 Shelemyah, Natán, Adayah,
10:40 Makhnadebay, Shashay, Sharay,
10:41 Azarel, Shelemyahu, Shemaryah,
10:42 Shalum, Amaryah y Yosef.
10:43 De los benei de Nebo: Yeiel, MattiYah, Zabad, Zebiná, Yaday, Yoel y Benayah.
10:44 Todos estos se habían Casado con mujeres extranjeras, entre las cuales había algunas
mujeres
que
habían
tenido
benei.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1247


Documentos relacionados


Documento PDF ezra
Documento PDF yohanan
Documento PDF yoel
Documento PDF divre bet
Documento PDF daniyel
Documento PDF yermyah


Palabras claves relacionadas