Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Yoel .pdf



Nombre del archivo original: Yoel.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:55, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 96 veces.
Tamaño del archivo: 285 KB (4 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


YOEL

JOEL

Yoel
1:1 La Davar de Yahweh que le vino a Yoel ben de Petuel.
1:2 Escuchen esto, ancianos, presten atención, todos los habitantes del país. ¿Ha sucedido
algo como esto en sus días, en los días de sus padres?
1:3 Cuéntenselo a sus benei, y que sus benei se lo cuenten a los suyos, ¡y los benei de ellos
a la próxima generación!
1:4 Lo que dejó la oruga lo devoró la langosta; lo que dejó la langosta lo devoró la
esperanza; y lo que dejó la esperanza lo devoró el saltamontes.
1:5 ¡Despierten, borrachos, y lloren, giman todos ustedes, bebedores de vino –por el vino
nuevo que se les ha negado!
1:6 Porque una nación ha invadido a mi país, tan inmensa que no se puede contar, con
dientes como los dientes de un león, con las mandíbulas de una raza de leones.
1:7 Han dejado desoladas mis viñas y desgajadas mis higueras: les han arrancado la corteza
y la han botado; sus ramas han quedado blancas.
1:8 ¡Laméntate, como doncella vestida de luto por el esposo de su juventud!
1:9 Las ofrendas y las libaciones han cesado en la Bayit de Yahweh; los kohanim que
ministran a Yahweh tienen que estar de duelo.
1:10 El país está devastado, el suelo tiene que estar de duelo; porque el grano nuevo está
devastado, el vino nuevo se ha secado, el aceite nuevo ha faltado.
1:11 Los granjeros están desanimados, y los viñadores se lamentan por el trigo y la cebada;
porque las cosechas del campo se han perdido.
1:12 La viña se ha secado, la higuera se marchita, los granados, las palmeras, y los
manzanos y todos los árboles del campo están secos, y se ha secado el gozo entre los
hombres.
1:13 Cíñanse y laméntense, kohanim, giman, ministros del altar; vengan, pasen la noche
enlutados, ministros de mi Elohé. Porque la ofrenda y la libación han sido retenidas de la
Bayit de Yahweh.
1:14 Pregonen un ayuno, proclamen una asamblea; reúnan a los ancianos, a todos los
habitantes del país en la Bayit de Yahweh el Elohé de ustedes, y clamen a Yahweh.
1:15 ¡Ay del día! Porque está cerca el día de Yahweh; vendrá como devastación del Shaddai
(TodoPoderoso).
1:16 Porque el alimento ha sido cortado ante nuestros propios ojos, y el gozo y la alegría de
la Bayit de nuestro Elohé.
1:17 La semilla se ha podrido debajo de los terrones. Los almacenes están desolados, los
graneros están en ruinas, porque ha faltado el grano.
1:18 ¡Cómo gimen las bestias! Los hatos de ganado están inquietos porque no tienen pasto,
y los rebaños de ovejas están aturdidos.
1:19 A ti clamo, Yahweh. Porque el fuego ha consumido los pastos en el midbah, y una llama
ha devorado todos los árboles del campo.
1:20 Hasta las bestias del campo claman a ti; porque se ha secado el agua de los arroyos, y
el fuego ha consumido el pasto en el midbah.
2:1 ¡Toquen corneta en Tzión, suenen una alarma en mi monte kadosh! Que tiemblen todos
los habitantes de la tierra, porque viene el día de YAHWEH, está cerca
2:2 –día de oscuridad y tinieblas, día de densísima nube que se extiende sobre los montes
como tizne. Una horda inmensa, enorme –nada así ha sucedido jamás, y nunca más
volverá a suceder en años y siglos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1006

YOEL

JOEL

2:3 Su vanguardia es un fuego consumidor, su retaguardia una llama voraz. Delante de ellos
la tierra era como el huerto del Eden, detrás de ellos, un vacío desolado: nada ha
escapado de ellos.
2:4 Tienen la apariencia de caballos, galopan como corceles.
2:5 Con un estruendo como de carros brincan por las cumbres de las colinas, con un ruido
como de fuego ardiente que consume la paja; como una enorme horda en formación para
la batalla.
2:6 Los pueblos tiemblan delante de ellos, todos los rostros palidecen.
2:7 Se apresuran como guerreros, como combatientes escalan una muralla, y cada uno
mantiene su propio rumbo, sus caminos nunca se cruzan.
2:8 Ninguno empuja al otro, cada cual mantiene su propio curso.
2:9 Se apresuran por la muralla, asaltan la ciudad, se suben a las Casas, entran como
ladrones por las ventanas.
2:10 Ante ellos tiembla la tierra, se estremece el shamaim, se oscurecen la lumbrera mayot,
el sol y la lumbrera menor, la luna, y también todas las estrellas retraen su brillo.
2:11 Y Yahweh ruge fuertemente a la cabeza de su ejército; porque inmensa en verdad es
su hueste, innumerables son los que cumplen sus órdenes. Pues grande es el día de
Yahweh, muy terrible ¿quién puede soportarlo?
2:12 Sin embargo, ahora dice Yahweh, vuelvan a mí con todo su corazón, y co n ayuno,
llanto y lamento.
2:13 Rasguen su lev (corazón) en vez de su vestido, y vuelvan a Yahweh su Elohé. Que él
es Bondadoso y Compasivo, lento para encenderse en la ira, abundante en ahavah, y que
renuncia a darnos el castigo que merecemos.
2:14 ¿Quién sabe si se vuelve y se apiada, y deja atrás una berajot (bendición) para la
ofrenda de comida y la ofrenda de bebida a Yahweh el Elohé de ustedes?
2:15 ¡Toquen los Shofares en Tzión, pregonen un ayuno, proclamen una asamblea!
2:16 Reúnan al pueblo, hagan que la kehila se purifique. Junten a los viejos, reúnan a los
bebés; y a los niños de pecho; que el novio salga de su recámara, la novia de su lecho
nupcial.
2:17 Entre el pórtico y el altar lloren los kohanim, los que son ministros de Yahweh en su
Templo, y digan: ¡Perdona a tu pueblo, Yahweh! ¡Que no se convierta tu posesión en una
burla, para que no se mofen las naciones! Que no digan los pueblos: ¿Dónde está el
Elohé de ellos?
2:18 Entonces Yahweh se levantó en Vajesed (Favor) de su tierra y tuvo compasión de su
pueblo.
2:19 En respuesta a su pueblo Yahweh declaró: Te concederé el grano nuevo, el vino nuevo,
y el aceite nuevo, y los tendrás en abundancia. Nunca más permitiré que seas una burla
entre las naciones.
2:20 Dirigiré al norteño lejos de ustedes, lo arrojaré a una tierra árida y desolada su
vanguardia hacia el Mar Oriental y su retaguardia hacia el Mar Occidental; y subirá su
hedor, y se llevará su peste. Porque Yahweh realizará grandes obras.
2:21 No temas, oh suelo, regocíjate y alégrate; que Yahweh ha producido grandes obras,
2:22 no teman, bestias del campo, que los pastos en el midbah están vestidos de hierba.
Los árboles han dado su fruto; la higuera y la vid han dado su fuerza.
2:23 Benei de Tzión, alégrense, regocíjense en Yahweh su Elohé. Porque él les ha dado la
lluvia temprana en Su bondad, ahora hace caer la lluvia como antes, la lluvia
temprana y la tardía,
2:24 y las eras se llenarán de grano, y los lagares rebosarán de vino nuevo y aceite.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1007

YOEL

JOEL

2:25 Y Yo Yahweh, les compensaré y repondré por todos los años consumidos por enjambres
y saltamontes, por orugas y langostas, el gran ejército que solté contra ustedes.
2:26 Y ustedes comerán hasta saciarse y darán Hallel al nombre de YAHWEH su Elohé, que
los trató tan maravillosamente, mi pueblo no se avergonzará más.
2:27 Y sabrán que que yo estoy en medio de Yisrael; que yo Yahweh soy su Elohé y que no
hay ningún otro. Y mi pueblo no se avergonzará jamás.
2:28 Después de eso, en la lluvia tardia, derramaré mi Ruaj sobre toda persona; sus benei
y sus hijas profetizarán; sus ancianos tendrán sueños, y sus jóvenes verán visiones.
2:29 Derramaré mi Ruaj hasta sobre los siervos y las siervas en aquellos días.
2:30 Antes de que acontezca el Grande y Terrible Yom de Yahweh, y pondré portentos
en el shamaim (cielo) y en la tierra: sangre y fuego y columnas de humo;
2:31 el sol se volverá tinieblas y la luna sangre.
2:32 Pero todo el que invoque el nombre de Yahweh en ese tiempo, escapará; porque habrá
un remanente al final en el Monte Tzión y en Yahrusalaim, como prometió Yahweh. Y todo
el que invoque a Yahweh y le obedezca, estará entre los sobrevivientes.
3:1 Porque ¡miren! en aquellos días finales y en aquel tiempo, cuando yo restaure la berajot
de Yahrusalaim,
3:2 reuniré a todas las naciones de la tierra y las haré bajar al Valle de Yosafat. Allí
contenderé con ellas acerca de mi pueblo propio, Yisrael, al que ellas dispersaron entre
las naciones. Porque se dividieron mi tierra entre ellas
3:3 y echaron suertes sobre mi pueblo; pagaron con un niño por una ramera, y vendieron
una niña por vino, que se bebieron.
3:4 ¿Qué es esto que me están haciendo, Tsor, Tsidón, y todos los distritos de Filistea? ¿Se
están desquitando de mí por algo que hice, o están haciendo algo para mi beneficio?
Rápido como un rayo, les devolveré la paga;
3:5 porque ustedes han tomado mi oro y mi plata, y se han llevado mis preciosos tesoros
para sus palacios;
3:6 y han vendido a la gente de Yahudah y a la gente de Yahrusalaim a los goyim, de modo
que los han llevado lejos de su propia tierra.
3:7 Miren, yo los levantaré para que salgan del lugar al cual ustedes los han vendido, y les
pagaré a ustedes con la misma moneda:
3:8 entregaré a sus benei y a sus hijas en las manos del pueblo de Yahudah, y ellos los
venderán en cautiverio a una nación distante, porque ha hablado Yahweh.
3:9 Proclamen esto entre las naciones: ¡Prepárense para la batalla! ¡Levanten a los
guerreros, que vengan y se acerquen todos los combatientes!
3:10 Forjen espadas de sus azadones, lanzas de sus podadoras. Que hasta el débil diga por
siempre: Soy fuerte.
3:11 Levántense y vengan, todas ustedes naciones; júntense de los alrededores. ¡Haz bajar
allá a tus guerreros, Yahweh!
3:12 Que se levanten las naciones y marchen al Valle de Yosafat; que allí me sentaré en
juicio sobre todas la naciones en derredor.
3:13 Esgriman la hoz, que el producto está maduro; vengan a pisar, que el lagar está lleno,
¡las cubas están rebosando! porque es mucha la maldad de ellos.
3:14 ¡Multitudes tras multitudes en el Valle de la Decisión! Porque está cerca el día de
Yahweh en el Valle de la Decisión Final.
3:15 El sol y la luna se oscurecen, y las estrellas retiran su brillo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1008

YOEL

JOEL

3:16 Y Yahweh rugirá desde Tzión, gritará desde Yahrusalaim, para que tiemblen el
shamaim y la tierra. Pero Yahweh será un refugio para su pueblo, los benei Yisrael y
serán una fortaleza.
3:17 Y ustedes, todas las naciones, sabrán que Yahweh su Elohé habita en Tzión, mi monte
kadosh. Y Yahrusalaim será Kadosh; nunca más pasarán por ella los extranjeros.
3:18 Y en ese día las montañas destilarán vino, las colinas fluirán leche, y por los cauces de
Yahudah fluirá agua; un manantial saldrá de la Bayit de Yahweh y regará el Valle de las
Acacias.
3:19 Mitzraim será una desolación, y Edom un midbah desolado, por la violencia contra la
gente de Yahudah, en cuya sangre derramaron la sangre de los inocentes.
3:20 Pero la tierra de Yahudah será habitada para siempre, y Yahrusalaim por todas las
generaciones.
3:21 Así trataré como inocente su sangre que no había tratado como inocente; y Yahweh
habitará
en
Tzión.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1009


Yoel.pdf - página 1/4
Yoel.pdf - página 2/4
Yoel.pdf - página 3/4
Yoel.pdf - página 4/4

Documentos relacionados


Documento PDF yeshayah
Documento PDF ezra
Documento PDF zekharyah
Documento PDF yoel
Documento PDF ekhah
Documento PDF tehelim


Palabras claves relacionadas