Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Yeshayah .pdf



Nombre del archivo original: Yeshayah.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:55, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 144 veces.
Tamaño del archivo: 819 KB (59 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


YESHAYAH

ISAIAS

YESHAYAH
(Significa: Yahweh es salvación)
1:1 Revelación (Hitgalut) de YeshaYah ben de Amos, que profetizó concerniente a Yahudah
y a Yahrusalaim en los días de Uziyahu, Yotam, Ajaz y Jizkiyah, melejim de Yahudah:
1:2 Oigan, shamaim; y shemá, tierra, porque ha hablado Yahweh: Crié benei y los
engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí.
1:3 El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su amo; pero Yisrael no conoce; mi
pueblo no entiende.
1:4 ¡Ay, nación pecadora! ¡Pueblo cargado de iniquidad! ¡Raza de malhechores! ¡Benei
depravados! Han abandonado a Yahweh, han despreciado al Kadosh de Yisrael y le han
dado la espalda.
1:5 ¿Por qué buscan más fuete, que continúan ofendiendo? Toda cabeza está dolorida, y
todo corazón está enfermo.
1:6 De la planta del pie a la cabeza no hay en ella parte sana: todo heridas, y golpes, y
llagas enconadas no las han drenado, ni vendado, ni suavizado con aceite.
1:7 La tierra de ustedes es una desolación, sus ciudades están quemadas; delante de sus
ojos, los extraños consumen el producto de su suelo, una tierra desolada, como destruida
por extraños.
1:8 La Hermosa Tzión ha quedado como cabaña en una viña, como choza en un melonar,
como una ciudad sitiada.
1:9 Si Yahweh Tzva’ot no nos hubiera dejado unos pocos sobrevivientes, seríamos como
Sedom, otra Amorah.
1:10 Escuchen la davar de Yahweh, ustedes capitanes de Sedom; escucha la instrucción de
nuestro Elohé, oh pueblo de Amorah.
1:11 Dice Yahweh: ¿Qué necesidad tengo yo de todos sus sacrificios? Estoy hastiado de
ofrendas quemadas de carneros, y del sebo de animales engordados, de la sangre de
toros; y no me deleito en corderos y machos cabríos.
1:12 Cuando ustedes vienen a presentarse delante de mí –¿quién pidió eso de ustedes? No
pisoteen más mis atrios.
1:13 Traer oblaciones es en vano, el incienso me es ofensivo. Los Rosh Jodesh, los Shabbat,
la proclamación de solemnidades, asambleas con iniquidad, no puedo soportarlas.
1:14 Sus Rosh Jodesh y festividades las aborrezco; han venido a ser una carga para mí; no
puedo soportarlas.
1:15 Y cuando ustedes extienden sus manos, yo apartaré de ustedes mis ojos; aunque oren
extensamente, yo no escucharé. Sus manos están llenas de crimen.
1:16 Lávense y límpiense, aparten sus malas acciones de mi vista. Dejen de hacer el mal;
1:17 aprendan a hacer el bien. Dedíquense a la justicia; ayuden al oprimido, apoyen los
derechos del huérfano, defiendan la causa de la viuda.
1:18 Vengan, lleguemos a un entendimiento, dice YAHWEH. Aunque sus pecados sean como
la grana, pueden volverse blancos como la nieve; aunque sean rojos como el carmesí,
pueden volverse como blanca lana.
1:19 Si ustedes están de acuerdo y obedecen, comerán de lo mejor de la tierra;
1:20 pero si rehúsan y desobedecen, serán devorados por la espada. –Porque fue Yahweh
quien habló.
1:21 ¡Ay! ella se ha convertido en ramera, la ciudad fiel que estaba llena de derecho, donde
habitaba la justicia, pero ahora la habitan asesinos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

813

YESHAYAH

ISAIAS

1:22 Tu plata se ha convertido en escoria; tu vino está diluido con agua.
1:23 Tus gobernantes son rebeldes y compañeros de ladrones; cada uno ávido de regalos y
codicioso de obsequios; no defienden el caso del huérfano, y nunca llega a ellos la causa
de la viuda.
1:24 Seguramente, ésta es la declaración de ha’Adón Yahweh Tzva’ot , el Fuerte de Yisrael:
¡Ah, exigiré satisfacción de mis adversarios; tomaré venganza de mis enemigos!
1:25 Volveré mi mano contra ti, y te limpiaré de tus escorias como con lejía, y quitaré toda
tu impureza.
1:26 Restauraré tus magistrados como antaño, y tus consejeros como al comienzo. Después
de eso te llamarán Ciudad de Justicia, Ciudad Fiel.
1:27 Tzión se salvará en el juicio; y sus arrepentidos en la retribución.
1:28 Pero los rebeldes y los pecadores serán todos quebrantados, y los que abandonan a
YAHWEH perecerán.
1:29 En verdad, ustedes se avergonzarán de los robles que han deseado, y se confundirán
por los jardines que han codiciado.
1:30 Porque ustedes serán como el roble de hojas secas, y como el jardín que tiene agua,
1:31 La riqueza almacenada se convertirá en estopa, y el que la acum uló en chispa; y
ambos arderán juntos, sin nadie que los apague.
2:1 La davar que ben de Amos reveló concerniente a Yahudah y a Yahrusalaim:
2:2 En los días venideros el Monte de la Bayit de YAHWEH quedará afirmado por sobre las
montañas, y más elevado que las colinas; y todas las naciones lo contemplarán con gozo.
2:3 Y muchos pueblos vendrán y dirán: Vengan, subamos al Monte de YAHWEH, a la Bayit
del Elohé de Yaakov; para que él nos instruya en sus caminos, y para que caminemos por
sus sendas. Porque de Tzión saldrá la Torah, de Yahrusalaim la davar de YAHWEH.
2:4 Así él juzgará entre las naciones y arbitrará entre los muchos pueblos y forjarán sus
espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas; no alzará espada nación contra
nación; nunca más conocerán la guerra.
2:5 ¡Oh Bayit de Yaakov! Vengan, caminemos a la luz de YAHWEH.
2:6 Porque tú has abandonado los caminos de tu pueblo, oh Bayit de Yaakov, pues ellos
están llenos de prácticas orientales, y de adivinos como los filisteos; y abundan en
costumbres de los extranjeros.
2:7 Su tierra se ha llenado de plata y de oro, no hay límite para sus tesoros; su tierra se ha
llenado de caballos, no hay límite a sus carros.
2:8 Y su tierra se han llenado de ídolos; se postran ante la obra de sus manos, ante lo que
han hecho sus propios dedos.
2:9 Pero el hombre será humillado; el mortal será rebajado, ¡no los perdones!
2:10 Métete en la roca, entiérrate en el suelo, ante el terror de YAHWEH y su temible
majestad.
2:11 La mirada altiva del hombre será doblegada, y el orgullo del mortal será humillado.
Nadie fuera de YAHWEH será enaltecido en aquel día.
2:12 Porque Yahweh Tzva’ot
tiene preparado un día contra todo el que es orgulloso y
arrogante, contra todo el que se ha enaltecido –de modo que será humillado:
2:13 contra todos los cedros del Levanón, altos y erguidos, y contra todas las encinas de
Bashán;
2:14 contra todas las altas montañas y contra todas las colinas elevadas;
2:15 contra toda torre alta y contra todo muro fortificado,
2:16 contra todas las naves de Tarshish y contra todos los barcos lujosos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

814

YESHAYAH

ISAIAS

2:17 La altivez del hombre será humillada; el orgullo del ser humano será humillado. Nadie
fuera de YAHWEH será enaltecido en aquel día.
2:18 En cuanto a los ídolos, desaparecerán por completo.
2:19 Y muchos hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la
tierra –a causa del terror de YAHWEH y su temible majestad, cuando se Levante para
hacer temblar la tierra.
2:20 En ese día los hombres arrojarán a los topos y a los murciélagos los ídolos de plata y
los ídolos de oro que habían hecho para adorarlos.
2:21 Y se meterán en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa del
terror de YAHWEH y su temible majestad, cuando YAHWEH se Levante para hacer
temblar la tierra.
2:22 Oh, dejen de glorificar al hombre, que solamente tiene un aliento en su nariz. Pues,
¿por qué amerita estima?
3:1 Porque ¡miren! ha’Adón Yahweh Tzva’ot quitará de Yahrusalaim y de Yahudah la
provisión y el sustento: toda provisión de pan y toda provisión de agua;
3:2 al soldado y al guerrero, al magistrado y al profeta, al adivino y al anciano,
3:3 al capitán de cincuenta, al magnate y al consejero, al diestro artesano, y al experto
encantador.
3:4 Y les pondré muchachos por gobernantes, y bebés los gobernarán.
3:5 De manera que los del pueblo se oprimirán unos a otros –cada cual oprimirá a su
prójimo; el joven será insolente con el anciano, y el ruin con el noble.
3:6 Porque si alguno agarra a su ají, en la bayit de cuyo padre hay ropa, y le dice: Ven, sé
nuestro jefe, y que esta ruina esté bajo tu cuidado,
3:7 el otro Entonces protestará: Yo no seré vendador de heridas, sin comida ni ropa en mi
bayit. ¡No me van a hacer jefe de un pueblo!
3:8 Ah, Yahrusalaim ha tropezado, y Yahudah ha caído; porque en davar y en obra insultan
a Yahweh, desafiando su mirada majestuosa.
3:9 Su parcialidad en el juicio los acusa; expresan sus pecados como Sedom, no los
disimulan. ¡Ay de ellos, porque mal se han servido a sí mismos!
3:10 –Feliciten al justo, porque le irá bien; él comerá el fruto de sus obras.
3:11 Ay del malvado, porque le irá mal; como han hecho sus manos, así le harán a él–.
3:12 Los gobernantes de mi pueblo son muchachos, mujeres lo gobiernan. Pueblo mío, los
que te guían son malos guías; han confundido el rumbo de tus caminos.
3:13 YAHWEH está de pie para defender una causa; está a punto de defender a los pueblos.
3:14 YAHWEH traerá este cargo contra los ancianos y contra los oficiales de su pueblo.
Ustedes son los que han consumido la viña; lo que se le robó al pobre está en las Casas
de ustedes.
3:15 ¿Cómo se atreven aplastar a mi pueblo y moler las caras de los pobres? –dice Adon
Yahweh Tzva’ot .
3:16 Dijo Yahweh: Por cuanto las hijas de Tzión son tan altivas, y andan con el cuello
erguido, con miradas seductoras, caminan zapateando, haciendo resonar los adornos de
sus pies,
3:17 Adon pelará la coronilla de las hijas de Tzión; YAHWEH desnudará sus cabezas.
3:18 En aquel día Adon les quitará los adornos de los tobillos, las diademas, y las lunetas;
3:19 los aretes, los pendientes y los velos;
3:20 los turbantes, los brazaletes, y las cintas; los talismanes, los amuletos;
3:21 los anillos de firmar y los aros de nariz;
3:22 las ropas festivas, los mantos, y los pañuelos; las carteras,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

815

YESHAYAH

ISAIAS

3:23 los mantos de gasa, y la ropa de lino; y los pañuelos y las mantillas.
3:24 Y Entonces, en lugar de perfumes, habrá hediondez; y en lugar de cinturón, una soga;
en lugar de una diadema moldeada, una cabeza rapada; en lugar de ropa fina habrá ropa
de luto; vergüenza en vez de belleza
3:25 Sus hombres caerán a espada, sus varones combatientes en la batalla;
3:26 y sus puertas lamentarán y se enlutarán; y despojada, se sentará en la tierra.
4:1 En ese día, siete mujeres echarán mano de un hombre y le dirán: Nosotras comeremos
nuestro propio pan y vestiremos nuestras propias ropas; solamente permítenos levantar
tu nombre –quita nuestra desgracia.
4:2 En aquel día, el retoño de YAHWEH dará hermosura y Tiferet, y el esplendor del país
dará dignidad y majestad a los sobrevivientes de Yisrael.
4:3 Y los que permanezcan en Tzión, y sean dejados en Yahrusalaim –todos los que estén
inscritos para vida en Yahrusalaim– serán llamados kadosh.
4:4 Cuando Yahweh haya lavado la inmundicia de las hijas de Tzión, y haya limpiado la
sangre de en medio de Yahrusalaim con Ruaj de juicio y con Ruaj de purificación,
4:5 entonces Yahweh se elevará sobre todo el Tabernáculo y el lugar de asamblea del Monte
Tzión con nube y humo de día, y resplandor de fuego llameante de noche. Ciertamente,
sobre toda la Tiferet colgará un dosel,
4:6 que servirá de pabellón para dar sombra ante el calor abrasador, y para refugio y
protección del aguacero tempestuoso.
5:1 Quiero cantar por mi amado una canción de amo r acerca de su viña. Mi amado tenía
una viña en una fértil colina.
5:2 La aró, la despedregó, y la sembró de vides selectas. Edificó en ella una torre, y hasta
labró un lagar; porque esperaba que diese uvas buenas, pero dio uvas silvestres.
5:3 Ahora pues, habitantes de Yahrusalaim y hombres de Yahudah, sean ustedes los
Shofetim entre mí y mi viña:
5:4 ¿Qué más se podía haber hecho por mi viña que yo no haya hecho en ella? ¿Por qué,
cuando yo esperaba que diese uvas buenas, dio uvas silvestres?
5:5 Ahora les voy a decir lo que le haré a mi viña: Le quitaré la verja, para que la despojen;
romperé su cercado, para que la pisoteen.
5:6 Y la convertiré en una desolación; no la podarán ni la cultivarán, y le crecerán espinos y
cardos; y ordenaré a las nubes que no derramen lluvia sobre ella.
5:7 Porque la viña de Yahweh Tzva’ot es la bayit de Yisrael, el semillero que atendió con
amor son los hombres de Yahudah. Y él esperaba justicia, pero sólo vio injusticia;
esperaba equidad, pero sólo vio maldad.
5:8 ¡Ay de los que añaden bayit a bayit y juntan campo con campo, hasta que ya no queda
espacio para nadie más que para ustedes en el país!
5:9 En mis oídos dijo Yahweh Tzva’ot : Ciertamente, grandes Casas quedarán desoladas;
Casas espaciosas y espléndidas quedarán sin ocupantes.
5:10 Porque diez cuerdas de viña producirán tan sólo un bato, 22 litros y un campo
sembrado con un homer 220 litros de semilla producirá tan sólo un efá. 22 litros
5:11 ¡Ay de los que van tras el licor desde temprano en la mañana, y hasta tarde en la
noche se inflaman por el vino!
5:12 Los que en sus banquetes tienen arpas, liras, tamboriles, flautas y vino; pero que
nunca consideran el plan de YAHWEH, ni toman nota de lo que está diseñando.
5:13 Ciertamente, mi pueblo sufrirá el exilio por no hacer caso, sus multitudes víctimas del
hambre y sus masas transidas de la sed.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

816

YESHAYAH

ISAIAS

5:14 Ciertamente, la Fosa abrió bien su garganta y abrió su boca sin medida; y en ella
caerá ese esplendor y ese tumulto, ese bullicio y esa diversión.
5:15 El hombre se ha postrado, y el mortal se ha rebajado; se ha rebajado el orgullo de los
altivos.
5:16 Y Yahweh Tzva’ot queda enaltecido por el juicio; al Elohé Kadosh se le reconoce como
Kadosh por su retribución.
5:17 Entonces los corderos pastarán como en su pastizal, y los extranjeros comerán entre
las ruinas de los ricos.
5:18 ¡Ay de los que arrastran el pecado con cuerdas de falsedad, y la maldad como con
coyundas de carreta!
5:19 Ellos dicen: Que se dé prisa; que avance a hacer su obra, para que la veamos; que los
planes del Kadosh de Yisrael se cumplan rápidamente, para que le hagamos caso.
5:20 ¡Ay de los que a lo malo llaman bueno; y a lo bueno, malo! Que presentan las tinieblas
como luz, y la luz como tinieblas; que presentan lo amargo como dulce, y lo dulce como
amargo.
5:21 ¡Ay de los que son sabios en su propia opinión; de los que son prudentes en su propio
juicio!
5:22 Ay de los que son tan valientes para beber vino, y tan fuertes para mezclar licor;
5:23 y de los que vindican al culpable a cambio de soborno, y le niegan la vindicación al que
tiene la razón.
5:24 Ciertamente, como la paja se consume en una lengua de fuego y el rastrojo se
doblega cuando arde, así la raíz de ellos será como algo podrido, y su flor se desvanecerá
como el polvo. Porque han rechazado la Instrucción de Yahweh Tzva’ot , han despreciado
la davar del Kadosh de Yisrael.
5:25 Por eso fue que se encendió el furor de YAHWEH contra su pueblo; y extendió contra
él su mano y lo golpeó, de modo que los montes se estremecieron, y sus cadáveres
quedan como basura en las calles. Sin embargo no ha cesado su furor, y su brazo todavía
está extendido.
5:26 El le alzará una bandera a una nación lejana; le silbará a una que está en los confines
de la tierra y vendrá rápida y veloz.
5:27 En sus filas, nadie se cansa ni tropieza; nunca duermen ni se adormecen; a ninguno se
le afloja el cinturón de su cintura, ni se le rompe la correa de sus sandalias.
5:28 Sus flechas están afiladas, y todos sus arcos preparados. Los cascos de sus c aballos
son como de pedernal, y las ruedas de sus carros como torbellino.
5:29 Su rugido es como de león; ruge como las grandes bestias, cuando gruñe y arrebata
una presa, se la lleva sin que nadie la libre.
5:30 Pero en ese día, resonará un rugido sobre él como el del mar; y Entonces mirará hacia
abajo, y verá tinieblas de tribulación, con luz; oscuridad, en bajos nubarrones que bajan.
6:1 En el año que murió el melej Uziyahu, vi yo a Yahweh sentado sobre un Trono alto y
sublime; y el ruedo de sus vestiduras llenaba el templo.
6:2 Por encima de él había serafines. Cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros,
con dos cubrían sus piernas y con dos volaban.
6:3 Y uno proclamaba al otro: ¡Kadosh, Kadosh, Kadosh! ¡Yahweh Tzva’ot ! ¡Su presencia
llena toda la tierra!
6:4 Las jambas de las puertas se estremecieron con la voz del que proclamaba, y el templo
se llenó de humo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

817

YESHAYAH

ISAIAS

6:5 Entonces grité: ¡Pobre de mí, estoy perdido! Porque soy un hombre de labios impuros y
habito en medio de un pueblo de labios impuros; sin embargo mis propios ojos han visto
al Melej de Yahweh Tzva’ot .
6:6 Entonces uno de los serafines voló hacia mí con una brasa encendida, que había tomado
del altar con unas tenazas,
6:7 Tocó con él mis labios y declaró: Ahora que esto ha tocado tus labios, tu culpa se irá, y
tu pecado será purificado.
6:8 Entonces escuché la voz de YAHWEH, que decía: ¿A quién enviaré? ¿Quién irá por
nosotros? Y respondí: Aquí estoy yo, envíame a mí.
6:9 Y dijo: Ve y dile a ese pueblo: Oigan bien, pero no entiendan; y miren bien, pero no
comprendan.
6:10 Haz insensible la mente de este pueblo; ensordece sus oídos y ciega sus ojos –no sea
que vea con sus ojos, y oiga con sus oídos, y entienda con su mente, y se arrepienta, y
se salve.
6:11 Yo pregunté: ¿Hasta cuándo, YAHWEH? Y él respondió: Hasta que los pueblos queden
desolados sin habitantes, y las Casas sin gente, y el suelo quede devastado y desolado
6:12 –porque YAHWEH desterrará a la población– y los sitios abandonados sean muchos en
medio del país.
6:13 Pero aunque quede en ella una décima parte, se arrepentirá. Será consumida como la
encina o el roble, a los que les queda el tocón después de ser derribados: su tocón será
una simiente santa.
7:1 En los días de Ajaz ben de Yotam ben de Uziyahu, melej de Yahudah, Rezín melej de
Aram y Péqaj ben de Remalyahu, melej de Yisrael, subieron a Yahrusalaim para atacarla,
pero no pudieron atacarla.
7:2 Ahora bien, cuando se le informó a la Bayit de Dawid que Aram se había aliado con
Efráyim, su corazón y el corazón de su pueblo se estremeció, como se mecen los árboles
del bosque a causa del viento.
7:3 Pero YAHWEH le dijo a: Sal con tu ben Shear Yashuv al encuentro de Ajaz al extremo
del acueducto del Estanque de Arriba, por el camino del Campo del Lavador,
7:4 y dile: Sé firme y ten calma. No temas, ni te acobardes a causa de esos dos cabos de
tizón que humean, por el furor de la ira de Rezín y de Aram, y del ben de Remalyahu.
7:5 Por cuanto los aramitas –con Efráyim y el ben de Remalyahu– se han confabulado
contra ti, diciendo:
7:6 Marcharemos contra Yahudah y la invadiremos y la conquistaremos; y pondremos como
melej en ella al ben de Tabeel,
7:7 así dijo Yahweh: No tendrá éxito, no sucederá.
7:8 Porque la capital de Aram es Daméseq, y el caudillo de Daméseq es Rezín;
7:9 La capital de Efráyim es Shomrón, y el caudillo de Shomrón es el ben de Remalyahu.
Pero dentro de sesenta y cinco años Efráyim será destrozado como pueblo. Si ustedes no
creen, porque no se puede confiar en ustedes...
7:10 YAHWEH volvió a hablarle a Ajaz:
7:11 Pide para ti una señal de parte de YAHWEH tu Elohé; en cualquier parte hasta abajo en
la Fosa o hasta arriba en el shamaim.
7:12 Pero Ajaz respondió: No pediré ni probaré a Yahweh Elohe.
7:13 Entonces dijo: Escuchen, oh bayit de Dawid: ¿No les parece suficiente el tratar a los
hombres como a indefensos para que también traten a mi Elohé como a un indefenso?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

818

YESHAYAH

ISAIAS

7:14 Ciertamente, el mismo Yahweh les dará una señal de su propia elección: Miren, la
doncella ha concebido y va a dar a luz un ben. Que le ponga el nombre de Imanuel (Con
nosotros está Elohé).
7:15 Para cuando él aprenda a rechazar lo malo y aceptar lo bueno, el estará comiendo
leche cuajada y miel.
7:16 Porque antes de que el niño sepa rechazar lo malo y escoger lo bueno, la tierra de los
dos melejim a quienes tienes miedo será abandonada.
7:17 Yahweh hará venir sobre ti, sobre tu pueblo y sobre tu bayit ancestral días como no
los ha habido desde el día en que Efráyim se separó de Yahudah –al mismo melej de
Aram.
7:18 En ese día Yahweh silbará a las moscas que están en el extremo de los canales de
Mitzraim y a las abejas que están en la tierra de Ashur;
7:19 y vendrán todas y se posarán en las quebradas, en las hendiduras de las peñas, y en
todos los espinos, y en todos los lugares de aguas.
7:20 En aquel día, Adon rasurará con la navaja alquilada del otro lado del rio con el melej
de Ashur, el cabello de la cabeza y el vello de las piernas, y quitará también la barba.
7:21 Y en ese día, cada hombre criará una vaca de la manada y dos animales del rebaño.
7:22 (Y obtendrá tanta leche que comerá leche cuajada.) Así todo el que quede en medio
del país comerá leche cuajada y miel.
7:23 Porque en ese día, todo lugar donde podrían haber mil vides, que valgan mil shékels
11 kg. De plata se volverá un baldío de espinos y cardos.
7:24 Uno tendrá que ir allá con flechas y arco, pues todo el país será espinos y cardos.
7:25 Pero los peligros de los espinos y los cardos no se esparcirán a ninguna de las colinas
que sólo podrían labrarse con la azada; y allí el ganado andará suelto, las ovejas y las
cabras se pasearán.
8:1 Yahweh me dijo: Consíguete una tabla grande y escribe en ella con punzón en escritura
común: Para Maher Shalal JashBaz;
8:2 y llama a testigos confiables, a l kohen Uriyah y a Zekharyahu ben de YeBerekhyahu.
8:3 Yo intimé con la profetisa (mi esposa), y ella concibió y dio a luz un ben; y Yahweh me
dijo: Ponle por nombre Maher Shalal JashBaz.
8:4 Porque antes de que el niño sepa decir mi papá y mi mamá, la riqueza de Daméseq y el
botín de Shomrón serán llevados ante el melej de Ashur.
8:5 Otra vez me habló Yahweh así:
8:6 Por cuanto este pueblo desechó las aguas de Shilóej, que corren mansamente, y se
alegró con Rezín y con el ben de Remalyahu,
8:7 ciertamente, Yahweh hará subir contra ellos las impetuosas y abundantes aguas del Río,
al melej de Ashur con toda su Tiferet. El se desbordará por todos sus cauces y pasará
sobre todas sus riberas,
8:8 y pasará por Yahudah como inundación repentina que llegará hasta el cuello. Pero con
sus alas extendidas tan anchas como tu tierra, oh Imanuel.
8:9 Abandérense juntos, oh pueblos –serán quebrantados. Escuchen esto, todos los
confines de la tierra: Cíñanse –serán quebrantados. Cíñanse y serán quebrantados.
8:10 Fragüen un plan y será anulado; acuerden una acción y no tendrá éxito. Porque con
nosotros está Yahweh Elohé.
8:11 Pues esto es lo que dijo Yahweh, cuando me tomó de la mano y me encargó que no
camine por el camino de este pueblo:
8:12 No llamen conspiración a todo lo que este pueblo llama conspiración. No respeten lo
que ellos respetan, ni se aterroricen.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

819

YESHAYAH

ISAIAS

8:13 A nadie sino a Yahweh Tzva’ot traten como Kadosh; denle reverencia a él solamente,
témanle sólo a él.
8:14 El será como un Lugar Kadosh; una piedra de tropiezo y roca de escándalo para las
dos Casas de Yisrael, y una red y una trampa para los habitantes de Yahrusalaim.
8:15 Las masas tropezarán sobre éstas y caerán y se herirán, quedarán atrapados y
apresados.
8:16 Ata el mensaje, sella la Instrucción entre mis talmidím.
8:17 Así que yo aguardaré a Yahweh, quien está escondiendo su rostro de la Bayit de
Yaakov, y en él confiaré.
8:18 Aquí estoy yo y los benei que YAHWEH me ha dado como señales y portentos en
Yisrael de parte de Yahweh Tzva’ot , quien habita en el Monte Tzión.
8:19 Ahora bien, si algunos les dicen: Consulten a los fantasmas y a los Ruajim familiares
que susurran y murmuran al hablar; porque un pueblo puede consultar a sus elohim, a
sus muertos en favor de sus vivos
8:20 por instrucción y mensaje, ciertamente, para uno que hable así no habrá
amanecer.
8:21 Y pasará por ella oprimido y hambriento; y cuando tenga hambre se indignará y
maldecirá a su melej y a sus elohim. Ya sea que mire hacia arriba
8:22 o que mire hacia abajo, sólo verá tribulación y oscuridad sin amanecer; estrechez y
tristeza sin aurora.
9:1 Porque si fuera a haber algún amanecer para ese país que está en estrechez,
solamente el melej anterior habría traído humillación a la tierra de Zebulún y la tierra de
Naftalí –mientras que el último habría traído honor al Camino del Mar, al otro lado del
Yardén, al Galil de las naciones.
9:2 El pueblo que andaba en tinieblas ha visto una luz brillante; a los que habitaban en una
tierra muy sombría, la luz les ha resplandecido.
9:3 Tú has multiplicado a esa nación, le diste gran gozo; Se han alegrado delante de ti
como se alegran en tiempo de cosecha, como se gozan cuando se reparten el botín.
9:4 Porque el yugo que cargaban y el palo en sus espaldas y la vara de sus capataces y tú
las has quebrado como en el día de Midyán.
9:5 Verdaderamente, todas las botas que se ponían para marcha con estruendo y todos los
mantos manchados de infamia se han entregado a las llamas, devorados por el fuego.
“PROFECIA SOBRE EZEQUIAS”
9:6 Porque un niño nos ha nacido, un ben se nos ha dado. Y la autoridad descansará sobre
sus hombros. Y el que Es Admirable, el que es Consejero, el que es Elohé Fuerte y El
Abba Eterno Yahweh: LO LLAMARÁ A ÉL (al niño), Príncipe de Shalom (Ezequías) (2ª
Reyes 18 y 19)
9:7 en señal de abundante autoridad y de shalom sin límites sobre el trono y el reino de
Dawid su padre, para que sea afirmado y fortalecido el Trono de Dawid en Justicia y
Equidad ahora y para siempre. El celo de Yahweh Tzva’ot hará que suceda esto.
9:8 Y Yahweh envió una davar contra Yaakov y cayó sobre Yisrael la ira de Yahweh.
9:9 Pero todo el pueblo comentó –Efráyim y los habitantes de Shomrón– con arrogancia y
altivez:
9:10 Cayeron los ladrillos, pero reedificaremos con bloques de piedra; cortaron las higueras
silvestres, pero en su lugar pondremos cedros.
9:11 Así que Yahweh dejó que los enemigos de Rezín triunfaran contra ella, e incitó a sus
adversarios

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

820

YESHAYAH

ISAIAS

9:12 –a Aram (sirios) por oriente y a Filisteos del occidente que devoraro n a Yisrael a boca
llena. Sin embargo no ha cesado su furor, y su brazo todavía está extendido.
9:13 Porque el pueblo no se ha vuelto a quien lo golpeó y no han buscado a Yahweh
Tzva’ot .
9:14 Por eso en un mismo día Yahweh cortará de Yisrael la cabeza y la cola, la palmera y el
junco.
9:15 Los ancianos y los magnates, ésos son las cabezas; los nabí que dan instrucciones
falsas, ésos son las colas.
9:16 Los guías de ese pueblo lo han guiado mal, de modo que los guiados se han
confundido.
9:17 Por eso es que Adon no se compadecerá de sus jóvenes, ni les mostrará compasión a
sus huérfanos y sus viudas; porque todos son perversos y malvados, y toda boca habla
perversidad.
9:18 Ya la maldad está ardiendo como fuego y devora espinos y cardos. Ha encendido la
espesura del bosque, al cual ha convertido en remolinos de humo. Sin embargo no ha
cesado su furor, y su brazo todavía está extendido.
9:19 Por la ira de Yahweh Tzva’ot , la tierra se estremeció. Después, el pueblo vino a ser
como fuego devorador: ninguno se apiadó de su ají.
9:20 Devoraba a la derecha, pero seguían con hambre; y comían a la izquierda, pero no se
saciaban. Cada cual devoraba la carne de su propio pariente:
9:21 –Menashéh devoraba a Efráyim, y Efráyim a Menashé; y ambos contra Yahudah. Sin
embargo no ha cesado su furor, y su brazo todavía está extendido.
10:1 ¡Ay de los que componen escritos malvados y escriben documentos perversos,
10:2 para subvertir la causa de los pobres, para privar de sus derechos a los necesitados de
mi pueblo, para que las viudas sean su despojo, y los huérfanos su botín!
10:3 ¿Qué harán ustedes en el día del castigo, cuando venga de Lejos la calamidad? ¿A
quién huirán a pedir auxilio, y cómo salvarán sus cadáveres?
10:4 de caer bajo los compañeros prisioneros, de caer bajo los muertos. Sin embargo no ha
cesado su furor, y su brazo todavía está extendido.
10:5 ¡Ay de Ashur, la vara de mi ira, en cuya mano, como un garrote, está mi furor!
10:6 La mando contra una nación impía, la envío contra un pueblo que me provoca, para
que tome su despojo y capture su botín y para convertirla en algo que pisotean como el
lodo de las calles.
10:7 Pero él tiene malos planes, su mente abriga malos designios; porque su intención es
destruir, exterminar no pocas naciones.
10:8 Porque él piensa: Después de todo, tengo a melejim como mis capitanes.
10:9 ¿Es Kalnó diferente de Karkémish? ¿Es Jamat diferente de Arpad? ¿Es Shomrón
diferente de Daméseq?
10:10 Siendo que pude capturar a los reinos insignificantes, cuyas imágenes excedían a las
de Yahrusalaim y a las de Shomrón,
10:11 ¿no le haré a Yahrusalaim y a sus imágenes lo que le hice a Shomrón y a sus ídolos?
10:12 Pero después que Adon haya acabado toda su obra en el Monte Tzión y en
Yahrusalaim, castigará también el majestuoso orgullo y la excesiva arrogancia del melej
de Ashur.
10:13 Porque ha dicho: Con el poder de mi mano lo he hecho, con mi destreza, porque soy
inteligente: He eliminado las fronteras de los pueblos, he saqueado sus tesoros y he
exiliado sus vastas poblaciones.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

821

YESHAYAH

ISAIAS

10:14 Pude apoderarme, como de un nido, de las riquezas de los pueblos; como se recogen
huevos abandonados, así recogí yo a toda la tierra: No hubo quien moviera un ala o
abriera el pico para piar.
10:15 ¿Se jacta el hacha contra el que la maneja, o la sierra se engrandece contra el que la
levanta? ¡Como si la vara Levantara al que la Levanta, como si el bastón levantara al
hombre!
10:16 Ciertamente, ha’Adón Yahweh Tzva’ot enviará enfermedad a los robustos de ella; y
debajo de su cuerpo arderá una llama como de fuego, que destruye esqueleto y carne;
será como un enfermo que se consume.
10:17 La Luz de Yisrael será fuego y su Kadosh llama, quemará y consumirá sus cardos y
sus espinos en un día,
10:18 y la masa de su bosque y de su campo de cultivo.
10:19 Los árboles que queden de su bosque serán tan pocos que hasta un niño los podrá
contar.
10:20 Y en ese día, el remanente de Yisrael y los escapados de la Bayit de Yaakov nunca
más se apoyarán en el que la golpea, sino que se apoyarán sinceramente en Yahweh, el
Kadosh de Yisrael.
10:21 ¡Sólo un remanente volverá, sólo un remanente de Yaakov volverá al Elohé fuerte!
10:22 Aunque tu pueblo, oh Yisrael, sea como la arena del mar, sólo un remanente de él
volverá. La destrucción está decretada, la retribución viene como diluvio.
10:23 Porque Adon Yahweh Tzva’ot está ejecutando un decreto de destrucción sobre todo
el país.
10:24 Ciertamente, así dijo el Adon Yahweh Tzva’ot : Oh pueblo mío que habitas en Tzión,
no tengas temor de Ashur, que te golpea con una vara y alza su garrote contra ti como
hicieron los mitsritas.
10:25 Porque muy pronto se acabará mi ira, y mi furor que estaba empeñado en destruirlos.
10:26 Yahweh Tzva’ot le infligirá una golpiza, como cuando golpeó a Midyán junto a la
Peña de Orev, y blandirá su garrote como lo blandió sobre los mitsritas junto al mar.
10:27 Y en ese día, su carga se caerá de tu espalda, y su yugo de tu cuello; el yugo será
destruido a causa de tu gordura.
10:28 Avanzó contra Ayat, pasó a Migrón, y en Mikhmash depositó su equipaje.
10:29 Pasaron el vado; Gueva va a ser nuestro alojamiento. Ramá se alarmó; HaGuivah de
Shaul se fue a huir.
10:30 ¡Pega un fuerte grito, oh Bat Galim! ¡Escucha, oh Laishah! ¡Empieza a gritar, Anatot!
10:31 Madmena se fue corriendo; los habitantes de Guebim buscaron refugio.
10:32 Ahora mismo se detendrá en Nob y agitará su mano. Oh monte de la Hermosa Tzión,
oh colina de Yahrusalaim,
10:33 mira, ha’Adón Yahweh Tzva’ot
tumbará los cogollos con un hacha; los de gran
altura serán derribados, los altos serán talados.
10:34 El cortará con hierro la espesura del bosque, y los árboles del Levanón caerán en su
majestad
PROFECIA FUTURA
DEL MASHIAJ Y DEL MALJUT DE YAHWEH
11:1 Pero un retoño brotará del tocón de Yishay, un vástago germinará de sus raíces.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

822

YESHAYAH

ISAIAS

“los 7 ruaj entregados al Mashiaj”
11:2 El Ruaj de Yahweh (1) reposará sobre él con el Ruaj de sabiduría (2) y de
discernimiento (3), el Ruaj de consejo (4) y de valor (5), el Ruaj de devoción (6)y de
respeto a Yahweh (7).
11:3 Percibirá la verdad debido a su respeto por Yahweh. No juzgará por lo que vean sus
ojos, ni arbitrará por lo que perciban sus oídos.
11:4 Así juzgará a los pobres con Equidad, y arbitrará con Justicia a favor de los afligidos
de la tierra. Golpeará a toda la tierra con la vara de su boca, y matará al malvado con el
aliento de sus labios.
11:5 La Justicia será el cinturón de sus lomos, y la Fidelidad el ceñidor de su cintura.
11:6 Es Entonces, que l lobo habitará con el cordero, el leopardo se recostará con el
cabrito; el ternero, la bestia de presa, y el engordado junto, y un niño pequeño sin miedo
ni temor, los conducirá.
11:7 La vaca y la osa pacerán sin hacerse daño, sus crías se recostarán juntas; y el león
comerá paja como el buey.
11:8 Y un niño de pecho jugará sobre la cueva de la cobra sin miedo ni temor, y un recién
destetado extenderá su mano jugando, sobre el escondrijo de la víbora.
11:9 Y es Entonces, que nada malo o perverso se hará en todo mi Monte Sagrado; porque
toda la tierra estará llena de devoción a YAHWEH, como las aguas cubren el mar.
11:10 En ese Día, el tocón de Yishay que ha quedado en pie vendrá a ser una bandera
para los pueblos y todas las naciones buscarán Su Consejo y su morada será honrosa.
11:11 En ese Día, Yahweh volverá a poner Su Mano para redimir la parte de su pueblo
esparcida desde Ashur –como también desde Mitzraim, Patros, Kush, Elam, Shinar,
Hamat y todas las costas del mar.
11:12 Y Entonces Yahweh levantará una señal para todas las naciones, y juntará a todos
los desterrados de Yisrael, y reunirá a los dispersos de la bayit de Yahudah desde los
cuatro extremos de la tierra.
11:13 Entonces poco a poco cesará la envidia de Efráyim, y poco a poco terminará la
hostilidad contra Yahudah; Y Efráyim ya no envidiará a Yahudah, ni Yahudah hostilizará a
Efráyim.
11:14Retornarán a su tierra, le golpearán la espalda a Filisteos al occidente, y juntos
saquearán a los pueblos del oriente; Edom y Moab se sujetarán a ellos y los benei de
Amón les obedecerán.
11:15 Yahweh secará la lengua del mar mitsrita, – con el poder de su aliento Levantará su
mano sobre el Río y lo partirá en siete arroyos, de modo que se pueda pasar por él con
sandalias.
11:16 Así habrá un camino para la otra parte del remanente de su pueblo que quedó en
Ashur, como lo hubo para Yisrael cuando subió de la tierra de Mitzraim.
12:1 En ese día dirás: Te doy gracias, oh Yahweh Aunque estabas enojado conmigo, tu Ira
se apartó y me consuelas.
12:2 ¡Ese es el Elohé que me da el triunfo! Estoy co nfiado, sin temor; porque Yahweh es mi
fortaleza y mi poder, él ha sido mi liberación.
12:3 Con gozo sacarán ustedes, todos los redimidos, agua de los manantiales del triunfo,
12:4 y dirán en ese Día: ¡Den Hallel a Yahweh, proclamen su Nombre! Den a cono cer sus
obras entre los pueblos; declaren que su Nombre es Exaltado!
12:5 ¡Canten Hallel a Yahweh, porque ha hecho cosas gloriosas! Que se dé a conocer esto
en toda la tierra!
12:6 Grita de gozo, oh habitante de Tzión, pues grande en tu medio es el

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

823

YESHAYAH

ISAIAS

13:1 Pronunciamiento acerca de Bavel, revelación de ben de Amos.
13:2 Levanten una bandera sobre un monte desnudo, grítenles con fuerza; agiten la mano,
y que entren por las puertas de los nobles.
13:3 Yo he convocado a mis huéspedes purificados para que ejecuten mi ira; miren, he
llamado a mis valientes, a los que se regocijan orgullosamente.
13:4 ¡Oigan! un tumulto en las montañas, como de una hueste poderosa; ¡escuchen! un
rumor de reinos, de naciones que se congregan. Yahweh Tzva’ot
está reuniendo un
ejército para la guerra.
13:5 Vienen de una tierra lejana, del extremo del shamaim Yahweh con las armas de su ira
para arrasar toda la tierra.
13:6 Lamenten, porque el día de Yahweh está cercano; vendrá como destrucción de parte
de Shaddai.
13:7 Por tanto, todas las manos se debilitarán, y todo corazón humano desfallecerá;
13:8 y vencido por el terror, serán presa de convulsiones y dolores, dolores como de mujer
de parto. Se mirarán unos a otros con terror; sus caras pálidas de miedo.
13:9 Miren, viene el día de Yahweh con ira y furia implacables, para convertir la tierra en
desolación, para destruir a los pecadores que hay en ella.
13:10 Las estrellas y las constelaciones del shamaim no irradiarán su luz; el sol se
oscurecerá al salir, y la luna no reflejará ninguna luz.
13:11 Y yo le reclamaré al mundo su maldad, y a los malvados por su perversidad; le
pondré fin al orgullo de los arrogantes y humillaré la altivez de los tiranos.
13:12 Haré a la gente más escasa que el oro fino, y al hombre más que el oro de Ofir.
13:13 Por eso haré estremecer el shamaim, y la tierra saltará de su lugar, ante la furia de
Yahweh Tzva’ot en el día de su ardiente ira.
13:14 Entonces, como gacelas perseguidas, y como ovejas que nadie junta, cada cual se
volverá hacia su propio pueblo, cada cual huirá a su propio país.
13:15 Todo el que se quede será atravesado, y a todo el que atrapen caerá a espada.
13:16 Y sus niños serán estrellados ante sus ojos; sus Casas serán elevadas, y sus esposas
violadas.
13:17 Miren, yo incito contra ellos a los maday, que no estiman la plata ni desean el oro.
13:18 Sus arcos desbaratarán a los jóvenes; no tendrán piedad de los infantes, no tendrán
lástima de los benei.
13:19 Y Bavel, la Tiferet de los reinos, el orgulloso esplendor de los kasditas, vendrá a ser
como Sedom y Amorah destruidas por Elohé.
13:20 Nunca más será habitada ni será poblada por todas las edades. Ningún árabe pondrá
allí su tienda, ningún pastor hará recostar allí sus rebaños.
13:21 Pero allí se recostarán las fieras, y las Casas se llenarán de búhos; allí habitarán las
avestruces, y allí danzarán los chivos salvajes.
13:22 Y en sus castillos aullarán las hienas, y los chacales en los palacios de placer. Su hora
se acerca; sus días no se prolongarán.
14:1 Pero YAHWEH perdonará a Yaakov y volverá a elegir a Yisrael, y los establecerá en su
propia tierra. Y a ellos se unirán extranjeros y se adherirán a la Bayit de Yaakov.
14:2 Porque los pueblos los tomarán y los traerán a su lugar; y la Bayit de Yisrael tomará
posesión de ellos en la tierra de YAHWEH, como siervos y criadas. Ellos serán captores de
sus captores y amos de sus capataces.
14:3 Y cuando YAHWEH te dé tregua de tu dolor y tu desesperación, y de la dura
servidumbre a la que fuiste sometido,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

824

YESHAYAH

ISAIAS

14:4 entonarás esta canción de burla contra el melej de Bavel: ¡Cómo ha desaparecido el
capataz; cómo ha terminado la opresión!
14:5 YAHWEH ha roto la vara de los malvados, el cetro de los tiranos,
14:6 que con ira golpeaba a los pueblos, con golpes sin tregua, que dominaba a las
naciones con furor, en persecución constante.
14:7 Toda la tierra está en calma, tranquila; ha prorrumpido en cánticos.
14:8 Aun los pinos se alegran de tu suerte, y los cedros del Levanón: Desde que tú caíste,
nadie ha subido para derribarnos.
14:9 La Fosa abajo se estremeció al recibirte en tu llegada –despertó a las sombras de
todos los capitanes de la tierra, Levantando de sus tronos a todos los melejim de las
naciones.
14:10 Todos ellos responden y te dicen: ¡También a ti te han golpeado como a nosotros,
has llegado a ser como nosotros!
14:11 Tu pompa ha sido rebajada hasta la Fosa, y el sonido de tus liras. Los gusanos serán
tu cama, y las larvas tu sábana.
14:12 ¡Cómo has caído del shamaim, oh Lucero, ben de la Aurora!!Cómo has caído al suelo,
oh conquistador de naciones!
14:13 Una vez pensaste en tu corazón: Subiré al shamaim; más arriba de las estrellas de
Elohé Levantaré mi trono. Me sentaré en el monte de la asamblea, en la cumbre del
Zafón.
14:14 Me montaré en el lomo de una nube –seré semejante al Altísimo.
14:15 En cambio, te han rebajado hasta la Fosa, hasta el fondo del Hoyo.
14:16 Los que te ven te contemplan; se te quedan mirando y dicen: ¿Es éste el hombre que
estremecía la tierra, que hacía temblar los reinos,
14:17 que dejó al mundo como un midbah y a sus pueblos destruidos, que nunca liberó a
sus prisioneros para dejarlos ir?
14:18 Todos los melejim de las naciones yacen, todos ellos con honor, cada uno en su
tumba;
14:19 Pero a ti te han dejado sin sepultar, como carroña abominable, como cadáver
pisoteado en ropa de difuntos atravesados a espada, los cuales se hunden hasta las
mismas piedras del Hoyo.
14:20 Tú no tendrás un entierro como ellos; porque destruiste tu propio país, asesinaste a
tu pueblo. ¡Que jamás se nombre la descendencia de los malhechores!
14:21 Preparen un Matadero para sus benei a causa de la culpa de su padre. ¡Que no se
Levanten para poseer la tierra! Entonces la faz del mundo se llenará de pueblos.
14:22 Yo me Levantaré contra ellos, declara Yahweh Tzva’ot y erradicaré de Bavel el
nombre y el remanente, los descendientes y la posterioridad, declara Yahweh
14:23 y la convertiré en hogar de erizos, en pantanos. La barreré con la escoba de la
exterminación, declara Yahweh Tzva’ot .
14:24 Yahweh Tzva’ot ha hecho este juramento: Como lo he designado, así sucederá; lo
que he planeado, eso se realizará:
14:25 para quebrantar a Ashur en mi tierra, para aplastarlo en mi montaña. Y se quitará de
ellos su yugo, y será quitada de su espalda su carga.
14:26 Este es el plan que está decidido para toda la tierra; para eso es que hay una mano
extendida sobre todas las naciones.
14:27 Porque Yahweh Tzva’ot lo ha planeado, ¿quién puede invalidarlo? Su mano es la que
está extendida, ¿quién puede retraerla?
14:28 El año en que murió el melej Ajaz se hizo este pronunciamiento:

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

825

YESHAYAH

ISAIAS

14:29 No te alegres, toda Filisteos, por haberse roto la vara del que te golpea. Porque del
tocón de la culebra surge una avispa, una víbora voladora brota de él.
14:30 Los primogénitos de los pobres pacerán y los destituidos descansarán seguros. A tu
raíz la haré morir de hambre y Mataré al último de los tuyos.
14:31 ¡Gime, oh puerta; clama, oh ciudad, estremécete, toda Filisteos! Porque del norte
viene un intrépido, y no hay ningún rezagado en sus filas.
14:32 ¿Y qué le responderá él a los mensajeros de cualquier nación? Que YAHWEH ha
establecido a Tzión; en ella hallarán refugio los necesitados de su pueblo.
15:1 El Pronunciamiento sobre Moab: Porque en una noche fue elevada, Ar de Moab quedó
arruinada; porque en una noche fue elevada, Qir de Moab quedó arruinada.
15:2 Fue al templo a llorar, Divón fue a los altares exteriores. Por Nevó y por Medeba está
gimiendo Moab; en toda cabeza hay calvicie, y toda barba está afeitada.
15:3 En sus calles se visten de luto; en sus azoteas, en sus plazas, todos están lamentando,
deshechos en llanto.
15:4 Jeshbón y Eleale claman, su voz se oye hasta Yahats. Por eso gritan las tropas
armadas de Moab, su cuerpo se convulsiona.
15:5 Mi corazón da gritos por Moab –sus fugitivos huyen hasta Tsoar, hasta Eglat
Shelishiyah. Por la cuesta de Lujit suben con llanto; por el camino de Joronáyim Levantan
un clamor de angustia.
15:6 Ah, las aguas de Nimrim se han vuelto una desolación; la hier ba está seca, el pasto ha
desaparecido, la vegetación se ha esfumado.
15:7 Por eso, las ganancias que han adquirido, y lo que han almacenado, las llevaban al
Arroyo de los Sauces.
15:8 Ah, el griterío ha rodeado el país de Moab; hasta Egláyim ha llegado su gemido, hasta
Beer Elim su clamor.
15:9 Ah, las aguas de Dibón están llenas de sangre porque yo derramo otras aguas sobre
Dibón; yo la embarro –por los refugiados de Moab– de tierra por su remanente.
16:1 Despachen como mensajero al gobernante del país, desde Sela en el midbah hasta el
monte de la Hermosa Tzión:
16:2 Como aves fugitivas, como nidada espantada, los aldeanos de Moab revolotean por los
vados del Arnón.
16:3 Den consejo, ofrezcan orientación. En pleno mediodía haz tu sombra como noche:
esconde a los desterrados; no traiciones a los fugitivos.
16:4 Que los desterrados de Moab hallen asilo en ti; sé un refugio para ellos contra el
despojador. Porque la opresión ha desaparecido; ha cesado la rapiña, y han desaparecido
los merodeadores de este país.
16:5 Y se establecerá un trono en bondad en la Tienda de Dawid, y sobre él se sentará en
fidelidad un gobernante dedicado a la justicia y celoso por la equidad.
16:6 Hemos oído del orgullo de Moab –es muy altiva– de su orgullo y su altivez y su
arrogancia, y de su maldad.
16:7 Por eso, que lamente Moab; que todos en Moab lamenten. Por las tortas de pasas de
Quirjaréshet ustedes gemirán abatidos en gran manera.
16:8 Los viñedos de Jeshbón se han marchitado, y las viñas de Sibmah; sus ramas se
esparcían hasta Baal Goyim, y llegaban hasta Yazer y se desviaban al midbah; sus
renuevos se extendían y pasaban el mar.
16:9 Por eso, como lloro por Yazer, así lloro por las viñas de Sibmah; oh Jeshbón y Elealeh
te riego con mis lágrimas. Han terminado los gritos sobre tus higos y tus cosechas de
grano.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

826

YESHAYAH

ISAIAS

16:10 El gozo y la alegría se han ido de la tierra cultivable; en las viñas no se oye gritería ni
alegría. El pisador ya no p el vino en los lagares –han silenciado los gritos.
16:11 Por tanto, mi corazón gime como un arpa por Moab; y mi interior por Qir Jéres.
16:12 Y cuando se haga evidente que Moab no ha ganado nada en el altar exterior, vendrá
a orar en su templo, pero para nada.
16:13 Esta es la davar que habló Yahweh desde antaño acerca de Moab.
16:14 Y ahora Yahweh ha hablado diciendo: Dentro de tres años, fijos como los años de un
jornalero, se reducirá la población de Moab, con toda su enorme multitud. Solamente un
remanente quedará, sin importancia.
17:1 El Pronunciamiento de Daméseq. Miren, Daméseq ha dejado de ser ciudad; se volverá
un montón de ruinas.
17:2 Los pueblos de Aroer quedarán abandonados; serán lugar para que se recuesten los
rebaños, sin nadie que los espante.
17:3 Han cesado las fortificaciones de Efráyim, y la soberanía de Daméseq; el remanente de
Aram será como la multitud de los Yisraelitas, declara Yahweh Tzva’ot .
17:4 En aquel día la multitud de Yaakov disminuirá, y enflaquecerá la gordura de su carne.
17:5 Después de ser como el grano en la espiga, cosechado por el segador, será como las
espigas recogidas en el Valle de Refaím.
17:6 Solamente rebuscos le quedarán, como cuando se golpea un olivo: dos o tres olivas en
el cucurucho, cuatro o cinco en las ramas de su cogollo, declara Yahweh el Elohé de
Yisrael.
17:7 En ese día, los hombres se volverán a su Hacedor, sus ojos mirarán al Kadosh de
Yisrael;
17:8 no se volverán a los altares que hicieron sus propias manos, ni mirarán los árboles
sagrados ni los incensarios que hicieron sus propios dedos.
17:9 En ese día, sus ciudades fortificadas quedarán como los lugares abandonados que los
horitas y los emoritas abandonaron ante los Yisraelitas; y habrá desolación.
17:10 Verdaderamente te has olvidado del Elohé que te salva, y no te has acordado de la
Roca que te cobija; por eso es que, aunque siembres una planta deleitosa, lo que
siembres resultará una Mata decepcionante.
17:11 El día en que las siembras, las ves crecer; por la mañana la siembras, la ves florecer,
pero las ramas se marchitan en un día de enfermedad y agonía mortal.
17:12 ¡Ah, el rugido de muchos pueblos que rugen como ruge el mar! El estruendo de
naciones retumba como el estruendo de aguas impetuosas.
17:13 Las naciones retumban como aguas caudalosas; pero Él les grita, y ellas huyen Lejos,
ahuyentadas como la hojarasca ante el viento de las colinas, y como el montón de hojas
ante el torbellino.
17:14 Al atardecer, ¡miren, terror! Al amanecer ya no existe. Esta es la suerte de los que
nos despojan, el destino de los que nos saquean.
18:1 ¡Ah, tierra bajo la densa sombra de las alas, más allá de los ríos de Kush!
18:2 Vayan, veloces mensajeros, a una nación lejana y remota, a un pueblo arrojado y
distante, una nación de balbuceos y de elevada altura, cuya tierra está dividida por ríos.
18:3 Digan esto: Todos ustedes que viven en el mundo y que habitan la tierra, cuando se
Levante una bandera en las colinas, ¡tomen nota! Cuando se toque el shofar, ¡hagan
caso!
18:4 Porque así me dijo YAHWEH: Yo estoy calmado y confiado en mi habitación como un
calor calcinante sobre los germinados, como una nube de lluvia en el calor del tiempo de
cosecha.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

827

YESHAYAH

ISAIAS

18:5 Porque antes de la cosecha, pero después de la florecida, cuando la flor se ha
convertido en uvas, podará los brotes con podaderas, cortará las ramas nuevas.
18:6 Serán dejadas para los halcones de las montañas y para las bestias de la tierra; los
halcones pasarán el verano sobre ellas, y todas las bestias de la tierra invernarán sobre
ellas.
18:7 En ese tiempo, traerán tributo a Yahweh Tzva’ot , de parte de un pueblo lejano y
remoto – una nación de balbuceo y Jerigonza, cuya tierra está dividida por ríos– al lugar
dedicado al nombre de Yahweh Tzva’ot , al monte Tzión.
19:1 El Pronunciamiento de Mitzraim. Montado en una nube veloz, YAHWEH vendrá a
Mitzraim; los ídolos de Mitzraim temblarán ante él, y el corazón de los mitsritas
desfallecerá dentro de ellos.
19:2 Yo incitaré a mitsrita contra mitsrita: guerrearán unos con otros, cada uno contra su
prójimo, ciudad contra ciudad, y reino contra reino.
19:3 Mitzraim quedará sin Ruaj, y confundiré sus planes; de modo que consultarán a los
ídolos y a las sombras, a los fantasmas y a los Ruajim familiares.
19:4 Y pondré a los mitsritas a merced de un amo déspota, y un melej cruel los gobernará
–declara ha’Adón Yahweh Tzva’ot .
19:5 Las aguas del mar menguarán, y el río se agotará y se secará.
19:6 Los canales apestarán al secarse, los riegos de Mitzraim se secarán. Los juncales y los
arbustos se marchitarán.
19:7 Los papiros del Río a la ribera del Río, y todos los sembrados del Río se secarán, serán
arrebatados y desaparecerán.
19:8 Los pescadores lamentarán; harán duelo todos los que echan anzuelo en el Río;
desfallecerán los que extienden la red sobre las aguas.
19:9 Serán confundidos también los que trabajan el lino, los tejedores y los cardadores
palidecerán.
19:10 Sus fundamentos se derrumbarán, y todos los que construyen represas quedarán
tristes.
19:11 Unos grandes necios son los nobles de Tsóan; los más sabios de los consejeros del
Paroh han hecho predicciones absurdas. ¿Cómo pueden ustedes decirle al Paroh: Yo soy
descendiente de sabios y descendiente de melejim kedemitas?
19:12 ¿Dónde, pues, están tus sabios? Que te digan, que te descubran lo que Yahweh
Tzva’ot ha planeado contra Mitzraim.
19:13 Los nobles de Tsóan han actuado neciamente; se han engañado los nobles de Nof;
han extraviado a Mitzraim los jefes de sus tribus.
19:14 YAHWEH ha mezclado en medio de él un Ruaj de vértigo, que extraviará a Mitzraim
en todas sus empresas como se tambalea un bo rracho que vomita.
19:15 Nada lograrán en Mitzraim ni la cabeza ni la cola, ni la palmera ni el junco.
19:16 En ese día, los mitsritas serán como mujeres, temblando y aterrorizados porque
Yahweh Tzva’ot Levantará sus mano contra ellos.
19:17 Y la tierra de Yahudah será un terror para los mitsritas; temblarán siempre que
alguien se lo mencione, a causa de lo que Yahweh Tzva’ot está planeando contra ellos.
19:18 En ese día, habrá cinco ciudades en la tierra de Mitzraim que hablarán la lengua de
Kenaan y jurarán lealtad a Yahweh Tzva’ot ; una de ellas se llamará Ciudad de Jéres.
19:19 En ese día, habrá un altar de YAHWEH dentro de la tierra de Mitzraim y un
monumento a YAHWEH en su frontera.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

828

YESHAYAH

ISAIAS

19:20 Servirán como un símbolo y un recordatorio de Yahweh Tzva’ot
en la tierra de
Mitzraim, de manera que cuando los mitsritas clamen a YAHWEH contra sus opresores, él
les enviará un salvador y un campeón que los librará.
19:21 Porque YAHWEH se dará a conocer a los mitsritas, y en ese día los mitsritas
reconocerán a YAHWEH, y le servirán con sacrificios y ofrendas vegetales y harán votos a
YAHWEH y los cumplirán.
19:22 YAHWEH primero afligirá a los mitsritas, pero luego los sanará; cuando se conviertan
a YAHWEH, él atenderá sus súplicas y los sanará.
19:23 En ese día, habrá un amplio camino desde Mitzraim hasta Ashur. Los ashuritas se
unirán con los mitsritas, y los mitsritas con los ashuritas, y Entonces los mitsritas juntos
con los ashuritas le servirán a YAHWEH.
19:24 En ese día, Yisrael será un tercer aliado con Mitzraim y con Ashur como bendición
sobre la tierra.
19:25 Porque Yahweh Tzva’ot los bendecirá diciendo: ¡Benditos sean Mitzraim mi pueblo,
Ashur obra de mis manos, e Yisrael mi heredad!
20:1 Corría el año en que vino el Tartán a Ashdod –enviado por Sargón melej de Ashur– y
combatió contra Ashdod y la tomó.
20:2 Previamente, YAHWEH le había hablado a ben de Amos, diciendo: Ve, quítate de
encima la ropa de luto y quítate las sandalias de tus pies, lo cual él hizo, y andaba
desnudo y descalzo.
20:3 Entonces dijo YAHWEH: Es una señal y un portento para Mitzraim y Kush. Así como mi
siervo anduvo desnudo y descalzo tres años,
20:4 así conducirá el melej de Ashur a los cautivos de Mitzraim y a los desterrados de Kush,
jóvenes y viejos, desnudos y descalzos, con las nalgas descubiertas ¡para vergüenza de
Mitzraim!
20:5 Y estarán aterrorizados y avergonzados a causa de Kush su esperanza, y de Mitzraim
su jactancia.
20:6 En ese día, los habitantes de esta costa dirán: Si esto le ha pasado al objeto de
nuestra esperanza, al cual huíamos para obtener ayuda y que nos librara del melej de
Ashur, ¿cómo escaparemos nosotros?
21:1 El Pronunciamiento del Midbah del Mar. Como los torbellinos que pasan por el Néguev,
viene del midbah, de la tierra terrible.
21:2 Dura profecía se me ha anunciado: El traidor está traicionando, y el destructor
destruyendo. ¡Avanza, oh Elam! ¡Asedia, oh Media! Le he puesto fin a todo su gemido.
21:3 Por tanto, a mis lomos les ha caído un temblor; se me han pegado unos dolores como
una mujer en convulsiones de parto, demasiado angustiado para oír, demasiado asustado
para ver.
21:4 Mi mente está confundida, me ha entrado pánico. Mi noche de placer él la ha
convertido en terror.
21:5 ¡Preparan la mesa! ¡Que el centinela vigile! ¡Coman y beban! para luego: ¡Arriba,
oficiales! ¡Engrasen los escudos!
21:6 Porque así me dijo YAHWEH: Ve, pon un centinela; que anuncie lo que vea.
21:7 El va a ver hombres montados, jinetes en parejas –gente montada en asnos, gente
montada en camellos– y escuchará con atención, con mucha atención.
21:8 Y el vigilante gritó: Sobre la torre de Adon estoy parado continuamente de día, y en mi
puesto de guardia vigilo todas las noches.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

829

YESHAYAH

ISAIAS

21:9 ¡Y ahí vienen, hombres montados –jinetes en parejas! Después habló y dijo: ¡Ha
caído; ha caído Bavel! Todas las imágenes de sus deidades se han estrellado contra el
suelo.
21:10 Oh mi trillado pueblo, el producto de mi era: Lo que he escuchado de parte de
Yahweh Tzva’ot , el Elohé de Yisrael, eso les he comunicado. Pronunciamiento sobre
Duma
21:11 El Pronunciamiento de Duma. Me viene un llamado desde Seír: Guardia, ¿qué hay de
la noche? Guardia, ¿qué hay de la noche?
21:12 El guardia responde: La mañana viene, se acaba la noche. Si quieren preguntar,
pregunten. Vuelvan a venir.
21:13 El Pronunciamiento de Arav. En la maleza, en Arav, pasarán la noche, oh caravanas
de dedanitas.
21:14 Lleven agua al encuentro del sediento, ustedes que habitan en la tierra de Temá;
saluden con pan al fugitivo.
21:15 Porque han huido ante las espadas: ante la espada desenvainada, ante el arco
entesado, ante la violencia de la guerra.
21:16 Porque así me ha dicho YAHWEH: Dentro de un año, fijo como los años de un
jornalero, se desvanecerá toda la multitud de Qedar;
21:17 los arcos que queden de los guerreros de Qedar serán pocos en Número; porque
YAHWEH, el Elohé de Yisrael, ha hablado.
22:1 El Pronunciamiento del Valle de la Visión. ¿Qué te puede haber sucedido para que con
todo lo tuyo hayas subido a las azoteas?
22:2 ¡Oh tú que estabas llena de bullicio, pueblo clamoroso, ciudad tan alegre! Tus muertos
no fueron muertos a espada ni muertos en batalla.
22:3 Tus oficiales huyeron todos, huyeron Lejos; tus sobrevivientes fueron todos llevados
cautivos, tomados cautivos sin sus arcos.
22:4 Por eso es que digo: Dejen de mirarme, lloraré amargamente. No insistan en
consolarme por la ruina de mi pobre pueblo.
22:5 Porque Adon Yahweh Tzva’ot tuvo un día de tumulto y de atropello y de confusión,
Qir rabió en el Valle de la Visión, y Shoa en las montañas.
22:6 Mientras Elam llevaba la aljaba en tropas de hombres montados, y Qir ha desnudado
el escudo
22:7 y tus más hermosas llanuras quedaron llenas de carros y jinetes: se arremolinaron a
las puertas de Yahudah
22:8 y atravesaron su defensa. En aquel día pusiste la mirada en las armas de la Bayit del
Bosque,
22:9 Ustedes notaron las muchas brechas de la ciudad de Dawid.
22:10 Ustedes recogieron las aguas del Estanque de Abajo; y contaron las Casas de
Yahrusalaim y demolieron Casas para fortificar la muralla;
22:11 y construyeron una represa entre los dos muros para las aguas del estanque antiguo.
Pero no han puesto la mirada en el que ha planeado esto, no han notado al que lo diseñó
mucho antes.
22:12 Adon Yahweh Tzva’ot
convocó en aquel día al llanto y al lamento, a raparse la
cabeza y a vestirse de luto.
22:13 En lugar de eso, hubo regocijo y alegría, se Mataron vacas y se degollaron ovejas, se
comió carne y se bebió vino: ¡Comamos y bebamos, que mañana moriremos!
22:14 Entonces Yahweh Tzva’ot
se reveló a mis oídos: Esta maldad nunca se les
perdonará hasta que mueran, dijo Adon Yahweh Tzva’ot .

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

830

YESHAYAH

ISAIAS

22:15 Así dijo Adon Yahweh Tzva’ot : Entra para que veas a ese mayordomo, a Shevná, el
administrador del palacio:
22:16 ¿Qué tienes tú aquí, y a quién tienes aquí, para que te hayas labrado aquí una
tumba? –tú que has labrado tu tumba en lugar alto; tú que te has esculpido una morada
en la peña.
22:17 YAHWEH te va a estremecer con violencia, hombre, y luego te envolverá a su
alrededor.
22:18 Ciertamente, te enrollará a su alrededor como a un ovillo, un turbante. ¡Te arrojará a
una tierra espaciosa! Allá morirás, y allá quedarán los carros que llevaban tu cuerpo, oh
vergüenza de la bayit de tu amo.
22:19 Porque yo te arrojaré de tu posición, y te depondré de tu puesto.
22:20 Y en ese día, yo llamaré a mi siervo Elyaqim ben de Jilqiyahu,
22:21 y lo vestiré con tu túnica, lo ceñiré con tu cinturón, y en sus manos entregaré tu
autoridad; y él será un padre para los habitantes de Yahrusalaim y para los hombres de
Yahudah.
22:22 Pondré sobre su hombro la llave del palacio de Dawid; y lo que él abra nadie lo podrá
cerrar, y lo que él cierre nadie lo podrá abrir.
22:23 El será un trono de honra para la familia de su padre. Yo lo fijaré como estaca en
lugar firme,
22:24 sobre la que penderá toda la Tiferet de la bayit de su padre: los retoños y las hojas –
todas las vasijas pequeñas, desde las escudillas hasta toda clase de tinajas.
22:25 En ese día –declara Yahweh Tzva’ot – la estaca clavada en lugar firme cederá: se
romperá y caerá, y la carga que sostiene será destruida. Porque es YAHWEH quien ha
hablado.
23:1 Pronunciamiento de Tsor. Laméntense, oh naves de Tarshish, porque se han hecho
estragos, no ha quedado ni una bayit; mientras venían de la tierra de Qitim se les reveló
esto.
23:2 Giman, oh moradores de la costa, mercaderes de Tsidón, cuyos mensajeros cruzaban
el mar,
23:3 de las muchas aguas venían tus ingresos: del comercio de las naciones, del grano del
Sbenr, la cosecha del Río.
23:4 Avergüénzate, oh Tsidón, fortaleza del mar, porque la mar ha dicho: Estoy como una
que nunca estuvo con dolores de parto, sin jamás dar a luz, sin jamás criar jóvenes, ni
hacer crecer vírgenes.
23:5 Cuando lo oyeron los mitsritas, temblaron como cuando oyeron acerca de Tsor.
23:6 Pasen a Tarshish –lamenten, oh habitantes de la costa.
23:7 ¿Era así su alegre ciudad en tiempos anteriores, de antaño? ¿La llevaban sus pies a
residir en lugares lejanos?
23:8 ¿Quién fue el que planeó esto contra la Tsor que llevaba coronas, cuyos mercaderes
eran príncipes y cuyos comerciantes eran la nobleza del mundo?
23:9 Yahweh Tzva’ot lo planeó, para profanar toda gloriosa belleza, para abochornar a
todos los nobles del mundo.
23:10 Atraviesa tu tierra como el Río, Hermosa Tarshish, porque esto ya no es un puerto.
23:11 YAHWEH extendió su brazo sobre el mar e hizo temblar los reinos; fue él quien
decretó destrucción para las fortalezas de la ciudad mercantil,
23:12 y dijo: No te divertirás más, oh virgen oprimida, Hermosa Doncella Tsidón. Levántate
cruza hacia a Qitim –pero aun allí no tendrás reposo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

831

YESHAYAH

ISAIAS

23:13 Mira la tierra de los kasditas –este es el pueblo que ha dejado de ser. Ashur, que la
fundó para barcos, que Levantó sus torres de vigilancia, que erigió sus ram pas, la ha
convertido en una ruina.
23:14 ¡Lamenten, oh naves de Tarshish, porque su fortaleza está destruida!
23:15 En ese día, Tsor quedará olvidada durante Setenta años, igual que el lapso de vida de
un melej. Después de un lapso de Setenta años, le sucederá a Tsor como a la ramera de
la canción:
23:16 Toma la lira, rodea la ciudad, oh ramera olvidada; toca bien, canta muchas canciones,
para que se acuerden de ti.
23:17 Porque después de un lapso de Setenta años, YAHWEH tomará nota de Tsor, y ella
volverá a su salario y jugará a la prostituta con todos los reinos del mundo sobre la faz
de la tierra.
23:18 Pero su ganancia y su paga serán consagradas a YAHWEH. No serán atesoradas ni
acumuladas; más bien sus ganancias serán para los que habiten delante de YAHWEH,
para que coman hasta saciarse y se vistan elegantemente.
24:1 Miren, Yahweh vaciará la tierra y la dejará despoblada, y trastornará su superficie y
dispersará a sus habitantes.
24:2 Al kohen y al del pueblo les sucederá lo mismo, al esclavo y a su amo, a la criada y a
su ama, al que compra y al que vende, al que presta y al que toma prestado, al acreedor
y al dor; porque fue YAHWEH quien habló esta davar.
24:3 La tierra estará pelada, pelada; será elevada, elevada; porque fue YAHWEH quien
pronunció esta davar.
24:4 La tierra está marchita, se reseca; el mundo languidece, se reseca; el pueblo más
exaltado de la tierra languidece.
24:5 Porque la tierra ha sido profanada bajo sus habitantes; pues han transgredido las
enseñanzas, han violado las leyes, han quebrantado la alianza eterna.
24:6 Por eso es que una maldición consume la tierra, y los que la habitan son los culpables;
por eso es que han disminuido los habitantes de la tierra, y quedan muy pocos seres
humanos.
24:7 Falta el vino nuevo, languidece la vid; y gimen todos los que eran alegres de corazón.
24:8 Cesó la alegría de los tamboriles; se acabó el bullicio de los que se divierten; cesó la
alegría de las liras.
24:9 Beben su vino sin canción; el licor les sabe amargo a los bebedores.
24:10 Los pueblos están quebrantados, vacíos; toda bayit está cerrada, nadie entra.
24:11 Aún por el vino, se oye un lamento en las calles: el sol se ha puesto sobre todo gozo;
se ha desterrado la alegría de la tierra.
24:12 En la ciudad ha quedado la desolación y su puerta está destrozada y en ruinas.
24:13 Porque así ocurrirá entre los pueblos, en medio de la tierra: como cuando se varea al
olivo, como rebuscos cuando acaba la cosecha.
24:14 Estos alzarán sus voces, se alegrarán en la majestad de YAHWEH, aclamarán desde
el mar:
24:15 Por tanto, honren a YAHWEH con Luces en las costas del mar –al nombre de YAHWEH,
el Elohé de Yisrael.
24:16 Desde el extremo de la tierra oímos hallels: ¡Tiferet al Justo! Y dije: ¡Me deshago, me
deshago! ¡Pobre de mí! Los traidores han traicionado; los traidores han actuado con gran
traición.
24:17 Terror, y hoyo, y trampa hay contra ti, oh habitante de la tierra.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

832

YESHAYAH

ISAIAS

24:18 El que huya ante el informe del terror caerá en el hoyo; y el que salga del hoyo será
atrapado en la trampa. Porque se abren las ventanas de lo alto, y tiemblan los cimientos
de la tierra.
24:19 La tierra se rompe, se rompe; la tierra se desborona, se desborona; la tierra se
derrumba, se derrumba;
24:20 la tierra se tambalea como un borracho; se mece como una choza. Sobre ella pesará
su Rebelión, y caerá, para no Levantarse más.
24:21 En ese día, Yahweh castigará en lo alto al ejército de lo alto, y en la tierra a los
melejim de la tierra.
24:22 Serán agrupados en una mazmorra, como se agrupa a lo s cautivos; quedarán
encerrados en una prisión. Pero después de muchos días serán recordados.
24:23 Entonces la luna se avergonzará, y el sol se confundirá. Porque Yahweh Tzva’ot
reinará en el monte Tzión y en Yahrusalaim, y la Presencia se le revelará a sus ancianos.
25:1 Oh Yahweh, tú eres mi Elohé; te exaltaré; aré Hallel tu nombre. Porque has planeado
maravillas desde antaño, tus designios son firmes y verdaderos.
25:2 Tú has convertido una ciudad en un montón de escombros; una ciudad amurallada, en
ruinas, la ciudadela de los extranjeros en basura; para que nunca más la reedifiquen.
25:3 Por esto te tiene que honrar un pueblo fiero, y te tienen que temer las ciudades de las
naciones tiránicas.
25:4 Porque tú has sido un refugio para el pobre, un amparo para el necesitado en su
aflicción – protección en la tormenta y sombra en el calor; cuando la furia de los tiranos
era como una tormenta de invierno,
25:5 la ira de los extranjeros como el calor en un sequedal, tú subyugaste el calor con la
sombra de las nubes, humillaste el cántico de los tiranos.
25:6 Yahweh Tzva’ot
hará sobre este monte para todos los pueblos un banquete de
manjares, un banquete de vinos añejos de manjares suculentos sazonados con tuétano,
de vinos añejos bien refinados.
25:7 Y sobre este monte destruirá la cubierta que se ha echado sobre los rostros de todos
los pueblos, y el velo que está puesto sobre todas las naciones:
25:8 Destruirá a la muerte para siempre. Yahweh enjugará toda lágrima de todos los
rostros y le pondrá fin al bochorno de su pueblo sobre toda la tierra –porque es Yahweh
quien ha hablado.
25:9 Se dirá en aquel día: Miren, éste es nuestro Elohé; en él hemos confiado, y él nos ha
salvado. Este es Yahweh, en quien hemos confiado; ¡Gocémonos y alegrémonos en su
liberación!
25:10 Porque la mano de Yahweh descenderá sobre este monte, y Moab será pisoteado
debajo de él, como se pisotea un montón de paja en Muladar.
25:11 Entonces extenderá sus manos en la tierra de ellos, como las extiende el nadador
para nadar, y humillará su orgullo junto con los emblemas de su poderío.
25:12 Sí, la segura fortificación de sus muros la abatirá y la humillará, la derribará hasta el
suelo, hasta el mismo polvo.
26:1 En ese día se cantará este cántico en la tierra de Yahudah: Tenemos una ciudad
fortificada; él ha hecho de la victoria nuestro muro y antemuro.
26:2 Abran las puertas, y que entre una nación justa, que guarda la fidelidad.
26:3 A la mente confiada tú la guardas en seguridad, en seguridad porque en ti confía.
26:4 Confíen en YAHWEH para siempre, porque en Yah YAHWEH tienen una Roca eterna.
26:5 Pues él abatió a los que moraban en lo alto; humilló a la ciudad enaltecida, la humilló
hasta el suelo, la niveló con el polvo

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

833

YESHAYAH

ISAIAS

26:6 –para que la pisoteen los pies de los necesitados, las plantas de los pobres.
26:7 El camino es llano para el justo; oh Justo, tú allanas la senda del justo.
26:8 Por tus justos caminos esperamos en ti, oh YAHWEH; anhelamos el nombre por el que
te llamas.
26:9 De noche espero por ti con todo mí ser; te busco con todo el aliento que hay en mí.
Porque cuando tus juicios se manifiestan en la tierra, los habitantes del mundo aprenden
justicia.
26:10 Pero cuando se le tiene piedad al malvado, no aprende justicia –en un lugar de
integridad, hace lo malo –ignora la majestad de YAHWEH.
26:11 Oh YAHWEH, ellos no ven tu mano Levantada. Que se avergüencen al ver tu celo por
tu pueblo y que el fuego consume a tus adversarios.
26:12 Oh YAHWEH, dispón bienestar para nosotros, ya que también nos pediste cuentas por
todas nuestras malas obras.
26:13 Oh YAHWEH, Elohé nuestro, otros amos aparte de ti nos han poseído, pero nosotros
sólo pronunciaremos tu nombre.
26:14 Ellos están muertos, nunca podrán vivir; son sombras, nunca se Levantarán; de
verdad, tú los has castigado y los has destruido; has hecho perecer todo recuerdo de
ellos.
26:15 Cuando tú agrandaste la nación, oh YAHWEH, cuando agrandaste la nación,
extendiendo todas las fronteras de Yisrael, te honraste.
26:16 Oh YAHWEH, en su tribulación, ello s te buscaban; tu castigo los redujo a una tefilat
angustiada y susurrada.
26:17 Como la mujer encinta y cercana a dar a luz, que se retuerce y grita en sus dolores,
así hemos venido a ser delante de ti, oh YAHWEH.
26:18 Concebimos; tuvimos dolores de parto –fue como si diéramos a luz viento; ninguna
victoria hemos logrado en la tierra; ni han venido a la vida los habitantes del mundo.
26:19 ¡Oh, que tus muertos revivan; que los cadáveres se Levanten! ¡Despierten y griten
de gozo, ustedes que moran en el polvo! –Porque tu rocío es como rocío de germinados
nuevos; tú haces que vuelva a la vida la tierra de las sombras.
26:20 Anda, pueblo mío, entra en tus habitaciones; cierra tras de ti tus puertas. Escóndete
por un breve momento, hasta que pase la indignación.
26:21 Porque mira que Yahweh sale de su lugar para castigar a los habitantes de la tierra
por su maldad; y la tierra dejará ver su sangre derramada y no encubrirá más a sus
asesinados.
27:1 En ese día Yahweh castigará con su espada dura, grande y fuerte, al leviatán la
Serpiente Huidiza, al leviatán la Serpiente Tortuosa; matará al monstruo del mar
(multitudes).
27:2 En ese día, cantarán de ella: Viña de Deleite.
27:3 Yo, Yahweh, la tengo vigilada, a cada momento la riego; para que ningún daño le
suceda, la vigilo de día y de noche.
27:4 Ya no hay furor en mí. Si alguien me ofrece espinos y cardos, marcharé en batalla
contra él, y les prenderé fuego a todos.
27:5 Pero si se aferra a mi refugio, me hace su amigo, sí, me hace su amigo.
27:6 En días venideros Yaakov echará raíces; Yisrael retoñará y florecerá, y la superficie del
mundo se cubrirá de fruto.
27:7 ¿Lo han golpeado como a los que lo golpearon? ¿Sufrió una Matanza como la de los
que lo Mataron?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

834

YESHAYAH

ISAIAS

27:8 Asaltándolos con furia incontenida, su implacable soplido los arrastró en un día de
viento de Oriente.
27:9 Ciertamente, por eso solamente será perdonada la maldad de Yaakov; esto es el único
precio para eliminar su culpa: que él ponga todas las piedras del altar como piedras de
cal desmenuzadas, sin que quede en pie ningún poste sagrado, y ningún altar de incienso.
27:10 Así las ciudades fortificadas han quedado desoladas, las moradas abandonadas,
abandonadas como un midbah; allí pastan becerros, allí se recuestan y consumen sus
ramas.
27:11 Cuando sus ramas se secan, se parten; vienen las mujeres y hacen fuego con ellas.
Porque éste es un pueblo sin entendimiento; por eso es que su Hacedor no le mostrará
Rajem, su Creador les negará la compasión.
27:12 Y en ese día, YAHWEH golpeará con vara como a grano desde el canal del Río hasta
el arroyo de Mitzraim; y ustedes serán recogidos uno por uno, oh benei de Yisrael.
27:13 Y en ese día, se tocará una gran corneta, y los perdidos que están en la tierra de
Ashur y los desterrados que están en la tierra de Mitzraim vendrán y adorarán a YAHWEH
en el monte Kadosh, en Yahrusalaim.
28:1 ¡Ay de la corona orgullosa de los borrachos de Efráyim, cuya gloriosa belleza no es
más que flores marchitas sobre la cabeza de los que se hartan de rica comida, de los
aturdidos por el vino!
28:2 Mira, YAHWEH tiene algo fuerte y poderoso, como tormenta de granizo, lluvia de
pestilencia. Algo como una tormenta de lluvia torrencial masiva será lanzado con fuerza
al suelo.
28:3 Con los pies será pisoteada la orgullosa corona de los borrachos de Efráyim,
28:4 las flores marchitas sobre la cabeza de los que se hartan de rica comida que son su
gloriosa belleza. Serán como el higo temprano antes de la cosecha de frutas; cualquiera
que lo ve lo devora tan pronto como lo tiene en la mano.
28:5 En ese día Yahweh Tzva’ot vendrá a ser corona de hermosura y diadema de Tiferet
para el remanente de su pueblo,
28:6 y Ruaj de justicia para el que preside el juicio, y de valor para los que repelen los
ataques en las puertas de la ciudad.
28:7 Pero también éstos están aturdidos por el vino y han divagado por el licor: el kohen y
el profeta están aturdidos por el licor; están confundidos por el vino; han divagado por el
licor; están aturdidos en su visión, y han titubeado en sus decisiones.
28:8 Todas las mesas están llenas de vómito y suciedad, hasta no quedar lugar limpio.
28:9 ¿A quién le dará instrucción? ¿A quién le expondrá un mensaje? ¿A los recién
destetados, que recién los han quitado de los pechos?
28:10 Ese mismo murmullo tras murmullo, balbuceo tras balbuceo; ahora aquí, después
allá.
28:11 Ciertamente, como uno que le habla a la gente en una Jeringonza tartamuda y en un
idioma extranjero
28:12 es aquel que les declara: Este es el lugar de reposo; que repose el cansado; éste es
el lugar de reposo. Pero ellos no quisieron escuchar.
28:13 Para ellos la davar de YAHWEH es: Murmullo tras murmullo, murmullo tras murmullo;
balbuceo tras balbuceo, balbuceo tras balbuceo; ahora aquí, ahora allá. Y así marcharán,
pero se caerán de espaldas, y quedarán golpeados, atrapados y capturados.
28:14 Oigan ahora la davar de YAHWEH, ustedes burladores que gobiernan este pueblo en
Yahrusalaim.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

835

YESHAYAH

ISAIAS

28:15 Porque ustedes han dicho: Hemos hecho una alianza con la muerte, hemos
concertado un convenio con la Fosa. Cuando pase el torrente arrollador, no llegará a
nosotros; porque hemos puesto a la falsedad como nuestro refugio, y en la mentira nos
hemos amparado.
28:16 Ciertamente, así dijo Yahweh: Miren, yo fundaré en Tzión, piedra a piedra, una torre
de cimientos preciosos, extremadamente firme; el que confíe no necesita temer.
28:17 Pero aplicaré el juicio como cordel de cuadrar y la retribución como nivel; el granizo
barrerá el refugio de la falsedad, y las aguas inundarán su escondrijo.
28:18 La alianza de ustedes con la muerte será anulada, su convenio con la fosa no durará;
cuando pase el torrente arrollador, ustedes serán sus víctimas.
28:19 Los arrebatará cada vez que pase; pasará cada mañana, cada día y cada noche. Y
será un gran terror entender el mensaje.
28:20 La cama es demasiado corta para estirarse, y la manta es demasiado estrecha para
arroparse.
28:21 Porque YAHWEH se Levantará como en el monte Perazim, se enardecerá como en el
valle de Guivón, para hacer su obra –su extraña obra; y para hacer su trabajo –su
extraño trabajo.
28:22 Por lo tanto, déjense de burlas, para que no se aprieten más sus ataduras. Porque he
oído un decreto de destrucción de parte de Adon Yahweh Tzva’ot sobre todo el país.
28:23 Estén bien atentos a mis palabras, atiendan con cuidado lo que voy a decir:
28:24 ¿Acaso el que ara para sembrar ara todo el tiempo, rompiendo y surcando su
terreno?
28:25 Después de haber emparejado la superficie, ¿no esparce el eneldo, arroja el comino y
pone el trigo en hileras, y la cebada en su lugar, y el centeno en el borde?
28:26 Porque Él le enseña la manera correcta, su Elohé lo instruye.
28:27 así, también, el eneldo no se trilla con el trillo, ni sobre el comino se hace rodar la
rueda de la carreta; sino que el eneldo se golpea con un palo, y el comino con una vara.
28:28 El grano es lo que se muele. Porque aún si lo trilla indefinidamente, y la rueda de su
carreta y sus caballos lo pisotean, no lo trituran.
28:29 Eso también está ordenado por Yahweh Tzva’ot ; su designio es inescrutable, su
sabiduría maravillosa.
29:1 ¡Ay, Ariel, Ariel, la ciudad donde acampó Dawid! Añadan año sobre año; que vengan
las festividades en sus ciclos.
29:2 Pero yo pondré a Ariel en aprietos, y habrá dolor y lamento; ella será para mí como un
Ariel fogón de altar.
29:3 Porque acamparé contra ti en círculo; te sitiaré con muros de asedio y Levantaré
contra ti rampas de asedio.
29:4 Y hablarás desde más abajo del suelo, tu voz saldrá del polvo; tu voz desde la tierra se
oirá como un fantasma, tu voz susurrará desde el polvo.
29:5 Y la multitud de tus enemigos será como polvo fino, y la multitud de los fuertes como
la polvareda que pasa; y sucederá de repente, en un momento.
29:6 Yahweh Tzva’ot
te visitará con truenos, con terremotos y con gran ruido, con
torbellino y tempestad, y llama de fuego consumidor.
29:7 Entonces, como un sueño, como una visión de la noche, será la multitud de naciones
que guerrean contra Ariel, y todos los que la asedian, y el asedio contra ella, y los que la
ponen en aprietos.
29:8 Y les sucederá como el que tiene hambre y sueña, y le parece que come, pero cuando
despierta tiene el estómago vacío; o como el que tiene sed y sueña, y le parece que bebe,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

836

YESHAYAH

ISAIAS

pero cuando despierta se encuentra cansado y sediento. Así sucederá con toda la
multitud de naciones que combatan contra el monte Tzión.
29:9 Quédense bobos y pasmados; deslúmbrense y queden ciegos. (Están embriagados,
pero no con vino; se tambalean, pero no con licor.)
29:10 Porque YAHWEH ha echado sobre ustedes un Ruaj de sueño profundo, y ha cerrado
sus ojos – a los nabí–; y ha cubierto sus cabezas –a los videntes–;
29:11 de modo que toda profecía ha sido para ustedes como las palabras de un documento
sellado. Si se lo dan a uno que sabe leer y le piden que lo lea, él dice: No puedo, porque
está sellado;
29:12 y si le dan el documento a uno que no sabe leer y le piden que lo lea, él dice: No sé
leer.
29:13 Dice Adon: Porque este pueblo se me acerca con su boca y me honra sólo con sus
labios; pero su corazón está Lejos de mí, y su adoración a mí está basada en Miztvot de
hombres, aprendidos de rutina–
29:14 Por eso, volveré a hacer maravillas con este pueblo, maravilla sobre maravilla; y la
sabiduría de sus sabios perecerá, y el entendimiento de sus entendidos se eclipsará.
29:15 Ay de los que esconden bien sus planes de Yahweh, que realizan sus obras en las
tinieblas y dicen: ¿Quién nos ve, quién se fija en nosotros?
29:16 ¡Qué perversidad la suya! ¿Acaso se considerará al alfarero como el barro? ¿Acaso lo
que se ha hecho dirá de quien lo hizo: El no me hizo? ¿Dirá lo que ha sido formado del
que lo formó: El no tiene entendimiento?
29:17 Ciertamente, dentro de poco, el Levanón se convertirá en un campo fértil, y el campo
fértil será considerado un Matorral.
29:18 En ese día, los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán aún
en la oscuridad y las tinieblas.
29:19 Entonces los humildes tendrán un gozo creciente mediante YAHWEH, y los más
necesitados de los hombres se alegrarán en el Kadosh de Yisrael.
29:20 Porque el tirano no será más, el burlador dejará de ser; serán eliminados todos los
diligentes para hacer el mal,
29:21 los que hacen perder al hombre su caso, porque le ponen trampas al árbitro en la
puerta, y con argumentos falsos hacen quedar mal al que tiene la razón.
29:22 Por tanto, YAHWEH, el que redimió a Avraham, ha dicho así a la Bayit de Yaakov:
Yaakov ya no será avergonzado más, ni palidecerá ya más su rostro.
29:23 Porque cuando él –o sea, sus descendientes– vea lo que ha hecho mi mano en medio
suyo, santificarán mi nombre. Santificarán al Kadosh de Yaakov y respetarán al Elohé de
Yisrael.
29:24 Y los confundidos adquirirán entendimiento, y los murmuradores aceptarán
instrucción.
30:1 Ay de los benei desleales –declara YAHWEH– por hacer planes contra mis deseos, por
hacer sellar con libaciones sus alianzas contra mi voluntad, añadiendo así culpa sobre
culpa,
30:2 que se ponen a bajar a Mitzraim sin preguntarme, a refugiarse en el Paroh, a
ampararse bajo la protección de Mitzraim.
30:3 El refugio del Paroh se les convertirá en vergüenza; y el refugio bajo la protección de
Mitzraim, en oprobio.
30:4 Aunque sus oficiales estén presentes en Zoán, y sus mensajeros lleguen hasta Hanes,
30:5 todos quedarán avergonzados por causa de un pueblo que no les servirá de nada, que
no los socorrerá, ni les traerá provecho, sino sólo vergüenza y oprobio.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

837

YESHAYAH

ISAIAS

30:6 Pronunciamiento acerca de las Bestias del Néguev. Por una tierra de tribulación y
angustia, de la leona y el león, la víbora y la serpiente voladora, ellos llevaban sus
riquezas sobre los lomos de los asnos, y sobre las jibás de los camellos sus tesoros, hacia
un pueblo que no les será de provecho.
30:7 Porque la ayuda de Mitzraim será vana y vacía. En verdad, yo llamo a esto Son una
amenaza que ha cesado.
30:8 Ahora ve y escríbelo en una tablilla y grábala en un registro, para que se conserve con
ellos para días futuros, como testigo para siempre.
30:9 Porque este es un pueblo rebelde, benei mentirosos, benei que no quieren escuchar la
Instrucción de YAHWEH.
30:10 Ellos han dicho a los videntes: No tengan visiones; y a los nabí: No nos profeticen la
verdad; dígannos falsedades, profetícennos cosas ilusorias.
30:11 Apártense del camino, desvíense de la senda; que no oigamos más sobre el Kadosh
de Yisrael.
30:12 Por tanto, así ha dicho el Kadosh de Yisrael: Porque ustedes desecharon esta davar y
han puesto su confianza y su apoyo en lo que es fraudulento y tortuoso–
30:13 por eso, esta maldad obrará en ustedes como una grieta progresiva que se abre en
muralla alta, cuya caída viene de repente y rápida.
30:14 Se destroza como uno destroza una vasija de barro, que la despedaza sin compasión
de manera que no queda entre sus pedazos un solo fragmento que sirva para sacar
brasas de un brasero o para sacar agua de una cisterna.
30:15 Porque así ha dicho Yahweh, el Kadosh de Yisrael: En tranquilidad y en quietud
triunfarán ustedes; en la calma y en la confianza estará su victoria. Pero ustedes no
quisieron.
30:16 Declararon: No, nosotros huiremos en corceles. ¡Por tanto, ustedes huirán! En
monturas veloces cabalgaremos. ¡Por tanto, sus perseguidores resultarán veloces!
30:17 Mil huirán ante la amenaza de uno –ustedes huirán ante la amenaza de cinco; hasta
que lo que quede de ustedes sea como un asta en la cumbre de un monte o como una
bandera en una colina.
30:18 Verdaderamente, YAHWEH está esperando para mostrarles piedad; en verdad, se
Levantará para perdonarlos. Porque YAHWEH es un Elohé de justicia, ¡Asheret/Felices son
todos los que esperan en él!
30:19 Ciertamente, oh pueblo de Tzión, habitante de Yahrusalaim, no tendrás más motivo
de llanto. El te concederá su favor como el sonido de tu clamor; responderá tan pronto lo
oiga.
30:20 Adon les proveerá un mendrugo de pan y un trago de agua. Entonces tu Gran Guía
nunca más será ignorado, sino que tus ojos mirarán a tu Gran Guía;
30:21 y cuando te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos harán caso al mandato a
tus espaldas: ¡Este es el camino; anden por él!
30:22 Y ustedes considerarán inmundas tus imágenes cubiertas de plata y tus ídolos
revestidos de oro. Las tirarás como a mujer menstruosa; le dirás: ¡Fuera!
30:23 Entonces se proveerá lluvia para la semilla con la que siembres el terreno, y el
alimento que produzca la tierra será substancioso y abundante. En ese día tus ganados
pacerán en amplias praderas;
30:24 y en cuanto a los bueyes y los asnos que labran la tierra, comerán forraje salado que
ha sido aventado con pala y horqueta.
30:25 Y en todo monte alto, y en toda colina elevada, aparecerán arroyos, corrientes de
agua –en un día de gran Matanza, cuando caigan las torres.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

838

YESHAYAH

ISAIAS

30:26 Y la luz de la luna se volverá como la luz del sol, y la luz del sol será siete veces
mayor, como la luz de siete días, cuando YAHWEH vende las heridas de su pueblo y cure
las contusiones que ha sufrido.
30:27 Miren que el nombre de YAHWEH viene de Lejos en ardiente furor, con una carga
pesada, con los labios llenos de furia, y su lengua como fuego consumidor,
30:28 y su aliento como torrente desbordado que llega hasta el cuello para ponerle un yugo
de extravío a las naciones y unas bridas erradas a las quijadas de los pueblos,
30:29 Pero para ustedes habrá canciones, como la noche en que se celebra una fiesta
sagrada; habrá regocijo como cuando marchan con flauta, con panderos, y con liras a la
Roca de Yisrael en el Monte de YAHWEH.
30:30 Porque YAHWEH hará oír su majestuosa voz, y desplegará la rapidez de su brazo con
furor de ira, con llama de fuego consumidor, con tempestad, aguacero y piedras de
granizo.
30:31 Porque Ashur, que golpea con la vara, será hecha pedazos por la voz de YAHWEH;
30:32 Y cada vez que pase la vara de corrección, YAHWEH descargará su brazo sobre ella, y
blandiendo el brazo combatirá contra ella.
30:33 Desde hace tiempo está listo el Tófhet; él también está destinado al melej –su pira se
ha hecho profunda y ancha, con mucho fuego y abundante leña, y con el soplo de
YAHWEH que la enciende como torrente de azufre.
31:1 ¡Ay de los que bajan a Mitzraim por ayuda y confían en los caballos; han puesto su
confianza en la abundancia de carros de guerra, y en el vasto Número de los jinetes, y no
miran al Kadosh de Yisrael, no buscan a YAHWEH.
31:2 Pero él también es sabio; él ha traído el desastre; no retirará sus palabras. Se
Levantará contra la bayit de los malhechores y contra los aliados de los obradores de
maldad.
31:3 Porque los mitsritas son hombres, no Elohé, y sus caballos son carne, no Ruaj; y
cuando YAHWEH extienda su brazo, el que ayuda tropezará y el ayudado se caerá, y
ambos perecerán juntos.
31:4 Porque así me ha dicho YAHWEH: Como el león –una gran bestia– ruge sobre la presa,
y cuando se reúne contra él un buen grupo de pastores, no se asusta por sus gritos ni se
agacha por su alboroto –así descenderá Yahweh Tzva’ot para Silvanor sobre el monte
Tzión y sobre su colina.
31:5 Como los pájaros que revolotean, así defenderá Yahweh Tzva’ot a Yahrusalaim; la
defenderá y la auxiliará, la protegerá y la rescatará.
31:6 ¡Vuelvan, oh benei de Yisrael, a aquel con quien han sido tan vergonzosamente falsos!
31:7 Porque en ese día todos repudiarán sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que sus
manos han hecho para su culpa.
31:8 Entonces Ashur caerá, no por la espada del hombre; una espada no de hombres la
devorará. Huirá delante de la espada, y sus jóvenes languidecerán.
31:9 Su peña se derretirá por el terror; y sus oficiales se caerán de debilidad –declara
YAHWEH, quien tiene su fuego en Tzión, quien tiene su horno en Yahrusalaim.
32:1 Miren, un melej reinará en justicia, y los ministros gobernarán con derecho.
32:2 Cada uno de ellos será como un refugio contra el viento y como un amparo contra la
tempestad; como corrientes de aguas en un sequedal, como la sombra de un gran
peñasco en una tierra sedienta.
32:3 Entonces no se cerrarán los ojos de los que ven, y los oídos de los que oyen
escucharán.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

839

YESHAYAH

ISAIAS

32:4 La mente de los alocados atenderá y se fijará, y la lengua de los tartamudos hablará
con fluidez y elocuencia.
32:5 Al villano nunca más lo llamarán noble; ni caballero al canalla.
32:6 Porque el villano habla vilezas y trama maldad; para practicar la impiedad y predicar la
deslealtad contra YAHWEH; para dejar insatisfecho al hambriento y privar de bebida al
sediento.
32:7 En cuanto al canalla, sus herramientas son las canalladas. Forja tramas para destruir a
los pobres con falsedades y a los necesitados cuando expongan su causa.
32:8 Pero el noble tiene nobles intenciones y es constante en actos nobles.
32:9 Ustedes mujeres indolentes, atiendan, oigan mis palabras. Ustedes damas confiadas,
escuchen lo que digo:
32:10 Dentro de poco más de un año ustedes se angustiarán, oh confiadas; cuando se
acabe la vendimia y no llegue la cosecha.
32:11 Tiemblen, oh indolentes; estremézcanse, oh co nfiadas. Despójense, desnúdense;
vistan de luto sus caderas.
32:12 Laméntense por los pechos, por los campos agradables, por las viñas fecundas,
32:13 por la tierra de mi pueblo –se cubrirá de espinos y cardos– sí, por las Casas de
deleite, por la ciudad de alegría.
32:14 Porque el castillo quedará abandonado, la ciudad ruidosa olvidada; la fortaleza y la
torre del centinela se convertirán en lugares arrasados para siempre, en lugares de
retozo para los asnos monteses, en prados para los rebaños
32:15 –hasta que se derrame sobre nosotros el Ruaj de lo alto, y el midbah se transforme
en un campo fértil, mientras al campo fértil se lo considera como mero Matorral.
32:16 Entonces habitará el derecho en el midbah, y la justicia se establecerá en el campo
fértil.
32:17 Porque el resultado de la justicia será shalom; el efecto de la justicia será calma y
confianza para siempre.
32:18 Entonces mi pueblo habitará en moradas pacíficas, en habitaciones seguras, en
frescos lugares de reposo.
32:19 Y el Matorral caerán y desaparecerá, cuando la ciudad sea totalmente abatida.
32:20 Asheret/Felices serán ustedes los que siembran junto a todas las aguas, los que
meten en los campos los cascos del buey y del asno.
33:1 ¡Ay de ti, devastador a quien nunca han devastado, traidor a quien nunca han
traicionado! Cuando acabes de devastar, te devastarán a ti; cuando acabes de traicionar,
te traicionarán.
33:2 ¡Oh YAHWEH, ten piedad de nosotros! ¡En ti hemos confiado! Sé tú su brazo cada
mañana; también nuestra liberación en el tiempo de angustia.
33:3 Los pueblos huyen ante tu estruendo; ante tu majestad se dispersan las naciones;
33:4 reunieron el botín como se reúnen las orugas; lo amontonaron como se amontonan los
saltamontes.
33:5 YAHWEH es exaltado, ¡él mora en las alturas! El ha llenado a Tzión de derecho y de
justicia.
33:6 La fidelidad a tu mandato fue la riqueza de ella, la sabiduría y la devoción fue su
triunfo, la reverencia a Yahweh, ese fue su tesoro.
33:7 Escuchen, los arielitas claman en las calles; los mensajeros de shalom lloran
amargamente.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

840

YESHAYAH

ISAIAS

33:8 Los caminos han quedado desolados; los caminantes han dejado de pasar. Se ha
renunciado a una alianza, se ha rechazado a los testigos, se ha despreciado al hombre
mortal.
33:9 La tierra se ha secado y languidece; el Levanón se ha avergonzado y se ha
marchitado; Sharón se ha vuelto un midbah; y Bashán y el Karmel han quedado pelados.
33:10 Ahora me levantaré, dice Yahweh, ahora me exaltaré; ahora me elevaré.
33:11 Ustedes concibieron paja, y dieron a luz rastrojo; mi aliento los consumirá como
fuego.
33:12 Los pueblos serán quemados con cal; como espinos cortados que se queman en el
fuego.
33:13 Ustedes que están Lejos, oigan lo que he hecho; y ustedes que están cerca, noten mi
poder.
33:14 Los pecadores en Tzión están asustados; un temblor se ha apoderado de los impíos.
¿Quién de nosotros podrá habitar con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros podrá
habitar con la llama eterna?
33:15 El que camina en justicia y habla con rectitud, el que aborrece el Lucro de tratos
fraudulentos, el que sacude sus manos para no recibir soborno, el que se tapa los oídos
para no oír la infamia, el que cierra los ojos para no ver el mal,
33:16 el tal vivirá en elevada seguridad, con una roca inaccesible como su alto refugio; con
su pan provisto y su agua asegurada.
33:17 Cuando tus ojos vean al Melej en su belleza, cuando contemplen la tierra alrededor,
33:18 tu garganta murmurará sobrecogida: ¿Dónde está el que apuntaba? ¿Dónde está el
que pesaba? ¿Dónde está el que contaba todas estas torres?
33:19 Pero no verás más a aquel pueblo bárbaro, aquel pueblo de habla difícil de entender,
que balbucea una lengua incomprensible.
33:20 Cuando contemples a Tzión, la ciudad de nuestras asambleas, tus ojos verán a
Yahrusalaim como morada segura, una Tienda que nunca será desarmada, nunca serán
arrancadas sus estacas, ni se romperá ninguna de sus cuerdas.
33:21 Porque allí YAHWEH en su grandeza estará para nosotros como una región de ríos, de
anchas corrientes, donde no puede navegar ninguna embarcación de remos, ni puede
viajar ninguna nave poderosa –sus cuerdas están flojas, no pueden fijar las bases de sus
mástiles, no pueden izar una vela.
33:22 Porque YAHWEH será nuestro Juez; YAHWEH será nuestro legislador, YAHWEH será
nuestro melej; él nos librará.
33:23 Entonces repartirán mucho despojo, hasta los cojos arrebatarán botín.
33:24 Y ninguno que viva allí dirá: Estoy enfermo; será habitada por un pueblo cuyo pecado
se le habrá perdonado.
34:1 ¡Acérquense, oh naciones, y escuchen, presten atención, oh pueblos! Que oiga la
tierra y los que hay en ella, el mundo y todo lo que produce.
34:2 Porque YAHWEH está enojado con todas las naciones, furioso con todo el ejército de
ellas; él las ha condenado, las ha consignado a la Matanza.
34:3 Sus muertos serán arrojados, y de sus cadáveres se Levantará la peste; y los montes
se disolverán con la sangre de ellos.
34:4 Todo el ejército del shamaim se corromperá. Los shamaim se enrollarán como un
pergamino, y todo su ejército se secará como hojas que se secan en la parra, o como
frutos secos en la higuera.
34:5 Porque en los shamaim se embriagará mi espada; miren, descenderá sobre Edom,
sobre el pueblo que he condenado.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

841

YESHAYAH

ISAIAS

34:6 YAHWEH tiene una espada; está saciada de sangre, está engrasada con el sebo –con
la sangre de corderos y de chivos, y con el sebo de los riñones de carneros. Porque
YAHWEH tiene sacrificios en Bozra, una gran Matanza en la tierra de Edom.
34:7 Los toros salvajes caerán con ellos, los novillos con los toros; y su tierra se embriagará
de sangre, su suelo se saturará de sebo.
34:8 Porque es día de la retribución de YAHWEH, el año de la vindicación de la causa de
Tzión.
34:9 Sus arroyos se convertirán en brea, y su polvo en azufre. Su tierra se volverá brea
ardiente;
34:10 no se apagará ni de noche ni de día; perpetuamente subirá su humo; de generación
en generación quedará en ruinas; nunca jamás pasará nadie por ella.
34:11 Erizos y búhos la pisotearán; lechuzas y cuervos habitarán en ella. El la medirá con el
cordel del caos y pesas del vacío.
34:12 Se llamará No hay ningún reino allí, sus nobles y todos sus gobernantes serán como
nada.
34:13 Sobre sus palacios crecerán espinos; y sobre sus fortalezas, ortigas y cardos. Será
guarida de chacales y morada de avestruces.
34:14 Las fieras del midbah se encontrarán con las hienas; el chivo salvaje gritará a su
compañero; la lechuza también hallará allí sosiego, y hallará reposo para sí.
34:15 Allí anidará y ovará la serpiente flecha; empollará y los cubrirá bajo su sombra.
También se reunirán allí los buitres, cada cual con su pareja.
34:16 Busquen y llévenlo en el libro de YAHWEH: Ninguno de éstos faltará; ninguno
quedará sin pareja. Porque la boca de YAHWEH lo ha mandado, y es su Ruaj lo que los ha
reunido,
34:17 y fue Él quien se la repartió por sorteo, y su mano se la dividió con cordel. Para
siempre la tendrán como heredad, y habitarán allí de generación en generación.
35:1 El árido midbah se alegrará, se regocijará la llanura desértica y florecerá como la rosa.
35:2 Florecerá abundantemente; se gozará también y cantará. Se le dará la Tiferet del
Levanón, el esplendor del Karmel y de Sharón. Ellos verán la Tiferet de YAHWEH, el
esplendor de nuestro Elohé.
35:3 Fortalezcan las manos débiles; afirmen las rodillas vacilantes.
35:4 Digan a los ansiosos de corazón: ¡Sean fuertes, no teman, miren a su Elohé! Viene la
retribución, la recompensa divina, él mismo vendrá para darles el triunfo.
35:5 Entonces se abrirán los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos se destaparán.
35:6 Entonces el cojo saltará como un venado, y la lengua del mudo cantará fuerte; porque
aguas brotarán en el midbah, y torrentes en la región desértica.
35:7 La arena candente se convertirá en laguna; y el sequedal, en manantiales de agua; la
morada de los chacales en pastizales; la morada de avestruces, en cañas y juncos.
35:8 Y aparecerá allí una carretera, un camino, a la cual llamarán Camino Sagrado. No
pasará por ella ningún impuro, sino que será para ellos. Ningún viajero, ni siquiera e l
simple, se extraviará.
35:9 Allí no habrá leones; ninguna bestia feroz pondrá un pie en ella –no se encontrarán allí.
Pero los redimidos caminarán por allí,
35:10 y los rescatados de Yahweh volverán, y entrarán en Tzión con cánticos, coronados de
alegría perpetua. Alcanzarán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido.
36:1 En el año catorce del melej Jizqiyahu, el melej Sanaquerit de Ashur marchó contra
todas las ciudades fortificadas de Yahudah, y las capturó.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

842

YESHAYAH

ISAIAS

36:2 Desde Lakhish, el melej de Ashur envió al Ravshaqeh con un gran ejército, al melej
Jizkiyahu en Yahrusalaim. El Ravshaqeh tomó posición junto al acueducto del Estanque
de Arriba, por el camino del Campo del Lavador;
36:3 y salieron hacia él Elyaqim ben de Jilquiyahu, el administrador del palacio; Shevná, el
escriba; y Yóaj ben de Asaf, el cronista.
36:4 El Ravshaqeh les dijo: Díganle a Jizqiyahu: Así ha dicho el gran melej, el melej de
Ashur: ¿Qué te hace tan confiado?
36:5 ¡Supongo que el simple hablar brinda consejo y valor para la guerra! Mira, ¿en quién
confías para que te hayas rebelado contra mí?
36:6 Tú confías en Mitzraim, ese bastón de caña rajada, que a cualquiera que se apoye
sobre ella, le entrará por la mano y se la atravesará. Así es el Paroh, melej de Mitzraim,
para todos los que confían en él.
36:7 Y si me dices que confías en YAHWEH tu Elohé, él es aquel cuyos lugares altos y cuyos
altares ha quitado Jizqiyahu, diciéndole a Yahudah y a Yahrusalaim: Ustedes deben
adorar solamente en este altar.
36:8 Ahora ven y haz este trato con mi amo, el melej de Ashur: Yo te daré 2,000 caballos,
si puedes proveer jinetes que los monten.
36:9 Así que ¿cómo podrás rehusarle algo al diputado de uno de los más insignificantes
servidores de mi amo, confiando en Mitzraim por carros y jinetes?
36:10 Y ¿piensas que he subido contra esta tierra para destruirla sin que haya intervenido
YAHWEH? YAHWEH mismo me dijo: Sube contra esa tierra y destrúyela.
36:11 Elyaqim, Shevná y Yóaj le respondieron al Ravshaqeh: Por favor, habla a tus sierv os
en aramita, que nosotros lo entendemos; no nos hables en yahudita a oídos del pueblo
que está sobre la muralla.
36:12 Pero el Ravshaqeh dijo: ¿Acaso me ha enviado mi amo para decir estas palabras sólo
a tu amo y a ti? Fue precisamente para los hombres que están sobre la muralla, quienes,
como ustedes, tendrán de comer sus propios excrementos y beber su propia orina.
36:13 Y el Ravshaqeh se puso de pie y gritó a gran voz en yahudita, diciendo: ¡Oigan las
palabras del gran melej, el melej de Ashur!
36:14 Así ha dicho el melej: Que no los engañe Jizqiyahu, porque él no los podrá salvar.
36:15 Tampoco dejen que Jizqiyahu los haga confiar en YAHWEH, diciendo: Seguramente
YAHWEH nos salvará; esta ciudad no caerá en manos de Ashur.
36:16 ¡No escuchen a Jizqiyahu! Porque así ha dicho el melej de Ashur: Hagan la shalom
conmigo y ríndanse a mí, para que coman todos de su vid y de su higuera, y beban todos
de las aguas de sus cisternas,
36:17 hasta que yo venga y los lleve a una tierra como la de ustedes, tierra de pan y de
vino, tierra de grano y de viñas.
36:18 Cuídense de dejarse engañar por Jizqiyahu, diciendo: Yahweh nos salvará. ¿Acaso
alguna de las deidades de las naciones libró su tierra de la mano del melej de Ashur?
36:19 ¿Dónde estaban las deidades de Jamat y de Arpad? ¿Dónde estaban las deidades de
Sefarwáyim? ¿Acaso salvaron éstas a Shomrón de mi mano?
36:20 ¿Cuáles de entre todas las deidades de estas tierras salvaron sus tierras de mi mano,
para que Yahweh salve a Yahrusalaim de mi mano?
36:21 Pero ellos callaron y no le respondieron ni una davar; porque la orden del melej era:
No le respondan.
36:22 Entonces Elyaqim ben de Jilqiyahu, el administrador del palacio; Shevná, el escriba; y
Yóaj ben de Asaf, el cronista, fueron a Jizqiyahu con sus vestiduras desgarradas, y le
informaron las palabras del Ravshaqeh.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

843

YESHAYAH

ISAIAS

37:1 Cuando el melej Jizqiyahu oyó esto, desgarró sus vestiduras, y se vistió de luto y
entró en la Bayit de Yahweh.
37:2 Luego envió a Elyaqim el administrador del palacio, a Shevná el escriba y a los
ancianos de los kohanim, cubiertos de luto, a donde estaba el profeta ben de Amos.
37:3 Le dijeron: Así ha dicho Jizqiyahu: Este día es un día de angustia, de reprensión y de
vergüenza; porque los bebés están a punto de nacer, pero no hay fuerzas para dar a luz.
37:4 Quizás YAHWEH tu Elohé habrá escuchado las palabras del Ravshaqeh, al cual ha
enviado su amo, el melej de Ashur, para blasfemar al Elohé vivo; y le hará juicio a causa
de las palabras que YAHWEH tu Elohé ha escuchado –si tú ofreces una tefilat por el
remanente que aún queda.
37:5 Cuando los ministros del melej Jizqiyahu fueron a,
37:6 les dijo: Díganle a su amo lo siguiente: Así ha dicho YAHWEH: No temas por las
palabras de blasfemia contra mí que has oído de los ministros del melej de Ashur.
37:7 Yo lo engañaré: él oirá un rumor y se volverá a su tierra; y haré que en su tierra caiga
a espada.
37:8 El Ravshaqeh, entretanto, oyó que el melej había partido de Laquish; regresó y halló
al melej de Ashur atacando a LivNajum.
37:9 Pero el melej de Ashur se enteró de que Tirhaqah, melej de Kush había salido para
combatir contra él; y cuando lo oyó, envió mensajeros a Jizqiyahu, diciendo:
37:10 Díganle esto a Jizqiyahu, melej de Yahudah: Que no te engañe tu Elohé, en quien
confías, al decirte que Yahrusalaim no será entregada en mano del melej de Ashur.
37:11 Tú mismo has oído lo que los melejim de Ashur han hecho a todos los países,
destruyéndolos por completo; ¿y cómo va a escapar tú?
37:12 ¿Acaso las deidades de las naciones, que mis predecesores destruyeron – Gozán,
Jarán, Réshef y los benei de Eden que estaban en Telasar– pudieron salvarlas?
37:13 ¿Dónde están el melej de Jamat, el melej de Arpad y el melej de la ciudad de
Sefarwáyim, de Hená y de Iwá?
37:14 Jizqiyahu recibió la carta de los mensajeros, y la leyó. Luego Jizqiyahu subió a la
bayit de YAHWEH, y la extendió delante de YAHWEH.
37:15 Y Jizqiyahu oró a YAHWEH diciendo:
37:16 Oh Yahweh Tzva’ot , Elohé de Yisrael, entronizado sobre los querubines: Sólo tú eres
el Ha´Elohé de todos los reinos de la tierra; tú has hecho los shamaim y la tierra.
37:17 Oh YAHWEH, inclina tu oído y escucha; abre, oh YAHWEH, tus ojos y mira. Escucha
todas las palabras que Sanaquerit ha mandado decir para blasfemar al Elohé vivo.
37:18 Es verdad, oh YAHWEH, que los melejim de Ashur han aniquilado a todos las
naciones y sus tierras,
37:19 y que han entregado al fuego sus deidades y las han destruido; porque ésos no eran
Elohé, sino obra de manos de hombre, de madera y de piedra.
37:20 Pero ahora, oh YAHWEH, Elohé nuestro, líbranos de sus manos, y que todos los
reinos de la tierra conozcan que sólo tú, YAHWEH, eres Elohé.
37:21 Entonces ben de Amos mandó este mensaje a Jizqiyahu: Así dijo Yahweh, el Elohé
de Yisrael, a quien has orado, acerca de Sanaquerit, melej de Ashur
37:22 ésta es la davar que Yahweh ha hablado acerca de él: La Hermosa Virgen Tzión te
desprecia; se burla de ti; menea la cabeza a tus espaldas la Hermosa Yahrusalaim.
37:23 ¿A quién has blasfemado e insultado? ¿Contra quién has Levantado la voz y alzado
los ojos con altivez? ¡Contra el Kadosh de Yisrael!
37:24 Por medio de tus siervos has blasfemado a Yahweh. Porque has dicho: Gracias a mi
vasta flota de carros, yo escalé las más altas montañas, hasta las regiones más remotas

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

844

YESHAYAH

ISAIAS

del Levanón; y corté sus más altos cedros y sus cipreses más selectos, y llegué hasta su
cumbre, al bosque más denso.
37:25 Yo cavé y bebí aguas, y con las plantas de mis pies hice secar todas las corrientes de
Mitzraim.
37:26 ¿Acaso no lo has oído? Hace mucho tiempo que lo determiné; desde los días de la
antigüedad lo dispuse, y ahora lo he cumplido. Y ha sucedido, para dejar las ciudades
fortificadas en montones de ruinas.
37:27 Sus habitantes están indefensos, aterrorizados y avergonzados. Eran sólo hierba del
campo y pasto verde, hierba de los terrados que se quema ante el viento del este.
37:28 Yo conozco tu sentarte, tu salir y tu entrar, y también tu furor contra mí.
37:29 Porque te has enfurecido contra mí, y tu tumulto ha subido a mis oídos, pondré mi
gancho en tu nariz y mi freno en tus quijadas; y te haré regresar por el camino por donde
has venido.
37:30 Y esta será la señal para ti: Este año comerán ustedes lo que brota por sí solo, y el
segundo año lo que crezca de aquello, y en el tercer año siembren y cosechen; planten
viñas y coman de su fruto.
37:31 Y los sobrevivientes de la Bayit de Yahudah que hayan escapado renovarán su tronco
por debajo y producirán fruto por arriba.
37:32 Porque de Yahrusalaim saldrá un remanente, y del Monte Tzión los sobrevivientes. ¡El
celo de Yahweh Tzva’ot hará esto!
37:33 Por tanto, así ha dicho YAHWEH acerca del melej de Ashur: No entrará en esta
ciudad; no tirará en ella ni una sola flecha, ni vendrá frente a ella con escudo, ni
construirá contra ella terraplén.
37:34 Por el camino por donde vino, por él se volverá; y no entrará en esta ciudad, declara
Yahweh;
37:35 yo protegeré y salvaré esta ciudad por amor a mí mismo y por amor a mi servidor
Dawid.
37:37 Así que Sanaquerit, melej de Ashur, levantó campamento y se retiró, y permaneció
en Niniweh.
37:38 Mientras adoraba en el templo de su deidad Nisrok, sus benei Adramélekh y Sarétser
lo Mataron a espada y huyeron a la tierra de Ararat; y su ben Esarjadón le sucedió como
melej.
37:85 000 en el campamento ashurita, y a la mañana siguiente todos ellos eran cadáveres.
38:1 En aquellos días Jizqiyahu cayó enfermo de muerte. El profeta ben de Amos fue
donde él y le dijo: Así dijo Yahweh: Pon en orden tus asuntos porque vas a morir; y no te
repondrás.
38:2 Entonces Jizqiyahu volvió su cara hacia la pared y oró a Yahweh,
38:3 diciendo: Oh Yahweh, acuérdate, por favor, de que he andado delante de ti en
sinceridad y con corazón íntegro, y de que he hecho lo que te agrada. Y Jizqiyahu lloró
profusamente.
38:4 Entonces vino esta davar de Yahweh a:
38:5 Ve y dile a Jizqiyahu: Así ha dicho Yahweh, el Elohé de tu padre Dawid: He oído tu
tefilat y he visto tus lágrimas. Ahora yo añado quince años a tu vida.
38:6 También te libraré a ti y a esta ciudad de manos del melej de Ashur. Protegeré esta
ciudad.
38:7 Y esto te servirá de señal de parte de Yahweh, de que Yahweh hará esto que ha
prometido:

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

845

YESHAYAH

ISAIAS

38:8 Yo haré retroceder diez grados la sombra que ha descendido hacia atrás a causa del
sol, en el reloj de Ajaz. Y la sombra del sol retrocedió diez grados, los mismos grados que
había descendido.
38:9 Poema de Jizqiyahu, melej de Yahudah, cuando se recobró de la enfermedad que
había sufrido:
38:10 Yo había pensado: En medio de mis días tengo que partir; me ha consignado a las
puertas de la Fosa por del resto de mis años.
38:11 Yo pensé: Nunca más veré a Yah, a Yah en la tierra de los vivientes, ni contemplaré
más a ningún hombre entre los habitantes del mundo.
38:12 Me remueven mi morada y me la quitan, como una Tienda de pastor; han enrollado
mi vida como una Hebra y la han cortado del tejido. Solamente desde el día hasta la
noche me dejaron sano.
38:13 Entonces fui como si un león estuviera rompiéndome todos los huesos; yo gritaba
hasta el amanecer. Solamente desde el amanecer hasta el anochecer me dejaron sano.
38:14 Chillo como una golondrina o una grulla; gimo como una paloma, mientras mis ojos,
todos gastados, miran a lo alto: Oh YAHWEH, estoy en aprietos, sé mi fiador.
38:15 ¿Qué puedo decir? El me prometió, y él es quien lo ha hecho. Todo mi sueño ha
huido a causa de la amargura de mi vida.
38:16 Oh Yahweh, por todo eso y a pesar de ello mi aliento de vida se reaviva; me has
restaurado la salud y me ha revivido.
38:17 Verdaderamente, fue por mí bien que tuve tan grande amargura: tú salvaste mi vida
del hoyo de la destrucción, porque has echado tras tus espaldas todas mis ofensas.
38:18 Porque la Fosa no te dará Hallel, ni la muerte te elogiará; ni los que descienden al
Hoyo esperan tu favor.
38:19 ¡El que vive, sólo el que vive puede agradecerte como yo lo hago ahora! El padre da
a conocer a los benei tu fidelidad:
38:20 Yahweh ha querido librarme, por eso es que ofrecemos música en la Bayit de Yahweh
todos los días de nuestra vida.
38:21 cuando dijo: Tomen una masa de higos, y aplíquensela a la llaga, y se recobrará,
38:22 Jizqiyahu preguntó: ¿Cuál será la señal de que voy a subir a la Bayit de Yahweh?
39:1 En aquel tiempo Merodakh Baladán, ben de Baladán, melej de Bavel, envió emisarios
con una carta y un regalo a Jizqiyahu, porque había oído de su enfermedad y su
restablecimiento.
39:2 Jizqiyahu se alegró de su llegada, y les mostró la bayit de sus tesoros: la plata, el oro,
las especias y los aceites fragantes, y toda su armería, y todo lo que había en sus
depósitos. No hubo nada que Jizqiyahu no les mostrara, en su bayit y en todos sus
dominios.
39:3 Entonces el profeta fue donde el melej Jizqiyahu y le preguntó: ¿Qué dijeron aquellos
hombres? ¿De dónde vinieron a ti? Jizqiyahu respo ndió: Han venido a mí de un país
lejano, de Bavel.
39:4 El preguntó: ¿Qué han visto en tu palacio? Y Jizqiyahu respondió: Han visto todo lo
que hay en mi palacio. No hay nada en mis depósitos que no les haya mostrado.
39:5 Entonces le dijo a Jizqiyahu: Shemá la davar de Yahweh Tzva’ot :
39:6 Viene un tiempo en que todo lo que hay en tu palacio, lo que tus ancestros han
atesorado hasta el día de hoy, será llevado a Bavel; no quedará nada, ha dicho Yahweh.
39:7 Y a algunos de tus benei que procederán de ti, que tú habrás engendrado, los tomarán
para servir de eunucos en el palacio del melej de Bavel.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

846

YESHAYAH

ISAIAS

39:8 Jizqiyahu le dijo a: La Davar de Yahweh que has hablado es buena. Porque pensó:
Quiere decir que en mis días estará asegurada la shalom.
40:1 Consuelen, consuelen a mi pueblo, dice su Elohé.
40:2 Háblenle tiernamente a Yahrusalaim y declárenle que su condena ha terminado, que
su iniquidad está expiada, porque de la mano de YAHWEH ya ha recibido el doble por
todos sus pecados.
40:3 Una voz proclama: ¡Preparen en el midbah un camino para YAHWEH! Enderecen una
carretera en la soledad para nuestro Elohé!
40:4 ¡Que rellenen todo valle, que rebajen todo monte y colina! ¡Lo áspero se convierta en
llanura, y lo escabroso en amplio valle!
40:5 Entonces aparecerá la Presencia de YAHWEH, y todo mortal juntamente la verá –
porque la boca de Yahweh ha hablad Yahweh o.
40:6 Una voz dice: ¡Proclámalo! Otra pregunta: ¿Qué voy a proclamar? Que todo mortal es
hierba, toda su bondad es como la flor del campo:
40:7 La hierba se seca, la flor se marchita cuando el viento de YAHWEH sopla sobre ella.
Ciertamente el hombre es hierba.
40:8 La hierba se seca, la flor se marchita; pero la davar de nuestro Elohé permanece para
siempre.
40:9 Sube sobre un monte alto, oh heraldo de gozo para Tzión; Levanta con fuerza la voz,
oh heraldo de gozo para Yahrusalaim. Levántala, no temas; anuncia a las ciudades de
Yahudah: ¡Miren a su Elohé!
40:10 Miren que Yahweh viene con poder, y su brazo le gana el triunfo; vean que su
retribución viene con él, su recompensa delante de él.
40:11 Como un pastor, apacienta su rebaño: reúne a los corderos en sus brazos y los lleva
en su regazo; con cuidado conduce a las ovejas con crías.
40:12 ¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano, y calculó la extensión de los
shamaim con su palmo, y contuvo en una medida el polvo de la tierra, y pesó los montes
con una pesa y las colinas en una balanza?
40:13 ¿Quién ha escudriñado la mente de YAHWEH, y qué hombre puede decirle su plan?
40:14 ¿A quién consultó él, y quién le enseñó, o lo guió en el camino correcto? ¿Quién lo
guió en el conocimiento y le mostró la senda de la sabiduría?
40:15 Las naciones no son más que una gota en un balde, estimadas como polvo sobre una
balanza; él Levanta las islas como motas de polvo.
40:16 El Levanón no bastaría para combustible, ni todos sus animales para un sacrificio.
40:17 Todas las naciones son como nada delante de él; las considera como menos que nada.
40:18 ¿Con quién, Entonces, pueden comparar al Elohé; qué imagen compara con él?
40:19 ¿El ídolo? El escultor le da forma, y el platero la recubre con oro, y le forja cadenas
de plata.
40:20 Como regalo, escoge la caoba, una madera que no se pudre, y se busca un escultor
diestro para que le haga un ídolo firme.
40:21 ¿Acaso no saben ustedes? ¿No han oído? ¿No se les ha dicho desde el mismo
principio? ¿No han comprendido cómo fue fundada la tierra?
40:22 El es el que está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos habitantes le parecen
como saltamontes; el que despliega los shamaim como un velo y los extiende como una
Tienda para habitar.
40:23 El convierte en nada a los potentados, hace a los gobernantes de la tierra como cosa
vana.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

847

YESHAYAH

ISAIAS

40:24 Apenas plantados, apenas sembrados, apenas su tallo ha echado raíz en la tierra,
cuando él sopla sobre ellos y se secan, y el torbellino los Levanta como a la paja.
40:25 ¿A quién, pues, me harán semejante, con quién me pueden comparar? dice el Kadosh.
40:26 Levanten en alto sus ojos y miren: ¿Quién creó estas cosas? El que saca y cuenta al
ejército de ellas; que a todas llama por su nombre; por su gran vigor y su vasto poder,
ninguna faltará.
40:27 ¿Por qué, pues, dices, oh Yaakov; por qué declaras, oh Yisrael: Mi camino le es oculto
a YAHWEH, y mi causa es ignorada por mi Elohé?
40:28 ¿No lo sabes? ¿No has oído? Yahweh es el Elohé eterno, Creador de los confines de la
tierra. Nunca se cansa ni se fatiga, y su sabiduría es insondable.
40:29 Él da fuerzas al cansado, fresco vigor al agotado.
40:30 Los muchachos se fatigan y se cansan; los jóvenes tropiezan y caen;
40:31 pero los que confían en Yahweh renovarán sus fuerzas como las águilas echan
nuevas plumas: correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán.
41:1 ¡Quédense en silencio ante mí, oh costas; y renueven sus fuerzas las naciones!
Acérquense a presentar su caso; acerquémonos juntos para el argumento.
41:2 ¿Quién es el que ha Levantado a un victorioso del oriente, que lo ha llamado a su
servicio, que le ha entregado las naciones, que le ha pisoteado melejim, que le ha
convertido en polvo sus espadas, sus arcos en paja arrebatada por el viento?
41:3 Él los persigue, y sale ileso; ningún grillete se pone en sus pies.
41:4 ¿Quién ha producido y ha logrado esto? El que anunció a las generaciones desde el
principio – Yo, YAHWEH, que soy el Primero y estaré con los últimos también.
41:5 Las costas ven y temen, los confines de la tierra tiemblan. Se congregan y acuden;
41:6 cada cual ayuda a su compañero, y dice a su ají: ¡Esfuérzate!
41:7 El escultor anima al platero; el que al con martillo anima al que golpea el yunque. Dice
del ribete: ¡Está bien! Luego lo afirma con clavos para que no se tambalee.
41:8 Pero tú, Yisrael, mi siervo, Yaakov, a quien escogí, descendencia de Avraham mi
amigo,
41:9 tú, a quien tomé de los extremos de la tierra, y de sus regiones más remotas, a quien
dije: Tú eres mi servidor; yo te he escogido, no te he rechazado:
41:10 No temas, que yo estoy contigo; no tengas miedo, que yo soy tu Elohé; yo te
fortalezco, y te ayudo, yo te sustento con mi diestra victoriosa.
41:11 Todos los que contienden contigo quedarán avergonzados y abochornados; los que
litigan contigo vendrán a ser como nada y perecerán.
41:12 Buscarás a los que contienden contigo, pero no los hallarás más; los que batallan
contra ti serán como nada y menos que nada.
41:13 Porque yo, YAHWEH, soy tu Elohé que te tomó de la mano derecha, que te dice: No
tengas temor; yo seré tu ayuda.
41:14 No temas, gusanito de Yaakov; ustedes, hombres de Yisrael: Yo les ayudaré –dice
YAHWEH– yo, tu Redentor, el Kadosh de Yisrael.
41:15 Yo haré de ti un trillo, un rastrillo nuevo, con muchos dientes; trillarás los montes y
los harás polvo; y dejarás las colinas como tamo.
41:16 Los aventarás, y se los levantará el viento; el torbellino los esparcirá. Pero tú te
regocijarás en YAHWEH; y te Gloriarás en el Kadosh de Yisrael.
41:17 Los pobres y los necesitados buscan agua, y no hay ninguna; su lengua está seca de
la sed. Yo, YAHWEH, les responderé; yo, el Elohé de Yisrael, no los abandonaré.
41:18 Abriré torrentes en las cumbres áridas y manantiales en medio de los valles;
convertiré el midbah en lagunas, la tierra árida en fuentes de agua.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

848

YESHAYAH

ISAIAS

41:19 Plantaré en el midbah cedros, acacias, mirtos y olivos; pondré en la región árida
cipreses, olmos y abetos también.
41:20 Para que vean y conozcan, para que consideren y comprendan que la mano de
YAHWEH ha hecho esto, que el Kadosh de Yisrael lo ha producido.
41:21 Presenten su causa, dice YAHWEH; expongan sus argumentos, dice el Melej de
Yaakov.
41:22 Que se acerquen y nos anuncien lo que va a suceder. Declárennos lo que ha ocurrido,
y nosotros tomaremos nota de ello; o anúnciennos lo que va a ocurrir, para que sepamos
su final.
41:23 Dígannos lo que va a suceder después, ¡para que sepamos que ustedes son
deidades! Hagan algo, bueno o malo, para que sintamos reverencia y veamos.
41:24 Lo que pasa es que ustedes son menos que nada, su efecto es menos que nulo; el
que los escoja a ustedes es una abominación.
41:25 Del norte desperté a uno, y ha venido; desde donde nace el sol, uno que invoca mi
nombre; y ha pisoteado a gobernantes como a lodo, como el alfarero que p el barro.
41:26 ¿Quién anunció esto desde el principio, para que lo supiéramos; de antemano, para
que dijéramos: El tenía razón? Nadie lo predijo, nadie lo anunció; ¡nadie ha escuchado la
declaración de ustedes!
41:27 La cosas que se predijeron una vez para Tzión, ¡miren, aquí están! Y de nuevo envío
un heraldo a Yahrusalaim.
41:28 Pero miro y no hay un hombre; ninguno de ellos puede predecir ni puede responder
cuando yo lo interrogo.
41:29 Miren, son todos nada, sus obras son nulas, sus estatuas son viento y vanidad.
42:1 Este es mi siervo, a quien sostengo; mi elegido en quien me deleito. Sobre él he
puesto mi Ruaj, él les enseñará el verdadero camino a las naciones.
42:2 No clamará ni gritará, ni hará oír su voz en las calles.
42:3 No romperá ni un junco aplastado, ni apagará siquiera una mecha casi extinguida. El
traerá el verdadero camino.
42:4 No se apagará ni desfallecerá hasta que haya establecido el verdadero camino en la
tierra; y las costas esperarán su enseñanza.
42:5 sí dice YAHWEH, el que creó los shamaim y los desplegó; el que extendió la tierra y
sus productos, el que le dio el aliento al pueblo que está en ella y la vida a los que andan
por ella:
42:6 Yo, Yahweh, por mi gracia, te he llamado, y te he tomado de la mano. Yo te creé, y te
nombré como un pueblo de alianza, y como luz de las naciones;
42:7 para que abras los ojos privados de luz, que rescates prisioneros del confinamiento, de
la prisión a los que moran en tinieblas.
42:8 Yo soy Yahweh, ése es mi nombre; no le cederé mi Tiferet a otro, ni mi renombre a los
ídolos.
42:9 Vean que ya sucedió lo que una vez se predijo; y ahora yo predigo cosas nuevas , se
las anuncio antes de que surjan.
42:10 Cántenle a Yahweh un cántico nuevo, su hallel desde el extremo de la tierra –ustedes
los que navegan en el mar y ustedes criaturas que están en él; ustedes la costas y sus
habitantes.
42:11 Que clamen fuerte el midbah y sus poblados, las aldeas donde habita Qedar; canten
los habitantes de Sela, griten desde la cumbre de los montes.
42:12 Que le rindan honor a Yahweh, y proclamen su Tiferet en las costas.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

849

YESHAYAH

ISAIAS

42:13 YAHWEH saldrá como guerrero, como combatiente despierta su ira. Grita, ruge
fuertemente, se abalanza sobre sus enemigos.
42:14 Me he mantenido en silencio por mucho tiempo, me he estado quieto y me he
contenido; ahora gemiré como mujer de parto, jadeando y resoplando a la vez.
42:15 Devastaré montes y colinas, haré secar todo su verdor; convertiré los ríos en islotes,
y haré secar las lagunas.
42:16 Conduciré a los ciegos por un camino que no han conocido, y por sendas que nunca
conocieron los guiaré. Delante de ellos transformaré las tinieblas en luz, y los lugares
escabrosos en llanuras. Estas son las promesas –las cumpliré sin falta.
42:17 Vueltos atrás y completamente avergonzados serán los que confían en una imagen,
que les dicen a los ídolos: Ustedes son nuestras deidades.
42:18 ¡Oigan, ustedes que están sordos; ustedes, ciegos, miren y vean!
42:19 ¿Quién es tan ciego como mi siervo, tan sordo como el mensajero que envío? ¿Quién
es tan ciego como el escogido, tan ciego como el servidor de YAHWEH?
42:20 Viendo muchas cosas, no hace caso; con los oídos abiertos, no oye nada.
42:21 YAHWEH desea la vindicación de su servidor, para que él magnifique y glorifique Su
Torah.
42:22 Pero éste es un pueblo despojado y saqueado: todos ellos están atrapados en hoyos,
aprisionados en cárceles. Han sido objeto de despojo, sin que haya quien los rescate;
objeto de saqueo sin que haya quien diga: ¡Restitúyanlos!
42:23 ¡Si tan siquiera ustedes escucharan esto, si atendieran e hicieran caso de ahora en
adelante!
42:24 ¿Quién fue el que entregó a Yaakov al saqueador, y a Yisrael a los despojadores?
Ciertamente, YAHWEH, contra quien han pecado, en cuyos caminos no quisieron andar y
cuya ley no quisieron obedecer.
42:25 Por tanto él derramó ira sobre ellos, su enojo y la furia de la guerra. Ardió todo
alrededor de ellos, pero no hicieron caso; se encendió entre ellos, pero no lo tuvieron en
cuenta.
43:1 Pero ahora, así dijo YAHWEH, el que te creó, oh Yaakov; el que te formó, oh Yisrael:
No temas, que yo te redimiré; te he llamado por tu nombre; tú eres mío.
43:2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; cuando pases por los ríos, no te
inundarán. Cuando andes por el fuego, no te quemarás; ni la llama te abrasará.
43:3 Porque yo YAHWEH soy tu Elohé, el Kadosh de Yisrael, tu Salvador. A Mitzraim lo
entrego por tu rescate; a Kush y a Sebá a cambio de ti.
43:4 Porque tú eres valioso para mí, y honorable, y yo te amo, doy hombres a cambio de ti,
y pueblos por tu vida.
43:5 No temas, que yo estoy contigo: del oriente traeré a tus descendientes, del occidente
te recogeré.
43:6 Le diré al Norte: ¡Entrégamelos! Y al Sur: ¡No los retengas! Trae de Lejos a mis benei,
y a mis hijas de los confines de la tierra
43:7 –a todos los que están ligados a mi nombre, a los que he creado, formado, y hecho
para mi Tiferet.
43:8 Deja libre a ese pueblo que es ciego, aunque tiene ojos; y sordo, aunque tiene oídos.
43:9 Congréguense como una todas las naciones, reúnanse todos los pueblos. ¿Quién entre
ellos declaró esto, nos predijo las cosas que han pasado? Que se presenten sus te stigos,
y que se vindiquen; para que el que los escuche diga: Es verdad.
YISRAEL EL TESTIGO DE YAHWEH

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

850

YESHAYAH

ISAIAS

43:10 Ustedes son mis testigos, declara Yahweh, mi siervo que yo escogí. Para que me
conozcan y crean en mí, y entiendan que Yo Soy: Antes de mí no fue formado ningún
elohim, y después de mí ninguno existirá.
43:11 Ninguno sino yo, Yahweh; fuera de mí, nadie puede salvar.
43:12 Solamente yo predije el triunfo, y yo hice que sucediera; lo anuncié, y ningún Elohé
extraño estaba entre ustedes. Así que ustedes son mis testigos, declara Yahweh y yo soy
El.
43:13 Aun antes que hubiera día, Yo Soy; nadie puede librar de mi mano. Cuando yo actúo,
¿quién puede revertirlo?
43:14 Así dice Yahweh, su Redentor, el Kadosh de Yisrael: Por causa de ustedes enviaré a
Bavel; derribaré todas sus trancas; y los kasditas alzarán su voz en lamento.
43:15 Yo soy el Kadosh de ustedes, YAHWEH, su Melej, el Creador de Yisrael,
43:16 Así dijo YAHWEH, el que abrió un camino en el mar y una senda en las aguas
impetuosas;
43:17 el que destruyó carros y caballos, y a todo el ejército poderoso –yacen para no
Levantarse jamás; se extinguieron, se apagaron como una mecha:
43:18 No se acuerden de las cosas pasadas; ni consideren las cosas antiguas.
43:19 Yo voy a hacer algo nuevo; pronto sucederá, de momento lo percibirán: Voy a abrir
un camino por el midbah, ríos en el sequedal.
43:20 Las bestias salvajes me honrarán, los chacales y las avestruces, porque proveo aguas
en el midbah, ríos en el sequedal, para dar de beber a mi pueblo escogido,
43:21 el pueblo que formé para mí, para que declaren mi hallel.
43:22 Pero tú no me has adorado, oh Yaakov; sino que te cansaste de mí, oh Yisrael.
43:23 No me has traído tus ovejas para ofrendas quemadas, ni me has honrado con tus
sacrificios. Yo no te abrumé con ofrendas de comida, ni te fatigué con incienso.
43:24 No me has comprado caña aromática por dinero, ni me saciaste con el sebo de tus
sacrificios. Más bien, tú me abrumaste con tus pecados; me fatigaste con tus iniquidades.
43:25 Soy yo, yo el que –por mí mismo– borro tus transgresiones y no me acuerdo más de
tus pecados.
43:26 ¡Házmelo recordar! Entremos en un argumento, dime tu versión para que te
vindiques.
43:27 Tu primer ancestro pecó, y tus mediadores transgredieron contra mí.
43:28 Por tanto, yo profané a los príncipes kadosh; abandoné a Yaakov a la proscripción y a
Yisrael a la burla.
44:1 Y ahora escucha, oh Yaakov, mi servidor, oh Yisrael, a quien yo escogí.
44:2 Así dijo YAHWEH, tu Hacedor, tu Creador que te ha ayudado desde que naciste: No
temas, mi servidor Yaakov, Yeshurún, a quien yo escogí,
44:3 así como yo derramo aguas en suelo sediento, y lluvia en tierra seca, así derramaré mi
Ruaj sobre tu linaje, mi bendición sobre tu posteridad.
44:4 Y brotarán como la hierba, como los sauces junto a corrientes de aguas.
44:5 Uno dirá: Yo soy de YAHWEH, otro usará el nombre de Yaakov; otro escribirá sobre su
mano: De YAHWEH y adoptará el nombre de Yisrael.
44:6 Así ha dicho YAHWEH, el Melej de Yisrael, su Redentor, Yahweh Tzva’ot : Yo soy el
primero y soy el último, y fuera de mí no hay Elohé.
44:7 ¿Quién como yo puede anunciarlo, puede proclamarlo –e igualarme en eso? Así como
yo le dije el futuro a un pueblo antiguo, que les prediga sucesos venideros.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

851

YESHAYAH

ISAIAS

44:8 ¡No se asusten, no tengan miedo! ¿No te predije desde antaño? Yo predije, y ustedes
son mis testigos. ¿Hay algún Elóah, Entonces, aparte de mí? No hay otra Roca; no
conozco ninguna.
44:9 Los fabricantes de ídolos, todos trabajan en vano; y las cosas que atesoran no pueden
hacer ningún bien, como ellos mismos pueden testificar. Ellos no ven ni piensan, y así
quedarán avergonzados.
44:10 ¿Quién va a formar una deidad o a fundir una estatua que no puede hacer ningún
bien?
44:11 Miren, todos sus adherentes quedarán avergonzados; ellos son escultores, son
simplemente humanos. ¡Que se reúnan todos y se pongan de pie! Se acobardarán y
quedarán avergonzados.
44:12 El herrero, con su herramienta, lo trabaja sobre las brasas y le da forma con el
martillo, trabajando con la fuerza de su brazo. Si le da hambre, le faltan las fuerzas; si no
bebe agua, desfallece.
44:13 El carpintero mide con una regla y hace el trazo con un marcador; labra con la gubia,
traza con el compás. Le da forma humana, la belleza del hombre, para colocarlo en un
altar.
44:14 Para su uso corta cedros; escoge una conífera o un roble, separa árboles del bosque;
o planta pinos, y la lluvia los hace crecer.
44:15 Todo eso le sirve al hombre para hacer fuego: Toma uno para calentarse, y prende
fuego y cuece pan. Hace también una deidad y la adora; forma un ídolo y se postra ante
él.
44:16 Parte del leño la quema en el fuego: sobre esa parte asa carne, se la come y se sacia.
También se calienta y dice: ¡Ah! estoy caliente, puedo sentir el calor.
44:17 De lo que sobra hace un El, se postra ante éste, lo adora; le ora y le dice: ¡Sálvame,
porque tú eres mi El!
44:18 No tienen entendimiento ni juicio: tienen los ojos tapados, y no ven; también su
mente, y no pueden pensar.
44:19 No reflexionan; no tienen el entendimiento ni el juicio para decir: Parte de esto lo
quemé en el fuego; además cocí pan sobre sus brasas, asé carne y me la comí. ¿Debo
convertir el resto en una abominación? ¿Debo postrarme ante un bloque de madera?
44:20 ¡Se alimenta de ceniza! Su mente engañada lo extravía, y no puede salvarse a sí
mismo; nunca se dice: ¡Lo que tengo en la mano es un fraude! Yahweh es el Redentor de
Yisrael
44:21 acuérdate de estas cosas, oh Yaakov; porque tú, oh Yisrael, eres mi siervo: Yo te
formé, tú eres mi siervo, oh Yisrael, nunca me olvides.
44:22 Yo borro como niebla tus pecados, como nube tus transgresiones, vuelve a mí, que
yo te redimo.
44:23 Canten, oh shamaim, porque Yahweh ha actuado; griten fuerte, oh profundidades de
la tierra. Prorrumpan en cántico, oh montañas, el bosque y todos sus árboles. Porque
Yahweh ha redimido a Yaakov, se ha glorificado mediante Yisrael.
44:24 Así ha dicho Yahweh, tu Redentor; el que te formó en el vientre: Fui yo, Yahweh, el
que lo hizo todo. Yo solo desplegué los shamaim y sin ayuda de nadie extendí la tierra;
44:25 Soy el que anula los oráculos de los adivinos, y hago quedar mal a los
pronosticadores; soy quien hace volver atrás a los sabios y convierte en necedad su
erudición.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

852

YESHAYAH

ISAIAS

44:26 Soy el que confirma la davar de su siervo y cumple la predicción de mis mensajeros.
Soy yo quien dice de Yahrusalaim: Será habitada, y de las ciudades de Yahudah: Serán
reedificadas; y yo restauraré sus ruinas.
44:27 Soy el que dijo a las profundidades: ¡Séquense! Yo secaré tus ríos.
44:28 Soy el mismo que dice de Kóresh: El es mi pastor; él cumplirá todos mis propósitos.
Él le dirá a Yahrusalaim: Será reedificada, y al templo: Serán puestos tus cimientos.
45:1 Así le dijo YAHWEH a Kóresh, su ungido –a quien tomó por la mano derecha para
derribar naciones delante de él, para quitarles los cinturones a los melejim, para abrir
puertas delante de él, sin que ninguna puerta quede cerrada:
45:2 Yo iré delante de ti y allanaré las montañas que se alzan; romperé las puertas de
bronce y haré pedazos las trancas de hierro.
45:3 Yo te daré los tesoros escondidos en la oscuridad y en lugares secretos –para que
sepas que soy yo YAHWEH, el Elohé de Yisrael, el que te llama por nombre.
45:4 A causa de mi siervo Yaakov, de Yisrael mí elegido, yo te llamo por tu nombre, te
honro por tu título, aunque tú no me conoces,
45:5 yo soy YAHWEH y no hay ningún otro; aparte de mí no hay Elohé. Yo te ciño, aunque
tú no me conoces,
45:6 para que se sepa, de este a oeste, que no hay nadie más que yo. Yo soy YAHWEH y no
hay otro.
45:7 Yo formo la luz y creo las tinieblas, hago la shalom y creo la adversidad –yo, YAHWEH,
hago todas estas cosas.
45:8 Destilen, oh shamaim, desde arriba; que derramen victoria las nubes. Que se abra la
tierra y brote la salvación, sí, que surja la vindicación: Yo, YAHWEH, lo he creado.
45:9 ¡Ay del que contiende con su Hacedor, siendo nada más que un pedazo de tiesto de la
tierra! Dirá el barro al alfarero: ¿Qué estás haciendo? ¿Tu obra no tiene agarraderas?
45:10 Ay del que le dice al padre: ¿Qué engendras?, o a la mujer: ¿Qué das a luz?
45:11 Así ha dicho YAHWEH, el Kadosh de Yisrael y su Hacedor: ¿Me van a cuestionar sobre
el destino de mis benei, me van a dar instrucciones respecto a la obra de mis manos?
45:12 Yo fui quien hice la tierra y creé al hombre sobre ella; mis propias manos
desplegaron los shamaim, y yo he dado órdenes a todo su ejército.
45:13 Yo fui quien lo levanté a él para la victoria y quien nive lé todos los caminos para él. El
reedificará mi ciudad y dejará ir a mi pueblo exiliado sin precio y sin paga, dijo Yahweh
Tzva’ot .
45:14 Así ha dicho Yahweh: La riqueza de Mitzraim y las ganancias de Kush y de los sabitas,
gente de alta estatura, pasarán a ti y serán tuyas, irán detrás de ti encadenados, ante ti
se postrarán, y se dirigirán a ti con reverencia diciendo: Solamente entre ustedes está
Elohé, no hay absolutamente ningún otro Elohé.
45:15 Verdaderamente tú eres un Elohé que se ocultó, oh Elohé de Yisrael, que traes la
victoria.
45:16 Los que fabrican ídolos, todos están avergonzados y abochornados; van donde un
hombre abochornados.
45:17 Pero Yisrael ha ganado mediante Yahweh un triunfo eterno. Ustedes no quedarán
avergonzados ni abochornados en todos los siglos venideros.
45:18 Porque así ha dicho Yahweh, el Creador del shamaim, el único que es Ha´Elohé; el
que formó la tierra y la hizo, el único que la estableció –no la creó vacía, sino que la
formó para que fuera habitada: Yo soy YAHWEH, y no hay ningún otro.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

853

YESHAYAH

ISAIAS

45:19 Yo no he hablado en secreto, en un lugar de tierra tenebrosa; no he dicho al linaje de
Yaakov: Búsquenme en una tierra vacía –yo YAHWEH, que predigo confiablemente, que
anuncio lo que es correcto.
45:20 ¡Vengan, reúnanse, acérquense, los sobrevivientes de entre las naciones! No tenían
conocimiento previo los que cargan sus imágenes de madera y le oran a una deidad que
no puede dar éxito.
45:21 Hablen, comparen testimonios ¡que hasta deliberen juntos! ¿Quién anunció esto de
antemano, lo predijo desde la antigüedad? ¿No fui yo, YAHWEH? Entonces no hay Elohé
aparte de mí, Elohé Justo y Salvador, ningún otro existe aparte de mí.
45:22 ¡Vuélvanse a mí y obtengan éxito, todos los confines de la tierra! Porque yo soy El, y
no hay otro.
45:23 Por mí mismo he jurado, de mi boca ha salido la verdad, davar que no se revocará:
que ante mí se doblará toda rodilla, y jurará lealtad toda lengua.
45:24 Se dirá: Sólo mediante YAHWEH puedo hallar victoria y poder. Cuando la gente confía
en él, todos sus adversarios quedan avergonzados.
45:25 Mediante YAHWEH tendrá vindicación y Tiferet toda la descendencia de Yisrael.
46:1 ¡Bet está postrado, Nevó se ha doblegado! Sus imágenes son carga de bestias y
ganado; las cosas que ustedes llevaban en procesión están apiladas como carga sobre
bestias cansadas.
46:2 Se han doblegado, se han postrado también; no pudieron rescatar la carga, y ellas
mismas han ido en cautividad.
46:3 Escúchenme, oh Bayit de Yaakov, y todo el remanente de la Bayit de Yisrael, a quienes
he cargado desde el nacimiento y he llevado desde el vientre.
46:4 Hasta que ustedes lleguen a viejos, yo seré el mismo; hasta las canas yo los
sostendré; yo fui el Hacedor, y yo seré el Cargador; y los sostendré y los rescataré.
46:5 ¿A quién me compararán o me declararán semejante? ¿Con quién me pueden
asemejar, para que parezcamos comparables?
46:6 Los que sacan oro de la bolsa y pesan plata en la balanza, alquilan a un artesano en
metales para que lo convierta en una deidad, ante la cual se inclinan y se postran.
46:7 Tienen que cargarla en sus espaldas y transportarla; cuando la bajan se mantiene en
pie, no se mueve de su lugar. Si le claman, ella no responde; no puede salvarlos de su
angustia.
46:8 Mantengan en mente esto, y permanezcan firmes; tomen esto en serio, ustedes
pecadores.
46:9 Tengan en cuenta lo que sucedió en la antigüedad; porque yo soy Êl y no hay otro
Elohé, y no hay nadie como yo.
46:10 Yo predigo el fin desde el principio, y desde el comienzo, cosas que no han ocurrido.
Yo digo: Mi plan se cumplirá; haré todo lo me he propuesto.
46:11 Yo convoqué a esa ave arrebatadora del oriente; de una tierra distante, el hombre
para mi propósito. Yo he hablado, así que haré que suceda; lo he designado, así que lo
completaré.
46:12 Escúchenme, ustedes duros de corazón, que están Lejos de la victoria:
46:13 Estoy acercando mi victoria; no estará Lejos, y mi triunfo no se tardará. Le concederé
triunfo en Tzión a Yisrael, en quien me glorío.
47:1 Échate, siéntate en el polvo, Hermosa Doncella Bavel; siéntate, destronada, en el
suelo, oh Hermosa Kasdim; nunca más te llamarán la tierna y delicada.
47:2 Agarra el molino de mano y muele harina. Quítate el velo, despójate de tu túnica,
desnuda tu pierna, atraviesa los ríos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

854

YESHAYAH

ISAIAS

47:3 Tu desnudez quedará descubierta, y tu vergüenza quedará expuesta. Tomaré
venganza, y no dejaré que nadie interceda.
47:4 Nuestro Redentor –Yahweh Tzva’ot es su nombre– es el Kadosh de Yisrael.
47:5 Siéntate en silencio, retírate en la penumbra, oh Hermosa Kasdim; nunca más te
volverán a llamar Soberana de Reinos.
47:6 Yo me enojé con mi pueblo, profané mi heredad; los entregué en tus manos, pero tú
no les tuviste Rajem; hasta sobre los viejos hiciste muy pesado tu yugo.
47:7 Pensaste; Siempre seré la Soberana. No consideraste esto en tu corazón, no pensaste
en su resultado.
47:8 Y ahora escucha esto, oh engreída –que habitas en seguridad, que piensas en tus
adentros: Yo soy, y no hay nadie más que yo; no quedaré viuda, ni conoceré la privación
de benei.
47:9 Pero estas dos cosas te sucederán, de repente, en un mismo día: privación de benei y
viudez vendrán de lleno sobre ti, a pesar de tus muchos encantamientos y de tus muchos
hechizos.
47:10 Estabas segura en tu maldad; pensaste: Nadie me ve. Tu sabiduría y tu conocimiento
te engañaron. Y pensante en tus adentros: Yo soy, y no hay nadie más que yo.
47:11 Vendrá sobre ti un mal que no podrás impedir con conjuros; sobre ti caerá un
desastre que no podrás aplacar; de repente vendrá sobre ti una ruina de la que no sabes
nada.
47:12 ¡Persiste ahora en tus hechizos y en tus muchos encantamientos en los que has
trabajado desde tu juventud! Quizás puedas sacar algún provecho; quizás halles fortaleza.
47:13 Estás indefensa, a pesar de todo tu arte. Que se pongan de pie y te ayuden ahora,
los astrólogos, los que contemplan las estrellas, que anuncian mes por mes lo que vendrá
sobre ti.
47:14 Mira, han venido a ser como paja; el fuego los consume; no se pueden salvar a sí
mismos del poder de la llama; ¡esta no es una brasa para calentarse, ni un fuego para
sentarse al lado!
47:15 Ese es el provecho que te han traído –los mercaderes con quienes has negociado
desde tu juventud– cada uno ha perdido su propio camino, no hay quien te salve.
YAHWEH reprende la infidelidad de Yisrael
48:1 Oigan esto, oh Bayit de Yaakov, que llevaban el nombre de Yisrael, los que han salido
de las aguas de Yahudah, que juran por el nombre de YAHWEH e invocan al Elohé de
Yisrael –aunque no en verdad y sinceridad–
48:2 porque a ustedes los llaman por la Ciudad Kadosh y se apoyan en el Elohé de Yisrael,
cuyo nombre es Yahweh Tzva’ot :
48:3 Mucho tiempo atrás, predije cosas que sucedieron, de mi boca salieron, y yo las
anuncié; de momento actué, y llegaron a ser.
48:4 Porque sé cuán empecinado eres, tu cuello es como un tendón de hierro, y tu frente de
bronce,
48:5 por eso te lo dije con mucha anticipación, antes que sucediera te anuncié las cosas,
para que no dijeras: Mi ídolo las causó; mi imagen tallada y mi imagen de fundición las
ordenaron.
48:6 Tú has oído todo esto; mira, ¿no deberías reconocerlo? Desde ahora te anuncio cosas
nuevas, secretos bien guardados que tú no sabías.
48:7 Hoy han sido creadas, y no en el pasado; antes de hoy no habías oído de ellas, no
puedes decir: Ya yo lo sabía.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

855

YESHAYAH

ISAIAS

48:8 Tú nunca habías oído de ellas, nunca las habías conocido, tus oídos no estaban
abiertos desde antaño. Aunque yo sé que tú eres traicionero, que desde el vientre se te
ha llamado rebelde.
48:9 Por amor de mi nombre controlo mi furor; para mi propia Tiferet soy paciente contigo,
para no destruirte.
48:10 Mira, yo te refino, pero no como a plata; te pruebo en el horno de la aflicción.
48:11 Por mí, por amor de mí mismo lo hago; –para que no sea deshonrado mi nombre ¡No
daré a otro mi honra!
48:12 Escúchame, oh Yaakov; tú, Yisrael, a quien he llamado: Yo soy, yo soy el primero, y
también soy el último.
48:13 Mi propia mano fundó la tierra; mi mano derecha extendió los shamaim. Yo los
convoco, que comparezcan juntos.
48:14 Reúnanse todos ustedes y escuchen: ¿Quién entre ustedes predijo estas cosas?:
Aquel a quien YAHWEH ama hará su voluntad contra Bavel, y con su brazo, contra
Kasdim.
48:15 Yo, yo lo predije, y lo llamé; yo lo he traído y él tendrá éxito en su misión.
48:16 Acérquense a mí y oigan esto: Desde el principio no he hablado en secreto; desde
que las cosas sucedieron, allí he estado yo. Y ahora me ha enviado Yahweh, dotado de su
Ruaj.
48:17 Así ha dicho YAHWEH, tu Redentor, el Kadosh de Yisrael: Yo YAHWEH soy tu Elohé,
que te instruye para tu propio beneficio; que te conduce por el camino en que debes
andar.
48:18 ¡Oh, si estuvieras atento a mis Miztvot! Entonces tu prosperidad sería como un río, tu
triunfo como las olas del mar.
48:19 Tu linaje sería como la arena, los que salen de sus entrañas como sus muchos granos.
Su nombre nunca sería eliminado ni borrado de mi presencia.
48:20 ¡Salgan de Bavel! ¡Huyan de entre los kasditas! Declaren esto con gran clamor;
anúncienlo, difúndanlo hasta el extremo de la tierra.
48:21 Digan: YAHWEH ha redimido a su siervo Yaakov. No pasaron sed, aunque los llevó
por lugares secos; él hizo brotar agua de la roca para ellos; partió la peña y fluyeron
aguas.
48:22 ¡No hay seguridad para los malos! –dice YAHWEH.
49:1 Óiganme, oh costas, y atiendan, o naciones, lejanas: YAHWEH me designó antes de
que yo naciera; mientras estaba en las entrañas de mi madre me puso nombre.
49:2 Hizo mi boca como una espada afilada; me ocultó a la sombra de su mano, y me hizo
como flecha pulida.
49:3 Y me dijo: Tú eres mi siervo, Yisrael, en quien me glorío.
49:4 Yo pensaba: En vano me he afanado; he consumido mis fuerzas por pan inútil. Pero mi
causa estaba con YAHWEH, mi recompensa estaba en las manos de mi Elohé.
49:5 Y ahora YAHWEH –el que me formó en el vientre para ser su siervo – ha resuelto hacer
que Yaakov vuelva a él, para que Yisrael le sea restaurado. Y a mí se me ha honrado a la
vista de Yahweh, mi Elohé ha sido mi fortaleza.
49:6 Porque él dijo: Poca cosa es que tú seas mi siervo, para lo cual levanto a las tribus de
Yaakov y restauro a los sobrevivientes de Yisrael; te pondré también como luz para las
naciones, para que mi salvación llegue hasta los extremos de la tierra.
49:7 Así ha dicho Yahweh, el Redentor de Yisrael, el Kadosh suyo, al despreciado, al
aborrecido de las naciones, al esclavo de los gobernantes: Los melejim lo verán y se

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

856

YESHAYAH

ISAIAS

levantarán; también los príncipes, y se postrarán en honor a Yahweh, quien es fiel, al
Kadosh de Yisrael, el cual te escogió. Yahweh promete restaurar a Tzión
49:8 sí ha dicho Yahweh: En un tiempo favorable te respondo, y en un día de salvación te
ayudo, te creé y te nombré como pueblo de alianza, restaurando la tierra, repartiendo de
nuevo las heredades desoladas;
49:9 diciendo a los presos: Salgan; y a los que están en tinieblas: Muéstrense. En los
caminos serán apacentados, y en todas las cumbres áridas estarán sus pastizales.
49:10 No pasarán hambre ni sed; el viento caliente y el sol no los golpearán; porque Aquel
que los ama los guiará, los conducirá a manantiales de aguas.
49:11 Yo convertiré en camino todos mis montes, y mis carreteras serán levantadas.
49:12 ¡Miren! Estos vienen desde Lejos; ésos del norte y del oeste, y aquéllos de la tierra
de Sinim.
49:13 ¡Griten, oh shamaim, y regocíjate, oh tierra! ¡Prorrumpan en cántico, oh montes!
Porque YAHWEH ha consolado a su pueblo y ha vuelto a traer a sus afligidos en amor.
49:14 Tzión dice: YAHWEH me ha abandonado; Adon se ha olvidado de mí.
49:15 ¿Puede olvidarse una mujer de su bebé, o negar al ben de su vientre? Aunque ella se
olvidara, yo nunca podría olvidarme de ti.
49:16 Mira, te lo grabada en las palmas de mis manos; tus murallas están siempre delante
de mí.
49:17 Tus benei vienen aprisa, tus destructores y desoladores se irán de ti.
49:18 Observa a tu alrededor y mira: Todos éstos se han reunido, han venido a ti. ¡Por vida
mía, declara Yahweh, que a todos ellos te los pondrás como joyas! ¡Con ellos te
adornarás como una novia!
49:19 En cuanto a tus ruinas y lugares desolados y tu tierra destruida –pronto estarás
superpoblada de habitantes, mientras tus destructores estarán Lejos de ti.
49:20 Los benei que pensabas que habías perdido te dirán a los oídos: Este lugar es
demasiado estrecho para mí; hazme espacio para habitar.
49:21 Y tú te dirás: ¿Quién me dio a luz a éstos cuando yo estaba sola y estéril, exiliada y
desdeñada, quién los crió? Yo estaba abandonada, y ¿dónde han estado estos?
49:22 Así ha dicho Yahweh: Alzaré mi mano hacia las naciones, y Levantaré mi bandera a
los pueblos; y ellos traerán en su seno a tus benei, y a tus hijas las traerán al hombro.
49:23 Melejim atenderán a tus niños, sus reinas te servirán de nodrizas. Se postrarán ante
ti, rostro en tierra, y lamerán el polvo de tus pies. Y tú sabrás que yo soy Yahweh, los
que confían en mí no serán avergonzados.
49:24 ¿Se le podrá quitar el botín a un guerrero, o librar al cautivo de las manos de un
tirano?
49:25 Sin embargo así ha dicho Yahweh: Los cautivos se le quitarán al guerrero, y el botín
se le arrebatará al tirano; porque yo contenderé con tus adversarios, y libraré a tus benei.
49:26 A tus opresores, les haré comer sus propias carnes; se embriagarán con su propia
sangre, como con vino nuevo. Y sabrá toda la humanidad que yo YAHWEH soy tu
Salvador, el Fuerte de Yaakov, tu Redentor.
50:1 Así ha dicho YAHWEH: ¿Dónde está el acta de divo rcio de su madre, a quien yo he
repudiado? ¿Y a cuál de mis acreedores fue que los vendí? Por sus pecados fueron
ustedes vendidos, y por sus rebeliones fue repudiada su madre.
50:2 ¿Por qué cuando vine nadie apareció? ¿Por qué cuando llamé nadie respondió ? ¿Es
demasiado corto mi brazo para rescatar? ¿No tengo el poder para salvar? Con una simple
reprensión hago secar el mar, y convierto los ríos en midbah. Sus peces hieden por falta
de agua; yacen muertos de sed.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

857

YESHAYAH

ISAIAS

50:3 Yo visto de oscuridad los shamaim, y les pongo luto como cobertura.
50:4 Yahweh me dio una lengua diestra para saber cómo hablar palabras oportunas al
cansado. Me despierta cada mañana; despierta mi oído para que atienda como los
talmidím.
50:5 Yahweh me abrió el oído, y no fui rebelde ni me volví atrás.
50:6 Entregué mis espaldas a los que me golpeaban, y mis mejillas a los que me
arrancaban la barba. No escondí mi cara de las afrentas ni de los esputos.
50:7 Pero Yahweh me ayudará, por tanto no siento confusión; por eso puse mi cara dura
como un pedernal y sé que no quedaré avergonzado.
50:8 Mi Vindicador está cerca, ¿quién se atreve contender conmigo? ¡Comparezcamos
juntos! ¿Quién quiere ser mi oponente? ¡Que se me acerque!
50:9 Miren, Yahweh me ayudará; ¿quién puede lograr un veredicto contra mí? Todos ellos
se envejecerán como un vestido, y se los comerá la polilla.
50:10 ¿Quién entre ustedes respeta a YAHWEH y escucha la voz de su siervo? Aunque ande
en tinieblas y carezca de luz, confíe en el nombre de YAHWEH y apóyese en su Elohé.
50:11 Pero todos ustedes son encendedores de fuego, llevando antorchas. ¡Anden a la luz
de su fuego, por las antorchas que han encendido! Esto les ha venido de mi mano:
ustedes yacerán en dolor.
51:1 Óiganme, ustedes que siguen la justicia, que buscan a YAHWEH. Miren la roca de
donde los cortaron, la cantera de donde los extrajeron.
51:2 Miren a Avraham, su padre y a Sarah que los dio a luz. Porque él era uno solo cuando
yo lo llamé, pero lo bendije y lo multipliqué.
51:3 Verdaderamente YAHWEH ha consolado a Tzión; ha consolado todas sus ruinas; ha
puesto su midbah como el Eden, su región árida como el Huerto de YAHWEH. Alegría y
gozo habrá en ella, acciones de gracias y sonido de música.
51:4 Estén atentos a mí, pueblo mío, y óiganme, oh nación mía; que de mí saldrá la
Enseñanza, mi camino para luz de los pueblos, en un momento lo traeré.
51:5 El triunfo que concedo está cercano; el éxito que doy ya ha salido y mis brazos
juzgarán a los pueblos. Mis brazos proveerán para los pueblos; las costas confiarán en mí,
en mis brazos pondrán su esperanza.
51:6 Alcen sus ojos a los shamaim, y miren abajo hacia la tierra: Aunque los shamaim se
desvanezcan como humo, y la tierra se envejezca como vestidura, y sus habitantes
mueran también, mi victoria permanecerá para siempre, mi justicia permanecerá
incólume.
51:7 Óiganme, ustedes que se ocupan de la justicia, pueblo en cuyo corazón está mi
Enseñanza. No teman el insulto de los hombres, ni se atemoricen ante sus burlas.
51:8 Porque la polilla se los comerá como a vestidura; la larva los consumirá como a la lana.
Pero mi triunfo permanecerá para siempre, mi salvación por todos los siglos
51:9 ¡Despierta, despierta, vístete de esplendor!. Oh brazo de YAHWEH, despierta como en
días de antaño, como en generaciones pasadas. Fuiste tú el que despedazó a Rahab, el
que hirió al monstruo marino.
51:10 Fuiste tú el que secó el mar, las aguas del gran océano; el que hizo de los abismos
del mar un camino que los redimidos pudieran transitar.
51:11 Así que los rescatados de YAHWEH volverán, y entrarán en Tzión con cánticos,
coronados de gozo perpetuo. Alcanzarán gozo y alegría, mientras huyen la tristeza y el
gemido.
51:12 Yo, yo soy el que los consuela. ¿Qué te aflige para que temas al hombre que tiene
que morir, mortales que comparan con el pasto?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

858

YESHAYAH

ISAIAS

51:13 ¿Te has olvidado de YAHWEH, tu Hacedor, que desplegó los shamaim y afirmó la
tierra, y vives todo el día en constante temor a causa de la furia de un opresor que se
dispone a destruirte? Pero, ¿de qué vale la furia del opresor?
51:14 Pronto el que está en cadenas será puesto en libertad; no será cortado para morir, y
no le faltará su alimento.
51:15 Porque yo YAHWEH tu Elohé –quien agita el mar y hace rugir sus olas; cuyo nombre
es Yahweh Tzva’ot –
51:16 he puesto mis palabras en tu boca y te he protegido con mi mano, yo, que planté los
shamaim y afirmé la tierra, he dicho a Tzión: Tú eres mi pueblo.
51:17 ¡Despierta! ¡Despierta! Levántate, oh Yahrusalaim, tú que de la mano de YAHWEH
has bebido la copa de su furor, tú que has bebido hasta la última gota de la copa del
vértigo.
51:18 No tiene a nadie que la dirija entre todos los benei que dio a luz; nadie que la tome
de la mano entre todos los benei que crió.
51:19 Estas dos cosas te han sobrevenido: la destrucción y la ruina ¿quién te compadecerá?
El hambre y la espada –¿quién te consolará?
51:20 Tus benei yacen tendidos en las esquinas de todas las calles como antílope cogido en
una red, ebrios de la ira de Yahweh, de la reprensión de tu Elohé.
51:21 Por lo tanto, escucha esto, infeliz, que estás ebria, pero no de vino.
51:22 Así ha dicho Yahweh tu Adon, tu Elohé que defiende a su pueblo: Yo quito de tu
mano la copa del vértigo, el tazón, la copa de mi ira; nunca más tendrás que beberla.
51:23 La pondré en la mano de tus atormentadores, los que han ordenado: Póstrate para
que pasemos y tú pusiste tu espalda como tierra, como calle para los que pasaban.
52:1 ¡Despierta! ¡Despierta, oh Tzión! Vístete de esplendor; vístete con tu ropa de
majestad, Yahrusalaim, ciudad santa. Porque nunca más volverá a entrar en ti ningún
incircunciso ni impuro.
52:2 Levántate, sacúdete el polvo; siéntate en tu trono oh Yahrusalaim. Suelta las ataduras
de tu cuello, oh cautiva, Hermosa Tzión.
52:3 Porque así ha dicho YAHWEH: De balde fueron ustedes vendidos, y sin dinero serán
rescatados.
52:4 Porque así ha dicho Yahweh: En el pasado mi pueblo bajó a Mitzraim para residir allá;
pero Ashur los ha explotado sin darles nada en cambio.
52:5 ¿Qué gano por lo tanto yo aquí? declara Yahweh. Porque se han llevado a mi pueblo
por nada, los burladores aúllan, declara Yahweh y constante e incesantemente se burlan
de mi nombre.
52:6 Ciertamente, mi pueblo conocerá mi nombre, seguramente conocerán en aquel día que
yo, el que prometió, estoy cerca ahora.
52:7 ¡Cuán bienvenidos sobre los montes son los pies del heraldo que anuncia felicidad, que
proclama bienestar, que anuncia la victoria, que le dice a Tzión: ¡Tu Elohé es Melej!
52:8 ¡Escucha! Tus centinelas alzan la voz; juntos dan gritos de júbilo, porque todo ojo
contemplará el regreso de Yahweh a Tzión.
52:9 Prorrumpan juntas en gritos de júbilo, oh ruinas de Yahrusalaim, porque Yahweh
consolará a su pueblo; redimirá a Yahrusalaim.
52:10 Yahweh desnudará su Kadosh brazo a la vista de todas las naciones, y los mismos
confines de la tierra verán la victoria de nuestro Elohé.
52:11 ¡Apártense! ¡Apártense! ¡No toquen nada inmundo mientras salen de ella!
¡Manténganse puros mientras salen de ella, ustedes los que llevaban los utensilios de
Yahweh!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

859

YESHAYAH

ISAIAS

52:12 Pues no saldrán con prisa, ni saldrán huyendo; porque YAHWEH va marchando
delante de ustedes, el Elohé de Israel será su retaguardia.
52:13 He aquí que mi siervo prosperará, será exaltado y elevado a grandes alturas.
52:14 Así como muchos se asombraron de él –así de desfigurada era su apariencia, distinta
a la del hombre; su aspecto, más allá de la semblanza humana–
52:15 así asombrará a muchas naciones. Los melejim cerrarán la boca delante de él, porque
verán lo que nunca se les había contado, contemplarán lo que nunca habían oído.
IDENTIFICANDO AL MASHIAJ DE YISRAEL
53:1 ¿Quién puede creer lo que hemos oído? ¿Sobre quién se ha revelado el brazo de
YAHWEH?
53:2 Porque ha crecido, por Su favor, como un retoño, como una raíz en tierra árida. No
tiene forma ni belleza, para que lo miremos: ningún encanto para que lo hallemos
agradable.
53:3 Fue despreciado, desechado por los hombres; varón de sufrimientos, familiarizado con
la enfermedad. Como uno que esconde su rostro de nosotros, fue menospreciado, y lo
estimamos como nada.
53:4 Sin embargo eran nuestras enfermedades las que llevaba, nuestros sufrimientos los
que soportó. Nosotros lo contamos como plagado, herido, afligido por Elohé.
53:5 Pero él fue herido por nuestros pecados, molido po r nuestras maldades. Llevó el
castigo que nos restauró, y por sus heridas fuimos nosotros sanados.
53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual siguiendo su propio camino;
y Yahweh echó sobre él la culpa de todos nosotros.
53:7 El fue maltratado, sin embargo fue sumiso, no abrió su boca; como un cordero llevado
al matadero; como una oveja, muda delante de sus trasquiladores, él no abrió su boca.
53:8 Por medio de un juicio opresivo fue quitado, ¿quién puede describir su morada? Porque
fue cortado de la tierra de los vivientes por el pecado de mi pueblo, que merecía el
castigo.
53:9 Se dispuso entre los impíos su sepultura, y con los ricos, en su muerte aunque no
había hecho ninguna injusticia ni había hablado falsedad.
53:10 Pero Yahweh escogió quebrantarlo por padecimiento, para que, si se puso como
ofrenda por la culpa, pudiera ver descendencia y tener una vida larga, y que por su
medio prosperara el propósito de Yahweh.
53:11 Desde su angustia lo verá; lo disfrutará a plenitud por su devoción. Mi siervo justo
justifica a muchos, es el castigo de ellos el que él lleva;
53:12 Por tanto, yo le daré los muchos como su porción, recibirá las multitudes como su
despojo. Porque él se expuso a la muerte y fue contado entre los pecadores, mientras
que él llevaba el pecado de los muchos e hizo intercesión por los pecadores.
54:1 ¡Alégrate, oh estéril, tú que nunca has dado a luz! Grita de gozo, tú que nunca tuviste
dolores de parto. Porque más son los benei de la dejada que los de la desposada –dijo
YAHWEH.
54:2 Ensancha el sitio de tu Tienda, extiende el tamaño de tu morada, no te limites; alarga
tus cuerdas y afirma tus estacas.
54:3 Porque vas a extenderte a la derecha y a la izquierda; tu linaje desposeerá naciones y
poblará las ciudades desoladas.
54:4 No temas, que no quedarás avergonzada; no te confundas, que no quedarás burlada.
Pues te olvidarás del reproche de tu juventud, y no te acordarás más de la vergüenza de
tu viudez.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

860

YESHAYAH

ISAIAS

54:5 Porque el que te hizo te desposará –Yahweh Tzva’ot es su nombre. El Kadosh de
Yisrael te redimirá –se llama el Elohé de toda la tierra.
54:6 YAHWEH te ha vuelto a llamar como a una mujer dejada y abandonada. ¿Puede uno
desechar a la esposa de su juventud? –dijo tu Elohé.
54:7 Por un breve momento te dejé, pero con inmenso amor te volveré a traer.
54:8 Al desbordarse mi ira, por un momento, escondí de ti mi rostro; pero con bondad
eterna te volveré a traer en amor –dijo YAHWEH tu Redentor.
54:9 Porque esto para mí es como las aguas de Nóaj: Como juré que las aguas de Nóaj
nunca más inundarían la tierra, así he jurado que no me enojaré contigo ni te reprenderé.
54:10 Porque podrán moverse los montes y derrumbarse las colinas, pero mi lealtad nunca
se apartará de ti, ni será conmovida mi alianza de amistad –dijo YAHWEH, el que te
vuelve a recibir en amor.
54:11 ¡Pobrecita, arrebatada por la tempestad, sin consuelo! Yo pondré turquesas como tus
piedras de construcción y haré tus cimientos de zafiros.
54:12 Haré tus almenas de rubíes, tus puertas de berilo, y todo tu muro alrededor, de
piedras preciosas.
54:13 Y todos tus benei serán talmidím de YAHWEH, y grande será la felicidad de tus benei.
54:14 Serás establecida mediante la justicia. Estarás a salvo de la opresión, y no temerás
de la ruina, y no se te acercará.
54:15 Ciertamente ningún perjuicio puede hacerse sin mi consentimiento: si alguien te
perjudica caerá por causa tuya.
54:16 Yo fui el que creó al herrero que sopla los carbones en el fuego y produce las
herramientas para su trabajo; también yo he creado al instrumento de destrucción.
54:17 Ningún arma formada contra ti tendrá éxito, y tú condenarás toda lengua que se
Levante contra ti en el juicio. Esta es la heredad de los siervos de YAHWEH, este es su
triunfo de parte mía –declara YAHWEH.
55:1 ¡Oigan!, todos los sedientos, vengan a las aguas, aún si no tienen dinero, vengan,
compren alimento y coman: compren alimento sin dinero, vino y leche sin costo.
55:2 ¿Por qué gastan dinero en lo que no es pan, sus ganancias en lo que no satisface?
Háganme caso, y comerán alimento selecto y disfrutarán los más ricos manjares.
55:3 Inclinen su oído y vengan a mí; escuchen, y serán revividos. Y yo haré con ustedes
una alianza eterna, la lealtad perdurable prometida a Dawid.
55:4 Como lo hice caudillo de pueblos, príncipe y comandante de pueblos,
55:5 así tú llamarás a una nación que no conocías, y una nación que no te conocía vendrá
corriendo hacia ti –por causa de YAHWEH tu Elohé, el Kadosh de Yisrael, que te ha
glorificado.
55:6 Busquen a YAHWEH mientras puede ser hallado, llámenlo mientras está cercano.
55:7 Abandone el malvado su camino, el hombre pecador sus planes; vuélvase a YAHWEH,
y él lo perdonará; a nuestro Elohé, que perdona libremente.
55:8 Porque mis planes no son sus planes, ni mis camino s son sus caminos –declara
YAHWEH.
55:9 Como los shamaim están muy por encima de la tierra, así mis caminos están muy por
encima de sus caminos, y mis planes por encima de sus planes.
55:10 Porque como la lluvia y la nieve caen del shamaim y no vuelven allá, sino que
empapan la tierra y hacen producir vegetación, y dar semilla para sembrar y pan para
comer,
55:11 así es la davar que sale de mi boca: No vuelve a mí vacía, sino que hace lo que me
propongo, logra lo que la envío a hacer.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

861


Documentos relacionados


Documento PDF yeshayah
Documento PDF ezra
Documento PDF divre bet
Documento PDF hoshea
Documento PDF hagay
Documento PDF devarim


Palabras claves relacionadas