Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Shemot .pdf



Nombre del archivo original: Shemot.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 18:56, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 233 veces.
Tamaño del archivo: 691 KB (52 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


SHEMOT

EXODO

SHEMOT (Nombres)
1:1 Estos son los nombres de los benei de Yisrael que vinieron a Mitzraim Egipto con
Yaakov, cada cual con su familia:
1:2 Reubén, Shimón, Lewí, y Yahudah;
1:3 Yissakhar, Zebulún y Binyamín;
1:4 Dan y Naftalí, Gad y Asher.
1:5 El Número total de personas que salieron de Yaakov llegó a Setenta; Yosef estaba ya
en Mitzraim.
1:6 Yosef murió, así como todos sus ajís y toda aquella generación.
1:7 Pero los Yisraelitas eran fecundos y proliferaron; se multiplicaron y aumentaron muy
grandemente, de modo que la tierra se llenó de ellos.
1:8 Se Levantó un nuevo melej en Mitzraim, el cual no conocía a Yosef.
1:9 Y le dijo a su pueblo: Miren, el pueblo Yisraelita es demasiado numeroso para nosotros.
1:10 Actuemos astutamente con ellos, para que no aumenten; de otra manera, si ocurriera
una guerra podrían aliarse con nuestros enemigos para pelear contra nosotros e irse del
país.
1:11 Así que pusieron capataces sobre ellos para oprimirlos con trabajo forzoso; y
edificaron ciudades de guarnición para el Paroh: Pitón y Raamsés.
1:12 Pero mientras más los oprimían más aumentaban y se esparcían, de modo que los
mitsritas llegaron a temer a los Yisraelitas.
1:13 Los mitsritas impusieron sobre los Yisraelitas
1:14 las diversas labores que los obligaban a realizar. Despiadadamente les hacían la vida
amarga con trabajo duros en lodo y ladrillos y con toda clase de tareas en el campo.
1:15 El melej de Mitzraim les habló a las comadronas Hebreas, una de las cuales se llamaba
Shifrah y la otra Puah,
1:16 diciéndoles: Cuando atiendan a las mujeres Hebreas, miren en el banco de parto; si es
un ben, mátenlo; si es una hija, déjenla viva.
1:17 Las comadronas, por respeto a Ha´Elohé, no hicieron lo que el melej de Mitzraim les
había dicho; dejaban vivir a los varoncitos.
1:18 Así que el melej de Mitzraim convocó a las comadronas y les dijo: ¿Por qué han hecho
esto, dejando vivir a los niños?
1:19 Las comadronas le dijeron al Paroh: Es que las mujeres Hebreas no son como las
mujeres mitsritas: son vigorosas. Antes de que la comadrona llegue donde ellas, ya ellas
han dado a luz.
1:20 Y Elohé trató bien a las comadronas; y el pueblo se multiplicaba y aumentaba
grandemente.
1:21 Y como las comadronas respetaban a Ha´Elohé, él les Levantó familias.
1:22 Entonces el Paroh le ordenó a todo su pueblo, diciendo; A todo niño que nazca
arrójenlo al río, pero dejen vivir a todas las niñas.
2:1 Cierto hombre de la tribu de Lewí fue y se casó con una mujer lewita.
2:2 La mujer concibió y tuvo un ben; y cuando vio cuán hermoso era, lo ocultó por tres
meses.
2:3 Cuando ya no lo podía ocultar más, consiguió una canasta de mimbre para él y la selló
con asfalto y brea. Puso al niño en ella y la colocó entre los juncos a la ribera del Río.
2:4 Y su ajot se quedó esperando a la distancia, para ver qué le pasaría.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

68

SHEMOT

EXODO

2:5 La hija del Paroh se fue a bañar al río, mientras sus doncellas caminaban a lo largo del
río. Ella divisó la canasta entre los juncos y mandó a su esclava a alcanzarla.
2:6 Cuando la abrió, vio que era un bebé, un niño que lloraba. Ella se compadeció de él y
dijo: Este debe ser un niño Hebreo.
2:7 Entonces la ajot del niño le dijo a la hija del Paroh: ¿Quiere que vaya y le busque una
niñera Hebrea para que le amamante al niño?
2:8 Y la hija del Paroh respondió: Sí. De modo que la niña fue y llamó a la madre del niño.
2:9 Y la hija del Paroh le dijo: Toma este niño y críamelo, que yo te pagaré tu salario. Así la
mujer se llevó al niño y lo crió.
2:10 Cuando el niño creció, se lo trajo a la hija del Paroh, quien lo hizo su ben. Lo llamó
Moshé Salvado, diciendo: Del agua lo salvé.
2:11 Algún tiempo después de eso, cuando Moshé estaba ya crecido, salió a ver a sus ajís y
se dio cuenta de sus trabajo. Vio a un mitsrita golpear a un hebreo, a uno de sus ajís.
2:12 Miró alrededor y, al ver que no había nadie por allí, derribó al mitsrita y lo escondió en
la arena.
2:13 Cuando salió al día siguiente, encontró a dos ivrim/hebreos que peleaban; de modo
que le dijo al agresor: ¿Por qué golpeas a tu compañero?
2:14 El replicó: ¿Quién te hizo jefe y gobernante sobre nosotros? ¿Quieres Matarme como
Mataste al mitsrita? Moshé se asustó, y pensó: ¡Así que el asunto se sabe!
2:15 Cuando el Paroh se enteró del asunto, trató de Matar a Moshé; pero Moshé huyó del
Paroh. Llegó a la tierra de Midyán, y se sentó junto a un pozo.
2:16 Sucede que el kohen de Midyán tenía siete hijas. Ellas vinieron a sacar agua, y
llenaron los baldes para abrevar el rebaño de su padre;
2:17 pero vinieron unos pastores y las echaron de allí. Entonces Moshé se Levantó en
defensa de ellas, y abrevó su rebaño.
2:18 Cuando ellas regresaron donde su padre Reuel, él les preguntó: ¿Cómo es que han
regresado tan temprano hoy?
2:19 Ellas respondieron: Un mitsrita nos rescató de los pastores; y hasta nos sacó el agua y
abrevó el rebaño.
2:20 El les dijo a las hijas: ¿Dónde está, Entonces? ¿Por qué dejaron al hombre? Invítenlo a
comer.
2:21 Moshé consintió en quedarse con el ho mbre, y él le dio a Moshé su hija Tsiporah como
esposa.
2:22 Ella tuvo un ben a quien él llamó Guershom (Extranjero), porque dijo: He sido
extranjero en tierra extranjera.
2:23 Mucho tiempo después, murió el melej de Mitzraim. Los Yisraelitas gemían bajo la
esclavitud y clamaban; y su clamor por liberación de la esclavitud subió hasta Ha´Elohé.
2:24Yahweh Elohé oyó su queja, y se acordó de su alianza con Avraham, Yitsjaq, y Yaakov.
2:25 Elohé miró a los Yisraelitas, y tomó nota de ellos.
3:1 Una vez Moshé, mientras atendía el rebaño de su suegro Yitró, el kohen de Midyán, guió
el rebaño al midbah, y llegó al Jorev, el monte de Ha´Elohé.
3:2 Un Malaj de Yahweh se le apareció en un fuego llameante que salía de un arbusto. El
miró y vio que había un arbusto en llamas, sin embargo el arbusto no se consumía.
3:3 Moshé dijo: Tengo que ir a contemplar esa vista maravillosa; ¿por qué el arbusto no se
consume?
3:4 Cuando Yahweh vio que venía a mirar, lo llamó desde el arbusto: Moshé Moshé El
respondió: Aquí estoy.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

69

SHEMOT

EXODO

3:5 Y le dijo: No te acerques más. Quítate las sandalias de los pies, que el lugar donde
estás parado es tierra Kadosh.
3:6 Y agregó: Yo soy el Elohé de tu avi, el Elohé de Avraham, el Elohé de Yitsjaq, y
el Elohé de Yaakov. Y Moshé se tapó la cara, porque tenía miedo de mirar a Ha´Elohé.
3:7 Yahweh continuó: He visto bien los sufrimientos de mi pueblo en Mitzraim y he
prestado atención a su clamor a causa de sus capataces y estoy al tanto de sus
sufrimientos.
3:8 He bajado a liberarlos de los mitsritas y a sacarlos de esa tierra para
levantarlos a una tierra buena y espaciosa, una tierra que fluye leche y miel, la
región de los kenaanitas, los jititas, los emoritas, los perezitas, los jiwitas, y los
Yevusitas.
3:9 Ahora el clamor de los Yisraelitas ha llegado a mí; además, he visto cómo los
mitsritas los oprimen.
3:10 Por lo tanto, ven, que te voy a enviar donde el Paroh (Faraón), y tú libertarás
a mi pueblo, los Yisraelitas, de Mitzraim.
3:11 Pero Moshé le dijo a Ha´Elohé: ¿Quién soy yo para ir donde el Paroh y libertar a los
Yisraelitas de Mitzraim?
3:12 Y él dijo: Yo estaré contigo; esa será la señal de que fui yo quien te envió. Y cuando
hayas libertado al pueblo de Mitzraim, adorarán a Ha´Elohé en este monte.
3:13 Entonces Moshé le dijo a Ha´Elohé: Cuando yo vaya donde los Yisraelitas y les diga
que el Elohé de sus padres me ha enviado a ellos, y me pregunten cuál es su nombre,
¿qué debo decirles?
3:14 Y Elohé le dijo a Moshé: Ehyah ashér Ehyah Yo seré quien seré. Y continuó: Así les
dirás a los Yisraelitas: Ehyah me envió a ustedes.
3:15 Y Elohé le dijo además a Moshé: Así les hablarás a los Yisraelitas: Yahweh el
Elohé de sus padres, el Elohé de Avraham, el Elohé de Yitsjaq, y el Elohé de
Yaakov, me ha enviado a ustedes. Y este será mi Shem (Nombre) para siempre,
para ser recordado por toda la eternidad.
3:16 Ve y reúne a los ancianos de Yisrael y diles: Yahweh, el Elohé de sus padres, el Elohé
de Avraham, el Elohé de Yitsjaq, y el Elohé de Yaakov, se me ha aparecido y ha dicho: He
tomado nota de ustedes y de lo que les han estado haciendo en Mitzraim,
3:17 y he declarado: Yo los sacaré a ustedes de la miseria de Mitzraim y los levantaré a la
tierra de los kenaanitas, los jititas, los emoritas, los perezitas, los jiwitas, y los Yevusitas,
a una tierra que fluye leche y miel.
3:18 Ellos te escucharán; luego irás con los ancianos de Yisrael al melej de Mitzraim y le
dirás: Yahweh, el Elohé de los ivrim/Hebreos, se manifestó a nosotros. Ahora, pues,
déjenos ir a una distancia de tres días al midbah a sacrificar para Yahweh eloheinú.
3:19 Sin embargo, yo sé que el melej de Mitzraim no los dejará salir si no ve un poder
mayor.
3:20 sí que yo extenderé mi brazo y golpeé a Mitzraim con varias maravillas que realizaré
sobre ellos; después de eso los dejará ir.
3:21 Y yo dispondré a los mitsritas favorablemente hacia este pueblo, para que cuando
ustedes se vayan no vayan con las manos vacías.
3:22 Cada mujer tomará prestado de su vecina y del huésped en su bayit objetos de plata y
oro, y ropas, y los pondrás sobre tus benei e hijas, y así despojarás a los mitsritas.
4:1 Pero Moshé tomó la davar y dijo: ¿Y si no me creen ni me escuchan, sino que dicen que
Yahweh no se me apareció?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

70

SHEMOT

EXODO

4:2 Yahweh le dijo: ¿Qué tienes en la mano?Y él respondió: Una vara.
4:3 El le dijo: Arrójala al suelo. El la arrojó al suelo y se convirtió en una serpiente; y Moshé
huía de ella.
4:4 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Extiende la mano y agárrala por la cola; él alargó la
mano y la tomó, y se convirtió en una vara en su mano–
4:5 para que crean que Yahweh, el Elohé de sus padres, el Elohé de Avraham, el Elohé de
Yitsjaq, y el Elohé de Yaakov, se te apareció.
4:6 Yahweh le dijo además: Ponte la mano en el pecho. El se puso la mano en el pecho; y
cuando la sacó tenía la mano escamosa con escamas blancas.
4:7 Y dijo: Vuelve a ponerte la mano en el pecho. El volvió a ponerse la mano en el pecho;
y cuando se la sacó del pecho, la tenía otra vez como el resto del cuerpo.
4:8 Y si no te creen o no le hacen caso a la primera señal, creerán en la segunda.
4:9 Y si no se convencen por estas dos señales y todavía no te hacen caso, toma un poco
de agua del Río y viértela sobre el suelo seco; y el agua que saques del Río se convertirá
en sangre sobre el suelo seco.
4:10 Pero Moshé le dijo a Yahweh: Por favor, Yahweh, nunca he sido un hombre de
palabras, ni en el pasado ni ahora que le has hablado a tu servidor; soy lento de habla y
torpe de lengua.
4:11 Y Yahweh le dijo: ¿Quién le da el habla al hombre? ¿Quién lo hace mudo o sordo,
vidente o ciego? ¿No soy yo, Yahweh?
4:12 Ahora ve, y yo estaré contigo cuando hables y te indicaré qué decir.
4:13 Pero él dijo: Por favor, Yahweh, encomienda la misión a otro. Yahweh se enojó con
Moshé
4:14 y dijo: Ahí tienes a tu ají Aharón el lewita. Yo sé que él habla bien. Ahora mismo está
saliendo a tu encuentro, y se alegrará de verte.
4:15 Tú le hablarás a él y pondrás las palabras en su boca Yo estaré contigo y con él
cuando hables, y les enseñaré a ustedes dos lo que deben hacer –
4:16 y él le hablará por ti al pueblo. Así él te servirá de vocero y tú desempeñarás el papel
de Elohé para él.
4:17 Y llévate esta vara, con la cual realizarás las señales.
4:18 Moshé volvió donde su suegro Yitró y le dijo: Déjame volver con mis ajís en Mitzraim
para ver cómo les va. Y Yitró le dijo a Moshé: Ve en shalom.
4:19 Yahweh le dijo a Moshé en Midyán: Vuelve a Mitzraim, que todos los que buscaban
matarte están muertos.
4:20 Así que Moshé tomó a su esposa y a sus benei, los montó en asnos, y volvió a la tierra
de Mitzraim; y Moshé llevó consigo la vara de Ha´Elohé.
4:21 Y Yahweh le dijo a Moshé. Cuando regreses a Mitzraim, encárgate de realizar delante
del Paroh todas las maravillas que he puesto en tu poder. Yo, sin embargo, endureceré su
corazón para que no deje ir al pueblo.
4:22 Entonces le dirás al Paroh: Así dice Yahweh: Yisrael es mi ben primogénito.
4:23 Yo te he dicho que dejes ir a mi ben, para que me adore, pero has rehusado dejarlo ir.
Ahora destruiré a tu ben primogénito.
4:24 En un campamento nocturno por el camino, Yahweh le salió al encuentro y buscaba
Matarlo.
4:25 Así que Tsiporah tomó una piedra filosa y le cortó el prepucio a su ben, y le tocó las
piernas con él, y dijo: ¡Tú me eres en verdad un esposo de sangre!
4:26 Y cuando Él lo dejó quieto, ella añadió: Un esposo de sangre por motivo de la
circuncisión.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

71

SHEMOT

EXODO

4:27 Yahweh le dijo a Aharón: Ve a recibir a Moshé al midbah. El fue y lo encontró en el
monte de Ha´Elohé, y lo besó.
4:28 Moshé le contó a Aharón sobre todas las cosas que Yahweh le había ordenado y todas
las señales sobre las que les dio instrucciones.
4:29 Entonces Moshé y Aharón fueron y congregaron a todos los ancianos de los Yisraelitas.
4:30 Aharón les repitió todas las palabras que Yahweh le había hablado a Moshé, y realizó
las señales a la vista del pueblo,
4:31 y el pueblo se convencieron. Cuando oyeron que Yahweh había tomado nota de los
Yisraelitas y que había visto sus aprietos, se postraron en homenaje.
5:1 Más tarde Moshé y Aharón fueron y le dijeron al Paroh: Así dice Yahweh, el Elohé de
Yisrael: Deja ir a mi pueblo para que me celebren una festividad en el midbah.
5:2 Pero el Paroh dijo: ¿Y quién es Yahweh para que yo le haga caso y deje ir a Yisrael? No
conozco a Yahweh ni dejaré ir a Yisrael.
5:3 Ellos respondieron: El Elohé de los ivrim/Hebreos se nos ha manifestado. Permítenos ir
una distancia de tres días en el midbah para sacrificarle a Yahweh nuestro Elohé, no vaya
a ser que nos hiera con pestilencia o espada.
5:4 Pero el melej de Mitzraim les dijo: Moshé y Aharón, ¿por qué distraen al pueblo de sus
tareas? ¡Váyanse a sus labores!
5:5 Y el Paroh continuó: El pueblo del país es ya tan numeroso, ¿y quieres que cesen de sus
labores?
5:6 Aquel mismo día el Paroh les ordenó a los capataces y supervisores del pueblo, y dijo:
5:7 No le provean más al pueblo la paja para hacer ladrillos como antes; que vayan ellos
mismos a recoger la paja.
5:8 Pero impónganles la misma cuota de ladrillos que han estado haciendo hasta ahora; no
se la reduzcan, que son unos flojos; por eso es que claman: ¡Déjennos ir a sacrificarle a
nuestro Elohé!
5:9 Que les den trabajo más pesado a los hombres; que se ocupen en eso y no presten
atención a promesas engañosas.
5:10 Así que los capataces y los supervisores del pueblo salieron y le dijeron al pueblo: Así
dice el Paroh: No les daré ninguna paja.
5:11 Ustedes mismos deben ir a conseguirla dondequiera que puedan encontrarla; pero no
habrá reducción alguna en su trabajo.
5:12 El pueblo se dispersó por la tierra de Mitz raim para buscar rastrojo en lugar de paja.
5:13 Y los capataces los apremiaban, diciendo: Deben completar cada día la misma
asignación de trabajo que cuando tenían paja.
5:14 Y los supervisores de los Yisraelitas, a quienes los capataces del Paroh habían puesto
sobre ellos, recibían golpes, y les preguntaban: ¿Por qué no completaron, ni ayer ni hoy,
la cantidad prescrita de ladrillos, como lo hacían antes?
5:15 Entonces los supervisores de los Yisraelitas vinieron al Paroh y clamaron: ¿Por que
trata usted así a sus servidores?
5:16 No se les da paja a sus servidores, sin embargo nos exigen que hagamos ladrillos. Y a
sus servidores los han estado golpeando, cuando la culpa es de su propio pueblo.
5:17 El respondió: Ustedes son unos flojos, ¡flojos! Por eso es que dicen: Vayamos a
sacrificar a Yahweh.
5:18 ¡Váyanse ahora a su trabajo! No se les dará ninguna paja, ¡pero tienen que rendir su
cuota de ladrillos!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

72

SHEMOT

EXODO

5:19 Ahora los supervisores de los Yisraelitas se encontraban en problemas, porque la
orden decía: No pueden reducir su cuota diaria de ladrillos.
5:20 Cuando salieron de la presencia del Paroh, se encontraron con Moshé y Aharón en el
camino,
5:21 y les dijeron: Que YAHWEH los mire y los castigue por hacernos despreciables para el
Paroh y sus cortesanos –poniendo una espada en sus manos para que nos destruyan.
5:22 Entonces Moshé volvió donde YAHWEH y dijo: Oh YAHWEH, ¿por qué perjudicas a tu
pueblo? ¿Por qué me enviaste?
5:23 Desde que vine al Paroh para hablarle en tu nombre, ha estado tratando peor a este
pueblo; y todavía tú no has librado a tu pueblo.
6:1 Luego le dijo Yahweh a Moshé: Pronto verás lo que voy hacerle al Paroh: los dejará ir a
causa de mi mano fuerte; de hecho, por causa de mi mano fuerte los expulsará de su
país.
6:2 Elohé le habló a Moshé y le dijo: Yo soy Yahweh.
6:3 Me aparecí a Avraham, a Yitsjaq, y a Yaakov como “Yahweh el Shadai”, no me di a
conocer a ellos con la esencia de mi nombre (Yo Seré quien Seré).
6:4 También establecí mi Alianza con ellos, para darles la tierra de Kenaan, la tierra en que
vivieron como peregrinos.
6:5 Ahora he escuchado el lamento de los Yisraelitas porque los mitsritas los están
manteniendo en servidumbre, y me he acordado de mí Alianza.
6:6 Dile, por lo tanto, al pueblo Yisraelita: Yo soy Yahweh, yo los libraré de las labores de
los mitsritas y los libertaré de su servidumbre. Los redimiré con brazo extendido, y
mediante grandes juicios.
6:7 Y los tomaré para que sean mi pueblo, y yo seré su Elohé. Y ustedes sabrán que yo,
Yahweh, soy su Elohé que los libró de las labores de los mitsritas.
6:8 Los levantaré a la tierra que juré darles a Avraham, Yitsjaq, y Yaakov, y se la daré a
ustedes por posesión, yo Yahweh.
6:9 Pero cuando Moshé les dijo esto a los Yisraelitas, no quisieron hacerle caso a Moshé,
porque tenían el Ruaj abatido por la cruel servidumbre.
6:10 Yahweh le habló a Moshé, y le dijo:
6:11 Ve y dile al Paroh melej de Mitzraim que deje salir a los Yisraelitas de su país.
6:12 Pero Moshé apeló a Yahweh, y le dijo: Los Yisraelitas no me quisieron hacer caso;
¿cómo entonces me va a hacer caso el Paroh, yo que soy desconocedor de la emunah
hebrea?
6:13 Así que Yahweh le habló tanto a Moshé como a Aharón con relación a los Yisraelitas y
al Paroh melej de Mitzraim, y les instruyó para librar a los Yisraelitas de la tierra de
Mitzraim.
6:14 Los siguientes son los cabezas de sus respectivos clanes. Los benei de Reubén, el
primogénito de Yisrael: Janokh y Palú, Jetsrón y Karmí; esas son las familias de Reubén.
6:15 Los benei de Shimón: Yemuel, Yamín, Ohad, Yakín, Tsójar y Shaul el ben de una
kenaanita; esas son las familias de Shimón.
6:16 Estos son los nombres de los benei de Lewí, por sus linajes: Guershón, Qehat, y
Merarí; y el lapso de la vida de Lewí fue de ciento treinta y siete.
6:17 Los benei de Guershón: Libní y Shimí, por sus familias.
6:18 Los benei de Qehat: Amram, Yitshar, Jebrón, y Uziel; y el lapso de la vida de Qehat
fue de ciento treinta y tres años.
6:19 Los benei de Merarí: Majlí y Mushí. Estas son las familias de los lewitas por sus linajes.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

73

SHEMOT

EXODO

6:20 Amram tomó como esposa a la ajot de su padre, Yokhébed, y ella le dio a Aharón y
Moshé; y el lapso de la vida de Amram fue de ciento treinta y siete años.
6:21 Los benei de Yitshar: Qóraj, Néfeg, y Zikhrí.
6:22 Los benei de Uziel: Mishael, Eltsafán, y Sitrí.
6:23 Aharón tomó como esposa a ElisIvrima, la hija de AmiNadav y ajot de Najshón, y ella
le dio a Nadav y Avihú, Elazar e Itamar.
6:24 Los benei de Qóraj: Asir, ElqaNajum, y Abiasaf. Esas son las familias de los qorajitas.
6:25 Y Elazar el ben de Aharón tomó como esposa a una de las hijas de Putiel, y ella le dio
a Pinjás. Esas son las cabezas de las Casas paternas de los lewitas por sus familias.
6:26 Estos son los mismos Aharón y Moshé a quienes YAHWEH dijo que sacaran a los
Yisraelitas de la tierra de Mitzraim, según sus ejércitos.
6:27 Fueron ellos los que le hablaron al Paroh melej de Mitzraim para libertar a los
Yisraelitas de los mitsritas; estos son los mismos Moshé y Aharón.
ENCOMIENDA A MOSHE SOBRE SU PUEBLO
6:28 Cuando Yahweh le habló a Moshé en la tierra de Mitzraim
6:29 y Yahweh le dijo a Moshé: Yo soy Yahweh; háblale al Paroh melej de Mitzraim
todo lo que yo te diga,
6:30 Moshé apeló a Yahweh y dijo: Mira, yo soy torpe del habla; ¿cómo va el Paro h a
hacerme caso?
7:1 Yahweh le contestó a Moshé: Mira, yo te pongo en el papel de Poderoso para el
Paroh, con tu ají Aharón como tu vocero.
7:2 Tú hablarás todo lo que yo te ordene, y tu ají Aharón le hablará al Paroh para
que deje salir a los Yisraelitas de su país.
7:3 Pero yo endureceré el corazón del Paroh, para multiplicar mis señales y
maravillas en la tierra de Mitzraim.
7:4 Cuando el Paroh no te haga caso, yo pondré mi mano sobre Mitzraim y libraré a
mis ejércitos, a mi pueblo, los Yisraelitas, de la tierra de Mitzraim con grandes
juicios.
7:5 Y los mitsritas sabrán que yo soy Yahweh, cuando tienda mi mano sobre
Mitzraim y saque a mi pueblo, los Yisraelitas de entre ellos.
7:6 Y Moshé y Aharón lo hicieron así; tal como les ordenó Yahweh lo hicieron.
7:7 Moshé tenía ochenta años y Aharón ochenta y tres, cuando le presentaron la petición al
Paroh.
7:8 Yahweh les dijo a Moshé y Aharón:
7:9 Cuando el Paroh les hable y les diga que presenten su prodigio, tú le dirás a
Aharón: Toma tu vara y arrójala delante del Paroh. Y se convertirá en una
serpiente.
7:10 Así Moshé y Aharón se presentaron ante el Paroh e hicieron tal como Yahweh les había
mandado: Aharón arrojó su vara en presencia del Paroh y de sus cortesanos, y se
convirtió en una serpiente.
7:11 Entonces el Paroh, por su parte, convocó a los sabios y a los hechiceros; y los magos
mitsritas, a su vez, hicieron lo mismo con sus hechizos;
7:12 cada cual arrojó su vara, y se convirtieron en serpientes. Pero la vara de Aharón se
tragó las varas de ellos.
7:13 No obstante, el corazón del Paroh se endureció y no les hizo caso, como había dicho
Yahweh.
7:14 Y Yahweh le dijo a Moshé: El Paroh es obstinado; se niega a dejar ir al pueblo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

74

SHEMOT

EXODO

7:15 Ve al Paroh en la mañana, cuando vaya saliendo del agua, y plántate delante
de él a la orilla del río, y lleva contigo la vara que se convirtió en serpiente.
7:16 Y dile: Yahweh, el Elohé de los ivrim/Hebreos, me envía a decirte: Deja ir a mi
pueblo para que me adoren en el midbah (desierto). Pero tú no ha hecho caso
hasta ahora.
EL AGUA SE CONVIERTE EN SANGRE
7:17 Así dice Yahweh: Por esto sabrás que yo soy Yahweh. Mira, yo golpeé el agua
del Río con la vara que tengo en mi mano, y se volverá sangre;
7:18 y los peces del río morirán. El río apestará tanto que los mitsritas hallarán
imposible beber el agua del río.
7:19 Y Yahweh le dijo a Moshé: Dile a Aharón que tome su vara y sostenga su brazo
sobre las aguas de Mitzraim, sus ríos, sus canales, sus lagunas, todos sus
cuerpos de agua para que se conviertan en sangre; habrá sangre por toda la
tierra de Mitzraim, hasta en las vasijas de madera y de piedra.
7:20 Moshé y Aharón hicieron tal como Yahweh les había mandado: levantó la vara y
golpeó el agua del río a la vista del Paroh y de sus cortesanos, y toda el agua del río se
convirtió en sangre,
7:21 y los peces del río se murieron. El río apestaba tanto que los mitsritas no podían beber
agua del río; y había sangre por toda la tierra de Mitzraim.
7:22 Pero cuando los magos mitsritas hicieron lo mismo con sus hechizos, el corazón del
Paroh se endureció y no les hizo caso tal como había dicho Yahweh.
7:23 El Paroh se volvió y se fue a su palacio, sin tan siquiera prestar atención a esto.
7:24 Y todos los mitsritas tuvieron que cavar alrededor del río para buscar agua potable,
porque no podían beber el agua del río.
7:25 Cuando pasaron siete días desde que Yahweh golpeó el río,
LA PLAGA DE LAS RANAS
8:1 Yahweh le dijo a Moshé: Ve donde el Paroh y dile: Así dice Yahweh: Deja ir a mi
pueblo para que me adoren.
8:2 Si rehúsas dejarlos ir, entonces yo plagaré todo tu país con ranas.
8:3 El Río se llenará de ranas, y éstas saldrán y se meterán en tu palacio, en tu
dormitorio y en tu cama, en las casas de tus cortesanos y de tu gente, y en tus
hornos y en tus vasijas de amasar.
8:4 Las ranas subirán sobre ti y sobre tu gente y sobre todos tus cortesanos.
8:5 Y Yahweh le dijo a Moshé: Dile a Aharón que extienda su brazo con la vara sobre
los ríos, los canales, y las lagunas, y traiga las ranas sobre la tierra de Mitzraim.
8:6 Aharón extendió su brazo sobre las aguas de Mitzraim, y subieron las ranas y cubrieron
la tierra de Mitzraim.
8:7 Pero los magos hicieron lo mismo con sus hechizos, y trajeron ranas sobre la tierra de
Mitzraim.
8:8 Entonces el Paroh convocó a Moshé y a Aharón y les dijo: Intercedan con Yahweh para
que quite las ranas de mí y de mi pueblo, y dejaré ir al pueblo para que sacrifique a
Yahweh.
8:9 Y Moshé le dijo al Paroh: Te voy a dar a escoger: ¿Para cuándo debo interceder por
usted, y por sus cortesanos, y por su gente, para que sean eliminadas las ranas de usted
y de sus casas, y que queden solamente en el río?
8:10 Para mañana, respondió él. Y Moshé dijo: Como tu diga; para que sepa que no hay
nadie como Yahweh nuestro Elohé;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

75

SHEMOT

EXODO

8:11 las ranas se retirarán de usted y de sus cortesanos y de su gente; quedarán solamente
en el Río.
8:12 Entonces Moshé y Aharón salieron de la presencia del Paroh, y Moshé clamó a Yahweh
sobre el asunto de las ranas que él había infligido sobre el Paroh.
8:13 Y Yahweh hizo como pidió Moshé; las ranas murieron en las casas, los patios y los
campos.
8:14 Y las recogieron en montones, hasta que el país quedó apestado.
8:15 Pero cuando el Paroh vio que había alivio, se puso testarudo y no les hizo caso, como
había dicho Yahweh.
LA PLAGA DE LOS PIOJOS
8:16 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Dile a Aharón que extienda su vara y golpee el
polvo de la tierra, y se convertirá en piojos en toda la tierra de Mitzraim.
8:17 Y así lo hicieron. Aharón extendió su brazo con la vara y golpeó el polvo de la tierra, y
vinieron piojos sobre hombres y bestias; todo el polvo de la tierra se convirtió en piojos
(dio vida del polvo) por toda la tierra de Mitzraim.
8:18 Los magos quisieron hacer lo mismo con sus hechizos para producir piojos, pero no
pudieron (ellos podían imitar pero no crear vida). Los piojos permanecieron sobre
hombres y bestias;
8:19 y los magos le dijeron al Paroh: ¡Este es el dedo de Elohé! Pero el corazón del Paroh se
endureció y no les hizo caso, como había dicho Yahweh.
LA PLAGA DE LOS INSECTOS
8:20 Y Yahweh le dijo a Moshé: Temprano en la mañana preséntate al Paroh, cuando
venga al agua, y dile: Así dice Yahweh Elohe: Deja ir a mi pueblo para que me
adoren.
8:21 Porque si no dejas ir a mi pueblo, soltaré enjambres de insectos contra ti, tus
cortesanos y tu gente y tus Casas; las Casas de los mitsritas, y el mismo suelo
en el que se paran, se llenarán de enjambres de insectos.
8:22 Pero en ese día pondré aparte la región de Goshen, donde habita mi pueblo,
de modo que no habrá allí ningún enjambre de insectos, para que sepas que yo,
Yahweh, estoy en medio de la tierra protegiendo a mi pueblo.
8:23 Y haré distinción entre mi pueblo y tu pueblo. Mañana ocurrirá esta señal.
8:24 Y así lo hizo Yahweh. Espesos enjambres de insectos invadieron el palacio del Paroh y
las Casas de sus cortesanos; por todo el país de Mitzraim la tierra quedó arruinada por
causa de los enjambres de insectos.
8:25 Entonces el Paroh convocó a Moshé y Aharón y les dijo: Vayan y sacrifiquen a su Elohé
dentro del país.
8:26 Pero Moshé respondió: No estaría bien hacer eso, porque lo que nosotros le
sacrificamos a Yahweh nuestro Elohé es aborrecible para los mitsritas. Si sacrificamos lo
que es aborrecible para los mitsritas a su propia vista, ¿no nos apedrearían?
8:27 Así que debemos ir a una distancia de tres días por el midbah y sacrificarle a YAHWEH
nuestro Elohé como él nos ordene.
8:28 El Paroh dijo: Los dejaré ir a sacrificarle a Yahweh su Elohé en el midbah; pero no
vayan muy lejos. Intercedan entonces por mí.
8:29 Y Moshé dijo: Cuando salga de su presencia, intercederé ante Yahweh para que los
enjambres de insectos se aparten mañana del Paroh y de sus cortesanos y de su gente;
pero no actúe otra vez el Paroh con engaño, negándose a dejar ir al pueblo para
sacrificarle a Yahweh.
8:30 Así que Moshé salió de delante del Paroh e intercedió ante Yahweh.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

76

SHEMOT

EXODO

8:31 Y Yahweh hizo como le pidió Moshé: Quitó los enjambres de insectos del Paroh, de sus
cortesanos, y de su gente; no quedó ni uno.
8:32 Pero el Paroh se puso obstinado también esta vez, y no dejó ir al pueblo.
LA PLAGA DE LA ENFERMEDAD A LOS ANIMALES
9:1 Yahweh le dijo a Moshé: Ve al Paroh y dile: Así dice Yahweh, el Elohé de los
ivrim/Hebreos: Deja ir a mi pueblo para que me adore.
9:2 Porque si rehúsas dejarlos ir, y continúas reteniéndolos,
9:3 Entonces Yo, Yahweh, golpearé tu crianza de animales en los campos, los
caballos, los asnos, los camellos, el ganado, y las ovejas, con una plaga
gravísima.
9:4. Pero haré una distinción entre los animales de Yisrael y los animales de los
mitsritas, de manera que no morirá nada de lo que le pertenece a los Yisraelitas
9:5 Yo Yahweh he fijado el tiempo: mañana haré esto en la tierra.
9:6 Y Yahweh lo hizo así al día siguiente: todos los animales de crianza de los mitsritas
murieron, pero de los animales de los Yisraelitas ni una bestia murió.
9:7 Cuando el Paroh (Faraón) indagó, encontró que ni una sola cabeza de ganado de los
Yisraelitas había muerto; sin embargo el Paroh siguió obstinado, y no dejó ir al pueblo.
INFLAMACIÓN DE LAS AMPOLLAS
9:8 Entonces Yahweh les dijo a Moshé y Aharón: Cada uno de ustedes tome un puñado
de hollín del horno, y que Moshé lo lance hacia el shamaim a la vista del Paroh.
9:9 Se convertirá en un fino polvo por sobre toda la tierra de Mitzraim, y causará
una inflamación que reventará en ampollas sobre hombres y bestias por toda la
tierra de Mitzraim.
9:10 Así que ellos tomaron el hollín y comparecieron ante el Paroh; Moshé lo lanzó hacia el
shamaim, y causó una inflamación que reventó en ampollas sobre hombres y bestias.
9:11 Los magos fueron incapaces de confrontar a Moshé a causa de la inflamación, porque
la inflamación afectó a los magos tanto como a todos los demás mitsritas.
9:12 Pero Yahweh endureció el corazón del Paroh, y no les hizo caso, tal como Yahweh le
había dicho a Moshé.
LA PLAGA DE GRANIZOS GRANDES
9:13 Yahweh le dijo a Moshé: Temprano en la mañana preséntate ante el Paroh y
dile: Así dice YAHWEH, el Elohé de los ivrim/Hebreos: Deja ir a mi pueblo para
que me adore.
9:14 Porque esta vez enviaré todas mis plagas sobre tu persona, y tus cortesanos,
y tu gente, para que sepas que no hay nadie como yo en todo el mundo.
9:15 Yo pude haber extendido mi mano y haberte golpeado a ti y a tu gente con
una plaga, y ustedes habrían sido erradicados de la tierra.
9:16 Sin embargo te he dejado con vida para este propósito: para mostrarte mi
poder, y para que se proclame mi nombre por toda la tierra.
9:17 Sin embargo tú continúas estorbando a mi pueblo, y no los dejas ir.
9:18 Para esta hora mañana haré llover un granizo grande, como no lo ha habido
en Mitzraim desde el día en que se fundó hasta ahora.
9:19 Por lo tanto, ordena que pongan en refugios a tu crianza de animales y todo
lo que tengas a campo raso; todo hombre y bestia que se encuentre afuera, sin
que haya entrado a un refugio, perecerá cuando caiga sobre ellos el granizo.
9:20 Aquéllos entre los cortesanos del Paroh que respetaban la davar de Yahweh que había
venido por medio de Moshé, pusieron a sus esclavos y sus crianzas en refugios seguros;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

77

SHEMOT

EXODO

9:21 pero los que no prestaron atención a la davar de Yahweh por medio de Moshé,
dejaron sus esclavos y sus crianzas de animales a campo raso.
9:22 Yahweh le dijo a Moshé: Extiende tu brazo hacia el shamaim para que caiga
granizo sobre toda la tierra de Mitzraim, sobre hombre y bestia y sobre toda
hierba de los campos en la tierra de Mitzraim.
9:23 Así que Moshé sostuvo su vara hacia el shamaim, y Yahweh envió truenos y granizo, y
descargas de fuego al suelo (relámpagos), mientras Yahweh hacía llover granizo grande
sobre la tierra de Mitzraim.
9:24 El granizo era bien pesado, mezclado con fuertes destellos de fuego (relámpagos) en
medio del granizo, tal como no había caído sobre la tierra de Mitzraim desde que se había
hecho nación.
9:25 Por toda la tierra de Mitzraim el granizo derribó todo lo que había a campo raso, tanto
a hombres como a bestias; el granizo derribó también todas las hierbas del campo y
quebró todos los árboles del campo.
9:26 Solamente en la región de Goshen, donde estaban los Yisraelitas, no hubo granizo.
9:27 Enseguida el Paroh mandó buscar a Moshé y Aharón y les dijo: Yo he pecado esta vez.
Yahweh es el Justo, y mi pueblo y yo somos perversos.
9:28 Intercede con Yahweh para que terminen los truenos terribles y el granizo. Los dejaré
ir; no tienen que quedarse por más tiempo.
9:29 Moshé le dijo: Cuando vaya saliendo de la ciudad, extenderé mis manos a Yahweh; los
truenos cesarán y no caerá más granizo, para que sepas que la tierra es de Yahweh.
9:30 Pero yo sé que tu y sus cortesanos todavía no respetan a Elohé YAHWEH. –
9:31 Ahora, el lino y la cebada estaban arruinados, porque la cebada estaba en la espiga y
el lino estaba en brote;
9:32 pero el trigo y el centeno no fueron afectados, porque maduran tarde.
9:33 Dejando al Paroh, Moshé salió de la ciudad y extendió las manos hacia Yahweh Elohe y
los truenos y el granizo cesaron, y no se derramó más lluvia sobre la tierra.
9:34 Pero cuando el Paroh vio que habían cesado la lluvia y el granizo y los truenos, se
puso obstinado y volvió a pecar, como también sus cortesanos.
9:35 De manera que el corazón del Paroh se endureció y no dejó ir a los Yisraelitas, tal
como había predicho Yahweh a través de Moshé.
LA PLAGA DE LAS LANGOSTAS
10:1 Entonces Yahweh le dijo Moshé: Ve donde el Paroh. Porque yo he endurecido su
corazón y los corazones de sus cortesanos, para poder desplegar estas señales
mías entre ellos,
10:2 y que ustedes les cuenten a sus benei y a los benei de sus benei cómo me
burle de los mitsritas y cómo desplegué mis señales entre ellos para que
ustedes sepan que yo soy YAHWEH.
10:3 Así que Moshé y Aharón fueron donde el Paroh y le dijeron: Así dice YAHWEH, el Elohé
de los ivrim/Hebreos, ¿Por cuánto tiempo rehusarás humillarte delante de mí?
Deja ir a mi pueblo para que me adoren.
10:4 Porque si rehúsas dejar ir a mi pueblo, mañana traeré langostas sobre tu
territorio.
10:5 Cubrirán la superficie del país, de manera que nadie podrá ver el suelo. Ellas
devorarán el residuo sobreviviente que te quedó después del granizo; y
devorarán todos tus árboles que crecen en el campo.
10:6 Además llenarán tus palacios y las Casas de todos tus cortesanos y de todos
los mitsritas, algo que ni tus padres ni los padres de tus padres han visto desde

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

78

SHEMOT

EXODO

el día en que aparecieron sobre la tierra hasta el día de hoy. Con eso se volvió y
salió de la presencia del Paroh.
10:7 Los cortesanos del Paroh le dijeron: ¿Por cuánto tiempo va éste a ser una trampa para
nosotros? ¡Deja que los hombres vayan a adorar a Yahweh su Elohé! ¿Todavía no te has
dado cuenta de que Mitzraim ha perecido?
10:8 Así que trajeron de nuevo a Moshé y a Aharón delante del Paroh y él les dijo: ¡Vayan y
adoren a Yahweh su Elohé! ¿Quiénes son los que van a ir?
10:9 Moshé contestó: Iremos todos, jóvenes y viejos: iremos con nuestros benei e hijas,
nuestros rebaños y manadas; porque tenemos que observar la Kadosh Convocación de
Yahweh.
10:10 Pero él les dijo: ¡Que Yahweh esté contigo si yo tengo intenciones de dejar ir a los
niños contigo! Claramente, tienes malas intenciones.
10:11 ¡No! Vayan ustedes los hombres y adoren a Yahweh, ya que eso es lo que ustedes
quieren. Y los expulsaron de la presencia del Paroh.
10:12 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Extiende tu mano sobre la tierra de Mitzraim
para que las langostas vengan sobre la tierra de Mitzraim y devoren todas las
hierbas en el país, todo lo que ha dejado el granizo.
10:13 Así que Moshé sostuvo su vara sobre la tierra de Mitzraim, y Yahweh atrajo un viento
oriental sobre la tierra todo aquel día y toda la noche; y cuando llegó la mañana, el
viento oriental había traído las langostas.
10:14 Las langostas invadieron toda la tierra de Mitzraim y se posaron en todo el territorio
de Mitzraim en una masa espesa; nunca antes había habido tantas, y nunca más habrá
tantas.
10:15 Ocultaban toda la tierra de la vista, y la tierra quedó oscurecida; y devoraron todas
las hierbas del campo y todos los frutos de los árboles que había dejado el granizo, de
manera que no quedó nada verde, de los árboles y la hierba del campo, en toda la tierra
de Mitzraim.
10:16 El Paroh convocó apresuradamente a Moshé y Aharón y les dijo: He pecado delante
de Yahweh su Elohé y delante de ustedes.
10:17 Perdónenme mi ofensa sólo esta vez, e intercedan ante Yahweh su Elohé para que
quite de mí esta muerte.
10:18 Así que salió de la presencia del Paroh e intercedió ante Yahweh.
10:19 Yahweh produjo un cambio de viento bien fuerte desde el oeste, que levantó las
langostas y las arrojó al Mar de los Juncos; ni una sola langosta quedó en todo el
territorio de Mitzraim.
LA PLAGA DE LOS 3 DIAS DE OSCURIDAD
10:20 Pero Yahweh endureció el corazón del Paroh, y no dejó ir a los Yisraelitas.
10:21 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Extiende tu mano hacia el shamaim para que
haya oscuridad sobre la tierra de Mitzraim, una oscuridad que se pueda palpar.
10:22 Moshé extendió su brazo hacia el shamaim y una oscuridad densa descendió sobre
toda la tierra de Mitzraim por tres días.
10:23 La gente no se podía ver unos a otros, y por tres días nadie se pudo levantar de
donde estaba; pero todos los Yisraelitas disfrutaban de luz en sus moradas.
10:24 El Paroh Entonces convocó a Moshé y dijo: ¡Vayan y adoren a Yahweh! Sólo sus
rebaños y sus manadas deberán dejar atrás; aun sus niños pueden ir con ustedes.
10:25 Pero Moshé dijo: Tu debe proveernos sacrificios y ofrendas quemadas para ofrecer a
Yahweh nuestro Elohé;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

79

SHEMOT

EXODO

10:26 nuestros animales irán también con nosotros, ni una pezuña se quedará atrás;
porque de ellos tenemos que escoger para la adoración a Yahweh nuestro Elohé; y no
sabremos con qué vamos a adorar a Yahweh hasta que lleguemos allá.
10:27 Pero Yahweh le endureció el corazón al Paroh y no estuvo de acuerdo en dejarlos ir.
10:28 El Paroh le dijo: ¡Vete de mi presencia! Ten cuidado de que no me vuelvas a ver,
porque en el momento en que me veas la cara morirás.
10:29 Y Moshé respondió: Usted lo ha dicho bien. ¡No volveré a verle la cara!
LA MUERTE DE TODO PRIMOGENITO
11:1 Yahweh le dijo a Moshé: Traeré solamente una plaga más sobre el Paroh y sobre
Mitzraim; después de eso él los dejará ir de aquí; de hecho, cuando los deje ir,
los expulsará de aquí de una buena vez.
11:2 Dile al pueblo yisraelita que pidan, cada hombre de su vecino y cada mujer de
la suya, objetos de plata y oro.
11:3 Yahweh dispuso favorablemente a los mitsritas hacia el pueblo. Además a Moshé
mismo lo estimaban mucho en la tierra de Mitzraim, los cortesanos del Paroh y el pueblo.
11:4 Moshé dijo: Así dice Yahweh: Para la media noche saldré entre los mitsritas,
11:5 y cada primogénito del país morirá, desde el primogénito del Paroh que se
sienta en su trono hasta el primogénito de la esclava que está detrás de los
molinos; y todos los primogénitos del ganado.
11:6 Y habrá un fuerte clamor en toda la tierra de Mitzraim, tal como nunca lo ha
habido ni lo habrá jamás;
11:7 pero ni un perro le gruñirá a ninguno de los Yisraelitas, ni a hombre ni a
bestia para que sepan que Yahweh hace distinción entre Mitzraim e Yisrael.
11:8 Entonces todos estos cortesanos tuyos bajarán donde mí y se postrarán ante mí,
diciendo: Salgan, tú y toda la gente que te sigue. Después de eso partiré. Y salió de la
presencia del Paroh con gran ira.
11:9 Sucede que Yahweh le había dicho a Moshé: El Paroh no te hará caso, para que se
puedan multiplicar mis maravillas en la tierra de Mitzraim.
11:10 Moshé y Aharón habían realizado todas estas maravillas delante del Paroh, pero
Yahweh le había endurecido el corazón al Paroh para que no dejara salir a Yisrael de su
tierra.
12:1 Yahweh dijo a Moshé y Aharón en la tierra de Mitzraim:
12:2 Desde hoy, en este Jodesh (mes) marcará para ustedes el principio del conteo
de los meses; este Jodesh será el primero de los meses del conteo del shana
(año) para ustedes.
12:3 Háblale a toda la comunidad de Yisrael y diles que el diez de este mes cada
uno de ellos tomará un cordero por familia, un cordero para cada bayit.
12:4 Pero si la familia fuera demasiado pequeña para un cordero, que lo
compartan con un vecino que viva cerca, en proporción al número de personas:
ustedes contribuirán para el cordero de acuerdo a lo que vaya a comer cada
familia.
12:5 Su cordero será sin defecto, macho y tierno; puedes tomarlo de las ovejas o
de las cabras.
12:6 Lo vigilarán hasta el día catorce de este mes; y toda la asamblea congregada
de Yisrael lo inmolará entre las dos tardes (entre la tarde del 13 al 14).
12:7 Tomarán un poco de la sangre y la pondrán en los dos postes de la puerta y
en el dintel de la bayit donde habrán de comerlo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

80

SHEMOT

EXODO

12:8 Se comerán la carne esa misma noche (la noche del 14); la comerán asada al
fuego, con pan sin levadura y con hierbas amargas.
12:9 No coman nada de él crudo, ni cocido de algún modo con agua, sino asado,
cabeza, patas, y entrañas, sobre el fuego.
12:10 No dejarán nada de él hasta la mañana; si algo queda de él hasta la mañana,
lo quemarán.
12:11 Así es como lo comerán: con su cintura ceñida, sus sandalias en sus pies, y
su bastón en su mano; y lo comerán de prisa: es una ofrenda de Pésaj para
Yahweh su Elohe.
12:12 Porque esa noche (yom 14) yo pasaré por la tierra de Mitzraim y derribaré a
cada primogénito en la tierra de Mitzraim, tanto de hombre como de bestia; y
les haré juicio a todas las deidades de Mitzraim, yo YAHWEH.
12:13 Y la sangre sobre las casas donde estén ustedes será una señal para
ustedes: cuando yo vea la sangre, pasaré sobre ustedes, de modo que ninguna
plaga los destruya a ustedes cuando yo azote la tierra de Mitzraim.
12:14 Este día será para ustedes un día de recordación: lo ce lebrarán como una
Kadosh Convocación para Yahweh a través de los siglos; lo celebrarán como una
institución para todos los tiempos.
12:15 Siete días comerán panes Inleudos (sin levadura); en el mismo primer día
(Yom 15) eliminarán la levadura de sus casas, porque cualquiera que coma pan
leudado desde el primer día hasta el séptimo día, esa persona será cortada de
Yisrael.
12:16 Celebrarán una ocasión Sagrada en el primer día (yom 15), y otra ocasión
sagrada en el séptimo día (yom 22); ningún trabajo en absoluto se hará en esos
dos días; sólo podrán cocinar lo que cada persona vaya a comer, eso solamente
podrá prepararse.
12:17 Observarán los Panes Inleudos, porque en este mismo día saqué a tus
ejércitos de la tierra de Mitzraim; observarán este día a través de los siglos
como una institución perpetua.
12:18 En el primer mes, desde el día catorce del mes por la tarde, comerás pan
inleudo hasta el día veintiuno del mes por la noche.
12:19 Ninguna levadura se hallará en sus casas por siete días. Porque cualquiera
que coma algo con levadura, esa persona será cortada de la comunidad de
Yisrael, sea un extranjero o un ciudadano del país,
12:20 No comerás nada con levadura; en todos sus asentamientos comerán pan
inleudo.
12:21 Moshé Entonces convocó a todos los ancianos de Yisrael y les dijo: Vayan y escojan
corderos para sus familias, y sacrifiquen la ofrenda de Pésaj.
12:22 Tomen un manojo de hisopo, empápenlo en la sangre que tendrán en las vasijas, y
apliquen un poco de la sangre que tengan en las vasijas sobre el dintel y sobre los dos
postes. Ninguno de ustedes saldrá fuera de la puerta de su bayit hasta la mañana.
12:23 Porque cuando el Malaj de Yahweh pase para azotar a los mitsritas, verá la sangre
sobre el dintel y los dos postes, y Yahweh pasará sobre la puerta y no dejará que el
Destructor entre a azotar su hogar.
12:24 Ustedes observarán esto como una institución perpetua, para ustedes y para sus
descendientes.
12:25 Y cuando ustedes entren en la tierra que Yahweh les dará, como ha prometido,
observarán este rito.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

81

SHEMOT

EXODO

12:26 Y cuando sus benei les pregunten: ¿Qué significa este rito?
12:27 ustedes dirán: Es el sacrificio de Pésaj para Yahweh, porque él pasó sobre las Casas
de los Yisraelitas en Mitzraim cuando azotó a los mitsritas, pero salvó nuestras Casas. El
pueblo Entonces se postró en homenaje.
12:28 Y los Yisraelitas fueron y lo hicieron así; tal como Yahweh les había mandado a Moshé
y Aharón, así lo hicieron.
12:29 A medianoche el malaj de Yahweh golpeó a todos los primogénitos en la tierra de
Mitzraim, desde el primogénito del Paroh que se sentaba en el trono hasta el primogénito
del cautivo que estaba en el calabozo, y todos los primogénitos del ganado.
12:30 Y el Paroh se levantó en la noche, con todo sus cortesanos y todos los mitsritas,
porque había un fuerte clamor en Mitzraim; porque no había una bayit en la que no
hubiera alguien muerto.
12:31 Convocó a Moshé y Aharón en la noche y les dijo: levántense, salgan de entre mi
gente, ustedes y los Yisraelitas con ustedes. Váyanse, sírvanle a Yahweh como dijeron.
12:32 Llévense también sus rebaños y sus manadas, como dijeron, y váyanse. Y que
traigan una bendición sobre mí también.
12:33 Los mitsritas apresuraban al pueblo, impacientes de hacer que salieran del país, pues
pensaban que todos iban a morir.
12:34 Así que el pueblo tomaron su masa antes de que se leudara, con sus vasijas de
amasar envueltas en sus manos sobre sus hombros.
12:35 Los Yisraelitas habían cumplido la orden de Moshé y habían pedido de los mitsritas
objetos de plata y oro y ropa.
12:36 Y Yahweh había dispuesto a los mitsritas favorablemente hacia el pueblo, y les
permitieron obtener lo que pedían; así despojaron a los mitsritas.
12:37 Los Yisraelitas viajaron desde Ramsés hasta Sukkot, como seiscientos mil hombres a
pie, además de los niños.
12:38 Además una multitud mixta (de varios pueblos) subió con ellos, y muchos animales
de crianza, tanto rebaños como manadas.
12:39 Y hornearon tortas Inleudos con la masa que habían sacado de Mitzraim, porque no
se había leudado, pues los habían expulsado de Mitzraim y no podían esperar; ni habían
preparado provisión alguna para ellos.
12:40 El período que vivieron los Yisraelitas en Mitzraim fue de cuatrocientos treinta años
(430);
12:41 al final del año cuatrocientos treinta, el mismo día, todos los ejércitos de Yahweh
salieron de la tierra de Mitzraim.
12:42 Esa fue para Yahweh una noche de vigilia para sacarlos de la tierra de Mitzraim;
esa misma es la noche de Yahweh, una noche de vigilia para todos los benei de Yisrael
por las generaciones.
12:43 Yahweh les dijo a Moshé y Aharón: Esta es la Instrucción de la ofrenda del
Pésaj: Ningún extranjero comerá de ella.
12:44 Pero cualquier esclavo que un hombre haya comprado puede comer de ella
una vez se circuncide.
12:45 Ningún obrero forzado o asalariado comerá de ella.
12:46 Se comerá dentro de una bayit (casa); no sacarán nada de la carne fuera de
la bayit; ni romperás hueso alguno de ella.
12:47 Toda la comunidad de Yisrael lo ofrecerá.
12:48 Si un extranjero que mora contigo quiere ofrecer el Pésaj a Yahweh, todos
sus varones tendrán que circuncidarse; Entonces se le permitirá ofrecerlo;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

82

SHEMOT

EXODO

Entonces será ciudadano del país. Pero ninguna persona incircuncisa puede
comer de él.
12:49 Habrá una sola Instrucción para el ciudadano (yisraelita) y para el extranjero
(no yisraelita) que habita con ustedes.
12:50 Y todos los Yisraelitas lo hicieron así; como Yahweh le había mandado a Moshé y
Aharón, así lo hicieron.
12:51 Aquel mismo día Yahweh libertó a los Yisraelitas de la tierra de Mitzraim, según sus
ejércitos.
13:1 Yahweh le habló además a Moshé y le dijo:
13:2 Conságrame todo primogénito; hombre o bestia, el primer fruto de todo
vientre entre los Yisraelitas es mío.
13:3 Y Moshé le dijo al pueblo: Acuérdense de este día, en el que ustedes salieron libres de
Mitzraim, la bayit de servidumbre, cómo Yahweh los libró de ella con mano poderosa:
ningún pan leudado deberán comer.
13:4 Ustedes salen libres en este día, en el mes Rishóm (primero).
13:5 Así que, cuando Yahweh los haya introducido en la tierra de los kenaanitas, los jititas,
los emoritas, los jiwitas, y los Yevusitas, la que les juró a sus padres que les daría a
ustedes, una tierra que fluye leche y miel, ustedes observarán en este mes la siguiente
práctica:
13:6 Por siete días comerán pan inleudo, y en el séptimo día habrá una Kadosh
Convocación para Yahweh.
13:7 Durante los siete días se comerá pan inleudo; ningún pan leudado se encontrará
contigo, y ninguna Levadura se hallará en todo tu territorio.
13:8 Y le explicarás a tu ben en ese día: Esto es por motivo de lo que hizo Yahweh por mí
cuando salí libre de Mitzraim.
13:9 Y esto te servirá como señal en la mano y como recordatorio en la frente, para que la
Torah de Yahweh esté en tu boca, de que con mano poderosa Yahweh te libertó de
Mitzraim.
13:10 Observarás esta institución en su tiempo establecido, de año en año.
13:11 Y cuando Yahweh te haya introducido en la tierra de los kenaanitas, como les juró a ti
y a tus padres, y te la haya dado,
13:12 apartarás para Yahweh todo primer fruto del vientre: todo primerizo macho que dé tu
ganado será de Yahweh.
13:13 Pero todo primerizo de asna lo redimirás con una oveja; si no lo redimes tienes que
romperle el pescuezo. Tienes que redimir a todo primogénito varón entre tus benei.
13:14 Y cuando, en tiempos venideros, tu ben te pregunte: ¿Qué significa esto? le dirás:
Fue con mano poderosa que YAHWEH nos sacó de Mitzraim, la bayit de servidumbre.
13:15 Cuando el Paroh rehusaba tercamente dejarnos ir, YAHWEH Mató a todo primogénito
en la tierra de Mitzraim, los primogénitos tanto de hombre como de bestia. Por eso yo
sacrifico a Yahweh todo fruto macho del vientre, pero redimo a todo primogénito entre
mis benei.
13:16 Y así será como señal sobre tu mano y como símbolo en tu frente de que con mano
poderosa Yahweh nos libró de Mitzraim.
13:17 Sucedió que, cuando el Paroh dejó ir al pueblo, Elohé no lo condujo por el camino de
la tierra de los filisteos, aunque era más cerca; porque Elohé dijo: El pueblo podría
cambiar de parecer cuando vea la guerra, y regresar a Mitzraim.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

83

SHEMOT

EXODO

13:18 Así que Elohé hizo que el pueblo diera un rodeo por el camino del midbah del Mar de
los Juncos. Ahora bien, los Yisraelitas salieron armados de la tierra de Mitzraim.
13:19 Y Moshé llevó consigo los huesos de Yosef, quien había exigido un juramento de
parte de los benei de Yisrael, diciendo: Elohé se asegurará de tomar nota de ustedes;
Entonces sacarán mis huesos de aquí con ustedes.
13:20 Emprendieron la marcha desde Sukkot, y acamparon en Etam, al borde del midbah.
13:21 YAHWEH iba delante de ellos en una columna de humo de día, para guiarlos por el
camino, y en una columna de fuego de noche, para darles luz, para que viajaran día y
noche.
13:22 La columna de nube de día y la columna de fuego de noche no se apartaban de
delante del pueblo.
14:1 Entonces Yahweh le dijo a Moshé:
14:2 Diles a los Yisraelitas que vuelvan y acampen frente a Pihajirot, entre Migdol y el mar,
frente a Báal Tsefón; acamparán de frente a él, junto al mar.
14:3 El Paroh dirá de los Yisraelitas: Están extraviados en el país; el midbah se ha cerrado
sobre ellos.
14:4 Entonces endureceré el corazón del Paroh y él los perseguirá, para yo cubrirme de
gloria por medio del Paroh y de todo su ejército; y los mitsritas sabrán que yo soy
YAHWEH. Y así lo hicieron.
14:5 Cuando le dijeron al melej de Mitzraim que el pueblo había huido, el Paroh y su corte
tuvieron un cambio de actitud hacia el pueblo y dijeron: ¿Qué es lo que hemos hecho,
liberando a Yisrael de nuestro servicio?
14:6 El ordenó su carro y llevó consigo a sus hombres;
14:7 tomó seiscientos de sus carros escogidos, y el resto de los carros de Mitzraim, con
oficiales en todos ellos.
14:8 YAHWEH endureció el corazón del Paroh melej de Mitzraim, y se puso a perseguir a los
Yisraelitas. Cuando los Yisraelitas iban saliendo desafiante y audazmente,
14:9 los mitsritas se pusieron a perseguirlos, y todos los carros de caballos del Paroh, con
sus jinetes, y sus guerreros los alcanzaron acampados junto al mar, cerca de Pihajirot,
frente a Báal Tsefón.
14:10 Cuando el Paroh se iba acercando, los Yisraelitas alcanzaron a ver a los mitsritas que
avanzaban hacia ellos. Grandemente asustados, los Yisraelitas clamaron a YAHWEH.
14:11 Y le dijeron a Moshé: ¿Por falta de sepulturas en Mitzraim fue que nos trajiste a morir
al midbah? ¿Qué es lo que nos has hecho, sacándonos de Mitzraim?
14:12 ¿No fue esto mismo lo que te dijimos en Mitzraim: Déjanos tranquilos, para que
sirvamos a los mitsritas, pues es mejor servir a lo s mitsritas que morir en el midbah?
14:13 Pero Moshé le dijo al pueblo: ¡No tengan miedo! Esperen y verán la liberación que
Yahweh realizará por ustedes hoy; porque a los mitsritas que ven hoy no los volverán a
ver nunca más.
14:14 Yahweh peleará por ustedes; ustedes quédense quietos
14:15 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: ¿Por qué clamas a mí? Diles a los Yisraelitas que
sigan adelante.
14:16 Y tú Levanta tu vara y extiende tu brazo sobre el mar y divídelo, para que los
Yisraelitas marchen por el mar sobre tierra seca.
14:17 Y yo endureceré el corazón de los mitsritas para que entren tras ellos; y me cubriré
de gloria por medio del Paroh y de todos sus guerreros, sus carros y sus jinetes.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

84

SHEMOT

EXODO

14:18 Que los mitsritas sepan que yo soy Yahweh, cuando me cubra de gloria por medio del
Paroh, de sus carros, y sus jinetes.
14:19 El mensajero de Ha´Elohé, que iba delante del ejército Yisraelita, ahora se mudó y se
puso detrás de ellos; y la columna de nube se apartó del frente de ellos y se situó detrás
de ellos,
14:20 y se colocó entre el ejército de los mitsritas y el ejército de Yisrael. Así que allí estaba
la nube de tinieblas, y arrojaba un manto sobre la noche, de modo que los unos no
pudieron acercarse a los otros en toda la noche.
14:21 Entonces Moshé extendió su brazo sobre el mar y Yahweh retiró el mar con un fuerte
viento oriental durante toda aquella noche, y convirtió el mar en suelo seco. Las aguas
quedaron divididas,
14:22 y los Yisraelitas entraron al mar sobre suelo seco, mientras las aguas formaban una
pared para ellos a su derecha y a su izquierda.
14:23 Los mitsritas entraron al mar en su persecución, todos los caballos, carros y jinetes
del Paroh.
14:24 A la vigilia de la mañana, Yahweh miró al ejército mitsrita desde la columna de fuego
y nube, e hizo caer en pánico al ejército mitsrita.
14:25 Quitó las ruedas de sus carros de modo que se movían con dificultad. Y los mitsritas
dijeron: Huyamos de los Yisraelitas, que Yahweh está peleando por ellos contra Mitzraim.
14:26 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Extiende tu brazo sobre el mar para que las aguas
vuelvan sobre los mitsritas y sobre sus carros y sobre sus jinetes.
14:27 Moshé extendió su brazo sobre el mar, y al amanecer el mar volvió a su estado
normal, y los mitsritas huían ante él. Pero YAHWEH arrojó a los mitsritas al mar.
14:28 Las aguas volvieron y cubrieron los carros y los jinetes –todo el ejército del Paroh que
los siguieron dentro del mar; no quedó ni uno de ellos.
14:29 Pero los Yisraelitas habían marchado a través del mar por suelo seco, mientras las
aguas formaban una pared para ellos a su derecha y a su izquierda.
14:30 Así libró Yahweh a Yisrael aquel día de los mitsritas. Yisrael vio a los mitsritas
muertos en la orilla del mar.
14:31 Y cuando Yisrael vio el maravilloso poder que YAHWEH había ejercido contra los
mitsritas, el pueblo respetó a Yahweh; tuvieron emunah (fe) en Yahweh, y en Moshé su
servidor.
15:1 Entonces Moshé y los Yisraelitas entonaron esta canción a Yahweh. Dijeron: Cantaré a
Yahweh, porque ha triunfado gloriosamente; caballo y jinete ha arrojado al mar.
15:2 Yah es mi fuerza y poder; ha venido a ser mi liberación. Este es mi Elohé y yo lo
elogiaré. El Elohé de mi padre, y lo ensalzaré.
15:3 Yahweh es como varón de guerra, Yahweh es su nombre.
15:4 Los carros del Paroh y su ejército los ha arrojado al mar; y la crema de sus oficiales
están ahogados en el Mar de los Juncos.
15:5 El abismo los cubrió; bajaron a las profundidades como una piedra.
15:6 Tu diestra, Yahweh, es gloriosa en poder, tu diestra, Yahweh destroza al enemigo.
15:7 En tu gran triunfo derribas a tus oponentes; envías tu furia, los consume como a paja.
15:8 Al soplo de tu nariz se amontonaron las aguas; las corrientes se Levantaron como una
muralla; el abismo se cuajó en el corazón del mar.
15:9 El enemigo dijo: Los perseguiré, los alcanzaré, repartiré los despojos; mi deseo
quedará satisfecho de ellos. Desnudaré mi espada, mi mano los subyugará.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

85

SHEMOT

EXODO

15:10 Tú hiciste soplar tu viento, y el mar los cubrió; se hundieron como plomo en las
aguas majestuosas.
15:11 ¿Quién como tú, Yahweh, entre los Poderosos? ¿Quién como Tú, Majestuoso en
Kadushá, tremendo en esplendor, obrador de maravillas?
15:12 Extendiste Tu Diestra, y se los tragó la tierra.
15:13 En tu amor guiaste al pueblo que redimiste; en tu fuerza los conduces a tu santa
morada.
15:14 Los pueblos lo oyen, y tiemblan; una agonía se apodera de los moradores de
Pelevéshet.
15:15 Ahora están perturbados los clanes de Edom; las tribus de Moab, un temblor se
apodera de ellos; todos los moradores de Kenaan están espantados.
15:16 Les cae un terror y un pavor; por el poder de tu brazo están todavía como piedra,
hasta que cruce tu pueblo, oh Yahweh, hasta que cruce tu pueblo que has adquirido.
15:17 Tú los levantarás y los plantarás en tu propio monte, en el lugar que hiciste para
morar, oh Yahweh, el santuario, Yahweh, que tus manos establecieron.
15:18 ¡Yahweh reinará por siempre jamás!
15:19 Porque los caballos del Paroh, con sus carros y jinetes, cayeron al mar; y Yahweh
hizo volver sobre ellos las aguas del mar; mientras que los Yisraelitas marcharon sobre
suelo seco en medio del mar.
15:20 Entonces Miryam la profetisa, la ajot de Aharón, tomó un pandero en sus manos, y
todas las mujeres fueron tras ella en danza con pandero s.
15:21 Y Miryam les cantaba: Canten a Yahweh, porque ha triunfado gloriosamente; caballo
y jinete ha lanzado al mar.
15:22 Entonces Moshé hizo que Yisrael se alejara del Mar de los Juncos. Se adentraron en el
midbah de Shur; viajaron tres días por el m idbah y no hallaron agua.
15:23 Llegaron a Marah, pero no pudieron beber el agua de Marah porque era amarga; por
eso fue que la llamaron Marah Amarga.
15:24 Y el pueblo se quejó contra Moshé, diciendo: ¿Qué vamos a beber?
15:25 Así que él clamó a Yahweh, y Yahweh le mostró un pedazo de palo; él lo tiró al agua
y el agua se volvió dulce. Allí él les puso una norma fija, y allí los puso a prueba.
15:26 Dijo: Si ustedes oyen diligentemente a Yahweh su Elohé, haciendo lo que es recto a
su vista, prestando oído a sus Miztvot y observando todas sus leyes, Entonces no traeré
sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los mitsritas, porque yo
Yahweh Rafá soy su Sanador.
15:27 Y llegaron a Elim, donde había doce manantiales de agua y setenta palmeras; y
acamparon allí junto al agua.
16:1 Emprendiendo viaje desde Elim, toda la comunidad Yisraelita llegó al midbah de Sin,
que queda entre Elim y el Sinaí, el día quince del segundo mes después de su salida de la
tierra de Mitzraim.
16:2 En el midbah, toda la comunidad Yisraelita se quejó contra Moshé y Aharón.
16:3 Los Yisraelitas les dijeron: ¡De cierto hubiéramos muerto a manos de Yahweh en la
tierra de Mitzraim, cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne, cuando comíamos
pan hasta saciarnos! Porque ustedes nos han sacado a este midbah para Matar de
hambre a toda esta kehila.
16:4 Y Yahweh le dijo a Moshé: Yo haré llover sobre ustedes pan del shamaim, y el pueblo
saldrá y recogerá cada día la porción para ese día –para así probarlos, a ver s i seguirán o
no mis instrucciones.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

86

SHEMOT

EXODO

16:5 Pero el sexto día, cuando midan lo que hayan traído, resultará ser el doble de la
cantidad que recogen cada día.
16:6 Así que Moshé y Aharón dijeron a los Yisraelitas: A la tarde sabrán ustedes que fue
Yahweh quien los sacó de la tierra de Mitzraim;
16:7 y por la mañana contemplarán la Presencia de Yahweh, porque él ha escuchado sus
quejas contra Yahweh. Porque ¿quiénes somos nosotros para que se quejen contra
nosotros?
16:8 Moshé continuó: Como es Yahweh quien les dará carne para comer a la tarde y pan
por la mañana hasta la saciedad, porque Yahweh ha escuchado las quejas que profieren
ustedes contra él, ¿cuál es nuestra parte? Su queja no es contra nosotros, sino contra
Yahweh.
16:9 Entonces Moshé le dijo a Aharón: Dile a toda la comunidad Yisraelita: Acérquense a
Yahweh, que él ha oído sus quejas.
16:10 Y mientras Aharón le hablaba a toda la comunidad Yisraelita, volvieron la mirada
hacia el midbah, y allí, en una nube, apareció la Presencia de Yahweh.
16:11 Yahweh le habló a Moshé:
16:12 He oído la queja de los Yisraelitas. Háblales y diles: A la tarde comerán carne, y por
la mañana se saciarán de pan; y ustedes sabrán que yo Yahweh soy su Elohé.
16:13 Por la tarde aparecieron unas codornices y cubrieron el campamento; por la mañana
hubo una caída de rocío alrededor del campamento.
16:14 Cuando la capa de rocío se evaporó, allí, sobre la superficie del midbah, yacía una
substancia fina y escamosa, tan fina como escarcha sobre el suelo.
16:15 Cuando los Yisraelitas la vieron, se preguntaron unos a otros: ¿Qué es eso? porque
no sabían lo que era. Y Moshé les dijo: Ese es el pan que Yahweh les ha dado para comer.
16:16 Esto es lo que ha mandado Yahweh: Recojan de él todo lo que necesite cada uno de
ustedes para comer, un ómer por persona, para todas las personas que haya; cada uno
recogerá para los de su Tienda.
16:17 Y así lo hicieron los Yisraelitas; unos recogieron mucho, y otros poco.
16:18 Pero cuando lo midieron con el ómer, el que había recogido mucho no tenía demás, y
el que había recogido poco no tenía de menos: habían recogido tanto como necesitaban
para comer.
16:19 Y Moshé les dijo: Nadie deje sobrante hasta la mañana.
16:20 Pero no le hicieron caso a Moshé; algunos dejaron sobrante hasta la mañana, y se
puso infestado de gusanos y mal oliente. Y Moshé se enojó con ellos.
16:21 Así lo recogían cada mañana, cada cual lo que necesitaba para comer; porque cuando
calentaba el sol se derretía.
16:22 En el sexto día recogieron una cantidad doble de alimento, dos omeres para cada
uno; y cuando todos los capitanes de la comunidad vinieron y se lo dijeron a Moshé,
16:23 él les dijo: Esto fue lo que dijo Yahweh: Mañana es un día de reposo, un Yahweh
kadosh de Yahweh. Asen lo que quieran asar, y hiervan lo que quieran hervir; y todo lo
que sobre apártenlo y guárdenlo para mañana.
16:24 Así que lo guardaron hasta la mañana, como había mandado Moshé; y no se puso
mal oliente, ni tenía gusanos.
16:25 Entonces dijo Moshé: Cómanselo hoy, que hoy es un Yahweh de Yahweh; hoy no lo
hallarán en la llanura.
16:26 Seis días lo recogerán; en el séptimo día, el SHABBAT, no habrá nada.
16:27 Sin embargo algunos del pueblo salieron a recoger en el séptimo día, pero no
hallaron nada.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

87

SHEMOT

EXODO

16:28 Y Yahweh le dijo a Moshé: ¿Hasta cuándo se negarán ustedes a obedecer mis Miztvot
y mis enseñanzas?
16:29 Fíjense que Yahweh les ha dado el SHABBAT; por eso les da alimento para dos días
en el sexto día. Que cada uno se quede donde está: que ningún hombre salga de su lugar
en el séptimo día.
16:30 Así que el pueblo permaneció inactivo en el séptimo día.
16:31 La bayit de Yisrael lo llamó maná ¿Qué es eso?; era como semilla de culantro, blanco,
y sabía cómo tortas de lehem (pan) con miel.
16:32 Moshé dijo: Esto es lo que ha mandado Yahweh: Que se guarde un ómer de esto a
través de los siglos, para que vean el pan con que te alimenté en el midbah cuando te
saqué de la tierra de Mitzraim.
16:33 Y Moshé le dijo a Aharón: Toma una vasija, pon un ómer de maná en ella, y colócala
delante de Yahweh, para que se conserve a través de los siglos.
16:34 Como Yahweh le había ordenado a Moshé, Aharón la colocó delante de la Alianza,
para conservarla.
16:35 Y los Yisraelitas comieron maná por cuarenta años, hasta que llegaron a un territorio
poblado; comieron maná hasta que llegaron a la frontera de la tierra de Kenaan.
16:36 El ómer es la décima parte de un efah.
17:1 Partiendo del midbah de Sin toda la comunidad Yisraelita continuó por etapas según
mandaba Yahweh. Acamparon en Refidim, y no había agua para que el pueblo bebiera.
17:2 Entonces el pueblo se puso a protestarle a Moshé, diciendo: ¡Danos agua para beber!
Y Moshé les respondió: ¿Por qué me reclaman a mí? ¿Por qué ponen a prueba a Yahweh?
17:3 Pero el pueblo padeció sed allí por falta de agua; y la gente se quejaba contra Moshé y
decía: ¿Para qué nos hiciste salir de Mitzraim? ¿Para matarnos de sed a nosotros y a
nuestros benei y a nuestros animales?
17:4 Moshé clamó a Yahweh y dijo: ¿Qué voy a hacer con este pueblo? ¡Un poco más y me
apedrean!
17:5 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Pasa delante del pueblo; lleva contigo a algunos de
los ancianos de Yisrael, y llévate la vara con la que golpeaste el río, y ponte en marcha.
17:6 Yo estaré delante de ti allá sobre la roca en Jorev. Golpea la roca y saldrá agua de ella
para que beba el pueblo. Y Moshé lo hizo así a la vista de los ancianos de Yisrael.
17:7 Y llamó a aquel lugar Masah (Prueba), y Meribah (Queja), porque los Yisraelitas se
quejaron y porque pusieron a prueba a Yahweh, diciendo: ¿Está Yahweh presente entre
nosotros, o no?
17:8 Amaleq vino a pelear contra Yisrael en Refidim.
17:9 Moshé le dijo a Yahoshua: Escógenos algunos hombres, y sal a la batalla contra
Amaleq. Mañana yo me situaré en lo alto de la colina con la vara de Ha´Elohé en la mano.
17:10 Yahoshua hizo como le dijo Moshé y peleó contra Amaleq, mientras Moshé, Aharón y
Jur subieron a lo alto de la colina.
17:11 Entonces, mientras Moshé mantenía en alto su mano, Yisrael dominaba; pero
siempre que bajaba la mano, dominaba Amaleq.
17:12 Pero a Moshé se le cansaron los brazos; así que tomaron una piedra y se la pusieron
debajo para que sentara en ella, mientras Aharón y Jur, uno a cada lado, le sostenían los
brazos; de esta manera sus brazos permanecieron firmes hasta a la puesta del sol.
17:13 Y Yahoshua arrasó al pueblo de Amaleq con la espada.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

88

SHEMOT

EXODO

17:14 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Escribe esto en un documento como memorial, y
léeselo en voz alta a Yahoshua: Yo eliminaré totalmente de esta tierra el recuerdo de
Amaleq.
17:15 Y Moshé edificó un altar y lo llamó Yahweh Nisí.
17:16 Y dijo: Significa que por haber una mano contra el trono de Yah, Yahweh estará en
guerra con Amaleq a través de los siglos.
18:1 Yitró, el kohen de Midyán, suegro de Moshé, se enteró de todo lo que Elohé había
hecho por Moshé y por Yisrael su pueblo, cómo YAHWEH había sacado a Yisrael de
Mitzraim.
18:2 Así que Yitró, el suegro de Moshé, tomó a Tsiporah la esposa de Moshé, después de
que la habían mandado a bayit,
18:3 y a sus dos benei –uno de los cuales se llamaba Guershom Extranjero, queriendo
decir: He sido extranjero en tierra extranjera;
18:4 y el otro se llamaba Eliézer Mi Elohé es ayuda, queriendo decir: El Elohé de mi padre
fue mi ayuda, y me libró de la espada del Paroh.
18:5 Yitró, el suegro de Moshé, le trajo a Moshé su esposa y sus benei al midbah, donde
acampaba en el monte de Ha´Elohé.
18:6 Y le envió este mensaje a Moshé: Yo, tu suegro Yitró, he venido a verte, con tu esposa
y sus dos benei.
18:7 Moshé salió a recibir a su suegro; se postró y lo besó; cada cual preguntó por el
bienestar del otro, y entraron en la Tienda.
18:8 Moshé Entonces le contó a su suegro todo lo que Yahweh le había hecho al Paroh y a
los mitsritas en favor de Yisrael, todas las dificultades que habían tenido por el camino, y
cómo Yahweh los había librado.
18:9 Y Yitró se alegró por todas las bondades que Yahweh le había mostrado a Yisrael
cuando los libró de mano de los mitsritas.
18:10 Yitró dijo: Barut ata Yahweh, que los ha librado a ustedes de mano de los mitsritas y
del Paroh, y que libertó al pueblo de mano de los mitsritas.
18:11 Ahora sé que Yahweh es más grande que todos los Ha´Elohé, sí, porque las tramas
de ellos se volvieron contra ellos mismos.
18:12 Y Yitró, el suegro de Moshé, trajo una ofrenda quemada y sacrificios para Ha´Elohé;
y vino Aharón con todos los ancianos de Yisrael para participar de la comida delante de
Yahweh con el suegro de Moshé.
18:13 Al día siguiente, Moshé se sentó como magistrado entre el pueblo, mientras el pueblo
estuvo alrededor de Moshé desde la mañana hasta la tarde.
18:14 Pero cuando el suegro de Moshé vio lo mucho que tenía que hacer por el pueblo, le
dijo: ¿Qué es lo que estás haciendo con el pueblo? ¿Por qué actúas solo, mientras todo el
pueblo está a tu alrededor desde la mañana hasta la tarde?
18:15 Moshé le respondió a su suegro: Es que el pueblo viene a mí para consultar a Elohé.
18:16 Cuando tienen una disputa, vienen donde mí, y yo decido entre una persona y otra, y
les doy a conocer las leyes y enseñanzas de Ha´Elohé.
18:17 Pero el suegro de Moshé le dijo: Lo que estás haciendo no está bien;
18:18 de seguro que te agotarás, y esta gente también. Porque la tarea es demasiado
pesada para ti; no puedes realizarla tú solo.
18:19 Ahora escúchame. Te voy a dar un consejo, y Ha´Elohé estará contigo: Tú representa
al pueblo delante de Ha´Elohé: trae las disputas delante de Ha´Elohé,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

89

SHEMOT

EXODO

18:20 y preséntales las leyes y las enseñanzas, y dales a conocer la manera en que deben
vivir y las prácticas que deben seguir.
18:21 Pero buscarás también de entre todo el pueblo hombres capaces que respeten a
Elohé, hombres confiables que rechacen la ganancia deshonesta. Ponlos sobre ellos como
jefes de millares, de centenas y de cincuentenas, y de decenas,
18:22 y que ellos juzguen al pueblo en todo tiempo. Haz que te traigan a ti las disputas
mayores, pero deja que decidan ellos las disputas menores. Facilítate la tarea por medio
de dejar que ellos compartan tu carga.
18:23 Si haces esto y si Elohé te lo o rdena, podrás resistir; y también toda esta gente se irá
aliviada a su bayit.
18:24 Moshé le hizo caso a su suegro e hizo tal como había dicho.
18:25 Moshé escogió hombres capaces de entre todo Yisrael, y los nombró co mo principales
sobre el pueblo, jefes de millares, de centenas, de cincuentenas, y de decenas;
18:26 y ellos juzgaban al pueblo en todo tiempo: los asuntos difíciles se los traían a Moshé,
y todos los asuntos menores los decidían ellos mismos.
18:27 Luego Moshé despidió a su suegro, y este siguió su camino hacia su propia tierra.
19:1 Al tercer Jodesh (mes) después de haber salido los Yisraelitas de Mitzraim, en el
mismo día, entraron al midbah del Sinaí.
19:2 Después de salir de Refidim, entraron al midbah del Sinaí y acamparon en el midbah.
Yisrael acampó allí frente al monte,
19:3 y Moshé subió a Ha´Elohé. Yahweh lo llamó del monte y le dijo: Así le dirás a la bayit
de Yaakov y le declararás a la bayit de Yisrael:
19:4 Ustedes han visto lo que les hice a los mitsritas, cómo los cargué a ustedes sobre alas
de águila y los traje a mí.
19:5 Ahora pues, si ustedes me obedecen fielmente y cumplen mi alianza, ustedes serán un
tesoro para mí entre todos los pueblos. En verdad, toda la tierra es mía,
19:6 pero ustedes me serán un reino de kohanim y una nación santa. Estas son las palabras
que les hablarás a los benei de Yisrael.
19:7 Moshé vino y convocó a los ancianos del pueblo y les puso delante todo lo que le había
ordenado Yahweh.
19:8 Todo el pueblo contestó a una y dijo: ¡Todo lo que Yahweh ha hablado lo haremos! Y
Moshé le llevó a Yahweh las palabras del pueblo.
19:9 Y Yahweh le dijo a Moshé: Vendré a ti en una densa nube, para que el pueblo oiga
cuando yo hable contigo y así confíen siempre en ti. Entonces Moshé le informó las
palabras del pueblo a Yahweh,
19:10 y Yahweh le dijo a Moshé: Ve al pueblo y adviérteles que se mantengan puros hoy y
mañana. Que laven sus ropas.
19:11 Que se preparen para el tercer día; porque Yahweh bajará al cuarto día, a la vista de
todo el pueblo, sobre el monte Sinaí.
19:12 Establecerás límites para el pueblo alrededor, y les dirás: Tengan cuidado de no subir
al monte ni de tocar su falda. A cualquiera que toque el monte se le dará muerte:
19:13 nadie debe ponerle la mano, o será apedreado o flechado; sea bestia u hombre, no
vivirá. Cuando el cuerno de carnero dé un toque largo; pueden subir al monte.
19:14 Moshé bajó del monte a donde estaba el pueblo y le advirtió al pueblo que se
mantuviera puro, y lavaron sus ropas.
19:15 Y le dijo al pueblo: Prepárense para el tercer día: no se acerquen a la mujer.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

90

SHEMOT

EXODO

19:16 Al tercer día, cuando amanecía, hubo truenos y relámpagos, y una nube densa sobre
el monte, y un fuertísimo toque de cuerno; y todo el pueblo que estaba en el
campamento tembló.
19:17 Moshé dirigió al pueblo fuera del campamento hacia Ha´Elohé, y ellos se detuvieron
al pie del monte.
19:18 El monte Sinaí estaba todo lleno de humo, porque Yahweh había bajado a él en
fuego; el humo subía como el humo de un horno, y todo el monte temblaba
violentamente.
19:19 El sonido del cuerno se hacía cada vez más fuerte. Cuando Moshé hablaba, Ha´Elohé
le contestaba con una voz.
19:20 Yahweh bajó sobre el monte Sinaí, sobre la cumbre del monte, y YAHWEH llamó a
Moshé a la cumbre del monte y Moshé subió.
19:21 Entonces Yahweh le dijo a Moshé: Baja, adviértele al pueblo que no traspasen los
límites para venir a ver a Yahweh, no sea que muchos de ellos perezcan.
19:22 Los kohanim también, que se acerquen a Yahweh, tienen que mantenerse puros, no
sea que Yahweh haga estragos entre ellos.
19:23 Pero Moshé le dijo a Yahweh: El pueblo no puede subir al Monte Sinaí, porque tú nos
advertiste diciendo: Pon límites alrededor del monte y santifícalo.
19:24 Así que Yahweh le dijo: Baja, y vuelve a subir junto con Aharón; pero que ni los
kohanim ni el pueblo traspasen los límites para subir a Yahweh, no sea que él haga
estragos entre ellos.
19:25 Y Moshé bajó a donde estaba el pueblo y les habló.
20:1 Yahweh Elohé habló todas estas palabras, diciendo:
20:2 Yo Yahweh soy tu Elohé que te sacó de la tierra de Mitzraim, la bayit de
servidumbre:
20:3 No tendrás otros Elohim aparte de mí.
20:4 No te harás escultura, ni figura alguna de lo que hay en el shamaim arriba, ni
en la tierra abajo, ni en las aguas debajo de la tierra.
20:5 No te postrarás ante ellas ni les servirás. Porque yo YAHWEH tu Elohé soy un
Elohé celoso, que castigo la culpa de los padres sobre los benei, sobre la tercera
y la cuarta generación de los que me rechazan,
20:6 pero que muestro bondad por mil generaciones a los que me aman y observan
mis Miztvot.
20:7 No tomarás en vano el nombre de YAHWEH tu Elohé; porque YAHWEH no
tendrá por inocente al que tome en vano su nombre.
20:8 Recuerda el SHABBAT para santificarlo.
20:9 Seis días trabajarás y harás toda tu obra,
20:10 pero el séptimo día es un día de reposo para Yahweh tu Elohé: no hagas
ningún trabajo tú, ni tu ben, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu bestia, ni el
extranjero que está dentro de tus puertas.
20:11 Porque en seis días hizo Yahweh el shamaim y la tierra, el mar y todo lo que
hay en ellos, y reposó en el séptimo día; por eso bendijo YAHWEH el día del
SHABBAT y lo declaró Kadosh.
20:12 Honra a tu padre y a tu madre, para que se alargue tú vida en la tierra que
Yahweh, tu Elohé te da.
20:13 No asesinarás.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

91

SHEMOT

EXODO

20:14 No adulterarás.
20:15 No hurtarás.
20:16 No darás falso testimonio contra tu prójimo.
20:17 No desearás la bayit de tu prójimo: no desearás la esposa de tu prójimo, ni
su esclavo, ni su esclava, ni su buey ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.
20:18 Todo el pueblo presenciaba los truenos y relámpagos, el sonido del cuerno y el monte
que humeaba; y cuando el pueblo vio aquello, cayeron hacia atrás y se mantuvieron a
distancia.
20:19 Le dijeron a Moshé: Háblanos tú, que no nos hable Elohé, no sea que muramos.
20:20 Moshé le respondió al pueblo: No teman; Ha´Elohé ha venido solamente para
probarlos, y para que el respeto a él esté siempre con ustedes, para que no se descarríen.
20:21 De modo que el pueblo se mantuvieron a la distancia, mientras Moshé se acercó a la
espesa nube donde estaba Ha´Elohé.
20:22 Y Yahweh le dijo a Moshé: Así les dirás a los Yisraelitas: Ustedes mismos vieron que
les hablé desde el mismo shamaim:
20:23 Por lo tanto, a mi lado no harán deidades de plata, ni se harán ninguna deidad de oro.
20:24 Háganme un altar de tierra y sacrifiquen sobre él sus ofrendas quemadas y sus
ofrendas de bienestar, sus ovejas y sus bueyes; en todo lugar donde yo haga que se
mencione mi nombre vendré a ti y te bendeciré.
20:25 Y si me haces un altar de piedras, no lo construyas de piedras labradas; porque al
emplear tu herramienta en él lo habrás profanado.
20:26 No subas a mi altar por escaleras, para que no se exponga en él tu desnudez.
21:1 Estas son las reglas que pondrás ante ellos:
21:2 Cuando adquieras un esclavo Hebreo, te servirá seis años; al séptimo año se irá libre,
sin pagar.
21:3 Si vino soltero, saldrá soltero; si tenía una esposa, su esposa saldrá con él.
21:4 Si su amo le dio una esposa, y ella le ha dado benei, la esposa y los benei
pertenecerán al amo, y él saldrá solo.
21:5 Pero si el esclavo declara: Yo quiero a mi amo, y a mi esposa y a mis benei: no quiero
salir libre,
21:6 su amo lo levantará delante de Ha´Elohé. Lo traerán a la puerta o al poste de la
puerta, y su amo le agujereará la oreja con un punzón; y quedará como esclavo suyo
toda la vida.
21:7 Cuando un hombre venda a su hija como esclava, ella no será liberada igual que los
esclavos.
21:8 Si ella resulta ser desagradable para su amo, quien la designó para sí mismo, él tiene
que permitir que alguien la redima; no tendrá el derecho de vendérsela a extraños, ya
que él la dejó.
21:9 Y si él la designa para su ben, la tratará como se acostumbra con las doncellas libres.
21:10 Si él se bayit con otra, no debe privar a la primera de su sustento, su ropa, ni sus
deberes conyugales.
21:11 Si él le falla en estas tres cosas, ella saldrá libre sin pagar.
21:12 Al que golpee fatalmente a un hombre se le dará muerte.
21:13 Si no lo hizo con premeditación, sino que sucedió como un acto de Ha´Elohé, yo te
asignaré un lugar adonde pueda él escapar.
21:14 Cuando alguien trame algo contra otro y lo mate a traición, lo sacarás de mi propio
altar para darle muerte.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

92

SHEMOT

EXODO

21:15 Al que golpee a su padre o a su madre se le dará muerte.
21:16 Al que secuestre a un hombre, sea que lo haya vendido o que todavía lo tenga en su
poder– se le dará muerte.
21:17 Al que insulte a su padre o a su madre se le dará muerte.
21:18 Cuando dos hombres peleen y uno golpee al otro con una piedra o con el puño, y
este no muera pero caiga en cama
21:19 si luego se levanta y sale caminando con su bastón, el asaltante quedará sin castigo,
excepto que tendrá que pagarle el tiempo perdido y su curación.
21:20 Cuando alguien golpee a su esclavo o su esclava con una vara, y este muera en el
momento, debe ser vengado.
21:21 Pero si sobrevive un día o dos, no debe ser vengado, ya que es una inversión
monetaria del otro.
21:22 Cuando dos hombres peleen, y uno de ellos empuje a una mujer encinta y resulte un
aborto, pero ningún otro daño ocurra, el responsable será multado según lo que le exija
el esposo de la mujer, el pago se basará en la decisión de los Shofetim.
21:23 Pero si ocurren otros daños, la penalidad será vida por vida,
21:24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
21:25 quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.
21:26 Cuando alguien le golpee el ojo a su esclavo o sierva, y se lo destruya, lo dejará ir
libre a cambio de su ojo.
21:27 Si le tumba un diente a su esclavo o esclava, lo dejará ir libre a cambio de su diente.
Leyes en caso de accidentes
21:28 Cuando un buey embista a un hombre o a una mujer y lo mate, el buey será
apedreado y su carne no se comerá, pero al dueño del buey no lo deben castigar.
21:29 Sin embargo, si ese buey ya tenía el hábito de embestir, y su dueño, aunque le
habían advertido, no se ocupó de encerrarlo, y si mata a un hombre o a una mujer
apedrearán al buey, y a su dueño también se le dará muerte.
21:30 Si le imponen un rescate, tendrá que pagar lo que le impongan para redimir su vida.
21:31 Lo mismo si embiste a un muchacho que a una muchacha, se le tratará según la
misma regla.
21:32 Pero si el buey embiste a un esclavo o a una esclava, le pagará treinta shékels de
plata al amo, y apedrearán al buey.
21:33 Cuando alguien destape un pozo, o cave un pozo y no lo tape, y un buey o un asno
caiga en él,
21:34 el responsable por el hoyo deberá hacer restitución; le pagará el precio al dueño,
pero se quedará con el animal muerto.
21:35 Cuando el buey de alguien embista y Mate al buey de su vecino, venderán el buey
vivo y se dividirán el precio; también se dividirán el animal muerto.
21:36 Pero si se sabía que el buey tenía el hábito de embestir, y su dueño no se ocupó de
encerrarlo, debe restaurar buey por buey, pero se quedará con el animal muerto.
22:1 Cuando alguien robe un buey o una oveja, y lo Mate o lo venda, pagará cinco bueyes
por el buey, y cuatro ovejas por la oveja.
22:2 i al ladrón lo sorprenden forzando su entrada y lo matan a golpes, no hay culpa de
asesinato en este caso.
22:3 Si ha salido ya el sol, hay culpa de asesinato en ese caso. El tiene que hacer
restitución; si no tiene los medios, será vendido por su robo .

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

93

SHEMOT

EXODO

22:4 Pero si lo que robó, sea buey, o asno, u oveja, se encuentra vivo en su poder, pagará
el doble.
22:5 Cuando alguien suelte sus animales para que pasten en el terreno de otro, y permita
así que se despoje un campo o una viña, debe hacer restitución por lo mejor de ese
campo o viña.
22:6 Cuando alguien haga un fuego y este se extienda a las malezas, de manera que
consuma el grano amontonado, o el que está en la espiga, o toda la siembra, el que
comenzó el fuego debe hacer restitución.
22:7 Cuando alguien le dé dinero o valores a otro para que se los guarde, y los roban de la
bayit de la persona si encuentran al ladrón, este pagará el doble;
22:8 si no encuentran al ladrón, el dueño de la bayit depondrá delante de Ha´Elohé que él
no le ha puesto la mano encima a la propiedad del otro.
22:9 En toda acusación de apropiación ilegal relativa a un buey, un asno, una oveja, un
vestido, o a cualquier otra pérdida, en la que una parte alega: Esta es el caso de ambas
partes vendrá delante de Ha´Elohé: aquel a quien Elohé declare culpable le pagará el
doble al otro.
22:10 Cuando alguien le dé a otro un asno, un buey, una oveja, o cualquier otro animal
para que se lo cuide, y se muera o resulte herido o se lo lleven sin que haya testigo,
22:11 un juramento delante de Yahweh decidirá entre los dos que uno no le echó mano a la
propiedad del otro; el dueño debe aceptar eso, y no se hará restitución.
22:12 Pero si el animal se lo robaron, hará restitución a su dueño.
22:13 Si fue destrozado por las bestias, lo traerá como evidencia; no necesita reponer lo
que han destrozado las bestias.
22:14 Cuando alguien le tome a otro un animal prestado y se le muera, o se le golpee, sin
que el dueño esté con él, tiene que hacer restitución.
22:15 Si su dueño estaba con él, no se necesita hacer restitución; pero si era alquilado,
tiene derecho a cobrar el alquiler.
22:16 Si un hombre seduce a una virgen por la cual no se haya pagado el precio de esposa,
y se acuesta con ella, tiene que hacerla su esposa mediante el pago del precio de esposa.
22:17 Si el padre de ella rehúsa dársela, aun así tiene que pesar plata de acuerdo al precio
de esposa para vírgenes.
22:18 No tolerarás a una hechicera.
22:19 Al que se ayunte con una bestia se le dará muerte.
22:20 Cualquiera que sacrifique a un Ha´Elohé que no sea Yahweh solamente, será
dedicado al exterminio.
22:21 No maltratarás ni oprimirás al extranjero, porque ustedes fueron extranjeros en la
tierra de Mitzraim.
22:22 No maltratarán a ninguna viuda ni huérfano.
22:23 Si ustedes los maltratan, yo escucharé su clamor tan pronto como clamen a mí,
22:24 y mi ira se encenderá, y los pondré a ustedes a espada; y sus propias esposas
quedarán viudas y sus benei huérfanos.
22:25 Si le prestas dinero a los del pueblo, a los pobres entre ustedes, no actúes con ellos
como un prestamista: no les exijas intereses.
22:26 Si tomas la ropa de tu prójimo como garantía, debes devolvérsela antes de que se
ponga el sol;
22:27 es su única ropa, la única cobertura para su piel. ¿En qué otra cosa va a dormir? Por
lo tanto, si él clama a mí, yo lo atenderé, pues soy compasivo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

94

SHEMOT

EXODO

22:28 No insultarás a los Shofetim, ni le echarás una maldición a un capitán de entre tu
pueblo.
22:29 No retendrás lo mejor del primer producto de tus lagares. Me darás el primogénito de
entre tus benei.
22:30 Harás lo mismo con tu ganado y tus rebaños; siete días se quedará con su madre; al
octavo día me lo darás.
22:31 Ustedes serán gente consagrada a mí: no deberán comer carne destrozada por
bestias en el campo; se la echarán a los perros.
23:1 No debes propagar rumores falsos; no te aliarás con el culpable para actuar como
testigo malicioso:
23:2 y no te pongas de parte de los grandes para hacer lo malo –no darás un testimonio
perverso en un litigio para pervertirlo en favor del grande
23:3 ni le muestres preferencia al pobre en su litigio.
23:4 Cuando encuentres el buey o el asno que se le había extraviado a tu enemigo, debes
devolvérselo.
23:5 Cuando veas el asno de tu enemigo caído bajo su carga y quisieras negarte a
levantarlo, debes sin embargo ayudarle a Levantarlo.
23:6 No violes los derechos de tus necesitados en sus litigios.
23:7 Apártate de una acusación falsa; no le acarrees la muerte a los que son inocentes y
tienen la razón, porque yo no absolveré al malhechor.
23:8 No aceptes sobornos, que el soborno ciega al de vista clara y falsea el caso del que
tiene la razón.
23:9 No oprimirás al extranjero, pues ustedes saben lo que es sentirse extranjero, porque
ustedes mismos fueron extranjeros en la tierra de Mitsraim.
23:10 Durante seis años sembrarás tu tierra y cosecharás su producto;
23:11 pero en el séptimo dejarás que descanse y quede baldía. Que los necesitados de tu
pueblo coman de ella, y lo que dejen, que se lo coman las bestias salvajes. Harás lo
mismo con tus viñas y tus olivares.
23:12 Durante seis días harás tu trabajo, pero en el séptimo día cesarás de la labor, para
que tu buey y tu asno descansen, y que tu siervo y el extranjero se repongan.
23:13 Estén pendientes de todo lo que les he dicho. No mencionen los nombres de otras
deidades; que no se oigan de sus labios.
23:14 Tres veces al año me celebrarán una festividad:
23:15 Observarán la Fiesta de los Inleudos, comiendo pan inleudo por siete días como te he
mandado, al tiempo establecido en el mes de Abib, porque en él salieron ustedes de
Mitzraim; y nadie aparecerá delante de mí con las manos vacías;
23:16 y la Fiesta de la Cosecha, de los primeros frutos de tu trabajo, de lo que sembraste
en el campo; y la Fiesta de la Recolección al fin del año, cuando recolectes los resultados
de tu trabajo del campo.
23:17 Tres veces al año aparecerán todos tus varones delante de haAdón Yahweh.
23:18 No ofrecerás la sangre de mi sacrificio con nada leudado; y la grasa de mis ofrendas
festivas no se dejará hasta la mañana.
23:19 Lo mejor de los primeros frutos traerás a la Bayit de Yahweh tu Poderoso. No
cocinarás un cabrito mientras este siendo amamantado en la leche de su madre.
23:20 Mira, yo envío a mi Mensajero delante de ti para que te cuide en el camino y te le al
lugar que he preparado.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

95

SHEMOT

EXODO

23:21 Hazle caso y obedécelo. No lo desafíes, que no perdonará las ofensas de ustedes,
pues mi nombre está en él;
23:22 pero si lo obedeces y haces todo lo que yo diga, yo seré enemigo de tus enemigos, y
adversario de tus adversarios.
23:23 Cuando mi Mensajero vaya delante de ti y te lleve a los emoritas, los jititas, los
perezitas, los kenaanitas, los jiwitas, y los Yevusitas, y yo los aniquile,
23:24 no te postrarás ante sus deidades en adoración ni seguirás sus prácticas, sino que las
derribarás y romperás en pedazos sus pilares.
23:25 Servirás a Yahweh tu Elohé, y él bendecirá tu pan y tu agua. Y eliminaré la
enfermedad de tu medio.
23:26 Ninguna mujer en tu tierra abortará ni será estéril. Te dejaré disfrutar del lapso
completo de tu vida.
23:27 Yo enviaré mi terror delante de ti, y haré caer en pánico a toda la gente entre la que
llegues, y haré que tus enemigos huyan ante ti.
23:28 Enviaré avispas delante de ti, y arrojarán de tu presencia a los jiwitas, los kenaanitas,
y los jititas.
23:29 No los arrojaré de tu presencia en un solo año, no vaya a ser que la tierra quede
desolada y se multipliquen las bestias para tu perjuicio.
23:30 Los arrojaré de tu presencia poco a poco, hasta que hayas aumentado y poseas el
país.
23:31 Yo estableceré tus fronteras desde el Mar de los Juncos hasta el Mar de Filisteos, y
desde el midbah hasta el Perat; porque entregaré a los habitantes del país en tus manos,
y tú los arrojarás de tu presencia.
23:32 No harás ninguna alianza con ellos ni con sus deidades.
23:33 Ellos no permanecerán en tu tierra, no vaya a ser que te hagan pecar contra mí;
porque servirías a sus deidades y esto resultaría una trampa para ti.
24:1 Entonces le habló a Moshé y le dijo: Sube donde Yahweh, con Aharón, Nadav y Abihú,
y Setenta ancianos de Yisrael, e inclínense desde Lejos.
24:2 Solamente Moshé se acercará a Yahweh; los demás no se acercarán, ni subirá el
pueblo con él.
24:3 Moshé fue y le repitió al pueblo todas las órdenes de Yahweh y todas las reglas; y todo
el pueblo respondió a una voz, diciendo: ¡Todo lo que Yahweh ha ordenado lo haremos!
24:4 Moshé Entonces puso por escrito todas las órdenes de Yahweh. Temprano por la
mañana, erigió un altar al pie del monte, con doce pilares por las doce tribus de Yisrael.
24:5 Designó algunos jóvenes de entre los Yisraelitas para que presentaran ofrendas
quemadas y sacrificaran bueyes como ofrendas de bienestar para Yahweh.
24:6 Moshé tomó una parte de la sangre y la puso en recipientes, y la otra parte de la
sangre la roció sobre el altar.
24:7 Entonces tomó el registro de la alianza y se lo leyó en voz alta al pueblo. Y ellos
dijeron: ¡Todo lo que ha dicho Yahweh lo haremos, y obedeceremos!
24:8 Moshé tomo la sangre y la roció sobre el pueblo y dijo: Esta es la sangre de la alianza
que hace ahora Yahweh con ustedes, tocante a todos estos mandatos.
24:9 Entonces Moshé y Aharón, Nadav y Abihú, y Setenta ancianos de Yisrael subieron;
24:10 y vieron a Elohé de Yisrael: bajo sus pies había una semejanza de un pavimento de
safiro, como el mismo shamaim en pureza.
24:11 Sin embargo él no Levantó la mano contra los dirigentes de los Yisraelitas; ellos
contemplaron a Ha´Elohé, y comieron y bebieron.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

96

SHEMOT

EXODO

24:12 Yahweh le dijo a Moshé: Sube a mí en el monte y espera allí, y te daré las tablas de
piedra con las enseñanzas y Miztvot que he escrito para instruirlos.
24:13 Así que Moshé y su ayudante Yahoshua se Levantaron, y Moshé subió al monte de
Ha´Elohé.
24:14 A los ancianos les había dicho: Espérennos aquí hasta que regresemos a ustedes.
Tienen a Aharón y a Jur con ustedes; que todo el que tenga un asunto legal se acerque a
ellos.
24:15 Después que Moshé subió al monte, la nube cubrió el monte.
24:16 La Presencia de YAHWEH hizo morada en el Monte Sinaí, y la nube lo ocultó por seis
días. En el séptimo día llamó a Moshé de en medio de la nube.
24:17 Ahora la Presencia de Yahweh parecía a los ojos de los Yisraelitas como un fuego
consumidor en la cumbre del monte.
24:18 Moshé entró a la nube y subió al monte; y Moshé permaneció en el monte por
cuarenta días y cuarenta noches.
25:1 Yahweh le habló a Moshé y le dijo:
25:2 Dile al pueblo Yisraelita que me traiga regalos; aceptarás regalos para mí de toda
persona que los traiga de corazón.
25:3 Y estos son los regalos que aceptarás de ellos: oro, plata, y cobre;
25:4 tela azul, púrpura y escarlata, lino fino, pelo de cabra;
25:5 pieles de carnero teñidas, pieles de tejashim, y madera de acacia;
25:6 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción, y para el incienso
aromático;
25:7 piedras de ónice y otras piedras de engaste, para el efod y para el pectoral.
25:8 Y que me hagan un santuario para que yo habite entre ellos.
25:9 Exactamente como te muestro – el modelo de la Morada y el modelo de todos sus
muebles– así lo harás.
25:10 Harán un arca de madera de acacia, de un metro y cuarto de largo, Setenta y cinco
centímetros de ancho, y Setenta y cinco centímetros de alto.
25:11 Enchápala de oro puro –enchápala por dentro y por fuera– y hazle encima una
moldura de oro alrededor.
25:12 Funde cuatro argollas de oro para ella, para ponerlas en sus cuatro patas, dos
argollas en un costado y dos en el otro.
25:13 Haz unas varas de madera de acacia y enchápalas de oro;
25:14 Entonces inserta las varas en las argollas a los costados del arca, para cargar el arca.
25:15 Las varas permanecerán en las argollas del arca: no se le quitarán.
25:16 Y deposita en el Arca las tablas de la Alianza que te daré.
25:17 Harás una cubierta de oro puro, de un metro y diez centímetros de largo y sesenta y
cinco centímetros de ancho.
25:18 Haz dos querubines de oro –hazlos labrados a martillo– a los dos extremos de la
cubierta.
25:19 Haz un querubín en un extremo y el otro querubín al otro extremo; en una sola pieza
con la cubierta harás los querubines en sus dos extremos.
25:20 Los querubines tendrán las alas extendidas hacia arriba, escudando la cubierta con
sus alas. Estarán uno frente al otro, con las caras de los querubines mirando hacia la
cubierta.
25:21 Coloca la cubierta sobre el Arca, después de depositar dentro del Arca la Alianza que
te daré.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

97

SHEMOT

EXODO

25:22 Allí me encontraré contigo, y te impartiré – desde encima de la cubierta, de entre los
dos querubines que están sobre el Arca de la Alianza– todo lo que te ordenaré tocante al
pueblo Yisraelita.
25:23 Harás una mesa de madera de acacia, de un metro de largo, cuarenta y cinco
centímetros de ancho, y sesenta y cinco centímetros de alto.
25:24 Enchápala en oro puro y hazle una moldura alrededor.
25:25 Hazle alrededor un borde de un palmo de ancho, y hazle una moldura de oro
alrededor del borde.
25:26 Haz cuatro argollas de oro para ella, y fija las argollas en las cuatro esquinas que
corresponden a las cuatro patas.
25:27 Las argollas estarán junto al borde, como agarraderas para las varas de cargar la
mesa.
25:28 Haz las varas de madera de acacia, y enchápalas en oro; con ellas se cargará la mesa.
25:29 Hazle tazones, cucharones, jarras y tazas para ofrecer las libaciones; hazlas de oro
puro.
25:30 Y sobre la mesa pondrás los panes de la presentación, para que estén siempre ante
mí.
25:31 Harás un candelabro de oro puro; el candelabro se hará labrado a martillo; su base,
sus brazos, sus copas, cálices y pétalos serán de una sola piez a.
25:32 Seis brazos saldrán de sus lados; tres brazos de un lado del candelabro y tres brazos
del otro lado del candelabro.
25:33 En un brazo habrá tres copas en forma de flor de almendro, cada una con cálices y
pétalos, y en el siguiente brazo habrá tres copas en forma de flor de almendro, cada una
con cálices y pétalos; y así en todos los seis brazos que salgan del candelabro.
25:34 Y en el candelabro mismo habrá cuatro copas en forma de flor de almendro, cada una
con cálices y pétalos:
25:35 un cáliz, de una pieza con él, debajo de un par de brazos; y un cáliz, de una pieza
con él, debajo del segundo par de brazos, y un cáliz, de una pieza con él, debajo del
último par de brazos; así para todos los brazos que salen del candelabro.
25:36 Sus cálices y sus tallos serán de un sola pieza con él, todo ello en una sola pieza de
oro puro labrado a martillo.
25:37 Haz sus siete lámparas –las lámparas estarán montadas de manera que den su luz
hacia el frente
25:38 y sus quemadores y sus platillos de oro puro.
25:39 Se hará, con todos estos utensilios, de un talento de oro puro.
25:40 Fíjate bien, y sigue los patrones para ellos que se te muestran en el monte.
26:1 En cuanto a la Morada, hazla de diez paños de tela; hazlos de lino torcido, de hilados
azules, violetas y escarlatas, con un diseño de querubines bordado en ellos.
26:2 La longitud de cada paño será de doce metros y medio, y el ancho de cada paño será
de dos metros, las mismas medidas para todos los paños.
26:3 Cinco de los paños irán unidos unos a los otros, y los otros cinco paños irán unidos
unos a los otros.
26:4 Hazles lazos de lana azul en el borde del paño de afuera de un conjunto; y hazle lo
mismo al borde del paño de afuera del otro conjunto:
26:5 haz cincuenta lazos en un paño, y cincuenta lazos en el borde del paño final del otro
conjunto, y que los lazos queden opuestos uno al otro.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

98

SHEMOT

EXODO

26:6 Y haz cincuenta ganchos de oro, y parea los paños unos con otros con los ganchos, de
modo que la Morada quede de una sola pieza.
26:7 Luego harás paños de pelo de cabra que sirvan de toldo para la Morada; hazle once
paños.
26:8 El largo de cada paño será de trece metros y medio, y el ancho de cada paño será de
dos metros, las mismas medidas para los once paños.
26:9 Une cinco de los paños en uno, y los otros seis en otro; y dobla el sexto paño hacia el
frente de la Tienda.
26:10 Hazle cincuenta lazos al borde del paño de afuera de un conjunto, y cincuenta lazos
al borde del paño del otro conjunto.
26:11 Haz cincuenta ganchos de cobre, y engancha los ganchos en los lazos, y enlaza la
Tienda de modo que quede en una sola pieza.
26:12 En cuanto al sobrante que cuelga de los paños de la Tienda, el medio paño sobrante
colgará por detrás de la Morada,
26:13 mientras que los cuarenta y cinco centímetros sobrantes a ambos lados de cada paño
de la Tienda colgará al fondo de ambos lados de la Morada para cubrirla.
26:14 Y haz para la Tienda una cubierta de pieles de carnero teñidas, y una cubierta de
pieles de táhal más arriba.
26:15 Harás los tablones para la Morada de madera de acacia, derechos.
26:16 La longitud de cada tablón será de cuatro metros y medio, y el ancho de cada tablón
de sesenta y cinco centímetros.
26:17 Cada tablón tendrá dos espigas, paralelas una a la otra; y así harás con todos los
tablones de la Morada.
26:18 De los tablones de la Morada, pondrás veinte tablones al lado sur:
26:19 y harás cuarenta bases de plata bajo los cuarenta tablones, dos bases bajo un tablón
para sus dos espigas y dos bases bajo cada uno de los siguientes tablones para sus dos
espigas;
26:20 y para el otro costado de la Tienda, al lado norte, veinte tablones,
26:21 con sus cuarenta bases de plata, dos bases bajo un tablón y dos bases bajo cada uno
de los siguientes tablones.
26:22 Y para la parte trasera de la Morada, al oeste, haz seis tablones;
26:23 y haz dos tablones para las esquinas de la Morada, detrás.
26:24 Quedarán puestos abajo, y terminarán puestos arriba dentro de una argolla; así será
para ambos: formarán las dos esquinas.
26:25 Así habrá ocho tablones con sus bases de plata: diez y seis bases, dos bases bajo el
primer tablón, y dos bases bajo cada uno de los demás tablones.
26:26 Harás travesaños de madera de acacia: cinco para los tablones de un lado de la
Morada,
26:27 cinco travesaños para los tablones del otro lado de la Morada, y cinco travesaños
para los tablones de la parte trasera de la Morada al oeste.
26:28 El travesaño central a la mitad de los tablones correrá de un lado a otro.
26:29 Enchapa los tablones en oro, y hazles las argollas de oro, para sostener los
travesaños; y enchapa los travesaños en oro.
26:30 Luego Levanta la Morada según el plano de ella que se te mostró en el monte.
26:31 Harás una cortina de tela azul, tela púrpura, y tela escarlata, y de lino fino t orcido;
tendrá un diseño de querubines bordado en ella.
26:32 Cuélgala en cuatro postes de madera de acacia enchapados en oro y con ganchos de
oro, fijados en cuatro bases de plata.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

99

SHEMOT

EXODO

26:33 Cuelga la cortina debajo de los ganchos, y lleva allí el Arca de la Alianza, detrás de la
cortina, de modo que la cortina te sirva de división entre el Lugar Kadosh y el Lugar
Santísimo.
26:34 Coloca la cubierta del Arca de la Alianza en el Lugar Santísimo.
26:35 Coloca la mesa fuera de la cortina, y el candelabro junto a la pared sur de la Morada
frente a la mesa, la cual se pondrá junto a la pared norte.
26:36 Harás un velo para la entrada de la Tienda, de tela azul, tela púrpura, y tela escarlata,
y de lino fino torcido, hecho con bordados.
26:37 Haz cinco postes de madera de acacia para el velo y enchápalos en oro –con sus
ganchos de oro– y funde para ellos cinco bases de cobre.
27:1 Harás el altar de madera de acacia, de dos metros y cuarto de ancho y dos metros y
cuarto de largo –el altar ha de ser cuadrado– y un metro y cuarto de alto.
27:2 Haz sus cuernos en las cuatro esquinas, los cuernos serán en una sola pieza con él; y
enchápalo en oro.
27:3 Haz los calderos para recoger las cenizas, así como sus raspadores, sus tazones, sus
ganchos para carne, y sus braseros –haz todos sus utensilios de cobre.
27:4 Hazle una parrilla en forma de rejilla en cobre; y sobre la parrilla hazle cuatro argollas
de cobre en sus cuatro esquinas.
27:5 Coloca la parrilla debajo del borde del altar, de modo que se extienda hasta el centro
del altar.
27:6 Y haz unas varas para el altar, varas de madera de acacia, y enchápalas en oro.
27:7 Las varas se insertarán en las argollas, de modo que las varas queden a los dos lados
del altar cuando lo transporten.
27:8 Hazlo hueco, de tablas. Como se te mostró en el monte, así se harán.
27:9 Harás el atrio de la Morada: Al lado sur, cuarenta y cinco metros de toldas de lino fino
torcido a lo largo de ese lado del atrio –
27:10 con sus veinte postes y sus veinte bases de cobre; los ganchos y las bandas de los
postes deben ser de plata.
27:11 De nuevo otros cuarenta y cinco metros de toldas a lo largo del lado norte –con sus
veinte postes y sus veinte bases de cobre; los ganchos y bandas de los postes deben ser
de plata.
27:12 Para el ancho del atrio, por el lado oeste, veintidós metros y medio de toldas, con sus
diez postes y sus diez bases.
27:13 Para el ancho del atrio por el frente, o el lado del este, veintidós metros y medio
codos:
27:14 siete metros de toldas a un lado, con sus tres postes y sus tres bases;
27:15 siete metros de toldas al otro lado, con sus tres postes y sus tres bases;
27:16 y para la puerta del atrio, una cortina de nueve metros, de tela azul, púrpura, y
escarlata, y lino fino torcido, con labor de bordado, co n sus cuatro postes y sus cuatro
bases.
27:17 Todos los postes alrededor del atrio serán unidos con plata y sus ganchos serán de
plata; sus bases serán de cobre.
27:18 El largo del atrio será de cuarenta y cinco metros, y el ancho será de veintidós
metros y medio alrededor; y la altura de dos metros y cuarto –con toldas de lino fino
torcido. Las bases serán de cobre:
27:19 todos los utensilios de la Morada, para todos sus servicios, así como todas sus
estacas y todas las estacas del atrio, serán de cobre.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

100

SHEMOT

EXODO

27:20 Les darás además instrucciones a los Yisraelitas de que te traigan aceite puro de
olivas machacadas para el alumbrado, para encender lámparas regularmente.
27:21 Aharón y sus benei las pondrán en la Tienda de Reunión, fuera de la cortina que está
sobre el Arca de la Alianza, para que ardan de la tarde a la mañana delante de Yahweh.
Será un deber de los Yisraelitas para todos los tiempos, por los siglos.
28:1 Traerás a tu ají Aharón, con sus benei, de entre los Yisraelitas, para que me sirvan de
kohanim: Aharón, Nadav y Abihú, Elazar e Itamar, los benei de Aharón.
28:2 Haz vestiduras sagradas para tu ají Aharón, para dignidad y ornamento.
28:3 Después darás instrucciones a todos los que tengan habilidad, a quienes yo haya
concedido el don de habilidades, para que confeccionen las vestiduras de Aharón, para
consagrarlo a mi servicio como kohen.
28:4 Estas son las vestiduras sagradas que habrán de hacer: un pectoral, un efod, un
vestido, una túnica con flecos, un turbante, y un cinturón. Harán esas vestiduras
sagradas para tu ají Aharón y sus benei, para que me rindan servicio sacerdotal;
28:5 ellos, pues, recibirán el oro, las telas azules, púrpuras y escarlatas, y el lino fino.
28:6 Harán el efod de oro, de tela azul, púrpura y escarlata, y de lino fino torcido,
elaborado con diseños.
28:7 Tendrá dos hombreras pegadas; se pegarán a los dos extremos.
28:8 Y la banda decorada que hay sobre él se hará como él, en una sola pieza con él: de
oro, de tela azul, púrpura y escarlata, y de lino fino torcido.
28:9 Luego toma dos piedras de ónice y graba sobre ellas los nombres de los benei de
Yisrael:
28:10 seis de sus nombres en una piedra, y los nombres de los otros seis en la otra piedra,
en el orden de su nacimiento.
28:11 Sobre las dos piedras harás grabaduras de sello –obra de tallador en piedra– con los
nombres de los benei de Yisrael. Después de montarlas en monturas de oro,
28:12 fija las dos piedras a las hombreras del efod, como piedras de recuerdo de los benei
de Yisrael, cuyos nombres levantará Aharón sobre sus dos hombreras como memorial
delante de YAHWEH.
28:13 Después haz monturas de oro,
28:14 y dos cadenas de oro puro; trénzalas como labor de tejido, y fija las cadenas tejidas
a las monturas.
28:15 Harás un pectoral de decisiones, elaborado con un diseño; hazlo al estilo del efod:
hazlo de oro, de tela azul, púrpura, y escarlata, y de lino fino torcido.
28:16 Será cuadrado y doble, de un palmo de largo y un palmo de ancho.
28:17 Ponle piedras montadas, en cuatro hileras de piedras. La primera hilera será una
hilera de un rubí, un crisólito, y una esmeralda;
28:18 la segunda hilera: una turquesa, un safiro, y una amatista;
28:19 la tercera hilera: un jacinto, un ágata, y un diamante;
28:20 y la cuarta hilera: un berilo, un ónice, y un jaspe. Estarán enmarcadas de oro en sus
monturas.
28:21 Las piedras corresponderán en Número a los nombres de los benei de Yisrael: doce,
correspondiendo a sus nombres. Serán grabadas como sellos, cada cual con su nombre,
por las doce tribus.
28:22 Sobre el pectoral haz cadenas trenzadas de labor tejida en oro puro.
28:23 Haz dos anillos de oro en el pectoral, y fija los dos anillos a los dos extremos del
pectoral,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

101

SHEMOT

EXODO

28:24 atando los dos cordones de oro a los dos anillos en los extremos del pectoral.
28:25 Luego fija los dos extremos de los cordones a las dos monturas, las cuales fijarás a
las hombreras del efod, por el frente.
28:26 Haz dos anillos de oro y fíjalos a los dos extremos del pectoral, en su borde interior,
que queda junto al efod.
28:27 Y haz otros dos anillos de oro y fíjalos al frente del efod, en la parte baja de las dos
hombreras, cerca de su costura arriba de la banda decorada.
28:28 El pectoral se mantendrá en su lugar por un cordón azul que unirá sus anillos con los
anillos del efod, de modo que el pectoral descanse sobre la banda decorada y se suelte
del efod.
28:29 Y Aharón levantará los nombres de los benei de Yisrael en el pectoral de decisiones
sobre su corazón, cuando entre en el santuario, como recuerdo delante de Yahweh Elohe
perpetuamente.
28:30 Dentro del pectoral de decisiones pondrás el Urim y el Tumim, para que estén sobre
el corazón de Aharón cuando venga ante Yahweh. Así levantará Aharón sobre su corazón
los instrumentos de decisión para los Yisraelitas delante de Yahweh perpetuamente.
28:31 Harás la capa del efod de puro azul.
28:32 La abertura para la cabeza quedará en el medio de ella; la abertura tendrá un ruedo
de labor de bordado alrededor –será como la abertura de un chaleco de cuero para que
no se rompa.
28:33 En el borde hazle granadas de tela azul, púrpura y escarlata, todo alrededor del
borde, con campanillas de oro entre ellas todo alrededor:
28:34 una campanilla de oro y una granada, una campanilla de oro y una granada, todo
alrededor del borde de la capa.
28:35 Aharón la levantará puesta cuando esté oficiando, de modo que se oiga su sonido
cuando entre en el santuario ante Yahweh y cuando salga – para que no muera.
28:36 Haz un frontal de oro puro y graba en él la inscripción de sello: Consagrado a Yahweh.
28:37 Suspéndela de un cordón azul, para que quede fija al turbante; permanecerá en el
frente del turbante.
28:38 Quedará en la frente de Aharón, para que Aharón cargue con cualquier pecado que
surja de las cosas santas que los Yisraelitas consagran, de cualquiera de sus donaciones
sagradas; estará sobre su frente todo el tiempo, para ganar aceptación para ellos delante
de YAHWEH.
28:39 Harás la túnica de flecos de lino fino. Harás el turbante de lino fino. Harás el cinturón
de labor bordada.
28:40 Y para los benei de Aharón también harás túnicas, y les harás cinturones, y les harás
turbantes, para dignidad y ornamento.
28:41 Ponle estas cosas a tu hermano Aharón y a sus benei también; úngelos y ordénalos y
conságralos para que me sirvan como kohanim.
28:42 Harás también para ellos calzoncillos para que cubran su desnudez; se extenderán
desde la cadera hasta los muslos.
28:43 Aharón y sus benei los usarán cuando entren a la Tienda de Reunión o cuando se
acerquen al altar para oficiar en el santuario, para que no incurran en castigo y mueran.
Será una ley perpetua para él y para su linaje por venir.
29:1 Esto es lo que les harás al consagrarlos para que me sirvan como kohanim: Toma un
novillo joven de la manada y dos carneros sin tacha;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

102

SHEMOT

EXODO

29:2 también pan inleudo, tortas sin levadura mezcladas con aceite, y tortas rociadas con
aceite, hazlas de la mejor harina de trigo.
29:3 Pon todo esto en una canasta y preséntalas en la canasta, junto con el toro y los dos
carneros.
29:4 Conduce a Aharón y a sus benei hasta la entrada de la Tienda de Reunión, y lávalos
con agua.
29:5 Entonces toma las vestimentas, y viste a Aharón con la túnica, el chaleco del efod, el
efod y el pectoral, y cíñelo con la banda decorada del efod.
29:6 Ponle el turbante en la cabeza, y pon la diadema santa sobre el turbante.
29:7 Toma el aceite de la unción y derrámalo sobre su cabeza y úngelo.
29:8 Luego trae a sus benei; vístelos con las túnicas
29:9 y envuélveles unos turbantes. Y ciñe tanto a Aharón como a sus benei con cinturones.
Y así tendrán el sacerdocio como su derecho perpetuo. Entonces ordenarás a Aharón y a
sus benei.
29:10 Conduce al novillo al frente de la Tienda de Reunión, y que Aharón y sus benei
pongan su manos sobre la cabeza del novillo.
29:11 Degüella el novillo delante de YAHWEH, a la entrada de la Tienda de Reunión,
29:12 y toma un poco de sangre del novillo y ponla en los cuernos del altar con tu dedo;
luego derrama el resto de la sangre en la base del altar.
29:13 Toma toda la manteca que cubre las entrañas, la protuberancia sobre el hígado, y los
dos riñones con la grasa que tienen, y conviértelos en humo sobre el altar.
29:14 Al resto de la carne del novillo, su cuero y su estiércol, les prenderás fuego fuera del
campamento; es una ofrenda por el pecado.
29:15 Después toma un carnero, y que Aharón y sus benei pongan sus manos sobre la
cabeza del carnero.
29:16 Degüella el carnero, y toma su sangre y rocíala contra todos los lados del altar.
29:17 Corta el carnero en secciones, lava sus entrañas y patas, y ponlas con sus pedazos y
su cabeza.
29:18 Convierte todo el carnero en humo sobre el altar. Es una ofrenda quemada para
YAHWEH, un aroma grato, una ofrenda al fuego para YAHWEH.
29:19 Luego toma el otro carnero, y que Aharón y sus benei pongan sus manos sobre la
cabeza del carnero.
29:20 Degüella el carnero y toma un poco de su sangre y ponla en el lóbulo de la oreja
derecha de Aharón y en el lóbulo de la oreja derecha de sus benei, y en el dedo pulgar de
su mano derecha y en el dedo gordo de su pie derecho; y rocía el resto de la sangre
contra cada lado del altar todo alrededor.
29:21 Toma un poco de la sangre que haya sobre el altar y un poco del aceite de la unción
y rocía sobre Aharón y sus vestimentas, y también sobre sus benei y sus vestimentas. Así
serán consagrados él y sus vestimentas, así como sus benei y las vestimentas de sus
benei.
29:22 Tomarás del carnero las partes con grasa –la cola gorda, la manteca que cubre las
entrañas, la protuberancia sobre el hígado, los dos riñones con la manteca que tienen y la
cadera derecha; porque este es un carnero de ordenación.
29:23 Agrega una hogaza plana de pan, una torta de pan de aceite, de la canasta de panes
sin levadura que estará delante de Yahweh.
29:24 Pon todos estos en las manos de Aharón y de sus benei, y ofrécelos como una
ofrenda de expiación delante de Yahweh.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

103

SHEMOT

EXODO

29:25 Recíbelos de sus manos y conviértelos en humo sobre el altar con la ofrenda
quemada, como aroma grato delante de Yahweh; es una ofrenda al fuego para Yahweh.
29:26 Luego toma el pecho del carnero de ordenación de Aharón y ofrécelo como una
ofrenda de expiación delante de Yahweh; esa será tu porción.
29:27 Consagrarás el pecho que se presentó como ofrenda de expiación y el muslo que se
presentó como ofrenda de regalo del carnero de ordenación –del que pertenecía a Aharón
y del que pertenecía a sus benei–
29:28 y esas partes serán reservadas por los Yisraelitas para Aharón y sus descendientes
perpetuamente. Porque son un regalo; y así serán un regalo de parte de los Yisraelitas,
su regalo a Yahweh de sus sacrificios de bienestar.
29:29 Las vestimentas sagradas de Aharón las heredarán sus benei después de él, para ser
ungidos y ordenados en ellas.
29:30 Aquel de entre sus benei que llegue a ser kohen en su lugar, que entre en la Carpa
de Reunión para oficiar en el santuario, las usará por siete días.
29:31 Tomarás el carnero de ordenación y hervirás su carne en el precinto sagrado;
29:32 y Aharón y sus benei se comerán la carne del carnero, y el pan que haya e n la
canasta, a la entrada de la Tienda de Reunión.
29:33 Estas cosas las comerán solamente aquéllos por quienes se hizo expiación con ellas
cuando fueron ordenados y consagrados; no las debe comer un laico, porque son
sagradas.
29:34 Y si alguna parte de la carne de ordenación, o alguna parte del pan, sobrara hasta la
mañana, pondrán lo que sobre en el fuego; no se comerá, porque es sagrado.
29:35 De esta manera harás con Aharón y sus benei, tal como te he ordenado. Los
ordenarás en siete días,
29:36 y cada día prepararás un novillo como ofrenda por el pecado para expiación;
limpiarás el altar realizando una purificación sobre él, y lo ungirás para consagrarlo.
29:37 Por siete días realizarás una purificación al altar para consagrarlo, y el altar vendrá a
ser sagradísimo; todo el que toque el altar quedará consagrado.
29:38 Ahora bien, esto es lo que ofrecerás sobre el altar: dos corderos de un año cada día,
regularmente.
29:39 Ofrecerás un cordero en la mañana, y ofrecerás el otro cordero entre las dos tardes.
29:40 Habrá dos kilos de harina selecta mezclada con un litro de aceite exprimido, y una
libación de un litro de vino para un cordero;
29:41 y ofrecerás el otro cordero entre las dos tardes, repitiendo con él la ofrenda de
comida de la mañana con su libación –una ofrenda al fuego para aroma grato a YAHWEH,
29:42 una ofrenda quemada regular por las generaciones, a la entrada de la Tienda de
Reunión delante de YAHWEH. Porque ahí me reuniré contigo, y ahí hablaré contigo
29:43 y ahí me reuniré con los Yisraelitas, y quedará santificada por mi Presencia.
29:44 Santificaré la Tienda de Reunión y el altar, y consagraré a Aharón y a sus benei para
que me sirvan como kohanim.
29:45 Yo moraré entre los Yisraelitas, y seré su Elohé.
29:46 Y sabrán que yo YAHWEH soy el Elohé de ellos, el que los sacó de la tierra de
Mitzraim para morar con ellos, yo YAHWEH su Elohé.
30:1 Harás un altar para quemar incienso; hazlo de madera de acacia.
30:2 Será de cuarenta y cinco centímetros de largo y cuarenta y cinco centímetros de ancho,
será cuadrado y un metro de alto, con sus cuernos en una pieza con él,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

104

SHEMOT

EXODO

30:3 Enchápalo de oro puro: su superficie, sus lados alrededor, y sus cuernos; y hazle una
moldura de oro alrededor.
30:4 Y hazle dos argollas debajo de la moldura; hazlas en las dos paredes laterales, en
lados opuestos. Servirán de soporte para las varas de cargarlo.
30:5 Haz las varas de madera de acacia, y enchápalas en oro.
30:6 Ponlo frente a la cortina que está sobre el Arca de la Alianza frente a la c ubierta que
hay sobre la Alianza –donde me reuniré contigo.
30:7 En él quemará Aharón incienso aromático: lo quemará cada mañana cuando atienda
las lámparas,
30:8 y Aharón lo quemará entre las dos tardes, cuando encienda las lámparas –una ofrenda
regular de incienso delante de YAHWEH a través de los siglos.
30:9 No ofrecerás en él incienso extranjero, ni ofrenda quemada ni ofrenda de comida;
tampoco derramarás libación en él.
30:10 Una vez al año Aharón realizará una purificación sobre sus cuernos con sangre de la
ofrenda de purificación por el pecado; se realizará una purificación en él una vez al año a
través de los siglos. Es sagradísimo para Yahweh.
30:11 Yahweh le habló a Moshé diciendo:
30:12 Cuando hagas un censo del pueblo Yisraelita según su inscripción, cada cual pagará a
Yahweh un rescate por sí mismo cuando se inscriba, para que ninguna plaga venga sobre
ellos por estar inscribiéndose.
30:13 Esto es lo que pagará cada uno de los que se inscriban: medio shékel conforme al
peso del santuario –veinte guerahs por shékel– medio shékel como ofrenda a Yahweh.
30:14 Todo el que se inscriba en el registro, desde los veinte años de edad en adelante,
dará la ofrenda a Yahweh:
30:15 el rico no pagará más ni el pobre pagará menos de medio shékel cuando den la
ofrenda de Yahweh como expiación por sus personas.
30:16 Tú recibirás el dinero de expiación de los Yisraelitas y lo asignarás al servicio de la
Tienda de Reunión; les servirá a los Yisraelitas como recordatorio delante de Yahweh,
como expiación por sus personas.
30:17 Yahweh le habló a Moshé y le dijo:
30:18 Haz una fuente de cobre con su base de cobre, para lavarse; y ponla entre la Tienda
de Reunión y el altar. Pon agua en ella,
30:19 y que Aharón y sus benei se laven en ella los pies y las manos.
30:20 Cuando entren a la Tienda de Reunión se lavarán con agua, para que no mueran; o
cuando se acerquen al altar para servir, para convertir en humo una ofrenda al fuego
para Yahweh,
30:21 se lavarán las manos y los pies, para que no mueran. Será una ley permanente para
ellos –para él y su linaje– a través de los siglos.
30:22 Yahweh le habló a Moshé y le dijo:
30:23 Ahora toma especias selectas: diez y ocho libras de mirra solidificada, la mitad de
esto –nueve– de canela fragante, nueve de caña aromática,
30:24 diez y ocho libras de casia –por el peso del santuario– y medio galón de aceite de
oliva.
30:25 Haz con esto un aceite sagrado de unción, un compuesto de ingredientes mezclados
con pericia, que sirva de aceite sagrado de unción.
30:26 Unge con él la Tienda de Reunión, el Arca de la Alianza,
30:27 la mesa y sus utensilios, el candelabro y todas sus piezas, el altar del incienso,
30:28 el altar de las ofrendas quemadas y todos sus utensilios, y el lavatorio con su base.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

105

SHEMOT

EXODO

30:29 Así los consagrarás para que sean santísimos; todo lo que los toque quedará
consagrado.
30:30 También ungirás a Aharón y a sus benei, consagrándolos para que me sirvan como
kohanim.
30:31 Y háblale al pueblo Yisraelita como sigue: Este será un aceite de unción sagrado para
mí a través de los siglos.
30:32 No debe untársele al cuerpo de ninguna persona, y no debes hacer nada parecido a
esto con las mismas proporciones; es sagrado, y ustedes deben considerarlo sagrado.
30:33 Cualquiera que confeccione uno semejante, o que lo use sobre un laico, será cortado
de su pueblo.
30:34 Y YAHWEH le dijo a Moshé: Toma de estas especias: resina, uña aromática y gálbano
–estas especias con incienso puro; la misma cantidad de cada una.
30:35 Haz con ellas incienso, un compuesto mezclado con pericia, refinado, puro, sagrado.
30:36 Muele parte de él en un polvo fino, y pon un poco delante del Arca de la Alianza en la
Tienda de Reunión, donde yo me reuniré contigo; será santísimo para ustedes.
30:37 Pero cuando hagas este incienso, no harás ninguno en la misma proporción para
ustedes; lo considerarán sagrado para YAHWEH.
30:38 Cualquiera que haga otro como este, para olerlo, será cortado de su pueblo.
31:1 YAHWEH le habló a Moshé:
31:2 Mira, yo he elegido por nombre a Betsalel ben de Urí; ben de Jur, de la tribu de
Yahudah.
31:3 Lo he dotado de un Ruaj divino de destreza, habilidad, y conocimiento en toda clase de
labor;
31:4 para hacer diseños para trabajo en oro, plata y cobre,
31:5 para cortar piedras de montura y tallar madera –para trabajar en toda clase de arte.
31:6 Además, le he asignado a Oholiab el ben de Ajimakh, de la tribu de Dan; y he dotado
también de destreza a todos los diestros, para que hagan todo lo que te he ordenado:
31:7 la Tienda de Reunión, el Arca para la Alianza y la cubierta de encima, y todo el
mobiliario de la Tienda;
31:8 la mesa y sus utensilios, el candelabro puro y todas sus piezas, y el altar del incienso;
31:9 el altar de las ofrendas quemadas y todos sus utensilios, y la fuente con su base;
31:10 las vestimentas del servicio, las vestimentas sagradas de Aharón el kohen y las
vestimentas de sus benei, para su servicio como kohanim;
31:11 así como el aceite de la unción y el incienso aromático para el santuario. Tal como te
he ordenado lo harán.
31:12 Y Yahweh le dijo a Moshé:
31:13 Háblale al pueblo Yisraelita y dile: Sin embargo, ustedes deben observar mis Shabbat,
porque esto es una señal entre ustedes y yo a través de los siglos, para que sepan que
yo Yahweh los he consagrado.
31:14 Observarán el SHABBAT, porque es kadosh para ustedes. Al que lo profane se le dará
muerte: cualquiera que haga trabajo en él, esa persona será cortada de su pueblo.
31:15 Seis días se podrá trabajar, pero en el séptimo día habrá un SHABBAT de completo
reposo, consagrado a Yahweh; a cualquiera que haga trabajo en el SHABBAT se le dará
muerte.
31:16 El pueblo Yisraelita guardará el SHABBAT, observando el SHABBAT a través de los
siglos como una alianza perpetua:

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

106

SHEMOT

EXODO

31:17 será una señal perpetua entre el pueblo de Yisrael y yo. Porque en seis días hizo
Yahweh el shamaim y la tierra, y en el séptimo día cesó de trabajar y reposó.
31:18 Cuando terminó de hablar con él en el Monte Sinaí, le dio a Moshé las dos tablas de
la Alianza, tablas de piedra escritas con el dedo de Elohé.
32:1 Cuando el pueblo vio que Moshé tardaba tanto en bajar del monte, el pueblo se reunió
contra Aharón y le dijo: Ven, haznos un Elohé que vaya delante de nosotros, porque este
hombre Moshé, que nos sacó de la tierra de Mitzraim, no sabemos lo que le ha sucedido.
32:2 Aharón les dijo: Quítenles los aretes que tienen en las orejas sus esposas, sus benei, y
sus hijas, y tráiganmelos.
32:3 Y todos en el pueblo se quitaron los aretes que llevaban en las orejas y se los trajeron
a Aharón.
32:4 Este los recibió de ellos y los echó en un molde, y con ellos hizo un becerro de oro. Y
ellos exclamaron: ¡Este es tu Elohé, oh Yisrael, que te sacó de la tierra de Mitzraim!
32:5 Cuando Aharón vio esto, edificó un altar delante de él; y Aharón anunció: ¡Mañana
habrá una festividad de Yahweh!
32:6 Temprano al día siguiente, el pueblo presentó ofrendas quemadas y trajo sacrificios de
bienestar; se sentó a comer y a beber, y luego se Levantó a danzar.
32:7 Yahweh le habló a Moshé: Apresúrate a bajar, que tu pueblo que sacaste de la tierra
de Mitzraim, se ha corrompido.
32:8 Han sido prontos en apartarse del camino que les ordené. Se han hecho un becerro
fundido y se han postrado ante él y le han hecho sacrificios, diciendo: ¡Este es tu Elohé,
oh Yisrael, que te sacó de la tierra de Mitzraim!
32:9 Yahweh le dijo además a Moshé: Veo que este es un pueblo testarudo.
32:10 Ahora, deja que se encienda mi ira contra ellos y que los destruya, y haga de ti una
gran nación.
32:11 Pero Moshé le imploró a Yahweh su Elohé, y le dijo: Que tu ira, oh Yahweh no se
encienda contra tu pueblo, que tú libraste de la tierra de Mitzraim con gran poder y con
mano fuerte.
32:12 Que no digan los mitsritas: Fue con mala intención que los libró, sólo para Matarlos
en las montañas y aniquilarlos de la superficie de la tierra. Vuélvete de tu ardiente ira, y
renuncia al plan de castigar a tu pueblo.
32:13 Acuérdate de tus servidores Avraham, Yitsjaq, e Yisrael, cómo les juraste por ti
mismo y les dijiste: Haré a su linaje tan numeroso como las estrellas del shamaim, y le
daré a su linaje toda esta tierra que he mencionado, para que la posea para siempre.
32:14 Y Yahweh renunció al castigo que había planeado traer contra su pueblo.
32:15 Enseguida Moshé se volvió y bajó del mo nte llevando las dos tablas de la Alianza,
tablas escritas en las dos superficies: estaban escritas por un lado y por el otro.
32:16 Las tablas eran obra de Elohé, y la escritura era la escritura de Elohé, grabada sobre
las tablas.
32:17 Cuando Yahoshua oyó el sonido del pueblo en su turbulencia, le dijo a Moshé: Hay un
clamor de guerra en el campamento.
32:18 Pero él respondió: No es el sonido de la melodía triunfal, ni el sonido de la melodía de
derrota; ¡es el sonido de canciones lo que oigo!
32:19 Tan pronto como Moshé se acercó al campamento y vio el becerro y el baile, se llenó
de ira; y lanzó las tablas de sus manos y las quebró al pie del monte.
32:20 Tomó el becerro que habían hecho y lo quemó; lo molió y lo hizo polvo y lo esparció
sobre el agua e hizo que los Yisraelitas la bebieran.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

107

SHEMOT

EXODO

32:21 Moshé le dijo a Aharón: ¿Qué te hizo este pueblo que has traído un pecado tan
grande sobre ellos?
32:22 Aharón dijo: No se enoje mi amo. Usted sabe que este pueblo está inclinado al mal.
32:23 Ellos me dijeron: Haznos un Elohé que nos dirija; que este hombre Moshé, que nos
sacó de la tierra de Mitzraim, no sabemos lo que le ha sucedido.
32:24 Así que yo les dije: ¡Todo el que tenga oro, que se lo quite! Ellos me lo dieron y yo lo
eché al fuego, y salió ese becerro.
32:25 Moshé vio que el pueblo estaba fuera de control –ya que Aharón les había permitido
perder el control– de modo que eran una amenaza a cualquiera que se les opusiera.
32:26 Moshé se paró a la entrada del campamento y dijo: ¡Todo el que esté de parte de
Yahweh, venga aquí! Y todos los benei de Lewí se le unieron.
32:27 Él les dijo: Así dice Yahweh, el Elohé de Yisrael: Cada uno de ustedes póngase la
espada al muslo, pasen de aquí para allá y de allá para acá de puerta en puerta a través
del campamento, y Maten ají, vecino y pariente.
32:28 Los lewitas hicieron como Moshé había encargado; y como tres mil del pueblo
cayeron aquel día.
32:29 Y Moshé dijo: Dedíquense a Yahweh este día porque cada uno de ustedes ha estado
contra ben y ají para que él les otorgue hoy su bendición.
32:30 Al día siguiente Moshé le dijo al pueblo: Ustedes han sido culpables de un gran
pecado. Sin embargo, voy a subir ahora a Yahweh; tal vez obtenga perdón para el
pecado de ustedes.
32:31 Moshé regresó a Yahweh y dijo: ¡Ay! Este pueblo es culpable de un gran pecado al
hacerse una deidad de oro.
32:32 Ahora, si tú perdonas su pecado, muy bien; pero si no, ¡bórrame a mí del libro que
has escrito!
32:33 Pero Yahweh le dijo a Moshé: Al que ha pecado contra mí, a ese únicamente borraré
de mi libro.
32:34 Ve ahora, y conduce al pueblo adonde te dije. Mira, mi mensajero irá delante de ti.
Pero cuando yo haga un ajuste de cuentas, les ajustaré cuentas por sus pecados.
32:35 Entonces Yahweh envió una plaga sobre el pueblo, por lo que hicieron con el becerro
que hizo Aharón.
33:1 Entonces YAHWEH le dijo a Moshé: Sal de aquí, tú y el pueblo que sacaste de la tierra
de Mitzraim, y dirígete a la tierra de la cual juré a Avraham, Yitsjaq y Yaakov, diciendo: A
tu linaje se la daré –
33:2 Yo enviaré un mensajero delante de ti, y expulsaré a los kenaanitas, los emoritas, los
jititas, los perezitas, los jiwitas, y los Yevusitas –
33:3 una tierra que fluye leche y miel. Pero yo no iré en medio de ustedes, ya que ustedes
son un pueblo testarudo, no vaya a ser que los destruya en el camino.
33:4 Cuando el pueblo escuchó estas duras palabras, se puso de duelo, y nadie se puso sus
alhajas.
33:5 YAHWEH le dijo a Moshé: Dile al pueblo Yisraelita: Ustedes son un pueblo testarudo. Si
yo fuera en medio de ustedes por un momento, los destruiría. Ahora, pues, quítense sus
alhajas, y veré que voy a hacer con ustedes.
33:6 Así los Yisraelitas se quedaron sin sus joyas desde el Monte Jorev en adelante.
33:7 Ahora bien, Moshé tomaba la Tienda y la montaba fuera del campamento, a cierta
distancia del campamento. Y la llamó la Tienda de Reunión, y todo el que buscaba a
YAHWEH salía a la Tienda de Reunión que estaba fuera del campamento.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

108

SHEMOT

EXODO

33:8 Siempre que Moshé salía a la Tienda, todo el pueblo se Levantaba y se quedaba de pie,
cada cual a la entrada de su Tienda, y observaban a Moshé hasta que entraba en la
Tienda.
33:9 Y cuando Moshé entraba en la Tienda la columna de nube descendía y se ponía a la
entrada de la Tienda, mientras Él hablaba con Moshé.
33:10 Cuando el pueblo veía la columna de nube detenida frente a la entrada de la Tienda,
todo el pueblo se Levantaba y se postraba, cada cual a la entrada de su Tienda.
33:11 YAHWEH le hablaba a Moshé cara a cara, como un hombre le habla a otro. Y luego él
regresaba al campamento; pero su asistente Yahoshua el ben de Nun, un joven, no se
retiraba de la Tienda.
33:12 Moshé le dijo a YAHWEH: Mira, tú me dices que dirija a este pueblo, pero no me has
dicho a quién vas a enviar conmigo. Además, tú has dicho: Yo te he elegido por nombre,
y tú has ganado ciertamente mi favor.
33:13 Ahora bien, si en verdad he ganado tu favor, te ruego que me dejes saber tus planes,
para que yo sepa que tengo tu aprobación. Considera también que esta nación es tu
pueblo.
33:14 Y él dijo: Yo iré delante y alivianaré tu carga.
33:15 Y le dijo: A menos que tú vayas delante, no nos hagas salir de este lugar.
33:16 Porque ¿cómo se sabrá que tu pueblo ha ganado tu favor a menos que vayas con
nosotros, para que nos distingamos, tu pueblo y yo, de todo otro pueblo en la superficie
de la tierra?
33:17 Y YAHWEH le dijo a Moshé: También haré lo que me has pedido; porque tú
verdaderamente has ganado mi aprobación y yo te he elegido por nombre.
33:18 Él dijo: Oh, déjame contemplar tu Presencia.
33:19 Y él respondió: Haré pasar toda mi bondad delante de ti, y proclamaré delante de ti
el nombre YAHWEH, y la gracia que yo concedo y la compasión que muestro.
33:20 Y agregó: Pero no puedes ver mi rostro, porque el hombre no puede verme y vivir.
33:21 Y YAHWEH dijo: Mira, hay un lugar cerca de mí. Colócate sobre la roca
33:22 y, cuando pase mi Presencia, yo te pondré en la grieta de la roca y te escudaré con
mi mano hasta que haya pasado.
33:23 Luego apartaré mi mano y verás mi espalda; pero mi rostro no debe verse.
34:1 YAHWEH le dijo a Moshé: Labra tú mismo dos tablas de piedra como las primeras, y yo
escribiré sobre estas tablas las mismas palabras que había en las primeras tablas que
quebraste.
34:2 Prepárate para mañana, y por la mañana sube al Monte Sinaí y preséntateme allí, en
la cumbre del monte.
34:3 Nadie más subirá contigo, y a nadie más deberá verse en alguna parte del monte; ni
rebaños ni las manadas pastarán al pie del monte.
34:4 Así que Moshé labró dos tablas de piedra, como las primeras, y temprano en la
mañana subió al Monte Sinaí, como YAHWEH le había ordenado, llevando consigo las dos
tablas de piedra.
34:5 YAHWEH bajó en una nube; estuvo con él allí, y proclamó el nombre YAHWEH.
34:6 YAHWEH pasó delante de él y proclamó: ¡YAHWEH! ¡YAHWEH! Un Elohé compasivo y
benévolo, lento para la ira, abundante en bondad y fidelidad,
34:7 que extiende la bondad hasta la milésima generación, que perdona la maldad, la
transgresión, y el pecado; pero que no exime de castigo , sino que visita la maldad de los
padres sobre los benei y los benei de los benei, sobre la tercera y la cuarta generación.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

109

SHEMOT

EXODO

34:8 Moshé se apresuró a postrarse hasta el suelo en homenaje,
34:9 y dijo: Si he ganado tu favor, oh YAHWEH, te ruego, que YAHWEH vaya en nuestro
medio, aun cuando sea este un pueblo testarudo. Perdona nuestra maldad y nuestro
pecado, y acéptanos como tu herencia.
34:10 Él dijo: Mira, yo hago una alianza: Delante de todo tu pueblo haré tales maravillas
como no se han producido en toda la tierra ni en ninguna nación; y todo el pueblo que
está contigo verá cuán tremendas son las obras de YAHWEH que yo realizaré para ti.
34:11 Fíjate bien en lo que te ordeno hoy. Yo expulsaré de delante de ti a los emoritas, los
kenaanitas, los jititas, los perezitas, los jiwitas, y los Yevusitas.
34:12 Cuídate de no hacer alguna alianza con los habitantes del país contra el cual estás
avanzando, no sea que resulten una trampa en tu medio.
34:13 Debes derribar sus altares, romper sus pilares, y cortar sus postes sagrados;
34:14 porque no debes adorar a ningún otro Elohé, pues YAHWEH, cuyo nombre es Celoso,
es un Elohé celoso.
34:15 No debes hacer una alianza con los habitantes del país, porque cuando ellos se
apasionen tras sus deidades, y sacrifiquen a sus deidades y los inviten a ustedes, ustedes
comerán de sus sacrificios.
34:16 Y cuando ustedes tomen de entre las hijas de ellos esposas para sus benei, las hijas
de ellos se apasionarán tras sus deidades y provocarán que los benei de ustedes se
apasionen tras las deidades de ellas.
34:17 No se harán deidades fundidas.
34:18 Celebrarán la Fiesta de los Inleudos –comiendo panes sin Levadura por siete días,
como les he ordenado– al tiempo establecido del mes de Abib, porque en el mes de Aviv
salieron ustedes de Mitzraim.
34:19 Todo primer fruto del vientre es mío, de todos tus animales de crianza que den un
macho como primera cría, sea ganado u oveja.
34:20 Pero la primera cría de un asno lo redimirás con una oveja; si no lo redimes, deberás
romperle el pescuezo. Y debes redimir a todo primogénito de entre tus benei. Nadie se
presentará ante mí con las manos vacías.
34:21 Seis días trabajarás, pero en el séptimo día cesarás de tu labor; cesarás de tu labor
aun en tiempo de arar y en tiempo de cosechar.
34:22 Observarás la Fiesta de las Semanas, de los primeros frutos de la cosecha del trigo; y
la Fiesta de la Recolección a fin de año.
34:23 Tres veces al año se presentarán todos tus varones delante de haAdón YAHWEH, el
Elohé de Yisrael.
34:24 Yo expulsaré naciones de tu camino y ensancharé tu territorio; nadie codiciará tu
tierra cuando subas a presentarte delante de YAHWEH tu Elohé tres veces al año.
34:25 No ofrecerás la sangre de mi sacrificio con nada leudado; y el sacrifico de la Fiesta de
Pésaj no se dejará hasta la mañana.
34:26 Lo más selecto de los primeros frutos de tu suelo traerás a la bayit de YAHWEH tu
Elohé. No cocerás un cabrito en la leche de su madre.
34:27 Y YAHWEH le dijo a Moshé: Escribe estos Miztvot, porque de acuerdo con estos
Miztvot hago una alianza contigo y con Yisrael.
34:28 Y estuvo allá con YAHWEH cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan ni bebió
agua; y escribió en las tablas los términos de la Alianza, los Diez Miztvot.
34:29 Así que Moshé bajó del Monte Sinaí. Y cuando Moshé bajaba del monte portando las
dos tablas de la Alianza, Moshé no se dio cuenta de que la piel de su cara estaba radiante,
por haber hablado con Él.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

110

SHEMOT

EXODO

34:30 Aharón y todos los Yisraelitas vieron que la piel de la cara de Moshé estaba radiante;
y no se atrevieron acercársele.
34:31 Pero Moshé los llamó, y Aharón y todos los capitanes en la asamblea regresaron a él,
y Moshé les habló.
34:32 Más tarde, todos los Yisraelitas se acercaron, y él los instruyó en cuanto a todo lo que
YAHWEH le había impartido en el Monte Sinaí.
34:33 Y cuando Moshé acabó de hablar con ellos, se puso un velo en la cara.
34:34 Siempre que Moshé entraba delante de YAHWEH para hablar con él, se quitaba el
velo hasta que salía; y cuando salía les decía a los Yisraelitas lo que se le había ordenado,
34:35 los Yisraelitas veían cuán radiante estaba la cara de Moshé. Moshé Entonces volvía a
ponerse el velo sobre la cara hasta que entraba a hablar con Él.
35:1 Moshé Entonces convocó a toda la comunidad Yisraelita y les dijo: Esto es lo que
YAHWEH les ha mandado hacer:
35:2 Durante seis días se puede realizar trabajo, pero en el séptimo día tendrán un
SHABBAT de completo reposo, consagrado a YAHWEH; a cualquiera que haga algún
trabajo en él se le dará muerte.
35:3 No encenderán ustedes fuego en sus moradas en el día de SHABBAT.
35:4 Moshé dijo además a toda la comunidad de Yisraelitas: Esto es lo que ha ordenado
YAHWEH:
35:5 Recojan entre ustedes unas donaciones para YAHWEH; todo el que se sienta movido a
hacerlo las traerá –donaciones para YAHWEH de oro, plata, y cobre;
35:6 tela azul, púrpura, y escarlata, lino fino, y pelo de cabra;
35:7 pieles de carnero teñidas, pieles de táhal, y madera de acacia;
35:8 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso
aromático;
35:9 piedras de cornalina y otras piedras de montura, para el efod y el pectoral.
35:10 Y que todos aquéllos entre ustedes que tengan talento vengan y hagan todo lo que
ha ordenado YAHWEH:
35:11 la Morada, su Tienda y su cubierta, sus abrazaderas y sus tablones, sus varas, sus
postes, y sus bases;
35:12 el arca y sus varas, la cubierta, y la cortina para el velo;
35:13 la mesa, y sus varas, y todos sus utensilios; y el pan de la presentación;
35:14 el candelabro para el alumbrado, sus piezas y sus lámparas, y el aceite para el
alumbrado;
35:15 el altar del incienso y sus varas; el aceite de la unción y el incienso aromático; y el
velo de entrada para la entrada de la Morada;
35:16 el altar de las ofrendas quemadas, con su parrilla de cobre, sus varas, y todos sus
utensilios; la fuente y su base;
35:17 las toldas del atrio, sus postes y sus bases, y el velo para la entrada del atrio;
35:18 las estacas para la Morada, las estacas para el atrio, y sus cuerdas;
35:19 las vestimentas de servicio para oficiar en el santuario, las vestimentas sagradas de
Aharón el kohen y las vestimentas de sus benei para el servicio sacerdotal.
35:20 Entonces toda la comunidad de los Yisraelitas salió de la presencia de Moshé.
35:21 Y todo el que sobresalía en habilidad y todo el que se sintió movido vino, trayéndole
a YAHWEH su ofrenda para la obra de la Tienda de Reunión y para todo su servicio y para
las vestimentas sagradas.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

111

SHEMOT

EXODO

35:22 Hombres y mujeres, todos los que se sintieron movidos, todos los que querían hacer
una ofrenda de expiación de oro a YAHWEH, vinieron trayendo broches, aretes, anillos, y
pendientes –objetos de oro de todas clases.
35:23 Y todo el que tenía en su posesión tela azul, púrpura, y escarlata, lino fino, pelo de
cabra, pieles de carnero teñida, y pieles de táhal, las trajo;
35:24 todo el que quiso hacer donaciones de plata o de cobre las trajo como donaciones
para YAHWEH; y todo el que tenía en su posesión madera de acacia para cualquier
trabajo del servicio la trajo.
35:25 Y todas las mujeres talentosas hilaban con sus propias manos, y traían lo que habían
hilado, con hilo azul, púrpura y escarlata y con lino fino.
35:26 Y todas las mujeres que sobresalían en esa destreza hilaron el pelo de cabra.
35:27 Y los capitanes trajeron piedras de cornalina y otras piedras de montura, para el efod
y para el pectoral;
35:28 y especias y aceite para el alumbrado, para el aceite de la unción y para el incienso
aromático.
35:29 Así, todos los Yisraelitas, todos los hombres y mujeres que se sintieron movidos a
traer algo para la obra que YAHWEH, mediante Moshé, había mandado hacer, lo trajeron
como ofrenda voluntaria a YAHWEH.
35:30 Y Moshé dijo a los Yisraelitas: Miren, YAHWEH ha elegido por nombre a Betsalel, ben
de Urí el ben de Jur, de la tribu de Yahudah.
35:31 Él lo ha dotado de un Ruaj divino de destreza, habilidad y conocimiento en toda clase
de arte
35:32 y lo ha inspirado a hacer diseños para trabajo en oro, plata y cobre,
35:33 para cortar piedras de montura y para tallar madera – para trabajar en cualquier
clase de arte de diseñador
35:34 y para dar instrucciones. Él y Oholiab el ben de AjYeshaYahmakh de la tribu de Dan
35:35 han sido dotados con la destreza de hacer cualquier trabajo de tallador, de diseñador,
de tejido en hilo azul, púrpura, y escarlata, y en lino fino, y de tejedor como obreros en
cualquier arte y como confeccionadores de diseños.
36:1 Así que Betsalel y Oholiab y todas las personas diestras a quienes YAHWEH ha dotado
de destreza y habilidad para desempeñar con pericia todas las tareas relacionadas con el
servicio del santuario, realizarán todo lo que ha ordenado YAHWEH.
36:2 Moshé Entonces llamó a Betsalel y Oholiab, y a toda persona diestra a quien YAHWEH
había dotado de destreza, a todo el que sobresalía en habilidad, para que emprendieran
la tarea y la realizaran.
36:3 Ellos recibieron de Moshé todas las donaciones que habían traído los Yisraelitas, para
realizar las tareas relacionadas con el servicio del santuario. Pero cuando siguieron
trayendo ofrendas voluntarias mañana tras mañana,
36:4 todos los artesanos que estaban ocupados en la obra del santuario vinieron, cada cual
de la obra en la que estaba ocupado,
36:5 y le dijeron a Moshé: El pueblo está trayendo más de lo necesario para las tareas
vinculadas con la obra que YAHWEH ha mandado hacer.
36:6 Moshé hizo enseguida esta proclamación a través de todo el campamento: ¡Que
ningún hombre o mujer haga más esfuerzos por traer donaciones para el santuario! Así el
pueblo dejó de traer:
36:7 sus esfuerzos habían sido más que suficientes para todas las tareas que había que
hacer.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

112

SHEMOT

EXODO

36:8 Entonces todos los diestros entre los que estaban ocupados en la obra hicieron la
Morada, de diez bandas de tela, la cual hicieron de fino lino to rcido, de hilo azul, púrpura,
y escarlata; en lo cual confeccionaron un diseño de querubines.
36:9 La longitud de cada paño era de doce metros y medio, y la anchura de cada paño era
de dos metros, todas los paños con las mismas medidas.
36:10 Unieron cinco paños unos con otros, y unieron los otros cinco paños unos con otros.
36:11 Le hicieron ojales de lana azul en el borde del paño de más afuera en uno de los
conjuntos, y lo mismo hizo en el borde del paño de más afuera del otro conjunto:
36:12 hicieron cincuenta ojales en uno de los paños, e hicieron cincuenta ojales en el borde
del último paño del otro conjunto, opuestos los ojales el uno al otro.
36:13 E hicieron cincuenta ganchos de oro y empalmaron las dos piezas una a la otra con
los ganchos, de modo que la Morada quedó de una sola pieza
36:14 Hicieron paños con pelo de cabra para el toldo sobre la Morada; hicieron once paños
en total.
36:15 La longitud de cada paño era de trece metros y medio, y la anchura de cada paño era
de dos metros, los once paños con las mismas medidas.
36:16 Unieron cinco de los paños en uno, y los otros seis paños en uno.
36:17 Le hicieron cincuenta ojales en el borde del último paño de uno de los conjuntos, y le
hicieron cincuenta ojales en el borde del último paño del otro conjunto.
36:18 Hicieron cincuenta ganchos de cobre para unir el toldo para que quedara de una sola
pieza.
36:19 E hicieron una cubierta de pieles teñidas de carnero para el toldo, y una cubierta de
pieles de táhal más arriba.
36:20 Hicieron los tablones para la Morada de madera de acacia, derechos.
36:21 La longitud de cada tablón era de cuatro metros y medio, la anchura de cada tablón
de sesenta y cinco centímetros.
36:22 Cada tablón tenía dos espigas, paralelas la una a la otra; lo mismo hicieron con todos
los tablones de la Morada.
36:23 De los tablones de la Morada, hicieron veinte tablones para el lado sur,
36:24 poniendo cuarenta bases de plata bajo los veinte tablones, dos bases bajo un tablón
para sus dos espigas y dos bases bajo cada uno de los siguientes tablones para sus dos
espigas;
36:25 y para el otro costado de la Morada, el lado norte, veinte tablones,
36:26 con sus cuarenta bases de plata, dos bases bajo un tablón y dos bases bajo cada uno
de los siguientes tablones.
36:27 Y para la parte trasera de la Morada, al oeste, hicieron seis tablones;
36:28 e hicieron dos tablones para las esquinas de la Morada en la parte trasera.
36:29 Estaban puestos en la base, pero terminaban como uno solo en el tope dentro de una
argolla; lo mismo hicieron con ambos en las dos esquinas.
36:30 De modo que había ocho tablones con sus bases de plata: diez y seis bases, dos bajo
cada tablón.
36:31 Hicieron travesaños de madera de acacia, cinco para los tablones de un lado de la
Morada,
36:32 cinco travesaños para los tablones del otro lado de la Morada, y cinco travesaños
para los tablones de la pared de atrás de la Morada, al oeste;
36:33 hicieron el travesaño central de modo que pasara por el centro de los tablones, de un
lado a otro.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

113

SHEMOT

EXODO

36:34 Enchaparon los tablones en oro, e hicieron sus argollas de oro, para sostener los
travesaños; y enchaparon los travesaños en oro.
36:35 Hicieron la cortina de hilo azul, púrpura y escarlata, y de fino lino torcido,
elaborándole un diseño de querubines.
36:36 Hicieron para ella cuatro postes de madera de acacia y los enchaparon en oro, con
sus ganchos de oro; y fundieron para ellos cuatro bases de plata.
36:37 Hicieron el velo para la entrada de la Tienda, de hilo azul, púrpura y escarlata, y de
fino lino torcido, elaborado en bordado;
36:38 y cinco postes para él con sus ganchos. Enchaparon en oro sus extremos superiores y
sus bandas; pero las cinco bases eran de cobre.
37:1 Betsalel hizo el arca de madera de acacia, un metro y cuarto de largo, sesenta y cinco
centímetros de ancho, y sesenta y cinco centímetros de alto.
37:2 La enchapó en oro puro, por dentro y por fuera; y le hizo una moldura de oro
alrededor.
37:3 Fundió para ella cuatro argollas de oro, para sus cuatro patas: dos argollas en uno de
sus costados y dos en el otro.
37:4 Hizo varas de madera de acacia, las enchapó en oro,
37:5 e insertó las varas en las argollas de los costados del arca para transportar el arca.
37:6 Hizo una cubierta de oro puro, de un metro y cuarto de largo por sesenta y cinco
centímetros de ancho.
37:7 Hizo dos querubines de oro; los hizo labrados a martillo, en los dos extremos de la
cubierta:
37:8 un querubín en un extremo y el otro querubín en el otro extremo; hizo los querubines
en una sola pieza con la cubierta, en sus dos extremos.
37:9 Los querubines tenían sus alas extendidas por encima, haciendo sombra sobre la
cubierta del arca con sus alas. Estaban uno frente al otro; las caras de los querubines
miraban hacia la cubierta.
37:10 Hizo la mesa de madera de acacia, de un metro de largo, cuarenta y cinco
centímetros de ancho, y sesenta y cinco centímetros de alto;
37:11 la enchapó en oro puro y le hizo una moldura alrededor.
37:12 Le hizo un borde a la redonda, del ancho de una mano, e hizo una moldura para el
borde alrededor.
37:13 Fundió para ella cuatro argollas de oro y fijó las argollas a las cuatro esquinas en las
cuatro patas.
37:14 Las argollas quedaban junto al borde, como sostenedores para las varas de cargar la
mesa.
37:15 Hizo las varas de madera de acacia para cargar el arca, y las enchapó en oro.
37:16 Los utensilios que habrían de estar sobre la mesa –sus tazones, sus cucharas, sus
tazas, y copas con las que se ofrecerían las libaciones– los hizo de oro puro.
37:17 Hizo el candelabro de oro puro. Hizo el candelabro su base y su tronco labrado a
martillo; sus copas, cálices, y pétalos eran de una sola pieza con él.
37:18 Seis brazos salían de sus lados: tres brazos de un lado del candelabro, y tres brazos
del otro lado del candelabro.
37:19 Había tres copas en forma de capullos de almendro, cada cual con cáliz y pétalos, en
un brazo; y había tres copas en forma de capullo de almendro, cada cual con cáliz y
pétalos, en el otro brazo; y así eran los seis brazos que salían del candelabro.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

114

SHEMOT

EXODO

37:20 En el candelabro mismo había cuatro copas en forma de capullo de almendro, cada
cual con cáliz y pétalos:
37:21 un cáliz, en una pieza con él, bajo un par de brazos; y otro cáliz, en una pieza con él,
bajo el segundo par de brazos; y un cáliz, en una pieza con él, bajo el último par de
brazos; y así eran todos los brazos que salían de él.
37:22 Sus cálices y sus tallos eran en una pieza con él, todo era una sola pieza de oro puro
labrada a martillo.
37:23 Hizo sus siete lámparas, sus tenazas, y sus cacerolas de oro puro.
37:24 Lo hizo con todo su mobiliario, con un talento de oro puro.
37:25 Hizo el altar del incienso de madera de acacia, de cuarenta y cinco centímetros de
largo por cuarenta y cinco centímetros de ancho –era cuadrado– y de un metro de alto;
sus cuernos eran de una sola pieza con él.
37:26 Lo enchapó en oro puro: su superficie, sus lados alrededor, y sus cuernos; y le hizo
una moldura de oro todo alrededor.
37:27 Le hizo dos argollas de oro bajo sus molduras, en los dos costados – en lados
opuestos– como soportes para las dos varas con las que se carga.
37:28 Hizo las varas de madera de acacia, y las enchapó en oro puro.
37:29 Preparó el aceite sagrado de la unción y el incienso aromático puro, mezclados con
pericia.
38:1 Hizo el altar de las ofrendas quemadas de madera de acacia, de dos metros y medio de
largo y dos metros y medio de ancho –era cuadrado– y metro y medio de alto.
38:2 Le hizo cuernos en las cuatro esquinas, en una sola pieza con el altar; y lo enchapó en
cobre.
38:3 Hizo todos los utensilios del altar: los ceniceros, las palas, los tazones, los ganchos
para carne, y los calderos; hizo todos estos utensilios de cobre.
38:4 Hizo para el altar una parrilla de tela metálica en cobre, que se extendía por debajo,
bajo sus bordes, hasta su centro.
38:5 Fundió cuatro argollas, en las cuatro esquinas de la parrilla de cobre, como
agarraderas para las varas.
38:6 Hizo las varas de madera de acacia y las enchapó en cobre;
38:7 e insertó las varas en las argollas a los lados del altar, para cargarlo con ellas. Lo hizo
hueco, de tablas.
38:8 Hizo la fuente de cobre y su base de cobre, con los espejos de las mujeres que
realizaban tareas a la entrada de la Tienda de Reunión.
38:9 Hizo el atrio así: Al lado sur, cuarenta y cinco metros de toldas de fino lino torcido para
el atrio –
38:10 con sus veinte postes y sus veinte bases de cobre, los ganchos y las bandas de los
postes eran de plata.
38:11 A lado norte, cuarenta y cinco metros –con sus veinte postes y sus veinte bases de
cobre, los ganchos y las bandas de los postes eran de plata.
38:12 Al lado oeste, veintidós metros y medio de toldas –con sus diez postes y sus diez
bases, los ganchos y las bandas de los postes eran de plata.
38:13 Y en el frente, al lado este, veintidós metros y medio de toldas:
38:14 siete metros de toldas por un lado, con sus tres postes y sus tres bases,
38:15 y siete metros de toldas por el otro lado y a cada lado de la entrada del atrio con sus
tres postes y sus tres bases.
38:16 Y todas las toldas alrededor del atrio eran de lino fino torcido,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

115

SHEMOT

EXODO

38:17 Las bases para los postes eran de cobre, los ganchos y las bandas de los postes eran
de plata, el enchapado de los capiteles era de plata; todos los postes del atrio estaban
unidos por bandas de plata. –
38:18 La cortina de la entrada del atrio, hecha en bordado, era de hilo azul, púrpura y
escarlata, y de lino fino torcido. Medía diez metros de largo. Su altura –o anchura– era de
dos metros y medio, como la de las cortinas del atrio.
38:19 Los postes eran cuatro; sus cuatro bases eran de cobre, sus ganchos de plata; y el
enchapado de sus capiteles era de plata, como también el de las bandas. –
38:20 Todas las estacas de la Morada y del atrio alrededor eran de cobre.
38:21 Este es el inventario de la Morada, la Tienda de la Alianza, que se registró por orden
de Moshé – obra de los lewitas bajo la dirección de Itamar ben de Aharón el kohen.
38:22 Betsalel, ben de Urí ben de Jur, de la tribu de Yahudah, había hecho todo lo que le
había mandado YAHWEH a Moshé;
38:23 a su lado estaba Oholiab ben de AjYeshaYahmakh, de la tribu de Dan, tallador y
diseñador, y bordador en hilo azul, púrpura y escarlata, y en lino fino.
38:24 Todo el oro que se usó para la obra, en toda labor del santuario –la ofrenda elevada
de oro– llegó a 965 kilos por el peso del santuario.
38:25 La plata de los de la comunidad que se registraron llegó a 3,319 kilos, por el peso del
santuario:
38:26 cinco gramos y medio por cabeza, por cada uno que fue registrado en el censo , de la
edad de veinte años para arriba, 603.550 hombres.
38:27 Los 3,300 kilos de plata eran para la fundición de las bases del santuario y las bases
para la cortina, 3,300 kilos para cien bases, a treinta y tres kilos por base.
38:28 Con los otros dieciocho kilos hizo ganchos para los postes, enchapados para los
capiteles, y bandas alrededor de ellos.
38:29 El cobre de la ofrenda elevada llegó a 2,336 kilos.
38:30 De esto hizo las bases para la entrada de la Tienda de Reunión; el altar de cobre y su
parrilla de cobre y todos los utensilios del altar;
38:31 las bases del atrio alrededor y las bases de la entrada del atrio; y todas las estacas
de la Morada y todas las estacas del atrio alrededor.
39:1 Del hilo azul, púrpura y escarlata hicieron también las vestiduras de servicio para
oficiar en el santuario; hicieron las vestiduras sagradas de Aharón –como había mandado
YAHWEH a Moshé.
39:2 Hicieron el efod de oro, de hilo azul, púrpura y escarlata, y de lino fino torcido.
39:3 Batieron a martillo láminas de oro y las cortaron en hilos para bordar los diseños en la
tela azul, púrpura, y escarlata, y en el lino fino.
39:4 Le hicieron unas hombreras enlazadas, que se unían en sus dos extremos.
39:5 La banda decorada que había sobre él se hizo igual que el efod, de una pieza con él;
de oro e hilo azul, púrpura, y escarlata, y de lino fino torcido como había mandado
YAHWEH a Moshé.
39:6 Montaron las piedras de ónice en monturas de oro, y les grabaron, como en un sello,
los nombres de los benei de Yisrae l.
39:7 Las montaron en las hombreras del efod, como piedras de recordatorio para los
Yisraelitas –como había mandado YAHWEH a Moshé.
39:8 Hicieron el pectoral al estilo del efod: de hilo de oro, azul, púrpura y escarlata, y de
lino fino torcido.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

116


Documentos relacionados


Documento PDF shemot
Documento PDF yahoshua
Documento PDF bemidbar
Documento PDF vayikra
Documento PDF devarim
Documento PDF nejemyah


Palabras claves relacionadas