CAyala 81 .pdf



Nombre del archivo original: CAyala-81.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por Adobe InDesign CC 2017 (Windows) / Adobe PDF Library 15.0, y fue enviado en caja-pdf.es el 16/09/2020 a las 14:34, desde la dirección IP 83.35.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 133 veces.
Tamaño del archivo: 11.7 MB (42 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


TITULAR

Cuadernos de
ISSN 1576-2068

Ayala

Dep. Legal M-10186-2000

Número 81

Enero-Marzo 2020

REVISTA DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE GENEALOGÍA Y HERÁLDICA
Y CIENCIAS HISTÓRICAS

EDITORIAL

EL GENERALÍSIMO FRANCO Y LA NOBLEZA ESPAÑOLA
La venganza política y la damnatio memoriae contra el vencedor de la última guerra civil,
el difunto Generalísimo Franco, iniciada
hace un decenio por la extrema izquierda
hispana (el sector guerracivilista del
Partido Socialista Obrero Español y el
comunista Partido Unidas Podemos,
coaligados con otras formaciones
separatistas), se refiere mucho últimamente a la supresión de los títulos nobiliarios creados por aquel
Jefe del Estado en favor de diversos
ciudadanos beneméritos. Y en este
punto hay que reconocer que aquellos agraciados fueron muy dignos de
recibir tal privilegio: todos patriotas, y
todos señalados por sus buenos servicios
a España y a los españoles.
Pero no quiero hoy recordarlos ni defenderlos: ya nos referimos a todos ellos por menor
en las páginas de los Cuadernos de Ayala, en los
números 41 (2010) y 76 (2018). Baste, pues.
Sí que quiero hacer una breve glosa de lo
muchísimo que debe la actual Nobleza histórica
española, conformada tan solo por los Grandes
de España y los Títulos del Reino –fantasías aparte, hoy por hoy no existe otra Nobleza legal en el
Reino de España-.
El Generalísimo Franco protegió siempre
a la Nobleza titulada, y la reconoció legalmente
hasta reponerla en el mismo rango legal que había
gozado hasta 1931. Especulo sobre los motivos
íntimos que el Caudillo de España tuvo para obrar
así: en primer lugar, porque él mismo pertenecía
a unas distinguidas familias de hidalgos, por sus
cuatro abuelos, nada menos –y hubiera podido
cruzarse sin dispensa alguna en cualquiera de
las Órdenes Militares-. En segundo lugar, porque
Franco agradecía que la Nobleza titulada, con
escasísimas excepciones, hubiese sido declaradamente partidaria del alzamiento de julio de 1936
contra el Gobierno golpista del Frente Popular: por
eso muchos de sus vástagos combatieron con las
armas en la mano, o sufrieron persecución y mar-

tirio en la democrática zona roja. Notemos que, de
haber triunfado su bando, seguramente los rojos
hubiesen liquidado a todos los nobles, sin
dejar uno.
Lo cierto es que el Generalísimo Franco permitió desde 1938
las reuniones y actividades de la
Diputación de la Grandeza, de las
Órdenes Militares y de las seis
Corporaciones nobiliarias oficialmente reconocidas hasta 1931 –y
también de las varias asociaciones
y cofradías paranobiliarias-. Y,
desde luego, toleró y permitió siempre el uso público de los títulos nobiliarios en todo el territorio nacional.
Y, ya a partir de la ley de 4 de mayo
de 1948 –un gran monumento jurídico, por cierto-,
devolvió a la vida oficial todos los títulos nobiliarios,
con el mismo nivel de reconocimiento y de protección legal, si no más, que habían tenido hasta
el golpe de estado republicano del 14 de abril de
1931. Incluso protegió penal y procesalmente la
posesión de Grandezas y Títulos, y restableció
el uso del pasaporte diplomático en favor de los
Grandes. Y aún hizo más: continuó la tradición
monárquica –España se constituyó como un reino
en 1947- de la concesión de nuevas mercedes.
Y, como Jefe del Estado legítimo –un verdadero
regente-, otorgó hasta cuarenta nuevos títulos
durante su mandato.
Por todos estos motivos, creemos que la
Nobleza histórica española debe al Generalísimo
Franco un tributo de gratitud, y está muy obligada
a defender y a hacer buena su memoria. Eso es
lo que me parece propio de los verdaderos caballeros: y así lo afirma uno que, a fuer de liberal,
no ha sido franquista jamás en vida del Caudillo,
y ni mucho menos va a serlo ahora. Sin perjuicio
de reconocer, como español y como intelectual
y académico, los grandes servicios a España de
aquel invicto general-.
El Dr. Vizconde de Ayala

NUESTRA PORTADA
Retrato de don Leopoldo de Pedro, Marqués de Benemejís de Sistallo, vistiendo el uniforme de la Orden Militar
de Montesa usado durante el reinado isabelino (litografía de Eusebio Zarza, publicada en la “Historia de las
Órdenes y Condecoraciones Españolas”, editada por José Gil Dorregaray en 1864; col. Vizconde de Ayala)

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [2]

DE RE NOBILIARIA

SEIS EXCEPCIONES EN LA HISTORIA NOBILIARIA ESPAÑOLA
PARA EL TÍTULO DE PRÍNCIPE:
VILLENA, ARACENA, LA MAR, LA PAZ, VERGARA Y ESPAÑA
por D. José Manuel Huidobro, Doctor en Derecho
y Master en Genealogía, Heráldica y Nobiliaria
En España podemos observar algunas
forjada por los Reyes Católicos tras la conquista
excepciones en el derecho nobiliario. Entre todas
de Granada, es el principal de los que ostenta el
estas destacan cuatro, aunque en realidad
heredero de la Corona de España(3), y como
son 4+(1+1), que son las que se refietal está reconocido en la Constitución
ren al Príncipe de Villena, al Príncipe
Española de 1978, que en su Artículo
de Aracena, al Príncipe de la Paz
57, epígrafe 2, dice:
y al Príncipe de Vergara: D. Juan
El Príncipe heredero, desde su naciManuel, D. Gaspar de Guzmán,
miento o desde que se produzca el
D. Manuel Godoy y D. Baldomero
hecho que origine el llamamiento,
Espartero, respectivamente. Cuatro
tendrá la dignidad de Príncipe de
casos únicos, que constituyen otras
Asturias y los demás títulos vinculatantas particularidades, ya que en
dos tradicionalmente al sucesor de la
España el título de príncipe se reserCorona de España.
va al Príncipe de Asturias -como
La cuestión a plantearse es
título de la Casa Real-, heredero
Placa del Príncipe de Asturias
la
de
si
el título de príncipe ha de
de la Corona. También, se podría
creada en 1852
limitarse a personas de la realeza
hacer referencia al nominado como
o, por el contrario, se trata de un
Príncipe de la Mar y al Príncipe de
título nobiliario al que se aplica un régimen jurídico
España, siendo este último un caso único, extresimilar a los restantes, y puede concederse a aquemadamente peculiar.
llos que no lo sean.
Excepcionalidad de la concesión de
Si analizamos lo que sucede en España,
Principados
podemos observar que el título de príncipe estuvo
Como regla general, en el derecho nobi(casi) siempre reservado a personas de estirpe
liario español el título de príncipe se reserva al
real. Tal es el caso del de Príncipe de Asturias,
Príncipe de Asturias (creado tras el acuerdo ratique fue creado para ser ostentado por los heredeficado en Bayona el 8 de julio de 1388, a imitaros de la Corona de Castilla y de León y, posteriorción del Príncipe de Gales en Inglaterra(1), o en
mente, de España. Lo mismo sucedió en Aragón
Francia, en que era titulado como Delfín(2), cuando
con el título de Príncipe de Gerona (1351)(4), al
contrajeron matrimonio en la catedral de Palencia,
igual que en Navarra con el de Príncipe de Viana
el Infante Don Enrique -futuro Rey Enrique III, pri(1423)(5), recayendo en la actualidad los tres títumogénito de Juan I de Castilla- y su prima Catalina
los en el heredero/a de la Corona de España.
de Lancaster, hija de Juan de Gante, duque de
Sobre este particular, referente a los
Lancaster, y nieta del depuesto Rey Pedro I), que
Príncipes
de Asturias, de Viana y de Gerona,
es el heredero de la Corona, el primero en la línea
se puede consultar la interesante obra Los princide sucesión al Trono, aunque los títulos de la Casa
pados y títulos del heredero de la Corona, CNPA,
Real son un tipo especial de título nobiliario que no
2013, obra editada por Manuel Rodriguez de
se rige por las mismas normas que el resto.
Maribona y Manuel Ruíz de Bucesta, en la que
En sus orígenes, el de Príncipe de Asturias
ha colaborado en su redacción, entre otros autofue el título del heredero de la Corona de Castilla
res, el Dr. D. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila,
y León y, con la unión de los diversos reinos,
Vizconde de Ayala.
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [3]

También hemos de mencionar el título de
Príncipe de Jaén, un título real histórico creado
por el Rey Juan II de Castilla, a mediados del siglo
XV, para su hijo Enrique(6), heredero de la Corona,
que fue el primero y el único con tal distinción.

Príncipe de Melfi, en 1531, por Carlos I; el título
napolitano de Príncipes de Éboli que concedió el
Rey Felipe II a Ruy Gómez de Silva y a su esposa Ana de Mendoza en 1559; monarca que también concedió el principado siciliano de Paternó a
Francisco de Moncada en 1565;
Ahora bien, como excepel principado de Belmonte, conciones nobiliarias y no regias, nos
cedido por Felipe III en 1619; o el
encontramos con cuatro casos en
de principado de Santo Mauro de
los que fueron concedidos títulos
Nápoles, dado por Felipe V en
nobiliarios de Príncipe (principa1705, entre otros muchos. Ya en
dos) como tales títulos a persoel siglo XIX, Salvador Bermúdez
nas a las que no les corresponde Castro y Díez fue autorizadían, o que no formaban parte
do por una real orden de Isabel
de estirpe regia alguna, siendo el
II, dada en junio de 1862, para
primero de ellos del de Príncipe
poder utilizar en España el título
de Villena, en el siglo XIV, al que
de príncipe de Santa Lucía, dado
siguieron otros tres en los siglos
Mapa del Señorío de Villena
en el reino de las Dos Sicilias
posteriores.
(a 4 de octubre de 1860) por su
Como curiosidad, comenparticipación en la defensa de Gaeta; así como
taré que podemos encontrar varias excepciones
también fue marqués de Lema, en 1858, y duque
en los títulos otorgados por los Reyes de España,
de Ripalda en 1859.
especialmente los Austrias, en su calidad de sobeEl Príncipe de Villena
ranos de otros territorios europeos, y muchas de
las veces no solo por agradecimiento, sino para
Un título de príncipe, otorgado a un no hererecaudar fondos: así en Flandes (12 principados),
dero de la Corona de España, es el de príncipe de
en Nápoles (120 principados), en Sicilia (123 prinVillena, título que dio en 1334 el Serenísimo Rey
cipados), y en Cerdeña, etcétera. Estos títulos
Don Alfonso II de Valencia y IV de Aragón, llamado
pudieron ser rehabilitados en España, pero con
el Benigno, a Don Juan Manuel, autor de El conde
la dignidad de ducados (si ostentaron Grandeza
Lucanor, nieto del Rey Don Fernando III el Santo
de España) o marquesados en los demás casos;
de Castilla, título que le fue confirmado en 1336.
como, por ejemplo, Andrea Doria fue hecho

Desde 1970
AMBIENTE AGRADABLE
ESPECIALIDAD EN CÓCTELES
TERRAZA DE VERANO

Fernando el Católico 77
MADRID

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [4]

Sepan cuantos esta carta vieren, como yo, Don
Juan, hijo del Infante Don Manuel, Adelantado
de la Frontera y del Reino de Murcia, otorgo e
conosco que como quier que vos el muy alto
e muy noble señor Don Alfonso, por la Gracia
de Dios, Rey de Aragón, me habedes fecho
honra e gracia que me pudiese llamart, e sea
de aquí adelante, Príncipe de Villena e de la
otra tierra que yo he en el vuestro señorío, que
magüer vos esta gracia me fecistes, que ni
ninguno de los que de mi vengan non fagamos nin mandemos, nin podamos facer ninguna moneda
en la dicha nuestra tierra del
vuestro señorio. E por que
esto sea firme e no venga en
dubda, mande ende dar esta
carta, sellada con mi sello de
cera colgado, que fue dada
en Castelfabib, a 7 dias de
Marzo, Era de César 1372
años, que corresponde al año
de Nacimiento de Cristo, el de
1334(7).

nial de su hijo en estas tierras. El colofón a ese
acuerdo fue la concesión hereditaria a Don Juan
Manuel del título de príncipe de Villena, en atención a su origen regio y a su relación con la Casa
de Barcelona. El título convertía en principado los
dominios manuelinos bajo jurisdicción del Rey de
Aragón, con Villena como capital.
Don Juan Manuel (1282-1348), hijo de
Manuel, Infante de Castilla, señor de Escalona y
de Peñafiel (hermano del Rey Alfonso X el Sabio e
hijo menor de Fernando III el Santo y de Beatriz de
Suabia, y de su segunda esposa Beatriz de Saboya, se mostró
muy agradecido de poder nominarse daqui delant principe de
Villena e de la otra tierra que jo
he en el vuestro senyorio, reconociendo que tal honor no llevaba implícito, como seguramente
había pretendido, fazer ninguna
moneda en la dicha nuestra tierra del vuestro senyorio.

El señorío de Villena se
formó entre 1252, año en que
A primeros de 1334,
muere Fernando III de Castilla, y
el señor de Villena solicitó a
1256, a favor de su hijo el Infante
Alfonso IV de Aragón aproxiManuel de Castilla, I señor de
marse a las fronteras del reino
Armas de de Don Juan Manuel
Villena, con las poblaciones
de Valencia para tener vistas
principe de Villena
de Tierra de Jorquera, Hellín,
con él; las que, según Jerónimo
Tobarra, Almansa, Yecla, Sax y
Zurita, historiador y cronista del
Villena, lo que fue conocido como Tierra de Don
reino de Aragón, se celebraron el 3 de marzo en
Manuel. El sector norte del señorío, las llamadas
Castellfabib, un municipio valenciano perteneciente
Tierras de Alarcón e Iniesta, que era tierra de reaa la comarca de Ademuz. En ese encuentro entre
lengo, fueron posteriormente incorporadas al señoambos, al que asistieron importantes consejeros
río de Villena por su hijo y sucesor el Infante don
del Rey –el Infante Pedro, conde de Ribagorza,
Juan Manuel, II señor de Villena.
Jaime y Pedro de Jérica, Ramon Cornel, Gonzalo
El infante don Juan Manuel ejerció su señoDíaz de Arenoso y Bernat de Sarrià– se cerró una
río como un auténtico príncipe soberano, intitulánalianza entre ellos sobre la base de un acuerdo
dose sucesivamente señor, príncipe y duque de
matrimonial entre la Infanta María, hija del Rey
Villena. Aunque solo el título de señor tenía un funPedro I de Portugal, y el Infante Fernando, hijo de
damento jurídico y territorial en Castilla, y el único
los Reyes de Aragón.
que se le ha reconocido históricamente, el hecho
Leonor, hija de Fernando IV de Castilla y
de intitularse también príncipe y duque de Villena,
reina consorte de Aragón, avaló la maniobra polítituvo su origen en que, en el año 1333, el Rey de
ca, pues tras vincular a su hijo el título de marqués
Aragón Alfonso IV le otorgó el privilegio y rango de
de Tortosa, el señorío de Albarracín y la práctica
principado a su señorío de Villena y, posteriormentotalidad de las tierras incorporadas a la Corona
te, Pedro IV de Aragón le otorgó el título de duque
de Aragón tras los acuerdos de 1304, con esta
en 1336.
alianza conseguía la tranquilidad de su hermano,
Alfonso XI, en Castilla, y un incremento patrimo-

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [5]

Después de ser confirmada en su posesión
a Castilla por el tratado de Alcañices, Aracena
Lo que se conose constituye en Real Prioce como el principado de
rato durante el siglo XIV,
Aracena, corresponde a un
dependiente de la corona,
señorío jurisdiccional otorhasta que un avance de la
gado en 1640 por el Rey
jurisdicción señorial en los
Felipe IV al Conde-Duque
siglos XVI y XVII, la enajede Olivares, como premio
nan del patrimonio real. En
por su labor realizada en
1640, Aracena y sus aldeas
el sitio de Fuenterrabíade
forman parte, en calidad de
1638 por las tropas franceseñorío, de la jurisdicción
sas(8). Su nombre se refiedel Conde-Duque de OlivaVista de la villa de Aracena
re al municipio andaluz de
cabeza de su “principado”
res para depender durante
Aracena, anteriormente en
el siglo XVIII del Conde de
Sevilla, pero actualmente
Altamira quien se intitula Príncipe de Aracena. Este
en la provincia de Huelva, desde la división territotitulo, de Príncipes de Aracena, lo mantuvieron
rial llevada a cabo en 1833.
los Condes de Altamira hasta que desapareció en
1812 y, en 1833, con la nueva división administraFelipe IV regaló al Conde-Duque de Olitiva que tuvo todo el País, Aracena fue segregada
vares, don Gaspar de Guzmán y Pimentel Ribede Sevilla, para pasar a formar
ra y Velasco de Tovar, la dicha
parte de la provincia de Huelva.
villa de Aracena, con todas
El “principado” de Aracena

sus aldeas, término y jurisdicción, que es el dicho partido de
Andalucía(9). De esta forma
se creó el señorío de Aracena,
luego convertido en principado de Aracena bajo la Casa de
Altamira(10), que duró hasta su
abolición por las primeras Cortes de Cádiz, en 1812.

El Príncipe de la Mar

Como curiosidad, Juan
José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV y de la actriz
María Calderón, el 28 de marzo
de 1647, tras ser reconocido,
recibió de su padre el título de
Príncipe de la Mar Océana(11),
que más que una dignidad
nobiliaria debe considerarse
el cargo que llevaba implícito
(digamos el de almirante), encomendándosele el mando supremo de las flotas y armadas de
la monarquía.

Aunque no fue un principado en sentido estricto sino un
señorío jurisdiccional, se le dio
dicha denominación tanto en
documentos reales (concretamente en el privilegio de villaz...considerando que don Juan
go de Castaño del Robledo,
de Austria, mi hijo, Prior de la
dado por Carlos II el 27-III-1700
Don Juan José de Austria
religión de San Juan en mis
y fechado en San Lorenzo el
príncipe de la Mar
Reinos de Castilla y León,
19-IV-1700) como en la lista de
se halla con edad que puede
títulos de sus sucesivos propiecomenzar a ejercitar el valor y demás virtudes
tarios. Y después de la muerte del Conde-Duque,
de que debe adornarse quien tiene tantas y
en 1645, pasó a pertenecer su pariente, el Conde
tan grandes obligaciones como las que residen
de Altamira, don Gaspar de Moscoso Osorio y Sanen su persona...he resuelto elegir y nombrar
doval, que también poseía en aquellos momentos
al dicho don Juan de Austria, mi hijo, para que
los títulos de Marqués de Astorga y Marqués de
representando mi persona y veces, tenga en las
Ayamonte.
presentes ocasiones, el Gobierno General de

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [6]

todas las fuerzas marítimas de Galeras, Navíos,
de Alto bordo otras cualesquier embarcaciones
así ordinarias como extraordinarias que en cualquier parte se juntaren sin excepción alguna…
(12)
El Príncipe de la Paz
El principado de la Paz
fue concedido el 3 de septiembre de 1795 por Carlos
IV, con tratamiento de Alteza,
a favor de Manuel Godoy y
Álvarez de Faria, favorito y su
primer ministro, a sus hijos y
descendientes y, por tanto,
con carácter hereditario, como
recompensa y en memoria de
la paz que acababa de firmar
(la de Basilea)(13).

volver a España, lo que no pudo hacer, y le fueron
reintegrados los honores, cargos militares y títulos,
salvo los de Príncipe de la Paz, Generalísimo y
Gran Almirante.
El Príncipe de Vergara
Joaquín Baldomero
Fernández-Espartero y
Álvarez de Toro, el menor
de nueve hermanos, nació
en Granátula de Calatrava
(Ciudad Real), una pequeña población manchega que
dependía de Almagro, el 27
de febrero el año 1793, y falleció en Logroño el 8 de enero
de 1879. Hijo de Manuel
Antonio Fernández-Espartero
y Cañadas, un artesano constructor de carruajes y pequeño
hacendista acomodado, adoptó el segundo apellido de su
padre. Su madre fue Josefa
Vicenta Álvarez de Toro y
Molina.

Manuel Godoy y
Alvarez de Faria nació en
Badajoz, el 12 de mayo de
1767, y falleció en París el 4
de octubre de 1851. Fue el
sexto de siete hermanos, sus
padres fueron D. José Godoy
En 1810 ingresó en
Don Manuel de Godoy
y Sánchez de los Ríos, regidor
la
Academia
Militar instalapríncipe de la Paz
perpetuo de Badajoz, alcalde
da en la isla de León. Tras
de la Santa Hermandad por el
participar en la guerra de la
Estado Noble, alcalde de los hijosdalgos, gobernaIndependencia, desde soldado distinguido (por sus
dor del Consejo de Hacienda, caballero de Carlos
estudios) hasta llegar a alcanzar el grado de coroIII, y doña Antonia Justa Álvarez Serrano de la
nel, acudió a la guerra del Perú en 1815, con tan
Faria y Sánchez Sarzosa, dama de la Reina María
solo 22 años. Tras su regreso a España, participó
Luisa.
en la primera guerra carlista (1833-1840) como
general en jefe de las tropas isabelinas (o cristinas)
El título de Príncipe de la Paz fue suspeny, por sus éxitos militares fue recompensado con
dido, en marzo de 1808, juntamente con sus otros
la gran cruz de Carlos III, las de San Fernando y
títulos y el embargo y secuestro de los bienes de
San Hermenegildo y el colar del Toisón de Oro, fue
Godoy, por el Rey Fernando VII tan pronto reinó,
virrey de Navarra (1836) y mereció los títulos de
y no lo rehabilitó su hija, la Reina Isabel II, cuando
Conde de Luchana (1837), Vizconde de Banderas
eso hizo, décadas más tarde, con el resto de títulos
(1837), capitán general de los Ejércitos Nacionales
de los que había sido desposeído, al considerar el
(1838), Duque de la Victoria con Grandeza de
otorgamiento del principado de la Paz como ajeno
España (1839), Duque de Morella (1840) y, treina la tradición española, además de que la Santa
ta y dos años más tarde, con el Rey Amadeo I, el
Sede no lo veía bien por ser, en la religión cristiade Príncipe de Vergara (16). Llegó a ostentar la
na, Jesús el Príncipe de (la) Paz(14). Por lo que se
Jefatura del Estado como regente único del reino;
considera un título abolido.
pero nunca quiso ser Rey de España.
Por una real orden de 30 de abril de 1844 y
El principado de Vergara fue creado por
un real decreto de 31 de mayo de 1847(15), firmareal
decreto
del 2 de enero de 1872 por el Rey
dos por Isabel II, se devolvieron sobre el papel a
Amadeo I de Saboya, a favor del general Joaquín
Godoy todos sus bienes, pero la muerte le sobreviBaldomero Espartero y Álvarez de Toro, con trano sin haberlos llegado a recuperar. Se le permitió
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [7]

tamiento de Alteza y carácter vitalicio; extinguiéndose, por tanto, en 1879 con el fallecimiento del
primer titular, aunque años más tarde se trató de
rehabilitar(17).
L a denom inación
del título hace referencia al
Abrazo de Vergara, que se
dieron el general Baldomero
Espartero (por el bando isabelino) y el general Rafael
Maroto (por el bando carlista), el 31 de agosto de
1839, ante las tropas de
ambos ejércitos reunidas
en los campos de Vergara,
tras la firma en Oñate
(Guipúzcoa) el 29 de agosto
de 1839, del convenio que
puso fin a la Primera Guerra
Carlista (1833-1840).
El Príncipe de España

denominación) con tratamiento de Alteza Real,
lo cual no deja de ser paradójico, teniendo en
cuenta que la Tradición dice que no hay más
Príncipe en España que el
Heredero de la Corona” …
por lo que hemos de convenir en que simplemente
Don Juan Carlos dejó de
usar públicamente un título,
Príncipe de Asturias, para
ostentar el de Príncipe de
España(20).
En el Decreto
269/1971, de 11 de febrero, de creación de la Medalla conmemorativa IV
Centenario de la Batalla de
Lepanto(21), en su artículo
3º se dice:
Se entregará la medalla de
oro a Su Excelencia el Jefe
del Estado, a Su Alteza
Real el Príncipe de España,
y a la actual Marquesa de
Santa Cruz, como descendiente del Almirante más
destacado de aquella jornada.

Por último, y como
caso particular, el de
Príncipe de España(18) fue
un título creado en 1969 por
El general Espartero
medio de la Ley 62/1969,
príncipe de Vergara
de 22 de julio, por la que se
proveyó lo concerniente a la
sucesión en la Jefatura del Estado (designación de
Conclusión
Don Juan Carlos de Borbón y Borbón como suceEn España el título nobiliario de Príncipe ha
sor del general Francisco Franco en la jefatura del
sido contemplado por nuestro Derecho histórico
Estado a título de Rey). Dicho título lo ostentó Don
desde hace unos ocho siglos(22), aunque desde
Juan Carlos hasta el 22 de noviembre de 1975,
la Baja Edad Media la condición principesca sólo
cuando asumió la Jefatura del Estado tras la muerla ostentase el hijo del Rey, ya que, a pesar de
te de Franco.
estar admitido en las Partidas, se reservaba para
El título llevaba asociados el tratamiento de
Alteza Real y los honores militares correspondientes a los capitanes generales del Ejército(19).

Así pues, en 1969, Don Juan Carlos fue
proclamado Sucesor en la Jefatura del Estado, en
virtud de lo dispuesto en la Ley de Sucesión de
1947.
“Lo cierto es que entre 1941 y 1969 el Príncipe
de Asturias era Don Juan Carlos de Borbón y
Borbón. Las autoridades del Régimen franquista y los medios de comunicación de la época
evitaban cuidadosamente mencionar el título de
Príncipe de Asturias, que no se le dispensaba
en ningún documento oficial ni en ninguna nota
de prensa, pero sí se le llamaba Príncipe (sin
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [8]

los príncipes de sangre, es decir para los hijos de
los reyes, con contadas excepciones. En la actualidad, una dignidad nobiliaria de la Casa Real que
se reserva para el heredero de la corona es el de
Príncipe o Princesa de Asturias. Y en algunos países que no son considerados reinos, el de príncipe
se utiliza para designar al monarca o soberano,
como es, por ejemplo, el caso de Mónaco con
el Príncipe Alberto II, o el de Liechenstein con el
Príncipe Juan Adan II; o Andorra, que aunque es
un principado, no tiene príncipe sino dos copríncipes; y el Príncipe Gran Maestre de la Soberana
Orden Militar de Malta, que tiene rango de jefe de
Estado.

El título de Príncipe de Gerona cumplía
en la Corona de Aragón igual función que el de
Príncipe de Asturias en la de Castilla y León, como
el Príncipe de Viana en el reino de Navarra, cual
era el distinguir al heredero del Trono.
El de príncipe de Villena y el de príncipe de
Aracena fueron en realidad unos títulos asociados
más bien a unos señoríos que a unos principados,
dados a nobles de renombre, pero en ningún caso
con algún derecho a ostentar la Corona de España.

2) El nieto del Rey Felipe VI de Francia, Carlos, en el
año 1350, sería el primer Delfín de Francia (o príncipe
de Viennois, título adquirido en 1349 al conde Humberto II, que vendió su señorío del Delfinado a Felipe
VI), título que iría desde entonces unido a la figura del
heredero del trono, además de descendiente directo
del monarca reinante.
3) Artículo 201 de la Constitución de Cádiz de 1812:
El hijo primogénito del Rey se titulará Príncipe de
Asturias...

4) Por privilegio fechado en Perpiñan, el 21 de enero
Por otra parte, Godoy y Espartero, de prode 1351, el Rey Pedro IV de Aragón, esposo de
cedencia no aristocrática –el primero hidalgo y
Leonor de Sicilia, nombró a su primer hijo varón, Juan,
de cierta fortuna familiar, y el otro ni siquiera eso,
su heredero y le otorgó el título de Duque de Gerona.
pues era hijo de un simple carretero–, llegaron por
Juan I tuvo a su vez un hijo, Jaime, al que concedieron
las circunstancias
el título de Delfín
del momento, por
de Gerona (dalfini
sus extensos mériGerunde). En 1416,
tos y su ambición
el Rey Fernando I el
personal, a lo más
de Antequera conalto de la nobleza,
sideró
que el título
a ostentar numede duque era insurosos títulos nobificiente, y lo enalteliarios, entre ellos
ció erigiéndolo en
el de príncipe, adePrincipado, siendo
más de diversas
el primero su pricondecoraciones
mogénito, el futuro
y obtener un gran
Alfonso V. El títureconocimiento y
lo de Príncipe de
una cierta fortuna
Gerona lleva anejo
Juramento del Príncipe de España ante las Cortes
personal.
los de Duque de
Montblanch (localidad tarraconense cercana al Monasterio de Santa
María de Poblet, uno de los panteones de los monarcas de la Corona aragonesa), Conde de Cervera y
Señor de Balaguer, en Lérida.

el 22 de julio de 1969

Concedidos
estos dos últimos
títulos nobiliarios de príncipe a finales del siglo
XVIII y del turbulento XIX, a personas que no formaban parte de estirpe regia alguna, aunque sí
contaban con méritos notables, ninguno de sus
herederos obtuvo real carta de sucesión, extinguiéndose, por tanto, bien por ser suspendido y
no rehabilitado al no ser conforme a la tradición
española –el primero-, o bien por ser vitalicio –el
segundo-.
NOTAS
1) En 1301, el Rey Eduardo I de Inglaterra, casado
con la Infanta Leonor de Castilla, hija de Fernando III
el Santo, concedió formalmente el título de Príncipe
de Gales a su hijo Eduardo, de 17 años, con la aprobación del Parlamento reunido en la ciudad de Lincoln
(condado de Lincolnshire), que sucedió a su padre en
el trono en 1307.

5) El título de Príncipe de Viana fue instituido por
Carlos III el Noble para su nieto mayor Carlos de
Aragón y Évreux (llamado desde entonces de Viana),
nacido del matrimonio entre su hija Blanca y Juan,
príncipe de Aragón. El documento que creó dicho título
está fechado en Tudela el 20 de enero de 1423.
6) El principado le fue dado por Juan II a su hijo primogénito y heredero Enrique, quien, por albalá dado
en Tordesillas en 1444, se tituló Príncipe de Asturias
… y de Jaén más tarde (¿10 de octubre de 1444?), el
primero por derecho propio y el segundo por voluntad
de su padre a petición del noble Don Juan Pacheco,
marqués de Villena, que privaba con el Príncipe de
Asturias. Con su subida al trono como Enrique IV, la
situación conflictiva en el reino de Jaén se estabilizó y

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [9]

el principado fue abolido. Véase Gonzalo ARGOTE DE
MOLINA, Nobleza del Andalucía (Sevilla, 1588), lib. II,
cap. 248.
7) Antonio HERRERA GARCÍA, “La donación del
señorío de Aracena al Conde-Duque de Olivares”,
en Actas de las XI Jornadas de Andalucía y América
(Universidad de Santa María de la Rábida, Huelva,
1992, vol. 2), p. 69: Se le habría de conceder una copa
de oro anual el día en que se conmemorara la victoria
obtenida ese año; el oficio de Tesorero General de
la Corona de Aragón, doce mil ducados anuales de
renta en los maestrajes de plata de las Indias; el título
de Regidor perpetuo de las ciudades y villas con voto
en cortes, la alcaidía del castillo de Fuenterrabía... y
mil vasallos en el lugar que eligiese de Andalucía: el
Conde Duque escogió la villa de Aracena.
8) Francisco J. PÉREZ-EMBID, Aracena y su Sierra
(Huelva, Diputación Provincial de Huelva, 1995), p.
266.
9) El Conde de Altamira confundió, no se sabe si por
error o con “sana” intención, la descripción de Priorato,
“que es el distrito o territorio en que tiene jurisdicción el
Prior”, con un Principado, que tiene otra, y se convirtió
por intitulación en Príncipe de Aracena, y por lo tanto
Aracena ya no era un Priorato, sino un Principado: El
Principado de Aracena, artículo [en línea] publicado
en http://historiahuelva.blogspot.com/2013/03/el-principado-de-aracena-aracena-ha.html [Consulta: 1-mayo2020].
11) En el otoño de 1643, con tan solo catorce años,
su padre le quiso nombrar gobernador y capitán general de los Países Bajos hispanos; pero muchos se opusieron a ello, por lo que decidió, cuatro años después,
nombrarle Príncipe de la Mar.
12) Ignacio RUIZ RODRÍGUEZ, Don Juan José de
Austria en la monarquía hispánica: entre la política,
el poder y la intriga (Madrid, Dykinson, 2007), p. 71:
Llegó un momento en que los barceloneses se mostraron dispuesto a parlamentar, pidiendo condiciones
honrosas para rendirse, algo a lo que accedió Juan
José de Austria. La Ciudad condal capituló el 11 de
octubre de 1652, más de once años después del inicio
de la guerra. Fue el primer gran éxito de la carrera militar del Príncipe de la Mar. Ibidem, p. VIII.
13) El título de príncipe de la Paz se le concedió a
Godoy como recompensa por el éxito del Tratado de
Paz de Basilea, firmado el 22 de julio de 1795 entre
España y Francia, poniendo fin a la Guerra de la
Convención (1793-1795).
14) El profeta Isaías, sobre la venida del Mesías, dice:

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [10]

Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha
dado. Estará el señorío sobre su hombro, y se llamará su nombre ‘Maravilla de Consejero, Dios Fuerte,
Siempre Padre, Príncipe de Paz’ (Is. 9, 5).
15) El Consejo de Ministros, presidido por D. Joaquín
Francisco Pacheco, acordó, al aprobar el real decreto, que el título de príncipe no debe prevalecer por
nuestras leyes y tradiciones: en España no hay más
Príncipe que el de Asturias.
16) Como premio a sus virtudes y eminentes servicios
a la nación, según Decreto de 2 de enero de 1872,
publicado en la Gaceta de Madrid de 2 de enero de
1872.
17) El 17 de abril de 1950 (según se publica en el
B.O.E. nº 114) se solicitó la rehabilitación del título,
con la denominación de Duque de Vergara, por parte
de José Montesino-Espartero y Averly. Tras su fallecimiento, su hijo Pablo Montesino-Espartero y Juliá
solicitó, en 1973, la sustitución a su favor en dicho
expediente de rehabilitación, pero éstos no llegaron a
concluirse de forma satisfactoria a las pretensiones del
solicitante.
18) A propuesta de Laureano López Rodó, que le
sugirió al presidente del Gobierno, Carrero Blanco,
el dictado de “Príncipe de España”, un título inexistente en la monarquía para el heredero del rey, porque denominarle “Príncipe de Asturias” hubiese sido
reconocer que su padre Don Juan era el Rey Juan III.
Simultáneamente, Doña Sofía, poniendo como ejemplo a su propia familia, la Casa de Grecia, sugirió que
ese título de “Príncipe de España”, sería el adecuado
en su sello con esta inscripción: véase LÓPEZ RODÓ,
Laureano, Memorias: Años decisivos, 2, Barcelona,
1991, p. 453. Cuatro siglos antes, el que sería Felipe
II, se denominó Philippus Hispaniarum Princeps, esto
es, Felipe, Príncipe de las Españas; así como su malogrado hijo Carlos, una fórmula abreviada.
19) Decreto 1586/1969, de 23 de julio, por el que se
establecen los honores y preeminencia de S.A.R. el
Príncipe de España.
20) José Luis SAMPEDRO ESCOLAR, “La numeración de los príncipes de Asturias”, Boletín de la
Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía,
2004, pp. 10-11.
21) José María de MONTELLS Y GALÁN, “La medalla
de Lepanto”, en Cuadernos de Ayala, 79 (2019), p. 5.
22) Si acudimos al código de Alfonso X el Sabio, en la
partida II, título I, ley XI, se menciona expresamente el
título de príncipe, atribuyéndole honra de señorío por
herencia.

DE CABALLERÍA

RECLAMACIÓN DE LA ORDEN MILITAR DE MONTESA
A LA CRUZ ROJA ESPAÑOLA
VICISITUDES Y CONSECUENCIA DE UN EPISODIO POCO CONOCIDO
(1897-1913)
por el Dr. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila, Marqués de la Floresta
La Orden Militar de Montesa
fueron aprobados por otra real orden
del Ministerio de la Guerra, de 31 de
La Orden de Montesa, funjulio de 1868(2). Ciertamente, en los
dada el 10 de junio de 1317 por
primeros años de la implantación de
Don Jaime II, Rey de Aragón y de
la Cruz Roja en España, no hubo
Sicilia, fungió en aquellos reinos, y
problema alguno entre ambas instidesde 1587 su maestrazgo quedó
tuciones: principalmente porque la
incorporado a la Corona española.
nueva institución humanitaria estuvo
Gozando, hasta su abolición en junio
limitada al socorro de los heridos en
de 1931, del carácter de institución
combate -por eso dependió entonoficial, adscrita al Ministerio de la
ces del Ministerio de la Guerra-, y la
(1)
Guerra .
realidad es que dejó de haberlos tras
Es bien sabido que la Orden
la Restauración y la victoria alfonsina
Militar de Santa María de Montesa,
en la tercera y última guerra carlista.
desde los días de su fundación en
A partir de entonces, 1876, la nueva
1317, usó como emblema de una
asociación humanitaria, que había
cruz florenzada de color negro,
nacido con un gran ímpetu social y
semejante a la que utilizaban los
que se había extendido rápidamente
calatravos. Solo a partir del 1400,
por todo el territorio nacional, entró
tras su unión a la Orden Militar de
en una fase de decadencia, como
San Jorge de Alfama -decidida por
reconoce la prensa diaria: la Sección
el Rey Don Martín de Aragón y por
Española de la Cruz Roja cayó en
el Papa Benedicto XIII-, pasó a utiuna especie de letargo cataléplizar la insignia de esta, es decir una
tico, sobreviviendo tan sólo como
Frey Don Felipe Vives de Cañamas
cruz llana roja -la cruz de San Jorge,
un recuerdo histórico venerable en
caballero de la Orden de Montesa
patrono y protector de los Reyes de
el seno de la Orden humanitaria de
luciendo sobre el hábito la cruz
Aragón-. Desde entonces, y durante
llana roja (hacia 1623)
la Santa Cruz y Víctimas del 2 de
cinco centurias, todos los caballeros
Mayo, instituida en el distrito de la
de Montesa lucieron en sus insignias
Universidad de Madrid y su templo
y hábitos esa sencilla cruz llana roja, sin mayores comde Maravillas, y que constituye la Sección 1ª de la
plicaciones
Cruz Roja Española(3). Pero, hacia 1890,
El problema para los caballeros de la Orden de
antiguos miembros de la institución, asoMontesa surgió cuando, en 1864, España reconoció y
ciados de nuevos y jóvenes elementos,
autorizó la implantación de la Cruz Roja en su territorio;
llenos de entusiasmo, de caridad y de fe,
pues, como es igualmente sabido, la insignia o símbolo
acometieron la empresa de reorganizar la
de asociación humanitaria fue, desde sus inicios, una
Cruz Roja para ponerla otra vez floreciente
cruz llana roja sobre paño o campo blanco. Los colores
y animosa al servicio de la patria y de la
que le dio su fundador Henry Dunant (1828-1910),
humanidad. Agrupados bajo la dirección del
invirtiendo los de la bandera nacional helvética.
bizarro capitán general de ejército Excmo.
Sr. Marqués de Estella, cuyo cuerpo casi
La Cruz Roja Española
exánime cubriera un día con sus pliegues la
Recordemos que, constituida la Cruz Roja
bandera blanca de la bermeja cruz, después
Española en virtud de real orden de 6 de julio de 1864,
de una de las más sangrientas acciones de
que la declaraba de pública utilidad, sus estatutos
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [11]

guerra de la campaña del Norte, la obra,
la formación, en el seno del Ministerio de la Guerra, de
aunque lenta, no fue difícil... Tras de perseuna junta o comisión para la redacción de sus bases
verantes esfuerzos do todos pudo celebrarse
reglamentarias, que fueron aprobadas por real decreto
en los salones de la Inspección General de
de 20 de agosto de 1899.
Infantería, y bajo la presiPara entonces, la Cruz Roja
dencia de aquél, el 14 de
Española contaba con 200 comimayo do 1892, junta general
siones diseminadas por toda la
de los antiguos socios, con
Península, islas adyacentes y
asistencia de los caballeros
territorios de Ultramar -Cuba y
de San Juan de Jerusalén,
Filipinas-. Y con 10.000 socios.
y de allí salió elegida la
El conflicto
nueva Asamblea. Aprobóse
Todo ese proceso seguido por
igualmente hacer extensiva
la Cruz Roja Española desde 1892
la acción de la Cruz Roja
a 1897, tuvo una gran repercusión
Española a los casos de
en los medios de comunicación
desgracias ocasionadas por
de la época -los periódicos-, y sin
terremotos, inundaciones,
duda no dejó de llamar la atención
epidemias, accidentes ferrode los caballeros de la Orden de
viarios, incendios, etc., siemMontesa. Cuyo número por entoncpre que revistan el carácter
es no llegaba ni tan siquiera a la
de calamidades públicas.
decena; solo en los años inmediaDesde aquel punto, el entutamente posteriores se verificó un
siasmo de todas las clases
gran número de recibimientos de
dio impulso constante a la
El Conde de Pinohermoso,
nuevos caballeros, que ya en 1914
obra de reorganización.
caballero de la Orden de Montesa
eran cuarenta y cuatro, y en 1930
S.M. la Reina Regente y
con el hábito y uniforme antiguos
sumaban cuarenta y siete(5).
S.A.R. la Infanta Doña Isabel
(1862, nótese la cruz llana al pecho)
pusieronse al frente de la
Su preocupación por el uso de
Suprema Asamblea, como
su propia insignia -la cruz llana rojapresidenta y vicepresidenta de honor respecpor parte de la Cruz Roja Española, cuya implantación
tivamente; distinguidas damas reconstiera ya muy amplia en todo el territorio español, fue en
tuyeron la Sección Central de Señoras; y en
aumento cuando la citada real orden de 10 febrero
todas las principales provincias y ciudades
de 1897, confirmó el carácter oficial de la Cruz Roja
del reino formaronse Comisiones delegadas
Española y ordenó la constitución de una junta para la
de la Asamblea. Tan saludable movimiento
redacción de sus estatutos.
de opinión permitió que en 26 de mayo de
Y a causa de ello, el 13 de marzo de 1897,
1893 se celebrara en el domicilio propio de la
el general de división don José Sanchiz y Castillo,
Asociación, junta general, con asistencia de
Marqués de Casa Saltillo, entonces clavero mayor de
representantes de toda España, quedando
la Orden Militar de Montesa -y su superior autoridad,
elegida la Suprema Asamblea definitiva que
como sustituto del lugarteniente general de ella, que
hoy rige y gobierna á la Cruz Roja. Por ocuera entonces un Infante díscolo-, dirigió un escrito a
paciones de su posición oficial y motivos de
S.E. el teniente general don Marcelo de Azcárraga
salud abandonó la presidencia el Sr. Marqués
y Palmero, ministro de la Guerra -recordemos que
de Estella, y en su consecuencia la Junta
la Orden era una institución militar, sujeta adminisgeneral confirió el cargo al teniente general
trativamente al ramo de Guerra-, un escueto escrito
Excmo. Sr. Marqués de Polavieja, soldado
por el que, alegando que el distintivo de esta ha sido
ilustre, cumplido caballero, hombre animado
siempre, como lo es hoy en día, la cruz roja, llana y
de grandes alientos y de perseverante iniciade cuatro brazos iguales, sin que se haya permitido
tiva, merced a cuyas cualidades ha logrado
jamás que ninguna otra corporación ni instituto, ni en
elevar el benéfico instituto a un alto grado de
Aragón ni en Castilla, pudiese usar semejante divisa,
esplendor…(4).
hasta que al presente, en nuestros días, se ha creado
Finalmente, el carácter oficial de la Cruz Roja
el benéfico instituto titulado de la Cruz Roja, el cual
Española fue reconocido por real orden de 10 de
ha adoptado igual distintivo en forma, magnitud y
febrero de 1897, por la que la Reina Regente ordenó
color al de la Orden de Montesa, de tal modo que se
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [12]

confunden las insignias de una y otra corporación. Y
Trátase, pues, de una ley superior a las
proponía que para remediar este mal será conveniente
mismas leyes nacionales, y su derogación
que, ahora que el Gobierno de S.M. va a tomar bajo
no puede ser decretada sino después de
su protección este reciente instituto, y que ha nomprolija negociación diplomática cerca de
brado también una Junta que
todos y cada uno de los
revise sus estatutos, dispusiera
Gobiernos que aceptaron
también que se variase algún
lo convenido en Ginebra;
tanto la divisa que hasta aquí ha
y, tras una prescripción
venido usando, para que desapública y no interrumpida
pareciese su confusión con la
por espacio de más de trede la secular Orden de Montesa,
inta años, es casi seguro
que el Gobierno tiene ya bajo su
que se negarían a que
protección y amparo.
se introdujese una exótica innovación contraria al
Consecuentemente, el
principio de uniformidad de
ministro de la Guerra consultó el
tan excepcional trascencaso con S.M. la Reina Regente,
dencia en este asunto.
la cual ordenó el 17 de marzo, la
remisión del escrito al presidenPor otra parte, respondía la
te de la comisión encargada de
comisión, varía ciertamente
estudiar y proponer las bases
el escudo de la Cruz Roja,
para reorganizar la sección
aunque en la mayoría de las
española de la Cruz Roja, con la
naciones adoptó la forma
orden de informar al respecto.
saumita: en España aparece
en escudo flanqueado al que
El Augusto Señor Conde de Barcelona
Obediente, el general
rodea una jarretiera con la
cruzando
caballero
de
la
Orden
de
Montesa
a
presidente de dicha comisión,
D.
Antonio
de
Ceballos-Escalera
y
Contreras,
leyenda “In hoc signo salus”,
don Eduardo Gámir, sometió la
Vizconde de Ayala, año de 1985
y la cruz de la Orden de San
pendencia al pleno de la comisi
(nótense en hábito y birrete la cruz original,
Juan en la hebilla colgante...
ón, el dia 8 de abril se respondió
readoptada en 1913)
Y, tras comparar este embleal ministro que, discutido amplima con los diferentes usados
amente el asunto..., se alegó
en
Italia,
Portugal,
Austria-Hungría,
Francia, explicapor varios señores que la variación pretendida no
ba:
Y
si
los
escudos
son
diferentes,
en los brazales
dependía n modo alguno de la voluntad del Instituto,
y
banderas,
únicos
signos
de
neutralidad,
es la
ni aun siquiera del propio y exclusivo acuerdo del
uniformidad tan absoluta que no se consiente la
Gobierno de S.M. (q.D.g.). Y continuaba explicando
inscripción de motes o lemas, permitiéndose tan
que
solo que, junto a la bandera convenida, se ice la
En efecto, la cruz roja sobre fondo blanco
nacional. Explicando que:
que sirve de distintivo uniforme al Instituto,
Por lo demás, la cruz roja que usa la
fue solemnemente adoptada por el Convenio
Institución de este nombre, no es por
internacional firmado en Ginebra el 22 de
su forma la de la veneranda Orden de
agosto de 1864, y la admitieron, sin protesta,
Montesa; como no es, tampoco, la de los
España, Baden, Bélgica, Dinamarca, Francia,
Templarios; algo más se le parece la que,
Hesse, Italia, Holanda, Portugal, Rusia,
con la debida autorización, borda en sus
Suiza y Wurtemberg, potencias signatarias
estandarte y escudos la Orden Española
de la mencionada Convención; y posteriorHumanitaria de la Santa Cruz y Víctimas
mente la aceptaron los Estados Pontificios,
del Dos de Mayo, establecida en esta
Suecia y Noruega, Grecia, Gran Bretaña,
Corte, y que tantos servicios ha prestaMecklemburgo-Schwerin, Turquía, Baviera,
do en distintas ocasiones, interviniendo
Austria-Hungría, Sajonia, Serbia, Japón,
con plausible abnegación e imparcialiSan Salvador, República Argentina, Perú,
dad en nuestras contiendas civiles. Por
Venezuela, Estados Unidos de la América
otra parte, la forma en que la cruz roja se
del Norte, Estado Libre del Congo, República
ostenta, difiere también esencialmente de
Sud-Africana del Transwal, Bulgaria,
la empleada por nuestras ínclitas y glorioMontenegro, Rumanía, Persia, Bolivia, Chile
sas Órdenes Militares: pues en estas se
y Luxemburgo.
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [13]

lleva la cruz, ya como venera, ya recortada
tado internacional suscrito por España y por la mayor
en paño sobre los mismos hábito, uniforme
parte de las naciones civilizadas, poco podían hacer,
o traje secular; mientras el símbolo de la
sino conformarse.
neutralidad aparece
Pero no se conformasiempre sobre fondo
ron, sino que más bien busblanco y en el brazal
caron una solución que satque se lleva en el
isficiera sus legítimas pretenantebrazo izquierdo,
siones de salvaguardar sus
brazal que tampoco
símbolos centenarios, y de
tiene ningún parecido
diferenciarse de los vulgares
con prenda alguna de
voluntarios de las emergenlas Órdenes de cabates asociaciones humanitarllería.
ias.
Y concluía:
Y así, no queriendo
Sin embargo, deseoconservar por más tiempo
sa la Junta de corla insignia de la cruz llana y
responder de alguroja, para que no se les conna manera a la
fundiese con los socios de la
excitación que se la
de la Cruz Roja Española ni
dirige, ha acordado
con los de la aludida Orden
se incluya entre las
Española Humanitaria de la
bases que oportunaSanta Cruz y Víctimas del
mente se elevarán a
Dos de Mayo, iniciaron un
la superior aprobaproceso para modificarla. Y
ción del Gobierno,
dieron con una solución basla que copiada a
tante imaginativa y bastanla letra dice así: “La
te razonable, la verdad sea
Circular impresa con la real orden de 12 de abril de
1913, por la que se dispuso el cambio en el modelo
Asociación de la Cruz
dicha, basada en la recude la cruz de la Orden Militar de Montesa
Roja cuidará con el
peración de la cruz negra flomayor esmero de que
renzada que habían usado
en sus sellos, escudos,
entre 1317 y 1400, superpobrazales, estandartes y banderas, no se use
niendo sobre su centro la igualmente antigua cruz
otra cruz que la de color rojo, formada por
llana roja. Además, el nuevo diseño se asemejaba, en
cinco cuadros exactamente iguales, y siemsu morfología y sus pautas de presentación, a las de
pre sobre fondo blanco”. Con esto se ordena
otras dos de las Órdenes Militares -las de Calatrava y
obligatoriamente la uniformidad, impidiendo
Alcántara-. El resultado fue sin duda vistoso.
el que, juzgando como cuestión baladí la de
Así lo acordaron en el capítulo celebrado el 24
la forma de la cruz convenida, puedan introde enero de 1913, elevando luego luego por medio del
ducirse indiscretas modificaciones.
clavero respetuosa súplica a S.M. el Rey; quien, como
Y así, el 19 de abril siguiente, la sección 4ª del
suprema autoridad de las cuatro Órdenes Militares
Ministerio de la Guerra -al mando de don Bernardino
españolas -a más de capitán general y jefe de los
Gallego Saceda, inspector médico de Sanidad Militar-,
Ejércitos Nacionales-, se dignó aprobar el cambio a la
recomendó al ministro que se diese por respuesta al
nueva insignia mediante su real orden comunicada de
clavero mayor de la Orden de Montesa, el informe
12 de abril de 1913, comunicada por el Real Consejo
evacuado por la repetida comisión. Como así ordenó
de las Órdenes Militares a la Orden, y por el clavero de
el ministro que se hiciera, con fecha 19 de abril,
esta, frey el Marqués de la Romana, a todos los cabaquedando el asunto zanjado en vía administrativa. Al
lleros de ella, cuyo tenor literal es este:
(6)
menos de momento .
“Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII (q.D.g.),
Gran Maestre y administrador perpetuo, por
La consecuencia
autoridad apostólica, de la Orden y Caballería
La respuesta ministerial, como no podía ser
de Santa María de Montesa y San Jorge,
menos dados sus irrefutables argumentos, debió disde acuerdo con su Consejo de las Órdenes
gustar a los caballeros de Montesa; los que, por otra
Militares, atendiendo a lo que en nombre y
parte, también debieron comprender que, ante un tra
representación de los Caballeros de la expreCuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [14]

sada Orden solicitó el Clavero de la misma,
a lo solicitado, que el nuevo emblema lo constituya la
ha tenido a bien disponer lo siguiente:
primitiva cruz de la Orden de Montesa, negra floreada,
llevando en su centro la roja plana de San Jorge, en la
1.º La Orden de Santa María de Montesa y
forma determinada en los modelos que se citan en la
San Jorge usará en lo sucesivo la primitiva
expresada real orden...
Cruz de la Orden de Montesa, negra floreada, llevando en su centro la
En conclusión, esta, y no otra,
roja plana de San Jorge, en
parece ser la explicación histórica
la forma y dimensiones de
documentada del insólito cambio
los modelos que se acomsufrido a principios del siglo XX
pañan.
por las centenarias cruces, veneras y placas de los caballeros
2.º La sustitución de esta
de la Orden Militar de Montesa.
Cruz se ha de celebrar
precisamente el dia 17 de
NOTAS
mayo próximo, a partir de
1) Para la historia de la Orden Militar
cuya fecha queda prohibido
de Montesa y de San Jorge de Alfallevar como insignia la cruz
ma, pueden consultarse los estudios
de Hipólito de Samper Gordejuela,
roja plana que usa actualMontesa Ilustrada. Origen, fundación,
mente.
principios, institutos, casos, progresos,
Lo que de Real orden tengo
jurisdicción, derechos, privilegios, preel honor de comunicar a
eminencias, dignidades, oficios, beV.E., a fin de que se sirva
neficios, héroes y varones ilustres de
ponerlo en conocimiento de
la Real, Ýnclita y Nobilíssima Religión
todos los Caballeros de la
Militar de N.S. Santa María de Montesa y San George de Alfama (Valencia,
Orden, para su exacto cum1669, 2 vols.); Francis Gutton, La cheplimiento.
valerie militaire en Espagne. L’Ordre
Dios guarde a V.E. muchos
de Montesa (Abadía cisterciense de
Arriba, cruces y veneras usadas por la
años.
Achel, 1975; extracto de CommentaOrden de Montesa desde 1400 a 1913
rii Cistercienses, 25, Cieaux, 1974).
Madrid, 12 de Abril de 1913.
Abajo, cruz de la Orden de Montesa
Regina Sáinz de la Maza Lasoli,
El Consejero-Secretario,
adoptada por real orden en 1913 para
La Orden de San Jorge de Alfama.
Frey don Gonzalo García
diferenciarla de la usada por la Cruz Roja
Aproximación a su historia (BarceloEspañola desde 1864
de Blanes Osorio(7).
na, CSIC, 1990).Yolanda Gil, Ester
Alba, Enric Guinot (coords.), La Orden
Muy poco tiempo más
de Montesa y San Jorge de Alfama.
tarde, también se mudó, consecuenteArquitecturas,
imágenes y textos (ss. XIV-XIX),
mente, el emblema del Regimiento de
Madrid, 2019.
Montesa, según real orden publicada
2) Sobre los orígenes y evolución histórien el Diario Oficial del Ministerio de
ca de la Cruz Roja, puede consultarse
la Guerra del 6 de julio de 1915,
la obra de Josep Carles CLEMENTE,
que dice así: Vista la instanHistoria de la Cruz Roja Española
cia promovida por el coronel
(Madrid, 1986).
del Regimiento Dragones de
3) La Ilustración Española y AmeriMontesa, 10º de Caballería,
cana del 29 de febrero de 1896.
cursada a este Ministerio por
4) Ibidem.
el Capitán general de la cuar5) Guía Oficial de España, año 1897,
ta región, en súplica de que se
págs. 545-546; año 1914, págs. 532autorice a dicho Cuerpo para mo533; y año 1930, págs. 593-595.
dificar el actual emblema, usando en
6) Todo lo anterior consta en Archivo Gensu lugar la nueva cruz concedida a los
eral Militar de Segovia, 2ª sección, 3ª división
Caballeros de la Orden Militar de Montesa
(Asociaciones, Cruz Roja), legajo 19.
por real orden de 12 de abril de 1913, dictada por
7) Agradezco a mi buen amigo frey don Rafael de la Brena
el Real Consejo de las Órdenes Militares, que prohíbe
y Sanchiz, lugarteniente de la Orden, el conocimiento del raro
llevar como insignia de la Orden la cruz roja plana,
impreso de esta real orden comunicada, que no he podido
hallar publicada ni en la Gaceta de Madrid, ni en el Diario
que ostenta como distintivo el citado Regimiento, el
Oficial del Ministerio de la Guerra.
Rey (q.D.g.), ha tenido a bien disponer, accediendo
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [15]

DE NOBLEZA FINGIDA

EL CÓMO, EL CUÁNDO, EL QUIÉN:
LA TRAGEDIA DE LOS NOBLES FALSOS
por D. Carmelo Currò Troiano

Sé exactamente cuándo me gradué, sé en
qué universidad, e incluso sé la nota de graduación.
En el registro de la propiedad o en la oficina de impuestos está escrito exactamente cuánto tengo que
pagar por los impuestos, por la circulación del automóvil, y todos sabemos en qué día debo hacerlo.
Y luego, yo me pregunto: ¿cómo es posible
que para un asunto tan serio y público como lo es
un título de nobleza, haya una gran mayoría de
nobles que no saben cuándo fue
ennoblecido, por quién ni por
qué, e ignoran por completo los
modos de transmisión del título
del que se jactan?
Solo una cosa cree que
sabe cada componente de esta
notable mayoría, a saber: que
es noble, que sus supuestos
derechos deben ser proclamados, y que sus títulos deben
ser reconocidos por los demás,
en primer lugar a través de una
exhibición divertida de escudos
de armas muy mutables, confirmación de gobernantes evanescentes, príncipes pretendientes
y pretendientes des-conocidos.
Y finalmente, gracias a nuestro
acto de fe, que acepta creer en
un dogma como el de sus títulos
nobles resplandecientes.
¿Cómo explicar el hecho de que los condes
reconocidos, los marqueses certificados, los duques estampillados y los príncipes sellados (por
cortes nobles, episcopales, patriarcales e imperiales), sigan buscando información sobre sus títulos
sin ninguna discreción? ¿Cómo es posible que incluso a mí, las personas que usan o se mencionan
con calificaciones nobles copiadas de Internet, me
hagan solicitudes de información sobre sus antepasados ​​o sobre los títulos que les podrían corresponder?
Tampoco se imaginan estos pretendientes a
tronos o a modestas coronas nobles, que en Internet se puede encontrar información general fragmentaria, indicaciones sobre familias que llevan el
mismo apellido sin ser parientes; pero que, para
preparar un árbol genealógico, es necesario ir al
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [16]

archivo, examinar cientos o miles de documentos,
ordenar los datos, deshacerse de la imaginación,
no usar nombres inventados. En este último caso,
los fantasiosos no saben que un experto identifica
inmediatamente las inexactitudes, las estafas, las
fechas y los nombres incorrectos.
Así que les digo a los pretendientes y a los
compiladores de nobiliarios: no den por sentado
las informaciones que les den, y que a su vez fueron tomadas apresuradamente
de Internet. No registre a nadie
con títulos jactanciosos y temerarios, con la esperanza de que
nadie vaya a buscar su origen y
su derecho.
¿Es que no saben que
en todos los países es posible
identificar fácilmente a cada
señor feudal, y que en muchas
familias nobles también hay genealogías auténticas en línea
con nombres que te permiten
excluirte de un vistazo? La profusión de fotografías desvaídas,
escudos de armas equivocados,
páginas de libros antiguos que
nunca fueron de su propiedad,
pinturas de damas del pasado,
es inútil. Todos conocen al falso
príncipe por el que se hacen pasar a los caballeros de las pinturas que compran del
vendedor de segunda mano para representar a sus
antepasados; y todos se ríen de las huellas que la
Duquesa de Carabás (la que te borra de la lista de
amigos si le haces preguntas engorrosas sobre su
nobleza) dejaba en Internet cuando usaba el título
de marquesa, sin ser duquesa ni marquesa ni condesa ni princesa, sino solo una usuaria vulgar de la
red, con poca familiaridad con la buena educación,
la etiqueta, la nobleza, y los tenedores en la mesa.
No uséis esos hermosos escudos de armas
ingleses con condecoraciones y coronas maravillosas, que vuelven locos a los nobles falsos. No
los uséis, a menos que seáis británico, escocés o
irlandés.
Cuando los veo al lado de vuestros apellidos,
ya sé, al momento, quiénes sois.

DE RE CEREMONIAL

APUNTES DE CEREMONIAL DE LA SANTA SEDE
por el Dr. Fabio Cassani Pironti di Campagna, Conde de Giraldeli, del Pontificio Ateneo Regina Apostolorum

La Santa Sede -y no el Vaticano, como es
un evento, no se debe alterar ninguno de ellos ni la
frecuente oír- conserva aún hoy en día (2018) un cesecuencia de los actos fijados en esa lista, que es el
remonial laico articulado(1), no obstante los cambios
protocolo, una enumeración consecutiva de los mointroducidos en la Prefectura de la Casa Pontificia
mentos que se llevarán a cabo en esa circunstancia.
con la constitución apostólica Regimini Ecclesiæ
Todos los as- pectos ceremoniales, ya sean
Universæ (1967)(2) y
litúrgicos o laicos, están
el motu proprio Pontifia cargo de la Santa
calis Domus (1968)(3),
Sede -también los atiy en la Secretaría de
nentes al Estado de la
Estado con la constituCiudad del Vaticano-,
ción apostólica Pastor
la que, a través de orBonus (1988)(4), camganismos específicos
bios que han dibujado
como la Casa Pontifiuna nueva ritualidad incia y la Secretaría de
stitucional.
Estado, los ejecuta
La Santa Sede y
conjuntamente. La Preel Estado de la Ciudad
fectura cuenta con el
del Vaticano, son dos
prefecto, el regente y
entidades distintas bajo
otros miembros, ecleel mismo soberano, el
siásti- cos y laicos, de
Papa, situación que dela Casa Pontificia. EnCeremonia en la basílica de San Pedro en los días de Pío XII
termina el uso impropio
tre los miembros laicos
al que acompañan prelados de honor, gentilhombres, guardias
de los nombres Santa
se encuentran los gennobles, agregados de antecámara y sediarios
Sede, Vaticano y Pontilhombres de Su Santitificio como sinónimos,
dad, los agregados de
cuando no lo son. La Santa Sede es la realidad instiAntecámara, y los sediarios pontificios.
tucional de la Iglesia Católica Universal; el Estado de
La Secretaría de Estado está presidida por
la Ciudad del Vaticano, como lo indica su nombre, es
el Secretario de Estado, que es el colaborador más
el estado territorial que le permite al Sumo Pontífice
cercano del Papa, y cuenta con dos secciones: la
ejercer, de modo independiente, su Magisterio; y PonSección para los Asuntos Generales, con el sustituto
tificio es el adjetivo correspondiente a todo aquello repara los Asuntos Generales y el asesor; y la Sección
ferente al Papa y a la Sede Apostólica.
para las Relaciones con los Estados, con el secretaLos conceptos de ceremonial y de protocolo
rio para las Relaciones con los Estados y el subse-usados a menudo como sinónimos- tienen en realicretario. Existe además una Oficina del Protocolo de
dad contenidos diferentes que es oportuno precisar.
la Secretaría de Estado, con un Jefe del Protocolo.
Según el Diccionario de la lengua española
Estos organismos coordinan conjuntamente
de la Real Academia, ceremonial es la serie o conjuntodos los actos laicos, como son la presentación de
to de formalidades para cualquier acto público o socartas credenciales a Su Santidad por los embajalemne. Su característica principal es la elasticidad ya
dores designados, las visitas de estado y privadas al
que una ceremonia puede realizarse en uno u otro
Santo Padre, estableciendo el protocolo para cada
lugar, en la misma fecha u otra precedente o sucesiuna de estas ocasiones, indicando la vestimenta
va, a una determinada hora o bien otra, con uniforme
-uniformes, trajes de gala o trajes nacionales, el prio traje de calle, con o sin condecoraciones, etcétera.
vilegio de vestir de blanco reservado a la Reina de
España y a otras reinas católica, el uso de condecoEl protocolo, siempre según el Diccionario,
raciones según las ceremonias-, etcétera.
es el conjunto de reglas establecidas por norma o
por costumbre para ceremonias y actos oficiales o
Seréis aquí guiados por los interminables y
solemnes. Su característica principal es la rigidez
fastuosos salones del Palacio Apostólico al encuenporque una vez que se ha establecido el lugar, la
tro del Vicario de Cristo, en medio de aquella atemfecha, la hora, el traje y todos los otros detalles de
poralidad propia de la Santa Sede.

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [17]

Organismos del Ceremonial: la Prefectura de la
La Secretaría de Estado ha sido reformada
Casa Pontificia y la Secretaría de Estado
por el Santo Padre San Juan Pablo II con la citada
constitución apostólica Pastor Bonus sobre la Curia
En la mayor parte de los ministerios de asunromana y, en su actual configuración, consta de tres
tos exteriores, existe una oficina de ceremonial ensecciones: la Sección para los Asuntos Generales,
cargada de las relaciones entre ese ministerio y el
la Sección para las Relaciones con los Estados y la
cuerpo diplomático acreditado en el país. En las moTercera Sección para el Personal diplomático de la
narquías hay generalmente un maestro de ceremoSanta Sede.
nias de la corte, che dirige los actos que conciernen
directamente la persona del soberano, un introducA la Prima Sección corresponde el despator de embajadores, etc. e
cho de los asuntos concerigualmente en las repúblicnientes el servicio cotidiano
as, donde existe una oficina
del Sumo Pontífice; examide ceremonial del presidennar las cuestiones que es
te. En la Santa Sede, estas
necesario tratar fuera de la
competencias están asegucompetencia ordinaria de
radas por la Prefectura de la
los dicasterios(5) de la CuCasa Pontificia y por la Seria Romana y de los otros
cretaría de Estado. Veamos
organismos de la Sede
cómo están configurados
Apostólica; favorecer las
actualmente estos dos orgarelaciones con los mismos
nismos, para entender mejor
dicasterios, sin prejuicio de
la coordinación de sus taresu autonomía; regular la
as, que hace del Ceremonial
función de los representanEl cortejo de una audiencia pontificia
de la Santa Sede uno de los
tes de la Santa Sede y de
más rigurosos y precisos del
sus actividades. Trazar y
mundo.
expedir las constituciones apostólicas, las epístolas y los otros documentos que el Sumo Pontífice le
Después del Concilio Vaticano II, la Prefectuencomienda; ejecutar todos los actos concernientes
ra de la Casa Pontificia ha sido denominada así,
los nombramientos hechos o aprobados por el Sumo
con su antiguo nombre, por medio de la ya citada
Pontífice en la Curia Romana y en los otros organicarta apostólica motu proprio Pontificalis Domus,
smos dependientes de la Santa Sede; custodiar el
reuniendo las funciones y atribuciones de la precesigilo de plomo y el Anillo del Pescador; cuidar la pudente Congregación de Ceremonial, de la Oficina del
blicación de los actos y de los documentos públicos
Mayordomo de Su Santidad, del Maestre de Cámen el boletín oficial denominado Acta Apostolicæ Seara, de la Comisión Heráldica para la Corte Pontificia
dis; publicar y divulgar, mediante la Sala de Prensa,
y del Maestre de Casa de los Sagrados Palacios.
oficina especial que depende de ella, las comunicaEntre sus cometidos está la organización del servicio
ciones oficiales de los actos del Sumo Pontífice y
de Antecámara Pontificia y -de acuerdo con la Sela actividad de la Santa Sede; ejercitar, junto con la
cretaría de Estado collatis consilis, es decir actuanSegunda Sección, la vigilancia sobre el diario L’Osdo de modo coordinado- de las solemnes audiencias
servatore Romano, la Radio Vaticana y el Vatican
papales a los jefes de estado, de gobierno, a los emMedia (Centro Televisivo Vaticano).
bajadores que presentan las cartas credenciales y
a las otras eminentes personalidades que visitan al
La Segunda Sección, tiene como cometido
Santo Padre. El Prefecto, que acompaña y asiste el
atender a los asuntos que deben ser tratados con
Sumo Pontífice, tiene la tarea de establecer y dirilos gobiernos civiles, favoreciendo las relaciones,
gir el ceremonial de estas audiencias, indicando el
sobretodo diplomáticas, con los estados y con los
protocolo, orden y rango que deben ser observados,
otros sujetos de derecho internacional y tratando los
sea en las ceremonias eclesiásticas sea civiles, de
asuntos corrientes para la promoción del bien de la
los cardenales y de las otras jerarquías religiosas,
Iglesia y de la sociedad civil, también mediante los
de los embajadores y de los otros representantes diconcordados y otros convenios similares; represenplomáticos acreditados, determinando la precedentar la Santa Sede ante los organismos internaciocia entre las varias autoridades eclesiásticas, civiles
nales y en los congresos sobre cuestiones de nay militares. Actualmente, el Prefecto está coadyuvaturaleza pública; tratar, en ámbito específico de sus
do por un Regente.
actividades, todo lo que concierne los Representantes Pontificios(6).

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [18]

El 21 de noviembre de 2017, el Santo Padre
El llamado Privilège du blanc (privilegio del blanconstituyó la Tercera Sección con la denominación
co), reservado a las soberanas católicas
de Sección para el Personal diplomático de la SanEl traje apropiado para las mujeres que parta Sede, reforzando la oficina del Delegado para las
ticipan a una ceremonia “oficial” en presencia del
Representaciones Pontificias. Depende del SecretaPapa es un vestido negro, recatado; no importa ni el
rio de Estado y la preside el Delegado para las Reestilo ni el modelo, pero debe tener siempre mangas
presentaciones Pontificias. Su finalidad es remarcar
largas, sin escote ni ser adherente, largo hasta los
la atención y la cercanía del Santo Padre y de los
pies o poco antes y sin aberturas pronunciadas en
Superiores de la Secretaría de Estado al personal
la falda.
diplomático. De este modo, el
Existen algunas exceDelegado podrá efectuar visitas
pciones, como en el caso de los
a las sedes de las Representrajes típicos de algunos países
taciones Pontificias con reguafricanos, que el Ceremonial de
laridad. La Tercera Sección se
la Santa Sede iguala al vestiocupa exclusivamente de los
do negro, pero, aunque estos
asuntos pertinentes a las persoatuendos son multicolores, mannas que trabajan en el servicio
tienen unas líneas decorosas cudiplomático de la Santa Sede
briendo todo el cuerpo, con mano que se preparan a ingresar,
gas largas y hasta los pies. Pero
como por ejemplo la selección,
la excepción más prestigiosa y
la formación inicial y permanenexclusiva -ya que concierne a
te, las condiciones de vida y de
muy pocas mujeres- es el llamaservicio, las promociones, los
do Privilège du Blanc, el privilepermisos, etc.
gio de usar un vestido blanco en
La Oficina del Protocopresencia del Papa, reservado a
lo de la Secretaría de Estado,
la Reina de España y a otras poademás de ocuparse de las relacas soberanas católicas.
ciones con el Cuerpo diplomático,
Nos preguntamos ¿Por
está encargada de los procediqué es un privilegio, para una
mientos relativos al placet para
mujer, vestir de blanco ante el
los nuevos embajadores, del
Sumo Pontífice? En la Iglesia
recibimiento a su llegada, de las
Dos Reinas de España, con traje y
Católica, existe una codificación
primeras visitas protocolares al
mantilla blancos, durante sendas visitas
de colores respecto al rango de
al Santo Padre
Sustituto para los Asuntos Genelos prelados. Así, los presbíteros
rales para la estrega de las cartas
diocesanos visten de negro, los
de estilo y al Secretario para las
obispos y arzobispos visten de morado, los cardenaRelaciones con los Estados, de la comunicación ofiles de rojo y el blanco está reservado al Papa. Por lo
cial de la audiencia solemne para la presentación de
tanto, poder usar el color que es exclusiva prerrogalas cartas credenciales al Santo Padre y de todas las
tiva del Papa, es un grande honor.
formalidades de rito que conciernen los otros funcioAhora bien ¿Cuándo se inició este privilegio?
narios diplomáticos acreditados ante la Santa Sede:
¿La
primera
en recibirlo fue la Reina de España?
inmunidad, privilegios, documentos de identidad,
¿Quién
lo
otorgó,
el Papa Pío VI o el Papa Pío VII?
condecoraciones pontificias etc. Examina, además,
¿Fue
el
Papa
León
XIII?
las solicitudes de visitas al Santo Padre de jefes de
Sobre el origen de este privilegio no hay ninestado o de otras personalidades de relieve. Sigue
guna certeza y todo lo que se lee sobre el tema es
las cuestione inherentes al envío de misiones ponticontradictorio. Algunos dicen que fue Papa León XIII
ficias temporales presididas por un cardenal legado
quien concedió el privilegio a la Reina de España,
para eventos de carácter internacional; de un enviado
Victoria Eugenia, lo cual es incongruente ya que el
especial para acontecimientos locales exclusivamenPapa murió en 1903, cuando Alfonso XIII y Doña Victe eclesiales; la participación de delegaciones pontoria Eugenia no se habían casado. Otros consideran
tificias a actos no eclesiales como la coronación de
que el privilegio fue otorgado a la Reina Doña María
un soberano, etc.; realiza todos aquellos documentos
Luisa, esposa de Carlos IV. Dado que la Soberana
que el Pontífice envía a los jefes de estado en ocalo fue de 1788 a 1819, pudo ser Pío VI (1775-1799)
siones particulares como toma de posesión, matrimoo Pío VII (1800-1823). Incluso hay quien dice que el
nios, nacimientos, etcétera.

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [19]

privilegio fue otorgado en el siglo XVI a la Reina Isabel la Católica, por haber propagado la fe en Indias y
haberla defendido en sus territorios españoles.
Durante mis investigaciones no he conseguido ningún breve, concesión, decreto, etcétera, que
codifique este privilegio. No puedo decir que no exista, sólo que no he dado con él.
Mi opinión es que pudiera tratarse de un privilegio otorgado verbalmente, consolidado a través
del principio Consuetudo est servanda (la costumbre
debe ser observada). El objetivo pudo ser diferenciar
los reyes católicos de los no católicos, a través de
sus consortes ya que los hombres usaban, y usan,
uniforme en las ocasiones formales. Las reinas de
España han utilizado este privilegio desde el siglo
XIX y luego ha sido usado por otras soberanas católicas sin que haya existido un acto expreso del
Pontífice para ello. Una prueba podría ser la visita
que ha efectuado el Príncipe de Mónaco, Alberto II,
con su esposa, al Santo Padre Benedicto XVI, el 18
de enero de 2013. Hasta ese momento, la Princesa
consorte de Mónaco habían utilizado siempre vestidos de color negro. Famosas son las fotos de la Princesa Grace. En esa ocasión, la Princesa Charlene,
ha vestido de blanco.
En conclusión, el Ceremonial de la Santa Sede admite el llamado Privilège du Blanc para
las actuales Reinas consortes de España (Doña
Letizia y Doña Sofía), de Bélgica (Doña Matilde y
Doña Paola), para la Gran Duquesa consorte de
Luxemburgo (Doña María Teresa), y recientemente
para la Princesa consorte de Mónaco (Doña Charlene). Las Reinas de Italia usaron similar privilegio
desde 1929, después de los Pactos de Letrán, y sobre esa costumbre, la esposa del actual pretendiente al trono (Doña Marina), se ha presentado ante el
Santo Padre, de blanco el 18 de mayo de 2003. La
Emperatriz consorte de Austria, la Reina consorte
de Francia, la Reina consorte de Portugal y la Reina
consorte de Baviera, tuvieron ese mismo privilegio.
El traje blanco está acompañado por un velo
de igual color, o mantilla en el caso hispano(7).
Anexo: Protocolo de visita
A continuación se presenta un ejemplo de
Protocolo redactado por la Oficina del Protocolo de
la Secretaría de Estado, para la visita de un presidente suramericano al inicio del siglo XXI.
VISITA
A SU SANTIDAD EL PAPA
DE SU EXCELENCIA
EL SEÑOR XXX
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE XXX

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [20]

PROTOCOLO PARA LA RECEPCION
XX DE SEPTIEMBRE DE XXXX
CIUDAD DEL VATICANO
PROTOCOLO
Su Santidad el Papa XXX recibirá en visita,
en el Palacio Apostólico Vaticano, a Su Excelencia
el Señor XXX, Presidente de la República de XXX,
el día XX de septiembre de XXX a las 11.00 horas.
S.E. el Señor Presidente XXX estará acompañado por las siguientes personalidades: (se enumeran 10 personas).
DISPOSICIONES GENERALES
La ceremonia de la recepción estará a cargo
de Su Excelencia Monseñor el Prefecto de la Casa
Pontificia. A este fin estarán presentes:
- dos prelados de Honor de Su Santidad;
- el Comandante de la Guardia Suiza Pontificia;
- los Gentilhombres de Su Santidad;
- los Agregados de Antecámara, con su Decano;
- los Sediarios de la Sala Pontificia, con su Decano;
- un piquete de honor de la Guardia Suiza Pontificia;
El Gobierno Italiano se encargará de mantener despejada la Plaza de San Pedro en el Vaticano
y la columnata adyacente.
La Presidencia de la Pontificia Comisión para
el Estado de la Ciudad del Vaticano dará las oportunas disposiciones para el ingreso en el Vaticano de
aquellas personas que normalmente trabajan en él,
así como el servicio de orden y de vigilancia en las
entradas y a través del recorrido del cortejo, hasta su
llegada al Patio de San Dámaso.
La Prefectura de la Casa Pontificia indicará
las disposiciones necesarias para los trámites ante
el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y de la Sala de Prensa de la Santa Sede, para
la admisión de los periodistas y las relativas tomas
fotográficas y filmadas.
El Comando de la Guardia Suiza Pontificia
estará encargado del servicio de orden y de vigilancia en el Patio de San Dámaso y en las Galerías
que rodean dicho Patio. El servicio de honor estará
dispuesto como sigue:
- en el Arco de las Campanas habrá un piquete;
- en el Patio de San Dámaso habrá un pelotón
que rendirá honores a la entrada y a la salida de
S.E. el Señor Presidente;
- en el Patio de San Dámaso, frente a los escalones que conducen a los ascensores, habrá cuatro Guardias;
- en la Segunda Loggia (2° piso) habrá seis Guar-

dias con un Sargento;
El cortejo estará encabezado por el Sargento
de
la
Guardia
Suiza; seguirán los Sediarios con el
- en la Sala Clementina habrá un piquete alineDecano de Sala y los Agregados de Antecámara con
ado;
su Decano, mientras los Guardias Suizos se colo- en la Sala de Sant’Ambrogio, un Guardia con
carán al lado del cortejo.
alabarda; el Capitán estará en la Sala de la
S.E. el Señor Presidente tendrá a su dereEsquina.
cha al Prefecto de la Casa Pontificia y a la izquierda
Vestimenta:
a un Gentilhombre de Su Santidad; seguirán el Co- para los Dignatarios eclesiásticos, hábito fileteamandante de la Guardia Suiza Pontificia y las Perdo, con faja;
sonalidades del Séquito
- para los Dignatarios
Presidencial con otros
civiles, frac con conGentilhombres de Su
decoraciones.
Los
Santidad.
Gentilhombres de Su
Los Guardias SuiSantidad y los Agrezos de la escolta, con el
gados de Antecámara
Sargento que los encabellevarán también el
za, se pararán en la Sala
collar;
Clementina; los Sediarios
- para la Guardia Suien la Sala de Sant’Amza Pontificia, el uniforbrogio; los Agregados de
me de Sala.
Antecámara en la Sala
de la Esquina, mientras
VISITA A SU SANTIDAD
El
presidente
de
la
República
Italiana
con
el
séquito
las Personalidades del
El cortejo de los
pontificio que le recibió en el patio de San Dámaso:
Séquito Presidencial, con
vehículos, al llegar a
monseñor el jefe de la Casa Pontificia, prelados de honor,
los Gentilhombres, llela Plaza de San Pedro
jefe de la Guardia Suiza, gentilhombres
garán hastae la Sala de
procedente de la Vía de
los Papas.
la Conciliación, se diriS.E. el Señor Presidente, junto al Prefecto
girá hacia el Arco de las Campanas y, costeando la
de la Casa Pontificia, se dirigirá a la Sala del Trono:
Basílica Vaticana, llegará al Patio de San Dámaso.
aquí, el Santo Padre lo recibirá y lo invitará a pasar a
Estarán esperando a S.E. el Señor Presidenla Biblioteca, para el coloquio privado.
te, frente a los escalones que conducen a los ascenLas Personalidades del Séquito, junto a los
sores, en el Patio de San Dámaso:
Gentilhombres,
se entretendrán en la Sala del Trono
- S.E. Monseñor Prefecto de la Casa Pontificia;
y en la de los Embajadores.
- el Comandante de la Guardia Suiza Pontificia;
Al finalizar el coloquio privado, los Prelados
- los Gentilhombres de Su Santidad.
de Honor introducirán a las Personalidades del SéS.E. el Señor Presidente será recibido por el
quito Presidencial, las cuales serán presentadas al
Prefecto de la Casa Pontificia, el cual le presentará
Santo Padre por S.E. el Señor Presidente.
los otros Dignatarios, mientras el piquete de la Guar[Al finalizar, el Santo Padre con S.E. el Señor
dia Suiza Pontificia le rinde honores.
Presidente, se acercarán a la mesa para el intercamAl finalizar, S.E. el Señor Presidente se des
bio de regalos, mientras todos los demás permaneplazará a la Sala adyacente a los ascensores, donde
cerán en sus respectivos puestos.]
se entretendrá con el Prefecto de la Casa Pontificia y
[Después del intercambio de regalos] las
el Comandante de la Guardia Suiza Pontificia.
Personalidades del Séquito Presidencial saludarán
Mientras tanto, las Personalidades del Séqal Santo Padre y se dirigirán a la Sala de los Embajauito Presidencial, acompañadas por los Gentilhomdores, donde se volverá a formar el cortejo.
bres subirán, en ascensor, a la Segunda Loggia (2°
Su Santidad acompañará entonces a S.E. el
piso) donde se formará el cortejo.
Señor Presidente hasta la Sala del Tronetto (tronito),
Inmediatamente despu és, S.E. el Señor
donde se despedirá.
Presidente y los Dignatarios Pontificios, subirán en
El cortejo se volverá a formar en la Sala de
ascensor a la segunda Galería para dirigirse al Aparlos Embajadores, y seguirá para la visita al Cardenal
tamento Pontificio.
Secretario de Estado.

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [21]

de capa y espada.
VISITA AL CARDENAL
Agregado de Antecámara (Adetto di Anticamera): DigSECRETARIO DE ESTADO
natarios laicos que prestan servicio en los Palacios ApoDesde la Sala Clementina el cortejo presistólicos; acompañan e introducen los jefes de estados
dencial se des plazará, a través de la Escalera Noy altas personalidades en visita a Su Santidad. Visten
ble, hasta el apartamento del Cardenal Secretario de
frac negro con condecoraciones, y además llevan sobre
Estado.
el chaleco negro las armas de la Santa Sede (las Llaves
Su Eminencia el Señor
de San Pedro) colgadas por unas
Cardenal Secretario de Estacadenas, todo de color plateado.
do esperará a S.E. el Señor
Siguen en rango a los gentilhomPresidente en la entrada de su
bres y corresponden a los antiapartamento.
guos bussolanti (encargados de la
puerta giratoria).
S.E. el Prefecto de la
Casa Pontificia presentará a
Sediario (Sediario pontificio):
S.E. el Señor Presidente, el
Eran, antiguamente, los encargados de llevar la Silla Gestatoria del
Cardenal Secretario de EstaPapa; hoy en día prestan servicio
do, el cual invitará a S.E. el
ceremonial en los Palacios Apos
Señor Presidente a pasar a la
tólicos, junto a los gentilhombres
Sala de las Audiencias para el
El
cortejo
de
la
audiencia
pontificia
y a los agregados. Tienen un traje
coloquio privado.
a un nuevo embajador
de color morado y llevan sobre
Mientras, las Personael chaleco las armas de la Santa
lidades del Séquito PresidenSede (las Llaves de San Pedro,
cial aguardarán en las salas adyacentes.
pero diferentes de las de los adetti di antecamera), colLos Gentilhombres de Su Santidad, los Agregadas por unas cadenas, todo de color plateado. El Degados de Antecámara y los Sediarios se quedarán
cano viste frac negro. Están en el tercer lugar de este
en las Salas de la Antecámara.
escalafón.
Al finalizar el coloquio, S.E. el Señor PresiNOTAS
dente presentará al Cardenal Secretario de Estado
1) Esta ponencia fue presentada en el X Encuentro Literalas Personalidades de su Séquito.
rio de Esles de Cayón (Cantabria), Una década de lecciones bajo el ciprés, 27-29 de julio de 2018.
Finalizada la presentación, Su Eminencia el
Cardenal Secretario de Estado acompañará a S.E.
2) Pablo VI, Costituzione Apostolica Regimini Ecclesiae
el Señor Presidente a la entrada del apartamento,
Universae, 15-VIII-1967, AAS 59 (1967).
donde se despedirá.
3) Pablo VI, Motu Proprio Pontificalis Domus, 28-III-1968,
AAS 60 (1968).
El cortejo presidencial se dirigirá, a través de
la Escalera Noble, al Patio de San Dámaso; aquí,
4) Juan Pablo II, Costituzione Apostolica Pastor Bonus,
S.E. el Prefecto de la Casa Pontificia y el Coman28-VI-1988, AAS 80 (1988). Modificada por Benedicto
XVI, Motu Proprio Quaerit semper, del 30-VIII-2011. Modidante de la Guardia Suiza Pontificia se despedirán
ficada por Benedicto XVI, Motu Proprio Ministrorum instide S.E. el Señor Presidente de la República.
tutio, del 16-I-2013. Modificada por Benedicto XVI, Motu
S.E. el Señor Presidente tomará puesto en su
Proprio Fides per doctrinam, del 16-I-2013. Modificada
vehículo, junto a las Personalidades de su Séquito,
por Francisco, Motu Proprio Confermando una tradizione,
y abandonará el Estado de la Ciudad del Vaticano.
del 08-VII-2014. Modifcada por Francisco: Motu Proprio
Las partes entre corchetes [ ] se refieren al
Humanam progressionem, del 17-VIII-2016. Modificada
intercambio de regalos; de no haberlos, se omite.
por Francisco, Rescriptum ex Audientia SS.mi La riforma,
del 19-XII-2016.
GLOSARIO
5) Denominación genérica actual de todos los grandes
Gentilhombre de Su Santidad (Gentiluomo di Sua Sanorganismos de la Curia romana, como las congregaciotità): Dignatarios laicos que prestan servicio en los Panes, los tribunales y los oficios (RAE).
lacios Apostólicos; acompañan e introducen los jefes de
6) N. Del Re, Mondo Vaticano passato e presente, Città
estados y a las altas personalidades en visita a Su Sandel Vaticano, Libreria Editrice Vaticana, 1995.
tidad. Visten frac negro con condecoraciones, y además
llevan sobre el chaleco negro las armas de la Santa
7) Fabio Cassani Pironti, Ordini in Ordine - manuale d’uso
Sede (las Llaves de San Pedro) colgadas por unas
delle decorazioni per il corpo diplomatico accreditato presso la Santa Sede, il Sovrano Militare Ordine di Malta ed i
cadenas, todo de color dorado. Son los dignatarios de
rispettivi dignitari, Roma, ed. Laurus Robuffo, 2004.
mayor rango, y corresponden a los antiguos camareros

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [22]

DE RE HERALDICA

EX-LIBRIS DEL CONDE DE FERNANDINA
PRÓCER HABANERO
por el Dr. Marqués de la Floresta
Entre las muchas
piezas y documentos heráldicos que hay en mi librería y casa, me ha llamado
siempre la atención un ex-libris que me obsequió hace
ya muchos años mi buen
amigo el Duque de Tovar.
Muestra un grabado calcográfico, en el que, bajo un
gran escudo de armas, se
lee: Biblioteca del Exmo.
Sor. Conde de Fernandina.
Sus dimensiones son de
9’6 x 7 cm, y el papel en
que está grabado todo es
de escaso gramaje, como
corresponde al fin para el
que fue realizado –identificar al propietario de un
libro, mediante la aposición
en la parte interior de su
cubierta-. Mi ejemplar tiene
algún agujero causado por
la polilla o la carcoma.
De este ex-libris no conocemos más ejemplares, ni tampoco aparece recogido en las colecciones y tratados más usuales(1): quizá porque,
por alguna circunstancia, la tirada del ex-libris
nunca llegase a La Habana; o bien por el mismo
hecho de que la biblioteca de Fernandina estuviese
radicada en La Habana, y la existencia del ex-libris
no haya trascendido al ámbito local. Todo ello me
mueve a darlo ahora a la luz pública.
Comenzaré diciendo de su ilustre propietario: don José María de Herrera y Herrera,
II Conde de Fernandina, nacido en La Habana
(Cuba) el 14 de agosto de 1787 y allí mismo fallecido el 20 de febrero de 1864. Fue hijo y heredero
de don Gonzalo de Herrera y Beltrán de Santa
Cruz, primer Conde de Fernandina, regidor perpetuo y alcalde de La Habana, gentilhombre de S.M.
y caballero de la Orden de Carlos III, finado en
1818, y de su esposa y prima hermana doña María
Josefa de Herrera y Zayas. Es conocido, pues,
que era vástago de algunas de las familias más

ilustres de la isla, en la que
sus antepasados habían
desempeñado importantes
cargos de república.
Hombre de grandes inquietudes, muy preocupado por el fomento y
el progreso de la isla, fue
desde muy joven miembro
activo de la Real Sociedad
Económica de Amigos
del País de La Habana.
También fue fundador y
primer presidente del Liceo
Literario de La Habana
(1844), y a lo largo de toda
su vida fue un gran protector y propulsor de las
Artes. También hizo grandes donativos a las necesidades del Estado, y no
menores a la beneficencia,
pública y privada.
Como era tradicional en las grandes familias de la ciudad, sirvió como oficial en sus Milicias
Disciplinadas, en las que alcanzó el empleo coronel (1852; era graduado desde 1815), y de las
que incluso tuvo el mando superior (1860-1862).
También fue electo como representante de la isla
en la corte de Madrid en varias ocasiones: prócer
del reino en el Estamento de Próceres (1834), y
más tarde senador vitalicio del reino (1847). Pero
no llegó a jurar tales cargos.
Sus méritos y servicios le llevaron a alcanzar las más altas dignidades del Reino. En diciembre de 1819 recibió los honores y el tratamiento de la suprema dignidad de la Grandeza de
España. Y tuvo, como su padre, la cruz de la Real
y Distinguida Orden Española de Carlos III (1795),
y más tarde la gran cruz (1852); antes, la gran cruz
de la Real y Americana Orden de Isabel la Católica
(1829). También fue, como su padre, gentilhombre
de cámara de Su Majestad (1820), pero además
con ejercicio (1830). Algunos autores afirman que
fue uno de los maestrantes de la Real de Granada,
pero yo no le he hallado entre ellos.
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [23]

Falleció el Conde de Fernandina en La
Habana el 20 de febrero de 1864, y su sepelio tuvo
lugar a las cuatro de la tarde del mismo día, con
entierro de gala y honores militares, en la iglesia
de Santo Domingo(2).

de oro, cargada cada una de tres lises. Y cuarto,
partido: primero de sinople con dos torres de plata
puestas en palo; segundo palado de gules y oro,
de seis piezas. Armerías
que corresponden perfectamente a los cuatro
abolorios del propietario:
Herrera, Herrera, Beltrán
de Santa Cruz y Zayas.

Dicho del dueño,
digamos del autor. El
ex-libris que estudiamos
está, por fortuna, firmaVa ese escudo
do: E. Boix ft. O sea,
timbrado de una coroque el dibujante y grana marquesal (sic, por
bador fue Esteban Boix
la ducal propia de la
y Viscompta (Barcelona
Grandeza), acolado de la
1774-Madrid c.1829), uno
llave de gentilhombre, y
de los mejores calcógraplazado bajo un manto
fos de su tiempo. Vino
de Grande, tras del cual
Arriba, la quinta habanera del Conde de Fernandina, en
a Madrid a los veintidós
asoman cuatro banderas
la que seguramente se ubicó su librería. Abajo, el Ingenio
años, y fue discípulo del
y otros trofeos militares.
Santa Teresa, uno de los que poseyó el prócer
eximio Manuel Salvador
Pende de la punta la cruz
Carmona en la escuela
de Carlos III, y rodea
de la Real Academia de
casi todo el escudo la
San Fernando, permabanda de la de Isabel la
neciendo ya en Madrid
Católica, cuya insignia
durante toda su vida. Su
de la gran cruz también
obra, tan amplia como
pende de la punta, por
variada, fue muy apreciabajo de la carolina.
da en la sociedad de su
Esta disposición
tiempo: en ella se incluheráldica nos indica que
yen muchas de las granlas armerías fueron comdes obras pictóricas hoy
puestas en 1829, porque
en el Museo del Prado, y
fue entonces cuando el
las conocidas Colección
Conde fue condecorade Retratos de españodo con la gran cruz de
les ilustres y Colección de
Isabel la Católica, y porque también fue entonces
las mejores vistas y edificios más suntuosos de
cuando debió de fallecer Boix, el artista grabador,
Madrid(3). Realizó también, al uso de la época, un
cuyo último trabajo conocido se data precisamengran número de estampas de devoción, y también
te en aquel año. Aunque yo estimo que, quizá, el
algunos ex-libris con motivos heráldicos.
grabado pudiera datarse un poco más tarde, pero
Por último, examinemos las armerías reprepoco más: en 1830.
sentadas en el ex-libris. En una composición o
NOTAS
cartucho de estilo aún dieciochesco, vemos un
escudo cuartelado, cuyos esmaltes y colores dedu1) Por ejemplo, el amplio Catálogo de Ex Libris de
cimos del punteado y rayado -según el sistema
Bibliotecas Españolas en la Biblioteca Nacional
ideado por el jesuita P. Silvestre da Pietra Santa
(Madrid, 1989).
en el siglo XVI-. Son estos: primero y segundo, de
2) Semblanza del personaje, por Diego Valor de
gules con dos calderas de oro puestas en palo;
Medina, en el Diccionario Biográfico Español de la
bordura de gules con diez calderas (solo nueve en
Real Academia de la Historia.
el primero) de oro. Tercero, cuartelado a su vez:
3) Manuel Ossorio y Bernard, Galería biográfica
primero de oro con un águila de sable; segundo,
de artistas españoles del siglo XIX (Madrid, 1868).
de gules con una cruz floreteada de oro; tercero,
Carlos Carrete Parrondo, Diccionario de grabade plata con dos crecientes contornados de sable,
dores y litógrafos que trabajaron en España, siglos
puestos en palo; y cuarto, de gules con tres fajas
XV al XIX (en la Red).
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [24]

REVISTA DE LIBROS

Félix Martínez Llorente (dir.): MEMORIA DE UN REY, MEMORIA
DE UN REINADO. FERNANDO
III, REY DE CASTILLA Y LEÓN
(1217-1252). VIII CENTENARIO DE
SU ACCESO AL TRONO (12172017). Valladolid, Junta de Castilla
y León, 2019. ISBN: 978-84-9718696-4. En gran formato, con 413
páginas plenas de ilustraciones
a todo color. La presente obra ha
venido a constituir una de las principales actividades desarrolladas por
la Comisión Académica y Científica
de Conmemoraciones que bajo el
nombre de Tronos, y a instancias
de la Junta de Castilla y León, se
constituyó en marzo de 2017, presidida por la entonces directora
general de Políticas Culturales,
doña Mar Sancho Sanz, e integrada por los catedráticos y profesores D. Emiliano González Diez,
de la Universidad de Burgos; D.
Carlos Merchán Fernández, de
la Universidad de Valladolid; D.
José María Monsalvo Antón, de la
Universidad de Salamanca; D. Félix
Martínez Llorente, de la Universidad
de Valladolid y Doña Margarita TorreSevilla Quiñones de León, de la
Universidad de León; además de por
D. Vicente Cuadrillero Martín, de la
Fundación Siglo para el Turismo y
las Artes de Castilla y León; D. Carlos
Travesí de Diego, jefe de servicio
de Archivos y Bibliotecas; D. Jaime
Morate Martín, jefe de la Fundación
Siglo, y D. José Miguel Ortega del
Río, de la Fundación Siglo. Dicho
proyecto Tronos pretendía ser el
medio más idóneo para encauzar,

con profesionalidad y altura académica, un conjunto de iniciativas a
través de las cuales llevar a cabo
la conmemoración de dos grandes
hitos históricos protagonizados por
dos grandes monarcas de excepción en la historia de la Corona de
Castilla y de España como eran los
Reyes Fernando III (1217-1252), el
unificador, en 1230, de los dos reinos, del que se cumplía el VIII centenario de su llegada al trono del
reino de Castilla; y Carlos I (15171555), a través del cual se constituirá la Monarquía española moderna, hace 500 años. Como resultado
de la primera de las celebraciones
antedichas se encuentra este soberbio libro. Una obra que presenta una
destacada originalidad en su concepción, al proyectarse como una
obra colectiva en la que han participado, a través de sus aportaciones
científicas, destacados especialistas
en la materia, proporcionando su
visión sobre la época, el reinado y
la persona del Santo Rey, a través
principalmente de las fuentes documentales originales. A tal fin, han sido
seleccionadas más de setenta piezas
–principalmente, documentos originales del monarca, emanados de su
Cancillería, crónicas coetáneas del
reinado, objetos personales regios y
obras artísticas en estrecha relación
con su figura-, lujosamente reproducidas a lo largo del libro, que han sido
objeto de un individualizado y pormenorizado estudio y comentario histórico por veinte especialistas. Con ello
se ha pretendido adoptar una óptica
de estudio significativamente diversa
a las realizadas hasta el momento
en torno a la figura del Rey Fernando
III, su persona, su reino y su época.
La obra, prologada por el presidente
de la Junta de Castilla y León, aparece distribuida y estructurada en
seis grandes secciones, expresivos
de sus principales valores y aportaciones, como gobernante y hombre
de estado, a lo largo de su vida: De
Enrique I (1214-1217) a Fernando
III (1217): el acceso al trono; La
reunificación de dos reinos hermanos (1230); La Familia del Rey; y
Emblemática e indumentaria regia. El
«escudo cuartelado de sus armas»;
El Gobierno de los Reinos; y Un

Rey en los Altares. La coordinación
general de la obra recayó en el profesor Dr. D. Félix Martínez Llorente,
catedrático de Historia del Derecho
de la Universidad de Valladolid. Los
comentarios a cada una de las piezas han corrido a cargo de los autores que siguen, indicándose junto
a su nombre el número de ellas
estudiadas en cada caso: D. Javier
Baladrón Alonso (1), D. José Manuel
Calderón Ortega (1), D. Alfonso de
Ceballos-Escalera y Gila (3), D. Luis
Miguel de la Cruz Herranz (9), D.
José Manuel Cerda Costabal (2), D.
Miguel Ángel Chamocho Cantudo
(3), D. Rafael Domínguez Casas
(1), D. Emiliano González Díez (5),
D. Manuel González Jiménez (1),
D. Fernando Gutiérrez Baños (3),
D. Mauricio Herrero Jiménez (4), D.
Alfonso Carlos Merchán Fernández
(2), D. José María Monsalvo Antón
(2), D. Pedro Ortego Gil (1), D.
Eduardo Pedruelo Martín (1), D.
Alejandro Rebollo Matías (5), Dña.
Irene Ruiz Albi (4), D. José Manuel
Ruiz Asencio (2); D. Josep Serrano
Daura (2), y D. Félix Martínez
Llorente (13). Un volumen que, sin
género de dudas, alcanza la excelencia académica (MF).
Inés Calderón Medina: LOS
SOVEROSA: UNA PARENTELA
NOBILIARIA ENTRE TRES
REINOS. PODER Y PARENTESCO
EN LA EDAD MEDIA HISPANA
(SIGLOS XI-XII). Valladolid,
Universidad de Valladolid, 2018.
280 páginas, ISBN: 978-84-8448967-2. Importante estudio sobre la
familia Soverosa, uno de los linajes
de mayor influencia en los reinos

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [25]

REVISTA
TITULAR
DE LIBROS

de León y Castilla y el condado de
Portugal, en los precisos momentos en que éste se va a constituir en
reino independiente del leonés, entre
los siglos XI, XII y XIII. Inés Calderón,
doctor en Valladolid y profesora en
la Universidad de las islas Baleares,
especialista de la monarquía medieval, la nobleza de los tres reinos y las
relaciones entre Portugal y España
durante los siglos XII y XIII, ha manejado con solvencia las fuentes portuguesas y leonesas, para trazar el
relato genealógico de los Soverosa
durante dos siglos y medio (11391272). El estudio genealógico es
excelente, a pesar de la notable dificultad inicial que tiene toda genealogía medieval, a la hora de identificar
a los personajes. Curiosamente, a
pesar del título del libro, ninguno de
los cinco varones que encabezaron
el linaje a través de aquellos tiempos,
se apellidó nunca Soverosa, caso
común en la genealogía medieval
y regia: siendo los historiadores y
genealogistas los que, casi siempre con posterioridad, han dado
nombre a un linaje para simplificar
y hacer inteligible el relato histórico.
Concluida su trayectoria, su herencia y sus armerías pasarán al linaje
de Albuquerque. La autora identifica
no solo a los personajes principales,
sino también a los parientes menores
y a otros muchos del entorno familiar: siete grandes cuadros genealógicos sirven al lector para entender
la parentela y las relaciones. Es un
estudio serio, amplio y profundo, y un
excelente modelo para futuros estu-

dios sobre otros grandes linajes hispanos (MF).
Raquel Sánchez y David San
Narciso (coords.), LA CUESTIÓN
DE PALACIO. CORTE Y CORTESANOS EN LA ESPAÑA
CONTEMPORÁNEA. Granada,
Comares, 2018, 336 páginas, ISBN
978-84-9045-740-5. El término cuestión de Palacio se acuño en 1847,
para aludir a las desavenencias
matrimoniales de la Reina con su
Rey consorte y primo Don Francisco
de Asís: desavenencias que, lejos
de ser una cuestión sol tocante a
la intimidad familiar, o incluso palatino, fueron enseguida vox populi,
llegaron a los periódicos y causaron la formación de bandos políticos. Y tal término es el asumido por
los coautores para tratar por menor,
desde un punto de vista sociológico
y político, del papel y de la influencia
de la Corona, a través de la corte
y de los cortesanos, no solo en la
España isabelina, sino a lo largo de
todo el siglo XIX. Para ello, estudian
su composición, su estructura, sus
cambios y continuidades, su adaptación al sistema liberal, y además
analizan su imagen pública. Pablo
Vázquez Gestal inicia el volumen
hace balance de la creciente historiografía –no precisamente amplia
ni satisfactoria- atinente a los estudios cortesanos en Europa en los
últimos quince años. Félix Labrador
y Victoria López-Cordón se refieren en sus textos al sistema cortesano anterior al siglo XIX, el primero durante la Edad Moderna, y la
segunda desde el momento de la
llegada de la reformista Casa de
Borbón al trono hispano. Carmina
López Sánchez se ocupa de estudiar la estructura y funcionamiento
internos de la Casa Real en cada
reinado, a lo largo de todo el siglo
XIX. Antonio Manuel Moral Roncal
examina la Real Casa y Patrimonio
en el reinado de Don Fernando
VII. Raquel Sánchez y David San
Narciso se ocupan de los equilibrios
en el naciente Estado liberal para
armonizar dos realidades distintas:
la corte tradicional, y el parlamentarismo, estudiando además los
grandes oficios palatinos –mayor-

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [26]

domo mayor, intendente general,
camarería mayor, damas, etcétera-. En palabras del profesor Pajarín,
la corte era un espacio profundamente jerarquizado y normativizado que, en los sucesivos reinados,
mantuvo su carácter privilegiado, a
pesar de su paulatina pérdida de
influencia política, no sin resistencia, o la apertura a nuevas élites
sociales que convirtieron el Palacio,
como ya escribiera Galdós, en esa
«real república que los monarcas
se han puesto por corona [...] donde
alternan pacíficamente aristocracia,
clase media y pueblo». La presencia religiosa en la corte, más bien
de la Iglesia, es tratada por David
Martínez Vilches, que se centra en la
figura del confesor regio, el P. Claret.
A este capítulo siguen los de Isabel
Pascual Sastre, que trata de la corte
de Amadeo de Saboya; y de Pedro
Carlos González Cuevas, que se
refiere a la corte de Alfonso XIII, en
las que la omnímoda presencia de la
aristocracia tradicional causó graves
perjuicios políticos a la Corona. Un
conjunto de textos interesantísimo
para alcanzar a entender lo que fue
y significó la corte, hasta 1931, en la
sociedad y en la política españolas.
Jose-Luis Machado Carilla: LA
CASA LLARENA CALDERÓN,
FAMILIA Y FORTUNA DE LOS
MARQUESES DE ACIALCÁZAR
Y TORREHERMOSA. Tenerife,
2020. ISBN 9798638458126. 414
páginas. El prolífico genealogista e
historiador canario nos presenta este

REVISTA
TITULAR
DE LIBROS

estudio de historia familiar, en el que
trata del ascenso económico y social
de la familia Calderón desde su llegada a la isla de Tenerife, y que más
adelante enlaza con la de Llarena,
de la cual se hace un pormenorizado estudio desde sus orígenes
extremeños: ambas constituyeron
una sola familia al casarse don José
de Llarena Olivares con doña Isabel
Ana Calderón. El autor lleva a cabo
un detenido análisis de sus recursos económicos mediante la aportación y estudio de documentación
inédita perteneciente a su propio
archivo del autor. Así como la confluencia en sus descendientes de
los títulos de Castilla de marqueses
de Acialcázar y de Torrehermosa,
para llegar a don Manuel Llarena
Calderón, que hizo inventario de
sus bienes tanto en Gran Canaria
como en Tenerife; los que hereda a
título de mayorazgo su hija mayor
doña Juana de Llarena Westerling,
que contrajo matrimonio con don
Tomás de Nava Grimón, marqués
de Villanueva del Prado; y su hermana Manuela, que casa con don
José María de Quintana Llarena,
cuyos descendientes van a heredar el marquesado de Villanueva
del Prado. Machado relata sus vicisitudes y descendencia hasta llegar
a nuestros días, aclarando algunas
malintencionadas interpretaciones
relacionadas con la Inquisición del
siglo XVI. Es una obra que cubre un
vacío historiográfico, y que cierra el
ciclo relacionado con el la Casa de

Nava y Llarena Calderón, tal y como
fue conocida (LCE).
Vicenta María Márquez de la
Plata: PÓKER DE REINAS. LAS
CUATRO HERMANAS DE CARLOS V. Madrid, Casiopea, 2019.
ISBN 978-84-12-05046-2. 250 páginas. La autora, bien conocida por
sus notables aportaciones a la historia en general y a la historia de
la mujer en particular, nos presenta
hoy en fruto de sus últimas investigaciones, en esta ocasión atinentes a las cuatro Infantas de España
hijas de la desgraciada Reina Doña
Juana I y de su marido el efímero Rey Don Felipe el Hermoso,
Archiduque de Austria, y por tanto
hermanas del Rey Don Carlos I
de España y V del Sacro Imperio
Romano Germánico: la culta y bella
Doña Leonor de Austria, Reina de
Portugal y de Francia; Doña Isabel
de Austria, Reina de Dinamarca, de
Suecia y de Noruega; Doña María
de Austria, Reina de Hungría, la más
inteligente y la más dotada para la
política; y Doña Catalina de Austria,
Reina de Portugal y antes recluida
largos años en Tordesillas junto a
su madre la Reina Doña Juana.
Las cuatro, junto a sus dos hermanos, Emperadores sucesivamente
ambos, tuvieron vidas densas y apasionantes, y además algún papel
crucial en la historia de Europa: a
la influencia fraterna de la Reina de
Hungría se debió el acuerdo fundamental del reparto de las coronas hispana e imperial, que el César
Carlos puso en práctica en 1555,
asegurando el futuro de la dinastía
entre su hijo el Rey Don Felipe II
y su hermano el buen Emperador
Fernando, criado en Castilla junto a
su abuelo el Rey Católico. Un excelente y erudito relato en clave familiar
de la alta política y de la diplomacia
regias durante la primera mitad del
siglo XVI (MF).
Antonino Sala, L’ORDINE TEUTONICO IN SICILIA (1197-2019).
Palermo, Fondazione Thule Cultura,
2019. ISBN 978-88-97471530. 164
páginas. Un oportuno estudio sobre
la presencia de los caballeros teutónicos en la isla de Sicilia a partir del
siglo XII, que se abre con un relato

de la historia medieval de la Orden
del Hospital de Santa María de los
Alemanes de Jerusalén, desde
Tierra Santa a la Europa central
y oriental –en la que llegó a constituir un temible Estado, que conquistó y cristianizó desde Polonia
hasta el Báltico, hasta ser derrotado por los rusos en Tannenberg-.
Continuando por su fraccionamiento
y división a causa de las guerras de
religión entre católicos y protestantes, su reorganización en 1526 bajo
el protectorado del Sacro Romano
Imperio Germánico, y después por
el de los Emperadores de Austria,
hasta que en 1923-1929 su último
gran maestre, de acuerdo con la
Santa Sede, convirtió la vieja Orden
caballeresca en una Orden clerical
que sufrió enseguida la persecución por los nazis germanos hasta
su resurgimiento en la Austria de la
posguerra. La segunda parte trata
de las relaciones de la Orden con el
Imperio y con la Iglesia. Pero es la
tercera la que se dedica a examinar
la presencia teutónica en Sicilia, que
se documenta entre 1197 y 1492.
Y de nuevo a partir de la restauración de la Encomienda de Sicilia en
2009: a esta última etapa se dedica el cuarto capítulo de la obra. Los
siguientes tratan de la arquitectura
teutónica en la isla, y de los santos
patronos, mártires y siervos de Dios
que la Orden ha dado al mundo. Un
buen texto para conocer la trayectoria histórica de la Orden Teutónica,
larga ya de 900 años (MF).

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [27]

REVISTA
TITULAR
DE REVISTAS
BOLETÍN DE LA ACADEMIA
PUERTORRIQUEÑA DE LA
LENGUA ESPAÑOLA, cuarta
época, 5 (2019). Aquí leemos el
interesante artículo del Dr. Jaime
Alberto SOLIVAN DE ACOSTA,
Principales problemas genealógicos en Puerto Rico.
LA GACETILLA DE HIDALGOS,
559 (verano 2019). Dedica su
editorial al fallecimiento de D.
Faustino Menéndez Pidal, e
incluye, entre otros, los artículos
de Vicenta Mª MÁRQUEZ DE LA
PLATA FERRÁNDIZ, Marquesa
de CASA REAL, Doña Josefa
de Zúñiga y Castro, Condesa
de Lemos (1718-1771); Juan
Manuel HUIDOBRO MOYA,
Bernardo Luis de Velasco y
Huidobro, último gobernador intendente del Paraguay;
Luis VALERO DE BERNABÉ Y
MARTÍN DE EUGENIO, Marqués
de CASA REAL, Heráldica y
nobiliaria de Serbia; José Luis de
la GUARDIA SALVETTI, Felipe
V y la Nueva Planta. El Reino de
Aragón y Valencia bajo la Corona
de Castilla; y Nicolás PÉREZ
DE ASCANIO, La nobleza en el
generalato: Francia, agosto de
1914.
NOBILTÀ, 153 (noviembre-di-ciembre 2019). Tras un
editorial titulado I predicati cognominali nell’ordinamento repubblicano, nos ofrece, entre otros,
los textos de Hadzi Nenad M.
JOVANOVICH, Development
of heraldry in medieval Serbia;
Francesco SGOBBA, Quando
il Sovrano Militare Ordine di
Malta ebbe la sua flotta aerea;
Giacomo CERASOMMA,
Aggiornamento sui decreti autorizzativi rilasciati dal
M.A.E. nell’anno 2018; Daniele
E. IADICICCO, A Gaeta il crollo della Cappella dei nobili; y
Roberto BALDINI, I Pontefici
Romani: Pio XI, y Benedetto XV.
LA GACETILLA DE HIDALGOS,

560 (otoño 2019). Glosa en
su editorial la instalación en la
nueva sede social en la cale
del General Arrando 13; y
publica, entre otros, los artículos de Inmaculada RETEGUI
MATUTE, Manuel de Retegui
y Bengoechea y el palacio de
la Malanoche; Juan José de
ORIA SÁNCHEZ BLANCO,
Puntualizaciones al artículo “Alfredo Oria de Rueda e
Íñigo, señor del Palacio Nuevo
de Requena”; y Luis VALERO
DE BERNABÉ Y MARTÍN DE
EUGENIO, Marqués de CASA
REAL, Heráldica y nobiliaria de
Bulgaria.
MEDITERRANEA, 46 (agosto
2019). En este número, dedicado
a la proyección patrimonial de
los judeoconversos en la España
Moderna y coordinado por el profesor Soria Mesa, aparecen los
artículos de Ángel María RUIZ
GÁLVEZ, Los estudios sobre
el patrimonio judeoconverso en
la Corona de Castilla: las promociones artísticas como instrumento de integración social
(ss. XV-XVII); Enrique SORIA
MESA, El patrimonio histórico-artístico de las élites judeoconversas españolas. Propuestas de
análisis desde la historia social;

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [28]

Antonio J. DÍAZ-RODRÍGUEZ,
Roma y el patrimonio judeo-converso: negocios curiales y ascenso social entre los conversos
andaluces (ss. XVI-XVII); Rafael
M. GIRÓN PASCUAL, Capital
comercial, capital simbólico. El
patrimonio de los cargadores
a Indias judeoconversos en la
Sevilla de los siglos XVI y XVII;
Gonzalo J. HERREROS MOYA,
“Escudos pintan escudos”: heráldica de judeoconversos y mercaderes en Córdoba en la edad
moderna; y José María GARCÍA
RÍOS, Sangre conversa al servicio de la aristocracia. La parentela de los del Puerto: ascenso
social, política matrimonial y
patrimonio (Baza, ss. XV-XVI).
NOBILTÀ, 154 (enero-febrero
2020). Tras un oportuno editorial sobre la figura del genealgista-heraldista en el siglo XXI,
trae, entre otros, los textos de
Marcello SEMERARO, Araldica
dei principi angioini di Taranto:
l’arma di Filippo d’Angiò; Gionata
BARBIERI, Tommaso Riario
Sforza, la Sede Vacante 1846
e l’Ordine di San Giuseppe; y
Alberto LEMBO, Chiesa, Società
e Massoneria. Ojo: Convegno
en Casale Monferrato abril 2020;
Convegno en Piacenza no-2019.
BANDERAS, 154 (marzo
2020). Con el artículo de Carlos
LOZANO LIARTE, Las banderas
de Baler.
HIDALGUÍA, 382 (2019).
Número titulado S.M. el Rey
Don Juan Carlos: una vida al
servicio de España, contiene, entre otros, los artículos de
Yolanda GÓMEZ SÁNCHEZ, La
Casa de S.M. el Rey durante el
Reinado de Don Juan Carlos I;
Fernando GARCÍA-MERCADAL
Y GARCÍA-LOYGORRI, La prerrogativa regia en materia de premios y distinciones; José María
de FRANCISCO OLMOS, El Rey
Don Juan Carlos y el ejercicio de

REVISTA
TITULAR
DE REVISTAS
la Gracia Real: la concesión de
títulos nobiliarios y collares de la
Orden del Toisón de Oro; y David
RAMÍREZ JIMÉNEZ, El Rey Don
Juan Carlos e Iberoamérica: una
relación única en lo político y en
la Falerística.
CUADERNOS TEMPLARIOS, 1
(febrero 2020). Con el artículo
de Antonio GALERA GRACIA,
Milites Templi. También fueron
monjes.
CUADERNOS TEMPLARIOS, 2
(2020). Con el texto de Luis Mª
CABELLO LAPIEDRA, Leopoldo
TORRES BALBÁS y Serapio
HUICI, Rescatando la memoria.
Revista Arquitectura.
CUADERNOS TEMPLARIOS,
número especial (2020). Con
el trabajo de Santiago SOLER
SEGUÍ, De unione Templi et
Hospitalis Ordinum ad Clementem papam Jacobi de Molay
relatio.
HISTORIA INSTITUCIONES
DOCUMENTOS, 46 (2019). Nos
trae, entre otras, las colaboraciones de Carmen BENÍTEZ
GUERRERO, Tras los pasos del
rey: la estructura cronotopográfica de la Crónica de Fernando
IV como vía de acceso a la historia del texto; Miguel Ángel
CHAMOCHO CANTUDO, León
de Armenia, señor de Andújar
(1383-1393); Miguel Ángel
GUISADO DONOSO, Memoria
de un legado perdido: el Capítulo
General de Sevilla de la Orden
de Alcántara, año de 1511; y
José Julio MARTÍN BARBA, El
desarrollo de la almoneda de
los bienes muebles de Isabel la
Católica.
ANUARIO DE ESTUDIOS
MEDIEVALES, 49/2 (2019).
Incluye los textos de Gaspar
FELÍU i MONFORT, Remences
senyors de remences: la
familia Tria d’Arenys; y Plácido FERNÁNDEZ VIAGAS

ESCUDERO, La estigmatización
de los pecadores contra natura
en la Castilla del siglo XIII: una
aproximación de historia cultural al título XXI de la Séptima
Partida.
GRACCURRIS, 30 (2019).
La revista de estudios alfareños presenta los artículos de
Jesús PALACIOS REMONDO,
Ramón López-Montenegro y
de Frías Salazar: un ilustre “riojano” nacido en Zaragoza; y
Jesús HERNÁNDEZ JIMÉNEZ,
Funerales por Don Manuel de
Orovio y Echagüe, Marqués de
Orovio.
PRO PHALARIS, 20 (segundo
semestre 2019). Además de sus
habituales secciones, contiene,
entre otros, el artículo de José
Vicente de BRAGANÇA y Paulo
Jorge ESTRELA, D. João VI e as
Grã-Cruces das Ordens Militares.
Correções e esclarecimientos a trabalhos publicados: este
texto se refiere a los Infantes de
España condecorados con la
rara Banda de las Dos Órdenes
de Cristo y de Avis (1796-1823).
STUDI MELITENSI, XXVI (2018).
La Rivista del Centro Studi
Melitensi nos presenta los artículos de Giovanni SCARABELLI,
Dieci anni dalla morte del Servo
di Dio fra’ Andrew Bertie; Kristjan

Toomas POEG, La spiritualità degli ordini militari nel Medio
Evo. Lo stato della ricerca;
Angelantonio SPAGNOLETTI,
Milizia e carità nella storia dei
Cavalieri di Malta; Gaetano DEL
ROSSO,Gli schiavi,i corsari e
l’Ordine di Malta nei secoli XVIXVII; Luigi Giuliano DE ANNA,
Ideologie totalitariee archetipi cavallereschi. Primi elementi
per un’indagine; Natale LODA,
L’Ordine di Malta: eredità e
prospettive per il nostro tempo;
Gianandrea DE ANTONELLIS,
La preghiera del Giovannita nelle
Istruzioni sopra gli obblighi più
principali de’ Cavalieri di Malta
di François-Aimé Pouget; Luigi
Michele DE PALMA, La bolla
“Militantis Ecclesiae” di Clemente
XI per l’OrdineCostantiniano di
San Giorgio (1718); y Antonella
D’ARGENIO, Nuove fonti per
la storia dell’Ordine di Malta in
Puglia e Lucania.
STUDIA MELITENSI, XXVII
(2019). Con las colaboraciones
de Luigi Giuliano DE ANNA,
Dame, Militisse e Matrone. Le
forme della Cavalleria al femminile; Anthony LUTTRELL, I
Giovanniti nel sud del Priorato di Pisa (sec. XII-XV); Vito
RICCI, L’Ordine di San Giovanni
Gerosolimitano a Trani dal XII al
XVI secolo; Manlio CORSELLI,
Le Commende gerosolimitane di Palermo. Un’analisi patrimoniale e un profilo devozionale; Tommaso Maria ROSSI,
L’Archivio della Commenda della
Magione del Tempio di Lucca;
Nicola NERI, L’Ordine di Malta
e il Regno del Belgio. Genesi e
sviluppo delle relazioni diplomatiche; Giovanni SCARABELLI,
A proposito della reliquia del
sacro capo del b.Gerardo a
Malta; Valeria Maria LEONARDI,
L’Ordine di Malta e l’Exposition
Universelle etInternationale de
Bruxelles 1958.

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [29]

GENTES DE BIEN

LA MAESTRANZA DE CASTILLA EN ROMA
En una espléndida ceremonia en el Palacio
Ruspoli de Roma, se ha llevado a cabo, el 28 de
enero de 2020, el recibimiento de nuevos maestrantes de la Maestranza de Caballería de Castilla.
Una nueva Protectora, S.A.R. la Princesa India de
Afganistán, embajadora afgana en Europa para la
promoción de la cultura y de las obras humanitarias,
hija de S.M. Amanulá Khan, Rey de Afganistán (19191929), y dos maestrantes, el general de cuerpo de
ejército Salvatore Camporeale, jefe de Formación,
Especialización y Doctrina del Ejército italiano, y el
magistrado Dr. Riccardo Turrini Vita, director general
de Formación del Ministerio de Justicia y juez de la
Corte de Apelación del Vaticano, se han incorporado,
recibidos por el Diputado Decano Dr. Marqués de la
Floresta, venido expresamente desde Segovia.
Los Príncipes Ruspoli, Don Sforza (Lillío) y
Doña María Pía, ambos maestrantes, acogieron en su
elegante Palacio a un nutrido grupo de maestrantes.
Los Ruspoli son una de las principales familias romanas, príncipes de Cervéteri y condes de Vignanello,
muy cercana a la Sede Apostólica y que ostentaron
el cargo laico hereditario de gran maestre del Sacro
Hospital (Magister Sacri Hospitii), el primero en orden
de precedencia de la Curia Romana, hasta la reforma de Pablo VI. Entre sus miembros se encuentra
Santa Giacinta Marescotti (1585-1640), proclamada santa en 1807, y así Giacinta se llama la hija de
Lillío y María Pía, también ella dama maestrante.
Algunos miembros de la familia, pasados a España,
vienen ostentando los títulos de duque de Alcudia y

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [30]

de Sueca, marqueses de Boadilla del Monte, condes
de Chinchón y barones de Mascalbó; también, por
matrimonio, el de duque de Plasencia.
El imponente Palacio Ruspoli de Roma
fue iniciado en 1556 y concluido por el arquitecto
Bartolomeo Ammannati; ocupa toda la cuadra delimitada por la famosa vía del Corso. La galería está
decorada con frescos de Jacopo Zucchi, y allí George
Frideric Handel compuso su Salve Regina en 1707.
En esos mismos salones, la Princesa Doña María Pía
ofreció a los maestrantes un suntuoso banquete.
Participaron en la ceremonia, recepción y velada el barón profesor Dr. D. Emmanuele Emanuele di
Villabianca, decano de los maestrantes italianos, con
su esposa doña Laura;
D. Giuseppe Ferrajoli,
marqués de Filacciano;
Dª Olga; S.A.S. el
príncipe Maurizio
Gonzaga del Vodice;
el príncipe Guglielmo
Giovanelli Marconi y
su esposa la princesa Vittoria; la princesa
Elettra Giovanelli (hija
del marqués Guglielmo
Marconi, el inventor
de la radio); el nob.
Antonino Lazzarino de
Lorenzo, vicepresidente de la Cooperativa
Luzzati di Banca Popolare; la nob. Laura
Lazzarino de Lorenzo, médico psicoanalista, miembro de la Escuela Lacaniana; el nob. Dr. Francesco
Chiarizia de Molise, manager de ELT Elettronica
Group; el dicho Dr. Riccardo Turrini Vita, director general de la Formación del Ministerio de Justicia italiano, y juez de la Corte de Apelación del Vaticano; el
empresario Dr. Umberto Menegatti y su esposa la Dra.
María Teresa Burgoni, manager de Eurafrica; el prof.
Stefano Bastianello, catedrático de Neuroradiología en
la Universidad de Pavía; la Dra. Eugenia Bastianello,
directora de UBI Banca; la condesa Milena von Rex,

GENTES DE BIEN

responsable de eventos del Gran Priorato de Roma
de la Orden de Malta; S.A.R. la Princesa India de
Afganistán, embajadora afgana en Europa para la promoción de la cultura y de las obras humanitarias (hija
de S.M. Amanulá Khan, Rey de Afganistán); el general
de cuerpo de ejército D. Salvatore Camporeale, jefe de
la Formación, Especialización y Doctrina del Ejército
italiano; el príncipe Fabrizio Massimo, jefe de la Casa
Massimo; la Dra. Alessandra Malesci Baccani, de la
Presidencia del Gobierno italiano; el capitán de corbeta
Manfredo Lapi Gatteschi, jefe de análisis y monitoreo
estratégico para la evaluación de la Marina Militar
italiana; la Dra. Benedetta Lapi Gatteschi; el Dr. Enzo
Benigni, presidente y CEO de ELT Elettronica Group;
el conde Giuseppe Rizzani; el nob./conde Salvatore
Olivari de la Moneda, oficial de la Marina Militar italiana; y por fin el Dr. D. Fabio Cassani Pironti, Conde de
Giraldeli; el príncipe Sforza Ruspoli y su esposa la princesa María Pía; su hija la princesa Giacinta Ruspoli; y
el Dr. Andrea Rossi.
La Maestranza de Caballería de Castilla ha
quedado en esa grata jornada, muy obligada con la
princesa María Pía Ruspoli, por su generosa acogida
en esta magnífica velada celebrada en su soberbia
morada romana, y confía en tener buenas ocasiones
para corresponder a su señorío y fineza, quedando
mientras tanto el diputado decano y todos los caballeros maestrantes a sus pies.

BUSTO DE SEBASTIÁN DE ESLAVA EN MADRID
El lunes día 17 de febrero de 2020 ha sido
colocado e inaugurado, en uno de los jardines del
Cuartel General del Ejército, ubicado en el Palacio
de Buenavista, en Madrid, un busto del capitán general don Sebastián de Eslava y Lasaga, causante del
título de Marqués de la Real Defensa por la heroica
que hizo como virrey de Santa Fe (o de la Nueva
Granada), con Blas de Lezo a sus órdenes, de la
plaza de Cartagena de Indias en 1740. El busto en
bronce es obra del escultor Fernando Montero de
Espinosa y donado por la Fundación Mencos, entidad
que se ha hecho cargo de la financiación de este trabajo a través de una campaña de microdonaciones
particulares.
El acto de inauguración, con todos los honores y ceremonias castrenses, estuvo presidido por el
Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), el general D. Francisco Javier Varela Salas y por el presidente de la Fundación Mencos, D. Joaquín Ignacio
Mencos y Doussinague, Marqués de la Real Defensa
y descendiente directo del homenajeado; asistiendo
además numerosas autoridades y representaciones
civiles y militares, así como personas que a través de
sus aportaciones han hecho posible la construcción
de esta escultura. Su realización surgió como una
iniciativa popular tras el éxito del ciclo de conferencias sobre Sebastián de Eslava, que el pasado año
se realizó en el Nuevo Casino Principal de Pamplona.
A través de una campaña se canalizaron las donaciones y el busto fue encargado al escultor Fernando
Montero de Espinosa, experto en la elaboración de
bustos de la época del virrey, habiendo realizado,
entre otros, uno de Blas de Lezo que se encuentra en
el museo naval de Madrid.
Cabe recordar que don Sebastián de Eslava
y Lasaga nació en Enériz (Navarra), el 19 de enero
de 1685. Con catorce años ingresó como cadete en
el Tercio de Navarra, y tras cursar sus estudios en la
célebre Academia Militar de Barcelona, se incorporó
en 1701 como oficial a la Reales Guardias Españolas
de Infantería, sirviendo en las campañas y acciones

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [31]

GENTES DE BIEN
de la frontera de Portugal, sitio de Gibraltar, frontera
de Francia y sitio de Barcelona (1706), batallas de
Almansa (1707), y de Brihuega (1710), sitio y rendición de Barcelona (1714), expediciones de Cerdeña
y de Sicilia (1718), guarniciones de Ceuta y Baleares,
conquista de Orán (1732), campaña de Italia (1734).
Mariscal de campo en aquel año, en 1739 fue nombrado virrey de la Nueva Granada y pasó a Bogotá,
donde hizo frente a los ataques británicos contra
Portobelo y Cartagena de Indias (1740), logrando la
completa derrota de los ingleses: esa gran victoria
le valió el ascenso a capitán general de los Reales
Ejércitos. Vuelto a la Península, fue capitán general
de Andalucía y costa del Océano (1749), director
general de Infantería española y extranjera (1750), y
secretario de estado de Guerra (1754). Murió siéndolo el 21 de junio de 1759. A título póstumo, en 1760 el
Rey concedió al general Eslava, en la persona de un
sobrino, el título de Marqués de la Real Defensa, para
perpetua memoria de aquella batalla en la que se
decidió la suerte de toda la América hispana.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “VESTIRE GLI
ONORI”
El jueves, 20 de ferero, en el espléndido
marco de la biblioteca del Palazzo Esercito, en Roma,
ha sido presentado al público el volumen Vestire gli
onori: manuale illustrato sull’uso delle decorazioni
dell’OMRI con le tenute civili, ecclesiastiche, cavalleresche, e con le uniformi della Repubblica, obra
de Michele D’Andrea y de Fabio Cassani Pironti,
con la colaboración del almirante Carlo Cellerino.
Se trata de una guía ilustrada que explica cómo
vestir y lucir las condecoraciones de la Orden al
Mérito de la República Italiana y demás medallas
y condecoraciones sobre los uniformes militares,
civiles, eclesiásticos, caballerescos y asociativos.
Moderó la presentación el general Fulvio Poli, jefe
de la Oficina General de la Promoción, Publicaciones

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [32]

e Historia del Estado Mayor del Ejército –y notable
medievalista e hispanista- quien, con su habitual
competencia, introdujo a los relatores: el teniente
general Salvatore Camporeale, jefe del Mando de
Formación, Especialización y Doctrina del Ejército,
y el on. Alberto Lembo, antiguo presidente de la
Commissione di Studio per le Onorificenze della
Presidenza del Consiglio dei Ministri, además de los
coautores. El bello volumen, de 144 páginas que
contienes 450 ilustraciones muy logradas, incluye
también el sistema jerárquico-premial italiano y sus
precedencias, una historia insólita de la OMRI, y el
elenco de las Órdenes no nacionales autorizadas
por el Estado italiano. En la sala, con el aforo de
140 personas completo, vimos a altas autoridades
militares, civiles y eclesiásticas, entre ellas al príncipe Ravivaddhana Monipong Sisowath, embajador
del Rey de Camboya, al profesor barón Emmanuele
Emanuele di Culcasi, presidente de la Fondazione
Roma, al príncipe Guglielmo Giovanelli Marconi, al
príncipe Carlo Massimo, a la princesa Maria Pia
Ruspoli, al marqués Carlo Incisa di Camerana, y al
duque de Ostuni. Finalizado el acto, en la inmediata
sala Ferrante Gonzaga del Vodice, se ofreció un grato
vino de honor.
LA MEDAGLIA DELLA
VITTORIA
Para conmemorar la
victoria italiana con la que
concluyó la Gran Guerra
en 1918, tras la ofensiva
al mando del general Armando Díaz, y sobre todo
los actos conmemorativos
(congresos, exposición, libro) que tuvieron lugar en
Roma en 2019, el Ejército
italiano ha creado la Medaglia della Vittoria - Generale Armando Díaz, con
la que ha querido distinguir
la contribución a dichas
conmemoraciones y celebraciones. Esta recompensa ha sido limitada a cien
concesiones, y entre los agraciados se han contado
varios ciudadanos españoles, militares y civiles: don
Enrique López-Pozas y Lanuza, don Arturo Cardelús
y Muñoz-Seca, don Eduardo Torquemada y Melero,
don Jorge Bernaldo de Quirós y Trillas, el barón Diego
Spanò, y el profesor Dr. Marqués de la Floresta. Todos ellos fueron condecorados en la sede del Estado
Mayor del Ejército por el general de cuerpo de ejército
Salvatore Camporeale, director de Formación, Especialización y Doctrina del Ejército italiano. Vaya a todos
nuestra felicitación cordial.

GENTES DE BIEN

ACTIVIDADES DE LA EXCMA. DIPUTACIÓN DE LA
GRANDEZA DE EPAÑA Y TÍTULOS DEL REINO
Con ocasión de su asamblea anual ordinaria,
que ha tenido lugar en la tarde del 5 de marzo, ofrecemos un resumen du las actividades corporativas de
la que para muchos es la única Corporación nobiliaria
que merezca tal calificativo.
Durante el último año, la Diputación ha acrecentado su presencia institucional, participando en la
recepción oficial ofrecida en el Palacio Real por S.M.
el Rey, con motivo de la Fiesta Nacional del 12 de
octubre. Además, el Decano, Duque de FernándezMiranda, ha asistido en su representación el 17 de
mayo a la entrega por S.M. del Premio Órdenes
Españolas, que tuvo lugar en el Real Monasterio de
El Escorial; y el 8 de octubre, en Oviedo, en el acto
de entrega de los Premios Princesa de Asturias, bajo
la presidencia de S. M. el Rey. Además, la Diputación
ha asistido a diversas ceremonias y actos, convocados por la Casa Real, por representaciones diplomáticas acreditadas en España, y por diversas entidades
nobiliarias.
También ha sido recibida la Diputación en
audiencia por S.M. el Rey y por S.M. el Rey Don Juan
Carlos, y ha mantenido entrevistas con el jefe de la
Casa de Su Majestad el Rey y con el almirante jefe
del Cuarto Militar de S.M. Y además se ha reunido
con el presidente del Grupo Popular en el Senado y
con el consejero de Estado encargado de estudiar los
asuntos nobiliarios, para tratar de los temas que conciernen a las dos entidades informantes del Ministerio
de Justicia en lo relativo a la tramitación de expedientes de Grandezas y Títulos.
Dentro del acuerdo de colaboración suscrito
con la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado,
fue publicado el Código de Derecho Nobiliario, que
puede consultarse libremente a través de internet
en la colección de Códigos Electrónicos en la página web de dicha Agencia. Por otra parte, la Agencia
Estatal del BOE ha establecido una conexión con
la Guía de Títulos, que la Diputación publica en su
página web. La Diputación tiene previsto firmar sendos convenios de colaboración con la Real Academia

de la Historia y con la Fundación Universitaria San
Pablo-CEU.
Por último, respecto de la función institucional
que la Diputación tiene asignada como órgano asesor
del Ministerio de Justicia en la tramitación de expedientes de Títulos nobiliarios, ha estudiado y aprobado quince expedientes, doce de ellos sobre sucesión
y tres sobre rehabilitación.
No se han descuidado las relaciones con la
prensa, y por eso el Decano se ha reunido con diversos medios de comunicación, y se han facilitado información precisa y variada.
Han seguido funcionando la Comisión de títulos nobiliarios y marcas comerciales –para estudiar
los problemas jurídicos que se plantean por el uso de
los títulos nobiliarios como marcas comerciales-, y el
curso anual del Programa joven de la nobleza.
Ha continuado el programa de la Diputación
de mantener reuniones con los Grandes y Títulos
residentes o con arraigo en las diversas regiones
españolas, y a tal efecto se han celebrado el 6 de
abril en Granada, el 9 de mayo en Valencia y el
3 de octubre en Madrid, con el fin de celebrar en
esta última fecha la festividad del Duque de Gandía,
San Francisco de Borja, Patrono de la Grandeza
de España y de la Nobleza titulada. A cada una de
estas reuniones asistió una nutrida representación de
Grandes y Títulos residentes en dichas comunidades
o que se desplazaron expresamente para tal fin.
Durante el año 2019 han continuado las
tareas de digitalización del archivo: en este momento
el 80 por ciento de los documentos del archivo están
ya digitalizados.
La página web de la Diputación en sus dos
direcciones (www.diputaciondelagrandeza.es y www.
dget.es) continúa ofreciendo información actualizada sobre asuntos relacionados con la Diputación y
con la Fundación Cultural de la Nobleza Española.
Ha recibido durante ese año 45.438 visitas, dos mil
más que el año anterior. Las secciones más consultadas han sido los Títulos nobiliarios publicados
en el Boletín Oficial del Estado (14.085 visitas), y la
Guía de Títulos (9.540). También hay que destacar el
aumento en las secciones de Noticias y “Encuentro.
Cabe destacar el aumento de entradas en las secciones de Artículos de interés (1.217) y Noticias (1.085).
Del total de consultas el 84 por ciento procede de
España y el 16 por ciento del extranjero. Aparte de
España, Estados Unidos y Francia son los países
desde donde se produce el mayor número de entradas.
Dentro de la página web, la Guía de Títulos constituye una de las aportaciones de mayor interés e
importancia que realiza la Diputación. Es la única
Guía completa existente en internet y la única que se

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [33]

GENTES DE BIEN
encuentra en permanente estado de actualización,
de modo que se encuentra al día en la información
acerca de quién es el poseedor actual de una merced nobiliaria. Se prosigue en la constante labor de
incorporar la relación histórica de poseedores de
Grandezas de España y Títulos del Reino, con los
datos adicionales del monarca concedente, fecha
de la concesión, etcétera. La base de datos recopila
3.741 Títulos y Grandezas, de los cuales 2.830 están
vigentes y el resto, 911, o fueron Títulos vitalicios o
se encuentran vacantes. De los vigentes, 417 son
Grandes y 2.413 Títulos.
En el ámbito cultural, la Fundación Cultural
de la Nobleza Española, institución directamente vinculada a la Diputación de la Grandeza de España y
Títulos del Reino, ha realizado durante el año 2019
diversas actividades. Ha organizado dos ciclos de
conferencias: el primero de ellos, celebrado en Sevilla
durante el mes de febrero, bajo el título “La Nobleza
en la literatura del Siglo de Oro”, en colaboración con
la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, coordinado por el catedrático don Ramón María Serrera
Contreras. El segundo tuvo lugar en Madrid durante
el mes de marzo, en colaboración con la Fundación
Banco Santander, y continuó el ciclo ya clásico de
“Biografías e Historia” sobre la Nobleza española,
que ha continuado con el tema “La primera globalización: América y los Océanos”, dedicado en esta
ocasión a “Siglo XVII. Brújula y espada. Religión y
lengua. Descubridores, misioneros, virreinas y virreyes”; fue organizado por la catedrática y académica
doña Carmen Iglesias, Condesa de Gisbert.
Además, se ha continuado la colaboración
con las Fundaciones Amigos del Museo del Prado y
del Museo Thyssen, por lo que los miembros adheridos a las mismas han podido visitar las exposiciones
organizadas por dichos centros (“Museo del Prado
1819-2019. Un lugar de memoria”; “Fra Angélico y los
inicios del Renacimiento en Florencia”; “Velázquez,
Rembrandt, Vermeer. Miradas afines”; “Balthus”; y
“Balenciaga y la pintura española”.
Se han distribuido los estudios “La alta
nobleza castellana a comienzos del siglo XV.
Consolidación de linajes y casas nobles”, cuyo autor
es Santiago González Sánchez; “Nobleza e imagen:
La exteriorización del estatus social”, “La Nobleza
en la literatura del Siglo de Oro”; y “Recuerdos del
campo español. Fotografía inédita. 1885-1945” (volumen II).
Por último, en marzo se celebró el acostumbrado funeral por el eterno descanso de los Grandes
y Títulos del Reino, y por sus familiares, fallecidos
durante el año antecedente, en la iglesia parroquial
del Santo Cristo de la Salud, en la misma calle de
Ayala en que tiene la Corporación su sede y domicilio.

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [34]

S.M. EL REY, EN LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE SEVILLA
El Rey Don Felipe VI presidió el 20 de febrero último, en la Real Maestranza de Caballería de
Sevilla, el acto de celebración de su 350 aniversario,
así como la entrega de sus premios universitarios y
taurinos. Antes del acto de aniversario, Su Majestad
presidió la Junta de Gobierno de la Real Maestranza
de Sevilla. A su llegada, Don Felipe fue recibido por el
teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza,
D. Santiago de León Domecq, que le hizo entrega del
bastón de mando; a continuación, el Rey recibió el
saludo de los miembros de la Junta de Gobierno de la
Real Maestranza de Caballería de Sevilla. S.M. el Rey
abrió la sesión y el acto comenzó con las intervenciones del fiscal de la Real Maestranza de Caballería de
Sevilla, D. Marcelo Maestre, quien dio lectura a las
Ordenanzas de la Institución, y con la del teniente de
Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería
de Sevilla, D. Santiago de León, que finalizó chaciendo entrega de la medalla conmemorativa a Don Felipe. Tras levantar la sesión, el Rey mantuvo un breve
encuentro con los caballeros maestrantes asistentes
a la junta general, y con las juntas de Gobierno de las
demás Reales Maestranzas de Caballería de España. Seguidamente, Don Felipe se trasladó al ruedo,
donde los actos continuaron con la lentrega por S.M.
de los Premios Taurinos y Universitarios. Los premios
taurinos de 2019 recayeron en Pablo Aguado, diestro
triunfador y mejor faena de la Feria; José María Manzanares, mejor estocada de la Feria; Diego Ventura,
mejor actuación de caballero rejoneador; Morante de
la Puebla, mejor actuación de toreo de capa de un
matador; Curro Javier, mejor actuación de subalterno
de brega; Iván García, mejor actuación de subalterno
en banderillas; Juan Antonio Carbonell, mejor actuación de picador; Fuente Ymbro, mejor corrida de toros completa; Aperador, de la ganadería de Santiago
Domecq, mejor toro de la Feria. Su Majestad el Rey
presidió por primera vez este acto en junio de 2015
después de suceder a Don Juan Carlos I como hermano mayor de la Maestranza.

GENTES DE BIEN
a partir de 1525 en su actual emplazamiento. Hasta
1975, en que se inauguraron las actuales instalaciones del archivo, la documentación se guardaba en la
llamada Librería, justo encima de la Sala Capitular. El
conjunto de documentación del archivo es de 400 metros lineales, y se puede agrupar en tres secciones:
archivo, biblioteca y archivo musical.

HOLANDA VA A MODIFICAR EL ESCUDO DE ARMAS NACIONAL
Tras una larga discusión política acerca de si
era procedente mantener o no las armerías nacionales de los Países Bajos, hasta ahora basadas en las
de la Familia Real, finalmente el Parlamento holandés
ha tomado una decisión y se ha aprobado una nueva
ley en el Parlamento. En esta ley se afirma que las
armas nacionales volverán a ser las usadas por la
República holandesa en el siglo XVII. Así, el león, las
flechas y la espada permanecerán, pero el campo
azul y los billetes dorados de las armerías de la Familia Real desaparecerán, y serán reemplazados por
un campo de gules o rojo. También se desea suprimir
la cruz de la Cristiandad del orbe que cierra la corona
real. Según ha informado el primer ministro holandés
Rutte, se ha encomendado al organismo oficial asesor
de heráldica, el Hoge Raad van Adel (www.hogeraadvanadel.nl) que proponga un nuevo diseño de las armas nacionales, que es el que se introducirá antes del
1º de septiembre de 2020 en todas las instituciones
gubernamentales. El resultado podría ser muy semejante al de la ilustración adjunta.
900 AÑOS DEL ARCHIVO DE LA SANTA IGLESIA
CATEDRAL DE SEGOVIA
Restaurada Ia diócesis de Segovia el 25 de
enero de 1120, se creó su archivo, verdadero depósito de la memoria del Cabildo catedralicio, y en buena
parte de la historia de la diócesis y de la provincia
de Segovia. Según José Miguel Espinosa, el archivo
capitular ha custodiado desde entonces los documentos más importantes de la antigua Catedral de Santa
María, actualmente de la advocación de la Asunción y
San Frutos. En él se guarda el documento más antiguo de la ciudad, del año 1115: una carta de donación
del conde Pedro Ansúrez. Nueve siglos de historia
eclesiástica y civil, con una riqueza documental en
parte estudiada y catalogada, pero llamada a aportar
todavía un conocimiento más extenso sobre el pasado de Segovia. En el siglo XVI sus fondos se trasladaron desde la arruinada catedral románica de la
plazuela del Alcázar, hasta la nueva catedral edificada

En la primera sección, la de archivo, se guardan pergaminos de los siglos XII al XVII. Hay 716 de
ellos, que abarcan bulas papales, privilegios reales,
documentos rodados, cartas de compra y venta, censos, y otros. También tiene documentación suelta,
en 1.124 cajas, datada entre los siglos XIII al XX.
Su contenido es de contratos, facturas, testamentos,
correspondencia, etcétera. Son interesantes los registros, que se datan van desde el siglo XIV al siglo XX:
actas capitulares, mayordomías (vestuario, común,
pitanzas, horas, reparticiones, mozos de coro y capi-

lla, labores, fábrica, pobres y obras pías, reverende),
y diezmos. Por último, el material cartográfico: se trata
de 90 planos y trazas de retablos, pavimentación, órganos. Destaca la traza de Juan Gil de Ontañón para
el inicio de las obras de la actual catedral.
La segunda sección, la biblioteca, contiene
214 códices, desde el siglo XIII al siglo XV, que tratan
de las materias más diversas: literatura, historia, medicina, ciencias, clásicos, filosofía, derecho canónico
y teología. Destacan una Biblia del siglo XIII, o la copia en castellano de uno de los ocho libros perdidos
de astronomía de Alfonso X el Sabio. Estos códices
han sido microfilmados por el Archivo Histórico Nacional. Comprende asimismo 37 manuscritos de los
siglos XVI-XIX, también microfilmados. De los 534
incunables que posee el archivo, sobresale el Sinodal de Aguilafuente (1472), el primer libro impreso
en España del que sólo, por el momento, se conoce
este ejemplar. Los incunables de esta colección se
imprimieron en Italia, Alemania, Bélgica y España.
Hay que añadir en esta sección los libros e impresos
que van desde el siglo XV a la actualidad; y la colección del deán D. Tomas Baeza González, que recoge
la biblioteca de este erudito eclesiástico, en la que se

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [35]

GENTES DE BIEN
encentra una amplia información escrita de la Segovia
decimonónica.
Y por fin, en la tercera sección, los archivos
musicales, que posee 89 fragmentos, desde el siglo
XII, de música medieval y renacentista. En esta sección destaca el Cancionero de la Catedral de Segovia,
con 204 obras de música europea y española de la
época de los Reyes Católicos, bastantes composiciones sólo se encuentran en él. Las composiciones
vocales son de tema religioso y profano, multilingüe,
polifónicas. Para la liturgia catedralicia se adquirieron 82 libros de coro, de los siglos XVI al XIX, y 15
cantorales de polifonía, sobre todo de compositores
españoles. El archivo custodia cerca de 5.400 partitu-

ras sobre todo de maestros de capilla (4.515 catalogadas), sin contar los textos habitualmente cantados
de la misa y del oficio divino (salmos, antífonas, etcétera), desde el siglo XVII hasta la actualidad. Entre
los compositores, destacan Miguel de Irizar (1635c.1674), Jerónimo de Carrión (c.1666-1721) y Juan
Montón y Mallén (+1781).
El Archivo Catedral cuenta con varios instrumentos de descripción, principalmente los textos
y catálogos de Cristino Valverde del Barrio (1930),
Hilario Sanz y Sanz (1972, 1977, 1986, 1988), José
López Calo (1989 y 1990), Bonifacio Bartolomé Herrero (2003), y Luis Miguel Villar García (1990).

DOCUMENTA

UN FALSO CONDE DE OROPESA EN EL MADRID ISABELINO
Hace poco tiempo que un sujeto llamado, al parecer, José Navarro, se hospedó en el Hotel
de los Príncipes, situado en la Puerta del Sol, dándose a conocer por el Conde de Oropesa,
y presentándose, por supuesto, con un gran equipaje. Después de haber hecho por algunos
días el gasto que le pareció en la expresada fonda, y de haber estafado en otra, y a un sombrerero de esta corte, emprendió la fuga, sin cuidarse de su gran equipaje, que consistía en
varios baúles, todos únicamente llenos de piedras. Avisada del caso la autoridad, fue sin
demora ni descanso perseguido este individuo, hasta alcanzarlo, que se consiguió por cierto
muy pronto. Acto continuo, los celosos aprehensores, agentes de la autoridad, lo pusieron a
disposición de los tribunales, y hoy se encuentra ya sufriendo la pena de ocho meses de prisión, que por cada una de las tres estafas cometidas se le impuso.
(Del periódico El Porvenir Segoviano, del 27 de mayo de 1864).
Ilustraremos ese suceso recordando que en aquel año, ese título con Grandeza lo ostentaba legalmente el Excmo. Señor D. José María Fernández de Velasco y Jaspe, XV Duque de Frías, XV Conde de Alcaudete, XVII de Fuensalida, XVIII de Oropesa, cuatro veces Grande de España, XV Marqués de Jarandilla,
XIV de Frechilla y Villareemiel, XII de Berlanga y de Frómista, XI de Villar de Grajanejos, X de Belmonte y de
Caracena, IX de Toral, VIII del Fresno, XXII Conde de Luna, XX de Haro, XVI de Deleitosa y de Salazar, y
XI de Colmenar, gentilhombre de cámara de S.M., gran cruz de la Real y istinguida Orden Española de Carlos III y maestrante de Sevilla. Nacido en París el 20 de julio de 1836, fue legitimado por real cédula de 1 de
septiembre de 1838, y luego por el matrimonio de sus padres. Tuvo que pleitear con su sobrino el Duque de
Uceda la posesión de todas estas Casas, fallándose en gran parte a su favor, por sentencias de 11 de marzo
de 1856 y 14 de noviembre de 1857, y de. Fue diputado a Cortes por Toledo y por Burgos en 1863 y 1865, y
senador del Reino por derecho propio en 1857, senador del Reino en 1886 por las islas Canarias y diputado
a Cortes por Palencia. Y era gobernador civil de Madrid cuando murió, el 20 de mayo de 1888. Se había casado en primeras nupcias en Londres, el 12 de octubre de 1864, con doña Victoria Balfe, nacida en París y
finada en Madrid en 1871; hija del dublinés Michael Balfe, esq., y de la húngara Louise Roser; había sido esposa de sir John Fiennes Twisleton Crampton, II Barón de Crampton, cuyo matrimonio había declarado nulo
la Santa Sede. Este enlace disgustó a las Reinas de Inglaterra y de España, por lo que el Duque, ofendido,
devolvió a Doña Isabel II la llave de gentilhombre y la banda de Carlos III, y se marchó a Francia. Retirado
en Biarritz, vio con simpatía la revolución de 1868, aunque sin tomar en ella parte; solo volvió a España a la
muerte de Don Alfonso XII. Nuestro Duque de Frías y Conde de Oropesa se casó en segundas nupcias en
Biarritz (Francia), el 28 de octubre de 1880, con doña María del Carmen Pignatelli de Aragón, princesa del
Sacro Romano Imperio, e hija de Gian Vincenzo Pignatelli de Aragón, príncipe del Sacro Romano Imperio, y
de doña María Cristina de Padilla y Laborde. Tuvo el Duque varios hijos del primer matrimonio, que sucedieron en estas Casas. Por la transcripción y la nota: el Dr. Marqués de la Floresta.

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [36]

IN MEMORIAM
Platense de ex-becarios argentinos en España
y del Instituto Cultural Hispano-argentino de la
Capital Federal.

ING. CARLOS ALBERTO GUZMÁN
Con profundo pesar, el Instituto de Estudios
Genealógicos y Heráldicos de la Provincia de
Buenos Aires nos comunica que el día 8 de enero
de 2020, falleció el Ing. Carlos Alberto Guzmán,
destacado historiador y genealogista.
Las cualidades personales y profesionales
del Ing. Guzmán y su dedicación a los estudios y la
investigación histórica, le hicieron un gran referente
en temas sanmartinianos y genealógicos.
Carlos Alberto Guzmán nació en Buenos
Aires el 11 de agosto de 1920. Egresó en 1938
como bachiller con Diploma de Honor del Colegio
San José de los Padres Bayoneses, en la ciudad
de Buenos Aires; en este establecimiento fue
Presidente del Círculo Interno de la Acción Católica
y Vicepresidente de su célebre Academia Literaria.
Recibió el título de Ingeniero Hidráulico y
Civil en la Facultad de Ingeniería de la Universidad
de La Plata. En el año 1953 fue designado
Miembro Correspondiente del Instituto Técnico
de la Construcción y del Cemento de Madrid. En
el año 1998 fue designado como Miembro Activo
Honorario del Colegio de Ingenieros de la Provincia
de Buenos Aires, con motivo de haber cumplido
cincuenta años de ejercicio ininterrumpido de la
profesión en esta provincia.
El ejercicio de su profesión y de la
docencia superior y universitaria, no le impidieron
profundizar en los temas que constituyeron su
permanente vocación y continuar sus estudios
historiográficos y literarios que lo llevaron a ocupar
cargos directivos en la Sociedad de Escritores
de la Provincia de Buenos Aires y a pertenecer,
durante veinticinco años, en la Comisión de
Cultura del hoy extinguido Jockey Club de la
Provincia de Buenos Aires. Simultáneamente
fue fundador y presidente del Instituto Platense
de Cultura Hispánica, de la Asociación

En 1970 participó en el grupo fundador de
la Asociación Cultural Sanmartiniana de La Plata,
cuya presidencia ocupó durante diecisiete años.
Fue secretario general de la Academia Argentina
de la Historia, y del Instituto Argentino de Estudios
Artiguistas, miembro del Consejo Directivo del
Instituto de Historia Militar Argentina, presidente
del Instituto Histórico del Río de la Plata “Brigadier
General Enrique Martínez”, vicepresidente
del Instituto Cultural Argentino Peruano y
correspondiente del Instituto Histórico y Geográfico
del Uruguay.
Se ha destacado desde muy joven por sus
estudios genealógicos y heráldicos, especialmente
de su familia. Pocos años atrás presentó el libro
de su genealogía, trabajo que le llevó toda su
vida y del cual se sentía muy orgulloso. Estaba
preparando una segunda edición ampliada.
Fue fundador y presidente durante varios
períodos del Instituto de Estudios Genealógicos
y Heráldicos de la Provincia de Buenos Aires. De
espíritu inquieto y creativo, fundó la Revista de
éste, donde durante 50 números publicó trabajos
inéditos propios y de miembros, y actividades
desarrolladas por el Instituto. Activo coordinador
y referente de actividades diversas en post de la
difusión de la genealogía.
Fue miembro fundador de la Academia
Internacional de Genealogía, con sede en Suiza,
colegiado del Colegio Heráldico de España y de las
Indias y correspondiente de numerosos institutos
referidos a esta especialidad en la Argentina,
Brasil, España, Italia, México, Perú, Uruguay, etc.
El Rey de España le concedió en el
año 1993, por sus servicios distinguidos,
la cruz de caballero de la Real Orden de Isabel la
Católica. Con igual categoría perteneció a la Orden
Genealógica “Salazar y Castro”; y fue gran oficial
de la Orden Espíritu de Granadero, otorgada por
el Regimiento de Granaderos a Caballo, habiendo
recibido los Palmas Sanmartinianas del Instituto
Nacional Sanmartiniano.
A su fallecimiento se desempeñaba como
vicepresidente segundo del Instituto Sanmartiniano
y académico de número de la Academia Sanmartiniana desde 1984, ocupando el sillón Mariano
F. Paz Soldán.
Querido Maestro: ¡Descanse en Paz!
El Dr. Marqués de la Floresta
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [37]

IN MEMORIAM

MARÍA DEL
ROSARIO DE
SOUSA FARO
Y SANJURJO
Nacida en Madrid
el 26 de junio de
1920, en el seno de
unas aristocráticas
familias lusa y
galaica, hija de
diplomático, se crió
y educó en España. Durante la guerra civil sirvió en
vanguardia como dama enfermera de la Sanidad
Militar, junto a mis tías gemelas Isabel y Blanca de
Ceballos-Escalera y Contreras, naciendo entre ellas
una buena amistad. Tras la campaña sirvió a la
Cruz Roja Española, y alcanzó a ser inspectora del
Cuerpo de Damas Enfermeras de la I Región Militar.
Contrajo matrimonio en Barcelona en 1944
con el lucense don José Antonio Fernández López
(1904-1986), gran empresario en varios sectores,
señaladamente de la pesca y la farmacia. De esta
unión han quedado seis hijos.
Pero, sobre todo, Mary de Sousa Faro fue
un espíritu tan altruista como curioso, y tan inquieto
como benéfico. Aficionada desde la década de 1960
a los estudios nobiliarios y heráldicos, militó luego en
numerosas instituciones y asociaciones nobiliarias
y caballerescas, siendo dama del Real Cuerpo
de la Nobleza de Madrid, de la Orden de Malta,
de la Orden Constantiniana de San Jorge (rama
española), y de la Orden del Santo Sepulcro, entre
otras.
Sus muchos y largos méritos y servicios le
valieron tres placas del Mérito Militar, la medalla
de la Orden de Cisneros, la medalla de oro de la
Cruz Roja Española, la cruz de la Orden del Mérito
(Portugal) y la cruz Pro Ecclesia et Pontifice (Santa
Sede).
Fue siempre una decidida mecenas de la
Cultura, y en ese campo esta revista Cuadernos
de Ayala, y su fundador y director, le debemos un
cariño y un apoyo económico constantes. La revista
ha salido adelante gracias a sus aportaciones.
Ha fallecido en Vigo el 16 de octubre de
2019, casi centenaria, y yace junto a su esposo en
la catedral madrileña de la Almudena. Descanse en
paz tan buena amiga y tan gran señora, amén.

El Dr. Marqués de la Floresta

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [38]

JACQUES
DUQUE DE
BAUFFREMONT
En París, el 9 de
enero de 2020, ha
fallecido a los 98 años
de edad S.E. Jacques
Yblet Napoléon Marie
Laurent Alexandre
de BauffremontCourtenay, VIII Duque
de Bauffremont y Par
de Francia, X Príncipe de Marnay y del Sacro Imperio,
Príncipe de Listenois, Duque y Conde de Pont de Vaux,
Conde del Imperio francés.
Era el último vástago de la rama menor de la
Casa Real de Francia, con derecho al tratamiento de
primo del Rey, concedido en 1759 por Luis XV. Su padre
estaba llamado a la sucesión de los títulos españoles
de Duque de Atrisco y de Marqués de Leganés y de
Morata de la Vega, con dos Grandezas de España; y
era descendiente del Rey Don Carlos IV, a través de la
Infanta Luisa Teresa de Borbón.
Había nacido en París el 6 de febrero de 1922,
hijo menor de Pierre d’Alcántara, VII Duque y Príncipe
de Bauffremont, y de la Duquesa Thérèse Chevrier.
Heredero de la Casa en 1942, por muerte de su hermano
mayor, la heredó a la muerte de su padre, en marzo
de 1945. Entretanto, se había casado el 15 de julio de
1943 con la señora Sybille Charlotte Pauline Marie de
Chabannes, y de su matrimonio han quedado un hijo y
tres hijas.
Decidido legitimista y siempre fiel a la Casa de
Borbón, encabezada por S.A.R. el Duque de Anjou, el
Duque de Bauffremont fue miembro fundador del Institut
de la Maison de Bourbon, y presidente del Mémorial de
France en la basílica regia de Saint Denis: como tal, fue
el encargado de las tareas de autentificación del corazón
del Rey niño Luis XVII, y de su inhumación allí el 8 de
junio de 2004.
Sus grandes servicios a la Casa de Borbón le
hicieron merecedor del collar de la Orden Real el Espíritu
Santo, y también fue bailío gran cruz de justicia de la
Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge (rama
española). Por su parte, la República francesa le hizo
caballero de las Órdenes de las Artes y las Letras, y del
Mérito Agrícola.
Nos ha dejado escrito un relato interesantísimo
en forma de memorias: sus Souvenirs, publicados en
París en 2012.
Dios le dé el descanso eterno que bien se ganó
en su larga vida.

El Dr. Marqués de la Floresta

IN MEMORIAM
verso desde el s.XV al s.XVII (2008); y Francisco
Piferrer y Montells: sem-blanza biográfica y
catálogo de sus obras (2013). Además, sus artículos se cuentan por decenas.
Muy activo en los círculos de estas
disciplinas, fue fundador y presidente de la
Asociación de Diplomados en Genealogía,
Heráldica y Nobiliaria, y profesor de su Escuela
Marqués de Avilés. También impulsó la Asociación
Ateneísta de Estudios Vexilológicos, Heráldicos y
Genealógicos, radicada en el Ateneo de Madrid,
y de su Cátedra Mossén Diego de Valera, en la
que impartió numerosas conferencias y cursos.
Igualmente, fue correspondiente de la Académie
Belgo-Espagnole d’Histoire, y socio de honor del
Instituto de Historia Naval Dom Luiz I (Portugal).

FERNANDO DEL ARCO GARCÍA
El veterano genealogista y heraldista
montañés, afincado en Madrid desde su niñez,
ha fallecido en la villa y corte el pasado día 27 de
marzo de 2020, a la edad de 96 años.
Nacido en Suances (Cantabria) el 1º de
julio de 1923, fue, profesionalmente, un distinguido
ingeniero técnico industrial y químico, a más de
graduado social y gestor administrativo.
Pero su gran afición fueron la Genealogía
y la Heráldica, ciencias históricas a las que don
Fernando del Arco, a pesar de ser casi autodidacta
en ellas, alcanzó a ser un gran conocedor, y sobre
todo un gran divulgador.
Perfeccionó sus conocimientos en estas
disciplinas, y obtuvo los títulos de diplomado en
Genealogía, Heráldica y Nobiliaria por el Instituto
Salazar y Castro (C.S.I.C.), diplomado en Heráldica
Militar por el Instituto de Historia y Cultura Militar,
y diplomado superior en Ciencias Nobiliarias,
Heráldicas y Genealógicas.
Entre sus principales obras, algunas de
ellas muy relevantes, recordamos las tituladas
Antología de divisas y lemas heráldicos de
Cantabria (1972); Hidalguías madrileñas:
catálogo alfabético y cronológico de los
fondos documentales del Archivo de Villa del
Ayuntamiento de Madrid (1978); Heráldica papal
(1993); Introducción a la heráldica (1996); Labras
heráldicas de la villa y corte (1997); Método de
blasonar (1996); José Pellicer de Ossau y Tovar:
semblanza biográfica y catálogo de sus obras
(2004); Tratado de Heráldica Eclesiástica en
relación con la Iglesia Española (2006); Blasonario
rimado. Recopilación antológica de armerías en

Su buen hacer y su constancia en los
trabajos de investigación y de divulgación le
hicieron merecedor de premios y distinciones: entre
ellas, la cruz de caballero de la Orden Civil de
Alfonso X el Sabio, otorgada por S.M. el Rey; y
el nombramiento de académico correspondiente
en Cantabria de la Real Academia de la Historia
(2008). Y también las distribuyó él mismo, a través
de su simpática Orden Heráldico-Genealógica de
Don Luis de Salazar y Castro, de grata memoria
y cuyos diploma e insignia nos otorgó magnánimo
hace ya treinta años.
Don Fernando del Arco gozó de muchas
simpatías por su carácter afable y su generosidad.
De ambas virtudes tengo yo buenas pruebas, y
la última de ellas es reciente, de hace un año y
medio, cuando, enterado de que lo buscaba, tuvo
la amabilidad de enviarme a casa un estudio ya
agotado y raro, fruto de sus pesquisas nobiliarias
en el madrileño Archivo de Villa.
Descanse en paz, como desea de todo
corazón su amigo y paisano el montañés originario
Dr. CEBALLOS DE LA ESCALERA

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [39]

IN MEMORIAM
Delacroix, Turner, Frans Hals, Clara Gangutia, Luis
Meléndez o la pintura holandesa del Siglo de Oro.

JUAN JOSÉ LUNA FERNÁNDEZ
Ha fallecido súbitamente nuestro querido
y entrañable amigo el Dr. D. Don Juan José Luna
Fernández (Madrid 28-V-1946 - Madrid 29-III2020), que en su vida fungió como un apasionado
y gran conocedor del arte –en especial, la pintura
francesa, inglesa y alemana de los siglos XVII
y XVIII-, a más de un brillante organizador de
grandes exposiciones y un no menos activo
profesor, divulgador y conferenciante.
Fue doctor en Filosofía y Letras (Historia)
por la Universidad Complutense de Madrid,
conservador del Museo del Prado desde 1980
y su jefe de los departamentos de pintura
francesa, británica y alemana, y de pintura del
siglo XVIII, catedrático de Geografía e Historia y
director de Instituto, patrono del Centro Nacional
del Vidrio, presidente de la Alliance Française en
España, vocal de la Fundación Hispano-Británica,
miembro de la Asociación Española de Escritores
y Artistas, y de la Société de l’Histoire de l’Art
Français, patrono del Museo Español de Arte
Contemporáneo y de la Junta Superior de Museos
de España, becario del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas, de la Fundación Juan
March, de la Fundación Lázaro Galdiano, y del
Ministerio de Educación de la República Francesa.
A más de numerario de la Real Academia de
Doctores y de la Académie Belgo-Espagnole
d’Histoire, y correspondiente de la Real Academia
Sevillana de Bellas Artes de Santa Isabel de
Hungría.
Actuó como comisario de muchas de las
grandes exposiciones del Museo del Prado: así,
las dedicadas a Goya, Tiziano, Claudio de Lorena,
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [40]

Nos ha dejado buen número de
publicaciones. Entre sus libros, los titulados La
Pintura Francesa de los Siglos XVII y XVIII en
España (1979); Michel-Ange Houasse, Pintor de
la Corte de Felipe V (1981), Guía actualizada del
Prado: una historia de la pintura a través de las
obras del Museo (1984, actualizada anualmente
desde entonces); Claudio de Lorena y el ideal
clásico de paisaje en el siglo XVII (1984); Spanish
Paintings of 18th and 19th Century. Goya and
his time (1987); Pintura Británica 1500-1820
(1989); Miguel Arocha. Homenaje a Velázquez
(1990); Luis Paret y Alcázar (1991); Pinturas y
esculturas del Palacio Real de Madrid en 1811
(1993); Los Músicos de Georges de la Tour (1994),
Goya en el Museo del Prado (1994); Goya, 250
aniversario (1996, en colaboración con Margarita
Moreno de las Heras); Luis Meléndez. Bodegones
(2004, en colaboración con Peter Cherry y Natacha
Seseña); De Tiziano a Goya. Grandes maestros
del Museo del Prado (2007); y El Bodegón Español
en el Prado: de Van der Hamen a Goya (2008).
Ha escrito varios centenares de artículos de
investigación y de divulgación en los periódicos
Ya, La Vanguardia, La Razón, El País, El Mundo
y ABC, además de suplementos dominicales y
revistas de información general y especializada. Ha
sido un conferenciante habitual en temas de arte.
Sus trabajos le llevaron a ser condecorado
con las insignias de comendador de número de
la Real Orden de Isabel la Católica y de la Orden
Civil de Alfonso X el Sabio; de, caballero de la
Orden de la Legión de Honor (Francia) y de la
Orden del Sol Naciente (Japón); y de oficial de las
Órdenes de Orange-Nassau (Holanda), Artes y
Letras (Francia), Estrella Polar (Suecia), y Al Mérito
de la República (Italia).
Su gran simpatía, su optimismo, su
personalidad siempre resuelta, su cortesía y su
discreción nos han hecho felices a muchos de sus
amigos y conocidos. No he de olvidar que el último
libro que leyó fue un obsequio mío: las Memorias
de mi tío abuelo don Juan de Contreras, Marqués
de Lozoya, otro de los grandes estudiosos e
historiadores del Arte español, sobre cuyo texto
hablamos largamente solo tres días antes de su
muerte.
Dios le dé el descanso eterno tras tanto
batallar, como desea toto corda su desolado amigo
el Dr. MARQUÉS DE LA FLORESTA

T e o d o s io e l Gra n d e 1 4
TITULAR
4 0 0 0 1 Se g o v ia
p a la f o x y p e zu e la @ g ma il.c o m

Condecoraciones Españolas

Una colección excepcional de estudios históricos, institucionales y prosopográficos

el triunfo de una voluntad historiográfica de servicio público

TOISÓN DE ORO
P.V.P. 36 €

MARÍA LUISA
P.V.P. 30 €

SAN FERNANDO
P.V.P. 45 €

SAN HERMENEGILDO
P.V.P. 36 €

MÉRITO CIVIL
P.V.P 32 €

MÉRITO NAVAL
P.V.P. 30 €

ORDEN REAL
P.V.P. 20 €

MARÍA VICTORIA
P.V.P. 20 €

MARÍA CRISTINA
P.V.P. 30 €

ALFONSO XII
P.V.P. 30 €

REPÚBLICA
P.V.P. 30 €

Mº AERONÁUTICO
P.V.P. 30 €

Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [41]

Cuadernos de Ayala

VERSOS DE HISTORIA Y TIEMPO

Epitafio en una lápida romana,
al borde de un camino
No pases de largo, viajero.
Párate, escucha y aprende,
luego sigue tu camino.
No hay ninguna barca en el Hades,
ni el barquero Caronte,
ni Éaco, el juez,
ni el perro Cerbero.
Todos los que estamos muertos
aquí abajo
nos hemos convertido
en huesos y cenizas,
en nada más.
(versión en castellano)

Gaceta trimestral de información varia y miscelánea
sobre Historia de las Instituciones, Órdenes y
condecoraciones, genealogía y heráldica, Historia
nobiliaria, iconografía, ceremonial y protocolo
dirigida por el Dr. D. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila
Marqués de la Floresta
CONSEJO DE REDACCIÓN

Dr. D. Félix Martínez Llorente (Universidad de Valladolid), Dr. D.
Juan Van Halen (Universidad de Alcalá), D. Manuel Rodríguez de
Maribona (Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía), Dr. D.
Luis de Cevallos-Escalera (Academia Melitense), D. José A. Dávila
(Real Academia de Toledo), Dr. D. Fernando de Artacho y PérezBlázquez (Academia Andaluza de la Historia), Dr. D. Luis Valero
de Bernabé, Marqués de Casa Real (Colegio Heráldico de España
y de las Indias), Dr. D. Antonio de Sousa Lara, Marqués de Lara
(Universidad de Lisboa), y Dr. D. Fabio Cassani Pironti, Conde de
Giraldeli (Universidad Pontificia Regina Apostolorum)

Palafox & Pezuela Editores S.L.
Teodosio el Grande 14 - 40001 Segovia - España
cuadernosdeayala@gmail.com

www.cuadernosdeayala.es
En este número:
[2]

Editorial: El Generalísimo Franco y la Nobleza
española, por el Dr. Vizconde de Ayala

[3-10] Seis excepciones en la historia nobiliaria
española para el título de príncipe: Villena,
Aracena, La Mar, La Paz, Vergara, España,
por José Manuel Huidobro
[11-15] Reclamación de la Orden Militar de Montesa a la Cruz Roja Española. Vicisitudes y
consecuencias de un episodio poco conocido
(1897-1913), por el Dr. Marqués de la Floresta
[16] El cómo, el cuándo, el quién: la tragedia de los
nobles falsos, por D. Carmelo Currò Troiano
[17-22] Apuntes de ceremonial de la Santa Sede,
por el Dr. Fabio Cassani Pironti di Campagna,
Conde de Giraldeli
[23-24] Ex-libris del Conde de Fernandina, prócer
habanero, por el Dr. Marqués de la Floresta
[25-27] Revista de libros
[28-29] Revista de revistas
[30-36] Gentes de bien
[36] Documenta: Un falso Conde de Oropesa en el
Madrid isabelino
[37-40] In memoriam: Carlos Alberto Guzmán,
María del Rosario de Sousa Faro, Duque de

Humor heráldico flamenco: las armas del reino
de los Países Bajos durante la plaga china
Cuadernos de Ayala 81 - ENE/2020 [42]

Bauffremont, Fernando del Arco, Juan Luna
[42] Versos de historia y tiempo: en una lápida
sepulcral romana. Humor heráldico flamenco.


CAyala-81.pdf - página 1/42
 
CAyala-81.pdf - página 2/42
CAyala-81.pdf - página 3/42
CAyala-81.pdf - página 4/42
CAyala-81.pdf - página 5/42
CAyala-81.pdf - página 6/42
 




Descargar el documento (PDF)

CAyala-81.pdf (PDF, 11.7 MB)





Documentos relacionados


Documento PDF cayala 076
Documento PDF cayala 070
Documento PDF hungria
Documento PDF revista 20 cands en la memoria
Documento PDF edici n 28 la bandera noticias del 25 al 31 de marzo
Documento PDF emanuele ruspoli 1

Palabras claves relacionadas