Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



CAyala 070 .pdf



Nombre del archivo original: CAyala-070.pdf
Título: CAyala-032.qxd

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por QuarkXPress(R) 11.1, y fue enviado en caja-pdf.es el 20/09/2017 a las 14:27, desde la dirección IP 83.60.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1262 veces.
Tamaño del archivo: 4.2 MB (32 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Ayala

Cuadernos
ISSN 1576-2068

Dep. Legal M-10186-2000

Número 70

de

Abril-Junio 2017

REVISTA DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE GENEALOGÍA Y HERÁLDICA
Y CIENCIAS HISTÓRICAS

LA

EDITORIAL

POSTERGACIÓN DEL APELLIDO PATERNO
EN LA LEGISLACIÓN ESPAÑOLA

Cuando el próximo 30 de junio entre en vigor la última reforma del Registro Civil, el apellido
paterno ya no primará a la hora de inscribir a un hijo
recién nacido. Desde esa fecha, los padres deberán
ponerse de acuerdo en el orden de los apellidos
que desean para sus hijos.

La Dirección General de los Registros y del Notariado, del Ministerio de
Justicia, prevé que en la mayoría de
los casos existirá acuerdo entre el
padre y la madre en el orden de
los apellidos, por lo que la novedad no ocasionará retrasos ni un
mayor volumen de trabajo. El
Ministerio de Justicia presupone
la existencia de acuerdo entre
los padres, en la mayoría de los
casos.

Desde el año 2000 se permite inscribir al neonato con el apellido de la madre en primer lugar, siempre
que los padres envíen una solicitud al Juez
encargado del Registro Civil, y una declaración de
mutuo acuerdo sobre el cambio en el orden tradicional de los apellidos; si bien, en caso de no existir
consenso, se daba preferencia por defecto al apellido paterno. Pero ese cambio debía afectar por igual
a todos los hijos de la pareja, para evitar confusiones administrativas -por ejemplo, en el ámbito escolar-.

Con la entrada en vigor de la nueva ley, desaparece tal opción por defecto y se obligará a que
los padres a hagan constar expresamente el orden
de los apellidos en la solicitud de inscripción en el
Registro Civil. Si no se hace constar el orden que
se desea, o bien los progenitores están en desacuerdo, transcurrido el plazo de tres días será el
propio Juez encargado del Registro Civil quien establezca dicho orden, atendiendo al interés superior
del menor, pero ya no pondrá por defecto el del pa-

dre. Dicha autoridad podría recurrir, para elegir uno
u otro apellido, al orden alfabético, al sorteo o a la
sonoridad estética, es decir, al apellido que suene
mejor en combinación con el nombre.

Recordemos que, en la mayoría de los países europeos, la madre pierde su apellido de nacimiento o de soltera, y adopta legalmente el
de su cónyuge. No así en España, donde la tradición -y la ley, a partir de
1870-, han permitido a las españolas mantener su apellido de soltera.

Por otra parte, la Ley del Registro Civil permite que, al alcanzar el afectado la mayoría de
edad, ya no sea necesario un
acuerdo entre los padres, y la
persona puede decidir cambiar el
orden de sus apellidos conforme a
su única y exclusiva voluntad, lo que
puede dar lugar a que haya hermanos
con distinto orden de apellidos. Además, la
Ley ofrece la posibilidad de cambiar nombres y
apellidos, de tal forma que puede establecerse el
uso de los apellidos de ambos padres como primer
apellido compuesto con el fin de evitar la desaparición de un apellido español, o bien para que no sea
tan común. También prevé la posibilidad de cambio
del apellido cuando sea contrario al decoro o su uso
ocasione graves inconvenientes a la persona afectada.

Un paso adelante más en la senda del igualitarismo imperante, y un paso atrás en la tradición
española.

Un paso que además, no me cabe duda de
ello, dificultará en el futuro las investigaciones genealógicas. Aún más.
El Dr. Marqués de la Floresta

NUESTRA PORTADA

Emblema de la antigua Orden de la Stella de Mesina, pieza única realizada en plata

por el artista y orfebre mesinés Francesco Cosio, por encargo del Dr. Francesco Spanò,
y ofrecido por este a su amigo el Marqués de la Floresta

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[2 ]

DE RE FALSARIA

HANS JOSEF MOSER O JUAN MARÍA MOSER-ROTHSCHILD
O EL BARÓN JUAN MARÍA MOSER DE VEIGA
(1878-1928)
FAMOSO FALSARIO Y TRAFICANTE DE HONORES
por el Dr. Aldo della Quaglia

Como advertíamos en
Según el relato que él
nuestro anterior artículo somismo urdió años después,
bre los falsarios y traficansu madre, habiendo quedates de títulos y honores del
do viuda, se casó en segunúltimo reinado alfonsino, el
das nupcias con el supuescaso más llamativo y más
to banquero Ludwig-Samuel
escandaloso fue quizá el
Rothschild. Del que no he
protagonizado entre 1905 y
hallado noticia alguna, lo
1920 por el germano herr
cual ya induce a la sospeHans Jozef Moser, un percha de vehementi de una
sonaje que bien merece
cierta falsedad, ya que los
una semblanza biográfica
miembros de la celebérrima
acuciosa, cuyos cimientos
familia de banqueros de
Un palacete decimonónico
pondremos aquí ahora, tras
Francfort son perfectamenen la Regentstrasse berlinesa
una investigación compleja
te conocidos, todos y cada
y hasta ardua porque, aununo de ellos; en todo caso,
que las noticias que se conservan de su vida y actipodría tratarse de un herr Rothschild ajeno a la providades no son pocas, sí que son confusas y a vele de banqueros de los cinco hermanos de Francces contradictorias. Como corresponde a una
fort, ya que el apellido no es infrecuente en Alemapersona que fingió buena parte de su vida y de su
nia. Supuestamente, Moser pasó su niñez, junto a
historia familiar, para aparentar ser el noble que no
un hermano uterino y otro medio hermano de ese
era. Incluso dejando escritas unas curiosas Memoisegundo matrimonio materno, en un bonito palacete
ren eines Glückritters o Memorias de un caballero
construido hacia 1860 y rodeado de jardines, sito en
de fortuna, publicadas en Munich en 1920(1), casi sila Regentstrasse.
multáneamente a su continuación -o más bien reiteSegún ese mismo relato suyo, él y su herración-, Der ring of Shiwa o El anillo de Shiwa, que
mano estaban descontentos del ambiente del hogar
apareció en el mismo Munich en 1921. Tengo ejemfamiliar -el del padrastro herr Rothschild-, y salieron
plares de ambas en mi librería.
muy pronto de aquella casa, emigrando al extranjeHans Jozef Moser nació en el Berlín imperial
ro: su hermano mayor al Brasil, y nuestro Hans Josef a las colonias españolas en África y en Asia.
el 26 de abril de 1878, siendo hijo de los cónyuges
judíos Emil Moser, pequeño fabricante, y Hedwig
Hacia 1895, con tan solo diecisiete años,
Jacoby, residentes en Berlín, en la KurfürstendstrasMoser se presentó en España, precisamente en
se 109. Fueron sus abuelos paternos Josef Moser y
Barcelona. Allí se hizo amigo íntimo del español
Helena Boehr, naturales de Berlín; y los maternos
Fernando Roca, y ambos lograron ser contratados
Julius Jacob Jacoby, natural de Posen, y Lydia
como administradores de plantaciones estatales de
Schoenlank, natural de Berlín. La verdad es que el
tabaco en las islas Filipinas, precisamente en la alnacimiento y progenie verdadera de Moser sí que
dea de Taytay, isla de Palawan. Navegó hasta Maniestán comprobados, toda vez que los documentos
la a bordo del vapor Montserrat. Allí tuvo su primer
atinentes constan en el expediente preparado para
escarceo con el mundo del tráfico de honores, al losu bautismo en 1905, y en otro interesante expegrar para el humilde cura de la parroquia, don Madiente del Archivio Segreto Vaticano, con antecenuel Vives González, el delicado encargo de la condentes documentales proporcionados por la magisversión del sultán de Joló -nada menos-, lo que
tratura de Munich(2).
logró hábilmente, al menos en apariencia, siendo
Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [3]

promovido a una canonjía de la catedral de Palma
aquellas estancias es interesante, y hasta incluyr alde Mallorca.
guna experiencia en el canibalismo local, en un
banquete ofrecido por el jefe de la tribu M’Omba,
Año y medio después, en 1897, Moser pasó
de la comarca de Diamba.
con un empleo semejante a la Guinea española,
para administrar una plantación en la isla de FerProsigamos. En los años de 1899-1900, renando Poo, mientras que su amigo Fernando Roca
tornado de las colonias españolas, Moser hizo su
se instalaba en la remota aldea de Combe, en el río
servicio militar obligatorio en Berlín, en el 2º RegiKoko. Ya en aquellas tierras tropicales se manifestó
miento de Ulanos de la Guardia Imperial. Ya entonde nuevo la naciente megalomaces manifestó una prodigalidad
nía de Hans Moser, al hacerse
irrefrenable, que le costó ser inpasar por pariente del gobernacapacitado y puesto bajo tutela, e
dor de la Guinea española, el suincluso ser internado en un manipuesto general Veiga, del que no
comio. Él mismo, en sus relatos,
hay rastro documental, ya que
reconoce haber sido un manirroninguno de los gobernadores de
to:
la época llevó tal apellido, ni
La gente consideraba innecesatampoco ninguno de los generario que para ir a Hamburgo a visiles coetáneos. En fin:
tar a mi futura primera mujer,
Yo había tenido suerte al
comprara un tiquet extra de tren
buscarme un tío abuelo
(en máquina y en vagón incluque estuviera soltero, y
yendo almuerzo) por 3.000 marque era el capitán genecos, y les regalará a todo mis
Armas de la celebérima familia
ral de la isla y a la vez
compañeros de escuadrón una
de banqueros Rothschild
gobernador de Guinea. A
nueva ulanka a medida.
pesar de que su poder
Durante mi proceso de incapacitación, sursólo alcanzaba a aquellos que llevaban argieron una serie de insensateces juveniles
mas, puesto que sabía que yo había dirigido
que todavía a día de hoy me son difíciles de
durante dos años las plantaciones españocomprender. Entre otras, estando yo con
las en Filipinas, concretamente en Manila,
uniforme de gala en la estación de tren vahabía conseguido lograrme aquí una posicía y a punto de subirme al vagón, se acerción parecida... dirigía las plantaciones del
có el jefe de la estación y me explicó que la
gobierno en Basilio, al interior de la isla.
alfombra de terciopelo roja, a la que yo no
Además, la factoría de Toko, a orillas del
tenía derecho a pisar debido a que era paRío Muni en los territorios del continente, y a
sajero de clase extra, no había podido ser
donde iba cada catorce días en el barco de
colocada debido a la falta de tiempo, a lo
vapor que circulaba entre Santa Isabel y la
que yo le respondí que si no ponían la albahía de Corisco. Aunque el nombre de “esfombra yo no utilizaría el tren y dicho eso, la
clavitud” había sido abolido en todas las copusieron y yo comencé mi viaje.
lonias europeas, y no existe en sentido leLa gracia le costó a mi viejo padre 75.000
gal, de facto sí, ¡y está bien así! Pues quien
marcos alemanes y a mí, la capacidad juríconoce a los negros, ha vivido con ellos codica (legal), pues se me incapacitó por desmo yo durante años, entenderá las costumpilfarro (esto se anuló posteriormente). El
bres españolas: “Salvaguardar las distanConsejero secreto de Medicina en Berlín, el
cias: con un negro no se sienta uno en la
catedrático y doctor Leppmann, especialista
mesa”.
en este tipo de casos, y por ser un viejo
Moser afirma que en 1906 retornó a la reamigo de mis padres, me trató y diagnosticó
gión del río Muni para visitar a Roca, que después
como un auténtico loco y con una tara herede nueve años inmerso en el mundo tribal del bosditaria.
que fang, se vestía con taparrabos e incluso se haTambién por entonces contrajo su primer
bía “casado” con una nativa de Seome, con la que
matrimonio, con la cantante de operetas María Cartuvo dos hijos que no habían sacado nada de él y sí
men Sanitzer, al parecer natural de Viena -no he
todo de la madre, a los que bautizó como Cuba y
logrado siquiera documentar su existencia-. Según
Puerto Rico. El relato del propio Moser acerca de
Moser, la boda fue en Londres, y tuvo lugar desCuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[4 ]

pués de un duelo a muerte con el marido de la artisda, pero por la prensa coetánea y por declaraciones
ta, que quedó viuda; en todo caso, muy pronto ese
de sus descendientes sabemos que se llamó doña
matrimonio fue declarado nulo. Pero el escándalo
Ana María Soler González, y que era de ascenle costó la expulsión del Regimiento, y durante aldencia andaluza, aunque nacida en Pamplona. Tugún tiempo los cónyuges Moser se dedicaron al
vieron dos hijos, y luego diré de su prole. Moser
mundo del espectáculo, dando representaciones
afirma, no sé con qué fundamento, que
por toda Europa, en particular en Alemania, Austria,
mi segunda mujer tenía un título de alto ranPolonia y Rusia -allí usó Moser el seudónimo artístigo y buenas relaciones, pero sin embargo
co de Duc de Rothschild o
era más pobre que una raDuque de Rothschild-.
ta. Gracias a ella, tuve acEn una de esas receso a la corte española y
presentaciones, que tuvo lupronto fui honorado y venegar en Berlín, Moser fue inrado.
ternado por su familia en un
Las pocas noticias
manicomio, del que escapó
que tenemos de doña Ana
en unión de su amigo HeinMaría, ya en trance de dirich Zinke von Godenburg vorcio, aparecen en el diatampoco he logrado identifirio La Época del 6 de mayo
carle-, por la vía de Ginede 1913:
bra, llevándose ambos conSe anuncia la presentación
sigo la caja de la estación,
de la bailarina Ana María
que contenía 7.000 marcos.
Puerto de Taytay en la isla filipina de Palawan:
Soler,
esposa del banquero
la Fuerza de Santa Isabel, del siglo XVII
Entonces lo encontramos
berlinés Moser-Rothschild.
como acusado de un impaLa baronesa de Rothschild,
go por su estancia en la pensión ginebrina Hiller(3).
Ana María Soler y González, es natural de
Desde Ginebra, debió de alcanzar Barcelona.
Pamplona. Conoció al barón en un baile del
Moser residió algún tiempo en Barcelona,
consulado alemán en Barcelona, y poco
calle de Valencia 335, como marchante y perito de
después contraía con él matrimonio católico.
obras de arte. Allí se convirtió al catolicismo en
Moser-Rothschild es capaz, por lo que cuen1905, con el nombre de Juan José María Samuel
ta su esposa, de derrochar en unos cuantos
Moser-Rothschild(4); allí se casó en aquel mismo
años todos los millones que su familia acuaño; allí fue recibido en la Orden del Santo Sepulmuló; pues en menos de tres meses gastó
cro el 24 de julio de 1909, obteniendo la autorizauna vez seis millones de marcos. Para acución de uso de las insignias en España el 23 de judir al llamamiento de una dama que le cita
nio de 1910(5). Pero, sobre todo, allí logró obtener la
en el extranjero, manda ponor un tren espenacionalidad española el 29 de marzo de 1909(6).
cial; para buscar una esmeralda que a otra
En aquel mismo año, organizó en Barcelona una
se le antoja, corre medio mundo... Ana Mamemorable Exposición de Arte Retrospectivo. Fue
ría Soler, mientras se tramita su divorcio, se
en aquella época cuando Hans Moser se transfordedicará al baile.
mó en el Barón Juan María Moser de Veiga; seY, sorprendentemente, también en el diario
gún afirma en sus memorias, los antepasados de la
The Inter Ocean (de Chicago, Illinois) del 1º de junio
familia Moser, de la que provengo, pertenecen a la
de 1913, se informaba del mismo asunto, más por
nobleza española, procedente de Cataluña. Al colargo:
mienzo de mi estancia en España puse todo mi emBaroness Rothschild signs for vaudeville enpeño para conseguir finalmente que me devolvieran
gagement.
Spanish Senorita who married inel título nobiliario del siglo XVI, perteneciente a mis
to famous banking family disagrees with
antepasados. Nada de esa supuesta ascendencia y
husband and starts out on own resources.
titulación hispana era cierta.
Madrid, may 31. A profound sensation was
En la iglesia de la Inmaculada Concepción
caused in theatrical and social circles by the
de Barcelona contrajo Moser su segundo matrimoannouncement that a member of the famous
nio en 1905, ya bajo el nombre de Juan José María
Rothschild
family was about to make her apSamuel Moser-Rothschild y Yacoby. En sus memopearance
in
vaudeville off-the stage of the
rias no menciona por su nombre a la desafortunaTrianon Palace music hall in this capital.
Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[5 ]

and proposed taking legal steps to that end,
Anna Maria Soler is a Spaniard, who at the
but the Baroness maintains that she is a free
age of 21 married in the Church of the Imagent and her engagement at the Trianon
maculate Conception at Barcelona, Baron
Palace is an accomplished fact.
John Joseph Moser Rothschild, son of Jacob Rothschild, of the German branch of the
She has been playing with marked success,
celebrated family. Senorita Soler first met
and says that already she has accepted an
her future husband
engagement t appear in
at a ball in the GerNew York.
man consulate in
También fue en la etaBarcelona. After six
pa barcelonesa de 1905years of happy ma1910, cuando Moser corried life, during wich
menzó con sus negocios de
she shone in the
tráfico a gran escala de hobest and wealthiest
nores y condecoraciones,
society of Munich
algunas verdaderas y las
and Berlin, matrimomás falsas:
nial difficulties, broTal como me había dicho
ught about by inuna vez alguien en Berlín,
compatibility of chaese tipo de relaciones había
racter and temperaAlmacén y talleres en la Hacienda Monserrat,
que
aprovecharlas para la
ment, and further reen la isla de Fernando Poo (Guinea)
consecución
de títulos y priligious differences,
vilegios,
así
fue
que empedecide Baroness
cé con ese negocio. Puedo decir, que en los
Rothschild to take to the stage in the hope
años 1911 y 1912 no tenía competencia en
that whatever talent she may possess, adeste “sector”. Durante estos años conseguí
ded to the halo that surrounds her name as
96 (las conté todas con exactitud) diferentes
a member of the Rothschild family, may
condecoraciones e insignias de honor de dibring her success.
ferentes países de todos los niveles de la
It is reported that her husband wished to
nobleza. Cátedras, doctorados, autorizacioprevent her carring her intention into effect
nes reales, consulados, nacionalidades; en

José Miguel
Pecos

Antiguo Maestro Mayor
de

Cejalvo
(+34) 670 826 300
Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[6 ]

-

condecoralia@hotmail.com

resumen, yo podía conseguir todo lo que
dos enfermizos. Como explotación de la vauna persona necesita para satisfacer su amnidad de las personas, las condecoraciones
bición. Además, llegué a la conclusión de
han sido y serán siempre fuente de ingresos
que, si se aprovecha correctamente la ambipara el Estado y la Corona, pues por ejemción de las personas, te puede convertir en
plo, la opinión del consejero de comercio
millonario. Yo me dediqué a ello más por deMoses en Berlín, que hoy se llama Moser, la
porte que por interés por
“r” también le costó mucho diel dinero. Me parecía dinero (por cierto él no está emvertido conseguir condeparentado conmigo) fue la sicoraciones para algún
guiente: “Si me lo puedo
millonario o noble, aunpermitir, ¿por qué no hacerme
que sucedió que un tracon una condecoración para
bajador se lo hizo saber
combinar con mi anillo de brial consejero secreto de
llantes?”. El hombre se había
la corte. Como ya se sacomprado una vitrina de cristal
be, el dinero no huele.
en la que había colocado una
Yo continué publicando
colección de piedras preciosas
una lista de precios con
y condecoraciones para ensetodas las condecoracioñar al público. Tampoco entiennes y menciones oficiado por qué el hombre no iba a
les que se podían contener su placer y diversión, si
seguir. Hoy en día se le
sus innecesarios fondos eran
llama traficante de títuempleados para algo provecholos, por aquel entonces
so. Me lo sigo pasando fenoera un agente de la cor- Casa de los dueños de la Hacienda Monserrta menal cada vez que algunas
en la isla de Fernando Poo (Guinea)
te y la gente nos hacía
autoridades hablan alteradas
reverencias, pues nos
de “inmoralidad” y de “chanchunecesitaban. La Cruz Roja, la sociedad bien
llos”, de “engaños” y “negocio sucio”, cuanavenida, los que hacían monumentos o las
do ellos mismos estaban contentos de lleventanas de las iglesias, los jóvenes, todos
varse ese dinero al bolsillo.
ellos necesitaban dinero y lo adquirían graAsí llegué a ser aquel que a través de concias a nosotros.
decoraciones y menciones de honor, conseEn general, cualquiera en Alemania sabe
guía alegrarles la vida a muchos, calmar su
que los premios y distinciones, a excepción
ambición infantil, haciendo así amigos, amide los merecidos reconocimientos de nuesgos hipócritas, enemigos…
tro cuerpo de funcionarios, no se reparten
Hay negocios que son tan buenos como el
por méritos. El que tenía dinero podía conBanco de Inglaterra. A esto pertenecía el coseguir cualquier cosa. El que supiera abrirse
mercio de las Órdenes. Además, este negopaso a codazos y supiera hablar alto, podía
cio era entretenido.
llegar a ser Consejero Secreto, Barón e inPero a pesar de toda su desvergüenza, Mocluso Conde.
ser, como buen prusiano y buen militar, respetó
En realidad, el valor de un premio se deterciertos ámbitos premiales:
mina por su propietario, por la suma de coEn Europa sólo había cuatro países que no
sas que ha tenido que sacrificar, y digo “tenihacían negocio con las condecoraciones: Indo” y no “querido” como indica el juicio, pues
glaterra, Suecia, Holanda y Andorra, este úlpienso que la palabra “tenido” es más adetimo porque no posee ninguna. Todos los
cuada ya que en el 90% de los casos, ha sidemás Estados siguen estando en mi menú.
do provocada por una coacción irresistible
Para los poco iniciados en este tema, decir
que se le podría llamar “la fiebre de las conque hay muy pocas condecoraciones e indecoraciones y medallas”. En mi consultorio
signias que tengan un valor real y que no se
he conocido a gente que durante semanas
pueden adquirir “por la puerta de atrás”.
no podía dormir hasta que llegaba la condeAquí estarían, además de las condecoraciocoración... hasta qué punto, la vanidad de
nes dinásticas, la Orden rusa de San Anlas personas, puede llegar a provocar estaCuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[7 ]

drés, la condecoración prusiana del Águila
nes de los cronistas reyes de armas -real decreto
Negra, la Orden bávara de San Huberto, la
de 29 de julio de 1915-. Aquejado de un ataque ceOrden española del Toisón de Oro, la Surebral que le provocó la pérdida del discernimiento,
prema Orden de Cristo pontificia, las Órdemurió en Madrid el 27 de agosto de 1934. El nomnes de caballeros y otras confraternidades,
bre de don Luis Rubio Ganga aparece frecuentetodas estas reservadas
mente asociado a la picaresca nopara la nobleza; y, adebílico-premial de aquellos años.
más, las condecoraciones
También fue cómplice en los enrede guerra. Estas órdenes
dos del teutón una Academia Hey condecoraciones no las
ráldica radicada en Madrid, calle
tocaré en mi escrito pues
de Lagasca, dirigida por don Julio
son “sacrosantas”.
de Lecea y Navas.
Y continúa en sus memoMoser de Veiga volvió a Alerias afirmando que
mania -residió en Berlín y Munichhacia 1910, ya como acreditado
Empecé mi carrera en Estraficante
de honores, habiendo
paña. En mi vida olvidaré
pasado
a
llamarse
Jean-Josephlas significativas palabras
Marie Moser y Jacoby -y, a vede su excelencia Rubio,
ces,
Jacoby de Moser, y hasta
rey de armas de Su Ma¡el
Conde
de Montecristo!-. Pejestad Católica, cuando
ro,
al
cabo,
en Barcelona ya se
salí de la sala de audienhabía convertido en el flamante
cias del Rey, que me haBarón
Juan María Moser de Veibía devuelto, por medio
ga,
conde
palatino y caballero de
del anteriormente nombrala Orden del Santo Sepulcro, cado rey de armas, el título
marero secreto de capa y espada
nobiliario de los Moser
La iglesia górica barcelonesa de Santa
de Su Santidad el Papa -cuyo uni(data del año 1909, del
María del Pí, en la que Hans Moser se
forme solía lucir públicamente, exconvirtió al catolicismo y fue bautizado
Barón Moser de Veiga):
hibiendo
un nombramiento dado
el
2
de
mayo
de
1905
“Un buen frac, una condeel
17
de
mayo
de 1911, que resulcoración, un título y los

ser
falso-.
Y
además
usaba
de
un bello escudo
contactos adecuados, y el mundo es tuyo”.
de armas con el bizarro lema castellano Ni más, ni
Me llevé de España la representación de la
menos, plasmado en su exlibris, en el que podía leorden maltesa y la posibilidad de adquirir
erse Ex Bibliotheca Baronis Moser de Veiga, Cootros muchos reconocimientos de gracia de
mes Palatinus. Ordinis S. Sepulcri Equ.
la Corona. Recibí el agradecimiento de España y de la Santa Sede por mi actividad,
En Berlín y Munich, Moser amplió mucho su
sin exigirlo; y por parte de prusianos y bávanegocio a toda clase de honores, y sobre todo a los
ros infamias y patadas, sin merecerlas.
títulos académicos de licenciado y doctor. Allí tuvo
por maestro al Barón de Falkenegg, de Coburgo,
De don Luis Rubio Ganga tiene escrito muconsejero secreto de Comercio, de quien más tarde
cho y bueno el Marqués de la Floresta, en su estufue albacea(7). Allí fundó y encabezó un Capítulo de
dio Heraldos y reyes de armas en la Corte de EspaCaballeros de San Juan, copia de la Orden de Malña (1993). Nació en Elche (Alicante) el 19 de julio
ta, aunque la decidida reacción de esta le hizo
de 1865, siendo hijo del rey de armas Luis Rubio
abandonar pronto ese intento. También explotó una
Yarto. Siendo ya abogado, alcanzó los honores de
Orden
de Caballeros de Santiago de Compostela, y
rey de armas el 1º de diciembre de 1891; fue nomfue delegado de la Cruz Roja Imperial rusa hasta la
brado rey de armas supernumerario el 1º de abril
Gran Guerra. Y en sus memorias reconoce que en
de 1894, y ascendió a numerario el 8 de agosto de
aquella etapa berlinesa hizo hasta cien “caballeros
1897. En 1908 publicó en la revista Academia Hede Malta”, y hasta trescientos “caballeros pontifiráldica (tomo IV), el primer artículo sobre la historia
cios”.
Denunciado a las autoridades, por el momende los reyes de armas en España, que ha sido coto
estas
no tomaron medida alguna contra el falsapiado sin crítica por cuantos han tratado después
rio,
que
defendió su negocio con contundencia, o
sobre el tema. Su buena fe se vio sorprendida por
más bien con contumacia:
los manejos del tunante germano: a causa de ese
incidente el Gobierno legisló, regulando las funcioQuiero recriminar a las autoridades que, a
día de hoy, siguen esforzándose por ensuCuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[8 ]

ciar mi nombre de forma hostil y calumniosa,
durante la guerra? La Cruz de Hierro con la
el nombre que en su día les parecía lo sufibanda negra; si por lo menos hubiese sido
cientemente bueno para ofrecerles sus serla que lleva la banda blanca. La primera clavicios. Algunos subordinados en su excesiva
se se podía comprar por 40.000 marcos.
madurez y rebosantes de ignorancia, tam¡Estafa! En el 1899, cuando el hijo del Sulbién intentaron hacerme la vida imposible
tán turco servía en mi Regimiento y la impodurante la época imperial. Este mismo propularidad de diferentes altos cargos se haceso sensacional fue llevado a juicio durante
bía extendido, cayó una lluvia de Órdenes
aquella época. Por entonces, la policía fue
procedentes de Constantinopla sobre el Rerazonable y cubrió el “pastel”. Para los círcugimiento, para restablecer el buen humor. Y
los de la alta sociedad hubiera sido muy dedurante la guerra, se podían conseguir tosagradable si yo hubiese tenido que decladas las medallas de guerra, que se las ponírar ante los tribunales que no sólo en el
an detrás de la Cruz de Hierro. La Cruz pruextranjero, sino tamsiana al mérito de guerra se
bién a nivel nacional,
podía conseguir por 5.000 marlas Órdenes “se comcos a través de la mediación
pran”. Por supuesto no
de la Policía Criminal de Berlín,
es mi intención restaren el departamento de Schöles valor a los caballeneberg. La Cruz de Lippe al
ros de Orden maltesa
mérito de guerra por 1.000
española ni a ninguna
marcos por medio del gabinete
otra condecoración
secreto del Príncipe de Lippe.
conseguida a través de
En Baviera, la Cruz de Ludwig
mí, pues los poseedosalía a montones, de esto os
res de dichas condecopuede dar buena cuenta el
raciones las han conconsejero secreto de comercio,
seguido
como
el doctor Matthes, que, por
cualquier otro consigue
cierto, fue investigado por el
las suyas. Además, por
juez Marschall en vano. El heejemplo, los 300 marcho es que tuvo lugar un increcos donados por el caíble registro domiciliario en el
bildo de las Órdenes
Consejo secreto, que a día de
en Madrid, sirvieron
hoy sigue persiguiendo las enpara la consecución
tonces órdenes e insignias
Exlibros del flamante Barón don Juan María
del Hospital de Atocha,
confiscadas.
Las cosas que se
Moser de Veiga, conde palatino y caballero de la
por tanto, para un fin
le
embargaron,
también docuOrden del Santo Sepulcro (c.1909)
humanitario, y junto
mentos, desaparecieron a macon la alegría que se le
nos de las autoridades de inpodía causar al que recibía dicha Orden.
vestigación. Las mías las recuperé en parte,
Ambas partes estaban agradecidas y con
pero estaban totalmente destrozadas, a exrazón. Los fondos que recibía Roma se utilicepción de los sellos extranjeros de mi cozaron en gran parte para el mantenimiento
rrespondencia, que debieron encontrar un
de los Museos papales. Por tanto, no se
amante en el Palacio de Justicia.
puede hablar de acciones inmorales. Sin
En aquella etapa berlinesa de 1910-1914,
embargo, conozco otras concesiones que sí
Moser hizo nuevos e importantes amigos, como el
fueron inmorales. Todas las personas conPríncipe Gustav de Thurn und Taxis, que sería asedecoradas a través de mi esfuerzo, han
sinado en 1918, durante la revolución de Munich(8):
aportado algo evidente, y productivo, para
Su Alteza Serenísima nombró consejero de sus doconseguirla.
minios a Moser, y juntos hicieron muchas trapison¡Estafa de condecoraciones! He visto algudas. También el “consejero” y “catedrático” el “docnas y en especial con aquellas Órdenes que
tor” Matthes, que como buen alumno de Moser
sólo pueden ser obtenidas con sangre. ¿Cóllegó a hacer una gran carrera en el campo de las
mo se les ocurre a los generales de la retaestafas premiales, partiendo de la modesta posición
guardia a llevar la Cruz de Hierro, que fuede vendedor de ropa en Berlín.
ron desenterradas de los cofres hundidos
Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017

[9 ]

vino la Policía, que le detuvo a él y a sus socios,
Hacia 1913, como hemos visto, Moser se diprocediendo inmediatamente al registro de su casa,
vorció de su segunda esposa, la española doña
en la que se hallaron gran cantidad de insignias,
Ana Soler, con la que había tenido dos hijos. La
cruces, medallas, cintas, diplomas y mucha correscausa fue el adulterio de Moser con la jovencita Elipondencia incriminatoria. También el fastuoso unisabeth Zell, como ahora diré. La española y sus hiforme de camarero papal de
jos dejaron pronto Alemania
Moser, cuajado de borday retornaron a España.
dos
y cruces. Los detenidos
Moser de Veiga, ya
varones
pasaron a la prisión
imparable (para entonces
de
La
Santé,
y la mujer a la
estaba en posesión de ¡17!
de Saint Lazare. Por los pecondecoraciones europeriódicos
de la época, que se
as), es sobre todo conocido
hicieron
mucho eco del suporque se le achaca haber
ceso, y por otros autores
intervenido en París, en los
que
investigaron los heaños de 1910-1911, junto al
chos,
sabemos que el esfrancés Paul Bugnot, el
cándalo fue formidable en
austriaco Fritz Hahn, fingido
toda Europa, y hasta en ulConde Guigue de Champtramar(11).
vans, y el alsaciano Charles
En el proceso, seguide Otzenberg, fingido Condo ante la décima sala del
de de Otzenberg-Detaille(9),
Tribunal de la Seine y presien la resucitación de la Ordido por el magistrado Leyden Militar y Hospitalaria de
det, Moser de Veiga hizo
San Lázaro de Jerusalén,
una cerrada defensa de su
una interesante iniciativa
derecho a titularse Barón,
que en pocos años alcanzó
porque le había sido otorgaun suceso muy señalado, y
do por el Rey de España, y
en la que estuvo muy invoporque en España quien calucrado hasta 1914, no se
Fachada e interior de la barcelonesa Basílica de la
Inmaculada Concepción, en la que don Juan María
sa con mujer noble, viene a
sabe si como socio de los
Moser-Rothschild se casó con doña Ana Soler
ser noble también. Se tituló
refundadores de la Orden
además arqueólogo herallazarista, o como falsificadista, caballero de la Orden
dor de la misma. Pocos meHospitalaria de San Juan
ses antes, Moser había huiBautista de Jerusalén, gran
do de Berlín, pero fue
cruz de la Cruz Roja de Cudetenido en París y acusaba, abogado de San Pedro,
do de tráfico de órdenes y
caballero de los Santos Secondecoraciones falsas.
bastián
y Guillermo, y del
Moser, su socio
Mérito
Humanitario,
de la
Hans Branco y su amante
(10)
Estrella
Roja
de
Marruecos,
Elisabeth Zell , habían lley de la Orden del Santo Segado a París en enero de
pulcro
de
Jerusalén.
Tras
ser juzgado junto a sus
1914, alojándose en la calle Hauteville 8. Puesto en
mencionados
cómplices,
Moser
fue condenado por
marcha su habitual negocio, ofrecieron al señor Geestafa y pasó cuatro meses en una prisión franceorges René Dreyfus, comerciante de juguetes en
sa, mientras que su amante Zell y su cómplice Paul
París, una cruz de la Legión de Honor por 20.000
Clementi salieron con solo dos meses de condena
francos, y unas Palmas Académicas por 5.000 francada uno, y Branco y Hahn fueron absueltos.
cos. Dreyfus consultó el caso con un amigo comisaDe sus cómplices, diremos que Hans Branrio de Policía, M. Lacroix, y este le aconsejó que coco, supuesto chambelán del Príncipe de Lippe-Detlaborase, tendiendo una trampa a los estafadores.
mold y supuesto camarero del Papa (en realidad de
Así lo hizo: les solicitó una cruz de Isabel la Católila Santa Casa de Loreto, en Italia), era oficial de la
ca, al precio de 2.000 francos, y les adelantó un
reserva e hijo de un conocido conserje mayor de
cheque de 500 francos, que los estafadores tomahotel. Resulta que estaba inculpado en Berlín por
ron. Al presentarse Moser a cobrar el cheque, interCuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [10]

el asesinato de su esposa -se había casado con la
tada por un escudo con tres armas de rehija del célebre tapicero de la corte Grosskutz, que
yes, los funcionarios firman en nombre del
dejó una cuantiosa herencia-, y que por eso las auRey los reconocimientos de títulos. El petoridades alemanas, noticiosas de su detención en
queño Guige fue reconocido por España.
París, solicitaron de inmediato su extradición y enCon este decreto viajó a Viena, donde contrega. Absuelto en 1914, fue de nuevo procesado
siguió hacerse un hueco en la nobleza ausen París, y entonces condenado, en 1936. Del citatriaca, en categoría de Conde, con el añadido Fritz Hahn, nacido en Viena en 1881, solo recordo “De la Casa de los Príncipes de Cadaremos lo que el propio Moser recuerda de su perrency”. El pequeño Guige se abrió paso en
sona:
Viena. Sabía muy bien cómo
utilizar minuciosamente sus
El “pequeño Guige” pacontactos. En poco tiempo
só de ser comerciante
consiguió
todas las órdenes y
de cuero a príncipe...
títulos del Imperio austriaco,
En la calle Eitelbergercomo si de un juego se tratagasse, en Viena, nació
se.
Recuerdo una vez que fue
Guige, conocido como
detenido por sospecha. Dijo a
el pequeño Hahn, hijo
los
jefes de policía: “si no esde una pareja de ventoy
libre en cinco minutos, dededores de cueros. El
sapareceréis
de la presidenpequeño Hahn era en
cia”, pidió permiso para llamar
su día el mayor sinveral ministro del Interior y efectigüenza que yo he covamente, en cinco minutos esnocido en mi colorida
taba libre. Este era Hahn.
vida. Como persona
ambiciosa buscaba el
Volvamos a nuestro relato.
mayor grado de esInmediatamente después de la
plendor y así lo consisalida de Moser de la prisión
guió: acabó siendo Su
francesa en aquel verano de
Ilustrísima el Conde
1914, estalló la terrible Gran
Federico Guige de
Guerra, como recuerda Moser:
Champvans, de la CaEl día de la declaración de la
sa de los Príncipes de
guerra, me encontraba en PaCarency. Y esto sucerís, y regresé a Alemania, padió así: El pequeño
sando por España e Italia, y
Hahn se convirtió al came alisté. Entré como subofiHans Moser en la Gran Guerra,
tolicismo con la conceluciendo la cruz del Santo Sepulcro al cuello
cial del tercer escuadrón del IV
sión de la Orden papal
Regimiento de Ulanos, del cual
Pro Ecclesia et Pontifimi hermano era teniente. De allí fui traslace, que estaba consagrada a Su Santidad,
dado a la División de Aeronáutica, y postepues en París se había hecho popular ante
riormente llegué al servicio secreto, por
el arzobispo cardenal por la entrega de una
aquel entonces la omnipotente Policía Seobra sobre las Órdenes. Un pequeño empucreta del Estado, división de espionaje milijón de mi parte, y la Orden Piana, con la que
tar.
la nobleza está relacionada, voló hasta su
Durante la campaña, Moser viajó varias vecuello. El pequeño Hahn se convirtió en el
ces a la Italia neutral, e hizo al menos tres viajes a
Caballero Friedrich von Hahn. Poco desEspaña -atravesando por Francia con pasaporte espués, fue adoptado por un Marqués esmipañol-, en donde tuvo encuentros y conversaciones
rriado, muerto de hambre y sin hijos, previa
con el general Weyler, capitán general de Cataluña.
indemnización. El pequeño Hahn se convirAquellos servicios no estuvieron exentos de riestió en el pequeño Guige. Para poder adquirir
gos, pues durante una misión en Génova en Italia
el título de su padre adoptivo en Austria, neen 1915, un barbero francés casi le corta la gargancesitaba la aprobación de Su Majestad
ta; y realizando otra misión en Venecia, casi lo esApostólica el Emperador Francisco José I;
trangula y apuñala un agente francés, al que dice
esto lo llevo a cabo en España. Allí las adhaber dado muerte. Por todo ello, Moser mereció
ministraciones de heraldos, están represenCuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [11]

ser condecorado -por una vez, de verdad- con la
Sospecho que tras esa condena vinieron
preciada Cruz de Hierro germana.
otras, y que Moser pasó varios de los años que siguieron, alojado y mantenido por
Durante aquella guerra, concuenta del Estado Alemán.
trajo su tercer matrimonio en BerlínSchöneberg, el 18 de enero de
En 1924, la esposa legítima
1916, con su antigua amante y cómde Moser, la española doña Ana Soplice la bella jovencita Elizabeth Maler, madre de sus hijos, realizó alguria Zell, a la que recordamos condenas gestiones en Berlín para localinada a dos meses de prisión Francia
zar a su marido, y también a la
en 1914. El casamiento lo hizo usanabuela paterna Hedwig, ya viuda del
do precisamente su nom de guérre y
supuesto banquero Ludwig-Samuel
su título baronal: Barón Juan José
Rothschild. El móvil de las pesquisas
María Samuel Moser de Veiga. El
parece haber sido el económico, tomatrimonio no debió de durar muda vez que en la petición de ayuda
cho, por cuanto Moser recordaba en
publicada, se menciona expresa1920: siempre me llenará de melanmente que tenían interés en saber si
colía el horrible destino que nos seel difunto señor Luis Rothschild menparó.
cionaba en su testamento a sus nietos Luis y Ana María(14).
Fue por entonces cuando alEn fin: la revista francesa Dégunas de sus actividades -el tráfico
tective del 15 de noviembre de 1928,
de honores y condecoraciones- susinsertó la siguiente noticia:
citaron el interés de las autoridades
(12)
españolas . Según informó en
En Berlín, la Baronesa Rothschild,
1916 el embajador español en Berviuda de un banquero, y su hijo de
lín, Moser se titulaba Maestre de los
primer matrimonio Hans von Moser,
Reales Caballeros Hospitalarios de
antiguo oficial de la Guardia, se han
San Juan Bautista de Cádiz -de nuesuicidado en circunstancias dramátivo, la entidad gaditana-.También la
cas. Hans de Moser había tenido,
Audiencia de Barcelona solicitó notiantes de la guerra, una gran fama
cias sobre su persona al Ministerio
entre la juventud dorada de Berlín y
de Gracia y Justicia en septiembre
de Viena. Derrochaba dinero alocade 1921; y de nuevo lo hizo, en
damente y perdió toda su fortuna
1929, el Ministerio de Estado(13).
personal, evaluada en nueve millones de francos. Su padrastro, el BaEl 9 de enero de 1919, siemrón Rothschild, se negó a ayudarle.
pre como Barón Juan María Moser
En Viena, mató en duelo al marido
de Veyga, logró obtener la ciudadaCubierta y portada de las
de una actriz de opereta, y se casó
nía bávara. Pero no le fueron bien
memorias
de Hans Moser
con ella, por lo que fue expulsado de
las cosas tras la contienda, en la
publicadas en Munich en 1920
su regimiento. Después de la guerra
empobrecida Alemania de la Repúvivió tramitando expedientes. Resiblica de Weimar. El 31 de agosto de
dió durante algún tiempo en París bajo el
1918, el Tribunal de Berlín-Mitte había declarado
nombre de Conde Moser de Veyga, camarefalso su título de barón, e incluso le negó el derecho
ro del Papa, y vendía falsas condecoracioa anteponer la partícula “de” (von) a su apellido. Y
nes y títulos de nobleza, fabricando diplola Santa Sede acreditó por entonces que no era ni
mas de la Santa Sede y del Rey de España.
había sido nunca camarero secreto de Su Santidad.
Retornado a Berlín, se alojó en casa de su
Enseguida fue de nuevo procesado y condenado
madre, pero contrajo nuevas deudas; y,
por la justicia germana, y pasó tiempo encarcelado
cuando los acreedores ordenaron el secuesen las prisiones de Stadelheim y de Neudeck. Protro de sus muebles, anunció a su madre su
bablemente fue en ellas en donde escribió sus
decisión de suicidarse. La anciana Baronesa
mencionados opúsculos Memoiren eines Glüksritse ha suicidado con él.
ters y Der Ring des Shiwa (ambos en Munich, 1920
y 1921), en los que relata con desvergüenza alguCasi toda esa noticia necrológica es una
nas de sus andanzas y trapisondas.
mezcolanza de verdades, de medias verdades y de
Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [12]

Por eso el diario El Mundo, en su edición del
mentiras completas, como corresponde a quien fue
sábado 19 de marzo de 1994, daba a conocer a los
uno de los grandes maestros de las fantasías nobíRothschild de Alcorcón, una familia madrileña apelicas ¡hasta después de muerto!.
llidada Moser-Rothschild, cuyos antecedentes famiEl diario estadounidense The New York Tipuestos en boca de Juan y de Paloma Moliares,
mes del 4 de noviembre, y el británico The Newcasser-Rothschild,
se refieren directamente a nuestro
tle Sun del 5 de noviembre, precisaron que madre e
personaje:
hijo se envenenaron con
El primero de los MoserVeronal -el nombre comerRothschild Soler que llegó a
cial del barbital, un potente
España y que “fundó” la
sedante-, pero añaden que
presunta
rama española de
mientras la madre murió, el
esta familia judía hablaba
hijo se recuperó de la sode su infancia en Berlín, de
bredosis de droga. No pareun castillo y de lacayos que
ce haber sido así, porque
hasta le ataban los zapatos.
después de esas fechas ya
Mi abuelo relataba cómo vino hay noticia alguna del
vía en una especie de palacélebre Hans Moser, nuescete
que el llamaba “el castro fingido y travieso Barón.
Firma de Hans Josef Moser
(hacia 1917)
tillo”, rodeado de lujo.
Por desgracia, no
Contaba
que su padre, que
han llegado hasta nosotros
se
llamaba
igual
que
él,
era
muy rico; tenía
sino solo dos de los volúmenes que Moser tenía
una fábrica de armamento en Berlín y que,
concebidos, ya que los otros cuatro nunca vieron la
al parecer, se arruinó entre la I y la II Guerra
luz. Baste enunciar sus títulos para comprender su
Mundial... Cuando Luis Samuel Ibrahim Mogran curiosidad: Memoiren eines Glücksritters (Meser-Rothschild, el bisabuelo, se separó de
morias de un caballero de fortuna); Der Ring des
mi
bisabuela, la andaluza Ana Soler, que coShiwa und Skizzen aus Spanisch-Guinea und Osnoció
en Berlín, ella se vino con su hijo a
tindien (El anillo de Shiwa y esbozos de la Guinea
España.
El entonces se volvió a casar y
Española y las Indias Orientales); Lyrik, der Dukatiempo después, no se cuándo, se suicidó.
tenfalter und Anderes Spanisches (Poesía, las mariAlguna relación de parentesco debemos teposas y otra española); Des Ordens und Titel “hanner con esa riquísima familia. En los años
del”. Ein Ordensprozess vor und nach der
50,
mi madre, que hacía poco que se había
Revolution. Zustände in Stadelheim und Neudeck
quedado viuda recibió una carta de la Em(Las Órdenes y Títulos “comerciales”. Un proceso
bajada alemana en la que le decían algo sosobre Órdenes antes y después de la Revolución.
bre una herencia. Uno de nuestros vecinos,
Unidos en Stadelheim y en Neudeck); Prinz Gustav
un señor de Burgos, que era abogado cov. Thrun und Taxis und ich (El Príncipe Gustavo de
menzó a mover los papeles. Pero como era
Thurn y Taxis y yo); y Satire, Politische Splitter und
necesario trasladarse a Alemania y mi maGlossen Vaterländisches (Sátira, divisiones políticas
dre no tenía ya suficiente dinero se paró toy reflejos patrióticos).
do. Yo nunca he tenido ningún interés en ir
Decíamos antes de la prole de Hans Moser.
reclamar
la dichosa herencia. Si resulta que
Solo la tuvo de su segunda esposa, doña Ana Some
tienen
que dar algo porque perteneceler, a la que abandonó en 1912-1913: de esa unión
mos a esa familia no voy a ir a pedirlo. Dinacieron sus dos hijos Luis y Ana María, que se
cen que un primo mío sí que cobró la herencriaron en España. Luis Samuel Moser-Rothscia; eso dicen», explica Juan.
child y Soler, nacido en Barcelona en 1906 y falleEn Madrid hay 15 descendientes directos de
cido en Madrid en 1956, se dedicó al mundo de la
Luis Samuel Ibrahim Moser-Rothschild Socinematografía, como gerente de la productora Merler, que durante toda su vida trabajó como
curio Films y otras; también fue artista aficionado a
gerente de productoras cinematográficas cola pintura. Se casó hacia 1932 con la madrileña domo Mercurio Films, entre otras. Tuvo cuatro
ña Carmen López Sánchez, y esta familia residió
hijos: Luis (que tiene dos hijos y un nieto),
sucesivamente en Valencia, en Barcelona y por fin
Juan (cuatro), Milagros (cuatro) y Rafael.
en Madrid, en la calle de Fernán González 69. De
Este es el más listo de la familia. Vive en
su matrimonio nacieron cuatro hijos, de los que hoy
Estados Unidos y es el único que hace muviven aún tres: Luis (1933), Juan (1937), Milagros
(1940-2009), y Rafael (1945).
Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [13]

chos años decidió suprimir el Moser de su
apellido. Es directamente un Rothschild y le
tratan a cuerpo de rey. Tiene mucho dinero.
No vive al día, sino a dos horas de mañana...
Hasta aquí llega lo que he alcanzado a saber de la vida, andanzas, fin y prole del berlinés
Hans Josef Moser, nuestro famoso,
inquieto y fingido Barón Juan María
Moser de Veiga, olim Moser-Rothschild.
N OTAS

9) Alfonso de CEBALLOS-ESCALERA GILA, Marqués de
la FLORESTA, “La Orden de San Lázaro y el sistema de
inteligencia exterior del Gobierno de Salamanca durante
la guerra civil de 1936-1939”, en Atavis et Armis, 21
(2010), págs. 27- 34: Este Charles de Otzenberg era de
origen alsaciano y había sido uno de los reorganizadores
de la Orden de San Lázaro en 1910-1911... Nombrado
grefier de la Orden en 1926, era un hombre hecho a sí
mismo, con grandes dotes comerciales,
simpatía nada común y un cierto prurito
de arrogancia social que le llevará a ostentar un título de nobleza (el de conde
de Otzenberger-Detaille) de incierto origen montenegrino. Casado con una hija
1) Agradezco a Paloma Golmayo Delgao sobrina del pintor francés Édouard Dedo su imprescindible traducción de todo
taille (1848-1912), unirá este apellido al
este opúsculo.
suyo. En 1929 pasó a encabezar la principal y más numerosa de las facciones
2) Archivo Diocesano de Barcelona, caja
en que se escindió la Orden lazarista, y
1904-1906, número 8: 1905, mayo, 2.
será
él quien promueva y logre el ascenPetición de bautismo y constancia de su
so
del
Duque de Sevilla, primero a la Luadministración a Juan José Mosergartenencia
(1930) y después al Gran
Rothschild y Yacoby, nacido en Berlín el
Maestrazgo
(15
de diciembre de 1935).
26 de abril de 1878. ASV, Segretaria di
Parece
que
falleció
en París de una maStato, año 1922, rubr. 266, fasc. 1, doc.
nera
trágica
hacia
1940-1944,
durante la
5364.
ocupación
alemana,
y
que
después
de
3) La semaine judiciaire paraissant à
la
guerra
mundial
fue
tachado
de
haber
Génève: jurisprudence suisse et
sido entonces un declarado colaboracioetrangère, 1905, págs. 690-695.
nista con los nazis.
4) Le instruyó en la fe y le bautizó el P. Portada de la segunda entrega de
las memorias de Hans Moser,
10) La berlinesa Zell, de una notable beJosé María Augusto Hipfield, de la Compublicadas en Munich en 1921
lleza -une brune piquante- y huérfana,
pañía de Jesús, en la iglesia parroquial
berlinesa
del 1893, había conocido a
de Santa María del Pí, el 6 de mayo de
Moser
cuando
contaba
tan
solo 17 años -14 años, según
1905. Archivo Diocesano de Barcelona, caja 1904-1906,
otras
versiones-,
y
se
enamoraron
apasionadamente.
número 8: 1905, maig, 2. Petició i constància de bateig
11) Año de 1914. Le Journal de la Meurthe del 27 de fede Juan José Móser-Rothschild i Yacoby, nascut a Berlín
brero. Le Petit Parisien del 28 de febrero. Prager Tagel 26 d’abril de 1878. Fill legítim d’Emilio Móser, fabriblatt del 28 de febrero. Journal de Liège del 1º de marzo.
cant, i d’Eduvigis Yacoby, ambdós naturals de Berlín, i fiL’Impartial del 2 de marzo. Nouvelliste Valisan del 14 de
llastre de Luis Samuel Rothschild, banquer de Berlín.
marzo. New Zealand Herald del 18 de abril. Le Matin del
Avis paterns: José Móser i Elena Boehr, naturals de Ber2 de mayo. Rivista Araldica, varias notas en los tomos de
lín. Materns: Julio Jacobo Jacoby, natural de Posen, i Lylos años 1911 a 1914, en especial en el número del 20
dia Schoenlank, natural de Berlín. Anomenat Joannes
de marzo de 1914, reproducida con el título “Falsos caJosephus Móser-Rothschild et Jacoby.
balleros y Órdenes de contrabando”. Revista de Historia
5) AHN, Fondos Contemporáneos-Ministerio de Asuntos
y Genealogía Española, 4 (1914), págs. 174-176. The
Exteriores, Condecoraciones, cajas 331 y 334 (por cierPolice Journal del 1º de mayo de 1917, pág. 59. Conde
to, que el trámite lo realizó en su nombre su amigo don
Enrique
ZEININGER DE BORJA, Vanitas vanitatum, ou
Manuel Gil de Balenchana)
le trafic de décorations fantaisites (s.l., 1939); y también
6) Archivo General del Ministerio de Justicia, expediente
“L’Ordre de Saint-Lazare”, Hidalguía, 3 (1953), págs.
del título de Barón de Moser.
501-532. José María de PALACIO PALACIO, Marqués
7) Alois Paul Ledersteger, titulado Barón von Falkenegg
de VILLARREAL DE ÁLAVA, “Las falsas Órdenes de ca(*Magdalenaberg, Austria 1844-Berlín, Alemania 1913),
ballería”, Hidalguía, 1 (19523), págs. 77-92. L’Intermelicenciado en Leyes, viajó por toda Europa y después se
diaire des chercheurs & curieux, 1972, pág. 466; Sebasestableció en Berlín, y se dedicó a escribir y a publicar
tien FONTANELLE y Romain ICARD, La France des
numerosos artículos sobre política germana e internaciosociétés secrètes (París, 2006), pág. 25.
nal. Obtuvo su título de barón en la República de San
12) AHN, Fondos Contemporáneos-Ministerio de AsunMarino. Wilhelm KOSCH, Das katholische Deutschland,
tos Exteriores, Condecoraciones, caja 466.
biographisch-bibliographisches lexikon (Augsburgo,
13) Archivo General del Ministerio de Justicia, expediente
1930), pág. 86.
del título de Barón de Moser.
8) Heinrich HILLMAYR, Roter und Weisser Terror in Ba14) Jüdische Familien-Forschung, vols. 1-14 (Berlín,
yern nach 1918 (Nusser, 1974), pág. 115.
1924), página 31.

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [14]

DE RE CABALLERESCA

L’ORDINE DELLA STELLA A MESSINA:
NUEVAS APORTACIONES
por el Dr. D. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila, Marqués de la Floresta
y el Barón Dr. D. Arturo Nesci di S. Agata

Hace ya más de veinte años publicábamos en
la revista Nobiltà (número 7, abril-junio de 1995), un
artículo sobre esta poco conocida hermandad caballeresca siciliana. Texto que fundamos en un afortunado
hallazgo nuestro: en la Biblioteca Nacional de Madrid
se conserva el precioso manuscrito 10.477, en cuarto
mayor, sobre papel, encuadernado en terciopelo
carmesí, que se titula Copia delli Capitoli
Dell’Illustrissimo Ordine della Stella, y fechado en 1659. Consta de 199 páginas, escritas en italiano de buena caligrafía, y parece proceder de la biblioteca del Duque
de Osuna1. En él se contienen, además
de algunas noticias históricas, hasta
cuarenta y dos capítulos u ordenanzas
de esta hermandad caballeresca -de
ellos, los numerados XXXV al XL, fueron aprobados posteriormente a los anteriores, es decir en los años de 1670,
1671 y 1673-.
De la Orden de la Estrella mesinense,
solamente se recordaba confusamente su mera
existencia, habiendo merecido la atención del Dr. José
Micheli Márquez, barón de San Dimitrio y vicecanciller de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San
Jorge, en su Tesoro Militar de Cavallería (Madrid,
1642), donde expresa que fue fundada por el Rey
Carlos de Anjou en la catedral de Mesina el año de
1268, y que obtuvo breve confirmatorio del Papa Clemente IV, datado en Perugia; y afirma que por la decadencia de los tiempos esta primitiva Orden caballeresca llegó a extinguirse. Tratan también de esta
ilustre Orden -denominada ocasional pero erróneamente Accademia della Stella-, Luis de Babia en la
continuación de la Historia Pontifical y Católica (Barcelona, 1621); Cesare Campana en su Historia del
Mondo, libro II (Venecia, 1596); Menenio en el Honor
de la Corte; Paca, en su obra Origine di Cavallerie e
Confratie Militari; Filippo Bonanni en su Catalogo degli
Ordini Equestri e Militari (Roma, 1724), páginas 11112; y Giustinian Bernardo en su Storia cronologica
dell’origine degli ordini militari (Venecia, 1792). También los autores mesinenses P. Placido Samperi s.j.,
en su Iconologia della Gloriosa Vergine Madre de Dio
Maria (Mesina, 1644), página 134; Carlo Giangolino
en su Hendegrafia o vero descritione del paradiso terrestre (Mesina, 1649); Cajo Domenico Gallo, Annali
della Città di Messina (Mesina, 1758); don Vincenzo

Castelli, príncipe de Torremuzza, en su obra I fasti di
Sicilia (Palermo 1819 y Mesina 1820, 2 volumenes);
don Guseppe Galluppi, Barone di Pancaldo, en su Nobiliario della Città di Messina (Nápoles, 1874-1878); y
Vincenzo Palizzolo Gravina, en Il Dizionario Storico
Araldico della Sicilia (Palermo, 1875), página 31. Pero
el caso es que, durante siglos, buena parte de los
autores han venido dudando de la existencia
cierta de aquella hermandad: útimamente,
Marko Horak, en su artículo Antichi ordini
cavallereschi in Italia (Nobiltà, 6, página
76), mencionaba a nuestra Ordine della
Stella, advirtiendo que l’esistenza concreta di questo ordine equestre non è
certa. Nuestro mencionado artículo del
1995 vino, pues, a demostrar que la Orden de la Estrella existió realmente, y
además que su existencia, larga de casi
un siglo, fue muy activa.
Después de nuestra aportación, algunos otros autores han vuelto sobre este asunto, e incluso ha visto la luz pública una buena monografía: la de Carmelo Cataldi, L’Ordine Equestre e
Militare della Stella, ovvero il Seicento in Sicilia (1999).
Este autor ha descubierto documentos de importancia
en la Biblioteca Regionale Universitaria -un manuscrito
de 232 folios, procedente del convento de Santa Ana,
que contiene la regla de la Orden-, y también una rara
edición de la obra de Vincenzo Ferraroto, titulada Ordine Militare osservato in Messina nell’anno 1594,
quando l’Armata Turchesca bruggiò Reggio città nella
Calabria (Messina, 1596). Sorprendentemente, Cataldi
omite entre la bibliografía que ha utilizado, obras recientes e importantes.
Conforme a la verdad histórica, fundada en
documentos originales y algunos de los textos aludidos, diremos la Ordine della Stella fue establecida en
7 de diciembre de 1595, bajo el alto patrocinio de la
Majestad Católica del Rey Don Felipe II (Filippo I de
Sicilia), por don Giovanni Veintimiglia, octavo Marqués
de Geraci y primer Príncipe de Castelbuono (†1619),
antiguo strategò de Mesina y entonces presidente y
capitán general del Reino de Sicilia. Su finalidad fue la
de fomentar l’essercitio cavalleresco in servitio della
Religione Catholica e del nostro Rè, in difesa della
nostra commune Patria Messina e su amplissime riviere nelle invasioni de’nemici. Es decir, que la intención principal de la fundación -que el Veintimiglia venía

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [15]

intentando desde algunos años atrás, con la oposición
sempre tenuta vita laudevole; e che per esser atto
del virrey Conde de Olivares-, fue el de organizar una
all’esercitio dell’arme habbia compiti i dieciotto anni di
fuerza de caballería poderosa, destinada a la defensa
sua età. Pero el trámite de recibimiento era muy comde las costas mesinenses contra posibles desembarplicado. Producida una vacante en el número de cien
cos o ataques turcos, entonces muy frecuentes y decaballeros, el aspirante solicitaba la admisión dentro
sastrosos para aquellas tierras.
de los quince días siguientes al Ilustrísimo príncipe de
la Orden, mediante un memorial suscrito de su puño y
El motivo inmediato para la fundación, lo proletra en que se comprometía a professare l’esatta osporcionó una poderosa armada turca que al mando
servanza
dell’instituto, según las constituciones y ordel bajá Sinam amenazó estos mares en el año de
denanzas de la Orden. Para la provi1595, y concretamente se acercó al
sión
de las vacantes tenían
canal de Mesina, chiave dell’Italia, depreferencia
los hijos de caballeros de
sembarcando fuerzas en la vecina Cala
Orden.
Si
solamente uno de éstos
labria, donde hizo gran estrago. Por
solicitaba la plaza, era admitido meesta razón, tuvo gran parte en los modiante el voto secreto de la Asamblea.
mentos fundacionales el propio SenaPero
si eran varios los solicitantes, endo de Mesina.
tonces el canciller de la Orden prepaLa fundación tuvo lugar la vísraba varias cédulas (polisine) con sus
pera de la fiesta de la Inmaculada
nombres, que introducía en un somConcepción de 1595, por lo que la Orbrero (berrettone cremesino trinato
den tomó per sua principal protettrice
d’oro), donde el príncipe, en asamblea
la Padrona di Messina, la Vergine Sangeneral, sacaba un nombre a la suertissima che fù coronata de stelle. Pero
te. Pero luego la Asamblea, convocaademás se acordó la protección de
da al efecto, nombraba por voto seSanto Domingo de Guzmán, en cuyo
creto y a la suerte dos comisarios
La Madonna della Lettera
convento mesinense se celebraban las
-ninguno de ellos podía ser uno de los
patrona de la ciudad de Messina
funciones religiosas de la Orden. Se fisenadores de Mesina: capítulo XXVIjó un numerus clausus de caballeros,
para hacer las probanzas necesarias
que era el de cien -el número de los caballeros funda(fe de bautismo para confirmar la edad, visita del cadores fue de setenta-, y se aprobaron ciertas ordenanballo, etcétera) en el plazo de quince días. Cumplidos
zas que no hemos podido conocer -las definitivas, a
todos estos trámites, la Asamblea se reunía de nuevo
las que nos referimos en este trabajo, fueron acordapara confirmar mediante voto secreto -era necesario
das en 1645, siendo príncipe don Tommaso Marquett-.
obtener la mitad más uno de los votos favorables- la
El Rey Don Felipe II, mediante carta dirigida
admisión del pretendiente. Muy luego el agraciado deen su nombre por el Conde de Chinchón el 5 de octubía entregar en el archivo de la ciudad la suma de 30
bre de 1596, se dignó aprobar la nueva Orden cabaonzas, como ayuda para la Orden; si no lo verificaba
lleresca. Muy pronto, según Gallo, la Orden mereció
en el término de dos meses, la admisión quedaba sin
señaladas distinciones:
efecto. El caballero rechazado por el voto negativo de
1° settembre 1598 ... quindi il Vicerè ordinò per tutla Asamblea, si no era hijo de caballero de la Orden,
to il regno, che si approntasse la milizia, ed in
no podía solicitar la admisión nunca jamás: se non
Messina, fra pochi istanti, si vide in armi la giofosse figlio di Cavaliere sia perpetuamente escluso di
ventù tutta sotto ai suoi capitani, passar mostra in
poter presentar nuovo memoriale (capítulo I). En 20
presenza del Vicerè. Allora fu, che il Principe dei
de marzo de 1660 se aprobó que los caballeros admiCavalieri della Stella, si presentò armato superbatidos debían presentarse personalmente en el palacio
mente a cavallo, accompagnato da cento nobili arde la Orden -y no por medio de delegación o apoderamati alla stessa guisa, ognuno dei quali aveva di
miento-, en el plazo de los dos meses siguientes a su
seguito quattro altri servidori armati a cavallo, che
admisión, para tomar la insignia de la Stella (capítulo
in tutto compivano il numero di cinquecento; onde
XXXVII).
ammirato il Duca (di Maqueda) li ricevette con segLa Orden expulsaba de su seno a los caballeni estraordinari d’onore e cortesia e decretò che in
ros que contravinieran los capítulos o desobedecieran
ogni occasione di guerra immediatamente alla perlos mandatos de las autoridades; y en tan desgraciado
sona del Capitan Generale assistere dovessero.
caso sus hijos no gozaban del privilegio admisorio.
Los requisitos y condiciones para poder ser
Los caballeros que recibían órdenes sagradas, perdíadmitido un caballero en la Orden (capítulo I) eran los
an su plaza -aunque al canónigo don Salimbenio Marhabituales en cualquier hermandad caballeresca: che
chesi se le permitió conservarla, con la condición de
discenda abantiquo da Nobili progenitori; che sia prosalir a campaña como capellán de la Orden-. En todo
veduto di beni di fortuna, a segno que possa agenolcaso, la casuística de admisiones y dimisiones, commente sostentare il grado de Cavaliere; che habbia
prendida en el capítulo I, era ciertamente compleja.

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [16]

Las reuniones de la Orden en sesión general
recibía el juramento del nuevo príncipe, a quien impode todos sus caballeros tenían lugar todos los meses,
nía el collar de oro y entregaba el bastón, insignias de
el tercer jueves, en el palacio propio, a donde eran
su cargo. Inmediatamente, el nuevo príncipe y sus oficonvocados por el araldo, de orden del príncipe; tales
ciales pasaban a ocupar los asientos principales de la
sesiones mensuales se denominaban Aggiuntamenti,
cámara.
y en ellas se trataba informalmente de cualquier asunPero a partir de 1673 se acordó que la electo del interés general. Estos Aggiuntamenti o ayuntación de los siete oficiales se verificase de un modo
mientos podían también ser convocados extraordinadistinto: los siete caballeros más antiguos presentes
riamente por la voluntad del príncipe (capítulo XXXII).
en la sesión electoral del 1º de septiembre -exceptuaEl gobierno de la Orden se organizaba medos los oficiales salientes-, ocupaban los puestos de
diante una Asamblea (capítulo II), de la que formaban
los oficiales cesantes y velaban por la correcta tramiparte doce caballeros: el illustrissimo principe, dos matación de las elecciones, por cierto muy complicada.
estri di cavalieri, cuatro riformaLo mismo se observó desde entori, y los caballeros que hubietonces en cualquier proceso de
sen desempeñado el cargo de
sorteo para fiestas y otros enpríncipe (o, si el número era incargos corporativos (capítulo
suficiente, los caballeros más
XL).
antiguos). Asistía a tal Asamblea
Aunque fue muy frecuente reel canciller, para levantar acta de
petir en el oficio de príncipe -lo
sus acuerdos, con voz pero sin
veremos en la relación que cievoto. Todo lo tocante al desarrorra este artículo-, estatutariallo de las deliberaciones -quomente ningún caballero podía
rum, etcétera-, especialmente en
ser reelegido hasta pasados
ocasión de proceder a reformas
dos años de su último cargo;
estatutarias, estaba bien ordenaademás, el cargo de senador de
Vista de la ciudad y puerto de Mesina
do en los capítulos II y III.
en un fresco quinientista del palacio del
la Ciudad impedía optar cualAdemás, la Orden conta- Marqués de Santa Cruz, en El Viso del Marqués quier oficio de la Orden (capítuba con un Consiglio Secreto (calo VI); y cualquier caballero que
pítulo IV), formado por nueve caballeros: el principe,
se negara a aceptar y desempeñar el cargo para el
los maestri di cavalieri, el confaloniero, el cancelliero,
que resultase elegido, no tomando la posesión del
el tesoriero, y tres caballeros nombrados por la suerte.
mismo en los ocho días siguientes a su elección, perSu función se limitaba a intervenir en la admisión de
día cuatro años de antigüedad en la Orden (capítulo
nuevos caballeros, y en la concesión de premios y enVII).
comiendas.
El Illustrisimo Principe Generale era la supreEl gobierno de la Orden (capítulos V y VI) se
ma autoridad de esta compañía, y por eso merecía
realizaba por medio de siete oficiales: el illustrissimo
respeto y reverencia por parte de todos los restantes
principe generale, dos maestri di cavalieri, un confalocaballeros de la Orden. Gobernaba la Orden siempre
niero, un cancelliero, un tesoriero y un conservatore.
de acuerdo con los dos maestri di cavalieri; en caso
Todos ellos debían ser residentes en Mesina o su conde tener votos dispares sobre algún negocio, era pretorno, y eran elegidos para un mandato anual -salvo el
ciso recurrir a la Asamblea (capítulo XVII). Se ocupaconservatore-, en sesión celebrada el 1º de septiemba de convocar y presidir las sesiones, y de velar porbre de cada año. Ésta tenía lugar en el palacio que la
que los caballeros realizasen frecuentemente los
Orden poseía en Mesina, y concretamente en la llaejercicios caballerescos propios de la Orden, a lo que
mada camera del Secreto, donde el príncipe saliente
estaban obligados. Debía además cuidar de la organiocupaba un trono y exhortaba a los caballeros a dejar
zación y brillantez de los festejos públicos, así como
a un lado sus amistades y enemistades. Sobre una
preservar el patrimonio de la Orden, para lo que nommesita se disponía la urna de la suerte, que siempre
braba anualmente un censor o rationale (capítulo VIII).
era como ya dijimos una verretta di velluto cremisino
En caso de ausencia del príncipe, la Orden era gobertrinato d’oro -un birrete de terciopelo carmesí bordado
nada por uno o por los dos maestri di cavalieri; faltande oro-, y luego el araldo de la Orden iba llamando
do los tres, sucesivamente por el confaloniero; y si
por su nombre a todos los cargos presentes para que
también éste faltase, por el caballero más antiguo (capítulo XVI). Ya he dicho que, como insignia de su cardepositasen su voto en el aludido sombrero. Formado
go y autoridad (capítulo V in fine), debía portar sobre
un colegio electoral de dieciocho caballeros, eran éssu persona una collana d’oro con la Stella, y un bastos los que, previo juramento y por voto secreto, elegíton d’oro: todo ello para resaltar la dignità que averà
an a las nuevas autoridades de la Orden. Verificado lo
d’amministrare in quell’anno, come Principe Generale
cual, el príncipe dimisionario agradecía cordialmente a
d’un Ordine di Cavalieri di tanta qualità. Pero además
todos la ayuda recibida durante su mandato, y luego

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [17]

vestía en los actos solemnes un habito della Stella
los dineros que ésta tenía depositados en las cajas
grande, y tenía el tratamiento de Illustrisimo, propio
del Senado de la ciudad. Debía, pues, cobrar las renentonces de los titulados del reino; sólo él tenía deretas y débitos, incluso judicialmente; y entregar las sucho a estos honores, que no gozaban ninguno de sus
mas que se le ordenara mediante libramiento de pago
sustitutos (capítulo XVI). Respecto a esas distinciones
dado por el cancelliero según orden del príncipe y los
tan honoríficas, sabemos por el Gallo que:
maestri di cavalieri. Un mes después de dejar el oficio,
debía
comparecer ante el rationale para presentar la
Il 22.10.1632, il Vicerè il Duca d’Alcalà, essendo il
cuenta de su anualidad. Entre los oficiales del Consiproprio figlio DonFerdinando Affan de Ribera e
glio Secreto tenía la tercera voz, y estaba obligado a
Enriquez marchese di Tariffa, Principe dell’Ordillevar cuidadosamente el libro de cuentas y demás pane della Stella decretò che nell’avvenire tutti i
peles de su oficio (capítulo XII).
sudditi del Regno di Sicilia, dessero al Principe
dell’Ordine il titolo di Illustrissimo, e fosse per l’anEl conservatore, elegido por votación como los
no in cui era in carica trattato e reputato come se
demás oficiales, tenía en cambio un mandato cuatro
fosse uno dei Signori Titolati del Regno.
veces más largo, o sea cuatrienal; además, para desempeñar este cargo se requerían diez
Il 26.09.1639, il Vicerè Don Franaños
de antigüedad en la Orden, por lo
cesco di Mello di Braganza, conte
menos: esto ya nos dá una idea de la
di Assumar, con altro diploma, gli
confianza que exigía este oficio. Su
concesse alzare il dossello di velluobligación principal consistía en tenere
to rosso con lo stemma dell’Ordine,
un libro chiamato per contra al giornale
sotto il quale sedano in trono il
del cancelliero, nel quale doverà annoPrincipe e i Maestri Cavalieri, nelle
tare
e registrare d’anno in anno tutti
chiese ove soleano intervenire, non
l’aggiuntamenti
per libro separati, le falessendo però presente il Senato.
te de’Cavalieri e le benemerenze
Los dos maestri di cavalieri, sede’medesimi,
libro que al final de cada
gunda dignidad de la Orden, debían
año
se
confrontaba
formalmente con el
acompañar y aconsejar al príncipe en
libro
del
cancelliero.
Además, era el entodo momento. Sin el voto de uno de
cargado
de
guardar
en un arca todas
ellos al menos, el príncipe no podía tolas
escrituras
públicas
y privadas, incluimar acuerdo ni decisión alguna -si hadas las cartas del Rey y del virrey; cuya
bía disparidad de pareceres, debía reuReferencia de Bonanni
arca
tenía dos cerraduras y sus llaves
nirse la Asamblea-; en su ausencia,
a la Orden de la Stella
estaban
a cargo del príncipe y de este
gobernaban la Orden; en las fiestas caoficial.
Tales
documentos se le entregaballerescas, todos tres formaban el jurado que fallaba
ban
previo
inventario
en
los
quince días siguientes a
los premios (capítulo IX).
su toma de posesión. Las penas por faltar a sus debeEl confaloniero, o alférez de la caballería de la
res eran especialmente pesadas (capítulo XIII).
Orden, era un cargo muy estimado, que debía servirse
El rationale era un cargo de confianza del prínpor personas de la más ilustre nobleza; por esta razón
cipe,
que
le nombraba a discreción con el concurso
en las juntas votaba en cuarto lugar. En caso de aude los dos maestri di cavalieri. Este oficial tenía la misencia del príncipe y de sus maestri di cavalieri, gosión
del censor de cuentas: haverà cura di farsi conbernaba la Orden este oficial. Las ordenanzas de la
segnare
li libri, tanto dal Cancelliero quanto dal TesoOrden establecían perfectamente el puesto de este
riero,
sopra
li quali farà diligente inquisitione se il
oficial, que llevaba el estandarte corporativo en las jordenaro
s’hà
speso della maniera che dispongono i
nadas de guerra (capítulo X).
nostri stabilimenti in servitio del nostro Ordine (capítulo
El cancelliero era el quinto oficial de la Orden,
XIV). Pero en 1670 se modificó el modo de su elecy estaba encargado de llevar los libros de actas, los
ción: en adelante, lo sería el caballero que hubiera
minutarios de las fiestas y ocurrencias que se celebraquedado con más votos en la elección de príncipe, sin
ban, y los libros de libramientos del gasto pecuniario
ser electo tal; y, en su defecto, el caballero más antidirigidos al tesorero. También era de su cargo el libro
guo de la Orden (capítulo XXXVIII). Y nuevamente se
llamado Giornale, en que se anotaban los méritos y
reformó lo tocante a este oficio en 1671, asignando
grados de cada caballero. Además, era el redactor de
como rationales, para las cuentas de algunos príncicualquier documento o carta que la Orden expedía
pes que no llegaron a nombrarlos, a los dos caballe(capítulo XI). Al acabar su anualidad, debía entregar
ros que hubiesen quedado últimamente con menos
sus libros de actas y sucesos al conservatore, para
votos en la elección del principesca (capítulo XLI).
que éste los confrontase formalmente con los suyos
Los cuatro riformatori, elegidos de manera vi(capítulo XIII).
talicia, estaban encargados de interpretar, en caso de
El tesoriero era, claro está, el encargado de
necesidad, las ordenanzas y capítulos; y, en su caso,
administrar los bienes de la Orden, y de disponer de

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [18]

Congregados en el palacio de la Orden, seis caballede migliorar, abolire o formare nuovi stabilimenti en
ros iban hasta el Palacio Real, donde recogían al Illusunión del príncipe. En caso de vacante, el Príncipe,
trisimo Strategò y al Senado de Mesina, y volvían con
con los maestri di cavalieri y los tres riformatori restanellos hasta el palacio de la Orden. Desde allí comentes elegían por cooptación al nuevo titular, de entre los
zaba ya la cabalgata de presentación del nuevo príncicaballeros de la Orden que tuviesen al menos diez
pe, que abría el araldo, continuando en fila de a dos
años de antigüedad en ella (capítulo XV).
todos los caballeros según su antigüedad -desde los
La Orden contaba, además, con un portero o
más modernos a los más antiguos-, seguidos de los
vocero, denominado propiamente araldo, que estaba
ministros municipales de Mesina y de los taballi, pifari
encargado de las convocatorias de las juntas, así coe trombe de la música; cerraban el cortejo el Senado
mo de llamar a todos los caballeros en las ocasiones
de Mesina con el Strategò, yendo en medio de esta
señaladas. Este era además conserje, encargado del
autoridad civil, y del senador hebdomadario, el propio
mobiliario existente en el palacio de la
príncipe nuevamente elegido. Tras haOrden. Por otra parte, parece que la
un recorrido por la ciudad, la cabalcer
Orden también tenía contratados a algata concluía en el palacio de la Orgunos trompetas y tambores (vide capíden, acompañando de nuevo hasta su
tulos XIX y XXII).
sede oficial al Strategò y Senado los
Tras de la elección anual, el
mismos seis caballeros que les trajeillustrisimo principe, junto con todos los
ron (capítulo XIX). Durante el mes de
nuevos oficiales y el cuerpo de la Ornoviembre se celebraba el carnevole
den, giraban visita de reverencia y coren Mesina, ocupándose el príncipe de
tesía a la persona del virrey de Sicilia,
organizar el festejo ecuestre, y de desi se hallaba en Mesina -en caso concidir sobre las libreas y colores que utitrario se le comunicaba la elección por
lizarían los caballeros participantes
escrito-, manifestándole cómo su pron(capítulo VIII). Semejante cabalgata se
ta e fedele volontà che vivamente conorganizaba también anualmente en
servano tutti i cavalieri en servicio de la
otras dos ocasiones: el 1º de mayo,
Majestad Católica y de la excelencia
con motivo de la toma de posesión por
del aludido virrey. Seguidamente se haparte de los nuevos senadores de la
cía otra visita semejante al Senado de
Ciudad; y el 25 de julio, fiesta del
la ciudad de Mesina (capítulo XVIII).
Apóstol Santiago (capítulo XXVII).
La insignia de la Orden se ins- Caballero de la Orden de la Stella
La fiesta caballeresca era muy distinta,
según Bonnani
piraba en la stella conduttrice de’Magi
y normalmente se convocaba durante
in cui fù vista splender la Croce, por ser
el mes de octubre, previa licencia del
el simbolo e chiara insegna della Santa Fede, per haSenado de la Ciudad. Mediante sorteo se designaban
vere condotto i Magi nella cognitione di quella, pero
cuatro caballeros, que habrían de mandar otras tantas
también porque volle parimente in questa stella la nocuadrillas de cuatro caballeros cada una. Cada cababiltà Messinese di notare la Stella del mare Maria.
llero pagaba a la Orden la suma de 12 onzas, su jefe
Consistía en una aurea stella fregiata di candido smalel doble, y el mantenitore de la fiesta el cuádruplo, o
to; es decir, en una estrella dorada de diez rayos o
sea 48 onzas. Salía esta fuerza formada, y seguida
puntas, esmaltada de blanco -siempre era de mayor
del capo di quadriglia, y de los oficiales de la Orden tamaño la del príncipe-. Todos los caballeros estaban
confaloniero, tesoriero y conservatore-. La vestimenta
obligados a llevar esta insignia internamente sculpita
estaba bien regulada:
nel cuore, y físicamente sobre el pecho, a diario y no
drappo di tersanello o rasetto lavorato o rigato d’usolamente en las funciones públicas: el caballero sorno o più colori a loro arbitrio, senza strataglio e
prendido en público sin portarla sobre sí, era inmediasenza nessun guarnimento, ne di trine ne di pastamente expulsado de la Orden sin ninguna posibilisamano ... ma che sea semplice, e caso che fosse
dad de apelación (capítulo XXII).
di tersanello semplice se le concede che si possa
Las actividades públicas y sociales de la Ordirabiscare di pennelle d’oro o d’argento tantum, a
ne della Stella fueron frecuentes y hasta numerosas, y
loro arbitrio l’armature sino addiorate o inargentata
sin duda su presencia fue muy notable en la Mesina
a mordente e non a fuoco, si come li Stocchi e
del siglo XVII. Celebraba frecuentes fiestas públicas,
Spade e ogn’altra cosa che li fosse necessaria,
siendo la principal la llamada Cavalcata, que tenía lunon possano portare più di dodici penne, e nel
gar, con licencia del Senado de Mesina, a los pocos
mezzo un penacchio di penne d’arone o di garzotdías de celebrada la elección anual de los oficiales de
te o qualche animale secondo la loro inventione...
la Orden. Consistía esta fiesta en una cabalgata soSi la fiesta se ofrecía a algún Infante de Espalemnísima, a la que asistían todos los caballeros de la
virrey, entonces se permitía que los trajes y
al
o
ña,
Orden in habiti vistosi e ricchi, in segno dell’allegreza:

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [19]

de cristal que contenía la reliquia de los cabellos de la
adornos de los caballos fuesen de un lujo caprichoso
Virgen María.
y exuberante, y se crecía el número de participantes.
Normalmente, cada cuadrilla iba acompañada de quaLa obligación principal de la Orden, es decir la
tro paggi, due tamburi e un fichietto, mientras que el
militar, no se olvidaba nunca. Por privilegio especialísimantenitore podía ir acompañado sólo de due paggi,
mo, la ciudad de Mesina, non solo dotata d’animo
due tambori e un fischetto; estos dependientes vestían
grande, ma di quanti doni si possono dalla natura porde manera semejante a los caballeros, aunque más
gere, come antica guerriera, tra le molte preheminensencilla. Cada caballero no participante vestía también
ze che ha concesso a l nostro Ordine fra l’altre, l’hà
para la ocasión de una manera fastuosa, llevando un
concesso che il Prencipe d’esso in occasione di guecaballo espléndidamente enjaezado, y la compañía de
rra possa eligere due Cavalieri del suo Ordine, uno
pajes y trompetas. El cartel del mantenitore se fijaba
che esseciti la carica di suo Tenente, che conduca e
en la plaza escogida para celebrar el combate, en el
comandi la Cavallaria, e l’altro per Alfieri della ComPalacio Real, en el Palacio del Senado, y en el palacio
pagnia... -oficio éste último reservado al caballero que
de la Orden; y se entregaban carteles de honor imprehubiera sido príncipe de la Orden en el año anterior-;
sos sobre telas ricas al Strategò y seasistiendo el príncipe cerca de la pernadores, y sobre papel a otros ciudasona del capitán general del reino. El
danos distinguidos; también se
dicho teniente de la Caballería de la
repartían banderolas hechas al efecto.
Ciudad estaba facultado para nombrar
La fiesta consistía en un simulacro de
los diferentes jefes de la fuerza, fuecombate entre las cuatro cuadrillas,
sen o no de la Orden; y debía por eso
que se acometían y retiraban alternatimantener una constante relación con
vamente; el trofeo eran las plumas que
el Senado de Mesina (capítulo XXV).
guarnecían los sombreros y trajes de
Por esta razón, anualmente se
los jinetes, que eran arrancadas por
efectuaba un alarde o muestra de la
los contrincantes (capítulo XXXIII). Hay
fuerza alrededor del Estandarte de la
Diseño de una de las medallas de
que decir que esta clase de festejos
honor conferidas por la
Orden, convocado por el príncipe mecaballerescos -juegos de cañas y de
Orden de la Stella
diante el araldo, debiendo presentarse
parejas reales, etcétera- fueron muy
en Mesina todos los caballeros con
comunes también en Castilla durante
ocho días de antelación a la fecha escogida, bien prolos siglos XVI y XVII -recordemos los que recoge don
visto de caballo, armas y pertrechos: ciascun cavaliere
Jerónimo Gascón de Torquemada, secretario del Rey,
comparirà a cavallo con il suo uniforme vestito, con
en su Gaçeta y Nuevas de la Corte de España (1600due pistolle della misura stabilita, con due servidori,
1650)-, y que no sería extraña una relación o influenuno con suoi archibugi a ruota lunghi di buona palla.
cia entre ambas regiones hispánicas: sería convenienEl uniforme militar estaba perfectamente reglamentate volver sobre esto, y sobre las maestranzas de
do, y consistía en:
caballería hispanas.
calzona e maniche di teletta o tabí cremesino con
Por cierto: se conserva el relato de uno de
coccio piano, guerniti la calzona con trè passaaquellos festejos: Cataldi ha hallado una relación mamani d’argento d’una uniformità, e la manica con
nuscrita y versificada en octavas por de don Antonino
un sol passamano sopra il braccio, con due scudi
Anzalone, en la que se recoge por menor la magnifisoli dell’istesso passamano d’argento, non più
cencia del torneo caballeresco celebrado en Mesina
largo d’un dito, ne di più peso d’un oncia a canna,
en 1636, escrito dedicado al Barón del Sollazzo, prínsenza landette, nelle due burzotti della calzona
cipe entonces de la Orden de la Estrella. Sollazzo. El
un corame d’armare di pelle di concia di Roma
pintor Michele Panebianco reprodujo la escena en un
guernito con tre passamani intorno senza scudi
lienzo datado en el 1846.
stival bianco incerato con suoi ginocchiali a quale
Otras fiestas religiosas tenían lugar en la Episi anderà una calzetta di tela con sue guarnitioni
fanía y dia de los Santos Reyes Magos -come festa
non più larghe di trè dita, non di punto ne di cartiparticolare dell nostro Illustrissimo Ordine-; en el dia
glia non intelate, il cappello sia bianco ombrato
de la fiesta de la sacra carta escrita por Nuestra Señocon suo cordone d’argento e con 4 penne di conra a la ciudad de Mesina2, 3 de junio; en el 4 de agosto, due cremisine e due bianche, cadute sopra la
to, fiesta de los Santos Mártires Plácido y compañefalda del capello senza gioe ne cose d’oro sopraros, Protectores de Mesina; y en el dia de la traslación
poste, la falda di sotto non sia inforrata nè guarnidel cuadro de Santo Domingo en Soriano, protector
ta con argento, le briglie li speroni con legacci di
de la Orden, que es el 18 de septiembre (capítulo
corame como lo stivale, e le staffe con lo stocco
XXII). Con ocasión de la fiesta de la Epifanía, se hacía
o spada corta, di buon taglio sia inargentata a
procesión llevando, sobre una riquísima vara de plata
fuoco e non d’argento massiccio, la banda sia
que valía treinta mil escudos, una pequeña custodia
cremesina con guarnitione d’argento nelli capi

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [20]

gevano da soldati. Nelle occasioni di allarme di guerra
senza riccamo ne altro fil d’argento, che potesse
o di altre attività militari i cavalieri sopra tali vestiti porguardare di suo guaglienza, ogni pistola haverà il
tavano una tunica aperta ai lati di colore rosso con una
suo coccanetto di corame, con suo cappelletto
stella di colore bianca a 10 raggi all’altezza del petto.
cremesino con un sol passamano nell’orlo d’arAnche in questo si ricalcava la moda del tempo, infatti
gento, la sella di ciaschedun cavallo di corame
allo stesso modo usavano vestirsi i Cavalieri di Malta o
bianca fasciata di pelle rossa, li guarnementi
i Moschettieri del re Luigi XIV. A questo abbigliamento
bianchi à gusto de’cavalieri, purchè non sino
non poteva mancare un mantello che era di colore
guarniti con seda o con argento, oro nè di negro,
bianco con un cappuccio e una stella d’ oro all’altezza
nè con velami...
del
cuore.
E perche e stato stimato conveniente e necessaEn el año de 1614, el virrey Duque de Osuna
rio per condegni rispetti, che sopra dell’armi e del
quiso que le flanquease el príncipe de la Orden de la
coiro d’armare vi sia una sopra veste al corpo del
Stella, durante la revista general de tropas verificada
Cavaliere, si stabilisce che sia di tersanello o tabì
en Mesina. Aquel mismo viorrey fue el que concedió a
cremisino, con coccio piano, aperta de’lati con
los caballeros de la Orden que, en
una stella di tela bianca in petcaso de salir a campaña y debiento, della grandezza che li sarà
do salir el Estandarte Real, pudiedesignata per esser tutte le
sen portar toda clase de armas, inStelle d’una uniformità...(capícluidas las prohibidas. Tal
tulo XXIII).
prerrogativa fue confirmada por su
Y, según otros textos coetásucesor
el virrey Manuel Filiberto
neos, i loro vestiti erano sfarzosi e
de
Saboya
con un diploma del 20
ricchissimi, confezionati con velluti
de octubre de 1622, al conceder a
pregiati, di diverso colore. I cavalieri
los caballeros de la Stella la faculindossavano goletta, zagaglia, matad de armarse en tiempo de gueniche di maglia, pistola, scopettina
rra,
no con armi gentili, sino con are pugnale dorato. Portavano un
Grabado
de
la
ciudad
y
puerto
de
Mesina
mas
verdaderas, defensivas y
cappello di feltro con cintiglia e corofensivas.
Facultad extendida a los
done d’oro e con penne bianche e
criados y dependientes de los caballeros, por otro dirosse. Calza, giubboni e colletto, erano in pizzo bianploma dado tres días más tarde, para portar espada y
co. Sul petto portavano pendente un grande medagliopuñal.
ne d’oro a forma di stella, legato ad un lungo nastro.
Especial mención se hizo en los capítulos soLa banda del vestito, in rosso cremisi, era guarnita
bre el caballo que obligatoriamente debía poseer todo
d’argento. Giuseppe La Farina cita una reforma del
caballero de la Ordine della Stella: si stabilisce però
1620 por la cual, atendiendo a la excesiva fastuosidad
che ogni cavaliero di questo Ilustrissimo Ordine debba
de los trajes, se dispuso che li cavalieri non spendano
star proveduto continuamente al meno d’un cavallo al
più di onze dieci per loro vestito e cavalli, né possono
fine sudetto, e a splendore della propria persona e devestire se non di rasetto piano senza rizzolo a basso,
coro del cavalliere che tal deve essere sempre qual fù
del colore a loro voglia, e i creati tamburi e trombe di
stimato quando fù ammeso per una parte del corpo
tersanello leggio, a basso come di sopra.
del nostro Ordine (capítulo XXVI).
Según el Cataldi, l’abbigliamento standard che
Para estar siempre prevenidos, todos los casi confaceva a quella che era la moda spagnola del
balleros estaban obligados a ejercitarse constantetempo, consisteva in stivali lunghi di cuoio che coprimente en el manejo de las armas: procureranno partivano le ginocchia, con speroni d’ oro pantaloni e giaccolarmente insieme essercitarsi in cavalcare,
chetta di tela entrambi guarniti di passamaneria d’ argiostrare, torneare, così a cavallo come a piedi, ballagento; corpetto di cuoio guarnito anch’ esso d’ argento,
re e in giocar bene e maneggiar ogni sorte d’armi...
gorgiera di acciaio brunito, cappello bianco con una
(capítulo XXXI).
cintura d’ argento annodata da una piccola stella, che
teneva 4 piume due bianche e due rosse, una banda
Además de la convocatoria para verificar la
di colore rosso con fibbie in argento. Come abbigliamuestra, de hecho era frecuente que la Orden fuese
mento straordinario in tempo di guerra era obbligatorio
alistada para prevenir ataques turcos, como recuerdan
aggiungere delle maniche di rete d’acciaio ed al posto
los capítulos que glosamos: perchè molte volte hà
del corpetto di cuoio la corazza. Secondo il Natoli il
successo esser stato chiamato l’Ordine a cavallo per
costo di questa splendida corazza inargentata con una
occasione d’una scorreria o venuta di vasselli di poca
stella d’ oro al centro era di 20 scudi. L’armamento era
consideratione in queste nostre vicine riviere... (capítucomposto da due pistole, una spada e a discrezione
lo XXIII). Sonaba entonces la campana de alarma, y
anche un pugnale. Le armi lunghe come moschetto,
los trompetas de la Orden recorrían la ciudad llamanalabarde e altro erano assegnate ai servitori che fundo a los caballeros. En todo caso, el estandarte de la

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [21]

Orden encabezaba tales formaciones militares, y se
co encomiendas para premiar las conductas extraordidejaba al arbitrio de cada caballero el usar durante la
nariamente notables de sus Caballeros: tres perpejornada un petto forte di buona tenpra che stia al colpo
tuas, una cuatrienal, y una anual. La primera de las
di moschetto. Los caballeros que no comparecían sin
encomiendas perpetuas, que se concedía al caballero
excusa suficiente en estas ocasiones de muestra o de
más antiguo de la Orden, estaba dotada con una renta
salida a campaña, eran expulsados de la Orden sin
anual asignada de 30 onzas, que el príncipe entregaapelación posible. Solamente se excusaba a los enferba al agraciado al final de cada año. La segunda y la
mos de gravedad, el strategò y senadores de la ciutercera encomiendas perpetuas, con la misma renta
dad, el correo mayor, el maestro de la Ceca o casa de
de 30 onzas anuales, se concedían a los dos caballemoneda, el monitoniero de la ciudad,
ros que hubiesen reunido mayor núel capitano delle Forie e dell’Artegliamero de gradi di benemerenze, que se
ria, los consejeros regios y demás
graduaban según una tabla a la que
ocupados en servicio de Su Majestad,
luego nos referiremos. La encomienda
y los diputados de guerra electos por
cuatrienal, con idéntica dotación, se
la ciudad. Los excusados sólo lo eran
entregaba al caballero que en los cuarespecto de sus personas, pero no del
tro años inmediatamente anteriores
envío del caballo, armas y vestidos sehubiera reunido mayor número de grañalados (capítulos XXIII y XXIV).
dos de mérito. La encomienda anual
estaba mejor dotada, con 40 onzas,
Pero además la Orden tenía
Imagen del palazzo de la Orden
pero se repartía por mitad entre los
una función social bien definida, de
de la Stella en Messina
dos caballeros que en el año anterior
ayuda y fraternidad entre sus caballehubieren logrado mayor número de
ros. Si algún caballero caía herido en el campo de bagrados de mérito, y se les entregaba al único efecto
talla, o prisionero del enemigo, la Orden estaba comde
adquirir con ese dinero un buen caballo (capítulo
prometida en su auxilio y rescate (capítulo XXX).
XXIV).
La tasa o valoración de esos méritos y serviCuando alguno de éstos contraía matrimonio, estaba
cios
se
hacía mediante grados, y se establecía así:
obligado a acudir a las bodas el Príncipe, acompañaParticipación en cada Aggiuntamento, 1 grado
do del mayor número posible de caballeros. Si un caballero caía enfermo o era encarcelado, entonces el
Salidas a caballo, 3 grados
príncipe enviaba a dos caballeros para visitarle asiCabalgata del virrey, dos grados
duamente. En caso de fallecimiento, se celebraban
Cabalgata del príncipe, 4 grados
por su alma solemnes honras funerales en el convenCabalgata de Parlamento General, 4 grados
to de Santo Domingo: una misa de requiem y cien miMuestra a caballo, 4 grados
sas rezadas (capítulos VIII y XXI). Habíase establecido, además, un funeral universal por las almas de
Por el desempeño del cargo de príncipe, 8 grados
todos los caballeros difuntos, que tenía lugar con una
Por cada fiesta durante su mandato, 6 grados
solemnidad extraordinaria en el convento de Santo
Idem, por cada fiesta extraordinaria, 6 grados
Domingo, en la octava de los Difuntos; se construía
Por ser maestri di cavalieri, 4 grados
allí al efecto una pirámide o túmulo, y participaban en
Por
ser confaloniero, 2 grados
la misa cantada doce comunidades religiosas y una
Por ser cancelliero, 2 grados
excelente capilla de música. El príncipe, maestri di cavalieri y araldo concurrían a esta función con habito
Por ser conservatore, 2 grados
lugubre (capítulo XX).
Por ser tesoriere, 2 grados
Para premiar las buenas acciones de los caPor acompañar al príncipe en guerra, 4 grados
balleros, fue costumbre desde los tiempos de la orgaPor acompañar el Estandarte en guerra, 6 grados
nización de la Orden en 1595, de dar anualmente un
Por ser teniente del príncipe, 4 grados
galardón consistente en una buena silla de montar a
Por
ser alférez del teniente, 2 grados
los cuatro caballeros más destacados. Pero esta cosPor combatir valientemente al enemigo, 6 grados
tumbre se mudó en 1645, dándose desde entonces un
premio de un buen caballo -valorado en 20 onzas- a
Por vencer al enemigo, 8 grados
los dos caballeros más notables; los agraciados no
Por ser muerto su caballo, 6 grados
podían en modo alguno vender tales monturas -bajo
Por capturar al enemigo, 12 grados
gravísimas penas-, que previamente a su entrega
Por capturar el equipaje enemigo, 8 grados
eran marcados a fuego con la marca de la estrella de
Por tomar algún puesto enemigo, 8 grados
diez puntas. La concesión del premio se hacía frecuentemente mediante un sorteo entre todos los cabaPor descubrir motín, conjura o traición, 8 grados
lleros de la Orden (capítulo XXVII).
Por plantar la bandera en puesto enemigo, 12 grados
También previno la Orden la fundación de cinPor capturar alguna bandera enemiga, 10 grados

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [22]

Por pasar primero un río o paso peligroso, 8 grados
fines del siglo XVII entre los bandos de los Merli (hispánicos) y de los Malvezzi (gálicos), que culminaron
Per festeggiare, 3 grados
en la trágica revuelta de Mesina en el año de 1674.
Per festeggiare in giostra, 4 grados
Los caballeros de la Stella, mayoritariamente, tomaron
Por excusarse y envíar un sustituto, 2 grados
el partido francés, el de los Malvezzi. La ciudad, en
Por depositar el dinero para el festejo, 2 grados
manos francesas hasta su recuperación por los ejérciPor festejar en sustitución de otro, 1 grado
tos del Rey Católico en 1679, sufrió luego un durísimo
castigo que, entre otras cosas, significó la pérdida de
Por ser mantenitore de la fiesta, 6 grados
su
sistema de gobierno senatorial y demás institucioSe egli e entrato con inventione, 3 grados
nes cívicas como la Ordine della Stella. El virrey don
A los caballeros de cada cuadrilla, 3 grados
Francisco de Benavides, conde de Santisteban del
Si entra en la fiesta con inventione, 3 grados
Puerto, no solo abolió la Orden, sino que arrasó su paAl maestro de campo de la fiesta, 6
lacio, y condenó al exilio -que duró
grados
hasta 1702- a la mayor parte de sus
caballeros, porque se habían contado
Al caballero aventurero que entre en
en el bando de los rebeldes a su Rey
fiesta, 6 grados
y señor natural. Los sucesivos terreAl caballero que asiste al palco de da
motos de 1783 y de 1908 se encargamas, 2 grados
ron de acabar con la mayor parte de
Al denunciante de faltas a la Orden, 4
los vestigios monumentales de esta
grados
ilustrísima Orden de Caballería.
Al testigo de faltas a la Orden, 2 graLa relación nominal de los sucesivos 84 príncipes de la Ordine dedos
Fachada del palazzo, con el aspecto
lla Stella, siempre pertenecientes a la
Por quitar la insignia de la estrella a
que le dieron en el siglo XVIII
primera nobleza de Mesina, es la silos principes Brunaccini
quien no debe traerla, 4 grados
guiente:
Por asistir a una asamblea de la Or1595 Don Vincenzo Bologna, marchese di Marineo,
den, 1 grado
strategò di Messina
El cómputo y anotación de los grados conse1596 Don Pietro Marquett, barone di Veria (Ucria)
guidos por cada caballero de la Orden se realizaba
1597 Don Giacomo Marullo, nobile di Messina
meticulosamente por el cancelliero, en un libro especial denominado Giornale (capítulo XXXV).
1598 Don Pietro Lanza, barone del Mojo
El patrimonio de la Orden nos es desconocido
1599 Don Visconte Rizzo, barone dei Miri
en gran medida pero sin duda era cuantioso. Parece
1600 Don Pietro Balsamo, marchese della Limina
que todos los dineros de la Orden, tanto in Tavola
1601 Frà Don Raimondo Marquett, nobile di Messina
quanto nell’Archivio della R.C.S., debían emplearse en
1602 Don Giovanni di Marchese, barone della Scala compra de rentas y censos, principalmente de la
letta
misma ciudad -y no de corte, o de la universidad, o de
otros señores-, para con esos productos mantener el
1603 Don Andrea Ardoino, marchese di Soreto
lustre de la compañía (capítulo XXVIII). Por otra parte,
1604 Don Pietro Moncada, barone di Monforte e desí sabemos en qué se gastaba (capítulo VIII): piggione
lla Saponara
del palazzo, salarii delli ministri, compra delli due ca1605 Don Visconte Rizzo, barone dei Mirii (2ª vez)
valli dà darsi alli due cavalieri benemeriti, funerali
1606 Don Giuseppe Cataldo, marchese di Serranova
de’cavalieri, funerale universale, festa del Glorioso Pa1607 Don Pietro Lanza, barone del Mojo (2ª vez)
triarca San Domenico nostro Prottetore, festa dell’Epifania, nella solenne cavalcata dell’illustrissimo princi1608 Don Francesco de Giovanni, nobile di Messina
pe... No hay duda de que el palacio estaba bien
1609 Don Giacomo Campolo, barone di San Teodoguarnecido, pues los capítulos sugieren su riqueza
ro e di Buonvicino
mobiliaria: toselli, portali, apparati, quadri, argenti, vara
1610
Don
Tommaso de Gregorio, nobile di Messina
sopra tavole, candelieri, tappeti..., de los cuales ni si1611 Don Tommaso Buonfiglio, barone di Callari
quiera el príncipe podía disponer, salvo para servir al
Senado de la ciudad ocasionalmente. De todos ellos,
1612 Don Scipione Alifia, nobile di Messina
confiados en custodia al araldo, se hizo un detallado
1613 Don Girolamo Morra, barone di Buccheri
inventario en 1645, por ante el notario mesinense Car1614 Don Giuseppe Balsamo, barone di Cattafi
lo Carnazza (capítulo XXIX).
1615 Don Francesco de Giovanni, nobile di Messina
La Ordine della Stella se deshizo para siempre
(2ª vez)
con ocasión de los enfrentamientos civiles ocurridos a
1616 Don Tommaso Marquett, nobile di Messina

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [23]

1617
1618
1619
1620

1621

1622

1623

1624

1625

1626

1627

1628

1629

1630

1631

1632
1633
1634
1635
1636

1637
1638

1639
1640
1641

1642
1643

1644
1645
1646

1647
1648

Don Lorenzo Cardona Gioieni, marchese di
Giuliana
Don Tommaso de Gregorio (2ª vez)
Don Marcello Cirino, barone di San Basile
Frà Don Bernardino Barba, gran priore di Messina dell’Ordine di Malta
Don Gian Francesco Lanza, principe di Malvagna
Don Giacomo Campolo, barone di S. Teodoro e Buonvicino (2ª vez)
Don Agesilao Crisafi, barone di Pancaldo
Don Tommaso Buonfiglio, barone di
Callari (2ª vez)
Don Giuseppe Moncada, barone di
Saponara
Frà don Tommaso Gotho, cavaliere
dell’Ordine di Malta
Don Gian Francesco Lanza, principe di Malvagna (2ª vez)
Don Giovanni dal Pozzo, príncipe
del Palco
Don Marcello Cirino, barone di San Basilio
(2ª vez)
Don Gian Francesco Lanza, principe di
Malvagna (3ª vez)
Don Pietro Spatafora Moncada, principe di Mazzarà
Don Fernando Afán de Ribera y Moura (†1633),
6º marchese di Tarifa, figlio del duca di Alcalá de
los Gazules, vicere di Sicilia
Don Francesco Avarna, nobile di Messina
Don Tommaso Marquett el joven
Don Palmerio di Giovanni, barone del Sollazzo
Don Gian Francesco Lanza, principe di Malvagna (4ª vez)
Don Andrea di Giovanni, nobile di Messina
Don Domenico di Giovanni, principe di Trecastagni
Don Cesare Marullo, marchese di Condagusta
Don Cesare Alagona, nobile di Palermo
Frà Don Antonio Gotho, cavaliere dell’Ordine di
Malta (2ª vez)
Don Giovanni Alifia, nobile di Messina
Frà Don Gian Salvo Balsamo, cavaliere dell’Ordine di Malta
Don Andrea Patti, nobile di Messina
Don Tommaso Marquett el joven (2ª vez)
Don Palmerio di Giovanni, barone del Sollazzo
(2ª vez)
Don Francesco de Hoces, nobile di Messina
Frà Don Gian Salvo Balsamo, cavaliere dell’Ordine di Malta (2ª vez)

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [24]

1649
1650
1651
1652

1653

1654

1664
1665
1666
1667
1668
1669
1670
1671
1672
1673

1674
1675
1676
1677

1678

Don Visconte Morra, principe di Buccheri
Don Andrea di Giovanni (2ª vez)
Don Andrea Patti, nobile di Messina (2ª vez)
Don Carlo di Gregorio, marchese de Poggio Gregorio
Don Cesare Marullo, marchese di Condagusta
(2ª vez)
Don Carlo Cottone, principe di Castelnuovo e
conte di Bauso
1655 Don Francesco Marquett, duca di Belviso
1656 Frà Don Tommaso di Gregorio, cavaliere
dell’Ordine di Malta
1657 Don Scipione Cottone, marchese di Al
tamira
1658 Don Pietro di Gregorio
1659 Frà Don Giuseppe Alifia, cavaliere
dell’Ordine di Malta
1660 Don Constantino Marini
1661 Don Carlo Campolo, marchese di San
Teodoro
1662 Don Giuseppe Spatafora
1663
Don Scipione Cottone, marchese di Alta
mira (2ª vez)
Don Antonio Furnari, duca di Furnari
Don Pietro Lanza, principe di Malvagna
Don Mario Cirino, barone di San Basilio
Don Tommaso Cirino, nobile di Messina
Don Marcello Cirino, nobile di Messina
Don Giovanni Marchese, nobile di Messina
Don Scipione di Giovanni, principe di Trecastagni
Don Raffaele Gotho, nobile di Messina
Don Raffaele Gotho, nobile di Messina (2ª vez)
Frà Don Giovanni di Giovanni, cavaliere dell’Ordine di Malta
Don Paolo Arduino, Marchese della Floresta
Don Niccolò Maria Avarna, nobile di Messina
Don Raffaele Gotho, nobile di Messina (3ª vez)
Don Cesare Marchese, nobile di Messina
Don Cesare di Marchese (2ª vez)

En conclusión: la Ordine della Stella fungió
ciertamente en la ciudad siciliana de Mesina ente 1595
y 1679, y fue una corporación o hermandad caballeresca muy activa y rica, de gran importancia en la defensa de la ciudad, y en toda la vida ciudadana, habiendo desarrollado funciones militares, funciones de
formación de oficiales de caballería, funciones piadosas y funciones de auxilio entre sus miembros y para
la población mesinense.
Ofreciendo, además, importantes semejanzas
funcionales con las maestranzas de caballería hispanas, que comenzaron a establecerse en Andalucía a
partir del 1670.

REVISTA DE LIBROS

Emiliano Zarza Sánchez: LA PARTICIPACIÓN DEL X DUQUE DE
BÉJAR, D. MANUEL DE ZÚÑIGA,
EN EL SITIO DE BUDA (1686).
Béjar, Centro de Estudios Bejaranos, 2014. ISBN978-84-931624-67. 186 páginas con ilustraciones en
blanco y negro. El profesor Zarza,
docente en Salamanca y dedicado
al estudio prosopográfico de la nobleza bejarana, nos presenta un
acucioso y documentado relato de
la presencia y la actividad de don
Manuel de Zúñiga y Guzmán, décimo Duque de Béjar (1657-1686) en
el célebre asedio puesto en 1686
por los cristianos a la capital húngara de Buda, en poder de los otomanos; a cuyo asedio acudieron
fuerzas imperiales y de toda la Europa occidental, bajo un ideal de
cruzada. Aquel joven Duque de Béjar asistió voluntario siendo ya maestre de campo de la Infantería Española desde 1681 y estando bien
curtido en las campañas de Flandes. Sirvió allí en primera línea, y a
la cabeza de sus soldados fue el
primero en asaltar la brecha abierta
en los muros de la ciudad, recibiendo un balazo en el pecho que en
pocos días le llevó a la tumba. Pero le proporcionó a cambio una
gran fama póstuma en todas las
Españas, como acreditan las numerosas composiciones poéticas,
funerales y escritos que se dedicaron entonces a su memoria. El profesor Zarza acomete con rigor, solvente manejo de las fuentes, y
buen estilo literario, la biografía del
personaje, y el suceso del sitio de
Buda. Este estudio mereció con
justicia el Premio Ciudad de Béjar
2013 (MF).

Ramarrik de Milford: PLEBEI ED
ALTRI ANIMALI. IL RAZZISMO
SEGRETO DELLA NOBILTÀ CATTOLICA CONTEMPORANEA. Roma, Libreria Editrice Aseq, 2017.
ISBN 978-88-85441-09-5, 264 páginas, con ilustraciones en blanco
y negro. Una amarga reflexión sobre la nobleza católica italiana y
sobre su destino en el siglo XXI,
que pone luz sobre los anacronismos, las incongruencias y la tentativa de hacer de las Órdenes y las
hermandades caballerescas el último “sancta santorum” de un colectivo aristocrático fuera del tiempo y
de la historia, con el único objetivo
de conservar privilegios, tradiciones y atributos ya privados de significado. El autor, que es miembro
de tan aristocráticas instituciones,
ha preferido quedar en el anonimato, aunque sabemos de su nombre
y persona. Este libro, entre el ensayo histórico, el panfleto y la invectiva, revela sin piedad las pequeñas y grandes mezquindades y
el inmotivado sentido de superioridad sobre el resto del género humano que caracteriza a quienes
pertenecen a esas Órdenes y hermandades caballerescas, cuyo objeto aparentemente es el de estar
al servicio del prójimo. El reciente
enfrentamiento que ha opuesto al
Papa y a la Iglesia con la Soberana
y Militar Orden de Malta, que es
bastante incomprensible por su virulencia y falta de misericordia, encuentra en este libro un lúcido análisis de su razón de ser. En
apéndice se han dispuesto varios
documentos imprescindibles para
compender las normas de ingreso
en las categorías nobiliarias de la

mencionada Orden de Malta. El autor, nacido en el seno de una familia perteneciente a la pequeña nobleza, frecuenta desde muy joven
esas Órdenes y hermandades laicas de tradición nobiliaria. Después
de tantos años, ha roto con tan decadentes círculos, y ha decidido
escribir este libro para desvelar,
desde el interior, los mecanismos
psicológicos, los usos y los prejuicios de naturaleza netamente racial, que distinguen a quienes pertenecen a tales instituciones. Ha
desertado de las ceremonias de recibimiento y de las mundanísimas
peregrinaciones, prefiriendo el
evangélico “sí sí, no no”, al disimulo y al arte de la conversación. Naturalmente, está mucho más contento consigo mismo, que antes de
escribirlo (LEA).

Andrés Mantilla de los Ríos Vergara: LINAJES NOBLES DE ANTEQUERA, CIUDAD DEL ANTIGUO
REINO DE SEVILLA. Pamplona,
2017. ISBN 978-84-946411-2-1.
416 páginas, con ilustraciones en
color.El autor, Andrés Mantilla de
los Ríos, Marqués de Casa Saavedra, nació en la ciudad de Antequera (Málaga) el 3 de junio de 1966.
Es abogado, conocedor del Derecho nobiliario y de la Genealogía
por vocación heredada de su padre
don Ramón Mantilla de los Ríos y
Rame, también abogado, y caballero de la Real Asociación de Hidalgos de España. Él también es
miembro de varias corporaciones y
entidades nobiliarias, y autor del
estudio Nueva ley española en la
sucesión de los títulos de la nobleza. El libro: Antequera, la antigua

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [25]

REVISTA DE LIBROS

Antiquaria de los césares romanos,
es una noble ciudad, con ilustres linajes. Fue romana y musulmana,
en 1412 pertenecía al reino nazarita de Granada; reconquistada el 16
de septiembre por el Infante Don
Fernando, regente del reino de
Castilla y después Rey de Aragón
como Fernando I el Honesto; pasó
a formar parte del antiguo reino de
Sevilla y Don Juan II de castilla le
concedió el título de ciudad. Los linajes de Antequera fueron nobles
de sangre y de privilegio, y por su
calidad de nobles, tuvieron los empleos de regidores y justicias de la
ciudad. El libro está bien documentado, escrito con rigor histórico, e
ilustrado con escudos de armas reproducidos a todo color; su lectura
resulta muy amena. El autor ha investigado los archivos religiosos y
civiles de Antequera, de Andalucía
y de otras partes del reino de España. Entre los cincuenta y seis linajes que Mantilla de los Ríos estudia en su obra, se encuentran los
de Águila, Aguilar y González de
Aguilar, Alarcón, Álvarez de Sotomayor, Arrese, Avilés Casco, Borja,
Carrasco, Chacón, Colarte, Díez
de Tejada, Eslava, Fernández de
Córdoba, Guiral, Hernández de Tejada, Lara, Lora, Luna, Mancha,
Mantilla de los Ríos, Morales, Moreno, Narváez, Padilla, Pareja
Obregón, Palomino, Parejo, Rosales, Ríos, Rojas, Urbina, Verdugo,
Vergara y Zayas. El estudio incluye
el padrón de nobles de 1785, la relación de guardiamarinas antequeranos, y una noticia de la extinguida Maestranza de Caballería de
Antequera (Rafael de Fantoni).

Antonio Rodríguez Belles: LAS
RECOMPENSAS DE LOS EJÉRCITOS DE ÁFRICA 1860-1936.
Santander, Tantín Ediciones, 2017.
ISBN 978-84-946402-5-4, 190 páginas ilustradas a todo color. Una
interesante obra de iniciación de un
joven autor, que se dedica al estudio de las cruces y medallas concedidas durante las largas campañas africanas de 1859-1860, 1893
y 1909-1927: medalla de África,
cruces del Mérito Militar y Naval,
cruces de María Cristina, medallas
de Sufrimientos por la Patria y de
las campañas, etcétera. Notemos
el gran interés y calidad de las reproducciones de insignias, diplomas y retratos que ilustran la obra.
Además, buena parte de esta se
dedica al estudio de los fabricantes
españoles de condecoraciones, un
asunto muy pocas veces tratado.
Un estudio en general muy meritorio, aunque la disposición de las
materias que trata sea inadecuada
por anacrónica, y hasta caótica
(MF).

Fernando Blanco Dopazo: LOS HIDALGOS DE NOALLA. Santiago
de Compostela, Asociación Galicia
Milenio, 2016. ISBN 978-84-945
964-0-7, 352 páginas, con ilustraciones a todo color. El autor, radicado en la antigua provincia española de Tejas, tan lejana, dedica la
obra al estudio de los orígenes, el
apogeo y el declive de la pequeña
nobleza provincial en una aldea de
Pontevedra. Prologado por Marcelino Agís, la obra contiene un relato
de la historia local de Noalla, y otro
sobre la nobleza galaica. Para proseguir con los relatos genealógicos

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [26]

y heráldicos de las familias Trelles,
Paadín y Radio, en todas sus líneas ascendentes y descendentes, y
en todas sus ubicaciones. A más,
varios apéndices documentales, árboles genealógicos, e ilustraciones
(casonas y retratos), vienen a enriquecer este libro, por todos conceptos muy loable (MF).

Mª Concepción Quintanilla Raso y
Fernando Blázquez Mayoral: LA
FORJA DE UNA CASA NOBILIARIA BAJO LA MONARQUÍA DE
LOS REYES CATÓLICOS: LA CASA DUCAL DE MAQUEDA. Madrid, Sociedad de Estudios Medievales, 2017. ISBN 978-84-946
481-3-7, 376 páginas con ilustraciones en blanco y negro. Un estudio modélico, cual corresponde a
tan egregios medievalistas, en el
que se examinan por menor los orígenes y las estructuras de parentesco del linaje de Cárdenas; el encumbramiento de don Gutierre de
Cárdenas (c.1440-1503) en el reinado de los Reyes Católicos -a los
que sirvió como mayordomo mayor-; la consolidación del linaje y la
institución de la Casa de Maqueda;
el patrimonio, las rentas, el gobierno y la administración del Estado
señorial que se ubicó en las tierras
toledanas, granadinas, malagueñas y almerienses; la sucesión de
la Casa y los mayorazgos; y por fin
la institución del Ducado de Maqueda en 1529, y su adscripción a
la Grandeza de España. Todo ello,
como es sólito en autores tan solventes, perfectamente documentado, como apoyado en unas fuentes
bibliográficas y documentales muy
amplias y adecuadas (MF).

REVISTA DE REVISTAS

BOLETÍN DE LA INSTITUCIÓN
FERNÁN GONZÁLEZ, 253 (2016).
Notamos en este número los textos
de Máximo DIAGO HERNANDO,
Vasallos contra señores: resistencias campesinas al dominio señorial del monasterio de San Salvador de Oña en los siglos XV y XVI;
y de María Jesús JABATO DEHESA, En el octingésimo aniversario
de la muerte de Enrique I de Castilla (1217-2017): el estudio del Dr.
Escribano García sobre la trepanación del Rey Niño (MF).

HISPANIA, 255 (2017). De este
número nos interesan particularmente los artículos de Alejandra
FRANGANILLO ÁLVAREZ, Servicio y deservicio a Felipe IV. Los
Príncipes de Carignano, entre
Francia y la Monarquía Hispánica
(1634-1644); y David SAN NARCISO MARTÍN, Celebrar el futuro, venerar la Monarquía. El nacimiento
del heredero y el punto de fuga ceremonial de la monarquía isabelina
(1857-1858) (MF).

ESPACIO, TIEMPO Y FORMA. Serie III, Historia medieval, 30
(2017). Con los textos, entre otros,
de Vicente Ángel ÁLVAREZ PALENZUELA, Del gobierno de la oligarquía a la tiranía de D. Álvaro
(1435-1439); Carlos BARQUERO
GOÑI, Hospitalarios y obispos en
Castilla durante los siglos XII y XIII;
María Francisca GARCÍA ALCÁZAR, Los continos reales durante
la baja Edad Media. Estado de la
cuestión; Josué VILLA PRIETO,
Cronística y nobleza en la Italia bajomedieval: la Casa de Este (Ferrara-Modena-Reggio) (MF).

IL MONDO DEL CAVALIERE, 65
(enero-marzo 2017). Contiene un
editorial dedicado a las Órdenes dinásticas tradicionales, renacidas o
inventadas, a más de los textos de
Alberto LEMBO, Gli Ordini Dinastici
delle Monarchie europee; Alessandro SCANDOLA, La Repubblica di
San Marino, Ordini equestri, decorazioni e ricompense; C.A. SEBASTIANO A. PONZIO, Domenico di
Guzman, Cavaliere di Cristo; y Andrew Martin GARVEY; Una nota riguardante un emblema “cavalleresco” delle consorti degli Knights
Bachelor (MF).

MEMÒRIES DE LA REIAL ACADÈMIA MALLORQUINA D’ESTUDIS GENEALÒGICS, HERÀLDICS
I HISTÒRICS, 26 (2016). De este
número destacamos las aportaciones de Luisa COTONER CERDÓ,
El "Fons Cotoner" del Arxiu Municipal de Palma: primera aproximación descriptiva; y de Pedro de
MONTANER, Una convivencia políticamente incómoda pero inevitable: filipistas y carolinos en Mallorca, 1700-1715 (MF).

TIEMPOS MODERNOS, 34 (2017).
De este número, destacamos los
artículos de Héctor LINARES
GONZÁLEZ, Las encomiendas de
las órdenes militares castellanas
(siglos XVI-XVII). Santiago, Calatrava y Alcán- tara: Una aproximación bibliográfica (1975-2017); Miriam DEVESA BENLLOCH, Mariana de la Cerda y Leiva. Familia,
trances políticos y cultura material
de una noble del siglo XVIII; María
SALAS BENEDITO, Don Alonso de
Cardona y Borja. De virrey de Mallorca a marqués de Castelnovo; Alberto MARTÍN MONGE, El cardenal don Gil de Albornoz (1579
-1649): consejero y diplomático de
Felipe IV; Juan Manuel MARTÍN
GARCÍA, "Para el rey nuestro señor..." Fernando el Católico, el conde de Tendilla y la cultura de su
tiempo. Y además, en el cuaderno
monográfico anejo, dedicado a Ruy
Gómez de Silva, hallamos los textos de José Antonio GUILLÉN BERRENDERO, Ruy Gómez de Silva:

Los costados de una época; Raúl
ROMERO MEDINA, Don Juan de
la Cerda (c.1515-1575), IV duque
de Medinaceli. El hombre, el político y el mecenas en la Corte del
Rey Prudente; Montserrat RODRÍGUEZ POSILIO, La casa del Infantado en época de Ruy Gómez de
Silva. Acción e inacción; Julio SALGADO OÑORO, El linaje de los
condes de Coruña tras la muerte
del príncipe de Éboli: La elección
de Lorenzo Suárez de Mendoza, IV
conde de Coruña, como virrey de
la Nueva España (1573-1580);
Agustín JIMÉNEZ MORENO, ¿Imposición o colaboración? D. Rodrigo de Silva y Mendoza, cuarto duque de Pastrana, un noble en la
España del Barroco (1631-1641); y
Jesús SUÁREZ ARÉVALO, Un arnés entero dorado y grabado: Isabel de Mendoza y la casa de Benamejí (MF).

LIBROS DE LA CORTE.ES, 13
(2016). De este número hemos de
mencionar el artículo de Iris RODRÍGUEZ ALCAIDE, Los canes de
Felipe III: Una aproximación a través de los oficios de la Real Caza
de Montería (1598-1621) (MF).

HIDALGUÍA, 374 (2017). Tras un
editorial dedicado a glosar el afortunado cambio en la dirección de la
revista, que asume desde ahora
don Mario Jaramillo, hallamos, entre otros, las aportaciones de Pablo
RAMÍREZ JEREZ, Don Mariano
Roca de Togores y Carrasco, Marqués de Molins y Grande de España: apuntes bio-bibliográficos; Mario JARAMILLO, Nobleza indígena
precolombina y sigilografía; Joa-

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [27]

REVISTA DE REVISTAS

quín ALEMANY GINER, Heráldica,
genealogía y nobiliaria alrededor
de escudos en frontispicios de palacios decimonónicos matritenses
(tercer artículo de una trilogía heráldica). Palacio de Linares; José
María de FRANCISCO OLMOS y
David RAMÍREZ JIMÉNEZ, La heráldica y la falerística en la identificación de las obras de arte: el supuesto retrato de Matías de Gálvez
del Museo de América de Madrid:
Alexander SCHELL-EXNER, Tres
armerías troncales de Centroeuropa en la heráldica española: "Pogonia Litewska, Wczele y Adamej";
David HUIDOBRO SANZ, Raíces
familiares de Diego Gómez de Salinas y Rodríguez de Villarroel, último gobernador español de Gibraltar; José Miguel de MAYORALGO
LODO, Necrologio nobiliario madrileño del siglo XVIII (1701-1808).
Años 1761 a 1765; Jorge GARCÍA
FIGUERAS, Análisis jurídico de la
ejecución de sentencia en títulos
nobiliarios obtenidos por rehabilitación; y Gonzalo GARCÍA-AGUAYO, Caballeros, caballerías y excesos fantásticos (MF).
LIBROS DE LA CORTE.ES, 14
(2017). En esta entrega de la prestigiosa revista digital leemos, entre
otros, el artículo de Marcelo LUZZI
TRAFICANTE, Domesticidad, oficios y fidelidad: La caballeriza real
y la unificación de las casas reales
en la primera mitad del siglo XVIII
(MF).

HIDALGOS, 549 (invierno 2017).
De su contenido nos llaman la
atención los artículos de José Manuel HUIDOBRO MOYA, San Igna-

cio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús; Vicenta MÁRQUEZ DE LA PLATA FERRÁNDIZ,
Marquesa de CASA REAL, Doña
Josefa Amar y Borbón (17531833), dama ilustrada y escritora;
Nicolás PÉREZ DE ASCANIO,
Francisco Zuleta, un caballero desconocido del siglo XX; Alfonso de
ARAUJO GUARDAMINO, Apuntes
sobre cuestiones de interés sobre
el derecho sucesorio en los títulos
de nobleza; Luis VALERO DE
BERNABÉ MARTÍN DE EUGENIO,
Marqués de Casa Real, Heráldica
y nobiliaria germánica; y José Luis
de la GUARDIA SALVETTI, El absolutismo de Fernando VII y los levantamientos liberales en el Levante español (MF).

NOBILTÀ, 137 (marzo-abril 2017).
Este número glosa en su editorial
la interesante posibilidad de que
existan legalmente, en la Italia republicana, asociaciones de nobles.
Y prosigue con los artículos de
Alessandro SAVORELLI, “Milites” e
“Populus” a Pavia e Voghera: una
straordinaria fonte araldica antica;
Valeria VANESIO, Gli Alberi genealogici e le Prove di Nobiltà dell’Ordine di Malta. Note metodologiche
per la valorizzazione; Giuseppe CIRILLO, La “Fabbrica” delle genealogie. I Ruggi d’Aragona tra mercato degli onori e generi nobiliari del
Regno di Napoli; Alberto LEMBO,
Riflessioni sui provvedimenti araldico nobiliari di Umberto II (MF).

IL MONDO DEL CAVALIERE, 66
(abril-junio 2017). Titula su editorial
El título de “caballero errante” para
distinguir a quien hoy se comporta
como un caballero; e incluye los
textos de Alberto LEMBO, Gli ordini
dinastici delle Monarchie extraeuropee; Alessandro SCANDOLA, Croce al merito dell’Ordine del Santo
Sepolcro e croce al merito patriarcale, differenze e autorizzazioni;
Alessandro MARIOTTI SOLIMANI,
La Congregazione Mariana dei Nobili sotto il titolo dell’Assunta e di
San Luigi Gonzaga presso la Chiesa del Gesù in Roma (MF).

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [28]

HIDALGOS, 550 (primavera 2017).
Nos trae esta entrega, entre otros,
los artículos de José Manuel HUIDOBRO MOYA, Francisco Ramírez
de Madrid “el artillero”, casado con
Beatriz Galindo “la latina”; Vicenta
MÁRQUEZ DE LA PLATA FERRÁNDIZ, Marquesa de CASA
REAL, Josefa Carabias SánchezOcaña (1908-1980). Una periodista
moderna; Joaquín RUIZ DE VILLA
LÓPEZ, Francisco de Ceballos y
Díaz de Vargas, I Marqués de Torrelavega; Luis VALERO DE BERNABÉ, Marqués de CASA REAL,
Heráldica y nobiliaria de Finlandia;
y José Luis MAZA DE LIZANA
VASCO, La Casa de Maza de Lizana. Un comienzo apasionante (MF)

BANDERAS, 143 (junio 2017). En
este número se comenta el desarrollo del XXXI Congreso Nacional
de Vexilología, celebrado en Segovia en octubre de 2016. Son interesantes también las referencias a La
bandera rojigualda antes de su instauración para el Ejército (17851843) (LCE).

ESTUDIOS SEGOVIANOS, 115
(2016). Incluye el artículo de Guillermo SANTAMARÍA TORQUEMADA, Sobre el origen en Sepúlveda
del linaje de la Hoz (MF).

MEDIEVALISMO, 26 (2016). Nos
presenta las colaboraciones de
Germán GAMERO IGEA, Epílogo
de un reinado y desmembramiento
de una Corte: servidores de Juan II
de Aragón a su muerte; y David
NOGALES RINCÓN, El color negro: luto y magnificencia en la Corona de Castilla (siglos XIII-XV)
(MF).

GENTES DE BIEN

ENTREGA DEL XIII PREMIO ALMIRANTE DIEGO
GUTIÉRREZ DE CEBALLOS EN SANTANDER

El jueves 1º de junio, durante un acto solemne celebrado en el Real Club Marítimo de Santander, presidido por el Dr. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila, Vizconde de Ayala, se ha entregado el XIII
Premio Almirante Diego Gutiérrez de Ceballos al
capitán de navío don José María Blanco Núñez,
académico secretario general de la Real Academia
Española de la Mar y de la Comisión Española de
Historia Militar. Asistieron representaciones del Gobierno de Cantabria y del Ayuntamiento de Santander, el delegado del Ministerio de Defensa, el comandante naval de Santander, y representantes de
la Real Academia de la Mar, de la Real Liga Naval
Española, del Real Club de Regatas de Santander,
y otras muchas personas. El Premio Almirante Diego Gutiérrez de Ceballos, Señor de Escalante y de
la Valdáliga, fue creado en el séptimo centenario de
su exaltación al cargo y oficio de Almirante Mayor
de la Mar por el Rey Don Fernando IV Castilla y
León -corriendo el año de 1303-, por uno de los
más conspicuos representantes de la centenaria
Casa de Ceballos, el anterior Vizconde de Ayala,
fallecido en 2010.
Bien sabido es que
fueron los de Ceballos uno de los linajes más importantes y poderosos
de Castilla y de la
Montaña en la época bajomedieval.
Este premio tiene
como finalidad principal la de distinguir
y galardonar anualmente la excelencia
en los estudios

científicos de Historia naval y marítima, en la persona de sus autores y realizadores: es un reconocimiento a las más relevantes aportaciones al campo
historiográfico, y tiene una neta vocación ejemplarizante, como también ha de ser ejemplar la persona
y la obra de los premiados. El jurado, siempre presidido por quien ostenta el título de Vizconde de Ayala, estuvo formado en esta ocasión por cuatro de
los anteriores galardonados: don Fernando Gomarín, presidente de la Fundación Centro de Documentación Etnográfica de Cantabria; el doctor don
Félix Martínez Llorente, catedrático de la Universidad de Valladolid; el capitán de navío don Enrique
de Liniers Vázquez, comandante naval de Santander; y el doctor don Gerardo García-Castrillo Riesgo, eminente biólogo y director del Museo Marítimo del Cantábrico. Durante el solemne acto, que
fue amenizado por los sones del quinteto de metales CantaBrass, tomaron sucesivamente la palabra
don Fernando Gomarín, en representación de la
Real Academia Española de la Mar, que glosó los
estatutos del Premio; don Fernando Mirapeix, del
Real Club Marítimo de Santander y presidente de
Milvelas, que mencionó a cada uno de los anteriores doce galardonados; y el doctor Vizconde de
Ayala, que hizo la laudatio del nuevo galardonado,

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [29]

GENTES DE BIEN

que está reconocido como uno de los más relevantes y reputados historiadores navales, con una obra
publicada muy amplia y con una intensa actividad
divulgativa. Después de la entrega del diploma
acreditativo y del trofeo de bronce anejo -que reproduce la piedra sepulcral armoriada de una de las
tumbas medievales ceballescas-, tomó la palabra el
capitán de navío Blanco Núñez para agradecer con
sentidas y amenas palabras el premio recibido. Tras
la solemne ceremonia, concluida con los acordes
de la Marcha Real que sonó en los instrumentos de
CantaBrass, el Vizconde de Ayala, representante de
la Casa de Ceballos, ofreció al premiado un sabroso y concurrido almuerzo de homenaje en los cercanos salones de El Riojano.

to, general de ejército D. Francisco Javier Varela;
además de otras autoridades civiles y militares.
Tras presenciar la parada militar, organizada por la
Brigada Guadarrama XII, en la que han desfilado
unidades del Ejército de Tierra, del Ejército del Aire
y de la Armada, la ministra asistió a dicho Capítulo
de la Real y Militar Orden de San Fernando.

FRÀ GIACOMO DALLA
TORRE DEL TEMPIO DI
SANGUINETTO, LUGARTENIENTE DE LA ORDEN DE MALTA

CAPÍTULO EXTRAORDINARIO DE LA REAL Y
MILITAR ORDEN DE SAN FERNANDO EN EL
GOLOSO
Convocado por S.M. el Rey como Soberano
de la Real y Militar Orden de San Fernando, ha tenido lugar en el acuartelamiento de El Goloso (Madrid), el 25 de abril de 2017, un Capítulo extraordinario, que ha presidido el almirante general D.
Manuel Rebollo García, como presidente de la
Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, que se ocupa de los asuntos de dicha Real
y Militar Orden hermana. La ministra de Defensa,
Dª María Dolores de Cospedal, estuvo presente, en
los actos celebtrados en dicho acuartelamiento, base de la Brigada Guadarrama XII. En su intervención, Cospedal agradeció a la Real y Militar Orden
de San Hermenegildo la labor de difusión de los valores militares, así como la dedicación y entrega
que, en sus palabras, representan un ejemplo para
todos. Además, exhortó a todos los presentes a
contemplar los valores y los principios defendidos
por los laureados. La titular del MInisterio de Defensa, estuvo acompañada por el Jefe de Estado
Mayor de la Defensa, general de ejército D. Fernando Alejandre, y el Jefe de Estado Mayor del EjérciCuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [30]

Su Santidad el Papa,
tras intervenir con gran
turbulencia en diciembre
pasado la Orden de San
Juan, llamada de Malta, y
lograr la dimisión de su
Gran Maestre electo en
2008, frà Matthew Festing,
ha designado el 20 de
abril último, por medio de su delegado especial
monseñor Angelo Becciu y del Soberano Consejo
Pleno de Estado de la Orden, al bailío gran cruz frà
Giacomo dalla Torre del Tempio di Sanguinetto como nuevo lugarteniente del Gran Magisterio de la
Orden. Frà Giacomo, nacido en Roma el 9 de diciembre de 1944, se licenció en Letras (Historia del
Arte y Arqueología Cristiana), y fue profesor de griego clásico en la Pontifica Universidad Urbaniana.
Recibido en la Orden de Malta en 1985, profesó en
1993, y después ha sido gran prior de Lombardía y
Venecia (1994-1999), miembro del Soberano Consejo desde 2004, gran comendador -la segunda autoridad de la Orden- hasta 2009, y gran prior de Roma (2009-2017). El mandato del nuevo lugarteniente del Gran Magisterio ha de durar tan solo
un año: el tiempo preciso para la gran reforma institucional y religiosa de la Orden, que tanto desea el
Papa Francisco.

Chopo 1 - 28023 Madrid
Tel 915 477 031 - palafox@pezuela.com
www.palafoxypezuela.com

UNA

CONDECORACIONES ESPAÑOLAS

COLECCIÓN EXCEPCIONAL DE ESTUDIOS HISTÓRICOS , INSTITUCIONALES Y PROSOPOGRÁFICOS

EL TRIUNFO DE UNA VOLUNTAD HISTORIOGRÁFICA DE SERVICIO PÚBLICO

TOISÓN DE ORO
P.V.P. 36 €

MARÍA LUISA
P.V.P. 30 €

SAN FERNANDO
P.V.P. 45 €

SAN HERMENEGILDO
P.V.P. 36 €

MÉRITO CIVIL
P.V.P. 32 €

MALTA
(AGOTADO)

ORDEN REAL
P.V.P. 20 €

MARÍA VICTORIA
P.V.P. 20 €

MARÍA CRISTINA
P.V.P. 30 €

ALFONSO XII
P.V.P. 30 €

REPÚBLICA
P.V.P. 30 €

DOS SICILIAS
P.V.P. 10 €

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [31]

Cuadernos de Ayala

Gaceta trimestral de información varia y miscelánea
sobre Historia institucional, Órdenes y condecoraciones,
genealogía y heráldica, Historia nobiliaria, iconografía,
ceremonial y protocolo
dirigida por el Dr. D. Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila
CONSEJO DE REDACCIÓN

Dr. D. Félix Martínez Llorente (Universidad de Valladolid), Dra. Dª
Ana Belén Sánchez Prieto (Universidad Complutense), Dr. D. Juan
Van Halen (Universidad de Alcalá), D. Manuel Rodríguez de
Maribona (Academia Asturiana de Heráldica y Genealogía), Dr. D.
Luis de Cevallos-Escalera (Academia Melitense), D. José A. Dávila
(Real Academia de Toledo), Dr. D. Fernando de Artacho (Academia
Andaluza de la Historia), Dr. D. Luis Valero de Bernabé, Marqués de
Casa Real (Colegio Heráldico de España y de las Indias), Dr. D.
José Mª de Montells (Academia de Alfonso XIII), Dr. D. Antonio de
Sousa Lara, Conde de Guedes (Universidad de Lisboa), Dr. D.
Fabio Cassani Pironti, Conde de Giraldeli (Universidad Pontificia
Regina Apostolorum)

V E R S O S D E H I S TO R I A Y T I E M P O
MI ESCUDO NOBILIARIO

( Ta n t o t i e n e s , t a n t o v a l e s )

Escudo rematado por un yelmo,
y una pluma muy corta por cimera;
una cosa que parece una sopera
en un campo de gules, que es un yermo.
En el segundo, mi cartilla de tercera.
El tercero con un solo tiburón.
La figura rampante de un león,
en el cuarto, que parece una pradera.
En el centro un magnífico balón,
y unas cosas que provocan la extrañeza:
una lira, un tricornio y un bastón.
He de decirles con toda la franqueza,
-y que conste que no soy un balandrónque es mi escudo, completo de nobleza
Manuel Marqués Leira
101 Sonetos (1950)

Cuadernos de Ayala 70 - ABR/2017 [32]

Edita Palafox & Pezuela S.L.
Chopo, 1 - 28023 Madrid - España

www.cuadernosdeayala.es
En este número:
[2]

Editorial: La postergación del apellido paterno
en la legislación española

[3-14] Hans Josef Moser o Juan María MoserRothschild o el barón Juan María Moser de

Veiga (1878-1928), famoso falsario y traficante de honores, por el Dr. Aldo della Quaglia

[15-24] L’Ordine della Stella a Messina (1595-

1679): nuevas aportaciones, por el Dr. D.

Alfonso de Ceballos-Escalera y Gila,

Marqués de la Floresta, y el Barón Dr. D.

Arturo Nesci di S. Agata

[25-26] Revista de libros

[27-28] Revista de revistas
[29-30] Gentes de bien

[32] Versos de historia y tiempo: Mi escudo nobiliario, por Manuel Marqués Leira


Documentos relacionados


Documento PDF libro final
Documento PDF programa cienti fico de doctorado en ciencias pedago gicas
Documento PDF la investigaci n de causas de incendios forestales en el principado de asturias en el per odo 2002 2012
Documento PDF programa cienti fico de doctorado en derecho constitucional
Documento PDF lormagiugno2019
Documento PDF estatuto general 2013 2020


Palabras claves relacionadas