Melakhim Bet .pdf



Nombre del archivo original: Melakhim Bet.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:47, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 253 veces.
Tamaño del archivo: 487 KB (36 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


MELAKHIM BET

2ª REYES

Melakhim Bet
1:1 Después de la muerte de Ajav, Moab se rebeló contra Yisrael.
1:2 Ajazyah se cayó por el enrejado de su cuarto en el segundo piso en Shomrón, y quedó
herido. Así que envió mensajeros, a quienes instruyó: Vayan y consulten a BáalZebub, el
Elohé de Eqrón, a ver si me voy a recobrar de esta herida.
1:3 Pero un mensajero de YAHWEH le dijo a EliYah el tishbita: Ve y confronta a los
mensajeros del melej de Shomrón y diles: ¿Acaso no hay Elohé en Yisrael para que
ustedes vayan a consultar a BáalZebub, el Elohé de Eqrón?
1:4 Ciertamente, así ha dicho Yahweh: No te levantarás de la cama en la que yaces, sino
que morirás. Y EliYah se fue.
1:5 Los mensajeros regresaron al melej, y éste les preguntó: ¿Por qué regresaron?
1:6 Ellos le respondieron: Un hombre nos salió al encuentro y nos dijo: Regresen al melej
que los envió y díganle que así ha dicho Yahweh: ¿Acaso no hay Elohé en Yisrael, para
que tú mandes a consultar a BáalZebub, el Elohé de Eqrón? Ciertamente, no te
levantarás de la cama en la que yaces, sino que morirás.
1:7 El les preguntó: ¿Cómo era el hombre que les salió al encuentro y les dijo esas
palabras?
1:8 Ellos le respondieron: Era un hombre velludo, con una cinturón de cuero ceñido a la
cintura. Entonces dijo: Ese es EliYah el tishbita.
1:9 Entonces le envió un jefe de cincuenta con sus cincuenta hombres. Este subió a donde
él, y lo halló sentado en la cumbre de un monte, y le dijo: Hombre de Ha´Elohé, el melej
ha ordenado que bajes.
1:10 EliYah le respondió al jefe de cincuenta: Si yo soy un hombre de Elohé, que baje fuego
del shamaim y te consuma a ti con tus cincuenta. Ento nces bajó fuego del shamaim y lo
consumió a él con sus cincuenta.
1:11 El melej Entonces volvió a enviarle otro jefe de cincuenta con sus cincuenta, y éste se
dirigió a él de esta manera: Hombre de Ha´Elohé, el melej ha ordenado que bajes
enseguida.
1:12 Pero EliYah le respondió: Si yo soy un hombre de Ha´Elohé, que baje fuego del
shamaim y te consuma a ti con tus cincuenta. Entonces bajó del shamaim fuego de Elohé
y lo consumió a él con sus cincuenta.
1:13 Entonces volvió a enviar un tercer jefe de cincuenta con sus cincuenta. El tercer jefe
de cincuenta subió a la cumbre, se arrodilló ante EliYah y le imploró diciendo: ¡Hombre de
Ha´Elohé, por favor, ten consideración de mi vida y la vida de estos cincuenta siervos
tuyos!
1:14 Mira, ya ha bajado fuego del shamaim y ha consumido a los dos primeros jefes de
cincuenta con sus cincuenta. ¡Te ruego que tengas consideración de mi vida!
1:15 Entonces el mensajero de Yahweh le dijo a EliYah: Baja con él; no le tengas miedo. Así
que se levantó, fue con él donde el melej,
1:16 y le dijo: Así ha dicho Yahweh: Por cuanto enviaste mensajeros a consultar a
BáalZebub, el Elohé de Eqrón, como si no hubiera Elohé en Yisrael para consultar su
davar, ciertamente, no te levantarás de la cama en la que yaces, sino que morirás.
1:17 Y Ajazyah murió, conforme a la davar de Yahweh que había hablado EliYah. Yahoram
lo sucedió como melej, en el segundo año de Yahoram ben de Yosafat, melej de Yahudah,
porque no tenía ben.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

777

MELAKHIM BET

2ª REYES

1:18 Los demás sucesos del reinado de Ajazyahu, y sus hechos, están registrados en los
Anales de los Melejim de Yisrael.
2:1 Cuando Yahweh iba a arrebatar a EliYah hacia el shamaim en un torbellino, EliYah venía
de Guilgal con Elishá.
2:2 EliYah le dijo a Elishá: Por favor, quédate aquí, que Yahweh me ha enviado a Bethel.
Elishá dijo: ¡Por vida de Yahweh, y por vida tuya, que no te dejaré! Así que bajaron a
Bethel.
2:3 Unos talmidím de los nabíes que estaban en Bethel salieron al encuentro de Elishá y le
preguntaron: ¿Sabes que hoy Yahweh arrebatará a tu amo lejos de ti? El respondió: Sí,
yo lo sé. Cállense.
2:4 Entonces EliYah le dijo: Elishá, por favor, quédate aquí, que Yahweh me ha enviado a
Yericó. Y él dijo: ¡Por vida de Yahweh y por vida tuya, que no te dejaré! Y se fueron a
Yericó.
2:5 Los talmidím de los nabíes que estaban en Yericó se acercaron a Elishá y le
preguntaron: ¿Sabes que hoy Yahweh arrebatará a tu amo lejos de ti? Y él respondió: Sí,
yo lo sé. Cállense.
2:6 Luego EliYah le dijo: Por favor, quédate aquí, que Yahweh me ha enviado al Yardén. Y él
dijo: ¡Por vida de Yahweh, y por vida tuya, que no te dejaré! Así que se fueron los dos.
2:7 Llegaron cincuenta hombres de los talmidím de los nabí y se pararon al frente, a lo
Lejos. También ellos dos se pararon junto al Yardén.
2:8 Entonces EliYah tomó su manto, lo dobló y golpeó las aguas; éstas se apartaron a uno y
a otro lado, y ambos pasaron en seco.
2:9 Cuando estaban cruzando, EliYah le dijo a Elishá: Pide lo que quieras que haga por ti,
antes que me arrebaten de tu lado. Elishá dijo: Que pase a mí una doble porción de tu
Ruaj.
2:10 Él dijo: Has pedido algo difícil. Si me ves cuando me arrebaten de tu lado, se te
concederá; si no, no.
2:11 Mientras ellos iban y conversaban, un carro de fuego con caballos de fuego los separó
a los dos, y EliYah se elevó hacia el shamaim en un torbellino.
2:12 Elishá, al verlo, gritó: ¡Padre mío, padre mío! ¡Carro de Yisrael, y sus jinetes! Cuando
ya no lo podía ver, agarró sus ropas, y las rasgó en dos partes.
2:13 Elishá recogió el manto de EliYah, que se le había caído, y regresó y se detuvo a la
orilla del Yardén.
2:14 Tomando el manto de EliYah que se le había caído, golpeó las aguas y dijo: ¿Dónde
está Yahweh, el Elohé de EliYah? Y cuando él también golpeó las aguas, éstas se
apartaron a uno y a otro lado; y Elishá cruzó.
2:15 Cuando los talmidím de los nabíes que estaban en Yericó lo vieron desde el otro lado,
dijeron: ¡El Ruaj de EliYah reposa sobre Elishá! Y fueron hacia él, se postraron ante él en
tierra.
2:16 Le dijeron: Mira, tus siervos tienen con ellos cincuenta hombres valerosos. Que vayan
ellos y busquen a tu amo; tal vez el Ruaj de Yahweh lo Levantó y lo arrojó en alguna
montaña o en algún valle. Él dijo: No los manden.
2:17 Pero ellos siguieron insistiendo por un tiempo, hasta que, sintiéndose abochornado,
dijo: Envíenlos. Así que enviaron a cincuenta hombres, los cuales buscaron durante tres
días, pero no lo hallaron.
2:18 Cuando volvieron a él, que se había quedado en Yericó, les dijo: Les dije que no fueran.
2:19 Los hombres de la ciudad le dijeron a Elishá: Mira, el lugar de esta ciudad es bueno,
como lo ve mi amo; pero las aguas son malas, y la tierra causa duelo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

778

MELAKHIM BET

2ª REYES

2:20 Él respondió: Tráiganme una vasija nueva y pongan sal en ella. Se la trajeron;
2:21 él salió al manantial de las aguas, echó dentro la sal y dijo: Así ha dicho Yahweh: Yo
saneo estas aguas, y no habrá en ellas más muerte ni duelo.
2:22 Las aguas quedaron saneadas hasta el día de hoy, conforme a las palabras que
pronunció Elishá.
2:23 De allí subió a Bethel. Cuando iba subiendo por el camino, salieron unos muchachos de
la ciudad y se pusieron a burlarse de él diciéndole: ¡Sube, calvo! ¡Sube, calvo!
2:24 Él se volvió hacia atrás y los miró y los maldijo en el nombre de Yahweh. Entonces
salieron dos osas del bosque y despedazaron a cuarenta y dos de aquellos muchachos.
2:25 De allí se fue al monte Karmel, y de allí volvió a Shomrón.
3:1 Yahoram ben de Ajav comenzó a reinar sobre Yisrael en Shomrón, en el año dieciocho
de Yosafat, melej de Yahudah; y reinó doce años.
3:2 Él hizo lo que desagradaba a Yahweh, aunque no como su padre y su madre, porque
quitó las estatuas de Báal que había hecho su padre.
3:3 Sin embargo, se aferró a los pecados con los que Yarovam ben de Navat hizo pecar a
Yisrael, y no se apartó de ellos.
3:4 Meshá, melej de Moab, que era criador de ovejas, le pagaba al melej de Yisrael como
tributo 100,000 corderos, más la lana de otros 100,000 carneros.
3:5 Pero cuando murió Ajav, el melej de Moab se rebeló contra el melej de Yisrael.
3:6 Entonces el melej Yahoram salió de Shomrón y convocó a todo Yisrael.
3:7 Al mismo tiempo, le mandó a decir a Yosafat, melej de Yahudah: El melej de Moab se
ha rebelado contra mí; ¿quieres ir conmigo a la guerra contra Moab? El respondió: Sí, voy.
Yo haré lo que tú hagas: mis tropas serán tus tropas, mis caballos serán tus caballos.
3:8 Y preguntó: ¿Por qué camino iremos? Yahoram respondió: Por el camino del midbah de
Edom.
3:9 Así que salieron el melej de Yisrael, el melej de Yahudah y el melej de Edom, y
marcharon por siete días hasta que rodearon la punta del Mar Muerto; y se quedaron sin
agua para el ejército y para los animales que los acompañaban.
3:10 Entonces el melej de Yisrael dijo: ¡Ay! Yahweh ha traído a estos tres melejim para
entregarlos en mano de los Moabitas.
3:11 Pero Yosafat preguntó: ¿No hay aquí algún nabí (profeta) de Yahweh, para que
consultemos a Yahweh por medio de él? Uno de los cortesanos del melej de Yisrael
respondió diciendo: Aquí está Elishá ben de Shafat, el que le echaba agua en las manos a
EliYah.
3:12 Y Yosafat dijo: La davar de Yahweh está con él. Así que el melej de Yisrael, Yosafat y
el melej de Edom fueron donde él.
3:13 Elishá le dijo al melej de Yisrael: ¿Qué tengo yo que ver contigo? Ve a los nabíes de tu
abba (padre) y a los nabíes de tu ima (madre). Pero el melej de Yisrael le respondió: No,
porque Yahweh ha convocado a estos tres melejim para entregarlos en manos de los
Moabitas.
3:14 Elishá respondió: ¡Por vida de Yahweh Tzva’ot , a quien sirvo, que si yo no tuviera
respeto por Yosafat, melej de Yahudah, no te atendería ni te miraría!
3:15 Pero ahora, tráiganme un músico. Mientras el músico tocaba, la mano de Yahweh vino
sobre Elishá,
3:16 y éste dijo: Así ha dicho Yahweh: Este valle estará lleno de estanques.
3:17 Porque así ha dicho Yahweh: Ustedes no verán viento ni lluvia, pero este valle se
llenará de agua; y beberán ustedes, sus animales y su ganado.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

779

MELAKHIM BET

2ª REYES

3:18 Y esto es poca cosa a los ojos de Yahweh; él también entregará a los Moabitas en
manos de ustedes.
3:19 Ustedes conquistarán toda ciudad fortificada y toda ciudad importante; derribarán
todos los árboles buenos, cegarán todos los manantiales de agua y arruinarán con
piedras todo campo fértil.
3:20 Y por la mañana, a la hora en que se presenta la ofrenda de comida, llegaron las
aguas por el camino de Edom, y la tierra se inundó de agua.
3:21 Entretanto, todos los Moabitas habían oído que los melejim subían para combatir
contra ellos; convocaron a todos, desde los que apenas podían ceñirse las armas en
adelante, y se situaron en la frontera.
3:22 A la mañana siguiente, cuando se Levantaron, el sol resplandecía sobre las aguas, y a
la distancia las aguas les parecían a los Moabitas tan rojas como sangre.
3:23 Entonces dijeron: Eso es sangre. Sin duda, los melejim han peleado entre sí, y cada
uno le ha dado muerte a su compañero. ¡Así que ahora, Moab, al despojo!
3:24 Pero cuando llegaron al campamento de Yisrael, los israelitas se Levantaron y atacaron
a los Moabitas, quienes huyeron ante ellos. Luego avanzaro n, atacando constantemente a
los Moabitas,
3:25 y destruyeron las ciudades. Cada uno echó una piedra en todos los campos fértiles, y
los llenaron. También cegaron todos los manantiales de agua y derribaron todos los
árboles buenos. Sólo QirJaréshet quedó con sus piedras, pero luego los honderos la
rodearon y la atacaron.
3:26 Cuando el melej de Moab vio que la batalla se le hacía demasiado difícil, tomó consigo
a setecientos hombres que usaban espada, para irrumpir contra el melej de Edom; pero
no pudieron.
3:27 Entonces tomó a su ben primogénito, el que había de sucederle como melej, y lo
presentó como ofrenda quemada sobre el muro. Hubo una gran ira contra los israelitas,
así que se retiraron de él y regresaron a su tierra.
4:1 Cierta mujer, esposa de uno de los talmidím de los nabíes, le gritó a Elishá: Tu siervo,
mi esposo, ha muerto, y tú sabes que tu siervo respetaba a Yahweh. Y ahora viene un
acreedor para levantarse a mis dos benei como esclavos.
4:2 Elishá le preguntó: ¿Qué puedo hacer por ti? Dime qué tienes en la bayit. Ella
respondió: Tu sierva no tiene nada en la bayit, excepto un frasco de aceite.
4:3 Él le dijo: Ve y pide prestadas vasijas de fuera, de todas tus vecinas, vasijas vacías;
tantas como puedas.
4:4 Luego entra, cierra la puerta detrás de ti y de tus benei, y echa el aceite en todas esas
vasijas. Cuando una esté llena, ponla aparte.
4:5 Ella se apartó de él y cerró la puerta detrás de sí y de sus benei. Ellos le traían las
vasijas, y ella echaba el aceite.
4:6 Cuando las vasijas estuvieron llenas, le dijo a un ben suyo: Tráeme otra vasija. Y le
respondió: No hay más vasijas. Entonces el aceite cesó.
4:7 Ella fue y se lo contó al hombre de Ha´Elohé, quien dijo: Anda, vende el aceite y paga
tu deuda, y tú y tus benei pueden vivir de lo que quede.
4:8 Un día pasaba Elishá por Shunem; y vivía allí una mujer rica, quien lo invitó
insistentemente a comer; y cada vez que él pasaba, se detenía allí a comer.
4:9 Una vez ella le dijo a su esposo: Mira, yo sé que este hombre que siempre pasa por
nuestra bayit es un kadosh hombre de Elohé.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

780

MELAKHIM BET

2ª REYES

4:10 Hagamos un cuartito con paredes en la azotea, y pongamos allí una cama, una mesa,
una silla y una lámpara para él, para que se quede ahí siempre que venga donde
nosotros.
4:11 Un día él llegó por allá, subió al cuarto y se acostó allí.
4:12 Entonces le dijo a Guejazí, su criado: Llama a esta shunamita. Cuando la llamó, ella se
presentó delante de él.
4:13 Luego le dijo a Guejazí: Dile: Mira, tú te has puesto con todos estos trabajo por
nosotros. ¿Qué se puede hacer por ti? ¿Necesitas que le hable por ti al melej, o al
comandante del ejército? Pero ella respondió: Yo vivo entre mi propio pueblo.
4:14 Elishá preguntó: ¿Qué podemos hacer Entonces por ella? Y Guejazí respondió: El
hecho es que ella no tiene benei, y su esposo es viejo.
4:15 Entonces Elishá dijo: Llámala. Él la llamó, y ella se detuvo a la puerta.
4:16 Entonces él dijo: El año que viene, por este tiempo, tú estarás abrazando un ben. Ella
respondió: ¡Por favor, mi amo, hombre de Ha´Elohé! ¡No engañe usted a su servidora!
4:17 Pero la mujer concibió y dio a luz un ben al año siguiente para el mismo tiempo, tal
como le había dicho Elishá.
4:18 Cuando el niño creció, cierto día fue a donde estaban su padre y los segadores.
4:19 De pronto le dijo a su padre: ¡Mi cabeza, mi cabeza! Y el padre le dijo a su criado:
Llévaselo a su ima (madre).
4:20 Él lo tomó y se lo llevó a su madre. Y el niño estuvo recostado sobre las rodillas de ella
hasta el mediodía; luego murió.
4:21 Ella subió, lo acostó sobre la cama del hombre de Ha´Elohé, cerró la puerta y salió.
4:22 Después llamó a su esposo y le dijo: Por favor, manda uno de los criados y una de las
asnas, para que yo corra hacia el hombre de Ha´Elohé y regrese.
4:23 Él preguntó: ¿Para qué vas a verlo hoy? No es Rosh Jodesh ni SHABBAT. Y ella
respondió: Todo estará bien.
4:24 Después hizo aparejar la asna y le dijo a su criado: Apura a la bestia; no me dejes
aflojar el paso, a menos que yo te lo diga.
4:25 Ella se fue y llegó a donde estaba el hombre de Ha´Elohé, en el monte Karmel.
Cuando el hombre de Ha´Elohé la vio de Lejos, le dijo a su criado Guejazí: Ahí está la
shunamita.
4:26 Ahora, por favor, corre a su encuentro y pregúntale: ¿Cómo estás? ¿Cómo está tu
esposo? ¿Cómo está tu ben? Y ella respondió: Bien.
4:27 Pero cuando ella llegó al monte, al hombre de Ha´Elohé, se aferró a sus pies. Guejazí
se acercó para apartarla, pero el hombre de Ha´Elohé le dijo: Déjala, que su vida está en
amarga angustia. YAHWEH me ha ocultado el motivo, y no me lo ha revelado.
4:28 Ella dijo: ¿Acaso le pedí yo un ben a mi amo? ¿No le dije a usted que no me engañara?
4:29 Entonces él le dijo a Guejazí: Amárrate el ruedo, toma mi bastón en tu mano y anda.
Si te encuentras con alguien, no lo saludes; y si alguien te saluda, no le respondas. Y pon
mi bastón sobre la cara del niño.
4:30 Pero la madre del niño dijo: ¡Por vida de Yahweh, y por vida suya, que no me apartaré
de usted! Así que él se Levantó y la siguió.
4:31 Guejazí se había adelantado a ellos y había puesto el bastón sobre la cara del niño,
pero no hubo sonido ni reacción. Guejazí volvió al encuentro de Elishá y le dijo: El niño
no se ha despertado.
4:32 Elishá entró en la bayit, y allí estaba el niño muerto, tendido sobre su cama.
4:33 Entonces entró, cerró la puerta detrás de ellos dos, y oró a YAHWEH.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

781

MELAKHIM BET

2ª REYES

4:34 Después se subió a la cama y se echó sobre el niño, su boca sobre su boca, sus ojos
sobre sus ojos, y sus manos sobre sus manos, al tenderse sobre él. Y el cuerpo del niño
entró en calor.
4:35 Luego se bajó, se paseó por la bayit de un lado a otro, después subió y se tendió sobre
el niño. Entonces el niño estornudó siete veces. Luego el niño abrió los ojos.
4:36 Elishá llamó a Guejazí y le dijo: Llama a la shunamita. Él la llamó, y cuando ella entró,
Elishá le dijo: Toma a tu ben.
4:37 Cuando ella entró, se echó a los pies de él, y se postró en tierra. Después tomó a su
ben y salió.
4:38 Elishá regresó a Guilgal. Había hambre en el país, y los talmidím de los nabíes estaban
sentados delante de él. Él le dijo a su criado: Pon la olla grande y prepara un guiso para
los talmidím de los nabíes.
4:39 Así que uno de ellos salio al campo para recoger hierbas. Halló una víd silvestre y
tomó de ella calabazas silvestres, tantas cuantas pudo contener su falda. Entonces
regresó y las rebanó y las echó en la olla del guiso, aunque no sabía lo que eran;
4:40 y lo sirvieron para que comieran los hombres. Cuando comían del guiso, empezaron a
gritar: ¡Hombre de Ha´Elohé, hay muerte en la olla! Y no lo pudieron comer.
4:41 Entonces Elishá dijo: Traigan harina. La echó en la olla y dijo: Sírvele a la gente para
que coman. Y ya no hubo nada malo en la olla.
4:42 Vino un hombre de BáalShalisha, trayendo en su alforja pan de la primera cosecha
para el hombre de Ha´Elohé, veinte panes de cebada, y algunas espigas de grano nuevo.
Y Elishá dijo: Dale a la gente para que coma.
4:43 Su criado respondió: ¿Cómo voy a poner esto delante de cien hombres? Pero él volvió
a decir: Dale a la gente para que coma, porque así ha dicho Yahweh: Comerán y sobrará.
4:44 Así que él lo puso delante de ellos, y comieron, y sobró, como había dicho Yahweh.
5:1 Naamán, comandante del ejército del melej de Aram, era un hombre muy importante
delante de su amo y tenido en gran estima, porque por medio de él Yahweh le había
concedido la victoria a Aram. Pero el hombre, aunque era un guerrero valiente, estaba
leproso.
5:2 Una vez, cuando los aramitas estaban en incursiones, se habían llevado cautiva de la
tierra de Yisrael a una muchacha, la cual vino a ser asistente de la esposa de Naamán.
5:3 Ella le dijo a su ama: ¡De cierto mi amo se presentara al nabí que está en Shomrón! Él
lo sanaría de su lepra.
5:4 Naamán entró y le habló a su amo y le dijo exactamente lo que había dicho la
muchacha que era de la tierra de Yisrael.
5:5 Y el melej de Aram le dijo: Anda, ve al melej de Yisrael, que yo le enviaré una carta. El
salió, llevando consigo diez talentos de plata, 6,000 shékels de oro y diez vestidos nuevos.
5:6 También le llevó la carta al melej de Yisrael, la cual decía así: Ahora, cuando esta carta
llegue a ti, sabrás que yo te he enviado a mi cortesano Naamán, para que lo sanes de su
lepra.
5:7 Cuando el melej de Yisrael leyó la carta, rasgó sus vestiduras y dijo: ¿Acaso soy yo
Elohé, para dar la muerte o dar la vida, y para que éste me envíe un hombre, para que
yo lo sane de su lepra? ¡Vean por ustedes mismos que éste está buscando pretextos
contra mí!
5:8 Cuando Elishá, el hombre de Ha´Elohé, oyó que el melej de Yisrael había rasgado sus
vestiduras, mandó a decirle al melej: ¿Por qué has rasgado tus vestiduras? ¡Que venga
donde mí, y sabrá que hay un profeta en Yisrael!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

782

MELAKHIM BET

2ª REYES

5:9 Así que Naamán llegó con sus caballos y su carro, y se detuvo ante la puerta de la bayit
de Elishá.
5:10 Elishá le envió un mensajero que le dijo: Ve, lávate siete veces en el Yardén, y tu
carne se te restaurará, y quedarás limpio.
5:11 Pero Naamán se enfureció y se fue diciendo: Miren, yo pensaba que seguramente él
saldría, que puesto de pie invocaría por nombre a Yahweh su Elohé, y que moviendo su
mano sobre el lugar, sanaría la parte afectada.
5:12 ¿No son los ríos de Daméseq, el Abaná y el Parpar, mejores que todas las aguas de
Yisrael? ¿No podría yo lavarme en ellos y quedar limpio? Y dando la vuelta, se fue
enojado.
5:13 Pero sus siervos se le acercaron y le dijeron: Padre mío, si el profeta te hubiera
mandado algo difícil, ¿no lo habrías hecho? Con mayor razón si él te dice: Lávate y
quedarás limpio.
5:14 Así que él bajó y se sumergió siete veces en el Yardén, como había indicado el hombre
de Ha´Elohé: y su carne se volvió como la carne de un niño pequeño, y quedó limpio.
5:15 Luego volvió donde el hombre de Ha´Elohé, con toda su comitiva, llegó y se detuvo
ante él, y dijo: ¡Mira, yo reconozco que no hay Elohé en toda la tierra, sino en Yisrael! Así
que ahora acepta, por favor, un obsequio de parte de tu siervo.
5:16 Pero Elishá dijo: ¡Por vida de Yahweh, a quien sirvo, que no aceptaré nada! Naamán le
insistió para que lo aceptara, pero él rehusó.
5:17 Y Naamán dijo: Entonces, por favor, que se le dé a tu siervo una carga de esta tierra,
para levantarla en un par de mulas; porque tu siervo nunca más presentará ofrenda
quemada ni sacrificio a otras deidades sino sólo a YAHWEH.
5:18 Sin embargo, que Yahweh le perdone esto a tu siervo: Cuando mi amo entre en el
templo de Rimón para postrarse en adoración allí, y él se apoye en mi brazo de modo que
yo me tenga que inclinar en el templo de Rimón –cuando yo tenga que inclinarme en el
templo de Rimón, que Yahweh perdone a tu siervo en esto.
5:19 Y le dijo: Vete en shalom. Cuando Naamán se había alejado de él cierta distancia,
5:20 Guejazí, el criado de Elishá, el hombre de Ha´Elohé, pensó: Mi amo ha dejado ir a este
aramita Naamán sin aceptar las cosas que trajo. ¡Por vida de Yahweh, que voy a correr
tras él para conseguir algo de él!
5:21 Así que Guejazí se apresuró a seguir a Naamán. Cuando Naamán vio que alguien venía
corriendo tras él, se bajó del carro para recibirlo y le preguntó: ¿Está todo bien?
5:22 Él respondió: Sí, pero mi amo me envía a decir: Mira, en este momento han llegado a
mí dos jóvenes de los talmidím de los nabíes, de la serranía de Efráyim. Por favor, dame
para ellos un talento de plata y dos vestidos nuevos.
5:23 Naamán dijo: Por favor, toma dos talentos. Él le insistió y ató en dos bolsas dos
talentos de plata y dos vestidos nuevos, y los entregó a dos de sus criados para que los
levantaran delante de él.
5:24 Cuando Guehazí llegó a la colina, él los tomó de sus manos y los guardó en bayit.
Entonces despidió a los hombres, y se fueron.
5:25 El entró y se puso de pie delante de su amo, y Elishá le preguntó: ¿De dónde vienes,
Guejazí? Él respondió: Tu siervo no ha ido a ninguna parte.
5:26 Entonces Elishá le dijo: ¿No estuvo allí mi lev (corazón) cuando el hombre volvió de su
carro a tu encuentro? ¿Es ésta una ocasión para aceptar dinero para comprar ropa,
olivares y viñas, ovejas y bueyes, y siervos y siervas?
5:27 Ciertamente, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tus descendientes para siempre.
Y al salir Guehazí de su presencia, estaba leproso, blanco como la nieve.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

783

MELAKHIM BET

2ª REYES

6:1 Los talmidím del nabí le dijeron a Elishá: Mira, el lugar donde vivimos bajo tu dirección
es demasiado estrecho para nosotros.
6:2 Deja que vayamos al Yardén, que tomemos de allí cada uno un tronco y que nos
hagamos allí un lugar para vivir. El dijo: Vayan.
6:3 Luego uno de ellos dijo: Por favor, dígnate venir con tus siervos. Y él respondió: Sí,
voy;
6:4 y los acompañó. Así que fueron al Yardén y cortaron árboles.
6:5 Pero sucedió que cuando uno de ellos estaba derribando un tronco, se le cayó el hierro
del hacha al agua, y gritó diciendo: ¡Ay, mi amo! ¡Era prestada!
6:6 El hombre de Ha´Elohé preguntó: ¿Dónde cayó? Le mostró el lugar. Y él cortó un palo,
lo echó allí e hizo flotar el hierro.
6:7 Entonces dijo: Tómalo. Y él extendió la mano y lo tomó.
6:8 Cuando el melej de Aram estaba en guerra con Yisrael, tomó consejo con sus oficiales y
dijo: Voy a acampar en tal y tal lugar.
6:9 Pero el hombre de Ha´Elohé le mandó a decir al melej de Yisrael: Guárdate de pasar
por tal lugar, porque los aramitas están acampados allí.
6:10 Así que el melej de Yisrael enviaba gente al lugar que el hombre de Ha´Elohé le
indicaba y advertía una y otra vez, de modo que tomaba precauciones allí.
6:11 Grandemente perturbado por esto, el melej de Aram convocó a sus oficiales y les
preguntó: Díganme, ¿quién de los nuestros está de parte del melej de Yisrael?
6:12 Uno de sus oficiales dijo: Ninguno, mi amo el melej; es que el profeta Elishá, que está
en Yisrael, le declara al melej de Yisrael las palabras que hablas en tu dormitorio.
6:13 El dijo: Vayan, miren dónde está, y yo mandaré a capturarlo. Le informaron que Elishá
estaba en Dotán;
6:14 así que envió allá gente de a caballo, carros y un gran ejército. Llegaron de noche y
rodearon la ciudad.
6:15 Cuando el asistente del hombre de Ha´Elohé madrugó y salió, vio un ejército que tenía
cercada la ciudad con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ay, mi
amo! ¿Qué vamos a hacer?
6:16 El le respondió: No tengas miedo, que más son los que están con nosotros que los que
están con ellos.
6:17 Entonces Elishá oró: Te ruego, oh Yahweh, que abras sus ojos para que vea. Yahweh
abrió los ojos del criado, y éste miró; y vio que los montes alrededor de Elishá estaban
cubiertos de gente de a caballo y carros de fuego.
6:18 Los aramitas bajaron hacia él, y Elishá le oró a Yahweh: Te ruego que hieras a esta
gente con una luz enceguecedora. Y los hirió con una luz enceguecedora, como había
pedido Elishá.
6:19 Luego Elishá les dijo: Este no es el camino, ni ésta es la ciudad. Síganme, y yo los
guiaré a donde está el hombre que ustedes buscan. Entonces los guió a Shomrón.
6:20 Cuando llegaron a Shomrón, Elishá dijo: Oh Yahweh, abre los ojos de éstos para que
vean. Yahweh abrió sus ojos, y miraron; y vieron que se hallaban en medio de Shomrón.
6:21 Cuando el melej de Yisrael los vio, le preguntó a Elishá: ¿Los Mato, padre mío? ¿Los
Mato?
6:22 El le respondió: No, no los Mates. ¿Matarías a los que tomas cautivos con tu espada y
con tu arco? Más bien, ponles delante pan y agua para que coman y beban, y se vuelvan
a su amo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

784

MELAKHIM BET

2ª REYES

6:23 Así que les preparó un gran banquete y, después que comieron y bebieron, los dejó ir;
y se volvieron a su amo. Y las bandas armadas de Aram no volvieron a invadir la tierra de
Yisrael.
6:24 Algún tiempo después, Ben Hadad, melej de Aram, reunió todo su ejército, y subió
contra Shomrón y la sitió.
6:25 Hubo mucha hambre en Shomrón, y el asedio continuó hasta que la cabeza de un asno
se vendía por ochenta shékels de plata, y la cuarta parte de un kab de estiércol de
paloma por cinco shékels de plata.
6:26 Una vez, cuando el melej de Yisrael pasaba por el muro, una mujer le gritó: ¡Ayúdeme,
Su Majestad!
6:27 El dijo: A mí no me pidas. ¡Que te ayude Yahweh! ¿De dónde te puedo conseguir
ayuda? ¿De la era, o del lagar?
6:28 El melej añadió: ¿Pero qué quieres? Ella respondió: Esta mujer me dijo: Entrega tu
ben para que nos lo comamos hoy, y mañana nos comeremos el mío.
6:29 Así que cocimos a mi ben y nos lo comimos. Al día siguiente yo le dije a ella: Entrega
tu ben para que nos lo comamos. Pero ella escondió a su ben.
6:30 Cuando el melej oyó las palabras de la mujer, se desgarró la ropa; y mientras pas aba
así por el muro, el pueblo miró, y vio que debajo llevaba luto sobre su cuerpo.
6:31 Luego dijo: ¡Así y más me haga Elohé, si la cabeza de Elishá ben de Shafat queda hoy
en su lugar!
6:32 Elishá estaba sentado en su bayit, y los ancianos estaban sentados con él, cuando el
melej envió a uno de sus hombres. Pero antes que el mensajero llegara donde él, Elishá
le dijo a los ancianos: ¿Ven ustedes cómo ese homicida ha enviado para que me quiten la
cabeza? Así que miren, cuando llegue el mensajero, cierren la puerta e impídanle la
entrada. Sin duda se oirán tras él los pasos de su amo.
6:33 Mientras él estaba hablando con ellos, el mensajero bajó hacia él y dijo: ¡Esta
calamidad proviene de Yahweh! ¿Qué más puedo esperar de Yahweh?
7:1 Y Elishá respondió: Oigan la davar de Yahweh: Así ha dicho Yahweh: Mañana a estas
horas, en la puerta de Shomrón, se venderá una medida de harina refinada por un shékel,
y dos medidas de cebada por un shékel.
7:2 El asistente en cuyo brazo se apoyaba el melej, le respondió al hombre de Ha´Elohé:
Aun cuando Yahweh hiciera ventanas en los shamaim, ¿sería esto posible? Y él dijo: ¡Tú
lo verás con tus propios ojos, pero no comerás de ello!
7:3 Había cuatro hombres leprosos a la entrada de la puerta de la ciudad, los cuales se
dijeron unos a otros: ¿Por qué tenemos que quedarnos aquí a esperar la muerte?
7:4 Si decidimos entrar en la ciudad, con el hambre que hay en la ciudad, moriremos allí; y
si nos quedamos aquí, también moriremos. Así que vayamos y pasémonos al
campamento de los aramitas; si nos conceden la vida, viviremos; y si nos Matan,
moriremos.
7:5 Al anochecer se Levantaron para ir al campamento de los aramitas, pero cuando
llegaron a un extremo del campamento de los aramitas, no había nadie allí.
7:6 Porque YAHWEH había hecho que en el campamento de los aramitas se oyera el
estruendo de carros, el estruendo de caballos –el estruendo de un gran ejército, y se
dijeron unos a otros: El melej de Yisrael ha contratado contra nosotros a los melejim de
los jetitas y a los melejim de Mitzraim para que vengan a atacarnos.
7:7 Así que se habían Levantado y huido al anochecer abandonando sus Tiendas, sus
caballos, y sus asnos –todo el campamento estaba intacto– pues habían huido para
salvar sus vidas.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

785

MELAKHIM BET

2ª REYES

7:8 Cuando aquellos leprosos llegaron al extremo del campamento, entraron en una Tienda,
comieron y bebieron; luego tomaron de allí plata, oro y ropa, y fueron y los escondieron.
Regresaron y entraron en otra Tienda; también de allí tomaron, y fueron y lo escondieron.
7:9 Entonces se dijeron unos a otros: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buenas
nuevas, y nosotros estamos callados. Si esperamos hasta la luz de la mañana,
incurriremos en culpa. Así que vayamos y demos la noticia al palacio del melej.
7:10 Entonces fueron y dieron voces a los porteros de la ciudad, y les informaron: Fuimos al
campamento de los aramitas, y notamos que allí no hay nadie, ni la voz de nadie, sino
sólo caballos y asnos atados; y las Tiendas están intactas.
7:11 Los porteros lo proclamaron, y la noticia llegó al palacio del melej.
7:12 El melej se Levantó de noche y les dijo a sus cortesanos: Yo les diré lo que nos han
hecho los aramitas: Ellos saben que tenemos hambre y han salido de sus Tiendas para
esconderse en el campo pensando: Cuando salgan de la ciudad, los agarraremos vivos y
entraremos en la ciudad.
7:13 Pero uno de sus cortesanos intervino y dijo: Que se tomen cinco de los caballos que
aún quedan en la ciudad –ellos son como los que quedan aquí de toda la multitud de
Yisrael, de toda la multitud de Yisrael que ha perecido– y mandemos a averiguar.
7:14 Así que tomaron dos parejas de caballos y el melej envió mensajeros tras el ejército
de los aramitas, diciéndoles: Vayan y averigüen.
7:15 Ellos los siguieron hasta el Yardén, y vieron que todo el camino estaba lleno de
prendas de vestir y equipo que los aramitas habían arrojado en su prisa; y los
mensajeros volvieron y lo informaron al melej.
7:16 Así que el pueblo salió y saqueó el campamento de los aramitas. Entonces se vendía
una medida de harina refinada por un shékel, y dos medidas de cebada por un shékel, tal
como había dicho YAHWEH.
7:17 El melej había puesto a cargo de la puerta de la ciudad a aquel asistente en cuyo
brazo se apoyaba; y el pueblo lo atropelló junto a la puerta, y murió, tal como había
dicho el hombre de Ha´Elohé cuando el melej fue donde él.
7:18 Porque cuando el hombre de Ha´Elohé le dijo al melej: Mañana a estas horas, en la
puerta de Shomrón, se venderán dos medidas de cebada por un shékel y una medida de
harina refinada por un shékel,
7:19 aquel asistente le había respondido al hombre de Ha´Elohé y había dicho: Aun cuando
YAHWEH hiciera ventanas en los shamaim, ¿sería esto posible? Y Elishá le había dicho:
¡Tú lo verás con tus propios ojos, pero no comerás de ello!
7:20 Y eso fue exactamente lo que le sucedió, porque el pueblo lo atropelló junto a la
puerta, y murió.
8:1 Elishá le había dicho a aquella mujer a cuyo ben había revivido: Sal con toda tu familia
y ve a residir en algún otro sitio, pues YAHWEH ha decretado un hambre de siete años
sobre la tierra.
8:2 La mujer había hecho como le dijo el hombre de Ha´Elohé; salió con su familia y se fue
a residir en la tierra de los filisteos durante siete años.
8:3 Al final de los siete años, la mujer volvió de la tierra de los filisteos y fue donde el melej
a implorarle su bayit y su campo.
8:4 En eso el melej estaba hablando con Guejazí, el criado del hombre de Ha´Elohé, y le
decía: Cuéntame, por favor, todas las cosas maravillosas que ha hecho Elishá.
8:5 Mientras él le contaba al melej cómo Elishá había revivido a un muerto, la mujer, a cuyo
ben había hecho revivir, entró para implorar al melej por su bayit y su campo. Entonces
Guejazí dijo: ¡Mi amo el melej! ¡Esta es la mujer, y éste es su ben a quien Elishá revivió!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

786

MELAKHIM BET

2ª REYES

8:6 El melej interrogó a la mujer, y ella le contó la historia; Entonces el melej le asignó un
eunuco y le instruyó: Que se le devuelvan todas sus propiedades, y todos los productos
del campo desde el día que salió del país, hasta ahora.
8:7 Elishá llegó a Daméseq en un momento cuando Ben Hadad, melej de Aram, estaba
enfermo. Le informaron al melej: El hombre de Ha´Elohé ha venido aquí;
8:8 y él le dijo a Jazael: Toma contigo un regalo y ve al encuentro del hombre de Elohé;
consulta a YAHWEH por medio de él y pregúntale si sanaré de esta enfermedad.
8:9 Jazael fue a su encuentro, llevando consigo un regalo de todo lo mejor de Daméseq,
cuarenta camellos cargados. Cuando llegó, se detuvo delante de él y dijo: Ben Hadad tu
ben, el melej de Aram, me ha enviado para preguntarte si sanará de su enfermedad.
8:10 Elishá le respondió: Ve y dile: Ciertamente sanarás. Sin embargo, YAHWEH me ha
revelado que de seguro morirá.
8:11 Entonces el hombre de Ha´Elohé se puso de pie y se quedó por largo rato sin
expresión en el rostro, y Entonces se echó a llorar.
8:12 Jazael le preguntó: ¿Por qué llora mi amo? El respondió: Porque sé el mal que le harás
al pueblo israelita: prenderás fuego a sus fortificaciones, Matarás a espada a sus jóvenes,
estrellarás a sus niños y les abrirás el vientre a sus mujeres embarazadas.
8:13 Jazael dijo: ¿Cómo puede tu siervo, que es un simple perro, hacer semejante cosa?
Elishá respondió: YAHWEH me ha mostrado una visión de ti como melej de Aram.
8:14 Jazael se alejó de Elishá y regresó a su amo, quien le preguntó: ¿Qué te dijo Elishá? El
respondió: Me dijo que ciertamente sanarás.
8:15 Al día siguiente Jazael tomó un paño, lo empapó en agua y lo extendió sobre la cara
de Ben Hadad, y éste murió. Y Jazael le sucedió como melej.
8:16 En el quinto año de Yahoram ben de Ajav, melej de Yisrael –Yosafat era el melej de
Yahudah– comenzó a reinar Yahoram ben de Yosafat, melej de Yahudah.
8:17 Tenía treinta y dos años cuando comenzó a reinar, y reinó ocho años en Yahrusalaim.
8:18 Siguió las prácticas de los melejim de Yisrael –todo lo que hizo la Bayit de Ajav,
porque se había Casado con una hija de Ajav– e hizo lo que desagradaba a YAHWEH.
8:19 Sin embargo, YAHWEH no quiso destruir a Yahudah, por amor a su siervo Dawid,
porque había prometido mantener una lámpara para sus descendientes perpetuamente.
8:20 Durante su reinado los edomitas se rebelaron contra el dominio de Yahudah, y
nombraron un melej de los suyos.
8:21 Yahoram cruzó a Tsaír con todos sus carros. Se Levantó de noche y atacó a los
edomitas, que los habían rodeado a él y a los jefes de los carros; pero sus tropas
huyeron a sus Casas.
8:22 Así se separó Edom del dominio de Yahudah, como es todavía el caso. Por aquel
tiempo, también Libna se separó.
8:23 Los demás sucesos del reinado de Yahoram, y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yahudah.
8:24 Yahoram reposó con sus padres y lo sepultaron con ellos en la ciudad de David. Su
ben Ajazyahu le sucedió como melej.
8:25 En el año doce de Yahoram ben de Ajav, melej de Yisrael, comenzó a reinar Ajazyahu
ben de Yahoram, melej de Yahudah.
8:26 Ajazyahu tenía veintidós años cuando comenzó a reinar, y reinó un año en
Yahrusalaim; su madre se llamaba Atalyahu nieta de Omrí, melej de Yisrael.
8:27 El anduvo en el camino de la Bayit de Ajav, e hizo lo que desagradaba a YAHWEH,
como la Bayit de Ajav, porque estaba relacionado por Matrimonio con la Bayit de Ajav.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

787

MELAKHIM BET

2ª REYES

8:28 Ajazyahu marchó con Yoram el ben de Ajav para batallar contra Jazael, melej de Aram,
en RamotGuilad, pero los aramitas hirieron a Yoram.
8:29 El melej Yoram volvió a Yezreel para curarse de las heridas que le habían ocasionado
los aramitas en Ramá, cuando combatía contra Jazael, melej de Aram. Y Ajazyah ben de
Yahoram, melej de Yahudah, bajó a Yezreel para visitar a Yoram ben de Ajav, porque
éste estaba enfermo.
9:1 Entonces el profeta Elishá llamó a uno de los talmidím de los nabíes y le dijo: Amárrate
los ruedos, toma este frasco de aceite en la mano, y ve a RamotGuilad.
9:2 Cuando llegues allá, ve a ver a Yahú ben de Yosafat, ben de Nimshí; entra, haz que
salga de entre sus compañeros y llévalo a una habitación interior.
9:3 Luego toma el frasco de aceite y derrama un poco sobre su cabeza diciendo: Así ha
dicho Yahweh: Yo te estoy ungiendo melej de Yisrael. Luego abre la puerta y huye sin
demora.
9:4 Aquel joven, el criado del profeta, fue a RamotGuilad.
9:5 Cuando llegó, los comandantes del ejército estaban sentados juntos. El dijo:
Comandante, tengo un mensaje para usted. Yahú preguntó: ¿Para cuál de nosotros? Y él
respondió: Para usted, comandante.
9:6 Así que Yahú se Levantó y entró en la bayit; y el joven derramó el aceite sobre su
cabeza y le dijo: Así ha dicho Yahweh el Elohé de Yisrael: Yo te estoy ungiendo melej del
pueblo de Yahweh, de Yisrael.
9:7 Tú herirás a la Bayit de Ajav, tu amo; así vengaré sobre Yizével la sangre de mis siervos
los nabíes, y la sangre de los otros siervos de Yahweh.
9:8 Toda la Bayit de Ajav perecerá; exterminaré a todo varón de Ajav en Yisrael, tanto a los
esclavos como a los libres.
9:9 Yo haré a la Bayit de Ajav como a la Bayit de Yarovam ben de Navat y como a la Bayit
de Bashá ben de Ajiyah.
9:10 Los perros devorarán a Yizével en la parcela de Yezreel, sin que haya quien le dé
sepultura. Entonces abrió la puerta y huyó.
9:11 Yahú salió a donde estaban los otros oficiales de su amo, y le preguntaron: ¿Todo va
bien? ¿Para qué vino a ti ese loco? Y él les dijo: Ustedes conocen a ese hombre y sus
palabras.
9:12 Ellos dijeron: ¡Estás mintiendo! ¡Dínoslo, por favor! Entonces él respondió: Así y así
me dijo: Así ha dicho Yahweh: Yo te estoy ungiendo melej de Yisrael.
9:13 Enseguida cada uno tomó su manto y lo tendió debajo de Yahú sobre el escalón de
arriba. Luego tocaron el shofar y proclamaron: ¡Yahú es melej!
9:14 Así Yahú ben de Yosafat, ben de Nimshí, conspiró contra Yoram. Yahoram, con todo
Yisrael, había estado guardando RamotGuilad, contra Jazael, melej de Aram,
9:15 pero el melej Yahoram había regresado a Yezreel para curarse de las heridas que le
habían ocasionado los aramitas cuando combatía contra Jazael, melej de Aram. Entonces
Yahú dijo: Si es su deseo, no deje que nadie se escape de la ciudad para ir a dar las
noticias en Yezreel.
9:16 Luego Yahú mismo se montó en su carro y fue a Yezreel, porque Yahoram estaba allí,
enfermo, y Ajazyah, melej de Yahudah, había descendido para visitar a Yoram.
9:17 El vigilante que estaba en la torre de Yezreel vio al grupo de gente de Yahú que se
acercaba, y dijo: ¡Veo una tropa! Yahoram dijo: Despacha un jinete que vaya a su
encuentro, y que les pregunte: ¿Está todo bien?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

788

MELAKHIM BET

2ª REYES

9:18 El jinete salió a su encuentro, y dijo: El melej pregunta que si está todo bien. Y Yahú
respondió: ¿Qué te importa a ti si está todo bien? ¡Vente conmigo! Entonces el vigilante
informó: ¡El mensajero llegó hasta ellos, pero no regresa!
9:19 Así que envió otro jinete a caballo, el cual llegó hasta ellos y dijo: El melej pregunta
que si está todo bien. Y Yahú respondió: ¿Qué te importa a ti si está todo bien? ¡Vente
conmigo!
9:20 Y el vigilante informó: ¡Ese llegó hasta ellos, pero no regresa! Y la manera de conducir
del que viene es como la de Yahú ben de Nimshí, que conduce como un loco.
9:21 Entonces Yahoram ordenó: ¡Prepara el carro! Cuando preparó su carro, Yahoram melej
de Yisrael y Ajazyahu melej de Yahudah, cada uno en su carro, salieron al encuentro de
Yahú, y se encontraron con él en la parcela de Navot el yezreelita.
9:22 Cuando Yahoram vio a Yahú, le preguntó: ¿Está todo bien, Yahú? Y él respondió:
¿Cómo va a estar todo bien mientras tu madre Yizével continúe con sus incontables
fornicaciones y hechicerías?
9:23 Entonces Yahoram, volviendo las riendas, huyó diciendo a Ajazyahu: ¡Traición,
Ajazyahu!
9:24 Pero Yahú puso la flecha en su arco e hirió a Yahoram entre los hombros, de manera
que la flecha le atravesó el corazón; y él cayó de rodillas en su carro.
9:25 Luego Yahú le ordenó a su oficial Bidqar: ¡Recógelo y arrójalo en la parcela de Navot el
yezreelita! Acuérdate que cuando tú y yo íbamos juntos cabalgando detrás de su padre
Ajav, Yahweh hizo este pronunciamiento contra él:
9:26 Lo juro, tomé nota ayer de la sangre de Navot y la sangre de sus benei, declara
Yahweh. Y te voy a dar la retribución en esta parcela, dice YAHWEH. Así que recógelo y
arrójalo en la parcela, conforme a la davar de YAHWEH.
9:27 Al ver esto, Ajazyah el melej de Yahudah huyó por el camino de BetHagán. Yahú lo
persiguió diciendo: ¡Maten también a ése! Y lo hirieron en el carro en la cuesta de Gur,
junto a Yibleam. Huyó a Meguidó y murió allí.
9:28 Sus servidores lo llegaron a Yahrusalaim en un carro, y lo sepultaron en su sepulcro
con sus padres, en la Ciudad de Dawid.
9:29 Ajazyah había comenzado a reinar sobre Yahudah en el año once de Yoram ben de
Ajav.
9:30 Yahú se fue a Yezreel. Cuando Yizével se enteró, se pintó los ojos con delineador y se
arregló el cabello, y se asomó por la ventana.
9:31 Cuando Yahú entraba por la puerta de la ciudad, ella dijo: ¿Cómo te va, Zimrí, asesino
de tu amo?
9:32 Yahú Levantó la cara hacia la ventana y dijo: ¿Quién está conmigo? ¿Quién? Y dos o
tres eunucos se inclinaron hacia él.
9:33 El les dijo: ¡Échenla abajo! Ellos la echaron, y su sangre salpicó la pared y los caballos,
los cuales la atropellaron.
9:34 Luego él entró, y después que comió y bebió, dijo: Ocúpense de esa maldita y
sepúltenla, pues es hija de un melej.
9:35 Pero cuando fueron para sepultarla, todo lo que hallaron de ella fue el cráneo, los pies
y las manos.
9:36 Volvieron y se lo informaron; y él dijo: Fue tal como habló Yahweh habló por medio de
su siervo EliYah el tishbita, cuando dijo: En la parcela de Yezreel, los perros devorarán la
carne de Yizével;
9:37 y el cadáver de Yizével será como estiércol sobre el campo, en la parcela de Yezreel,
de modo que nadie podrá decir: Esta es Yizével.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

789

MELAKHIM BET

2ª REYES

10:1 Ajav tenía Setenta descendientes en Shomrón Yahú escribió cartas y las envió a
Shomrón a los principales de la ciudad, a los ancianos y a los tutores de los benei de Ajav,
diciendo:
10:2 Ahora, cuando esta carta llegue a ustedes – como los benei de su amo están con
ustedes, y tienen también con ustedes los carros, los caballos, una ciudad fortificada y las
armas–
10:3 escojan al mejor y más apto de los benei de su amo, y pónganlo en el trono de su
padre, y combatan por la bayit de su amo.
10:4 Pero ellos fueron vencidos por el temor, porque pensaron: Si dos melejim no pudieron
hacerle frente, ¿cómo podremos hacerle frente nosotros?
10:5 El administrador del palacio, el alcalde de la ciudad, los ancianos y los tutores le
mandaron a decir a Yahú: Nosotros somos tus súbditos y haremos todo lo que nos digas.
No pondremos a nadie como melej; haz lo que te parezca bien.
10:6 Entonces les escribió una segunda carta diciendo: Si ustedes están de mi parte y están
listos a obedecerme, tomen las cabezas de los benei varones de su amo y vengan a mí
mañana a estas horas, a Yezreel. Allí estaban los príncipes, Setenta benei varones, con
los nobles de la ciudad que los estaban criando.
10:7 Cuando les llegó la carta, tomaron a los príncipes y lo s degollaron, a todos los
Setenta; luego pusieron sus cabezas en canastas y se las enviaron a Yahú, a Yezreel.
10:8 Llegó un mensajero y le informó: Han traído las cabezas de los príncipes. Él dijo:
Pónganlas en dos montones a la entrada de la puerta de la ciudad, hasta mañana.
10:9 Por la mañana, Yahú salió, se puso de pie allí y le dijo a todo el pueblo: ¿Son ustedes
inocentes? Cierto, yo conspiré contra mi amo y lo MattiYahé, pero, ¿quién ha Matado a
todos éstos?
10:10 Sepan, por tanto, que nada de lo que ha hablado Yahweh contra la bayit de Ajav
quedará sin cumplirse, porque Yahweh ha hecho lo que había dicho por medio de su
siervo EliYah.
10:11 Así Yahú Mató a todos los que habían quedado de la Bayit de Ajav en Yezreel –y a
todos sus principales, a sus amigos íntimos y a sus kohanim– hasta no dejarle ningún
sobreviviente.
10:12 Yahú salió y se dirigió a Shomrón. En el camino llegó a BetÉqued de los pastores.
10:13 Yahú se encontró con los ajís de Ajazyahu, melej de Yahudah, y les preguntó:
¿Quiénes son ustedes? Ellos respondieron: Somos parientes de Ajazyahu y hemos bajado
para saludar a los benei del melej y a los benei de la reina madre.
10:14 Entonces él dijo: ¡Agárrenlos vivos! Y después que los agarraron vivos, degollaron
junto al pozo de BetÉqued a cuarenta y dos hombres, sin dejar con vida a ninguno de
ellos.
10:15 Yahú salió de allí y se encontró con Yahonadav ben de Rekhav, que venía hacia él.
Después de saludarlo, le preguntó: ¿Es recto tu corazón, como mi corazón es recto con el
tuyo? Yahonadav respondió: Sí, lo es. Entonces Yahú dijo: Si lo es, ¡dame la mano! Él le
dio la mano y Yahú lo hizo subir con él al carro.
10:16 Le dijo: Ven conmigo y verás mi celo por YAHWEH. Y lo llevó en su carro.
10:17 Al llegar a Shomrón, Yahú Mató a todos los sobrevivientes de la Bayit de Ajav en
Shomrón, hasta exterminarla, cumpliendo la davar que YAHWEH le había hablado a
EliYah. Yahú elimina el culto de Báal
10:18 Yahú reunió a todo el pueblo y les dijo: Ajav sirvió poco a Báal; Yahú le servirá
mucho.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

790

MELAKHIM BET

2ª REYES

10:19 Así que, convóquenme a todos los nabí de Báal, a todos sus adoradores, y a todos
sus kohanim; que no falte ninguno, porque voy a ofrecer un gran sacrificio a Báal.
Cualquiera que falte expondrá su vida. Yahú estaba actuando con astucia, para destruir a
los adoradores de Báal.
10:20 Yahú dio órdenes de convocar una asamblea solemne para Báal, y ellos la
proclamaron.
10:21 Yahú envió mensajeros por todo Yisrael, y todos los adoradores de Báal llegaron;
ninguno dejó de venir. Entraron en el templo de Báal, y el templo de Báal se llenó de
extremo a extremo.
10:22 Yahú le dijo al que estaba a cargo del vestuario: Saca vestiduras para todos los
adoradores de Báal. Y él sacó las vestimentas para ellos.
10:23 Luego entró Yahú con Yahonadav ben de Rekhav en el templo de Báal, y les dijo a los
adoradores de Báal: Busquen y asegúrense de que no haya aquí entre ustedes
adoradores de Yahweh, sino sólo adoradores de Báal.
10:24 Así que entraron para presentar los sacrificios y las ofrendas quemadas. Pero Yahú
había colocado afuera ochenta de sus hombres y les había dicho: ¡Cualquiera que deje
escapar a alguno de los hombres que yo he puesto en sus manos, responderá por él con
su vida!
10:25 Cuando acabó de hacer la ofrenda quemada, Yahú les dijo a los guardias y a los
oficiales: ¡Entren y mátenlos; que no salga ninguno! Los guardias y los oficiales los
Mataron a filo de espada y los dejaron donde estaban; Entonces avanzaron hasta el
interior del templo de Báal.
10:26 Sacaron las estatuas del templo de Báal y las quemaron.
10:27 Destruyeron la estatua de Báal, destrozaron el templo de Báal y lo convirtieron en
letrina, como es todavía el caso.
10:28 Así Yahú erradicó a Báal de Yisrael.
10:29 Sin embargo, Yahú no se apartó de los objetos pecaminosos con los que Yarovam
ben de Navat había hecho pecar a Yisrael: Yahú no se apartó de seguir tras los becerros
de oro que estaban en Bethel y en Dan.
10:30 Yahweh le dijo a Yahú: Por cuanto has actuado bien haciendo lo que me agrada,
haciéndole a la Bayit de Ajav todo lo que yo deseaba, cuatro generaciones de tus
descendientes ocuparán el trono de Yisrael.
10:31 Pero Yahú no fue cuidadoso en seguir con todo su corazón la Torah de Yahweh el
Elohé de Yisrael; no se apartó de los pecados con los que Yarovam hizo pecar a Yisrael.
10:32 En aquellos días Yahweh comenzó a reducir a Yisrael; y Jazael los derrotó en todo el
territorio de Yisrael
10:33 al oriente del Yardén, en toda la tierra de Guilad –Gad, Reubén y Menasheh– desde
Aroer, junto al río Arnón, hasta Guilad y Bashán.
10:34 Los demás sucesos del reinado de Yahú, todos sus hechos, y todo su poderío, están
registrados en los Anales de los melejim de Yisrael.
10:35 Yahú reposó con sus padres, y lo sepultaron en Shomrón; su ben Yahoajaz le sucedió
como melej.
10:36 Yahú reinó sobre Yisrael en Shomrón veintiocho años.
11:1 Cuando Atalyah, la madre de Ajazyaho, se enteró de que su ben había muerto, salió y
exterminó a toda la descendencia real.
11:2 Pero YahoSheva, hija del melej Yoram y ajot de Ajazyahu, tomó a Yoash ben de
Ajazyah, lo sacó a escondidas de entre los príncipes a quienes estaban dando muerte, y

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

791

MELAKHIM BET

2ª REYES

lo puso a él y a su nodriza en un dormitorio. Y lo mantuvieron escondido de Atalyahu y no
lo Mataron.
11:3 Estuvo con ella seis años, escondido en la Bayit de Yahweh, mientras Atalyah reinaba
en el país.
11:4 Al séptimo año, Yahoyadá trajo a los jefes de centenas de los karitas y de los guardias,
y los llevó con él a la Bayit de Yahweh. Hizo un convenio con ellos, exigiéndoles un
juramento en la Bayit de Yahweh, y les mostró al ben del melej.
11:5 Les ordenó: Esto es lo que van a hacer: Una tercera parte de ustedes los que están de
turno por la semana, mantendrán la guardia sobre el palacio real;
11:6 otra tercera parte estará junto a la Puerta de Sur; y la otra tercera parte estará en la
puerta detrás de los guardias; montarán guardia sobre la Bayit por todos lados.
11:7 Las dos divisiones de ustedes que no están de turno esta semana, montarán guardia
sobre la Bayit de Yahweh para protección del melej.
11:8 Rodearán al melej por todos los lados, cada uno con sus armas en la mano; y a
cualquiera que se meta en las filas se le dará muerte. Manténganse cerca del melej
cuando salga y cuando entre.
11:9 Los jefes de centenas hicieron tal como había mandado el kohen Yahoyadá: cada uno
tomó a sus hombres –a los que estaban de turno esa semana y a los que no estaban de
turno esa semana– y se presentaron al kohen Yahoyadá.
11:10 El kohen les dio a los jefes de centenas las lanzas y las aljabas que habían sido del
melej Dawid, y que se guardaban en la Bayit de Yahweh.
11:11 Los guardias se apostaron, cada uno con sus armas en su mano –desde el lado sur
de la Bayit hasta el lado norte de la Bayit, entre el altar y la Bayit, para guardar al melej
por todos lados.
11:12 Luego Yahoyadá sacó al ben del melej, le puso la corona y la insignia; lo ungieron y
lo proclamaron melej; y lo aplaudieron diciendo: ¡Viva el melej!
11:13 Cuando Atalyah oyó el bullicio de los guardias y de la gente, se acercó a la gente en
la Bayit de Yahweh.
11:14 Miró y vio que el melej estaba de pie junto a la columna, según la costumbre, los
jefes con sus trompetas estaban junto al melej, y todo el pueblo de la tierra se regocijaba
y tocaba las trompetas. Atalyah rasgó sus vestidos y gritó: ¡Traición! ¡Traición!
11:15 Entonces el kohen Yahoyadá dio orden a los jefes de centenas que estaban al mando
del ejército, y les dijo: ¡Sáquenla de entre las filas; y si alguien la sigue, mátenlo a
espada! Porque el kohen había dicho que no la Mataran en la Bay it de Yahweh.
11:16 Ellos le abrieron camino, y ella entró al palacio real por la entrada de los caballos: allí
le dieron muerte.
11:17 Y Yahoyadá solemnizó la alianza entre Yahweh por un lado, y el melej y el pueblo por
el otro, así como entre el melej y el pueblo de que serían el pueblo de Yahweh.
11:18 Entonces todo el pueblo de la tierra entró en el templo de Báal. Lo destruyeron y
rompieron en pedazos sus altares y sus imágenes, y frente a los altares mataron a
MattiYahán, kohen de Báal. Luego el ko hen Yahoyadá designó guardias para la Bayit de
Yahweh.
11:19 Tomó a los jefes de centenas, a los karitas, a los guardias, y a todo el pueblo de la
tierra; y escoltaron al melej desde la Bayit de Yahweh hasta el palacio real por la puerta
de los guardias. Y subió al trono real.
11:20 Todo el pueblo de la tierra se regocijó, y la ciudad estaba en calma. En cuanto a
Atalyahu, le habían dado muerte a espada en el palacio real.
11:21 Yahoash tenía siete años cuando comenzó a reinar.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

792

MELAKHIM BET

2ª REYES

12:1 Yahoash comenzó su reinado en el séptimo año de Yahú, y reinó cuarenta años en
Yahrusalaim. Su madre se llamaba Tsibyá, de BeerSheva.
12:2 Todos sus días Yahoash hizo lo que le agradaba a Yahweh, según lo instruía el kohen
Yahoyadá.
12:3 Sin embargo, no quitaron los lugares altos, y el pueblo continuaba sacrificando y
ofrendando en los lugares altos.
12:4 Entonces Yahoash les dijo a los kohanim: Todo el dinero, el dinero corriente que se
trae a la Bayit de Yahweh como donaciones sagradas, cualquier dinero que pueda pagar
un hombre como dinero equivalente de personas, o cualquier dinero que uno pueda traer
voluntariamente a la Bayit de Yahweh.
12:5 que lo reciban los kohanim, cada uno de parte de su benefactor; y que ellos a su vez
hagan reparaciones en la Bayit de Yahweh, dondequiera que se encuentren roturas.
12:6 Pero hasta el año veintitrés del melej Yahoash, se encontró que los kohanim aún no
habían hecho las reparaciones en la Bayit.
12:7 Así que el melej Yahoash llamó al kohen Yahoyadá y a los demás kohanim, y les dijo:
¿Por qué ustedes no han hecho las reparaciones en la Bayit? Ahora, no acepten más
dinero de sus benefactores, sino hagan que se done para la reparación de la Bayit.
12:8 Los kohanim consintieron en no aceptar dinero del pueblo, ni hacer reparaciones en la
Bayit.
12:9 El kohen Yahoyadá tomó un cofre y le hizo una abertura en la tapa. Lo puso junto al
altar, a la derecha, según uno entra en la Bayit de Yahweh, y los guardias sacerdotales
de la puerta depositaban en él todo el dinero que se llevaba a la Bayit de Yahweh.
12:10 Cuando veían que había mucho dinero en el cofre, el escriba real y el sumo kohen
iban y ponían en bolsas el dinero que se acumulaba en la Bayit de Yahweh, y lo contaban.
12:11 Entonces entregaban el dinero contado a los supervisores de la obra, que estaban
encargados de la Bayit de Yahweh. Ellos a su vez lo usaban para pagar a los carpinteros y
a los constructores que reparaban la Bayit de Yahweh,
12:12 a los albañiles y a los canteros. También pagaban por la madera y la piedra labrada
con las que se hacían reparaciones en la Bayit de Yahweh, y por cualquier otro gasto que
había que hacer en la reparación de la Bayit.
12:13 Pero con el dinero que se llevaba a la Bayit de Yahweh no hacían tazas de plata, ni
despabiladeras, ni tazones, ni trompetas y ningún objeto de oro ni de plata, para la Bayit
de Yahweh,
12:14 porque se lo daban solamente a los supervisores de la obra para reparación de la
Bayit de Yahweh.
12:15 No se les pedía cuentas a los hombres a quienes se entregaba el dinero para pagar a
los obreros; porque ellos actuaban con honradez.
12:16 El dinero que se traía como ofrenda por la culpa u ofrenda por el pecado no se
depositaba en la Bayit de Yahweh; ese era para los kohanim.
12:17 En aquel Entonces subió Jazael, melej de Aram, y atacó a Gat y la capturó; luego
Jazael procedió a marchar contra Yahrusalaim.
12:18 Entonces Yahoash, melej de Yahudah, tomó todos los objetos que habían consagrado
Yosafat, Yahoram y Ajazyahu –sus padres, melejim de Yahudah, y que él mismo había
consagrado, y todo el oro que se halló en los tesoros de la Bayit de Yahweh y del palacio
real, y los envió a Jazael, melej de Aram, quien Entonces se alejó de Yahrusalaim.
12:19 Los demás sucesos del reinado de Yahoash, y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yahudah.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

793

MELAKHIM BET

2ª REYES

12:20 Sus cortesanos formaron una conspiración contra Yahoash y lo asesinaron en BetMiló,
en el camino que baja a Silá.
12:21 Los cortesanos que lo asesinaron fueron Yosakhar ben de ShiMattiYah y Yahozabad
ben de Shomer. Murió y lo sepultaron con sus padres en la Ciudad de Dawid; y su ben
Amatiyah le sucedió como melej.
13:1 En el año veintitrés de Yahoash ben de Ajazyahu, melej de Yahudah, comenzó a reinar
Yahoajaz ben de Yahú sobre Yisrael en Shomrón –reinó diecisiete años.
13:2 El hizo lo que desagradaba a Yahweh; persistió en los pecados que Yarovam ben de
Navat había hecho cometer a Yisrael; no se apartó de ellos.
13:3 Yahweh estaba enojado con Yisrael y repetidamente los entregaba en manos de Jazael,
melej de Aram, y en manos de BenJadad ben de Jazael.
13:4 Pero Yahoajaz imploró el favor de Yahweh, y Yahweh lo escuchó, porque vio el
sufrimiento que el melej de Aram le infligía a Yisrael.
13:5 Así que Yahweh le dio un libertador a Yisrael, y salieron del dominio de los aramitas; e
Yisrael habitó en sus moradas, como antes.
13:6 Sin embargo, no se apartaron de los pecados que la Bayit de Yarovam hizo cometer a
Yisrael; persistieron en ellos. Incluso la estatua de Asherá seguía en pie en Shomrón.
13:7 De hecho, a Yahoajaz le había quedado un ejército de sólo cincuenta jinetes, diez
carros y
13:8 Los demás sucesos del reinado de Yahoajaz, y todos sus hechos y su poderío, están
registrados en los Anales de los melejim de Yisrael.
13:9 Yahoajaz reposó con sus padres, y lo sepultaron en Shomrón; su ben Yahoash le
sucedió como melej.
13:10 En el año treinta y siete de Yahoash, melej de Yahudah, comenzó a reinar Yahoash
ben de Yahoajaz sobre Yisrael en Shomrón –reinó dieciséis años.
10 000 hombres de infantería; porque el melej de Aram los había diezmado y los había
trillado como polvo bajos su pies.
13:11 El hizo lo que desagradaba a Yahweh; no se apartó de ninguno de los pecados que
Yarovam ben de Navat hizo cometer a Yisrael, sino que persistió en ellos.
13:12 Los demás sucesos del reinado de Yahoash, todos sus hechos y el poderío con que
Luchó contra Amasyah, melej de Yahudah, están registrados en los Anales de los melejim
de Yisrael.
13:13 Yahoash reposó con sus padres y Yarovam ocupó su trono; a Yahoash lo sepultaron
en Shomrón, con los melejim de Yisrael.
13:14 Elishá había contraído la enfermedad de la que iba a morir, y Yahoash, melej de
Yisrael, bajó a verlo. Lloró por él y dijo: ¡Padre mío, padre mío! ¡Carro de Yisrael, y sus
jinetes!
13:15 Elishá le dijo: Consigue un arco y flechas; y él le trajo un arco y flechas.
13:16 Entonces le dijo al melej de Yisrael: Agarra el arco. Y cuando lo agarró, Elishá puso
sus manos sobre las manos del melej.
13:17 Luego dijo: Abre la ventana que da al oriente; y él la abrió. Elishá dijo: ¡Tira! y él tiró.
Entonces Elishá dijo: ¡Una flecha de victoria para YAHWEH! ¡Una flecha de victoria contra
Aram! Porque derrotarás completamente a Aram en Afeq.
13:18 Volvió a decir: Toma las flechas; y las tomó. Y le dijo al melej de Yisrael: ¡Golpea la
tierra! El golpeó la tierra tres veces y se detuvo.
13:19 Entonces el hombre de Ha´Elohé se enojó contra él y dijo: Si hubieras golpeado cinco
o seis veces, Entonces habrías aniquilado a Aram; pero ahora la derrotarás sólo tres
veces.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

794

MELAKHIM BET

2ª REYES

13:20 Elishá murió y lo sepultaron. Unas bandas de Moabitas solían invadir el país a la
llegada de cada año.
13:21 Una vez, mientras algunos sepultaban a un hombre, vieron una de aquellas bandas, y
arrojaron el cadáver dentro del sepulcro de Elishá y huyeron. Cuando aquel muerto tocó
los restos de Elishá, revivió y se puso de pie.
13:22 Jazael, melej de Aram, había oprimido a los Yisraelitas durante todo el reinado de
Yahoajaz.
13:23 Pero Yahweh fue generoso y misericordioso con ellos, y se volvió hacia ellos a causa
de Su alianza con Avraham, Yitsjaq y Yaakov. Se abstuvo de destruirlos, y no los ha
echado de su presencia hasta ahora.
13:24 Cuando murió Jazael, melej de Aram, su ben BenJadad le sucedió como melej.
13:25 Entonces Yahoash ben de Yahoajaz volvió a recuperar de manos de Ben Hadad ben
de Jazael las ciudades que éste le había quitado en guerra a su padre Yahoajaz. Tres
veces lo derrotó Yahoash y recuperó las ciudades de Yisrael.
14:1 En el segundo año de Yahoash ben de Yaho ajaz, melej de Yisrael, comenzó a reinar
Amatiyahu ben de Yahoash, melej de Yahudah.
14:2 Tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar, y reinó veintinueve años en
Yahrusalaim. Su madre se llamaba Yahoadán, de Yahrusalaim.
14:3 El hizo lo que agradaba a Yahweh, aunque no como su antepasado Dawid; hizo tal
como había hecho su padre Yahoash.
14:4 Sin embargo, no quitaron los lugares altos; el pueblo seguía sacrificando y ofrendando
en los lugares altos.
14:5 Una vez que el reino se consolidó en su mano, dio muerte a sus cortesanos que habían
asesinado a melej, su padre.
14:6 Pero no dio muerte a los benei de los asesinos, conforme a lo que está escrito en el
Libro de la Torah de Moshé, donde YAHWEH mandó: A los padres no se les dará muerte
por la culpa de los benei, ni a los benei se les dará muerte por la culpa de los padres;
sino que a cada cual se le dará muerte solamente por su propio pecado.
14:7 El derrotó a 10,000 edomitas en el Valle de la Sal, y capturó a Sela en batalla y la
llamó Yoqteel, como es todavía el caso.
14:8 Por aquel Entonces Amatiyah envió emisarios a Yahoash ben de Yahoajaz, ben de Yahú,
melej de Yisrael, con este mensaje: ¡Ven, y confrontémonos!
14:9 Yahoash, el melej de Yisrael, le mandó a decir a Amatiyahu, melej de Yahudah: El
cardo que está en el Levanón le mandó a decir al cedro que está en el Levanón: Dale tu
hija a mi ben por esposa. Pero pasó una fiera salvaje del Levanón y pisoteó el cardo.
14:10 Como has derrotado a Edom, te has vuelto arrogante. Quédate en tu bayit y disfruta
de tu gloria, en vez de provocar un desastre en el que puedas caer, arrastrando a
Yahudah contigo.
14:11 Pero Amatiyahu no hizo caso; así que Yahoash, el melej de Yisrael, avanzó, y se
enfrentaron él y Amatiyahu, el melej de Yahudah, en BetShémesh de Yahudah.
14:12 Los yahuditas fueron derrotados ante Yisrael y huyeron todos a sus moradas.
14:13 Yahoash, el melej de Yisrael, capturó en BetShémesh a Amatiyahu, melej de Yahudah
e ben de Yahoash, ben de Ajazyahu. Marchó contra Yahrusalaim y abrió una brecha de
cuatrocientos codos en el muro de Yahrusalaim, desde la puerta de Efráyim hasta la
puerta de la Esquina.
14:14 Se llevó todo el oro, la plata y todos los utensilios que se hallaban en la Bayit de
Yahweh y en los tesoros del palacio real, así como rehenes; y regresó a Shomrón.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

795

MELAKHIM BET

2ª REYES

14:15 Los demás sucesos del reinado de Yahoash, y todos sus hechos y su poderío, y su
guerra contra Amatiyahu, melej de Yahudah, están registrados en los Anales de los
melejim de Yisrael.
14:16 Yahoash reposó con sus padres y lo sepultaron en Shomrón, con los melejim de
Yisrael; su ben Yarovam le sucedió como melej.
14:17 Amatiyahu ben de Yahoash, melej de Yahudah, vivió quince años después de la
muerte de Yahoash ben de Yahoajaz, melej de Yisrael.
14:18 Los demás sucesos del reinado de Amatiyahu, están registrados en los Anales de los
melejim de Yahudah.
14:19 Formaron una conspiración contra él en Yahrusalaim y huyó a Lakhish, pero enviaron
gente tras él a Lakhish, y lo Mataron allí.
14:20 Trajeron su cuerpo sobre caballos, y lo sepultaron en Yahrusalaim con sus padres, en
la Ciudad de Dawid.
14:21 Entonces todo el pueblo de Yahudah tomó a Azaryah, que tenía dieciséis años de
edad, y lo proclamaron melej en sucesión de su padre Amatiyahu.
14:22 Fue él quien reedificó Elat y la restituyó a Yahudah, después que el melej Amatiyahu
reposó con sus padres.
14:23 En el año quince de Amatiyahu ben de Yahoash, melej de Yahudah, comenzó a reinar
en Shomrón Yarovam ben de Yahoash, melej de Yisrael –reinó cuarenta y un años.
14:24 El hizo lo que desagradaba a Yahweh; no se apartó de todos los pecados que
Yarovam ben de Navat hizo cometer a Yisrael.
14:25 Fue él quien restauró las fronteras de Yisrael, desde LeboJamat hasta el mar del
Aravah, conforme a la promesa que YAHWEH el Elohé de Yisrael había hecho por medio
de su siervo, el profeta Yonah ben de Amitay, de GatJéfer.
14:26 Porque Yahweh vio la amarga aflicción de Yisrael, sin que quedara nadie, ni esclavo ni
libre, que ayudara a Yisrael.
14:27 Yahweh había resuelto no borrar el nombre de Yisrael de debajo del shamaim; por
eso los libró por medio de Yarovam ben de Yahoash.
14:28 Los demás sucesos del reinado de Yarovam, y todos sus hechos y el poderío, cómo
combatió y cómo restituyó Daméseq y Jamat a Yisrael, están reg istrados en los Anales de
los melejim de Yisrael.
14:29 Yarovam reposó con sus padres, con los melejim de Yisrael, y su ben Zekharyah le
sucedió como melej.
15:1 En el año veintisiete de Yarovam, melej de Yisrael, comenzó a reinar Azaryah, ben de
Amatiyah, melej de Yahudah.
15:2 Tenía dieciséis años cuando comenzó a reinar, y reinó cincuenta y dos años en
Yahrusalaim; su madre se llamaba Yekolyahu, de Yahrusalaim.
15:3 El hizo lo que agradaba a Yahweh, tal como había hecho su padre Amatiyahu.
15:4 Sin embargo, no quitaron los lugares altos; el pueblo seguía sacrificando y ofrendando
en los lugares altos.
15:5 Yahweh hirió al melej con una plaga, y quedó leproso hasta el día de su muerte; vivió
aislado en una bayit, mientras Yotam, el ben del melej, tenía a su cargo el palacio real y
gobernaba al pueblo de la tierra.
15:6 Los demás sucesos del reinado de Azaryahu, y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yahudah.
15:7 Azaryah reposó con sus padres, y lo sepultaron con sus padres en la C iudad de Dawid;
su ben Yotam le sucedió como melej.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

796

MELAKHIM BET

2ª REYES

15:8 En el año treinta y ocho de Azaryahu, melej de Yahudah, Zekharyahu ben de Yarovam
reinó sobre Yisrael en Shomrón –por seis meses.
15:9 El hizo lo que desagradaba a YAHWEH, como habían hecho sus padres; no se apartó
de los pecados que Yarovam ben de Navat hizo cometer a Yisrael.
15:10 Shalum ben de Yavesh conspiró contra él, lo hirió en presencia del pueblo y lo Mató;
y le sucedió como melej.
15:11 Los demás sucesos del reinado de Zekharyah están registrados en los Anales de los
melejim de Yisrael.
15:12 Esto sucedió en armonía con la davar que YAHWEH le había hablado a Yahú,
diciendo: Cuatro generaciones de tus descendientes ocuparán el trono de Yisrael. Y así
sucedió.
15:13 Shalum ben de Yavesh comenzó a reinar en el año treinta y nueve de Uziyah, melej
de Yahudah; y reinó en Shomrón un mes.
15:14 Entonces Menajem ben de Gadí subió de Tirtsá y fue a Shomrón; atacó a Shalum ben
de Yavesh en Shomrón y lo Mató; y le sucedió como melej.
15:15 Los demás sucesos del reinado de Shalum, y la conspiración que formó están
registrados en los Anales de los melejim de Yisrael.
15:16 En aquel tiempo, marchando desde Tirtsá, Menajem subyugó a Tifsaj y a todos los
que estaban en ella y en sus territorios; y como no se rindió, masacró a sus habitantes y
les abrió el vientre a todas sus mujeres embarazadas.
15:17 En el año treinta y nueve de Azaryah, melej de Yahudah, comenzó a reinar Menajem
ben de Gadí sobre Yisrael en Shomrón –reinó diez años.
15:18 El hizo lo que desagradaba a YAHWEH; en todos sus días no se apartó de los pecados
que Yarovam ben de Navat hizo cometer a Yisrael.
15:19 Pul, el melej de Ashur, vino contra el país, y Menajem le dio a Pul 1,000 talentos de
plata para que le ayudara y consolidara su control del reino.
15:20 Menajem le exigió el dinero a Yisrael; todos los pudientes tenían que pagar cincuenta
shékels de plata para el melej de Ashur. El melej de Ashur se retiró y no se detuvo en el
país.
15:21 Los demás sucesos del reinado de Menajem, y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yisrael.
15:22 Menajem reposó con sus padres, y su ben Peqajyah le sucedió como melej.
15:23 En el año cincuenta de Azaryah, melej de Yahudah, comenzó a reinar Peqajyah ben
de Menajem sobre Yisrael en Shomrón por dos años.
15:24 El hizo lo que desagradaba Yahweh; no se apartó de los pecados que Yarovam ben de
Navat hizo cometer a Yisrael.
15:25 Su asistente, Péqaj ben de Remalyahu, conspiró contra él y lo derribó en el palacio
real de Shomrón; con él iban cincuenta guiladitas, con hombres de Argob y Aryé; y le dio
muerte y le sucedió como melej.
15:26 Los demás sucesos del reinado de Peqajyah, y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yisrael.
15:27 En el año cincuenta y dos de Azaryah, melej de Yahudah, comenzó a reinar Péqaj ben
de Remalyahu sobre Yisrael en Shomrón –por veinte años.
15:28 El hizo lo que desagradaba a Yahweh; no se apartó de los pecados que Yarovam ben
de Navat hizo cometer a Yisrael.
15:29 En los días de Péqaj, melej de Yisrael, vino TiglatPillevéser, melej de Ashur, y capturó
a Iyón, AbetBetMaakhah, Yanóaj, Qédesh, Jatsor, Guilad, Galil y toda la región de Naftalí;
y deportó a los habitantes a Ashur.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

797

MELAKHIM BET

2ª REYES

15:30 Hoshea ben de Elá conspiró contra Péqaj ben de Remalyahu, lo atacó y le dio muerte.
Le sucedió como melej en el año veinte de Yotam ben de Uziyah.
15:31 Los demás sucesos del reinado de Péqaj, y todos sus hechos, están registrados en los
Anales de los melejim de Yisrael.
15:32 n el segundo año de Péqaj ben de Remalyahu, melej de Yisrael, comenzó a reinar
Yotam ben de Uziyahu, melej de Yahudah.
15:33 Tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar, y reinó dieciséis años en
Yahrusalaim. Su madre se llamaba Yerushá hija de Tsadoq.
15:34 El hizo lo que agradaba a Yahweh, tal como había hecho su padre Uziyahu.
15:35 Sin embargo, no se quitaron los lugares altos; el pueblo continuó sacrificando y
ofrendando en los lugares altos. Fue él quien edificó la Puerta Superior de la Bayit de
Yahweh.
15:36 Los demás sucesos del reinado de Yotam, y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yahudah.
15:37 En aquel tiempo Yahweh comenzó a incitar contra Yahudah a Retsín, melej de Aram,
y a Péqaj ben de Remalyahu.
15:38 Yotam reposó con sus padres, y lo sepultaron con ellos en la Ciudad de Dawid, su
padre; su ben Ajaz le sucedió como melej.
16:1 En el año diecisiete de Péqaj ben de Remalyahu, comenzó a reinar Ajaz ben de Yotam,
melej de Yahudah.
16:2 Ajaz tenía veinte años cuando comenzó a reinar, y reinó dieciséis años en Yahrusalaim.
El no hizo lo que agradaba a Yahweh su Elohé, como había hecho su padre Dawid,
16:3 sino que anduvo en el camino de los melejim de Yisrael. Y hasta hizo pasar por fuego a
su ben, conforme a las costumbres abominables de las naciones que Yahweh había
destruido de delante de los benei de Yisrael.
16:4 Presentó sacrificios y ofrendas en los lugares altos, sobre las colinas y debajo de todo
árbol frondoso.
16:5 Entonces Retsín, melej de Aram, y Péqaj ben de Remalyahu, melej de Yisrael,
avanzaron contra Yahrusalaim para hacer la guerra. Sitiaron a Ajaz, pero no pudieron
vencerlo.
16:6 En aquel tiempo Retsín, melej de Aram, recuperó Elat para Aram, y echó de Elat a los
yahuditas, y los edomitas fueron a Elat y habitaron allí, como es todavía el caso.
16:7 Ajaz envió mensajeros a TiglatPillevéser, melej de Ashur, para decirle: Yo soy tu siervo
y tu ben. Ven y defiéndeme de manos del melej de Aram y de manos del melej de Yisrael,
que me están atacando.
16:8 Ajaz tomó la plata y el oro que se hallaban en la Bayit de Yahweh y en los tesoros del
palacio real, y le envió un regalo al melej de Ashur.
16:9 El melej de Ashur respondió a su petición; marchó el melej de Ashur contra Daméseq
y la capturó. Deportó a sus habitantes a Qir y le dio muerte a Retsín.
16:10 Cuando el melej Ajaz fue a Daméseq, a saludar a TiglatPillevéser, melej de Ashur, vio
el altar que estaba en Daméseq. El melej Ajaz envió al kohen Uriyah un diseño del altar y
un modelo detallado de su construcción.
16:11 El kohen Uriyah hizo tal como el melej Ajaz le había instruido desde Daméseq; el
kohen Uriyah construyó el altar antes que el melej Ajaz volviera de Daméseq.
16:12 Cuando el melej volvió de Daméseq y vio el altar, el melej se acercó al altar, se subió
a él,
16:13 y presentó su ofrenda quemada y su ofrenda de comida; derramó su libación y
esparció la sangre de sus sacrificios de bienestar sobre el altar.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

798

MELAKHIM BET

2ª REYES

16:14 En cuanto al altar de bronce que estaba delante de YAHWEH, él lo quitó de delante de
la Bayit, de entre el nuevo altar y la Bayit de YAHWEH, y lo puso en el lado norte del
nuevo altar.
16:15 Y el melej Ajaz le ordenó al kohen Uriyah: En el altar grande presenta la ofrenda
quemada de la mañana y la ofrenda de comida de la tarde, así como la ofrenda quemada
del melej y su ofrenda, la ofrenda quemada de todo el pueblo de la tierra y su ofrenda y
su libación. Esparce sobre él toda la sangre de la ofrenda quemada y toda la sangre del
sacrificio. Y yo decidiré en cuanto al altar de bronce.
16:16 Y el kohen Uriyah hizo tal como le ordenó el melej Ajaz.
16:17 El melej Ajaz desarmó los marcos –las bases de las fuentes– y quitó de encima de
ellos las fuentes. También bajó la fuente de encima de los bueyes de bronce que la
sostenían, y la puso sobre el pavimento de piedra
16:18 –por causa del melej de Ashur. También extendió hasta la Bayit de YAHWEH el
pasadizo para el Shabbat que habían hecho en el palacio y la entrada exterior del melej.
16:19 Los demás sucesos del reinado de Ajaz, y sus hechos, están registrados en los Anales
de los melejim de Yahudah.
16:20 Ajaz reposó con sus padres y lo sepultaron con ellos en la Ciudad de Dawid; su ben
Jizqiyahu le sucedió como melej.
17:1 En el año doce de Ajaz, melej de Yahudah, comenzó a reinar Hoshea ben de Elá sobre
Yisrael en Shomrón –reinó nueve años.
17:2 El hizo lo que desagradaba a YAHWEH, aunque no como los melejim de Yisrael que
habían reinado antes de él.
17:3 Shalmanésar, melej de Ashur, marchó contra él, y Hoshea se hizo su vasallo y le
pagaba tributo.
17:4 Pero el melej de Ashur sorprendió a Hoshea en un acto de traición: éste había enviado
mensajeros a So, melej de Mitzraim, y no le había pagado el tributo al melej de Ashur,
como en años previos. Por eso el melej de Ashur lo arrestó y lo encerró en una cárcel.
17:5 Después el melej de Ashur marchó contra todo el país; llegó a Shomrón y la sitió
durante tres años.
17:6 En el noveno año de Hoshea, el melej de Ashur capturó a Shomrón. Deportó a los
Yisraelitas a Ashur y los estableció en Jalaj y en el Jabor, el río de Gozán, y en las
ciudades de Maday.
17:7 Esto sucedió porque los Yisraelitas pecaron contra YAHWEH su Elohé, que los había
librado de la tierra de Mitzraim, del poder del Paroh, melej de Mitzraim. Ellos veneraron a
otras deidades
17:8 y siguieron las costumbres de las naciones que YAHWEH había destruido delante de los
benei de Yisrael, y las costumbres que establecieron los melejim de Yisrael.
17:9 Los Yisraelitas cometieron secretamente actos que no eran correctos contra YAHWEH
su Elohé: Se edificaron lugares altos en todas sus comunidades, desde la torres de los
centinelas hasta las ciudades fortificadas;
17:10 se erigieron imágenes y estatuas de Asherá sobre toda colina alta y debajo de todo
árbol frondoso;
17:11 y ofrecieron sacrificios allí, en los lugares altos, como las naciones que YAHWEH
había exiliado de delante de ellos. Cometieron actos perversos para provocar a YAHWEH,
17:12 y adoraron fetiches acerca de los cuales YAHWEH les había dicho: Ustedes no hagan
tal cosa.
17:13 YAHWEH advertía a Yisrael y a Yahudah por medio de todos los nabí y de todos los
videntes, diciendo: Vuélvanse de sus malos caminos y observen mis Miztvot y mis

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

799

MELAKHIM BET

2ª REYES

estatutos, conforme a toda la Torah que mandé a sus padres y que les transmití por
medio de mis siervos los nabí.
17:14 Pero ellos no obedecieron, sino que se hicieron testarudos, como lo hicieron sus
padres, los cuales no creyeron en Yahweh su Elohé;
17:15 desecharon sus leyes y la alianza que él había hecho con sus padres, y las
amonestaciones que les había dado. Fueron tras el engaño y quedaron engañados.
Imitaron a las naciones que estaban a su alrededor, a las cuales YAHWEH les había
prohibido emular.
17:16 Rechazaron todos los Miztvot de YAHWEH su Elohé; se hicieron ídolos fundidos, dos
becerros, y un poste sagrado de Asherá, se postraron ante todo el ejército de los
shamaim y adoraron a Báal.
17:17 Entregaron al fuego a sus benei y a sus hijas, practicaron augurios y adivinaciones, y
se entregaron a hacer lo que desagradaba a YAHWEH, provocándolo.
17:18 Por eso YAHWEH se enojó en gran manera contra Yisrael, y los quitó de su presencia;
no quedó sino sólo la tribu de Yahudah.
17:19 Pero tampoco Yahudah guardó los Miztvot de YAHWEH su Elohé; siguieron las
costumbres que Yisrael había establecido.
17:20 Así que YAHWEH desechó a toda la descendencia de Yisrael, y los afligió y los entregó
en mano de saqueadores, y finalmente los echó de su presencia.
17:21 Porque Yisrael se separó de la bayit de Dawid, y proclamaron melej a Yarovam ben
de Navat; pero Yarovam hizo apartar a Yisrael de seguir a YAHWEH y les hizo cometer un
gran pecado;
17:22 los Yisraelitas persistieron en todos los pecados que había cometido Yarovam; no se
apartaron de ellos.
17:23 Al final, YAHWEH quitó a Yisrael de su presencia, como les había advertido mediante
todos sus siervos los nabíes. Así que los Yisraelitas fueron deportados de su tierra a
Ashur, como es todavía el caso.
17:24 El melej de Ashur trajo gente de Bavel, de Kutá, de Awá, de Jamat y de Sefarwáyim;
y las estableció en las ciudades de Shomrón en lugar de los Yisraelitas; ellas tomaron
posesión de Shomrón y habitaron en sus ciudades.
17:25 Cuando se establecieron inicialmente allí no adoraban a YAHWEH; así que YAHWEH
envió contra ellos leones que Mataron a algunos de ellos.
17:26 Entonces le dijeron al melej de Ashur: La gente que tú deportaste y estableciste en
las ciudades de Shomrón no conocen las reglas del Elohé del país, por eso él ha enviado
contra ellos leones que los están Matando –porque no conocen las reglas del Elohé del
país.
17:27 El melej de Ashur dio la orden: Lleven allí a uno de los kohanim que ustedes
deportaron; que vaya y habite allá, y que les enseñe las prácticas del Elohé del país.
17:28 Entonces fue uno de los kohanim que habían sido llevados cautivos de Shomrón y
habitó en Bethel. El les enseñó cómo debían adorar a YAHWEH.
17:29 Sin embargo, cada pueblo seguía haciendo sus propias deidades y las ponía en los
lugares de culto que habían hecho los de Shomrón; cada pueblo los estableció en la
ciudad donde habitaba.
17:30 Los hombres de Bavel hicieron una imagen de SukotBenot; los de Kut hicieron una
imagen de Nergal; los de Jamat hicieron una imagen de Ashimá;
17:31 los awitas hicieron imágenes de Nibjaz y de Tartaq; y los de Sefarwáyim quemaban a
sus benei como ofrenda a Adramélekh y Anamélekh, las deidades de Sefarwáyim.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

800

MELAKHIM BET

2ª REYES

17:32 Adoraban a YAHWEH, pero también nombraron de entre ellos mismos kohanim de los
lugares altos, que oficiaban por ellos en los lugares de culto.
17:33 Adoraban a YAHWEH, mientras servían a sus deidades según las prácticas de los
pueblos de donde habían sido deportados.
17:34 Hasta el día de hoy persisten en sus prácticas antiguas: No adoran a YAHWEH
correctamente. No siguen las leyes y las prácticas, la Torah y el mitzvot que YAHWEH
ordenó a los benei de Yaakov –a quien se le puso por nombre Yisrael,
17:35 y con quienes YAHWEH hizo una alianza y les mandó: No respeten a otras deidades;
no se postren ante ellas ni les sirvan ni les ofrezcan sacrificio.
17:36 Ustedes deben adorar solamente a YAHWEH, que los sacó de la tierra de Mitzraim
con gran poder y con brazo extendido; ante él solamente deben postrarse y a él
solamente ofrecerán sacrificios.
17:37 Observen fielmente, todo sus días, las leyes y las prácticas; la Torah y el mitzvot que
él escribió para ustedes; no adoren a otras deidades.
17:38 No olviden la alianza que hice con ustedes; no adoren a otras deidades.
17:39 Sólo adoren a YAHWEH su Elohé, y él los salvará de la mano de todos sus enemigos.
17:40 Pero ellos no obedecieron; continuaron sus antiguas costumbres.
17:41 Aquellos pueblos temían a YAHWEH, pero al mismo tiempo rendían culto a sus
imágenes. Hasta el día de hoy sus benei y los benei de sus benei hacen como hicieron
sus ancestros.
18:1 En el tercer año de Hoshea ben de Elá, melej de Yisrael, comenzó a reinar Jizqiyah
ben de Ajaz, melej de Yahudah.
18:2 Tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar, y reinó veintinueve años en
Yahrusalaim. Su madre se llamaba Abí hija de Zekharyah.
18:3 El hizo lo que agradaba a Yahweh, tal como había hecho su padre Dawid.
18:4 Abolió los lugares altos, rompió las imágenes, y cortó las estatuas de Asherá. También
hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moshé, porque hasta aquel
Entonces los Yisraelitas le habían estado ofreciendo sacrificios; y la llamaban Nejushtán.
18:5 Jizqiyah puso su esperanza sólo en Yahweh el Elohé de Yisrael; no hubo ninguno como
él entre los melejim de Yahudah después de él; ni entre los que vivieron antes de él.
18:6 Se aferró a Yahweh; no se apartó de seguirlo, sino que guardó los Miztvot que Yahweh
le había mandado a Moshé.
18:7 Y Yahweh estaba siempre con él; tuvo éxito en todas las cosas que emprendió. Se
rebeló contra el melej de Ashur y dejó de servirle.
18:8 Administraba a Filisteos hasta Azá y sus territorios fronterizos, desde las torres de los
centinelas hasta la ciudad fortificada.
18:9 En el cuarto año del melej Jizqiyah, que era el séptimo año de Hoshea ben de Elá,
melej de Yisrael, Shalmanéser, melej de Ashur, marchó contra Shomrón y la sitió;
18:10 y la capturó al cabo de tres años. Shomrón fue capturada en el sexto año de Jizqiyah,
que era el noveno año de Hoshea, melej de Yisrael.
18:11 El melej de Ashur deportó a los Yisraelitas a Ashur; los estableció en Jalaj, a lo largo
del Jabor y el Río Gozán, y en las ciudades de Maday;
18:12 Esto sucedió porque no obedecieron la voz de YAHWEH su Elohé; quebrantaron su
alianza –no obedecieron ni cumplieron todo lo que había mandado Moshé, siervo de
YAHWEH. Sanaquerit invade Yahudah
18:13 En el año catorce del melej Jizqiyah marchó Sanaquerit, melej de Ashur, contra todas
las ciudades fortificadas de Yahudah, y las tomó.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

801

MELAKHIM BET

2ª REYES

18:14 Jizqiyah, melej de Yahudah, envió este mensaje al melej de Ashur, en Lakhish: Yo he
fallado; apártate de mí, y pagaré lo que me impongas. Entonces el melej de Ashur le
impuso a Jizqiyah, melej de Yahudah, trescientos talentos de plata y treinta talentos de
oro.
18:15 Jizqiyah le dio toda la plata que se hallaba en la Bayit de YAHWEH y en los tesoros
del palacio.
18:16 En aquel tiempo Jizqiyah desmanteló las puertas del Templo de YAHWEH y sus
marcos, que el mismo Jizqiyah, melej de Yahudah, había enchapado en oro, y se los dio
al melej de Ashur.
18:17 Después el melej de Ashur envió al Tartán, al Rabsaris y al Ravshaqé, con un gran
ejército, desde Lakhish al melej Jizqiyah, en Yahrusalaim. Marcharon hasta llegar a
Yahrusalaim; y cuando llegaron, asumieron su posición junto al acueducto del Estanque
de Arriba, que está en el camino del Campo del Lavador.
18:18 Llamaron al melej, y salieron hacia ellos Elyaqim ben de Jilqiyahu, el administrador
del palacio; Shevná, el escriba; y Yóaj ben de Asaf, el cronista.
18:19 l Ravshaqé les dijo: Díganle a Jizqiyah que así ha dicho el gran melej, el melej de
Ashur: ¿Qué te hace estar tan confiado?
18:20 ¡Seguro que piensas que la mera habladuría es consejo y valor para la guerra! Mira,
¿en quién confías para que te hayas rebelado contra mí?
18:21 Tú confías, de todas las cosas, en Mitzraim, en ese bastón de vara rajada, que a
cualquiera que se apoye en ella, le entra por la mano y se la atraviesa. Así es el Paroh,
melej de Mitzraim, para todos los que confían en él.
18:22 Y si ustedes me dicen que están confiando en Yahweh su Elohé, ése es el mismo
cuyos lugares altos y cuyos altares eliminó Jizqiyah, diciendo a Yahudah y a Yahrusalaim:
Ustedes deben adorar solamente en este altar en Yahrusalaim
18:23 Ven ahora, haz este trato con mi amo, el melej de Ashur: yo te daré 2,000 caballos,
si tú puedes proveer jinetes para montarlos.
18:24 Así que ¿cómo podrás negarle algo a un oficial de uno de los más insignificantes
servidores de mi amo, confiando en Mitzraim por carros y jinetes?
18:25 ¿Y piensas que he subido contra este lugar para destruirlo sin el apoyo de YAHWEH?
YAHWEH mismo me dijo: Sube contra esa tierra y destrúyela.
18:26 Elyaqim ben de Jilqiyahu, Shevná y Yóaj le dijeron al Ravshaqé: Por favor, háblales a
tus siervos en aramita, que nosotros lo entendemos; no hables con nosotros en hebreo, a
oídos del pueblo que está sobre la muralla.
18:27 Pero el Ravshaqé les contestó: ¿Acaso me envió mi amo para decirles estas palabras
sólo a tu amo y a ti? Fue preferentemente para los hombres que están sobre la muralla –
los que tendrán que comer de sus propios excrementos y beber de su propia orina, con
ustedes.
18:28 Entonces el Ravshaqé se puso de pie, gritó a gran voz en hebreo: ¡Oigan la davar del
gran melej, el melej de Ashur!
18:29 Así dijo el melej: No se dejen engañar por Jizqiyah, porque él no los podrá librar de
mi mano.
18:30 No dejen que Jizqiyah los haga confiar en YAHWEH, diciendo: Ciertamente YAHWEH
nos librará, y esta ciudad no caerá en manos del melej de Ashur.
18:31 ¡No escuchen a Jizqiyah! Porque así ha dicho el melej de Ashur: Hagan la shalom
conmigo y ríndanse a mí; y comerá cada uno de su vid y de su higuera, y beberá cada
uno de las aguas de su pozo,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

802

MELAKHIM BET

2ª REYES

18:32 hasta que yo venga y los lleve a una tierra como la de ustedes, tierra de grano y de
vino, tierra de pan y de viñas, tierra de aceite de oliva y de miel, para que vivan y no
mueran. No escuchen a Jizqiyah, que los engaña diciendo: Yahweh nos librará.
18:33 ¿Acaso alguna de las deidades de las naciones libró su tierra de la mano del melej de
Ashur?
18:34 ¿Dónde están las deidades de Jamat y de Arpad? ¿Dónde están las deidades de
Sefarwáyim, de Hená y de Iwá? ¿Acaso libraron éstas a Shomrón de mi mano?
18:35 ¿Cuáles de entre todas las deidades de estas tierras libraron sus tierras de mi mano,
para que Yahweh libre a Yahrusalaim de mi mano?
18:36 Pero el pueblo permaneció callado y no le respondió ni una davar, porque la orden
del melej era: No le respondan.
18:37 Y así Elyaqim ben de Jilqiyahu, el administrador del palacio; Shevná, el escriba; y
Yóaj ben de Asaf, el cronista, fueron a Jizqiyah con sus vestiduras rasgadas, y le
informaron las palabras del Ravshaqé.
19:1 Cuando el melej Jizqiyah oyó esto, rasgó sus ropas, y cubierto de luto entró en la
Bayit de Yahweh.
19:2 Luego envió, cubiertos de luto, a Elyaqim el administrador del palacio, a Shevná, el
escriba y a los ancianos de los kohanim a donde estaba el nabí (profeta) YeshaYah ben
de Amos.
19:3 Ellos le dijeron: Así ha dicho Jizqiyah: Este día es un día de angustia, de reprensión y
de vergüenza; los benei están a punto de nacer, pero no hay fuerzas para dar a luz.
19:4 Quizás YAHWEH tu Elohé tomará nota de todas las palabras del Ravshaqé, a quien ha
enviado su amo, el melej de Ashur, para insultar al Elohé vivo, y le infligirá juicio a causa
de las palabras que Yahweh tu Elohé ha escuchado, si efectúas una tefilat por el
remanente que queda.
19:5 Cuando los ministros del melej Jizqiyah fueron donde YeshaYah,
19:6 YeshaYah les dijo: Díganle a su amo: Así ha dicho Yahweh: No te asustes por las
palabras de blasfemia contra mí que has oído de los peones del melej de Ashur.
19:7 yo lo entramparé; él oirá un rumor y se volverá a su tierra, y lo haré caer a espada en
su tierra.
19:8 El Ravshaqé, entretanto, oyó que el melej había salido de Lakhish; regresó y halló al
melej de Ashur atacando a Libná.
19:9 Pero el melej de Ashur se enteró de que Tirhaqa, melej de Kush había salido para
combatirlo; así que volvió a enviar mensajeros a Jizqiyah, diciendo:
19:10 Díganle así a Jizqiyah, melej de Yahudah: No te engañe tu deidad, en quien tú
confías, haciéndote pensar que Yahrusalaim no será entregada en manos del melej de
Ashur.
19:11 Tú mismo has oído lo que los melejim de Ashur han hecho a todos los países, cómo
los han aniquilado; ¿y podrás escapar tú?
19:12 ¿Acaso las deidades de las naciones, que mis predecesores destruyeron, libraron a
Gozán, a Jarán, a Rétsef y a los betedenitas que estaban en Telasar?
19:13 ¿Dónde está el melej de Jamat? ¿Y el melej de Arpad? ¿Y los m elejim de Laír, de
Sefarwáyim, de Hená y de Iwá?
19:14 Jizqiyah tomó la carta de mano de los mensajeros, y la leyó. Luego Jizqiyah subió a
la Bayit de YAHWEH, y la extendió delante de YAHWEH.
19:15 Y Jizqiyah oró delante de YAHWEH y dijo: Oh YAHWEH Elohé de Yisrael, Entronizado
sobre los querubines: Sólo tú eres el Ha´Elohé de todos los reinos de la tierra; tú has
hecho los shamaim y la tierra.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

803

MELAKHIM BET

2ª REYES

19:16 Inclina, oh YAHWEH, tu oído y escucha; abre, oh YAHWEH, tus ojos y mira. Escucha
las palabras que Sanaquerit ha mandado decir para insultar al Elohé vivo.
19:17 Es verdad, oh YAHWEH, que los melejim de Ashur han aniquilado las naciones y sus
tierras,
19:18 y que han entregado al fuego sus Elohé y los han destruido; porque éstos no eran
Elohé, sino obra de manos de hombres, de madera y de piedra.
19:19 Pero ahora, YAHWEH, Elohé nuestro, por favor, líbranos de sus manos, y que todos
los reinos de la tierra conozcan que sólo tú, oh YAHWEH, eres Elohé.
19:20 Entonces YeshaYah ben de Amos envió este mensaje a Jizqiyah: Así dijo YAHWEH el
Elohé de Yisrael: He escuchado lo que me has pedido en tefilat acerca de Sanaquerit,
melej de Ashur.
19:21 Esta es la davar que YAHWEH ha hablado acerca de él: La Virgen Hermosa Tzión te
menosprecia; se burla de ti. Mueve su cabeza a tus espaldas la Hermosa Yahrusalaim.
19:22 ¿A quién has blasfemado e insultado? ¿Contra quién has Levantado la voz y alzado
tus ojos con altivez? ¡Contra el Kadosh de Yisrael!
19:23 Por medio de tus emisarios has blasfemado a YAHWEH. Porque pensaste: Gracias a
mis muchos carros yo he escalado los más altos montes, las regiones más remotas del
Levanón. Corté sus más altos cedros, sus cipreses escogidos; llegué hasta su morada
más remota, a su más denso bosque.
19:24 Yo cavé y bebí aguas extranjeras; yo he secado con las plantas de mis pies todas las
corrientes de Mitzraim.
19:25 ¿No lo has oído? Hace mucho tiempo que lo determiné; desde los días de la
antigüedad lo designé; y ahora lo he cumplido. Y ha sucedido, para hacer de las ciudades
fortificadas montones de ruinas.
19:26 Sus habitantes no pueden hacer nada, quedan aterrorizados y avergonzados. No son
más que hierva del campo y pasto verde, hierba de los terrados que la queman antes de
madurar.
19:27 Yo conozco tus estadías, tu salir y tu entrar, y cómo te has airado contra mí.
19:28 Porque te has enfurecido contra mí y tu arrogancia ha llegado a mis oídos, pondré mi
gancho en tu nariz y mi freno en tus mandíbulas; y te haré regresar por el camino por
donde viniste.
19:29 Y esto te servirá de señal, oh Jizqiyah: Este año ustedes comerán de lo que brote de
por sí, y el segundo año de lo que crezca de aquello; pero en el tercer año siembren y
cosechen; planten viñas y coman de su fruto.
19:30 Y los sobrevivientes de la Bayit de Yahudah que habrán escapado, volverán a echar
raíces por debajo y a dar fruto por arriba.
19:31 Porque de Yahrusalaim saldrá un remanente, y del monte Tzión unos sobrevivientes.
¡El celo de Yahweh Tzva’ot hará esto!
19:32 Ciertamente, así ha dicho YAHWEH acerca del melej de Ashur: No entrará en esta
ciudad; no tirará en ella ni una sola flecha. No avanzará contra ella con escudo, ni
construirá contra ella un terraplén.
19:33 Por el camino por donde vino, por él se volverá; y no entrará en esta ciudad, declara
Yahweh.
19:34 Yo protegeré y salvaré esta ciudad por amor a mí mismo, y por amor a mi siervo
Dawid.
19:36 Entonces Sanaquerit, melej de Ashur, rompió campamento y se retiró, y se quedó en
Niniweh.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

804

MELAKHIM BET

2ª REYES

19:37 Mientras adoraba en el templo de Nisrok, su deidad, sus benei Adramélekh y Sarétser
lo Mataron a espada y huyeron a la tierra de Ararat. Y su ben EsarHadón le sucedió como
melej.
19:85 000 en el campamento de los aramitas, y a la mañana siguiente ya todos eran
cadáveres.
20:1 En aquellos días Jizqiyahu cayó gravemente enfermo. El profeta YeshaYah ben de
Amos fue a verlo y le dijo: Así ha dicho Yahweh: Pon en orden tus asuntos, porque vas a
morir; no sobrevivirás.
20:2 Entonces él volvió su cara hacia la pared y oró a Yahweh. Dijo:
20:3 Por favor, Yahweh, recuerda cómo he andado delante de ti en sinceridad y con
integridad de corazón, y he hecho lo que te agrada. Y Jizqiyahu lloró amargamente.
20:4 Antes que YeshaYah saliera del patio central, le llegó la davar de Yahweh, diciendo:
20:5 Vuelve y dile a Jizqiyahu, el gobernante de mi pueblo: Así ha dicho Yahweh, el Elohé
de tu padre Dawid: He oído tu tefilat; he visto tus lágrimas. Te voy a sanar; al tercer día
subirás a la Bayit de YAHWEH.
20:6 Y Añadiré quince años a tus días; también te libraré a ti y a esta ciudad de manos del
melej de Ashur; protegeré esta ciudad por amor a mí mismo y por amor a mi siervo
Dawid.
20:7 –Entonces YeshaYah dijo: Busquen pasta de higos. La buscaron y la pusieron sobre la
llaga; luego sanó–.
20:8 Jizqiyahu le preguntó a YeshaYah: ¿Cuál es la señal de que YAHWEH me sanará y de
que subiré a la Bayit de YAHWEH al tercer día?
20:9 YeshaYah respondió: Esta señal tendrás de parte de YAHWEH de que YAHWEH hará
esto que ha dicho: ¿Puede avanzar la sombra diez grados o retroceder diez grados?
20:10 Yejezquel respondió: Es cosa fácil que la sombra avance diez grados; pero no que
retroceda diez grados.
20:11 Entonces el profeta YeshaYah invocó a YAHWEH, y él hizo que la sombra retrocediera
diez grados, por los grados que había avanzado en el reloj solar de Ajaz.
20:12 En aquel tiempo Berodakh Baladán ben de Baladán, melej de Bavel, le envió cartas y
un regalo a Jizqiyahu, porque había oído que Jizqiyahu había estado enfermo.
20:13 Jizqiyahu los escuchó y les mostró toda la bayit de sus tesoros: la plata, el oro, los
perfumes y los ungüentos perfumados; su armería y todo lo que se hallaba en sus
depósitos. No hubo cosa que Jizqiyah no les mostrara en su palacio y en todos sus
dominios.
20:14 Entonces el profeta YeshaYah fue al melej Jizqiyahu y le preguntó: ¿Qué dijeron
aquellos hombres? ¿De dónde vinieron a ti? Jizqiyahu respondió: Vinieron de un país
lejano, de Bavel.
20:15 El preguntó: ¿Qué han visto en tu palacio? Y Jizqiyahu respondió: Han visto todo lo
que hay en mi palacio; nada hay en mis depósitos que no les haya mostrado.
20:16 Entonces YeshaYah le dijo a Jizqiyahu: Escucha la davar de YAHWEH:
20:17 Mira, vienen días en que todo lo que hay en tu palacio, lo que tus padres han
atesorado hasta el día de hoy, será llevado a Bavel. No quedará nada, ha dicho YAHWEH.
20:18 Y a algunos de tus benei que procederán de ti, que tú habrás engendrado, los
tomarán para servir de eunucos en el palacio del melej de Bavel.
20:19 Jizqiyahu le dijo a YeshaYah: La davar de YAHWEH que has hablado es buena. Porque
pensó: Quiere decir que habrá shalom y estabilidad en mis días.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

805

MELAKHIM BET

2ª REYES

20:20 Los demás sucesos del reinado de Jizqiyahu y todo su poderío, y cómo construyó el
estanque y el acueducto, e introdujo las aguas en la ciudad, están registrados en los
Anales de los melejim de Yahudah.
20:21 Jizqiyahu reposó con sus padres, y su ben Menasheh le sucedió como melej.
21:1 Menasheh tenía doce años cuando comenzó a reinar, y reinó cincuenta y cinco años en
Yahrusalaim; su madre se llamaba JefTsivá.
21:2 El hizo lo que desagradaba a Yahweh, siguiendo las prácticas abominables de las
naciones que Yahweh había destruido delante de los Yisraelitas.
21:3 Volvió a edificar los lugares altos que su padre Jizqiyahu había destruido; erigió altares
a Báal e hizo una imagen de Asherá, como había hecho Ajav, melej de Yisrael. Se postró
ante todo el ejército de los shamaim y les rindió culto.
21:4 También les edificó altares en la Bayit de Yahweh, de la cual YAHWEH había dicho: En
Yahrusalaim pondré mi nombre.
21:5 Edificó altares a todo el ejército de los shamaim en los dos atrios de la Bayit de
Yahweh.
21:6 Entregó al fuego a su ben; practicó la magia y la adivinación, y evocó a los muertos y
practicó el espiritismo; abundó en hacer lo que desagradaba a Yahweh, provocándolo.
21:7 La imagen tallada de Asherá que había hecho, la puso en la Bayit de la cual Yahweh
había dicho a Dawid y a su ben Shelomoj: En esta Bayit y en Yahrusalaim, que he elegido
entre todas las tribus de Yisrael, pondré mi nombre para siempre.
21:8 No volveré a hacer que los pies de Yisrael anden errantes de la tierra que he dado a
sus padres, con tal de que observen fielmente todo lo que les he mandado, toda la Torah
que les mandó mi siervo Moshé.
21:9 Pero ellos no escucharon, y Menasheh hizo que se desviaran, e hicieron lo malo, más
que las naciones que Yahweh había destruido ante los Yisraelitas.
21:10 Por eso Yahweh habló por medio de sus siervos los nabíes, diciendo:
21:11 Por cuanto Menasheh, melej de Yahudah, ha hecho estas abominaciones –ha hecho
más mal que todo el que hicieron los emoritas que le precedieron– y por cuanto ha hecho
también pecar a Yahudah con sus ídolos,
21:12 por tanto, así ha dicho Yahweh el Elohé de Yisrael: Yo voy a traer tal desastre sobre
Yahrusalaim y sobre Yahudah, que al que lo oiga le reteñirán ambos oídos.
21:13 Le aplicaré a Yahrusalaim el cordel de Shomrón y la plomada de la Bayit de Ajav, y
limpiaré a Yahrusalaim como cuando se limpia un plato; se limpia y luego se lo pone boca
abajo.
21:14 Desampararé al remanente de mi heredad y lo entregaré en manos de sus enemigos.
Serán presa y despojo para todos sus enemigos
21:15 porque han hecho lo que me desagrada y me han provocado desde el día en que sus
padres salieron de Mitzraim hasta el día de hoy.
21:16 Además, Menasheh dio muerte a tantas personas inocentes que llenó de sangre a
Yahrusalaim de un extremo a otro –además del pecado que cometió al causar que
Yahudah hiciera lo que desagrada a YAHWEH.
21:17 Los demás sucesos del reinado de Menasheh, todos sus hechos, y los pecados que
cometió, están registrados en los Anales de los melejim de Yahudah.
21:18 Menasheh reposó con sus padres y lo sepultaron en el jardín de su palacio, en el
jardín de Uzá; y su ben Amón le sucedió como melej.
21:19 Amón tenía veintidós años cuando comenzó a reinar, y reinó dos años en
Yahrusalaim. Su madre se llamaba Meshulemet hija de Jaruts, de Yotbá.
21:20 El hizo lo que desagradaba a Yahweh, como había hecho su padre Menasheh.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

806

MELAKHIM BET

2ª REYES

21:21 Anduvo en todo el camino en el que había andado su padre, adorando a los ídolos
que había adorado su padre y postrándose ante ellos.
21:22 Abandonó a Yahweh, el Elohé de sus padres, y no anduvo en el camino de Yahweh.
21:23 Los cortesanos de Amón conspiraron contra él, y Mataron al melej en su palacio.
21:24 Pero el pueblo de la tierra dio muerte a todos los que habían conspirado contra el
melej Amón; y el pueblo de la tierra proclamó melej en su lugar a su ben Yoshiyahu.
21:25 Los demás sucesos del reinado de Amón y sus hechos están registrados en los Anales
de los melejim de Yahudah.
21:26 Lo sepultaron en su sepulcro, en el jardín de Uzá; y su ben Yoshiyahu le sucedió
como melej.
22:1 Yoshiyahu tenía ocho años cuando comenzó a reinar, y reinó treinta y un años en
Yahrusalaim. Su madre se llamaba Yedidá hija de Adayah, de Botsqat.
22:2 El hizo lo que agradaba a Yahweh, y siguió todo el camino de su ancestro Dawid, sin
apartarse ni a la derecha ni a la izquierda.
22:3 En el año dieciocho del melej Yoshiyahu el melej envió a Shafán ben de Atsalyahu, ben
del escriba Meshulam, a la Bayit de Yahweh, diciendo:
22:4 Ve al sumo kohen Jilqiyahu y dile que pese la plata que han depositado en la Bayit de
Yahweh y que los guardias de la puerta han recogido del pueblo.
22:5 Que se la entreguen a los supervisores de la obra que están encargados de la Bayit de
Yahweh, para que ellos a su vez le paguen a los obreros que están en la Bayit de Yahweh
para la reparación de la Bayit:
22:6 a los carpinteros, a los constructores y a los albañiles, y para comprar madera y piedra
labrada para reparar la Bayit.
22:7 Sin embargo, que no se les pida cuenta de la plata que se les confía, porque ellos
proceden con honradez.
22:8 Entonces el sumo kohen Jilqiyahu le dijo al escriba Shafán: He hallado un rollo de la
Torah en la Bayit de Yahweh. Y Jilqiyahu le entregó el rollo a Shafán, y éste lo leyó.
22:9 El escriba Shafán fue al melej y le informó: Tus siervos han derretido la plata que se
halló en el templo, y se la han entregado a los supervisores de la obra que es tán
encargados de la Bayit de Yahweh.
22:10 El escriba Shafán le informó además al melej: El kohen Jilqiyahu me ha dado un
rollo; y Shafán se lo leyó al melej.
22:11 Cuando el melej escuchó las palabras del rollo de la Torah, rasgó sus vestiduras.
22:12 Y el melej dio órdenes al kohen Jilqiyahu, a Ajiqam ben de Shafán, a Ajvor ben de
Mikayah, al escriba Shafán y a Asayah, el siervo del melej, diciendo:
22:13 Vayan y consulten a Yahweh por mí, por el pueblo y por todo Yahudah, respecto a las
palabras del rollo que se ha encontrado. Porque grande en verdad debe de ser la ira de
Yahweh que se ha encendido contra nosotros, por cuanto nuestros padres no obedecieron
los Miztvot de este rollo para hacer todo lo que se ha prescrito para nosotros.
22:14 Así que el kohen Jilqiyahu, Ajiqam, Ajvor, Shafán y Asayah fueron a la profetisa Juldá.
La esposa de Shalum ben de Tikwá, ben de Jarjás, guarda de las vestiduras– la cual vivía
en el Segundo Barrio de Yahrusalaim; y hablaron con ella.
22:15 Ella respondió: Así ha dicho Yahweh el Elohé de Yisrael: Díganle al hombre que los ha
enviado a mí,
22:16 que así ha dicho Yahweh: Voy a traer desastre sobre este lugar y sobre sus
habitantes, conforme a todas las palabras del rollo que ha leído el melej de Yahudah.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

807

MELAKHIM BET

2ª REYES

22:17 Por cuanto me han abandonado y han hecho ofrendas a otras deidades y han
provocado con todas las obras de sus manos, se ha encendido mi ira contra este lugar, y
no se apagará.
22:18 Pero díganle esto al melej de Yahudah que los ha enviado para consultar a YAHWEH:
Así ha dicho YAHWEH el Elohé de Yisrael con respecto a las palabras que has escuchado:
22:19 Por cuanto tu corazón se ha conmovido y te has humillado delante de YAHWEH
cuando escuchaste lo que he decretado contra este lugar y contra sus habitantes ( que
vendrían a ser desolación y maldición), y por cuanto rasgaste tus vestiduras y lloraste en
mi presencia, yo por mi parte te he escuchado –declara YAHWEH.
22:20 Por tanto, yo te reuniré con tus padres, y te pondrán en tu sepulcro en shalom. Tus
ojos no verán el desastre que traeré sobre este lugar. Y ellos le llegaron la respuesta al
melej.
23:1 A la orden del melej, todos los ancianos de Yahudah y de Yahrusalaim se reunieron
delante de él.
23:2 El melej subió a la Bayit de YAHWEH, y con él todos los hombres de Yahudah, todos
los habitantes de Yahrusalaim, los kohanim, los nabí y todo el pueblo, desde el menor
hasta el mayor. Y les leyó todo el texto del rollo de la Alianza que se había hallado en la
Bayit de YAHWEH.
23:3 El melej se puso de pie junto a la columna y solemnizó la alianza delante de YAHWEH,
de seguir a YAHWEH y de guardar sus Miztvot, sus testimonios y sus leyes con todo el
corazón y con todo el ser, para cumplir todos los términos de esta alianza escritos en
este rollo. Y todo el pueblo entró en la alianza.
23:4 Entonces el melej mandó al sumo kohen Jilqiyahu, a los kohanim de segundo rango y
a los guardias de la puerta, que sacaran del Templo de YAHWEH todos los objetos que se
habían hecho para Báal, para Asherá y para todo el ejército de los shamaim. Los quemó
fuera de Yahrusalaim en los campos del Qidrón, e hizo levantar sus cenizas a Bethel.
23:5 Quitó a los kohanim idólatras que los melejim de Yahudah habían puesto para que
hicieran ofrendas en los lugares altos de las ciudades de Yahudah y en los alrededores de
Yahrusalaim; también a los que hacían ofrendas a Báal, al sol, a la luna, a las
constelaciones del zodíaco –a todo el ejército de los shamaim.
23:6 También sacó de la Bayit de YAHWEH la imagen de Asherá, fuera de Yahrusalaim, al
arroyo de Qidrón; y la quemó en el arroyo de Qidrón. La redujo a polvo y arrojó su polvo
sobre el cementerio del pueblo común.
23:7 Destruyó las habitaciones de los varones prostitutos que estaban en la Bayit de
YAHWEH, donde las mujeres tejían coberturas para Asherá.
23:8 Hizo venir a todos los kohanim de las ciudades de Yahudah a Yahrusalaim y profanó
los lugares altos donde los kohanim presentaban ofrendas, desde Gueva hasta BeerSheva.
También demolió los altares de las puertas que estaban a la entrada de la puerta de
Yahoshua, el gobernador de la ciudad, los cuales estaban a la izquierda, según uno entra
por la puerta de la ciudad.
23:9 Sin embargo, los kohanim de los lugares altos no subían al altar de YAHWEH en
Yahrusalaim; sólo comían panes sin Levadura entre sus parientes.
23:10 También profanó el Tófhet, que estaba en el Valle de Ben Hinom, para que ninguno
entregara al fuego a su ben o a su hija en honor a Mólekh.
23:11 Quitó de la entrada de la Bayit de YAHWEH los caballos que los melejim de Yahudah
habían dedicado al sol. Estaban junto a la cámara del eunuco NetánMélekh, que estaba
en los precintos. Y quemó los carros del sol.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

808

MELAKHIM BET

2ª REYES

23:12 También demolió los altares que los melejim de Yahudah habían hecho, que estaban
en la azotea de la Sala de Ajaz, y los altares que Menasheh había hecho en los dos atrios
de la Bayit de YAHWEH. Los eliminó de allí prontamente y arrojó su polvo en el arroyo de
Qidrón.
23:13 Profanó los lugares altos que estaban al este de Yahrusalaim, al sur del Monte de la
Destrucción, los cuales había edificado Shelomoj, melej de Yisrael, para Ashtóret, la
abominación de los tsidonios; para Kemosh, la abominación de Moab; y para Mólekh, el
ídolo abominable de los amonitas.
23:14 Destrozó las imágenes, cortó las estatuas de Asherá y llenó sus lugares con huesos
humanos.
23:15 En cuanto al altar que había en Bethel y el lugar alto que había hecho Yarovam ben
de Navat, quien hizo pecar a Yisrael, destruyó también ese altar y el lugar alto. Quemó el
lugar alto y lo convirtió en polvo, y quemó la estatua de Asherá.
23:16 Al volverse Yoshiyahu, vio los sepulcros que estaban allí en el monte, y mandó sacar
los huesos de los sepulcros y los quemó sobre el altar. Así lo profanó, conforme a la
davar de YAHWEH predicha por el hombre de Ha´Elohé que había anunciado estas cosas.
23:17 Después preguntó: ¿Qué es aquel monumento que veo allí? Y los hombres de la
ciudad le respondieron: Es el sepulcro del hombre de Ha´Elohé que vino de Yahudah y
predijo estas cosas que tú has hecho contra el altar de Bethel.
23:18 Entonces dijo: Déjenlo; nadie mueva sus restos. Así preservaron sus restos junto con
los restos del profeta que vino de Shomrón.
23:19 Yoshiyahu también abolió todos los lugares de culto en las ciudades de Shomrón, que
habían hecho los melejim de Yisrael, provocando a YAHWEH. Hizo con ellos tal como
había hecho en Bethel.
23:20 Además, Mató sobre los altares a todos los kohanim de los lugares altos que estaban
allí, y sobre ellos quemó huesos humanos. Después regresó a Yahrusalaim.
23:21 El melej mandó a todo el pueblo: Ofrezcan el sacrificio del Pésaj a YAHWEH su Elohé,
según se prescribe en este rollo del pacto.
23:22 El sacrificio de Pésaj no se había ofrecido de esa manera en los días de los capitanes
que gobernaron a Yisrael, ni en todo el tiempo de los melejim de Yisrael y de los melejim
de Yahudah.
23:23 Solamente en el año dieciocho del melej Yoshiyah se ofreció de esa manera tal
sacrificio de Pésaj a Yahweh en Yahrusalaim.
23:24 Yoshiyahu eliminó también a los que evocaban a los muertos y a los espiritistas, los
ídolos domésticos y los fetiches, todos los ídolos detestables que se veían en la tierra de
Yahudah y en Yahrusalaim. Así cumplió los términos de la Torah registrados en el rollo
que el kohen Jilqiyahu había hallado en la Bayit de Yahweh.
23:25 No hubo un melej antes de él que se volviera como él a Yahweh con todo su corazón,
con todo su ser y con todas sus fuerzas, conforme a toda la Torah de Moshé; ni tampoco
se levantó otro igual después de él.
23:26 Con todo eso, Yahweh no desistió de su tremenda ira que se había encendido contra
Yahudah, por todas las cosas con que Menasheh lo había provocado.
23:27 Entonces dijo Yahweh: También eliminaré de mi presencia a Yahudah, como eliminé a
Yisrael; desecharé a la ciudad de Yahrusalaim que escogí y la bayit donde había dicho
que moraría mi nombre.
23:28 Los demás sucesos del reinado de Yoshiyahu y todos sus hechos, están registrados
en los Anales de los melejim de Yahudah.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

809

MELAKHIM BET

2ª REYES

23:29 En sus días el Paroh Nekhoh, melej de Mitzraim, marchó contra el melej de Ashur,
junto al río Perat. El melej Yoshiyahu marchó contra él, pero cuando se le enfrentó en
Meguidó, el Paroh Nekhoh lo Mató.
23:30 Sus servidores transportaron su cadáver en un carro de Meguidó a Yahrusalaim, y lo
sepultaron en su sepulcro. Luego el pueblo de la tierra tomó a Yahoajaz ben de Yoshiyahu,
y lo ungieron y lo proclamaron melej en lugar de su padre.
23:31 Yahoajaz tenía veintitrés años cuando comenzó a reinar, y reinó tres meses en
Yahrusalaim; su madre se llamaba Jamutal hija de YirmeYah, de Libna.
23:32 El hizo lo que desagradaba a Yahweh, tal como habían hecho sus padres.
23:33 El Paroh Nekhoh lo encarceló en Rivlah, en la tierra de Jamat, para evitar que reinara
en Yahrusalaim; e impuso sobre el país una multa de cien talentos de plata y un talento
de oro.
23:34 El Paroh Nekhoh proclamó melej a Elyaqim ben de Yoshiyahu en lugar de Yoshiyahu
su padre, pero le cambió su nombre por el de Yahoyaqim. Y tomó a Yahoajaz y lo llevó a
Mitzraim, donde murió.
23:35 Yahoyaqim le pagó al Paroh la plata y el oro, pero tuvo que imponer un impuesto al
país para dar el dinero que exigía el Paroh. Exigió la plata y el oro al pueblo de la tierra –
la plata y el oro para pagarlo al Paroh Nekhoh.
23:36 Yahoyaqim tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar, y reinó once años en
Yahrusalaim; su madre se llamaba Zebudá hija de Pedayah, de Rumá.
23:37 El hizo lo que desagradaba a Yahweh, tal como habían hecho sus padres.
24:1 En sus días subió Nabucodonosor, melej de Bavel, y Yahoyaqim fue su vasallo durante
tres años. Luego cambió de parecer y se rebeló contra él.
24:2 Entonces Yahweh envió contra él tropas de los kasditas, de los aramitas, de los
Moabitas y de los amonitas; y las envió contra Yahudah para destruirla, conforme a la
davar que Yahweh había hablado por medio de sus siervos los nabí.
24:3 Todo esto vino contra Yahudah por mandato de Yahweh, para quitarla de su presencia
por todos los pecados que había cometido Menasheh;
24:4 y también por la sangre inocente que había derramado. Porque había llenado a
Yahrusalaim con la sangre de los inocentes, y Yahweh no estuvo dispuesto a perdonar.
24:5 os demás sucesos del reinado de Yahoyaqim y todos sus hechos, están registrados en
los Anales de los melejim de Yahudah.
24:6 Yahoyaqim reposó con sus padres, y su ben Yahoyakhín le sucedió como melej.
24:7 El melej de Mitzraim no se aventuró a volver a salir de su tierra, porque el melej de
Bavel se había apoderado de toda la tierra que había pertenecido al melej de Mitzraim,
desde el Arroyo de Mitzraim hasta el Río Perat.
24:8 Yahoyakhín tenía dieciocho años cuando comenzó a reinar, y reinó tres meses en
Yahrusalaim; su madre se llamaba Nejushtá hija de Elnatán, de Yahrusalaim.
24:9 El hizo lo que desagradaba a YAHWEH, tal como había hecho su padre.
24:10 En aquel tiempo las tropas de Nabucodonosor, melej de Bavel, marcharon contra
Yahrusalaim; y sitiaron la ciudad.
24:11 También Nabucodonosor, melej de Bavel, avanzó contra la ciudad, cuando sus tropas
la tenían sitiada.
24:12 Entonces Yahoyakhín, melej de Yahudah, se rindió ante el melej de Bavel, él con su
madre, sus cortesanos, sus comandantes, y sus oficiales. El melej de Bavel lo tomó
cautivo en el octavo año de su reinado.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

810

MELAKHIM BET

2ª REYES

24:13 Luego sacó de Yahrusalaim todos los tesoros de la Bayit de YAHWEH y los tesoros del
palacio real; rompió en pedazos todos los utensilios de oro que había hecho Shelomoj,
melej de Yisrael, para la Bayit de YAHWEH, como había advertido YAHWEH.
24:14 Y exilió a toda Yahrusalaim: a todos los comandantes, a todos los guerreros valientes
(un total de 10,000 exiliados), así como a todos los herreros y artesanos; no quedó nadie,
excepto la gente más pobre del pueblo de la tierra.
24:15 También deportó a Bavel a Yahoyakhín, a la madre del melej, a las esposas del melej,
a los oficiales del melej y a los notables del país; los llevó como exiliados de Yahrusalaim
a Bavel.
24:16 El melej de Bavel llevó como exiliados a Bavel a todos los hombres de guerra, que
eran 7,000, a los artesanos y herreros, que eran 1,000, y a todos los valientes
ejercitados para la guerra.
24:17 Y el melej de Bavel proclamó melej en lugar de Yahoyakhín a su tío Matanyah, y
cambió su nombre por el de Tsidqiyahu.
24:18 sidqiyahu tenía veintiún años cuando comenzó a reinar, y reinó once años en
Yahrusalaim; su madre se llamaba Jamutal hija de YirmeYah, de Livná.
24:19 El hizo lo que desagradaba a Yahweh, tal como había hecho Yahoyaqim.
24:20 Ciertamente Yahrusalaim y Yahudah eran una causa de ira para Yahweh, de modo
que los echó de su presencia.
25:1 Y el diez del mes décimo del noveno año de su reinado que Nabucodonosor, melej de
Bavel, se movió con todo su ejército contra Yahrusalaim. Acamparon contra ella y
construyeron muros de asedio contra ella en derredor.
25:2 La ciudad se mantuvo en estado de sitio hasta el año once del melej Tsidqiyahu.
25:3 En el noveno día del mes cuarto el hambre se hizo aguda en la ciudad; no había
alimentos para el pueblo común.
25:4 Entonces se abrió una brecha en el muro de la ciudad, y huyeron de noche el melej y
todos los hombres de guerra por el camino de la puerta que estaba entre los dos muros,
junto al jardín del melej, mientras los kasditas estaban junto y alrededor de la ciudad; y
el melej se dirigió hacia el Arabá,
25:5 pero las tropas de los kasditas persiguieron al melej y lo alcanzaron en las llanuras de
Yerejó; y todo su ejército lo dejó y se dispersó.
25:6 Capturaron al melej y lo llegaron ante el melej de Bavel, en Rivlah; y lo llegaron a
juicio.
25:7 Degollaron a los benei de Tsidqiyahu en su presencia; y a Tsidqiyahu le sacaron los
ojos, lo aprisionaron con cadenas de bronce y lo llegaron a Bavel.
25:8 El séptimo día del mes quinto, que era el año diecinueve de Nabucodonosor, melej de
Bavel– vino a Yahrusalaim Nebuzaradán, capitán de la guardia, oficial del melej de Bavel.
25:9 Incendió la Bayit de Yahweh, el palacio real y todas las Casas de Yahrusalaim; incendió
la bayit de todo hombre notable.
25:10 Todo el ejército kasdita que estaba con el capitán de la guardia demolió los muros
alrededor de Yahrusalaim.
25:11 Nebuzaradán, capitán de la guardia, llevó al exilio al resto del pueblo que había
quedado en la ciudad, a los desertores que se habían pasado al melej de Bavel y al resto
de la población.
25:12 Sin embargo, el capitán de la guardia le permitió quedarse a una parte de la gente
más pobre de la tierra, como viñadores y labradores.
25:13 Los kasditas destrozaron las columnas de bronce de la Bayit de Yahweh, las bases, y
la fuente de bronce que estaban en la Bayit de Yahweh; y se llegaron el bronce a Bavel.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

811

MELAKHIM BET

2ª REYES

25:14 También se llegaron las ollas, las palas, las despabiladeras, los cucharones y todos
los utensilios de bronce con que servían.
25:15 El capitán de la guardia se llevó también los incensarios y los tazones para la
aspersión, todo lo que era de oro o de plata.
25:16 En cuanto a las dos columnas, la fuente y las bases que Shelomoj había hecho para
la Bayit de Yahweh, no hubo manera de pesar el bronce de todos estos objetos.
25:17 La altura de cada columna era de dieciocho codos. Encima tenían un capitel de
bronce de tres codos de alto y alrededor, sobre el capitel, había una red y granadas, todo
hecho de bronce. La segunda columna tenía una labor igual, con la red.
25:18 El capitán de la guardia tomó también a Serayah, el kohen principal; a Tsefanyahu, el
segundo kohen; y a tres guardias de la puerta.
25:19 Y de la ciudad tomó a un eunuco que estaba al comando de los soldados; a cinco
consejeros reales privados que se hallaban en la ciudad, al escriba del comandante
militar, quien estaba a cargo de reclamo utar al pueblo de la tierra, y a sesenta hombres
del pueblo común que se hallaban en la ciudad.
25:20 Nebuzaradán, el capitán de la guardia, los tomó y los llevó ante el melej de Bavel, en
Rivlah.
25:21 El melej de Bavel los hirió y los Mató en Rivlah, en la tierra de Jamat. Así exiliaron a
Yahudah Lejos de su tierra.
25:22 Sobre la gente que Nabucodonosor, melej de Bavel, había dejado en la tierra de
Yahudah, el melej puso a Guedalyahu ben de Ajiqam, ben de Shafán.
25:23 Todos los oficiales de las tropas, con sus hombres, Yishmael ben de Netanyah,
Yohanan ben de Qaréaj, Serayah ben de Tanjúmet, el netofatita, y Yaazanyahu ben del
Maakhatita, se enteraron de que el melej de Bavel había puesto por gobernador a
Guedalyahu. Ellos y sus hombres fueron a él en Mitspá.
25:24 Entonces Guedalyahu les juró a ellos y a sus hombres, diciéndoles: No teman a los
servidores de los kasditas. Quédense en la tierra y sírvanle al melej de Bavel, y les irá
bien.
25:25 En el mes séptimo Yishmael ben de Netanyah, ben de Elishama, de la descendencia
real, fue con diez hombres, e hirieron y dieron muerte a Guedalyahu y a los yahuditas y
kasditas que estaban con él en Mitspá.
25:26 Y todo el pueblo se Levantó, desde el menor hasta el mayor, con los oficiales de las
tropas, y se fueron a Mitzraim, porque tenían temor a los kasditas.
25:27 El veintisiete del mes doce del año treinta y siete del exilio de Yahoyakhín, melej de
Yahudah, Ewil Merodakh, melej de Bavel, en el primer año de su reinado, tomó nota de
Yahoyakhín, melej de Yahudah, y lo sacó de la cárcel.
25:28 Le habló amigablemente, y le dio un trono por encima de los de otros melejim que
estaban con él en Bavel.
25:29 Le quitó la ropa de prisionero, y Yahoyakhín recibía raciones regulares de parte del
melej siempre, todos los días de su vida.
25:30 En cuanto a su ración, se le dio una ración continua por encargo del melej, cada cosa
en
su
día,
todos
los
días
de
su
vida.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

812


Melakhim Bet.pdf - página 1/36
 
Melakhim Bet.pdf - página 2/36
Melakhim Bet.pdf - página 3/36
Melakhim Bet.pdf - página 4/36
Melakhim Bet.pdf - página 5/36
Melakhim Bet.pdf - página 6/36
 




Descargar el documento (PDF)

Melakhim Bet.pdf (PDF, 487 KB)





Documentos relacionados


Documento PDF melakhim bet
Documento PDF ezra
Documento PDF yermyah
Documento PDF divre bet
Documento PDF mikah
Documento PDF melakhim alef

Palabras claves relacionadas