REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30 .pdf



Nombre del archivo original: REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por / iTextSharp 4.1.6 by 1T3XT, y fue enviado en caja-pdf.es el 29/08/2021 a las 20:13, desde la dirección IP 188.171.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 710 veces.
Tamaño del archivo: 61.7 MB (38 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


SUMARIO
PORTADA

FRANCISCO JAVIER MENDEZ

ORDENANZAS MUNICIPALES DE CARREÑO AÑO 1888
pag 3 a 12
Recopilado y escaneado por FRANCISCO JAVIER MENDEZ
HISTORIAS DE CARREÑO
LA VAPORA SEGUNDA
pag 13,14
por VICTOR GONZÁLEZ
LAS LANCHONAS
RIA DE ABOÑO
pag 15,16
por HERNAN PINIELLA IGLESIAS
LA PESCA DE LA BALLENA
pag 17
Recopliacion por Marisa Diaz
VERANO IMPREVISTO
pag 18 y 19
por JOSÉ CARLOS ÁLVAREZ
LA CARTA DE AJUSTE
pag 20 ,21
por CÉSAR QUINTANILLA PASCUAL
CUANDO UN AMIGO SE VA
pag 22
por JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ
NOTICIAS
pag 23 a 27
ICONOGRAFIA FEMENINA DE LA INDUSTRIA CONSERVERA DE PESCADO EN ASTURIAS
pag 28 a 37
por MANUEL RAMÓN RODRÍGUEZ
RECORDATORIOS CANDASINOS
pag 38
DON JOSÉ EL CURA
por JOSÉ MARCELINO GARCÍA

REVISTA DIGITAL CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30 SETIEMBRE 2021
CANDÁS CARREÑO ASTURIAS

DOCUMENTACION Y ARCHIVOS

FRANCISCO JAVIER MENDEZ

COORDINADOR

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ CUERVO

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

CONTINUARÁ

12

Explosión en la vapora “Segunda”

Como es tradición, todos los años zarpaban
de Candás muchos pesqueros camino de la
esperada “costera de bonito”; van con mucha
ilusión esperando traer una buena pesca que
les lleve a sacar ingresos para paliar el rigor del
invierno.
Al amanecer del 23 de agosto de 1919, entre
estos barcos parte la vapora “Segunda”. Nada
hace presagiar la difícil situación que vivirá
este pesquero y a su vez la fortuna que tendrán
de poder regresar todos con vida al punto de
partida.
La vapora “Segunda”, un pesquero relativamente
nuevo construido en Zumaya en 1915, con una
eslora de 15,5 metros, una manga de 3,5 metros,
un tonelaje de registro bruto de 1,5 toneladas
y una potencia de caldera de 20,35 cv. . Como
armadores figuran el conservero “Ángel Herrero
y Hermanos” y el patrón Cipriano Cuervo
Rodríguez.

Panin el Mozo año 1972
Esta embarcación con una tripulación de 12
marineros, incluido el experto patrón, Cipriano
Cuervo de 35 años, más conocido como “Panín
el Mozo”, hombre que es leyenda en Candás y
que merece un artículo para él solo.

Vaporas en el puerto de Candás (1926)

De una saga de marineros, hijo y hermano de
patrones de pesca que dieron fama a Candás
como son la familia “los Panos”. También
destaco como pescador longevo de bajura
en las costas cercanas a su pueblo natal.
En la vida pública participó en: gremios,
cofradía, rula, ayuntamiento…, su labor fue
reconocida a nivel nacional con la concesión
de la medalla al “Mérito del Trabajo”, en la
actividad de la mar.
Pues,… ese mismo domingo a las 5 de la
tarde cuando se hallaba a unas 12 horas
de navegación de distancia del puerto de
salida, surge de una manera repentina una
gran explosión en la caldera. Los marineros
relatan que la caldera fue despedida varios
metros de altura y volvió a caer de nuevo
sobre la embarcación. La vapora se fue a
pique en breves momentos lanzado al mar
a los marineros y quedando prácticamente
destrozada.
La fortuna fue inmensa, en las cercanías se
encontraba la vapora también Candasina,
“Nuestra Señora de Covadonga” del armador
de la familia casa Estrada-Nora. Esta
acudió rauda a recoger a los marinos que
se encontraban aturdidos y con muchas
dificultades para mantenerse a flote; asidos a
los restos de madera del propio barco.

13

Explosión en la vapora “Segunda”
Otra parte de la fortuna, fue que los heridos
no presentaban heridas graves, solo tres y su
estado no parecía preocupante. Los nombres
de los heridos según relata la prensa, fueron:
Francisco Badiola maquinista, y Ángel
Menéndez y Rufino Rodríguez marineros.
Rápidamente se tomó el camino de vuelta,
llegando a Candás en la mañana del lunes.
Las pérdidas se valoraron en unas 30.000
pesetas. La prensa hace hincapié en que
la embarcación no estaba asegurada, pues
la póliza de seguro había finalizado en
mayo último y los armadores decidieron
no prorrogarla. En otras publicaciones
posteriores se deduce que esto fue motivo de
litigio con apelaciones, expedientes, etc.
Algunos de estos marineros abandonaron
o desconfiaron de las vaporas volviendo
al remo y a la pesca de bajura hasta que se
fueron imponiendo los modernos motores de
combustión que les daban más seguridad

Vapora -la Primera- (1914)

Vaporas en el puerto de Gijón (1910)

Panin
año 1971

año 1971
Diario Región

Las explosiones de calderas fueron muy comunes por la falta o carencias en el mantenimiento, dándose varios accidentes en estas
cercanías incluso en barcos de Candás.
Un accidente que no quedo en el olvido y se
recuerda casi como milagroso por la suerte
corrida por los marinos y lo espectacular del
suceso.
Vitor G. Celis

Hemerotecas: Comercio, Noroeste, Voz de Asturias…
Escritos: David Pérez Sierra, Manuel Ramón Rodríguez
(revista, La Bodega…), varios
Fotos: autores varios, colección propia.

14

LAS LANCHONAS, EL COPO, LA TRAICIÓN…1896.

copo (el pernicioso arrastre que esquilma el mar) y defender a ultranza,
los derechos de quienes dependían del
mar para subsistir, sin mayor empresa
que el pan nuestro de cada día, para
sí y toda su familia, que debería ser la
empresa más mimada por un estado
digno, pero eso sería como pedirle
peras al olmo, o jamones a la mar.
Finalmente pudieron más los otros, los
ambiciosos, que talmente pareciera,
que hasta Dios se alía con los malos,
cuando son más que los buenos.
Con él, con don Rafael, tan solo se

Foto postal de finales del siglo XIX, procedente
de la tipografía del doctor Octavio Bellmunt y el
señor Díaz. Imagen de una lanchona dispuesta a
abandonar la dársena del viejo puerto de Gijón
para ir a faenar aguas adentro, a la pesca del
calamar en los caladeros de las Amosucas o el
Cervigón, porque la sardina, había desparecido
del mar a causa de la pesca “desagerada” por el
método del copo y la cuna que los añó, que echó
a las fauces del hambre a media Cimavilla, que
era como decir medio Gijón.
De las crónicas de la época en que reinaba en
Gijón la sabiduría del “marques de la rosa” el
gijonés don Rafael Tuñón, descubrimos que
quizás fue el más hábil de los hijos del mar y de
profesión pescadores que habitaran estas riberas
y talayas.
Conocedor como pocos de los lugares exactos
donde acopiarse de frutos del mar y que al oído
de algún charrán que viniera a importunarle
cuando caña en ristre estaba por algún pedreru
buscando la lubina con que cenar, dejaba frases
que venían a constatar que de los peces del mar,
sabía hasta su parentesco:
“Esta lubina que ves y que acabo de sacar de la
mar, ye sobrina carnal de una que pesqué en
la Salmoriera, hará una o dos semanes atrás.”
(contado por Vital Aza)
Aquel gran vecino, que desde 1865 cuando
se crearon las Juntas locales de pesca, fue
directivo vitalicio de la de Gijón, luchando
infatigablemente por eliminar el método del

alineaban aquellos lobos de mar, veteranos
pescadores curtidos por miles de horas de paciente boga en busca del sustento familiar y
que carecían de nombres al uso de los demás
gijonhablantes, puesto que allí en el barrio alto,
nadie conocía a José, Pedro, o Tomás, como
mucho podías llegar a ser el fiu de alguien, o la
insufrible costilla de una adorable muyer, que
gobernaba al paisano garrandolu por el codaste
y poniendolu más derechu que el último camín a
Ceares.
Las tripulaciones de las lanchonas, se componían
de una retafila de motes heredados, con no poco
orgullo, por sus portadores, porque aquellas
dignidades venían pasando de generación en
generación de pescadores de Cimavilla, que de la
mar conocían hasta la hora en que le echan la sal.
Asi en una lanchona de finales del siglo XIX, se
iban a faenar una docena de paisanos como autenticos apóstoles de la mar;
“el Coxu de la Fornera,” “Tos de oveya,””El Obispo,” “Desoreyau,” “Colasa,” “Peseta falsa,” “Chocolate crudo,” “El Cura macho,” “La Viuda dientones,” “Esperteyu,” “Papones,” y “Culo alegre.”
Mar y trabajo.

Texto y fotografia de su pagina de Facebook
de Hernan Piniella Iglesias

15

RÍA DE ABOÑO, DE ASIENTO DE UN MONASTERIO…
Fotografía hacia inicios de los años sesenta de
la utilización de los vastos espacios de lo que
había sido en tiempos de Roma el magnífico
Aestuarium del río Aboño, por donde según
algunos estudiosos, aún en los tiempos del
turbulento reinado de “la vara de la justicia,”
el rey astur Ramiro I, entraban a veces los
normandos, navegando silenciosamente rio
arriba hasta San Andrés de los estacones, donde
amarraban sus dragones (drakars) y otras
embarcaciones de cuando iban perdiendo sus
costumbres feroces y se asentaron en Cenero.

por aquello de que el que mucho abarca poco
…A tumba de un imperio industrial. Por Cenero aprieta, y de aquel implicarse más allá de lo rallegó el cristianismo a según el paralelismo de
zonable en cuanta industria o sociedad mercantil
las iglesias cristianas de Veranes y la de Marialba nacía en Gijón con el siglo XX, se fueron a pique
ambas datadas aproximadamente entre los
apenas una década después de su constitución,
siglos III al V y en tierras de un recio caballero
arrastrando en aquella quiebra monumental un
de los que bajaban detrás de los moros y sus
montón de proyectos industriales y comerciales
aceifas estivales, se instaló un oráculo por la
que hubieran generado trabajo a orillas del mar
suerte ceñida a la espada de aquel grande señor que baña Gijón.
de la Asturias tramontana y de oratorio paso
a Monasterio de Sancti Ioanis, sito sobre una
En la ría de Aboño, de haber medrado todo ello
eminencia que dominaba la desembocadura del en aquel inicio de siglo se hubiera consolidado
Aboño, donde como altar y lugar de colocación
la gran fábrica de productos químicos de Aboño,
del ara de su culto, usaron de mesa la lápida de
(luego propiedad del marqués de Urquijo y ya
las aras sextianas de Noega, que con la ruina
liquidada para los años veinte) con todo lo que
posterior del cenobio, pasó como altar a una
hubiera conllevado, por lo que hubo que esperar
capilla inmediata donde aún la vieron viajeros
medio siglo para echar aquel lugar paradisiaco a
extranjeros que hollaron estas tierras en los siglos perder.
XVII y XVIII.
De aquel lado de la ría se lograron ardientes disAun en vida de Jovellanos quedaban sobre el otro putas entre industriales, portuarios y molineros
lado de la ría de Aboño, el lado de Gijón y su
por la necesaria agua a sacar casi en exclusiva del
campa del cabo de Torres, residuos del templo de río Prendes y los fecundos manantiales de Avial
Júpiter, la supuesta torre de Hercules y el templo y Las Xanas.
sacrificial asi como el de las aras dedicadas al
emperador del aquel mundo antiguo.
Depósitos, traídas, llevadas y pleitos, muchos
Veinte siglos más tarde de Cesar Augusto,
pleitos en un desesperado salvese quien pueda…
allí en la ría de Aboño, en parte, naufragaría
una grande empresa gijonesa, la del Crédito
Industrial Gijonés, ambiciosa sociedad que de
Escrito de su pagina de Facebook de Hernan Piniella Iglesias
haber tenido un poco más de paciencia y mucho
más apoyo que funestas rivalidades, o de no
haberse metido en tantos charcos crediticios,
16

LA CAZA DE LA BALLENA
La técnica de la caza de la ballena era así: En
las atalayas existía una vigilancia encargada
a un atalayero que tenía siempre preparado
un montón de leña verde que producía gran
humareda (“fumada”)tan pronto como se
divisaba un cetáceo, daba la seña y el humo.
Las tripulaciones, ya previamente designadas
marinaban rápidamente las lanchas. Estas
lanchas eran alargadas y muy sólidas, especie de
traineras reforzadas. El arponero iba a proa y el
patrón, hábil y gobernante, a la caña. Los demás
al remo. En total doce o catorce hombres.
El arpón de hierro acerado, de un metro o poco
más de longitud, terminado en una punta de
flecha giratoria por una bisagra para que al
hundirse y clavarse en el cuerpo del cetáceo, se
doblase y no pudiese salir, enastado en un palo
a mango de metro y medio a dos metros, el cual
en su extremo, quedaba sujeto por medio de una
argolla a un cabo o cuerda fina y fuerte que se
enrollaba en un carretel sólidamente trincado en
el fondo de la ballenera.
A golpe de remo la embarcación se acercaba a la
ballena lo más posible.
Cuando la tenía de través, el arponero, en pie
a proa, lanzaba su arma que se clavaba en un
costado del cetáceo, por la parte de la cabeza.
Este era la momento supremo del lance, pues al
sentirse herida, la ballena podía pegar el mayor y
más furioso coletazo.
Así arponeada la ballena se bogaba siguiendo
la dirección de la cuerda sumergida. Al cabo de
algún tiempo, el cetáceo emergía para respirar,
entonces se repetía la operación hasta que flotaba
extenuado sobre las aguas. Era el momento de
rematarlo con venablos y lanzas.

Ya muerto se le remolcaba a la playa donde se
le varaba y se procedía al troceo en la forma que
reglamentaban las Ordenanzas.
Los trozos cortados a lo largo del cuerpo, como
enormes hojas de tocino se llevaban a fundir en
los hornos de la “casa de las ballenas”, que existía
en todos los puertos dedicados a esta industria ,
obteniendo la grasa que se guardaba en barriles.
Los productos de la ballena casi nunca se
empleaban en la alimentación humana.
Años después, ya en el S. XVI, ante la escasez de
presas en la costa, se iba a buscar caza por el mar
del Norte en barcos de altura llamados “naos
balleneras”. Llegaban a Islandia, a Groenlandia,
Spitzberg y a bordear el paralelo 80 entre
paisajes desolados.
(Asturias y la Mar) Jesús Evaristo Casariego.

Recopilado y publicado por Marisa Diaz en su pagina de
Facebook

17

VERANO IMPREVISTO

Se nos va yendo por la puerta de atrás un verano
cicatero. Tan cicatero que uno tiene la sensación
de que se va sin haber asomado la patita siquiera.
Menuda tirria. La carencia de amaneceres
sugestivos, la racanería en horas de sol, la
abundancia de prúa y vientos contrahechos, y
el predominio de cielos toldados son, al fin y
al cabo, los causantes de la inquina que le he
pillado.
Imagino que no serán pocos los que ante la
ola de calor que asoló la mayor parte del país
prefieran mil veces la calima, la ausencia de
sol e incluso la lluvia. Que cuarenta y tantos
grados para el que los quiera. Pero digo yo que
el veranito de marras podía haber sido algo más
equitativo en el reparto, ni tan excesivo para
unos ni tan rácano para otros. Qué menos que
tener la deferencia de unas semanas de cielos
despejados y de canícula moderada para

el disfrute de las playas en el paraíso astur.
Creo que las teníamos merecidas.
Cierto es que no todo fue animadversión hacia
el tiempo padecido, y aunque la incertidumbre
al subir la persiana cada mañana se convirtió
con el paso de los días en hastío, por la
semejanza en el semblante de éstos a los días
lánguidos del otoño, también hubo alternativas
placenteras, ocasionadas por la recuperación
de sensaciones anteriores a la pandemia. No
cabe duda que la vacunación y las mascarillas
nos han proporcionado un plus en percepción
de seguridad y casi sin querer nos hemos ido
relajando, incluso más de lo debido, hasta
acostumbrarnos a convivir con los contagios y
las noticias que sobre ellos nos proporcionan los
medios.
18

VERANO IMPREVISTO
En fin, para mí uno de los hechos más
gratificantes de este peculiar verano fue el
retomar actuaciones con el grupo Nordeste.
Tres en Candás y una en Luanco en apenas dos
meses, todas ellas con una acogida sensacional.
Emotiva fue la comunión con el público, siendo
manifiesta la empatía y la participación en los
cuatro conciertos.
Pero de puertas para dentro, lo mejor sin duda
fue la recuperación de “la camuña”. Esas tertulias
efusivas, esa complicidad sincera, que suele
brotar cuando nos juntamos a cenar tras las
actuaciones. Recuerdo la primera de esas cenas
a finales de julio en la sidrería Nordeste. Ya en
los postres, con guitarras, acordeón y voces
entonando el canturreo, merodeó por mi cabeza
la imagen del querido y añorado Nicanor y su
guitarra, y aquella frase tan suya cuando alguna
de las canciones estaba pendiente de matizar
en los ensayos previos a los conciertos: “Esa
`PA´ENCENANDO´”.
¡Qué grande!

Concierto en Luanco Fotografias Rosa Somoano

Fotografia Late Candás

Me asomo a la ventana al acabar de escribir
esto. Una enorme luna y montones de estrellas
relucen en una noche por fin serena. Es como si
el verano, arrepentido, quisiera reconciliarse ante
su cercana despedida. Y qué mejor para ello que
el agasajo de algunos días de sol.
TEXTO Y FOTOGRAFIAS
PRINCIPALES
19 JOSÉ CARLOS ÁLVAREZ

LA CARTA DE AJUSTE

La historia comienza en el lejano año de 1. 959,
pero antes de comenzar a narrarla he de recordar
que entre el mundo de los galenos se discute
con cierta veracidad, el que la mente de las
personas a medida de que los años pasan, tiende
a recuperar escenas, recuerdos o bien hechos que
en una edad moderada no se presentan.
Con la llegada del otoño las tertulias que se
formaban entre las vecinas del barrio, cada
día se recogían más temprano, la fresca y la
poca actividad en esa estación del año, no era
un aliciente entre vecinas, no se casaba nadie
en otoño para debatir si la novia era culta o
el padre del novio tenía “ muchos cuartos “
denominación de aquel entonces al dinero.
Y de repente surgió que aunque las emisiones
de televisión comenzaran en 1.956, en ese año
de 1.959 una pudiente del barrio, compró a
plazos una televisión. Era el gran invento, la
competencia de las veladas a la fresca, la cosa en
la que se podían ver cosas, el genial invento que
poco a poco entraría en cada una de las casas de
aquel barrio.
- Oye, los sábados dan cosas infantiles y si
quieres puedes subir a verlos a mi casa, pero no
se lo digas a tus amigos que no quiero la casa
llena de chicos.
Llegó el ansiado sábado de aquel otoño de 1.
959 y por primera vez vi una televisión no sin
haberme caído una buena “ zarandanga “ porque

ese sábado a la puerta de mi vecina había
una docena de chicos del barrio. Se hacía
imposible mantener ese secreto.
La buena señora retirando alguna silla y
dejándonos pasar, nos mandó sentarnos en
el suelo, y abobados nos pusimos a ver la
tele, que digo, no a ver la tele si no a mirar
LA CARTA DE AJUSTE con aquellos
ruidos a intervalos porque el cable de la tele
a la antena andaba de un lado para otro.
Largos ratos mirando esa CARTA DE
AJUSTE y con tan mala suerte que la
emisión comenzaba anunciando que debido
a un problema de difusión, nos quedábamos
sin ver más porque nuestra vecina tenía que
hacer la cena a su hombre y ...
- Ala venga, que “ sastropeau “ a casa.
De noche desde mi ventana podía escuchar
los cantos de aquella GRAN PARADA a
micrófono abierto.
Fue ESCALA EN HIFI la emisión que con
su sintonía y su Juan Erasmo Monchi, dio
cabida a una gran alegría porque en mi
casa ya había televisión, una televisión que
llegando la noche nos fastidiaba la mayoría
de las veces con sus dos rombos.
Bobby Deglané único en su especie por

20

LA CARTA DE AJUSTE

aquel entonces, nos presentaba a Los Cinco
Latinos en su programa CABALGATA FIN DE
SEMANA, traído de La Ser a la TVE, era cosa
de padres y abuelas, lo nuestro, lo que los chicos
queríamos ver era PATRULLA DE TRÁFICO.
Y los domingos fueron para LA PERRITA
MARILYN, de la mano de Herta Frankel y su
pelo escarolado, también Franz Johan y Gustavo
Re fueron nuestros grandes humoristas.
La década de los 60 comenzaba entre LOS
PICAPIEDRA y VIAJE AL FONDO DEL MAR,
con un CESTA Y PUNTOS entre salesianos y
sus rivales franciscanos, su ROMPEOLAS y EL
LLANERO SOLITARIO dando paso a RIN TIN
TIN que junto a BONANZA hacían de nosotros
chiribitas en los ojos.
Modernos aparatos de televisión,
TELEFUNKEN, VANGUARD, ETC, siendo
INVICTA BOTONERA DE ORO, la televisión
que adornaba el pequeño salón de mi casa con su
también pequeño mueble-bar con las obligadas
botellas de Soberano, Veterano y Anís del Mono
por aquello de “ por sí acaso viene alguien “, lo
cierto era que El Mono encogía sin saber porqué.

Pasó el meridiano de los 60, el hombre llegó
a la luna dejando unas huellas de al menos
número 56 de pié, y mientras nos tocaba esa
transformación entre la infancia, la edad del
pavo y la juventud, los dibujos animados fueron
dando paso a Juan Pardo con su Charanga,
Karina con sus Flechas del Amor o La Maria
Isabel en la playa de Los Payos, sin olvidar Sugar,
Sugar de The Archies, canción que se bailaba
como si estuviéramos encerando el suelo con los
pies y una gamuza.

Muchos momentos frente a la INVICTA
BOTONERA DE ORO y sus horas interminables
con LA CARTA DE AJUSTE reflejada en la
retina.Los galenos tienen mucha razón cuando
diagnostican la pérdida de memoria actual en
beneficio de la memoria que reinaba entre la
infancia y un tiempo entre las costuras de la falta
de nuestra madre.
Muchas más cosas darían horas y horas de
recuerdos desde aquel final de los 50 y la década
de los 60, ¿ Será que ya a los que nos rondan los
70, nos ronda el peso de los años?
En el tintero queda El Fugitivo, El Santo o Los
Intocables... puede que en otro memorándum
regresen tras LA CARTA DE AJUSTE.
Escrito de César Quintanilla Pascual
21

CUANDO UN AMIGO SE VA
Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío,
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va
galopando su destino,
empieza el alma a vibrar
porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va
queda un terreno baldío
que quiere el tiempo
llenar
con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va
una estrella se ha perdido,
Cuando un amigo se va
la que ilumina el lugar
se queda un árbol caído
donde hay un niño dormido. que ya no vuelve a brotar
porque el viento lo ha
Cuando un amigo se va
vencido.
se detienen los caminos
Cuando un amigo se va
y se empieza a rebelar,
queda un espacio vacío,
el duende manso del vino.
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

BUENA PROA AMIGO // CORO NORDESTE
A la chita callando, con profundo sigilo, soltó
amarras Nicanor, dispuesto a recorrer la nueva
singladura que el destino le tenía reservada. Era
cauto en lo que a su intimidad se refiere y por
eso su partida nos pilló desprevenidos, con el pie
cambiado. Creo que con él se ha ido una parte
Letra de Alberto Cortez
importante de la esencia del grupo y un poquito
de cada uno de nosotros.
Alfredo (Rodada) a Nicanor
Grande como persona, maestro con la guitarra
Querido amigo Nicanor:
Hoy nos has sorprendido, has levantado el vuelo y sobre todo amigo.
Los que formamos el coro del Nordeste
de un modo suave y callado. La verdad es que era
siempre te recordaremos. Y sabes por qué.
tu forma de actuar, tu forma de ser.
Porque te queremos.
Hablé anteayer contigo, interesándome por tí
Ten la guitarra afinada para cuando nos
y noté tu voz, tu voz amiga, apagada y sí te soy
volvamos a ver y como dice Toño pregunta
sincero con un tinte de melancolía. Hasta me
cuando llegues si se nos permite cantar.
daba la impresión que me decías: Alfredo hasta
Buena proa AMIGO.
la vista, hasta cualquier día.
José Carlos Álvarez
Has sido un buen amigo, un gran compañero
Hoy el coro Nordeste de Candás ha perdido a
de ruta y hemos compartido muy buenos y
uno de sus miembros Nicanor Fernández Loza.
agradables momentos.
No tenemos palabras para mostrar nuestro mas
Para tú CORO NORDESTE, has sido un
sentido pésame a la familia por tan sensible
verdadero pilar con tu desinteresada entrega
perdida.
siempre y con tu inseparable y querida guitarra
Y nuestro mas reconocido agradecimiento
que con tanto gusto y acierto tocabas.
por todos los buenos momentos que
Yo, contigo, te confieso que me sentía seguro y
compartimos,desde aqui solo desearte que
arropado. Creo que todos te necesitábamos, ya
cuando llegues a ese destino al que tarde o
que no era lo mismo sin tí.
temprano tenemos que llegar todos ,preguntes si
Puedes estar seguro que has dejado un pedazo
haces el favor ,SI SE PUEDE CANTAR.
de tí en nosotros. Te queremos, te seguimos
GRACIAS AMIGO POR TANTO
queriendo.
Hasta que nos veamos cualquier día, amigo.
José Antonio González
Y como tú solías decir: P’a en cenando.
Alfredo ( Rodada )
22

Candás recupera el día 24 el Festival de
Bandes de Gaites, tras la suspensión de 2020

La pandemia obliga a que el evento
tenga un formato reducido,
solo con grupos asturianos
El “Villa de Candás” vuelve a celebrarse en este 2021, después de que finalmente no se pudiera llevar
a cabo el pasado año. Será el de este año un festival en un formato reducido, que mantiene así la
opción de que un clásico del verano carreñense vuelva a tener presencia por las calles de Candás,
como explica Velu Muñiz, director de la Banda, que organiza el evento: “Estuvimos dudando hasta el
último momento si hacerlo o no y la fecha a elegir. Tenemos limitaciones, pero es importante que se
organicen festivales. Este año no hay muchos y cuando llamas a las Bandas te lo agradecen”.
Las plazas y las calles de Candás será el espacio en el que se desarrollará todo el Festival. Estarán
animadas durante toda la jornada del día 24 por las tres bandas de gaitas invitadas, aparte de la
anfitriona, que estará representada por partida doble, ya que también la “Bandina d’escolinos” estará
presente. De hecho será la que abra la jornada, a partir de las 12.30 horas, bajando por El Paseín desde La Baragaña hasta la Feria de la Conserva. Acto seguido, la banda de los mayores desandará ese
recorrido para darle sonido y colorido a la mañana.
Por la tarde será el turno del resto de las bandas, con tres pasacalles acabando todos en La Baragaña.
Actuarán “Laguna del Torollu”, “Camín de Fierru” y “Xácara”. Por la noche habrá un pasacalles conjunto de todas las bandas a las 22.30 desde El Paseín hasta Les Conserveres y con la gala posterior a
partir de las 23.00 en la propia plaza, con Alain Fernández como maestro de ceremonias.
Fuente Borja Garcia para La Nueva España

23

EL JAZZ VOLVIÓ A CANDÁS
Un año más, la antigua Fábrica de conservas Ortiz fue el escenario central de la IX Semana del Jazz.
Goza del atractivo que proporciona la cercanía al mar. Un marco incomparable para disfrutar de la
música en directo. Se recuperó la mayor parte de su programación -que no se realizó el año pasadoy en esta edición, aunó música, cultura y turismo.
La música y el entorno están al mismo nivel y se enriquecen mutuamente. En Candás todo queda a
mano, los conciertos, los restaurantes, los alojamientos, todo está a menos de cien metros… y todo
ello contribuye a un ambiente especial, mágico, de gran familia
Impulsada por la entidad cultural “Cuatro Notes” y con la colaboración del Ayuntamiento de
Carreño se configuró el cartel para disfrutar en Carreño de música de calidad. En un pueblo con una
villa marinera con encanto se cumplieron con rigor todas las pautas establecidas por la Consejería
de Salud ante la actual situación sanitaria.
La música jazz volverá a ser la protagonista en 2022 convirtiéndose en uno de los imprescindibles
del verano asturiano.
Os esperamos en la próxima edición de la Semana del Jazz de Candás, confiando en volver a
disfrutar de esta magnífica semana como lo hacíamos antes.

LA OSPA VISITA CANDÁS

Después del éxito del circuito por pueblos asturianos declarados
Bien de Interés Cultural (BIC) del año pasado, la sinfónica
asturiana regresa a pequeños enclaves con el mismo formato
de cámara, citas musicales que siguen las medidas de seguridad
declaradas por las autoridades del Principado de Asturias.
En Candás, la orquesta de cuerda compuesta por un total de
quince músicos y con Pedro Ordieres como concertino-director,
dió su concierto. Obras de Vivaldi, Handel y Holst fueron las
piezas musicales elegidas

24

Fuente LateCandás

Ya se puede disfrutar en el muelle de Candás el mural SERENDIPIA, el proyecto creativo del
joven artista candasín Diego Argüelles Prendes.
Se trata de una sardina que integra rincones, iconos, emblemas y esencias de Candás. El
título alude al concepto de “serendipia”, un descubrimiento afortunado y valioso que se
produce de manera casual cuando se está buscando algo distinto.
Tras presentar su proyecto a la Concejalía de Juventud, la Corporación municipal acordó
promocionar el talento del creador con una propuesta para reproducir la obra a gran escala
en el muelle.
La Corporación local se propone, como medida de apoyo los/as artistas jóvenes de Carreño,
fomentar la creación de espacios culturales juveniles entendidos como lugares que permitan
el encuentro de la población joven, el desarrollo de su creatividad en distintas disciplinas y
la autogestión de sus proyectos.

Fuente InfoCarreño
25

ÉXITO ROTUNDO DEL FIM EN
CANDÁS

El Festival Internacional de Música (FIM) José Luis Vega “Pelís”, culmina esta edición con
un éxito notable en Carreño
Tras un año de parón obligado por la crisis sanitaria, la antigua Fábrica de conservas Ortiz
volvió a ser el escenario central del Festival Internacional de Música.
La gente pudo disfrutar de diferentes conciertos gratuitos en Ortiz de la mano de destacados
pianistas como Krzysztof Moskalewicz, Joonghun Cho y José Ramón Méndez.
Impulsado por la Banda de Música de Candás con la colaboración y financiación del
Ayuntamiento de Carreño. La actividad se llevó a cabo cumpliendo con rigor todas las
pautas establecidas por la Consejería de Salud ante la actual situación sanitaria.
Gracias a todas las personas que lo han hecho posible y a la Banda de Música de Candás por
su exquisita organización
Os esperamos en la próxima edición del Festival Internacional de Música, confiando en
volver a disfrutarlo como lo hacíamos antes.
Fuente LateCandás 26

“Reír es vivir”, lema del Salón de Teatro
Costumbrista de Candás, con 15 funciones

El ciclo, con la novedad de una noche especial de sainetes, arranca el
miércoles y el 3 de septiembre se entregarán los premios “Aurora Sánchez”
Candás volverá a ser la referencia en el panorama teatral del Principado de la mano de la
trigésimo primera edición del Salón de Teatro
Costumbrista, patrocinado por LA NUEVA
ESPAÑA, que se celebra en el teatro Prendes en
la segunda quincena de este mes. Una edición
que coge el relevo a la del año pasado, que pudo
superar las restricciones por el covid, y que llega
con doce obras diferentes, que, en algún caso, se
desarrollarán por partida doble.

El Salón de Teatro fue presentado en la mañana
de ayer en el centro polivalente La Baragaña.
En una época todavía marcada por el coronavirus, el evento llega con un espíritu claro, como
reconoce Alain Fernández, coordinador de Festejos y director del teatro: “Reír es vivir. Ese es
el apodo que le hemos dado a este salón. Desde
el teatro Prendes y el Ayuntamiento queremos
dar las gracias a las compañías participantes por
estar con nosotros un año más y ofrecer lo mejor
de su arte”, apuntó.

El salón arrancará el próximo miércoles y se
extenderá hasta el día 29 . Se representarán
un total de quince funciones de doce obras
diferentes. Habrá tres grandes platos fuertes,
que tendrán doble función, y en total son hasta
ocho nuevas obras las que se estrenarán en esta
edición. Una edición que será especial de cara a
algunas de las compañías representadas, como
Les Ayalgues de Carreño o La Farola de Gijón,
que retoman la actividad tras el covid. Una de
las novedades de este año viene con la noche
de sainetes, que tendrá lugar el día 23. También
habrá obras innovadoras que vayan más allá
de lo tradicional y que reflexionen también
sobre problemáticas actuales e, incluso, que se
adentren en críticas políticas. El 3 de septiembre
se entregarán los tradicionales premios “Aurora
Sánchez”.

Fuente Borja Garcia para La Nueva España

27

28

29

30

31

32

33

34

35

36

CONTINUARÁ

37

DON JOSÉ, EL CURA

Todo pasa ,y todo lo que se piensa se puede
olvidar, pero yo nunca he dejado de recordar
a don José, aquel cura enamorado de Candas,
siempre al lado de la gente y de nosotros,
aquellos rapacinos de postguerra y silabario, de
Rula y escuela de Ramón de Xuan. de Ribera y
cine de Fumanchú en episodios.
Ahora, tiempo lejano, veo a don José Muniello
en Ia misa de diez de los domingos inclinado
sobre el altar, tosiendo estrepitosamente.
Fumaba y. como al Señor, también le gustaba
tomar con sus amigos los marineros media
de vino de Sarita. Lo veo llevando el Santo
Sacramento hacia la Estrella de los Mares, la
Vaporina, el día de Pascua. Tres venias, y él,
llorando, ponía la custodia frente al corazón de
la Virgen, alzando sus rayos de oro hasta la
luz purísima de sus ojos de Madre del Señor,
sorprendidos y sonrientes, ya sin el velo.

Vuelvo a verlo bajar desde su casa, en la Pedrera,
hasta el Pósito, con el andar lento, sotana y
dulleta de solapa ancha, manos atrás, dando los
buenos días: «Güenes»... «agüenes»..., a viejos, a
mujeres y a chiquillos.
Candas era entonces un pueblo lleno de lutos
y abierto en mil heridas; un pobre pueblo con
el corazón y el alma enfermos a la vera de la
mar. La tierra, el aire, el agua, el fuego, el amor
y la amistad, ¡todo!, había que recuperarlo
otra vez para la vida. Y allí estaban de nuevo
dispuestos para la lucha hombres y mujeres,
jóvenes y niños. Allí estaba también don José,
elevando obstinadamente las torres de San Félix,
construyendo casas por los prados del Calvario,
alerta su oído a las necesidades de la gente,
siempre con la mano preparada para el favor.

Y los colores de la ilusión que él colocó en
lo gris de aquella vida; cines con mocin en el
Apolo,futbol en la Cruz,excursiones en el “Marranillo”(parando siempre en Villaviciosa para
tomar en el Gaitero un vasito de champanada).
Y la Navidad, que él ponia tan temprano,abierta
a los caminos de la fantasía que nos llevaba hacia ese instante mágico,casi divino, de los Reyes
en el catecismo,con sus pistolas de agua,sus
coches pulgas,sus diarios y sus plumieres.
Un domingo de julio,mientras Perlora celebraba
la fiesta Sacramental,don José. tras sufrir una
intervencion quirúrgica, muri´´o en Madrid.
Cuando se supo en el pueblo,la tarde de romería
se convirtió para los candasinos en un llanto, y
los rincones y las calles de Candás nunca quedaron tan fríos.

Texto de José Marcelino Garcia de su libro El humo
de los barcos

Vuelvo la cabeza hacia su imagen recia, brava
y sonriente, y le quiero agradecer, después
Dibujo de Alfredo Menéndez
de tantos años, la naranja, todas las naranjas
grandes y olorosas que por su santo nos regaló. 38


REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf - página 1/38
 
REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf - página 2/38
REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf - página 3/38
REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf - página 4/38
REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf - página 5/38
REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf - página 6/38
 





Descargar el documento (PDF)

REVISTA CANDÁS EN LA MEMORIA NUMERO 30.pdf (PDF, 61.7 MB)





Documentos relacionados


Documento PDF cayala 070
Documento PDF semblanzas
Documento PDF booklet   amor y muerte en la musica nordica
Documento PDF yohanan
Documento PDF historias de fonolas
Documento PDF ella

Palabras claves relacionadas