Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



Booklet Amor y Muerte en la música nórdica .pdf



Nombre del archivo original: Booklet - Amor y Muerte en la música nórdica.pdf
Autor: Brunix

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Microsoft® Word 2010, y fue enviado en caja-pdf.es el 30/07/2018 a las 01:29, desde la dirección IP 187.223.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 434 veces.
Tamaño del archivo: 1.7 MB (26 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Amor y Muerte en la Música Nórdica
Investigación por Bruno Ponce
Introducción
La presente selección de melodías tradicionales provenientes de los países
nórdicos, tienen un común denominador: todas ellas tratan el tema del amor. El
ánimo nórdico, empujado por el clima y la ubicación geográfica de las tierras
septentrionales, suele tender a la melancolía, a la nostalgia y a la sublimación del
dolor. Muchos de los temas predilectos de la música nórdica, son pues, los amores
perdidos, la añoranza, la soledad, la nostalgia de la infancia, la pérdida e incluso la
muerte.
Esta selección de catorce melodías provenientes de Suecia, Noruega, Dinamarca,
Islandia y de las Islas Feroe, están agrupadas en subtemas, que van del amor y la
añoranza, pasando por el amor y la tragedia, culminando con el amor y la pasión
pura.
Algunas de estas melodías provienen de la Edad Media, otras de los años
alrededor de 1600, otras de los siglos XIX y XX. Podemos observar en muchas de
estas canciones un exquisito lirismo, en el que las palabras se entretejen en una
exuberante filigrana que sorprende, emociona y cautiva al espectador, como es el
caso de la canción feroesa Fagra blóma (Hermosa flor).

Una flor que conozco
La más bella de todas
Ni siquiera la rosa luce como ella
Es ella la que elijo para mí.
Flores nacen con la primavera
Más blancas cuando es cosecha
Aunque, la mía florece todo el año
Incluso cuando hace frío y nieva.
Otras expresan a través de su letra un brillante paisaje abundante en imágenes,
colores, sonidos, e incluso aromas, es el caso de la luminosa melodía sueca
Christina dansar (Cristina baila). La melodía por sí misma es un verdadero deleite
sensorial, al describir perfectamente, el paisaje, los sentimientos evocados y la
historia relatada, únicamente con el dibujo de su extensa e hipnótica melodía.
Cristina baila sobre los prados
Ella baila sola bajo las estrellas,
Gira su vestido sobre las flores
Y pensando solo en su querido amigo.
Espejo del agua del estanque
¿No es ella la más hermosa en el pueblo?
Contéstame lirio de agua blanca
¿Se ha visto en el verano una novia más hermosa?
La tristeza y la desgracia también se hacen presentes de una forma a veces brutal.
El estado de pobreza en el que estaban sumidas las tierras nórdicas, la moral y la
ética tambaleantes, la violencia de género, la ignorancia y la superstición,
provocaron un gran número de episodios lamentables que fueron retratados en
muchas de sus canciones folklóricas, es el caso de Liden Karen, Elin i Hagen y en la
inquietante canción de cuna islandesa Móðir mín í kví kví.
Llegó un forastero y agradablemente
Se encontraba con Elin en lo profundo del bosque.
En la aldea, los rumores corrieron

Y la pobre Elin enloqueció:
Al llegar la primavera, a su hijo ahogó.
______
Y colocaron a la joven Karen
en un barril de púas
y vinieron dos palomas blancas
llevándola a la paz de Dios
pero el joven rey palideció
en su sala dorada
porque vinieron dos cuervos negros
para llevarlo al horror del infierno.
_________
Madre mía en el granero.
No te preocupes más.
Yo te prestaré mi vestido
Para que bailes y bailes.

Siendo capaces de ilustrar musicalmente las más diversas emociones, sus canciones
folklóricas evocan el más puro estado de enamoramiento y pasión, mediante
melodías frescas, alegres y francamente modernas para su tiempo. La luz del
verano, el ambiente cálido de sus campos floridos y la luz del sol se presentan de
formas realmente conmovedoras y delirantes.

Las hermosas flores pequeñas harán un baile.
¡Ven alegría mi corazón!
Si quieres, puedo hacerte una corona de flores.
¡Vengan lilas y aguileñas, ¡vengan rosas y salvias!
¡Ven dulce menta de hojas crujientes, ven alegría de mi corazón!
Afuera en nuestros campos hay flores y bayas.
Ven alegría del corazón!

Pero de todas las flores, te amo más a ti.
Vengan lilas y aguileñas, ¡vengan rosas y salvias!
¡Ven dulce menta de hojas crujientes, ven alegría de mi corazón!

Sin duda, esta es una colección de canciones nórdicas verdaderamente notoria,
reuniendo algunas de las melodías folklóricas más conocidas y amadas por el
pueblo nórdico, así como las historias y leyendas más arraigadas en su cultura.

Amor y Muerte en la Música Nórdica
Notas de programa
1.- Dans pa Rusakula (1956)
Letra y música: Sven Björkman (1916-1967)
La canción fue escrita por el compositor sueco Sven Henry Björkman, nacido en
1916 en Uppsala. En 1956 publicó su segunda colección de canciones folklóricas
suecas, que incluye "Dans på Rusakula" ("Baile en Rusakula"). Rusakula se
encuentra en Örebro, Suecia. Según la leyenda, un soldado llamado Rus sufría por
la prometida que lo había abandonado en su juventud. A pesar de esto, el soldado
siguió esperando su regreso. Cada mañana salía a corta un ramo de flores para
luego colocarlo sobre la mesa de su habitación al que llamaba "el ramo de novia".
La canción de Björkman está inspirada en esta historia.
Érase una vez, cuando éramos jóvenes,
Pasamos el verano jugando en jardines verdes.
Yo te amo y tú me amas.
Y nunca olvidaré que eres mía.
Y a través de todos mis días restantes, seré tuyo.

Ahora sigue una vez más,
Todos los deseos de tus corazones.
Contempla el olor del verano
Y todas las flores pequeñas,
Amarillas como estrellas y azules como tus ojos,
Los prados brillantes, sigo bailando en Rusakula.

Baile tradicional en Skansen, Suecia.

2.- Þrek og tár (Fortaleza y lágrimas)
Letra: Guðmundur Guðmundsson 1874-1919 (Poeta y maestro de escuela)
Música: Otto Lindblad , 1809-1864, Compositor

Las flores duermen. Camino hacia el estanque.
Allí nos reíamos y
Jugábamos como niños.
¿Por qué que lloras?
Dime por qué estás triste.
Mi brillante juventud muere como una rosa.
En tu joven corazón duele
ver cómo se apagan todas las luces brillantes.
Cuánto me alegraría volverte a ver
y jugar aquí.
Ahora mi fortaleza está paralizada por la
pesada pena sobre mis hombros.
Ahora lloran los viejos sueños de la juventud,
viejos sueños que son como malas hierbas y lágrimas.
De este invierno no renacerá la primavera.
Nuestros veranos fueron mejores,
Y aunque hoy lloramos, alguna vez fuimos felices y valientes.

3.- Jag minnes dig
Balada medieval de Suecia.
Te recuerdo cuando el sol envía
Su luz clara y brilla sobre el mundo
Mis pensamientos siempre van hacia ti
Para ti, quien fuiste mi amiga, mi solaz y mi esperanza.
Te recuerdo cuando los rayos del sol del mediodía
Envían calor, vida, luz y deleite.
Mi corazón te pinta con los colores del amor

Y envía un suspiro hacia el cielo.
Te recuerdo cuando el sol se está poniendo
Y el crepúsculo baja su pozo oscuro.
Pero la noche silenciosa no me calma
Porque recuerdo el momento en que eras mía.

Atardecer en la Isla de Gotland, Suecia.

4.- Vísur Vatnsenda-Rósu,
Letra: Rósa Guðmundsdóttir (1795–1855)
Música: Canción de cuna tradicional de Islandia.
Nacida en 1795 en una familia que vivía en la zona de Hörgárdal, Islandia, a Rósa
se le enseñó a leer y a escribir, una rareza para las mujeres islandesas del pasado.
La madre de Rósa murió cuando tenía 12 años y poco después abandonó su hogar
para trabajar como sirvienta en Möðruvellir. Aquí es donde conoció y se enamoró

de Páll Melsted, a quien dedicó su poema de amor más famoso Vísur VatnsendaRósu. Páll se mudó a Copenhague para estudiar cuando Rósa tenía entre 15 y 17
años y se comprometió con otra dama. La primera hija de Rósa se llamó Pálína, un
nombre que es la forma femenina de Páll.
Mis ojos y tus ojos
Esas hermosas joyas
Mis ojos son tuyos y tus ojos míos
Sabes a lo que me refiero
Hace mucho tiempo desde la última vez que la vi
En verdad era bella
De todo lo que es bueno en una mujer
Ella lo poseía casi todo
Te extraño más que a nadie
Estoy cansado del torrente de lágrimas
Oh, si tan sólo no nos hubiéramos conocido nunca,
Mi amada y querida amiga.

Libro de poemas de Rósa Guðmundsdóttir.

5.- Elin i Hagen
Letra: Gustaf Fröding 1891
Música: Torgny Björk
Versión original para voz, guitarra y armónica, 1891.
La granja en Hagen se encuentra junto al mar
Donde ahora vive el viejo Anders —
Y recuerdo muy bien, a Elin cantando
El día entero por largo rato, su única hija,
Mientras cuidaba a las vacas de su padre.
De todas las personas ella era la más feliz,
En cantar y bailar siempre era la mejor,
Buena cocinando y trabajando la tierra.
Pero muchas veces terminan infelices
Quienes son bendecidos con la juventud.
Llegó un forastero y agradablemente
Se encontraba con Elin en lo profundo del bosque,
En la aldea, los rumores corrieron
Y la pobre Elin enloqueció:
Al llegar la primavera, a su hijo ahogó.
Se la llevaron a prisión.
No pareció importarle, tampoco lloró.
Cuatro años de sentencia,
El dolor en Hagen se ha levantado
Y nadie a ese lugar quiere ir.
Se ve al viejo Anders en su vivienda
Curvado tristemente cortando madera.
Quien una vez feliz y sonriente estuvo
Su rostro es pálido y las lágrimas brotan.
Rechaza el saludo de la gente,
Sufre profundamente, le duele el corazón
Baja los ojos, no mira a nadie
Y en secreto llora amargamente.

Acuarelas de Marina Sundberg que representan episodios de la balada Elin i Hagen.

6.- Liden Karen (La joven Karen)
Balada medieval danesa.
Liden Karen es una balada legendaria danesa, que tiene versiones en otros
idiomas nórdicos, la más famosa es la versión sueca llamada Liten Karin tjänte (La
joven Karen sirve) Se cree que tiene sus orígenes en Alemania donde se encontró
una balada llamada Junge Katarina la cual es bastante cercana a la sueca Liten

Karin. Hay también una canción francesa que se presenta como una posibilidad
sobre su origen.
Se cree que la balada llegó a tierras nórdicas al final de la Edad Media,
probablemente en los años cercanos a 1400. Detrás de las canciones, francesa,
alemana y nórdica se encuentra la leyenda medieval de Santa Catalina quien sufrió
el martirio en Alejandría alrededor del año 300. La historia sobre ella fue
encontrado en la leyenda latina Legenda aurea (1263-75), y a partir de ahí fue
transferida a la colección sueca Fornsvenska (1276-1307).
En la versión nórdica, se eliminó toda reminiscencia puramente religiosa y se
mezcló con historias locales de abuso y castidad, resultando en un relato tanto
trágico como moralizante.
Den østnordiske ballade: oral teori og tekstanalyse : studier i Danmarks gamle folkeviser. Sigurd Kvaerndrup,
2006. Koebenhavns Universitet.

Y ella fue la joven Karen
El joven rey la vio.
Ella brillaba como una estrella
Entre todos los jóvenes sirvientes.
Y escucha joven Karen
Atiende mi petición,
Mis cuchillos de plata
Te daré.
Tus cuchillos de plata
No deseo
Dalos a tu joven reina y
Déjame irme con mi honor.
Escucha joven Karen,
Atiende mi petición,
Mi casa de piedra en el bosque
Te daré.

Tu casa de piedra en el bosque
No deseo,
Dalo a tu joven reina y
Déjame ir con mi honor.
Oh, oye, joven Karen
Y atiende mi petición
La mitad de mi reino
Te daré.
La mitad de tu reino
No deseo,
Dalo a tu joven reina y
Déjame ir con mi honor.
Y escucha joven Karen
Si me haces enojar
Entonces haré que te coloquen
En un barril con púas.
Si me colocas
En un barril con púas
El cielo conocerá
Mi inocencia.
Y colocaron a la joven karen
En un barril de púas
Y vinieron dos palomas blancas
Y la llevaron a la paz de Dios.
Y el joven rey palideció
En su sala dorada,
Porque vinieron dos cuervos negros
Para llevarlo al horror del infierno.

Fragmento de la proyección de la obra Liden Karen de la artista danesa Inge Tranter,
interpretada por su hija Uma Tranten, durante el festival de arte Bunker Love en Hirtshals,
Dinamarca. El video fue proyectado sobre la pared de uno de los cientos búnkeres creados
durante la Segunda Guerra Mundial por los Nazis como una barrera en caso de un
desembarco aliado. La canción fue mostrada como una metáfora del abuso de poder, la
resistencia y el sufrimiento del pueblo danés durante la guerra.

7.- Röcklavisan.
Balada sueca de autor desconocido, datada en 1840.

En la década de 1670, en Småland, en el sur de Suecia, Kärsti, la dueña de la
finca llamada Röckla, murió poco después de dar a luz a su primer hijo. Esto
no parece ser un evento particularmente especial, pero por alguna razón
habría muchas historias y rumores para rodear su muerte, incluso cuando su
esposo viudo todavía estaba vivo.
Existía en ese entonces la superstición de que si dejaban sola a una mujer en
el momento del parto, podían venir los trolls de la montaña y raptarla. Eso
fue lo que, según muchos cuentan, sucedió a Kärsti de Röckla.

En la parroquia de Virestad, en el condado de Kronoberg
Había un hogar llamado Röckla ,
Allí vivieron Per y Kersti, y vivieron bien
Un paraíso en la tierra como pocos pueden imaginarse,
En el nombre del amor, ella quedó encinta
Y al paso del tiempo, llegó
El día en que ella daría a luz.
Una tarde, cuando la gente dormía dulcemente
Y los pájaros ya no cantaban
Cuando Kersti se quedó sola junto al niño recién nacido
Y mientras velaba por el pequeño,
Entraron los trolls y se llevaron a Kersti.
Habían hecho una figura con la apariencia de Kersti
Y la pusieron en el lecho de nacimiento.
Cuando Per despertó y miró a Kersti
Pensó que sus mejillas parecían pálidas
Creyendo que ella había muerto en el dolor del parto,
Por lo tanto, habló estas palabras:
Oh, escucha mi querida amiga, es difícil para mí.
¿Por qué no estuve despierto en el
Momento en que te despediste de este mundo?
En el bosque Käringekullen podía verla
Por lo menos cada Nochebuena.
Con ojos llorosos se peinaba
Y la bata de parto era su ropa,
Pero cuando trataba de acercársele
Ella desaparecía tan rápidamente de su vista
Como las estrellas fugaces en el cielo.
“Hace ciento setenta años esto debió haber sucedido”
Dice la familia en Röckla.
Los hijos de Per han vivido en esa granja
Generación tras generación.
Y aún hoy en 1840, hablan de su bisabuelo
Quien perdió a su Kersti hace tanto tiempo.

Ubicación actual de la localidad de Röckla en Suecia. La leyenda de Kärsti y Per, aún sigue
vigente en sus alrededores.

Localidad de Röckla en Småland, Suecia. Un sencillo monumento que aún hoy rememora
los extraños hechos ocurridos a la familia conformada por Kärsti y Per de Röckla en la
década de 1670.

8.- Móðir mín í kví kví
Canción de cuna islandesa (alrededor del año 1000)

En los días previos a que Islandia tuviera control de la natalidad y estaba
increíblemente empobrecida, las mujeres a veces ocultaban a sus bebés recién
nacidos y los dejaban afuera para que murieran. Esto sucedió por una serie de
razones, pero la razón más común fue probablemente el hecho de que las mujeres
simplemente no tenían los medios para alimentar al bebé o porque habían sido
violadas.
Con la llegada del cristianismo, comenzó una regulación que expidió leyes muy
claras al respecto de la manera de vivir de los islandeses. Sin embargo, al margen
de la severa inquisición, se ofrecieron por lo menos tres sobresalientes expeciones,
motivadas por el estado lamentable y agreste de la sociedad islandesa. La primera
exenpción era el permiso para ingerir carne de caballo, la segunda excepción era el
permiso para adorar a deidades paganas en secreto y la tercera la práctica del gera
út, o abandonar a los niños en el bosque para que estos murieran de frío, hambre o
devorados por animales salvajes, si las madres no podían alimentarlos, si los recién
nacidos eran producto de una violación o si eran un resultado de algún accidente
y salvaguardar así el “honor” de las mujeres. Con el paso del tiempo, dicha
práctica finalmente se volvió ilegal y las mujeres fueron castigadas por la ley si se
sospechaba que habían cometido el delito.

Sin embargo, muchas jóvenes

continuaron con la práctica en secreto, sumiéndolas en la desesperación y el
remordimiento. La historia más famosa al respecto, forma parte de una canción de
cuna islandesa llamada Móðir mín í kví kví (Madre mía en el granero) y relata el
devenir de una joven mujer que lleva a lo espeso del bosque a su pequeña hija para
abandonarla allí. Una tarde en que lloraba en un granero, a causa de su tristeza al
no tener un vestido apropiado para asistir a un baile, es sorprendida por el
fantasma de su hija, vestida con harapos, y quien le dice:
Móðir mín í kví, kví,
Kvíddu ekki því, því,
Ég skal ljá þér duluna mína
Að dansa í Og dansa í.

Madre mía en el granero.
No te preocupes más.
Yo te prestaré mi vestido
Para que bailes y bailes.

Un fragmento de Grágás, una colección de leyes islandesas de la Edad Media, las cuales
estuvieron en uso hasta los años 1262–1264. En ellas se establecían las excepciones que
permitían la ingesta de carne de caballo, la adoración a deidades paganas en secreto y el
gera út, el cual consistía en abandonar a los niños en la naturaleza si las condiciones para
mantenerlos era difícil.

9.- Laer meg a kjenne dine veier
Letra: Jakob Paulli 1902 sacerdote y compositor de salmos danés
Música: Melodía folklórica de Åseral, Noruega
Existe una leyenda que afirma que Paulli escribió esta canción un día después de
que su familia muriera en un incendio pero nuevos estudios revelan que no es así.
Su esposa Frederikke Christiane Jürgensen, murió el 11 de mayo de 1882, con
apenas 36 años de edad, de cáncer. Paulli escribió su himno en 1902, veinte años
después. Sin embargo, fue el propio Paulli quien murió en un incendio, el 3 de
septiembre de 1915.

Aunque la leyenda resultó no ser cierta, la fuerza de los versos de Paulli resultan
ser profundamente conmovedores y acertados tomando en cuenta sus propias
pérdidas.
Enséñame a conocer tus caminos
y caminar con confianza paso a paso.
Sé que lo que poseo son bienes prestados,
y todo es tuyo.
Pero si tu mano fuerte me guía,
nunca veré el objetivo equivocado,
y por cada esperanza que muera aquí abajo,
recibiré una mayor esperanza en el cielo.

Jakob Peter Mynster Paulli.

10.- Fagra blóma (Hermosa flor) Islas Feroe.
Letra: Poul F. Joensen (1898 – 1970)
Música: Melodía folklórica feroesa.
Fagra blóma es la canción nacional de las Islas Feroe, la cual hace referencia
probablemente a la Leontodon Autumnale, una flora nativa de las islas, de hoja perenne
con pocas ramas, muy común en los húmedos pastizales al lado de los caminos y
carreteras.

Las Islas Feroe (en feroés, “Føroyar”), es un archipiélago conformado por dieciocho
islas, de las cuales diecisiete están habitadas, estando ubicadas entre Islandia y
Reino Unido. Con un grobierno autónomo, es auspiciado por el Reino de
Dinamarca en tema de relaciones exteriores. El significado de Islas Feroe es Islas de
los corderos, ya que fue el primer animal doméstico introducido a las islas durante
los asentamientos de misioneros escoceses en el siglo VI. Con una población menor
a los 50, 000 habitantes, su idioma, el feroés, es un dialecto del islandés, con
orígenes en el nórdico antiguo.
Hermosa flor, tú que adornas
Las más altas cimas, montañas y valles
Pueblos, campos y verdes cordilleras
¿Qué es más bello en esta Tierra?
Una flor que conozco
La más bella de todas
Ni siquiera la rosa luce como ella
Es ella la que elijo para mí.
Flores nacen con la primavera
Más blancas cuando es cosecha
Aunque, la mía florece todo el año
Incluso cuando hace frío y nieva.
Ella puede florecer sólo una vez
Si palidece, palidezco con ella
Seguiré junto a mi flor
Hasta el final de mis días.

Leontodon Autumnale, flor a la que posiblemente se refiere la canción.

11.- Christina Dansar (1967)
Åke Hallgren (1946)
Cristina baila sobre los prados,
Baila sola bajo las estrellas,
Girando su vestido sobre las flores
Y pensando en su querido amigo.
¿Por qué no viniste a los abedules?
¿Y por qué olvidaste tu amor?
¿Por qué me dejaste allí esperando
Ahora que tienes otro amigo en tu corazón?
Espejo del agua del estanque,
¿No es ella la más hermosa en el pueblo?

Contéstame lirio de agua blanca,
¿Han visto en el verano una novia más hermosa?
Christina baila sobre los prados,
Baila sola bajo las estrellas
Está bailando en las dulces horas,
Y pensando en su querido amigo.

Una modelo sueca tocando el violín con un vestido de la marca originaria de Suecia,
Gudrun Sjödén, que fue descrita como “diseñada a mano como una armoniosa sinfonía”.

12.- Uti vår hage (Afuera en nuestros campos) (a. 1880 – posible origen alrededor
de 1600)
Atribuída a Hugo Lutteman.
Esta es una melodía Sueca de origen y edad desconocidos, el primer registro es de
1880 en Gotland, Suecia. Es una de las canciones folklóricas más famosas y es
usada en la Feria de Valborg, que está concetada con las celebraciones de
primavera precristianas. En esta celebración se hacían hogueras muy grandes que
servían para ahuyentar a los espítirus malignos. Directamente conectada con la
Noche de Walpurgis, en la que las brujas se reunían en aquelarres, esta festividad
es su directa respuesta con la llegada del cristianismo a las tierras nórdicas.
Por otro lado, las plantas que se enumeran en la canción podrían ser
anticonceptivos en la medicina popular, aunque otros debaten que esto no es así.
De modo que es clara la referencia durante toda la canción a la costumbre de los
jóvenes, quienes se encontraban en los bosques para aprovechar las luminosas
noches de verano, para sus mutuas demostraciones de amor y pasión.
Así tenemos:
Aguileña - planta medicinal color violeta.
Menta verde - planta medicinal.
Salvia - planta medicinal para uso femenino.
Afuera en nuestros campos crecen bayas azules
Ven alegría mi corazón
Si quieres verme, nos encontraremos allí!
Vengan lilas y aguileñas, ¡vengan rosas y salvias!
¡Ven dulce menta de hojas crujientes, ven alegría de mi corazón!
Las hermosas flores pequeñas harán un baile.
¡Ven alegría mi corazón!
Si quieres, puedo hacerte una corona de flores.
¡Vengan lilas y aguileñas, ¡vengan rosas y salvias!
¡Ven dulce menta de hojas crujientes, ven alegría de mi corazón!

La corona de flores pondré en tu cabello
Ven alegría del corazón!
El sol podrá subir y bajar, pero mi esperanza se mantendrá firme
Vengan lilas y aguileñas, ¡vengan rosas y salvias!
¡Ven dulce menta de hojas crujientes, ven alegría de mi corazón!
Afuera en nuestros campos hay flores y bayas.
Ven alegría del corazón!
Pero de todas las flores, te amo más a ti.
Vengan lilas y aguileñas, ¡vengan rosas y salvias!
¡Ven dulce menta de hojas crujientes, ven alegría de mi corazón!

Muchachas suecas portando las tradicionales coronas de flores durante la celebración
moderna de la Feria de Valborg o Midsommer.

13.- Jag väntar vid min stockeld (Espero junto a mi fogata) (1915)
Letra: Dan Andersson (1888 – 1920)
Música: Gunnar Turesson (1906-2001)

La historia cuenta que el afamado poeta sueco Dan Andersson estaba casado con
Olga, la hermana de Gunar Turesson, un joven músico, y dibujante de la provincia
de Arvika, Suecia. El joven Gunnar, motivado por el bello poema de su cuñado,
compuso la melodía cuando tenía la edad de solo dieciséis años. El poeta quedó
impresionado por la hermosa melodía que el joven trovador hiciera a su melodía,
uniéndolos con esto, en una fuerte y grata amistad hasta temprana muerte del
poeta.
Espero junto a mi fogata
Mientras pasan las horas de la noche y
Mientras las estrellas recorren el cielo nocturno.
Estoy esperando a una mujer que viene de muy lejos
La novia con ojos azules y hermosos.
La vi como una flor viniendo cubierta de nieve,
Soñé que se reía burlona y pícara
Creí verla venir a través del bosque
Desde la noche nevada.
Estoy esperando junto a mi fogata
Para mirar las estrellas que cantan
Encima de los bosques y de las nubes que se van.
Estoy esperando a una lejana viajera,
La novia con ojos tan azules y hermosos.

Gunnar Turesson

Dan Andersson

14.- Bruremarsj fra Valsøyfjord, (Marcha nupcial de Valsøyfjord) Noruega.
Las marchas nupciales son una de las expresiones más arraigadas en el folklor y la
cultura de los escandinavos, en especial los de Noruega. Con cimientos que
provienen de la era vikinga, estas marchas expresan la intrepidez del amor, las
luchas por conseguir la unión con la persona amada, así como las más altas
aspiraciones de vida del pueblo nórdico. Nos llevan a través del denso bosque
rodeados de los espíritus y de los ecos de la naturaleza, haciéndonos partícipes de
sus más hondos y apasionados sentimientos.
Interpretadas por el fiddle, una variación folklórica del violín, así como por sus
entrenadas voces solistas y en coro, las marchas nupciales acompañaban de cerca
estas fastuosas ceremonias celebradas en las viejas iglesias, o como acostumbraban
desde tiempos remotos, en los claros de los bosques, junto a los fiordos y las
escarpadas cordilleras.
Las más marchas nupciales noruegas más famosas que han llegado a nuestros días
son Bruremarsj fra Jämtland, Bruremarsj fra Lødingen y Bruremarsj Fra Telemark, pero
sin duda, la más amada, la más hermosa y la más conocida, es sin duda Bruremarsj
fra Valsøyfjord.
Norwegian Life, Ethlyn T. Clough, Library of Alexandria.

Boda tradicional noruega donde se ve a un violinista encabezando una procesión nupcial, mientras
interpreta una Bruremarsj.

Novia noruega portando una tradicional
corona nupcial.

Violín noruego con el que se
interpretan las Bruremarsj.


Documentos relacionados


Documento PDF booklet   amor y muerte en la musica nordica
Documento PDF las 10 flores m s hermosas del mundo
Documento PDF criticablash
Documento PDF cuadrigrama del deseo y dos gatos fanzine poEtico copia1 copia
Documento PDF lestat el vampiro anne rice
Documento PDF a la victima pascual comentario 1


Palabras claves relacionadas