Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Shemuel Bet .pdf



Nombre del archivo original: Shemuel Bet.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:50, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 102 veces.
Tamaño del archivo: 623 KB (33 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

Shemuel Bet
(En ivri:
‫ מ‬, Aquel que escucha a Elohé)
1:1 Después de la muerte de Shaul, Dawid había regresado ya de derrotar a los amalequitas,
Dawid se quedó dos días en Tsiqlag.
1:2 Al tercer día, vino un hombre del campamento de Shaul, con su ropa desgarrada y tierra
sobre su cabeza; y al acercarse a Dawid, se tiró al suelo y se postró.
1:3 Dawid le preguntó: ¿De dónde vienes? El respondió: Acabo de escaparme del
campamento de Yisrael.
1:4 Dawid preguntó: ¿Qué sucedió? ¡Dímelo! Y él le contó cómo las tropas habían huido del
campo de batalla y que, además, muchos de las tropas habían caído y habían muerto;
también, que Shaul y su ben Yahonatán habían muerto.
1:5 Dawid le preguntó al joven que le trajo la noticia: ¿Cómo sabes que Shaul y su ben
Yahonatán han muerto?
1:6 El joven que le trajo la noticia respondió: Me encontraba por casualidad en el monte
Guilboa, y vi a Shaul apoyado sobre su lanza, y los carros y los jinetes lo alcanzaban.
1:7 El miró alrededor y me vio, y me llamó. Cuando yo respondí: A sus órdenes,
1:8 él me preguntó: ¿Quién eres tú? Y yo le respondí que era un amaleqita.
1:9 Entonces me dijo: Párateme encima y ultímame, que estoy en agonía, y apenas me
queda vida.
1:10 Así que me paré encima de él y lo ultimé, porque sabía que nunca se Levantaría de
donde yacía. Luego tomé la diadema de su cabeza y el brazalete de su brazo, y los he
traído aquí a mi amo.
1:11 Dawid agarró sus vestiduras y las desgarró, y lo mismo hicieron todos los hombres que
estaban con él.
1:12 Hicieron duelo y lloraron, y ayunaron hasta el anochecer por Shaul y por su ben
Yahonatán, y por los soldados de Yahweh y por la Bayit de Yisrael que habían caído a
espada.
1:13 Dawid le preguntó al joven que le había traído la noticia: ¿De dónde eres tú? El
respondió: Soy ben de un extranjero residente, un amaleqita.
1:14 Dawid le dijo: ¿Cómo te atreviste a Levantar tu mano para Matar al ungido de Yahweh?
1:15 Entonces Dawid llamó a uno de los asistentes y le dijo: ¡Acércate y golpéalo! Él lo
derribó, y murió.
1:16 Y Dawid le dijo: ¡Tu sangre caiga sobre tu propia cabeza! Tu propia boca testificó
contra ti cuando dijiste: Yo le di muerte al ungido de YAHWEH.
1:17 Y Dawid entonó este lamento por Shaul y por su ben Yahonatán
1:18 y mandó que enseñasen a los yahuditas el Canto del Arco. Está registrado en el
Sefer de Yashar:
1:19 ¡Tu tiferet, oh Yisrael, yace muerta en tus alturas! ¡Cómo han caído los héroes!
1:20 No lo anuncien en Gat, ni lo proclamen por las calles de Ashqelón. No sea que se
alegren las hijas de los filisteos; no sea que se regocijen las hijas de los incircuncisos.
1:21 Oh montes de Guilboa, que no haya rocío ni lluvia sobre ustedes, ni sean campos
productivos, porque allí yace desechado el escudo de los guerreros, el escudo de Shaul,
que ya no se unge con aceite.
1:22 Sin la sangre de los muertos y sin la gordura de los valientes, el arco de Yahonatán
jamás volvía; nunca volvía vacía la espada de Shaul.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

706

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

1:23 ¡Shaul y Yahonatán, amados y queridos, nunca separados ni en la vida ni en la m uerte!
¡Eran más veloces que águilas; eran más fuertes que leones!
1:24 ¡Oh hijas de Yisrael, lloren por Shaul, quien las vestía de escarlata y prendas finas,
quien adornaba sus ropas con joyas de oro!
1:25 ¡Cómo han caído los valientes en medio de la bata lla! ¡Yahonatán ha perecido sobre tus
alturas!
1:26 Angustia siento por ti, mi ají Yahonatán, tú me fuiste muy querido. Tu cariño fue
maravilloso para mí, más que el amor de las mujeres.
1:27 ¡Cómo han caído los poderosos, han perecido las armas de guerra!
2:1 Algún tiempo después de esto, Dawid consultó a Yahweh: ¿Debo subir a alguno de los
pueblos de Yahudah? Yahweh le respondió: Sube. Dawid volvió a preguntar: ¿A cuál
subiré? Yahweh le respondió: A Jevrón.
2:2 De manera que Dawid subió allá, junto con sus dos mujeres: Ajinoam, de Yezreel, y
Avigáyil la esposa viuda de Naval, de Karmel.
2:3 Dawid tomó también a los hombres que estaban con él, cada uno con su familia, y se
establecieron en los poblados cerca de Jevrón.
2:4 Los hombres de Yahudah vinieron y ungieron allí a Dawid como melej sobre la Bayit de
Yahudah. Le informaron a Dawid acerca de los hombres de Yavesh Guilad que sepultaron
a Shaul.
2:5 Así que Dawid envió mensajeros a los hombres de Yavesh Guilad y les dijo: Que sean
barut de Yahweh porque ustedes realizaron este acto de fidelidad con su amo Shaul, y lo
sepultaron.
2:6 Que Yahweh en cambio les muestre verdadera fidelidad; y yo también los recompensaré
generosamente por este acto que han realizado.
2:7 Ahora, anímense y sean hombres valientes; porque Shaul su amo ha muerto y la bayit
de Yahudah me ha ungido ya melej sobre ellos.
2:8 Pero Avner ben de Ner, comandante de Shaul, había tomado a Ishbóshet ben de Shaul y
lo había trasladado a Majanáyim
2:9 y lo proclamó melej sobre Guilad, sobre los ashuritas, sobre Yezreel, sobre Efráyim,
sobre Binyamín –sobre todo Yisrael.
2:10 Ishbóshet, ben de Shaul tenía 40 años cuando llegó a ser melej de Yisrael, y reinó dos
años. Pero la Bayit de Yahudah apoyaba a Dawid.
2:11 El tiempo que Dawid reinó en Jevrón sobre la bayit de Yahudah fue de siete años y seis
meses.
2:12 Una vez Avner ben de Ner y los servidores de Ishbóshet ben de Shaul marcharon de
Majanáyim a Guivón,
2:13 y también salieron Yoav, ben de Tseruyah, y los soldados de Dawid; y se enfrentaron
junto al estanque de Guivón: un grupo se sentó a un lado del estanque, y el otro grupo al
otro lado del estanque.
2:14 Avner le dijo a Yoav: ¡Que los jóvenes se acerquen y compitan delante de nosotros!
Yoav respondió: ¡Que se acerquen!
2:15 Ellos se acercaron y los contaron en Números iguales, doce de parte de Binyamín y de
Ishbóshet ben de Shaul, y doce de los soldados de Dawid.
2:16 Cada uno agarró a su adversario por la cabeza y hundió su espada en el costado de su
oponente; y cayeron juntos. Aquel lugar, que queda en Guivón, se llamó Jelqathatsurim,
campo de las rocas (o dagas).
2:17 Aquel día la batalla fue muy fiera, y Avner y los hombres de Yisrael fueron derrotados
por los soldados de Dawid.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

707

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

2:18 Estaban allí los tres benei de Tseruyah Yoav, Avishay y Asahel. Asahel era ligero de
pies como una gacela en el campo.
2:19 Y Asahel persiguió a Avner, sin apartarse ni a la derecha ni a la izquierda en su
persecución de Avner.
2:20 Avner miró hacia atrás y preguntó: ¿Eres tú, Asahel? El respondió: Sí, soy yo.
2:21 Avner le dijo: Apártate a la derecha o a la izquierda, y atrapa a alguno de nuestros
jóvenes y quítale la túnica. Pero Asahel no quiso dejar de seguirlo.
2:22 Avner volvió a pedirle a Asahel: ¡Deja de perseguirme, tendré que derribarte! ¿Cómo
podría después verle la cara a tu ají Yoav?
2:23 Como él rehusó desistir, Avner lo hirió en el vientre con una estocada hacia atrás de su
lanza y la lanza le salió por detrás. Cayó allí y murió en el mismo sitio. Y todos los que
pasaban por el lugar donde Asahel había caído y había muerto, se detenían;
2:24 pero Yoav y Avishay continuaron persiguiendo a Avner. El sol se estaba poniendo
cuando llegaron a la colina de Amah, frente a Guíaj en el camino del midbah de Guivón.
2:25 Los binyamínitas se agruparon tras Avner, formando un solo escuadrón; y se
detuvieron en la cumbre de cierta colina.
2:26 Entonces Avner le gritó a Yoav: ¿Deberá devorar la espada para siempre? ¡Tú sabes
cuán amargo va a ser al final! ¿Cuánto tardarás en ordenarle a tus tropas que dejen de
perseguir a sus parientes?
2:27 Y Yoav respondió: ¡Por vida de ha Elohé, si tú no hubieras hablado, las tropas no
habrían dejado de perseguir a sus ajís hasta por la mañana!
2:28 Entonces Yoav tocó el shofar, y todas las tropas se detuvieron; cesaron de perse guir a
Yisrael y detuvieron la batalla.
2:29 Avner y sus hombres marcharon por el Aravah toda aquella noche y, después de cruzar
el Yardén, marcharon a través de todo el Bitrón hasta que llegaron a Majanáyim.
2:30 Después que Yoav dejó de perseguir a Avner, reunió a todas las tropas y halló que
faltaban diez y nueve de los servidores de Dawid, además de Asahel.
2:31 Los servidores de Dawid, por otra parte, derrotaron a los binyamínitas y a los hombres
bajo Avner y Mataron trescientos sesenta hombres.
2:32 Luego se llegaron a Asahel y lo sepultaron en la tumba de su padre en Bet Lehem.
Entonces Yoav y sus hombres marcharon toda aquella noche; y les amaneció en Jevrón.
3:1 La guerra entre la bayit de Shaul y la bayit de Dawid fue larga; pero Dawid seguía
fortaleciéndose, mientras la bayit de Shaul se iba debilitando.
3:2 A Dawid le nacieron benei en Jevrón: Su primogénito fue Amnón, de Ajinóam la
Yezreelita;
3:3 el segundo fue Kilab, de Avigáyil la esposa viuda de Naval el karmelita; el tercero fue
Avshalom ben de Maakhah hija de Talmay, melej de Gueshur;
3:4 el cuarto fue Adoniyah ben de Jaguit; el quinto fue Shefatyah, ben de Avital;
3:5 y el sexto fue Yitream, de Eglah, esposa de Dawid. Estos le nacieron a Dawid en Jevrón.
3:6 Durante la guerra entre la Bayit de Shaul y la Bayit de Dawid, Avner apoyó a la Bayit de
Shaul.
3:7 Shaul había tenido una concubina que se llamaba Ritspa hija de Ayah; e Ishbóshet le
preguntó a Avner: ¿Por qué te has acostado con la concubina de mi padre?
3:8 Avner se enfureció muchísimo por lo que dijo Ishbóshet, y le dijo: ¿Acaso soy yo un
cabeza de perro de Yahudah? Aquí he estado sirviendo lealmente a la Bayit de tu padre
Shaul y a sus parientes y amigos, y no te he entregado en mano de Dawid; ¡y hoy me
reprochas por una mujer!

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

708

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

3:9 Que así le haga Elohé a Avner y aún le añada, si yo no hago con Dawid lo que YAHWEH
le ha jurado
3:10 transferir el reino de la Bayit de Shaul, y establecer el trono de Dawid sobre Yisrael y
sobre Yahudah desde Dan hasta Beer Sheva.
3:11 Ishbóshet no pudo decir nada más en respuesta a Avner, porque le tenía miedo.
3:12 Avner envió inmediatamente mensajeros a Dawid para preguntarle en su nombre: ¿De
quién es la tierra? Y para decirle además: Haz alianza conmigo, y yo te ayudaré a traer a
todo Yisrael a tu lado.
3:13 El respondió: Bien; haré alianza contigo. Pero te pido una cosa: No te presentes ante
mí sin que me traigas a Mikhal hija de Shaul, cuando te me presentes delante.
3:14 Dawid envió también mensajeros a Ishbóshet ben de Shaul, para decir: Devuélveme a
mi esposa Mikhal, por la que pagué la dote de cien prepucios de filisteos.
3:15 Así que Ishbóshet envió a quitársela a su esposo, Paltiel ben de Layish.
3:16 Su esposo caminó con ella hasta Baljurim, llorando tras ella; Entonces Avner le ordenó
que regresara, y él regresó.
3:17 Avner había consultado con los ancianos de Yisrael, diciendo: Hace tiempo que ustedes
querían que Dawid fuese melej sobre ustedes.
3:18 ¡Actúen ahora! Porque YAHWEH ha dicho concerniente a Dawid: Yo libraré a mi pueblo
Yisrael de manos de los filisteos y de todos sus demás enemigos mediante mi servidor
Dawid.
3:19 Avner habló también a los binyamínitas; luego Avner mismo fue y le informó a Dawid
en Jevrón todos los deseos de Yisrael y de toda la Bayit de Benjamín.
3:20 Cuando Avner fue donde Dawid en Jevrón, acompañado de veinte hombres, Dawid hizo
fiesta para Avner y para los hombres que estaban con él.
3:21 Avner le dijo a Dawid: Ahora iré a reunir a todo Yisrael junto a Su Majestad. Ellos harán
una alianza con usted, y usted podrá reinar sobre todo lo que desee su lev. Y Dawid
despidió a Avner, y éste se fue en shalom.
3:22 En esos momentos los soldados de Dawid llegaron con Yoav de una incursión, trayendo
consigo mucho botín; Avner ya no estaba en Jevrón con Dawid, pues éste lo había
despedido, y él se había ido en shalom.
3:23 Cuando llegaron Yoav y todo el ejército que estaba con él, le informaron a Yoav que
Avner ben de Ner había venido donde el melej, este lo había dejado ir, y Avner se había
ido a salvo.
3:24 Yoav fue donde el melej y le dijo: ¿Qué has hecho? Aquí vino Avner donde ti, ¿por qué
lo dejaste ir? ¡Ahora se ha ido!
3:25 ¿No sabías que Avner ben de Ner vino solamente para engañarte, para conocer tus
entradas y tus salidas, y para averiguar todo lo que planeas?
3:26 Yoav salió de la presencia de Dawid y envió mensajeros tras Avner, y ellos lo hicieron
regresar desde el pozo de Sirah; pero Dawid no supo nada de esto.
3:27 Cuando Avner volvió a Jevrón, Yoav lo llevó aparte a la entrada de la ciudad para
hablar en privado con él; allí lo hirió en el vientre. Así murió Avner por derramar la
sangre de Asahel, el ají de Yoav.
3:28 Más tarde, cuando Dawid se enteró de esto, dijo: ¡Tanto yo como mi reino somos
inocentes para siempre ante YAHWEH de la sangre de Avner ben de Ner!
3:29 Que la culpa caiga sobre la cabeza de Yoav y sobre toda su bayit paterna. Que nunca
esté la bayit de Yoav sin alguien que padezca de flujo, o de una erupción, o un varón que
maneje la rueca, o uno que muera a espada, o uno que carezca de pan.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

709

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

3:30 Yoav y su ají Avishay habían matado a Avner, porque éste había Matado a su ají Asahel
durante la batalla de Guivón.
3:31 Entonces Dawid le ordenó a Yoav y a todas las tropas que estaban con él que rasgaran
sus ropas, se vistieran de luto, e hicieran duelo delante de Avner; y el melej Dawid
mismo iba detrás del féretro.
3:32 Y así sepultaron a Avner en Jevrón; el melej hizo tefilat en alta voz junto al sepulcro de
Avner, y también lloraron todas las tropas.
3:33 Y el melej entonó este lamento por Avner: ¿Debía morir Avner como muere un
insensato?
3:34 Tus manos no estaban atadas; tus pies no estaban sujetos con grillos; pero caíste
como cae uno ante los malvados. Y todas las tropas volvieron a llorar por él.
3:35 Todas las tropas fueron para persuadir a Dawid a que comiera algo mientras aún era de
día; pero Dawid juró: Que así me haga Elohé y aún me añada, si como pan o cualquier
cosa antes de que se ponga el sol.
3:36 Todas las tropas se dieron cuenta de esto y lo aprobaron, así como aprobaban todas las
tropas todo lo que el melej hacía.
3:37 Aquel día, todas las tropas y todo Yisrael entendieron que no había sido por voluntad
del melej que Mataron a Avner ben de Ner.
3:38 Y el melej dijo a sus servidores: Ustedes saben bien que hoy ha caído un príncipe, un
gran hombre en Yisrael.
3:39 Y ahora yo soy débil, aunque soy un melej ungido; esos hombres, los benei de
Tseruyah, son muy salvajes para mí. ¡Que YAHWEH retribuya al malvado por su maldad!
4:1 Cuando Ishbóshet ben de Shaul oyó que Avner había muerto en Jevrón, perdió el valor;
y todo Yisrael se alarmó.
4:2 El ben de Shaul tenía dos comandantes de tropa: Uno llamado BaaNajum, y el otro
llamado Rekhav, benei de Rimón el beerotita, binyamínitas, ya que Beerot se consideraba
como de Binyamín.
4:3 Los beerotitas huyeron a Guitiyim, donde habitan como forasteros hasta el día de hoy.
4:4 Yahonatán ben de Shaul tenía un ben lisiado de los pies. Tenía cinco años cuando la
noticia de la muerte de Shaul y de Yahonatán llegó de Yezreel, y su nodriza lo tomó y
huyó; pero cuando huía apresuradamente, el niño se cayó y quedó cojo. El se llamaba
Mefivóshet.
4:5 Rekhav y Baaná, benei de Rimón el beerotita, fueron, y llegaron a la bayit de Ishbóshet
en pleno calor del día, cuando él se hallaba durmiendo la siesta del mediodía.
4:6 Así que entraron en el interior de la bayit como si levantaran trigo, y lo hirieron en el
vientre. Rekhav y su ají Baaná se escaparon,
4:7 y entraron en la bayit mientras él dormía en su cama, en su dormitorio; y lo hirieron y
Mataron. Le cortaron la cabeza, tomaron la cabeza y anduvieron toda la noche por el
Aravah.
4:8 Le llegaron la cabeza de Ishbóshet a Dawid, en Jevrón, y le dijeron al melej: Aquí está la
cabeza de su enemigo, Ishbóshet ben de Shaul, el que buscaba su vida. YAHWEH ha
vengado hoy a Su Majestad el melej, de Shaul y de su linaje.
4:9 Pero Dawid le respondió a Rekhav y a su ají BaaNajum, benei de Rimón el beerotita, y
les dijo: Por vida de YAHWEH, que me ha rescatado de todo problema:
4:10 El que me contó en Tsiqlag que Shaul estaba muerto pensó que me traía una buena
noticia. Pero en lugar de recompensarlo por la noticia, lo agarré y lo Maté en Tsiqlag.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

710

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

4:11 ¡Cuánto más, Entonces, cuando unos hombres malvados Mataron a un hombre
intachable en su bayit, en su propia cama! Ciertamente vengaré su sangre en ustedes, y
los eliminaré de la tierra.
4:12 Dawid dio órdenes a los jóvenes, y ellos los Mataron; les cortaron las manos y los pies
y los colgaron junto al estanque de Jevrón. Y tomaron la cabeza de Ishbóshet y la
enterraron en el sepulcro de Avner en Jevrón.
5:1 Todas las tribus de Yisrael vinieron donde Dawid en Jevrón y le dijeron: Nosotros somos
de tu propio hueso y carne.
5:2 Mucho antes de ahora, cuando Shaul era melej sobre nosotros, tú eras quien dirigía a
Yisrael en la guerra; y Yahweh te dijo: Tú pastorearás a mi pueblo Yisrael, y serás
gobernante de Yisrael.
5:3 Todos los ancianos de Yisrael fueron donde el melej en Jevrón, y el melej Dawid hizo una
alianza con ellos en Jevrón delante de Yahweh. Y ellos ungieron a Dawid como melej
sobre Yisrael.
5:4 Dawid tenía treinta años cuando se hizo melej, y reinó cuarenta años.
5:5 En Jevrón reinó sobre Yahudah siete años y seis meses, y en Yahrusalaim reinó sobre
todo Yisrael y Yahudah treinta y tres años.
5:6 El melej, con sus hombres, salió para Yahrusalaim contra los Yevusitas que habitaban en
aquella región. Ellos le hablaron a Dawid diciendo: ¡Tú nunca entrarás acá! Hasta los
ciegos y los cojos te harán volver. –Ellos querían decir: Dawid nunca entrará aquí–.
5:7 Sin embargo, Dawid capturó la fortaleza de Tzión, que es ahora la Ciudad de Dawid.
5:8 En aquella ocasión Dawid dijo: Los que ataquen a los Yevusitas, usen el conducto de
agua para alcanzar a los cojos y a los ciegos, que son detestables para Dawid. Por eso se
dice: Ni el ciego ni el cojo entrará en la Bayit.
5:9 Dawid ocupó la fortaleza y la llamó la Ciudad de Dawid; Dawid también fortificó las áreas
circundantes, desde Milo hacia adentro.
5:10 Dawid continuó haciéndose más fuerte, porque YAHWEH, el Elohé de los Ejércitos
estaba con él.
5:11 El melej Jiram de Tiro, envió mensajeros a Dawid con madera de cedro, carpinteros y
canteros; y edificaron un palacio para Dawid.
5:12 Así comprendió Dawid que YAHWEH lo había establecido como melej sobre Yisrael y
que había enaltecido su reinado por amor a su pueblo Yisrael.
5:13 Después que salió de Jevrón, Dawid tomó más concubinas y esposas de Yahrusalaim, y
le nacieron a Dawid más benei e hijas.
5:14 Estos son los nombres de los que le nacieron en Yahrusalaim: Shamúa, Shobab, Natán,
Shelomoj,
5:15 Yivjar, Elishúa, Néfeg, Yafía,
5:16 Elishamá, Elyadá y Elifélet.
5:17 Cuando los filisteos oyeron que habían ungido a Dawid melej sobre Yisrael, marcharon
todos los filisteos en busca de Dawid; pero Dawid oyó de esto, y bajó a la fortaleza.
5:18 Los filisteos llegaron y se extendieron por el valle de Refaim.
5:19 Entonces Dawid consultó a YAHWEH: ¿Subiré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi
mano? Y YAHWEH le respondió a Dawid: Sube, que voy a entregar a los filisteos en tu
mano.
5:20 Entonces Dawid marchó a Báal Perazim, y allí los derrotó Dawid. Entonces dijo:
¡YAHWEH ha irrumpido contra mis enemigos delante de mí, como irrumpen las aguas
contra la represa! Por eso se llamó aquel lugar Báal Perazim.
5:21 Los filisteos abandonaron allí sus ídolos, y Dawid y sus hombres se los llegaron.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

711

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

5:22 Una vez más los filisteos subieron y se extendieron por el valle de Refaím.
5:23 Dawid consultó a YAHWEH, y él le respondió: No subas, sino rodéalos por detrás, y
confróntalos junto a los árboles de bálsamo .
5:24 Y cuando escuches el sonido de una marcha en las copas de los árboles, Entonces entra
en acción, que YAHWEH irá delante de ti para atacar a los ejércitos de los filisteos.
5:25 Dawid hizo como le había mandado YAHWEH; y derrotó a los filisteos desde Guevah
hasta la entrada de Guézer.
6:1 Dawid volvió a reunir a todos los escogidos de Yisrael, treinta mil hombres fuertes.
6:2 Entonces Dawid y todas las tropas que estaban con él, partieron de Baalim de Yahudah
para subir desde allí el Arca de Ha´Elohé, a la cual está ligado el Nombre, el nombre de
Yahweh Tzva’ot Entronizado sobre los Querubines.
6:3 Colocaron el Arca de Ha´Elohé sobre una carreta nueva y se la llegaron de la bayit de
Avinadav, que estaba en la colina; y los benei de Avinadav, Uza y Ajío, guiaban la carreta
nueva.
6:4 Se la llegaron de la bayit de Avinadav en la colina, Uza caminando junto al Arca de
Ha´Elohé y Ajío caminando delante del Arca.
6:5 Entretanto, Dawid y toda la bayit de Yisrael danzaban delante de YAHWEH al sonido de
toda clase de instrumentos de madera de ciprés, con arpas, liras, panderos, sistros y
címbalos.
6:6 Pero cuando llegaron a la era de Nakhón, Uza extendió su mano al Arca de Ha´Elohé y la
sujetó, porque los bueyes habían tropezado.
6:7 YAHWEH se enfureció contra Uza. Y Ha´Elohé lo derribó allí mismo por su indiscreción, y
murió allí junto al Arca de Ha´Elohé.
6:8 Dawid se disgustó porque YAHWEH le había infligido una brecha a Uza; y se llamó aquel
lugar Perets Uza, la brecha de Uza, como se llama todavía.
6:9 Aquel día Dawid tuvo miedo de YAHWEH y dijo: ¿Cómo puedo dejar que venga a mí el
Arca de YAHWEH?
6:10 Así que Dawid no quiso levantar el Arca a su lugar en la C iudad de Dawid; más bien, la
desvió a la bayit de Obededom el guetita.
6:11 El Arca de YAHWEH permaneció en la bayit de Obededom el guetita durante tres meses,
y YAHWEH bendijo a Obed Edom y a toda su familia.
6:12 Se le informó al melej Dawid: YAHWEH ha bendecido la bayit de Obed Edom y todo lo
que le pertenece a causa del Arca de Ha´Elohé. Entonces Dawid fue y subió el Arca del
Ha´Elohé de la bayit de Obed Edom a la Ciudad de Dawid, en medio de regocijo.
6:13 Cuando los que llevaban el Arca de Elohé habían avanzado seis pasos, sacrificó un toro
y un carnero cebado.
6:14 Dawid danzaba con toda su fuerza delante de YAHWEH; Dawid estaba vestido con un
efod de lino.
6:15 Así Dawid y toda la Bayit de Yisrael subieron el Arca de YAHWEH, con gritos y sonido de
corneta.
6:16 Cuando el Arca de YAHWEH entraba en la Ciudad de Dawid, Mikhal hija de Shaul miró
por la ventana y vio al melej Dawid saltando y danzando delante de YAHWEH; y lo
despreció por eso.
6:17 Trajeron el Arca de YAHWEH y la colocaron en su lugar dentro de la Tienda que Dawid
había erigido para ella, y Dawid sacrificó ofrendas quemadas y ofrendas de bienestar
delante de YAHWEH.
6:18 Cuando Dawid acabó de sacrificar las ofrendas quemadas y las ofrendas de bienestar,
bendijo al pueblo en el nombre de Yahweh Tzva’ot .

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

712

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

6:19 Y distribuyó entre todo el pueblo – entre toda la multitud de Yisrael, hombres y
mujeres por igual a cada uno una hogaza de pan, una torta hecha en sartén, y una torta
de pasas. Entonces todo el pueblo se fue a sus Casas.
6:20 Dawid regresó para bendecir a su familia. Y Mikhal hija de Shaul salió a recibir a Dawid
y le dijo: ¡Cómo se ha cubierto de honra hoy el melej de Yisrael descubriéndose hoy a la
vista de las criadas de sus servidores, como se descubriría un cualquiera!
6:21 Dawid le respondió a Mikhal: Fue delante de YAHWEH, que me eligió en lugar de tu
padre y de toda su bayit y me nombró gobernante del pueblo de YAHWEH, de Yisrael. Yo
danzaré delante de YAHWEH
6:22 y me deshonraré aún más, y me rebajaré ante mis propios ojos; pero entre las criadas
que has mencionado seré honrado
6:23 Así que hasta el día de su muerte Mikhal hija de Shaul no tuvo benei.
7:1 Cuando el melej estaba establecido en su palacio y YAHWEH le había concedido
seguridad de todos sus enemigos en derredor,
7:2 el melej le dijo al profeta Natán: Mira; yo habito en una bayit de cedro, mientras que el
Arca de Ha´Elohé habita en una Tienda.
7:3 Natán le dijo al melej: Ve y haz todo lo que tengas en mente, que YAHWEH está contigo.
7:4 Pero aquella misma noche vino la davar de YAHWEH a Natán:
7:5 Ve y dile a mi servidor Dawid que así ha dicho YAHWEH: ¿Tú eres el que me vas a
edificar una bayit para yo la habite?
7:6 Desde el día en que saqué a los benei de Yisrael de Mitzraim, hasta el día de hoy yo no
he habitado en una bayit, sino que he estado peregrinando en una Tienda y en una
morada.
7:7 Mientras peregrinaba con todos los benei de Yisrael, ¿alguna vez le reproché a alguno de
los dirigentes tribales a los que nombré para cuidar de mi pueblo Yisrael por qué no me
han edificado una bayit de cedro?
7:8 Además, dile a mi servidor Dawid que así ha dicho Yahweh Tzva’ot : Yo te tomé del
prado, de detrás del rebaño, para que fueras gobernante de mi pueblo Yisrael,
7:9 y he estado contigo por dondequiera que has andado y he eliminado a todos tus
enemigos delante de ti. Además, yo te daré un gran renombre como el de los más
grandes hombres de la tierra.
7:10 Yo estableceré un hogar para mi pueblo Yisrael y lo plantaré firme, para que habite
seguro y no tiemble más. Los malvados no volverán a afligirlo como en el pasado,
7:11 desde el día en que nombré capitanes sobre mi pueblo Yisrael. Yo te daré descanso de
todos tus enemigos. YAHWEH te declara que él, YAHWEH, establecerá una bayit para ti.
7:12 Cuando se cumplan tus días y reposes con tus padres, yo Levantaré después de ti a un
descendiente tuyo, uno de tus propias entrañas, y afirmaré su reinado.
7:13 El edificará una bayit para mi nombre, y yo estableceré su trono real para siempre.
7:14 Yo seré un padre para él, y él será un ben para mí. Cuando haga mal, yo lo castigaré
con vara de hombres y con aflicción de mortales;
7:15 pero nunca retiraré de él mi favor, como lo retiré de Shaul, a quien quité para hacerte
lugar.
7:16 Tu bayit y tu reinado estarán siempre seguros delante de ti; tu trono se establecerá
para siempre.
7:17 Natán le habló a Dawid conforme a todas estas palabras y a toda esta profecía.
7:18 Entonces el melej Dawid vino y se sentó delante de YAHWEH y dijo: Oh Yahweh, ¿qué
soy yo, y qué es mi familia para que me hayas traído hasta aquí?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

713

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

7:19 Y aún esto, Yahweh, te ha parecido poco, pues también has hablado del futuro de la
bayit de tu servidor. Que esa sea la ley para el pueblo, oh Yahweh.
7:20 ¿Qué más te puede decir Dawid? Tú conoces a tu servidor, oh Yahweh.
7:21 Por causa de tu davar y por tu propio acuerdo has realizado esta gran obra, y la diste a
conocer a tu servidor.
7:22 ¡Tú eres grande en verdad, oh YAHWEH Elohé! No hay nadie como tú, ni hay Elohé
aparte de ti, según hemos oído siempre.
7:23 ¿Y quién es como tu pueblo Yisrael, una nación única sobre la tierra, a la que Elohé fue
y rescató como su pueblo, ganando renombre para sí mismo y realizando grandes y
maravillosas obras para ellos y para tu tierra –expulsando naciones y sus deidades ante
tu pueblo a quien rescataste para ti de Mitzraim.
7:24 Has establecido a tu pueblo Yisrael como tu propio pueblo para siempre; y tú, oh
YAHWEH, has venido a ser su Elohé.
7:25 Y Ahora, oh YAHWEH Elohé, cúmplele tu promesa a tu servidor y a su bayit para
siempre; y haz como has prometido.
7:26 Y que tú nombre sea glorificado para siempre, al decir la gente: Yahweh Tzva’ot es el
Elohé de Yisrael; y que la bayit de tu servidor Dawid sea estable delante de ti.
7:27 Por cuanto tú, oh Yahweh Tzva’ot , Elohé de Yisrael, le has revelado a tu servidor que
tú le edificarás una bayit a él, tu servidor se ha atrevido dirigirte esta tefilat.
7:28 Y ahora, oh Yahweh, tú eres Ha´Elohé y tus palabras seguramente resultarán
verdaderas, y tú le has hecho esa generosa promesa a tu servidor.
7:29 Por lo tanto, ten a bien bendecir la bayit de tu servidor, a fin de que permanezca
delante de ti para siempre; porque tú has hablado, oh Yahweh. Que la bayit de tu
servidor sea bendita para siempre por tu bendición.
8:1 Algún tiempo después, Dawid atacó a los filisteos y los sometió; y Dawid tomó Méteg
Haamá de los filisteos.
8:2 También derrotó a los Moabitas. Los hizo tenderse en el suelo y los midió con un cordel;
midió dos cordeles para los que iban a morir, y un cordel entero para los que iban a vivir.
Y los Moabitas vinieron a ser vasallos tributarios de Dawid.
8:3 Dawid derrotó a Hadadézer ben de Rejov, melej de Tsovah, cuando éste iba a restaurar
su monumento en el río Perat.
8:4 Dawid capturó de sus ejércitos 1,700 jinetes y 20,000 soldados de a pie; y Dawid
descaderó todos los caballos de los carros, excepto cien que retuvo.
8:5 Y cuando los aramitas de Daméseq fueron en ayuda de Hadadézer, melej de Tsovah,
Dawid derribó a 22,000 de los aramitas.
8:6 Dawid instaló puestos militares en Aram de Daméseq, y los aramitas vinieron a ser
vasallos tributarios de Dawid. YAHWEH le daba la victoria a Dawid por dondequiera que
iba.
8:7 Dawid tomó los escudos de oro que llevaba la comitiva de Hadadézer y los trajo a
Yahrusalaim;
8:8 y de Bétaj y de Berotay, poblados de Hadadézer, el melej Dawid tomó una vasta
cantidad de cobre.
8:9 Cuando el melej Toy de Jamat oyó que Dawid había derrotado a todo el ejército de
Hadadézer,
8:10 Toy envió a su ben Yoram al melej Dawid para saludarlo y felicitarlo por su victoria
militar contra Hadadézer porque Hadadézer había estado en guerra con Toy. Yoram llevó
consigo objetos de plata, de oro y de bronce.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

714

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

8:11 El melej Dawid los dedicó a YAHWEH, junto con la plata y el oro que había dedicado,
tomadas de todas las naciones que había conquistado:
8:12 de Edom, de Moab, y de Amón; de los filisteos y de los amalequitas, y del botín de
Hadadézer ben de Rejov, melej de Tsovah.
8:13 Dawid adquirió fama cuando regresó de derrotar a Edom en el Valle de la Sal, 18,000
en total.
8:14 Instaló puestos militares en Edom –por toda Edom instaló puestos militares y todos los
edomitas vinieron a ser vasallos de Dawid. YAHWEH le daba la victoria a Dawid por
dondequiera que iba.
8:15 Dawid reinó sobre todo Yisrael, y practicó Dawid verdadera justicia con todo su pueblo.
8:16 Yoav ben de Tseruyah era comandante del ejército; Yosafat ben de Aj ilud era el
cronista;
8:17 Tsadoq ben de Ajituv y Ajimélekh ben de Evyatar eran kohanim; Serayah era escriba;
8:18 Benayahu ben de Yahoyadá era comandante de los keretitas y los peletitas; y los benei
de Dawid eran kohanim.
9:1 Dawid preguntó: ¿Hay todavía alguno que haya quedado de la bayit de Shaul a quien yo
pueda mostrar bondad por amor a Yahonatán?
9:2 Había un servidor de la bayit de Shaul que se llamaba Tsivá, y lo llamaron a la presencia
de Dawid. El melej le preguntó: ¿Eres tú Tsivá? El respondió: Servidor suyo.
9:3 El melej le preguntó: ¿Queda alguien de la bayit de Shaul a quien yo pueda mostrar
bondad como juré delante de Elohé? Tsivá respondió al melej: Sí, aún queda un ben de
Yahonatán, lisiado de ambos pies.
9:4 El melej le preguntó: ¿Dónde está? y Tsivá le respondió al melej: Está en la bayit de
Makhir ben de Amiel, en Lodevar.
9:5 El melej Dawid envió a traerlo de la bayit de Makhir ben de Amiel, de Lodevar;
9:6 y cuando Mefivóshet ben de Yahonatán, ben de Shaul, llegó donde Dawid, cayó sobre su
rostro y se postró. Dawid le dijo: ¿Mefivóshet? Y él respondió: Aquí está su servidor.
9:7 Dawid le dijo: No tengas temor, que yo te mostraré bondad por amor a tu padre
Yahonatán. Te devolveré todas las tierras de tu abuelo Shaul; además, tú comerás
siempre a mi mesa.
9:8 Mefivóshet se postró otra vez, y preguntó: ¿Quién es su servidor, para que usted le
muestre consideración a un perro muerto como yo?
9:9 El melej llamó a Tsivá, mayordomo de Shaul, y le dijo: Yo le he dado al nieto de tu amo
todo lo que pertenecía a Shaul y a toda su familia.
9:10 Tú y tus benei y tus esclavos labrarán la tierra para él y almacenarán los productos
para proveerle al ben de tu amo alimento para vivir; pero Mefivóshet, el nieto de tu amo,
comerá siempre a mi mesa. Tsivá tenía quince benei y veinte esclavos.
9:11 Tsivá le respondió al melej: Su servidor hará tal como mande mi amo el melej a su
servidor. Mefivóshet comerá a mi mesa como uno de los benei del melej.
9:12 Mefivóshet tenía un ben pequeño que se llamaba Mikhá; y todos los miembros de la
familia de Tsivá trabajaban para Mefivóshet.
9:13 Mefivóshet vivía en Yahrusalaim, porque comía regularmente a la mesa del melej. El
era cojo de ambos pies.
10:1 Algún tiempo después, murió el melej de Amón, y su ben Janún le sucedió como melej.
10:2 Dawid pensó: Mostraré bondad a Janún ben de Najash, como su padre mostró bondad
conmigo. Envió a sus cortesanos con un mensaje de condolencia para él por la muerte de
su padre. Pero cuando los cortesanos de Dawid llegaron a la tierra de Amón,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

715

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

10:3 los oficiales amonitas le dijeron a su amo Janún: ¿Te parece que Dawid está en verdad
honrando a tu padre, simplemente porque te ha enviado unos hombres con condolencias?
Mira, Dawid ha enviado a sus cortesanos a explorar y espiar la ciudad para destruirla.
10:4 Entonces Janún agarró a los servidores de Dawid, le recortó un lado de la barba y les
cortó la mitad de sus vestidos hasta las nalgas, y los despidió.
10:5 Cuando le informaron eso a Dawid, mandó que fueran a encontrarlos, porque los
hombres estaban sumamente avergonzados. Y el melej mandó que les dijeran: Quédense
en Yerikó hasta que les vuelva a crecer la barba; Entonces podrán volver.
10:6 Los amonitas se dieron cuenta de que habían incurrido en la ira de Dawid; así que los
amonitas enviaron agentes y alquilaron aramitas de Bet Rejov y aramitas de Tsovah
20,000 soldados de a pie el melej de Maakhah con 1,000 hombres, y 12,000 hombres de
Tob.
10:7 Al enterarse de esto, Dawid envió a Yoav con todo el ejército incluyendo a los
combatientes profesionales.
10:8 Los amonitas salieron y tomaron su posición de batalla a la entrada de la puerta,
mientras que los aramitas de Tsovah y de Rejov, y los hombres de Tob y de Maakhah
tomaron su posición aparte en el campo.
10:9 Yoav vio que había un frente de batalla contra él tanto delante como detrás. Así que
hizo una selección de todos los hombres escogidos de Yisrael y los alineó contra los
aramitas,
10:10 y al resto de las tropas las puso bajo el comando de su ají Avishay y los alineó contra
los amonitas.
10:11 Yoav dijo: Si los aramitas resultan demasiado fuertes para mí, tú vienes en mi ayuda;
y si los amonitas resultan demasiado fuertes para ti, yo voy en tu ayuda.
10:12 Seamos fuertes y resueltos por nuestro pueblo y por la tierra de nuestro Elohé; y
YAHWEH hará lo que le parezca bien.
10:13 Yoav y las tropas que lo acompañaban marcharon a la batalla contra los aramitas,
quienes huyeron ante él.
10:14 Y cuando los amonitas vieron que los aramitas habían huido, huyeron ante Avishay y
entraron en la ciudad. Entonces Yoav detuvo el ataque contra a los amonitas, y volvió a
Yahrusalaim.
10:15 Cuando los aramitas se vieron derrotados por Yisrael, volvieron a agrupar sus fuerzas.
10:16 Hadadézer envió a traer a los aramitas del otro lado del Río; estos llegaron a Jelam
dirigidos por Shovakh, comandante del ejército de Hadadézer.
10:17 Cuando se le informó a Dawid, éste reunió a todo Yisrael, cruzó el Yardén, y llegó a
Jelam. Los aramitas dispusieron sus fuerzas contra Dawid y lo atacaron;
10:18 pero los aramitas huyeron ante Yisrael. Dawid Mató a 700 cocheros aramitas y a
40,000 jinetes; también derribó a Shovakh, comandante del ejército de Hadadézer, quien
murió allí mismo.
10:19 Y cuando todos los melejim vasallos de Hadadézer vieron que habían sido derrotados
por Yisrael, se sometieron a Yisrael y se hicieron sus vasallos. Y los aramitas tuvieron
miedo de volver a ayudar a los benei de Amón.
11:1 A la vuelta de un año, por la época cuando los melejim suelen salir a la batalla, Dawid
envió a Yoav con sus servidores y con todo Yisrael, y devastaron a Amón y sitiaron a
Rabah; Dawid se había quedado en Yahrusalaim.
11:2 Una vez al atardecer, Dawid se Levantó de su cama y se paseaba por la azotea del
palacio real; y vio desde la azotea a una mujer que se estaba bañando. La mujer era muy
bella,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

716

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

11:3 y el melej mandó alguien a preguntar por la mujer. Este informó: Ella es BatSheva hija
de Eliam y esposa de Uriyah el jetita
11:4 Dawid envió mensajeros para tomarla; ella vino a él, y él se acostó con ella –ella
acababa de purificarse después de su período– luego ella regresó a su bayit.
11:5 La mujer concibió, y le mandó a decir a Dawid: Estoy encinta.
11:6 Entonces Dawid le mandó un mensaje a Yoav: Envíame a Uriyah el jetita; y Yoav envió
a Uriyah donde Dawid.
11:7 Cuando Uriyah vino donde él, Dawid le preguntó cómo estaban Yoav y las tropas, y
cómo iba la guerra.
11:8 Después Dawid le dijo a Uriyah: Baja a tu bayit y lávate los pies. Cuando Uriyah salió
del palacio real, se envió tras él un obsequio de parte del melej.
11:9 Pero Uriyah durmió a la entrada del palacio real, junto con los otros oficiales de su amo,
y no bajó a su bayit.
11:10 Cuando le informaron a Dawid que Uriyah no había bajado a su bayit, Dawid le
preguntó a Uriyah: Acabas de llegar de un viaje, ¿por qué no bajaste a tu bayit?
11:11 Uriyah respondió a Dawid: El Arca, Yisrael y Yahudah están en Sukot, y mi amo Yoav
y los hombres de Su Majestad están acampados al aire libre; ¿cómo podría yo irme a mi
bayit para comer y beber y dormir con mi esposa? ¡Por vida suya, por su propia vida, que
no haré tal cosa!
11:12 Dawid le dijo a Uriyah: Quédate hoy también aquí, y mañana te dejaré ir. Entonces
Uriyah se quedó en Yahrusalaim aquel día. Al día siguiente,
11:13 Dawid lo invitó, y Uriyah comió y bebió con él hasta que lo emborrachó; pero al
anochecer Uriyah salió a dormir en el mismo lugar, con los oficiales de su amo; no bajó a
su bayit.
11:14 Por la mañana, Dawid le escribió una carta a Yoav, y la envió por medio de Uriyah.
11:15 En la carta escribió lo siguiente: Pongan a Uriyah en el frente donde la Silvano sea
más fiera; luego retírense, para que lo Maten.
11:16 Así que cuando Yoav estaba sitiando la ciudad, puso a Uriyah en el lugar donde sabía
que estaban los guerreros más capaces.
11:17 Los hombres de la ciudad salieron y atacaron a Yoav, y cayeron algunos oficiales de
Dawid entre las tropas; Uriyah el jetita estaba entre los que murieron.
11:18 Yoav le mandó a Dawid un informe completo de la batalla.
11:19 Instruyó al mensajero lo siguiente: Cuando acabes de informarle al melej todos los
detalles de la batalla,
11:20 puede que el melej se enoje y te diga: ¿Por qué se acercaron tanto a la ciudad para
atacarla? ¿No sabían que ellos tirarían desde arriba del muro?
11:21 ¿Quién derribó a Avimelek ben de Yerubéshet? ¿No fue una mujer quien arrojó sobre
él una piedra superior de molino desde arriba del muro en Tebets, por lo cual murió? ¿Por
qué se acercaron tanto al muro? Entonces dile: Su servidor Uriyah el jetita estuvo entre
los que murieron.
11:22 El mensajero salió; y al llegar le contó a Dawid todo lo que Yoav le había mandado
decir.
11:23 El mensajero le dijo a Dawid: Primero los hombres prevalecieron contra nosotros y
salieron al campo contra nosotros; luego nosotros los hicimos retroceder hasta la entrada
de la puerta.
11:24 Pero los arqueros tiraron contra sus servidores desde arriba del muro y murieron
algunos de los servidores de Su Majestad; su servidor Uriyah el jetita cayó también.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

717

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

11:25 Entonces Dawid le dijo al mensajero: Dale este mensaje a Yoav: No te angusties por
el asunto. La espada siempre cobra sus bajas. Refuerza tu ataque contra la ciudad y
destrúyela. Y tú anímalo.
11:26 Cuando la esposa de Uriyah oyó que su esposo Uriyah había muerto, hizo duelo por su
esposo.
11:27 Después que pasó el período de luto, Dawid mandó a traerla a su palacio; ella vino a
ser su esposa y le dio a luz un ben. Pero YAHWEH estaba disgustado por lo que había
hecho Dawid,
12:1 y Yahweh envió a Natán donde Dawid. Este vino a él y le dijo: Había dos hombres en la
misma ciudad, uno rico y el otro pobre.
12:2 El rico tenía muy grandes rebaños y manadas,
12:3 pero el pobre no tenía más que una sola corderita que había comprado. El la había
criado y ésta había crecido junto con él y sus benei; ella comía de su bocado de pan,
bebía de su vaso, y dormía en su seno; era como una hija para él.
12:4 Un día, vino un hombre donde el hombre rico, y éste no quiso tomar nada de sus
propios rebaños ni de sus manadas para prepararle una cena al huésped que le había
llegado; de manera que tomó la corderita de aquel hombre pobre, y la preparó para el
hombre que había venido a él.
12:5 Dawid se encendió en gran ira contra aquel hombre, y le dijo a Natán: ¡Por vida de
YAHWEH, que el que hizo semejante cosa merece morir!
12:6 Debe pagar cuatro veces el valor de la corderita, porque hizo semejante cosa y no tuvo
compasión.
12:7 Entonces Natán le dijo a Dawid: ¡Ese hombre eres tú! Así ha dicho YAHWEH, el Elohé
de Yisrael: Fui yo él te ungió como melej sobre Yisrael y fui yo el que te rescató de la
mano de Shaul.
12:8 Yo te di la bayit de tu amo y te entregué las mujeres de tu amo; y te di la Bayit de
Yisrael y de Yahudah; y si esto fuera poco, yo te añadiría el doble de eso.
12:9 ¿Por qué, Entonces, menospreciaste el mandato de YAHWEH e hiciste lo que le
desagrada? Has entregado a la espada a Uriyah el jetita; tomaste a su esposa y la hiciste
esposa tuya y a él lo Mataste con la espada de los amonitas.
12:10 Por eso la espada nunca se apartará de tu Bayit, porque me has menospreciado al
tomar la esposa de Uriyah el jetita y hacerla esposa tuya.
12:11 Así ha dicho YAHWEH: Yo haré que se Levante contra ti una calamidad en tu propia
bayit; tomaré tus esposas y se las daré a otro hombre ante tus propios ojos y él se
acostará con tus esposas bajo este mismo techo.
12:12 Tú actuaste en secreto, pero yo haré que esto suceda a la vista de todo Yisrael y en
pleno día.
12:13 Dawid le dijo a Natán: ¡Soy culpable delante de YAHWEH! Y Natán le respondió a
Dawid: YAHWEH ha perdonado tu pecado; no morirás.
12:14 Sin embargo, como has blasfemado a YAHWEH con esa acción, aún el ben que está
por nacerte morirá.
12:15 Natán regresó a su bayit, y YAHWEH afligió al niño que la esposa de Uriyah le había
dado a Dawid, y se enfermó de gravedad.
12:16 Dawid le rogó a Ha´Elohé por el niño; Dawid ayunó, y entró y pasó la noche acostado
en el suelo.
12:17 Los servidores ancianos de su bayit fueron y trataron de inducirlo a que se Levantara
del suelo; pero él no quiso, ni tampoco quiso tomar alimentos con ellos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

718

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

12:18 Al séptimo día murió el niño. Los servidores de Dawid tenían miedo de informarle a
Dawid que el niño había muerto; pues pensaban así: Nosotros le hablábamos cuando el
niño todavía vivía y no nos quería escuchar, ¿cómo vamos a decirle que el niño ha
muerto? ¡Podría hacer algo terrible!
12:19 Cuando Dawid vio que sus servidores hablaban en susurros, Dawid entendió que el
niño había muerto. Entonces Dawid preguntó a sus servidores: ¿Ha muerto el niño? Ellos
respondieron: Ha muerto.
12:20 Entonces Dawid se Levantó del suelo; se baño y se ungió, y se cambió de ropa. Entró
en la bayit de YAHWEH y se postró. Después fue a su bayit y pidió comida; le sirvieron
comida, y comió.
12:21 Sus cortesanos le preguntaron: ¿Por qué ha actuado usted de esa manera? Mientras
el niño vivía, usted ayunaba y hacía tefilat; pero ahora que ha muerto, se Levanta y
come.
12:22 El respondió: Mientras el niño vivía, yo ayunaba y hacía tefilat porque pensaba: Quién
sabe si Yahweh tendrá compasión de mí, y el niño vivirá.
12:23 Pero ahora que está muerto, ¿para qué voy a ayunar? ¿Podré yo hacerlo volver? ¡Yo
iré a él, pero él nunca volverá a mí!
12:24 Dawid consoló a su esposa BatSheva; fue a ella y se acostó con ella. Ella dio a luz un
ben y lo llamó Shelomoj (Pacífico). Yahweh favorecía al niño,
12:25 y envió un mensaje mediante el profeta Natán; y lo llamaron Yedidyah (amado de
Yah), por instancias de Yahweh.
12:26 Yoav estaba atacando a Rabah de los amonitas y capturó la ciudad real.
12:27 Yoav envió mensajeros a Dawid diciendo: He atacado a Rabah y ya he capturado el
Barrio de las Aguas.
12:28 Ahora reúne al resto de las tropas y sitia la ciudad y captúrala tú; si no, capturaré la
ciudad yo mismo, y se le dará mi nombre.
12:29 Dawid reunió a todas las tropas y marchó contra Rabah, la atacó y la capturó.
12:30 Tomaron la corona de la cabeza de su melej y la pusieron en la cabeza de Dawid
pesaba un talento de oro, y tenía piedras preciosas. También sacó una vasta cantidad de
botín de la ciudad.
12:31 A la gente que estaba en ella la sacó y la puso a trabajar con sierras, trillos de hierro,
y hachas de hierro, o los asignó a hacer ladrillos. Dawid hizo lo mismo con todos los
pueblos de los amonitas. Luego Dawid regresó con todas las tropas a Yahrusalaim.
13:1 Esto sucedió algún tiempo después: Avshalom ben de Dawid tenía una ajot hermosa
que se llamaba Tamar, y Amnón ben de Dawid se enamoró de ella.
13:2 Amnón estaba tan angustiado por su ajot; porque siendo ella virgen, le parecía a
Amnón difícil hacerle algo.
13:3 Amnón tenía un amigo que se llamaba Yonadav, el ben de Shimá, ají de Dawid;
Yonadav era un hombre muy astuto.
13:4 Y le preguntó: ¿Por qué vas enflaqueciendo así, oh príncipe, de día en día? Cuéntamelo
a mí. Amnón le respondió: ¡Estoy enamorado de Tamar, la ajot de mi ají Avshalom!
13:5 Yonadav le dijo: Acuéstate en tu cama y finge estar enfermo. Cuando tu padre venga a
verte, dile: Que venga mi ajot Tamar y me dé algo de comer. Que prepare delante de mí
una comida, de modo que yo la vea y ella me la sirva.
13:6 Amnón se acostó y fingió estar enfermo. El melej fue a verlo, y Amnón le dijo al melej:
Que venga mi ajot Tamar y prepare delante de mí un par de tortas, y que me las traiga.
13:7 Dawid le envió un mensaje a Tamar en el palacio, diciendo: Ve, por favor, a la bayit de
tu ají Amnón y prepárale una comida.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

719

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

13:8 Tamar fue a la bayit de su ají Amnón, quien se encontraba acostado. Tomó masa, la
amasó, hizo tortas delante de él y cocinó las tortas.
13:9 Luego tomó la sartén y le sirvió. Pero Amnón no quiso comer y ordenó que se retiraran
todos de allí. Después que todos se retiraron,
13:10 Amnón le dijo a Tamar: Trae la comida al dormitorio y dámela tú misma. Tamar tomó
los pasteles que había hecho y se los llevó a su ají Amnón al dormitorio.
13:11 Pero cuando ella se los sirvió, él se aferró a ella y le dijo: Ven, acuéstate conmigo,
ajot mía.
13:12 Pero ella le dijo: No, ají mío. No me fuerces. ¡Esas cosas no se hacen en Yisrael! ¡No
hagas tal vileza!
13:13 ¿A dónde iría yo con mi deshonra? Y tú mismo serías considerado como uno de los
hombres viles en Yisrael. Por favor, háblale al melej; él no rehusará darme a ti.
13:14 Pero él no la quiso escuchar; como era más fuerte que ella, se acostó con ella por la
fuerza.
13:15 Luego Amnón sintió un gran odio por ella; de hecho, el odio por ella fue mayor que la
pasión con que la había amado. Y Amnón le dijo: ¡Levántate y vete!
13:16 Ella le rogó: Por favor, no cometas ese mal; echarme sería aún peor que el primer
mal que cometiste contra mí. Pero él no la quiso escuchar.
13:17 Llamó a su criado que le servía y le dijo: Echa a ésta fuera de aquí, y ponle la tranca a
la puerta tras ella.
13:18 Ella estaba vestida con una túnica de diversos colores, porque las princesas vírgenes
acostumbraban usar ropas así. Su criado la echó fuera y le puso la tranca a la puerta tras
ella.
13:19 Tamar se echó ceniza sobre la cabeza y desgarró su túnica de diversos colores que
llevaba; se puso las manos sobre la cabeza, y se fue gritando.
13:20 Su ají Avshalom le preguntó: ¿Fue tu ají Amnón el que te hizo eso? Por el momento ,
ajot mía, guarda silencio acerca de esto; él es tu ají. No tomes tan a pecho este asunto. Y
Tamar se quedó desolada en la bayit de su ají Avshalom.
13:21 Cuando el melej Dawid oyó todo esto, se enojó mucho.
13:22 Avshalom no le dirigió una davar a Amnón, ni buena ni mala; pero Avshalom odió a
Amnón por haber violado a su ajot Tamar.
13:23 Dos años después, cuando Avshalom estaba haciendo trasquilar sus rebaños en Báal
Hazor, cerca de Efráyim, Avshalom invitó a todos los benei del melej.
13:24 Y Avshalom fue donde el melej y le dijo: Su servidor está haciendo trasquilar sus
rebaños. ¿Quieren Su Majestad y su comitiva acompañar a su servidor?
13:25 Pero el melej le respondió a Avshalom: No, ben mío. No debemos ir todos, porque
seríamos una carga para ti. Aunque le insistió, él no quiso ir, pero lo bendijo.
13:26 Entonces Avshalom dijo: En ese caso, que venga con nosotros mi ají Amnón, a lo que
el melej respondió: El no irá contigo
13:27 Pero como Avshalom le insistió, dejó ir con él a Amnón y a todos los otros príncipes.
13:28 Avshalom había dado estas órdenes a sus criados: Miren, cuando Amnón esté eufórico
por el vino y yo les diga que hieran a Amnón, ¡mátenlo! No tengan miedo, que soy yo
quien les da la orden. ¡Actúen con determinación, como hombres valientes!
13:29 Los criados de Avshalom le hicieron a Amnón lo que Avshalom les había mandado;
Entonces todos los otros príncipes se montaron en sus mulos y huyeron.
13:30 Iban todavía de camino cuando le llegó a Dawid el rumor de que Avshalom había
Matado a todos los príncipes, y que no había sobrevivido ninguno de ellos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

720

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

13:31 Ante eso, Dawid desgarró sus vestiduras y se echó en el suelo, y todos sus cortesanos
permanecieron a su lado con sus ropas desgarradas
13:32 Pero Yonadav, el ben de Shimah, ají de Dawid, dijo: No crea mi amo que han Matado
a todos los jóvenes príncipes. Sólo Amnón ha muerto, porque estaba decidido por orden
de Avshalom desde el día en que Amnón violó a su ajot Tamar.
13:33 Así que no le haga caso mi amo el melej al rumor de que todos los benei del melej
han sido asesinados, porque sólo Amnón ha muerto.
13:34 Entretanto Avshalom había escapado. El guardia de turno miró y vio que venía una
gran multitud por el camino del oeste, por el lado de la colina.
13:35 Yonadav le dijo al melej: ¡Mire, han llegado los príncipes! Es tal como le había dicho
su servidor.
13:36 Cuando él acabó de hablar, llegaron los príncipes y rompieron a llorar; y el melej y
todos sus cortesanos lloraron amargamente también.
13:37 Avshalom había huido y se había ido donde Talmay ben de Amijud, melej de Gueshur.
Y el melej Dawid hacía tefilat por su ben todos los días.
13:38 Avshalom, que había huido a Gueshur, permaneció allí tres años.
13:39 Y el melej Dawid se consumía por ver a Avshalom, porque ya se había consolado de la
muerte de Amnón.
14:1 Yoav, ben de Tseruyah se dio cuenta de que el melej tenía la mente en Avshalom;
14:2 así que Yoav mandó a traer de Teqoa a una mujer sabia, y le dijo: Finge que estás de
duelo; ponte un vestido de luto y no te unjas con aceite; y actúa como una mujer que
hace tiempo guarda luto por algún muerto.
14:3 Luego entra a la presencia del melej y habla con él de esta manera. Y Yoav le indicó lo
que debía decir.
14:4 Aquella mujer de Teqoa vino donde el melej, se tiró con el rostro en el suelo, y se
postró. Y gritó: ¡Socórrame, oh melej!
14:5 El melej le preguntó: ¿Qué te pasa? Y ella respondió: ¡Ay de mí! Soy una viuda; mi
marido ha muerto.
14:6 Su sierva tenía dos benei. Los dos pelearon en el campo donde no había nadie que los
separara, y uno de ellos hirió al otro y lo Mató.
14:7 Entonces todo el clan confrontó a su sierva, diciendo: Entrega al que Mató a su ají,
para que lo Matemos por haber Matado a su ají, aún cuando eliminemos al heredero. ¡Así
extinguirán el último carbón encendido que me queda, y dejarán a mi esposo sin nombre
ni descendencia sobre la tierra!
14:8 El melej le dijo a la mujer: Ve a tu bayit, que yo expediré una orden en tu favor.
14:9 Y la mujer de Teqoa le dijo al melej: ¡Oh mi amo el melej, que la culpa sea sobre mí y
sobre mi bayit ancestral! Su Majestad y su trono sean sin culpa.
14:10 El melej dijo: Si alguien te dice algo más, tráelo donde mí, y nunca te volverá
molestar.
14:11 Ella respondió: Acuérdese Su Majestad de YAHWEH su Elohé, y restrinja al vengador
de sangre que se inclina a destruir, no sea que destruya a mi ben. Y él respondió: ¡Por
vida de YAHWEH, que no caerá en tierra ni un cabello de la cabeza de tu ben!
14:12 Entonces la mujer dijo: Por favor, permita que su sierva diga otra davar a mi amo el
melej. El dijo: Habla.
14:13 Y la mujer dijo: ¿Por qué, Entonces, ha planeado usted algo así contra el pueblo de
Elohé? Al hacer este pronunciamiento, Su Majestad se condena a sí mismo porque Su
Majestad no ha hecho regresar a su propio desterrado.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

721

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

14:14 Todos tenemos que morir; somos como el agua derramada en la tierra, que no se
puede recoger. Elohé no le va quitar la vida a uno que hace planes para que nadie
permanezca desterrado.
14:15 Y la razón por la que he venido a decirle esto a mi amo el melej, es que el pueblo me
ha atemorizado. Su servidora pensó: Le hablaré al melej; quizás él haga lo que su
servidora le pida.
14:16 Porque Su Majestad estará de acuerdo en librar a su servidora de mano del hombre
que busca destruirme tanto a mí como a mi ben de la heredad de Elohé.
14:17 Su servidora pensó: ¡Que sea de consuelo la respuesta de mi amo el melej; porque mi
amo el melej es como un mensajero de Ha´Elohé, que lo entiende todo, bueno y malo!
¡Que Yahweh su Elohé esté con usted!
14:18 En respuesta, el melej le dijo a la mujer: ¡No me encubras nada de lo que te voy a
preguntar! La mujer respondió: Hable mi amo el melej.
14:19 El melej preguntó: ¿Está Yoav implicado contigo en todo esto? La mujer respondió:
¡Por vida suya, oh mi amo el melej! Nadie puede negar que es tal como dice mi amo el
melej. Sí, fue Yoav su servidor quien me mandó, y fue él quien le indicó a su servidora
todo lo que debía decir.
14:20 Fue para ocultar el verdadero propósito del asunto que su servidor Yoav hizo esto. Mi
amo es tan sabio como un mensajero de Ha´Elohé, y conoce todo lo que sucede en el
país.
14:21 Entonces el melej le dijo a Yoav: Voy a conceder eso. Ve y haz volver a mi muchacho
Avshalom.
14:22 Yoav se tiró con el rostro en tierra y se postró. Yoav bendijo al melej y dijo: Ho y ha
entendido su servidor que ha hallado favor ante usted, oh mi amo el melej, pues Su
Majestad ha concedido la petición de su servidor.
14:23 Y Yoav fue enseguida a Gueshur y trajo a Avshalom a Yahrusalaim.
14:24 Pero el melej dijo: Que se vaya directamente a su bayit y no se me presente. Así que
Avshalom se fue directamente a su bayit y no se presentó ante el melej.
14:25 Ningún hombre en todo Yisrael era tan admirado por su belleza como Avshalom;
desde la planta de su pie hasta su coronilla no había defecto en él.
14:26 Cuando se cortaba el cabello tenía que cortárselo cada año, porque se le volvía muy
pesado el cabello de su cabeza pesaba 200 shékels de peso real.
14:27 Avshalom tuvo tres benei y una hija, que se llamaba Tamar. Ella era una mujer
hermosa.
14:28 Avshalom vivió dos años en Yahrusalaim sin presentarse delante del melej.
14:29 Entonces Avshalom mandó llamar a Yoav para enviarlo donde el melej, pero Yoav no
quiso venir a él. Lo mandó llamar por segunda vez, pero él no quiso venir.
14:30 Entonces Avshalom dijo a sus servidores: Miren, la parcela de Yoav está junto a la
mía, y allí él tiene cebada. Vayan y préndanle fuego. Y los servidores de Avshalom le
prendieron fuego a la parcela.
14:31 Yoav fue enseguida a la bayit de Avshalom y le preguntó : ¿Por qué tus servidores le
han prendido fuego a mi parcela?
14:32 Avshalom le respondió a Yoav: Yo envié por ti para que vinieras acá; quería enviarte
donde el melej para que le dijeras por mí: ¿Para qué vine de Gueshur? Hubiera sido
mejor quedarme allá. Ahora, quiero presentarme delante del melej; y si soy culpable de
algo, que me haga morir.
14:33 Yoav fue donde el melej y se lo informó; Entonces llamó a Avshalom. Éste vino donde
el melej y se postró con su rostro en tierra ante él. Y el melej besó a Avshalom.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

722

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

15:1 Algún tiempo después, Avshalom se consiguió un carro, caballos y cincuenta
corredores.
15:2 Avshalom se Levantaba muy de mañana y se ponía de pie a un lado del camino que
conduce a la puerta de la ciudad; y siempre que alguien tenía un caso po r el que iba a
juicio ante el melej, Avshalom lo llamaba y le preguntaba: ¿De qué poblado eres? Y
cuando él respondía: Tu servidor es de tal o cual tribu de Yisrael,
15:3 Avshalom le decía: Es claro que tu reclamo amo es bueno y justo, pero no hay nadie
asignado para oírte de parte del melej.
15:4 Y Avshalom añadía: ¡Si solamente me nombraran Juez en el país, para que todo el que
tuviese una disputa legal viniera donde mí, yo me encargaría de que se le hiciera justicia!
15:5 Y cuando alguno se acercaba para postrarse ante él, Avshalom extendía la mano y lo
abrazaba y lo besaba.
15:6 Avshalom hacía esto con todos los israelitas que iban al melej para juicio. Así Avshalom
se ganó el lev de los hombres de Yisrael.
15:7 Después de pasar un período de cuatro años, Avshalom le dijo al melej: Permíteme ir a
Jevrón a cumplir un voto que le hice a YAHWEH.
15:8 Porque tu servidor hizo un voto cuando estaba en Gueshur de Aram, diciendo: Si
YAHWEH alguna vez me hace volver a Yahrusalaim, yo le serviré a YAHWEH.
15:9 El melej le dijo: Vete en shalom; y así salió y se fue a Jevrón.
15:10 Pero Avshalom envió agentes a todas las tribus de Yisrael para decir: Cuando
escuchen el sonido de el shofar, anuncien que Avshalom se ha hecho melej en Jevrón.
15:11 Doscientos hombres de Yahrusalaim acompañaron a Avshalom; él los invitó y ellos
fueron de buena fe, sin sospechar nada.
15:12 Avshalom también mandó llamar a Ajitófel el guilonita, consejero de Dawid, de Guiloh
su poblado, cuando se iban a ofrecer los sacrificios. La conspiración cobró fuerza, y el
pueblo apoyaba a Avshalom en Números crecientes.
15:13 Alguien vino y le dijo a Dawid: ¡La lealtad de los hombres de Yisrael se ha vuelto hacia
Avshalom!
15:14 Entonces Dawid dijo a todos sus cortesanos que estaban con él en Yahrusala im:
Huyamos enseguida, o ninguno de nosotros escapará de Avshalom. Debemos irnos
rápidamente, o él nos alcanzará pronto y traerá desastre sobre nosotros y pasará la
ciudad a espada.
15:15 Los cortesanos del melej le dijeron: Cualquier cosa que nuestro amo el melej decida,
sus servidores estamos listos.
15:16 Así que el melej salió, seguido por toda su familia, excepto diez concubinas que el
melej dejó para que cuidaran el palacio.
15:17 El melej salió, seguido por toda la gente, y se detuvieron en la última bayit.
15:18 Todos sus seguidores pasaban a su lado, incluyendo a todos los keretitas y todos los
peletitas; y todos los guetitas, seiscientos hombres que lo habían acompañado desde Gat,
también pasaron delante del melej.
15:19 Y el melej le dijo a Itay el guetita: ¿Para qué vienes tú también con nosotros? Vuelve
y quédate con el nuevo melej, porque que tú eres un extranjero y también un exiliado de
tu país.
15:20 Viniste apenas ayer; ¿he de hacer que andes errante con nosotros hoy, cuando yo
mismo tengo que ir sin rumbo fijo? Vuélvete, y lleva a tus parientes, en verdadera
fidelidad.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

723

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

15:21 Itay le respondió al melej: ¡Por vida de YAHWEH y por vida de mi amo el melej, que
dondequiera que esté mi amo el melej, allí estará también su servidor, sea para muerte o
para vida!
15:22 Y Dawid le dijo a Itay: Entonces pasa adelante. E Itay el guetita y todos sus hombres
y todos sus pequeños que estaban con él pasaron adelante.
15:23 Todo el mundo hacía tefilat en alta voz mientras pasaban las tropas. El melej cruzó el
Valle del Qedrón, y todas las tropas cruzaron por el camino al midbah.
15:24 En eso apareció Tsadoq, con todos los lewitas que llevaban el Arca de la Alianza de
Ha´Elohé; y asentaron el Arca de Ha´Elohé, hasta que todo el pueblo terminó de salir de
la ciudad. Ebyiatar también subió.
15:25 Pero el melej le dijo a Tsadoq: Lleva el Arca de Ha´Elohé de vuelta a la ciudad. Si
hallo favor con YAHWEH, él me hará volver y me permitirá ver el Arca y su morada.
15:26 Y si dice: No me agradas, estoy listo; que haga conmigo lo que le plazca.
15:27 Y el melej le dijo al kohen Tsadoq: ¿Entienden? Ustedes regresen a la seguridad de la
ciudad con sus dos benei: tu propio ben Ajimaas y Yahonatán ben de Evyatar.
15:28 Miren, yo me detendré en las estepas del midbah hasta que venga davar de parte de
ustedes para informarme.
15:29 Tsadoq y Evyatar devolvieron el Arca de Ha´Elohé a Yahrusalaim, y se quedaron allí.
15:30 Dawid entretanto subió la cuesta del Monte de los Olivos, llorando mientras subía;
tenía la cabeza cubierta y andaba descalzo. Y todo el pueblo que andaba con él se cubrió
cada uno su cabeza y hacía tefilatn mientras subían.
15:31 Le informaron a Dawid que Ajitófel estaba entre los que habían conspirado con
Avshalom, e hizo tefilat: Por favor, oh Yahweh, mi Elohe, frustra el consejo de Ajitófel.
15:32 Cuando Dawid llegó a la cumbre, donde la gente solía postrarse ante Elohé, Jushay el
arkita le salió al encuentro, con sus vestiduras desgarradas y con tierra sobre la cabeza.
15:33 Dawid le dijo: Si vienes conmigo, me serás una carga.
15:34 Pero si vuelves a la ciudad y le dices a Avshalom: Yo seré tu servidor, oh melej; yo
era servidor de tu padre anteriormente, y ahora seré servidor tuyo, Entonces podrás
anular por mí el consejo de Ajitófel.
15:35 Tú tendrás allí a los kohanim Tsadoq y Evyatar, y podrás informar todo lo que oigas
en la bayit del melej, se lo comunicarás a los kohanim Tsadoq y Evyatar.
15:36 Además, están allí con ellos sus dos benei, Ajimaats ben de Tsadoq y Yahonatán ben
de Evyatar; y por medio de ellos me pueden enviar información de todo lo que ustedes
oigan.
15:37 Así Jushay, el amigo de Dawid, llegó a la ciudad cuando Avshalom estaba entrando en
Yahrusalaim.
16:1 Dawid había pasado un poco más allá de la cumbre del monte cuando Tsivá el criado
de Mefivóshet, salió a recibirlo con un par de asnos aparejados que llevaban 200 panes,
100 tortas de pasas, 100 tortas de higos, y una tinaja de vino.
16:2 El melej le preguntó a Tsivá: ¿Qué vas a hacer con eso? Tsivá respondió: Los asnos son
para que monte la familia de Su Majestad; los panes y los higos son para que coman los
jóvenes; y el vino es para que beban los que se cansen en el midbah.
16:3 El melej preguntó: ¿Y dónde está el ben de tu amo? Tsivá le respondió al melej: El se
quedó en Yahrusalaim, porque piensa que la bayit de Yisrael le devolverá ahora el reino
de su abuelo
16:4 El melej le dijo a Tsivá: ¡Entonces todo lo que pertenece a Mefivóshet es ahora tuyo! Y
Tsivá respondió: Yo me postro. Su Majestad es muy benévolo conmigo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

724

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

16:5 Cuando se acercaba el melej Dawid a Bajurim, salió de allí un miembro del clan de
Shaul un hombre llamado Shimí ben de Guerá profiriendo insultos mientras salía.
16:6 Le arrojó piedras a Dawid y a todos los cortesanos del melej Dawid, mientras todas las
tropas y todos los guerreros estaban a su derecha y a su izquierda.
16:7 Y estos eran los insultos que profería: ¡Fuera, fuera, criminal, perverso!
16:8 YAHWEH te está pagando por toda tus crímenes contra la familia de Shaul, cuyo trono
arrebataste. YAHWEH le está entregando el trono a tu ben Avshalom; y tú estás en
problemas porque eres un criminal.
16:9 Avishay, ben de Tseruyah, preguntó al melej: ¿Por qué hay que permitir que ese perro
muerto maldiga a mi amo el melej? ¡Déjeme ir a cortarle la cabeza!
16:10 Pero el melej dijo: ¿Qué tiene esto que ver con ustedes, benei de Tseruyah? El me
está maldiciendo solamente porque Yahweh le ha dicho que maldiga a Dawid; y quién le
dirá: ¿Por qué haces eso?
16:11 Dawid les dijo además a Avishay y a todos los cortesanos: Si mi ben , que ha salido de
mí, busca matarme, ¡cuánto más ahora el binyamínita! Déjenlo que maldiga, porque
Yahweh se lo ha dicho.
16:12 Quizás Yahweh mire mi castigo y me recompense Yahweh por las maldiciones que
Shimí ha proferido hoy.
16:13 Dawid y los suyos siguieron su camino, mientras Shimí iba por la ladera del monte y
paralelo a él, insultando mientras iba, y arrojando piedras frente a él y esparciendo polvo.
16:14 El melej y todos los que lo acompañaban llegaron exhaustos, y descansaron allí.
16:15 Mientras tanto Avshalom y toda la gente, los hombres de Yisrael, llegaron a
Yahrusalaim, juntos con Ajitófel.
16:16 Cuando Jushay el arkita, amigo de Dawid, llegó ante Avshalom, Jushay le dijo a
Avshalom: ¡Viva el melej! ¡Viva el melej!
16:17 Pero Avshalom le preguntó a Jushay: ¿De esta manera expresas tu lealtad para con tu
amigo? ¿Por qué no te fuiste con tu amigo?
16:18 Jushay le respondió a Avshalom: No; yo seré de quien elija YAHWEH, este pueblo y
todos los hombres de Yisrael; y con él me quedaré.
16:19 Además, ¿a quién voy yo a servir? ¿No es a su ben? Como he servido a tu padre, así
te serviré a ti.
16:20 Entonces Avshalom le dijo a Ajitófel: Da tu consejo sobre lo que debemos hacer.
16:21 Y Ajitófel le contestó a Avshalom: Únete a las concubinas de tu padre, que él dejó
para guardar el palacio. Todo el pueblo de Yisrael oirá que te has hecho odioso a tu padre,
y se fortalecerán las manos de todos los que están contigo.
16:22 Entonces instalaron una Tienda para Avshalom sobre la azotea, y él se unió a las
concubinas de su padre con el pleno conocimiento de todo Yisrael.
16:23 En aquéllos días el consejo que daba Ajitófel se aceptaba como un oráculo obtenido de
Ha´Elohé. Así era como estimaban todo consejo de Ajitófel tanto Dawid como Avshalom.
17:1 Y Ajitófel le dijo a Avshalom: Permíteme escoger a doce mil hombres y salir esta noche
a perseguir a Dawid.
17:2 Le caeré encima cuando él esté cansado y desanimado, y lo haré caer en pánico; y
cuando todas las tropas que están con él huyan, Mataré solamente al melej.
17:3 Y haré volver a ti a todo el pueblo; cuando todos hayan vuelto, excepto el hombre que
buscas, todo el pueblo estará en shalom.
17:4 El consejo le agradó a Avshalom y a todos los ancianos de Yisrael.
17:5 Pero Avshalom dijo: Llamen también a Jushay el arkita, para que escuchemos lo que él
también tenga que decir.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

725

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

17:6 Jushay vino donde Avshalom, y Avshalom le dijo: Esto fue lo que aconsejó Ajitófel.
¿Debemos seguir su consejo? Si no, ¿qué dices tú?
17:7 Jushay le dijo a Avshalom: Esta vez el consejo que ha dado Ajitófel no es bueno.
17:8 Y Jushay añadió: Tú sabes que tu padre y sus hombres son guerreros valientes, y están
tan desesperados como una osa en el campo a la que le han quitado sus crías. Tu padre
es un soldado de experiencia, y no pasará la noche con las tropas;
17:9 ahora mismo debe estar escondido en alguna cueva o en otro lugar. Y si algunos de
éstos caen en el primer ataque, cualquiera que lo oiga dirá: Un desastre ha azotado a las
tropas que siguen a Avshalom;
17:10 y aunque sea el más valiente con un lev de león, se desanimará porque todo Yisrael
sabe que tu padre y los que están con él son guerreros valientes.
17:11 Así que yo aconsejo que todo Yisrael desde Dan hasta BeerSheva, que era tan
numeroso como la arena del mar, se reúna contigo, y que tú en persona vayas a la
batalla.
17:12 Cuando nos enfrentemos con él en cualquier lugar donde se encuentre, le caeremos
encima como cae el rocío sobre la tierra; y ninguno sobrevivirá, ni él ni ninguno de los
hombres que están con él.
17:13 Y si se retira a alguna ciudad, todos los de Yisrael levantaremos sogas a esa ciudad, y
arrastraremos sus piedras hasta el arroyo, hasta que no quede allí ni siquiera una
piedrecita.
17:14 Avshalom y todos los hombres de Yisrael estuvieron de acuerdo en que el consejo de
Jushay el arquita era mejor que el consejo de Ajitófel. YAHWEH había determinado que el
acertado consejo de Ajitófel se anulara, para que YAHWEH hiciese caer la ruina sobre
Avshalom.
17:15 Entonces Jushay le dijo a los kohanim Tsadoq y Evyatar: Esto fue lo que le aconsejó
Ajitófel a Avshalom y a los ancianos de Yisrael, y esto fue lo que les aconsejé yo.
17:16 Ahora manden inmediatamente a informarle a Dawid: No pases esta noche en las
llanuras del midbah, cruza enseguida el Yardén; de otra manera serán aniquilados el
melej y todas las tropas que están con él.
17:17 Yahonatán y Ajimáats estaban junto a EnRoguel, y una criada iba a informarles, y
ellos a su vez iban a informar al melej Dawid. Porque ellos mismos no se atrevían dejarse
ver entrando en la ciudad.
17:18 Pero un muchacho los vio y se lo informó a Abshalom. Ellos salieron enseguida y
llegaron a la bayit de un hombre en Bajurim, quien tenía un pozo en su patio, se
metieron dentro de él,
17:19 y la esposa tomó una manta, la extendió sobre la boca del pozo y tendió sobre ella
grano trillado, de manera que no se notara nada.
17:20 Cuando los servidores de Avshalom llegaron a la bayit de la mujer, le preguntaron:
¿Dónde están Ajimáats y Yahonatán? La mujer les respondió: Ya pasaron del agua. E llos
los buscaron, pero no los hallaron; y se volvieron a Yahrusalaim.
17:21 Después que se fueron, Ajimáats y Yahonatán salieron del pozo y fueron e informaron
al melej Dawid. Le dijeron a Dawid: Vayan y crucen las aguas enseguida, porque Ajitófel
ha aconsejado así y así contra ustedes.
17:22 Dawid y todas las tropas que estaban con él se apresuraron a cruzar el Yardén, y para
el amanecer no quedó ni uno solo que no hubiese cruzado el Yardén.
17:23 Cuando Ajitófel vio que no se había seguido su consejo, aparejó su asno y se fue a su
bayit, en su pueblo natal. Después de poner en orden sus asuntos, se ahorcó y murió. Lo
sepultaron en su tumba ancestral.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

726

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

17:24 Dawid había llegado a Majanáyim cuando Avshalom y todos los hombres de Yisrael
cruzaron el Yardén.
17:25 Avshalom había nombrado a Amasa comandante del ejército en lugar de Yoav; Amasa
era ben de un hombre llamado Itrá el Yisraelita, que se había Casado con Abigal hija de
Najash y ajot de Tseruyah la madre de Yoav.
17:26 Los Yisraelitas y Avshalom acamparon en el distrito de Guilad.
17:27 Cuando Dawid llegó a Majanáyim, Shobí ben de Najash de Rabat Amón; Makhir ben
de Amiel, de Lodevar; y Barzilay el guiladita de Roglim,
17:28 trajeron camas, tazas, y vasijas de barro; también trigo, cebada, harina, maíz tostado,
habas, lentejas, grano tostado,
17:29 miel, mantequilla, un rebaño, y queso de la manada, y los presentaron a Dawid y a
las tropas que estaban con él, para que comieran. Porque sabían que las tropas debían
estar hambrientas, cansadas y sedientas en el midbah.
18:1 Dawid pasó revista a las tropas que estaban con él, y puso sobre ellos capitanes de
millares y capitanes de centenas.
18:2 Dawid envió a las tropas: una tercera parte al mando de Yoav, otra tercera parte al
mando de Avishay, ben de Tseruyah y ají de Yoav, y la otra tercera parte al mando de
Itay el guitita. Y el melej dijo a las tropas: Yo mismo marcharé también con ustedes.
18:3 Pero las tropas dijeron: No vayas; porque si algunos de nosotros tenemos que huir, el
resto no se preocupará por nosotros; aunque muera la mitad de nosotros, los demás no
se preocuparán por nosotros. Pero tú vales por diez mil de nosotros. Así que es mejor
que nos apoyes desde la ciudad.
18:4 Y el melej les dijo: Haré lo que les parezca mejor. Así que el melej se quedó de pie
junto a la puerta mientras todas las tropas salían de cien en cien y de mil en mil.
18:5 El melej dio órdenes a Yoav, a Avishay y a Itay: Traten bien a mi muchacho Avshalom,
por consideración a mí. Todas las tropas oyeron cuando el melej dio orden a todos los
oficiales acerca de Avshalom.
18:6 Las tropas salieron al campo a enfrentarse a los Yisraelitas, y se dio la batalla en el
bosque de Efráyim.
18:7 Allí cayeron las tropas Yisraelitas ante los seguidores de Dawid, y aquel día hubo allí
una gran Matanza –veinte mil hombres.
18:8 La batalla se extendió por toda la región, y aquel día, el bosque mató más gente que la
que había devorado la espada.
18:9 Avshalom se encontró con unos servidores de Dawid. Avshalom iba montado sobre un
mulo, y el mulo se metió por debajo del espeso ramaje de una gran encina, y a Avshalom
se le enredó la cabeza en la encina; quedó colgado entre el shamaim y la tierra, mientras
el mulo que estaba debajo de él siguió adelante.
18:10 Uno de los hombres lo vio y le avisó a Yoav: Acabo de ver a Avshalom colgado de una
encina.
18:11 Yoav le dijo al hombre que le dio la noticia: ¡Tú lo viste! ¿Por qué no lo Mataste allí
mismo y lo derribaste al suelo? Yo te hubiera dado diez piezas de plata y un cinturón.
18:12 Pero el hombre le respondió a Yoav: Aunque yo recibiera en mi mano mil piezas de
plata, no Levantaría una mano contra el ben del melej. Porque nosotros oímos cuando el
melej les ordenó a ti, a Avishay y a Itay: Cuídenme a mi muchacho Avshalom, por
consideración a mí.
18:13 Si yo me hubiera traicionado a mí mismo –y nada se le esconde al melej– tú mismo
habrías estado en contra.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

727

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

18:14 Yoav respondió: Entonces no esperaré por ti. Tomó tres dardos en su mano y los
clavó en el pecho de Avshalom. Avshalom aún estaba vivo en medio de la encina,
18:15 cuando lo rodearon diez jóvenes, escuderos de Yoav, e hirieron a Avshalom y lo
remataron.
18:16 Entonces Yoav tocó el shofar, y las tropas dejaron de perseguir a Yisrael, porque Yoav
detuvo a las tropas.
18:17 Tomaron después a Avshalom, lo echaron en un gran hoyo en el bosque y Levantaron
sobre él un gran montón de piedras. Entonces todos los Yisraelitas huyeron a sus Casas.
18:18 En vida Avshalom había mandado erigir para sí un monumento que está en el Valle
del Melej, porque había dicho: Yo no tengo un ben que mantenga vivo mi nombre. Le
puso su nombre a aquel monumento, y hasta el día de hoy se llama Monumento de
Avshalom.
18:19 Entonces Ajimáats ben de Tsadoq dijo: Déjame correr y darle las buenas noticias al
melej, de cómo YAHWEH lo ha vindicado contra sus enemigos.
18:20 Pero Yoav le respondió: No serás tú quien le las noticias hoy. Las levantarás otro día,
pero no levantarás las noticias hoy; ¡porque ha muerto el ben del melej!
18:21 Y Yoav le dijo a un kushita: Ve tú e infórmale al melej lo que has visto. El kushita se
postró ante Yoav y salió corriendo.
18:22 Entonces Ajimáats ben de Tsadoq volvió a decirle a Yoav: Sea como sea, déjame
correr también tras el kushita. Yoav le dijo: Ben mío, ¿para qué vas a correr, si no te van
a dar un premio por las noticias?
18:23 Pero él respondió: De todas maneras voy a correr. Entonces le dijo: Pues corre.
Ajimáats corrió por el camino de la llanura y le pasó al kushita.
18:24 Dawid estaba sentado entre las dos puertas. El centinela de la azotea de la puerta
caminó hasta la muralla de la ciudad. Miró y vio a un hombre que corría solo.
18:25 El centinela llamó y le informó al melej. Y el melej dijo: Si viene solo, trae buenas
noticias. Al ir acercándose,
18:26 el centinela vio a otro hombre que corría; y el centinela llamó al portero diciendo:
¡Otro hombre viene corriendo solo! Y el melej dijo: Ese también trae buenas noticias.
18:27 El centinela volvió a decir: Por la manera de correr del primero se me parece a
Ajimáats ben de Tsadoq; a lo que el melej respondió: Ese es un hombre de bien y trae
buenas noticias.
18:28 Ajimáats llamó y le dijo al melej: ¡Todo está bien! Se postró ante el melej con el
rostro en tierra y añadió: ¡Barut sea YAHWEH tu Elohé, que ha entregado a los hombres
que habían Levantado su mano contra mi amo el melej!
18:29 El melej le preguntó: ¿Está bien mi muchacho Avshalom? Ajimáats respondió: Cuando
Yoav el servidor del melej envió a este servidor, vi una gran multitud, pero no supe de
qué se trataba.
18:30 El melej dijo: Ponte a un lado y quédate ahí; él se hizo a un lado y esperó.
18:31 En ese momento llegó el kushita; y el kushita dijo: Reciba mi amo el melej la buena
noticia de que YAHWEH lo ha vindicado contra todos los que se rebelaron contra usted.
18:32 El melej le preguntó al kushita: ¿Está bien mi muchacho Avshalom? El kushita
respondió: ¡Que los enemigos de mi amo el melej, y todos los que se Levantan contra
usted para mal estén como aquel joven!
18:33 El melej se estremeció. Subió a la sala que estaba encima de la puerta y hizo tefilat,
diciendo mientras subía: ¡Ben mío Avshalom! ¡Ben mío, ben mío Avshalom! ¡Si hubiera
muerto yo en tu lugar, Avshalom, ben mío, ben mío!
19:1 Se le informó a Yoav que el melej estaba llorando y haciendo duelo por Avshalom.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

728

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

19:2 Y aquel día la victoria se convirtió en duelo para todas las tropas, porque aquel día las
tropas oyeron decir que el melej estaba dolido por su ben.
19:3 Aquel día las tropas entraron en la ciudad a escondidas, como suelen entrar
avergonzados los que han huido de la batalla.
19:4 El melej se cubrió la cara y siguió gritando en alta voz: ¡Ben mío Avshalom! ¡Avshalom,
ben mío, ben mío!
19:5 Yoav entró en la bayit del melej y le dijo: Hoy usted les ha llenado la cara de
vergüenza a todos sus servidores que hoy han salvado su vida y la vida de sus benei y de
sus hijas, la vida de sus mujeres y la vida de sus concubinas;
19:6 pues usted muestra amor a los que lo aborrecen y desprecio a los que lo aman. Porque
ha demostrado hoy que sus oficiales y sus hombres no signif ican nada para usted. Estoy
seguro de que si Avshalom estuviera vivo hoy y todos nosotros estuviésemos muertos,
Entonces usted estaría contento.
19:7 Ahora, levántese, salga y aplaque a sus seguidores. Porque juro por YAHWEH que si no
usted sale, ni un solo hombre quedará con usted esta noche; y esto será para usted un
desastre peor que cualquier desastre que le haya sobrevenido desde su juventud hasta
ahora.
19:8 Entonces el melej se Levantó y se sentó a la puerta; y cuando se les anunció a todas
las tropas que el melej estaba sentado a la puerta de la ciudad, todas las tropas se
presentaron ante el melej. Mientras tanto, los Yisraelitas habían huido a su bayit.
19:9 Todo el pueblo contendía en todas las tribus de Yisrael; unos decían: El melej nos salvó
de las manos de nuestros enemigos y nos libró de las manos de los filisteos, pero ahora
ha huido del país por causa de Avshalom.
19:10 Sin embargo, Avshalom, a quien habíamos ungido melej sobre nosotros, ha muerto en
la batalla. Ahora pues, ¿por qué están ahí sin hacer nada en vez de hacer volver al melej?
19:11 La davar de todo Yisrael llegó al melej en su bayit. Así que el melej Dawid mandó a
decir a los kohanim Tsadoq y Evyatar: Háblenles a los ancianos de Yahudah y díganles:
¿Por qué van a ser ustedes los últimos en hacer volver al melej a su palacio?
19:12 ¡Ustedes son mis parientes, hueso mío y carne mía! ¿Por qué van a ser los últimos en
hacer volver al melej?
19:13 Y díganle a Amasá: Tú eres hueso mío y carne mía. Que Elohé me haga esto más si tú
no llegas a ser mi comandante del ejército permanentemente en lugar de Yoav.
19:14 Así Amasá se ganó el lev de todos los yahuditas como el de un solo hombre; y le
enviaron a decir al melej: ¡Vuelve con todos tus seguidores!
19:15 El melej emprendió el regreso y llegó hasta el Yardén; y los yahuditas fueron a Guilgal
para recibir al melej y hacerlo cruzar el Yardén.
19:16 Shimí ben de Guerá, el binyamínita de Bajurim, se apresuró a ir con los yahuditas
para recibir al melej Dawid,
19:17 acompañados de mil binyamínitas. También vino Tsivá, criado de la Bayit de Shaul,
junto con sus quince benei y sus veinte esclavos, los cuales se apresuraron a llegar al
Yardén delante del melej
19:18 mientras cruzaban el vado, para ayudar a pasar a la familia del melej, y para hacer lo
que él deseara. Shimí ben de Guerá se postró ante el melej, cuando éste iba a cruzar el
Yardén,
19:19 y le dijo al melej: Que mi amo no me tenga por culpable, ni se acuerde del mal que
hizo su servidor el día en que mi amo el melej salió de Yahrusala im; que Su Majestad no
lo guarde en su lev.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

729

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

19:20 Porque su servidor reconoce que ha pecado; por eso he venido hoy, el primero de
toda la Bayit de Yosef para bajar al encuentro de mi amo el melej.
19:21 Entonces intervino Avishay, ben de Tseruyah, y dijo: ¿No debería morir Shimí por eso
–por maldecir al ungido de YAHWEH?
19:22 Pero Dawid dijo: ¿Qué tiene esto que ver con ustedes, benei de Tseruyah, para que
ustedes me crucen hoy? ¿Habrá de morir hoy un solo Yisraelita? ¿No sé yo que hoy soy
otra vez melej sobre Yisrael?
19:23 Entonces el melej le dijo a Shimí: No morirás; y el melej le dio su davar.
19:24 Mefivóshet, el nieto de Shaul, bajó también al encuentro del melej. No se había
arreglado la uñas de los pies, ni recortado su bigote, ni lavado su ropa desde el día en
que el melej se fue hasta el día en que volvió en shalom.
19:25 Cuando él vino desde Yahrusalaim al encuentro del melej, el melej le preguntó:
Mefivóshet, ¿por qué no fuiste conmigo?
19:26 El respondió: Oh mi amo el melej, mi propio servidor me engañó. Su servidor
planeaba aparejar el asno y montarlo para ir con Su Majestad porque su servidor es
lisiado.
19:27 Tsivá ha calumniado a su servidor ante mi amo el melej. Pero mi amo el melej es
como un mensajero de Ha´Elohé; haga usted lo que le parezca bien.
19:28 Porque todos los miembros de la familia de mi padre merecían sólo la muerte delante
de mi amo el melej; sin embargo, usted ha puesto a su servidor entre los que comen a
su mesa. ¿Qué derecho tengo yo de volver a apelar a Su Majestad?
19:29 El melej le dijo: ¿No tienes que hablar más del asunto? Yo decreto que tú y Tsivá se
dividan la propiedad.
19:30 Y Mefivóshet le dijo al melej: ¡Que él se quede con todo, ya que mi amo el melej ha
vuelto a salvo a su bayit!
19:31 Barzilay el guiladita había bajado de Roglim y cruzó el Yardén con el melej, para
despedirse de él en el Yardén.
19:32 Barzilay era muy anciano, tenía ochenta años; y le había provisto comida al melej
durante su estadía en Majanáyim, porque era un hombre muy rico.
19:33 El melej le dijo a Barzilay: Cruza conmigo; yo te sustentaré junto a mí en Yahrusalaim.
19:34 Pero Barzilay le dijo al melej: ¿Cuántos años me quedarán de vida, para que yo suba
con Su Majestad a Yahrusalaim?
19:35 Ya tengo ochenta años; ¿podré distinguir entre lo bueno y lo malo? ¿Podrá saborear
su servidor lo que coma o beba? ¿Podré todavía oír la voz de los hombres y de las
mujeres que cantan? ¿Para qué ha de ser su servidor una carga más para mi amo el
melej?
19:36 ¡Su servidor apenas puede cruzar el Yardén con Su Majestad! ¿Por qué habría de
recompensarme Su Majestad tan generosamente?
19:37 Por favor, deje que su servidor vuelva y muera en mi ciudad, junto al sepulcro de mi
padre y de mi madre. Pero ahí tiene usted a su servidor Kimham; que pase él con mi
amo el melej, y haga usted por él lo que le parezca bien.
19:38 Y el melej dijo: Kimham cruzará conmigo, y yo haré por él lo que te parezca bien;
cualquier cosa que tú me pidas, la haré por ti.
19:39 Todas las tropas cruzaron el Yardén; y cuando el melej estaba listo para cruzar, el
melej besó a Barzilay y lo bendijo; y Barzilay regresó a su bayit.
19:40 El melej prosiguió a Guilgal, y Kimhán lo acompañó; y todos los soldados yahuditas y
parte del ejército Yisraelita escoltaron al melej.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

730

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

19:41 Entonces todos los hombres de Yisrael vinieron al melej y le preguntaron: ¿Por qué lo
raptaron nuestros ajís, los hombres de Yahudah, y han hecho cruzar el Yardén al melej y
a su familia, junto con todos los hombres de Dawid?
19:42 Todos los hombres de Yahudah respondieron a los hombres de Yisrael: ¡Porque el
melej es nuestro pariente! ¿Por qué tienen que enojarse ustedes por eso? ¿Acaso hemos
comido a costa del melej, o nos ha dado obsequios?
19:43 Pero los hombres de Yisrael respondieron a los de Yahudah: Nosotros tenemos en el
melej diez partes, y más derecho sobre Dawid que ustedes. ¿Por qué, Entonces, nos han
tenido en poco? ¿Acaso no fuimos nosotros los primeros en proponer que se hiciera
volver a nuestro melej? Pero las palabras de los hombres de Yahudah prevalecieron sobre
las palabras de los hombres de Yisrael.
20:1 Ocurrió que se hallaba allí un hombre perverso que se llamaba Sheva ben de Bikhrí, un
binyamínita. Este tocó el shofar y proclamó: ¡Nosotros no tenemos parte en Dawid ni
heredad en el ben de Yishay! ¡Cada uno a su morada, oh Yisrael!
20:2 Todos los hombres de Yisrael abandonaron a Dawid y siguieron a Sheva ben de Bikhrí;
pero los hombres de Yahudah acompañaron a su melej, desde el Yardén hasta
Yahrusalaim.
20:3 Dawid llegó a su palacio en Yahrusalaim, y tomó el melej a las diez mujeres concubinas
que había dejado para guardar el palacio, y las reclamó y él las sustentó, pero nunca más
cohabitó con ellas. Quedaron encerradas, viviendo como viudas hasta el día de su muerte.
20:4 Después el melej le dijo a Amasá: Convócame a los hombres de Yahudah, y preséntate
aquí dentro de tres días.
20:5 Amasá fue a convocar a Yahudah, pero se tardó más del tiempo que se le había
señalado.
20:6 Y Dawid le dijo a Avishay: Ahora Sheva ben de Bikhrí nos causará más problemas que
Avshalom. Así que toma tú a los servidores de tu amo y persíguelo, antes de que halle
poblados fortificados y nos evada.
20:7 Los hombres de Yoav, los keretitas y los peletitas, y todos los guerreros, marcharon
detrás de él. Salieron de Yahrusalaim para perseguir a Sheva ben de Bikhrí.
20:8 Estaban cerca de la gran piedra que está en Guivón cuando se les presentó Amasá.
Yoav estaba vestido con su uniforme militar, con un cinturón y una espada sujeta en su
vaina; y cuando avanzó se le cayó.
20:9 Yoav le dijo a Amasá: ¿Cómo te va, ají mío? Y con la mano derecha Yoav agarró la
barba de Amasá para besarlo.
20:10 Amasá no se cuidó de la espada que Yoav tenía en la mano izquierda, y Yoav se la
clavó en el vientre de manera que se le derramaron sus entrañas por tierra y murió; sin
necesidad de un segundo golpe. Yoav y su ají Avishay continuaron Entonces persiguiendo
a Sheva ben de Bikhrí,
20:11 mientras uno de los hombres de Yoav se puso de pie junto al cadáver y dijo:
¡Cualquiera que esté a favor de Yoav y a favor de Dawid, que siga a Yoav!
20:12 Mientras tanto, Amasá yacía en medio del camino, bañado en su sangre; y el hombre
vio que todo el que pasaba se detenía junto a él. Y cuando vio que todo el pueblo se
detenía, arrastró a Amasá fuera del camino al campo, y lo cubrió con una manta.
20:13 Una vez que lo apartaron del camino, todos siguieron adelante tras Yoav para
perseguir a Sheva ben de Bikhrí.
20:14 Sheva había pasado por todas las tribus de Yisrael hasta Abet de Bet Maakhah; y
todos los beritas se congregaron y lo siguieron también.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

731

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

20:15 Los hombres de Yoav llegaron y lo sitiaron en Abet de Bet Maakhah; construyeron un
terraplén contra la ciudad, que se apoyaba sobre el baluarte. Todos los soldados que
estaban con Yoav estaban empeñados en derribar el muro ,
20:16 cuando una mujer sabia gritó desde la ciudad: ¡Escuchen! ¡Escuchen! Por favor,
díganle a Yoav que se acerque acá para poder hablarle.
20:17 Cuando él se acercó a ella, la mujer preguntó: ¿Eres tú Yoav? El respondió: Sí, yo
soy; y ella le dijo: Escucha lo que tiene que decir tu sierva. El respondió: Estoy
escuchando.
20:18 Entonces ella continuó: Antiguamente se solía decir: El que va a consultar, que
consulte en Abet; y así se concluía todo asunto.
20:19 Yo soy una de las que buscan el bienestar de los fieles en Yisrael. ¡Pero tú procuras
arrasar una ciudad que es madre en Yisrael! ¿Por qué habrás de destruir la heredad de
YAHWEH?
20:20 Yoav respondió: ¡Lejos, Lejos esté de mí que yo arruine o destruya!
20:21 No es así el asunto. Pero un hombre de la serranía de Efráyim, que se llama Sheva
ben de Bikhrí, se ha rebelado contra el melej, contra Dawid. Entréguenlo sólo a él, y me
retiraré de la ciudad. La mujer le dijo a Yoav: Su cabeza se te arrojará de detrás del
muro.
20:22 La mujer fue a todo el pueblo con su sabio plan; y ellos le cortaron la cabeza a Sheva
ben de Bikhrí y se la arrojaron a Yoav. Éste Entonces tocó el shofar; todos los hombres se
retiraron de la ciudad, cada uno a su morada, y Yoav regresó al melej en Yahrusalaim.
20:23 Yoav era comandante de todo el ejército de Yisrael; Benayah ben de Yoyadá era
comandante de los keretitas y de los peletitas;
20:24 Adoram estaba a cargo del tributo laboral; Yosafat ben de Ajilud era el cronista;
20:25 Shewa era el escriba; y Tsadoq y Evyatar eran los kohanim.
20:26 Irá el jairita también le servía a Dawid como kohen.
21:1 Hubo hambre durante los días de Dawid, año tras año, por tres años. Dawid consultó a
Yahweh, y Yahweh le respondió: Es por la culpa de sangre de Shaul y su bayit, porque él
dio muerte a unos guibonitas.
21:2 Entonces el melej llamó a los guibonitas y les habló. Los guibonitas no eran de estirpe
Yisraelita, sino un remanente de los emoritas, a los cuales los Yisraelitas habían hecho
juramento; y Shaul había tratado de exterminarlos en su celo por el pueblo de Yisrael y
de Yahudah.
21:3 Dawid preguntó a los guibonitas: ¿Qué puedo hacer por ustedes? ¿Cómo haré expiación,
para que ustedes bendigan la heredad de Yahweh?
21:4 Los guibonitas le respondieron: No tenemos reclamo amo de plata ni oro contra Shaul
ni contra su bayit; tampoco queremos filisteos la vida de nadie en Yisrael. Y Dawid les
dijo: Cualquier cosa que digan la haré por ustedes.
21:5 Entonces ellos le respondieron al melej: De aquel hombre que nos masacró y planeó
exterminarnos, para que no sobreviviéramos en todo el territorio de Yisrael,
21:6 que nos den siete hombres de sus descendientes para que los empalemos delante de
YAHWEH en Guibá de Shaul, el escogido de YAHWEH. El melej dijo: Así lo haré.
21:7 El melej le perdonó la vida a Mefivóshet ben de Yahonatán, ben de Shaul, por el
juramento ante YAHWEH que había entre ellos, entre Dawid y Yahonatán ben de Shaul.
21:8 Pero tomó a Armoní y a Mefivóshet, los dos benei de Ritspá hija de Ayáh, que ella le
había dado a Shaul, y a los cinco benei que Merab hija de Shaul le había dado a Adriel
ben de Barzilay el mejolatita,

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

732

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

21:9 y se los entregó a los guibonitas. Ellos los empalaron en el monte delante de YAHWEH;
los siete de ellos perecieron a la misma vez. Les dieron muerte en los primeros días de la
cosecha, al comienzo de la cosecha de la cebada.
21:10 Entonces Ritspá hija de Ayah tomó una manta de luto y la tendió sobre una roca, y se
quedó allí desde el principio de la cosecha hasta que empezó a caer sobre los cuerpos la
lluvia del shamaim; ella no dejó que ningún ave del shamaim se posara sobre ellos de día,
ni que los animales del campo se les acercaran de noche.
21:11 Le informaron a Dawid lo que hacía Ritspá hija de Ayah, concubina de Shaul.
21:12 Y Dawid fue y tomó los huesos de Shaul y los huesos de su ben Yahonatán, de los
ciudadanos de Yavesh Guilad, quienes los habían tomado secretamente de la plaza de Bet
Shan, donde los filisteos los habían colgado el día que éstos derrotaron a Shaul en
Guilboa.
21:13 Hizo traer de allá los huesos de Shaul y los huesos de su ben Yahonatán, y recogieron
los huesos de los empalados.
21:14 Luego sepultaron los huesos de Shaul y los de su ben Yahonatán en territorio de
Binyamín, en Zela, en el sepulcro de su padre Qish. Y cuando hicieron todo lo que el
melej había mandado, Elohé contestó las súplicas con respecto a la tierra de ahí en
adelante.
21:15 De nuevo estalló la guerra entre los filisteos e Yisrael, y Dawid bajó con sus servidores
y combatieron contra los filisteos; Dawid quedó extenuado,
21:16 e Ishbé Benob trató de matar a Dawid. Éste era uno de los descendientes del Rafah,
cuya lanza pesaba trescientos shékels de cobre y llevaba una armadura nueva.
21:17 Pero Avishay, ben de Tseruyah, vino en su ayuda; atacó al filisteo y lo Mató. Fue
Entonces que los hombres de Dawid le hicieron un juramento diciendo: No saldrás más
con nosotros a la batalla, no sea que apagues la lámpara de Yisrael.
21:18 Después de eso, hubo otra batalla contra los filisteos en Gob; eso fue cuando Sivkhay
el jushatita Mató a Saf, uno de los descendientes del Rafá.
21:19 Hubo otra batalla contra los filisteos en Gob, y Eljanán ben de Yaaré Orguim el
betLehemita Mató a Golyat el guetita, el asta de cuya lanza era como un rodillo de telar.
21:20 Hubo otra batalla en Gat, donde había un hombre gigante, que tenía seis dedos en
cada mano y seis dedos en cada pie, veinticuatro en total; él también era un
descendiente del Rafá.
21:21 Cuando desafió a Yisrael, Yahonatán ben de Shimá, ají de Dawid, lo Mató.
21:22 Estos cuatro eran descendientes del Rafá en Gat, y cayeron por mano de Dawid y de
sus servidores.
22:1 Dawid dirigió a Yahweh las palabras de este cántico, después que lo libró de las manos
de todos sus enemigos, y de las manos de Shaul.
22:2 Dijo: ¡Oh Yahweh, mi Roa, mi Fortaleza y mi Libertador!
22:3 ¡Oh Elohé, la Roca en que me refugio: Mi escudo, mi potente defensor, mi baluarte y
mi refugio! ¡Mi salvador, tú que me salvas de la violencia!
22:4 ¡Toda hallel! Invoqué a Yahweh, y me libró de mis enemigos.
22:5 Porque me rodearon las olas de la Muerte, y los torrentes de Betial me atemorizaron.
22:6 Me rodearon las ligaduras de la Fosa; me confrontaron los lazos de la Muerte.
22:7 En mi angustia invoqué a Yahweh; llamé a mi Elohé; él oyó mi voz en su Templo, mi
clamor llegó a sus oídos.
22:8 Entonces la tierra tembló y se estremeció; se conmovieron los cimientos de los
shamaim se estremecieron por Su indignación.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

733

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

22:9 Humo subió de su nariz; de su boca salió fuego consumidor, y carbones encendidos
saltaban de él.
22:10 Inclinó los shamaim y descendió; una densa nube debajo de sus pies.
22:11 Se montó en un querubín y voló; se apareció sobre las alas del viento.
22:12 Puso pabellones de tinieblas a su alrededor, nubes de agua, inmensos nubarrones.
22:13 En el resplandor de su presencia ardían tizones encendidos.
22:14 YAHWEH tronó desde los shamaim; el Altísimo emitió su voz.
22:15 Envió flechas y los dispersó; arrojó relámpagos y los puso en fuga.
22:16 El fondo del mar quedó al descubierto, los cimientos del mundo quedaro n a la vista
por el potente rugido de YAHWEH, por el soplo del aliento de su nariz.
22:17 Extendió su mano desde lo alto y me tomó; me sacó de las aguas caudalosas.
22:18 Me rescató de mi enemigo tan poderoso, de adversarios demasiado fuertes para mí.
22:19 Me atacaron en mi día de calamidad, pero YAHWEH fue mi apoyo.
22:20 El me sacó a la libertad; me rescató porque se agradó de mí.
22:21 YAHWEH me recompensó conforme a mi mérito; me pagó por la limpieza de mis
manos.
22:22 Porque he guardado los caminos de YAHWEH, y no he sido culpable delante de mi
Elohé;
22:23 presto atención a todas sus reglas, y no me he apartado de sus leyes.
22:24 He sido íntegro delante de él, y me guardé de pecar.
22:25 Y YAHWEH me ha recompensado conforme a mi mérito, conforme a mi pureza ante
sus ojos.
22:26 Con el leal te muestras leal, e íntegro con el héroe íntegro.
22:27 Con el puro te muestras puro, y eres sagaz con el perverso.
22:28 Le das la victoria a la gente humilde; pero miras con burla a los altivos.
22:29 Tú eres mi lámpara, oh YAHWEH; YAHWEH ilumina mis tinieblas.
22:30 Contigo derribaré las barreras; con mi Elohé escalaré murallas.
22:31 El camino de Elohé es perfecto; la davar de YAHWEH es pura. El es un escudo para
todos los que en él se refugian.
22:32 Porque, ¿quién es Elohé fuera de YAHWEH? ¿Quién es Roca fuera de nuestro Elohé?
22:33 ¡HaEl, mi potente fortaleza, el que hizo seguro mi camino!
22:34 el que hizo mis piernas como las de un venado, y me mantiene firme en las alturas;
22:35 el que adiestra mis manos para la batalla; de modo que mis brazos pueden tensar un
arco de bronce.
22:36 Tú me has concedido el escudo de tu protección y tu providencia me ha engrandecido.
22:37 Tú me has hecho andar libremente, y mis pies no han resbalado.
22:38 Perseguí a mis enemigos y los acabé; no volví sino hasta destruirlos.
22:39 Los destruí, los derribé; y no pudieron Levantarse; cayeron a mis pies.
22:40 Tú me ceñiste de poder para la batalla; doblegaste a mis enemigos debajo de mí.
22:41 Hiciste huir a mis enemigos delante de mí; destruí a mis adversarios.
22:42 Ellos miraron, pero no hubo quien los librara; clamaron a YAHWEH, pero él no les
respondió.
22:43 Los desmenucé como polvo de la tierra; los pisé, los aplasté como lodo de la calle.
22:44 Tu me has rescatado de las contiendas de los pueblos, guárdame para ser gobernante
de naciones; aún los pueblos que yo no conocía deberán servirme.
22:45 Los extranjeros me adulaban; apenas oían de mí, me rendían homenaje.
22:46 Los extranjeros se han acobardado y salen temblando de sus escondrijos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

734

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

22:47 ¡Viva YAHWEH! ¡Bendita sea mi Roca! Ensalzado sea Elohé, la roca que me da la
victoria;
22:48 Elohé que me ha vindicado y somete a los pueblos debajo de mí;
22:49 me ha rescatado de mis enemigos, me ha librado de mis adversarios, m e ha librado
del hombre violento.
22:50 Por eso canto tu hallel entre las naciones, oh Yahweh, y entono Hallel a tu Shem
(Nombre):
22:51 Torre de victoria para su melej, que trata con bondad a su ungido: a Dawid y a su
linaje para siempre.
23:1 Estas son las últimas palabras de Dawid: La declaración de Dawid ben de Yishay, la
declaración del hombre puesto en alto, el ungido del Elohé de Yaakov, el favorito de las
canciones de Yisrael:
23:2 El Ruaj de YAHWEH ha hablado por medio de mí, su mensaje está en mi lengua.
23:3 El Elohé de Yisrael ha hablado, la Roca de Yisrael ha dicho de mí: El que gobierna a los
hombres con justicia, el que gobierna con respeto de Elohé,
23:4 es como la luz Matutina cuando sale el sol, un amanecer sin nubes mediante el
resplandor y la lluvia hace germinar la hierba de la tierra.
23:5 ¿No está firme mi Bayit delante de Elohé? Pues él me ha concedido una alianza eterna,
ordenada en todas las cosas y segura. ¿No hará él florecer todos mis éxitos y todo anhelo
mío?
23:6 Pero todos los perversos serán arrancados como espinas; pues nadie los agarrará con
la mano.
23:7 Cualquiera que los toque tendrá que armarse con un hierro y con un asta de lanza; y
tendrán que ser quemados totalmente en su lugar.
23:8 Estos son los nombres de los guerreros de Dawid: YosIvrim Bashébet el tajkemonita, el
oficial principal, él es Adinó el etsnita; este blandió su lanza contra ochocientos y los Mató
en una ocasión.
23:9 Después de él estaba Elazar ben de Dodó, ben de Ajohí. El era uno de los tres valientes
que estaban con Dawid cuando desafiaron a los filisteos que se reunieron allí para la
batalla. Los soldados Yisraelitas se retiraron,
23:10 pero él se mantuvo firme, e hirió a los filisteos hasta que se le cansó el brazo y se le
quedó la mano pegada a la espada; y aquel día YAHWEH dio una gran victoria. Luego las
tropas volvieron a él, pero sólo para despojar a los muertos.
23:11 Después de él estaba Shamah ben de Agué el hararita. Los filisteos se habían reunido
en un solo cuerpo donde había una parcela de tierra sembrada de lentejas; y las tropas
habían huido ante los filisteos.
23:12 pero Shamah se puso firme en medio de la parcela y la defendió, y derrotó a los
filisteos. Así YAHWEH les dio una gran victoria.
23:13 Una vez, durante la cosecha, tres de los treinta jefes bajaron a la cueva de Adulam,
donde estaba Dawid, mientras el ejército de los filisteos acampaba en el valle de Refaím.
23:14 Dawid estaba Entonces en la fortaleza, y había un destacamento de los filisteos en Bet
Lehem.
23:15 A Dawid se le antojó decir: ¡Si tan sólo pudiera beber agua del pozo de Bet Lehem
que está junto a la puerta!
23:16 Entonces los tres guerreros irrumpieron en el campamento de los filisteos y sacaron
agua del pozo de Bet Lehem que estaba junto a la puerta, y se la llegaron. Pero cuando
se la presentaron a Dawid no la quiso beber, y la derramó como una libación a YAHWEH.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

735

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

23:17 Porque dijo: ¡YAHWEH me libre de hacer eso! ¿Es la sangre de los hombres que
fueron con riesgo de sus vidas? Y no quiso beberla. Esos fueron los hechos de los tres
valientes.
23:18 Avishay, ají de Yoav, ben de Tseruyah, era el jefe de otros tres. El blandió una vez su
lanza contra trescientos y los Mató, y ganó renombre entre los tres;
23:19 ya que entre los tres él era el más respetado, vino a ser su jefe. Sin embargo, no fue
incluido entre los tres.
23:20 Benayahu ben de Yahoyadá, de Qabtseel, era un soldado valeroso que realizó grandes
hazañas. El Mató a los benei de Ariel de Moab. Una vez, en un día nevado, se metió a un
foso y Mató un león.
23:21 El también Mató a un mitsrita, un hombre enorme. El mitsrita tenía en su mano una
lanza, y Benayahu bajó contra él con un palo, le arrebató la lanza de la mano al mitsrita,
y lo Mató con su propia lanza.
23:22 Estos fueron los hechos de Benayahu ben de Yahoyadá; y ganó renombre entre los
tres valientes.
23:23 El era respetado entre los treinta, pero no llegó a estar entre los tres. Dawid lo puso a
cargo de su guardia personal.
23:24 Entre los treinta estaban también: Asael, ají de Yoav; Eljanán ben de Dodó, de Bet
Lehem;
23:25 Shamah el harodita; Eliqá el harodita;
23:26 Jélets el peletita; Irá ben de Iquesh el teqoíta;
23:27 Abiézer el anatotita; Mebunay el hushatita;
23:28 Tsalmón el ajojita; Mahray el netofatita;
23:29 Jéleb ben de Baaná el netofatita; Itay ben de Ribay el guibaita de los benei de
Binyamín;
23:30 Benayahu el piratonita; Hiday, de Najallevé Gáash;
23:31 Abi Albón el arbatita; Azmáwet el barutmita;
23:32 Elyajbá, el shaalbonita; Yahonatán de los benei de Yashén;
23:33 Shamah el hararita; Ajiam ben de Sharar, el ararita;
23:34 Elifélet ben de Ajashbay, ben del Maakhatita; Eliam ben de Ajitófel el guilonita;
23:35 Hetsray el karmelita; Paaray el arbita;
23:36 Igal ben de Natán, de Tsovah; Baní el gadita;
23:37 Tséleq el amonita; Najrai el beerotita, escudero de Yoav, ben de Tseruyah;
23:38 Irá el itrita; Gareb el itrita;
23:39 Uriyah el jetita. Entre todos eran treinta y siete.
24:1 Volvió a encenderse el furor de Yahweh contra Yisrael, porque alguien incitó a Dawid
contra ellos, diciendo: Ve y cuenta a Yisrael y a Yahudah.
24:2 El melej le dijo a Yoav, su comandante militar: Quiero que recorras todas las tribus de
Yisrael, desde Dan hasta Beer Sheva, y hagas un censo del pueblo, para que yo sepa el
Número de la población.
24:3 Yoav le respondió al melej: Que Yahweh tu Elohé aumente el número de tu pueblo cien
veces, y que mi amo el melej lo vea, pero, ¿para qué quiere esto mi amo el melej?
24:4 Sin embargo, el mandato del melej prevaleció contra Yoav y contra los oficiales del
ejército; y Yoav y los oficiales del ejército salieron, a instancias del melej, para hacer un
censo del pueblo de Yisrael.
24:5 Cruzaron el Yardén y acamparon en Aroer, al sur de la ciudad que está en medio del
valle de Gad; y siguieron hasta Yatser.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

736

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

24:6 Continuaron a Guilad y a la región de Tajtim Jodshí, y llegaron a Dan Yaán y a los
alrededores de Tsidón.
24:7 Fueron luego a la fortaleza de Tsor y a todas las ciudades de los jiwitas y de los
kenaanitas, y terminaron en Beer Sheva en el Néguev de Yahudah.
24:8 Recorrieron todo el territorio, y volvieron a Yahrusalaim al cabo de nueve meses y
veinte días.
24:9 Yoav le informó al melej el Número de personas que se habían registrado: en Yisrael
había ochocientos mil soldados preparados para sacar la espada, y los hombres de
Yahudah sumaban quinientos mil.
24:10 Pero después Dawid se reprochó por haber contado al pueblo. Y Dawid le dijo a
YAHWEH: He pecado gravemente en lo que he hecho. Por favor, YAHWEH, quita la culpa
de tu servidor, porque he actuado neciamente.
24:11 Cuando se Levantó Dawid por la mañana, le llegó la davar de YAHWEH al profeta Gad,
vidente de Dawid, diciendo:
24:12 Ve y dile a Dawid que así ha dicho YAHWEH: Tres calamidades propongo para ti,
escoge una de ellas, y yo la traeré sobre ti.
24:13 Gad fue donde Dawid y se lo hizo saber diciendo: ¿Que te vengan siete años de
hambre en tu país? ¿O que huyas durante tres meses de tus adversarios y que ellos te
persigan? ¿O que haya una epidemia en tu país por tres días? Ahora, piensa bien qué
respuesta debo levantarle al que me envió.
24:14 Dawid le dijo a Gad: Estoy muy angustiado. Que caigamos en manos de YAHWEH,
porque su compasión es grande; y no caiga yo en mano de los hombres.
24:15 Así que YAHWEH envió una epidemia a Yisrael, desde aquella mañana hasta el tiempo
señalado; y murieron Setenta mil hombres del pueblo, desde Dan hasta Beer Sheva.
24:16 Pero cuando el mensajero extendía su mano hacia Yahrusalaim para destruirla,
YAHWEH renunció a mayor castigo, y le dijo al mensajero que destruía al pueblo: ¡Basta
ya! ¡Detén tu mano! El mensajero de YAHWEH estaba junto a la era de Arawná el
yebusita.
24:17 Cuando Dawid vio al mensajero que hería al pueblo, le dijo a YAHWEH: Yo solo he
pecado; yo solo he hecho lo malo; pero estas pobres ovejas, ¿qué han hecho? Que tu
mano caiga contra mí y contra mi bayit paterna.
24:18 Gad fue donde Dawid el mismo día y le dijo: Sube y erige un altar a YAHWEH en la
era de Arawná el yebusita.
24:19 Dawid subió, siguiendo instrucciones de Gad, como le había mandado YAHWEH.
24:20 Arawná miró y vio al melej y a sus cortesanos que venían hacia él. Así que Arawná
salió y se postró ante el melej con el rostro en tierra.
24:21 Y Arawná preguntó: ¿Por qué viene mi amo el melej a su servidor? Dawid respondió:
Para comprarte la era y edificar un altar a YAHWEH, para que así cese la epidemia en el
pueblo.
24:22 Arawná le respondió a Dawid: Tómela y ofrezca mi amo el melej lo que le parezca
bien. Aquí están los bueyes para la ofrenda quemada, y los trillos y los yugos de los
bueyes para leña.
24:23 Todo esto, oh melej, se lo da Arawná a Su Majestad. Y Arawná añadió: ¡Que Yahweh
su Elohé le responda favorablemente!
24:24 Pero el melej le respondió a Arawná: No, yo te lo compraré por su precio. No puedo
sacrificar a Yahweh mi Elohé ofrendas quemadas que no me cuesten nada. Entonces
Dawid compró la era y los bueyes por cincuenta shékels de plata.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

737

SHEMUEL BET

2ª SAMUEL

24:25 Y Dawid edificó allí un altar a Yahweh, y sacrificó ofrendas quemadas y ofrendas de
bienestar. Yahweh atendió las súplicas en favor del país, y cesó la epidemia en Yisrael.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

738


Documentos relacionados


Documento PDF shemuel bet
Documento PDF divre bet
Documento PDF ezra
Documento PDF hagay
Documento PDF melakhim alef
Documento PDF hoshea


Palabras claves relacionadas