Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Cuadernillo digital Niñez en construcción (1) .pdf



Nombre del archivo original: Cuadernillo digital Niñez en construcción (1).pdf

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Adobe InDesign CC 2017 (Macintosh) / Adobe PDF Library 15.0, y fue enviado en caja-pdf.es el 29/06/2017 a las 20:23, desde la dirección IP 190.191.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1539 veces.
Tamaño del archivo: 2.8 MB (32 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN
Herramientas para pensar el trabajo con
niñas y niños desde una mirada de género

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN
Herramientas para pensar el trabajo
con niñas y niños desde una mirada de género

AUTORIDADES PBA
Gobernadora
María Eugenia Vidal
Vicegobernador
Daniel Marcelo Salvador
Secretario de Derechos Humanos
Santiago Canton
Subsecretaria de Género
y Diversidad Sexual
Daniela Reich
Directora Provincial de Género
y Diversidad Sexual
Victoria Vaccaro
Director de Programas y Proyectos para
la Equidad de Género y la Diversidad
Sexual
Ariel Sanchez

Coordinación:
Ariel Sanchez
Contenido:
Ana Elisa Sartoris
Elena Harnan
Diseño:
Natalia Laclau

ÍNDICE
Prólogo ........................................................................ 7

¿Por qué decimos que son relaciones
asimétricas y jerárquicas?...................................23

Introducción................................................................ 9
Niñez como construcción social.........................11
Un poco de historia................................................11
¿De qué hablamos cuando hablamos
de género?................................................................14

¿Cuál es el valor/la potencialidad
de la perspectiva de género?..............................24
¿Por qué incorporar la perspectiva
de género en el trabajo con niñas
y niños?......................................................................25

Heteronormatividad e identidad
de género..................................................................17

Algunas estrategias posibles a poner
en marcha en el vínculo/trabajo
con niñas y niños....................................................27

Estereotipos de género.........................................21

Palabras finales......................................................28

Relaciones, exclusiones
y desigualdades......................................................22

Biblografía.................................................................29

PRÓLOGO
Desde la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual dependiente
de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos
Aires tenemos por fin promover e implementar políticas que contribuyan a la plena igualdad entre los géneros, respetando las diversidades sexo-genéricas y las orientaciones sexuales de las personas.
Para alcanzar este objetivo, proponemos la transversalización del
enfoque de género en todas las áreas del Estado provincial, de los
municipios de la provincia y de la sociedad en general.
Este enfoque nos permite observar y analizar críticamente las
relaciones sociales, en las que frecuentemente las mujeres y
otras identidades de género no hegemónicas quedan en una posición de desventaja social, política, económica y cultural frente
a la masculinidad tradicional.
Es imprescindible entonces visibilizar y desnaturalizar los condicionamientos socioculturales que establecen y mantienen estas
desigualdades de poder entre los géneros, y a partir de allí, construir acciones tendientes a promover sociedades más equitativas.

/7

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

Por eso este cuadernillo, “Niñez en construcción. Herramientas para
pensar el trabajo con niñas y niños desde una mirada de género”,
toma el desafío de incluir esta perspectiva en la educación de niñas
y niños, y pretende ser una herramienta para el trabajo cotidiano de
todas aquellas personas vinculadas de uno u otro modo a la niñez.
Tenemos la convicción de que la incorporación real de la mirada de
género es un compromiso que debemos asumir de manera colectiva.

Daniela Reich
Subsecretaria de Género
y Diversidad Sexual

8/

INTRODUCCIÓN
Este cuadernillo tiene como objetivo brindar nociones generales
acerca de la perspectiva de género y la importancia de su incorporación en el trabajo con niñas y niños, como herramienta de promoción de los derechos.
¿Por qué creemos imprescindible reflexionar desde esta mirada?
Porque las desigualdades de género comienzan en la niñez, y por
ello la promoción de la igualdad también debe comenzar desde allí.
Hay una idea, una creencia aún hoy bastante generalizada, de que
cuando hablamos de género hablamos de mujeres. En realidad
esto no es así, ya que cuando nos referimos a este concepto incluimos varones, mujeres, niñas, niños y diversas expresiones/
identidades de género.
Invitamos entonces, a hacer un recorrido por algunos conceptos
centrales como niñez, género, diversidades y desigualdades. Considerando que ellos implican construcciones sociales, proponemos la perspectiva de género como una herramienta de análisis
y una estrategia para la promoción de igualdad de género en y
desde la niñez.

/9

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

10 /

NIÑEZ COMO CONSTRUCCIÓN SOCIAL

El concepto de niñez
es una construcción
social que va de la
mano de instituciones
sociales como la
familia y la escuela.

Si bien el término niñez es utilizado como sinónimo de infancia,
no se trata de términos equivalentes. La niñez es el período cronológico que comprende, según la Convención sobre los Derechos
del Niño, desde el nacimiento hasta los 18 años. La infancia es el
período evolutivo que abarca desde el nacimiento hasta los 12 ó 14
años aproximadamente.
Ahora bien, el concepto de niñez es una construcción social que va
de la mano de instituciones sociales como la familia y la escuela.
“La niñez, más que una realidad objetiva y universal, es ante todo
el resultado de un consenso social que depende de las distintas
condiciones socio-históricas” (Casas Ferrán; 1998).

UN POCO DE HISTORIA
Con anterioridad al siglo XVIII no existía conciencia de la particularidad que implican tanto la infancia como la adolescencia y cuanto
más se retrocede en la historia, menor es la atención que reciben.
La niñez era considerada como un período bastante breve de la
vida humana que abarcaba desde el nacimiento hasta los 5/6 años
aproximadamente, edad en que las niñas y los niños eran considerados “productivos”. De esta manera y sin pasar por otra etapa, se
convertían en adultas/os. Esta situación se ve reflejada en el arte
donde eran representadas/os como adultas/os en menor escala.
Los gestos, las expresiones y los rasgos eran los mismos y sólo se
diferenciaban de las/os adultas/os por la talla.

/ 11

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

A principios del siglo XVIII, inicio de la Modernidad, comienza a
pensarse la niñez como una etapa diferenciada de la adultez. Con
la valoración social surgen mayores expectativas y por lo tanto
mayor control social, centrados en la familia y la escuela.
Sin embargo, esta nueva forma de pensar la niñez no se instaló
en forma homogénea y aún hoy sigue atravesada por diferentes
entrecruzamientos (condiciones sociales, económicas, políticas y
culturales).
En la segunda mitad del siglo XIX, se habla de “niños”, categoría
que invisibiliza a las niñas, y de “menores”. Los niños son quienes
circulan en el espacio de la familia y la escuela; los menores son
objeto de intervención jurídico-asistencial (Paradigma del Patronato, que opera como forma de control social de la infancia y adolescencia empobrecidas).
En el año 1948 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó
la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la cual se
reconoce que niños y niñas deben ser objeto de atención especial.

SXVIII
NO HAY CONCIENCIA DE LA INFANCIA

• Indiferencia social
• La adultez empieza cuando pueden cumplir
tareas productivas.

DISTINCIÓN ENTRE NIÑEZ Y ADULTEZ

• Valoración social de la niñez.
• Distinción entre:
niñas/os ricas/os
niñas/os pobres

ESCUELA
Formación en los
valores morales
de la época.
NIÑAS/OS OBRERAS/OS

12 /

Con la Convención
sobre los Derechos
del Niño (1989),
se reconoce a las
niñas y los niños
como sujetas/os de
derechos.

Con la Convención sobre los Derechos del Niño (1989), se reconoce
a los niños y niñas como sujetxs de derechos.
Esta nueva concepción de las niñas y los niños como sujetas/os de
derechos va a conformar la Doctrina de la protección integral. Se
deja atrás la idea de “menor” y todas las implicancias a las que el
término hace alusión, por la concepción de que todas las niñas y
todos los niños son sujetas/os de derechos en sentido pleno.
Pese a la normativa y los avances en relación a los derechos
instituidos, no todas las niñas y niños tienen acceso a ellos, situación que se refleja, por ejemplo, en la desigualdad entre los géneros
y las jerarquizaciones que se establecen de acuerdo a lo que las
sociedades entienden como sexualidades y géneros “normales”.

1889

1919

1º TRIBUNAL
DE MENORES
EEUU

LEY DE
PATRONATO
Argentina

1948

1959

1989

DECLARACIÓN
UNIVERSAL
DE LOS DDHH
Asamblea Gral.
de Nac. Unidas

DECLARACIÓN
DE LOS
DERECHOS
DEL NIÑO

CONVENCIÓN
SOBRE
LOS DERECHOS
DEL NIÑO

SXIX

SXX

DIFERENCIACIÓN ENTRE NIÑAS/OS Y MENORES

NIÑAS Y NIÑOS COMO SUJETXS DE DERECHOS

• Institucionalización de las/os
niñas/os de la calle como
forma de control social.
ESTIGMATIZACIÓN

TRIBUNALES DE MENORES
Las/os niñas/os
institucionalizados
se categorizan en:
• carenciadas/os
• abandonadas/os
• inadaptadas/os
• infractoras/es

SE DEJA ATRÁS LA
IDEA DE “MENOR”.

DOCTRINA DE LA
PROTECCIÓN INTEGRAL

• Todas/os las niñas y los
niños son sujetas/os de
/ 13
derechos en sentido pleno.

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS
DE GÉNERO?

“El concepto de Género se refiere a la construcción
social y cultural que se organiza a partir de la
diferencia sexual. Supone definiciones que abarcan
tanto la esfera individual, incluyendo la construcción
del sujeto y el significado que una cultura le otorga al
cuerpo femenino y masculino, como a la esfera social,
que influye en la división del trabajo, la distribución de
los recursos y la definición de jerarquías y relaciones
de poder entre hombres y mujeres”.
Eleonor Faur

Existen múltiples formas y mecanismos a través de los cuales los
distintos grupos humanos clasifican a sus miembros, y una de las
más influyentes quizás ha sido la clasificación anatómica que establece, sobre esta base, dos grandes géneros que corresponden
a varones y mujeres: masculino y femenino.
Pero, ¿cuál es la diferencia entre sexo y género? ¿Qué es lo masculino y qué lo femenino? ¿Incluye el concepto de género a niños

14 /

“El género es una
categoría social
impuesta sobre un
cuerpo sexuado”.
Joan Scott

y niñas? …. En definitiva; ¿de qué hablamos cuando hablamos de
género?
Para dar respuesta a estas preguntas iniciales, en términos generales se conceptualiza al sexo como el conjunto de características
biológicas que determinan lo que es un macho y una hembra en
la especie humana. Sin embargo, los cromosomas, las hormonas,
las gónadas, las estructuras sexuales internas y los genitales externos presentan una diversidad mayor de la que se cree, lo que
evidencia que no habría una división estricta en dos sexos.
“Cuando se habla de dos sexos, masculino y femenino, se está
abarcando en esta dicotomía un disciplinamiento de aspectos muy
complejos de la sexualidad humana. Por supuesto [es] el sexo anatómico, con el que a primera vista y al nacer se clasifica a casi todos los seres humanos. Tan fuerte es el dogma sobre la dicotomía
anatómica, que cuando no se la encuentra se la produce. Cuando
los genitales son ambiguos, no se revisa la idea de la naturaleza
dual de los genitales sino que se disciplinan para que se ajusten al
dogma” (Maffía, 2003:5)
Cuando hablamos del concepto Género la cuestión no cambia mucho. También existe una mirada dicotómica de los géneros que se
apoya en esta supuesta naturalidad binaria de los cuerpos. Sobre
esta construcción cultural del cuerpo sexuado, se elabora un conjunto de características, roles, oportunidades y expectativas que
socialmente se asigna a las personas, apoyándose en esa supuesta binariedad de las características biológicas (sexo).
La noción de binarismo hace referencia a este modo en que solemos interpretar el mundo: blanco/negro, naturaleza/cultura,

/ 15

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

sujeto/objeto, varón/mujer…La diferencia es conceptualizada por
medio de una lógica que implica la exclusión de términos: “uno o el
otro” como excluyentes, o se es mujer o se es varón, no se podría
ser ambos (u otros diferentes). Sin embargo, las personas reinterpretan estas opciones de maneras diversas y generan múltiples
formas de vivir y expresarse. Y es necesario remarcar que las categorías, nociones y valoraciones en torno a la sexualidad, son un
terreno de constante redefinición.

SEXO
Determina las características físicas, mientras
que la socialización condiciona los
comportamientos, los valores, las diferentes
expectativas según seamos mujeres u hombres.

16 /

NOCIÓN
Surge a partir de la idea
de que lo “femenino”
y lo “masculino” no son
hechos naturales o biológicos,
sino construcciones culturales.

GÉNERO
Es la forma como aprendemos a ser mujeres
y varones en cada cultura y época determinada,
influenciados por las ideas, creencias, y
representaciones de tipo religioso, político,
económico, jurídico, psicológico, cultural, de etnia
y de clase social.

HETERONORMATIVIDAD E IDENTIDAD DE GÉNERO

La heteronormatividad,
es el modelo de percepción y de valoración
por el cual suponemos
que todas las personas
que nos rodean son heterosexuales (Invisibilización de otras formas
de desear y amar), al
tiempo que establecemos que es esa la
forma más deseable
de vivir y expresar la
sexualidad (Jerarquización).

Este modelo binario tiene un elemento más que funciona como
una matriz que jerarquiza y produce las relaciones dentro del sistema sexo-género: La Heteronormatividad. Esta palabra, que en
principio parece difícil de pronunciar, se vincula con la presunción
de heterosexualidad de todas las personas. Hay que diferenciar la
Heteronormatividad de la heterosexualidad, ya que la Heteronormatividad no habla simplemente de cuál es el objeto de deseo de
una persona sino que refiere a un modelo que supone la heterosexualidad como única (o superior) forma de expresar la sexualidad
al tiempo que genera maltrato, discriminación y violencia hacia
todas las personas que no entran en ese modelo hegemónico.
Desde la infancia muchas personas se ven obligadas a lidiar con
situaciones de violencia por el simple hecho de que sus gestos,
sus gustos, sus deseos, su forma de vestir, las aspiraciones que
tienen o el género con el que se identifican, no se corresponden
con lo que socialmente se esperaba de ellas y ellos. Estas formas de exclusión y persecución se repiten en diferentes espacios,
inclusive en aquellos que deberían ser lugares más amables y
contenedores como son las instituciones educativas o las familias.
De este modo el sistema de género que comenzó compuesto por
dos elementos (Sexo-género), se transforma en una tríada, que
nos permite dar cuenta de los diferentes tipos de relaciones y exclusiones que allí pueden generarse.

/ 17

HETERONORMATIVIDAD

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

SEXO

GÉNERO

Masculino
Femenino

Cisgénero

Heterosexual

Intersex

Trans
Travesti
Transexual
Transgénero

Lesbiana
Gay
Bisexual

A pesar de la diversidad corporal,
el pensamiento binario tiende
a dividir a los humanos en
machos y hembras a partir,
fundamentalmente, de la
observación de los genitales al
momento del nacimiento.
Es en este sentido que se habla
de asignación de sexo, y no de
sexo como un atributo “natural”.

Cuando hablamos de cisgénero
nos referimos a las personas
cuya identidad de género
coincide con aquella asignada
al nacer.
Las sociedades tienden a
establecer esta ligazón como
la “normal” y “correcta” e
intentan, a través de diferentes
mecanismos, disciplinar y eliminar
las diferentes formas de identidad
de género trans.

18 /

ORIENTACIÓN SEXUAL

La heterosexualidad aparece
como la forma de sexualidad
más deseable en relación a
los modelos ideales de
masculinidad y feminidad.
El efecto de ello es el repudio
y otras manifestaciones de
violencia frente a aquellas
formas de vivir la sexualidad
que no se corresponden
con esta norma.

TACIONES
ALES

exual

a

ual
l

DIVERSIDAD
CORPORAL
Femenina
Intersex
Masculina

Cromosomas
xx, xy, xxy
Fenotipo
Pechos, vello,
voz, masa muscular
estructura ósea
Hormonas
Estrógenos
Andrógenos
Gónadas
ovarios
testículos
Morfología
Interna: útero,
trompas de Falopio,
vagina, próstata,
vesículas seminales
Externa: clítoris,
labios, pene, escroto

Diferenciando estos conceptos, comenzamos a visibilizar el hecho de que ser varón o mujer constituye un hecho sociocultural e
histórico en el que las diferencias biológicas representan solo un
aspecto de esta construcción.
Si bien es imposible dar cuenta de la diversidad de personas que
habitan el mundo, el siguiente gráfico nos puede ayudar a salirnos
de la mirada dicotómica y comenzar a reconocer las diferentes
identidades y exclusiones que el sistema binario no nombra o, en
muchos casos, persigue y prohíbe.

IDENTIDADES
EXPRESIONES
ORIENTACIONES
DIVE
IDENTIDADES
IDENTIDADES EXPRESIONES
EXPRESIONESORIENTACIONES
ORIENTACIONES DIVER
D
GÉNERO
GÉNERO
SEXUALES
COR
DEDE
GÉNERO
DE
GÉNERO DEDE
GÉNERO
DE
GÉNERO SEXUALES
SEXUALES
CORPO
C
Varón
Varón
Varón
CisCis Cis
Mujer
Mujer
Mujer
CisCis Cis
Varón
Trans
Varón
Varón
Trans
Trans
Mujer
Trans
Mujer Mujer
Trans Trans
Transgénero
Transgénero
Transgénero
Transexual
Transexual
Transexual
Travesti
Travesti
Travesti
Doble
espíritu
Doble
Doble
espíritu
espíritu

Femenina
Femenina
Femenina
Andrógina
Andrógina
Andrógina
Queer
Queer
Queer
Butch
Butch Butch
Masculina
Masculina
Masculina
IDENTIDADES
Femme
Femme
Femme
DE GÉNERO
Varón Cis
Mujer Cis
Varón Trans
Mujer Trans
Transgénero
Transexual
Travesti
Doble espíritu

Heterosexual
Heterosexual
Heterosexual
GayGayGay
Lesbiana
Lesbiana
Lesbiana
Asexual
Asexual
Asexual
Pansexual
Pansexual
Pansexual
EXPRESIONES
ORIENTACIONES
Bisexual
DEBisexual
GÉNERO Bisexual
SEXUALES
Femenina
Andrógina
Queer
Butch
Masculina
Femme

Heterosexual
Gay
Lesbiana
Asexual
Pansexual
Bisexual

FemF
Femeni
Inter
Interse
In
Masc
Mascul
M
DIVERSIDAD
CORPORAL

Cromoso
Cromosoma
Crom
xx, xx,
xy, xy,
xx,
xxyxxy
xy

Femenina
Intersex
Masculina

Fenotipo
Fenotipo
Fenot
Pechos,
Pechos,
Pecho
vellv
Fenotipo voz, masa
voz, masa
voz, m
m
Pechos, vello,
voz, masa muscular
estructur
estructura
estruc
ó
estructura ósea
Cromosomas
xx, xy, xxy

Hormonas
Estrógenos
Andrógenos

Hormona
Hormonas
Horm
Estrógen
Estrógenos
Estróg
Andrógen
Andrógenos
Andró

Gónadas
ovarios
testículos

/ 19

Morfología
Interna: útero,
trompas de Falopio,
vagina, próstata,
vesículas seminales
Externa: clítoris,
labios, pene, escroto

Gónadas
Gónadas
Gónad
ovarios
ovarios
ovario
testículos
testículos
testíc

Morfolog
Morfología
Morfo

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

En Argentina, existe la Ley de Identidad de Género (Ley N° 26743)
que apoyada en los Principios de Yogyakarta reconoce la identidad de género como un derecho humano, sin mediaciones de supuestos expertos que expresen cuál es el “verdadero” género de
la persona.
La ley de Identidad de Género tiene un apartado especial dedicado
a niños y niñas y el respeto a su derecho a la identidad de género,
que dice lo siguiente:
ARTICULO 5° — Personas menores de edad. Con relación a las
personas menores de dieciocho (18) años de edad la solicitud del
trámite a que refiere el artículo 4º deberá ser efectuada a través de
sus representantes legales y con expresa conformidad del menor,
teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de Protección
Integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Asimismo,
la persona menor de edad deberá contar con la asistencia del abogado del niño prevista en el artículo 27 de la Ley 26.061.
Cuando por cualquier causa se niegue o sea imposible obtener el
consentimiento de alguno/a de los/as representantes legales del
menor de edad, se podrá recurrir a la vía sumarísima para que
los/as jueces/zas correspondientes resuelvan, teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del
niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los
Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los
derechos de niñas, niños y adolescentes.

20 /

Identidad de Género
La identidad de género se
refiere a la vivencia interna e individual del género
tal como cada persona la
siente profundamente, la
cual podría corresponder o
no con el sexo asignado al
momento del nacimiento,
incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría
involucrar la modificación
de la apariencia o la función
corporal a través de medios
médicos, quirúrgicos o de
otra índole, siempre que la
misma sea libremente escogida) y otras expresiones de
género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y
los modales.
(Definición del preámbulo de
los Principios de Yogyakarta,
Marzo 2006)

De este modo, es importante que quienes trabajemos con niñas y
niños tengamos en cuenta este derecho que la ley les reconoce, y
sea siempre el piso a partir del cual planifiquemos estrategias a
fin de evitar y combatir distintos tipos de discriminaciones y vio­
lencias en relación a la identidad de género. Resulta fundamental
comprender que el problema nunca está situado en la persona,
sino en el contexto que excluye, unas veces invisibilizando y otras
patologizando.

MUJER
MUJER

VARÓN
VARÓN

ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

Imágenes construidas
Imágenes
construidas
social e históricamente
social
e
históricamente
en base a prejuicios
base a prejuicios
yencreencias
que
yintervienen
creencias en
quela
intervienen
en
la
construcción social
construcción
social
de
la identidad
de
la
identidad
de las personas.
de las personas.

Lo que conocemos como masculinidad y/o feminidad son entonces
construcciones sociales realizadas sobre la base de estereotipos
de género elaborados a partir de una interpretación dicotómica de
las personas según el sexo con el que nacen.
Los estereotipos de género son imágenes construidas social e
históricamente que establecen aquello que se espera del varón y
la mujer. Están elaborados en base a prejuicios, actitudes y creencias aplicadas a todos los varones y las mujeres en general, e intervienen en la construcción social de la identidad de las personas.
Desde que nacen las niñas y los niños viven distintos procesos de
socialización y reciben aprendizajes diferenciados según el sexo
asignado al nacer. Se generan procesos de identificación y se crean
modelos a seguir. Se definen normas, lo que pueden y no pueden
hacer las niñas y los niños, y así se transmiten los roles de género.
Por ejemplo: a las niñas se las viste de rosa, se espera que sean

/ 21

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

sentimentales, románticas y se las educa para la reproducción. A
los niños en cambio, se los viste de celeste, se espera que sean
racionales, conquistadores, proveedores y protectores.
Recordemos además que todos estos estereotipos tienen la suposición de la heterosexualidad como pieza natural y constitutiva
de una sociedad. El modelo de estereotipos dicotómicos se apoya
en la reproducción naturalizada de la familia nuclear heterosexual
como célula básica de la sociedad, invisibilizando o excluyendo
muchas formas de identificarse y organizar los lazos de géneros y
sexuales. Este aprendizaje dicotómico, como decíamos al comienzo de esta cartilla, comienza desde que somos niñas y niños y va
ordenando y dándole forma a nuestros gustos, juegos, deportes,
cuerpos, deseos, al tiempo que persigue, excluye y sanciona a
quienes no forman parte de esa norma.

RELACIONES, EXCLUSIONES Y DESIGUALDADES
Esa estructura de género produce diferentes tipos de relaciones,
desigualdades y jerarquizaciones.
Sin embargo, las relaciones de género no son simplemente binarias. Para dar cuenta de las jerarquizaciones hay que entender diferentes cuestiones que incluyen la identidad de género y la orientación sexual de las personas, entre otras cuestiones.

22 /

“UNIVERSO
MASCULINO”
+ valoración social
activo
proveedor
responsable
autónomo
fuerte
valiente
no expresa emociones
racional
sexualmente deseante
competitivo
agresivo
éxito social como meta
esfera pública

- va
pas
rol
sub
dep
déb
tem
em
nat
sex
con
dóc
fam
esf

“UNIVERSO
FEMENINO”
- valoración social
pasivo
rol reproductor y cuidador
subordinado
dependiente
débil
temeroso e inseguro
emocional
natural
sexualmente pasivo
conciliador
dócil
familia como meta
esfera privada

¿POR QUÉ DECIMOS QUE SON RELACIONES
ASIMÉTRICAS Y JERÁRQUICAS?
Porque los aspectos identificados con la masculinidad hegemónica se encuentran sobrevalorados socialmente en relación con
aquellos asociados a la feminidad, y otras formas de identificarse
dentro de los géneros y las sexualidades.
Para comprender mejor el origen de las desigualdades de género,
así como su producción y reproducción en la dinámica y organización social, desde diferentes vertientes teóricas se ha prestado
especial atención al concepto de patriarcado, que, en sentido amplio, podemos definir como la manifestación e institucionalización

Relaciones asimétricas
y jerárquicas

Las relaciones
de poder implican
diferencias en el
acceso y control
de recursos.

/ 23

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

del dominio masculino heterosexual. Sobre estas bases se erige
el modelo jerárquico de las sexualidades que cuenta con el elemento sexista (que legitima la subordinación de las mujeres) y con
el elemento heteronormativo (que establece a la heterosexualidad
como un hecho natural y superior) social y política. Las sociedades
actuales aún se encuentran organizadas sobre esquemas que se
caracterizan por el poder y el control que ejercen los varones adultos heterosexuales sobre las mujeres, niños/as y todas las personas que no se ubiquen en este espacio social privilegiado.

¿CUÁL ES EL VALOR/LA POTENCIALIDAD
DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO?
A través del concepto de género es posible entonces reflexionar
acerca de las diferencias y principalmente, de las desigualdades
entre los géneros. Nos permite entender el modo en el que estas
desigualdades se fueron construyendo a lo largo del tiempo, los
motivos que las generaron y cómo se reproducen día a día. Fundamentalmente lo que miramos cuando lo hacemos desde esta
perspectiva son las diferentes jerarquizaciones sexo-genéricas
presentes en una sociedad, el modo en que son valoradas (simbólica y económicamente) ciertas expresiones de género y no
otras, a qué tipo de cuerpos y géneros se les permiten determinadas actividades (trabajos, roles, deportes, juegos), el modo en
que se configuran las trayectorias, los deseos y el futuro de manera diferencial/desigual según el lugar que se ocupa en esas
jerarquías de género.

24 /

Las sociedades actuales
aún se encuentran organizadas sobre esquemas
que se caracterizan por
el poder y el control que
ejercen los varones adultos
heterosexuales sobre las
mujeres, niños/as y todas
las personas que no se ubiquen en este espacio social
privilegiado.

Nos permite romper con la idea de una naturaleza masculina o
femenina: no existen “la mujer” ni “el varón”, existen mujeres y
varones, niñas y niños, en diferentes situaciones sociales y culturales, en las que interviene la variable género, junto a otras, como
la clase, la etnia, la edad, etcétera.
Nos permite pensar en otras expresiones e identidades de género
además de aquellas representadas por los estereotipos tradicionales del ser mujer y ser varón.

¿POR QUÉ INCORPORAR LA PERSPECTIVA DE
GÉNERO EN EL TRABAJO CON NIÑAS Y NIÑOS?
Porque la desigualdad comienza en la niñez, y es necesario “mirar”
conductas, actitudes, prácticas ya que muchas veces inconscientemente, reproducimos patrones que “legitiman” la desigualdad y
refuerzan modelos que la perpetúan.
En este sentido, construir formas de vivir la niñez libre de esas ataduras y estereotipos, implica darnos la posibilidad de una vida libre
de violencias y respetuosa de la diversidad de formas de habitar y
estar en el mundo.
Es preciso que las niñas y los niños tengan diferentes tipos de aptitudes y capacidades, y que descubran sus deseos e intereses sin
importar las distinciones de género.

/ 25

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

QUÉ BUSCA
QUÉ
BUSCA
LA PERSPECTIVA
LA
PERSPECTIVA
DE GÉNERO
EN
DE
GÉNERO
EL TRABAJOEN
EL
TRABAJO
CON
NIÑEZ
CON NIÑEZ

Comprender
Comprender
los procesos que
basados
en las
los
procesos
que
diferencias
basados en las
biológicas entre los
diferencias
sexos se convierten
biológicas
entre los
en
desigualdades
sexos
se convierten
sociales,
que limitan
en
desigualdades
el
accesoque
equitativo
sociales,
limitan
deacceso
niñas yequitativo
niños a
el
elecciones
de vida.
de
niñas y niños
a
elecciones de vida.

26 /

Desnaturalizar
Desnaturalizar
las explicaciones
acerca
de las
las explicaciones
diferencias
entre
acerca de las
niñas
y niños,
basadas
diferencias
entre
en
la idealización
niñas
y niños, basadas
de
aspectos
en los
la idealización
biológicos
y la negación
de los aspectos
de
la influencia
social.
biológicos
y la negación
de la influencia social.

Identificar
Identificar
vías y alternativas
para
la
vías ymodificar
alternativas
desigualdad
de la
para modificar
género
y promover
desigualdad
de
la
igualdad
sustantiva
género
y promover
entre
niñas sustantiva
y niños.
la igualdad
entre niñas y niños.

Visibilizar
Visibilizar
la experiencia de las
niñas
en su condición
la experiencia
de las
de
género,
niñas
en su condición
contribuyendo
a una
de género,
mirada
integrala una
contribuyendo
e
histórica
de su
mirada
integral
experiencia
desu
vida.
e histórica de
experiencia de vida.

Desplazar
Desplazar
la creencia de que
los
niños ende
particular
la creencia
que
ylos
losniños
hombres
de
en particular
todas
las edades
y los hombres
de son
“representantes
todas las edadesde
son
toda
la humanidad”,
“representantes
de
para
considerarlos
toda la
humanidad”,
en
suconsiderarlos
diversidad y
para
especificidad
en su diversidad y
histórica.
especificidad
histórica.

Lo más importante (y ante
todo) es problematizar y
problematizarse: estar
atentxs, observar y reflexionar en nuestros espacios particulares, acerca de
cuáles son los principales
elementos y dinámicas de
socialización para las niñas y niños, cuáles son/
podrían ser aquellas variables que pueden estar
generando desigualdades,
para posteriormente (y progresivamente) incorporar
la mirada de género desde
nuestros roles.

ALGUNAS ESTRATEGIAS POSIBLES A PONER
EN MARCHA EN EL VÍNCULO/TRABAJO CON
NIÑAS Y NIÑOS
El lenguaje crea mundo, instala realidades, por lo que es importante dejar de lado el lenguaje sexista y la utilización del genérico
niños cuando nos referimos también a las niñas.
Favorecer la destreza física también en las niñas, que no sea sólo patrimonio de los niños, así como la danza no lo sea sólo de las niñas.
Habilitar la expresión de emociones y sentimientos en niñas y niños por igual.
Dar la oportunidad, a través del juego, de que experimenten distintas maneras de ser varones y mujeres, diferentes roles a los
trasmitidos socialmente.
Respetar la identidad de género autopercibida por el niño o la niña.
No separar en listas de varones y mujeres.
Preguntarles a las niñas y los niños cómo les gusta ser nombrados.
No suponer la heterosexualidad de las niñas y los niños.
Considerar las múltiples formas y modalidades de construcciones
familiares.
Ante algún insulto que involucre cuestiones de género o sexualidad,
hacer una pausa y llamar la atención al respecto, no naturalizar…

/ 27

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

PALABRAS FINALES
Trabajar con la niñez desde la perspectiva de género es una invitación a considerar las diferencias entre niñas y niños como construcciones sociales. Es una invitación también a reflexionar acerca
de esas diferencias que operan como mecanismos de desigualdad
social y que vulneran los derechos humanos de niñas y niños.
Si entendemos la identidad como construcción y devenir, como
espacio de encuentro con otros y otras, como versiones que se
proyectan y actualizan en nuestro nombre y en nuestra historia,
entendemos también que es necesario, desde donde nos toque intervenir, acompañar el recorrido de las niñas y los niños desde una
perspectiva de género, que les permita establecer lazos y relaciones basadas en el buen trato y en el respeto de las diferencias,
desnaturalizando las desigualdades que subyacen en los distintos
discursos institucionales, que muchas veces, lejos de ser neutrales, las profundizan aún más.

28 /

BIBLIOGRAFÍA
Bourdieu, Pierre. (2000)
“La dominación masculina”.
Barcelona. Anagrama.

Maffía, Diana. (2003) “Sexualidades
migrantes. Genéro y transgénero”.
Feminaria Editora. Buenos Aires.

Casas, Ferran. (1998) “Infancia:
perspectivas psicosociales”. Ed
Paidós. Barcelona.

Ministerio de Educación de la
provincia de Córdoba. Secretaría
de Educación Subsecretaría de
Promoción de Igualdad y Calidad.
“Educación Sexual Integral.
Conceptualizaciones para su
abordaje”. Disponible en:http://www.
igualdadycalidadcba.gov.ar/SIPECCBA/publicaciones/ESI.pdf

INADI. (2015) “Intersexualidad”.
Documento Temático. Buenos Aires.
Instituto Nacional de las Mujeres
(Inmujeres). Uruguay. (2008)
“Primeros pasos.Inclusión del
enfoque de género en educación
inicial. Manual para docentes,
educadoras”. Pamesur S.A.
Disponible en: http://www.inmujeres.
gub.uy/innovaportal/v/67721/6/
innova.front/guia-primeros-pasos

Federman, Natalia… [et.al]. (2014).
“Construyendo instituciones
sensibles al género: fuerzas
policiales y de seguridad”. .
Ministerio de Seguridad de la Nación.
Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Red por los Derechos de la Infancia
en México. (2013). “La desigualdad
de género comienza en la infancia.
Manual teórico-metodológico para
transversalizar la perspectiva de
género en la programación con
enfoque sobre derechos de la
infancia”. Autora y coordinadora,
Alma Rosa Colín Colín. Disponible
en: http://derechosinfancia.org.mx/
documentos/Manual_Desigualdad.pdf
Rey Méndez, María del Pilar;
Varela, María del Rosario; Miorin,
Silvia; Stonski, Teresa; Moro,
Wenceslao (2005). “Por una niñez
sin trabajo infantil”. Ministerio de
Trabajo, Empleo y Seguridad Social.
Buenos Aires.

/ 29

Este libro se terminó
de imprimir en mayo
de 2017 con una tirada
de 5000 ejemplares.

/ 31

NIÑEZ EN CONSTRUCCIÓN

32 /


Documentos relacionados


Documento PDF diversidad sexual
Documento PDF texto 1 8 mary wollstonecraft y vindicacio n de los derechos de la mujer rosa cobo
Documento PDF conclusiones i encuentro mujeres por guillier 24 03 17
Documento PDF la teoria politica del genero el feminismo
Documento PDF estatutos consejo municipal de la mujer ayto zamora
Documento PDF intervenci n social y gEnero


Palabras claves relacionadas