Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



CONCILIACION Y O CORRESPONABILIDAD. LOS CUIDADOS.pdf


Vista previa del archivo PDF conciliacion-y-o-corresponabilidad-los-cuidados.pdf

Página 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Vista previa de texto


Género e Igualdad en el Trabajo Social.
Conciliación y/o corresponsabilidad: Los Cuidados.
Francisco José Vidal mazo
Fecha de Emisión: Enero 2015

conceptualizada como la socialización del trabajo doméstico y de la transformación de
algunas actividades domésticas, familiares y privadas en públicas. Haberlo hecho ha
significado mejoría para la vida de las mujeres, liberación de tiempo para el desarrollo
personal, la formación, el arte, el amor y las pasiones, la amistad, la política, el ocio, la
diversión, el deporte y el autocuidado, incluso, una mejoría en la calidad de vida y en la
autoestima. Es evidente el desarrollo social, cultural y político de las sociedades que así se
han estructurado.
4.- Que implica el fin del cuidado como “deber ser”, como identidad.
El empoderamiento de las mujeres como producto de la construcción de un nuevo
paradigma histórico. El empoderamiento es el conjunto de cambios de las mujeres en pos de
la eliminación de las causas de la opresión, tanto en la sociedad como, sobre todo, en sus
propias vidas. Dichos cambios que abarcan desde la subjetividad y la conciencia, hasta el
ingreso y la salud, la ciudadanía y los derechos humanos, generan poderes positivos, poderes
personales y colectivos que permiten a las mujeres hacer uso de los bienes y recursos de la
modernidad indispensables para el desarrollo personal y colectivo de género en el siglo XXI.
Todos esos poderes se originan en el acceso a oportunidades, a recursos y bienes que
mejoran la calidad de vida de las mujeres, conducen al despliegue de sus libertades y se
acompañan de la solidaridad social con las mujeres. La participación directa de las mujeres
en la transformación de su mundo y de sus vidas es fundamental y conduce también a la
construcción de un mayor poder político y cultural de las mujeres que crean vías
democratizadoras para la convivencia social.
El cuidado, ha dejado de ser para otros y se ha centrado en las mujeres mismas. Se
trata de poderes vitales que permiten a las mujeres hacerse a sí mismas. La sociedad, en un
compromiso inédito cuida a las mujeres, es decir, impulsa su desarrollo y acepta y protege su
autonomía y sus libertades vitales. En ellas va incluida la libertad de elecciones vitales, de
actividades, dedicación e identidad: Es el fin del cuidado como deber ser, como identidad.

3