Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



homicidio espec agravado inimputable Juez Gomez[1].pdf


Vista previa del archivo PDF homicidio-espec-agravado-inimputable-juez-gomez-1.pdf

Página 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Vista previa de texto


Montevideo, 15 de agosto de 2012.VISTAS:
Las actuaciones presumariales tramitadas precedentemente respecto
del indagado G.G.G. con intervención de la Sra. Fiscal Letrada Nacional en
lo Penal de 14º turno Dra. Raquel González Tornaría y la Defensa Pública a
cargo de la Dra. Teresita Domínguez
RESULTANDO:
1.- Del instructorio practicado surgen elementos de convicción suficientes
que permiten determinar la ocurrencia de los siguientes hechos: el 13 de
agosto de 2012 próximo a las 16:00, según lo convenido con su cónyuge
P.V.M., el indagado G.G., no conviviente con su pareja, fue en busca de la
menor hija V.G.V. de cinco años de edad al domicilio materno sito en Ingavi
XXXX ap. XXX. El padre pretendía estar con V. durante la tarde y
aprovechando la visita, la abuela M.G. le haría entrega de un obsequio por el
día del niño. Así, al llegar al domicilio de G. en Emilio Castelar XXXX, éste
permaneció en todo momento con su hija. Próximo a las 21:30 horas G. llamó
por teléfono a la casa donde reside V., siendo atendido por su hijo N. quien
notó agitado a su padre. Advertida de ello prosiguió hablando P.V.,
constatando que el hombre respiraba agitado y preguntado qué le sucedía
manifestó que no tenía nada, para luego agregar que se quedara tranquila que
devolvería a la niña. Preocupada por la situación, P.V. solicitó un taxi al
servicio 141 y se dirigió a la casa del hombre arribando próximo a las 22:00
horas. Cuando llegó abrió la puerta y encontró a G. con la niña en brazos y le
daba besos mientras la hamacaba en su regazo; el indagado presentaba la
ropa ensangrentada y la menor yacía inerte en los brazos del hombre,
precisando la Sra. V. que le levantó el buzo y percibió que tenía cortes. G. se