Apuntes sobre el abandono paterno .pdf



Nombre del archivo original: Apuntes sobre el abandono paterno.pdf
Autor: Casa

Este documento en formato PDF 1.7 fue generado por Microsoft® Word para Microsoft 365, y fue enviado en caja-pdf.es el 12/08/2021 a las 17:12, desde la dirección IP 181.135.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 83 veces.
Tamaño del archivo: 145 KB (5 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


¿Qué es el abandono paterno?
El abandono paterno es una conducta, un comportamiento intencionado o
azaroso, en la cual el hombre no ejerce sus funciones de manera parcial o total
y puede ocurrir en cualquier momento del ciclo vital del hijo.
Se puede entender como una conducta o comportamiento porque involucra
acciones observables, que se traducen en algunos casos en negligencia desde
el punto de vista legal, en fallas en el proceso de provisión, protección,
representación social, apoyo emocional e incluso ausencia en la creación del
vínculo. Por lo tanto, no podemos entender el abandono como solo una ausencia
física, pues el padre puede estar cerca, vivir bajo el mismo techo, pero no cumplir
sus funciones y allí el hijo puede experimentar la sensación de estar
abandonado, y la madre o los demás cuidadores identificar que no existe un
apoyo efectivo.
Este abandono puede ser intencionado, por proceder de una decisión consiente,
que el varón argumenta con diferentes razones, pero también se puede dar por
hechos azarosos que no son de dominio del hombre, por ejemplo, una
desaparición forzosa, el desplazamiento, la muerte, condiciones
socioeconómicas extremas. Esto último lo incluyo porque el hijo puede sentirlo
en algunos casos como un abandono.
Es importante tener presente que el abandono puede ocurrir desde el momento
mismo de la concepción de hijo, hasta la edad adulta, durante la concepción
puede existir abandono por tratarse de un embarazo no planeado, de una
relación sin vinculación emocional, por llegar en un momento no propicio o ideal
para los proyectos personales del varón, o porque no está en sus ideales.
Se puede dar el abandono tras el nacimiento del bebé por su no reconocimiento
legal, o porque no cumple con algún requisito del varón, por ejemplo, el color de
piel, la presencia de enfermedades o síndromes, el sexo, la ruptura en la relación
con la madre del bebé.
También, se puede dar abandono en cualquier edad del hijo, un caso común
ocurre cuando se rompe el vínculo de pareja, para algunos varones es muy difícil
continuar la buena relación con sus hijos cuando no están con la madre, incluso
pueden usar el abandono como una estrategia de castigo para ella, o pueden
pasar a llenar su función paterna con lo hijos de su nueva pareja.

¿Por qué ocurre?
Existen diferentes motivos para el abandono paterno que podemos clasificarlos
en:



Psicológicos: rasgos de personalidad como la deshonestidad, el egoísmo,
la tacañería, la agresividad; presencia de adicciones, presencia de
trastornos que dificultan la flexibilidad mental, el contacto con la realidad,
o la vinculación emocional. Patrones conductuales de manipulación
emocional, tendencia al cambio constante de parejas, o a la triangulación
(tener varias parejas al mismo tiempo), promiscuidad sexual, también es
importante tener presente el desarrollo en los primeros años de vida del
varón, en especial en su relación con su padre y madre, con el
establecimiento de límites y normas, la afectividad, la instauración de
valores morales y ética para la vida.



Socioeconómicos: Ausencia de estabilidad laboral o ingresos suficientes,
comunidades con baja inversión para el acceso a métodos de
planificación o educación sexual.



Culturales: ideas arraigadas entorno a la función materna y paterna, en
especial una visión demasiado positiva e idealizada de la maternidad, y
demasiado liviana para la paternidad, que se traduce en ideas como:
“madre no hay sino una, padre es cualquiera”, “el hijo es de la madre, el
padre es incierto”. Desvalorización de la mujer vista como objeto sexual
o de placer, y del hombre como rey de la calle con ideas como “el hombre
es de la calle, la mujer es de la casa”, “el hombre es hombre, y el responde
a sus instintos la mujer es quien debe cuidarse”, visión heroica del hombre
que tiene varias mujeres, y de crítica a la mujer que no logró “amarrar” al
hombre, o de super madre porque ella puede sola.

¿Qué hacer frente al abandono paterno?
Estas recomendaciones son generales y están dirigidas a las madres.

Madre, lo primero que le quiero contar desde mi experiencia profesional es que
La responsabilidad y el amor son cosas que no se le pueden imprimir a la fuerza
a un hombre, se puede por supuesto desde los derechos del niño, niña o
adolescente, acudir a las entidades competentes para hacer el proceso de
reconocimiento o conciliar la demanda alimenticia, regular las visitas y todo lo
que la corresponsabilidad implica, pero hasta allí.
Por lo tanto es necesario ser realistas, en cada caso, y con las circunstancias
de lo que podemos o no encontrar alrededor del abandono paterno, en términos
legales, psicosociales socioeconómicos y culturales.
Ahora bien, cómo lidiar con ese abandono en el desarrollo integral del niño o
adolescente, y para ello les voy a dejar unas ideas, lo más claras posibles.



Si el tema del abandono se hace inmanejable para usted, porque le
genera ansiedad, depresión, pasa el tiempo y no elabora el duelo, se
instaura el rencor, ideas de venganza, hasta desvalorización de los
hombres o padres en general, busque ayuda profesional, todo tiene un
límite, y la salud mental, el amor propio debe estar por encima de quien
se fue, es más el control de su vida puede volver a usted, permitir que un
daño siga haciendo efecto de por vida es innecesario.



Cuestione la postura de la superheroína a veces la idea de mostrarse
como una super mamá viene del orgullo o del temor, y entonces quiere
hacer más de la cuenta con tal de llenar el “vacío” del hijo, de demostrarle
al mundo lo exageradamente buena e importante que es usted en su rol
y se genera una sobre exigencia, o vive de apariencias, sin enfrentar
miedos o necesidad de ayuda en algunas cosas, usted es valiosa, fuerte,
pero también puede ser vulnerable y eso no está mal.



Identifique si permanece más del tiempo necesario sintiéndose como una
víctima, claro seguramente fue y es duro, pero una víctima es quien no
puede asumir las riendas de su vida, superar los daños, quien está a
merced de lo que el otro haga o deje de hacer, y en general somos

capaces de superar las cosas y las personas, porque somos resilientes, y
podemos recibir ayuda profesional.



Evite inventar excusas falsas o mentiras para responder a las preguntas
de su hijo, simplemente diga lo necesario, sin la carga emocional extra,
en lenguaje claro, adaptado el lenguaje a la capacidad de comprensión
del niño, ese hombre puede estar “muerto” para usted, pero si en realidad
está vivo y aparece en cualquier momento su hijo se sentirá engañado y
muy desconcertado, entonces diga lo que fue: “no está con nosotros”,
“decidió irse cuando eras muy pequeño”, “llegaste a nuestras vidas sin
planearte y él tenía otras prioridades”.



Enséñele con ejemplos prácticos que existen diferentes tipos de familias,
pues no todos tendrán de la familia tradicional, háblele de vecino que vive
con sus abuelos, del primo que vive solo con el papá, de la profesora que
ya no tiene hijos en casa, para que identifique cuál es su tipo de familia, y
lo que hay en ella, a veces, sufrimos por lo que nos falta pero dejamos
de lado lo que sí tenemos.



Observe si existe Bullyng o burla en los espacios sociales de su hijo para
que busquen respeto y tolerancia. Nadie debería ser objeto de burla
porque no llevar el apellido paterno o porque su padre no está con él.



No busque compensar esa falta en su hijo, llenándolo de mimos, cosas
materiales, cursos u otras acciones que pueden proceder de sentimientos
de culpa, o de la idea que le falta algo que nunca se podrá llenar, porque
en la vida todos perderemos cosas y personas, y así como sana la herida
física, la emocional también, el acompañamiento efectivo de nuestros
hijos está en mantener el sano equilibrio entre el amor y la disciplina, y se
orienta a que el hijo pueda enfrentar la vida real.



Escuche las preguntas de su hijo y respóndalas con amor, valide las
emociones de su hijo, permítale que el sólo se haga una idea de su padre,
si quiere verlo en algún momento de su vida o llamarlo, evalúe las cosas,

y recuerde que no podemos tapar el sol con un dedo, lo que es, es y es,
y el reto cosiste en aprender a vivir con nuestras circunstancias.



Identifique y rompa ciclos de manipulación emocional, hay `padres
luciérnagas que brillan y luego se oscurecen, que llegan a necesidad y se
van a responsabilidad, que prometen y no cumplen, esto debe ser claro
para usted, para que pueda manejarlo.



Tenga presente que lo vacío se puede llenar, desde la vida misma del
niño, un abuelo, un tío, una figura positiva, alguien que le de afecto y
apoyo sincero, puede ser ese complemento, pero esto es una dinámica
que se da de manera natural, el amor sincero y constante llena cualquier
vacío.



Sea muy cuidadosa con la idea de tener un hombre en el hogar, si usted
rehace su vida es su decisión, pero cuestione si lo hace como una
exigencia social, un afán por cumplir con un estereotipo, o huirle a la
soledad, recuerde que existen muchos hombres buenos, pero también
muchos con trastornos de personalidad antisocial, psicópatas integrados,
narcisistas, manipuladores, y uno de los más peligrosos en estos casos,
los pedófilos, y los maltratadores. Podemos abrirle la puerta a un
verdadero peligro para nosotras o nuestros hijos.

Recuerde, este escrito es un ejercicio de redacción, construido desde la
experiencia profesional, viene del contacto real con familias que viven con
el abandono paterno, y sigue en proceso porque el tema es muy amplio y
amerita mayor investigación.
Deysi Garro Arias
Psicóloga UDEA
Especialista en Intervenciones Psicosociales FUNLAM
CEO Psicólogaenlínea79


Apuntes sobre el abandono paterno.pdf - página 1/5


Apuntes sobre el abandono paterno.pdf - página 2/5


Apuntes sobre el abandono paterno.pdf - página 3/5

Apuntes sobre el abandono paterno.pdf - página 4/5
Apuntes sobre el abandono paterno.pdf - página 5/5


Descargar el documento (PDF)

Apuntes sobre el abandono paterno.pdf (PDF, 145 KB)





Documentos relacionados


Documento PDF genero y diversidad familiar
Documento PDF wilhelm reich carlos frigola gerard ponthieu 1979
Documento PDF sue os ilust 1
Documento PDF un rostro que sol a conocer
Documento PDF mishle
Documento PDF dime q te duele

Palabras claves relacionadas