Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Mardohkay .pdf



Nombre del archivo original: Mardohkay.pdf

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por / ilovepdf.com, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/03/2019 a las 21:47, desde la dirección IP 190.231.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 169 veces.
Tamaño del archivo: 555 KB (28 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


MARDOKHAY

MARCOS

Mardokhay (Pergamino)(65 D.M.)
1 1. El bereshit (origen) de las Besorat de Yahshua HaMashiaj, el Ben de YAHWEH.
2. Y como está escrito por los nabí Malakhí y YeshaYah (Malakhí 3:1 y YeshaYah 40:3).
3. Preparen el camino de y Yahweh hagan Yashar (enderezar) sus sendas. 4. Yohanan
hacía mikvah (inmersión) en el midbar (desierto), y que proclamaba la mikvah
(inmersión) de teshuvá (arrepentimiento) para la setija Avon (remisión de pecados).
5. Y acudía a él toda Yahudah y todo Yahrusalaim y hacían todos tevilá (ser sumergidos)
en el río Yardén como una mikvah (inmersión), haciendo videduy (confesión) de sus averot
(pecados).
6. Yohanan usaba vestido con pelo de camello, y con una correa de piel alrededor de su
cintura; y comía langostas de tierra y miel silvestre;
7. Y pregonaba, diciendo, detrás de mí viene uno más jozek (poderoso) que yo, cuyas
sandalias no soy digno de postrarme a desatar.
8. Yo les he hecho tevilá (sumergidos) en el agua: pero él les dará tevilá (sumergirá) en
el Ruaj HaKodesh (Ruaj de Kadushá).
9. Y sucedió en aquellos yom que Yahshua vino de Natséret del Galil, y Yohanan le hizo
tevilá (inmersión) en el mayim (agua) del Yardén;
10. Y cuando Yahshua salía del mayim (agua), vió los shamaim abiertos, y el Ruaj
HaKodesh de Yahweh descendió como en forma de yonah (paloma) sobre él:
11. Y Vayomer Bat Kol HaShamaim Lemor (Habló una voz de los shamaim, diciendo)
Atah Ben ahuvi asher bejah (Tu eres mi Ben amado en quien hayo mi
Complacencia).
12. Y luego el Ruaj HaKodesh lo impulsó a irse al midbar (desierto) y Yahshua estuvo allí
en el midbar (desierto).
13 Y cuarenta yom, mientras el Acusador lo tentaba; y él, estaba con las bestias salvajes; y
los malajím de Yahweh le protegían.
14. Ahora después de que
Yohanan fue puesto en prisión, Yahshua vino a Galil,
proclamando las Besorat (Besorat) del Maljut (Maljut) de Yahweh.
15. Y habló Yahshua, diciendo: se ha acercado el tiempo y se ha cumplido, que el
Maljut (Maljut) de
YAHWEH está acercándose: hagan pues teshuvá
(arrepentimiento), y tengan emunah en estas Besorat (buenas noticias).
16. Mientras Yahshua caminaba junto al Mar de Galil, vio a Shimon y Andri su ají arrojando
una red al mar: porque eran pescadores.
17. Y les habló Yahshua, diciendo, síganme, y yo los haré daiyajím (pescadores) de
hombres;
18. E inmediatamente ellos abandonaron sus redes, y lo siguieron.
19. Cuando se había ido un poco más lejos, vio a Yaakov el ben de Zavdi, y a Yohanan su
ají, que también estaban en una sirah (barca, barco pequeño) remendando sus redes.
20. Inmediatamente YAHSHUA los llamó: y ellos dejaron a su abba Zavdi en la sirah
(barca) con los avadim (empleados), y se fueron detrás de él.
21. Entraron a Kefar Najum; e inmediatamente todos los Shabbat YAHSHUA entraba en la
beit-keneset (sinagoga), y les daba halajá/enseñanza.
22. Y ellos estaban asombrados de su halajá enseñanz a: porque les daba halajá/enseñanza
como quien tenía autoridad, y no como los Sophrim.
23. Había en una de las beit-kenesetim (sinagogas) un hombre con un ruaj impuro; que
clamaba, diciendo:

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1389

MARDOKHAY

MARCOS

24. Déjanos solos; ¿Qué tenemos nosotros que hacer contigo?, YAHSHUA de Natséret? ¿As
venido a destruirnos? Conocemos quien eres tú, el Kadosh de YAHWEH.
25. Entonces les habló Yahshua, diciendo y reprendiendo:Shekit gey Zich (cállate, y
salga de él)
26. Y cuando los ruajim impuros lo hubieron sacudido violentamente, gritaron con voz
fuerte, y salieron de él.
27. Y todos en beit-kenesetim (sinagoga) estaban impresionados, tanto, que hablaban
entre ellos mismos, diciendo, ¿Qué cosa es ésta? ¿Torah jadasha Samjut (Qué nueva
instrucción es ésta) Porque con autoridad ordena a los shadim (demonios), y ellos le
obedecen.
28. Y con rapidez su fama se difundió al exterior por todas las regiones alrededor de todo
Galil;
29. Y habiendo salido de la beit-keneset (sinagoga), entraron en la bayit ( casa) de Shimon
y de Andri, con Yaakov y Yohanan.
30. Pero la jamot (suegra) de Shimon Kefá estaba recostada enferma de una fiebre, y ellos
le dijeron a YAHSHUA de ella.
31. Y él se acercó a ella y la tomó de la mano, y la incorporó; en el acto la fiebre la dejó, y
ella les comenzó a servir.
32. Al caer la eretz tov (atardecer), cuando el sol se puso, le trajeron a todos los que
estaban enfermos, y a los que estaban poseídos con shadim (demonios).
33. Y la ciudad entera se juntó a la puerta.
34. Y Yahshua curó a muchos que estaban enfermos de diversos males, y echó fuera
muchos shadim; y no les permitía a los shadim hablar, porque le conocían muy bien.
35. Por la madrugada, levantándose mucho antes de que se hiciera yom (la luz del yom),
él salió, y se fue a un lugar apartado, y allí hizo tefilat (oración).
36. Y Shimon y los que estaban con él le siguieron.
37. Y cuando lo encontraron, le dijeron, todos te buscan;
38. Pero él les dijo, vayamos a los próximos poblados para que yo pueda proclamar
allí también: porque para esto he venido.
39. Y él les proclamaba en sus beit-keneset (sinagogas) a través de todo Galil, y expulsaba
shadim.
40. En una de ellas, vino un leproso a él, suplicándole, postrándose ante él y diciéndole, si tú
quieres, puedes hacerme limpio.
41. Y YAHSHUA, movido por rajem, extendió su mano, y le tocó, y le dijo, Quiero; sé
limpio.
42. Y tan pronto como Yahshua hubo hablado, inmediatamente la lepra se apartó del
hombre, y fue limpio.
43. Pero YAHSHUA le instruyó rigurosamente, y de inmediato lo despidió;
44. Y le dijo, mira que no digas nada a nadie: más vé por tu camino, y muéstrate al
Kohen, y ofrece por tu purificación las cosas que Moshé ordenó, como testimonio
para ellos.
45. Pero el que había sido sanado salió, y comenzó a publicarlo en gran manera, y a
difundir en el exterior el asunto, tanto que Yahshua ya no podía entrar abiertamente en
ninguna ciudad, más Yahshua estaba fuera, en lugares despoblados: y venían a él de todas
partes.
2 1. Entró Yahshua en Kefar Najum, después de algunos yom; y se extendió la noticia que
él estaba en la bayit (casa).

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1390

MARDOKHAY

MARCOS

2. Y fue Entonces que muchos se juntaron, tantos que no había lugar para recibirles, ni
siquiera alrededor de la puerta: y Yahshua les proclamaba la Davar de Yahweh.
3. Vinieron a él, trayendo un enfermo de parálisis, quien era llevado por cuatro hombres.
4. Y como no podían acercarse a él por la presión de la gente, hicieron una abertura en el
techo, Tzadik encima de donde él estaba: y por esa abertura, bajaron la camilla en la que
yacía el paralítico.
5. Cuando Yahshua vio su emunah (Fe), dijo al paralítico, ben (hijo), tus pecados te
son perdonados.
6. Pero había algunos de los Sophrim sentados allí, y razonando en sus Levím (corazones).
7. ¿Por qué este hombre hace blasfemia de esta manera ¿Quién puede setija averot?
(perdonar pecados) sino sólo Elohé YAHWEH.
8. Y cuando YAHSHUA percibió en su ruaj que ellos razonaban esto dentro de sí mismos, les
dijo, ¿Por qué razonan estas cosas en sus Levím?
9. ¿Qué es más fácil decir a un enfermo de parálisis, tus pecados te son
perdonados; o decirle, levántate, toma tu camilla y camina?
10. Pero para que ustedes sepan que el Ben Ha Adan tiene poder en la Eretz para
perdonar pecados, le dijo al paralítico.
11. Yo te digo, Levántate, toma tu camilla, y ve por tu camino a tu bayit (casa).
12. Entonces el paralítico se levantó, tomó la camilla, y salió delante de todos ellos; así que
todos estaban asombrados, y le daban Kavod (Gloria) a YAHWEH diciendo, nunca vimos
ninguna cosa como ésta.
13. Más tarde, salió de nuevo a la orilla del mar; y todas las multitudes vinieron detrás de él,
y él les daba Halajá/enseñanza.
14. Mientras él pasaba, vio a Lewi ben de Alphaeus sentado en el lugar donde se pagaban
los impuestos, y le dijo, sígueme; y él se levantó y le siguió.
15. Sucedió, que, Yahshua se sentó a la mesa en bayit (casa) de Lewi, muchos
recaudadores de impuestos y pecadores se sentaron también junto con Yahshua y sus
talmidím junto a ellos: porque había muchos y lo siguieron.
16. Y cuando los Sophrim y Prushim lo vieron comer con recaudadores de impuestos y
pecadores.
17. Dijeron a los talmidím de él, ¿Cómo es eso de que Él come y bebe con recaudadores de
impuestos y pecadores? Yahshua le escucho y les dijo: Aquellos que están sanos no
tienen necesidad de médico, sino quienes están muy enfermos: no vine a llamar a
los Tzadikim (justos), sino a pecadores para que hagan teshuvá (arrepentimiento).
18. Los talmidím de Yohanan y los Prushim ayunaban: y vinieron y le dijeron, ¿Porqué los
talmidím de Yohanan y de los Prushim ayunan, pero tus talmidím no ayunan?
19. Y Yahshua les respondió diciendo: ¿Pueden los jóvenes acompañantes del ben
bajuppah (novio) ayunar, mientras el Novio está con ellos? En tanto que ellos
tengan al Novio consigo, ellos no pueden ayunar.
20. Pero los yom vendrán, cuando el beney bajuppah les será quitado, y Entonces,
ayunarán en esos yom.
21. Así ningún hombre remienda con una pieza de tela nueva una vestidura vieja:
de otra manera la pieza nueva tira de la vieja, y la rotura se hace peor.
22. Y ningún hombre pone vino nuevo en odres viejos: de otro modo el vino nuevo
revienta los odres, y el vino se derrama, y los odres se habrán arruinado: más el
vino nuevo debe ser puesto en odres nuevos.
23. Otro yom, sucedió, que pasaba YAHSHUA a través de los sembrados en el Shabbat; y
sus talmidím comenzaron, mientras andaban, a arrancar las espigas del sembrado;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1391

MARDOKHAY

MARCOS

24. Y los Prushim le dijeron, mira, ¿por qué hacen ellos en el Yom de Shabbat lo que no está
mutar (permitido) en La Torah?
25. Y YAHSHUA les respondió: ¿nunca han leído lo que Dawid hizo, cuando tuvo
necesidad, y estaba hambriento, él, y los que estaban con él?
26. Y ¿Cómo entró en la Bayit (Casa) de YAHWEH cuando Aviathar era Kohen
HaGadol, y comió el Pan de la Presencia, que no es lícito comer excepto a los
Kohanim/kohen, e incluso dio a quienes estaban con él?
27. Y YAHSHUA siguió hablándoles: El Shabbat fue hecho para el hombre, y no el
hombre por el Shabbat.
28. Por lo tanto el Ben HaAdam es dueño también del Shabbat.
3 1. Entró en otra ocasión de nuevo a la beit-keneset (sinagoga); y había un hombre allí
que tenía una mano paralizada.
2. Y algunos que estaban allí, le observaban, para ver si sanaría al hombre en el Shabbat;
para poder acusarle.
3. Él le dijo al hombre que tenía la mano paralizada: Ponte de pie en medio.
4. Y YAHSHUA mirando a los que allí estaban les dijo: ¿Es lícito hacer tov en el Shabbat,
o hacer mal? ¿Salvar jayim (vida), o matar? Pero ellos no dijeron palabra.
5. Y cuando los hubo mirado a ellos, con enojo y apesadumbrado por la dureza de sus Levím
(levim), le dijo al hombre: Extiende tu mano, y él extendió su mano: y su mano fue
restaurada por completo como la otra.
6. Los Prushim salieron, e inmediatamente tomaron consejo con los Herodianos en contra de
él, de cómo poder destruirle.
7. Pero YAHSHUA se retiró con sus talmidím hacia el mar: y una gran multitud de Galil le
siguió, y de Yahudah.
8. De Yahrusalaim, y de Idumaea, y de más allá del Yardén; y aquellos alrededor de Tsor y
Tsidon, una gran multitud, cuando escucharon las grandes cosas que hizo YAHSHUA,
vinieron a él.
9. Habló YAHSHUA a sus talmidím, que debían tener lista para él, una barca, por causa de
la multitud, para que no le oprimieran.
10. Porque había sanado a muchos; así que se amontonaban sobre él para tocarle, todos
cuantos tenían males.
11. Y ruajim (espíritus) impuros, cuando lo veían, caían delante de él, y clamaban,
diciendo, Tú eres el Ben de Elohé YAHWEH.
12. Y YAHSHUA les ordenaba estrictamente que no le dieran a conocer.
13. Más tarde se fue a lo alto de una montaña, y llamó a subir a quienes él quiso: y ellos
vinieron a él.
14. YAHSHUA ordenó a los doce, para que estuvieran con él, y para que los pudiera enviar
a proclamar.
15. Y para darles poder y autoridad para curar enfermedades, y para expulsar
shadim.
16. Y estos son los nombres de los doce: A Shimon dio por nombre Kefá;
17. A Yaakov el ben de Zavdi, y a Yohanan el ají de Yaakov; a ellos los llamó Beney
Regash, que significa, los benei del trueno:
18. Andri, y Felipe, y Bartholomé, y MattiYah, y Tomás, y Yaakov el ben de Alfai, y
Thaddai, y Shimón el Zealot:
19. Yahudah de Kerioth, quien también le traicionó: y todos ellos junto a YAHSHUA se
fueron a una bayit (casa).

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1392

MARDOKHAY

MARCOS

20. Y la multitud se fue detrás de ellos, así que no podían siquiera comer lejem (pan).
21. Cuando sus parientes lo oyeron, salieron para detenerlo: porque decían, está
enloquecido.
22. Y los Sophrim que venían de Yahrusalaim dijeron: tiene a Baal-Zevuv, y por el príncipe
de los shadim expulsa a los shadim.
23. YAHSHUA los llamó, y él les hablaba en parábolas: ¿Cómo puede ha satán expulsar
a ha satán?
24. Y si un Maljut (Maljut) está dividido contra sí mismo, ese Maljut (Maljut) no
puede permanecer.
25. Y si una bayit (casa) está dividida contra sí misma, esa bayit (casa) no puede
permanecer;
26. Y si ha satán se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer,
pues ha llegado su fin.
27. Y ninguno puede entrar a la bayit (casa) de un hombre fuerte, y saquear sus
bienes, excepto si primero ata al hombre fuerte; y Entonces podrá saquear su casa.
28. Verdaderamente les digo, Todos los pecados les podrán ser perdonados a los
benei Ben Ha Adan, y cualquier blasfemia con que blasfemen:
29. Pero aquél que blasfeme contra el Ruaj HaKodesh no tiene perdón, sino que
está reprobado para condenación Eterna:
30. Dijo esto YAHSHUA porque ellos decían de él tiene un ruaj impuro.
31. Entonces vinieron sus ahaim (ajím de sangre) y Su ima (madre), y quedándose
afuera, enviaron a llamarle.
32. La multitud estaba sentada alrededor de él, y le dijeron, mira, tu ima (madre) y tus
ahaim (ajím de sangre) afuera te buscan.
33. Y él les respondió, diciendo: ¿Quién es Mi ima (madre), o quiénes son mis ahaim?
(ajím de sangre)
34. Y miró a todos los que le rodeaban y les habló , diciendo: Miren a mi ima y a mis ajím.
35. Porque quien yeaseh retzonja (haga la voluntad) de YAHWEH ese es mi ají, y
mi ajot y mi ima.
4 1. Más tarde junto al mar, comenzó otra vez a dar Halajá/enseñanza: y allí estaba
reunida una gran multitud, así é l subió a una barca, se sentó; y toda la multitud estaba
junto al mar en la eretz;
2. Y él les daba halajá/enseñanza a través de mashal (parábolas) y les dijo esta
halajá/enseñanza:
3. Shemá (oigan o escuchen): Salió un sembrador a sembrar:
4. Y sucedió que mientras sembraba, que una parte cayó al lado del camino y las
aves del aire vinieron y la devoraron.
5. Y otra parte cayó sobre suelo pedregoso, que no tenía mucha eretz al brotar,
porque no tenía profundidad la eretz:
6. Y cuando salió el sol se quemó y como no tenía raíz se marchitó.
7. Otra parte cayó entre espinos y los espinos crecieron y la ahogaron, no produjo
ningún fruto.
8. Y otra parte cayó en buena eretz, y dio fruto que brotó y se incrementó
produciendo, una parte a treinta, otra a sesenta y otra a cien.
9. Entonces, siguió hablando YAHSHUA diciendo: Aquél que tenga oídos para oír, que
oiga.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1393

MARDOKHAY

MARCOS

10. Cuando estuvo solo YAHSHUA, los doce que estaban con él, le preguntaron acerca de la
mashal (parábola).
11. Y habló YAHSHUA, diciendo: A ustedes se les dio conocer lo sod (secreto) del
Maljut (Maljut) de YAHWEH: pero a los que están afuera, todas estas cosas por
mashal (parábola) las doy:
12. Para que viendo vean y no perciban; oyendo oigan y no entiendan; no sea que
hagan teshuvá (arrepentimiento) y sus pecados les sean perdonados;
13. Y ustedes ¿no conocen esta mashal? (Parábola) ¿Cómo Entonces sabrán todas
las otras meshalim? (parábolas).
14. El sembrador siembra la Davar.
15. Y estos son los de junto al camino, donde la
Davar es sembrada; pero cuando han oído, inmediatamente viene ha satán, y se
lleva la Davar que fue sembrada en sus Levím (levim).
16. Y ellos son asimismo los que son sembrados en suelo pedregoso; quienes,
cuando han oído la Davar, por apresurados la reciben con gilah (gozo);
17. Y no tienen shoresh (raíz) en sí mismos, así que duran poco tiempo y después,
cuando la aflicción o persecución le llega por causa de la Davar, pronto tropiezan.
18. Los que son sembrados entre espinos; son los que oyen la Davar.
19. Pero las preocupaciones de este olam hazeh (mundo) y el engaño de las
riquezas, y la codicia por otras cosas que reciben, asfixian la Davar, y no dan
ningún fruto.
20. Los que son sembrados en eretz tov (buena tierra); son los que oyen la Davar,
y la reciben y producen fruto, unos a treinta, otros a sesenta y otros a ciento por
uno.
21. Habló YAHSHUA diciendo: ¿Acaso se trae una lumbrera para ponerla debajo de un
almud (cajón) y no para ser puesta en una menorah?
22. Porque no hay nada oculto, que no vaya a ser manifestado; ni ha habido cosa
alguna guardada en secreto, que no vaya a ser expuesta.
23. Si algún hombre tiene oídos para oír, que oiga.
24. Y pongan atención a lo que les digo: con la medida que usen, ustedes serán
medidos: y a ustedes los que oyen aún más les será añadido.
25. Porque al que tiene, se le dará: y al que no tiene, aun lo que tenga se le quitará
26. También YAHSHUA les decía: Así es el Maljut (Maljut) de YAHWEH, como un
hombre que echa zera (semilla) entre la erzt;
27. Y duerme, y se levanta noche y día, y la zera (semilla) brota y crece, sin que él
sepa cómo crece;
28. Porque la eretz trae fruto por sí misma; primero la hoja, luego la espiga,
después el grano entero en la espiga.
29. Pero cuando el fruto es producido, el hombre mete la hoz, porque la cosecha ha
llegado.
30. Así hablo YAHSHUA diciendo: ¿A qué compararemos el Maljut de YAHWEH? ¿Con
qué ejemplo lo podemos comparar?
31. Es como un grano de zera (semilla) de mostaza, la cual, cuando es sembrada
en la eretz, es la menor de todas las semillas que hay:
32. Pero cuando es sembrada, crece, y se hace más grande que todas las hierbas, y
le brotan grandes Nelzarím (ramas); tanto, que las aves del aire pueden posarse
bajo su sombra.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1394

MARDOKHAY

MARCOS

33. Y con muchas meshalim (parábolas) les hablaba la Davar, como ellos eran capaces de
entenderla.
34. Pero sin mashal (parábola) no les hablaba: y cuando estaban en privado, él explicaba
todas las cosas a sus talmidím.
35. El mismo yom, cuando ya anochecía, él les habló diciendo: Pasemos al otro lado.
36. Y después de haber despedido a la multitud, lo llevaron en la misma barca que estaba. Y
había allí también con él otras pequeñas naves.
37 Se levantó una gran tormenta de viento, y las olas golpeaban dentro de la barca.
38. Y él estaba en la popa, dormido sobre un cojín: y ellos lo despertaron, y le dijeron, Rabí,
¿no te importa si perecemos?
39. Y él se levantó, reprendió al viento y dijo al mar, Shalom, ten calma. Y el viento cesó,
y se hizo una gran calma, y les dijo YAHSHUA:
40. ¿Por qué están tan temerosos ¿Cómo es que no tienen emunah?
41. Pues ellos temieron en extremo, y se dijeron uno a otro, ¿Qué clase de hombre es éste,
que aún el viento y el mar le obedecen?
5 1. Y llegaron a la orilla del otro lado del mar, en el país de los Gadarenos.
2. cuando YAHSHUA salió de la barca, inmediatamente le salió al encuentro de entre los
sepulcros un hombre con un ruaj inmundo
3. Que tenía su morada entre los sepulcros; y ningún hombre podía atarle, ni siquiera con
cadenas:
4. Porque muchas veces había sido atado con grilletes y cadenas, y las cadenas las había
desunido, y los grilletes los había roto en pedazos: ni nadie lo podía dominar.
5. Y por eso, siempre, noche y yom, él estaba en las montañas, y en los sepulcros, gritando,
y cortándose a sí mismo con piedras.
6. Y cuando él vio a YAHSHUA a lo lejos, corrió y se postró.
7. Y clamando con una voz fuerte le dijo, ¿Qué tienes que ver conmigo YAHSHUA, Ben de
El-Elyon (Hijo del Elohé Altísimo) Te pido por Elohé YAHWEH que no me atormentes.
8. Porque YAHSHUA le decía: Sal del hombre, tú ruaj inmundo.
9. Y YAHSHUA le pregunto ¿Cuál es tu nombre? y el ruaj inmundo le respondió: mi nombre
es legión, porque somos muchos.
10. Y les suplicaban los muchos, que no les enviaran fuera de aquella región.
11. Ahora había allí cerca a las montañas un gran hato de cerdos alimentándose.
12. Y todo los shadim le pidieron, diciendo: mándanos a los cerdos, para que entremos a
ellos.
13. Y Yahshua les concedió ir; y los rujiar impuros salieron y entraron en los cerdos: y el
hato se precipitó violentamente por un despeñadero hacia el mar, eran alrededor de dos mil;
y se ahogaron en el mar.
14. Los que alimentaban a los cerdos huyeron, y dieron aviso de ello en la ciudad, y en el
campo y ellos salieron a ver qué era lo que se había hecho.
15. Llegando allí, se acercaron a donde estaba Yahshua y vieron al que había estado
poseído con los rujiar, que estaba sentado, vestido y en su juicio cabal: y tuvieron miedo.
16. Los que habían visto el acontecimiento les dijeron lo que pasó con el poseído con los
rujiar, y también le hablaron del acontecimiento acerca de los cerdos.
17. Comenzaron a rogarle a él que se fuera de sus territorios.
18. Cuando él subió a la barca, el que había estado poseído le rogó poder ir con él.
19. Pero Yahshua no se lo permitió, más le dijo, Ve a la bayit de tus dueños, y diles qué
grandes cosas ha hecho por ti, y cómo él ha tenido rajem sobre ti.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1395

MARDOKHAY

MARCOS

20. Y él se fue, y comenzó a publicar en Desapolilla cuán grandes cosas Yahshua había
hecho por él: y todos los hombres se maravillaban.
21. Y cuando Yahshua había cruzado de nuevo en barca para el otro lado, mucha gente se
reunió a él: y él estaba cerca del mar.
22. Y he aquí, que vino uno de los masajímta (principales) de la bit-keneset (sinagoga),
de nombre Yair; y cuando vio a Yahshua, se postró a sus pies en señal de respeto.
23. Y le rogaba mucho, diciendo, mi pequeña bat (hija) está agonizando: te suplico, ven y
pon tus manos sobre ella, para que sea sanada; y ella vivirá.
24. Y Entonces, Yahshua fue con él; y mucha gente Lo seguía y le apretaban;
25. Y cierta mujer, que tenía un flujo de dama (sangre) desde hacía doce años.
26. Que había sufrido muchas cosas de muchos médicos, y había gastado todo lo que tenía,
y no mejoraba, sino que empeoraba.
27. Cuando ella hubo escuchado de Yahshua, vino entre la multitud por detrás, y tocó el
manto
28. Con el que él se cubría, y ella pensaba y se decía a sí misma, si puedo tocar su manto,
seré sana.
29. Y en el acto la fuente de su dama fue seca; y ella sintió en su cuerpo que fue curada de
esa enfermedad.
30. Yahshua conociendo en sí mismo que había salido poder de él, volvió su rostro hacia la
multitud, y les habló: ¿Quién tocó mis ropas?.
31. Y sus talmidím le dijeron, ¿Ves a toda la multitud apretada, y dices? ¿Quién me tocó?
32. Y Entonces Yahshua miró alrededor para ver a quien había hecho esto.
33. Pero la mujer be-Chaira (con temor) y temblando, sabiendo lo que había hecho, vino y
cayó al suelo delante de Yahshua y le dijo toda la emet.
34. Y Yahshua le dijo a ella: Bat mía, tu emunah te ha refuta (sanado); vaya en
shalom, y eres refuta (sanada) de tu majal (aflicción);
35. Y cuando Yahshua aún hablaba, llegó un deshace (principal) de la bit-keneset
(sinagoga), diciendo, tu bat está muerta: ¿Por qué molestar más al Rabí?
36. Y tan pronto como Yahshua oyó la palabra que fue dicha, le dijo al principal de la bitkeneset (sinagoga), No temas, sólo confía y cree.
37. Yahshua no permitió que ningún hombre lo siguiera, excepto Kefá, Yaakov y Yohanan el
ají de Yaakov.
38. Yahshua vino a la bayit del shamesh de la beit-keneset (sinagoga), y vio el tumulto, y
a los que lloraban y se lamentaban en gran manera.
39. Y cuando hubo entrado, les dijo: ¿Por qué hacen este alboroto? y lloran la niña no
está muerta, sino solo durmiendo
40. Y ellos se leitzonus (rieron) de él. Pero Yahshua los expulso a todos y tomó al abba de
la naarah (niña) y su ima; y algunos que estaban con él, y entraron donde la naarah estaba
acostada.
41. Y Yahshua tomó a la naarah (niña) de la mano, diciendo: Talitá Kumi; que traducido
es: naarah (niña), te digo, levántate; e inmediatamente,
42. La naarah (niña) se levantó y caminó; ella era de doce años de edad; Y ellos estaban
atónitos con gran asombro.
43. Y Yahshua les ordenó con insistencia que nadie supiera esto; y mandó que se le diera
okhel (alimento).
6 1. Yahshua salió de allí, y vino a su propio Shelel (pueblo); y sus talmidím le
acompañaron.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1396

MARDOKHAY

MARCOS

2. Y cuando había llegado el Shabbat, Yahshua comenzó a dar halajá/enseñanza en la beitkeneset (sinagoga): y muchos oyéndole se asombraban, diciendo, ¿de dónde tiene éste
hombre éstas cosas? Y ¿qué sabiduría es ésta, que le es dada, que aún tan poderosas obras
son hechas por sus manos?
3. ¿No es éste el ben de Yosef, el ben de Miryam, el ají de Yaakov, de Yosef, de Yahudah, y
de Shimon? ¿Y no están sus ajayot (hermanas) aquí con nosotros? Y ellos estaban
escandalizados por él?
4. Entonces Yahshua, comenzó a decirles: Un nabí nunca es menospreciado, excepto en
su propia eretz, y entre sus propios parientes, y en su propia bayit.
5. Y no quiso Yahshua hacer ninguna obra poderosa allí, excepto que Yahshua puso sus
manos sobre unos pocos enfermos, y los curó;
6. Y Yahshua estaba sorprendido por causa de su incredulidad, y saliendo alrededor de sus
villas para darles halajá/enseñanza.
7. Llamó Yahshua a los doce, y comenzó a mandarlos y enviarlos de dos en dos; y él les dio
poder sajut ruajím hatumah (sobre espíritus inmundos);
8. Y les ordenó que no llevaran nada para su v iaje, excepto solamente un bastón; ningún
morral, ningún lejem, ningún cinto en sus lomos.
9. Sino solamente al calzar sus sandalias; y no ponerse dos mantos.
10. Y les habló Yahshua diciendo: En cualquier lugar en que entren a una bayit, allí
permanezcan hasta que se vayan de ese lugar.
11. Y cualquiera que no les recibiere, ni les oyere, cuando ustedes partan de allí,
nier jatzno sacudan el polvo debajo de sus pies para un testimonio contra ellos,
pues de cierto les digo, será más tolerable para Sedom y Gomorra en el Yom de
Juicio, que para esa ciudad.
12. Ellos obedecieron y salieron, y proclamaron que los hombres debían hacer teshuvá
(arrepentimiento).
13. Y ellos expulsaron a muchos shadim, y ungieron con aceite a muchos que estaban
enfermos, y los sanaron.
14. El melej/rey Herodos oyó de YAHSHUA; porque su Nombre se había difundido por todas
partes, y él dijo, que Yohanan HaMatbeel se había levantado de los muertos, y por lo tanto
poderosas obras se muestran en él.
15. Pero otros dijeron, que es EliYah, el nabí, y otros dijeron, que es un nabí cualquiera, o
alguien como uno de los nabíes.
16. Y cuando Herodos oyó todo esto, dijo: es Yohanan, a quien yo decapité: él se ha
levantado de los muertos.
17. Porque Herodos el rey mismo había enviado para detener y apresar a Yohanan, y lo
encerró en la cárcel por causa de Herodías, la esposa de su ají que también se llamaba,
Herodos: porque él se había casado con ella.
18. Y porque Yohanan había dicho a Herodos, no está permitido en la Torah que tengas a la
esposa de tu ají;
19. Así que Herodías, su esposa, buscaba como matarlo, y lo habría matado; pero ella no
podía:
20. Porque Herodos tenía temor de Yohanan, y conociendo que él era un hombre Tzadik y
uno que era kadosh, lo observaba; y por eso, cuando él lo escuchaba, lo hacía de buena
gana.
21 En otra ocasión, Herodos en su cumpleaños hizo una cena para sus hombres importantes,
altos capitanes, y líderes de Galil;

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1397

MARDOKHAY

MARCOS

22. Y cuando la bat de Herodías entró, danzó, y complació a Herodos y a quienes se
sentaban con él, el melej/rey dijo a la joven; Pide de mí cualquier cosa que quieras, y yo te
la daré.
23. Y él le juró, Lo que sea que me pidas, yo te lo daré, hasta la mitad de mi Maljut
(Maljut).
24. Ella salió, y fue a su ima (madre), ¿Qué pediré? Y la ima le dijo: la cabeza de Yohanan
ha Matbeel.
25. Vino con prisa al melej/rey, y le dijo: Quiero que me des inmediatamente en un plato la
cabeza de Yohanan ha Matbeel.
26. El melej/rey estaba excesivamente apesadumbrado pero por causa de su juramento, y
por causa de los que estaban sentados con él, él no se lo negaría.
27. Fue Entonces que, el melej/rey mandó a un soldado, que su cabeza fuera traída: y él
soldado fue y lo decapitó en la prisión.
28. Y trajo su cabeza en un plato, y se la dio a la joven: y la joven la dio a su ima.
29. Cuando los talmidím de Yohanan oyeron de esto, vinieron y tomaron su cuerpo, y lo
pusieron en una tumba.
30. Y se reunieron con Yahshua, y le dijeron todas las cosas, sobre lo que habían hecho, y
lo que habían enseñado.
31. Yahshua, dirigiéndose a sus talmidím les dijo: Vengan aparte a solas a un lugar
tranquilo, y descansen un rato, por cuanto habían muchos yendo y viniendo, y no tenían
tiempo para sí mismos, ni para comer.
32. Y ellos se apartaron privadamente en una barca a un lugar tranquilo.
33. Y la gente los vio partiendo, y muchos le conocían, y corrieron allá de todas las ciudades
a pie, y llegaron delante de ellos, y vinieron juntos a Yahshua.
34. Yahshua salió de la sirah (barca), y vio a mucha gente; y fue conmovido con rajem
hacia ellos, porque katzon asher ain lahem roeh (eran como ovejas sin pastor): y él
comenzó a darles halajá/enseñanza sobre muchas cosas;
35. Y cuando el yom ya se había avanzado, sus talmidím se acercaron a Yahshua diciéndole,
éste es un lugar midbar (apartado), y ya es tarde:
36. Despídelos, para que vayan al campo alrededor, y a las villas, y se compren lejem:
porque no tienen nada para comer.
37. Y les habló Yahshua Ustedes denles algo de comer. Y ellos le respondieron; ¿Quieres
que vayamos y compremos doscientas piezas de plata en lejem, para darles de comer?
38. Y Yahshua les dijo: ¿Cuántas hogazas tienen? Vayan y vean. Y cuando ellos
supieron, le dijeron, cinco y dos pescados.
39. Yahshua les mandó que hicieran sentar a todos en grupos sobre el pasto verde.
40. Ellos se sentaron en agrupaciones, de cientos, y de cincuentas.
41. Fue Entonces, que Yahshua cogió las cinco hogazas y los dos pescados, y miró arriba a
los shamaim, y dijo una berajot, partió las hogazas y las dio a sus talmidím para ponerlas
delante de ellos; y los dos pescados Yahshua los dividió entre todos.
42. Y todos ellos comieron, y se saciaron.
43. Y se levantaron doce canastas llenas con el remanente, y también de pescados.
44. Y los que comieron, fueron cerca de cinco mil hombres.
45. Yahshua hizo a sus talmidím que abordaran la barca, e ir hacia el otro lado a Bet
TSaidah, mientras que Yahshua despedía a la gente.
46. Y cuando los había despedido, se apartó a una montaña a hacer tefilat.
47. Y cuando llegó la noche, la barca estaba a mitad del mar y Yahshua estaba solo en
tierra. Yahshua

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1398

MARDOKHAY

MARCOS

48. Y Yahshua los vio fatigados en remar; por cuanto el viento estaba contra ellos: y cerca
de la cuarta vigilia de la noche y él vino a ellos, caminando sobre el mar, y habría pasado
Tzadik a su lado.
49. Pero cuando ellos lo vieron caminando sobre el mar, pensaron que era un ruaj, y
gritaron:
50. Porque todos ellos lo vieron, y estaban turbados. Y él les dijo: Sean de tov (buen)
ánimo: soy yo, no teman.
51. Entonces él subió con ellos dentro de la barca; y el viento cesó: y ellos no entendieron el
milagro de los panes:
52. Porque su lev (corazón) estaba endurecido y confundido.
53. Cuando ellos hubieron cruzado el mar, vinieron a la eretz de Guinosar, y llegaron a la
orilla.
54. Y salidos de la barca, inmediatamente, los de esa región, le reconocieron.
55. Y comenzaron a traer en lechos a los que estaban enfermos, a donde oían que él estaba.
56. Y dondequiera que Yahshua entraba, en villas, o ciudades, o campo, ellos ponían a los
enfermos en el camino, y le rogaban poder tocar al menos, el borde de su manto con el que
se cubría: y todos los que le tocaron fueron sanados.
7 1. Se acercaron todos a Yahshua y los Prushim y algunos de los Sophrim, que llegaron de
Yahrusalaim.
2. Y al ver ellos algunos de sus talmidím que comían lejem con manos sin lavársela, como
mandaba la tradición, ellos le encontraron culpable de haber trasgredido esa tradición.
3. Por cuanto los Prushim, y todos los Yahudim, salvo que ellos no se laven las manos
frecuentemente, no comen, adhiriéndose a la tradición de los zejanim.
4. NO HAY REGISTRO
5. Y fue Entonces cuando los Prushim y Sophrim le preguntaron, ¿Por que tus talmidím no
tienen sus halajot de acuerdo con la tradición de los zejanim, sino que comen lejem con las
manos sin lavar?
6. Y Yahshua, les respondió: Bien ha profetizado YeshaYah de ustedes hipócritas,
como esta escrito, este pueblo me honra con sus labios, pero su lev (corazón) esta
lejos de mi;
7. Y en vano me adoran, enseñando como Torah los mitzvot de hombres.
8. Pues dejan a un lado el mitzvot de YAHWEH guardando las tradiciones de
hombres (YeshaYah 29:13).
9. Continuo diciendo: Por completo rechazan ustedes los mitzvoth de YAHWEH para
poder guardar esta tradición.
10. Porque Moshé dijo, Honra a tu abba y a tu ima; y, Cualquiera que maldiga a su
abba, o ima, que muera;
11. Pero ustedes dicen, si un hombre dice a su abba o ima, es Korban, eso es decir,
una ofrenda a YAHWEH, de lo que ustedes pudieron haber recibido de mi este será
libre.
12. Y ustedes ya no le permiten hacer ninguna cosa tov (buena) por su abba o su
ima;
13. Pues están haciendo la davar de YAHWEH invalida a través de su tradición, la
cual ustedes han aceptado: y muchas cosas similares hacen ustedes.
14. Cuando el hubo llamado a todos los reunidos hacia si él les hablo: Escúcheme para
que todos ustedes entiendan:

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1399

MARDOKHAY

MARCOS

15. No hay nada exterior de un hombre ( físico), que entrando en el pueda
contaminarle: sino las cosas que salen de él (lo que sale de su boca), esas son las
cosas que contaminan al hombre.
16 NO HAY REGISTRO.
17. Y cuando Yahshua hubo entrado en la bayit (casa) lejos de todo el grupo de reunidos,
sus talmidím le preguntaron con respecto a la majal (parábola).
18. Y él les dijo: ¿También ustedes carecen de binah? Acaso no disciernen, que las
cosas externas que entran en el hombre, no pueden contaminarle.
19. Porque estas no entran en su lev (corazón), sino en su estomago, y luego son
arrojadas fuera a través de los intestinos, de ese modo purificando los alimentos
20. Y continuó diciendo: Lo que sale del hombre eso es lo que contamina al
hombre.
21. Porque de su interior del lev (corazón) de los hombres, proceden los malos
pensamientos, adulterios, fornicaciones, homicidios.
22. Robos, codicia, perversidad, engaño, lascivia, un ojo malvado, blasfemia,
orgullo, insensatez.
23. Y todas estas cosas malas vienen de adentro, y contaminan al hombre.
24. Y acabo de hablar y se levanto, y se fue a las fronteras de Tsor y Tsidon, y entro en una
bayit (casa), y hubiera querido que ningún hombre lo supiera: pero él no podía estar
escondido.
25. Y hubo una cierta mujer, cuya joven bat (hija) tenía un ruaj impuro, oyó de Yahshua y
vino y se postro a sus pies:
26. Y la mujer era una pagana, de nacionalidad sirio -fenicia; y ella le suplico que expulsara a
ha satan de su bat (hija).
27. Y él le dijo: Deja que los benei se sacien primero: porque no esta bien tomar el
lejem (pan) de los benei para arrojarlo a los perritos.
28. Y enseguida ella le respondió y le dijo: si, Rabí: pero aun los perritos debajo de la juljan
(mesa) comen de las migajas de los benei.
29. Y él le respondió diciendo: Por esto que dijiste ve por tu camino; el ruaj impuro ha
salido de tu bat.
30. Cuando ella llego a su bayit, encontró que el ruaj impuro había salido, y a su bat
recostada sobre la cama.
31. Partiendo de las costas de Tsor y Tsidon, e l vino al Mar de Galil, atravesando por en
medio de las costas de Dekapolis.
32. Y ellos le trajeron a uno que estaba sordo, y tenía un impedimento en su habla; y ellos le
rogaban que pusiera su mano sobre él.
33. Yahshua lo aparto de la multitud, y puso sus dedos dentro de sus oídos, y el escupió, y
toco su lengua;
34. Y mirando arriba a los shamaim, el suspiro, y dijo a él, Ephatha, es decir, Se abierto.
35. Y en el acto sus oídos fueron abiertos, y la atadura de su lengua fue suelta, y el hablo
claramente.
36.
Yahshua les ordeno que no le dijeran a ningún hombre: pero entre mas él les
ordenaba, tanto mas ellos lo publicaban;
37. Estaban asombrados sin medida, diciendo, el ha hecho todas las cosas bien: él hace a
ambos el sordo oír, y al mudo hablar.
8 1. HaYomim hahem (en esos yom) las multitudes siendo muy grandes y no teniendo
nada que comer, les habló Yahshua diciendo a sus talmidím:

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1400

MARDOKHAY

MARCOS

2. Tengo rajem sobre la multitud, porque han estado conmigo ahora por tres yom,
y no tienen nada que comer:
3. Si los devuelvo a sus bayit (casas) sin alimento, se desmayarían por el camino,
pues algunos de ellos vinieron de lejos.
4. Sus talmidím respondieron: ¿Cómo puede un hombre satisfacer a estos hombres con
lejem aquí en el midbar?
5. Hablo Yahshua, diciendo ¿Cuantas hogazas tienen? Y ellos dijeron, siete.
6. Yahshua le dijo a la gente que se sentara en el suelo: tomo las siete hogazas, ofreció la
baraja y partiendo las dio a sus talmidím para ponerlas delante de ellos; y ellos las pusieron
delante de la gente.
7. También tenían unos cuantos pescados pequeños: y Yahshua dijo la baraja, y mando
ponerlos también delante de ellos.
8. Así que ellos comieron, y se llenaron: y ellos levantaron de los pedazos que sobraron,
siete canastas.
9. Los que comieron fueron cerca de cuatro mil: y Yahshua los despidió.
10. Yahshua entro en una barca con sus talmidím, y vino a las regiones de Malmandada.
11. Y los Perushím salieron, y comenzaron a hacerle preguntas y cuestionarle, buscando que
Yahshua les diera una señal de los shamaim, para probarlo.
12. Yahshua diciendo profundamente en Su Ruaj: ¿Porque busca esta generación una
señal? De cierto les digo que ninguna señal les será dada a esta generación.
13. Y Yahshua se aparto de ellos, y entrando en la barca de nuevo partió hacia el otro lado.
14. Ahora los talmidím habían olvidado llevar lejem (pan), y solo tenían en la barca
con ellos una hogaza.
15. Y él les mando, diciendo, Observen, cuídense del jamel de los Perushím, y del
jamelz de Herodos.
16. Y ellos razonaban entre sí, diciendo, ¿Será porque no tenemos lejem?
17. Yahshua les dijo: ¿por qué razonan que no tienen Lejem? ¿Todavía no perciben
ni entienden? ¿Están sus Levím (levim) todavía endurecidos?
18. ¿Teniendo ojos, no ven? ¿Y teniendo oídos, no oyen ¿Y no recuerdan ustedes?
19. Cuando partí las cinco hogazas entre cinco mil, ¿Cuantas canastas llenas de
fragmentos levantaron ustedes? Ellos Le dijeron, Doce.
20. Y cuando partió las siete entre cuatro mil ¿Cuantas canastas llenas de
fragmentos levantaron? Y ellos dijeron, Siete.
21. ¿Cómo es Entonces que ustedes no entienden esto?
22. Vino YAHSHUA a Bet-Saida; y ellos le trajeron un hombre ciego, y Le rogaron que le
tocara.
23. Y el tomo al hombre ciego de la mano, y lo llevo fuera del pueblo; y cuando YAHSHUA
hubo escupido sobre sus ojos, puso sus manos sobre él, y preguntándole si veía algo.
24. Miró arriba, y dijo, Veo hombres como eytzim, caminando .
25. Después de eso Yahshua puso sus manos otra vez sobre sus ojos y lo hizo
mirar hacia arriba: y fue restaurado, y vio a todo hombre claramente.
26. Y lo mando a su bayit (casa), diciendo, Ni vayas al pueblo, ni se lo digas a nadie
en el pueblo.
27. Yahshua y sus talmidím salieron a los pueblos de Cesárea Philippi: y en el camino les
dijo Yahshua a sus talmidím: ¿Quien dicen los hombres que soy Yo?
28. Y ellos respondieron, unos dicen que Yohanan HaMatbel (Yohanan el Inmersor), otros
dicen que el nabí Eli-Yahu; y otros que alguno de los otros neviim.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1401

MARDOKHAY

MARCOS

29. Yahshua les dijo: Pero quien dicen ustedes que soy Yo? Y Kefá respondió, dijo: Tú
eres nuestro Rabeynu Melej/rey HaMashiaj.
30. Y él les ordeno que ellos no debían decirle a ningún hombre acerca del.
31. Entonces Yahshua comenzó a darles halajá (enseñanzas), que el Ben Ha Adan (Hijo
del Hombre) debía sufrir muchas cosas, y ser rechazado de los zejanim, y por los
principales Kohanim/kohen, y Sophrim, y ser muerto, y que después de tres yom (días) se
levantaría de nuevo.
32. Yahshua les hablo abiertamente y Kefá lo tomo, y comenzó a reprenderlo.
33. Y en ese instante Yahshua se volteo y miro a sus talmidím, y reprendió a Kefá, diciendo,
Ponte detrás de mí, adversario, por cuanto tú no estás pensando en las cosas que son de
YAHWEH, sino en las cosas que son de los hombres.
34. Y cuando Yahshua hubo llamado a la gente hacia sí, se junto con sus talmidím, les dijo:
Quien quiera venir en pos de mi, que se niegue a sí mismo, y levante su ELz-Shel
hakarav atzmo eytz de su ejecución y sígame.
35. Porque quien quiera salvar su jayim (vida) la perderá; pero quien pierda su
jayim (vida) por Mi causa y la de las Besorat, esa misma lo salvara.
36. Porque ¿Que aprovechará al hombre, si el gana todo en el olam hazeh, y pierde
su propia nejamah (alma)?
37. O, ¿Que dará el hombre a cambio de su nejamah?
38. Por lo tanto quien quiera que se avergüence de mi y de Mis Devarim en esta
generación adultera y pecadora; de esa persona también el Ben Ha Adan se
avergonzara, cuando el venga en la Tiferet (Gloria) de Avinú (Nuestro Abba) con
los kadosh malajím (ángeles) Ha shamaim.
9 1. Les hablo Yahshua diciendo: hay algunos entre ustedes aquí, que no probaran la
muerte, hasta que hayan visto el Maljut de venir con gevurah (poder).
2. Después de seis yom Yahshua tomó consigo a Kefá, a Yaakov y Yohanan; los llevo arriba
a una montaña a solas: y se trasformó delante de ellos.
3. Su vestimenta se hizo brillante, más resplandeciente que la nieve; como ninguno en la
tierra puede blanquecerla.
4. Y se aparecieron en visión: Eli-Yah y Moshé: y estaban hablando con Yahshua.
5. Y Kefá respondió y dijo a Yahshua, Rabí, es tov para nosotros estar aquí: hagamos tres
Sukkot; una Para Ti, otra para Moshé y otra para Eli-Yah.
6. Pues no sabía que decir; porque estaban muy asustados.
7. En la visión había una nube que los cubría: y una voz salía de la nube, diciendo, este es
Mi Hijo amado: escuchadle a él.
8. Y cuando miraron alrededor, ya no vieron a nadie, excepto a ‫ עשוה‬YAHSHUA solo con ellos
mismos.
9. Mientras bajaban de la montaña, el les ordeno que no dijeran a nadie las cosas que
habían visto en la visión, hasta que el Ben Ha Adan (Hijo del hombre) se hubiera levantado
de los muertos.
10. Y guardaron esa palabra entre ellos mismos, cuestionándose uno a otro que significaría
eso de levantarse de los muertos.
11. Le preguntaron, diciendo, ¿Porque los Sophrim dicen que Eli-Yah debe venir primero?
12. Respondió Yahshua, diciendo: Eli-Yah en verdad viene primero, y restaurara todas
las cosas; y ¿Como esta escrito del Ben Ha Adan, que debe sufrir muchas cosas, y
ser despreciado?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1402

MARDOKHAY

MARCOS

13. Pero Yo les digo, Que Eli-Yah en efecto ha venido, y han hecho con él lo que les
plació, como esta escrito de él.
14. Y cuando el vino a sus talmidím, vio a una gran multitud alrededor de ellos, y los
Sophrim discutiendo con ellos.
15. Y toda la gente, cuando lo vieron, se sorprendieron enormemente, y corriendo hacia él lo
saludaron.
16. Y él les pregunta a los Sophrim, ¿Sobre que disputan con ellos?
17. Uno de entre la multitud respondió y dijo, Rabí, yo Te traje a mi ben (hijo), que tiene un
ruaj mudo;
18. Y siempre que lo atrapa, lo arroja: y el echa espuma, y rechinan sus dientes, y se va
consumiendo: y yo hablo con tus talmidím para que lo expulsaran; y no pudieron.
19. Les hablo YAHSHUA diciendo: Oh generación incrédula, ¿Cuanto más estaré con
ustedes? ¿Cuánto tiempo más les enseñare? Tráiganlo.
20. Y se lo trajeron: y cuando este lo vio a él, inmediatamente el ruaj le arrojo; y cayó en el
suelo, y rodaba echando espuma.
21. Y él le pregunta al abba del ben, ¿Hace cuanto tiempo que esto le sucede? Y él dijo,
desde niño.
22. Y muchas veces lo arroja en el fuego, y en las mayim (aguas), para destruirlo: pero si
Tú puedes hacer algo, ten rajem sobre nosotros, y ayúdanos.
23. Le respondió Yahshua, diciendo: Si tu puedes creer, todas las cosas son posibles para
quien cree.
24. El abba del muchacho clamo, y dijo con lágrimas, Rabí, yo creo; ayuda mi incredulidad.
25. Cuando Yahshua vio que la gente venía junta corriendo, reprendió al ruaj inmundo,
diciéndole, Tu ruaj mudo y sordo, Te ordeno, salir de él, y no vuelvas entrar en él.
26. Y el ruaj clamó, después de causar convulsiones, y salió de él: y el quedo como muerto;
tanto que muchos dijeron, esta muerto.
27. Pero Yahshua lo tomo de la mano, y lo enderezo; y el se levanto.
28. Más tarde cuando el hubo entrado en la bayit (casa), sus talmidím le preguntaron en
privado, ¿Por que nosotros no pudimos expulsarlo?
29. Yahshua les respondió: Este es el tipo de ruaj que solo puede ser expulsado por
medio de tefilat (oración).
30. Y se fueron de allí, y pasaron a través de Galil; y el no quería que nadie lo supiera.
31. Porque enseñaba a sus talmidím, y les decía, El Ben Ha Adan es entregado en manos de
los goyim, y ellos Lo mataran; y después de que haya sido muerto, Se levantara al tercer
yom.
32. Pero ellos no entendieron esas palabras, y tuvieron miedo de preguntarle.
33. El vino a Kefar Najum: y estando en la bayit (casa) les pregunto, ¿Que era lo que
discutían entre ustedes en el camino?
34. Pero ellos guardaron silencio: porque en el camino habían discutido entre ellos, quien
sería el más importante.
35. El se sentó, y llamo a los doce, y Hablo YAHSHUA diciendo : Si alguno de vosotros
desea ser el primero, deberá ser el último de todos, y eved (servidor) de todos;
36. Tomo a un niño, y lo puso entre ellos: y cuando lo tomo en sus brazos, les dijo:
37. Cualquiera que recibe a un niño como este en Mi Nombre, Me recibe a Mi: y
cualquiera que Me recibe, no Me recibe a Mi, sino al que Me envió.
38. Yohanan le respondió, diciendo; Rabí, nosotros vimos a uno expulsando shadim
(demonio) en Tu Nombre, y el no nos sigue: y se lo prohibimos, porque él no nos sigue.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1403

MARDOKHAY

MARCOS

39.‫י‬YAHSHUA le dijo: No se lo impidan: porque no hay ningún hombre que haga algún
milagro en Mi Nombre que pueda nunca hablar mal de Mi
40. Porque el que no esta contra nosotros es por nosotros.
41. Porque cualquiera que les dé a ustedes una taza de mayim (agua) para beber
en Mi Nombre, porque ustedes pertenecen al Mashiaj, verdaderamente les digo,
Que no perderá su recompensa.
42. Y cualquiera que ofendiere a uno de estos pequeñitos que creen en Mí, es mejor
para el que una piedra de molino fuere colgada alrededor de su cuello, y que él sea
arrojado al mar;
43. Y si tu mano te ofende, córtala: es mejor para ti entrar en la jayim (vida), que
tener dos manos para ir al Gei-Hinnom.
44 NO HAY REGISTRO
45 NO HAY REGISTRO
46 NO HAY REGISTRO
47. Y si tu ojo te ofende, sácatelo: es mejor para ti entrar en el Maljut de ‫הוהי‬
(Maljut de YAHWEH) con un ojo, que teniendo dos ojos seas arrojado en el fuego
del Gei-Hinnom:
48 NO HAY REGISTRO
49. Porque cada uno será salado con fuego.
50. La sal es tov (buena), pero si la sal ha perdido su salinidad, ¿Con que
sazonaras? Tengan sal en ustedes mismos, y tengan shalom el uno con el otro.
10 1. Y Yahshua se levantó de allí, y vino a las costas de Yahudah por el otro lado del
Yardén: y la gente se congregaba con el de nuevo; como usualmente lo hacía, Yahshua les
dio halajá (enseñanza) otra vez.
2. Los Prushim vinieron a e l, y le preguntaron, ¿Es permitido en la Torah a un hombre
desechar a su esposa? Poniéndole a prueba.
3. Le respondió Yahshua diciendo: ¿Que fue lo que Moshé les mando?
4. Ellos dijeron, Moshé nos permitió escribir un Sefer keritut (carta de divorcio), y
desecharla.
5. Yahshua, les dijo: Por la dureza de su lev (corazón) les escribió este precepto.
6. Pero desde Bereshit en la creación heYhaY los hizo varón y varona.
7. Por esta causa el hombre dejara a su abba e ima, y se unirá a su esposa;
8. Y los dos serán una carne, Entonces ya no son mas dos, sino una carne;
9. Por lo tanto lo que ha unido que no lo separe el hombre.
10. Y en la bayit (casa) Sus talmidím le preguntaron de nuevo acerca del mismo asunto.
11. hablo Yahshua, diciendo: Quienquiera que deseche a su esposa, y se case con
otra, comete adulterio contra ella.
12. Y si una mujer desecha a su esposo, y se casa con otro, ella comete adulterio.
13. Le trajeron niños pequeños, para que los tocara: y sus talmidím reprendieron a quienes
los trajeron.
14. Pero cuando Yahshua lo vio se disgusto mucho y les dijo, dejen a los niños venir a
mí, y no se los impidan: porque de tales niños es el Maljut de .
15. Verdaderamente les digo, Cualquiera que no reciba el Maljut de como un niño
pequeño, no entrara en el.
16. Los levanto en sus brazos, puso sus manos sobre ellos, y les concedió una berajot sobre
ellos.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1404

MARDOKHAY

MARCOS

17. Cuando hubo salido a tomar el camino, vino uno corriendo, y se arrodillo ante él, y le
pregunto, Rabí Tov (Moreh bueno), ¿Que hare para poder heredar jayim Eterna?
18. Yahshua, le dijo: ¿Porque Me llamas tov? No hay nadie tov más que Uno, ese es
19. Tú conoces los mitzvoth (mandamientos),
No adulteres,
No asesines,
No robes,
No des falso testimonio,
No defraudes,
Honra a tu abba (padre) e ima (madre);
20. Y él respondió y le dijo, Rabí, todo esto he observado desde mi juventud.
21. Entonces respondió Yahshua diciendo: Una cosa te falta: ve por tu camino, vende
todo lo que tengas, y entrégalo a los aniyim (pobres), y tendrás un otsar (tesoro)
en lo shamaim: y sígueme.
22. Y él se entristeció por estas palabras, y se fue afligido y deprimido: porque tenía grandes
posesiones.
23. Y Yahshua miro alrededor y dijo a sus talmidím: Con cuanta dificultad entraran los
que tienen riquezas en el Maljut de
24. Y los talmidím estaban asombrados ante sus palabras. Continuó Yahshua diciendo otra
vez: Yeladim Niños, cuán difícil es para aquellos que confían en las riquezas entrar
en el Maljut de
25. Es más fácil para una cuerda grande atravesar el ojo de una aguja, que para un
hombre rico entrar en el Maljut de
26. Y estaban completamente atónitos, diciendo entre ellos mismos, ¿Quien Entonces puede
ser salvo?
27. Yahshua, les dijo: Con hombres es imposible, pero no con: porque con todas las
cosas son posibles.
28. Entonces Kefá comenzó a decirle a él, Mira, nosotros lo hemos dejado todo, y Te hemos
seguido.
29. Yahshua le dijo: Verdaderamente les digo, No hay hombre que haya dejado bayit
(casa), o ajim, o ajayot, o abba, o ima, o esposa, o benei, o tierras, por Mi causa, y
por la de las Masoret (Buenas Nuevas del Maljut).
30. Que no haya de recibir cien veces más ahora en este tiempo, bayit (casas), y
Ajím (ajim) Yisraelitas, y ajayot (hermanas), y madres, e benei (benei), y tierras
con persecuciones; y en el olam haba jayim Eterna.
31. Pero muchos de los primeros serán últimos; y los últimos primeros.
32. Y estaban de camino subiendo a Yahrusalaim; Yahshua iba delante de ellos: y ellos
estaban impresionados; y mientras seguían, tenían temor y e l tomo de nuevo a los doce y
empezó a decirles las cosas que le sucederían a él,
33. Diciendo: Vean, subimos a Yahrusalaim; y el Ben Ha Adan será entregado a los
principales Kohanim/sacerdotes, y a los Sophrim; y ellos Le condenaran a muerte,
y Lo entregaran a los goyim:
34. Y ellos se burlaran de él, y Lo azotaran, y escupirán sobre él, y Lo mataran: y al
tercer día él se levantará de nuevo.
35. Y Yaakov, Yohanan y los benei de Zavdi vinieron a Yahshua diciendo, Rabí, queremos
que tú hagas por nosotros lo que deseamos.
36. Y Yahshua le respondió: ¿Que desean que Yo haga por ustedes?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1405

MARDOKHAY

MARCOS

37. Ellos le dijeron, Concédenos sentarnos, uno a tu mano derecha, y el otro a tu mano
izquierda, en tu Tiferet (gloria).
38. Pero Yahshua les dijo, No saben lo que piden: ¿Pueden ustedes beber de la copa
de la que Yo bebo? ¿Y ser inmersos con la mikvah ( inmersión) con la que yo soy
inmerso?
39. Y ellos Le dijeron, Podemos. Y Yahshua les dijo, Ustedes de hecho beberán de la
copa que yo bebo; y con la mikvah que yo soy inmerso ustedes serán sumergidos.
40. Pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no es mío el darlo; mas le será
dado a aquellos para quienes esta preparado.
41. Y cuando los diez lo oyeron, ellos comenzaron a disgustarse mucho con Yaakov y
Yohanan.
42. Yahshua les dijo: Ustedes saben que quienes son escogidos para gobernar sobre
los goyim ejercerán dominio sobre ellos; y los grandes ejercerán autoridad sobre
ellos;
43. Pero no debe ser así entre ustedes: sino cualquiera que vaya a ser grande entre
ustedes, debe ser su eved (siervo):
44. Quienquiera de ustedes que desee ser el primero, debe ser eved (siervo) de
todos.
45. Porque aún el Ben Ha Adan no vino a ser atendido, sino a servir, y entregar Su
jayim (vida) como redención por muchos.
46. Vinieron a Yericó: y en tanto que el salía de Yericó con Sus talmidím y un gran número
de gente, el ciego Bartimai, hijo de Timai, se sentó al lado del camino mendigando.
47. Cuando el oyó que era Yahshua de Natzeret, comenzó a gritar, y decir Yahshua, Ben
Dawid, ten rajem sobre mí.
48. Y muchos le ordenaban que se callara: pero el gritaba aún más, Shemá/escucha,
Yahshua Ben Dawid, ten rajem sobre mí
49. Y Yahshua se detuvo, y lo mandó llamar. Y ellos llamaron al ciego, diciéndole, Ten tov
(buen) ánimo, levántate; Yahshua te llama.
50. Y él, arrojando su manto, se levantó, y vino a Yahshua:
51. Yahshua le dijo ¿Qué deseas que haga por ti? El ciego Le dijo, Rabí, que yo pueda
recibir mi vista.
52. Y Yahshua le respondía: ve por tu camino; tu emunah te ha hecho sano, y el recibió su
vista, y siguió a Yahshua.
11 1. Y cuando se acercaron a Yahrusalaim, a Bet-Fagué y Bet-Anya, ante el Monte de los
Olivos, él envió a dos de sus talmidím.
2. Y habló Yahshua, diciendo: Vayan a la aldea que está de frente a ustedes: y tan
pronto como hayan entrado en ella, encontrarán un pollino atado, en el cual nunca
se ha sentado un hombre; desátenlo, y tráiganlo.
3. Si algún hombre les dice, ¿Porqué están haciendo esto? Le dicen que nuestro
Rabí YAHSHUA lo necesita e inmediatamente lo devolverá pronto.
4. Fueron por su camino, y encontraron al pollino amarrado junto a la puerta fuera de un
lugar donde se juntaban dos caminos; y lo desataron.
5. Y unos de los que estaban allí parados, dijeron, ¿Qué están haciendo, desatando al
pollino?
6. Ellos les dijeron tal como Yahshua les había mandado: y los dejaron ir.
7. Trajeron el pollino a Yahshua, y colocaron sus mantos sobre él; y él lo montó.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1406

MARDOKHAY

MARCOS

8. Y muchos tendieron sus mantos en el camino: y otros cortaron ramas de los eytzim
(arboles), y las tendían en el camino.
9. Y los que iban por delante, y los que iban por detrás, gritaban, diciendo, Hoshiana; Baruj
Haba Beshem Adon YAHWEH.
10. (Barut el que viene en el nombre de YAHWEH) Barut es el Maljut de nuestro abba
Dawid que viene en el Nombre de : Hoshiana en lo más alto.
11. Y Yahshua entró en Yahrusalaim, y en el Beit HaMikdash: (El Templo) y cuando hubo
mirado alrededor a todas las cosas, y llegado la noche, salió a Bet-Anya con los doce.
12. Al yom (día) siguiente, cuando venían de Bet-Anya, él tuvo hambre:
13. Y viendo un eytz (árbol) de higos a lo lejos teniendo éste hojas, vino, para ver si podía
encontrar algo en él: y cuando se acercó, no encontró nada más que hojas; porque el
tiempo de higos no había llegado.
14. Y habló Yahshua diciendo: Ningún hombre comerá de ti después de esto le-olamva-ed (para siempre); y sus talmidím lo oyeron.
15. Vinieron a Yahrusalaim: y Yahshua entró al Beit HaMikdash (El Templo), y comenzó a
echar fuera a los que vendían y compraban en el Beit HaMikdash, y arrojó las mesas de los
cambistas, y los asientos de los que vendían palomas;
16. Y no permitía que ningún hombre llevara ningún recipiente a través del Beit HaMikdash
(El Templo).
17. Daba halajá/enseñanza de Torah, diciéndoles: ¿No está escrito, Mi Bayit (Casa) será
llamada Beit Tefilat? (Casa de Tefilat/oración) para todas las naciones que vengan
Adorar a YAHWEH, Pero ustedes la han convertido en una guarida de ladrones.
18. Los Sophrim y los principales Kohanim/sacerdotes lo oyeron, y buscaban cómo poder
destruirle: porque le temían, porque todo el pueblo estaba admirado de Su
halajá/enseñanza.
19. Y cuando llegó la noche, salieron de la ciudad.
20. En la mañana, cuando pasaban, vieron el eytz (madero) de higos secos desde las
raíces.
21. Kefá acordándose le dijo, Rabí, mira, el eytz (madero) de higos que Tú maldijiste se
secó por completo.
22. Y Yahshua respondiendo les dijo: Tengan emunah (Fe) en YAHWEH.
23. Porque verdaderamente Yo les digo, Que cualquiera que diga a ésta montaña,
sé removida, y arrojada en el mar; y no dude en su lev (lev/corazón), sino crea que
esas cosas, que dice, sucederán; tendrá cualquier cosa que diga.
24. Por lo tanto yo les digo, las cosas que ustedes deseen, cuando hagan Tefilat
(oración), crean que las reciben, y las tendrán.
25. Cuando ustedes estén haciendo Tefilat (oración), perdonen, si tienen cualquier
asunto en contra de cualquiera: para que su Abba (Padre) que está en los shamaim
(cielos) también perdone sus transgresiones.
26. Pero si ustedes no perdonan, tampoco su Abba (Padre) que está en los
shamaim (cielos) perdonará sus transgresiones.
27. Vinieron otra vez a Yahrusalaim: y mientras él estaba paseando en el Beit HaMikdash ( El
Templo), vinieron a él los principales Kohanim kohen, y los Sophrim, y los zejanim.
28. Y les dijeron, ¿Con qué autoridad estás haciendo estas cosas? ¿Y quién te dio a ti ésta
autoridad para hacer éstas cosas?
29. Respondió Yahshua diciendo: Yo también les haré una pregunta, y respóndanme,
y yo les diré con qué autoridad hago yo éstas cosas.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1407

MARDOKHAY

MARCOS

30. La tevilá (Inmersión) de Yohanan, ¿Es del shamaim, o de los hombres?
Respóndanme.
31. Ellos razonaban dentro de sí mismos, diciendo, si decimos, del shamaim (cielo); él dirá,
¿por qué Entonces no le creyeron?
32. Pero si decimos, de los hombres; ellos temían al pueblo: porque todos los hombres
consideraban a Yohanan ser en efecto un navii (profeta).
33. Ellos respondieron y dijeron a Yahshua No podemos decirlo, y Yahshua respondiendo
les dijo: Tampoco yo les digo con qué autoridad hago éstas cosas.
12 1. Yahshua comenzó a hablarles en meshalim (parábolas). Cierto hombre plantó un
kerem (viñedo), y puso una cerca su alrededor, y cavó un sitio para el lagar, y
levantó una torre, y se lo rentó a unos labradores, y se fue a un país lejano.
2. En la temporada envió a un eved (siervo) a los labradores, para recibir de ellos
del fruto del viñedo.
3. Ellos lo atraparon, y lo golpearon, y lo enviaron con las manos vacías.
4. De nuevo él les mandó a otro eved (siervo); a este lo apedrearon, y lo hirieron
en la cabeza, y lo enviaron vergonzosamente humillado.
5. Y otra vez mandó a otro; a éste lo mataron, y a muchos otros; golpeando a unos,
y matando a otros.
6. Teniendo por lo tanto un ben (hijo), su bien amado, lo mandó por último
también a ellos, diciendo, a mi ben (hijo) respetarán.
7. Pero aquellos labradores dijeron entre sí, este es el heredero; vamos,
matémosle, y la herencia será nuestra.
8. Le tomaron, y lo echaron fuera de la viña.
9. ¿Qué hará por lo tanto el amo del viñedo? Vendrá y destruirá a los labradores, y
dará el viñedo a otros.
10. ¿Y no han leído esta Kitbé? (escritura); la Piedra, que los constructores
rechazaron, ha venido a ser la Rosh-Pina (cabeza angular):
11. De parte de ha sido hecho esto, y es maravilloso a nuestros ojos.
12. Y ellos buscaban prenderle, pero temían a la gente: porque ellos sabían que él había
hablado la mashal (parábola) en su contra: y le dejaron, y se fueron por su camino.
13. Mandaron a él a algunos de los Prushim y de los Herodianos, para atraparle en Sus
propias palabras.
14. Y cuando vinieron, le dijeron, Rabí, sabemos que Tú eres emet, y no te preocupa la
opinión del hombre: porque no miras la apariencia de los hombres, sino que das
halajá/enseñanza, el camino de en emet: ¿Está permitido de acuerdo con la Torah pagar
tributo a Cesar, o no?
15. ¿Debemos, o no debemos dar Pero él, conociendo su tzeviut (hipocresía), les dijo, ¿Por
qué me ponen a prueba tráiganme un denario, para que la vea.
16. Ellos se lo trajeron. Y él les dijo, ¿De quién es ésta imagen e inscripción? Y ellos Le
dijeron, del Cesar.
17. Les dijo Yahshua: Paguen al Cesar las cosas que son del Cesar pero a las cosas
que son de Y se maravillaron de Él.
18. Entonces vinieron a él los Tzadikim (Saduceos), quienes dicen que no hay resurrección;
y Le preguntaron, diciendo.
19. Rabí, Moshé Rabeynu nos escribió, Que si el ají de un hombre muere, dejando a su
esposa, sin benei, éste hombre debe tomar a la esposa de su ají, y levantar zera (simiente)
para su ají.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1408

MARDOKHAY

MARCOS

20. Ahora, había siete ajim: y el primero tomó esposa, y murió sin dejar zera.
21. El segundo la tomó, y murió, sin dejarle tampoco ninguna zera: y el tercero de la misma
manera.
22. Los siete todos la tuvieron, y no dejaron zera: por último la mujer murió también.
23. En la resurrección pues, ¿De quién será la esposa? Ya que los siete la tuvieron por
mujer.
24. Yahshua les respondió diciendo: ¿Ustedes, por lo tanto, cometen serios errores,
porque desconocen las Kitbé HaKodesh (Sagrada Escritura) y el poder de ?
25. Porque cuando ellos se levanten de los muertos, ni se casan, ni son dados en
casamiento; sino que son como los malajím celestiales que están en los shamaim.
26. En lo concerniente a los muertos, de que resucitarán: ¿No han leído en la Torah
de Moshé? cómo en el arbusto le habló, diciendo, Yo soy el (Elohé ) de Avraham,
el (Elohé ) de Yitzchak y el (Elohé ) de Yaakov.
27. Él no es (Elohé de muertos, sino (Elohé ) de los vivientes: ustedes por lo
tanto en gran manera se desvían.
28. Y uno de los Sophrim vino, y habiendo escuchado razonando a ellos juntos, y
percibiendo que él les había respondido bien, Le preguntó, ¿Cuál es el primer mitzvah de
todos?
29. le respondió diciendo: El primero de todos los mitzvot es: Shemá Yisrael nuestro
Elohé es Ejad:
30. Y amarás a tu Elohe con todo tu lev, con toda tu Nejamah (alma) y con todas
tus meod (fuerzas): éste es el primer mitzvah.
31. El segundo es semejante, es decir: veahavta lereaja kamoja (Amarás a tu ají
como a ti mismo) y no hay mitzvot más grandes que estos.
32. El Sopher Le dijo, Bien, Rabí, has dicho la emet: porque hay un solo (Elohé); y no hay
otro además de Él:
33. Debemos vekol levaveja (Amarlo con todo el lev), uvekol nefesheja (con toda
nuestra alma), uvekol meodeja (y con todos nuestras, fuerzas) veahavta lereaja
kamoja (amar a tu ají como a ti mismo), es más que todas las ofrendas quemadas y los
korbanot.
34. Y cuando vio que él había respondido con seriedad, le dijo, No estás lejos del Maljut
de . Y ninguno después de eso Le hizo más preguntas.
35. Habló YAHSHUA, diciendo mientras daba halajá (enseñanza) en el Beit HaMikdash ( El
Templo): ¿Cómo dicen los Sophrim que Ha Mashiaj es Ben Dawid?
36. Si Dawid mismo dijo por el Ruaj HaKodesh; El Adon dijo a mi Adon, Siéntate a
mi mano derecha, hasta que yo haga de tus enemigos el estrado de tus pies.
37. Dawid mismo por lo tanto le llamó Adon; ¿De qué manera Entonces es él hijo de
Dawid? Y la gente común lo escuchaba con gilah (admiración);
38. Él les decía en Su halajá/enseñanza: Tengan cuidado con los Sophrim, que aman
andar con largas vestiduras, y aman las felicitaciones en los mercados.
39. Y los mejores asientos en las beit-kenesot (sinagogas), y los mejores lugares
en las Moedim (Fiestas):
40. Quienes devoran las casas de las viudas, y para una muestra pública hacen
largas tefillot: éstos recibirán mayor condenación.
41. Y se sentó frente al arca del tesoro, y observó cómo la gente arrojaba dinero en el Otzar
(arca del tesoro): y muchos que eran ricos arrojaban mucho.
42. Llegó una viuda pobre, y ella depositó dos monedas muy pequeñas de cobre, que son
un centavo.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1409

MARDOKHAY

MARCOS

43. Vayigra (llamó) a sus talmidím (discípulos), diciendo: Verdaderamente les digo,
Que ésta viuda pobre ha dado más, que todos los que han depositado en el tesoro:
44. Porque todo lo que ellos hicieron fue dar de su abundancia; pero ella de su
pobreza dio todo lo que tenía, aún todo su mijah (sustento).
13 1. Cuando él salía del Templo, uno de sus talmidím le dijo: Rabí, mira qué piedras y qué
edificios
2. Y Yahshua le dijo: ¿Ven ustedes estos grandes edificios? Aquí no quedará piedra
sobre piedra que no sea derribada.
3. Estando él sentado en el monte de los Olivos frente al Templo, Kefá, Yaaqov, Yohanan y
Andrés le preguntaron aparte:
4. Dinos, ¿cuándo sucederán esas cosas? ¿Y qué señal habrá cuando todas esas cosas estén
por cumplirse?
5. YAHSHUA comenzó a decirles: Miren que nadie los engañe.
6. Muchos vendrán en mi nombre diciendo que soy yo, y engañarán a muchos.
7. Pero cuando ustedes oigan de guerras y de rumores de guerras, no se alarmen.
Es necesario que así suceda, pero todavía no es el fin.
8. Porque se levantará nación contra nación y Maljut contra Maljut; y habrá
terremotos por todas partes de la eretz, y habrá falta de alimentos. Pero esto será
solo el principio del sufrimiento.
9. Pero ustedes, estén alertas; porque los perseguirán y entregarán a los
tribunales, y los castigaran en las sinagogas y por mi causa los llevarán delante de
los que gobiernen, para dar testimonio ante ellos.
10. También es necesario que se proclame primero la Mesorat (Besorat) a todas las
naciones.
11. Cuando los lleven para entregarlos, no se preocupen por lo que deban decir.
Más bien, hablen lo que les dé el Ruaj en ese momento; porque no son ustedes los
que hablan, sino el Ruaj de Kadushá.
12. El ají (ají) entregará a la muerte a su ají, y el abba (padre) a su ben (hijo). Se
rebelaran los benei contra sus padres y les darán muerte.
13. Y a ustedes los aborrecerán todos, por causa de mi nombre Yahshua. Pero el
que persevere hasta el fin, ése se salvará.
14. Pero cuando ustedes vean que la abominación desoladora se haya establecido
donde no debe estar (el que lee, entienda), Entonces los que estén en la Bayit de
Yahudah huyan a los montes.
15. El que esté en la azotea de su bayit no baje ni entre para sacar algo de su casa.
16. Y el que esté en el campo no vuelva atrás para tomar su manto.
17. Pobres de las que estén embarazadas y de las que críen en esos días
18. Así que hagan tefilat (oren) para que esto no suceda en invierno.
19. Porque esos yom (días) serán de gran tribulación como nunca la ha habido
desde el principio de la creación que hizo Elohé YAHWEH, hasta ahora, ni la habrá
jamás.
20. Si Avinú (Nuestro Padre) no hubiese acortado esos yom (días), no se salvaría
nadie; pero por causa de los escogidos que eligió, El ha acortado esos yom (días).
21. Miren, si alguien les dice: Aquí está el Mashíaj, o Miren, allí está, no les crean.
22. Porque en ese tiempo se levantarán falsos Mashíaj y falsos nabbi (profetas), y
harán señales y maravillas para engañar, si le fuera posible, a los escogidos.
23. Pero ustedes, miren se lo he anunciado todo de antemano.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1410

MARDOKHAY

MARCOS

24. Entonces en aquellos yom (días), después de aquella gran tribulación, el sol se
oscurecerá, y la jodesh/mes no dará su resplandor.
25Las estrellas caerán del shamaim (cielo), y los poderes que están en los
shamaim (cielos) serán conmovidos.
26. Entonces verán al Ben Ha Adan (Hijo del Hombre) viniendo en las nubes con
gran poder y gloria.
27. Después enviará el Ben Ha Adan a sus mensajeros y reunirá a los escogidos de
los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del shamaim
(cielo).
28. Ustedes deben aprender de la higuera esta parábola: Cuando vean su rama que
ya está tierna y brotan sus hojas, saben que el verano está cerca.
29. Así también ustedes, cuando vean que suceden estas cosas que yo les he dicho,
sepan que yo estaré cerca, a las puertas.
30. En emet (verdad) les digo que no pasará esa generación hasta que todas estas
cosas sucedan.
31. El shamaim (cielo) y la eretz (tierra) pasarán, pero mis palabras no pasarán.
32. Acerca de ese yom (día) o de la hora, nadie sabe; ni siquiera los mensajeros en
el shamaim (cielo), ni aún el Ben (Hijo) ahora, sino sólo el Abba/Padre.
33. Miren y manténganse ustedes alerta, porque no saben ahora cuándo será el
tiempo.
34. Y allí será como el hombre que al salir de viaje dejó su bayit (casa) y les dio
autoridad a sus
Evel (siervos), a cada uno su obra, y al portero le mandó que estuviera alerta.
35. Así que manténganse alerta, porque no saben cuándo vendrá el Amo de la casa,
sea a la tarde, o a la madrugada, al canto del Kohen en el Templo (Tarnegol, el
canto del gallo);
36. No vaya a ser que cuando vuelva de repente los halle durmiendo.
37. Lo que a ustedes digo, se lo digo a todos: Manténganse alerta
14 1. Dos días después vendría el Pésaj y los Inleudos. Y los principales kohens y los
escribas estaban buscando cómo sorprenderlo con engaño para matarlo.
2. Pues decían: No en la Moedim (Fiesta), para que no se forme un alboroto en el pueblo.
3. Estando él en BEL-Hiní sentado a la mesa en casa de Shimón el leproso, vino una mujer
que tenía un frasco de mármol con perfume de nardo puro de gran precio. Y abriendo el
frasco de mármol, lo derramó sobre la cabeza de YAHSHUA.
4. Pero había allí algunos que se indignaron y dijeron entre ellos: ¿Para qué se ha hecho
este desperdicio de perfume?
5. Porque podría haberse vendido ese perfume por más de trescientos denarios y
habérsele dado a los pobres (Yahudah Iscariote). Y murmuraban contra ella.
6. Pero Yahshua dijo: Déjenla. ¿Por qué la molestan? Ella ha hecho una buena obra
conmigo.
7. Porque a los pobres siempre los tie nen con ustedes, y cuando quieran les
pueden hacer el bien; pero a mí no siempre me tienen.
8. Ella hizo lo que podía, porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la
sepultura.
9. En verdad les digo que dondequiera que se proclame la Mesorat (Besorat) en
todo el olam (mundo), también se contará lo que ha hecho ésta mujer, para
memoria de ella.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1411

MARDOKHAY

MARCOS

10. Entonces Yahudah el Iscariote, uno de los doce, fue a los principales kohanim
(sacerdotes) para entregárselo.
11. Cuando los kohanim lo oyeron, se alegraron y prometieron darle dinero. De modo que
Yahudah se puso a buscar cómo entregarlo en un momento oportuno.
12. Los yom (días) antes de Pésaj, cuando se sacrificaban los corderos, sus talmidím
(discípulos) le dijeron: ¿Dónde quieres que vayamos y hagamos los preparativos para que
hagamos una comida
13. Yahshua envió a dos de sus talmidím (discípulos) y les dijo: Vayan a la ciudad, y les
saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua. Síganlo;
14. Y donde entre, díganle al dueño de la casa: El Rabí Yahshua dice: ¿Dónde está
mi habitación donde pueda cenar con mis talmidím (discípulos)?
15. Y él les mostrará un cuarto grande arriba, ya dispuesto y preparado. Preparen
allí para nosotros.
16. De modo que sus talmidím (discípulos) se fueron, y entraron en la ciudad. Allí hallaron
todo como él les había dicho y prepararon la cena.
17. Al caer la tarde (Yom 12), fue con los Doce;
18. Y cuando estaban sentados a la mesa comiendo, dijo: En verdad les digo que uno de
ustedes, que come conmigo, me va a traicionar.
19. Entonces comenzaron a entristecerse y a decirle uno tras otro: No soy yo ¿verdad?
20. Yahshua les dijo: Es uno de los Doce, que moja el pan conmigo en el plato.
21. En emet (verdad), el Ben Ha Adan (Hijo del Hombre) se va, tal como está
escrito de él. Pero pobre de aquel que traiciona al Ben Ha Adan (Hijo del Hombre)
Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.
22. Mientras ellos estaban ya comiendo, Yahshua tomó un pan, dio la berajot (bendición
de acción de gracias), lo partió, les dio y dijo: Tengan, esto representa mi cuerpo.
23. Tomando la copa, después de dar todah (gracias), les dio; y bebieron todos de ella.
24. Y mientras ellos bebían, él les dijo: Esto es mi sangre de la Nueva Alianza (Hecha
entre Yahweh e Yisrael), la cual se derrama desde ahora a favor de muchos.
25. En verdad les digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día
cuando lo beba nuevo con ustedes en el Maljut (Maljut) de Elohé.
26. Y después de cantar una Hallel, salieron al monte de los Olivos.
27. Entonces Yahshua les dijo: Todos ustedes me abandonarán, porque está escrito:
Heriré al pastor, y se dispersarán las ovejas.
28. Pero después que haya resucitado, iré delante de ustedes al Galil.
29. Entonces Kefá le dijo: Aunque todos te fallen, yo no.
30 Yahshua le dijo: En verdad te digo que hoy, en esta noche, antes que el Kohen en
el Templo haya proclamado dos veces, tú me negarás tres veces.
31. Pero él decía con mayor insistencia: Aunque tenga que morir contigo, jamás te negaré.
También todos decían lo mismo.
32. Llegaron al lugar que se llama Gat-Shemánim, y les dijo a sus talmidím (discípulos):
Siéntense aquí, mientras yo hago tefilat (oro).
33. Llevó consigo a Kefá, a Yaaqov y a Yohanan, y comenzó a entristecerse y a angustiarse.
34. Y les dijo: Tengo una tristeza de muerte. Quédense aquí y manténganse alerta.
35. Pasando un poco adelante, se arrodillaba y hacia tefilat (oraba) que de ser posible, no
tuviera que pasar por aquel momento.
36. Decía: Abba (Padre), todo es posible para ti Aparta de mí este trago Pero no se
haga lo que yo quiero, sino lo que Tú quieres.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1412

MARDOKHAY

MARCOS

37. Volvió a donde había dejado a sus talmidím y los halló durmiendo, y le dijo a Kefá:
Shimón, ¿duermes? ¿No has podido mantenerte alerta una sola hora?
38. Manténganse alerta y oren, para que no caigan en tentación. El espíritu en
verdad está dispuesto, pero la carne es débil.
39. De nuevo se apartó e hizo tefilat diciendo las mismas palabras.
40. Cuando volvió otra vez, los halló durmiendo, porque sus ojos estaban cargados de
sueño. Y no sabían qué responderle.
41. Volvió por tercera vez y les dijo: ¿Todavía están durmiendo y descansando? Basta
ya Ha llegado la hora. Miren, al Ben Ha Adan (Hijo del Hombre) lo entregan en
manos de los pecadores.
42. Levántense, vamos miren que se acerca el que me va a entregar.
43. En seguida, mientras
Yahshua aún hablaba, llegó Yahudah, el que lo estaba
traicionando, y con él una multitud con espadas y palos, de parte de los principales Kohanim
kohens, de los escribas y los ancianos.
44. El que lo entregaba les había dado una señal diciendo: Al que yo bese, ése es. Aprésenlo
y llévenselo con seguridad.
45. Cuando llegó Yahudah Iscariote, en seguida se le acercó y le dijo: Rabí Y lo besó.
46. Entonces ellos le echaron mano y lo apresaron; 47. Pero uno de los que estaban allí,
sacó su espada, e hirió a Malko, el siervo del Kohen Gadol (Kohen Gadol) y le cortó la
oreja.
48. Yahshua tomó la palabra y les dijo: ¿Como contra un asaltante han salido ustedes
con espadas y palos para apresarme?
49. Todos los yom (días) yo estaba delante de ustedes dando halajá/enseñanzas
en el Templo, y no me apresaron. Pero así sea, para que se cumplan las Kitbé
(escrituras).
50. Entonces todos los talmidím lo abandonaron y huyeron.
51. Pero cierto joven, que había cubierto su cuerpo desnudo con una sábana, lo siguió; y lo
apresaron.
52 Pero él les dejó la sábana, y huyó desnudo.
53. Llevaron a Yahshua ante el Kohen Gadol (Kohen Gadol); y se reunieron con él todos
los principales kohanim (kohens), los ancianos y los escribas.
54. Y Kefá lo siguió de lejos hasta dentro del patio del Kohen Gadol (Sumo Sacerdote), y
estaba sentado con los guardias, calentándose ante el fuego.
55. Dentro, los principales kohanim (sacerdotes) y todo el Sanhedrín buscaban algún
testimonio contra Yahshua, para entregarlo a la muerte; pero no lo hallaban.
56. Porque muchos daban falso testimonio contra Yahshua, pero sus testimonios no
concordaban:
57. Entonces se levantaron unos, y dieron falso testimonio contra él diciendo:
58. Nosotros lo oímos decir: yo derribaré este Templo que fue construido con manos, y en
tres yom (días) edificaré otro hecho sin manos
59. Pero ni aún así concordaba el testimonio de ellos.
60. Entonces el Kohen Gadol se levantó en medio y le preguntó a : ¿No respondes nada?
¿Qué es lo que testifican éstos contra ti?
61. Pero Yahshua se quedó callado y no respondió nada al Kohen Gadol. Otra vez le
preguntó: ¿Eres tú el Mashíaj, el Ben/Hijo del Barut?
62. le dijo: Lo soy, y además, verán al Ben Ha Adan (Hijo del Hombre) sentado a la
diestra del Poder y viniendo con las nubes deI shamaim (cielo).
63. Entonces el Kohen Gadol rasgó su vestidura y dijo: ¿Para qué necesitamos más testigos?

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1413

MARDOKHAY

MARCOS

64 Ustedes han oído la blasfemia. ¿Qué les parece? Y todos ellos lo condenaron como digno
de muerte.
65. Algunos comenzaron a escupirlo; otros le cubrían la cara y le daban de bofetadas,
diciendo: Profetiza También los guardias lo recibieron a bofetadas.
66. Estando Kefá abajo en el patio, vino una de las criadas del Kohen Gadol.
67. Cuando vio a Kefá calentándose, se fijó en él y le dijo: Tú también estabas con
YAHSHUA de Natséret.
68. Pero él lo negó diciendo: No lo conozco, ni sé lo que dices. Y salió afuera a la entrada, y
el Kohen (Tarnegol, el canto del gallo) proclamo por primera vez.
69. Cuando la criada lo volvió a ver, comenzó otra vez a decirles a los que estaban allí: Este
es uno de ellos.
70. Pero Kefá lo negó otra vez. Poco después, los que estaban allí le dijeron otra vez a Kefá:
Verdaderamente tú eres uno de ellos, porque eres galileo.
71. Pero él comenzó a maldecir y a jurar: No conozco a ese hombre de quien hablan ustedes
72. Y en seguida el Kohen proclamo por segunda vez y Kefá se acordó de la declaración que
le había hecho: Antes que proclame el Kohen del Templo dos veces, tú me negarás
tres veces. Y pensando en esto, rompió a llorar.
15. 1. Tan pronto amaneció, el yom antes de Pésaj, los principales kohanim (sacerdotes)
consultaron con los ancianos, con los escribas y con todo el Sanedrín, y después de atar a ,
lo llevaron y se lo entregaron a Pilatos.
2. Y él le preguntó: ¿Eres tú el rey de los yahuditas? Y él respondió: Tú lo dices.
3. Los kohanim lo acusaban de muchas cosas.
4. Pero Pilatos le preguntó de nuevo: ¿No respondes nada? Mira de cuántas cosas te acusan
estos.
5. Pero YAHSHUA aún así no respondió nada, de modo que Pilatos quedó asombrado.
6. Para la Moedim de Pésaj (nunca se hacía el mismo día de la Moedim), Pilatos cada
año, solía soltarles un preso, el que ellos pidieran.
7. Y había uno que se llamaba Bar-Aba, preso con los rebeldes que habían cometido
homicidio en la insurrección.
8. La multitud se levantó y comenzó a pedir que les hiciera como acostumbraba.
9. Entonces Pilatos les respondió: ¿Quieren que yo les suelte mañana al rey de los
yahuditas?
10. Porque sabía que por envidia lo habían entregado los principales kohanim.
11. Pero los principales incitaron a toda la multitud para que les pidieran que les soltara más
bien a Bar-Aba.
12. De nuevo intervino Pilatos y les dijo: ¿Qué quieren Entonces que haga con el que
ustedes llaman el rey de los yahuditas?
13. De nuevo gritaron: Al madero con él
14. Entonces Pilatos les dijo: ¿Pero, qué mal ha hecho este hombre? Pero ellos lanzaron
gritos aún más fuertes: Al madero con él
15. Entonces Pilatos, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó a Bar-Aba y entregó a
Yahshua, para que después de azotarlo, lo ejecutaran en el madero romano.
16. Entonces los soldados romanos lo llevaron dentro del atrio, que es el Pretorio, y
convocaron a toda la compañía militar.
17. Y lo vistieron de púrpura; y después de tejer una corona de espinas, se la pusieron.
18. Y comenzaron a burlarse: Viva, el rey de los yahuditas

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1414

MARDOKHAY

MARCOS

19. También le golpeaban en la cabeza con una vara, lo escupían y puestos de rodillas le
rendían homenaje burlándose.
20. Después que se mofaron de todas las formas de él, le quitaron el manto de púrpura y le
pusieron su propia ropa. Entonces lo sacaron para ejecutarlo en el madero.
21. Mientras iba a ese lugar, obligaron a un yehudi que venía del campo, a un tal Shimón el
Cireneo, abba/padre de Alejandro y de Rufo, a que cargara el madero de Yahshua.
22. Y lo llevaron al lugar llamado Gulgolta, que se traduce lugar de la Calavera.
23. Una vez llegó allí, le dieron vino mezclado con mirra (droga), pero él no lo tomó.
24. Y lo clavaron a una estaca de ejecución romana, y repartieron sus vestiduras, echando
suertes sobre ellas para ver qué se llevaría cada cual.
25. Era la hora tercera cuando lo clavaron al madero.
26. El título de su acusación estaba escrito: EL REY DE LOS YAHUDITAS.
27. Y con él clavaron en estacas igual a dos reos de muerte, uno a su derecha y otro a su
izquierda.
28. Así se cumplió la Kitbé/Escritura que dice: Con los malvados fue contado
29. Los que pasaban lo insultaban, meneando la cabeza y dic iendo en voz alta: Ah, tú que
decías que derribas el Templo y lo edificarías en tres yom (días).
30. Sálvate a ti mismo y baja del madero
31. De igual manera, mofándose de él entre ellos mismos, los principales kohanim junto con
los escribas decían: A otros salvó, pero a sí mismo no se puede salvar.
32. Que el Mashíaj, el Melej/Rey de Yisrael, baje ahora de la estaca para que veamos y
creamos en él también los que estaban clavados en maderos con él lo insultaban.
33. Cuando llegó la hora sexta, bajó una oscuridad sobre toda la eretz, hasta la hora
novena.
34. Y en la hora novena exclamó con voz fuerte: Eloí, Eloí ¿Lemá shabakhtáni?
(Arameo) (Que traducido quiere decir: Elohé mío, Elohé Mío, ¿por qué me has
desamparado?)
35. Al oírlo, algunos de los que estaban allí decían: Miren, está llamando a EliYah el nabí
(profeta).
36. Corrió un soldado romano y empapó una esponja en vinagre, y se la puso en una vara y
le dio a beber, diciendo: Dejen, veamos si viene EliYah a bajarlo.
37. Pero Yahshua, dando un fuerte grito, expiró.
38. Y el velo del Templo se rasgó en dos, de arriba abajo.
39. El centurión que estaba de pie delante de él, cuando vio que había muerto de esta
manera, dijo: Verdaderamente este hombre era Hijo de Elohé
40. También estaban allí algunas mujeres, mirando desde lejos. Entre ellas se encontraban
Miryam de Magdala, Miryam la madre de Yaaqov el Menor y de Yosef, y Shelomij.
41. Cuando estaba en el Galil, éstas lo seguían y le servían. También había muchas otras
que habían subido con él a Yahrushaláim.
42. Cuando ya atardecía, siendo aún el día de la Preparación de Pésaj, es decir, la víspera de
la Moedim.
43. Llegó Yosef de Ramatáyim, miembro ilustre del Concilio, quien también esperaba el
Maljut de Elohé, y entró osadamente donde Pilatos y le pidió el cuerpo de Yahshua.
44. Pilato se sorprendió de que ya hubiese muerto. Y llamando al centurión, le preguntó si
ya había muerto.
45. Y una vez informado por el centurión, le concedió el cuerpo a Yosef.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1415

MARDOKHAY

MARCOS

46. Éste había comprado una sábana y, antes de que comenzara Pésaj, lo bajaron del
madero, con la ayuda de otros, lo envolvieron en la sábana y lo pusieron en un sepulcro que
habían cavado en una peña. Luego hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro.
47. Miryam de Magdala y Miryam la madre de Yosef se quedaron mirando dónde lo ponían.
16 1. Y cuando pasó Pésaj (Yom 14) y Panes Inleudos (Yom 15), Miryam de Magdala,
Miryam la madre de Yaaqov, y Shelomit compraron especias aromáticas para ir a ungirlo
como era el mitzvot.
2. Y muy de mañana, después de pasar los dos Yomim de guardar Precepto (el Shabbat y
el Gran Shabbatom), fueron al sepulcro apenas salido el sol.
3. Y se decían una a otra: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro?
4. Pero cuando miraron, vieron que ya habían removido la piedra, a pesar de que era muy
grande.
5. Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, vestido de
una larga ropa blanca, y se asustaron.
6. Pero el joven les dijo: No se asusten. Ustedes buscan a Yahshua, el Nelzarat, al que
ejecutaron en un madero. Ha resucitado y ya no está aquí. Miren el lugar donde lo pusieron
y ya no está.
7. Pero vayan, díganle a sus talmidím (discípulos), y a Kefá, que él va delante de ustedes
al Galil. Allí lo verán, como les había dicho.
8. Ellas salieron huyendo del sepulcro, porque temblaban y estaban presas de espanto. Y no
le dijeron nada a nadie, porque tenían miedo.
DEL 9 AL 20 NO EXISTE EN LOS MANUSCRITOS MAS ANTIGUOS

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

1416


Documentos relacionados


Documento PDF maasher
Documento PDF yonah
Documento PDF thomas
Documento PDF kefa alef
Documento PDF yohanan
Documento PDF comentario navidad 2


Palabras claves relacionadas