Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



Los Planetas Bruno y Louise Huber .pdf



Nombre del archivo original: Los Planetas-Bruno y Louise Huber.pdf
Título: Los planetas
Autor: Huber, Bruno & Louise

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por PScript5.dll Version 5.2.2 / Acrobat Distiller 5.0 (Windows), y fue enviado en caja-pdf.es el 18/03/2017 a las 19:08, desde la dirección IP 95.19.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2358 veces.
Tamaño del archivo: 3.8 MB (447 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 1

Psicología astrológica

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 2

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 3

Bruno y Louise Huber

Los planetas
Órganos de función

Capacidades y herramientas
de la personalidad

ed

API Ediciones España, S.L.

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 4

Este libro forma parte de una serie sobre psicología astrológica

Título original: Planeten als Funktionsorgane
Editor original: API-Verlag, Adliswil/Zürich
Traducción: Joan Solé © con la colaboración de Andrés Schmidt,
Michèle Petermann y Ángela Wilfart
© 2002, API Verlag, Michael Huber, CH-8134, Adliswil
© 2004, API Ediciones España, S.L.
C/ Santa Bárbara 54, Bajos
08210 Barberá del Vallés
www.api-ediciones.com
ISBN 84-932790-6-4
Depósito legal: B.29236-2004
Maquetación: José Antonio Rodríguez
Impresión: Novagràfik, S.L. 08110 Montcada i Reixac

0. Intro.doc.qxd

03/06/2004

12:05

PÆgina 5

Índice
Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

15

1. El funcionamiento de los planetas
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Conexiones astronómicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas como órganos de función . . . . . . . . . . . . . . .
Importancia de los planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los cinco niveles del horóscopo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Proceso de interpretación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

19
19
21
22
23
23

Los símbolos de los planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Sol, la Luna, Saturno, Mercurio,Venus, Marte,
Júpiter, Urano, Neptuno, Plutón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

25
26

La tabla de planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Clasificación en 3 niveles y 3 columnas . . . . . . . . . . . . . .
Las tres columnas (vertical) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas femeninos y masculinos . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas neutros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas en las columnas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La columna izquierda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La columna central . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tabla: datos astronómicos de los planetas . . . . . . . . . . . . .
La columna derecha . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas en los tres niveles (horizontal) . . . . . . . . . . . .
El nivel inferior: los planetas criatura . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas de la líbido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas de la inteligencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El nivel central: los planetas de la personalidad . . . . . . . . .
El nivel superior: los planetas espirituales . . . . . . . . . . . . .
Resumen de los planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

30
30
30
31
32
32
32
32
32A
33
33
33
34
38
43
45
46

5

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 6

2. Los siete planetas clásicos
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los siete planetas clásicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los tres planetas de la personalidad . . . . . . . . . . . . .
El Sol: la autoconciencia autónoma . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna: el yo emocional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tabla de planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno: el yo corporal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los cuatro planetas de nivel criatura . . . . . . . . . . . . .
Mercurio: el mensajero alado de los dioses . . . . . . . . . . . .
Venus: lo femenino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Marte: lo masculino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Júpiter: el ojo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Relación de los planetas con: . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
A) Las tres cruces . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
B) Los cuatro temperamentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
C) Los siete rayos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

49
49
50
51
59
64A
65
73
73
81
91
99
107
107
111
113

3. Los tres planetas espirituales
Urano, Neptuno y Plutón: energías transpersonales .
El espíritu de la era: efecto colectivo e individual . . . . . . .
Imágenes-guía colectivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Expansión de conciencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Función esotérica de los planetas espirituales . . . . . . . . . .
Modelo de transformación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Psicología esotérica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Enfoque tridimensional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Urano: el innovador que quiere mejorar el mundo . . . . .
Neptuno: el buscador de amor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El ánfora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Plutón: el superhombre (el maestro) . . . . . . . . . . . . . . . . .
Transformación de la personalidad:
psicosíntesis personal y espiritual . . . . . . . . . . . . . . . .
Un yo fuerte y sano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Indicaciones para la interpretación . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Posiciones de los planetas de la personalidad por casa . . . .
Integración de la personalidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

6

117
117
118
119
120
120
122
122
124
127
128A
131
135
135
136
136
137

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 7

Psicosíntesis y amor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Globalidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tendencias de desarrollo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Transformación de los planetas del yo . . . . . . . . . . . . . . .
Simultaneidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El camino espiritual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno en los diferentes niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en los diferentes niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Sol en los diferentes niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los miedos del yo y su superación . . . . . . . . . . . . . . . . . .

138
139
140
141
142
142
143
146
148
152

Iniciación y transformación: astrología esotérica . . .

155

La iniciación en la antigüedad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La iniciación hoy . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Las crisis de iniciación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los niveles de iniciación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La transformación Saturno-Urano: primera iniciación . . . .
La transformación Luna-Neptuno: segunda iniciación . . . .
La transformación Sol-Plutón: tercera iniciación . . . . . . . .

155
155
156
157
158
161
166

4. Reglas para la interpretación de los planetas
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

173

La corona circular de los planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Energía del centro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Herramientas para la autorrealización . . . . . . . . . . . . . . . .
Disposición hereditaria y condicionamiento del entorno . .
La figura de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas de la personalidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Nodo Lunar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Interpretación de los planetas en los signos . . . . . . . . . . . .

173
173
174
175
176
176
177
177

Las regentes planetarios en sus signos zodiacales . . .

178

El Sol en Leo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en Cáncer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Marte en Aries y Escorpio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Venus en Tauro y Libra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Mercurio en Géminis y Virgo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Júpiter en Sagitario y Piscis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno en Capricornio y Acuario . . . . . . . . . . . . . . . . . .

179
179
179
179
180
180
180

7

0. Intro.doc.qxd

8

31/05/2004

11:43

PÆgina 8

Reglas de interpretación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

181

15 puntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Posiciones planetarias especiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La tabla de planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos en las columnas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Planetas inaspectados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dominador de tensiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ejemplo de aplicación de los 15 puntos (Einstein) . . . . . .
Posición por casa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Diferencia entre signo y casa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Criterios para determinar la fuerza de los planetas . . . . . .
Combinaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Horóscopo ejemplo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Correspondencia entre planetas y aspectos . . . . . . . . . . . .
Planetas en figuras de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

181
183
183
183
184
184
186
187
187
189
190
193
194
195

Los planetas y el color de los aspectos . . . . . . . . . . .

197

Aspectos de un solo color . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ausencia de un color . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El horóscopo de las casas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Conjunciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos tricolores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

197
198
199
199
200

Aspectos bicolores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

201

Aspectos azules y rojos, rojos y verdes,
azules y verdes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos del Sol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de la Luna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Mercurio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Venus . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Marte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Júpiter . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Urano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Neptuno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de Plutón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

201
201
202
203
204
205
207
208
209
210
212

Combinaciones planetarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

214

Palabras clave . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

214

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 9

Aspectos de los diferentes planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos espirituales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

214
217

Interpretación de los planetas en los tres niveles . . .

218

Los tres niveles: cuerpo, sentimientos,
pensamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Resumen de los planetas en los tres niveles . . . . . . . . . . . .

218
219

La serie ptolomeica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

223

El regente anual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los días de la semana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los cuadrantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

223
223
224A

5. Los planetas en las casas
El Sol, la Luna y Saturno en las zonas del horóscopo

227

La personalidad tripartita . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Sol en el espacio superior del horóscopo . . . . . . . . . . .
El Sol en el espacio inferior del horóscopo . . . . . . . . . . . .
El Sol en el lado del yo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Sol en el lado del tú . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en el lado del tú . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en el lado del yo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en el espacio superior del horóscopo . . . . . . . . .
La Luna en el espacio inferior del horóscopo . . . . . . . . . .
Saturno en el espacio inferior del horóscopo . . . . . . . . . .
Saturno en el lado del yo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno en el lado del tú . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno en el espacio superior del horóscopo . . . . . . . . . .

227
228
229
229
229
230
230
231
231
231
232
232
233

El Sol y Saturno en las doce casas . . . . . . . . . . . . . .

234

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los signos del zodíaco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Las tres zonas de las casas: cardinal, fija y mutable . . . . . . .
Casa 1: Sol y Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Casa 2: Sol y Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Casa 3: Sol y Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Casa 4: Sol y Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Casa 5: Sol y Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Casa 6: Sol y Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

234
234
235
237
244
249
255
260
266

9

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

Casa 7: Sol y Saturno
Casa 8: Sol y Saturno
El horóscopo de Bruno
Casa 9: Sol y Saturno
Casa 10: Sol y Saturno
Casa 11: Sol y Saturno
Casa 12: Sol y Saturno

PÆgina 10

..........................
..........................
Huber . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
..........................
..........................
..........................
..........................

272
281
288A
289
297
307
317

6. Los planetas en los signos en el ejemplo
de la Luna

10

El hombre en la Luna (o la Luna en el hombre) . . .

329

Anima y animus . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Imágenes guía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La nueva interpretación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El mundo emocional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La madre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cambio de paradigma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

329
330
332
333
333
334
334

La Luna como naturaleza emocional . . . . . . . . . . . .

336

Reflexión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dependencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Procesos de aprendizaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aquí y ahora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Experiencia del yo subjetivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Teorías y métodos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Transformaciones del yo lunar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna purificada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El niño interior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

336
337
337
338
338
339
340
341
341

La Luna en los signos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

343

Combinaciones y analogías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Las tres cruces . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Procesos de desarrollo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tabla de regentes planetarios (exotéricos y esotéricos) . . . .
La Luna en los signos cardinales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en los signos fijos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en los signos mutables . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

343
344
345
346
347
360
376

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 11

7. Posiciones planetarias especiales
Planetas en el Ascendente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

399

Improntas del nacimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Sol en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La Luna en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Saturno en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Mercurio en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Venus en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Marte en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Júpiter en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Urano en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Neptuno en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Plutón en el AC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

399
400
401
402
403
404
405
406
407
408
409

El modelo de familia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

410

El Sol: el padre, Saturno: la madre, la Luna: el hijo . . . . . .
Los padres como modelos arquetípicos . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos de los planetas de la familia . . . . . . . . . . . . . . . .
Fases del desarrollo del yo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tres horóscopos en un página . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

410
411
412
416
416A

Posiciones planetarias expuestas . . . . . . . . . . . . . . . . .

420

La psicodinámica del miedo en el horóscopo
(por Wolfhard König) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
¿Qué es el miedo? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Constelaciones planetarias y miedos . . . . . . . . . . . . . . . . .
Caso 1: posición normal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Caso 2: posición débil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Caso 3: posición fuerte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
1. Planetas inaspectados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
2. Posición de demanda fuerte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
3. Posición de atasco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Horóscopo ejemplo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

420
420
421
422
423
424
425
426
426
427

Lista alfabética de horóscopos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

431
433

11

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

Color de los aspectos
Trígono y sextil
Cuadratura y oposición
Semisextil y quincuncio
Conjunción
Colores de
Fuego =
Tierra =
Aire
=
Agua
=

11:43

=
=
=
=

PÆgina 12

azul
rojo
verde
naranja

G
F

H
m

E
n

D

los temperamentos
rojo
verde
amarillo
azul

Números entre paréntesis: Estos números hacen referencia a los libros
de la bibliografía de la página 433.

12

0. Intro.doc.qxd

31/05/2004

11:43

PÆgina 13

Símbolos de los planetas

Luna

d
f

Saturno

g

Sol

Mercurio
Venus

h
j

Nodo Lunar Ascendente

k
l
y
x
c
b

Marte
Júpiter
Urano
Neptuno
Plutón

Símbolos de los signos
Aries
Tauro
Géminis
Cáncer
Leo
Virgo

q
w
e
r
t
z

u
i
o
p
a
s

Libra
Escorpio
Sagitario
Capricornio
Acuario
Piscis

Abreviaturas
AC = Ascendente
IC = Immum Coeli
DC = Descendente
MC = Medium Coeli
PE = Punto de la edad
PET = Punto de la edad
del temperamento

CC = Cúspide de casa
PR = Punto de reposo
PI = Punto de inversión
HB = Horóscopo base o radix
HC = Horóscopo de las casas
HNL = Horóscopo del Nodo
Lunar

13

0. Intro.doc.qxd

03/06/2004

12:07

PÆgina 14

0. Intro.doc.qxd

03/06/2004

12:07

PÆgina 15

Prólogo
Querido lector:
Desde hace más de 30 años nos dedicamos, en nuestra escuela, a
la enseñanza de psicología astrológica. La psicología astrológica es
una tendencia dinámica dentro de la astrología que se basa en el
modelo conceptual holístico de la psicosíntesis de Roberto
Assagioli (Florencia, 1888-1974). Desde 1973 ofrecemos un programa de cursos de formación profesional de astrología. Más de
1500 alumnos han obtenido ya el diploma que los acredita como
asesores de psicología astrológica. Bruno Huber fue quien, con
su creatividad y un trabajo de investigación de muchos años,
llevó la psicosíntesis a la astrología. De este modo nació la psicología astrológica: una perspectiva nueva en la astrología, que es la
base de este libro sobre los planetas.
Desde que Bruno nos dejó, el 3 de noviembre de 1999, estoy llevando adelante el instituto con nuestro hijo Michael y un grupo
de profesores altamente cualificados, siguiendo la orientación
que él dio. La psicología astrológica, cuyos principios y técnicas
hemos descrito en nuestros libros, se ha convertido en un valioso instrumento de autoconocimiento para muchas personas y,
desde hace muchos años, se emplea exitosamente como herramienta de diagnóstico en la práctica del asesoramiento psicológico. Este libro es probablemente el último de la serie. De este
modo el modelo conceptual de la psicología astrológica (o
método Huber) queda recogido en una obra completa.
El presente libro trata del funcionamiento de los diez planetas:
una cuestión especialmente importante para la interpretación
de los horóscopos. Los planetas son esencialmente cualidades
arquetípicas básicas que están a disposición de la persona y le
permiten participar conscientemente en la vida. Los planetas,
que actúan a través de los cinco niveles, son el elemento principal en la estructura del horóscopo. Teniendo en cuenta los
aspectos que reciben los planetas y el signo y la casa en que se
encuentran podemos realizar afirmaciones psicológicas muy
acertadas sobre la persona y obtener indicaciones para emplearlos exitosamente en la vida.

15

0. Intro.doc.qxd

03/06/2004

12:08

PÆgina 16

En este libro hemos intentado definir con detalle el significado
de cada planeta desde la óptica de las necesidades básicas del ser
humano.Abordamos primero los siete planetas clásicos y después
los tres planetas espirituales. Estos últimos representan imágenesguía colectivas, desencadenan los procesos de transformación y
señalan el camino de iniciación a las personas que trabajan en su
desarrollo personal. Son cada vez más las personas que se acercan
a la astrología en busca de una orientación espiritual. Por eso, en
la descripción de los planetas hemos incluido también, como
meta de desarrollo, sus características una vez transformados.
Éste no es un libro de recetas en el que pueda encontrarse, por
ejemplo, el significado de una oposición Sol/Saturno. Es más
bien una obra de carácter didáctico que pretende que el lector
desarrolle su capacidad de combinación. Dejamos claro cómo
deben deducirse los significados de los planetas: explicamos en
primer lugar los principios y sólo después los efectos. Una vez
comprendidos estos principios, el lector puede aprender por sí
mismo a combinarlos.
El estudio de la astrología como instrumento de autoconocimiento y herramienta para avanzar en el desarrollo personal no
se basa en descubrimientos nuevos sino en la profundización en
las interconexiones cósmicas. La astrología es, en sí misma, una
psicología. Se ocupa de la psique del ser humano y los diez planetas son una representación espléndida de todas las funciones,
necesidades, impulsos y energías del ser humano que han sido
experimentadas, observadas e identificadas a través de los siglos.
Esperamos que el lector encuentre en este libro las herramientas necesarias para obtener una comprensión mejor de sus propias energías planetarias, cultivarlas y emplearlas exitosamente
en la vida.

Louise Huber

16

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 17

1. El funcionamiento
de los planetas
Introducción
Conexiones astronómicas.
Los planetas como órganos de función.
Importancia de los planetas.
Los cinco niveles del horóscopo.
Proceso de interpretación.
Los símbolos de los planetas
El Sol, la Luna, Saturno, Mercurio,Venus,
Marte, Júpiter, Urano, Neptuno, Plutón.
La tabla de planetas
Clasificación en 3 niveles y 3 columnas.
Las tres columnas (vertical).
Los planetas femeninos y masculinos.
Los planetas neutros.
Los planetas en las columnas.
La columna izquierda.
La columna central.
La columna derecha.
Los planetas en los tres niveles (horizontal).
El nivel inferior: los planetas criatura.
Los planetas de la líbido.
Los planetas de la inteligencia.
El nivel central: los planetas de la personalidad.
El nivel superior: los planetas espirituales.
Resumen de los planetas.

17

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 18

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 19

Introducción
Conexiones astronómicas
Para comprender el mundo de los planetas debemos, en primer
lugar, adquirir algunos conocimientos astronómicos básicos.
Todos sabemos que el Sol sale por el este y se pone por el oeste,
y que la Luna pasa por diferentes fases. Sabemos también que las
estaciones del año están determinadas por la trayectoria aparente del Sol alrededor de la Tierra. En verano se aleja del ecuador
hacia el norte y, de este modo, el punto de ascenso se desplaza
cada vez más hacia el noreste mientras que el punto de descenso lo hace hacia el noroeste. El 21 de junio, en el solsticio de
verano, alcanza su posición más al norte: es el día más largo del
año y también la noche más corta. Desde ahí se dirige nuevamente hacia el sur. Este ciclo del Sol se refleja en el alargamiento de los días a medida que nos acercamos al verano y en su
acortamiento cuando nos aproximamos al invierno.
Así como el Sol determina las estaciones y la división del día en
la Tierra, y el efecto de la Luna se pone de manifiesto en las
mareas, el resto de los planetas, cada uno a su manera, ejerce también una influencia en todo lo que se encuentra en la Tierra. No
se trata sólo de una influencia en lo físico sino también en lo psíquico y lo mental. Si queremos hacer una interpretación astrológica de los planetas, es recomendable que sepamos algo sobre
su movimiento.

El sistema solar

19

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 20

En el dibujo del sistema solar de la página anterior vemos las
diferentes órbitas de los planetas ordenadas según su distancia al
Sol. En el círculo interior están las órbitas de Mercurio,Venus y
Marte, a continuación viene el cinturón de Gurtel (señalado con
puntos) y después las órbitas de Júpiter, Saturno, Urano,
Neptuno y Plutón.
Los planetas giran alrededor del Sol en un orden determinado y
cada uno completa su órbita en un tiempo diferente que es
mayor cuanto mayor es la distancia al Sol. Por un lado están los
planetas lentos que necesitan años para completar su órbita
(Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón) y por otro los planetas rápidos que lo hacen en menos tiempo (Luna, Mercurio,
Venus y Marte). En relación con esto hay una antigua regla
astrológica que dice: «Cuanto más rápido se mueve un planeta,
menor es su influencia; cuanto más tiempo está en un punto
determinado, más intenso es su efecto». Esto es algo que debemos tener presente. La tabla adjunta contiene los valores aproximados de los períodos de traslación de cada planeta. Los datos
astronómicos exactos están en la tabla de color de la página 32A.
Períodos de traslación (redondeados)
Sol
Luna
Mercurio
Venus
Marte

365
28
88
225
687

días
días
días
días
días

Júpiter
Saturno
Urano
Neptuno
Plutón

12
30
84
165
247

años
años
años
años
años

Como los planetas se mueven continuamente, actúan sobre la
Tierra desde una posición siempre diferente. Las posiciones de
los planetas en el zodíaco en distintos momentos del tiempo
están recogidas en las efemérides (36). En ellas pueden encontrarse los datos exactos de las posiciones planetarias para una
fecha determinada. La posición de los planetas en el horóscopo
no depende sólo del momento del nacimiento sino también del
lugar en que se produce. No obstante, hoy, los cálculos y el dibujo de los horóscopos suelen realizarse con programas de software astrológico (4).

20

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 21

Los planetas como órganos de función
En el horóscopo, los planetas representan órganos de función del
ser humano. Con ellos actuamos y reaccionamos, percibimos el
entorno y producimos efectos en él. Los planetas son fuerzas disponibles en cada uno de nosotros, que están sincronizadas con
las energías cósmicas. No debemos imaginarnos que los planetas
del sistema solar nos proporcionan determinadas capacidades
especiales sino que en nuestro interior hay unas energías y fuerzas sincronizadas con los planetas del sistema solar capaces de
actuar. Es un acontecimiento de carácter micro y macrocósmico
que tiene que ver con la ley hermética: «Como es arriba, es
abajo; como es adentro es afuera».
Los planetas son, desde el punto de vista psicológico, nuestras
herramientas: los órganos con los que llevamos a cabo las múltiples tareas de la vida. Son energías psíquicas que están ancladas
en nuestro interior y tienen carácter arquetípico. Los planetas
contienen patrones de reacción que se han ido desarrollando,
modificando y estabilizando en el curso de la evolución de la
humanidad.Visto así, los planetas son cualidades o características
que nos hacen actuar de un modo determinado. Esto se pone de
manifiesto en las actitudes y comportamientos específicos y propios de cada planeta. Por eso, al interpretar las posiciones planetarias podemos deducir las formas de reacción correspondientes
a estos contenidos arquetípicos.
Los planetas son, por lo tanto, funciones básicas que se encuentran en todos los seres humanos. No pueden definirse totalmente con un concepto, puesto que aparecen siempre en combinaciones y conexiones diferentes. Ninguna de estas diez funciones
básicas del ser humano podría emplearse aisladamente como
capacidad si no formara una unidad de actuación con otros elementos del horóscopo.
Todas las personas tienen diez planetas a su disposición pero cada
una los tiene en posiciones distintas, es decir, en un signo y una
casa diferentes. Además, en cada persona, los planetas están unidos mediante aspectos distintos que pueden potenciar o disminuir su efectividad. Si alguien tiene un planeta en una posición
poco favorable, le resultará difícil desempeñar la función vital

21

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 22

correspondiente. Las posiciones de los planetas nos proporcionan
una información muy importante. Al realizar la interpretación
del horóscopo debemos partir de la base de que los planetas son
el conjunto de instrumentos de la personalidad.
MC

‘

11

Æ À
Ç

Â

” “

Ã…

12

Ã

ý

›

’

9

Ä

Å¡ â„¢

É

AC

6

È

— –

3

DC

˜

•

Ê

2

8

5

IC

Horóscopo ejemplo
10.5.1942, 11.30, Zurich/CH

Importancia de los planetas
Los planetas tienen una importancia especial en el horóscopo. La
posición destacada que ocupan en la representación gráfica del
horóscopo lo indica claramente. Están dispuestos en la corona
circular interior, lo cual indica que unen el interior con el exterior. Entre ellos distinguimos en primer lugar los planetas de la
personalidad, el Sol, la Luna y Saturno, que constituyen la estructura básica de la personalidad en los niveles mental, emocional y
corporal respectivamente. Por otra parte tenemos los planetas
espirituales Urano, Neptuno y Plutón, que representan el nivel
transpersonal de nuestra experiencia. El siguiente grupo lo forman Mercurio,Venus, Marte y Júpiter, que son planetas que sirven esencialmente para satisfacer las necesidades de nivel criatura. Por último, en la figura de aspectos dibujamos también el
Nodo Lunar Ascendente o Nodo Norte, que simboliza el primer paso para avanzar en el desarrollo de la personalidad (18).

22

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 23

Los cinco niveles del horóscopo
La figura de la página siguiente ilustra los diferentes niveles del
horóscopo. El tercer nivel es el de los planetas que, como vemos,
ocupa la posición central. Por encima del mismo está el nivel de
la figura de aspectos que simboliza la estructura de la conciencia
de la persona. En el nivel superior encontramos el centro como
fuente de energía. Por debajo del anillo de los planetas está situado el nivel de los signos zodiacales, que transmiten una cualidad
determinada a los planetas. El nivel más bajo es el de las casas,
que indican cómo actúan los planetas en el entorno.
En las zonas del sistema de casas donde tenemos planetas reaccionamos de manera consciente al entorno. En cambio, en las
que no tenemos planetas, no tenemos herramientas para actuar
de manera eficiente. No obstante, esto no significa que en estas
áreas no podamos hacer nada: pomos vivir la casa a través de la
cualidad del signo.

Proceso de interpretación
Dado que los planetas actúan a través de todos los niveles del
horóscopo, para su interpretación debemos tener en cuenta el
efecto conjunto de los distintos niveles. Los pasos para la interpretación del efecto de un planeta son los siguientes: comprobamos primero cómo está conectado con la figura de aspectos y
con qué otros planetas está unido. Es especialmente importante
constatar en qué figuras de aspectos individuales participa (21).
Nos concentramos después en el signo en el que se encuentra,
que nos da información sobre la cualidad que lo caracteriza.
Finalmente tene mos en cuenta la casa, que nos indica la forma
en que el planeta se relaciona con el entorno (16). El arte de la
interpretación consiste precisamente en saber combinar bien el
efecto conjunto de los diferentes niveles.
A lo largo del libro explicaremos de manera sistemática los diferentes elementos. Pero lo primero que debemos hacer es estudiar a fondo las cualidades y las múltiples manifestaciones posibles de los planetas de forma individual. Empezaremos con la
explicación de los símbolos de los planetas.

23

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

Los cinco niveles del horóscopo

24

12:44

PÆgina 24

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 25

Los símbolos de los planetas
Los símbolos desempeñan un papel esencial en la astrología. Sin
ellos no sería posible interpretar los horóscopos. Son muy significativos porque nos proporcionan una representación gráfica de
la cualidad de algo. Mediante los símbolos pueden expresarse
muchas cosas en forma de parábolas que producen una impresión en la mente y aumentan la comprensión. A través de ellos
podemos interpretar el significado y el efecto de los planetas de
una forma bastante amplia. Los símbolos expresan lo esencial,
aquello que sólo puede entenderse de forma visual: despiertan la
intuición y su interpretación es inagotable. Para saber a qué nos
referimos cuando hablamos del Sol o de Saturno, hay que conocer el lenguaje simbólico astrológico. Quien conoce este lenguaje comprende las fuerzas y las energías representadas por los símbolos y sabe interpretar las relaciones entre las mismas. El lenguaje simbólico es universal y la mayoría de personas lo comprenden. Su significado no ha variado durante milenios y ha sido
empleado en multitud de disciplinas: mística, religión, magia,
runas, tarot, astrología...
A continuación describiremos brevemente los símbolos básicos
con los que se forman los símbolos planetarios.
Los cinco símbolos básicos
Cruz

Círculo

Punto

Semicírculo Línea/flecha

Forma

Espacio

Yo

Sensibilidad

Estructura

Contenido

Determinación Recepción

Manifestación Recopilación Concentración Percepción

Dirección
Movimiento
Actividad

La cruz es el símbolo de la materia. El círculo simboliza un espacio delimitado y, con un punto en medio, representa el yo. El
semicírculo o la media luna es el principio receptivo y se relaciona con la sensibilidad. La línea o la flecha representan un
movimiento dirigido hacia una meta.

25

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

El Sol

31/05/2004

12:44

PÆgina 26

d

El símbolo del Sol es un círculo con un punto en medio. Es una
figura cerrada, en estado de reposo y concentrada en el centro.
El círculo se ha utilizado desde siempre como símbolo de la unidad, del ser humano completo. El punto del centro simboliza el
yo, la individualidad, la autoconciencia y el principio creativo. El
Sol es la estrella central del sistema solar y simboliza la fuente de
toda vida. Simboliza la voluntad de vivir, la vitalidad y la energía
mental del ser humano. Representa la aspiración del individuo a
la autonomía (independencia) y al conocimiento, así como al
reconocimiento personal y al prestigio.

La Luna

f

La Luna se representa con un semicírculo que simboliza la sensibilidad, la receptividad y la impresionabilidad. En el ser humano, la Luna es el yo-contacto y simboliza la naturaleza emocional, la constitución psíquica y el principio mutable y cambiante.
A diferencia del Sol, radiante y creativo, la Luna sólo es un receptor y un acumulador.Tiene que ver con nuestros cambios emocionales y simboliza nuestras reacciones subjetivas así como
nuestra necesidad de amor, pertenencia y comprensión. La Luna
es también el símbolo del estado anímico y sus cambios. Esta
variabilidad corresponde al conocido ritmo de la Luna en la
naturaleza, que también se pone de manifiesto en los ciclos de
flujo y reflujo de las mareas.

Saturno

g

El símbolo de Saturno está formado por una cruz sobre un doble
semicírculo. Como sabemos, la cruz es el símbolo de la materia, la
estructura y la forma. La cruz arriba significa que se considera que
la materia reina sobre todas las cosas y, por lo tanto, también sobre
la parte sensible de la mitad inferior del símbolo. Saturno tiene un
lado duro pero también un lado suave que suele olvidarse. Por una
parte representa el principio de la forma pero, por otra, la sensibilidad. Para el espíritu y el alma, la forma es siempre una limitación,
una restricción y una inhibición. Pero si el alma (el elemento sensible) no tuviera el apoyo de la forma, iría a la deriva en el torbellino de los acontecimientos. Saturno es el protector y, al mismo

26

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 27

tiempo, el legislador. Cuando alma y forma trabajan de forma
conjunta se alcanza el grado óptimo en estabilidad y seguridad, y
ésta es precisamente la aspiración constante de Saturno.

Mercurio

h

El símbolo de Mercurio tiene un semicírculo arriba, un círculo
en medio y una cruz abajo. Está abierto hacia arriba, deja que
todo lo que le llega penetre a través de él y lo devuelve nuevamente a la materia. Mercurio es el principio mediador, el
Mensajero alado de los Dioses que transportaba los mensajes intercambiados entre éstos y los humanos. Su símbolo lo muestra claramente.Arriba está el semicírculo, el principio sensible y receptivo. El círculo es la personalidad pero sin punto en medio, es
decir, un yo neutral y permeable. Por último, abajo está la cruz
(el símbolo de la materia) que representa la transmisión de lo
recibido en forma de interpretaciones concretas.

Venus

j

El símbolo de Venus está formado por un círculo sobre una cruz.
A través del círculo, la materia (la cruz) se refina, se completa y
se hace soportable.Venus aspira a la perfección, la armonía y la
belleza, e intenta conseguirlo cultivando y refinando todas las
cosas. El círculo superior indica la perfección, por eso Venus se
esfuerza constantemente por alcanzar y mantener el nivel de
armonía y belleza más elevado posible. Intenta completar lo que
falta en todas las cosas para conseguir un todo completo y armónico, para que se produzca la síntesis. Por eso evita las luchas y
los conflictos, e intenta reconciliar y unir los opuestos. La cruz
terrestre está abajo, lo cual indica que depende de lo terreno: disfruta de la vida y saborea lo que tiene a su disposición.Venus es
también el símbolo de la sexualidad femenina. Con su refinada
selectividad, sólo escoge lo que le va bien y sintoniza con su
esencia, rechazando lo demás.

Marte

k

El símbolo de Marte es un círculo con una flecha dirigida hacia
la derecha y arriba. La flecha indica que se empuja algo hacia
fuera. Como sabemos, Marte es también el principio masculino

27

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 28

y simboliza la fuerza motriz e impulsora, sin la cual no habría
trabajo ni movimiento. Marte nos proporciona valor, coraje y
disponibilidad para la acción: características que son necesarias
para alcanzar todo tipo de metas. Marte es energía dinámica y
elimina todas las resistencias e influencias inhibitorias que
encuentra en su camino. Es el planeta responsable de las exigencias, los deseos, los impulsos, la actividad, las pasiones y la energía que empleamos para salir adelante en la vida. Marte aporta
dinamismo al horóscopo y simboliza también la juventud, caracterizada por actuar de modo impulsivo e irreflexivo. La mayoría
de las veces, Marte emplea su energía para la satisfacción de
deseos y la obtención de metas personales, pero también puede
activarse por ideales o emergencias, cuestiones que lo impulsan
a trabajar para resolver situaciones límite o injustas.

Júpiter

l

El símbolo de Júpiter está formado por un semicírculo orientado hacia la izquierda unido con la cruz de la materia. El semicírculo es similar a un espejo parabólico dirigido hacia dentro
que percibe todas las señales. Júpiter representa la percepción
sensorial que nos une al entorno. Simboliza la capacidad de ver,
la percepción, la observación. Pero, al mismo tiempo, los sentidos
están también orientados hacia la forma y la materia (la cruz).
Mediante la percepción sensorial y el manejo consciente de los
órganos sensoriales podemos comprender y utilizar la materia.A
través de la expansión y del desarrollo orientado hacia una meta,
Júpiter nos conduce al dominio completo de la forma. De ahí
que, desde la Antigüedad, se lo conozca (justificadamente) como
el planeta de la fortuna. Quien tiene los sentidos despiertos no sólo
controla la materia y la forma sino que, además, está en el lugar
adecuado en el momento oportuno y reacciona bien ante las
oportunidades de expansión, progreso y éxito.

Urano

y

El símbolo de Urano está formado por un círculo con un punto
en el centro y una flecha dirigida hacia arriba. Es una combinación de los símbolos del Sol y de Marte. Pero la flecha está dirigida hacia arriba. En el caso de Urano, el punto central es el

28

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 29

punto de partida del camino de expansión, cuya dirección está
determinada por la flecha. Representa una individualidad conscientemente creativa que sabe hacia dónde debe apuntar para
cambiar el mundo. Simboliza la acción individual, el principio
del cambio radical, la transformación y el despertar. Urano
representa la voluntad de conocer, dirigida hacia una meta. Esto
puede verse, por ejemplo, en la investigación técnica y científica. Señala siempre lo venidero y lo revolucionario. Los investigadores, los científicos y los astrólogos suelen tener un Urano fuerte en el horóscopo.

Neptuno

x

El símbolo de Neptuno muestra un gran semicírculo que, a
modo de receptor de resonancia, sobresale del ámbito terrestre.
El brazo vertical de la cruz terrestre se alarga para captar vibraciones superiores y estar receptivo a sustancias sutiles de otras
dimensiones. Neptuno es el planeta del amor universal, los
videntes, los místicos y permite la identificación con el amor
divino en sentido espiritual. Simboliza las inspiraciones, el idealismo, el altruismo, el sacrificio personal y la voluntad de ayudar
a los demás. Como principio disolvente de fronteras y límites,
puede conducir al reino de los sueños, las manías, las adicciones
y los estados alterados de conciencia que pueden producir confusiones y percepciones ilusorias en la vida real.

Plutón

c

El símbolo de Plutón está formado por dos semicírculos que
penetran en el centro de la cruz. Plutón simboliza la voluntad de
transformación y el impulso primordial de la evolución. Dotado
de la energía de la voluntad superior, Plutón mantiene la evolución en marcha y, para ello, provoca tanto la destrucción como
la transformación de la materia. Es el principio de transformación de la forma que dirige las grandes metamorfosis de nuestros días, tanto en el plano individual como en toda la humanidad. Plutón intensifica todos los elementos del horóscopo con
los que está en contacto (casas, planetas, aspectos).

29

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 30

La tabla de planetas
En la página 64A puede verse la tabla de planetas. Esta tabla es la
base de todo lo relacionado con los planetas. Bruno Huber trabajó en ella durante muchos años hasta dejarla en este formato
final. Hoy podemos decir que todo lo que debemos saber sobre
el efecto de los planetas está contenido en esta tabla. De todos
modos, no debemos olvidar que, desde la antigüedad, el Sol y la
Luna siempre fueron considerados distintos del resto de los planetas. Son los únicos que todo el mundo reconoce a simple vista.
El Sol domina durante el día y hace que éste sea luminoso. La
Luna se ve (normalmente) de noche. Son los dos cuerpos celestes más destacados del cielo: las luminarias del día y la noche. El
resto de planetas, cuando se ven en el cielo, aparecen como
pequeños puntos luminosos. Sus particularidades sólo pueden
verse con prismáticos: por ejemplo, análogamente a lo que ocurre en la Luna, en Venus también pueden reconocerse fases. En
cambio, la variación del tamaño de la Luna se ve a simple vista:
decrece hasta desaparecer y después crece hasta la luna llena.

Clasificación en tres niveles y tres columnas
En la tabla antes mencionada, los planetas están ordenados en tres
filas y tres columnas. La descripción de los distintos niveles aparece en el margen izquierdo. En la fila inferior encontramos las
funciones de conservación de la vida en el nivel de criatura, en
el espacio inconsciente. En la fila central están los planetas de la
personalidad, en el espacio de conciencia diurna, con los distintos roles del yo. La fila superior es el nivel espiritual, con los tres
planetas espirituales en el espacio supraconsciente.

Las tres columnas (vertical)
Las tres columnas verticales están dispuestas en un orden que
obedece a una clasificación en función del género. Los planetas
de una misma columna tienen cualidades análogas y una motivación concordante.Venus, Saturno y Urano (columna izquierda) son femeninos, Mercurio, Júpiter, la Luna y Neptuno
(columna central) neutros y Marte, el Sol y Plutón (columna
derecha) masculinos.

30

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 31

Los planetas femeninos y masculinos
Entendemos por femenino un comportamiento pasivo y receptivo como el que encontramos en los planetas Venus, Saturno y
Urano. En el caso de Urano, el comportamiento femenino no es
fácil de ver porque con su dinamismo derriba lo existente buscando nuevas posibilidades de desarrollo. Su motivación es, sin
embargo, femenina puesto que aspira a una seguridad mayor que
la existente, tal vez utópica. Además, los tres planetas espirituales
tienen en realidad una parte masculina y otra femenina. La clasificación de Urano en esta columna debe entenderse exclusivamente desde el punto de vista del principio de querer mejorar
el mundo. En general, los planetas femeninos dejan que las cosas
vengan a su encuentro y seleccionan lo que les conviene más. Lo
femenino es adaptable, flexible, evita los inconvenientes y elude
los conflictos. Éstas son sólo algunas de las características de lo
femenino.
Lo masculino es todo lo contrario. La energía masculina está
dirigida hacia fuera, hacia metas y objetivos, como ocurre con
Marte, el Sol y Plutón. Los planetas masculinos crean y modifican lo existente y, a veces, también lo destruyen. Lo masculino
quiere siempre crear algo nuevo, aparta los obstáculos que halla
en su camino y está siempre dispuesto a luchar.
En otras palabras: la fuerza masculina se dirige hacia el entorno
para producir efectos en él mientras que la femenina reacciona a
las acciones del exterior. El movimiento desde dentro hacia fuera
es masculino y el movimiento desde fuera hacia dentro, femenino. La parte izquierda del cuerpo es femenina y la derecha masculina. Los hombres y las mujeres conocen tanto el comportamiento masculino como el femenino pero suelen estar más
familiarizados con uno de ellos.
Al considerar los planetas desde el punto de vista astrológico, no
identificamos el par masculino y femenino exclusivamente con la
sexualidad biológica; sin embargo esta diferenciación es de gran
ayuda en la interpretación de los planetas, puesto que refleja el
principio básico de la polaridad. También hay signos zodiacales
masculinos y femeninos: Aries es un signo masculino, Tauro es
femenino, Géminis es de nuevo masculino, y así sucesivamente.

31

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 32

Los planetas neutros
Los planetas Mercurio, Júpiter, la Luna y Neptuno no son masculinos ni femeninos: son neutros y funcionan según unos criterios completamente distintos. En los planetas neutros, lo esencial
es la comprensión de las interconexiones. Son sensibles, abiertos
al contacto, sensitivos, tienen capacidad de percepción, son
observadores y están dotados de fantasía. Su ámbito de actuación
es el campo de relaciones que une todo lo existente.

Los planetas en las columnas (vertical)
La columna izquierda

j g y

Como dijimos antes, la columna izquierda simboliza la parte
femenina. Abajo, en el espacio inconsciente, encontramos a
Venus; encima, en el espacio consciente, a Saturno y arriba, en el
espacio supraconsciente, a Urano. Desde la perspectiva de los
principios, estos planetas tienen cualidades femeninas. En el nivel
de criatura encontramos a Venus que corresponde a lo femenino
primordial. En el nivel de la personalidad está Saturno, el yo corporal, que con su capacidad de delimitación protege y conserva
lo existente, una función típicamente femenina. En el nivel espiritual de las ideas tenemos a Urano, que es la imagen-guía
(imago) de madre, un poder basado en el orden que garantiza la
seguridad y la mejora de las condiciones de vida mediante la
innovación.

La columna central

h l f x

En la columna central vemos a Mercurio y Júpiter; encima está la
Luna y en el nivel superior, Neptuno. Son planetas neutros y sensitivos. Son planetas semejantes por naturaleza, ya que todos están
relacionados con el principio del amor y la comunicación. Son
planetas sensibles que reaccionan de manera espontánea a las relaciones y las cuestiones que tienen que ver con los demás. Todos
estos planetas tienen un elemento común en su símbolo: el semicírculo. Este elemento aparece en la Luna, en Mercurio (hacia
arriba), en Júpiter (hacia la izquierda) y en Neptuno (también

32

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 33

hacia arriba). Es el símbolo de la sensibilidad y la receptividad, una
característica destacada de estos cuatro planetas.
El semicírculo orientado hacia la izquierda significa que se va al
fundamento de las cosas, mientras que si lo está hacia la derecha
indica apertura al contacto. Si está abierto hacia arriba, como en
el caso de Neptuno, indica una orientación hacia inspiraciones
superiores y una alta sensibilidad. Mercurio era el mensajero que
recibía los mensajes de los dioses y los transmitía a la humanidad, cuyo símbolo es la cruz.

La columna derecha

k d c

Esta columna simboliza la parte masculina del ser humano: cuestiones relacionadas con la actividad, la fuerza de voluntad y la
capacidad de imponerse. En el caso de Marte, el aspecto masculino simboliza, además de la líbido, la energía motriz, la combatividad y la capacidad de trabajo. En el caso del Sol se trata de la
energía de voluntad autogenerada que persigue sus metas sin
preocuparse por la opinión de los demás. En el caso de Plutón
encontramos la imagen-guía de padre, cuya voluntad es muy
poderosa y capaz de cambiar el mundo de acuerdo con su imagen primordial, de forma permanente e irrevocable.

Los planetas en los tres niveles (horizontal)
El nivel inferior: planetas criatura

j l h k

Los planetas Venus, Júpiter, Mercurio y Marte se encuentran
en el nivel más bajo. Estos planetas están relacionados en gran
medida con las funciones de nivel criatura. Realizan tareas y funciones impulsivas e instintivas, y representan automatismos que
sirven para la conservación de la vida. Esto significa que funcionan aunque la persona no sea consciente de ello. Estos planetas
también se encuentran en el reino animal: son los encargados de
la conservación de la vida y de la especie.
Estos planetas no son fuerzas constructoras de la personalidad en
el sentido de que contengan un yo o de que al referirnos a ellas
lo hagamos también directamente al yo. Son capacidades o

33

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 34

herramientas que están a disposición del yo, que las emplea
como medios de expresión (pero no son el yo). Las fuerzas del
yo están contenidas en los planetas principales Sol, Luna y
Saturno. En cambio Marte, por ejemplo, sólo es la fuerza motriz
o la líbido masculina que es manejada por el yo.Y como fuerza
motriz, energía combativa, coraje y fuerza de procreación, debe
ser accionado y dirigido.Veámoslo en el ejemplo del automóvil.
El automóvil tiene un motor que es comparable a Marte. Si
ponemos el motor en marcha, éste continuará en funcionamiento hasta que se acabe la gasolina. El automóvil no se moverá, el
motor continuará en marcha, gastando gasolina y emitiendo
gases, pero no realizará ningún trabajo. Si ponemos una velocidad y lo dejamos, el automóvil se pondrá en movimiento y no
parará hasta chocar contra algo. En otras palabras: para conseguir
algo o para hacer algo con sentido con Marte, debe haber
alguien que lo dirija y lo controle. Esto es lo que hacen los planetas del yo que se encuentran en el nivel central. Esto no ocurre sólo con Marte sino también con el resto de planetas de su
grupo. Deben ser empleados y dirigidos adecuadamente. El control y la dirección sólo pueden provenir de un yo que establezca la meta y tome el mando.

Los planetas de la líbido
Venus y Marte j k
En el primer nivel, en la columna femenina encontramos a Venus
(izquierda) y en la columna masculina a Marte (derecha). Estos dos
planetas son respectivamente los prototipos de lo femenino y lo
masculino. Tienen claramente una componente sexual.
Efectivamente, puede afirmarse que Venus es la líbido femenina y
que Marte es la líbido masculina, pero no sólo eso.Todas las personas, sean hombres o mujeres, tienen a Venus y Marte en el horóscopo, lo que significa que todos tenemos una parte masculina y
otra femenina. La ciencia ha demostrado que el cuerpo humano no
sólo produce las hormonas específicas del género al que pertenece
sino también las del sexo contrario, esto es, estrógeno en el hombre y testosterona en la mujer (aunque la cantidad de la hormona
específica producida es mayor que la de la no específica).
34

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 35

Ambos planetas tienen también otras funciones. Son los responsables del mantenimiento de las existencias de energía y sustancia del cuerpo, la psique e incluso la mente.Venus tiene que ver
con el mantenimiento de la sustancia y Marte con el de la energía. La forma en que estos procesos funcionan en el ser humano
no es fácil de describir. Por eso, en primer lugar, queremos mostrar un ejemplo en el reino animal.

Las funciones de Venus y Marte
en el reino animal
Un león se revuelca perezosamente a la
sombra de un árbol. Hace algunas horas
que ha comido y se siente bien. No tiene
ganas de merodear en busca de alimento.
En este momento se encuentra en un
estado venusino. Está pasivo, recibe el
calor y la luz, y en realidad no hace casi
nada puesto que no tiene ninguna necesidad. Unos instantes después, su estómago empieza a emitir ruidos: el estado
venusino se acaba.Venus anuncia que las
existencias se están acabando. La sensación de hambre indica que
debe procurarse alimento y el león empieza a moverse. Es el
momento de levantarse y empezar a buscar alimento. Mientras se
pone en pie, en su cuerpo se libera adrenalina, la conocida hormona masculina. Esto hace que, en los tejidos musculares, se produzca una conversión de azúcar en energía para realizar un trabajo. La segunda segregación de adrenalina se produce cuando
huele algo prometedor. El león sigue lo que le indica su nariz, un
órgano específicamente masculino (un buen astrólogo puede
hacer afirmaciones sobre el Marte de una persona, a partir de la
observación de su nariz). El órgano olfativo y el sentido del olfato están representados por Marte. Para encontrar alimento, el león
debe percibir un olor. Los animales lo saben muy bien porque su
sentido del olfato no está tan atrofiado como en el ser humano.
Tras percibir el olor, se produce la tercera secreción de adrenalina y el león se pone en marcha e intenta cazar un animal. Esto
supone un importante gasto energético. Tras la caza, el león ya
tiene su alimento y se sienta ante su captura. En este momento,
35

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 36

Marte ha terminado la mayor parte de su actividad: ahora sólo
necesita un poco más de energía para desgarrar a su presa y masticar la comida. Después de comer, el león vuelve a descansar.
Regresa a un placentero estado venusino, se siente satisfecho y el
cuerpo puede hacer la digestión.

Venus: el sentido del gusto
El sentido del gusto, que corresponde a Venus, es la capacidad de
seleccionar lo más adecuado y conveniente de la oferta existente. Es el mismo sentido que participa en la elección de muebles,
ropa, objetos de arte... En arte, este sentido se denomina capacidad de diferenciación estética.Venus es también el órgano que
selecciona los alimentos de modo que no perjudiquen al cuerpo.Venus degusta (prueba) la calidad de la comida. Cuando cocinamos, al final también probamos la comida para ver como ha
quedado. Degustar es verificar si todo está como debe estar. Una
vez que la comida llega al estómago, se inicia un proceso químico de asimilación. En el estómago y los intestinos, la comida se
descompone y se transforma en sustancias que se almacenan en
los tejidos o se eliminan. Se guardan existencias de distintas sustancias (sobre todo de azúcar, a modo de fuente de energía para
el movimiento que el cuerpo utilizará cuando la necesite). Otras
sustancias son eliminadas. Para llevar a cabo el proceso de regeneración, el cuerpo consume una parte de la energía obtenida
mediante los alimentos. Como sabemos, si tomamos alimentos
con alto nivel energético como caldo de carne o bebidas isotónicas, recuperamos la energía muy rápido. Para esto mismo
tomamos también, a veces, glucosa. Son sustancias rápidamente
aprovechables.
Antagonismo
El mantenimiento biológico de la energía y las sustancias se lleva
a cabo a través de un intercambio permanente entre Marte y
Venus. Una función conduce a la otra tras un cierto lapso de
tiempo: un auténtico antagonismo. Son dos fuerzas que funcionan en sentidos contrarios pero que conjuntamente producen
algo que individualmente no podrían conseguir. Éste es el verdadero sentido de las fuerzas polares. Un polo emplea energía y
el otro repone las existencias que, con el tiempo, se emplearán
36

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 37

generando la necesidad de nuevas provisiones... Es una función
cíclica de mantenimiento de la vida que está siempre activa. Estas
dos energías son mutuamente dependientes. Muchas relaciones
de pareja funcionarían mejor si aplicaran este mismo criterio.
Quien comprende que estas dos fuerzas forman una polaridad
acepta más fácilmente el hecho de que, en realidad, dependemos
el uno del otro.

Funciones masculinas y femeninas
Como dijimos antes,Venus y Marte también representan la sexualidad. Una
mujer siempre se identifica más con su
Venus que con su Marte. En el hombre
ocurre lo mismo pero al revés. No obstante, como todas las personas tienen
ambos planetas, la mujer también realiza
funciones masculinas y el hombre femeninas. En realidad, todos los acontecimientos que son procesos que necesitan
energía son funciones masculinas mientras que las funciones placenteras y de disfrute son femeninas.
Cuando una mujer cocina emplea energía: hace algo. En las tareas de ama de casa se emplea una gran cantidad de energía masculina. Por otra parte, cuando un hombre disfruta de algo bonito, del arte, el mobiliario o la ropa de vestir, entra en funcionamiento su parte femenina. Los procesos de elección son una función femenina de Venus: se separa lo bonito de lo feo. En este
caso empleamos la palabra bonito en un sentido más amplio que
el se utiliza en el ámbito de la moda.
Si bien el hombre se identifica con la posición de Marte de su
horóscopo, también experimenta lo femenino, por ejemplo, al
acercarse a mujeres que encajan con los criterios de su Venus. En
un horóscopo masculino,Venus es una especie de guía hacia el
ser femenino, es decir, es como un órgano de búsqueda. Con su
Venus, el hombre sabe el tipo de mujeres que le interesan. Pero
normalmente esto sucede por debajo de su umbral de conciencia. Cuando la mujer adecuada pasa por su lado, su Venus reacciona dando una señal. Lo que el hombre haga con esa señal es

37

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 38

otra cuestión. En el caso de una mujer, cuando el hombre adecuado pasa por su lado, su Marte también le da una señal. El planeta del sexo opuesto es una especie de instrumento de detección en lo referente a lo sexual. En el horóscopo de una mujer,
la posición de Marte indica claramente el tipo de hombre que
busca. Esto es una proyección de la masculinidad que la mujer
lleva consigo y que no puede emplear suficientemente bien. Por
eso se busca un hombre que tenga esas cualidades.
En la tabla de planetas, Marte y Venus están muy alejados, lo cual
indica una clara polaridad. Pero, como consecuencia de esta gran
distancia, existe también una fuerte atracción. Al interpretar
horóscopos de relaciones de pareja, la distancia entre Venus y
Marte indica la intensidad de la atracción. Para más información
sobre este tema, véase El amor y el contacto en el horóscopo (14).

Los planetas de la inteligencia
l h
Júpiter y Mercurio
En la tabla, los planetas Júpiter y Mercurio están juntos. La distancia que los separa es muy pequeña, lo que significa que entre
ellos no hay una gran diferencia. Estos dos planetas son más parecidos de lo que generalmente se cree, aunque entre ellos existe
también una cierta polaridad. No obstante, esta polaridad no se
manifiesta en forma de funciones fundamentalmente distintas
como en el caso de Venus y Marte, sino como una cierta oposición entre las capacidades de percepción y de aprendizaje.
Nuestra capacidad de aprendizaje está basada fundamentalmente
en Júpiter y Mercurio. Evidentemente, también se requiere la
ayuda de otros planetas, pero éstos son los dos órganos esenciales que nos permiten aprender. Con estos planetas podemos
reconocer, percibir y diferenciar. Aprendemos a evitar lo desagradable o erróneo, de manera que las experiencias negativas no
se repitan. Nuestra capacidad de aprendizaje se ha desarrollado
mucho y con relativamente pocas experiencias somos capaces de
reconocer lo fundamental, sacar conclusiones y tomar las decisiones correctas.
Júpiter es un aparato sensorial que llevamos con nosotros para
percibir y aprender.Tenemos cinco sentidos con los que podemos

38

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 39

observar el mundo y sacar conclusiones de nuestras percepciones.
Después de las percepciones interviene el pensamiento, interpretando lo percibido. El pensamiento necesita nutrirse de información que obtenemos a través de Mercurio.

Júpiter
l
Júpiter es el jefe de la percepción sensorial. Mediante la función
de Júpiter aprendemos sin ayuda de nadie, simplemente saliendo
al encuentro de la vida, observando y recogiendo experiencias.
Ésta es la forma en que, ya de pequeños, aprendemos a distinguir
lo frío de lo caliente, lo delgado de lo grueso, la madera del
metal... Los niños cogen las cosas, se las llevan a la boca... esto es,
exploran con los sentidos.A partir de esta percepción, desarrollamos la capacidad de valorar correctamente las sustancias, las realidades, las situaciones y también las personas. Un buen Júpiter
indica una buena capacidad de juicio. Si observamos bien y reflexionamos cuidadosamente logramos hacer valoraciones acertadas. Entonces, por ejemplo, diferenciamos bien la madera del
metal y sabemos que en unos casos es mejor emplear madera y
en otros metal. El metal no arde al contacto con el fuego, cuando alcanza una temperatura alta se pone al rojo pero, a diferencia
de la madera, no contribuye a los incendios. Esto son experiencias reales que nos ayudan a valorar bien las cosas, no puntos de
vista subjetivos como podrían ser: «Me gusta el fuego» o «No me
gusta el fuego». Son valoraciones que nos ayudan a diferenciar
qué debemos emplear y qué es lo correcto. Ésta es la forma de
aprender por uno mismo.
Mercurio
h
Con Mercurio tenemos una segunda forma de aprender: aprendemos de los demás. Mercurio está constantemente ocupado en obtener información de todo tipo. Recoge conocimientos continuamente, tanto si los necesita como si no. A diferencia de Júpiter,
Mercurio no distingue el valor o la cualidad de las cosas. Hoy tenemos acceso a una inmensa cantidad de libros en los que podemos
aprender un montón de cosas interesantes. De pequeños vamos a la
escuela, los profesores nos cuentan cosas y mediante esta transmisión de material didáctico aprendemos. Aprender de esta forma es
mucho más rápido que hacerlo a través de la propia experiencia.
39

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 40

Si los recién nacidos tuvieran que
aprender sólo con las capacidades de
Júpiter, es decir, con su capacidad de
observación y su percepción sensorial, tardarían mucho en aprender
todo lo necesario para vivir. Hoy
llevamos a los niños pronto a la
escuela para que aprendan. Les
damos libros y día a día, en casa, los instruimos sobre las distintas cosas prácticas de la vida. En realidad, todo esto es información de segunda mano. No está elaborada por uno mismo sino
que es recibida e inculcada.
Al leer un libro podemos estar de acuerdo o no con el contenido. Si no tenemos experiencia al respecto, tal vez digamos:
«Parece lógico, suena bien» pero si no estamos del todo seguros,
con Mercurio leeremos más libros de otros autores sobre el
mismo tema. Quizás estos libros digan lo mismo; entonces la
probabilidad de que sea cierto es mayor pero, si dicen algo distinto, nos aparecerá de nuevo la inseguridad.
Mercurio nos proporciona la capacidad de formular. Nos permite transformar los pensamientos en palabras, esto es, en lenguaje.
Esta característica humana es extraordinaria, sin ella no podríamos entendernos. La laringe del ser humano ha evolucionado
hasta hacer posible el habla. A partir de sonidos se forman palabras, que se encadenan de manera que tengan sentido. Así se
desarrolló la capacidad de hablar. Esto ha hecho posible transmitir los propios pensamientos a otras personas. El lenguaje es un
instrumento de transmisión de ideas y pensamientos.
Mercurio ha aumentado enormemente la capacidad de aprendizaje del ser humano. La creciente complejidad del lenguaje ha
incrementado mucho la velocidad de aprendizaje. Considerando
las redes de información que hoy nos rodean, debemos admitir
que es imposible asimilar este inmenso flujo de datos.Todo este
trabajo de Mercurio sirve para hacernos llegar información a la
que, por nosotros mismos, no tendríamos acceso. Un ejemplo de
esto es Internet, la red a la que cada día están conectadas más
personas que se comunican con todo el mundo.

40

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 41

l h
El antagonismo Mercurio/Júpiter
Lo más desarrollado es la capacidad de aprendizaje que hace un
uso antagónico de ambos instrumentos, Júpiter y Mercurio. Si
dudamos sobre la veracidad de un libro que hemos leído, no nos
queda otro remedio que experimentar por nosotros mismos. A
veces, ni siquiera al leer a otros autores obtenemos más seguridad, puesto que éstos también pueden estar equivocados. El lector de un libro no puede asegurar que lo leído es cierto, a menos
que sus propias observaciones y experiencias corroboren lo
leído. En realidad, las palabras no son más que aire. Con las palabras se puede hacer todo, son un auténtico poder con el que se
puede confundir a los demás en nuestro mundo.
Sólo a través de la comprobación, esto es, por el camino sensorial,
en el que reflexionamos, observamos y efectuamos pruebas, podemos estar seguros de que lo que hemos recibido a través de la palabra es correcto. La observación nos proporciona determinadas claves pero en muchos casos tampoco nos permite realizar una afirmación definitiva. En ese caso solemos recurrir a una observación
adicional para ver si conseguimos una explicación convincente.
Como dijimos, el aprendizaje jupiteriano es sensorial mientras
que el aprendizaje mercurial es más bien cerebral. Cuando
Mercurio está muy enfatizado hablamos de una persona muy
mental. Esto es típico en nuestra sociedad que es muy mercurial.
En la escuela, los niños se ven separados de su Júpiter y se los
educa de una forma cada vez más mercurial. Aquéllos en cuyo
horóscopo Júpiter está más fuerte que Mercurio suelen tener
problemas para alcanzar el rendimiento que se espera de ellos. A
menudo se los considera malos estudiantes cuando, en realidad,
no son menos inteligentes que los demás, sencillamente se les
hace trabajar con un método que no es el más apropiado: su
forma de aprender es visual.Ver una imagen y, a la vez, escuchar
sonido es mucho mejor desde el punto de vista de la experimentación. En los procesos de aprendizaje, por más sencillos que
éstos sean, se obtienen mejores resultados empleando la combinación de ambas capacidades que con sólo una de ellas.
La psicología astrológica es jupiteriana y mercurial. Al captar
sensorialmente la imagen de la figura de aspectos con los ojos y

41

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 42

describirla con Mercurio, ambos planetas funcionan formando
un antagonismo. Las observaciones realizadas mediante los sentidos no pueden expresarse con éstos. Para expresarnos y argumentar necesitamos a Mercurio.Así podemos sacar conclusiones
lógicas, puesto que Mercurio nos proporciona conceptos para
representar la lógica del tema.
El ancho de banda de recepción de Júpiter es mucho mayor que
el de Mercurio. Se ha medido la cantidad de bits por segundo (un
bit es una unidad de información) que se necesita en informática
para transmitir un punto rojo, que es una información individual
que puede ser registrada por Júpiter. En el caso de Júpiter, la cantidad es aproximadamente una potencia de diez mayor que en el
caso de Mercurio. Júpiter siempre recoge imágenes completas,
mientras que Mercurio pone una palabra tras otra. De hecho, esto
es lo que hacemos cuando leemos. La información nos llega de
manera individual y después la conectamos con otra información.
El pensamiento mercurial es lineal, mientras que el jupiteriano
tiene que ver con superficies y es casi espacial.
Sería bueno que, en nuestra sociedad, Júpiter estuviera mejor considerado. En realidad existen movimientos y tendencias que lo
intentan pero tienen relativamente poco éxito.Tanto ahora como
en el pasado, en las escuelas predomina el aprendizaje mercurial.
El aprendizaje jupiteriano se hace jugando, de paso. Mucha gente
aún no ha comprendido lo importante que es estimular la autoobservación en el niño. La incorporación de la música no es suficiente porque continúa siendo una materia especial.
Podemos plantearnos la siguiente cuestión: ¿Pensamos sobre todo
en palabras o en imágenes? Si la respuesta es en palabras somos más
mercuriales, si es en imágenes somos más jupiterianos. Lo mejor es
hacerlo de ambas maneras. En los procesos verbales pueden establecerse metas de rendimiento, en las que se deba recibir, ordenar y
retransmitir una determinada cantidad de información en un determinado tiempo. En cambio, con Júpiter esto no puede hacerse.
En otras palabras: hay tipos visuales y verbales. Los tipos visuales son
jupiterianos y los verbales son mercuriales.Todas las personas que
trabajan con idiomas y palabras, y todos los trabajos que tienen que

42

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 43

ver con esto están fuertemente influenciados por Mercurio. Pero
un investigador, un esquiador, un guarda forestal o una persona que
se enfrenta continuamente con realidades, tiene un Júpiter fuerte.
Tiene que tener una sensibilidad sensorial pronunciada. Para más
información sobre este tema, véase el libro La inteligencia y la profesión en el horóscopo (23).

El nivel central
Los planetas de la personalidad

g d f

Saturno, la Luna y el Sol, los planetas de la fila central de la tabla
tienen que ver con la conciencia de la personalidad. El nivel central está relacionado con la conciencia diurna: en este nivel somos
conscientes de nuestra singularidad, sabemos que somos seres independientes y podemos funcionar como personalidades que buscan
y encuentran su propio camino. Pero, a menudo, también lo experimentamos como soledad, algo que los animales no sienten porque siempre se perciben unidos a su especie y a toda la naturaleza.
Estos tres planetas conforman nuestra conciencia de personalidad, nuestra identidad. En lo esencial, esta identidad sólo puede
establecerse con estos tres planetas y sus funciones. A modo de
apoyo, podemos recurrir a otros planetas con este mismo objetivo y construir nuestra autoconciencia en base a nuestro trabajo
o nuestros logros, o también en base a nuestra belleza o nuestra
capacidad de disfrute, pero esto sólo son ayudas. No son sustanciales, tan sólo son rodeos parecidos al fenómeno de ponerse
delante del espejo para reconocerse. Para ello necesitamos objetos, sujetos, asuntos, situaciones... Con los tres planetas principales, en cambio, podemos experimentarnos directamente.
Debemos darnos cuenta de que los seres humanos tenemos tres
niveles. Somos seres con cuerpo, emocionales y mentales.
Tenemos la capacidad de cambiar constantemente de nivel. Unas
veces somos fundamentalmente personas de razón, otras veces
somos más emocionales y otras más corporales. Esto es una realidad que podemos experimentar. La razón se relaciona con lo
masculino y el cuerpo con lo femenino (sin hacer, con ello, ninguna valoración).

43

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 44

Así pues, percibimos tres tipos de conciencia individual distintas
que conjuntamente forman la conciencia de personalidad. Dos
de ellas corresponden a las luminarias y la tercera a Saturno.
Respecto a esto es interesante destacar que, en astrología tradicional, sólo se consideran como planetas de conciencia de personalidad el Sol y la Luna. El Sol simboliza, desde siempre, la
autoconciencia. En la tabla de planetas también aparece el concepto de conciencia, lo que significa que la persona es consciente de sí misma mediante el Sol. En la misma tabla, asociado a
Saturno, aparece la palabra madre. Esto es algo que irrita a los
que practican astrología clásica. Saturno rige la corporalidad y la
materia. Saturno garantiza protección y seguridad ante posibles
peligros. Esto también es válido para la madre. Saturno simboliza a la madre, el Sol al padre y la Luna al niño. Esta clasificación
es resultado de un trabajo de investigación de muchos años que
permite afirmar con una aplastante seguridad que en el horóscopo individual, Saturno aporta información exacta sobre la
vivencia que el niño tuvo del comportamiento de la madre. En
cambio, la Luna no muestra la madre sino las huellas que la
madre ha dejado en la psique infantil.
Saturno es polo físico del yo y representa la conciencia corporal. Si nuestro estado corporal es bueno, nos sentimos bien y
confiamos en nosotros. Si nuestro estado corporal es malo, aparecen temores y disminuye nuestra alegría de vivir. Cuando nos
lastimamos, Saturno lo percibe como dolor y peligro. Como yo
corporal, reacciona con medidas para reestablecer el orden. En la
estructura tripartita de la personalidad, Saturno es el jefe de
seguridad y su función es encargarse de que el cuerpo continúe
vivo y esté sano. Cuando conseguimos sentirnos bien de manera permanente, nuestra autoconfianza se ve reforzada y nuestra
fuerza vital se incrementa.
La Luna representa nuestra naturaleza emocional, que casi siempre vemos como oposición a nuestra naturaleza mental (el Sol).
Muchas veces tenemos problemas porque la polaridad entre la
razón y los sentimientos nos ocasiona conflictos con el entorno.
A través de la naturaleza emocional y sus necesidades estamos
fuertemente unidos a nuestro entorno, nos sentimos fácilmente

44

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 45

afectados por sus cambios y acabamos viéndonos arrastrados de
un lado para otro. Con la Luna, nos experimentamos esencialmente a través del contacto y, en cambio, muy poco a través de
la autoobservación.
El Sol representa fundamentalmente el principio de la persona
consciente de sí misma. Es la instancia que reflexiona sobre sí
misma y puede referirse a sí misma diciendo: «Yo soy». En el espacio, el Sol brilla por sí mismo: no necesita recibir la luz de nadie
porque irradia su propia luz. Es autónomo y emplea su propia
voluntad para alcanzar sus metas. En su símbolo, esto se representa con el círculo con el punto en medio: una figura cerrada que
no se apoya en nada y está concentrada en el centro.

El nivel superior
Los planetas espirituales

y x c

Urano, Neptuno y Plutón se encuentran más allá de la órbita
de Saturno. Estos planetas, que reciben el calificativo de nuevos,
no se ven a simple vista. Representan tres imágenes-guía que
funcionan esencialmente a nivel espiritual y son inmateriales
para nuestro equipo psíquico: en realidad podríamos vivir sin
ellos. En la mayoría de las personas estos planetas actúan como
corrientes colectivas que siguen ciegamente. Para individualizarlos se necesitan conocimientos que permitan cultivarlos en la
vida personal. Más adelante profundizaremos en este tema.
En la tabla de planetas, Urano está en la columna femenina,
Neptuno en la neutra y Plutón en la masculina. No obstante, en
este nivel transpersonal, la clasificación en masculino y femenino no es nada clara. Estos planetas deben verse, más bien, como
pertenecientes a ambos géneros, es decir, que pueden funcionar
tanto de una manera como de otra.
En el capítulo 3 profundizaremos sobre el significado de estos
tres planetas en el desarrollo espiritual del ser humano. La transformación de la personalidad tripartita en el nivel transpersonal
es un tema fascinante que interesa cada vez a un mayor número
de personas.

45

1. El funcionamiento de los planetas.qxd

31/05/2004

12:44

PÆgina 46

Resumen de los planetas

Símbolo Nombre

d
f
g
h
j
k
l
y
x
c
b

46

Motivación Energía

Función

Sol

Cardinal

Masculina

Luna

Mutable

Neutra

Saturno

Fija

Femenina

Yo mental,
autoconciencia
Yo emocional,
simpatía/antipatía
Yo corporal,
inmunidad, límites

Mercurio

Mutable

Neutra

Venus

Fija

Femenina

Marte

Cardinal

Masculina

Júpiter

Mutable

Neutra

Urano

Fija

Femenina

Neptuno

Mutable

Neutra

Plutón

Cardinal

Masculina

Nodo
Norte

Punto de
corrección

Neutra

Lógica, lenguaje,
capacidad
combinatoria
Estética,
armonía selectiva
Motricidad,
fuerza de trabajo
Capacidad sensorial,
percepción,
conciencia del valor
Mundo perfecto,
pensamiento creativo
Amor ideal,
amor incondicional,
idealismo
Ser humano perfecto,
metamorfosis, núcleo,
voluntad, absolutismo
Primer paso,
indicador de la dirección de desarrollo

2. Los siete planetas clÆsicos.qxd

31/05/2004

11:46

PÆgina 47

2. Los siete planetas clásicos

Introducción
Los siete planetas clásicos.
Los tres planetas de la personalidad:
el Sol, la Luna y Saturno
El Sol: la autoconciencia autónoma.
La Luna: el yo emocional.
Saturno: el yo corporal.
Los cuatro planetas de nivel criatura:
Mercurio,Venus, Marte y Júpiter
Mercurio: el mensajero alado de los dioses.
Venus: lo femenino.
Marte: lo masculino.
Júpiter: el ojo.
Relación de los planetas con:
A) Las tres cruces.
B) Los cuatro temperamentos.
C) Los siete rayos.

47


Documentos relacionados


Documento PDF los signos del zod aco louise huber
Documento PDF laultimapregunta
Documento PDF solo para mujeres el sistema venus factor
Documento PDF cometa marte
Documento PDF reparacion pc redes
Documento PDF todos


Palabras claves relacionadas