Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



Astrología de la Figura de Aspectos Bruno, Louise y Michael Huber .pdf



Nombre del archivo original: Astrología de la Figura de Aspectos-Bruno, Louise y Michael Huber.pdf
Título: Astrología de la figura de aspectos
Autor: Huber (Bruno, Louise y Michael)

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por QuarkXPress Passport.: LaserWriter 8 E2-8.7.1 / Acrobat Distiller 5.0.5 (Macintosh), y fue enviado en caja-pdf.es el 18/03/2017 a las 19:04, desde la dirección IP 95.19.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2816 veces.
Tamaño del archivo: 7.8 MB (456 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


ASTROLOGÍA DE LA FIGURA DE ASPECTOS

AstrologiaFiguraAspectos-port2_AstrologiaFiguraAspectos/port2 14/02/11 9:41 Página 1

Una nueva dimensión de la astrología.
La astrología de la figura de aspectos
proporciona una clave esencial para la
interpretación holística del horóscopo. Se
interpreta la figura de aspectos del
horóscopo como globalidad, no sólo los
aspectos individuales aislados.
Los autores realizan la descripción
detallada de 46 figuras de aspectos individuales. Estas figuras de aspectos son
las piezas que componen la figura de
aspectos del horóscopo, que representa la
estructura de la conciencia del individuo.

Bruno Huber (1930-1999) y Louise Huber
son los fundadores del API (AstrologischPsychologischen Institut) o Instituto de
Psicología Astrológica de Adliswil/Zurich,
una escuela de astrología de gran prestigio
internacional en la que se enseña una
nueva psicología de orientación astrológica.

Huber

Con la ayuda de horóscopos dibujados a
color y gran cantidad de elementos
gráficos, los autores presentan la aplicación práctica del método de manera clara
y sistemática. En la figura de aspectos del
horóscopo, el lector encontrará información de gran importancia sobre sí mismo
o información que le permitirá comprender mucho mejor a los demás.

Psicología astrológica

ASTROLOGÍA DE LA
FIGURA DE ASPECTOS

Una nueva
interpretación
holística del
horóscopo

ISBN 84-932790-5-6

9

7 8 8 4 9 3 2 7 9 05 9

Bruno y Louise Huber
Michael Alexander Huber

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 1

Psicología astrológica

1

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 3

Bruno y Louise Huber
Michael-Alexander Huber

Astrología de la figura
de aspectos
Una nueva interpretación global
del horóscopo
Descripción detallada de 46 figuras
de aspectos

API Ediciones España, S.L.
3

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 4

Este libro forma parte de una serie sobre psicología astrológica

Título original: Aspektbild-Astrologie
Editor original: API-Verlag, Adliswil/Zürich
Traducción: Joan Solé © con la colaboración de Andrés Schmidt
y Angela Wilfart
© 1999,Verlag API, Michael Huber, CH-8134, Adliswil
© 2003, API Ediciones España, S.L.
C/ Santa Bárbara 54, 2-2
08210 Barberá del Vallés
www.api-ediciones.com
ISBN 84-932790-5-6
Depósito legal: B.117-2003
Maquetación: Rossell Imatge Digital
Impresión: Limpergraf, S.L. 08210 Barberà del Vallès

4

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 5

Índice
Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

17

1. El concepto de globalidad y síntesis

21
22
23
24
25
26

.

Del análisis a la síntesis . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Globalidad y síntesis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La ley del amor y de la inclusividad . . . . . . . . . . . . . .
Contribución a un nuevo pensamiento . . . . . . . . . . .
Cita de Alice A. Bailey . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

El trabajo de investigación de Bruno Huber
Notas autobiográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Primera fase . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Segunda fase . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Diferencia entre signos y casas . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los signos del zodíaco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los cinco niveles del horóscopo (gráfico) . . . . . . . . . .

El horóscopo en cinco niveles . . . . . . . . . . . . .
1. El círculo del centro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
2. Los aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
3. Los planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
4. El zodíaco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
5. Las casas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El horóscopo como una representación teatral
(de la vida) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2. Los aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El aspectario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La estructura global de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . .

28
28
29
30
31
33
34
35
36
37
37
38
38
39
40

41
43
43
45

5

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 6

¿Qué son los aspectos? . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Pasos de 30 grados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El sistema de ocho casas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tipos de aspectos y orbes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Determinación de la existencia
de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

6

47
49
50
52

Zona de efectividad de los aspectos (orbes) . . . . . . . .
Distintos sistemas de orbes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tabla de orbes Huber (gráfico) . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos potenciales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos unidireccionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Diferenciación de la intensidad . . . . . . . . . . . . . . . . .
Representación de la intensidad en el dibujo . . . . . . .

54
55
56
58
60
60
62
63

Los siete aspectos principales . . . . . . . . . . . . .
La conjunción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El semisextil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El sextil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La cuadratura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El trígono . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El quincuncio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La oposición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Significado de los aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

64
65
65
66
66
67
67
68
68

Sistemática de los aspectos . . . . . . . . . . . . . . .
Comparación de los aspectos con el crecimiento
de una planta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La conjunción: aspecto solar/lunar . . . . . . . . . . . . . . .
El semisextil: aspecto mercurial . . . . . . . . . . . . . . . . .
El sextil: aspecto venusino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La cuadratura: aspecto marciano . . . . . . . . . . . . . . . . .
El trígono: aspecto jupiteriano . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El quincuncio: aspecto saturnino . . . . . . . . . . . . . . . .
La oposición: aspecto saturnino . . . . . . . . . . . . . . . . .

69
69
70
71
72
73
74
75
77

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 7

Efecto de los aspectos según el color . . . . . .
Los tres tipos de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos rojos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La astrología tradicional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos azules . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos verdes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Alternativas de color en la conjunción . . . . . . . . . . . .
Conjunciones estrechas y amplias . . . . . . . . . . . . . . .

Influencia de los planetas en los aspectos . .
Planetas masculinos, femeninos y neutros . . . . . . . . . .
Tabla de planetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Planetas duros y suaves . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Efecto de los aspectos en los planetas suaves . . . . . . . .
Efecto de los aspectos en los planetas duros . . . . . . . .
Planetas inaspectados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Interpretación de los aspectos en nueve pasos . . . . . . .

Interpretación de los aspectos
en cuatro dimensiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Niveles de desarrollo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La conjunción en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El semisextil en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El sextil en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La cuadratura en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El trígono en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El quincuncio en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La oposición en los 4 niveles . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

3. Astrología de la figura de aspectos

..

Métodos globales en la astrología . . . . . . . . .
Nuevas preguntas, nuevos métodos . . . . . . . . . . . . . .
El método Huber . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La estructura global de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . .

79
79
80
81
84
88
94
95
96
96
97
98
98
98
99
100

102
102
104
105
107
108
110
112
115
117

119
121
121
122
123

7

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 8

El esquema de conexiones de la conciencia . . . . . . . .
Unicidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Valoración de la forma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Interpretación del color . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Situación con respecto al centro . . . . . . . . . . . . . . . .
Palabras de Kepler al respecto . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Relación con la música . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

124
125
125
126
127
128
129

Huellas en la arena del tiempo . . . . . . . . . . . .

130
130
132
133
134
135
135
136
137
139
140
141
142
144
145
148
149
150
152
153

El horóscopo de la concepción . . . . . . . . . . . . . . . . .
El horóscopo natal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos individuales y estructura de aspectos . . . . . .
Punto de vista astronómico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Punto de vista astrológico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Estructuras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La estructura de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La valoración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Reglas para la lectura de la figura de aspectos . . . . . . .
Aspectos con el AC y con el MC . . . . . . . . . . . . . . .
Formas geométricas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El tipo lineal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Lineal y cardinal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El tipo cuadrangular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cuadrangular y fija . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El tipo triangular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Triangular y mutable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los colores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El significado de los colores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Fundamentos de la astrología de la figura
de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La tabla de orbes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Sugerencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Sistema de casas de Koch . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Compresión visual de la figura de aspectos . . . . . . . . .
El mundo de las imágenes y la intuición . . . . . . . . . .

8

156
157
157
157
158
160

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 9

Pensamiento semilla individual . . . . . . . . . . . . . . . . .
Asociación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Enfoque jupiteriano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La figura de aspectos sin planetas . . . . . . . . . . . . . . . .

4. Análisis de la figura de aspectos

.....
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

1. Forma y dinámica de la figura
de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras dinámicas y estáticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras simétricas y asimétricas . . . . . . . . . . . . . . . . .
Estructura gráfica: comparación con las cualidades
de las tres cruces . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tabla de analogías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura lineal (cardinal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura cuadrangular (fija) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura triangular (mutable) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura mixta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2. Disposición espacial, centro de gravedad
y dirección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El retículo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dirección horizontal o vertical . . . . . . . . . . . . . . . . .
Disposición espacial de la figura de aspectos: abajo,
arriba, izquierda, derecha . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Los cuadrantes (gráfico) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Horóscopo ejemplo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

3. Coherencia: figura de aspectos unida
o fragmentada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de aspectos unida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de aspectos fragmentada . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos colgantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aspectos discontinuos (unidireccionales) . . . . . . . . . .

161
162
163
167

171
173

175
175
176
176
177
178
180
181
183

185
185
185
188
191
192

194
194
195
197
198

9

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 10

Planetas inaspectados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dominador de tensiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Varias figuras de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La estructura de aspectos del horóscopo
de C.G. Jung . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

4. Color de la figura de aspectos . . . . . . . . . . . .
Predominio de un color . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Proporción normal: 1-2-3 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cantidad total de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Predominio del rojo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Predominio del azul . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Predominio del verde . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos rojas, azules y verdes . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos de un sólo color . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos de dos colores . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos rojas y azules . . . . . . . . . . . . . . . .
Ambivalencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos rojas y verdes . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos azules y verdes . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras tricolores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ausencia de un color . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El horóscopo de las casas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

5. Motivación en la vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aceptación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

5. Las “piezas” de la figura de aspectos

10

199
200
202
203
205
205
205
206
206
207
207
208
208
209
209
211
211
213
215
216
217
218
218

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

221
223

Reglas de interpretación . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos individuales . . . . . . . . . . . . . . . . .
Temática de las figuras de aspectos . . . . . . . . . . . . . . .
Clasificación de las figuras de aspectos . . . . . . . . . . . .
Tamaño de las figuras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

227
227
227
228
228

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 11

Combinación de color . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Gráfico y tipo de efecto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cualidades de los aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Pasos de interpretación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Factores especiales a observar . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Interconexión de figuras, partes de figuras o aspectos .
Aspectos discontinuos (o unidireccionales) . . . . . . . . .
Huecos en la figura de aspectos . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de aspectos incompletas . . . . . . . . . . . . . . . . .
Puntos radiantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Impresión global . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

228
228
228
229
230
230
230
231
232
233
234

Figuras de aspectos monocolores . . . . . . .
Cuadrado de rendimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cuadrado rojo en las tres cruces . . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo de rendimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Planetas en el triángulo de rendimiento . . . . . . . . . . .
Triángulo de rendimiento en las cruces . . . . . . . . . . .

235
235
235
240
244
246
246

Figuras de aspectos azules . . . . . . . . . . . . . . . .
Figuras de talento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo de talento grande . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo de talento pequeño . . . . . . . . . . . . . . . . . .

249
249
249
253

Figuras de aspectos bicolores . . . . . . . . . . .
Triángulo de ambivalencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de ambivalencia doble . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Rectángulo de rectitud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cometa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cuna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

256
256
256
258
267
273
280

Figuras de aspectos rojas y verdes . . . . . . . . .
Triángulo de excitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Rectángulo de excitación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

289
291
293

Figuras de aspectos rojas . . . . . . . . . . . . . . . . .

Figuras de aspectos rojas y azules . . . . . . . . .

11

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 12

Figuras de aspectos azules y verdes . . . . . . . .
Figura de búsqueda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de proyección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de información (ojo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

299
300
305
317

Figuras de aspectos tricolores . . . . . . . . . .

322
322
323
325
327
328
329
331
332
332
333
340

Figuras rojas, verdes y azules . . . . . . . . . . . . .
Mecánica de crisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo de aprendizaje pequeño . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo de aprendizaje mediano . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo de aprendizaje grande . . . . . . . . . . . . . . . .
Triángulo dominante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Sentido de giro del triángulo dominante . . . . . . . . . .
Triángulo de reconocimiento (directo) . . . . . . . . . . . .
Triángulo de experiencia (retrógrado) . . . . . . . . . . . .
Trapecio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de aspiración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

6. Variantes

..............................
Diez figuras de aspectos nuevas . . . . . . . . . . .
Caja de Pandora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Bañera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Mariposa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Nasa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Trampolín . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Corredor (saltador) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Telescopio-Microscopio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Amortiguador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Escudo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Diamante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

347
349
349
352
354
355
356
358
359
361
362
363

Dieciséis figuras cuadrangulares . . . . . . . . . . .

367
367
368
369

Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Definición y diferencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Características astrológicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

12

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 13

Siete figuras cuadrangulares
con oposición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Megáfono . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Animat . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Provocat . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Arena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Canalizador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Deco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Bijou . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Cuatro trapezoides con talento . . . . . . . . . . . .
Detect . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Grabadora . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Model . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Represent . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Cinco figuras cuadrangulares
poco comunes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

373
373
374
376
378
379
381
383
386
386
388
390
392

Escenario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Gorro mágico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ovni . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Surfista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Oscilo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

395
396
398
401
403
405

Figuras de aspectos pequeñas . . . . . . . . . . . . .
Figura de aspectos en el lado del yo . . . . . . . . . . . . . .
Zonas vacías del horóscopo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Figura de aspectos en el lado del tú . . . . . . . . . . . . .
Figura de aspectos en el espacio del colectivo . . . . . .
Figura de aspectos en el espacio del individuo . . . . . .
Consideraciones esotéricas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

408
409
410
411
413
414
415

7. Horóscopos ejemplo . . . . . . . . . . . . . . . . . .

417
418
427

Roberto Assagioli (fundador de la psicosíntesis) . . . . .
Michail Gorbachov (político soviético) . . . . . . . . . . .

13

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 14

Anexo

.................................
Índice gráfico (indicaciones de empleo) . . . . . . . . . . .
Índice gráfico de todas las figuras de aspectos . . . . . . .
Índice gráfico por orden alfabético . . . . . . . . . . . . . .
Horóscopos ejemplo (registro de personas) . . . . . . . . .

443
444
445
449
451

Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

453

Color de los aspectos
Trígono y sextil
Cuadratura y oposición
Semisextil y quincuncio
Conjunción

=
=
=
=

azul
rojo
verde
naranja

Colores de los temperamentos
Fuego
Tierra
Aire
Agua

=
=
=
=

rojo
verde
amarillo
azul

Números entre paréntesis
Estos números hacen referencia a los libros de la bibliografía de la
página 453.

14

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 15

Símbolos de los planetas
Sol

Marte

Luna

Júpiter

Saturno

Urano

Mercurio

Neptuno

Venus

Plutón

Nodo Lunar Ascendente

Símbolos de los signos
Aries

Libra

Tauro

Escorpio

Géminis

Sagitario

Cáncer

Capricornio

Leo

Acuario

Virgo

Piscis

Abreviaturas
AC = Ascendente
IC = Immum Coeli
DC = Descendente
MC = Medium Coeli
PE = Punto de la edad
PET = Punto de la edad
del temperamento

CC = Cúspide de casa
PR = Punto de reposo
PI = Punto de inversión
HB = Horóscopo base o radix
HC = Horóscopo de las casas
HNL = Horóscopo del Nodo
Lunar

15

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 17

Prólogo

Querido lector:
Este libro ha surgido de la necesidad de disponer de unas
directrices generales para la interpretación global del
horóscopo desde la óptica de la psicología astrológica.
En la práctica totalidad de libros de astrología publicados hasta la fecha, los aspectos se tratan de forma individualizada, es decir, al realizar la descripción de un
determinado aspecto, no se tienen en cuenta los demás
aspectos con los que puede estar conectado. Se trata
pues de descripciones aisladas que, además, en distintos
textos pueden incluso llegar a ser contradictorias entre
sí. Por más minuciosas que sean las descripciones,
haciendo interpretaciones consecutivas de cada uno de
los aspectos individuales de un horóscopo es enormemente difícil obtener una visión global del ser humano
en cuestión.
Por otra parte, con esta forma de interpretar se producen con frecuencia claras inconsistencias entre las distintas afirmaciones realizadas. Las interpretaciones elaboradas mediante programas de ordenador son un caso
extremo de este mismo problema, puesto que no son
más que una serie de fragmentos aislados de texto, colocados uno detrás de otro, que de ningún modo pueden
reflejar la esencia de un ser humano. Lejos de este enfoque interpretativo exclusivamente analítico, este libro
ofrece la posibilidad de aprender a interpretar el horóscopo como una globalidad.
17

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 18

La base de este libro es el descubrimiento revolucionario
de que, por sí solas, las figuras de aspectos de un horóscopo (sin los planetas) son enormemente significativas
para la interpretación. En concreto, aportan una información esencial sobre la motivación del individuo. Las figuras de aspectos son elementos de orden superior que
condicionan el modo de actuación de los planetas que
forman parte de las mismas y, por lo tanto, deben tenerse en cuenta como factores determinantes de carácter
sintetizador en la interpretación de los planetas individuales. Por ejemplo, en lo referente al desarrollo de la
inteligencia, Júpiter se comporta de forma distinta si se
encuentra en un triángulo de aprendizaje que si forma
parte de un cuadrado de rendimiento.
En los diferentes capítulos del libro enunciamos una
serie de reglas para la interpretación psicológica de la
estructura de aspectos como globalidad e incluimos las
descripciones de las características psicológicas de 46
figuras de aspectos individuales, lo cual permite contemplar el efecto de los aspectos en el horóscopo desde
un punto de vista completamente nuevo. Empezamos
con las descripciones de los aspectos clásicos y, después,
explicamos de forma sistemática y detallada cómo desglosar la estructura de aspectos. Uno de los puntos
esenciales es la consideración de la forma geométrica
de la figura de aspectos, cuya interpretación diferenciada es una parte esencial de la astrología de la figura de
aspectos. En otra parte del libro tratamos las distintas
variantes de las figuras de aspectos triangulares y cuadrangulares. Al final del libro se incluye un índice gráfico y un índice alfabético de todas las figuras de aspectos, y también la relación de las personas cuyos horóscopos se han empleado como ejemplo.
18

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 19

Esperamos que con la ayuda de la “astrología de la figura
de aspectos” muchos astrólogos tengan en su mano la
llave que les permita interpretar el horóscopo de una
forma global y, de esta forma, comprender a los seres
humanos en su esencia más profunda. Estamos convencidos de que, en el futuro, el saber cósmico y universal de
la astrología se extenderá cada vez más y será considerado
como un camino de desarrollo, de síntesis y de unidad.
Por nuestra parte nos hemos esforzado para que este libro
sea una contribución para avanzar en esa dirección.
Bruno, Louise y Michael Huber

19

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 20

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 21

1. El concepto de globalidad
y síntesis
Del análisis a la síntesis
Globalidad y síntesis.
La ley del amor y de la inclusividad.
Contribución a un nuevo pensamiento.
Cita de Alice A. Bailey.

El trabajo de investigación de Bruno Huber
Notas autobiográficas.
Primera fase.
Segunda fase.
Diferencia entre signos y casas.
Los signos del zodíaco.
Los planetas.
Los cinco niveles del horóscopo.

El horóscopo en cinco niveles
1. El círculo del centro.
2. Los aspectos.
3. Los planetas.
4. El zodíaco.
5. Las casas.
El horóscopo como una representación teatral
(de la vida).

21

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 22

Del análisis a la síntesis
En las últimas décadas, muchos astrólogos han ido más
allá de las aplicaciones psicológico-analíticas de la astrología y han iniciado la búsqueda de nuevos métodos que
permitan una comprensión más global del ser humano.
En este proceso se han dado cuenta de que incorporar
nuevas técnicas psicológicas a la astrología sirve de muy
poco si, al mismo tiempo, se continúa atascado en las
antiguas aplicaciones exclusivamente analíticas de los
símbolos astrológicos. De lo que se trata es de desarrollar
métodos visualmente comprensibles, mucho más en sintonía con las necesidades del ser humano actual y fáciles
de asimilar. Este nuevo desarrollo exige un cambio en
la forma de pensar que tenga en cuenta las leyes del
desarrollo espiritual, unas leyes que están estrechamente
conectadas con el pensamiento evolucionista esotérico.
Este cambio en la forma de pensar requiere pasar del
análisis a la síntesis, esto es, del detalle a la globalidad. De
este modo se origina un pensamiento en el que la estructura y el contenido, la expresión y la cualidad, y la forma
y el color equilibran la balanza. A la capacidad analítica,
que se ocupa de la comprensión de todos los detalles
(Mercurio), se le debe añadir el pensamiento simbólico
gráfico y visual (Júpiter). El ser humano sólo será capaz
de establecer las relaciones entre la globalidad y los detalles, y de comprender su sentido, mediante el funcionamiento conjunto de ambas formas de pensamiento. En
otras palabras: la herramienta necesaria para la comprensión de las interconexiones y el significado interno de los
acontecimientos es el pensamiento global u holístico.
Desde sus orígenes, la astrología siempre se ha ocupado de
la interpretación de símbolos. Los símbolos son formas
22

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 23

externas y visibles de realidades espirituales y su estudio
nos conduce hacia el interior, es decir, nos permite pasar
de la comprensión conceptual externa de una cosa hacia
la percepción de su significado interno. El hecho de que
alguien tenga la capacidad de ver la realidad que se
encuentra detrás de las formas aparentes y de comprender
su sentido es una indicación de que su intuición ha despertado. Hemos podido constatar que este despertar de la
intuición es algo que se produce de forma casi automática en las personas que estudian psicología astrológica:
desarrollan la capacidad de penetrar a través de la forma
hasta llegar a la verdad subjetiva. El estudio de la astrología
les ayuda a desarrollar un pensamiento holístico y espiritual, aumenta la afluencia de la intuición y fomenta la reacción sensitiva ante la esencia humana. En realidad existen
diferentes métodos para despertar el funcionamiento de la
intuición pero uno de los más eficaces y provechosos es el
estudio y la interpretación de los símbolos astrológicos.

Globalidad y síntesis
Antes de entrar de lleno en el estudio del método astrológico que nos permitirá realizar una interpretación global del horóscopo, queremos definir con detalle el término “síntesis”. Sintetizar significa reunir todo un conjunto de energías dispersas o divergentes y hacer con ellas
un todo orgánico. Si somos capaces de ver y comprender
el conjunto de las diferentes partes como una globalidad
o como una unidad de funcionamiento, estaremos obteniendo una visión global sintetizadora. Pero, para poder
tener una buena visión global hay que tomar la distancia
suficiente, lo cual, en términos psicológicos, significa que
hay que tener objetividad, neutralidad e impersonalidad.
Desde la distancia adecuada podemos darnos cuenta de
23

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 24

que, en realidad, partes aparentemente inconexas están
interrelacionadas y forman un único conjunto. Desde la
suficiente altitud podemos obtener una visión general de
grandes espacios que nos permite tomar conciencia de
aspectos imposibles de percibir desde la perspectiva
del suelo. Por su propia naturaleza, la astrología nos ofrece
un punto de observación verdaderamente superior: nos
proporciona una perspectiva cósmica. Como se fundamenta en la ley de la analogía, refleja el orden cósmico en
nosotros y en nuestro mundo, y nos enseña a considerarnos una parte del Todo.
El concepto de globalidad y síntesis puede y debe convertirse en realidad en nuestros días. Los métodos analíticos ya no son suficientes para la comprensión de la
realidad del ser humano. En todas partes se habla de
globalización, de redes y de las interconexiones entre la
naturaleza, el ser humano y el cosmos. Poco a poco se
va imponiendo una verdad: sólo somos una pequeña
parte de una inmensa red de relaciones cósmicas que lo
abarca y lo interconecta todo. Todo organismo (y, por
lo tanto, también todo ser humano) es un ser vivo individual pero, al mismo tiempo, también es parte integrante de un gran Todo. Para comprender esto debemos cultivar y desarrollar una nueva conciencia global
que nos permita percibir las múltiples cualidades de
esas interrelaciones.

La ley del amor y de la inclusividad
Desde otro punto de vista, la síntesis está relacionada con la
ley de la inclusividad, es decir, con la ley del amor o de la
razón pura. La síntesis tiene que ver con el pensamiento en
términos de “no sólo... sino también...” (el pensamiento del
ser humano moderno y de la era de Acuario que conduce
24

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 25

a la experiencia de la globalidad) y descarta el pensamiento en términos de “o... o...” (el pensamiento del pasado que
excluye y separa las partes entre sí). La experiencia de la
globalidad requiere profundizar en las leyes cósmicas pero
también percibir y dar importancia a los detalles. Esto es
precisamente lo que enuncia la ley hermética, una ley
enormemente importante tanto en astrología como en
todas las enseñanzas esotéricas:“Como es arriba, es abajo”
o “Como es adentro, es afuera”. Esta ley, también conocida
como la ley de la analogía, nos permite reconocer las interconexiones entre lo grande y lo pequeño y, de esta forma,
nos ayuda a comprender el sentido y el significado de nuestra existencia.
Lo mismo ocurre con nuestro horóscopo: en él lo grande se une con lo pequeño. Es la imagen de un amplio y
completo sistema de referencia microcósmico y macrocósmico que contiene todo lo que tiene que ver con
nuestra vida, y en el que todas las partes interaccionan
entre sí. Como seres humanos, sólo podemos hacernos
una ligera y remota idea de la grandeza y la profundidad
de esta interacción funcional: sólo podemos presentirla
tenuemente y sentirnos conmovidos por ella. Esta perspectiva nos hace más humildes y nuestro pequeño intelecto analítico regresa al lugar que le corresponde.

Contribución a un nuevo pensamiento
Las reglas para la comprensión de la estructura de aspectos son una contribución esencial a estos nuevos desarrollos. La nueva “astrología de la figura de aspectos” ofrece
un modelo conceptual completo que permite obtener
una comprensión global del individuo. En este modelo, el
acercamiento al horóscopo se realiza en primer lugar de
una forma psicosintética y en segundo lugar con criterios
25

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 26

analíticos. La interpretación de la figura de aspectos nos
revela la estructura de conciencia del individuo y nos da
una idea de su motivación esencial en la vida. Esto nos
permite acercamos a comprender su globalidad. La astrología del Nodo Lunar (18) también aumenta la comprensión del ser humano como globalidad.A través del trabajo con tres horóscopos, esta astrología nos permite obtener una comprensión tanto del pasado como del presente de la persona y, también, tener en cuenta su personalidad-sombra (horóscopo del Nodo Lunar).
Esta nueva dirección en la astrología está en consonancia
con el proceso de evolución y con el espíritu de la nueva
era. Las conexiones pueden verse en la siguiente cita del
libro Magia Blanca de Alice A. Bailey (8), (p. 320). Es
asombroso comprobar como en este libro, publicado por
primera vez en 1934, hay claras referencias a estos nuevos desarrollos en la astrología.

Cita de Alice A. Bailey
“Oportunamente, los astrólogos tendrán que hacer
tres horóscopos o tres mapas natales: uno exclusivamente físico, que trata del cuerpo natural; otro
principalmente emocional, que trata de la cualidad
de la personalidad y de su sensibilidad o percepción; el tercero sería el gráfico de los impulsos y
condiciones mentales.
Se encontrará que estos tres mapas natales adoptarán ciertas líneas geométricas y las líneas de
energía formarán diseños. Estos tres mapas superpuestos darán el diagrama de la personalidad y de
la vida del individuo.
26

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 27

Al hacerlo, se tendrán mapas simbólicos y formas
lineales maravillosas, y surgirá de allí la geometría
del individuo, pues se hallará que cada línea actúa
en relación con otra línea, y serán evidentes las
tendencias de las energías de la vida. Hasta en este
sector del saber, finalmente brillará la estrella.
Esto constituirá una nueva rama de la psicología,
y a su debido tiempo se encontrará su verdadero
exponente para nuestra era. Indico las líneas de la
futura astrología sólo con el fin de proteger la
actual”. El Tibetano.

27

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 28

El trabajo de investigación
de Bruno Huber
Notas autobiográficas
Mi acercamiento a la astrología se produjo por razones
derivadas de mi espíritu investigador. Me pareció un instrumento un tanto extraño pero extraordinariamente
prometedor para clarificar algunas cuestiones fundamentales concernientes al ser humano (las clásicas preguntas:
¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?). En realidad,
lo que encontré en la astrología fue mucho más de lo que
esperaba. La astrología me proporcionó un modelo claro
de la constitución del ser humano (que encaja perfectamente con los conocimientos de psicología que tenemos
hoy en día) y, al mismo tiempo, un sutil conjunto de instrumentos para el diagnóstico del carácter individual de
las personas y de sus problemas específicos. No existe
ninguna otra disciplina ni ningún otro método que puedan ofrecer algo equivalente.
Cuando aún no hacía un año que había empezado a
aprender astrología por mi cuenta con la literatura disponible en ese momento, las contradicciones que encontré
entre los diferentes elementos metódicos me desanimaron y dejé de estudiar. Estaba tan molesto, que tiré todos
mis libros de astrología a la basura y me concentré de
nuevo en mis estudios de psicología. Pero la psicología
me llevaba una y otra vez a los conceptos clave que había
encontrado en algunos de los libros de astrología.
Finalmente regresé de nuevo a la astrología pero, esta vez,
con el claro propósito de ir a la raíz del asunto.

28

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 29

Primera fase
Muy pronto me quedó claro que el lenguaje que se utilizaba en aquella disciplina era tremendamente confuso y,
en consecuencia, para empezar fue necesaria una primera fase de clarificación de conceptos. Era evidente que la
confusión idiomática reinante se debía sobre todo a la
larga historia de la astrología y a su paso a través de diferentes culturas y religiones. Una y otra vez me formulaba la misma pregunta: “¿De dónde proviene este término?”. Finalmente, esta situación me llevó a emprender el
necesario trabajo de investigación histórica. En los
siguientes años conseguí realizar una formulación cada
vez más precisa del significado de los símbolos fundamentales, poniendo un especial énfasis en la clara delimitación de los conceptos entre sí. Todo solapamiento de
conceptos (es decir, la aparición de un mismo concepto
en dos planetas diferentes) conducía a una falta de nitidez en la interpretación que resultaba inaceptable desde
el punto de vista psicológico. Era un trabajo que requería una extrema disciplina mental, que me llevó varios
años y que, sin duda, conseguí llevar a cabo gracias al
claro pensamiento lógico-analítico que había aprendido
de los jesuitas: un pensamiento que permite reconocer y
sacar conclusiones de las inconsecuencias del lenguaje
hablado y escrito.
En esta primera fase también empecé a trabajar sobre una
nueva forma de dibujar el horóscopo, puesto que los
diseños que se utilizaban me parecían inadecuados.
Aquellos dibujos sobrecargados de símbolos, números y
líneas que se entrecruzaban aunque provinieran de distintos niveles eran muy confusos. Además, los aspectos
que representan las uniones entre los distintos planetas
no se dibujaban y había que determinar su existencia
29

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 30

mediante la comparación abstracta de cifras. La “escalera
de aspectos”, que era lo usual en aquella época y que
suponía tanto esfuerzo de cálculo, me pareció un horror
desde el principio (incluso era desagradable a la vista).Yo
quería hacer un dibujo del horóscopo que fuera visualmente comprensible y en el que, de un vistazo, pudiera
reconocerse todo lo esencial. A medida que avanzaba en
la clarificación de conceptos y en la posterior fase de
investigación de base, mi forma de dibujar los horóscopos también fue mejorando y ganando claridad. Hoy en
día, el diseño final al que llegué se utiliza en todo el
mundo.Tras su reciente aceptación (con pequeñas variaciones) por parte de diferentes proveedores de software
astrológico, pronto podría convertirse en un estándar.

Segunda fase
La siguiente fase (etapa de investigación de base) también
empezó con un proceso de clarificación de conceptos. La
cuestión esencial era identificar claramente los elementos
constituyentes del horóscopo. En la literatura existente, esta
cuestión no quedaba clara: en gran parte, probablemente,
debido a la falta de conocimientos astronómicos de los
diferentes autores. Muy pronto quedó claro que los elementos del horóscopo provenían de cuatro niveles distintos y que este hecho tenía que ser necesariamente significativo para la interpretación. Los aspectos, los planetas y los signos zodiacales están en el cielo, es decir, están
fuera del alcance de la intervención directa de la conciencia humana. En otras palabras: no podemos manipularlos. En cambio las casas son una representación de la
perspectiva de gran angular con que interpretamos el
cielo desde la superficie de la Tierra.Y esto sí podemos
manipularlo, por ejemplo, desplazándonos de lugar o
30

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 31

dejando pasar el tiempo. Las casas son para nosotros el
espacio y el tiempo en que nos movemos: dimensiones
que nos son familiares. Pero la interpretación del cielo
que hagamos desde la Tierra no cambia nada en el cielo.
Esta primera diferenciación geocósmica es de enorme
importancia para la interpretación astrológica puesto que
nos indica que lo que nos muestran los planetas, los
aspectos y los signos es algo profundamente innato: algo
que traemos con nosotros al nacer. Por lo tanto, ya en
nuestra primera infancia, los reflejos innatos adquiridos a
través de los genes de nuestros padres determinan nuestras reacciones ante los intentos de condicionamiento
por parte del entorno, que nos quiere transmitir una
determinada interpretación de la vida. La observación
nos permite constatar que las reacciones de los distintos
hijos e hijas de una misma familia ante este hecho son
bien diferentes. Lo que el condicionamiento quiere
aportarnos proviene de la perspectiva de gran angular de
la generación de nuestros padres: una perspectiva condicionada por el tiempo y el espacio. Éste es el punto de
vista o la perspectiva que nos proporciona el sistema de
casas.

Diferencia entre signos y casas
¿Qué es más importante en el horóscopo: los signos o las
casas? Esta pregunta es uno de los clásicos temas de litigio entre astrólogos y no puede responderse de una
forma que resulte válida para todos los casos. Es una
cuestión que debe determinarse en cada caso individual,
conversando con la persona cuyo horóscopo se está
interpretando. La clarificación de este asunto es un tema
de gran importancia puesto que indica si la persona está
más determinada por la educación que ha recibido o si,
31

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 32

en cambio, lo está más por su propia disposición hereditaria. La interpretación del horóscopo no será igual en un
caso que en el otro. Por lo general, los individuos que
están más determinados por la educación (es decir, por el
sistema de casas) están mejor “adaptados” o, en todo caso,
se esfuerzan por estarlo. En una de mis últimas investigaciones descubrí cómo deducir esta información del
horóscopo, por lo menos, en cierta medida.
El cielo también debe subdividirse en niveles. Es evidente que cuando preparamos un horóscopo estamos
considerando sólo y exclusivamente el sistema solar. Y,
más en concreto, el sistema solar tal como lo percibimos
y lo experimentamos desde la Tierra. En él (subjetivamente), los planetas se mueven en una órbita claramente delimitada alrededor de la Tierra que coincide con la
órbita que describen el Sol y la Luna. Esta órbita no
tiene ningún tipo de corporalidad. Dividimos el año
(=1 vuelta completa del Sol) en doce meses. La órbita
del Sol y de los planetas (el zodíaco) también se divide
en doce segmentos, en cada uno de los cuales, el Sol,
como elemento decisivo para la determinación del
tiempo, permanece aproximadamente durante un mes.
Esto es precisamente nuestro sistema zodiacal: algo
inmaterial, situado en el espacio exterior (sólo existe
para la Tierra). El zodíaco no está sujeto al Sol sino al
eje de la Tierra que, en su inclinación, no gira alrededor
del Sol como los planetas sino que se mantiene orientado de forma (casi) fija hacia un punto de referencia virtual cósmico (desconocido). Probablemente, el zodíaco
sea una función del manto magnético de la Tierra, cuya
orientación depende del movimiento de la Tierra alrededor del Sol. De este modo distinguimos las diferentes
cualidades de doce sectores del campo magnético a los
32

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 33

que llamamos signos zodiacales y a los que, a partir de la
experiencia de milenios, atribuimos diversas cualidades.
En el zodíaco (eso se dice y, personalmente, creo que es
cierto) están almacenadas las cualidades de los arquetipos de toda la humanidad. Expresándolo en otras palabras, en el zodíaco se han ido acumulando las proyecciones de los deseos y los miedos de la humanidad desde
sus orígenes, y se han condensado en doce tipos básicos
de ser humano.

Los signos del zodíaco
El zodíaco funciona como un filtro para las energías que
provienen de los planetas. Cuando las energías de un planeta atraviesan el zodíaco, su cualidad se ve modificada (las
energías de los planetas sólo mantienen pura su cualidad
inherente fuera del sistema terrestre). Por ejemplo, si
Júpiter está en Escorpio, el color de Júpiter (digamos
verde) debe producir su efecto a través del filtro (digamos
azul) del sector de Escorpio. El resultado es que el verde
de Júpiter aparece considerablemente más oscurecido
(verde azulado) de lo que en realidad es su verdadero color
(o tiene mucha más profundidad que la que tendría el
verde amarillento claro y ligeramente superficial que se
originaría con su paso a través del filtro amarillo del sector de Libra). Nunca percibimos las cualidades de los planetas de forma pura: siempre están “coloreadas”, es decir,
modificadas, por el efecto del filtro de un determinado
signo. Por lo tanto, su cambiante interpretación está sometida a las variaciones de la proyección de la humanidad.
Por eso también nos parecen algo lejano e inalcanzable.
No en vano, en el pasado, el ser humano consideraba que
los planetas eran dioses inescrutables. O bien se les asociaba firmemente a un determinado concepto en una determinada cultura que después, con el curso de la historia,
33

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 34

tenía que someterse a correcciones (hasta llegar a la confusión de principios, como en el caso de Marte y
Saturno al pasar de la cultura babilónica a la griega). Los
planetas no pueden cobrar cuerpo o materializarse porque son principios de orden cósmico. Por lo tanto, deben
representarse como principios abstractos y no se les
deben atribuir características humanas. Por eso es tan
importante hacer una clara delimitación de los conceptos asignados a los planetas. El solapamiento de conceptos se traduce de forma automática en interpretaciones
erróneas, puesto que los principios son únicos y un concepto que corresponde a un principio no puede corresponder a la vez a otro. La multiplicidad de formas que
percibimos con nuestros sentidos en el mundo aparente
se origina, precisamente, a partir del efecto combinado
de los principios.

Los planetas
La estructura de aspectos nos muestra la combinación de
los efectos de los planetas. Los aspectos son los que hacen
que la distribución de los planetas en los signos y en las
casas tenga sentido. Los aspectos son relaciones entre planetas. Muestran la actuación conjunta de principios con
el objeto de construir una función concreta, que en la
vida corresponde a una tarea. Un planeta en un signo
todavía no es una tarea sino sólo un punto de vista y, a la
vez, la elección de determinadas posibilidades (selección).

34

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 35

Los cinco niveles del horóscopo

35

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 36

El horóscopo en cinco niveles
La figura de la página 35 muestra de forma separada los
diferentes niveles del horóscopo. Cada nivel es una unidad completa que ejerce una determinada influencia
sobre el todo. Cada uno de estos niveles de la psique del
ser humano reflejados en el horóscopo tiene un significado concreto y, para su interpretación, existen fundamentos interpretativos diferentes. No obstante, al realizar la
interpretación, estos fundamentos deben aplicarse de
manera que se garantice la coherencia entre los diferentes
niveles. La posición de un planeta en un signo se interpreta como un potencial de disposición hereditaria, su
posición en una casa indica la influencia del entorno y los
aspectos que recibe le transmiten una determinada motivación interna.Veámoslo en el caso de un horóscopo.

Horóscopo de la fundación del API
12.3.1968, 20.05, Zurich/CH

36

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 37

El horóscopo de la página anterior está calculado y dibujado según el método Huber. Como puede comprobarse, en el horóscopo se aprecian diferentes colores. Los
doce signos del zodíaco están representados en el color
de su correspondiente temperamento: fuego en rojo, tierra en verde, aire en amarillo y agua en azul. Los aspectos están dibujados en rojo, azul y verde. De dentro a
fuera, los cinco niveles representan lo siguiente: el círculo interior es el centro del ser, el yo superior o el alma.
A continuación viene la estructura de aspectos, los planetas dispuestos en un círculo, los doce signos zodiacales
y, por último, en la parte exterior, las doce casas.Visto así,
el horóscopo es un reflejo del ser humano.

1. El círculo del centro
El círculo central es un espacio de libertad en el que no
dibujamos nada. Como puede verse, los aspectos no lo
atraviesan. Es un espacio que dejamos libre como muestra de respeto hacia la esencia del ser humano. Este círculo simboliza el alma y su vida eterna. Es el yo superior:
la causa de nuestra existencia.

2. La figura de aspectos
Alrededor del centro tenemos un espacio relativamente
amplio en el que dibujamos los aspectos. El conjunto de
todos los aspectos forma lo que denominamos figura de
aspectos o estructura de aspectos y representa la estructura de la conciencia individual. La figura de aspectos
simboliza la motivación de la persona en la vida y es el
equivalente de lo que, en la psicología esotérica de Alice
A. Bailey, se conoce como cuerpo causal. Es el nivel
más profundo del ser humano y las personas que viven
de forma inconsciente tienen muy poco o casi ningún
37

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 38

acceso al mismo. No obstante, todo el desarrollo de la
vida depende de esta energía vital motivadora.

3. Los planetas
En el siguiente nivel encontramos los planetas, que con
su posición en el zodíaco forman los aspectos y que pueden definirse como los verdaderos órganos esenciales del
ser humano. Los planetas son los órganos con los que
actuamos y reaccionamos: los instrumentos con los que
percibimos el entorno y producimos efectos en el
mismo. El círculo de los planetas es un nivel muy importante puesto que con ellos entramos en contacto con el
entorno. Cada persona tiene diez planetas, es decir, dispone de diez instrumentos; pero en cada persona se
encuentran en una situación distinta: en un determinado
signo, en una determinada casa y con diferentes aspectos.
Cuando un planeta se encuentra en una posición poco
propicia, por lo general hay dificultades para garantizar el
buen funcionamiento de la función vital correspondiente. Por consiguiente, las posiciones de los planetas nos
dan una información esencial. En la interpretación, los
planetas deben considerarse como el conjunto de instrumentos de la personalidad.

4. El zodíaco (los signos)
El zodíaco es un sistema circular con doce subdivisiones
que nuestro Sol recorre (en su movimiento aparente alrededor de la Tierra) en el curso de un año. El zodíaco es
un sistema de referencia cósmico que simboliza la naturaleza y sus leyes (20). Los signos zodiacales muestran la disposición hereditaria del ser humano. Hacen referencia a
estructuras que hemos recibido por vía genética, que son
potenciales de los que disponemos desde el momento del
38

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 39

nacimiento y que debemos desarrollar, emplear y transformar a lo largo de la vida. El entorno nos ayuda a hacerlo.

5. Las casas
Las casas representan el entorno.Todas las influencias del
medio ambiente en el que se encuentra el individuo
están reflejadas en las doce casas. A través de la educación, el entorno nos enseña un determinado comportamiento, es decir, nos estimula a utilizar los instrumentos
representados por los planetas de la mejor forma posible.
No obstante, a veces también ocurre que el entorno no
comprende bien determinadas capacidades disponibles
en el individuo y, en lugar de potenciarlas, las bloquea.
Estas influencias, también conocidas como sensibilización por parte del entorno (educación y efecto del
medio ambiente), están indicadas por las posiciones de
los planetas en el sistema de casas. Las casas representan,
sobre todo en los adultos, las formas de reacción y las
estructuras de comportamiento con las que el individuo
actúa en el entorno, fomentadas mediante el estímulo del
entorno o impuestas por el mismo (16). Para obtener más
detalles referentes al efecto del entorno puede recurrirse
a un horóscopo especial que recibe el nombre de horóscopo de las casas.
De forma resumida, éste es el modelo conceptual subyacente en la representación del horóscopo en cinco niveles. Esta visión global de los diferentes niveles debe tenerse constantemente presente al realizar la interpretación.
Aunque, en un determinado momento, se aborde la definición de un aspecto individual, siempre debe recordarse
que no es más que una parte del todo. Cuando nos enfoquemos en las posibles especialidades del modelo conceptual global y las definamos individualmente, debemos
39

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 40

procurar no perder la visión general ni olvidar las interconexiones. Siempre debemos tener presente lo más
esencial: la motivación. Una y otra vez debemos regresar
a ese nivel y, desde allí, desarrollar la interpretación.
La interacción conjunta de los diferentes niveles puede
ilustrarse con el ejemplo de una representación teatral.

El horóscopo como una representación
teatral (de la vida)
Imaginémonos un escenario teatral giratorio con doce
sectores, cada uno de ellos decorado de una forma distinta. Cada sector representa una de las doce casas y cada
decorado uno de los doce signos zodiacales. Los actores
son los planetas, el guión es la figura de aspectos y el director de la obra es el centro. Se va a representar una obra y
el mobiliario necesario debe estar disponible. Vemos un
sólo sector del escenario giratorio en el que los actores
interpretan la obra según el guión (figura de aspectos). Hay
sectores del escenario en el que no aparecen actores, lo
cual, traducido al horóscopo significa que hay casas y signos sin planetas. En un sector del escenario sin actores no
hay representación y en un área de la vida sin planetas no
podemos actuar ni reaccionar con determinación. Como
sólo hay decorado, lo único que podemos hacer es imaginarnos cómo podría ser la representación. En una casa y
un signo vacíos, los espectadores (el entorno) sólo pueden
constatar reacciones mínimas según clichés. Para el director de la obra, un escenario sin actores es un área de la vida
sin mayor interés. Para actuar se necesitan actores (planetas); los decorados (signos) no los pueden sustituir puesto
que sólo ofrecen un marco para la acción. En conclusión:
para hacer una buena representación teatral, los cinco
niveles del horóscopo deben trabajar de forma conjunta.
40

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 41

2. Los aspectos
Introducción
El aspectario.
La estructura global de aspectos.

¿Qué son los aspectos?
Pasos de 30º.
El sistema de ocho casas.
Tipos de aspectos y orbes.

Determinación de la existencia de aspectos
Zona de efectividad de los aspectos (orbes).
Distintos sistemas de orbes.
Tabla de orbes Huber.
Aspectos potenciales o goodwill.
Aspectos unidireccionales.
Diferenciación de la intensidad.
Representación de la intensidad en el dibujo.

Los siete aspectos principales
1. La conjunción.
2. El semisextil.
3. El sextil.
4. La cuadratura.
5. El trígono.
6. El quincuncio.
7. La oposición.
Significado de los aspectos.

Sistemática de los aspectos
Comparación de los aspectos con el crecimiento
de una planta.
41

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 42

La conjunción: aspecto solar/lunar.
El semisextil: aspecto mercurial.
El sextil: aspecto venusino.
La cuadratura: aspecto marciano.
El trígono: aspecto jupiteriano.
El quincuncio: aspecto saturnino.
La oposición: aspecto saturnino.

Efecto de los aspectos según el color
Los tres tipos de aspectos.
Aspectos rojos.
La astrología tradicional.
Aspectos azules.
Aspectos verdes.
Alternativas de color en la conjunción.
Conjunciones estrechas y amplias.

Influencia de los planetas en los aspectos
Tabla de planetas.
Planetas masculinos, femeninos y neutros.
Planetas duros y suaves.
Efecto de los aspectos en los planetas suaves.
Efecto de los aspectos en los planetas duros.
Planetas inaspectados.
Interpretación de los aspectos en nueve pasos.

Interpretación de los aspectos en cuatro
dimensiones
Niveles de desarrollo.
Resumen.

42

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 43

Introducción
En el pasado, los aspectos no se dibujaban en el horóscopo como lo hacemos en la actualidad y, como máximo,
se reflejaban en formato de tabla al lado del dibujo. Al
incluir el dibujo de los aspectos en el horóscopo se obtiene una imagen o una figura que, de por sí, es decir, independientemente de los planetas que la forman y de sus
posiciones por signo y casa, tiene una importancia esencial en la interpretación.
En la astrología tradicional los aspectos se interpretaban
de forma individual. Supongamos, por ejemplo, un
aspecto de trígono entre el Sol y Júpiter. Este aspecto se
consideraba como un factor de éxito de primera magnitud pero no se ponía en relación con los demás aspectos
aunque éstos pudieran limitar de forma considerable la
experiencia de éxito o indicaran lo contrario. En la astrología de la figura de aspectos no interpretamos los aspectos individuales de forma aislada sino siempre dentro de
la globalidad de la figura de aspectos.

El aspectario
En muchos libros de astrología se encuentran aspectarios
con descripciones detalladas de aspectos individuales entre
planetas (29). El término “aspectario” se utiliza para hacer
alusión a la lista completa de todos los aspectos de un
determinado horóscopo y también para referirse al conjunto de aspectos que se producen en un determinado
período de tiempo y que se emplean, por ejemplo, en la
realización de predicciones. Los textos que se incluyen
hacen referencia a aspectos individuales entre dos planetas
como la conjunción, el sextil, la cuadratura, el trígono, etc.
43

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 44

La mayoría de las veces, estos textos (igual que ocurre
con los textos de las interpretaciones realizadas mediante ordenador) contienen afirmaciones incoherentes e
incluso contradictorias que no hacen justicia a la totalidad del ser humano. Por lo tanto, un aspectario es una
especie de obra de consulta en la que, por ejemplo, con
respecto a un aspecto de oposición o de cuadratura entre
el Sol y Saturno, podría leerse que se trata de una persona incorregible, que impone sus opiniones a la fuerza,
que debe luchar con grandes resistencias y que sus
empresas no triunfan hasta el segundo o tercer intento.
Si estas afirmaciones deterministas se toman en serio,
pueden tener efectos contraproducentes en el proceso de
desarrollo del individuo. Muchas personas acaban siendo
dependientes de este tipo de afirmaciones puesto que las
consideran como hechos irrevocables cuando, en realidad, sólo hacen referencia a una pequeña parte de su ser.
El resultado final es una considerable pérdida de libertad.
Se han realizado numerosas investigaciones astrológicas
en las que se ha pretendido tipificar y definir los aspectos individuales basándose en información estadística
obtenida a partir de cuestionarios psicológicos. Por
ejemplo, ha habido intentos que han pretendido diagnosticar y clasificar el comportamiento en pareja. Pero definir el amor entre dos seres humanos a partir de interpretaciones tradicionales de aspectos es algo muy cuestionable. Los resultados obtenidos en estas investigaciones no
han sido satisfactorios ni tampoco pueden considerarse
como ninguna demostración de la astrología. La comparación de los aspectos denominados “malos” con accidentes, enfermedades y catástrofes tampoco ha dado buenos resultados. Resumiendo: ha quedado constatado que
44

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 45

la comparación estadística de aspectos individuales
con la realidad del ser humano no produce resultados
convincentes.

La estructura global de aspectos
Por lo tanto, para realizar una adecuada interpretación de
los aspectos no deben hacerse valoraciones individuales
aisladas de los mismos sino que siempre deben interpretarse dentro de la estructura global de aspectos, teniendo
en cuenta las posiciones por signo y por casa de los planetas correspondientes. Una vez más queremos hacer
énfasis en el hecho de que la lectura de la figura de
aspectos permite obtener una comprensión global del
horóscopo que hasta ahora no podía conseguirse de ningún otro modo. Al referirnos a un ser humano no podemos limitarnos a la aplicación de patrones ni intentar
comprender su comportamiento basándonos en recetas.
Siempre nos encontramos ante una estructura de aspectos completa, ante una figura de aspectos que une a todos
los planetas entre sí de forma única. Tomar un aspecto
individual de la figura e interpretarlo de forma aislada es
incorrecto por principio, puesto que ese aspecto forma
parte de toda una estructura con numerosas interconexiones. En nuestra forma de dibujar los horóscopos, la
figura de aspectos se representa en colores.Antes se hacía
de una forma bien distinta: no se empleaban los colores
y sólo se anotaban los grados de los aspectos en una tabla
o al borde del círculo del horóscopo. No podía hablarse
de una verdadera representación gráfica. Hoy en día, la
estructura gráfica de la figura de aspectos nos muestra la
motivación del individuo ante la vida; una motivación
que está profundamente arraigada en su interior.
45

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 46

Como puede verse en el ejemplo adjunto, dibujamos la
figura de aspectos en el interior del horóscopo de una
forma muy esmerada, utilizando los colores rojo, azul y
verde. Cada horóscopo muestra una imagen global distinta: cada horóscopo tiene una figura de aspectos única
e irrepetible que expresa la unicidad del ser humano.
Además, al fijarnos con detalle en la estructura de aspectos, también reconocemos diferentes figuras geométricas:
triángulos grandes y pequeños, figuras cuadrangulares y
también figuras lineales.

Briggitte Bardot, actriz
28.9.1934, 13.15, París/F

46

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 47

¿Qué son los aspectos?
La palabra aspecto viene del latín aspicere que significa
mirar. Cuando dos planetas están unidos por un aspecto
se miran mutuamente, es decir, se origina una relación
entre ellos. El aspecto une a los dos planetas y, tanto si lo
desean como si no, deben llegar a un entendimiento
mutuo. Un aspecto puede compararse con un hilo telefónico. Cuando se llama desde un extremo, hay que responder desde el otro extremo. Cuando, en una determinada
situación de la vida, un planeta recibe una llamada, esa llamada se transmite de forma automática a todos los planetas conectados con él a través de aspectos. La estructura de
aspectos es una especie de red de comunicaciones entre
planetas. Cada ser humano tiene una figura de aspectos
distinta, lo cual significa que cada uno está equipado con
una red de comunicaciones diferente. Podría decirse que
la estructura de aspectos es el conjunto de conexiones de
un aparato electrónico. En el horóscopo, la estructura de
aspectos es comparable a un “esquema de conexiones”
interno que representa la estructura de la conciencia del
ser humano. Según su cualidad, los aspectos pueden favorecer, limitar, modificar o ampliar la función de los planetas. Por lo tanto, esencialmente, los aspectos muestran funciones de relación entre factores del horóscopo; sobre
todo, entre los planetas o capacidades esenciales del individuo. Al ver sus interrelaciones de forma global en la
figura de aspectos, el astrólogo tiene ante sí una representación de las interconexiones y de las diferentes áreas funcionales de la conciencia del ser humano que determinan
su motivación en la vida. La figura de aspectos ofrece una
imagen bien proporcionada del carácter del ser humano:
por eso es tan importante aprender a interpretarla y no
considerar solamente los aspectos individuales.
47

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 48

De todos modos, en primer lugar debemos adquirir un
conocimiento adecuado de los elementos individuales
básicos que la conforman. Ante todo, debemos tener
claro que dos planetas sólo forman aspecto cuando el
ángulo que definen entre ambos cumple determinadas
condiciones. Desde el punto de vista técnico, los aspectos son relaciones angulares normalizadas entre dos planetas, basadas en la escala de subdivisión del círculo en
múltiplos de 30º.

Pasos de 30º

48

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 49

Pasos de 30º
Básicamente, los aspectos son pasos de 30º medidos sobre
el zodíaco. Cada signo zodiacal también abarca 30º.
Basándonos en una investigación realizada de forma
pragmática, sólo consideramos como aspectos los ángulos que son múltiplos de 30º, es decir, los ángulos de 30,
60, 90, 120, 150 y 180º, así como el caso especial del
ángulo de cero grados. Son los mismos ángulos del sistema de los signos zodiacales. La clasificación basada en los
múltiplos de 30º está fundamentada en valores obtenidos
en la experiencia, que provienen de los orígenes de la
astrología. Ptolomeo ya propuso esta clasificación de los
aspectos en el año 120 d.C.
Los aspectos pueden formarse tanto avanzando como
retrocediendo en la rueda zodiacal, a partir de un determinado punto. Para que exista un aspecto, el ángulo entre
dos planetas no tiene que ser un valor exacto: de hecho,
existen una serie de valores de tolerancia que dependen
del tipo de aspecto y del planeta. Estos valores de tolerancia se conocen con el nombre de orbes. Entre las diferentes escuelas astrológicas no hay unanimidad en cuanto a los valores de los orbes ni tampoco en cuanto a qué
otros puntos del horóscopo, además de los planetas,
deben tenerse en cuenta para la formación de aspectos
(1). En la Escuela API sólo se consideran aspectos las relaciones angulares entre planetas o entre planetas y el
Nodo Norte (Nodo Lunar Ascendente). Los aspectos al
AC, al MC o a cualquier otra cúspide de casa no se tienen en cuenta y no se dibujan porque distorsionan la
figura de aspectos y falsean su significado.

49

AFA 06-03

2/6/03

13:23

Página 50

De todos modos, la principal discrepancia entre escuelas
es la que hace referencia a los tipos de aspectos que
deben utilizarse. Los diferentes modelos se deben a que
se emplean distintos criterios para realizar la división del
círculo. Para no alargarnos, sólo mencionaremos las dos
principales tendencias:
1. El modelo de división en dos partes iguales es el
más antiguo de todos. Se originó en la era babilónica. En
esa época no se disponía de instrumentos geométricos y
lo más simple era dividir el círculo en dos (180º, oposición); dividir el semicírculo resultante otra vez en dos
(90º, cuadratura) y repetir de nuevo la operación obteniendo el cuarto de círculo (45º, semicuadratura). El primer intento de construcción de un sistema de casas por
parte de los babilonios también se basó en el mismo
principio. Este sistema de ocho casas (octatopos) no se
extendió demasiado; no obstante, el astrólogo romano
Manilius lo propagó de nuevo a principios de la era
cristiana.

El sistema de ocho casas
El sistema de ocho casas divide el
círculo en ocho partes iguales y
también se conoce con el nombre
de octatopos. El I Ching también se
basa en esta simple subdivisión en
Octatopos
mitades o duplicación de la dualidad
original. La base del sistema son los ocho trigramas básicos que, por duplicación, se transforman en hexagramas.
Como cada uno de los ocho trigramas debe combinarse
con ocho trigramas más, en total se obtienen un total de
64 hexagramas. La astrología china se basó en este mismo
50


Documentos relacionados


Documento PDF astrolog a de la figura de aspectos bruno louise y michael huber
Documento PDF las casas astrol gicas bruno huber
Documento PDF trabajo final cic 2016
Documento PDF correlaci n iso 9001 2008 iso 9001 2015
Documento PDF text per al debat del 21 de febrer
Documento PDF geoserver


Palabras claves relacionadas