Revista Ambiente Siglo XXI. N° 21.Enero 2009.pdf


Vista previa del archivo PDF revista-ambiente-siglo-xxi-n-21-enero-2009.pdf


Página 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Vista previa de texto


Volumen 3,



21.

Ambiente

Siglo

XXI

Página 10

Aves plagas…
¿Causa o consecuencia del daño?
Lic. En Ciencias
Biológicas
Ma. Rita Perez

Se define como ave plaga a cualquier especie que pueda causar un impacto
negativo sobre los recursos económicos, sociales o de conservación. Si bien
es posible que muchas especies introducidas en nuevos ambientes puedan
volverse plagas, es necesario considerar que especies nativas también se
han convertido en plagas, fundamentalmente de cultivos, al haberse modifi-

El cambio en el uso de suelo, con
la consecuente modificación del
ambiente, ha provocado la ruptura de las relaciones ecológicas
naturales en muchos ecosistemas.
Este desajuste se traduce en alteraciones para las poblaciones de
las especies, que deben ajustarse
a las nuevas condiciones o perecer.
Los daños que las aves plagas
pueden provocar son muy diversos; entre ellos se encuentran deterioros en sembrados de diversos
cultivos, horticultura, pesquerías,
competencia con otras aves nativas, dispersión de parásitos u
otras enfermedades, que pueden
llegar a afectar al hombre, e incluso interferencia en torres de control de aeropuertos y cableado de
instalaciones eléctricas. Así también el ácido úrico excretado con
sus heces puede provocar daños
en construcciones edilicias. Entre
la lista de aves que ocasionan daño figuran los loros y cotorras,
palomas, abutardas, gorriones,
tordos y golondrinas.
Determinar el estatus de plaga
para una especie no es sencillo.
Una de las mayores dificultades
para evaluar el problema es que la
mayoría de las suposiciones acerca del daño están basadas en información poco fiable, tales como
comentarios, anécdotas, denuncias inapropiadas e inadecuados
sondeos a campo, por lo que no es
posible arribar a conclusiones
precisas. Además, una sola especie puede ocasionar diversos tipos
de perjuicios. Otro factor que dificulta esta tarea es que muchas
veces el daño provocado suele ser
impredecible, sobre todo el relacionado con la agricultura, ya que
esto dependerá de las condiciones
ambientales, el tipo de cultivo y el
área destinada al cultivo.

Cotorra común, un psitácido considerado plaga en el centro de
este país.

Loro barranquero, otro psitácido considerado plaga en sur este
de la Provincia de Buenos Aires y Río Negro