Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Manual Ambientes de Trabajo Saludable .pdf



Nombre del archivo original: Manual Ambientes-de-Trabajo-Saludable.pdf
Título: Healthy Workplaces_Template_Spanish.pub
Autor: Philippos

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por PScript5.dll Version 5.2.2 / Acrobat Distiller 9.3.0 (Windows), y fue enviado en caja-pdf.es el 10/12/2015 a las 20:59, desde la dirección IP 190.198.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1140 veces.
Tamaño del archivo: 1.6 MB (32 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Ambientes de Trabajo Saludables:
un modelo para la acción
Para empleadores, trabajadores, autoridades
normativas y profesionales

i | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Catalogación por la Biblioteca de la OMS: 
 
Creación  de  entornos    de  trabajo  saludables:  un  mo‐

ras o límites. Las líneas discontinuas en los mapas
representan de manera aproximada fronteras respecto de las cuales puede que no haya pleno acuerdo.

delo  para  la  acción:  para  empleadores,  trabajadores, 
autoridades normativas y profesionales. 
 
1.Salud ocupacional. 2.Promoción de la salud. 3.Lugar
de trabajo - normas. 4.Enfermedades ocupacionales prevención y control. I.Organización Mundial de la
Salud.

ISBN 978 92 4 359931 1
WA 440)

(Clasificación NLM:

© Organización Mundial de la Salud, 2010
Se reservan todos los derechos. Las publicaciones de
la Organización Mundial de la Salud pueden solicitarse
a Ediciones de la OMS, Organización Mundial de la
Salud, 20 Avenue Appia, 1211 Ginebra 27, Suiza (tel.:
+41 22 791 3264; fax: +41 22 791 4857; correo
electrónico: bookorders@who.int). Las solicitudes
de autorización para reproducir o traducir las publicaciones de la OMS - ya sea para la venta o para la distribución sin fines comerciales - deben dirigirse a
Ediciones de la OMS, a la dirección precitada (fax: +41
22 791 4806;
correo electrónico:
permissions@who.int).
Las denominaciones empleadas en esta publicación y
la forma en que aparecen presentados los datos que
contiene no implican, por parte de la Organización
Mundial de la Salud, juicio alguno sobre la condición
jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de
sus autoridades, ni respecto del trazado de sus fronte-

La mención de determinadas sociedades mercantiles o
de nombres comerciales de ciertos productos no
implica que la Organización Mundial de la Salud los
apruebe o recomiende con preferencia a otros análogos. Salvo error u omisión, las denominaciones de
productos patentados llevan letra inicial mayúscula.
La Organización Mundial de la Salud ha adoptado todas las precauciones razonables para verificar la información que figura en la presente publicación, no obstante lo cual, el material publicado se distribuye sin
garantía de ningún tipo, ni explícita ni implícita. El
lector es responsable de la interpretación y el uso que
haga de ese material, y en ningún caso la Organización
Mundial de la Salud podrá ser considerada responsable de daño alguno causado por su utilización.

Impreso en Suiza

Versión original en ingles, traducido al español en
OMS/OPS.
DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN
Philippos Yiannikouris

de los trabajadores.”
Dra. Maria Neira, Directora, Departamento de Salud Pública y Ambiente,
Organización Mundial de la Salud

CUBIERTA
Trabajo Vertical. Fotógrafo: Monterro Francisco, EE.UU.
Equipos de seguridad y comportamientos seguros son esenciales para la prevención de riesgos laborales asociados a las
tareas peligrosas (2 º premio OMS/Organización Panamericana de la Salud (OPS) concurso de fotografía 2010,
Mi trabajo, mi salud)
DORSO
Trabajo de hombres, trabajo de mujeres. Trabajadores jóvenes
en un taller de cerámica en Ammán, Jordania, 1993 © OIT

ii | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

“La riqueza de las empresas depende de la salud

iii | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Contenido

....................................................................................... iv

Introducción

..................................................................................... 01

I. ¿Por qué es necesario crear una iniciativa sobre entornos de trabajo saludables?

..................................................................................... 04

II. Definición de ambientes de trabajo saludables

..................................................................................... 06

III: El modelo de la OMS de ambientes de
trabajos saludables

..................................................................................... 07

IV. El contenido: factores que influyen en
los ambientes de trabajo saludables

..................................................................................... 09

V. El proceso: pasos necesarios para iniciar
y mantener un programa

..................................................................................... 15

VI. Principios Fundamentales: las claves
del éxito

..................................................................................... 21

VII. Adaptación del modelo al contexto y
necesidades locales

..................................................................................... 24

Referencias

..................................................................................... 25

Agradecimientos

..................................................................................... 26

iv | Ambientes de Trabajo Saludables: un modelo para la acción

Contenido

Introducción:

01 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

un modelo para tomar acción

La salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores son de fundamental importancia para los
propios trabajadores y sus familias, y también
para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas y, por ende, para las
economías de los países y del mundo.
Según los cálculos actuales, dos millones de hombres y mujeres fallecen anualmente como consecuencia de accidentes de trabajo y enfermedades o traumatismos relacionados con el
trabajo (1). Así mismo, se calcula que cada año
se producen 160 millones de casos nuevos de
enfermedades relacionadas con el trabajo, (2).
Además el, 8% de la carga global de las enfermedades provenientes de la depresión es actualmente atribuida a los riesgos ocupacionales (3).
Estos datos, recopilados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización
Mundial de la Salud (OMS), solo abarcan las lesiones y enfermedades que se producen en los lugares de trabajo registrados, pertenecientes al sector convencional de la economía. En muchos países la mayor parte de los trabajadores pertenece
al sector no convencional, en el que no se lleva
ningún registro de los traumatismos o las enfermedades relacionadas con el trabajo, y mucho
menos se ejecutan programas dirigidos a prevenir este tipo de problemas. Por lo tanto, ocuparse de esta carga de morbilidad enorme, su costo
económico y la pérdida a largo plazo de recursos
humanos provocados por la insalubridad de los

lugares de trabajo es un reto formidable para los
países, los sectores económicos, los responsables
de las políticas de salud y los profesionales.
En el 2007 la Asamblea Mundial de la Salud dio su
apoyo a un nuevo Plan de acción mundial sobre la
salud de los trabajadores, con el objeto de dar un
nuevo impulso a la acción de los Estados Miembros. El plan se basa en la Estrategia mundial de
salud ocupacional para todos aprobada por la
Asamblea Mundial de la Salud en 1996. La Declaración de Yakarta sobre la Promoción de la Salud
(1997), la Declaración de Stresa sobre la salud de
los trabajadores (2006), el Pacto Mundial de las
Naciones Unidas y el Plan de acción mundial sobre la
salud de los trabajadores (2007) también realizan
aportes importantes para orientar esta iniciativa.
En el plan de acción mundial de la OMS se fijan
cinco objetivos:
1) elaborar y aplicar instrumentos normativos
sobre la salud de los trabajadores;
2) proteger y promover la salud en el lugar de
trabajo;
3) mejorar el funcionamiento de los servicios de
salud ocupacional y el acceso a los mismos;
4) proporcionar datos probatorios para fundamentar las medidas y las prácticas, y
5) integrar la salud de los trabajadores en otras
políticas.

02 | Ambientes de Trabajo Saludables: un modelo para la acción

DORSO
La fuerza del trabajo en equipo. Fotógrafo: Andrés Bernardo
López Carrasco, México. Trabajadores en una bodega de
montaje levantan estructura pesada de metal en equipo para
prevenir lesiones (1er premio OMS/OPS) concurso de fotografía 2010, Mi trabajo, mi salud)

03 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

ABAJO
Humanizando el trabajo. Fotógrafo: Marcelo Henrique Silveira, Brasil. Enfermera en hospital brasileño toma tiempo para
leerle a una paciente, ofreciendo un tiempo de mutuo gozo
(3er premio OMS/OPS) concurso de fotografía 2010,
Mi trabajo, mi salud)

En ese sentido, este modelo mundial de la OMS
brinda un marco flexible, adaptable a los diversos
países, lugares de trabajo y culturas. Se están elaborando más materiales, junto con los centros
colaboradores de la OMS y los asociados nacionales, con el objeto de brindar orientaciones
prácticas concretas para los distintos sectores,
empresas, países y culturas.
Los principios esbozados aquí se basan en un
examen sistemático de las definiciones de entornos de trabajo saludables que figuran en la bibliografía mundial, así como de las normas y prácticas para mejorar la salud en los lugares de trabajo. La documentación se examinó en un seminario internacional celebrado en Ginebra, Suiza, del
22 al 23 de octubre de 2009, que incluyó la con-

sulta de 56 expertos de 22 países.
Este examen completo de los datos probatorios,
junto con las referencias pertinentes, se incluye
en un documento de base titulado WHO healthy
workplace, framework and model: background and
supporting literature and practices (OMS, 2010),
que se puede consultar en línea en:
http://www.who.int/occupational_health/
healthy_workplaces/en/index.html

I.

Porque es lo correcto: ética empresarial
Los códigos de conducta y ética personales y
sociales son los cimientos de todas las filosofías
religiosas y morales más importantes. Uno de los
principios éticos esenciales, reconocidos en forma universal, es: “no hagas daño a los demás”. En
el lugar de trabajo, esto significa garantizar la salud y la seguridad de todos los empleados.
Mucho antes de que vieran la luz las normas laborales y sanitarias nacionales, los buenos empresarios comprendieron que era importante
respetar estos códigos sociales y éticos ya que
en el largo plazo ello premiaba sus esfuerzos y
beneficiaba a sus empleados.
En la era moderna, tanto las declaraciones mundiales como las organizaciones voluntarias han
promovido iniciativas que subrayan la importancia de las prácticas empresariales éticas en relación con los trabajadores. En la Declaración de
Seúl sobre seguridad y salud en el trabajo (2008),
se afirma que un entorno de trabajo seguro y
saludable es un derecho humano fundamental. El
Pacto Mundial de las Naciones Unidas es una plataforma de liderazgo internacional voluntaria para
los empleadores en la que se reconoce la existencia de principios universales relacionados con
los derechos humanos, las normas laborales, el
medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

Porque es una decisión inteligente: interés empresarial
Abundan los datos que demuestran que las empresas que promueven y protegen la salud de los
trabajadores también son algunas de las empresas más exitosas y competitivas en el largo plazo
y también tienen las mayores tasas de retención
de empleados. Algunos factores que los empleadores necesitan considerar son:
a) Costos de prevención frente a los costos derivados de accidentes;
b) Consecuencias financieras de violaciones jurídicas de normas y leyes laborales de salud y
seguridad ocupacional;
c) La salud de los trabajadores como un activo
empresarial importante para la empresa.
Seguir estos principios evita licencias por enfermedad y discapacidad innecesarias, minimiza los
costos médicos así como los costos asociados
con alta rotación de personal y aumenta la productividad a largo plazo y la calidad de los productos y servicios.
Cada vez más los consumidores están utilizando
su poder como tales para promover las prácticas
dirigidas a garantizar ambientes de trabajo saludables. Por ejemplo, varios movimientos mundiales de empresarios y consumidores con sentido
ético han promovido el uso de etiquetas de

04 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

¿Por qué es necesario crear
una iniciativa sobre ambientes de trabajo saludables?

05 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

ABAJO
Profesor parapléjico en el centro de formación, Harare,
Zimbabue, 1992 © OIT

"Comercio Justo" por parte de los consumidores
de los países desarrollados.

Porque es lo legal: la ley
En la mayoría de los países existen leyes nacionales e incluso locales que exigen a los empresarios
garantizar un mínimo de protección a los trabajadores contra los riesgos laborales que puedan
derivar en traumatismos o enfermedades. Cumplir con la ley y, de ese modo, evitar las multas o
el encarcelamiento de los empleadores, los directores y a veces, incluso, de los trabajadores,
es otro motivo para ocuparse de la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores. En los
últimos decenios, a medida que se crearon los

mecanismos comerciales y la sensibilización del
público y los accidentes industriales más graves
ocurridos en los países en desarrollo ocuparon
mayor espacio en los medios de comunicación
de todo el mundo, muchos de estos países comenzaron a prestar mayor atención al cumplimiento de las normas y leyes de salud ocupacional. Así, cuando algo sale mal en una industria,
una empresa multinacional puede ser objeto de
acciones judiciales rigurosas, tanto en el país anfitrión como en su país de origen.

II.

La OMS define la salud como “un estado de
completo bienestar físico, mental y social y no
solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. De acuerdo con esto, la definición de la
OMS de un entorno de trabajo saludable es la
siguiente:
Un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores y el personal superior colaboran en la aplicación
de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del lugar de trabajo, teniendo en
cuenta las siguientes consideraciones establecidas sobre la
base de las necesidades previamente determinadas:
 temas de salud y de seguridad en el entorno físico de
trabajo;
 temas de salud, seguridad y bienestar en el entorno
psicosocial de trabajo, con inclusión de la organización
del trabajo y de la cultura laboral;
 recursos de salud personal en el lugar de trabajo, y
 maneras de participar en la comunidad para mejorar la
salud de los trabajadores, sus familias y otros miembros
de la comunidad.

Esta definición refleja la evolución de nuestro
concepto de salud ocupacional, que ha pasado de
poner el acento casi exclusivamente en el entorno de trabajo físico a incluir factores psicosociales y prácticas personales de salud. El lugar de
trabajo se está usando cada vez más como un
entorno para la promoción de la salud y las actividades de salud preventivas, no solo con el objeto de prevenir los accidentes laborales sino tam-

bién para evaluar y mejorar la salud general de
las personas. Otro factor en el que se hace cada
vez más hincapié es en generar lugares de trabajo
que sean más propicios y adecuados para los trabajadores de más edad o los que padecen enfermedades crónicas o discapacidades.

“Un amiente de trabajo
saludable es uno en el que
los trabajadores y los
empleadores colaboran
en el uso de un proceso
de mejora continua para
proteger la salud,
seguridad y el bienestar
de todos los trabajadores
y la sostenibilidad del
lugar de trabajo...”

06 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Definición de ambientes de
trabajo saludables

III.

07 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

El modelo de la OMS de
ambientes de trabajo
saludables

Para crear un entorno de trabajo saludable una
empresa debe tener en cuenta las "vías o planos
de influencia" en los que puede actuar y el
"procedimiento" más eficaz que pueden utilizar
los empleadores y los trabajadores para adoptar
medidas. Según el modelo de la OMS, elaborado
mediante un examen sistemático realizado por
expertos, en las iniciativas que se adopten para
impulsar la creación de entornos de trabajo saludables existen cuatro "planos" clave que pueden
impulsarse o sobre los que se puede influir. Entre
ellos cabe mencionar:

 los recursos personales de salud;
 participación de la empresa en la comunidad.
Los aspectos operativos fundamentales del modelo comprenden: la atención especial que se
presta a un proceso continuo y gradual de movilización y la participación de los trabajadores en
torno de un conjunto compartido de valores y
principios éticos. El modelo se ilustra gráficamente en la figura 1 que se adjunta. Los componentes
clave del "contenido" y el "procedimiento" del
modelo se tratan con más detalle en las secciones IV y V que figuran a continuación

 el ambiente físico de trabajo;
 el ambiente psicosocial del trabajo;

“Para crear un ambiente de trabajo saludable, una empresa
necesita considerar las vías o espacios de influencia en
donde las acciones pueden tomar mejores lugares y los
procesos más efectivos en los que trabajadores y
empleadores pueden tomar acción.”

Ambiente físico de trabajo

Movilizar

Reunir

Mejorar

Compromiso líderes
Ambiente
psicosocial de
trabajo

Evaluar

ÉTICA Y VALORES

Examinar

Participación trabajadores

Hacer

Priorizar

Planear

Participación de la empresa en
la comunidad

Recursos
personales de
salud

08 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

FIGURA 1
Modelo de la OMS de ambientes de trabajo saludables: vías
de influencia, procedimientos y principios básicos

IV.

09 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

El contenido: factores que
influyen en los ambientes de
trabajo saludables

La figura 2 muestra los cuatro escenarios en los
que pueden ser mejor tomadas las acciones hacia
ambientes de trabajo saludables. Estos son brevemente descritos a continuación. Estas vías de
influencia a menudo se superponen unas con
otras, como lo reflejan los cuatro círculos de la
figura.

1. El ambiente físico de trabajo
El ambiente físico de trabajo se refiere a la estructura, aire, maquinaria, mobiliario, productos,
químicos, materiales y procesos de producción
en el trabajo. Estos factores pueden afectar la

seguridad y salud física de los trabajadores, así
como su salud mental y bienestar. Si el trabajador cumple sus tareas al aire libre o en un vehículo el entorno físico de trabajo es ese emplazamiento.
Los riesgos en el ambiente físico muchas veces
pueden provocar discapacidades a los trabajadores e incluso la muerte, es por ello que las primeras leyes y códigos ocupacionales de salud y
seguridad se enfocan en estos factores. Este tipo
de riesgos sigue amenazando la vida de los trabajadores diariamente, tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

Ambiente Físico
de Trabajo

Ambiente Psicosocial de Trabajo

Recursos Personales de Salud

Participación de
la Empresa en la
Comunidad

FIGURA 2
Factores que influyen en los ambientes de trabajo
saludables

 Eliminación o sustitución: eliminar el uso de

benceno en un proceso y reemplazarlo con
tolueno u otra sustancia química menos tóxica; eliminar la necesidad de conducir un vehículo celebrando reuniones mediante teleconferencias.
 Controles de ingeniería: instalar barras de protección en los tornos y las matrices; instalar
sistemas de ventilación por extracción local
para eliminar los gases tóxicos; instalar amortiguadores de ruidos; instalar en los hospitales sistemas de eliminación segura de agujas
usadas y dispositivos de elevación de pacientes.
 Controles administrativos: instrumentar un
buen servicio de limpieza y mantenimiento;
capacitar a los trabajadores en el empleo de
procedimientos operativos sin riesgo; realizar
tareas de mantenimiento preventivo en la
maquinaria y el equipo; aplicar una política de
prohibición del consumo del tabaco.
 Equipo de protección personal: proveer mascarillas filtrantes a los empleados que trabajan
en entornos con mucho polvo; proveer cascos y botas de seguridad a los obreros de la
construcción.

2. El ambiente psicosocial de trabajo
Ejemplos de cómo prevenir el ambiente físico de trabajo: Normalmente, los riesgos deben ser identificados, examinados y controlados por medio de
procesos de jerarquía de control. Los pasos típicos incluyen:

El entorno psicosocial de trabajo incluye la organización del trabajo y la cultura institucional y las
actitudes, los valores, las creencias y las prácticas

10 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Los problemas normalmente incluyen:
 sustancias químicas (como los solventes, los
plaguicidas, el asbesto, la sílice o el humo de
tabaco);
 factores físicos (como los ruidos, las radiaciones, las vibraciones, el exceso de calor o las
nano partículas);
 factores biológicos (como la hepatitis B, la
malaria, la infección por el VIH, el moho, la
falta de agua potable, los baños y otras instalaciones de higiene);
 factores ergonómicos (como ejercer una fuerza excesiva, trabajar en posturas incómodas,
realizar tareas repetitivas, levantar elementos
muy pesados);
 factores mecánicos (como los riesgos asociados con las máquinas: puntos de entrada a
sistemas de rodillos o cilindros, grúas o vehículos elevadores de horquilla);
 factores asociados con la energía (como los
riesgos de los sistemas eléctricos o las caídas
de lugares elevados), y
 factores asociados con la conducción de vehículos (como conducir en tormentas de nieve
o de lluvia o conducir vehículos mal mantenidos o con los que el conductor no está familiarizado).

11 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

OPUESTO
Tokio, 8 AM camino a la oficina, 1990 © OIT

que se exhiben diariamente en la empresa y afectan el bienestar mental y físico de los empleados.
Estos factores muchas veces se denominan factores estresantes del lugar de trabajo en general y
pueden provocar estrés emocional o mental a los
trabajadores.
Ejemplos de riesgos psicosociales incluyen pero no
se limitan a:
 las deficiencias en la organización del trabajo
(como los problemas con las exigencias de
trabajo, la presión del tiempo, la flexibilidad
de las decisiones, los premios y el reconocimiento, el apoyo de los supervisores, la claridad en la definición de las tareas, el diseño de
las tareas o las deficiencias en la comunicación);
 la cultura institucional (por ejemplo, la falta de
normas y procedimientos relacionados con la
dignidad de los trabajadores o el respeto que
se les brinda; el acoso y la intimidación; la discriminación con motivo del estado serológico
con respecto al VIH; la intolerancia para con
la diversidad; la falta de apoyo a los modos de
vida sanos);
 el estilo de gestión de mando y control (como
la falta de consultas, negociaciones, comunicación recíproca, retroalimentación constructiva
y gestión respetuosa del desempeño);
 la falta de apoyo al logro de un adecuado
equilibrio entre la vida laboral y la vida privada;

 el temor a la pérdida del puesto de trabajo

asociado con las fusiones, las adquisiciones, las
reorganizaciones o la evolución del mercado
laboral y la economía.
Maneras en las que se puede influir en el ambiente
psicosocial de trabajo: Los riesgos de carácter psicosocial deben abordarse de la misma manera
que los riesgos físicos, aunque se evaluarán con
diferentes herramientas (por ejemplo, usando
encuestas o entrevistas en lugar de inspecciones).
Deben reconocerse, evaluarse y controlarse mediante un mismo sistema ordenado de controles.
Algunos ejemplos son:
 Eliminarlos o modificarlos en su origen: reasignar
el trabajo para reducir la carga de trabajo,
sacar a los supervisores o brindarles mayor
adiestramiento en materia de comunicación y
aptitudes de liderazgo; aplicar una política de
tolerancia cero respecto del acoso, la intimidación o la discriminación en el lugar de trabajo.
 Reducir las repercusiones para el trabajador:
flexibilidad para abordar las situaciones de
conflicto entre la vida laboral y la vida privada;
lograr que el trabajador reciba apoyo de los
supervisores y de sus compañeros de trabajo
(recursos y apoyo emocional); flexibilidad en
la ubicación del trabajo y el tiempo asignado
para ejecutarlo; velar porque haya una comunicación oportuna, abierta y sincera.
 Proteger al trabajador: sensibilizar a los trabajadores y brindarles capacitación, por ejemplo

provocar discapacidades e incluso la muerte a los
trabajadores, es por ello que las primeras leyes y
códigos ocupacionales de salud y seguridad
se enfocan en estos factores.”

12 | Ambientes de Trabajo Saludables: un modelo para la acción

“Los riesgos en el ambiente físico muchas veces pueden

en esferas como la prevención de conflictos o
situaciones de acoso.

13 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

3. Recursos personales de salud en el trabajo
los recursos personales de salud en el lugar de
trabajo consisten en el entorno propicio, los servicios de salud, la información, los recursos, las
oportunidades y la flexibilidad que brinda una
empresa a los trabajadores con el objeto de apoyar o motivar sus esfuerzos por mejorar o mantener sus prácticas personales de estilo de vida
saludable, así como vigilar y apoyar su estado
actual de salud física y mental.
Ejemplos de temas relacionados a recursos personales de salud en el trabajo: condiciones imperantes
en el lugar de trabajo o la falta de información y
conocimientos pueden hacer que los trabajadores tengan dificultades para adoptar modos de
vida sanos o mantenerse saludables. Por ejemplo:
 los horarios de trabajo muy prolongados, el
costo de las instalaciones y el equipo para
hacer gimnasia y la falta de flexibilidad en
cuanto al momento en que una persona puede interrumpir su trabajo y la duración de esa
interrupción son todos factores que suelen
derivar en inactividad física;
 la imposibilidad de consumir una colación o
una comida en el trabajo, la falta de tiempo
para hacer una pausa y alimentarse, la ausencia de refrigeradores para guardar almuerzos
saludables y la falta de conocimientos pueden
resultar en un régimen alimentario deficiente;
 el consumo de tabaco quizás esté permitido
en el entorno laboral o este pueda favorecerlo.

 si se carece de atención primaria de salud ac-

cesible o asequible puede ocurrir no se diagnostiquen o traten las enfermedades, y
 la falta de conocimientos o recursos para la
prevención de las enfermedades de transmisión sexual pueden resultar en una elevada
prevalencia de la infección por el VIH.
Ejemplos de maneras para mejorar los recursos personales de salud en el trabajo: Estas deben incluir
servicios médicos, información, capacitación,
apoyo financiero, instalaciones, apoyo a las políticas, flexibilidad o programas promocionales para
permitir y alentar a los trabajadores a que adopten y mantengan prácticas de un modo de vida
sano. Algunos ejemplos son:
 proporcionar a los trabajadores instalaciones
para hacer ejercicio u otorgarles un subsidio
pecuniario para tomar clases de gimnasia o
acceder al equipo necesario;
 promover el transporte activo en las actividades laborales adaptando el volumen de trabajo
y los procesos.
 proporcionar y subsidiar alimentos saludables
en la cafetería y las máquinas expendedoras;
 ser flexible en cuanto al momento en que los
trabajadores interrumpen su trabajo y la duración de esa interrupción para permitir que
hagan ejercicio;
 prohibir el consumo de tabaco y hacer cumplir
esta prohibición;
 organizar programas para dejar de fumar para
los empleados y hacer cumplir la prohibición
de consumir tabaco, y
 prestar servicios médicos confidenciales como
las evaluaciones de salud, los exámenes médicos, la vigilancia médica (por ejemplo, medir la
pérdida de audición y los niveles de plomo en

4. Participación de la empresa en la
comunidad
Las empresas existen en las comunidades, las
afectan y se ven afectadas por ellas. Como los
trabajadores viven en las comunidades, su salud
se ve afectada por el entorno físico y social de la
comunidad. la participación de la empresa en la
comunidad comprende las actividades que realiza
la empresa y los conocimientos especializados y
otros recursos que aporta a la comunidad o comunidades en las que funciona, tanto en sus aspectos físicos como sociales, y que afectan la salud física y mental, la seguridad y el bienestar de
los trabajadores y sus familias. Esto incluye las
actividades, los conocimientos especializados y
los recursos aportados al entorno local inmediato, pero también al entorno más general.
Ejemplos de como las empresas pueden participar
en la comunidad: La empresa puede decidir prestar su apoyo y aportar recursos para:
 brindar servicios de atención primaria de salud gratuitos o subsidiados a las familias de los
trabajadores, los empleados de las empresas
pequeñas y medianas, y los trabajadores informales locales;
 instituir políticas de igualdad de género en el
lugar de trabajo para proteger y apoyar a las
mujeres o políticas de protección de otros















grupos vulnerables cuando estos no sean
exigibles por ley;
organizar actividades de alfabetización complementaria gratuita o asequible para los
trabajadores y sus familias;
aportar liderazgo y conocimientos especializados sobre salud y seguridad en el lugar
de trabajo a las empresas pequeñas y medianas locales.
realizar controles voluntarios de los contaminantes liberados por la empresa en el
aire o el agua;
ir más allá de lo que estipulan las normas
legales para reducir al mínimo la huella de
CO2 de la empresa;
hacer extensivo el acceso a los medicamentos antiretrovíricos a los miembros de la
familia de los trabajadores;
trabajar con los planificadores de la comunidad para construir sendas para bicicletas,
aceras, etc., y
subsidiar el transporte público.

En un país que cuente con un sistema nacional
de atención de salud y una legislación sólida y
bien aplicada relativa a la salud, la seguridad,
los derechos humanos, etc., las iniciativas comunitarias de una empresa pueden ser más
discrecionales y tener efectos menos evidentes en la comunidad. En una nación en desarrollo, ante la falta de atención de salud accesible o de aplicación eficaz de las leyes laborales,
la participación comunitaria de la empresa
puede tener enormes repercusiones para la
calidad de vida de los empleados y sus familias.

14 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

la sangre o realizar pruebas de detección del
VIH y la tuberculosis) y facilitar los tratamientos médicos si no puede accederse a ellos en
la comunidad (por ejemplo, los tratamientos
antiretrovíricos para la infección por el VIH o
el tratamiento preventivo con isoniazidas para
la tuberculosis).

V.

15 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

El proceso: pasos necesarios
para iniciar y mantener un
programa

En muchos sentidos el proceso mediante el cual
se crea un entorno de trabajo saludable es tan
fundamental para su éxito como el contenido del
programa. El modelo de la OMS se sustenta en
un proceso de organización muy reconocido de
"mejora continua" que garantiza que un programa de salud, seguridad y bienestar satisfaga las
necesidades de todos los interesados y sea sostenible en el tiempo. En este concepto se reconoce
que es improbable que un proyecto nuevo funcione perfectamente desde un principio.

co Occidental. El modelo ha sido gradualmente
modificado por expertos y agencias tales como la
OIT en el formato actual, como se representa en
la figura 3. Los pasos en el proceso son descritos
a continuación y la sección VI enfatiza sus principios fundamentales.

1. Movilizar
Es preciso reconocer que muchas veces para
movilizar a los interesados directos más importantes para que apoyen el cambio hace falta recopilar cierta información inicial. Las personas
tienen valores distintos y los marcos éticos en

Un modelo de “mejora continua” para salud y
seguridad en el trabajo fue desarrollado en 1998
por la Oficina Regional de la OMS para el Pacífi-

Movilizar

Mejorar

Reunir

Compromiso líderes
Evaluar

ÉTICA Y VALORES

Examinar

Participación trabajadores

Hacer

Priorizar

Planear

FIGURA 3
Modelo de la OMS de ambientes de trabajo
saludables: proceso de mejora continua

En una empresa pequeña puede ser útil que participen expertos o personal de apoyo ajenos a la
organización. Por ejemplo, puede resultar inestimable la participación de personal médico de una
empresa grande vecina o de un dispensario ocupacional de la comunidad, un representante de
una red local de esa rama de actividad o de un
organismo local de salud y seguridad.

2. Reunir
3. Examinar
Una vez que los interesados directos más importantes se han movilizado podrán demostrar su
compromiso aportando recursos. Este es el momento de reunir los recursos necesarios, incluyendo un equipo que trabajará para lograr cambios en el lugar de trabajo. Si ya existe un comité
de seguridad y salud es posible que ese grupo
pueda desempeñar este nuevo papel.
Si se trata de una empresa grande, este equipo a
cargo de la salud en el lugar de trabajo debe estar integrado por representantes de diversos
niveles y sectores y puede incluir a profesionales
de salud y seguridad, personal de recursos humanos, ingenieros y al personal médico que preste
servicios en la misma. Es fundamental que haya
representantes de los trabajadores y que no menos de la mitad de los miembros sean empleados
que no ocupan puestos de dirección, puesto que
los trabajadores de primera línea son quienes
conocen los procesos y el entorno de trabajo.
También es fundamental que la representación
de los géneros en el equipo sea equitativa.

La evaluación de la primera tarea que normalmente debe cumplir el equipo a cargo de la salud
del trabajo, usando diferentes herramientas y
medidas, tales como:
En inspecciones de trabajo deben recopilarse
datos básicos relativos a los procedimientos de
detección y evaluación de riesgos, datos demográficos de los empleados, actas del comité de
salud y seguridad, tasa de rotación de empleados,
estadísticas de productividad y los reclamos del sindicato
(si correspondiera). Deberán examinarse y tabularse las
políticas o las prácticas vigentes que guarden relación con cualquiera de las cuatro vías de influencia.
La salud de los trabajadores. es otro factor crítico
para examinar datos de salud ocupacional, tales
como las tasas de licencia por enfermedad, lesiones y enfermedades ocupacionales, incluyendo
discapacidades a corto y largo plazo. El otro as-

16 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

los que actúan son diferentes. Los motivan y movilizan cosas distintas, como la información, la
ciencia, la lógica, los aspectos humanos, la conciencia o las creencias religiosas. Saber quiénes
son los líderes de opinión y las personas más
influyentes en una empresa y qué cosas pueden
movilizarlos contribuirá a asegurarse su adhesión.

17 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

OPUESTO
Construcción en Chicago, EE.UU., 1987 © OIT

pecto esencial es el estado de salud personal de
los trabajadores. Esta información puede ser obtenida a través de encuestas confidenciales, o en
negocios más pequeños, con una lista de control
y / o diálogo entre directivos y trabajadores, y lo
ideal sería con profesionales de la salud.
También debe evaluarse qué futuro se desea para
la empresa y los trabajadores. Para una empresa
grande esto puede significar la realización de algunos ejercicios de evaluación comparativa para
determinar qué están haciendo las empresas similares con los datos mencionados. Quizá sea
importante hacer una revisión bibliográfica para
leer las recomendaciones o los estudios de casos
de prácticas adecuadas. En cuanto a los trabajadores a título individual, hay que preguntarles
qué querrían hacer para mejorar su ambiente de
trabajo y su salud y qué consideran que puede
hacer el empleador para ayudarlos.
En una empresa pequeña es importante determinar cuáles son las prácticas adecuadas en el ámbito local. Una buena forma de determinar lo que
puede hacerse y de conseguir ideas de cómo
hacerlo es hablar con los expertos locales o visitar las empresas locales que han abordado situaciones similares.

que puedan tratarse por separado los temas que
las atañen específicamente.

4. Priorizar
El criterio para determinar prioridades debe considerar diversos factores mientras reconoce que
algunas de las prioridades son esenciales para la
salud, tales como limitar la exposición a riesgos
ocupacionales. Otros criterios que deben ser
tomados en cuenta son:
 la facilidad con que se podría lograr una solución al problema (considerar soluciones rápidas que pueden motivar a las partes y promover mejoras continuas);
 los riesgos que corren los trabajadores (que
resultan de combinar la gravedad de la exposición al riesgo y la probabilidad de que el
problema ocurra);
 la posibilidad de lograr un cambio (inclusive la
posibilidad de que existan soluciones eficaces
al problema, la disposición del empleador
para realizar cambios, o la probabilidad de
éxito);
 el costo relativo si el problema se produce si
no se le presta atención, y
 consideraciones “políticas”.

5. Planear
Cualesquiera sean los métodos que se empleen
para recopilar esta información, es importante
velar por que las mujeres tengan las mismas posibilidades que los hombres para aportar ideas y

El siguiente paso es elaborar un plan de salud. En
una empresa grande, este sería un plan de enver-

prácticas locales es importante. Hablar con expertos locales o visitar empresas que hayan abordado situaciones
similares es una buena manera de averiguar que se puede hacer y obtener buenas ideas sobre como hacerlo.”

18 | Ambientes de Trabajo Saludables: un modelo para la acción

“Para una empresa pequeña, la determinación de buenas

19 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

ABAJO
Señora con máquina de coser, República de Corea, 2008.
Fotógrafo: Suvi Lehtinen, Finlandia. El desarrollo de ambientes de trabajo saludables en el sector económico informal
es un reto global que necesita ser enfrentado.

gadura para los próximos tres a cinco años. De
este modo se definirán las actividades de carácter general para abordar los problemas prioritarios, con plazos más amplios. El plan general debe tener algunas metas y objetivos a largo plazo
para que en el futuro sea posible determinar si
ha tenido éxito. Después de elaborar el plan a
largo plazo, se prepararían los planes anuales para abordar los temas en el orden de prioridad
establecido.
Cuando se consideren las soluciones a los problemas es importante recordar nuevamente el
principio de "aprender de otros" e investigar maneras de resolver el problema. Además, es sumamente importante a esta altura recordar las cuatro vías de influencia cuando llega el momento de
encontrar soluciones. Un error común que co-

meten las empresas es pensar que la solución de
un problema en el entorno físico de trabajo debe
tener soluciones de orden físico, tal como se
señala en la sección de integración.
Después de lograr cualquier otra aprobación necesaria en principio para el plan de tres a cinco
años, es tiempo de elaborar planes de acción
concretos, especificando claramente las metas,
los resultados esperados y las responsabilidades.
Para los programas de educación sanitaria es importante lograr avanzar más allá de la mera sensibilización e incluir el desarrollo de aptitudes y los
cambios de conductas. Deberán incluirse el presupuesto, las instalaciones y los recursos necesarios, así como los planes para la puesta en marcha y la promoción del programa o política, la
capacitación para cualquier política nueva, un

6. Hacer
Esta sería la etapa de poner manos a la obra. En
el plan deberían designarse a los responsables de
cada medida y, en esta etapa, lo único que interesa es ejecutar los planes de acción. En esto también es fundamental incluir a los trabajadores y
sus representantes
7. Evaluar
La evaluación es fundamental para determinar
qué funciona y qué no, y por qué si y por qué no.
Es preciso evaluar tanto la ejecución como los
resultados a corto y largo plazo. Además de evaluar cada una de las iniciativas, es importante
ponderar el éxito general del programa de ambientes de trabajo saludables después de tres a
cinco años o después de algún cambio importante, como un cambio del personal directivo. A
veces esta evaluación se puede hacer repitiendo
la misma encuesta o examinando nuevamente el
tipo de datos recopilados como punto de referencia. Si bien es improbable que pueda establecerse una relación de causalidad entre los cambios en la salud de los trabajadores y los cambios
de productividad o rentabilidad de la empresa,
también es importante realizar un seguimiento

de estas cifras y compararlas con los puntos de
referencia.

8. Mejorar
El último paso, o el primero del nuevo ciclo, es
realizar cambios teniendo en cuenta los resultados de la evaluación, mejorar los programas que
se han ejecutado o incorporar los próximos
componentes. Por otra parte, quizá se hayan logrado algunos éxitos notables. Es importante
reconocer los buenos resultados, valorar a las
personas que contribuyeron a lograrlos y procurar que todos los interesados directos sean
conscientes de ello.

Compromiso líderes

ÉTICA Y VALORES

Participación trabajadores

FIGURA 4
Principios fundamentales - las claves para el éxito

20 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

plan de mantenimiento de tres a cinco años y un
plan de evaluación. Si se logra definir con claridad
metas y objetivos mensurables se facilitarán las
evaluaciones futuras.

VI.

21 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Principios fundamentales:
claves para el éxito

Si bien la situación de cada empresa es distinta y
sus necesidades difieren, algunos principios fundamentales de las iniciativas sobre entornos de
trabajo saludables pueden mejorar sus probabilidades de éxito.

1. El compromiso de los empleadores basado en valores fundamentales
Esto depende de tres factores. El primero es movilizar a los principales interesados directos y
lograr su adhesión antes de tratar de empezar,
puesto que un programa de entornos de trabajo
saludables debe estar integrado a las metas y los
valores de la empresa; el segundo, si es preciso
obtener autorización, recursos o el apoyo de un
propietario, gerente general, líder de un sindicato o líder informal, es fundamental lograr su adhesión y convencimiento antes de tratar de poner en marcha el programa, y el tercera, la prueba fundamental de este compromiso es la formulación y aprobación de una política integral, firmada por la máxima autoridad de la empresa y
comunicada a todos los trabajadores, en la que
se indique claramente que las iniciativas sobre
entornos de trabajo saludables forman parte de
la estrategia empresarial de la organización.

2. Incluir a los trabajadores y sus representantes
Una de las conclusiones más reiteradas de las
investigaciones sobre eficacia de estos programas

es que para que sean exitosos los trabajadores
afectados por el programa deben participar en
cada uno de los pasos del proceso, desde la planificación hasta la ejecución y la evaluación. No
alcanza con "consultar" o "informar" a los trabajadores sobre lo que se está haciendo, sino que
es preciso lograr su participación activa y pedirles su opinión y sus ideas, escucharlas y aplicarlas.
Debido al desequilibrio de poder que existe en la
mayoría de los lugares de trabajo entre los trabajadores y la dirección, es fundamental que los
trabajadores tengan una voz más fuerte que la de
los trabajadores a título individual. Esta voz puede ser la de los sindicatos o la de los representantes regionales de los trabajadores.

3. Análisis de brechas
Es importante evaluar la situación actual, luego
determinar qué se desea lograr y hacer planes
para salvar la brecha entre ambas situaciones.

4. Aprender de otros
Muchas veces las personas encargadas de mejorar la salud y seguridad de un lugar de trabajo
carecen de los conocimientos y herramientas
necesarias para abordar ciertas cuestiones prioritarias. En estos casos es importante llamar a
otros expertos, por ejemplo, investigadores de
una universidad local o expertos de un organis-

22 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

ABAJO
Oficina de empresa de electrodomésticos,
Hangzhou, China © OIT

mo local de seguridad, también los representantes sindicales que han recibido capacitación especial sobre seguridad y salud ocupacional en empresas más grandes que funcionan en la comunidad pueden ser contratados. Estos pueden ayudar a transformar información compleja en aplicaciones prácticas. La Internet cuenta también
con buenas fuentes de información como los sitios Web de la OMS, la OIT, el Centro Canadiense de Higiene y Seguridad del Trabajo
(CCOHS) o la Agencia Europea para la Seguridad
y la Salud en el Trabajo.

5. Sostenibilidad
La evaluación y mejora continua son claves en el
aseguramiento de que las iniciativas de ambientes

de trabajo saludables se integren al plan estratégico de la empresa en lugar de adjudicar su trabajo a un grupo de trabajo aislado.

6. La importancia de la integración
Cuanto más grande es una empresa, tanto más
difícil resulta que los empleados y el personal
directivo tengan conocimiento de todo los que
sucede, y es más probable que se creen puestos
de especialistas para distribuir el trabajo que debe hacerse. En muchos casos, esto lleva a que las
tareas se hagan en grupos de trabajo aislados. En
muchas organizaciones grandes el personal de
salud y seguridad trabaja en un departamento, los
especialistas en el bienestar de los trabajadores
en otro y los profesionales de recursos humanos,

23 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

que trabajan en muchos temas relacionados con
el liderazgo, el desarrollo del personal y el entorno psicosocial de trabajo, en otro. Además, el
equipo de dirección de la empresa está tratando
de mejorar la calidad y aumentar la cantidad del
bien o el servicio que produce. Muchas veces
esas actividades interferirán con las medidas dirigidas a cuidar la salud de los trabajadores o estarán en oposición directa a ellas, pese a que esa
salud es fundamental para lograr niveles elevados
de producción y calidad.
¿Cómo puede lograrse la integración? A continuación se citan algunos ejemplos:
 La planificación estratégica debe incorporar el
aspecto humano de la ecuación y no solamente el interés empresarial, porque inevitablemente este interés depende de las personas
que integran la empresa. Kaplan y Norton
concibieron un método denominado “cuadro
de mando integral” para la gestión, que hace
hincapié en la necesidad de medir no solo los
resultados financieros sino también los conocimientos de los clientes, los procesos internos de la empresa y el aprendizaje, y el crecimiento de los empleados, a fin de garantizar el
éxito empresarial a largo plazo.
 Crear una serie de variables vinculadas con la
salud, la seguridad y el bienestar, y lograr que
el personal directivo superior las acepte y las
utilice para evaluar todas las decisiones. Independientemente de cuál sea la decisión que
esté tomando el personal directivo superior,
cuando sea el momento de tomarla generalmente la analizará en función de varios otros
criterios, como el costo en dinero, tiempo y
recursos, etc. La salud de los trabajadores
debe convertirse en uno de los criterios habituales que se tienen en cuenta en el proceso
de adopción de decisiones.
 Recordar los diversos factores que inciden en
la salubridad del lugar de trabajo cuando se
esté preparando una iniciativa dirigida a resolver un problema de salud, seguridad o bienestar. Por ejemplo, si se detectan trastornos
osteo-musculares en las personas que trabajan
todo día en máquinas de coser, un enfoque
muy empleado (y apropiado) sería examinar la
ergonomía de los operadores en sus puestos

de trabajo y corregir cualquier condición que
pueda representar un riesgo. Sin embargo,
otros factores causales pueden ser problemas
de carácter psicosocial como el volumen de
trabajo y las presiones de tiempo. Quizá también haya factores de salud personales, relacionados con el estado físico y la obesidad,
que están contribuyendo al problema. O una
falta de recursos de atención primaria de salud en la comunidad que puede ser motivo de
que el trabajador no pueda ser evaluado cuando le aparecen los primeros dolores. Por consiguiente, lo más eficaz sería emplear una
combinación de enfoques integrados relacionados con el entorno laboral (tanto el físico
como el psicosocial), la comunidad y la persona para examinar todos los aspectos del problema y las soluciones posibles.
 Lo que se premia se refuerza. Un sistema de
gestión del desempeño que incentive una producción elevada, independientemente de
cómo se logre, alentará a las personas a buscar un modo más directo o a emplear aptitudes interpersonales menos saludables para
realizar el trabajo. En cambio, un sistema de
gestión del desempeño que establezca metas
de producción pero también normas de conducta puede reforzar las conductas deseadas y
reconocer a las personas que tengan las conductas y actitudes que propician una cultura
laboral saludable.
El uso de equipos multidisciplinarios o matrices
puede ayudar a reducir el aislamiento de los grupos de trabajo. Si una organización tiene un comité de salud y seguridad y un comité de bienestar en el lugar de trabajo, podrían evitar trabajar
en forma independiente si algunas personas integran ambos comités, así cada grupo conoce las
actividades del otro y puede participar en ellas.
Este principio puede aplicarse a muchos otros
ejemplos de matrices de trabajo.

VII.

El modelo para la toma de acción de ambientes
de trabajo saludables que se describe en este
documento representa una síntesis de los mejores conocimientos y experiencias disponibles en
todo el mundo, recopilados y analizados por expertos en salud ocupacional de varios países.
Se brinda orientación para la adopción de medidas en los lugares de trabajo, especialmente si los
trabajadores y sus representantes y el empleador
colaboran en esa tarea. Sin embargo, el lugar de
trabajo existe en un contexto mucho más amplio. Los gobiernos, las leyes y las normas nacionales y regionales, la sociedad civil, las condiciones del mercado y los sistemas de atención primaria de salud tienen una extraordinaria repercusión, para bien o para mal, en el lugar de trabajo, y en lo que puede ser logrado por las partes
en el lugar de trabajo. Esas interrelaciones son
extremadamente complejas y se desarrollan en el
documento de base. También se necesita orientación y procedimientos para hacer participar
directamente a diversos sectores en las iniciativas de lugares de trabajo sanos. En lo que se refiere al mejoramiento de la salubridad en el lugar
de trabajo, los países en desarrollo y los desarrollados también hacen frente a necesidades y retos
muy distintos, como ocurre con las empresas
más pequeñas y las más grandes. El documento
de base también incluye ejemplos de cómo podría aplicarse este modelo en empresas grandes y
pequeñas, y muchos más detalles sobre lo que
sirve y lo que no sirve en distintas situaciones.

Los enlaces y los recursos que allí se proporcionan pueden ayudar a los empleadores y los trabajadores, a los responsables de las políticas y los
profesionales a que adapten estos principios a su
situación concreta. Además, a medida que avanza
la ejecución del Plan de Acción Mundial, la Organización Mundial de la Salud, junto con los Estados Miembros y los Centros Colaboradores,
brindará más orientación práctica sobre la aplicación a diferentes culturas y sectores de los principios que se describen en este marco, en adhesión a los mismos principios de "mejora continua" definidos en este modelo.

“...los países desarrollados
y en vías de desarrollo
tienen necesidades y retos
muy diferentes, así como
las empresas grandes y las
pequeñas. ”

24 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Adaptación del modelo al
contexto y necesidades
locales

25 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Referencias

(1) ILO, Facts on safety at work. April 2005.

Enlaces útiles:

(2) ILO/WHO joint press release. Number of
work-related accidents and illnesses continues to
increase: ILO and WHO join in call for prevention strategies. 28 April 2005.

WHO Occupational Health homepage: www.who.int/occupational_health

(3) Prüss-Ustün A, Corvalan C. Preventing disease through health environments: towards an
estimate of the environmental burden of disease.
Geneva: WHO, 2006.
(4) http://www.issa.int/aiss/content/
download/43103/824949/
file/2Seoul_Declaration.pdf
(5) The concept of continual improvement was
first popularized in the 1950s by social scientists
such as Edward Deming, who developed the
Plan, Do, Check, Act (PCDA) model. This, in
turn, was inspired by the scientific method of
“hypothesize, experiment, evaluate.”
(6) Recommendation 164 to Convention 155 on
Occupational Safety and Health, 1981Review 82
(2): 52-63.
(7) Kaplan RS, Norton DP. "The balanced scorecard: measures that drive performance." Harvard
Business Review 82(2): 52-63.

WHO Healthy Workplaces homepage: http://
www.who.int/occupational_health/
healthy_workplaces/en/index.html
WHO Collaborating Centres: http://
www.who.int/occupational_health/network/en/
ILO website: www.ilo.org
WHO healthy workplaces background document:
http://www.who.int/occupational_health/
healthy_workplaces/en/index.html.
OPS/OMS Sitio web Salud de los Trabajadores:
www.paho.org/saludocupacional
www.paho.org/workershealth

Autor principal:
Joan Burton, BSC, RN, MEd, asesor estratégico de la
Asociación de Prevención de Accidentes Industriales,
Canadá
Las fotos en la portada, y en las páginas 2 y 3, fueron las
premiadas en el primer concurso de fotografía, Trabajos
Saludables: Mi trabajo, Mi Salud” organizado por la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud para
las Américas/Organización Panamericana de la Salud
(OPS) en el 2010.
Grupo de trabajo del proyecto:
Evelyn Kortum, Coordinadora de Proyectos Globales,
Departamento de Salud Pública y Ambiente, Organización Mundial de la Salud, Ginebra, Suiza
PK Abeytunga, Canadian Centre for Occupational
Health & Safety, Canada
Fernando Coelho, Serviço Social da Indústria, Brazil
Aditya Jain, Institute of Work, Health and Organisations, United Kingdom
Marie-Claude Lavoie, Organización Mundial de la Salud,
AMRO, EE.UU.
Stavroula Leka, Institute of Work, Health and Organisations, United Kingdom
Manisha Pahwa, Organización Mundial de la Salud, AMRO, EE.UU.
Revisores expertos:
Said Arnaout, WHO Regional Office for the Eastern
Mediterranean Region (EMRO), Cairo, Egypt
Janet Asherson, International Employers Organization,
Switzerland
Linn I. V. Bergh, Industrial Occupational Hygiene Association, and Statoil, Norway
Joanne Crawford, Institute of Occupational Medicine,
UK
Reuben Escorpizo, Swiss Paraplegic Research (SPF),

Switzerland
Marilyn Fingerhut, National Institute for Occupational
Safety & Health, USA
Fintan Hurley, Institute of Occupational Medicine, UK
Alice Grainger Gasser, World Heart Federation, Switzerland
Nedra Joseph, National Institute for Occupational
Safety & Health, USA
Wolf Kirsten, International Health Consulting, Germany
Rob Gründemann, TNO, The Netherlands
Kazutaka Kogi, International Commission on Occupational Health
Ludmilla Kožená, National Institute of Public Health,
Czech Republic
Wendy Macdonald, Centre for Ergonomics & Human
Factors, Faculty of Health Sciences, La Trobe University, Australia
Kiwekete Hope Mugagga, Transnet Freight Rail, South
Africa
Buhara Önal, Ministry of Labour and Social Security,
Occupational Health and Safety Institute,Turkey
Teri Palmero, National Institute for Occupational Safety
& Health, USA
Zinta Podneice, European Agency for Safety and Health
at Work, Spain
Stephanie Pratt, National Institute for Occupational
Safety and Health, USA
Stephanie Premji, CINBIOSE, Université du Québec à
Montréal, Canada
David Rees, National Institute of Occupational Health,
South Africa
Paul Schulte, National Institute of Occupational Safety &
Health, USA
Tom Shakespeare, Disability Task Force, World Health
Organization, Geneva, Switzerland
Cathy Walker, Canadian Auto Workers
(retired),Canada
Matti Ylikoski, Finnish Institute of Occupational Health,
Finland

26 | Ambientes de Trabajos Saludables: un modelo para la acción

Agradecimientos

Ambientes de Trabajo Saludables:
un modelo para la acción
Para empleadores, trabajadores, autoridades
normativas y profesionales

La salud, seguridad y bienestar de los trabajadores son preocupaciones vitales para miles de millones de personas que trabajan alrededor del
mundo. Sin embargo el problema se extiende
más allá de los individuos y sus familias. Es de
suma importancia para la productividad, competividad y sostenibilidad de empresas, comunidades
y de economías nacionales y regionales.
Según los cálculos actuales, dos millones de hombres y mujeres fallecen anualmente como consecuencia de accidentes de trabajo y enfermedades
o traumatismos relacionados con el trabajo. Así
mismo, se calcula que cada año se producen 160
millones de casos nuevos de enfermedades relacionadas con el trabajo. Además, el 8% de la carga global de las enfermedades provenientes de la
depresión es actualmente atribuida a los riesgos
ocupacionales.
Este documento propone un marco global para la
planificación, ejecución y evaluación de intervenciones esenciales para la protección y promoción
de la salud ocupacional.

Dra. María Neira
Directora
Departamento de Salud Pública y Ambiente
Organización Mundial de la Salud
www.who.int/occupational_health/
Organización Mundial de la Salud
20, Avenue Appia
CH‐1211 Ginebra 27
T: +41 22 791 2111
F: +41 22 791 3111
www.who.int


Documentos relacionados


Documento PDF manual ambientes de trabajo saludable
Documento PDF carta
Documento PDF dossier mejorar clima laboral fruta
Documento PDF programa del curso smsh 2015
Documento PDF presentaci n
Documento PDF alimentos


Palabras claves relacionadas