Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



EMT 2015 (2) .pdf



Nombre del archivo original: EMT 2015 (2).pdf
Autor: Luis Cueva

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Microsoft® Word 2013, y fue enviado en caja-pdf.es el 02/10/2014 a las 18:57, desde la dirección IP 83.50.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 138502 veces.
Tamaño del archivo: 3 MB (138 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Programa de la Escuela del
Ministerio Teocrático

2015

1

2

Este libro pertenece a:

_____________________________________________________
©2015

Este documento contiene información que se considerara en la Escuela del Ministerio Teocrático 2015.
Es solo un manual para acceso rápido de los discursos. Se recomienda hacer sus propias investigaciones y
valerse de las ayudas provistas por el Esclavo Fiel. Toda la información ha sido obtenida del CD-ROM
Watchtower Library 2013.

© 2015
Referencias Para La Escuela Del Ministerio Teocrático.
Publicado en español: 2014
References For Theocratic Ministry School 2015 Spanish (TMS-15-S)
La redistribución de estas referencias queda a discreción de quién
las recibe y de quién las redistribuye. Prohibida su distribución masiva.
A menos que se indique lo contrario, las citas bíblicas se han tomado de la versión en
lenguaje moderno Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (con referencias).
Al descargar este archivo, se compromete a respetar las condiciones de uso del sitio jw.org, como a no colocar los
contenidos en Internet u otra red electrónica ni pasárselo a nadie a cambio de dinero, aunque sea sin afán de lucro.
A menos que se indique lo contrario, todos los contenidos gráficos y textuales de esta compilación son propiedad
intelectual de Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, Inc.
Todos los derechos reservados.
Esta obra fue impresa en Agosto de 2014.

3

ÍNDICE
ENERO…………………………8

MAYO………………………..39

SEPTIEMBRE………………81

5 de ENERO………………….8

4 de MAYO…………………39

7 de SEPTIEMBRE……….81

12 de ENERO……………...11

11 de MAYO……………….41

14 de SEPTIEMBRE……..83

19 de ENERO………………13

18 de MAYO……………….44

21 de SEPTIEMBRE……..84

26 de ENERO………………15

25 de MAYO……………….45

28 de SEPTIEMBRE……..87

FEBRERO…………………...16

JUNIO………………………..47

OCTUBRE……………………91

2 de FEBRERO…………….16

1 de JUNIO…………………47

5 de OCTUBRE…………….91

9 de FEBRERO…………….18

8 de JUNIO…………………49

12 de OCTUBRE………….94

16 de FEBRERO…………..19

15 de JUNIO……………….50

19 de OCTUBRE………….97

23 de FEBRERO…………..21

22 de JUNIO……………….53

26 de OCTUBRE…………101

29 de JUNIO……………….55
MARZO………………………22

N0VIEMBRE……………..102

2 de MARZO……………….22

JULIO…………………….…..56

2 de NOVIEMBRE……..102

9 de MARZO……………….25

6 de JULIO………………….56

9 de NOVIEMBRE……..106

16 de MARZO……………..27

13 de JULIO………………..58

16 de NOVIEMBRE……114

23 de MARZO……………..29

20 de JULIO………………..63

23 de NOVIEMBRE……117

30 de MARZO……………..30

27 de JULIO………………..66

30 de NOVIEMBRE……125

ABRIL…………………………33

AGOSTO…………………….72

DICIEMBRE……………….127

6 de ABRIL………………….33

3 de AGOSTO……………..72

7 de DICIEMBRE……….127

13 de ABRIL………………..35

10 de AGOSTO……………74

14 de DICIEMBRE……..129

20 de ABRIL………………..37

17 de AGOSTO……………76

21 de DICIEMBRE……..133

27 de ABRIL………………..38

24 de AGOSTO……………78

28 de DICIEMBRE……..135

31 de AGOSTO……………80

4

´
˜
PROGRAMA DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCR ATICO DEL ANO 2015
INSTRUCCIONES

´
´
Durante el 2015, la Escuela del´ Ministerio Teocr
atico se dirigira de acuerdo con las siguientes instrucciones:
´
´
FUENTES DE LA INFORMACION: Traduccion del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras [bi12], Introduccion a la Palabra de
Dios [igw] y Perspicacia para comprender las Escrituras [it].
´
´
La escuela debe comenzar con unas palabras de bienvenida, tras lo cual se procedera del modo descrito a continuacion.
´
´
Al finalizar cada intervencion, el superintendente de la escuela presentara la siguiente. Si hay suficiente espacio y el supe´
rintendente de la escuela desea hacerlo, puede sentarse junto a una mesa en la plataforma y hacer desde allı sus comen´
´
´
tarios. Tambien puede sentarse entre el publico cerca de la plataforma, pero en ese caso hara sus comentarios desde el atril.
´
´
ayudante y el marco. Tambien puede incluir otros versıculos
PUNTOS SOBRESALIENTES DE LA LECTURA DE LA BIBLIA:
´
8 minutos. En los primeros dos minutos, un anciano (o siervo
que destaquen los principios bıblicos relacionados con el
´
ministerial) capacitado destacara un punto de la lectura de la
tema.
´
´
´
Biblia asignada para esa semana y se limitara al tiempo que
CONSEJO: 2 minutos. Despues de las asignaciones nume´
tiene disponible. Cuando sea posible, puede adaptar la inforro 1, 2 y 3, el superintendente de la escuela utilizara este tiem´
´
´
´
macion a las circunstancias locales y hacer hincapie en la impo para animar al estudiante y darle algun consejo util toma´
´
´
portancia que esta tiene para nosotros hoy (be 47 parr. 2– 48
do del libro Benefıciese de la Escuela del Ministerio Teocratico.
´
´
parr. 1). El orador tratara de no excederse de los dos minutos
Cuando el superintendente de la escuela introduzca una in´
´
´
´
asignados a su exposicion. Debe asegurarse de dejar seis mitervencion, no mencionara en que aspecto de la oratoria se
´
´
´
nutos para que los presentes hagan comentarios breves (de
centrara el estudiante. Sin embargo, tras la intervencion, dira
´
´
´
un maximo de treinta segundos) sobre aspectos de la lectura
algunas palabras de elogio, mencionara el aspecto que tenıa
´
´
´
bıblica semanal que hayan encontrado interesantes. A contiasignado el estudiante y explicara por que lo hizo bien, o in´
´
´
´
´
´
´
nuacion, el superintendente de la escuela pedira a los estudicara de manera amable por que deberıa darle mas atencion
´
diantes asignados a las salas auxiliares que se dirijan a estas.
a
ese
punto.
Seg
un
las
necesidades
de
cada
estudiante,
se
le
´
´
´
ASIGNACION NUM. 1: 3 minutos o menos. Lectura a cargo
pueden
dar
consejos
constructivos
tomados
del
libro
Benef
ı´
´
´
´
de un hermano que no hara comentarios de introduccion
ciese, ya sea con relacion al aspecto de la oratoria que tenıa
´
´
´
ni de conclusion. El superintendente de la escuela ayudara a
asignado o a otro rasgo de su presentacion. Estos deben dar´
los estudiantes para que su lectura refleje que comprenden la
se en privado al finalizar la reunion o en otro momento.
´
´
informacion y para que lean con precision, fluidez, modulaTIEMPO. Todas las intervenciones, incluidos los comentarios
´
´
´
cion y naturalidad, ası como con las pausas y el enfasis adedel superintendente de la escuela, deben limitarse a los minu´
cuados.
tos programados. Si a los estudiantes de las asignaciones nu´
´
´
´
ASIGNACION NUM. 2: 5 minutos. Estara a cargo de una hermero 1, 2 y 3 se les acaba el tiempo, se les interrumpira con
´
´
´
mana. El superintendente de la escuela podra indicarle que
discrecion. En caso de que el hermano que presente los pun´
marco de circunstancias utilizar, o la estudiante podra elegir
tos sobresalientes de la lectura de la Biblia se pase de tiempo,
´
´
´
uno de la lista que aparece en la pagina 82 del libro Benefıciese le aconsejara en privado. Todos los participantes deben te´
´
se de la Escuela del Ministerio Teocratico. La hermana debe atener cuidado de no pasarse de tiempo. La duracion total del
´
´
nerse al tema asignado. Cuando la asignacion se base en el foprograma
ser
a
de
treinta
minutos.
´
´
lleto Introduccion a la Palabra de Dios, debe presentar la
LISTA DE ASPECTOS DE LA ORATORIA. Vea el libro Benefı´
´
´
informacion de manera realista y practica, adaptandola a alciese.
´
´
gun aspecto del ministerio y al territorio de la congregacion.
´
CONSEJERO AUXILIAR. Conviene que esta funcion la cumCuando se base en una entrada de Perspicacia para compren´
pla un anciano con experiencia en presentar discursos. La resder las Escrituras sobre un personaje bıblico, la estudiante ele´
´
ponsabilidad del consejero auxiliar es dar consejo en privado
gira las citas bıblicas que considere apropiadas. El objetivo de
´
a ancianos y siervos ministeriales, si es necesario, respecto a
hablar de un personaje bıblico es mostrar lo que aprendemos
´
cualquier intervencion que tengan en la plataforma, sea en la
de su ejemplo. Podemos imitar los actos de lealtad, valor, hu´
´
Escuela del Ministerio Teocratico, discursos publicos, asignamildad y altruismo; mientras que aquellos que reflejan falta
´
´
ciones en la Reunion de Servicio, dirigiendo el Estudio de
de fe y otras caracterısticas indeseables sirven de firme adver´
´
La Atalaya o el Estudio Bıblico de la Congregacion o leyendo
tencia para que el cristiano se aparte del mal camino. El supe´
´
´
los parrafos. Si la congregacion cuenta con varios ancianos
rintendente se interesara, sobre todo, en que la hermana ex´
que sean oradores y maestros capacitados, se puede asignar
ponga bien la informacion y que ayude a la otra persona a
˜
´
a uno distinto cada ano como consejero auxiliar. No es necerazonar usando las Escrituras. Puede incluir otros versıculos
´
sario que aconseje a los ancianos y siervos ministeriales cada
que destaquen los principios bıblicos relacionados con el
´
´
vez que tengan una intervencion, sino solo cuando vea que a
tema. El superintendente de la escuela designara una ayu´
´
alguno de ellos le ayudarıa escuchar unas palabras de estımudante.
´
´
´
´
lo
o
alguna
sugerencia
pr
actica.
ASIGNACION NUM. 3: 5 minutos. La presentara un her´
´
REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCRATICO:
mano o una hermana. En el caso de las hermanas, seguiran
´
´
20 minutos. Cada dos meses, el superintendente de la escuela
las instrucciones correspondientes a la asignacion numero 2.
´
´
´
dirigira un repaso. Este ira precedido por los puntos sobresaEn el caso de los hermanos, si la informacion se basa en una
´
´
´
lientes de la lectura de la Biblia y se basara en la informacion
entrada de la obra Perspicacia sobre un personaje bıblico, pro´
abarcada en la escuela durante los dos meses anteriores, innunciaran un discurso dirigido al auditorio. El estudiante de´
´
´
cluida la semana en curso. Si la semana del repaso de la Essarrollara el tema, empleara las citas bıblicas que considere
´
´
cuela del Ministerio Teocratico coincide con la visita del suapropiadas y mostrara lo que podemos aprender del ejemplo
´
´
perintendente
de
circuito,
el repaso se pospondra para la
del personaje. Pero si se le asigna presentar informacion mar´
´
semana siguiente. En lugar del repaso, se presentaran las asigcada con un asterisco, debe hacerlo como una demostracion
naciones 1 a 3 programadas para la semana siguiente. La lecen el marco de un estudio de familia o del ministerio del camtura semanal de la Biblia y los puntos sobresalientes no se
po. El ayudante debe ser un miembro de su familia, u otro va´
´
cambian. En la semana de la asamblea de circuito o la asamron de la congregacion. Por lo general, el superintendente de
´
´
blea regional, no se celebra ninguna reunion en la congregala escuela escogera el ayudante y el marco de circunstancias.
´
´
´
cion. La informacion programada para las reuniones de esa
Si se le encarga esta asignacion a un anciano para que de´
˜
´
muestre como usar el arte de ensenar, el puede elegir a su
semana debe estudiarse individualmente o en familia.
ss15-S

6/14

PROGRAMA
´
5 de
de la Biblia: Josue 16 a 20
´ en. Lectura
´
Num.
1: Josue ´ 17:11-18
´
´
´
Num.
2: ¿Quien es Dios? (igw pag. 2 parrs. 1-3)
´
Num. 3: Rey Acaz.´ Tema: Los malvados no tienen paz
(it-1 pags. 37, 38)

´
12´ de en. Lectura
de la Biblia: Josue 21 a 24
´
Num.
1: Josue 24:14-21
´
´
Num. 2: Rey Acaz.´ Tema: Dios no aprueba a los idolatras
(it-1
p
ags.
40,
41)
´
´
´
Num. 3: 1 Jehov
a es´ el Creador
Todopoderoso (igw pag. 2
´
´
parr. 4–pag. 3 parr. 1)

19´ de en. Lectura de la Biblia: Jueces 1 a 4
Num.
1: Jueces
´
´ 3:1-11
´
Num. 2: ¿Como
puede usted conocer a Dios? (igw pag. 4
´
parrs. 1-4)
´
´
Num. 3: Ahitofel. Tema: Jehov
´ a frustra los planes de los
traidores (it-1 pag. 76)

26´ de en. Lectura de la Biblia: Jueces 5 a 7
Num.
1: Jueces´ 7:12-25
´
´
´
Num. 2: Amnon. Tema:
La pasion egoısta lleva al desastre
´
(it-1 pag. 118)
´
´
´
Num. 3: 1 Maneras de conocer a Dios (igw pag. 5 parrs. 1-4)

2 de
´ febr. Lectura de la Biblia: Jueces 8 a 10
Num.
1: Jueces´ 8:13-27 ´
´
´
Num.
2: ¿Quien
´
´ escribio la Biblia? (igw pag. 6)
Num. 3: Andres. Tema: Es mejor
ser
accesible
y leal que ser
´
prominente (it-1 pags. 137, 138)

9 de
´ febr. Lectura de la Biblia: Jueces 11 a 14
Num.
1: Jueces
´
´ 13:15-25 ´
Num. 2: Anas. Tema:
Es inutil oponerse con odio a la verdad
´
(it-1 pag. 133) ´
´
´
Num. 3: 1 ¿Es la Biblia cientıficamente exacta? (igw pag. 7)

16´ de febr. Lectura de la Biblia: Jueces 15 a 18
Num.
1: Jueces
´
´ 16:13-24
´
Num. 2: ¿Cu´al es el tema central de la Biblia? (igw pag. 8
p
arrs.
1-4)
´
Num. 3: Apolos. Tema: Un hombre
humilde, elocuente y
´
entusiasta (it-1 pag. 158)

23 de febr. Lectura de la Biblia: Jueces 19
´ a 21
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocratico

2 de
´ mzo. Lectura de la Biblia: Rut 1 a 4
Num.
1: Rut
´ 3:14–4:6
´
Num. 2: Aquila. Tema: Predique
´ con entusiasmo y sea
hospitalario (it-1 pag. 164)
´
Num. 3: 1 El Rey Jesucristo
´
´ es humilde
´
´y poderoso
(igw pag. 8 parr. 5–pag. 9 parr. 4)

9 de
´ mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 1 a 4
Num.
1: 1 Samuel
2:30-36
´
´
´
´
Num.
2: ¿Qu´ e predijo
la Biblia sobre el Mesıas? (igw
´
´
´ pag.10)
Num. 3: Asa (num.
´ 1). Tema: Adoremos a Jehova con celo
(it-1 pags. 221, 222)

16´ de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 5 a 9
Num.
1: 1 Samuel
´
´
´ 6:10-21
Num. 2: Atalıa (num. 1). Tema: Las malas consecuencias de
dejarse´ influir por personas como Jezabel
(it-1 pags.
246, ´ 247)
´
´
´
Num. 3: 1 Profecıas
´ mesianicas que se cumplieron en Jesus
(igw pag. 11)

23´ de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 10 a 13
Num.
1: 1 Samuel
11:1-10
´
´
´
´
Num. 2: ¿Qu´ e dicen sobre nuestros
´
´ dıas las profecıas
b
ıblicas?
(igw
p
ag.
12
p
arrs.
1-4)
´
´
´
Num. 3: Azarıas (num. 21).´ Tema: Tuvo una fe firme desde su
juventud (it-1 pag. 260)

30´ de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 14 y 15
Num.
1: 1 Samuel 14:36-45
´
Num.2: Balaam. Tema: La codicia puede cegarnos
y
´
llevarnos
por
mal
camino
(it-1
p
ags.
278,
279)
´
´
´
Num. 3: 1 El
de´ las profecıas bıblicas sobre los
´ cumplimiento
´
ultimos dıas (igw pag. 13)

6 de
´ abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 16 a 18
Num.
1: 1 Samuel 18:17-24
´
´
Num.
2: ¿Tiene Dios la culpa del sufrimiento? (igw pag. 14)
´
Num. 3: Barac. Tema: Seamos valientes´ y no busquemos la
alabanza de la gente (it-1 pags. 283, 284)

13´ de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 19 a 22
Num.
1: 1 Samuel´ 21:10–22:4
´
Num. 2: Bernabe. Tema: Seamos
afectuosos y generosos en el
´
ministerio
(it-1
p
ags.
315,
316)
´
´
´
Num. 3: 1 ¿Por que pasan cosas malas? (igw pag. 15)

20´ de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 23 a 25
Num.
1: 1 Samuel
23:13-23
´
´
´
Num. 2: ¿Qu´ e promete la Biblia para el futuro? (igw pag. 16
parrs. 1-3)
´
´
´
Num. 3: Baruc ´ (num. 1). Tema:
Sirvamos a Jehova sin
´
egoısmo (it-1 pag. 287)

27 de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel´ 26 a 31
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocratico

4 de
´ mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 1 a 3
Num.
1: 2 Samuel 2:24-32
´
Num. 2: Bat-seba. Tema: Los pecadores que´ se arrepienten
pueden
´ recuperar la aprobacion de Dios
(it-1 pags. 289, 290)
´
´
Num. 3: 1 Pronto´ se cumplir
de la Biblia
´ an las
´ promesas
´
(igw pag. 16 parr. 4–pag. 17 parr. 1)

11´ de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 4 a 8
Num.
1: 2 Samuel
6:14-23
´
´
´
Num.
2: ¿Que nos sucede cuando morimos? (igw pag. 18)
´
Num. 3: Belsasar. Tema: Aprendamos
a ser humildes para
´
no acabar mal (it-1 pags. 305, 306)

18´ de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 9 a 12
Num.
1: 2 Samuel 10:13–11:4
´
´
Num. 2: Benaya (n
´ um. 1). Tema: Seamos valientes y leales
(it-1
p
ag.
309)
´
Num. 3: 1 ¿Es posible
que los muertos vuelvan a vivir?
´
(igw pag. 19)

25´ de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 13 a 15
Num.
1: 2 Samuel
13:34–14:7
´
´
Num. 2: ¿Que dice´ la Biblia acerca del trabajo?
(igw pag.´ 20)
´
´
´
Num. 3: Bezalel (num. 1). Tema: El espıritu de Jehova
capacita
a
sus
siervos
para
hacer
un
buen
trabajo
´
(it-1 pag. 351)

1 de
´ jun. Lectura de la Biblia: 2 Samuel 16 a 18
Num.
1: 2 Samuel 17:14-20
´
Num. 2: Boaz, I. Tema: Mantengamos la limpieza
moral y
´
cumplamos
con lo que Jehova nos pide
´
(it-1´ pag. 361)
´
´
Num. 3: 1 ¿Como administrar bien el dinero? (igw pag. 21)

8 de
´ jun. Lectura de la Biblia: 2 Samuel 19 a 21
Num.
1: 2 Samuel
19:24-37
´
´
´
´
Num.
2:
¿C
omo
podemos
ser felices? (igw pag. 22 parrs. 1-3)
´
´
Num. 3: Caifas. Tema: Los que tienen culpa de sangre
y se
´
oponen
´ a la verdad nunca triunfaran
(it-1 pag. 386)

15´ de jun. Lectura de la Biblia: 2 Samuel 22 a 24
Num.
1: 2 Samuel
22:21-32
´
´
Num. 2: Caın. Tema: La manera como tomemos
un consejo
´
dice
mucho
de
nosotros
(it-1
p
ag.
387)
´
Num. 3: 1 El amor´ y la obediencia
nos hacen felices
´
(igw pag. 22 parrs. 4-6)

22´ de jun. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 1 y 2
Num.
1: 1 Reyes´ 1:15-27
´
Num. 2: Por que son
´ felices los verdaderos cristianos
(igw pag.
´
´ 23)
´
Num. 3: Caleb (num. 2). Tema: Jehova da
´ fuerzas a los que le
obedecen sin reservas (it-1 pags. 390, 391)

29 de jun. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 3´ a 6
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocratico

6 de
´ jul. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 7 y 8
Num.
1: 1 Reyes 8:27-34
´
´
´
Num.
2: Cornelio.
´
´ Tema: Jehova no es parcial (it-1 pags. 558, 559)
Num. 3: 1 ¿Como´ manejar
los
problemas
y
preocupaciones?
´
(igw pag. 24 parrs. 1-3)

13´ de jul. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 9 a 11
Num.
1: 1 Reyes 9:24–10:3
´
Num. 2: Seguir los consejos de´ la Palabra
de Dios
disminuye
´
´
´
la ansiedad (igw pag. 24 parr. 4–pag. 25 parr. 2)
´
Num. 3: Ciro. Tema:
´ La Palabra de Dios siempre se cumple
(it-1 pags. 485-488)

20´ de jul. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 12 a 14
Num.
1: 1 Reyes 12:21-30
´
´
´
Num. 2: Daniel (num. 2). Tema: Jehov´ a bendice a los que le
sirven
de
toda
alma
(it-1
p
ags.
626, 627)
´
Num. 3: 1 Consejos
´ de la ´ Biblia para los padres y esposos
(igw pag. 26 parrs. 1, 2)

27´ de jul. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 15 a 17
Num.
1: 1 Reyes 15:16-24
´
´
Num. 2: Consejos
de la Biblia para las esposas (igw pag. 26
´
parrs. 3, 4)
´
´
´
Num. 3: David. Tema: Joven,
´ preparate para servir a Jehova
con valor (it-1 pags. 635-640)

3 de
´ ag. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 18 a 20
Num.
1: 1 Reyes
18:30-40
´
´
´
´
Num. 2: Debora (n
´ um. 2). Tema: La mujer leal alaba a Jehova
(it-1 pag. 642)
´
´
Num. 3: 1 Consejos de la Biblia para los hijos (igw pag. 27)

10´ de ag. Lectura de la Biblia: 1 Reyes 21 y 22
Num.
1: 1 Reyes
22:13-23
´
´
´
Num. 2: ¿Como podemos
´
´ acercarnos mas a Dios?
(igw
p
ag.
28
p
arrs.
1-4)
´
Num. 3: Dalila. Tema: El amor
´ al dinero puede volvernos
traidores (it-1 pag. 621)

17´ de ag. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 1 a 4
Num.
1: 2 Reyes 1:11-18
´
˜ ´
Num. 2: Dina. Tema: Las malas compa
´ nıas pueden traernos
muchas
desgracias (it-1 pag. 694)
´
´
Num. 3: 1 Que debemos
a Dios
´
´hacer para
´ acercarnos
´
(igw pag. 28 parr. 5–pag. 29 parr. 3)

24´ de ag. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 5 a 8
Num.
1: 2 Reyes 6:20-31
´
´
Num. 2: ¿De que tratan
los libros de las Escrituras Hebreas?
´
(igw
p
ag. 30)
´
Num. 3: Doeg. Tema:
Cuidado con los que aman el mal
´
(it-1 pag. 716)

31 de ag. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 9 a´ 11
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocratico

7 de
´ sept. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 12 a 15
Num.
1: 2 Reyes 13:12-19
´
Num. 2: Dorcas. Tema: Los cristianos verdaderos
hacen
´
muchas
obras
buenas
(it-1
p
ag.
721)
´
´
Num. 3: 1 ¿De que tratan los´ libros de las Escrituras Griegas
Cristianas? (igw pag. 31)

14´ de sept. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 16 a 18
Num.
1: 2 Reyes
17:12-18
´
´
´
Num. 2: ¿Como aprovechar
al maximo la lectura de la Biblia?
´
(igw
p
ag.
32)
´
´
´
Num. 3: Ebed-melec. Tema: Sea
´ valiente
´ y muestre respeto a
los siervos de Jehova (it-1 pag. 727)

21´ de sept. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 19 a 22
Num.
1: 2 Reyes
20:12-21
´
´
´
´
Num. 2: Ehud (num.
2). Tema: Jehova libra a su pueblo
´
(it-1
p
ags.
779,
780)
´
´
´
´
Num. 3: 1 ¿Que significa la palabra amen? (it-1 pags.111,112)

28´ de sept. Lectura de la Biblia: 2 Reyes 23 a 25
Num.
1: 2 Reyes
´
´ 23:8-15
˜
´
´
Num. 2: ¿Que papel desempe
nan los angeles en el proposito
´
de Dios? ´ (it-1 pags. 138-140)
´
´
Num. 3: Eleazar (num. 1). Tema:
Sirvamos a Jehova con
´
constancia (it-1 pags. 788, 789)

´
5 de oct. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas 1 a 4
´
´
Num.
1: 1 Cr
´
´ onicas 1:28-42
Num. 2: Elı, I. Tema:
´ La permisividad deshonra a Dios
(it-1 p´ ags. 789, 790)
´
´
Num. 3: 1 ¿Quien es “el anticristo”? (it-1 pags. 143, 144)

´
12 de oct. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas 5 a 7
´
´
Num.
1: 1 Cronicas
6:48-60 ´
´
´
´
Num.
2:
¿Qu
e
es
la
apostas
ıa? (it-1 pags. 158, 159)
´
´
´
Num. 3: Elihu (num. 1). Tema: Los´ amigos verdaderos se
dicen la verdad (it-1 pag. 796)

´
19 de oct. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas 8 a 11
´
´
Num.
1: 1 Cr
´
´ onicas
´ 11:15-25
Num. 2: Elıas (num. 1). Tema:
´ No hay´ que subestimar el
poder´ de la oraci´ on (it-1 pags.´ 791-793)
´
Num. 3: 1 ¿Quien es el arcangel? (it-1 pag. 181)

´
26 de oct. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas
´ 12 a 15
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocratico

´
2 de nov. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas 16 a 20
´
´
Num.
1: 1 Cronicas
17:15-27
´
´
´
Num.
2:
¿Qu
e
era
el
´
´ Arca del Pacto? (it-1
´ pags. 179-181)
Num. 3: Elifaz (num.
2). Tema: Jehova odia la mentira
´
(it-1 pags. 795, 796)

´
9 de nov. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas 21 a 25
´
´
Num.
1: 1 Cronicas 23:1-11
´
Num. 2: Eliseo. Tema: Mostremos
profundo
respeto a los
´
´
siervos de Jehova (it-1 pags. 798-802)
´
´
´
Num. 3: 1 La verdad
sobre el Armagedon (it-1 pag. 1086;
´
it-2 pags. 1155, 1156)

´
16 de nov. Lectura de la Biblia: 1 Cronicas 26 a 29
´
´
Num.
1:
1
Cr
onicas
29:20-30
´
´
´
´
Num.
2: ¿Que era la expiacion? (it-1 pags. 899, 900)
´
Num. 3: Elisabet. Tema: Respetemos
a Dios y seamos
´
irreprochables (it-1 pag. 797)

´
23 de nov. Lectura de la Biblia: 2 Cronicas 1 a 5
´
´
Num.
1: 2 Cronicas
´
´ 3:14–4:6
´
Num. 2: Enoc (num.
´ 2). Tema: Andemos con Jehova
(it-1
p
ag.
818)
´
´
Num. 3: 1 ¿Que tipos
de bautismo existen?
´
(it-1 pags. 290-295)

´
30 de nov. Lectura de la Biblia: 2 Cronicas 6 a 9
´
´
Num.
1: 2 Cronicas
´
´ 6:22-27
Num. 2: ¿Por que´ es mala la conducta desvergonzada?
(it-1 pags. 521, 522)
´
Num. 3: Epafras. Tema: Sea´ servicial con los hermanos y ore
por ellos (it-1 pag. 824)

´
7 de dic. Lectura de la Biblia: 2 Cronicas 10 a 14
´
´
Num.
1: 2 Cronicas 13:13-22
´
Num. 2: Epafrodito. Tema: Respetemos
a los hombres dignos
´
de confianza
(it-1 p´ ag. 824)
´
´
´
Num. 3: 1 ¿Que significa
el tıtulo “Cesar”?
´
(it-1 pags. 465, 466)

´
14 de dic. Lectura de la Biblia: 2 Cronicas 15 a 19
´
´
Num.
1: 2 Cr´ onicas 16:1-9
´
´
Num. 2: ¿Donde quedaba Caldea,
y quienes eran sus
´
habitantes?
(it-1
p
ag.
390)
´
´
´
Num. 3: Esau. Tema: Nuestras decisiones revelan cuanto
nos importan
las
cosas
sagradas
´
(it-1 pags. 828, 829)

´
21 de dic. Lectura de la Biblia: 2 Cronicas 20 a 24
´
´
Num.
1: 2 Cronicas 20:13-20
´
´
Num. 2: Ester. Tema:
Como es la verdadera belleza
´
(it-1
p
ags.
872,
873)
´
´
Num. 3: 1 ¿Quien´ es el “Agente Principal”?
(it-2 pag. 88)

´
28 de dic. Lectura de la Biblia: 2 Cronicas
´ 25 a 28
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocratico

ENERO
5 de en. Lectura de la Biblia: Josué 16 a 20
Núm. 1: Josué 17:11-18
Núm. 2: ¿Quién es Dios? (igw pág. 2 párrs.1-3)
Núm. 3: Rey Acaz. Tema: Los malvados no tienen paz (it-1 págs. 37, 38)

Lectura de la Biblia: Josué 16 a 20
*** gm cap. 7 págs. 95-96 párrs. 19-21 ¿Se contradice la Biblia? ***
19 A veces todo lo que se requiere para resolver aparentes contradicciones es leer con cuidado el relato y
razonar sobre lo que se dice. Un ejemplo de esto se ve al considerar la conquista de Jerusalén por los
israelitas. Se incluyó a Jerusalén en la herencia de Benjamín, pero leemos que la tribu de Benjamín no pudo
conquistarla. (Josué 18:28; Jueces 1:21.) También leemos que Judá no pudo conquistar a Jerusalén... como
si Jerusalén fuera parte de la herencia de Judá. Con el tiempo, Judá derrotó a Jerusalén, y la quemó con
fuego. (Josué 15:63; Jueces 1:8.) Sin embargo, también hay un registro de que centenares de años después
David conquistó a Jerusalén. (2 Samuel 5:5-9.)
20

A primera vista todo esto pudiera parecer confuso, pero en realidad no hay contradicciones. De hecho,
la frontera entre la herencia de Benjamín y la de Judá se extendía a lo largo del valle de Hinón, precisamente
cruzando la antigua ciudad de Jerusalén. Lo que después se llamó la Ciudad de David en realidad estaba en
el territorio de Benjamín, como dice Josué 18:28. Pero es probable que la ciudad jebusea de Jerusalén se
extendiera a través del valle de Hinón y así penetrara en el territorio de Judá, de modo que Judá, también,
tuviera que pelear contra los habitantes cananeos de esta.
21

Benjamín no pudo conquistar aquella ciudad. En cierta ocasión, Judá sí conquistó a Jerusalén y la
quemó. (Jueces 1:8, 9.) Pero parece que las fuerzas de Judá siguieron adelante, y algunos de los habitantes
originales volvieron a tomar posesión de la ciudad. Después, formaron un foco de resistencia que ni Judá ni
Benjamín pudieron remover. Así, los jebuseos permanecieron en Jerusalén hasta que David conquistó
aquella ciudad centenares de años después.
*** w86 15/12 págs. 24-25 párr. 16 “A Jehová nuestro Dios serviremos” ***
16 Al repartir el país, Josué separó seis ciudades de los levitas para que fueran “ciudades de refugio”, tres
en cada lado del Jordán. Este fue el arreglo de Jehová para proteger al homicida involuntario, quien podría
huir a una de aquellas ciudades. Dicho homicida tenía que probar que tenía una conciencia limpia delante de
Dios, y lo hacía por permanecer en aquella ciudad hasta la muerte del sumo sacerdote. Hoy, de igual
manera, por sus relaciones previas con este mundo culpable de derramamiento de sangre la “gran
muchedumbre” debe buscar una buena conciencia ante Dios. La consiguen mediante confesar sus pecados,
arrepentirse, volverse, dedicarse a Jehová y bautizarse en agua. Entonces deben mantenerse en esa
condición. Es necesario que la “gran muchedumbre” permanezca en la “ciudad” hasta que Jesús muera
figurativamente respecto a su obra de sumo sacerdote, al concluir su Reinado de Mil Años. (Josué 20:1-9;
Revelación 20:4, 5; 1 Corintios 15:22, 25, 26.)

Núm.1: Josué 17:11-18
Núm. 2: ¿Quién es Dios? (igw pág. 2 párrs.1-3)
Pregunta 1
¿Quién es Dios?
“Que la gente sepa que tú, cuyo nombre es Jehová, tú solo eres el Altísimo sobre toda la tierra.”
(Salmo 83:18 [82:19 en algunas versiones])
8

“Sepan que Jehová es Dios. Es él quien nos ha hecho, y no nosotros mismos.” (Salmo 100:3)
“Yo soy Jehová. Ese es mi nombre; y a ningún otro daré yo mi propia gloria, ni mi alabanza a
imágenes esculpidas." (Isaías 42:8)

Núm. 3: Rey Acaz. Tema: Los malvados no tienen paz (it-1 págs. 37, 38)
*** it-1 págs. 37-38 Acab ***
(Hermano del Padre).
1. Hijo de Omrí y rey del reino norteño de Israel. Gobernó en Samaria durante veintidós años,
desde aproximadamente 940 a. E.C. (1Re 16:28, 29.)
Tolera la adoración falsa. Acab tuvo uno de los peores comportamientos en lo que respecta a la
adoración verdadera. No solo toleró la forma corrompida de adoración a Jehová por medio de los
becerros de oro que Jeroboán había mandado hacer, sino que además permitió que la adoración a
Baal infectara a Israel a una escala sin precedentes como consecuencia de su matrimonio con
Jezabel, la hija de Etbaal, rey de Sidón. Josefo llama Itobalo a Etbaal cuando cita a Menandro, un
historiador de la antigüedad, y dice que fue sacerdote de Astarté antes de ascender al trono, lo que
consiguió asesinando al rey. (Contra Apión, libro I, sec. 18.)
Acab permitió que su esposa pagana Jezabel lo indujera a adorar a Baal, a construirle un templo
y a erigir un poste sagrado en honor de Astoret (Astarté). (1Re 16:30-33.) En poco tiempo ya había
cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y cuatrocientos profetas del poste sagrado, todos los cuales
comían de la mesa real de Jezabel. (1Re 18:19.) Mataron a espada a los profetas verdaderos de
Jehová, pero gracias a la acción de Abdías, hombre de fe que llevaba los asuntos de la casa de
Acab, se conservó con vida a cien de ellos, pues los escondió en cuevas donde subsistieron a base
de pan y agua. (1Re 18:3, 4, 13; 19:10.)
Por haberse vuelto a la adoración de Baal, Elías le informó a Acab que habría una gran sequía,
que, según Lucas 4:25 y Santiago 5:17, duró tres años y seis meses. (1Re 17:1; 18:1.) Únicamente
volverían las lluvias ‘por orden de la palabra’ de Elías, y a pesar de que Acab lo buscó en todas las
naciones y reinos circundantes, se mantuvo fuera de su alcance hasta el tiempo debido. (1Re 17:8, 9;
18:2, 10.) Acab trató de culparle de la sequía y el hambre, acusación que Elías refutó, mostrando
que la verdadera causa era la adoración a Baal que Acab patrocinaba. Una prueba que se llevó a
cabo en la cima del monte Carmelo demostró que Baal era una nulidad y puso de manifiesto que
Jehová era el Dios verdadero. Los profetas de Baal fueron muertos por mandato de Elías y poco
después cayó un aguacero que puso fin a la sequía. (1Re 18:17-46.) Acab regresó a Jezreel, donde
estaba su esposa, y le informó de las actividades de Elías contra la adoración a Baal. Jezabel
reaccionó profiriendo una amenaza violenta contra Elías, de modo que este huyó al monte Horeb.
(1Re 19:1-8.)
Construcción de la capital; victorias sobre Siria. Se cree que entre las obras de construcción
de Acab estuvo la finalización de las fortificaciones de la ciudad de Samaria, que, según las
excavaciones arqueológicas, comprendían tres muros de gran solidez y muy bien construidos.
También se descubrió una plataforma palaciega que medía unos 90 m. por 180 m., con una pared
de sillería fina que la rodeaba. Se encontraron numerosos paneles de marfil para decorar muebles y
paredes, lo que quizás guarde relación con “la casa de marfil” de Acab mencionada en 1 Reyes
22:39. (GRABADO, vol. 1, pág. 948; compárese con Am 3:15; 6:4.)
Pronto fueron puestas a prueba la riqueza de la ciudad y su fortaleza: el rey sirio Ben-hadad II, a
la cabeza de una coalición de treinta y dos reyes, sitió Samaria. Aunque en un principio Acab asintió
sumisamente a las demandas de su agresor, luego dejó de someterse para impedir lo que hubiera
significado el saqueo completo de su palacio. Las negociaciones de paz fracasaron y Acab, por
dirección divina, empleó una estratagema de batalla que tomó al enemigo desprevenido; hubo una
gran matanza, pero Ben-hadad logró escapar. (1Re 20:1-21.)
9

Convencido de que Jehová era solo un “Dios de montañas”, Ben-hadad regresó al año siguiente
con una fuerza militar igualmente numerosa, pero se formó para la batalla en los llanos próximos a
Afeq, en el territorio de Manasés, en vez de avanzar hacia la región montañosa de Samaria. (Véase
AFEQ núm. 5.) Las fuerzas israelitas se dirigieron al lugar de la batalla, pero parecían “dos
rebañuelos de cabras” en comparación con el imponente campamento sirio. Jehová prometió
demostrar que los condicionamientos geográficos no afectan su poder. Con esta garantía, las fuerzas
de Acab infligieron al enemigo una derrota aplastante. (1Re 20:26-30.) No obstante, de manera muy
similar a como actuó el rey Saúl con Agag el amalequita, Acab perdonó la vida a Ben-hadad y celebró
un pacto con él, según el cual se devolverían a Israel las ciudades capturadas y Acab podría
asignarse ciertas calles en Damasco, probablemente para establecer en ellas bazares o mercados
con el fin de fomentar su comercio en la capital siria. (1Re 20:31-34.) Al igual que en el caso de Saúl,
Jehová condenó a Acab por ello y predijo calamidad futura para él y su pueblo. (1Re 20:35-43.)
El asesinato de Nabot y sus consecuencias. Durante un intervalo de paz de tres años, Acab
se interesó en adquirir la viña de Nabot de Jezreel, una porción de tierra que anhelaba debido a que
lindaba con los terrenos del palacio donde residía. Cuando Nabot rehusó acceder a esta petición
sobre la base de la ley de Dios concerniente a la inviolabilidad de las posesiones hereditarias, Acab,
malhumorado, se retiró a su casa y se echó en su lecho de cara a la pared, rehusando comer. Una
vez que se enteró de la causa de su abatimiento, la pagana Jezabel planeó el asesinato de Nabot so
pretexto de someterlo a un juicio por blasfemia, usando para ello cartas escritas en nombre de Acab.
Cuando este fue a tomar posesión de la codiciada porción de terreno, Elías se encontró con él allí y
lo denunció con severidad, diciéndole que era un asesino y que se había vendido para hacer lo malo
ante el apremio constante de su esposa pagana. Así como los perros habían lamido la sangre de
Nabot, del mismo modo lamerían la de Acab, y a Jezabel misma y a los descendientes de Acab se
los comerían los perros y las aves de rapiña. Estas palabras afectaron mucho a Acab, quien,
sintiendo profundo pesar, ayunó vestido de saco, ora sentándose, ora andando desalentado. Sobre
esta base se le extendió una medida de misericordia con relación a cuándo le acaecería dicha
calamidad a su casa. (1Re 21:1-29.)
Una alianza matrimonial entre la hija de Acab, Atalía, y Jehoram, el hijo del rey Jehosafat,
fortaleció las relaciones del rey de Israel con Judá, al S. (1Re 22:44; 2Re 8:18, 26; 2Cr 18:1.) En una
visita de cortesía que Jehosafat efectuó a Samaria, Acab le indujo a apoyarle para reconquistar
Ramot-galaad a los sirios, quienes, al parecer, no habían cumplido en su totalidad con los términos
del pacto que Ben-hadad había hecho. Un grupo de profetas falsos aseguraron a coro el éxito, pero
Jehosafat pidió que se llamara a Micaya, profeta odiado por Acab, quien predijo calamidad sin
paliativos. Acab ordenó que le detuvieran y testarudamente procedió al ataque, pero, aunque tuvo la
precaución de disfrazarse, le alcanzó una flecha perdida que le causó una muerte lenta. Llevaron su
cuerpo a Samaria para enterrarlo, y cuando “empezaron a lavar el carro de guerra junto al estanque
de Samaria, [...] los perros se pusieron a lamer su sangre”. Las excavaciones realizadas en la esquina
noroccidental del espacioso patio del palacio de Samaria pusieron al descubierto una gran cuenca
artificial que bien pudo haber sido el lugar donde se cumplió la profecía. (1Re 22:1-38.)
Inscripciones moabitas y asirias. Durante el reinado de Acab se hace mención de la
reconstrucción de Jericó, posiblemente como parte de un proyecto de fortalecimiento del control de
Israel sobre Moab. (1Re 16:34; compárese con 2Cr 28:15.) La Piedra Moabita del rey Mesá de Moab
habla de la dominación que ejercieron sobre los moabitas el rey Omrí y su hijo.
En las inscripciones asirias sobre la batalla que Salmanasar III libró en Qarqar contra una coalición
de doce reyes, se menciona a a-ha-ab-bu como miembro de aquella coalición. La mayoría de los
doctos consideran que ese nombre se refiere al rey Acab de Israel, aunque tal alegación es
cuestionable, como se explica en el artículo SALMANASAR núm. 1.

10

12 de en. Lectura de la Biblia: Josué 21 a 24
Núm. 1: Josué 24:14-21
Núm. 2: Rey Acaz. Tema: Dios no aprueba a los idólatras (it-1 págs. 40, 41)
Núm. 3: * Jehová es el Creador Todopoderoso (igw pág. 2 párr. 4–pág. 3 párr.1)

Lectura de la Biblia: Josué 21 a 24
*** w04 1/12 págs. 11-12 Puntos sobresalientes del libro de Josué ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
24:2. ¿Adoraba ídolos Taré, el padre de Abrahán? Al principio no era siervo de Jehová Dios.
Es probable que rindiera culto al dios luna Sin, muy popular en Ur. Según la tradición judía, tal vez
hasta fabricara ídolos. No obstante, cuando Abrahán sale de Ur por orden divina, su padre lo
acompaña a Harán (Génesis 11:31).
Lecciones para nosotros:
22:9-12, 21-33. Debemos tener cuidado de no juzgar mal los motivos de los demás.

Núm.1: Josué 24:14-21
Núm. 2: Rey Acaz. Tema: Dios no aprueba a los idólatras (it-1 págs. 40, 41)
*** it-1 págs. 40-41 Acaz ***
(forma abreviada de Jehoacaz, que significa: “Que Jehová Asga; Jehová Ha Asido”).
1. Hijo del rey Jotán de Judá. Acaz comenzó a reinar a la edad de veinte años y su gobernación
duró dieciséis años. (2Re 16:2; 2Cr 28:1.)
Puesto que Ezequías, el hijo de Acaz, tenía veinticinco años cuando comenzó a reinar, este debió
engendrarlo con menos de doce años. (2Re 18:1, 2.) Aunque en los climas templados los varones
por lo general alcanzan la pubertad entre los doce y quince años, en los climas cálidos pueden
alcanzarla antes. También varían las costumbres en cuanto al matrimonio. La revista Zeitschrift für
Semitistik und verwandte Gebiete (publicada por E. Littmann, Leipzig, 1927, vol. 5, pág. 132) informó
que el casamiento de niños es frecuente en la Tierra Prometida aun en tiempos modernos, y se cita
un caso de dos hermanos de ocho y doce años que se casaron, el mayor de los cuales iba a la
escuela junto con su esposa. No obstante, tanto un manuscrito hebreo como la Versión Peshitta
siriaca y algunos manuscritos de la Versión de los Setenta dicen en 2 Crónicas 28:1 que la edad de
Acaz cuando comenzó a reinar era de “veinticinco años”, no veinte.
En cualquier caso, Acaz murió relativamente joven, y su vida se caracterizó por una constante
violación de la ley de Dios. A pesar de que Isaías, Oseas y Miqueas estuvieron activos en su obra
de profetizar durante el tiempo de Acaz, la idolatría crasa caracterizó su reinado. No solo permitió
que existiera entre sus súbditos, sino que él personalmente y de manera regular participó en hacer
sacrificios paganos, hasta el punto de quemar a su(s) propio(s) hijo(s) como ofrenda(s) en el valle de
Hinón. (2Re 16:3, 4; 2Cr 28:3, 4.) Debido a esta entrega a la adoración falsa, el gobierno de Acaz
estuvo plagado de muchísimas dificultades. Siria y el reino septentrional de Israel se unieron para
atacar a Judá desde el N., los edomitas aprovecharon la oportunidad para atacar desde el SE. y los
filisteos invadieron desde el O. Se perdió el valioso puerto de Elat, en el golfo de ʽAqaba. Zicrí,
poderoso efraimita, mató a un hijo del rey y a dos de sus hombres principales en una incursión del
reino septentrional que resultó en la matanza de 120.000 hombres de Judá y en que alrededor de
200.000 judaítas fueran llevados cautivos. Solo gracias a la intervención del profeta Oded, con el
11

apoyo de algunos hombres principales de Efraín, fue posible que se liberara a estos cautivos y
regresaran a Judá. (2Cr 28:5-15, 17-19; 2Re 16:5, 6; Isa 7:1.)
El mensaje que el profeta Isaías recibió de Dios, en el que se le aseguraba que Jehová
no permitiría que las fuerzas siro-israelitas destruyeran Judá y pusieran sobre el trono a un hombre
que no fuera de la línea davídica, debió fortalecer el ‘corazón tembloroso’ de Acaz. Aunque se le
invitó a solicitar una señal de Dios, el idólatra Acaz replicó: “No pediré, ni someteré a Jehová a
prueba”. (Isa 7:2-12.) De todos modos se predijo que, como señal, una doncella daría a luz un hijo
que sería llamado Emmanuel (Con Nosotros Está Dios), y que antes de que el niño creciera, la
alianza siro-israelita habría dejado de ser una amenaza para Judá. (Isa 7:13-17; 8:5-8.)
Con relación a los “sesenta y cinco años” de Isaías 7:8, cuando, según este profeta, Efraín sería
“hecho añicos”, el Comentario exegético y explicativo de la Biblia (de Jamieson, Fausset y Brown,
C.B.P., 1981, vol. 1, pág. 560) dice: “Unos dos años después de esta fecha tuvo lugar una
deportación de israelitas bajo Tiglat-pileser (2 Reyes 15:29). Unos veinte años más tarde, se efectuó
otra por Salmanasar (2 Reyes 17:1-6), cuando reinaba Oseas. Pero la última, que ‘cortó’ enteramente
a Israel, al punto de ‘no ser ya pueblo’, y fue seguida de la colonización de Samaria por extranjeros,
tuvo lugar bajo Esar-hadón, quien se llevó también a Manasés, rey de Judá, el año vigésimo segundo
de su reinado, sesenta y cinco años después de haberse proferido esta profecía (Cf. Esdras 4:2,
3, 10, con 2 Reyes 17:24; 2 Crónicas 33:11)”.
Su vasallaje a Asiria y su muerte. No obstante, en lugar de cifrar su fe en Jehová, debido a su
temor a la conspiración siro-israelita, Acaz optó por una política insensata y sobornó a Tiglat-piléser III
de Asiria para que acudiera en su ayuda. (Isa 7:2-6; 8:12.) El alivio que pudo suponerle el que el
ambicioso rey de Asiria aplastara a Siria e Israel fue solo temporal. A la postre “le causó angustia, y
no lo fortaleció” (2Cr 28:20), pues de este modo Acaz puso a Judá bajo el pesado yugo asirio.
Al parecer, Acaz fue llamado a Damasco como rey vasallo para rendir homenaje a Tiglat-piléser III,
y mientras estuvo allí, debió impresionarle el altar pagano de la ciudad, pues copió su diseño e hizo
que el sacerdote Uriya construyera uno igual para colocarlo delante del templo de Jerusalén.
Entonces osó ofrecer sacrificios sobre este “gran altar”. El altar original de cobre se retiró a un lado
hasta que el rey decidiera el uso que debería dársele. (2Re 16:10-16.) Mientras tanto, hizo pedazos
gran parte de los utensilios de cobre del templo y cambió otras cosas del recinto del templo, todo
“por causa del rey de Asiria”, quizás para pagar el pesado tributo impuesto sobre Judá o posiblemente
para esconder parte de la riqueza del templo de los ambiciosos ojos asirios. Las puertas del templo
se cerraron y Acaz “hizo altares para sí en todo rincón de Jerusalén”. (2Re 16:17, 18; 2Cr 28:23-25.)
Después de dieciséis años de mala gobernación y de crasa apostasía, Acaz murió, y a pesar de
haber sido enterrado como sus antepasados “en la Ciudad de David” (2Re 16:20), no se colocó su
cuerpo en las sepulturas de los reyes. (2Cr 28:27.) Su nombre se incluye en las genealogías reales.
(1Cr 3:13; Mt 1:9.)
El nombre de Acaz aparece en una inscripción de Tiglat-piléser III como ia-ú-ha-zi.

Núm. 3: * Jehová es el Creador Todopoderoso (igw pág. 2 párr. 4–pág. 3 párr.1)
“Todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo.” (Romanos 10:13)
“Toda casa es construida por alguien, pero el que ha construido todas las cosas es Dios.” (Hebreos 3:4)
“Levanten los ojos a lo alta y vean. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que saca el ejército de ellas aun
por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, porque
él también es vigoroso en poder, ninguna de ellas falta.” (Isaías 40:26)

12

19 de en. Lectura de la Biblia: Jueces 1 a 4
Núm. 1: Jueces 3:1-11
Núm. 2: ¿Cómo puede usted conocer a Dios? (igw pág. 4 párrs.1-4)
Núm. 3: Ahitofel. Tema: Jehová frustra los planes de los traidores (it-1 pág. 76)

Lectura de la Biblia: Jueces 1 a 4
*** w05 15/1 pág. 24 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
1:2, 4. ¿Por qué se designa a Judá para que sea la primera tribu en tomar posesión de la tierra que
le toca? Lo normal hubiera sido que le correspondiera este privilegio a la tribu de Rubén, el primogénito de
Jacob. Pero en la profecía que pronunció en su lecho de muerte, Jacob predijo que, por haber perdido su
derecho a la primogenitura, Rubén no iba a sobresalir. Como Simeón y Leví habían actuado con crueldad,
sus hijos serían dispersados por Israel (Génesis 49:3-5, 7). Por tanto, el privilegio le correspondía al cuarto
hijo de Jacob, que era Judá. La tribu de Simeón, que subió con la de Judá, recibió pequeñas porciones de
tierra distribuidas por todo el enorme territorio de Judá (Josué 19:9).
1:6, 7. ¿Por qué se les cortaban los pulgares y los dedos gordos de los pies a los reyes
derrotados? La persona que perdía esos dedos evidentemente quedaba imposibilitada para toda acción
militar. ¿Cómo podría un soldado empuñar una espada o una lanza sin los pulgares? Y la pérdida de los
dedos gordos de los pies le impediría mantener bien el equilibrio.
4:8. ¿Por qué insistió Barac en que le acompañara la profetisa Débora al campo de batalla? Al
parecer, Barac se sentía incapaz de enfrentarse solo al ejército de Sísara. La presencia de la profetisa les daría
a él y a sus hombres la seguridad de que contaban con la guía de Dios, y eso les infundiría confianza. Por
tanto, la insistencia de Barac en que Débora lo acompañara no era indicativo de debilidad, sino de fe fuerte.
Lecciones para nosotros:
2:10-12. Hemos de tener un programa de estudio bíblico para ‘no olvidar los hechos de Jehová’ (Salmo
103:2). Los padres deben grabar la verdad de la Palabra de Dios en el corazón de sus hijos (Deuteronomio
6:6-9).
2:14, 21, 22. Jehová permite que su pueblo desobediente sufra penalidades con un propósito: el de
castigarlos, refinarlos y motivarlos a volver a él.
3:10. El éxito en los asuntos espirituales no depende de la sabiduría humana, sino del espíritu de Jehová
(Salmo 127:1).
3:21. Ehúd esgrimió su espada con destreza y valor. Nosotros también debemos hacernos hábiles en el
manejo de “la espada del espíritu, es decir, la palabra de Dios”, lo que requiere que usemos las Escrituras
con valor en el ministerio (Efesios 6:17; 2 Timoteo 2:15).

Núm.1: Jueces 3:1-11
Núm. 2: ¿Cómo puede usted conocer a Dios? (igw pág. 4 párrs.1-4)
Pregunta 2
¿Cómo puede usted conocer a Dios?
"Este libro de la ley no debe apartarse de tu boca, y día y noche tienes que leer en él en voz baja, a fin de que
cuides de hacer conforme a todo lo que está escrito en él; porque entonces tendrás éxito en tu camino y
entonces actuarás sabiamente." (Josué 1:8)
13

“Continuaron leyendo en voz alta del libro, de la ley del Dios verdadero, la cual se exponía., y había el ponerle
significado; y continuaron dando entendimiento en la lectura.” (Nehemías 8:8)
“Feliz es el hombre que no ha andado en el consejo de los inicuos […]. Antes bien, su deleite está en la ley de
Jehová, y día y noche lee en su ley en voz baja [...], y todo lo que haga tendrá éxito.” (Salmo 1:1-3)
“Felipe corrió al lado [del etíope] y le oyó leer en voz alta a Isaías el profeta, y dijo: “Verdaderamente sabes lo
que estás leyendo?”. Él dijo: '¿Realmente, cómo podría hacerlo, a menos que alguien me guiara” (Hechos 8:30,
31)

Núm. 3: Ahitofel. Tema: Jehová frustra los planes de los traidores (it-1 pág. 76)
*** it-1 pág. 76 Ahitofel ***
Natural de Guiló, población situada en las montañas de Judá (2Sa 15:12), y padre de Eliam, uno
de los hombres poderosos de David, por lo que posiblemente fue el abuelo de Bat-seba. (2Sa 11:3;
23:34.) Como asesor personal de David, su sagaz consejo siempre se consideraba como si fuera la
palabra directa de Jehová. (2Sa 16:23.) Más tarde, el que en otro tiempo fue compañero íntimo de
David, alevosamente se volvió traidor y se unió a Absalón, hijo de David, en una sublevación contra
el rey. Como cabecilla de la rebelión, aconsejó a Absalón que violara a las concubinas de su padre
y le pidió permiso para formar un ejército de 12.000 hombres con el fin de salir de inmediato en
persecución de David y matarlo, aprovechando su estado de debilidad y desorganización. (2Sa
15:31; 16:15, 21; 17:1-4.) Cuando Jehová frustró esta atrevida estratagema por medio del consejo
de Husai, Ahitofel debió comprender que la revuelta de Absalón fracasaría. (2Sa 15:32-34; 17:5-14.)
Se suicidó poco después y fue enterrado con sus antepasados. (2Sa 17:23.) Aparte de los suicidios
ocurridos en tiempo de guerra, este es el único caso mencionado en las Escrituras Hebreas. Al
parecer se hace referencia a este acto de traición en Salmo 55:12-14.

NOTAS PERSONALES

14

26 de en. Lectura de la Biblia: Jueces 5 a 7
Núm. 1: Jueces 7:12-25
Núm. 2: Amnón. Tema: La pasión egoísta lleva al desastre (it-1 pág.118)
Núm. 3: * Maneras de conocer a Dios (igw pág. 5 párrs.1-4)

Lectura de la Biblia: Jueces 5 a 7
*** w05 15/1 págs. 25-26 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
5:20. ¿Cómo pelearon desde el cielo las estrellas a favor de Barac? La Biblia no dice si hubo ayuda
angelical, meteoritos que los sabios de Sísara interpretaron como malos augurios o predicciones astrológicas
para Sísara que resultaron falsas. Como quiera que fuera, lo que está claro es que hubo algún tipo de
intervención divina.
7:1-3; 8:10. ¿Por qué dijo Jehová que los 32.000 hombres de Gedeón eran demasiados para luchar
con un ejército enemigo de 135.000? Porque era Jehová quien iba a dar la victoria a Gedeón y sus
hombres, y no quería que creyeran que habían derrotado a los madianitas por su propia fuerza.
*** w05 15/1 pág. 26 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
Lecciones para nosotros:
6:11-15; 8:1-3, 22, 23. La modestia de Gedeón nos enseña tres importantes lecciones: 1) Cuando se nos
extiende un privilegio de servicio, debemos meditar en la responsabilidad que entraña, en lugar de pensar en
la prominencia o el prestigio que podemos obtener. 2) Al tratar con quienes tienen una actitud belicosa, lo
más sabio es manifestar modestia. 3) La modestia evita que nos obsesionemos con el prestigio.
6:17-22, 36-40. Nosotros también debemos ser precavidos y no creer “toda expresión inspirada”. Por el
contrario, hemos de probar “las expresiones inspiradas para ver si se originan de Dios” (1 Juan 4:1). A la hora
de dar algún consejo, el nuevo anciano cristiano hace bien en consultar con otro más experimentado a fin de
asegurarse de que lo que diga tenga una sólida base en la Palabra de Dios.
6:25-27. Gedeón fue discreto para no encolerizar a sus adversarios innecesariamente. Al predicar las
buenas nuevas, procuremos no ofender por nuestra forma de hablar.
7:6. En lo que tiene que ver con el servicio a Jehová, debemos imitar a los 300 hombres de Gedeón: estar
alertas y vigilantes.

Núm.1: Jueces 7:12-25
Núm. 2: Amnón. Tema: La pasión egoísta lleva al desastre (it-1 pág.118)
*** it-1 pág. 118 Amnón ***
(Confiable; Fiel; Duradero).
1. El primogénito de David, que Ahinoam la jezreelita le dio a luz en Hebrón. (2Sa 3:2; 1Cr 3:1.)
Amnón llegó a tener un deseo apasionado por la hermosa Tamar, hermana de Absalón, hasta el
punto de enfermar de amor. Siguiendo el consejo de su primo Jehonadab, fingió estar enfermo e hizo
que el rey David le enviara a Tamar a sus cuartos interiores para que preparara delante de él el “pan
de la consolación”. Entonces aprovechó esta oportunidad para violar a su medio hermana, a pesar
de sus súplicas y razonamientos. Este incidente ilustra lo extremadamente egoísta que puede ser el
amor erótico, pues una vez satisfecho su deseo, Amnón hizo que Tamar fuera despedida como
alguien repugnante, alguien cuya mera presencia le hacía sentirse sucio. (2Sa 13:1-19.)
Absalón, hermano de Tamar por parte de padre y madre, abrigó odio a Amnón debido a este acto,
por lo que dos años más tarde, en una fiesta de esquileo, hizo que sus siervos lo asesinaran mientras
estaba “de humor alegre con el vino”. (2Sa 13:20-29.) Puesto que Amnón era el lógico sucesor de
15

David en el trono, pues era su hijo mayor, es posible que Absalón también deseara su muerte para
tener más posibilidades de conseguir la gobernación. Con este suceso comenzó a cumplirse la
profecía pronunciada por Natán después del proceder inmoral de David con la esposa de Urías. (2Sa
12:10; véase ABSALÓN.)

Núm. 3: * Maneras de conocer a Dios (igw pág. 5 párrs.1-4)
"Las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque
se perciben por las cosas hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad," (Romanos 1:20)
"Reflexiona sobre estas cosas; hállate intensamente ocupado en ellas, para que tu adelantamiento
sea manifiesto a todos." (1 Timoteo 4:15)
"Considerémonos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, sin abandonar el
reunirnos," (Hebreos 10:24, 25)
"Si alguno de ustedes tiene deficiencia en cuanto a sabiduría, que siga pidiéndole a Dios, porque él
da generosamente a todos:' (Santiago 1:5)

FEBRERO
2 de febr. Lectura de la Biblia: Jueces 8 a 10
Núm. 1: Jueces 8:13-27
Núm. 2: ¿Quién escribió la Biblia? (igw pág. 6)
Núm. 3: Andrés. Tema: Es mejor ser accesible y leal que ser prominente (it-1 págs.137,138)

Lectura de la Biblia: Jueces 8 a 10
*** w05 15/1 pág. 26 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
Lecciones para nosotros:
9:8-15. ¡Qué insensato es actuar con orgullo y ambicionar puestos o poder!

Núm.1: Jueces 8:13-27
Núm. 2: ¿Quién escribió la Biblia? (igw pág. 6)
Pregunta 3
¿Quién escribió la Biblia?
"Moisés escribió todas las palabras de Jehová." (Éxodo 24:4)
'Daniel mismo contempló un sueño y visiones de su cabeza sobre su cama. En aquel tiempo puso
por escrito el sueño mismo. La narración completa de Los asuntos informó," (Daniel 7:1)

16

"Cuando ustedes recibieron la palabra de Dios, que oyeron de parte de nosotros, la aceptaron, no
como palabra de hombres, sino, como lo que verdaderamente es, corno palabra de Dios.” (1
Tesalonicenses 2:13)
"Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar." (2 Timoteo 3:16)
"La profecía no fue traída en ningún tiempo por la voluntad del hombre, sino que hombres hablaron
de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo." (2 Pedro 1:21)

Núm. 3: Andrés. Tema: Es mejor ser accesible y leal que ser prominente (it-1
págs.137,138)
*** it-1 págs. 137-138 Andrés ***
(de una raíz griega que significa: “hombre; varón”; probablemente: Varonil).
Hermano de Simón Pedro e hijo de Jonás (Juan). (Mt 4:18; 16:17.) Aunque la ciudad natal de
Andrés era Betsaida, él y Simón vivían juntos en Capernaum cuando Jesús los llamó para que
llegaran a ser “pescadores de hombres”. (Mr 1:16, 17, 21, 29; Jn 1:44.) Ambas ciudades estaban en
la orilla septentrional del mar de Galilea, donde los dos hermanos se ocupaban del negocio de la
pesca en sociedad con Santiago y Juan. (Mt 4:18; Mr 1:16; Lu 5:10.)
Andrés fue primero discípulo de Juan el Bautista (Jn 1:35, 40), y en el otoño del año 29 E.C.,
mientras estaba en la Betania del lado oriental del río Jordán, oyó a Juan el Bautista presentar a
Jesús como “el Cordero de Dios”. (Jn 1:29.) Junto con otro discípulo (probablemente Juan), siguió a
Jesús hasta su alojamiento y pronto se convenció de que había hallado al Mesías. Luego fue a buscar
a su hermano Simón, le dijo a quién había hallado y lo condujo a Jesús. (Jn 1:36-41.) Los dos
hermanos regresaron a su negocio de la pesca, pero, de seis meses a un año más tarde, después
de la detención de Juan el Bautista, Jesús los invitó, junto a Santiago y a Juan, para que fueran
“pescadores de hombres”. Inmediatamente abandonaron sus redes y empezaron a acompañar a
Jesús. (Mt 4:18-20; Mr 1:14, 16-20.) Con el tiempo, los cuatro llegaron a ser apóstoles, y llama la
atención el que en todas las listas de los apóstoles se mencione a Andrés entre los cuatro primeros.
(Mt 10:2; Mr 3:18; Lu 6:14.)
A partir de entonces, a Andrés solo se le menciona de pasada. Se hace referencia a la ocasión
en la que él y Felipe tratan con Jesús el problema de alimentar a unos cinco mil hombres, ocasión
en la que el propio Andrés menciona que hay a mano un poco de comida, aunque él mismo ve que
su recomendación es de muy poco valor práctico. (Jn 6:8, 9.) Al tiempo de la última fiesta pascual
que celebraron juntos, Felipe se acercó a Andrés para consultarle sobre ciertos griegos que querían
ver a Jesús, y ambos fueron a decírselo a él. (Jn 12:20-22.) Andrés era uno de los cuatro que en el
monte de los Olivos le preguntaron a Jesús por la señal que marcaría el tiempo de la conclusión del
sistema de cosas. (Mr 13:3.) A Andrés se le menciona por última vez poco después de la ascensión
de Jesús. (Hch 1:13.)

17

9 de febr. Lectura de la Biblia: Jueces 11 a 14
Núm. 1: Jueces 13:15-25
Núm. 2: Anás. Tema: Es inútil oponerse con odio a la verdad (it-1 pág.133)
Núm. 3: * ¿Es la Biblia científicamente exacta? (igw pág. 7)

Lectura de la Biblia: Jueces 11 a 14
*** w05 15/1 págs. 26-27 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
11:30, 31. ¿Pensaba Jefté en realizar un sacrificio humano cuando hizo su voto? Nada
estaría más lejos de su pensar, pues la Ley estipulaba: “No debería hallarse en ti nadie que haga
pasar por el fuego a su hijo o a su hija” (Deuteronomio 18:10). Pero lo cierto es que Jefté pensaba
en una persona, no en un animal, pues no era común que en las casas israelitas se guardaran
animales para sacrificio. Además, ofrecer un animal no sería nada extraordinario. Jefté sabía
perfectamente que podría ser su hija quien saliera de su casa para encontrarse con él. En tal caso
tendría que ofrecerla “como ofrenda quemada” en el sentido de que ella se dedicaría al servicio
exclusivo de Jehová en el santuario.
Lecciones para nosotros:
11:35-37. Sin duda, el buen ejemplo de Jefté fue decisivo al ayudar a su hija a cultivar fe fuerte y
abnegación. Hoy los padres pueden dar ese mismo ejemplo a sus hijos.
11:40. El encomio que se da a quienes sirven a Jehová con un espíritu dispuesto los anima
mucho.
13:8. Al enseñar a sus hijos, los padres deben pedirle a Jehová su guía y seguirla (2 Timoteo
3:16).
14:16, 17; 16:16. Presionar a alguien con llantos y reproches puede perjudicar la relación con
esa persona (Proverbios 19:13; 21:19).

Núm. 1: Jueces 13:15-25
Núm. 2: Anás. Tema: Es inútil oponerse con odio a la verdad (it-1 pág.133)
*** it-1 págs. 133-134 Anás ***
(del heb., significa: “Mostrar Favor; Clemente”).
Quirinio, gobernador romano de Siria, nombró sumo sacerdote a Anás alrededor del año 6 ó
7 E.C., y sirvió como tal hasta aproximadamente el año 15 E.C. (Lu 2:2), así que era sumo sacerdote
cuando Jesús, a la edad de doce años, asombró a los maestros rabínicos en el templo. (Lu 2:42-49.)
Sin embargo, el procurador Valerio Grato lo destituyó del puesto de sumo sacerdote porque, según
ciertas acusaciones, se extralimitaba en el desempeño de las funciones que los romanos le habían
asignado. Aunque no volvió a ser sumo sacerdote oficial, hay muchas pruebas de que siguió
ejerciendo gran poder e influencia como sumo sacerdote emérito y su voz era prioritaria en la
jerarquía judía. Cinco de sus hijos, así como su yerno Caifás, fueron a su vez sumos sacerdotes.
Debido a su prominencia, a Anás se le designa en las Escrituras con merecimiento como uno de los
principales sacerdotes. (Mt 26:3; Lu 3:2.) Cuando Jesús fue detenido, lo llevaron en primer lugar a
Anás para que lo interrogara y después a Caifás para que se le juzgara. (Jn 18:13.) El nombre de
Anás encabezaba la lista de los máximos oponentes de los apóstoles de Jesucristo. (Hch 4:6.)
18

La acaudalada y poderosa casa levita de Anás tenía en la venta de animales para sacrificios
dentro de los terrenos del templo una de sus principales fuentes de ingresos, razón suficiente para
procurar matar a Jesús, quien limpió dos veces el templo, al que ellos habían convertido en una
“cueva de salteadores”. (Jn 2:13-16; Mt 21:12, 13; Mr 11:15-17; Lu 19:45, 46.) Es probable que otra
razón por la que Anás odiaba tanto a Jesús y a sus apóstoles fuera la enseñanza de Jesús sobre la
resurrección, la misma resurrección de Lázaro como prueba viviente de esta doctrina y la predicación
y enseñanza que de ella siguieron haciendo los apóstoles, pues si Anás era en efecto un saduceo,
no creía en la resurrección. (Hch 23:8; compárese con Hch 5:17.)

Núm. 3: * ¿Es la Biblia científicamente exacta? (igw pág. 7)
Pregunta 4
¿Es la Biblia científicamente exacta?
“Él está extendiendo el norte sobre el lugar vacío, colgando la tierra sobre nada.” (Job 26:7)
“Todos los torrentes invernales salen al mar; no obstante., el mar mismo no está lleno. Al lugar para
donde salen los torrentes invernales, allí regresan, para poder salir." (Eclesiastés 1:7)
"Hay Uno que mora por encima del círculo de la tierra. (Isaías 40:22)

16 de febr. Lectura de la Biblia: Jueces 15 a 18
Núm. 1: Jueces 16:13-24
Núm. 2: ¿Cuál es el tema central de la Biblia? (igw pág. 8 párrs.1-4)
Núm. 3: Apolos. Tema: Un hombre humilde, elocuente y entusiasta (it-1 pág.158)

Lectura de la Biblia: Jueces 15 a 18
*** w05 15/1 págs. 26-27 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
Lecciones para nosotros:
16:16. Presionar a alguien con llantos y reproches puede perjudicar la relación con esa persona
(Proverbios 19:13; 21:19).
Respuestas a preguntas bíblicas:
17:6; 21:25. ¿Promovía la anarquía el que ‘cada uno acostumbrara hacer lo que era recto a
sus propios ojos’? No necesariamente, pues Jehová dio guía a su pueblo de muchas maneras.
Les dio la Ley y el sacerdocio para educarlos en sus caminos. El sumo sacerdote podía consultar a
Dios sobre asuntos importantes por medio del Urim y el Tumim (Éxodo 28:30). En cada ciudad
había ancianos capacitados que daban valiosos consejos. Cuando el israelita se aprovechaba de
estas provisiones, obtenía guía acertada para su conciencia. En tal caso, el que hiciera “lo que era
recto a sus propios ojos” tenía buenos resultados. Por otra parte, si la persona pasaba por alto la
Ley y tomaba sus propias decisiones en asuntos relacionados con la conducta o la adoración a
Dios, las consecuencias eran malas.

19

Núm. 1: Jueces 16:13-24
Núm. 2: ¿Cuál es el tema central de la Biblia? (igw pág. 8 párrs.1-4)
Pregunta 5
¿Cuál es el tema central de la Biblia?
“Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. ÉI te
magullará en la cabeza y tú le magullarás en el talón." (Génesis 3:15)
“Mediante tu descendencia ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra debido a que
has escuchado mi voz." (Génesis 22:18)
"Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra.” (Mateo 6:10)
''El Dios que da paz aplastará a Satanás bajo los pies de ustedes en breve." (Romanos 16:20)

Núm. 3: Apolos. Tema: Un hombre humilde, elocuente y entusiasta (it-1
pág.158)
*** it-1 pág. 158 Apolos ***
(abreviación de Apolonio; Destructor).
Judío de Alejandría (Egipto) que se distinguió por su elocuencia y amplio conocimiento de las
Escrituras Hebreas. Parece que recibió testimonio de los discípulos de Juan el Bautista o de los
testigos cristianos antes del Pentecostés, pues “conocía solamente el bautismo de Juan”. (Hch
18:24, 25.) Sin embargo, impelido por su plena convicción, al llegar a Éfeso alrededor del año 52 E.C.,
comenzó a testificar en la sinagoga de la ciudad. Esto le puso en contacto con Áquila y Priscila,
quienes le ayudaron a ampliar su entendimiento de la enseñanza cristiana. Desde Éfeso se dirigió a
la región de Acaya con una carta de recomendación, y parece que centró su actividad en la ciudad
de Corinto, donde antes había estado Pablo. Su carácter enérgico y su facilidad de refutar con las
Escrituras los argumentos de los judíos incrédulos resultaron de una gran ayuda para aquellos
hermanos. De manera que ‘regó lo que Pablo había plantado’. (Hch 18:26-28; 19:1; 1Co 3:6.)
Desgraciadamente, para cuando Pablo escribió Primera a los Corintios (alrededor de 55 E.C.)
habían aparecido algunas facciones en la congregación corintia. Había quien consideraba que su
líder era el elocuente Apolos, otros preferían a Pablo o a Pedro, o se adherían solo a Cristo. (1Co
1:10-12.) La carta de Pablo corrigió ese modo de pensar erróneo al mostrar la necesidad vital de
estar unidos y la relativa poca importancia que tienen los individuos, ya que son solo ministros que
sirven bajo la dirección de Dios y Cristo. (1Co 3:4-9, 21-23; 4:6, 7.) Parece ser que por entonces
Apolos estaba en Éfeso, donde Pablo escribió Primera a los Corintios, o cerca de allí, porque en esa
carta el apóstol menciona que le instó a visitar la congregación corintia. (1Co 16:12.) El que Apolos
no estuviera dispuesto a ir pudo deberse a la actitud impropia de los corintios o sencillamente a que
creía que aún no había terminado su labor donde se encontraba. De todas formas, la breve
declaración de Pablo muestra que estos dos activos misioneros no permitieron que aquellas
cuestiones los desunieran. La última vez que se menciona a Apolos es en Tito 3:13, donde Pablo le
pide a Tito, por entonces en Creta, que le suministre a Apolos todo lo que necesite para su viaje.

20

23 de febr. Lectura de la Biblia: Jueces 19 a 21
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: Jueces 19 a 21
*** w05 15/1 pág. 27 Puntos sobresalientes del libro de Jueces ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
20:17-48. ¿Por qué permitió Jehová a los benjamitas que derrotaran dos veces a las demás tribus,
si ellos merecían castigo? Al permitir que las tribus fieles sufrieran enormes pérdidas inicialmente, Jehová
ponía a prueba su determinación de erradicar la maldad de Israel.
Lecciones para nosotros:
19:14, 15. La negativa de los habitantes de Guibeah a brindar hospitalidad era señal de debilidad moral.
A los cristianos se les exhorta a que “sigan la senda de la hospitalidad” (Romanos 12:13).

Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático: ENERO - FEBRERO

21

MARZO
2 de mzo. Lectura de la Biblia: Rut 1 a 4
Núm. 1: Rut 3:14–4:6
Núm. 2: Áquila. Tema: Predique con entusiasmo y sea hospitalario (it-1 pág.164)
Núm. 3: * El Rey Jesucristo es humilde y poderoso (igw pág. 8 párr. 5–pág. 9 párr. 4)

Lectura de la Biblia: Rut 1 a 4
*** w05 1/3 págs. 26-28 Puntos sobresalientes del libro de Rut ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
1:8. ¿Por qué dijo Noemí a sus nueras que volvieran “cada una a la casa de su madre” en vez de a
la casa de su padre? No se indica si el padre de Orpá había fallecido o no, pero el padre de Rut aún vivía
(Rut 2:11). Con todo, Noemí hizo alusión a la casa de su madre, tal vez con la idea de evocar el consuelo del
cariño materno. Aquel recuerdo sería un bálsamo para esas dos mujeres afligidas por tener que separarse de
su querida suegra. Este comentario quizás indique también que, a diferencia de Noemí, las madres de Rut y
Orpá tenían hogares sólidamente establecidos.
1:13, 21. ¿Fue Jehová el causante de la amargura de Noemí y de su calamidad? No, y Noemí
no culpó a Dios de ningún mal. No obstante, en vista de todo lo que le había pasado, pensaba que Jehová
estaba contra ella. Se sentía amargada y había perdido toda ilusión. Además, en aquellos tiempos, el fruto
del vientre se veía como una bendición divina, y la esterilidad, como una maldición. Ante la muerte de sus
dos hijos, que no le habían dado nietos, tal vez Noemí se sintiera justificada a pensar que Jehová la había
humillado.
2:12. ¿Qué “salario perfecto” obtuvo Rut de Jehová? Rut tuvo un hijo y recibió el privilegio de ser un
eslabón en el linaje más importante de la historia: el de Jesucristo (Rut 4:13-17; Mateo 1:5, 16).
3:11. ¿Por qué se ganó Rut la reputación de ser “una mujer excelente”? Si la gente admiró a Rut,
no fue porque llevara “trenzados externos del cabello” o por “ponerse ornamentos de oro” o por “el uso de
prendas de vestir exteriores”. Se debió, más bien, a “la persona secreta del corazón”, a su lealtad, amor,
humildad, mansedumbre, diligencia y abnegación. Toda mujer que teme a Dios y desea contar con una
reputación como la de Rut debe esforzarse por cultivar estas cualidades (1 Pedro 3:3, 4; Proverbios 31:2831).
3:14. ¿Por qué se levantaron Rut y Boaz antes del amanecer? No fue porque hubiera tenido lugar
algún encuentro inmoral y quisieran ocultarlo. Por lo visto, lo que hizo Rut aquella noche estuvo en
consonancia con lo que acostumbraba hacer una mujer cuando reclamaba el derecho de matrimonio de
cuñado. Hizo tal como le había dicho Noemí. Además, la reacción de Boaz indica claramente que no vio nada
malo en su proceder (Rut 3:2-13). Al parecer, Rut y Boaz se levantaron temprano para no dar pie a rumores
infundados.
3:15. ¿Por qué fue significativo que Boaz le diera a Rut seis medidas de cebada? Esta acción quizás
diera a entender que, tal como a seis días de trabajo les seguía uno de descanso, el día de descanso de Rut
estaba cerca. Boaz se encargaría de que ella tuviera “un lugar de descanso” en la casa de su esposo (Rut
1:9; 3:1). También es posible que seis medidas de cebada fuera todo el peso que Rut podía llevar en la
cabeza.
3:16. ¿Por qué le preguntó Noemí a Rut quién era? ¿Fue porque no la reconoció? Pudiera ser,
porque cuando Rut regresó junto a Noemí, tal vez aún estaba oscuro. Ahora bien, también es posible que la
pregunta de Noemí tuviese que ver con la nueva identidad de Rut ante la posibilidad de que hubiera sido
recomprada.
4:6. ¿De qué forma podía un recomprador ‘arruinar’ su herencia al hacer la recompra? Para
empezar, si la persona que había caído en la indigencia había vendido su herencia de tierra, el recomprador
tenía que adquirir el terreno a un precio estipulado de acuerdo con el número de años que faltaban hasta el
Jubileo (Levítico 25:25-27). Hacer esto reduciría el valor de su propio patrimonio. Además, en el caso de Rut,
si le nacía un hijo, sería él quien heredaría el campo, no los parientes cercanos del recomprador.

22

Lecciones para nosotros:
1:8; 2:20. Pese a las tragedias por las que pasó, Noemí siguió confiando en la bondad amorosa de
Jehová. Nosotros deberíamos tener esa misma actitud, particularmente al afrontar pruebas difíciles.
1:9. El hogar debe ser algo más que un lugar donde la familia come y duerme. Tiene que ser un remanso
de paz, descanso y consuelo.
1:14-16. Orpá regresó “a su pueblo y a sus dioses”. No ocurrió lo mismo con Rut, quien dejó la comodidad
y la seguridad de su tierra natal y demostró lealtad a Jehová. Cultivar amor leal a Dios y manifestar
abnegación nos ayudará a no sucumbir a los deseos egoístas ni ‘retraernos para destrucción’ (Hebreos
10:39).
2:2. Rut era una mujer de disposición humilde y aprovechó la provisión de la rebusca, pensada para los
forasteros y los desfavorecidos. El cristiano necesitado no debería dejar que el orgullo le impidiera aceptar la
ayuda amorosa de sus hermanos en la fe o alguna asistencia que ofrezca el gobierno.
2:7. Aunque tenía el derecho de espigar, Rut pidió permiso para hacerlo (Levítico 19:9, 10). Esta acción
reveló su mansedumbre. En nuestro caso, el proceder sabio también es el de ‘buscar mansedumbre’, porque
“los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de
paz” (Sofonías 2:3; Salmo 37:11).
2:11. Para Noemí, Rut fue algo más que un familiar: fue una verdadera amiga (Proverbios 17:17).
Su amistad fue sólida porque se basó en cualidades como el amor, la lealtad, la empatía, la bondad y el
altruismo. Pero, lo que es más importante, se basó en su espiritualidad: en su deseo de servir a Jehová y
formar parte de su pueblo. Nosotros también tenemos excelentes oportunidades de cultivar amistades
sinceras entre los verdaderos siervos de Dios.
2:15-17. Aun cuando Boaz le aligeró a Rut el trabajo, “ella continuó espigando en el campo hasta el
atardecer”, pues era una mujer muy industriosa. El cristiano también debe tener la reputación de ser diligente.
2:19-22. Al atardecer, Noemí y Rut disfrutaban de conversaciones agradables. La mayor se interesaba en
lo que había hecho la joven, y ambas expresaban con libertad lo que pensaban y sentían. ¿Debería ser de
otro modo en las familias cristianas?
2:22, 23. A diferencia de Dina, la hija de Jacob, Rut buscó la compañía de quienes adoraban a Jehová.
¡Qué buen ejemplo para nosotros! (Génesis 34:1, 2; 1 Corintios 15:33.)
3:12; 4:1-6. Boaz siguió escrupulosamente la ley de Jehová. ¿Seguimos nosotros con la misma seriedad
los procedimientos teocráticos? (1 Corintios 14:40.)
3:18. Noemí confió en Boaz. ¿No deberíamos tener esa misma confianza en nuestros fieles hermanos?
Rut estuvo dispuesta a efectuar el matrimonio de cuñado con alguien a quien apenas conocía, un hombre del
que la Biblia no dice su nombre (Rut 4:1). ¿Por qué razón? Porque confiaba en las disposiciones divinas.
¿Tenemos nosotros esa confianza? Cuando se trata de buscar pareja, por ejemplo, ¿escuchamos el consejo
de casarnos “solo en el Señor”? (1 Corintios 7:39.)
4:13-16. Aunque Rut era moabita y en el pasado había adorado al dios Kemós, recibió un inmenso
privilegio. Este hecho ilustra el principio de que “no depende del que desea ni del que corre, sino de Dios,
que tiene misericordia” (Romanos 9:16).

Núm. 1: Rut 3:14 – 4:6
Núm. 2: Áquila. Tema: Predique con entusiasmo y sea hospitalario (it-1 pág.164)
*** it-1 pág. 164 Áquila ***
(del lat., significa: “Águila”).
Judío oriundo del Ponto, en el N. de Asia Menor. El nombre de Priscila, su esposa y leal
compañera, siempre se menciona junto al suyo. Desterrados de Roma como consecuencia de un
decreto del emperador Claudio en contra de los judíos, emitido en el año 49 o a principios de 50 E.C.,
se establecieron en Corinto. (Hch 18:1, 2.) Cuando Pablo llegó allí en el otoño del mismo año, Áquila
23

y Priscila le hospedaron bondadosamente en su hogar. Surgió una estrecha amistad entre ellos como
resultado de trabajar juntos en el oficio común de hacer tiendas y seguramente porque ayudaron a
Pablo a edificar allí la nueva congregación. (Hch 18:3.)
Cuando Pablo embarcó en dirección a Siria al final de su segundo viaje misional, tal vez hacia la
primavera del año 52 E.C., Áquila y Priscila lo acompañaron hasta Éfeso (Hch 18:18, 19), donde
permanecieron por lo menos hasta que Pablo escribió a los Corintios desde allí alrededor de 55 E.C.
Su hogar se usaba como lugar de reunión de la congregación local, y en él tuvieron el privilegio de
ayudar al elocuente Apolos a obtener un entendimiento más exacto de los caminos de Dios. (1Co
16:19; Hch 18:26.) Cuando Pablo escribió a los romanos, alrededor de 56 E.C., había terminado el
gobierno de Claudio, así que Áquila y Priscila habían regresado a Roma, pues Pablo les envió
saludos a ellos, sus “colaboradores”. (Ro 16:3.) En esa ciudad la congregación también se reunía en
su hogar. (Ro 16:5.) En el transcurso de su asociación con Pablo, Áquila y Priscila habían “arriesgado
su propio cuello” en su favor, y por eso merecieron la gratitud de todas las congregaciones. (Ro 16:4.)
Más tarde se mudaron de nuevo a Éfeso, pues Pablo, mientras estaba en Roma, un poco antes de
sufrir martirio (alrededor de 65 E.C.), le pidió a Timoteo que les transmitiera sus saludos en dicha
ciudad. (1Ti 1:3; 2Ti 4:19.)

Núm. 3: * El Rey Jesucristo es humilde y poderoso (igw pág. 8 párr. 5–pág. 9
párr. 4)
"Cuando todas las cosas le hayan sido sujetadas, entonces el Hijo mismo también se sujetará a
Aquel que le sujetó todas las cosas, para que Dios sea todas las cosas para con todos.” (1 Corintios
15:28)
"Las promesas se hablaron a Abrahán y a su descendencia […], que es Cristo. Además, si
pertenecen a Cristo, realmente son descendencia de Abrahán." (Gálatas 3:16, 29)
“El reino del mundo sí llegó a ser el reino de nuestro señor y de su Cristo, y él reinará para siempre.”
(Revelación [Apocalipsis]) 11:15)
“Hacia abajo fue arrojado el gran dragón, la serpiente original, el que es llamado Diablo y Satanás,
que está extraviando a toda la tierra habitada; fue arrojado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron
arrojados abajo con él." (Revelación 12:9)
"Prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años."
(Revelación 20:2)

NOTAS PERSONALES

24

9 de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 1 a 4
Núm. 1: 1 Samuel 2:30-36
Núm. 2: ¿Qué predijo la Biblia sobre el Mesías? (igw pág.10)
Núm. 3: Asá (núm.1). Tema: Adoremos a Jehová con celo (it-1 págs. 221, 222)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 1 a 4
*** w05 15/3 pág. 21 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
2:10. ¿Por qué pidió Ana en oración que Jehová “[diera] fuerza a su rey” cuando no había ningún
rey humano en Israel? La Ley mosaica predijo que los israelitas tendrían un rey humano (Deuteronomio
17:14-18). En su lecho de muerte, Jacob profetizó: “El cetro [símbolo de autoridad real] no se apartará de
Judá” (Génesis 49:10). Además, respecto a Sara —la antepasada de los israelitas—, Jehová dijo: “Reyes de
pueblos provendrán de ella” (Génesis 17:16). De modo que Ana estaba orando respecto a un rey futuro.
3:3. ¿Dormía Samuel realmente en el Santísimo? No. Samuel era un levita de la familia no sacerdotal
de los qohatitas (1 Crónicas 6:33-38). Por lo tanto, no se le permitía “entrar para ver las cosas santas”
(Números 4:17-20). La única parte del santuario a la que Samuel tenía acceso era el patio del tabernáculo.
Allí es donde probablemente dormía. Parece ser que Elí también dormía en alguna sección del patio.
La expresión “donde estaba el arca de Dios” debe referirse al recinto del tabernáculo.
Lecciones para nosotros:
1:11, 12, 21-23; 2:19. La importancia que Ana daba a la oración, su humildad, su gratitud por la bondad
de Jehová y su constante cariño maternal hacen de ella un ejemplo para las mujeres temerosas de Dios.
1:8. Elqaná puso un magnífico ejemplo en cuanto a fortalecer a otros con palabras (Job 16:5). Primero,
sin erigirse en juez, le preguntó a Ana: “¿Por qué [...] se siente mal tu corazón?”. Esas palabras la animaron a
expresar sus sentimientos. Entonces, él le confirmó su cariño, preguntándole: “¿No soy yo mejor para ti que
diez hijos?”.
2:26; 3:5-8, 15, 19. Llegamos a ser “más agradables” a Dios y a los hombres si cumplimos diligentemente
con la obra que Dios nos ha asignado, aprovechamos la educación espiritual que recibimos y somos corteses
y respetuosos.
4:3, 4, 10. Ni siquiera un objeto tan santo como el arca del pacto sirvió de amuleto. Debemos
“[guardarnos] de los ídolos” (1 Juan 5:21).

Núm. 1: 1 Samuel 2:30-36
Núm. 2: ¿Qué predijo la Biblia sobre el Mesías? (igw pág.10)
Pregunta 6
¿Qué predijo la Biblia sobre el Mesías?
PROFECÍA
“Oh Belén Efrata [...], de ti me saldrá aquel que ha de llegar a ser gobernante en Israel.” (Miqueas
5:2)
CUMPLIMIENTO
“Después que Jesús hubo nacido en Belén de Judea en los días de Herodes el rey […], astrólogos
de las partes orientales vinieron a Jerusalén." (Mateo 2:1)

25

PROFECÍA
“Reparten entre sí mis prendas de vestir, y sobre mi ropa echan suertes. “ (Salmo 22:18)
CUMPLIMIENTO
“Cuando los soldados hubieron fijado a Jesús en el madero, tomaron sus prendas de vestir
exteriores e hicieron cuatro partes […]. Pero la prenda de vestir interior era sin costura, pues era
tejida desde arriba toda ella. Por eso se dijeron unos a otros: 'No la rasguemos, sino que por
suertes sobre ella decidamos de quién será'." (Juan 19:23, 24)

Núm. 3: Asá (núm.1). Tema: Adoremos a Jehová con celo (it-1 págs. 221, 222)
*** it-1 págs. 221-222 Asá ***
1. El tercer rey de Judá después de la división de la nación en dos reinos. Fue hijo de Abiyam (Abías) y
nieto de Rehoboam. Reinó por cuarenta y un años: de 977 a 937 a. E.C. (1Re 15:8-10.)
El celo de Asá por la adoración pura. Los veinte años transcurridos desde la división nacional en dos
reinos habían saturado de apostasía a Judá y Benjamín. Asá demostró tener celo por la adoración pura “como
David su antepasado” y con valor se dispuso a limpiar la tierra de los ídolos y los prostitutos de templo. Mandó
quemar el “ídolo horrible” que su abuela Maacá había hecho en honor del poste sagrado, y por esta causa la
destituyó del puesto de ‘primera dama’ que ocupaba. (1Re 15:11-13.)
En 2 Crónicas 14:2-5 se afirma que Asá “quitó los altares extranjeros y los lugares altos y quebró las
columnas sagradas y cortó los postes sagrados”. No obstante, 1 Reyes 15:14 y 2 Crónicas 15:17 refieren que
“los lugares altos no los quitó”. Por consiguiente, parece que los lugares altos aludidos en el primer registro de
Crónicas que se cita estaban dedicados a la adoración pagana adoptada que infectó a Judá, mientras que el
libro de Reyes se refiere a lugares altos en los que la gente participaba en la adoración a Jehová. Aun después
de haberse erigido el tabernáculo y de la posterior construcción del templo, ocasionalmente se ofrecían
sacrificios a Jehová en lugares altos, sacrificios que le eran aceptables en circunstancias especiales, como
sucedió en los casos de Samuel, David y Elías. (1Sa 9:11-19; 1Cr 21:26-30; 1Re 18:30-39.) No obstante, el
lugar habitual aprobado para los sacrificios era aquel autorizado por Jehová. (Nú 33:52; Dt 12:2-14; Jos 22:29.)
En los lugares altos también se llevaban a cabo formas de adoración impropias, que bien pueden haber
continuado a pesar de que se quitaran los lugares altos paganos, tal vez debido a que el rey no persiguió su
eliminación con el mismo vigor con que suprimió los lugares paganos. O también es posible que Asá quitara
por completo todos los lugares altos, pero que brotaran de nuevo con el tiempo y no se hubieran eliminado
para cuando concluyó su reinado, lo que hizo posible que los aplastara su sucesor Jehosafat.
El celo de Asá por la adoración pura resultó en bendiciones y paz procedentes de Jehová durante los diez
primeros años de su reinado. (2Cr 14:1, 6.) Más tarde, Zérah el etíope atacó Judá con un ejército de un millón
de guerreros. A pesar de que los efectivos de las fuerzas enemigas eran muy superiores, Asá salió para hacer
frente a la invasión en Maresah, situada a unos 38 Km. al OSO. de Jerusalén, en las tierras bajas de Judá. La
ferviente oración que pronunció antes de entrar en combate fue un reconocimiento del poder de Jehová para
librarle y una súplica por ayuda: “Nos apoyamos en ti, y en tu nombre hemos venido contra esta muchedumbre.
Oh Jehová, tú eres nuestro Dios. No permitas que el hombre mortal retenga fuerza contra ti”. El resultado fue
una victoria completa. (2Cr 14:8-15.)
Después de esto, el profeta Azarías se encontró con Asá, a quien le recordó: “Jehová está con ustedes
mientras ustedes resulten estar con él” y “si lo dejan, él los dejará a ustedes”. Llamó su atención a las
sangrientas contiendas internas que sufrió la nación cuando se apartó de Jehová y lo instó a continuar con
valor su actividad a favor de la adoración pura. (2Cr 15:1-7.) Asá reaccionó favorablemente y fortaleció a la
nación en el servicio verdadero a Jehová, lo que resultó en que en el decimoquinto año de la gobernación de
Asá (963 a. E.C.), una importante cantidad de personas del reino septentrional abandonaran esa región para
unirse a una multitud congregada en Jerusalén, donde concertaron entrar en un pacto que manifestaba su
determinación de buscar a Jehová y estipulaba la pena de muerte para aquellos que no lo guardaran. (2Cr
15:8-15.)
Intriga y guerra contra Baasá. El rey Baasá de Israel se dispuso a bloquear el paso de cualquiera que se
sintiera inclinado a regresar a Judá fortificando la ciudad fronteriza de Ramá, situada en el camino principal a
Jerusalén y a poca distancia al N. de dicha ciudad. Debido a un razonamiento humano o a prestar atención a
algún mal consejo, Asá no se apoyó solo en Jehová, sino que recurrió a la diplomacia y a la conspiración para

26

librarse de esta amenaza. Tomó los tesoros del templo y los de la casa real, y los envió como soborno al rey
Ben-hadad de Siria con el fin de inducirlo a atacar la frontera norteña de Israel y de este modo distraer la
atención de Baasá. Ben-hadad I aceptó, y su incursión en las ciudades del N. de Israel interrumpió la obra de
construcción de Baasá y forzó la retirada de sus fuerzas de Ramá. Asá entonces reclutó toda la mano de obra
disponible en el reino de Judá y se llevó la totalidad del abastecimiento de materiales de construcción de Baasá,
que usó para edificar las ciudades de Gueba y Mizpá. (1Re 15:16-22; 2Cr 16:1-6.)
Por esta razón, Hananí el vidente se enfrentó a Asá, le señaló su inconsecuencia al no apoyarse en el Dios
que le había librado de la enorme fuerza etíope y le recordó que “en cuanto a Jehová, sus ojos están
discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con
él”. Debido a su necedad, Asá habría de enfrentarse a un estado de guerra continuo. Resentido por la
corrección, el rey encarceló injustamente a Hananí y oprimió a otros del pueblo. (2Cr 16:7-11.)
La afirmación que se encuentra en 2 Crónicas 16:1 en cuanto a que Baasá subió contra Judá en “el año
treinta y seis del reinado de Asá” ha dado origen a cierta controversia, pues la gobernación de Baasá —que
comenzó en el tercer año de Asá y tan solo duró veinticuatro años— había terminado diez años antes del año
trigésimo sexto de la gobernación de Asá. (1Re 15:33.) Si bien algunos opinan que se trata de un error del
escriba y que la referencia es al año decimosexto o vigésimo sexto del reinado de Asá, no es necesario concluir
que hubo tal error para armonizar el relato. Los comentaristas judíos citan el Seder Olam, en el que se indica
que el año trigésimo sexto se calcula a partir de la existencia del reino separado de Judá (997 a. E.C.) y
corresponde con el decimosexto año de Asá: Rehoboam había reinado diecisiete años; Abías, tres, y Asá se
encontraba para ese entonces en su año decimosexto. (Soncino Books of the Bible, Londres, 1952, nota sobre
2Cr 16:1.) Este también fue el punto de vista del arzobispo Ussher. Además, así puede explicarse la aparente
diferencia entre la afirmación de 2 Crónicas 15:19 en el sentido de que la guerra “no ocurrió sino hasta el año
treinta y cinco [de hecho, el año quince] del reinado de Asá”, y la de 1 Reyes 15:16 con referencia a que “hubo
guerra misma entre Asá y Baasá el rey de Israel todos los días de ellos”, por cuanto una vez que comenzaron
los conflictos entre los dos reyes, continuaron sin cesar de allí en adelante, como había predicho Hananí. (2Cr
16:9.)
Enfermedad y muerte. Los tres años finales de Asá fueron dolorosos debido a una enfermedad de los pies
(quizás gota), pero él, imprudentemente, procuró obtener curación física más bien que curación espiritual. A su
muerte, se le dio un entierro honorable en la tumba que él mismo se había preparado en la ciudad de David.
(1Re 15:23, 24; 2Cr 16:12-14.)
A pesar de la insensatez y la falta de discernimiento espiritual que manifestó en algunas ocasiones, sus
buenas cualidades y el no haber apostatado sin duda pesaron más que sus errores, y se le considera uno de
los reyes fieles de la línea de Judá. (2Cr 15:17.) Los cuarenta y un años de su reinado coincidieron total o
parcialmente con los reinados de ocho reyes de Israel: Jeroboán, Nadab, Baasá, Elah, Zimrí, Omrí, Tibní (que
gobernó sobre una parte de Israel en oposición a Omrí) y Acab. (1Re 15:9, 25, 33; 16:8, 15, 16, 21, 23, 29.) Al
morir Asá, su hijo Jehosafat le sucedió en el trono. (1Re 15:24.)

16 de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 5 a 9
Núm. 1: 1 Samuel 6:10-21
Núm. 2: Atalía (núm.1). Tema: Las malas consecuencias de dejarse influir por personas como
Jezabel (it-1 págs. 246, 247)
Núm. 3: * Profecías mesiánicas que se cumplieron en Jesús (igw pág.11)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 5 a 9
*** w05 15/3 págs. 21-22 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
7:7-9, 17. ¿Por qué ofreció Samuel una ofrenda quemada en Mizpá y erigió un altar en Ramá, en
vista de que los sacrificios debían ofrecerse con regularidad únicamente en un lugar que Jehová
escogiera? (Deuteronomio 12:4-7, 13, 14; Josué 22:19.) Una vez que se retiró el Arca sagrada del
tabernáculo de Siló, dejó de ser evidente la presencia de Jehová. Por eso, en calidad de representante de

27

Dios, Samuel ofreció una ofrenda quemada en Mizpá y también levantó un altar en Ramá. Al parecer, tales
acciones contaban con la aprobación de Jehová.
9:9. ¿Qué tiene de significativo la frase “al profeta de hoy se le llamaba vidente en tiempos
pasados”? Estas palabras pudieran indicar que a medida que los profetas fueron adquiriendo más relevancia
en los días de Samuel y durante el período de los reyes de Israel, la palabra vidente fue reemplazada por el
término profeta. A Samuel se le considera el primer profeta (Hechos 3:24).
Lecciones para nosotros:
9:21; 10:22, 27. La modestia y la humildad que tenía Saúl al principio de su reinado evitaron que actuara
con imprudencia cuando unos “hombres que no servían para nada” no aceptaron su autoridad real. ¡Cuánto
nos protege esa actitud de las acciones irracionales!

Núm. 1: 1 Samuel 6:10-21
Núm. 2: Atalía (núm.1). Tema: Las malas consecuencias de dejarse influir por
personas como Jezabel (it-1 págs. 246, 247)
*** it-1 págs. 246-247 Atalía ***
1. Reina de Judá. Fue hija del rey Acab de Israel y su esposa Jezabel, y, por lo tanto, nieta de
Omrí. (2Re 8:18, 26.) Era hermana del rey Jehoram de Israel y hermana o hermanastra de los otros
70 hijos de Acab, a quienes Jehú ordenó matar. (2Re 3:1, 2; 10:1-9.) Fue dada en matrimonio por
conveniencia política a Jehoram, hijo mayor de Jehosafat de Judá. (2Re 8:25-27; 2Cr 18:1.) Fue
madre de Ocozías, quien con el tiempo llegó a ser rey de Judá.
Al igual que Jezabel, su madre, Atalía incitó a su esposo, Jehoram, a hacer lo que era malo a los
ojos de Jehová durante sus ocho años de reinado (1Re 21:25; 2Cr 21:4-6), y también al igual que su
madre, derramó sangre inocente sin escrúpulos. Cuando su inicuo hijo Ocozías murió después de
haber reinado tan solo un año, exterminó a todo el resto de la línea real, con la excepción de Jehoás,
para entonces un niño de tierna edad, a quien habían escondido el sumo sacerdote y su esposa (que
era tía de Jehoás). Inmediatamente después, Atalía se proclamó reina y gobernó durante seis años,
c. 905-899 a. E.C. (2Cr 22:11, 12.) Sus hijos robaron del templo de Jehová sus cosas santas y las
ofrecieron a Baal. (2Cr 24:7.)
Una vez que Jehoás llegó a la edad de siete años, el sumo sacerdote Jehoiadá, que era temeroso
de Dios, lo sacó de su escondite y lo coronó como heredero legal del trono. Al oír el tumulto, Atalía
corrió hacia el templo y, cuando vio lo que sucedía, gritó: “¡Conspiración! ¡Conspiración!”. Entonces
el sumo sacerdote ordenó que la sacasen fuera de los terrenos del templo, y fue ejecutada en la
puerta de entrada de los caballos del palacio. Probablemente fue la última descendiente de la
abominable casa de Acab. (2Re 11:1-20; 2Cr 22:1–23:21.) ¡Qué verdadera resultó ser la declaración:
“No caerá a tierra sin cumplirse nada de la palabra de Jehová que Jehová ha hablado contra la casa
de Acab”! (2Re 10:10, 11; 1Re 21:20-24.)

Núm. 3: * Profecías mesiánicas que se cumplieron en Jesús (igw pág.11)
PROFECÍA
“[Dios] está guardando todos los huesos de aquél; ni siquiera uno de ellos ha sido quebrado.” (Salmo
34:20)

28

CUMPLIMIENTO
"Al venir a Jesús, como vieron que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas." (Juan 19:33)

PROFECÍA
“Se le estuvo traspasando por nuestra transgresión.” (Isaías 53:5)
CUMPLIMIENTO
“Uno de los soldados le punzo el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua." (Juan
19:34)

PROFECÍA
"Procedieron a pagar mi salario, treinta piezas de plata." (Zacarías 11:12, 13}
CUMPLIMIENTO
“Uno de los doce, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a los sacerdotes principales y dijo: ‘¿Qué
me darán para que lo traicione a ustedes?'. Le estipularon treinta piezas de plata." (Mateo 26:14,15;
27;5)

23 de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 10 a 13
Núm. 1: 1 Samuel 11:1-10
Núm. 2: ¿Qué dicen sobre nuestros días las profecías bíblicas? (igw pág.12 párrs.1-4)
Núm. 3: Azarías (núm. 21). Tema: Tuvo una fe firme desde su juventud (it-1 pág. 260)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 10 a 13
*** w05 15/3 pág. 23 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Lecciones para nosotros:
12:20, 21. Nunca permitamos que “las cosas irreales”, como la idolatría o la confianza en los hombres y
en la fuerza militar de las naciones, nos desvíen de servir a Jehová.
12:24. Un factor importante para seguir mostrando temor reverencial a Jehová y servirle de todo corazón
es “ve[r] cuán grandes cosas ha hecho” por su pueblo tanto en el pasado como en el presente.
13:10-14; 15:22-25, 30. Tengamos cuidado de no caer en alguna forma de conducta insolente, sea que
se evidencie en la desobediencia o en una actitud arrogante (Proverbios 11:2).

Núm. 1: 1 Samuel 11:1-10

29

Núm. 2: ¿Qué dicen sobre nuestros días las profecías bíblicas? (igw pág.12
párrs.1-4)
Pregunta 7
¿Qué dicen sobre nuestros días las profecías bíblícas?
"Se levantará nación contra nación y reino contra reino […]. Todas estas cosas son principio de
dolores de angustia." (Mateo 24:7, 8)
“Muchos falsos profetas se levantarán y extraviarán a muchos; y por el aumento del desafuero se
enfriará el amor de la mayor parte.” (Mateo 24:11, 12)
"Cuando oigan de guerras e informes de guerras, no se aterroricen; estas cosas tienen que
suceder pero todavía no es el fin." (Marcos 13:7)
"Habrá grandes terremotos, y en un lugar tras otro pestes y escaseces de alimento; y habrá
escenas espantosas, y del cielo grandes señales." (Lucas 21:11)

Núm. 3: Azarías (núm. 21). Tema: Tuvo una fe firme desde su juventud (it-1
pág. 260)
*** it-1 pág. 260 Azarías ***
21. Uno de los jóvenes hebreos a quienes en 617 a. E.C. se llevó cautivos a Babilonia; su nombre
fue cambiado a Abednego, que tal vez signifique “Siervo de Nebo [deidad babilonia]”. (Da 1:3-7.)
Después de un período especial de formación que duró tres años, se vio que Azarías y sus
compañeros (Daniel, Hananías y Misael) eran “diez veces mejores que todos los sacerdotes
practicantes de magia y los sortílegos” de Babilonia. (Da 1:5, 14-20.) Aunque estuvo amenazado de
muerte (Da 2:13-18) y luego se le ascendió al puesto de administrador (Da 2:49), la prueba suprema
de lealtad a Jehová le sobrevino cuando se le arrojó a un horno ardiente debido a que rehusó adorar
la imagen que Nabucodonosor había hecho erigir. (Da 3:12-30.) Por hallarse entre los hombres de
fe, Pablo alude a él al mencionar a quienes “detuvieron la fuerza del fuego”. (Heb 11:34.)

30 de mzo. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 14 y 15
Núm.1: 1 Samuel 14:36-45
Núm.2: Balaam. Tema: La codicia puede cegarnos y llevarnos por mal camino (it-1 págs. 278,
279)
Núm. 3: * El cumplimiento de las profecías bíblicas sobre los últimos días (igw pág.13)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 14 y 15
*** w05 15/3 págs. 22-23 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
14:24-32, 44, 45. ¿Perdió Jonatán el favor de Dios por comer miel en violación del
juramento de Saúl? No parece que ese acto le acarreara la desaprobación divina. En primer lugar,
él no estaba al tanto de lo que había dicho su padre. Además, sea que el juramento haya estado
30

motivado por un falso celo o por un punto de vista erróneo sobre el poder real, ocasionó problemas
al pueblo. ¿Cómo es posible que tal juramento contara con la aprobación divina? Aunque Jonatán
estaba dispuesto a aceptar las consecuencias por haberlo violado, se le perdonó la vida.
15:6. ¿Por qué mostró Saúl consideración especial a los quenitas? Los quenitas eran hijos
del suegro de Moisés. Ayudaron a los israelitas después de que estos partieron del monte Sinaí
(Números 10:29-32). En la tierra de Canaán, los quenitas también moraron por algún tiempo con
los hijos de Judá (Jueces 1:16). Aunque posteriormente residieron entre los amalequitas y varios
pueblos más, mantuvieron buenas relaciones con Israel. Con razón, pues, Saúl les perdonó la vida
a los quenitas.

Núm.1: 1 Samuel 14:36-45
Núm.2: Balaam. Tema: La codicia puede cegarnos y llevarnos por mal
camino (it-1 págs. 278, 279)
*** it-1 págs. 278-279 Balaam ***
(posiblemente: Engullidor).
Hijo de Beor, del siglo XV a. E.C. Vivió en la ciudad aramea de Petor, en el valle del Alto Éufrates,
cerca del río Sajur. Aunque no era israelita, sabía de Jehová y le reconocía como el Dios verdadero;
en una ocasión se refirió a Él como “Jehová mi Dios”. (Nú 22:5, 18.) Dicho conocimiento pudo deberse
a que con anterioridad habían vivido en la vecindad de Harán, cerca de Petor, algunos adoradores
fieles de Jehová (Abrahán, Lot y Jacob). (Gé 12:4, 5; 24:10; 28:5; 31:18, 38.)
Balaam rechazó la oferta de la primera delegación del rey moabita Balac, que llevaba “pagos por
adivinación”, y dijo: “Jehová ha rehusado dejarme ir con ustedes”. (Nú 22:5-14.) Cuando fueron “otros
príncipes, en mayor número y más honorables” (Nú 22:15), y Balaam solicitó de nuevo el permiso de
Dios para ir, Jehová le dijo: “Levántate, ve con ellos. Pero solo la palabra que yo te hable es lo que
podrás hablar”. (Nú 22:16-21; Miq 6:5.)
Ya en el viaje, el ángel de Jehová se plantó tres veces en el camino, haciendo que el asna de
Balaam primero se metiera en un campo, después apretara el pie de Balaam contra un muro y
finalmente se echara. Balaam golpeó tres veces al animal, y este comenzó a hablar de manera
milagrosa manifestando su protesta. (Nú 22:22-30.) Por último, Balaam mismo vio al ángel de
Jehová, quien le anunció: “Yo he salido para oponer resistencia, porque tu camino ha sido temerario
contra mi voluntad”. No obstante, Jehová de nuevo le permitió seguir el camino que había escogido.
(Nú 22:31-35.)
Dios desaprobó con rotundidad y de manera explícita que se empleara algún tipo de maldición
contra Israel, recalcándole a Balaam que si iba, tendría que bendecir al pueblo, no maldecirlo. (Jos
24:9, 10.) Sin embargo, le permitió ir. Al igual que en el caso de Caín, Jehová expresó su
desaprobación, pero al mismo tiempo dejó que la persona hiciera su propia elección, bien para
abandonar su mal proceder, bien para precipitarse en un derrotero inicuo. (Gé 4:6-8.) Balaam, como
antes había hecho Caín, se obstinó en no prestar atención a la voluntad de Jehová y se empeñó en
alcanzar su propio objetivo egoísta. En el caso de Balaam, fue la codicia por la recompensa lo que
no le permitió ver lo equivocado de su derrotero, como da a entender Judas: ‘Balaam se precipitó en
el curso erróneo por la paga’. El apóstol Pedro comenta: “Balaam, hijo de Beor, [...] amó la paga de
la maldad, pero recibió censura por su propia violación de lo que era correcto. Una bestia de carga
sin voz, expresándose con voz de hombre, estorbó el loco proceder del profeta”. (Jud 11; 2Pe
2:15, 16.)
Una vez que llegó al territorio moabita y después de su encuentro con el rey Balac en la margen
del Arnón, Balaam se puso a trabajar al día siguiente sin demora para estos opositores del pueblo
31

de Jehová. Balaam y Balac ofrecieron sacrificios, después de lo cual el profeta se retiró esperando
“dar con agüeros de mala suerte”. (Nú 23:3; 24:1.) El único mensaje que recibió fue una bendición
de parte de Jehová para Israel. Por segunda vez se repitió el mismo procedimiento de sacrificios,
esta vez en la cima de Pisgá, y de nuevo no hubo “ningún hechizo de mala suerte contra Jacob”, tan
solo bendiciones. Por fin, se volvió a llevar a cabo el mismo proceso en la cima de Peor, y por tercera
vez “Dios cambió la invocación de mal en una invocación de bien”. (Nú 22:41–24:9; Ne 13:2.)
Ante el cariz que tomaron los acontecimientos, “la cólera de Balac se encendió contra Balaam” y,
batiendo sus manos enfurecido, exclamó: “Fue para execrar a mis enemigos para lo que te llamé, y,
¡mira!, los has bendecido hasta el límite estas tres veces. Y ahora vete corriendo a tu lugar. Me había
dicho a mí mismo que sin falta iba a honrarte, pero, ¡mira!, Jehová te ha retenido de honor”. (Nú
24:10, 11.) Balaam trató de excusarse achacando a Jehová su fracaso en maldecir a Israel, al decir
que no “[pudo] pasar más allá de la orden de Jehová” y que ‘cualquier cosa que Jehová dijera es lo
que tenía que hablar’. Tras otras declaraciones proverbiales contra los enemigos de Israel, “Balaam
se levantó y se fue y volvió a su lugar”. (Nú 24:12-25.)
Cuando se dice que Balaam “volvió a su lugar”, no significa necesariamente que regresara a su
hogar de Petor. Esta expresión solo implica que salió de las inmediaciones del monte Peor. A este
respecto, el Commentary de Cook dice sobre Números 24:25: “Volvió a su propio lugar. [...] No a su
propia tierra, pues permaneció entre los madianitas para tramar algo nuevo contra el pueblo de Dios
y para morir en su pecado [...]. La frase, que se repite a menudo (cf. v.g. Gén. XVIII. 33, XXXI. 55;
1 S. XXVI. 25; 2 S. XIX. 39), es idiomática y tan solo significa que Balaam se fue a cualquier lugar”.
Balaam todavía abrigaba la esperanza de conseguir aquella magnífica recompensa por la que
había ido desde tan lejos y por la que se había esforzado tanto. Razonó que si bien no podía maldecir
a Israel, tal vez Dios mismo maldeciría a su pueblo si se les podía seducir a participar en la adoración
sexual de Baal de Peor. De esta forma, “Balaam [...] anduvo enseñando a Balac a poner un tropiezo
delante de los hijos de Israel, a comer cosas sacrificadas a ídolos y a cometer fornicación”. (Rev
2:14.) “Por la palabra de Balaam”, las hijas de Moab y Madián “sirvieron para inducir a los hijos de
Israel a cometer infidelidad para con Jehová tocante al asunto de Peor, de modo que vino el azote
sobre la asamblea de Jehová”. (Nú 31:16.) Como resultado, 24.000 hombres de Israel murieron por
su pecado. (Nú 25:1-9.) No obstante, ni Madián, ni Balaam escaparon del castigo divino, pues Jehová
ordenó que todos sus hombres, mujeres y niños fuesen ejecutados; solo se conservó con vida a las
vírgenes. “Y mataron a espada a Balaam hijo de Beor.” (Nú 25:16-18; 31:1-18.) En cuanto a los
moabitas, se les excluyó de la congregación de Jehová “hasta la décima generación”. (Dt 23:3-6.)

Núm. 3: * El cumplimiento de las profecías bíblicas sobre los últimos días
(igw pág.13)
“En los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar. Porque los hombres

serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, presumidos, altivos, blasfemos,
desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, sin tener cariño natural, no dispuestos a
ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien, traicioneros,
testarudos, hinchados [de orgullo], amadores de placeres más bien que amadores de Dios,
teniendo una forma de devoción piadosa, pero resultando falsos a su poder.” (2 Timoteo 3:1-5)

32

ABRIL
6 de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 16 a 18
Núm. 1: 1 Samuel 18:17-24
Núm. 2: ¿Tiene Dios la culpa del sufrimiento? (igw pág.14)
Núm. 3: Barac. Tema: Seamos valientes y no busquemos la alabanza de la gente (it-1 págs.
283, 284)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 16 a 18
*** w05 15/3 págs. 23-24 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
16:14. ¿Qué espíritu malo aterrorizó a Saúl? El espíritu malo que privó a Saúl de su paz
interior era la inclinación mala de su mente y corazón, su impulso interno de hacer lo malo. Cuando
Jehová le quitó su espíritu santo, Saúl perdió su protección, y llegó a estar dominado por un mal
espíritu que provenía de él mismo. Puesto que Dios permitió que ese espíritu reemplazara al
espíritu santo, al espíritu malo se le llama “un espíritu malo de parte de Jehová”.
17:55-58. En vista de lo que dice 1 Samuel 16:17-23, ¿por qué preguntó Saúl de quién era
hijo David? A Saúl no le interesaba saber únicamente el nombre del padre de David. Es muy
probable que quisiera saber qué clase de hombre había engendrado a un muchacho que acababa
de efectuar la asombrosa hazaña de derribar a un gigante.
Lecciones para nosotros:
16:6, 7. En vez de quedar impresionados por la apariencia externa de los demás o juzgarlos
apresuradamente, procuremos verlos como Jehová los ve.
17:47-50. Podemos enfrentarnos con valor a la oposición o la persecución instigada por
enemigos semejantes a Goliat porque “a Jehová pertenece la batalla”.
18:1, 3; 20:41, 42. Podemos encontrar amigos verdaderos entre los que aman a Jehová.

Núm. 1: 1 Samuel 18:17-24
Núm. 2: ¿Tiene Dios la culpa del sufrimiento? (igw pág.14)
Pregunta 8
¿Tiene Dios la culpa del sufrimiento?
“¡Lejos sea del Dios verdadero el obrar inicuamente, y del Todopoderoso el obrar injustamente!"
(Job 34:10)
“Al estar bajo prueba, que nadie diga: 'Dios me somete a prueba'. Porque con posas malas Dios no
puede ser sometido a prueba, ni somete a prueba él mismo a nadie." (Santiago 1:13)
"[Echen] sobre él toda su inquietud, porque él se interesa por ustedes.'` (1 Pedro 5:7)
"Jehová no es lento respecto a su promesa, como algunas personas consideran la lentitud, pero es
paciente para con ustedes porque no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea cine
todos alcancen el arrepentimiento." (2 Pedro 3:9)
33

Núm. 3: Barac. Tema: Seamos valientes y no busquemos la alabanza de la
gente (it-1 págs. 283, 284)
*** it-1 págs. 283-284 Barac ***
Relámpago).
Hijo de Abinoam, de Quedes, ciudad que pertenecía al territorio de Neftalí. Al principio de la época
de los jueces, los israelitas se desviaron de la adoración verdadera, y debido a ello Dios permitió que
durante veinte años los oprimiera Jabín, el rey de Canaán. Clamaron a Jehová por auxilio y Él les
nombró un caudillo: Barac. (Jue 4:1-3.) Mientras que los cananeos que oprimían a los israelitas
estaban fuertemente armados, “no se veía un escudo, ni una lanza, entre cuarenta mil en Israel”.
(Jue 5:8.) Sin embargo, en los días de Barac Jehová le dio a Israel la victoria sobre sus enemigos,
un triunfo que no se olvidó. (Sl 83:9.) Los dos relatos que se registran de estos acontecimientos en
el libro de Jueces (en el capítulo 4 y en la jubilosa canción de Débora y Barac del capítulo 5) se
complementan y ofrecen un cuadro vívido de lo que ocurrió en aquel entonces.
La profetisa Débora, que en ese tiempo juzgaba a Israel, incitó a Barac a tomar la iniciativa para
liberar a su pueblo. Este aceptó, pero con la condición de que Débora le acompañase. Ella concordó,
si bien le dijo a Barac que Jehová vendería a Sísara, el jefe de las fuerzas de Jabín, en la mano de
una mujer. (Jue 4:4-9.)
Barac reclutó a diez mil hombres de Neftalí, Zabulón y otras tribus de Israel (Jue 4:6; 5:9-18), y
subió al monte Tabor. Al enterarse de ello, Sísara y sus fuerzas, equipadas con novecientos carros
de guerra provistos de hoces de hierro, avanzaron hacia los israelitas por el lecho seco del Cisón (en
la llanura de Jezreel). Las fuerzas israelitas, con Barac al mando, a pesar de estar muy poco
armadas, descendieron con valor del monte Tabor dispuestas a combatir contra el ejército cananeo
poderosamente armado. Sin embargo, el Cisón se convirtió en un torrente arrollador, e inmovilizó los
carros del enemigo. El registro dice al respecto: “Desde el cielo pelearon las estrellas, sí, desde sus
órbitas pelearon contra Sísara. El torrente de Cisón los arrolló”. Barac y sus hombres se
aprovecharon de esta situación, y el relato dice: “Todo el campamento de Sísara cayó a filo de
espada. No quedó ni siquiera uno”. (Jue 5:20-22; 4:10-16.)
Sísara mismo, después de abandonar su carro y a su ejército, que para entonces se encontraba
asediado, huyó y se refugió en la tienda de Jael, la esposa de Héber, un quenita que estaba en paz
con Jabín. Jael le mostró hospitalidad a Sísara, pero lo mató mientras dormía clavándole en las
sienes una estaca, que penetró hasta introducirse en la tierra. Cuando Barac llegó, Jael le invitó a
entrar en la tienda, y allí vio que la palabra de Jehová había resultado cierta: se había vendido a
Sísara en la mano de una mujer. (Jue 4:17-22; 5:24-27.) Posteriormente, la mano de los israelitas
victoriosos “siguió haciéndose cada vez más dura contra Jabín el rey de Canaán, hasta que hubieron
cortado a Jabín”. Por consiguiente, aquella parte de Israel “no tuvo más disturbio por cuarenta años”.
(Jue 4:23, 24; 5:31.)
Se cita a Barac como un fiel ejemplo entre aquellos “que por fe derrotaron reinos en conflicto, [...]
se hicieron valientes en guerra, pusieron en fuga a los ejércitos de extranjeros”. (Heb 11:32-34.)
Puede que Barac sea el “Bedán” de 1 Samuel 12:11 (según LXX y Sy). (Véase BEDÁN núm. 1.)

34

13 de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 19 a 22
Núm. 1: 1 Samuel 21:10–22:4
Núm. 2: Bernabé. Tema: Seamos afectuosos y generosos en el ministerio (it-1 págs. 315, 316)
Núm. 3: * ¿Por qué pasan cosas malas? (igw pág.15)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 19 a 22
*** w05 15/3 pág. 24 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Lecciones para nosotros:
20:41, 42. Podemos encontrar amigos verdaderos entre los que aman a Jehová.
21:12, 13. Jehová espera que utilicemos nuestras facultades mentales y aptitudes para hacer
frente a las situaciones difíciles de la vida. Nos ha proporcionado su Palabra inspirada, que nos da
sagacidad, conocimiento y capacidad de pensar (Proverbios 1:4). También contamos con la ayuda
de ancianos cristianos nombrados.

Núm. 1: 1 Samuel 21:10–22:4
Núm. 2: Bernabé. Tema: Seamos afectuosos y generosos en el ministerio
(it-1 págs. 315, 316)
*** it-1 págs. 315-316 Bernabé ***
(Hijo del Consuelo).
La primera mención que se hace en las Escrituras de este cristiano destacado del primer siglo es
la de Lucas en Hechos 4:34-36. En este pasaje se dice que este hombre devoto era un levita nativo
de la isla de Chipre, pero que se encontraba en Jerusalén para ese entonces. Fue uno de los
creyentes que poco después del Pentecostés vendieron sus campos y sus casas y dieron el importe
a los apóstoles para el sostén de otros cristianos necesitados. Se llamaba José, pero los apóstoles
le dieron el sobrenombre de Bernabé, que significa “Hijo del Consuelo”. No era infrecuente esta
costumbre de dar sobrenombres de acuerdo con las características personales.
Bernabé era un hombre afectuoso y generoso que no vacilaba en ofrecerse a sí mismo y compartir
sus bienes materiales para el provecho de los intereses del reino de Dios. De buena gana ‘fue en
socorro’ de sus hermanos (Hch 9:27), y al encontrar a nuevos creyentes, “se regocijó y empezó a
animar a todos a continuar en el Señor con propósito de corazón”. “Era un varón bueno y lleno de
espíritu santo y de fe” (Hch 11:23, 24), y fue profeta y maestro en Antioquía. (Hch 13:1.) Los apóstoles
lo incluían entre los ‘amados que habían entregado sus almas por el nombre de nuestro Señor
Jesucristo’. (Hch 15:25, 26.) Aunque no era uno de los doce, con buena razón se le llamaba apóstol
(Hch 14:14), pues era uno de los “enviados por el espíritu santo”. (Hch 13:4, 43.)
La relación estrecha que Bernabé y Pablo tuvieron durante muchos años empezó unos tres años
después de la conversión de Pablo, cuando este intentaba ponerse en contacto con la congregación
de Jerusalén. No se dice cómo Bernabé llegó a conocer a Pablo, pero fue él quien tuvo el privilegio
de presentarlo al apóstol Pedro y al discípulo Santiago. (Hch 9:26, 27; Gál 1:18, 19.)
Mientras tanto, el testimonio de ciertos judíos de habla griega de Chipre y Cirene había suscitado
mucho interés por el cristianismo en Antioquía de Siria. Como consecuencia, el cuerpo gobernante
de Jerusalén envió a Bernabé a Antioquía para animar y edificar a estos nuevos creyentes. Por ser
un chipriota de habla griega, era el hombre idóneo para esta asignación. Tan pronto como “se añadió
una muchedumbre considerable al Señor” en Antioquía, Bernabé se fue a Tarso y persuadió a Pablo
para que fuese y le ayudase en su ministerio. Por entonces, una advertencia divina sobre un hambre
35

venidera hizo que los hermanos de Antioquía recogiesen muchas provisiones, que al debido tiempo
se enviaron a la congregación de Jerusalén por medio de Bernabé y Pablo. (Hch 11:22-24, 27-30;
12:25.)
Una vez terminada esta obra de socorro, los dos regresaron a Antioquía alrededor de 47 E.C., y
desde allí partieron para un viaje misional bajo la dirección del espíritu santo. Primero llegaron a
Chipre, donde compartieron la verdad de Dios con el procónsul Sergio Paulo. Desde allí viajaron
hacia el interior de Asia Menor. Algunas veces fueron maltratados por chusmas. En una ocasión,
después de haber curado a un hombre cojo en Listra, apenas habían conseguido que “las
muchedumbres desistieran de hacerles sacrificios” (pensando que Bernabé era el dios Zeus y Pablo
era Hermes o Mercurio, porque “llevaba la delantera al hablar”), cuando los judíos “persuadieron a
las muchedumbres, y apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad”. (Hch 13:1-12; 14:120.)
Sobre el año 49 E.C., Bernabé y Pablo llevaron a Jerusalén, al cuerpo gobernante, la cuestión
candente de la circuncisión de los no judíos, y cuando esta fue resuelta, regresaron de nuevo a
Antioquía para preparar su próximo viaje misional. (Hch 15:2-36.) Sin embargo, debido a que
no pudieron llegar a un acuerdo en cuanto a llevar a Juan Marcos, cada uno partió hacia territorios
diferentes. Bernabé se fue a Chipre con su primo Marcos, mientras que Pablo llevó a Silas por los
distritos de Siria y Cilicia. (Hch 15:37-41.) A partir de este momento solo se menciona a Bernabé
esporádicamente en algunas de las cartas de Pablo. (1Co 9:6; Gál 2:1, 9, 13; Col 4:10.)

Núm. 3: * ¿Por qué pasan cosas malas? (igw pág.15)
Pregunta 9
¿Por qué pasan cosas malas?
"Los veloces no tienen la carrera, ni los poderosos la batalla, ni tienen los sabios tampoco el alimento,
ni tienen los entendidos tampoco las riquezas, ni aun los que tienen conocimiento tienen el favor;
porque el tiempo y el suceso imprevisto les acaecen a todos." (Eclesiastés 9:11)
"Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la
muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado." (Romanos 5:12)
'El Hijo de Dios fue manifestado […] para desbaratar las obras del Diablo." (1 Juan 3:8)
"El mundo entero yace en el poder del inicuo." (1 Juan 5:19)

NOTAS PERSONALES

36

20 de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 23 a 25
Núm. 1: 1 Samuel 23:13-23
Núm. 2: ¿Qué promete la Biblia para el futuro? (igw pág.16 párrs.1-3)
Núm. 3: Baruc (núm.1). Tema: Sirvamos a Jehová sin egoísmo (it-1 pág. 287)

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 23 a 25
*** w05 15/3 pág. 24 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Lecciones para nosotros:
24:6; 26:11. David da un excelente ejemplo al mostrar verdadero respeto al ungido de Jehová.
25:23-33. La sensatez de Abigail es digna de imitar.

Núm. 1: 1 Samuel 23:13-23
Núm. 2: ¿Qué promete la Biblia para el futuro? (igw pág.16 párrs.1-3)
Pregunta 10
¿Qué promete la Biblia para el futuro?
“Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella." (Salmo 37:29)
“La tierra subsiste aun hasta tiempo indefinido” (Eclesiastés 1:4)
“Él realmente se tragará a la muerte para siempre, y el Señor Soberano Jehová ciertamente limpiará
las lágrimas de todo rostro." (Isaías 25:8)

Núm. 3: Baruc (núm.1). Tema: Sirvamos a Jehová sin egoísmo (it-1 pág. 287)
*** it-1 pág. 287 Baruc ***
(Bendito).
1. Escriba que fue secretario de Jeremías. Era hijo de Nerías y hermano de Seraya, el comisario
ordenador de Sedequías que leyó el rollo de Jeremías junto al Éufrates. (Jer 32:12; 51:59-64.)
En el cuarto año del rey Jehoiaquim, en 625 a. E.C., Baruc empezó a escribir en un rollo el mensaje
profético dictado por Jeremías concerniente a la destrucción de Jerusalén. A finales del año siguiente,
en 624 a. E.C., Baruc leyó en voz alta el rollo “a oídos de todo el pueblo” en la entrada de la casa de
Jehová. Más tarde, una asamblea de príncipes le ordenó que se lo leyese a ellos. Afectados por lo
que oyeron y temiendo lo que sucedería cuando este mensaje llegase a los oídos del rey, instaron a
Baruc y a Jeremías a esconderse. Al oír la denunciación, Jehoiaquim quemó el rollo trozo a trozo y
ordenó que llevasen a su presencia a Baruc y a Jeremías, “pero Jehová los mantuvo ocultos”. Luego
Baruc escribió otro rollo como el primero, “de boca de Jeremías”, que contenía “muchas otras
palabras” proféticas. (Jer 36:1-32.)
Dieciséis años más tarde, en el décimo año de Sedequías, solo unos meses antes de que
Jerusalén fuese saqueada, Baruc se llevó la escritura de la propiedad que Jeremías había comprado
a un primo suyo y la metió en una vasija de barro para guardarla en un lugar seguro. (Jer 32:1, 916.)
37

Mientras escribía el primer rollo, Baruc se quejó de fatiga. Jehová le advirtió que ‘no siguiera
buscando cosas grandes para sí’, y le prometió que debido a su fidelidad sería protegido y estaría
seguro ‘en todos los lugares adonde fuese’. Esto resultó cierto, no solo durante el terrible sitio de
Jerusalén, sino después, cuando los judíos rebeldes le obligaron a él y a Jeremías a ir con ellos a
Egipto. (Jer 45:1-5; 43:4-7.)

27 de abr. Lectura de la Biblia: 1 Samuel 26 a 31
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: 1 Samuel 26 a 31
*** w05 15/3 pág. 24 Puntos sobresalientes del libro de Primero de Samuel ***
Lecciones para nosotros:
28:8-19. Con el objetivo de engañar o perjudicar a la gente, los espíritus inicuos pueden fingir
ser cierta persona que ha muerto. Tenemos que abstenernos de toda forma de espiritismo
(Deuteronomio 18:10-12).
30:23, 24. Esta decisión, basada en Números 31:27, muestra que Jehová valora a los que
desempeñan un papel de apoyo en la congregación. Por eso, cualquier cosa que estemos
haciendo, “trabaje[mos] en ello de toda alma como para Jehová, y no para los hombres”
(Colosenses 3:23).

Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático: MARZO - ABRIL

38

MAYO
4 de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 1 a 3
Núm. 1: 2 Samuel 2:24-32
Núm. 2: Bat-seba. Tema: Los pecadores que se arrepienten pueden recuperar la aprobación de
Dios (it-1 págs. 289, 290)
Núm. 3: * Pronto se cumplirán las promesas de la Biblia (igw pág.16 párr. 4–pág.17 párr.1)

Lectura de la Biblia: 2 Samuel 1 a 3
*** w05 15/5 págs. 16-17 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
2:18. ¿Por qué se presenta a Joab y a sus dos hermanos como los tres hijos de Zeruyá,
su madre? En las Escrituras Hebreas, las genealogías normalmente reflejaban la ascendencia del
padre. Puede que el esposo de Zeruyá muriera prematuramente o por alguna razón no se le
considerara apto para ser incluido en el relato bíblico. O tal vez se mencione a Zeruyá por haber
sido la hermana o medio hermana de David (1 Crónicas 2:15, 16). La única alusión al padre de
estos tres hermanos es la que se hace en relación con su sepultura en Belén (2 Samuel 2:32).
3:29. ¿Qué se quiere decir con la expresión “hombre que asga el huso giratorio”?
Normalmente eran las mujeres quienes se encargaban de tejer. Por tanto, esta expresión puede
referirse a hombres que no eran aptos para la guerra y por consiguiente se veían obligados a
realizar trabajos que por lo general hacían las mujeres.
Lecciones para nosotros:
2:1; 5:19, 23. David consultó a Jehová antes de residir en Hebrón y de subir contra sus
enemigos. Nosotros también debemos buscar la guía de Jehová antes de tomar decisiones que
afecten nuestra espiritualidad.
3:26-30. La venganza tiene consecuencias lamentables (Romanos 12:17-19).
3:31-34; 4:9-12. David es un ejemplo de lo que significa no guardar rencor ni ser vengativo.

Núm. 1: 2 Samuel 2:24-32
Núm. 2: Bat-seba. Tema: Los pecadores que se arrepienten pueden
recuperar la aprobación de Dios (it-1 págs. 289, 290)
*** it-1 págs. 289-290 Bat-seba ***
(Hija de Abundancia; posiblemente: Hija [Nacida en] el Séptimo [Día]).
Hija de Eliam (Amiel, 1Cr 3:5) y posiblemente nieta de Ahitofel. (2Sa 11:3; 23:34.) Primero fue
esposa de Urías, el hitita, uno de los hombres poderosos de David, y más tarde se casó con este
rey, después de haber sido protagonista de uno de los episodios más funestos de su vida. (2Sa
23:39.)
Bat-seba estaba bañándose al atardecer de un día de primavera, cuando el rey David alcanzó a
ver a esta mujer, que era “de muy buena apariencia” desde la azotea de su palacio. Al enterarse de
que su esposo se había ido a la guerra, el rey, apasionado, hizo que se la llevasen al palacio y
cohabitó con ella. “Más tarde ella regresó a su casa”, y algún tiempo después le informó que estaba
encinta. En seguida David tramó que Urías se acostase con su esposa para encubrir el adulterio,
pero al fracasar este ardid, manejó los asuntos para que muriera en una batalla. Tan pronto como
39

hubo pasado el período de duelo, Bat-seba llegó a ser la esposa de David y dio a luz un niño. (2Sa
11:1-27.)
“Pero la cosa [...] pareció mala a los ojos de Jehová.” Su profeta Natán reprendió al rey con una
ilustración en la que representó a Bat-seba como la única “cordera” de un hombre pobre (Urías) que
un hombre rico (David) tomó para agasajar a un visitante. David se arrepintió con gran pesar (Sl 51),
pero el niño nacido del adulterio, de quien no se dice el nombre, murió. (Véase DAVID.) Años
después, David volvió a sufrir las consecuencias de su pecado cuando su hijo Absalón violó a sus
propias concubinas. (2Sa 11:27–12:23; 16:21, 22.)
Bat-seba halló consuelo en su arrepentido esposo, a quien se dirigió repetidas veces como “mi
señor”, imitando el ejemplo de Sara (1Re 1:15-21; 1Pe 3:6), y con el tiempo le dio a luz un hijo llamado
Salomón, a quien Jehová amó y bendijo. (2Sa 12:24, 25.) Además, tuvo otros tres hijos: Simeá,
Sobab y Natán, siendo este último un antepasado de María, la madre de Jesús. Ya que José
descendía de Salomón, tanto la madre de Jesús como su padre adoptivo eran descendientes de
David por medio de Bat-seba. (1Cr 3:5; Mt 1:6, 16; Lu 3:23, 31.)
Bat-seba aparece de nuevo en el registro bíblico hacia el final del reinado de cuarenta años de
David. Este le había jurado: “Salomón tu hijo es el que llegará a ser rey después de mí”. Por
consiguiente, cuando Adonías, el medio hermano mayor de Salomón, intentó usurpar el trono poco
antes de la muerte de David, Bat-seba, siguiendo la recomendación del profeta Natán, le recordó al
rey su juramento. Este hizo que Salomón ascendiera al trono inmediatamente, y Bat-seba llegó a ser
la reina madre. (1Re 1:5-37.)
Una vez que el trono de Salomón estuvo establecido firmemente, Bat-seba se presentó ante él en
calidad de intermediaria influyente con una petición a favor de Adonías. Al instante, Salomón “se
levantó a su encuentro y se inclinó” y ordenó que se pusiera un trono para su madre, “para que se
sentara a su derecha”. Sin embargo, esta petición puso de manifiesto la duplicidad de Adonías, por
lo que Salomón hizo que se le diera muerte. (1Re 2:13-25.)

Núm. 3: * Pronto se cumplirán las promesas de la Biblia (igw pág.16 párr. 4–
pág.17 párr.1)
"En aquel tiempo los ojos de los ciegos serán abiertos y los oídos mismos de los sordos serán
destapados. En aquel tiempo el cojo trepará justamente como lo hace el ciervo, y la lengua del mudo
clamará con alegría. Pues en el desierto habrán brotado aguas, y torrentes en la llanura desértica."
(Isaías 35:5, 6)
“[Dios] limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni
clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado.” (Revelación [Apocalipsis] 21:4)
“Edificarán casas, y las ocuparán; y ciertamente plantarán viñas y comerán [su] fruto. No edificarán
y otro [lo] ocupará; no plantarán y otro [lo] comerá. Porque como los días de un árbol serán los días
de mi pueblo; y la obra de sus propias manos mis escogidos usarán a grado cabal.” (Isaías 65:21,
22)

40

11 de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 4 a 8
Núm. 1: 2 Samuel 6:14-23
Núm. 2: ¿Qué nos sucede cuando morimos? (igw pág.18)
Núm. 3: Belsasar. Tema: Aprendamos a ser humildes para no acabar mal (it-1 págs. 305, 306)

Lectura de la Biblia: 2 Samuel 4 a 8
*** w05 15/5 págs. 16-17 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
5:1, 2. ¿Cuánto tiempo pasó entre el asesinato de Is-bóset y la coronación de David como rey de
todo Israel? Parece razonable concluir que Is-bóset comenzó su reinado de dos años poco después de la
muerte de Saúl, para el mismo tiempo en que David empezó el suyo en Hebrón. Desde esta ciudad, David
reinó siete años y medio sobre Judá. Poco después de ser hecho rey sobre todo Israel, trasladó su capital a
Jerusalén. Así pues, pasaron unos cinco años desde la muerte de Is-bóset hasta que David llegó a ser rey de
todo Israel (2 Samuel 2:3, 4, 8-11; 5:4, 5).
8:2. ¿Cuántos moabitas fueron ejecutados tras su enfrentamiento con Israel? Por lo visto, la
cantidad se determinó midiendo en vez de contando. Al parecer, David hizo que los moabitas se acostaran
lado a lado haciendo una fila en el suelo. A continuación midió la fila con una cuerda. Dos cordeles, o dos
terceras partes de los moabitas, fueron ejecutados, y a un cordel, o un tercio de ellos, se les perdonó la vida.
Lecciones para nosotros:
5:12. Jamás debemos olvidar que Jehová nos ha educado en sus caminos y ha hecho posible que
tengamos una buena relación con él.
6:1-7. Aunque las intenciones de David eran buenas, su idea de llevar el Arca en un carruaje iba en contra
del mandamiento divino y no tuvo éxito (Éxodo 25:13, 14; Números 4:15, 19; 7:7-9). Cuando Uzah agarró el
Arca también se demostró que las buenas intenciones no cambian los requisitos de Dios.
6:8, 9. Al afrontar una situación difícil, David se encolerizó y luego sintió miedo, quizás incluso culpando a
Jehová por la tragedia. Debemos cuidarnos de culpar a Jehová por los problemas que resultan de pasar por
alto sus mandatos.
7:18, 22, 23, 26. La humildad de David, su devoción exclusiva a Jehová y su interés en ensalzar el
nombre de Dios son cualidades que tenemos que imitar.
8:2. Se materializa una profecía hecha cuatrocientos años antes (Números 24:17). La palabra de Jehová
siempre se realiza.

Núm. 1: 2 Samuel 6:14-23
Núm. 2: ¿Qué nos sucede cuando morimos? (igw pág.18)
Pregunta 11
¿Qué nos sucede cuando morimos?
"Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo, porque de él fuiste tomado.
Porque polvo eres y a polvo volverás." (Génesis 3:19)
"Los vivos tienen conciencia de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no tienen
conciencia de nada en absoluto [...]. Todo lo que tu mano halle que hacer, hazlo con tu mismo
poder, porque no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría en el Seol, el
lugar adonde vas." (Eclesiastés 9:5, 10)

41

"[Jesús] dijo: 'Nuestro amigo Lázaro está descansando, pero yo me voy allá para despertarlo del
sueño'. Sin embargo, Jesús había hablado de la muerte de aquel. Pero ellos se imaginaban que él
estaba hablando de descansar en el sueño. Entonces, por lo tanto, Jesús les dijo francamente:
'Lázaro ha muerto’." (Juan 11:11, 13, 14)

Núm. 3: Belsasar. Tema: Aprendamos a ser humildes para no acabar mal
(it-1 págs. 305, 306)
*** it-1 págs. 305-306 Belsasar ***
(del acadio, significa: “Protege Su Vida”; o, posiblemente: “[Que] Bel Proteja al Rey”).
Primogénito y corregente de Nabonido durante los últimos años del Imperio babilonio. En el
registro bíblico, solo el profeta Daniel menciona a Belsasar, y por mucho tiempo los críticos de la
Biblia negaron que hubiera sido un “rey de Babilonia”. (Da 5:1, 9; 7:1; 8:1.) Sin embargo, varios textos
antiguos descubiertos por la arqueología han demostrado la historicidad del registro bíblico.
En Daniel 5:2, 11, 18, 22 se dice que Nabucodonosor era el “padre” de Belsasar, y que Belsasar
era el “hijo” de Nabucodonosor. El libro Nabonidus and Belshazzar (de R. P. Dougherty, 1929) razona
que es probable que la madre de Belsasar fuera Nitocris, una hija de Nabucodonosor (II). En tal caso,
este hubiera sido el abuelo de Belsasar. (Véase Gé 28:10, 13 para encontrar un uso comparable de
la palabra “padre”.) Sin embargo, no todos los eruditos aceptan como completamente satisfactoria la
prueba de tal relación. Es posible que Nabucodonosor fuera simplemente el “padre” de Belsasar con
relación al trono, es decir, su predecesor real. Los asirios usaron de manera similar la expresión “hijo
de Omrí” con referencia al sucesor de este. (Véase OMRÍ núm. 3.)
¿Confirma la historia extrabíblica el papel de Belsasar como gobernante de Babilonia?
En una tablilla cuneiforme que data del año en que accedió al trono Neriglisar, sucesor de AwelMarduk (Evil-merodac) como gobernante de Babilonia, se alude a un cierto “Belsasar, el principal
oficial del rey”, con respecto a una transacción monetaria. Es posible, aunque no está probado, que
este personaje sea el Belsasar de la Biblia. En 1924 se publicó la traducción de un texto cuneiforme
antiguo llamado “Un relato en verso sobre Nabonido”. Gracias a este texto, salió a la luz información
valiosa que corroboraba la posición real de Belsasar en Babilonia y explicaba cómo había llegado a
ser corregente con Nabonido. Acerca de la conquista de Temá por parte de Nabonido, en el
transcurso de su tercer año de reinado, el texto dice en parte: “Él confió un campamento a su hijo
mayor y primogénito [Belsasar]; las tropas del país las envió con él. Le dio mano libre; le confió el
reino. Entonces, él mismo [Nabonido] emprendió una campaña distante; el poder de la tierra de
Akkad avanzó con él; se dirigió hacia Temá, en medio de la tierra occidental”. (Ancient Near Eastern
Texts, edición de J. B. Pritchard, 1974, pág. 313.) Por consiguiente, Belsasar ejerció la autoridad real
a partir del tercer año de Nabonido, lo que probablemente corresponde con la referencia de Daniel
al “primer año de Belsasar el rey de Babilonia”. (Da 7:1.)
En otro documento, la Crónica de Nabonido, se repite la siguiente declaración con respecto a los
años reinantes séptimo, noveno, décimo y undécimo de Nabonido: “El rey (Nabónides) permaneció
en Teima; el príncipe heredero, los magistrados y su ejército (permanecieron) en Akkad [Babilonia]”.
(La Biblia y el legado del Antiguo Oriente, de M. García Cordero, B.A.C., 1977, pág. 543.) Al parecer,
Nabonido pasó la mayor parte de su reinado fuera de Babilonia y, aunque no renunció a su posición
como gobernante supremo, confió a su hijo Belsasar la autoridad administrativa para actuar durante
su ausencia. Diversos textos recuperados de los archivos antiguos prueban que Belsasar ejercía
prerrogativas reales, que promulgaba órdenes y mandatos. Los asuntos que Belsasar trataba en
ciertos documentos y mandatos eran los mismos que por lo general hubiera tratado Nabonido como
gobernante supremo si hubiera estado presente. Sin embargo, Belsasar siguió siendo solo el
42

segundo gobernante del imperio y, por lo tanto, únicamente pudo ofrecer a Daniel ser “el tercero en
el reino”. (Da 5:16.)
Es verdad que las inscripciones oficiales dan a Belsasar el título de “príncipe heredero”, mientras
que en el libro de Daniel se le llama “rey”. (Da 5:1-30.) No obstante, a juzgar por un reciente
descubrimiento arqueológico hecho en el N. de Siria, la diferencia es explicable. En 1979 se
desenterró una estatua de tamaño real de un gobernante de la antigua Gozán. En su falda llevaba
dos inscripciones, una en asirio y otra en arameo, el lenguaje en el que se escribió el relato de
Belsasar del libro de Daniel. Las dos inscripciones, casi idénticas, tenían una notable diferencia. El
texto en el lenguaje imperial asirio dice que la estatua era del “gobernador de Gozán”, mientras que
el texto en arameo, el lenguaje local, lo llama “rey”.
En consecuencia, el arqueólogo y lingüista Alan Millard escribe: “A la luz de las fuentes babilonias
y de los nuevos textos sobre esta estatua, puede que se haya considerado normal que registros
extraoficiales como el libro de Daniel llamen ‘rey’ a Belsasar. Actuó como rey por delegación de su
padre, aunque es posible que oficialmente no lo fuera. El que en la narración de Daniel se hubiese
entrado en una explicación más precisa sobre esta cuestión hubiera resultado improcedente y
confuso”. (Biblical Archaeology Review, mayo/junio 1985, pág. 77.)
Se esperaba que los que ejercían el poder soberano en Babilonia fueran ejemplares en la
adoración de sus dioses. Hay seis textos cuneiformes sobre el período transcurrido entre los años
quinto y decimotercero del reinado de Nabonido que demuestran la devoción de Belsasar a las
deidades babilonias. Estos documentos indican que Belsasar, como rey en funciones durante la
ausencia de Nabonido, ofreció oro, plata y animales en los templos de Erec y Sippar, comportamiento
consecuente con su posición real.
Fin de la gobernación de Belsasar. Durante la noche del 5 de octubre de 539 a. E.C. (según el
calendario gregoriano, o del 11 de octubre según el calendario juliano), Belsasar celebró un gran
festín para mil de sus grandes, tal como relata el capítulo 5 de Daniel. (Da 5:1.) En esos momentos
las fuerzas de Ciro el persa y su aliado Darío el medo amenazaban Babilonia. De acuerdo con el
historiador judío Josefo (quien a su vez cita de Beroso, historiador babilonio), Nabonido se había
refugiado en Borsippa después de haber sufrido una derrota a manos de las fuerzas medopersas.
(Contra Apión, libro I, sec. 20.) De ser así, Belsasar habría quedado como rey en funciones en
Babilonia. No debe parecer insólito que se celebrara un banquete con la ciudad sitiada, máxime si
se tiene en cuenta que los babilonios consideraban inexpugnables los muros de la ciudad. Los
historiadores Heródoto y Jenofonte también afirman que la ciudad tenía suministros abundantes de
artículos de primera necesidad, así que no existía la preocupación de posibles escaseces. Heródoto
registra que aquella noche la ciudad estaba en fiesta, danzando y divirtiéndose.
Durante la fiesta, Belsasar, que estaba bajo la influencia del vino, pidió que se llevaran los vasos
del templo de Jerusalén, de modo que tanto él como sus invitados y sus esposas y concubinas
pudieran beber de ellos mientras alababan a los dioses babilonios. No se pidieron los vasos porque
no hubiera suficientes, sino que obviamente fue un acto deliberado de desdén de este rey pagano
hacia el Dios de los israelitas, Jehová. (Da 5:2-4.) De este modo desafió a Jehová, quien había
inspirado las profecías que anunciaban la caída de Babilonia. A Belsasar no parecía preocuparle el
sitio de las fuerzas enemigas; no obstante, recibió una fuerte sacudida cuando de repente apareció
una mano que empezó a escribir en la pared del palacio. Temblando, mandó llamar a todos los sabios
de Babilonia para que le interpretaran el mensaje escrito, pero ninguno fue capaz de hacerlo. El
registro dice que entonces la reina le ofreció un prudente consejo, recomendándole a Daniel como
el que podía facilitarle la interpretación. (Da 5:5-12.) Algunos estudiosos piensan que “la reina” no era
la esposa de Belsasar, sino su madre, que, según se cree, fue Nitocris, la hija de Nabucodonosor.
Daniel reveló por inspiración el significado del mensaje milagroso que anunciaba la caída de
Babilonia ante los medos y los persas. Aunque el anciano profeta condenó el acto blasfemo de
Belsasar de usar los vasos de la adoración de Jehová en la alabanza de dioses que nada contemplan
y nada oyen y nada saben, Belsasar mantuvo su proposición e invistió a Daniel como tercer
gobernante de aquel reino condenado a la ruina. (Da 5:17-29.)
43

Belsasar no sobrevivió a aquella noche. Fue muerto al caer la ciudad, durante la noche del 5 de
octubre de 539 a. E.C., cuando, según la Crónica de Nabonido, “el ejército de Ciro [entró] en Babilonia
sin combate”. (La Biblia y el legado del Antiguo Oriente, pág. 543; véase también Da 5:30.) Con la
muerte de Belsasar y la presumible rendición de Nabonido ante Ciro, llegó el fin del Imperio
neobabilonio. (Véanse CIRO; NABONIDO.)

18 de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 9 a 12
Núm. 1: 2 Samuel 10:13–11:4
Núm. 2: Benaya (núm.1). Tema: Seamos valientes y leales (it-1 pág. 309)
Núm. 3: * ¿Es posible que los muertos vuelvan a vivir? (igw pág.19)

Lectura de la Biblia: 2 Samuel 9 a 12
*** w05 15/5 pág. 17 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de Samuel ***
Lecciones para nosotros:
9:1, 6, 7. David cumplió su promesa. Nosotros también debemos esforzarnos por ser personas
de palabra.

Núm. 1: 2 Samuel 10:13–11:4
Núm. 2: Benaya (núm.1). Tema: Seamos valientes y leales (it-1 pág. 309)
*** it-1 pág. 309 Benaya ***
(Jehová Ha Construido).
1. Hijo del sacerdote principal Jehoiadá, y padre de por lo menos dos hijos: Amizabad y Jehoiadá.
(1Cr 27:5, 6, 34.) Fue un guerrero fuerte y valiente, “distinguido hasta más que los treinta” hombres
poderosos de David, aunque “no llegó al nivel de los tres”. (2Sa 23:20-23.)
Benaya demostró su valentía de manera triple: derribó a dos de los héroes poderosos de Moab,
descendió a una cisterna y dio muerte a un león y, por último, superando la excepcional desigualdad
existente entre ambos, derribó a un gigante egipcio y lo mató con la propia lanza de este. (1Cr 11:2224.) David colocó a este hombre valeroso sobre su guardia de corps. (1Cr 11:24, 25.) Los keretitas
y los peletitas, encabezados por Benaya, permanecieron leales al rey durante las rebeliones de
Absalón y Adonías. (2Sa 8:18; 15:18; 20:23; 1Re 1:8, 10, 26; 1Cr 18:17.) Además, se nombró a
Benaya sobre la tercera división rotativa del ejército, compuesta de 24.000 hombres. (1Cr 27:5, 6.)
Siendo David viejo, Benaya y los keretitas apoyaron la coronación de Salomón. (1Re 1:32-40.) Más
tarde, durante el reinado de este, se le encargó ejecutar a Adonías, Joab y Simeí, y este mismo rey
lo puso al mando del ejército. (1Re 2:24, 25, 28-46; 4:4.)

44

Núm. 3: * ¿Es posible que los muertos vuelvan a vivir? (igw pág.19)
Pregunta 12
¿Es posible que los muertos vuelvan a vivir?
"No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas
conmemorativas oirán su voz y saldrán." (Juan. 5:28, 29)
"Va a haber resurrección así de justos como de injustos." (Hechos 24:15)
“Vi a los muertos, los grandes y los pequeños, de pie delante del trono, y se abrieron rollos. Pero se
abrió otro rollo; es el rollo de la vida. Y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas
en los rollos según sus hechos. Y el mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades
entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados individualmente según sus hechos.”
(Revelación [Apocalipsis] 20:12.13)

25 de mayo Lectura de la Biblia: 2 Samuel 13 a 15
Núm. 1: 2 Samuel 13:34–14:7
Núm. 2: ¿Qué dice la Biblia acerca del trabajo? (igw pág. 20)
Núm. 3: Bezalel (núm. 1). Tema: El espíritu de Jehová capacita a sus siervos para hacer un
buen trabajo (it-1 pág. 351)

Lectura de la Biblia: 2 Samuel 13 a 15
*** w05 15/5 pág. 18 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
14:7. ¿Qué simboliza “el brillo de mis brasas”? El brillo de las brasas que produce el carbón
cuando arde despacio se usa para referirse a una prole viva.
Lecciones para nosotros:
15:12; 16:15, 21, 23. Cuando parecía que Absalón iba a subir al trono, el orgullo y la ambición
hicieron que el destacado consejero Ahitofel se hiciera traidor. La inteligencia sin humildad
ni lealtad puede ser una trampa.

Núm. 1: 2 Samuel 13:34–14:7
Núm. 2: ¿Qué dice la Biblia acerca del trabajo? (igw pág. 20)
Pregunta 13
¿Qué dice la Biblia acerca del trabajo?
“¿Has contemplado a un hombre hábil en su trabajo? Delante de reyes es donde él se apostará; no
se apostará delante de hombres comunes." (Proverbios 22:29)
'El que hurta, ya no hurte más, sino, más bien, que haga trabajo duro, haciendo con las manos lo
que sea buen trabajo, para que tenga algo que distribuir a alguien que tenga necesidad.' (Efesios
4:28)
45

"Que todo hombre coma y realmente beba y vea el bien por todo su duro trabajo. Es el don de
Dios.” (Eclesiastés 3:13)

Núm. 3: Bezalel (núm. 1). Tema: El espíritu de Jehová capacita a sus siervos
para hacer un buen trabajo (it-1 pág. 351)
*** it-1 pág. 351 Bezalel ***
(Bajo la Sombra [el Cobijo] de Dios).
1. Principal artesano y constructor del tabernáculo, “hijo de Urí hijo de Hur, de la tribu de Judá”.
(Éx 31:1, 2; 1Cr 2:20.) Jehová mismo nombró a Bezalel e hizo la siguiente promesa: “Lo llenaré del
espíritu de Dios en sabiduría y en entendimiento y en conocimiento y en habilidad para toda clase de
artesanía, para diseñar medios útiles, para trabajar en oro y plata y cobre, y en trabajo de piedras
para engastarlas y en trabajo de madera para hacer productos de toda clase”. (Éx 31:3-5; 35:30-33.)
Los costosos materiales con los que trabajó Bezalel procedían de las generosas contribuciones de
los “de corazón dispuesto”, y resultaron ser “más que suficiente”. (Éx 35:4-9, 20-29; 36:3-7.)
El principal ayudante de Bezalel fue Oholiab (Éx 31:6), y también muchos otros “de corazón sabio”
trabajaron con ellos, aunque la responsabilidad de dirigir el trabajo complicado recayó sobre Bezalel.
(Éx 35:10-19, 25, 26, 34; 36:1, 2.) Este hecho lo muestra el uso alternativo del singular y el plural al
referirse, respectivamente, al trabajo de Bezalel y al de sus ayudantes. (Éx 36–39.) La gran
diversidad de habilidades que tenía Bezalel, lleno como estaba “del espíritu de Dios” (Éx 35:31), le
permitió supervisar la confección de telas para tienda y su bordado, los corchetes de oro y plata, las
cubiertas exteriores de pieles, los armazones en forma de marcos revestidos de oro, la pantalla
interior (Éx 36); el arca del pacto revestida y sus querubines, la mesa y sus utensilios, el candelabro
de oro y el altar del incienso, el aceite de la unción y el incienso (Éx 37); el altar de la ofrenda
quemada, la palangana de cobre y su base, el patio (Éx 38); el efod y el pectoral engastado con
piedras preciosas, así como trajes talares de sacerdote (Éx 39). Cuando Salomón ascendió al trono,
cuatrocientos setenta y cinco años más tarde, todavía se usaban la tienda del tabernáculo, el arca
del pacto y el altar de cobre. (2Cr 1:1-6.)
NOTAS PERSONALES

46

JUNIO
1 de jun. Lectura de la Biblia: 2 Samuel 16 a 18
Núm. 1: 2 Samuel 17:14-20
Núm. 2: Boaz, I. Tema: Mantengamos la limpieza moral y cumplamos con lo que Jehová nos
pide (it-1 pág. 361)
Núm. 3: * ¿Cómo administrar bien el dinero? (igw pág. 21)

Lectura de la Biblia: 2 Samuel 16 a 18
*** w05 15/5 pág. 18 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
16:15, 21, 23. Cuando parecía que Absalón iba a subir al trono, el orgullo y la ambición hicieron
que el destacado consejero Ahitofel se hiciera traidor. La inteligencia sin humildad ni lealtad puede
ser una trampa.
*** w99 1/5 pág. 32 Victoria sobre el mal ***
¿Cómo reaccionó David? Contuvo a Abisai diciendo: “¡Déjenlo!”. Aunque las acusaciones de
Simeí eran falsas, David, humildemente, resistió la tentación de tomar represalias; antes bien, dejó
el asunto en manos de Jehová (2 Samuel 16:10-13).
Cuando David regresó al trono tras fracasar la revuelta liderada por su hijo, Simeí fue uno de los
primeros en darle la bienvenida y pedirle perdón. De nuevo, Abisai quiso matarle, pero una vez
más David se lo impidió (2 Samuel 19:15-23).
En esta ocasión, David representó bien a Jesucristo, de quien el apóstol Pedro escribió:
“Cuando lo estaban injuriando, no se puso a injuriar en cambio [...], sino que siguió
encomendándose al que juzga con justicia” (1 Pedro 2:23).
Hoy en día se aconseja a los cristianos que sean “de mente humilde, no pagando daño por daño
ni injuria por injuria” (1 Pedro 3:8, 9). Al seguir el ejemplo de David y de Jesucristo, nosotros
también podemos “[seguir] venciendo el mal con el bien” (Romanos 12:17-21).

Núm. 1: 2 Samuel 17:14-20
Núm. 2: Boaz, I. Tema: Mantengamos la limpieza moral y cumplamos con lo
que Jehová nos pide (it-1 pág. 361)
*** it-1 pág. 361 Boaz, I ***
(posiblemente: Con Fuerza).
Terrateniente de Belén de Judá y “hombre poderoso en riquezas” que vivió alrededor del siglo XIV
a. E.C. (Rut 2:1.) Boaz era hijo de Salmá (Salmón) y de Rahab, y fue el padre de Obed. (Mt 1:5.)
Llegó a ser uno de los eslabones de la línea genealógica del Mesías: el séptimo en línea de
descendencia desde Judá. (1Cr 2:3-11; Lu 3:32, 33.) El libro de Rut recoge los sucesos que dieron
lugar a que Boaz y Rut llegaran a estar incluidos en la genealogía de Jesús.
Boaz tenía un pariente cercano llamado Elimélec, cuyos dos hijos murieron sin herederos varones.
Rut, una de las viudas, se apegó a la viuda de Elimélec, Noemí. Era el tiempo de la siega y Rut se
hallaba espigando “por casualidad” en el campo de Boaz (Rut 2:3), que era un adorador devoto de
Jehová. No solo saludaba a sus segadores con la expresión “Jehová esté con ustedes”, sino que al
47

observar la lealtad de Rut a Noemí, también le dijo: “Que Jehová recompense tu manera de obrar, y
que llegue a haber para ti un salario perfecto procedente de Jehová”. (Rut 2:4, 12.) Cuando Rut le
contó estas cosas a su suegra, Noemí exclamó: “Bendito sea él de Jehová [...]. Es uno de nuestros
recompradores”. (Rut 2:20.) Además, cuando la siega terminó, Noemí le explicó a Rut la manera
acostumbrada de llamar a la atención de Boaz este asunto. Mientras él dormía en su era, Rut se
acostó a sus pies, después de descubrírselos, y una vez que él se despertó, le pidió que recomprara
la posesión de Elimélec realizando el matrimonio de levirato. (Véase MATRIMONIO DE CUÑADO.)
De este modo Rut sustituía a Noemí, que ya no podía tener hijos. A la mañana siguiente, Boaz
convocó sin dilaciones a un pariente más cercano que él, a quien la Biblia llama Fulano, pero este
no quiso cumplir con la disposición divina. No obstante, Boaz asumió con prontitud la responsabilidad
y tomó a Rut como esposa, con la bendición de sus conciudadanos. Ella le dio un hijo, al que se puso
por nombre Obed, quien llegó a ser el abuelo del rey David. (Rut 3:1–4:17.)
En todo el relato, desde su primer saludo amable a los trabajadores hasta que acepta la
responsabilidad de conservar el nombre de Elimélec, se observa que Boaz fue una persona
sobresaliente, un hombre de acción y de autoridad, con autodominio, generoso y amable,
moralmente casto, de fe e integridad, y completamente obediente a los mandamientos de Jehová en
todo respecto.

Núm. 3: * ¿Cómo administrar bien el dinero? (igw pág. 21)
Pregunta 14
¿Cómo administrar bien el dinero?
"El que ama la diversión será un individuo indigente; el que ama el vino y el aceite no ganará
riquezas." (Proverbios 21:17)
"El que toma prestado es siervo del hombre que hace el préstamo.” (Proverbios 22:7)
“¿Quién de ustedes que quiere edificar una torre no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si
tiene lo suficiente para completarla? De otra manera, pudiera poner el fundamento, pero no poder
terminarla, y todos los que miraran pudieran comenzar a burlarse de él, diciendo: 'Este hombre
comenzó a edificar, pero no pudo terminar'." (Lucas 14:28-30)
"Cuando se hubieron saciado dijo a sus discípulos: 'Recojan los trozos que sobran, para que nada
se desperdicie'." (Juan 6:12)

NOTAS PERSONALES

48

8 de jun. Lectura de la Biblia: 2 Samuel 19 a 21
Núm. 1: 2 Samuel 19:24-37
Núm. 2: ¿Cómo podemos ser felices? (igw pág. 22 párrs.1-3)
Núm. 3: Caifás. Tema: Los que tienen culpa de sangre y se oponen a la verdad nunca triunfarán
(it-1 pág. 386)

Lectura de la Biblia: 2 Samuel 19 a 21
*** w05 15/5 pág. 18 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de Samuel ***
Respuestas a preguntas bíblicas:
19:29. ¿Por qué reaccionó David como lo hizo ante la explicación de Mefibóset? Cuando
oyó a Mefibóset, David debió darse cuenta de su equivocación al creer las palabras de Zibá
(2 Samuel 16:1-4; 19:24-28). Es probable que esto molestara tanto a David que no quisiera oír más
al respecto.
Lecciones para nosotros:
19:24, 30. Mefibóset apreció profundamente la bondad amorosa de David y se sometió de
buena gana a la decisión del rey con respecto a Zibá. El aprecio por Jehová y su organización debe
impulsarnos a ser sumisos.
20:21, 22. La sabiduría de una sola persona puede librar de la desgracia a muchas (Eclesiastés
9:14, 15).
Respuestas a preguntas bíblicas:
21:8. ¿Por qué se dice que Mical, la hija de Saúl, tuvo cinco hijos, si 2 Samuel 6:23 afirma
que murió sin descendencia? La explicación más aceptada es que estos fueron los hijos de su
hermana Merab, que se casó con Adriel. Es probable que Merab muriera joven y que Mical, quien
no tenía hijos, criara a los muchachos.
21:9, 10. ¿Cuánto tiempo custodió Rizpá a sus dos hijos y a los cinco nietos de Saúl que
fueron ejecutados por los gabaonitas? Estos siete varones fueron colgados “en los primeros
días de la siega” —marzo o abril—, y sus cadáveres se dejaron expuestos en una montaña. Rizpá
custodió los siete cadáveres día y noche hasta que Jehová mostró que su furia se había aplacado
poniendo fin a la sequía. Es improbable que cayera aguacero alguno antes del final de la siega en
octubre. Por lo tanto, es muy posible que Rizpá pasara hasta cinco o seis meses vigilando los
cuerpos. Después David se encargó de que se enterraran los huesos.

Núm. 1: 2 Samuel 19:24-37
Núm. 2: ¿Cómo podemos ser felices? (igw pág. 22 párrs.1-3)
Pregunta 15
¿Cómo podemos ser felices?
"Mejor es un plato de legumbres donde hay amor que un toro cebado en pesebre y, junto con él,
odio." (Proverbios I5:17)
"Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña para que te beneficies a ti mismo, Aquel que te hace
pisar en el camino en que debes andar," (Isaías 48:17)

49


Documentos relacionados


Documento PDF cuarta de la libertad
Documento PDF free biblio
Documento PDF librito domingo de resurrecci n
Documento PDF sinhue el egipcio
Documento PDF seduccion elite alvaro reyes day game
Documento PDF libro de oro marca peru 2012


Palabras claves relacionadas