SOBRESEIMIENTO DE EJECUCION HIPOTECARIA.pdf


Vista previa del archivo PDF sobreseimiento-de-ejecucion-hipotecaria.pdf


Página 1 2 3 4 5

Vista previa de texto


vencimiento anticipado, por impago de una cuota, por impago de la prima del seguro, por
incumplimiento de las obligaciones contraídas en la escritura..., (cláusula sexta), y también es
recoge en la cláusula cuarta, una comisión por impago de 24 euros por recibo impagado.
Los ejecutados ostentan la condición de consumidores ex art. 3 de la LGCYU.
SEGUNDO.- Sentado lo anterior, y por lo que se refiere al vencimiento anticipado, por los motivos
recogidos en la escritura, aclarar que, en este caso tal y como se infiere de la certificación en la que
se fija el saldo deudor, antes de dar por vencido anticipadamente el préstamo, se habían impagado
cuatro cuotas o recibos, por lo que se cumple con lo prevenido en el art. 693 de la Lec, tras su
redacción dada por la Ley 1/13, de manera que no se ha hecho uso de la cláusula de vencimiento
anticipado en los términos inicialmente redactados, (una cuota impagada), no empleándose
tampoco dicha cláusula por el resto de motivos expresados en la misma. De manera que, de un
lado, la entidad bancaria se ha ajustado al límite mínimo exigido en la Ley, en cuanto al número de
cuotas impagadas. Y, en el precitado artículo se establece además que, si el bien hipotecado fuese
la vivienda habitual, el deudor podrá, aun sin el consentimiento del acreedor, liberar el bien
mediante la consignación de las cantidades expresadas en el párrafo anterior. Y, de otro lado, por
lo que se refiere al resto de motivos por los que también se puede dar por vencida anticipadamente
el préstamo, no ha sido el fundamento del despacho de ejecución, ni tampoco ha determinado la
cantidad a despachar, pues no se han aplicado en este caso, por lo que no procede realizar
pronunciamiento alguno en aplicación de lo prevenido en el art. 695.4 de la Lec, ni es este el
momento de pronunciarse sobre su carácter abusivo, sin perjuicio, claro está, de lo que la parte
ejecutada pudiera alegar en el juicio declarativo correspondiente, pues en todo caso, no puede
olvidarse que nos encontramos ante un procedimiento de ejecución hipotecaria, y que aún cuando
los motivo de oposición se han visto ampliados tras la reforma operada por la Ley 1/13, estos
siguen siendo tasados, y el art. 695.4 de la LEC, es claro cuando establece que podrá invocarse la
existencia de cláusulas abusivas, si bien, cuando se trata de cláusulas que hayan servido de
fundamento al despacho de ejecución, o que hayan determinado la cantidad por la que se ha
despachado ejecución.
TERCERO.- En la cláusula cuarta se establece una comisión de 24 euros por recibo impagado,
que opera al margen de los intereses de demora.
En la liquidación del saldo deudor, se contempla la inclusión de 72 euros, que obedece a la
aplicación de la comisión por impago a razón de 24 euros.
El artículo.82.1 RD Leg. 1/2007 de 16 noviembre 2007, según el cual: " Se considerarán cláusulas
abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas
no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio
del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes
que se deriven del contrato ". Estamos en presencia de una definición amplia y abierta, que se
remite a varios conceptos indeterminados, y que por ello permitirá su aplicación en atención al
caso concreto que sea objeto de examen. Con ella se pretende velar por el justo equilibro de las
prestaciones asumidas por las partes en los contratos de consumo, defendiendo la posición del
consumidor contra las cláusulas establecidas de forma unilateral por el empresario, de tal forma
que, para considerar una cláusula como abusiva se requiere que la misma cause un evidente
desequilibrio entre las posiciones de las partes, y además que tal desequilibrio sea contrario a la
buena fe que debe presidir todas las relaciones mercantiles y en especial las de consumo. Del
propio concepto del artículo.82.1 RDLeg. 1/2007 de 16 noviembre 2007 se desprenden cuales son
los requisitos que se exigen para poder considerar como abusiva una determinada cláusula de un
contrato de consumo: a) que se trate de un contrato celebrado con consumidores; b) ausencia de
negociación individual de las cláusulas contractuales y c) necesidad de buena fe y justo equilibrio
de las prestaciones.
Atendida la anterior doctrina, procede declarar el carácter abusivo de dicha comisión de
conformidad con lo previsto en el artículo 85.6 del TR de la Ley General para Defensa de los
Consumidores y Usuarios, pues contiene una previsión de sanciones por incumplimiento