Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



El lenguaje de la ciencia.pdf


Vista previa del archivo PDF el-lenguaje-de-la-ciencia.pdf

Página 12325

Vista previa de texto


EL LENGUAJE DE LA CIENCIA
1.1.

El lenguaje de la ciencia
Hempel1 (1979, p.107) refiriéndose de las teorías científicas dice que:

"Las teorías se introducen normalmente cuando estudios anteriormente
realizados de una clase de fenómenos han revelado un sistema de uniformidades que
se pueden expresar en forma de leyes empíricas. Las teorías intentan, por tanto,
explicar estas regularidades y, generalmente, proporcionar una comprensión más
profunda y exacta de los fenómenos en cuestión. A este fin, una teoría interpreta
estos fenómenos como manifestaciones de entidades y procesos que están detrás o
por debajo de ellos, por decirlo así. Se presume que estos procesos están
gobernados por leyes teóricas características, o por principios teóricos, por medio de
los cuales la teoría explica entonces las uniformidades empíricas que han sido
descubiertas previamente, y normalmente predice también «nuevas» regularidades
de tipo similar"

Del texto de Hempel se infiere, por un lado, que las teorías son
descripciones en forma de leyes de uniformidades entre los
fenómenos y, por otro, que éstas ofrecen una taxonomía de entidades y
procesos subyacentes a la realidad. La primera de muchas preguntas
que se nos plantea, a partir de lo anterior, es la de ¿cuales son las
expresiones utilizadas por las teorías que hacen posible describir
correctamente y con verdad la realidad?, que sean informativas y
cognoscitivamente valiosas.
¿Podemos suponer, por ejemplo, que la representación que hace una
fotografía de la tierra tomada desde un satélite, pueda constituir una
teoría acerca de la tierra? o, pensando en el carácter subyacente de
las entidades taxonomizadas de la definición de Hempel, ¿que la
imagen de una célula vista por un microscopio electrónico lo sea?.
Cuando Aristóteles2 (1981, 16b34-17a7) habla acerca de las
expresiones que cumplen la función de describir e informar acerca de la
realidad dice que:
"...toda oración es significativa, no como instrumento, sino, como se ha dicho, por
convención. Y no todas son enunciativas, sino aquellas a las que pertenece la verdad o la
falsedad; pues no pertenece a todas. Por ejemplo, una súplica es ciertamente una oración,
pero no es ni verdadera ni falsa. Dejemos a un lado los restantes tipos de oraciones, puesto
que su examen es más propio de la retórica o de la poética. De las enunciativas trata la
siguiente teoría"

Los seres humanos tenemos un instrumento privilegiado para
informar y comunicarnos: el lenguaje verbal. Cuando decimos qué es el