RACISMO NÓRDICO COMPRIMIDO (2) (2).pdf


Vista previa del archivo PDF racismo-nrdico-comprimido-2-2.pdf


Página 1 2 34571

Vista previa de texto


1- Racismo rubio (ario o nórdico). La creación de la raza blanca, europea y caucasoide.
El nacional-socialismo representa la culminación límite de la ejecución de una política racista. Los
teóricos nacionalsocialistas tenían a la raza biológica como eje de referencia a la hora de explicar el
desarrollo histórico y cultural de cada pueblo. Según esta doctrina, las razas humanas no son sólo
diferentes sino también desiguales; ello quiere decir que existen unas razas superiores a otras. Las
primeras serían las creadoras de las grandes culturas y habrían sido las responsables del progreso material
y espiritual de la humanidad. Las razas superiores destacarían por su inteligencia innata y su capacidad de
mando. Por el contrario, las razas inferiores carecerían de ingenio y de voluntad de dominio, lo que las
convertiría en presa fácil para ser subyugadas por las otras. Las etnias cuya constitución antropoanatómica las invalida para dominar conformarían la mano de obra de las razas creativas, a las que
imitarían en modos y hábitos por carecer de originalidad.
La tierra determina a la raza y ésta a su vez está en la raíz de los logros culturales. La raza es un
compendio de rasgos físicos, psicológicos y morales que determinan la constitución característica de cada
etnia. Los caracteres anatómicos predispondrían el nivel de inteligencia y la aptitud moral de pueblos e
individuos. La interrelación –determinista– genética que los racistas pretendían hacer entre elementos
corporales y culturales les servía para explicar el pasado desde un punto de vista evolucionista y lineal.
Según esta cosmovisión, la historia consistiría en la superación de distintos estadios evolutivos:
primitivismo, barbarie, civilización. Las fases más avanzadas las lograrían las civilizaciones con razas
más puras. Contrariamente, la mezcla racial era vista como la causa de la “degeneración” y el “ocaso” de
las antiguas civilizaciones, en las cuales se perdió la capacidad creativa conforme aumentaban las uniones
mixtas.
La est rat i fi caci ón j erárqui ca de l as razas concebí a cuat ro conj unt os fundam ent al es.
En l a cúspi de est arí a si t uada l a raza bl anca 1 , responsabl e de l os m ayores avances de
l a hum ani dad. Debaj o, en los escal afones i nt erm edi os, se encont rarí an l os am ari l l os
(asi át i cos) y l os i ndi os, l os cual es superarí an a l os afri canos en invent i va pero si n
ll egar a al canza r l a apt i t ud de l os l eucoderm os. El est rat o i nferi or serí a ocupado por
l os negros, qui enes se hal l arí an en un punt o cercano a l a front era que separa a l os
seres hum anos de l os pri m at es. Dent ro del grupo bl anco exi st i rí a asi m i sm o una
j erarqui zaron raci al en funci ón de l a local i zaci ón geográfi c a. De est e m odo, l os
puebl os nórdi cos de t all a al t a, cabel l o rubi o y oj os azul es ocuparí an l a part e
superi or. P or debaj o de el l os habrí a vari as “cast as” raci al es de l a Europa occi dent al
y cent ral (al pi nos e hí bri dos); segui dam ent e se sit uarí an l as et ni as de l a Europa
m eri di onal (m edi t erráneos ); y por ul ti m o, apare cerí an l os puebl os esl avos de l a zona
ori ent al (di nári cos y turani os). Los j udí os, ant í t esi s bi ol ógi ca de los ari os, l o m ism o
eran consi derados com o una raza i nferi or (hí bri da de m uchos puebl os pri m i ti vos o
bi en m uy defi ni da) que com o una ant i rraza (gegenrass e). En un l i bro i nfant i l de 1936
se present aba l a si gui ent e perspect i va raci al (C hri st a Kam enet sky, Chi l dren`s
Li t erat ure i n Hi t l er`s Germany: T he C ult ural Pol i cy of N ati onal Soci al i sm . Ed. Ohi o
Uni versi t y P ress, At hens, Ohi o, 1984, P ag. 166):
<<El diablo es el padre del judío. Cuando Dios creó el mundo. Inventó las razas:
Los indios, los negros, los chinos, y también la maligna criatura llamada el judío>>.
La raza nórdica, elemento biológico definidor de las poblaciones germánicas, era vista como una entidad
“pura” que estaba en la raíz de las antiguas culturas indoeuropeas. Los “arios” –denominados también
indogermanos– serían los descendientes de los primitivos indoeuropeos y los artífices de las grandes
civilizaciones clásicas (Persia, Grecia, Roma...). El ocaso de los pueblos de la Antigüedad se debería al
mestizaje racial habido entre los nórdicos y los miembros de razas inferiores de las poblaciones
1

El término raza se utilizaba tanto para decribir a un amplio conjunto antropológico (caucasoides) como para definir a una
raza de localización regional (alpinos).