REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA .pdf



Nombre del archivo original: REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por / iTextSharp 4.1.6 by 1T3XT, y fue enviado en caja-pdf.es el 31/10/2021 a las 13:05, desde la dirección IP 188.171.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 207 veces.
Tamaño del archivo: 26.2 MB (32 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


SUMARIO
DEPORTADOS ASTURIAS
JOSÉ CUERVO ÁLVAREZ
Investigación Grupo deportados de
Asturias
pag 3,4

POR SEPULTURA .. LA MAR
HUNDIMIENTO DEL ANA
RAMONA
Recopilación José Antonio
González
pag 5,6

EL ARTISTA QUE PINTÓ A SU
PUEBLO
Marisa Diaz

TEATRO SANTARÚA
Marisa Diaz

pag 10

pag 11

RECORDATORIOS
CANDASINOS
JUARI
José Antonio González
pag 13

ORDENANZAS MUNICIPALES DE
CARREÑO AÑO 1888
Francisco Javier Mendez
pag 18 a 25

HISTORIAS DE CARREÑO
LA INDUSTRIA QUE DIÓ LUZ
A CANDÁS
Victor González
pag 7,8,9
TEATRO MARINA
Marisa Diaz
pag 12

CANDASÍA CON TILDE EN
LA I
José Carlos Álvarez
pag 14,15
CAPILLA DEL ANGELIN
(PRENDES)

MI PRINCIPIO Y MI FINAL
José Antonio González
16,17
NOTICIAS
PAG 27 A 32

Marisa Diaz
pag 26

PORTADA

FRANCISCO JAVIER MENDEZ

DOCUMENTACIÓN
Y ARCHIVOS
FRANCISCO JAVIER MENDEZ
JOSE ANTONIO GONZÁLEZ
COORDINADOR

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

REVISTA DIGITAL CANDÁS EN LA MEMORIA
NUMERO 31 OCTUBRE 2021
CANDÁS CARREÑO ASTURIAS

2

JOSÉ CUERVO ÁLVAREZ
Nació en Candas el 6 de marzo de 1886.
Hijo de Ramona Álvarez, natural de Cardo
(Gozón) y de José Cuervo, natural de Candás.
Regentaba una cafetería en dicho pueblo
llamada “Café de la Marina”.
Afilado primero a la C.N.T, ingresa en las
milicias de Asturias el 1-9-1936
Junto a su hermano Luis Cuervo Álvarez,
quien fuera alcalde de Carreño hasta la
entrada de los nacionales, huyó a Francia
desde Candás. Es probable que en los vapores
“San Telmo” o “Carreño”.

Su sobrino, José García Cuervo, nacido
el 30 de abril de 1922, por entonces un
adolescente de 15 años ayudó a sus tíos a
llevar las maletas. Con las prisas, el barco
partió con los tres.
Al caer el frente Norte, junto con su
hermano mayor Luis y su sobrino José
(Pepín) salen en barco, llegando a Cataluña
para continuar la defensa de la República.
Luis falleció poco después en Barcelona.
izquierda Carreño centro la Amistad
y derecha Santo Cristo de Candas

3

JOSÉ CUERVO ÁLVAREZ

Perdida la guerra pasó a Francia, estuvo en
Angulema, desde donde salió en el primer
tren de deportados, el llamado de “los 927”
el día 20 de agosto 1940, con dirección
a Mauthausen (Austria), y trasladado
posteriormente a Gusen,

En el primer convoy de deportados civiles
desde Europa occidental iban decenas de
asturianos, de los que 28 hombres acabaron
sufriendo el infierno de Mauthausen:
Aurelio Acebal, Modesto Álvarez, Rafael
Álvarez, Ataulfo José Arrojo, Emilio Arrojo,
Acacio Blas, Manuel Cangas, José Cuervo,
Los alemanes comienzan a apresar a los
Manuel Cueto, Benigno Fernández, Manuel
exiliados españoles y José Cuervo Álvarez es Fernández, Nicasio Fernández, Ramiro
conducido a Mauthausen.
Fernández, Robustiano Fernández, Máximo
Fierro, José García, José Jarrín, Andrés
Poco tiempo duró su estancia en este horrible Marquínez, José Martínez, Manuel Martínez,
lugar ya que dos meses después el 10 de
Marino Martínez, Constantino Muñiz,
marzo de 1941 fue asesinado en las cámaras
Belarmino Ramos, Galo Ramos, Manuel
de gas de dicho campo de exterminio.
Ángel Ramos, Ramón Ríos, Alfonso Sánchez
y Ramón Victorero. Solo tres sobrevivieron:
Su sobrino marcha en su búsqueda desde
Marino Martínez, Galo Ramos y Miguel
París y ambos son asesinados en Gusen II
Ángel Ramos.
como otros 100 asturianos.
Tenía 55 años.
La lista que hoy conocemos pudo ser
publicada debido a que “los verdugos
nazis, en cuanto notaron la proximidad
de las fuerzas americanas, se dieron a la
fuga cobardemente, circunstancia que
aprovecharon los nuestros para apoderarse
de todo documento que pudiera arrojar luz
sobre tan tremendo crimen”.
Fuentes
Investigación Grupo Deportados Asturias
Registro Civil de Carreño. Arolsen Archives.
CDMH Ayuntamiento de Carreño. SHD
CAEN

Monumento conmemorativo de la deportación de los
927 en la estación de Angulema.
Recopilación José Antonio González Cuervo

4

OCHO MARINEROS PERECEN EN EL
HUNDIMIENTO DEL ANA RAMONA
6 DE SETIEMBRE DE 1944

Esta embarcación construida en Pasajes y
matriculada en Luanco era propiedad de
Saturnino Fernández Serrano uno de sus
tripulantes.
El martes dia 5 habia salido del puerto de Tapia
para dedicarse a la pesca a la altura de Luarca.
LLevaba a bordo ocho tripulantes dos de
Luanco,uno de Perlora y cinco de Candás.
Eran ellos el patrón Isaac Viña su hermano
Secundino,un hijo de éste el propietario de la
lancha y motorista de la misma Robustiano
Fernández.
El Ana Ramona entró el mismo dia en Luarca
de donde salió a la mar con la primera marea el
miercoles.
La galerna le sorprendio a la altura de Aviles
a unas doce millas mar adentro ,todos los
esfuerzos para regresar a puerto resultaron
inutiles y la motora naufragó sin recibir auxilio.
La impresión que se tiene en los medios
maritimos es que han fallecido los ocho
tripulantes.
Esta dolorosa impresión la certifica que anteayer
sabado el vapor Gallito encontró flotando
a la altura del Cabo Peñas la caseta del Ana
Ramona,izandola a bordo, donde entro con
ella en Ribadesella donde dió cuenta a las
autoridades maritimas.
Ese mismo dia el barco de Lastres, Glorioso
San José tambien se hundió durante la galerna
falleciendo otros trece marineros

ANA RAMONA en Perán

5

8 MARINEROS PERECEN EN EL HUNDIMIENTO
DEL ANA RAMONA

Fuente Flota Klaus

6

HISTORIAS DE CARREÑO

La industria que dio luz a Candás:
“La Industrial Candasina de Electricidad”

Las primeras noticias de la llegada a Candás
de la luz por energía eléctrica, quedan
reflejadas en el cartel de las fiestas del
Cristo. Con fecha de 14 de septiembre 1899,
se anunciaban brillantes iluminaciones,
llamándolas “Fiestas de la Luz eléctrica”.

En septiembre de 1900, vísperas también
del Cristo, se informa de la creación de una
industria para suministro eléctrico, con un
ambicioso proyecto.
En marzo de 1901 se publica la próxima
inauguración de la central llamada: “La
Industrial Candasina”, montada como
sociedad anónima y constituida noviembre
de 1899, ante el notario Mariano Reguera de
Gijón.
Con la poderosa ayuda el banquero gijonés
señor Luis Balaurde, se presentan estudios
realizados por don Victoriano Alvargonález;
malogrado ingeniero, fallecido en el trágico
accidente en la “voladura” en la cantera del
Musel).

Corresponde la primera gerencia de la
sociedad a don Jovino Muñiz y como
secretario a don Bernardo Alfageme. En
1902 la plaza de director gerente recae sobre
don Agapito Busto.
El funcionamiento de esta pequeña industria,
será novedosa y competitiva, al no tener
grandes instalaciones como necesitan las de
vapor o hidráulicas, piensan que dará buenos
resultados económicos por la fiabilidad de sus
meticulosos estudios.
La central eléctrica funcionó por medio
de un gasógeno, que producía de 70 a 80
metros cúbicos/hora de gas tipo “Richer”,
se almacenaba en un gasómetro de 75
metros cúbicos que servía para alimentar y
regular la disponibilidad de los tres grupos
electrógenos. Cada grupo disponía de un
motor de gas tipo “Charon” de 10 cv,
moviendo dos generadores por grupo. Los
generadores daban una tensión trifásica de
320/150 voltios .

El ingeniero Victoriano Alvargonzalez proyectista

7

HISTORIAS DE CARREÑO

La industria que dio luz a Candás:
“La Industrial Candasina de Electricidad”

Toda esta maquinaria estaba conectada
a un precioso cuadro de mando donde
se controlaban los acoples de los grupos,
seccionamientos, señalización y todo tipo
de maniobras. Las lámparas de alumbrado
previstas serian de las llamadas de
incandescencia.
La central eléctrica de “La Industrial
Candasina”, se ubicó al lado de lo que hoy es
el teatro “Prendes”, lugar conocido como la
“Central”. Esta pequeña nave fue usada hasta
hace pocos años por “Hidroeléctrica del
Cantábrico”. Servía de taller y vivienda con
sede de la brigada de averías y custodia de
redes.

Con nuevas máquinas y más producción
se pensara en el futuro llevar el alumbrado
eléctrico por todo Carreño y Luanco.
La empresa llega a un acuerdo con el
alcalde de Carreño, don Jesús Prendes
el 14 noviembre de 1908. Se garantiza la
producción, distribución y venta del servicio
de energía eléctrica y también para el
servicio de alumbrado público de la Villa.
El precio será de 30 pesetas anuales, en un
periodo de 20 años. Se instalan en las calles,
60 lámparas de 10 bujías.
El 4 de noviembre de 1909 la sociedad parece
que no va bien y entra en quiebra, pasando
a un periodo en el que se tiene que retornar
al alumbrado convencional de gas. En esta
época figura como director gerente Cándido
González.
En el pleno municipal 28 de marzo 1910, el
ayuntamiento entiende que pudiera tomar
el sitio de esa fábrica, si la dieran en buenas
condiciones económicas.

Esta sociedad, también anunciaba que
se encargaría del material necesario para
montar un gran taller de “sierra”. La
maquinaria será eléctrica, para realizar
todo tipo de trabajos, especialmente para la
industria conservera en la que Candás cuenta
con 13 establecimientos (se construirán cajas
y envases). Los residuos y despojos de las
sierras servirán para la producción de fuerza
motriz de la central.
Ubicación (1959)

8

HISTORIAS DE CARREÑO

La industria que dio luz a Candás:
“La Industrial Candasina de Electricidad”

En junio de 1910, el distinguido industrial
Amador Posada se hará cargo de la fábrica
y notifica al Ayuntamiento que se reanudara
nuevamente el alumbrado eléctrico.
Aumentará el número de abonados y bajará
las tarifas. La factoría cambia de nombre
y empieza su expansión por la zona rural
tomando el nombre de “La Electra de
Carreño y Gozón”.
Después de muchos avatares se hace cargo
de la concesión “la Compañía de Gas y
Electricidad de Gijón”, mas tarde con otras
como “La Electra de Gijón” y “la Compañía
Popular de Avilés” (1917).
Esta industria local, con una vida lánguida
no perduró en el tiempo. La expansión de

las grandes eléctricas que ya empezaban a
formar monopolios la absorbió, dejando
muchas cosas por escribir en la historia de
Candás. Sirvan estos apuntes como base de
estudio.
Vitor G. Celis
Fuentes
Hemerotecas prensa: Comercio, Noroeste, El Principado,
El Sol…
Revistas: La Energía Eléctrica, Comercio Industria y
Ferrocarriles, Heraldo de la Industria…
Marino Busto: Historia Concejo de Carreño
Candás un retrato social 1911-1937
Manuel Ramón Rodríguez: artículo en la revista “La
Bodega”, foto acción, La Industrial Candasina
Fotos: de colección propia y varios autores

9

EL ARTISTA QUE PINTÓ A SU PUEBLO Y GENTE
Alfredo Menéndez nació en la villa candasina
el 17 de diciembre de 1933, en el inmueble
sito en el actual número 30 de la calle Valdés
Pumarino, donde sus padres, Raimundo
Menéndez y Juana Nepomucena Menéndez
tenían su residencia y en el que desarrollaron
su actividad, no solo como tenderos,
sino como proveedores desinteresados al
vecindario de Candás.
El amor por su pueblo, le llevó a dedicar
parte de su vida a inmortalizar a sus vecinos
y vecinas, con sus propias y genuinas
expresiones, en sus murales y lienzos.
En 1957 contrajo matrimonio con Avelina
Prieto García, y juntos fundaron, en la
pequeña tienda que había sido de sus padres,
la primera librería que hubo en Candás, a la
que bautizaron con el nombre de San Félix, a
la que poco después agregaron juguetería.
En 1987 comentó y presentó ante el
Ayuntamiento de Carreño un proyecto de
mural para ser pintado en los huecos de la
fachada del lateral del almacén de la empresa
conservera Albo, en la calle Pedro Herrero.
En 1999, a solicitud del Ayuntamiento de
Carreño, pintó el mural conmemorativo del
Centenario de La Salve en El Paseín. ..
Falleció el 6 de noviembre de 2017 a los 83
años.

https://www.elcomercio.es/.../fallece-alfredo-menendez.
Publicado en su pagina de Facebook por Marisa Diaz..

10

TEATRO CONDE DE SANTALUA(1.903)
TEATRO SANTARÚA (1.905)

En 1.903 se había construido un edificio para
teatro, bautizándole con el nombre “Conde de
Santalúa”. Personaje de la novela “Dramas en
la costa”, desarrollada en Candás, escrita por la
escritora y poetisa gijonesa Robustiana Armiño.
------------------------------------1.905 Teatro Santarúa: sucesor del anteriormente
mencionado, con cambio de denominación.
Perteneció en su primera época a la familia
“Muñiz”, con Hermógenes Muñiz como
empresario, hasta 1.922. Este año pasó a ser
propiedad del industrial conservero don Alfonso
Albo, quien lo explotó dos temporadas al cabo
de las cuales, 1.924, dejó definitivamente de
funcionar.
En este teatro se instaló el primer cinematógrafo
cuando corría el año 1.910. Se trataba de una
máquina de proyección Pathé, francesa,
manejada por un operador candasino de nombre
Aquilino hijo del portero del teatro.
En la parte alta del frontispicio del “Santarúa”,
figuraba una carátula de Talia, Musa de la
Comedia, con una guirnalda de hiedra, aún hoy
en su sitio.
En forma de herradura, contaba el teatro con
96 butacas de patio, 10 palcos y la “cazuela”
o general de 350 localidades. Tenía amplio
vestíbulo, buen escenario y en la fachada
tres puertas, más otras tantas ventanas, sólo
apropiadas para ventilación.

Escrito en su pagina de Facebook de Asturias Marisa
Diaz

11

TEATRO MARINA (9 de agosto 1.922)

Propiedad de doña María Suárez León, (“La
Montuca”) e inaugurado con una función de
cine. Se inauguró el 9 de agosto de 1922.
Abrió con cine mudo con dos episodios del
serial Vivo o muerto (1920) dirigida por W. S.
van Dyke.
Sito en el mejor lugar de Candás, Plaza de La
Baragaña, centro vital de la villa.
La sala de cine, cuadrada, cobijaba unas
200 butacas de patio, 6 palcos en la planta
primera y alrededor de 250 localidades de
general.
Al frente del negocio el hijo de la propietaria
Luis Fernández Suárez , para amenizar las
películas mudas, empleó en un principio
una pianola (aún se conserva en el Teatro
Prendes), después un gramófono de cuerda
en los días laborables y los domingos, si no
todos, muchas veces, la “Orquesta Camuesco”,
afamada en la provincia entera.
Por el escenario del Marina desfilaron
acreditadas compañías teatrales, en el género
de “variedades” actuaron muchas primeras
figuras.

Al mismo tiempo Luis Fernández, fomentó
el canto y música del país a cuyo fin
contrató el dúo formado por los populares
cantores asturianos Cuchichi y Botón, como
igualmente al más famoso cuarteto del país
de todos los tiempos integrado por Cuchichi,
Botón, Miranda y Claverol. También
actuaron el “Gaitero Libardón” y el “Tambor
de La Abadía” la máxima pareja de música
típica asturiana en cualquier tiempo.
Por última vez abrió el Teatro Marina sus
puertas al público durante las fiestas del
Cristo de 1.935.
Tuvo un parón en su actividad durante
la Guerra Civil. Fue utilizado durante un
tiempo como cárcel y cuartel.
Después reabrió durante las fiestas del
Cristo del año 1949, dejó de funcionar muy
pronto puesto que los propietarios apostaron
por potenciar el cine en el Apolo que tenía
mejores condiciones.

Fuente
(Historia del Concejo de Carreño en la General de Asturias) - Marino Busto.
Y el cine en Asturias
Publicado en su pagina de Facebook por Asturias Marisa
Diaz

12

RECORDATORIOS CANDASINOS
JUARI
Eran años de penurias, pero Juari, con
su enorme simpatía, se empeñaba en
convertirlos todos en días de fiesta y alegría.
Tierno, sentimental, muy candasín, con gesto
ladeado y pose de altivez fingida, gozaba
cantando a la vida. Agotador de todos los
alcoholes, le gustaba comer bien, los buenos
vinos, la sidra bien espalmada y el champán...
francés. Era un solterón casado, un rumbero
amante de la noche que se iba, a la primera de
cambio, con el caimán para la Barranquilla,
y se acostaba de madrugada, como un
adolescente.
Este gran «cansao», que alcanzó los galones
de teniente instructor en la contienda civil,
preparaba los ángulos de su rostro para
los gestos más celebres y simpáticos. A su
manera, fue genio del humor en aquel Candás
salazonero, todavía no muy grande, de
Genaro la Parra, Ramón de Medero, Manolo
la Galga, Silvino el Cumbre, Constante
Bolero, Don Tomás, Agudín, la Egua, Manolo
el Menor, Luis «Coruxa»...
Su escena definitiva era aquella en la que, de
pie en la Baragaña, con los ojos cargados de
sueño, se ponía a escuchar a la Banda en los
dias señalados. Pipi, su amigo, uniformado
de azul marino, batuta y gorra en la mano,
entre serio y sonriente, camina desde el
Martiecho hacia el estrado y al pasar junto a
Juari, éste le dice con voz solemne y cara de
circunstancias: «Maestro Antuña... mucho
cuidado con el Si Bemol».

AGUSTIN JUARI

Fue un clásico candasín, un empedernido
del baile y de la juerga por los lugares de
ambiente de Gijón, a donde iba, como el
mejor embajador de la gracia de nuestro
pueblo, con aquella farra de notables en el
entrañable coche de Bernardo «Fotingo».

Texto de José Marcelino García
de su libro El humo de los barcos
Dibujo Alfredo Menéndez
13

CANDASÍA (CON TILDE EN LA I)

No sé muy bien qué me llevó este día atrás
a rebuscar en el cajón de la mesita. Algún
impreso traspapelado, supongo. El caso fue
que mientras mis dedos revolvían entre los
papeles toparon con una cajita de porcelana
relegada en el fondo del cajón. La cogí con
delicadeza y la posé en la cama. Una pulsera
azul, de raso, reposaba en su interior sobre
unas monedas fuera de uso que ojalá el tiempo dote de algún valor para los numismáticos. Sobre el azul mar de la pulsera resaltaba,
en tono áureo, la inscripción “CANDASÍA”,
esa bella palabra
creada por
Pipo Prendes y
que él mismo
definió como
la naturalidad,
el corazón y la
cercanía con que
los candasinos
tratan a la música,
sobremanera a los
cantos marineros

de Palacio Valdés, inspirada en el Candás
de 1885. Tras un verano intenso de ensayos
y -presumo- de gestiones que a su vez
llevaran a buen puerto el proyecto, llegó el
día esperado: el día del estreno. No tengo
la certeza suficiente, pero creo que fue el
seis de setiembre. El lugar elegido para la
representación el parque Les Conserveres.
Contó el reparto con una participación
popular numerosa: coro de peñas marineras,
banda Gaites Candás, grupo cultural San
Félix, varios intérpretes locales y casi todos
los figurantes -entre los cuales tuve la dicha
dicha de estar-.
Dándole empaque
al evento un elenco
de actores famosos,
entre ellos Juan
José Plans y Paula
Echevarría, candasina
de pro. La asistencia
del público masiva.
¡impresionante!
Desbordado
el aforo del parque. El éxito total. ¡Rotundo!
Y también, como el apego que un número
Cogí la pulsera, que por cierto formó
importante de familias tienen por Candás y
parte del atrezo, y releí el nombre dorado:
sus tradiciones que mantienen vivas gener“CANDASÍA”. Mientras la colocaba de nuevo
ación tras generación.
en su sitio, sobre las monedas antiguas, me
Apenas me fijé en la pulsera sentí que
vino a la memoria el significado sentimental
el pasado se volvía presente, como si el
de la palabra -lo del apego y todo eso- y no
tiempo pudiera adulterar el orden a través
pude evitar el preguntarme qué paso en los
de ella. Verano de 2003. Pipo Prendes había
años posteriores al estreno. Por qué tras una
recurrido a Nacho Carballo y Gemma de Luis segunda representación al año siguiente,
para dotar de vida la novela “JOSÉ”
con un nuevo gestor, el proyecto de “JOSÉ”,
hecho realidad, quedó relegado al ostracismo
como si de una cajita de recuerdos olvidada
en un cajón se tratara. Por qué no se hizo de
ello una tradición.
Quiero pensar que no fue desidia. Que
murió de éxito. Que no hubo otras causas.
Aunque lo dudo.
Una pena. Sobre todo para Candás… y su
14
Candasía, (con tilde en la i).

Texto José
Carlos
Álvarez
Fotos
cedidas
por José
Carlos
15

MI PRINCIPIO
Y MI FINAL
Candás, Candás,
Rezuma en tus calles
Mi infancia al pasar
Y he aprendido a amar.
Mi cielo, mi pueblo
Su Cristo y su mar.
Aprende a soñar.
Yo soy de Candás
Esta es una estrofa de una canción nuestra
que se llama Villa Marinera.
Y habla de nuestra infancia, aquella que
pasamos, los que hoy somos cosecha del 51.
Aquellos que heredábamos las ropas de
nuestros hermanos mayores, o de otro
familiar cercano, los que hacíamos los
recados de casa y que siempre te acababan
preguntando y tu ¿de quién yes fio?, mientras
tu madre acababa la jornada en la bodega
y llegaba a casa a veces con unas anchoas
envueltas en papel de estraza y escondidas
entre el mandil, para merendar.
Y salir corriendo para la calle a jugar, hasta el
anochecer, a las chapas, a las canicas, al futbol
a cualquier cosa, dependiendo de los que nos
juntábamos y la época del año.
En invierno en esos días lluviosos en nuestro
pueblo donde faltaba mucho y sobraba
poco, era el momento de cambiar cuentos
(ahora llamados comics). Éramos todos un
poco Capitán Trueno, Jabato, una mezcla
de superhéroes, y visitábamos las casas de
los amigos para el intercambio, y si ya las
tenías muy vistos ibas a la tienda de Leonor
La Palancana a cambiarlos, por una pequeña
cantidad de dinero.
Los cumpleaños solo los veíamos en el
calendario y el día de Reyes, una linterna,
una pistola de restayos, eso sí con mucha
munición que comprábamos en casa Crista,
y para llegar a un balón de futbol necesitabas

haber tenido mucha suerte.
Llegar a casa y escuchar a Guillermo
Sautier Casaseca y sus radionovelas o a Gila
mientras se anuncia el Cola Cao.
Esperando por el domingo que no llegaba
nunca, para ir al cine Apolo, a General o a
Gallinero, como se quiera llamar, a seguir
soñando con ser un Joselito o Marisol y
esperar que el mozin resuelva aquellas luchas
o peleas con los malos y que casi siempre
apenas salía con rasguños, y todo gracias a
nuestro pataleo que en ocasiones ayudaba
mucho.
Así transcurría nuestra infancia entre
aquellas Escuelas Públicas donde eras más
considerado, si además ibas a clase particular
con el mismo profesor que tenías, y sabiendo
de memoria cuando iban a cobrar los
maestros porque ese día no había clase.
Y con el tiempo que fue pasando, empezaba
la televisión a implantarse en solo algunos
lugares, de aquel pueblo donde faltaba
mucho y sobraba poco, y empezaron a venir
cada vez menos, las comedias que todos los
años venían a la Baragaña y que eran todo un
espectáculo a pesar de que los bancos para
sentarse los poníamos nosotros.
Nos hacíamos mayores muy lentamente, pero
nos hacíamos y empezábamos a trabajar y a
seguir estudiando en aquella Universidad de
Formación Profesional que había en Candás
y que no era otra que el taller de Nora, allí
nos juntábamos todas las edades, desde diez
y siete años hasta cincuenta, trabajando de
lunes hasta el sábado a mediodía.

16

MI PRINCIPIO
Y MI FINAL
Aprovechábamos tanto cada minuto de
nuestro tiempo que parecía el ultimo y
todavía teníamos tiempo para los guateques,
en La Nozaleda, en Perlora, en un prado,
donde fuese, eso sí siempre venían con
nosotros, Los Brincos, Adamo, Tom Jones,
Los Bravos, éramos una pandilla bastante
numerosa, y las romerias culminaban nuestro
propósito de pasarlo lo mejor posible.
También descubrimos que la noche era
nuestra mejor cómplice para hacer cosas que
en otro momento del día eran impensables,
y comenzamos a descubrir, el amor, el deseo
con Mis manos en tu cintura, y a llenarnos
de ilusiones en aquel pueblo donde ya faltaba
menos y a veces sobraba algo.
Y aquí seguimos la cosecha del 51, una de
las cosechas que más cambios vivió y está
viviendo de transformación durante su etapa
y como dice la canción.

Aquí estoy Candás toma mi canción
Canto de alegría. Sólo es para ti
Para nadie más, dulce melodía
Aquí estoy Candás, uno más yo
Soy, de ti enamorado.
Aquí me tienes Candás
Un trozo tuyo, brisa de mar
Ya no hay rula con su sirena.
¿Dónde estará que no suena?
Anunciando la buena nueva
Pesca abundante hoy habrá.
Pero llevas sal en tus venas
Y eso no habrá ya quien pueda
Robarte, tu eres marea
Brava y fuerte mi Candás
Mi villa marinera,
Mi principio y mi final

Texto escrito para el portfolio 2021 por
José Antonio González Cuervo

17

18

19

20

21

22

23

24

25

CAPILLA DEL ANGELÍN
(Prendes-Carreño)
Ermita erigida en lo alto de “el Cantu”
que figura en el catastro del Marqués de la
Ensenada año 1.752.
Aunque se construyó con anterioridad a
esta fecha, las primeras referencias escritas
aparecen en unos versos en bable del llamado
príncipe de los poetas asturianos, Antón
de Marirreguera, cuya casa estaba situada
debajo de esta capilla.
En dicho poema describía una “esfoyaza”y al
final de la misma expresaba.
“Amanez y ya toquen na capilla, si acaso a
misa ya podéis ayilla”.
La madre del insigne pintor asturiano
Nicanor Piñole, era muy devota de la imagen
del Ángel de la Guarda. A petición de ésta
pintó Piñole la imagen.

Publicación de su pagina de Facebook Asturias Marisa
Diaz

26

GENARO “BOMBITA” DONA SU COLECCIÓN DE
MAQUETAS DE BARCOS AL CONSISTORIO LOCAL
El candasín Genaro Menéndez
Gutiérrez “ Bombita” donó al
Ayuntamiento una colección de
65 maquetas de barcos de vapor
consta aproximadamente.
La colección posee un valor
histórico y cultural indudable
que le hacen merecedora para
ser considerada como parte de la
memoria e identidad de la villa
de Candás. Este artesano ebanista
local llevó a cabo la reproducción
de los barcos de vapor, que
formaron la flota pesquera de
Candás, desde finales de los años
20 del siglo XX hasta los años 50.
Realizó estas réplicas a partir de
fotografías de cada uno de los
barcos que reprodujo.

Las maquetas, aunque no están hechas a
escala, reproducen con gran detalle y esmero
las características de estas embarcaciones.
Jenaro jubilado siderúrgico las confeccionó,
en buena parte, con maderas recicladas, la
mayoría son cajas de transportar la fruta
que recicló y recuperó del negocio “ Frutería
Mari” que regenta su mujer Maria Julia
Corbato Nieto en la céntrica calle de Valdés
Pumarino.

Las medidas de estas maquetas son variadas,
las más grandes son 40 cm de alto x 60 cm de
ancho x 13 cm de fondo.
“Dentro del modelismo naval, las maquetas
que nos donó Genaro poseen un encanto
inigualable. En primer lugar, por la historia
intrínseca que conlleva cada barco, los
detalles que componen su construcción, el
material con el que están fabricadas estas
maquetas. Gracias a su generosidad las
próximas generaciones de carreñenses y
quienes nos visiten podrán leer y conocer
a través de ellas la historia de Candás. A
través del modelismo naval, contemplando la
colección nos trasladaremos años atrás y nos
conectaremos con el pasado más lejano y las
diferentes artes de pesca más artesanal y más
mecanizada” – detallo Amelia Fernández,
Alcaldesa de Carreño.
“Agradecemos enormemente la donación
de esta colección que pasará a integrar el
fondo documental del futuro Ecomuseo de
la Conserva. Al recepcionar estas maquetas
nos enfrentamos ante un gran reto para el
que contaremos con expertos para poder
inventariar y catalogar adecuadamente cada

27

GENARO “BOMBITA” DONA SU COLECCIÓN DE
MAQUETAS DE BARCOS AL CONSISTORIO LOCAL

barco. La Asociación “ Candás Marinero”
colaborará también con la finalidad localizar
el mayor número posible de imágenes
gráficas de los barcos que reprodujo Jenaro
y completar la historia de las embarcaciones
que replicó: propietario del barco, número
de barcos que poseía, etc..” - detalló la
Alcaldesa..
. “Hemos solicitado presupuestos para
inventariar la donación y catalogarla
adecuadamente.

Fuente InfoCarreño

Propondremos a la Junta Rectora del Museo
Antón una exposición temporal en el museo.
Creemos que estos testimonios históricoculturales relacionados con el concejo deben
tener cabida en la programación del centro,
siendo buena opción el hacer coincidir el
proyecto expositivo con una edición de la
Feria de la conserva y poder realizar un
catálogo de la citada colección. A su vez
habrá que proyectar el formato expositivo
de la colección con carácter permanente” –
concluyo Fernández.

28

Éxito del Coro de la Bodega en París

Lunes, 11 octubre 2021, 08:40
A. G.-O. El Coro de la Bodega, de Candás, firmó ayer una gran actuación ante un numeroso
público en la iglesia de Saint Sulpice, la más grande de París después de Notre Dame, y que
está sustituyendo a la catedral en las grandes celebraciones. «Fue espectacular», aseguró el
presidente del coro, José Ángel Pérez. La agrupación interpretó temas de Händel, Mozart,
Arcadelt y Puccini, entre otros, aunque el broche de oro lo puso el himno de Covadonga. Una
misa con la que ya habían cosechado grandes resultados en el Vaticano y Viena.(El Comercio)

El coro candasín La Bodega conquista París

El Coro La Bodega de Candás celebra su particular “conquista de París”. Y es que este pasado
domingo, la agrupación ofreció un concierto en la capital francesa, concretamente en Saint
Sulpice, basílica que por el momento acoge las celebraciones religiosas que no pueden
desarrollarse en Notre Dame por los daños que sufrió el emblemático templo. En la imagen,
la agrupación coral candasina en la iglesia de Saint Sulpice, Borja GARCÍA,para La Nueva
29
España

30

Candás cumplió con la Alborada

Los primeros rayos de sol iluminaban el
Puerto de Candás, sobre las siete y media
de la mañana, cuando una veintena de
barcos soltaron sus amarres para dirigirse
a la bocana. Allí, ya en mar abierto, lejos
de la protección de los diques y de la costa,
realizaron el tradicional homenaje a los caídos
en la mar. Cargado de simbolismo, como
siempre, para la villa candasina, que recuerda
a todos los marineros que dejaron su vida en
un modo de subsistencia que es parte clave
de la idiosincrasia local. Se celebraba ayer el
Día de El Cristo, que siempre arranca con la
tradicional Alborada.
De nuevo en esta edición, a causa de la
pandemia, tocó realizar la lectura del
Poema al Alba y el canto de la “Marinera”
en la Antigua Fábrica de Conservas Ortiz.
Difícilmente se puede encontrar un lugar
más idóneo para sustituir la zona del muelle
que en este emplazamiento en el que durante
tantos años trabajaron las familias de Candás.

Un momento de la lectura del Poema del Alba. | Borja
García

Las autoridades, en la mar. | Borja García

31

Candás cumplió con la Alborada

en pie. Qué suerte la de este año tras el
fatal naufragio, esa galerna fría y perversa
que anegó el mundo entero. Qué suerte sí,
reencontrarnos con gozo y entusiasmo, con
apego a lo nuestro, con ansias de expansión y
folixa”.
Durante el pregón, también hubo espacio
para que González Ovies echara la vista atrás
y ahondara en los recuerdos que le evoca la
villa candasina, en la que tantas veces estuvo
pasando las fiestas de El Cristo: “Si cierro
bien los ojos son muchas las imágenes que se
abren como flores que aroman la memoria.
Cornetas y comparsas disfrazadas y ramos
en la procesión que va hasta la capilla.
Melodías afiladas. Las marañuelas siempre
Aurelio González Ovies, encargado de la lectura.
impregnando la brisa. Las casetas humeantes
Aurelio González Ovies fue el poeta al Alba
de esta edición. Nacido en Bañugues y Doctor de churros, rosquillas de anís, avellanas y
pipas. Los toros en la playa con la marea baja
en Filología por la Universidad de Oviedo,
y muros de personas sentados en las peñas y
en la que da clase, fue el encargado de ponen los altos tejados. Todavía escucho a lo lejos
erle versos y significado a la jornada cuando
las gaitas y el tambor y veo esos pañuelos de
todavía la luna le ganaba la partida al sol y
cuadros en el cuello. Y a mujeres con paños y
era noche cerrada: “Ya nada es lo que fue y
refajos”.
nada volverá a ser como está siendo ahora.
Al término de la lectura del Poema al Alba,
Nos lo augura la misma mar de siempre. La
la cronista oficial de Avilés. Pepa Sanz,
mar. Nunca la misma”. Toda esa tradición
recitó la oración, acompañada por la música
marinera de la villa candasina fue resumida
solemne del trompetista de la Banda de
por González Ovies: “Nada que ver el ayer
con el presente. Ya no madruga el deber tenaz Música de Candás. El coro dirigido por María
Esther Vega asumió el peso a continuación,
de las conservas. Ya no se precintan latas de
acompañado de los presentes, al interpretar
Remo, Ortiz ni Albo, ni sacian la escasez las
humildes sardinas. Ya no se remienda a diario la clásica canción “Marinera”, en memoria de
la red del sacrificio, ni se elaboran trasmallus todas las vidas que la mar se llevó por delante.
Para cerrar esta primera parte del homenaje,
y traineras. ¡Pero cuánto nos queda todavía!
la Banda de Gaitas de Candás interpretó el
Qué rico patrimonio el que nos han legahimno de Asturias.
do quienes nos protegieron: la honradez, el
Luego las embarcaciones depositarian las
ejemplo, el futuro y la historia”.
coronas de flores en la mar.
Durante el recital de los emotivos versos,
POR TODOS ELLOS
seguidos con atención por un centenar de
personas, también hubo referencias a la
época actual de pandemia. “Qué privilegio
Fuente Borja Garcia para La Nueva España
el nuestro. El estar hoy aquí con la salud

32


REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 1/32
 
REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 2/32
REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 3/32
REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 4/32
REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 5/32
REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 6/32
 




Descargar el documento (PDF)

REVISTA NUMERO 31 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf (PDF, 26.2 MB)





Documentos relacionados


Documento PDF revista numero 19
Documento PDF revista numero 14 cands en la memoria noviembre 2019
Documento PDF revista 20 cands en la memoria
Documento PDF revista numero 11 cands en la memoria
Documento PDF revista numero 16 cands en la memoria
Documento PDF revista numero 18 cands en la memoria

Palabras claves relacionadas