Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



CANDÁS EN LA MEMORIA Noviembre .pdf



Nombre del archivo original: CANDÁS EN LA MEMORIA Noviembre.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por / iTextSharp 4.1.6 by 1T3XT, y fue enviado en caja-pdf.es el 29/11/2018 a las 16:05, desde la dirección IP 188.171.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 164 veces.
Tamaño del archivo: 32.8 MB (34 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


CRIMENES DEL CABO
PEÑAS
Carlos Suárez
POR SEPULTURA...LA
MAR
Jose Antonio González
CANDÁS VILLA DE OLIMPICOS
Marcelino Torrontegui
CANDÁS EN EL VATICANO
José Carlos Álvarez

SUMARIO

Pag 3-10

Pag 11-15

Pag 16-18

Pag 19-20

EXPOSICIÓN
Francisco Javier Mendez
Pag 21-23
HISTORIAS DE CANDÁS
Y LA MAR
Laureano Fernández
Pag 24-25
¿POR QUE CANTAMOS?
Cuco Fernández
Pag 29
NOTICIAS

Fotografias Alberto Ibaseta

CANDÁS EN LA MEMORIA

Pag
26,27,28,29,30,31,32
33,34

NOVIEMBRE 2018 REVISTA NUMERO 3

COORDINADOR José Antonio González
PORTADA------Francisco Javier Mendez
DOCUMENTACIÓN Y ARCHIVOS
Francisco Javier Mendez ,José Antonio González, Cuco Fernández
COLABORACIÓN
Manuel Ramón Rodriguez
CANDÁS CARREÑO ASTURIAS

2

ASOCIACIÓN PARA
LA RECUPERACIÓN DE
LA MEMORIA HISTÓRICA

ASTURIAS

3

60

LOS CRÍMENES DEL CABO PEÑAS

El camión cargado de prisioneros y prisioneras salió de Candás con dirección al
Cabo Peñas en la mañana del día 2 de junio de 1938. Creemos que en el vehículo
viajaban al menos ocho mujeres y cinco hombres, todos ellos vecinos de la villa,
quienes fueron asesinados al llegar a su destino, arrojando sus cuerpos por el
acantilado. Diferentes testimonios cuentan que una de las mujeres se agarró
a un falangista, arrastrándolo con ella al vacío. Otra versión asegura que éste
resbaló y cayó y una tercera que fue asesinado por sus propios compañeros.
También se dice que el cuerpo sin vida de otra de ellas permaneció tres días
colgado de unos riscos, hasta que finalmente se soltó siguiendo el mismo camino que los de sus compañeras.
A partir de esa misma jornada en las playas, puertos y pedreros cercanos
a las localidades de Bañugues y Luanco, en el concejo de Gozón, aparecieron
numerosos cadáveres que habían sido devueltos por el mar. Como es normal
estos hechos causaron una gran conmoción entre la población local, lo que
provocó que el párroco de Luanco se desplazara a Candás para protestar enérgicamente ante los responsables de la Falange local.
Los pistoleros candasinos no detuvieron por ello sus matanzas, pero cambiaron el lugar de los crímenes y desde entonces utilizaron preferentemente el
cerro de San Antonio, loma situada sobre la villa de Candás, ya que los cuerpos
arrojados desde allí serían arrastrados por las corrientes marinas hacia el este.
Además de los de cinco hombres, en el mes de junio de 1938 los habitantes de la zona encuentran los cuerpos de cuatro mujeres: una el día 2 en la
playa de Bañugues; otra el día 3, en ese mismo lugar; una tercera el día 4, en
la de “Las Botadas”, al este de la de “Llumeres” y una cuarta el día 7, en la de
“Muniello”. Aun serán hallados los cadáveres de otras dos el día 4 de julio: una
en “El Pedrero” y otra en “El Reduso”, localizaciones cercanas al Cabo Peñas
y de difícil acceso.
Los cuerpos que fueron devueltos por el mar en playas y pedreros son
recogidos por varios vecinos de la zona, que les dan sepultura como pueden.

4

61

Así los de las mujeres que aparecen en el mes de junio, las encontradas en la
playa de Bañugues y la de “Las Botadas”, fueron enterrados en el cementerio
parroquial de Bañugues, mientras que la localizada en la playa de “Muniello”
recibió sepultura en un prado próximo. Las dos encontradas en el mes de julio
fueron trasladadas al cementerio de Viodo, donde les dieron sepultura.
A los familiares de María “la Papona” un testigo les contó que los cadáveres estaban tan deteriorados, que los introdujo en su saco para llevarlos al
cementerio. A la familia de Rosaura le llegó el rumor de la aparición de dos
cuerpos en la playa de Bañugues. Como ella ya estaba desaparecida se trasladaron al lugar dos hermanas suyas, quienes pudieron ver los restos de dos
mujeres antes de que éstas fueran enterradas. Más tarde afirmaron que estaban
totalmente desfigurados por la acción del mar y era imposible saber quiénes
eran. Sin embargo aseguraron que una de ellas, con rasgos físicos similares a los
de Rosaura, llevaba puesto un mandil en la que estaban bordados los números
de la matrícula que ésta tenía en Conservas Alfageme.
Para intentar identificar los cadáveres la Comandancia Militar de Marina
de Gijón ordenó instruir un sumario, nombrando juez instructor y convocando
a dos médicos de la zona para que se encargaran de reconocer los restos. También decretó la publicación de los casos en el Boletín Oficial de la Provincia y
que se realizara la preceptiva inscripción en el Registro Civil de Gozón.
Siguiendo las indicaciones del juez instructor los médicos designados
presenciaron las exhumaciones, realizando las pertinentes autopsias a los
cuatro cuerpos encontrados en junio. Así en el cementerio de Bañugues se
realizan las autopsias de las dos mujeres que aparecieron en la playa local y la
de “Las Botadas”, que más tarde serán inhumadas de nuevo en el mismo lugar
que estaban. También se procede a la exhumación de la víctima enterrada en
un prado cercano a la playa de “Muniello”, cuya autopsia se llevará a cabo en
el cementerio de Luanco, donde serán enterrados sus restos. No se adoptará
ninguna medida respecto a los restos de las dos mujeres que aparecieron en
julio y habían sido enterrados en el cementerio de Viodo.

5

62

LAS VÍCTIMAS

d

u

1

se

“Los rondones”

d

El núcleo familiar de “los rondones” estaba integrado por Emilio Álvarez Rodríguez, su esposa Secunda Rodríguez Fernández y sus hijos José Antonio, más
conocido como “Antón”, fallecido en el tristemente célebre naufragio de junio
de 1936, Anselmo, José Aser y Guillermo. Con ellos vivía una hermana de Secun-

R

da llamada Águeda, la cual tenía problemas psíquicos desde el fallecimiento de

e

su padre en un naufragio y que será utilizada por los falangistas para averiguar

2

el paradero de Anselmo.

y

El matrimonio estaba integrado por Secunda Rodríguez Fernández, naci-

h

da en Candás (Carreño) el 22 de febrero de 1878. Era hija de José Rodríguez de

y

las Matas y Laureana Fernández Fernández y estaba casada con Emilio Álvarez

R

Rodríguez, más conocido como “el Rondón”. Éste era natural de Cudillero e hijo

a

de Ramón Rodríguez y Joaquina de las Matas y se ganaba la vida como pescador.

tr

La pareja tuvo cuatro hijos llamados: Antón, Anselmo, José Aser y Guillermo.

c

Anselmo nació en Candás el 30 de junio de 1904. Tanto él como su hermano José Antonio, fallecido en un naufragio en el mes de junio de 1936, estaban
casados con dos hijas de Rosaura Muñiz llamadas Consuelo y Clementa Muñiz
Rodríguez. En el año 1934 desempeñó el cargo de presidente del Gremio de
Mareantes y al estallar la guerra trabajaba como marinero en el vapor “Nue-

R

va Balbina”. Más tarde fue nombrado secretario del Sindicato de la Industria

d

Pesquera y Derivados de Candás (CNT) y al ser llamado con su quinta se alistó

a

como miliciano en el Batallón Mario nº 212, regresando a la villa tras la caída

q

del frente Norte.

Á

José Aser Álvarez Rodríguez nació en Candás el 15 de julio de 1908. Estaba

d

soltero y tenía una minusvalía en una pierna, lo que le impidió alistarse en el

A

Ejército Popular. Durante la guerra civil ejerció como responsable de Socorro
Rojo Internacional en Candás. Junto a él también se encargó de ese cometi-

d

6

63

do su amiga y vecina Rita “la Camuña”, con quien es posible que mantuviera
una relación
Guillermo Álvarez Rodríguez nació en Candás (Carreño) tan solo tenía
16 años el día de su muerte y también estaba soltero. A pesar de su corta edad
se alistó voluntario en Ejército Popular, regresando a su domicilio tras la caída
del frente.

Rita “la Camuña”
Rita Fernández Suárez, conocida por el apodo de “la Camuña”, nació en Candás
el 7 de junio de 1917, por lo que en el momento en que la mataron contaba
20 años de edad. Era hija de Donato Fernández Jove y Celesta Suárez Muñiz
y residía en una vivienda familiar sita en la calle Paraguay, junto a éstos y sus
hermanas Braulia, Celestina y Benjamina. Trabajaba como obrera conservera
y durante la guerra, junto a José Aser “el Rondón”, se encargó de llevar Socorro
Rojo Internacional en Candás. Algunos testigos aseguran que fue detenida y
asesinada precisamente por la estrecha relación que mantenían entre ellos,
tras ser incluida en la venganza por el falangista muerto a manos de sus propios
compañeros.

Rosaura
Rosaura Muñiz González era natural de Candás, vecina de la calle Carlos Albo
de esa localidad y trabajaba como obrera en Conservas Alfageme. Cuando fue
asesinada contaba 58 años y estaba casada con Lino Rodríguez Fernández, con
quien tuvo seis hijos llamados: Juan, Joaquín, Rosaura, Consuelo, Clementa y
Ángeles. Las cuatro hijas militaban en el sindicato CNT y fueron evacuadas antes
de caer el frente. Dos de ellas: Clementa y Consuelo, estaban casadas con José
Antonio y Anselmo, de la familia de “los Rondones”.
Cuando detuvieron a Anselmo lo maltrataron y pasearon por todo Candás. Al llegar a la plaza de La Baragaña, su suegra, Rosaura, se asomó a la ventana

7

64

para decirles que lo dejaran en paz porque era inocente. Esa noche también
fueron a buscarla y se la llevaron al centro de la Brigada de Investigación y
Vigilancia establecido en “casa Genarín”.

Los de Áurea
Ángel López Artime, también conocido como “Ángel de Áurea” o “Ángel de
Emeterio”, por ser esos sus motes, era natural y vecino de Candás (Carreño),
laboraba como obrero en la fábrica de Alfageme y lideraba la central CNT de
la industria conservera local. Estaba casado con Remedios Muñiz Prendes “la
Juanita”, exiliada en Francia antes de la muerte de su marido, con quien tuvo
cuatro hijos: Victoriano, Elia, Juan y Manuel Ángel.
Al finalizar la guerra en el frente Norte los falangistas locales estaban
obsesionados con capturar a Ángel López Artime, al que acusaban de formar
parte del grupo que detuvo a Segundo García de la Vega y de delatar a la familia
Alfageme.
Desde la caída del frente permanecía escondido en los montes cercanos a
Piedeloro, donde le suministraban comida varias familias amigas. Al enterarse
de la detención de su madre y sus dos hermanas fue a ver al cura de aquella
parroquia y le dijo que quería entregarse. Le rogó que mediara para ello, pero
que debía de realizar las gestiones en Gijón, ya que si las hacía en el concejo lo
matarían, pero el párroco no le hizo caso y lo denunció en Candás.
Rápidamente salió en su búsqueda un camión cargado de falangistas.
Los integrantes del destacamento no sabían a por quien iban y cuando por el
camino se lo dijeron, varios de ellos se bajaron del vehículo. Tras ser arrestado,
Ángel fue internado en el centro de la Brigada de Investigación y Vigilancia de
Candás, donde pudo comprobar que su sacrificio había sido en vano porque a
esas alturas sus familiares ya habían sido asesinadas.
Áurea Artime García, madre de Ángel, había nacido en Candás y era hija
de Ramón Artime y Sagrario García, él natural de Bocines (Gozón) y ella de
Candás. En el momento en que la mataron contaba 76 años y estaba viuda de
Victoriano López, natural de Cudillero, con quien tuvo seis hijos. Las hijas que

8

65

fueron asesinadas junto a ella eran Balbina y Plácida López Artime, nacidas en
Candás el 2 de julio de 1903 y el 6 de mayo de 1905, respectivamente. Ambas estaban solteras, al igual que su hermano, trabajaban como obreras en Conservas
Alfageme y militaban en el sindicato CNT. Cuando se produjeron los crímenes,
Rosa y María, también hijas de Áurea y Victoriano, se encontraban fuera de la
villa y por eso se salvaron de la matanza.

Pío Solís
Pío Solís González había nacido en Pravia 37 años antes de ser asesinado. Estaba
casado con Bernarda García Cuervo, era barbero y tenía su residencia establecida en Candás, desempeñando importantes cargos dentro de la cédula local
del Partido Comunista. Al finalizar la guerra en el Norte estuvo escondido hasta
ser detenido por un grupo de falangistas, probablemente el 2 de junio de 1938.
Falleció asesinado en la jornada siguiente, junto a Ángel “el de Áurea”, cuando
ambos se encontraban retenidos en el centro de la Brigada de Investigación y
Vigilancia instalado en “Casa Genarín”, enterrando los cuerpos de ambos en
el cementerio de Candás.

Los de Daría
Daría González Pelayo era hija de Félix González Posada y Rufina Pelayo Mantecón. Nació en Candás el 1 de noviembre de 1875, por lo que en el momento
en que la mataron contaba 62 años. Estaba viuda de Rufino Menéndez y tenía
tres hijos llamados Félix, de 37 años; María, de 35 y Rufino Menéndez González,
de 34. Ni ella, ni su hija María estaban afiliadas a ninguna organización, sí sus
dos hijos, que desempeñaban cargos de importancia dentro de la cédula local
del Partido Comunista.
Rufino y María lograron evacuar antes de la caída del frente, no así Félix,
que trabajaba como “latero” en una conservera de Candás, probablemente
en Albo. Una vecina le acusó de haberla denunciado y que por ello había sido

9

66

encerrada en el barco prisión “Luis Caso de los Cobos”. Durante la guerra este
buque estuvo fondeado en El Musel para coaccionar a los aviones rebeldes e
impedir así que bombardearan el puerto gijonés.
Como estaba escondido y no lograban localizarle, los falangistas detuvieron a Daría para obligar a su hijo a entregarse y así lo hizo, formando parte
ambos del pasaje del camión que el día 2 de junio de 1938 partió hacia el Cabo
Peñas, con el desenlace ya conocido. No terminaron ahí las desgracias para esta
familia ya que Alfredo, hermano de Daría, falleció de una enfermedad el 18 de
noviembre de 1940 cuando cumplía pena en la cárcel de Gijón.

María “la Papona”
María Fernández Menéndez, apodada “la Papona” nació en Candás el 6 de octubre de 1891, por lo que en el momento de ser asesinada contaba 46 años. Era hija
de Genaro Fernández Prendes y Teresa Menéndez Ruiz y mantenía una relación
con José Villayón García, con quien tuvo una hija llamada María del Carmen.
Trabajaba como encargada de la fábrica de Conservas Albo y formaba
parte del comité de empresa, probablemente en representación de UGT. Era
una persona de buen corazón que siempre ayudó a todo aquel que lo necesitara.
A diario llevaba comida a los presos del campo de concentración de Candás y
ayudó a varios perseguidos.
María, que vivía junto a su padre Genaro, viudo de 73 años, también fue
arrestada en su domicilio, probablemente el 1 de junio de 1938. Algunos testimonios aseguran que la detuvieron porque tenía a un hombre escondido en
su casa, quizá Félix Menéndez González o Pío Solís González. Tras sufrir graves
torturas, la asesinaron al día siguiente en el Cabo Peñas junto al resto de los
prisioneros procedentes del centro de la Brigada de Investigación y Vigilancia
instalado en “Casa Genarín”, dejando una hija de 12 años de edad.
Con la muerte de María los falangistas de Candás no dejaron en paz a esta
familia ya que un hermano suyo llamado Manuel Fernández Menéndez, más
conocido como “Manolo el Cajetilla”, sufrió su misma suerte al ser asesinado
en fecha y lugar que hasta ahora desconocemos.

CONTINUARÁ

10

POR SEPULTURA ..LA MAR
Marineros candasinos fallecidos en el mar
desde el año 1782 hasta el 2014

EL HUNDIMIENTO DEL PESQUERO LA JOVEN
REPÚBLICA (7 DE JULIO DE 1936)

Un testigo excepcional
La galerna que barrió el Cantábrico la madrugada del 8
al 9 de julio no sólo se cebó con los pescadores de
Santoña. Igualmente lo hizo con los de Candás,
Ondarroa y Bermeo. El barco asturiano ‘Joven República’
sufrió un infortunio muy similar al del ‘Pósito 1’.
Perdió a once de los doce tripulantes que se habían
enrolado para participar de aquella
salida a la mar.
Solo el patrón, Joaquín Fernández, de 49 años, se salvó.
Su relato es, quizás, el testimonio más cercano de cuantos
se hayan recogido sobre la dramática experiencia que
aquellos marineros tuvieron que vivir en esa jornada de pesca
que, al final, terminó convirtiéndose en una noche de muerte

«Cuando ya estábamos
dispuestos para el regreso - relató Joaquín a la prensa
de la época- la marejada se cernió
de pronto con fuerza incalculable. Pretendimos ponernos 'a la capa', pero todo fue ya inútil.
Una ola gigantesca, sabe Dios de qué peso, cayó
sobre nuestra embarcación rompiéndola
en dos trozos... Todos nos sumergimos. Yo en la
cabina de mando y, los demás, en las
máquinas y en los ranchos, pues no había nadie en
cubierta porque, en ese momento, era
totalmente imposible» explica el superviviente asturiano.

11

EL HUNDIMIENTO DEL PESQUERO LA JOVEN
REPÚBLICA (7 DE JULIO DE 1936)
«El mar era imponente», recordaba el capitán. «Yo subí de
nuevo a la cabina, que se
desprendió al destrozarse el barco, y, golpeado y maltratado, sin fuerzas ya para resistir un
minuto más, fui auxiliado por estos compañeros que me
han traído a Santander», dijo con
sufrimiento Fernández.
Joaquín Fernández—cuarenta y nueve años—mandaba la
lancha a vapor Joven República,
cuando a las doce de la noche del martes día 7 partió con
sus once hombres de tripulación
del puertecito asturiano de Candás. Mar suave y cielo despejado. Y a unas cuantas millas
de la costa, manadas de bonitos eran una prometedora
esperanza.
—Iba mi hijo con nosotros. Mi hijo Joaquín, de veintitrés
años.
La Joven República se había hecho una toilette escrupulosa, después de los largos meses
de inacción. A bordo, la alegría de un puñado de muchachos valientes, que en la noche
apacible parecían disponerse a practicar un deporte, y no
la dura brega que horas más
tarde habría de exigirles el máximo esfuerzo estéril, para
acabar en el punto final de un
remolino, hacia el abismo.
—Toda la jornada fué buena—dice el patrón—. Conseguimos embarcar hasta cincuenta y
cinco bonitos, buenos ejemplares, que pesarían en total
unos trescientos kilos. Era cosa de
continuar la noche allí —estábamos a ocho horas de navegación, a la altura de Cabo Peñas
—. Pero a la caída de la tarde, el horizonte comenzó a acelajarse y el viento tuvo cambios
bruscos, que nada bueno hacían presagiar. La borrasca... Y
en estos casos, no hay más
remedio que abandonarlo todo y poner proa, a toda máquina, a tierra. El mar tiene
traiciones súbitas, y la galerna hace su aparición de repente
y se presenta como si un
cataclismo lo subvirtiera todo: cielo, mar y cosas, haciendo
de todo ello un revoltijo informe.
Comenzó la «danza» a las nueve. El viento ahora soplaba
huracanado, con una violencia
terrible. Venían ráfagas de todas direcciones, removiendo
el mar

hasta el fondo y lanzando olas como montañas —quince,
veinte metros de altura—, que se
desplomaban casi verticalmente.
La Joven República, con otros vaporcitos también sorprendidos por allí, se encontraba en el
epicentro de la galerna. Así, bu Buerte dependía solamente de nuestra pericia... o de un
milagro.
En estos casos hay que abandonar la idea de huir. Hay
que hacer frente a la mar, «mantener
la proa al tiempo», esperar la ola que amenaza sepultamos, para burlarla, metiéndonos por
ella como por un túnel para salir por el otro lado, a toda
velocidad de las máquinas. Hay que
tener buen pulso y esperar que los guardines del timón
no se rompan, para que la mar no
nos coja de través, porque ello es el fin...
Y así estuvimos hasta la una de la madrugada.
—¡Dios, qué angustia!...
Joaquín Fernández no acierta a explicar con detalle
«cómo fué aquello».
—Sólo sé que a aquella ola se alzó ante nosotros « Una
ola más grande, más impetuosa
que todas las que habían pasado sobre el barco.
En aquellos momentos yo me hallaba en el puente de
mando, sujetando con fuerza, que
duplicaba miansiedad, la rueda del timón. Mi hijo Joaquín, en la escalera del rancho, v Miguel Alvarez, el
patrón de costa, en la válvula del vapor, a un paso del
puente. Los demás muchachos, en
las bodegas, esperaban una señal mía, si la cosa empeoraba.
Aquella masa imponente de agua cayó sobre nosotros.
Fué un golpe brutal, que nos aturdió.
El barco saltó partido en mil pedazos... Todo salió por los
aires, en la bolsa formada por el
abismo: maderas rotas, hierros retorcidos, cordaje arrancado de cuajo, pescado... ¡y los
cuerpos de mis compañeros! Fué cosa de segundos... Yo
no sé más. Sentí que me hundía en
el remolino, confundido con todo aquello... Poco después, ya había pasado la ola y me
encontraba a flote, zarandeado brutalmente, procurando
nadar con desesperación para
alcanzar el púlpito del mando, al que me aferré con todas
mis fuerzas. No había oído ni un
grito, porque aquello ocurrió en un cerrar y abrir de
ojos...
¡Y mi hijo, mi Joaquín, había desaparecido también!

12

EL HUNDIMIENTO DEL PESQUERO LA JOVEN
REPÚBLICA (7 DE JULIO DE 1936)
Luego, un cuarto de hora aguantando firme y gritando con toda la
fuerza de mis pulmones.
Cada minuto me traía una nueva desesperanza. ¿Cómo iban a
verme en aquella
inmensidad, cerrada la noche en una obscuridad espantosa? ¿A
qué oídos humanos iban a
llegar mis alaridos en aquella baraúnda infernal? Sin embargo,
alguien me oyó. Al cabo de
esos quince minutos de nadar y sostenerme a flote, vi cerca las
luces de situación de un
pesquero. Vi que maniobraba para acercarse, que desde cubierta
me arrojaban un cabo... y,
al fin, pude asirme a él. ¿Cómo? ¡Quién sabe de lo que uno es capaz
en un trance como
aquél?
Me izaron a bordo. Mis compañeros del Pedro Vícente—éste es el
nombre del vaporcito
salvador—me rodeaban solícitos.
Pero, y,por qué quise salvarme, cuando allí quedaban mi hijo y los
otros diez muchachos, alos que quería como a hijos?
Es imposible pasar tanta angustia sin enloquecer...
Joaquín Fernández ha pasado luego otro momento de emoción intensísima, cuando, enCandás, el vecindario acudió a recibirle, entre
abrazos y llantos y aves lastimeros. Era el único que podía contar
«cómo fué aquello*.

13

EL HUNDIMIENTO DEL PESQUERO LA JOVEN
REPÚBLICA (7 DE JULIO DE 1936)

14

EL HUNDIMIENTO DEL PESQUERO LA JOVEN
REPÚBLICA (7 DE JULIO DE 1936)

Flota Klaus 15/11/2016

Joven República

FALLECIDOS

Construido en Lekeitio en 1931 y matriculado en San
Sebastián, fue comprado por el armador Marcelino
Vega Muñiz en 1934 pasando a formar parte de la
flota pesquera de Candás donde fue popularmente
conocido como ‘El Parchís’.

Miguel Álvarez Prendes
Nicanor González Fernández
Emilio Abejón Garcia
Anselmo Fernández Garcia
El 7 de Julio de 1936 se disponía a regresar a SantanAntonio Álvarez Rodriguez
der con la carga de bonito y tiempo apacible cuando
Carlos Serrano Muñiz
a las 22:00 h. se vio atrapado por una galerna.
Constantino Fernández Alonso
Trataron de capear el temporal pero a la 01:30 h. del
día 8 un fuerte golpe de mar se llevó al fondo al barco José Guerrero
con 11 hombres, tan solo el patrón, Joaquín Fernan- Manuel Mendiguren Álvarez
dez (Xuacu Ponteo), logró sobrevivir flotando en el
puente de madera hasta ser rescatado por el pesquero Marcelino Muñiz Cuervo
asturiano ‘Pedro Vicente’, de La Arena.
Joaquin Fernández Mori
Durante ese temporal desaparecieron otros dos barcos del Cantábrico, el ‘Pósito núméro 1’, de Sontoña
y el ‘San Fracisco de Asís’, de Bermeo sumando 18
víctimas mortales esa noche.

En los proximos meses iremos publicando los naufragios de
los pescadores candasinos desde el año 1782 hasta el 2014
un total de 266 personas ,que dejaron su vida en el mar

Una siniestra premonición de lo que ocurría una
semana después, cuando naufragaría la Joven RepúblicaEspañola.

Documentación de Manuel Ramón Rodríguez Rodríguez
(Moncho) historiador.
Recopilación hecha por José Antonio González ,Francisco
Javier Mendez y Cuco Fernández

15

MARCELINO TORRÓNTEGUI
Masajista y Podólogo
Marcelino Torróntegui Duarte nació en Gijón,
aunque como dice él “me llevaron para nacer pero
mi juventud y todo lo pasé en Albandi, parroquia de
Carreño” 21-05-1964.
Me admira que Marcelino, sin ser jugador, palista,
entrenador, boxeador o atleta de cualquier disciplina deportiva haya viajado a tantas Olimpiada,
siendo miembro del staf técnico
Torróntegui acudió a sus sextos Juegos Olímpicos
consecutivos

Atlanta-96, Sydney-2000, Atenas-04,
Pekín 2008, Londres-12 y ahora Río-16.
En esta última viajé en condición de
miembro del Comité Olímpico Español
(COI) como masajista y podólogo del
equipo nacional.

¿Pero si tenías más relación con Olano?
“Es cierto. No se vive igual una carrera contra reloj
que en ruta”
¿El éxito que más te caló?
“El de mi paisano Manuel Sánchez, oro en los
Juegos de Pekín 2008, lo viví tan de cerca que son
recuerdos imborrables una pasada…”
¿De qué recuerdos me hablas?
“La abuela de Manuel Sánchez, nació en Albandi,
mi casa, a 200 mts de mi casa. La madre y él iban
mucho a veranear pero hay algo más importante”

Es masajista del Málaga desde hace 10 años y según
los conocidos, cuentan que no eres nadie si en tu
agenda no “tienes el teléfono de “Torron” decía
Koke Contreras.

¿La anécdota más divertida …?
“Yo diría la más sorprendente. Fue en Atlanta 1996.
Veníamos del Tour de Francia y allí estaba la NBC
del ciclismo mundial. Induraín, Olano”
¿Aquí hubo oro?
Si

¿Cómo…?
“Aquel Mundial lo preparó, en el circuito de Albandi, en aquellas ondulas subidas y bajadas. Un día fui
con él a hacer el test de esfuerzo y le dije Samuel,
puedes ser campeón Olímpico
¿Tú reacción al ver el éxito?
Fue volar, saltar, llorar y cuando puede me abracé a
él efusivamente”
Y me asevera:
“El oro del ciclista Samuel, le debe mucho a las
cuestas de Albandi, zona de Carreño, donde sepreparó”.
Hablemos de musculaturas, ¿la mejor?
Los atletas tienen una gran musculatura que da
gusto tratar”
¿Qué pasó con Fiz?
“al día siguiente del maratón que corrió Martín Fiz,
hizo cuarto cuando había esperanza de medalla.

16

MARCELINO TORRÓNTEGUI
Masajista y Podólogo
Estaba trabajando con el médico de Indurain
y llegó Fiz para que le tratara. Miguel, todo un
campeón, no sólo lo dejó sino que lo animó, para
que lo tratara. Manuel Fiz en la camilla el otro
sentado. Vaya panorama”
Es muy fácil estar con los cracks cuando va bien,
cuando ganan, ya sea con Llaneras, con Samuel,
con Miguel, con Tony (Rominger), con Olano...
Gracias a Dios he vivido grandes momentos, pero
ese postpartido negativo se recuerda mucho».
Fue en sus segundos Juegos Olímpicos cuando ya
pudo disfrutar de la Villa Olímpica: «Los Juegos son
otro mundo. Deberíamos ir todos los que amamos
el deporte, deportistas o periodistas, porque es otra
dimensión. Estar con los mejores 14.000 deportistas
del mundo es lo máximo. En Atlanta fue como en
un Mundial de ciclismo, estabas en tu circo, pero en
los siguientes, dentro de la Villa, ya fue otra historia». Pero tiene una espinita clavada. Más allá de
coleccionar sellos, tiene pocos recuerdos. No eran
entonces tiempos de móviles de última generación
o de selfies. «Una de las cosas que más anhelo es
no haber traído plasmados los grandes momentos.
Entonces no hacías una foto por no molestar. O
también disfrutar más de los sitios, conocer más
las ciudades. En Atlanta no pudimos hacer turismo
por el atentado que hubo, pero en Pekín sí disfruté.
Me levantaba a las cinco de la mañana, iba a ver
cosas y a las 8 o las 9 ya estaba en la Villa como un
campeón para trabajar. Eso lo aprendí con Gilabert
(preparador físico con Joaquín Peiró) cuando jugamos la UEFA y aprovechamos para conocer las
ciudades en las que estuvimos. Seguro que estos
Juegos madrugo más que los demás».
En estos Juegos de Río no acude como miembro de
la Federación Española de Ciclismo (como sucedía
hasta ahora), sino del Comité Olímpico Español.
«Ya soy muy veterano», bromea, aunque también
ha influido que no solo va como masajista, sino
también como podólogo después de haber concluido esta especialidad tras varios años de mucho
sacrificios

Torrontegui es de los que siempre tiene una cámara
o el móvil a punto para inmortalizar algún momento
o encuentro especial con grandes deportistas. De ellos destaca «una foto que hicimos con los Entrerríos
en los últimos Juegos. Otra con Bolt... Ahora con el
tiempo me arrepiento de no haberme hecho fotos
con más deportistas». Sobre la organización, y a falta
de comprobar los resultados de Londres, Torrontegui
opina que «los Juegos de Pekín parecen insuperables.
Fue espectacular la dedicación de la gente. Superar a
Pekín será difícil».
Nombres propios en su carrera
JAVI GRACIA. Entrenador del Málaga CF
“Es un currante nato, una persona excepcional. Él es
el que más se exige y por eso puede exigir al resto.
Llega el primero y se va el último”.
MANUEL PELLEGRINI. Exentrenador del Málaga
CF
“Impresionaba. Era una persona súper justa y recta.
Le gustaba mucho que le tratara y en la camilla se
soltaba más”.
FERNANDO SANZ. Exjugador y expresidente del
MCF
“Es mi compadre y yo soy su compadre. Pero guardo
muy buena relación con muchos de su época. Vivimos muchas cosas juntos”.
MIGUEL INDURAIN. Exciclista
“Es el deportistas que más me ha impresionado. Yo
lo conocí siendo el más grande y al día siguiente era
igual. Siempre viene a vernos en Pamplona”.
TONY ROMINGER. Exciclista
“Es mi gran amigo. Si soy alguien en el mundo del
ciclismo es gracias a él. Lo volvimos español, aunque
era un suizo cuadriculado”.

17

MARCELINO TORRÓNTEGUI
Masajista y Podólogo
Pero lo mejor para explicar el vínculo de «Torron»
con el deporte es comenzar por el principio. De
niño, en su Asturias natal, soñó siempre con estar
en la primera línea. «Siempre fui un soñador. Siempre soñé con ganar una Vuelta a España o disputar
unos Juegos», afirma. Aunque asegura que antes de
asentarse como fisioterapeuta tocó muchos palos.
«Fui copiloto de rally, remero, estuve de salvamento
en la playa, fútbol... Hice de todo y no hice de nada,
porque era muy malo»

TITULACIONES:

Graduado en Podología por la Universidad de
Málaga (UMA) (2011-15).

Máster en investigación en la Actividad Física y
Deporte por la Universidad de Málaga ( UMA) (201516).

Nivel I de entrenador de atletismo.

Nivel III de director de ciclismo.

Patrón de Embarcaciones de Recreo a Motor.

ENTREVISTA realizada por José Antonio Rodriguez
Peña en su blog CANDÁS Y SUS OLIMPICOS

EXPERIENCIA LABORAL:

1996-97 Miembro de Salvamento Marítimo
en el Principado de Asturias (Candás).

Masajista de diferentes equipos ciclistas
profesionales 1988-92 CLASCAJASTUR(España),
1993-96 Mapei team(Italia), 1997 Cofidis Ciclyng
Team(Francia), 1998 Festina Team (Francia), 1999
Polti Team (Italia)

1992-2014 Masajista del Equipo Nacional de
Ciclismo( exceptuando 1997)

1997 Masajista del Equipo Nacional Suizo de
Ciclismo

Masajista en las Olimpiadas de Atlanta 1996,
Sidney 2000, Atenas 2004 , Pekin 2008 y Londres
2012, con la Federación Española de Ciclismo.

Masajista en los Juegos del Mediterráneo de
Túnez 2001, Almería 2005, Pescara 2009 • Masajista
Records Hora Tony Rominger, 1994 (Oct. y Nov.)

Masajista personal de Tony Rominger, Alex
Zulle, Richard Virenque

Masajista del Málaga CF. Temporada 19992000, hasta la actualidad

Podólogo y masajista en la olimpiada de Rio
(2016) con el equipo médico del COE.
FORMACIÓN COMPLEMENTARIA:

Curso en Quiromasaje y Técnicas Manuales.

Curso en Masaje Deportivo .

Curso de Socorrismo y Primeros Auxilios (
Cruz Roja Española).

Curso de Primeros Auxilios ( F.Esp. de Salvamento y Socorrismo).

Modulo de preparación física, Gijón.

Curso de Técnico en Salvamento Acuático (
F.Esp. de Salvamento y Socorrismo).

IV Jornadas Medicina y Deporte de Alto Nivel organizadas por COE.

V Jornadas Medicina y Deporte de Alto Nivel
organizadas por COE.

VI Jornadas Medicina y Deporte de Alto Nivel organizadas por COE.

VII Jornadas Medicina y Deporte de Alto
Nivel organizadas por COE.

IX Jornadas Medicina y Deporte de Alto Nivel organizadas por COE.

X Jornadas Medicina y Deporte de Alto Nivel
organizadas por COE.

V Jornadas de Podología del Principado de
Asturias, Cirugía, Biomecánica, Ortopodología y
Medicina Podiatrica.

V Jornadas Técnicas Entrenamiento en Alto
Rendimiento Deportivo COE.

ENTRE OTRAS

18

CANDÁS EN EL VATICANO

Suena el tren de aterrizaje en la pista del aeropuerto
internacional de Fiumicino - Roma. Escasos son los
minutos que faltan para la media noche, apenas unos
quince. Diez las horas de retraso sobre la llegada
prevista motivadas por la negligencia de la compañía
aérea, chabacana y altiva en el proceder, y también,
por qué no decirlo, por la dejadez en sus obligaciones de la agencia gestora del viaje. La luna, próxima al cuarto creciente, impera entre la inmensidad
de estrellas que acaparan la bóveda celeste. Es la
misma luna que vería entre San Antonio y Peñes, de
estar en casa, sólo cambia el punto de observación.
Dicen que durante esta fase simboliza, entre otros, la
consecución de sueños y este pensamiento le reconforta un poquito del mal trago pasado durante la
aciaga jornada. Aún le dura el cabreo y cree no ser
el único. Tiempo habrá para las responsabilidades.
Ahora sólo desea llegar al hotel y descansar. Mañana
será otro día…
Cinco son las horas de sueño; desayuno y traslado
al Vaticano. Tres los controles escalonados de seguridad para acceder a la basílica. Ya en el interior se
queda un poquito rezagado del grupo y observa el
baldaquino. Sí, el de Bernini ¡Grandioso! No le cabe
duda que allí se encuentra el puente de mando, el
altar mayor. ¡Espectacular! -se dice. Los conducen
al presbiterio, tras el baldaquino, presidido por la
Cátedra de San Pedro. A la izquierda de la cátedra la
sillería del coro, la ubicación, son los elegidos para
cantar la misa este domingo once de noviembre.
No es fácil cantar en El Vaticano; hay que aportar
cierto nivel musical que avale, les han dicho. De
ser así, y no tiene porqué ponerlo en duda, sería un
motivo más para sentirse orgullosos del coro que
conforman: El de la Bodega. De Candás. Coro humilde, con buenas voces y muchas horas de ensayo.
Siempre procurando no perder la perspectiva de la
procedencia para utilizarla como arma eficaz contra
las tentaciones de soberbia y engreimiento.
Comienza la misa, y a lo largo de sus diferentes
partes va el coro desgranando el repertorio con calidad tonal y sentimiento. Él, no es lo que digamos un
creyente al uso y no suele, por tanto, prestar atención
a los sermones, aunque el respeto que mantiene es
absoluto hacia la celebración religiosa y los que sí
lo son, así que mientras el oficiante se vuelca en la
plática deja vagar la mirada entre las mantas que
portan las mujeres que lo preceden.

Mantas candasinas, inspiradas en las de aquellas
güelas enlutadas de por vida por las tragedias marineras. Cuerpo, entredós y puntilla. Punto croché.
Sedón negro, reluciente sobre el blanco inmaculado
de las camisas, sustituto en el tiempo de la lana primigenia protectora de relentes y de fríos. Mantas que
hoy ornamentan los hombros femeninos del coro y
rinden su particular homenaje, aquí en la basílica,
sirviendo de vínculo con el pasado y siendo traedoras
de la nostalgia en el recuerdo de tantas y tantas mujeres que lucharon con coraje contra la precariedad y
el sufrimiento, cantando con pujanza a la vida entre
carencias laborales y humedades de bodegas.
Menciona el sacerdote el nombre de Candás y las palabras actúan como un hechizo poderoso atrayendo su
atención. Aunque habla en italiano es fácil deducir las
loas y el agradecimiento que muestra hacia el coro.
Comienzan casi parejos los acordes de la despedida.
Pocos son los asistentes que abandonan las bancadas
del presbiterio. La mayoría permanece en sus asientos
en espera de la última la canción. Brotan con `cuore´
las voces, emotivas, vigorosas; voces que con presteza
etérea repletan de asturianía la basílica. Entonan el
himno a la Santina como broche final del acto religioso. Como colofón a su actuación.

19

CANDÁS EN EL VATICANO

No sabe si son habituales los
aplausos en el Vaticano, y aún de
ser lo llenan de orgullo. Siempre
recordará, sin duda, la ovación
recibida, solemne donde las haya,
pues a través de ella percibe que
han sido capaces de tocar el punto
sensible de los allí congregados.
Siente que han sido embajadores
dignos de su pequeño, aunque
entrañable pueblo. Mira a su
alrededor y lo nota, y se da cuenta
entonces que el sentimiento es
colectivo entre los componentes
del Coro de la Bodega.
¡Ay Candás! Siempre presente en
el cariño.

Texto y Fotografias José Carlos Álvarez

Texto

20

Quiero expresar mi agradecimiento a todas las personas que hicieron posible esta exposición con
las fotografías que aportaron. Sin ellas no hubiera sido posible llevarla a cabo.
De manera especial manifestar mi agradecimiento a Marcelino Menéndez por su generosidad, a
Candás Marinero por estar siempre dispuesto a colaborar, y muy especialmente a Cesar por creer
que otra hostelería es posible. Cultura-hostelería puede ser un buen maridaje. GRACIAS POR
COMPARTIR
Candás en Ia transición ( 1977 - 1982 )
FRANCISCO JAVIER MENDEZ
21

BIBLIOTECA (Casa los Alau)
AMBULATORIO
LA RULA
LA BARAGAÑA
EL BARCO DE PIEDRA
22

23

GARRAR.- Ye cuando el ancla se enganchó en el
fondo.
GARREAR.- Ye cuando el barco estando fondeao,
va andando lentamente a causa de mal tiempo.
GARROTIN.- Gaviota pequeña.
GARRUCHIN.- Polluelo de la gaviota.
GARRUCHO.- Ye el asa de un cabo colocao en
cualquiera de les relingues, de manera que pueda
arraigar sus cabos de maniobra.
GAVIA.- Vela que se coloca en uno de los masteleros, sobre too en el mastelero Mayor.
GAVIOTERA.- Llamase así a la llampara que ta
muy seca y dura, por haber tao muncho tiempo al
sol.
GAVIOTES EN TIERRA, MARINEROS A DESCANSAR.- Cuando hay mal tiempo, les gaviotes se
vienen pa tierra.
GAVIOTES EN TIERRA VOLANDO, MARINEROS VELES RIZANDO.
GERMANA.- Barco de Germana González construido en el año 1895 de 19,99 metros de Eslora,
4,50 de Manga, 2,38 de Puntal, 41,56 TRB y 20 CV
de potencia. Faenó en Candás desde el año 1896 al
1900.

GILDA.- Ye una vara muy pequeña que va delante
del puente de un barco, que se lleva a la pesca del
bonito, con una cacea más llarga que la mura y más
corta que un recodo.
GLORIOSO SAN JOSE.- Barco de Segismundo
García construido en el año 1926 de 17,00 metros
de Eslora, 4,40 de Manga, 1,80 de Puntal, 29,78 TRB

y 30 CV de potencia. Faenó en Candás desde el año
1927 al 1931.
GLORIOSO SAN JOSE Nº 2.- Barco de Segismundo
García construido en el año 1929 de 17,50 metros de
Eslora, 4,30 de Manga, 2,20 de Puntal, 35,12 TRB y
40 CV de potencia. Faenó en Candás desde 1929 al
1935.
GURDACALOR.- Ye la tapa del llugar donde tá el
motor o la máquina.
GUARDIN.- Cada una de les dos cadenes que arranquen de los llaos del timón de una embarcación que
permite su manejo.
GUINDOLA.- Ye una tabla ataa con tres cabos, que
sirve pa llevar coses pesaes.
GUIÑADA.- Desvío de la proa de un barco a un
costao o al otro, que vaya fuera del rumbo que debe
llevar.
GUIÑAO.- Se dice del cielo cuando tien nubes como
escames.
HALA LA BOYA.- Expresión muy candasina que
significa que se termina algo, se da por finalizao y se
va pa otro sitio. Este dicho vien de una boya que se
pon a la popa de una chalana que está enguadando
y si non entra pexe se diz eso, “Hala la boya y vamos
pa´casa”.
HALAR.- Ye tirar de los cabos en el trabayo.
HELICE.- Ye una espiral que va unida a la maquina o motor, que fai que una embarcación se mueva
hacia Proa o hacia Popa.
HERNAN CORTES.- Barco de Francisco García y
Juan R Rodríguez Muñiz, de 14,95 metros de Eslora,
4,15 de Manga. 1,95 de Puntal, 29,72 C.V. Faenó en
Candás entre los años 1928 y 1945.
HERRERO Nº 5.- Barco de Herrero Hermanos de
21,70 metros de Eslora, 4,89 de Manga, 2,62 de Puntal, 60,52 TRB y faenó en Candás desde el año 1917
al 1922.
HERRERO Nº 6.- Barco de Herrero Hermanos de
21,58 metros de Eslora, 4,88 de Manga, 2,62 de Puntal, 60,06 TRB. Faenó en Candás desde el año 1917 al
1922.
HERRERO Nº 7/NORTE.- Barco de Herrero Hermanos construido en el año 1918, de 18,70 metros

24

de Eslora, 4,87 de Manga, 2,46 de Puntal, 48,92
TRB y 30 CV. Faenó en Candás desde el año 1918
al 1930.
HERRERO Nº 8/SUR.- Barco Herrero Hermanos
construido en el año 1918, de 18,70 metros de
Eslora, 4,87 de Manga, 2,46 de Puntal, 48,92 TRB y
30 CV de potencia. Faenó en Candás desde el año
1918 al 1930.
HERRERO Nº 13. Barco de Herrero Hermanos
construido en el año 1919 de 11,77 metros de
Eslora, 3,38 de Manga, 1,47 de Puntal, 14,13 TRB y
35 CV de potencia. Faenó en Candás desde el año
1920 al 1921.
HERRERO Nº 14/CANDIDO HERRERO.- Barco
de Herrero Hermanos construido en el año 1921,
de 21,48 metros de Eslora, 5,09 de Manga, 2,68 de
Puntal, 56,10 TRB y 16,93 CV de potencia. Faenó
en Candás desde el año 1921 al 1940.
HORIZONTE CLARO CON CIELO NUBLAO,
BUEN TIEMPO DECLARAO.- Si ta nublao, pero
el horizonte ta claro, se puede salir a pescar tranquilamente.
HUELGUES. Ye una pequeña playa que se encuentra dentro del frontón de la Punta Socampos.
HUESOS DE SAN PEDRO.- Baxo que hay entre la
Punta de Socampos y la Playa de Palmera.
HUEYO.- Ye la parte de un anzuelo donde penetra
el filo, la línea o el sedal.
IMBORNALES.- Son unos furacos practicaos en
los costaos de la embarcación a la altura del trancanil y por encima de la cubierta. Sirve pa desalojar
el agua que puede haber en cubierta.
IMO.- Ye una madera que sirve pa ponela en la
quilla de una embarcación y con la ayuda de otres
más, se pueda poner la embarcación en seco o baxala pa la mar.
INESITA.- Braco de Gumersindo Pérez construido en el año 1922, de 11,73 metros de Eslora, 2,79
de Manga, 1,45 de Puntal, 11,50 TRB y 12 CV de
potencia. Faenó en Candás desde 1930 al 1936.

INMACULADA CONCEPCION.- Buque de
Segismundo García Vega, construido en el año
1924, de 16,60 metros de Eslora, 3,70 de Manga,

2,00 de Puntal, 24,57 TRB y 25 CV de potencia. Faenó en Candás entre los años 1924 al 1927.
INMACULADA CONCEPCION.- Barco de Josefa
Fernández construido en el año 1945, de 18,05 metros de Eslora, 4,58 de Manga, 2,64 de Puntal, 47,17
TRB y 70 CV de potencia. Faenó en Candás entre los
años 1946 al 1970.
ISLOTE DE ENTRELLUSA.- Ye una pequeña isla
que se encuentra al 160 y 50 metros de la Punta de
Entrellusa.
JARETA.- Cabo que se usa pa cerrar y facer el saco
en la rede de cerco y que pasa por unes anilles del
chombo del apareyo. (Relinga inferior).

ISLOTE DE ENTRELLUSA.- Ye una pequeña isla
que se encuentra al 160 y 50 metros de la Punta de
Entrellusa.
JARETA.- Cabo que se usa pa cerrar y facer el saco
en la rede de cerco y que pasa por unes anilles del
chombo del apareyo. (Relinga inferior).

JARETON.- Jareta más grande y más dura.
JESUS RICARDO.- Barco de Jesús Rodríguez,
construido en el año 1945, de 16,86 metros de
Eslora, 4,81 de Manga, 2,30 de Puntal, 41,71
TRB y 80 CV de Potencia. Faenó en Candás
entre los años 1946 y 1953.
JODION.- Ye un pese estrecho, allargao, con
güeyos saltones, paecio a la fañeca.
25

Candás rescata la historia de
sus faros
La muestra, de Roque
Garcelán, recoge piezas
de colecciones privadas
así como documentos que
servían de estudio para los
fareros | El Museo Antón
muestra los utensilios que
usaban para orientar a los
marineros
El autor de la muestra, Roque Garcelán, en una de las salas del Museo

La historia de Candás esta íntimamente ligada
al mar y a la pesca y, con ello, a la seguridad de
su flota y sus faros, con las luces señalizando el
puerto. Los utensilios que utilizaron estas atalayas sirvieron de orientación a sus marineros y
el Patronato Municipal del Centro de Escultura
Museo Antón ha querido rescatarlos. Para llevar a cabo este trabajo, fue seleccionado Roque
Garcelán Sáez, al que se le encargó editar un libro
sobre la historia de los faros que iría acompañada
de una exposición con la misma temática. Finalmente, anteayer, la muestra abrió sus puertas en
el Antón y podrá recorrerse hasta el 22 de enero.
El visitante tendrá la oportunidad de acercarse a
los elementos que formaron parte de este tipo de
instalaciones costeras desde principios del siglo
XX hasta nuestros días.
«Muchas de las piezas proceden de colecciones
privadas y todas ellas prestaron servicio en Candás. Además, también se exponen documentos
oficiales y otros de tipo docente que servían de
estudio y formación de los fareros», comenta el
autor. Entre las curiosidades, apunta que el primer enclave de señalización que hubo en Candás
de manera provisional estuvo en la cima del
Monte Fuxa, donde en la antigüedad se emplearon hogueras a modo de orientación. Su funcionamiento era muy precario, a base de lámparas
de mecha abastecidas con petróleo. Más tarde, en
1904, el emplazamiento fue la farola ubicada en
las inmediaciones de la emblemática ‘Peña Furada’ y, finalmente, en 1917 se optó por construir un
faro en el cerro de San Antonio, donde se ubica

el actual y ya dispuesto con una vivienda para el
farero.

«La finalidad de este emplazamiento fue garantizar una navegación más segura, ya que los
anteriores, al estar en la ensenada interior, no
se podían observar fácilmente hasta que no se
aproximaban al puerto», explica Garcelán, quien
también habla del código empleado. «Antes de
los faros, se señalizaba con tres luces la seguridad. Es decir, que cuando el acceso al puerto era
seguro se encendía una sola señal. En el caso
de que fuera necesario tener precaución, dos
señales y cuando no era seguro, tres. Este código
-que es único- sigue siendo la seña de identidad
del puerto candasín desde entonces», indica.

Fuente El Comercio PEPE G.-PUMARINO

26

La parroquia de Tamón, celebró ese tarde
un amagüestu a partir de las 17:00 horas
en el Centro de Iniciativa Rural (C.I.R.)
de la parroquia, la “Casa de Acogida de
la Familia Ferroviaria”, organizado por la
Asociación Vecinal “El Xolín” de Tamón
en colaboración con el bar-restaurante del
C.I.R. “La Cantina”.
Una jornada de confraternización del
vecindario en el que, además de la degustación de castañes y sidra dulce, se
disfrutó de un recorrido por las labores
tradicionales que en estos meses, antesala
del invierno, se siguen haciendo en la zona
rural para proveerse de la materia prima
necesaria y así poder pasar la temporada
invernal de la mejor forma posible. Enrriestrando de Tamón: Roberto de Casa’l
Gallo, Manuel Noceda y de Ambás: Pepe
Luis de Alejos. Apurriendo Marisa de casa
Noceda, Luisa de Casa Benito y Monchi de
casa Firme. #Carreñotradiciones

TAMÓN

AMAGÜESTO

PREVERA

La asociación vecinal “San
Juan” de Pervera organizó
también este sábado el tradicional amagüestu, en el que
vecinos y vecinas de la propia
parroquia y de las colindantes
disfrutaron de una jornada
lúdica-festiva, sin olvidar una
de las tradiciones más arraigadas de la gastronomía y de la
cultura asturiana. En el Centro
de Iniciativa Rural de la parroquia, convocados por la entidad que preside Juan Díaz, se
desarrolló el amagüestu al que
asistieron en representación
del Ayuntamiento, el edil Simi
Velasco y la concejala de festejos, Paula Cuervo. También les
acompañó la Directora General de Participación Ciudadana,
Melania Álvarez.
fuente INFOCARREÑO

27

Coral Aires de Candás en el Otoño Coral de La Bañeza
La Coral “Aires de Candás” ha sido invitada a participar en el XIX edición del
“Otoño Coral” por la Coral del “Milenario de San Salvador” de La Bañeza, en
León.
El “Otoño Coral” de La Bañeza es un
ciclo de conciertos polifónicos que
organiza desde hace 19 años La Coral
bañezana en colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La
Bañeza. Este ciclo se celebra durante el
mes de noviembre, invitando a participar el coro anfitrión, cada temporada,
a varias corales procedentes de toda de
España.
La Coral del Milenario San Salvador fue
fundada en 1985. La agrupación la componen más de 40 personas que tienen
como afición el canto coral. Cada año
reciben clases de canto y técnica vocal,
además de interpretación musical de
prestigiosos/as maestros/as de la música
coral.
Su repertorio está integrado por obras
que van desde la polifonía del siglo XVI
hasta la música contemporánea tanto
religiosa como profana, mostrando
especial interés por las canciones populares recogidas de todo el mundo.
Han participado en encuentros, muestras corales y homenajes a grandes
personalidades de la música coral. Han
cantado la Misa del Peregrino en la Catedral de Santiago de Compostela, ante
el Nuncio de Su Santidad el Santo Papa.
Han desarrollado diversos intercambios
corales con agrupaciones de toda España y de Portugal. Llegando parte de
sus componentes a actuar en Argentina.

El programa previsto que la Coral Candasina, bajo la dirección de
Marco Antonio García de la Paz, interpretará en su concierto son
los siguientes temas:
• “Hodie christus natus est” del compositor de JanPieterszoon
Sweelinck.
• “Lux Fulgebit” del compositor Julio Domínguez.
• “Esta Tierra” de Javier Busto.
• “Cantos del Fuego I y II” del argentino Dante Andreo.
• “Antes Tu Alma” de Josu Elberdin y Ana Manrique.
• “Amada, ¿Dónde Estás?”, Canción Popular Vasca.
• “Flores de Amor” de Rosendo Sr. Ruíz Suárez.
• “Con Sabor Tropical”, habanera de Ricardo Tejada y Jorge Domingo.
• “Extiende la Red”, Canción popular marinera de A. Ruiz
Martín.
• “El Baile’l Cura” de Jesús Gavito Feliz.

La Coral “Aires de Candás”, como
invitada participará en este programa
cultural el sábado 17 de noviembre con
un recital musical a las 20:45 horas en la
capilla de Jesús Nazareno de la localidad
leonesa.

28

¿Por que cantamos?
Por que la mar es música en si, por que ocupa
todos los ritmos posibles, por que nos marca el
ritmo de la boga la mar es música en si, por que
ocupa todos los ritmos posibles, por que nos
marca el ritmo de la boga y el de la vida; por
que nos ayuda a contarla. Cantamos para recordar, para traerlos de nuevo cerca. Cantamos por
tradición, para decir nuestras penas, para expoliar la tristeza, para decir te quiero, para decirle
a un pueblo que sin ti me muero. Cantamos por
genética, solo cantamos...
Cuco Fernández

DE CÓMO LOS VIEYOS MARINEROS CANDASINOS VEIAN LA MAR.

Hasta después del año1945 que terminó la segunda Guerra Mundial, los barcos los únicos
medios de comunicación no existían, cuando un barco perdía de vista la costa, para el solo
existía el Cielo azul si estaba despejado, nubes blanques o negres si estaba nublado y de noche si non había nubes se podía ver la luna o les estrelles. Eso era toda su vida.
Los marineros de Candás que estaben preparados pa trabayar o morir si facia falta, cuando perdían de vista la costa, algunos por la mañana si veían el Sol por Estribor, decían “Fio
vamos pa fuera, ya estamos a 20 hores de tierra”. (Los barcos no tenían corredera, así que
navegaben por hores)Los barcos pa navegar solo llevaben un compás normalmente lleno
de errores por la cantidad de hierros que se cambian en un barco en cada marea, no tenían
sonda, no tenían radar, solo había preocupación de que si están cerca de casa o lejos, así que
cuando por la mañana veían el sol por babor se ponían contentos, sin pensar que a medía
hora de tierra, es suficiente pa morite afogao.

Laureano Fernández

29

Candás hace vibrar al Vaticano

El Coro de la Bodega de Candás no deja de traspasar
fronteras. La agrupación dirigida por Salvador
Cuervo hizo vibrar ayer a la Ciudad del Vaticano
con una misa formada por temas de varios autores
clásicos y que no deja de cosechar éxitos. La capilla
de San Pedro se llenó en un concierto que tuvo como
gran colofón el himno de Covadonga. «Salimos muy
satisfechos. El cardenal encargado de la homilía nos
felicitó en varias ocasiones. Dijo que la actuación fue
muy bella», agradeció al finalizar el director.
La agrupación candasina presentó un programa integrado por partituras de Händel, Mozart, Arcadelt y
Puccini, entre otros. «Estaba muy preparado y trabajado. Eso te da tranquilidad, pero teníamos cierta
tensión por el escenario», explicó Cuervo. La misa
había sido presentada en un concierto en León y, con
posterioridad, cosechó un gran éxito en Burdeos,
razón por la cual el coro decidió seguir traspasando
fronteras llevándola a la capital italiana de la mano
del empresario musical Youssef Oké.

El Coro de la Bodega llena la
capilla de San Pedro con temas
de autores clásicos y la interpretación del himno de Covadonga

El del Vaticano ha sido uno de los mayores retos
del coro, pero no el último. El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández, les invitó
en su visita a la villa marinera en septiembre del
año pasado a dar un concierto en Andalucía cuando considerasen oportuno. Asimismo, en enero
comenzarán a organizar el programa de 2019, así
como las salidas fuera de Asturias, que dependerán
del presupuesto.
Salvador Cuervo cuenta con una amplia trayectoria
musical y lleva los últimos años dirigiendo el Coro
de la Bodega. «En Asturias tenemos un alto nivel coral, con agrupaciones muy buenas. Se puede
decir que nosotros estamos en segunda división.
Somos buenos y los resultados cada vez se notan
más. Estamos mejorando mucho», asegura.
Una de sus carencias, apunta, es la falta de voces
de soprano. «Necesitaríamos más cantantes de este
tipo porque tenemos más hombres que mujeres y
necesitamos compensar», explica.
El coro, formado en abril de 2013 por iniciativa de
José Ramón González Muñiz, volverá a acabar el
año sobre los escenarios. Una de sus últimas actuaciones será el concierto de Navidad, programado
para el próximo 15 de diciembre en Candás y en
el que no faltarán algunos de los villancicos más
conocidos.
Fuente El Comercio ALICIA GARCÍA-OVIES

30

“Es una alegría y viene de mi tierra, de
donde salí”, afirma el ganador de la beca
“Antón”
Es un material expansible, se estira y se contrae, el
aire y la presión lo modulan y, a veces, explota con
purpurina magenta que “representa el deseo, que es
el motor por el que hacemos las cosas, desde tomar
un café a hacer una escultura”. Así es el proyecto
“En expansión”, de Guillermo Basagoiti Brown, una
propuesta artística que nace de las emociones y que
ha sido la ganadora de la décimo sexta edición de
la beca “Antón” de Candás (Carreño), dotada con
6.000 euros.
“Es una alegría recibir la beca del Museo Antón,
que es toda una referencia y viene de mi tierra,
pues de Asturias salí artísticamente, aunque soy de
Madrid porque viví muchos años allí y me siento
heredero de muchos de los artistas que pasaron por
allí”, explica el escultor, quien llevará la muestra a la
villa marinera antes de recorrer con ella otras salas
y galerías. De hecho, la obra titulada “Deseo” está
ahora mismo expuesta en la bienal “Larnaca” de
Chipre.

“En expansión” es un proyecto que cuenta con siete
esculturas y sigue creciendo, “está como el título”, detalla el autor. Se trata de obras de caucho de
neumáticos de tractores con “posibilidades impresionantes de cuadriplicar su vólumen o entrelazarse
con la presión; por ejemplo, en las esculturas con
purpurina crece hasta que estalla.
Es parte de la dicotomía con el negro profundo del
caucho, hablándonos de su posible interior, y el
contraste de los materiales y colores que subraya su

“En expansión”, la obra ganadora de la Beca Antón.
REP. S. A.

significado”, explica Basagoiti sobre su obra. Un
trabajo de investigación artística que versa sobre
la percepción de la realidad a través de las emociones y en el que el artista materializa una idea
con un componente emocional en algo físico. “Es
un proyecto en el que el material en sí juega un
papel muy importante y es parte del lenguaje de esa
representación”. Las piezas que lo conforman son
“Ente IV”, “Píldora”, “Piel”, “Segunda piel”, “Explosión”, “El Nudo” y “Black Box”.
Además de “En expansión”, Basagoiti trabaja en
paralelo en el proyecto “Tondos”, una biopsia del
paisaje arquitectónico. “Lo que estoy haciendo es
sustraer fragmentos de paredes, suelos o puertas
que tengan algún tipo de carga simbólica”, avanza.
Así es que, una vez en el estudio, las corta en forma
circular y les engancha una arandela de hierro. “Es
como una biopsia, es algo que pasa absolutamente
inadvertido y puede acabar tirado en el suelo, pero
que puede descubrir un trozo de historia y, a la vez,
tiene muchísima belleza”.
Basagoiti encara los próximos meses de trabajo con
mucha ilusión y tiene en la beca “Antón” su principal motor para seguir investigando a través del arte
y continuar creando singulares y novedosas esculturas. “Es un premio a la escultura, con una aportación económica sorprendente y que, desde hace
años, apuesta por ello de manera importante, por
lo que lo que puedo decir es: ‘¡Larga vidal Museo
Antón!’”.
(Fuente La Nueva España Sara Arias)

31

Presentación del llibru “Ariel y Berta. Escursión per El Cabu Peñes” de
Xurde Fernández con illustraciones de David G. Ferrero.

Un nuevo libro de Xurde Fernández,
este para público infantil

Candás y su música no olvidan a José Ramón González Muñiz

PIPO PRENDES

CORO NORDESTE

CORO DE LA BODEGA

PIPO PRENDES Y CORO GABIANA

CAPILLA POLIFONICA CIUDAD DE OVIEDO
Candás no olvidará nunca a José
Ramón González Muñiz. Así de claro
quedó en la noche del sábado, durante
la celebración del tercer memorial -en
la foto- en recuerdo del que fuera “uno
de los principales motores culturales”
del concejo. Organizado por el Coro
de la Bodega, entidad que él mismo
fundó, participaron, además de ellos,
el “Grupo Gabiana”, con Pipo Prendes
a la cabeza; el coro Nordeste, bajo la
batuta de Alfredo Pérez; y la Capilla
Polifónica “Ciudad de Oviedo”, bajo
dirección de Pablo Moras. A. F. V. 32

«No soy monárquica por naturaleza, pero me he convertido»
Está en Candás, donde nació, a donde siempre
vuelve y el lugar en el que arranca su última novela,
‘La hija de la indiana’: en lo alto de la capilla de San
Antonio, el día de Pascua de 1920. Es, como todas
las de María Teresa Álvarez (Candas, 1945), una
historia de mujeres, pero en este caso no se trata de
un relato histórico sino de la continuación de ‘La
indiana’, el libro en el que contó el periplo de Marina, candasina como ella, hija de uno de los treinta
marineros muertos en la galerna de 1877 que se
abre paso en Cuba. Ahora le toca a Rosita, su hija.
Y la novela de nuevo transcurre entre Asturias y La
Habana.
-Cuenta que está hecha por encargo, pero por encargo de los lectores.
-La verdad es que es así. ‘La Indiana’, que es mi pequeño homenaje a Candás y no sé si mi mejor libro
pero desde luego el más querido, me abrió a unos
lectores que no me conocían y que me han animado
muchísimo a seguir con la historia.
-También le costaría despedirse de Marina, su protagonista, ¿no?
-De Marina no me he despedido nunca porque está
conmigo siempre, jamás se va a ir de mi mente.
Ninguno de mis personajes lo hacen, ni Isabel II, ni
Urraca, pero ella mucho menos.
¿Tal vez porque es usted?
-Indudablemente, en muchas cosas coincidimos.
Decía Virigina Wolf que cada secreto del alma de
un escritor está reflejado en sus libros, y tiene toda
la razón. Marina incluso me descubrió aspectos
míos. Le diré que cuando me faltaban diez páginas
para el final, que tenía clarísimo, lo cambié: ella
tomó esa decisión.
-No desvelaremos ese final, pero sí que la hija de la
Indiana tiene una niña. ¿Habrá tercera parte?
-Es tentador, desde luego, pero no creo, me parece
que aquí me corto la coleta.
-Frecuenta la novela histórica, pero esta es romántica, aunque se le nota el gusto por la Historia a
la hora de ambientarla. ¿Cómo es ese proceso de
documentanción?
-Eso me encanta, aprendes un montón. Hay cosas
que sabes, claro, pero otras las descubres. Buceo
mucho por internet, por las hemerotecas... Me
apasiona la Historia y la verdad es que no diría que
esta no es una novela histórica, porque al final creas
unos personajes en un contexto histórico que deben
comportarse como si hubieran vivido ese momento.
Lo que tradicionalmente llamamos novela histórica

es más una biografía recreada. Yo estoy más libre,
puedo darle más alas a mi creatividad. Ser más yo.
-Lo que siempre escribe son historias de mujeres, y
de mujeres fuertes. ¿Será que todas lo somos?
-Todas no, pero somos muy fuertes y estamos muy
acostumbradas a luchar. Las que tenemos cierta
edad sabemos lo duro que sigue siendo llegar. Las
mejores notas en las universidades las tienen las
chicas y luego no hay tantas directoras de de empresas, de periódicos... Claro que también tenemos
otras preferencias, eh.
-Usted tiene más lectoras que lectores, ¿verdad?
Porque nosotras leemos más, pero me leen hombres, y me gusta: me gusta explicarles cómo somos.
-También es ‘La hija de la Indiana’ una novela de
emigrantes, de cuando España era un país de gentes que se iban en busca de oportunidades. Ahora
muchos jóvenes vuelven a irse. ¿Qué le parece?
-Afortunadamente se van de forma muy distinta.
Irse siempre es triste, pero entonces las condiciones
eran terribles. Se iban sin nada.
Como llegan muchas personas a nuestras costas.
Eso sí que es un drama. Me pongo en la piel de los
que vienen y la situación es espantosa.
-¿Y qué opina de las políticas migratorias de España
y del resto de la UE? ¿De la crisis de los refugiados?
-No me encuentro en condiciones de opinar, pero
está claro que la situación es terrible. Yo creo que
la solución es invertir en los países de origen. Me
preocupa mucho el asunto y cuando veo las imágenes se me rompe el corazón, pero la solución no
puede ser abrir las fronteras sin más. Debemos ser
más solidarios, pero de verdad. Como dice el Papa
Francisco, vivimos una cultura del descarte y lo que
descartamos es al ser humano.
Parte de la entrevista de Maria de Alvaro para El Comercio

33

34


Documentos relacionados


Documento PDF orden de juego pizza metro
Documento PDF clubevega triptico eclipse 9
Documento PDF interclubnitro2016
Documento PDF juventud
Documento PDF cuentotitov2
Documento PDF el hombre muerto


Palabras claves relacionadas