Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



ENTREVISTA PASTOR MAX CONTRERAS.pdf


Vista previa del archivo PDF entrevista-pastor-max-contreras.pdf

Página 1 2 3 4 5 6 7 8

Vista previa de texto


REVISTA

R .P. y G: Pastor, ¿Usted es con nuista o
cesacionista?
- Pr. Max: Con nuista. Hay sobrado fundamento
bíblico para serlo y escaso y mal interpretado el
fundamento cesacionista. La Palabra de Dios dice
que mientras esperamos el retorno de nuestro Señor
Jesucristo ningún don nos faltará.
Dice en 1 Cor 1:7 de tal manera que nada os falta en
ningún don, esperando la manifestación de nuestro
Señor Jesucristo; 1:8 el cual también os confirmará
hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de
nuestro Señor Jesucristo.
Lo que sí es cierto, es que de alguna manera los dones
en la Iglesia actual han sido mal comprendidos y por
eso caen en desuso. Muchas veces la Iglesia no
discierne lo que son los dones, las operaciones y los
ministerios, aunque todos son dones, no todos
funcionan de la misma manera.
R.P. y G: ¿Cree usted que la Teología de la Liberación
puede ser la que produzca la transformación que la
sociedad necesita para ser más justa y equita va?
- Pr. Max: Primero, lo que yo crea no ene mayor
importancia, sino lo que dice la Palabra de Dios al
respecto.
- Lo que veo en todo el relato bíblico, cuando observo
sociedades justas y equita vas en las Sagradas
Escrituras, no es la presencia de una Teología de la
Liberación en ella, sino la liberación de la Teología.
Puesto que la falta del conocimiento del "Teo" = Dios,
es lo que hace injusta a una sociedad. Los pueblos
son destruidos por falta de conocimiento. Cuando la
teología se libera y se la pone al alcance del Pueblo, el
conocimiento de Dios produce cambios profundos
en los sistemas de creencia de las personas que han
recibido el conocimiento de Dios y por ende sus
conductas son afectadas posi vamente haciendo de
l os individuos ciudadanos solidarios y justos.

La falta del conocimiento del
"Teo" = Dios, es lo que hace
injusta a una sociedad.

2

PODER Y GRACIA

Más Importante Que El
“Mover De Dios”
Es,
“Que Te Mueva Dios”.
R.P. y G: ¿Qué opinión le merece los movimientos neopentecostales especialmente los movimientos
Apostólicos modernos?
- Pr. Max: De todos los movimientos opino lo mismo.
Que hay algo más importante que el movimiento en sí
mismo, y lo expreso de esta manera: MÁS IMPORTANTE
QUE EL “MOVER DE DIOS” ES, “QUE TE MUEVA DIOS”.
En los días de la Iglesia primi va, había dos
movimientos importantes, uno judaizante y otro de la
gracia, sus representantes eran Pedro y Pablo. Cuando
ambos movimientos entraron a los pueblos gen les
provocaron un gran conflicto doctrinal que originó el
primer Concilio de Jerusalén descrito en Hechos 15. En
esos días, sobre el apóstol Pedro había un gran mover
de Dios, pero evidentemente su doctrina judaizante no
la estaba moviendo Dios. Ese es el peligro de creer que
porque hay manifestaciones de poder divino en un
ministerio, esto le autoriza a decir cualquier aberración
teológica. Si lo carismá co no está sostenido en un
carácter doctrinal serio, es lamentablemente muy
peligroso, porque de carecer fundamento apostólico
(bíblico y Cristocéntrico) tarde o temprano tal
movimiento defraudará. El carisma puede llevar a
alguien a la cima pero solo el carácter de Cristo lo
sostendrá en la cumbre.
R.P. y G: ¿Es usted apostólico y profé co?
- Pr. Max: ¿Acaso hay algún cris ano que no sea
apostólico y profé co? La Biblia es apostólica y
Profé ca, Jesús fue apostólico y profé co, el
fundamento de la Iglesia es apostólico y profé co. No se
podría ser cris ano sin ser apostólico y profé co.
- Pero aquí debemos hacer un paréntesis. Gran
porcentaje de los que hoy se jactan de ser apostólicos y
profé cos, no lo son. Hay un refrán que dice: “Dime de
qué te jactas y te diré de qué careces”. Este dicho parece
cumplirse al pie de la letra en muchos de estos
"movimientos apostólicos". Cuando uno les remueve
un poquito la cáscara doctrinal rápidamente se puede
observar la carencia de fundamento apostólico y
profé co bíblico y Cristocéntrico.