Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



librito domingo de resurrección .pdf



Nombre del archivo original: librito domingo de resurrección.pdf
Título: Matrimonio de
Autor: Sylvia

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Microsoft® Word 2016, y fue enviado en caja-pdf.es el 11/04/2017 a las 15:24, desde la dirección IP 190.79.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 610 veces.
Tamaño del archivo: 812 KB (4 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


¡ME LLAMA LA ATENCIÓN!!! (Nº 110 año III)
Parroquia San Juan Eudes
Lecturas del Domingo de Pascua de Resurrección. Ciclo A
(16/04/2017)
Liturgia de las horas: propias de la solemnidad,I semana del salterio

noCon P. A. Parababith

Primera lectura (Hch 10, 34a. 37-43)
Lectura del primer libro de los Hechos de los Apóstoles
En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: "Ya saben ustedes lo sucedido en
toda Judea, que tuvo principio en Galilea, después del bautismo predicado por Juan:
cómo Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret, y cómo éste pasó
haciendo el bien, sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.
Nosotros somos testigos de cuanto él hizo en Judea y en Jerusalén. Lo mataron
colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día y concedió verlo, no a todo el
pueblo, sino únicamente a los testigos que él, de antemano, había escogido: a nosotros,
que hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los muertos.
Él nos mandó predicar al pueblo y dar testimonio de que Dios lo ha constituido
juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es unánime: que cuantos creen en
él reciben, por su medio, el perdón de los pecados''. Palabra de Dios. /A: Te alabamos,
Señor
Salmo Responsorial (117, 1-2. 16ab-17. 22-23)
R: Éste es el día del triunfo del Señor. Aleluya.
L: Te damos gracias, Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna. Diga la
casa de Israel: "Su misericordia es eterna". R: Éste es el día del triunfo del Señor.
Aleluya.
L: La diestra del Señor es poderosa, la diestra del Señor es nuestro orgullo. No moriré,
continuaré viviendo para contar lo que el Señor ha hecho. R: Éste es el día del triunfo
del Señor. Aleluya.
L: La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. Esto es obra
de la mano del Señor, es un milagro patente. R: Éste es el día del triunfo del Señor.
Aleluya.
Segunda lectura (Col 3, 1-4)
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los colosenses:
Hermanos: Puesto que han resucitado con Cristo, busquen los bienes de arriba,
donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios. Pongan todo el corazón en los bienes
del cielo, no en los de la tierra, porque han muerto y su vida está escondida con Cristo en
Dios. Cuando se manifieste Cristo, vida de ustedes, entonces también ustedes se
manifestarán gloriosos, juntamente con él. Palabra de Dios. /A: Te alabamos, Señor.
SECUENCIA
Ofrezcan los cristianos ofrendas de alabanza a gloria de la Víctima propicia de
la Pascua.
Cordero sin pecado, que a las ovejas salva, a Dios y a los culpables unió con
nueva alianza.
Lucharon vida y muerte en singular batalla, y, muerto el que es la vida,

triunfante se levanta.
"¿Qué has visto de camino, María, en la mañana?'' "A mi Señor glorioso, la
tumba abandonada, los ángeles testigos, sudarios y mortaja. ¡Resucitó de veras mi amor
y mi esperanza!
Vengan a Galilea, allí el Señor aguarda; allí verán los suyos la gloria de la
Pascua''.
Primicia de los muertos, sabemos por tu gracia que estás resucitado; la muerte
en ti no manda.
Rey vencedor, apiádate de la miseria humana y da a tus fieles parte en tu
victoria santa.
Aclamación antes del Evangelio (1 Cor 5, 7b-8ª)
R: Aleluya, aleluya. Cristo, nuestro cordero pascual, ha sido inmolado; celebremos, pues,
la Pascua. Aleluya.
Evangelio (Jn 20, 1-9)
Lectura del santo Evangelio según san Juan.
/A: Gloria a ti, Señor.
El primer día después del sábado, estando todavía oscuro, fue María
Magdalena al sepulcro y vio removida la piedra que lo cerraba. Echó a correr, llegó a la
casa donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: "Se
han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo habrán puesto".
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos iban corriendo
juntos, pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero al sepulcro, e
inclinándose, miró los lienzos puestos en el suelo, pero no entró.
En eso llegó también Simón Pedro, que lo venía siguiendo, y entró en el sepulcro.
Contempló los lienzos puestos en el suelo y el sudario, que había estado sobre la cabeza
de Jesús, puesto no con los lienzos en el suelo, sino doblado en sitio aparte. Entonces
entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó,
porque hasta entonces no habían entendido las Escrituras, según las cuales Jesús debía
resucitar de entre los muertos. Palabra del Señor. /A: Gloria a ti, Señor Jesús.
Oración de los fieles
S: A Jesús, el resucitado de la Pascua que nos llena de luz, dirijamos nuestras súplicas.
Digamos juntos: /A: Llénanos de tu vida, Padre.
L: Oremos para que la Iglesia que celebra hoy con solemnidad la Pascua del Señor, se
vea renovada y fortalecida en todos sus miembros. Roguemos al Señor /A: Llénanos de
tu vida, Padre.
L: Oremos por el Papa, los Obispos y demás responsables de comunidad llamados
particularmente a trasmitid la buena noticia de la resurrección. Roguemos al Señor /A:
Llénanos de tu vida, Padre.
L: Oremos por quienes esta semana Santa no han podido unirse a nuestra celebración
litúrgica y cuentan con nuestra intercesión ante el Padre. Roguemos al Señor /A:
Llénanos de tu vida, Padre.
L: Oremos por la humanidad rescatada por Cristo de la oscuridad del pecado y llamada
por vocación a ser signo de la presencia del resucitado. Roguemos al Señor /A: Llénanos
de tu vida, Padre.
S: Padre misericordioso, te pedimos que atiendas estas peticiones que hacemos con fe

y confianza en ti. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
¡ME LLAMA LA ATENCIÓN…!!!
PRIMERA LECTURA: El apóstol Pedro, narra el hecho de Jesús resucitado, con todo el
realismo del caso, es decir, no es una resurrección solo espiritual, sino también corporal:
“Lo mataron colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día y concedió verlo no
a todo el pueblo, sino únicamente a los testigos que él, de antemano, había escogido: a
nosotros, que hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los
muertos.”. En otras palabras, no fue un hecho solo espiritual, sino que fue captado por
e
los cincos sentidos de los apóstoles.
Esto nos explica, que la misión de Cristo, no fue solo predicar, sanar y liberar
enfermos en cuerpo y alma, sino que añade, que la vida no es solo terrenal que
desaparece con la muerte biológica, sino que la resurrección es en cuerpo y alma.
El apóstol añade algo más: Él nos mandó predicar al pueblo y dar testimonio de
que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es
unánime: que cuantos creen en él reciben, por su medio, el perdón de los pecados''
SALMO: La pasión y muerte no es para que la imitemos, sino para que nos
congratulemos por ella, porque nos redime, por eso dice el salmo: “Te damos gracias,
Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna…” y el triunfo total es la
resurrección del Señor que celebramos hoy: “Éste es el día del triunfo del Señor.
Aleluya.”
SEGUNDA LECTURA: El apóstol san Pablo, nos dice que nosotros hemos resucitado con
Cristo. Esa es una razón profunda que nos permite buscar los bienes de arriba, para
activarnos en nuestra vida terrena, en la búsqueda de nuestra realización personal,
viviendo como Jesús nos enseña: “busquen los bienes de arriba, donde está Cristo,
sentado a la derecha de Dios. Pongan todo el corazón en los bienes del cielo, no en los
de la tierra” y añade: “Cuando se manifieste Cristo, vida de ustedes, entonces también
ustedes se manifestarán gloriosos, juntamente con él.”
EVANGELIO: María Magdalena, el discípulo amado y Pedro, al ver el sepulcro vacío, no
lo ven como un delito de profanación de tumbas, sino que creen, pues entonces es que
entienden las Sagradas Escrituras: “porque hasta entonces no habían entendido las
Escrituras, según las cuales Jesús debía resucitar de entre los muertos.” Lo importante,
es que ellos pusieron interés y así tuvieron experiencia de Jesus resucitado. Si no
hubieran razonado a la luz de la fe en la sagradas Escrituras, no hubieran podido tener
esa experiencia.
Esto nos indica el camino para tener esa experiencia, y nos dice que es un
proceso de búsqueda, que nuestra lectura bíblica, y nuestra oración, no es para obtener
respuesta inmediata, sino que, si la aplicamos a nuestras experiencias vivenciales, la
iremos teniendo cada vez más intensamente. Eso es una gracia de Dios, pero requiere
de nuestra participación activa y adhesión a lo que leemos y oramos. También nos habla
que esa experiencia, la tenemos en comunidad, al reunirnos para orar, para
testimoniarlo. Jesús siempre se hizo presente cuando los apóstoles estaban reunidos.
Vivir de esa manera, nos permite no preocuparnos del más allá sino vivir desde
ya, esa nueva VIDA de resucitado con Cristo.

San Juan Eudes (Oremos nn 11)
Te damos gracias, Padre nuestro, por haberos llamado a ser tus hijos ( 1 Jn 3,1),
porque nos has confortado con el poder de tu Hijo Jesucristo (Flp 4, 13),
porque nos has dado la herencia de la gloria (Rm 8, 17),
porque nos has enriquecido con todos los bienes en Cristo (Ef 4,32),
por llamarnos a ser activos constructores de tu Reino (Mt 20,1),
por habernos justificado por la muerte y la resurrección de tu Hijo (Rm 4, 25),
Y por preparamos una morada eterna en los cielos (Jn 14,2).
Compadécete de nosotros, pecadores (Lc 18,13). Para ti el honor y la gloria por
siempre jamás. Amén.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
PAPA FRANCISCO (Vigilia Pascual en la Basílica de San Pedro, 2014 Frag.)
El Evangelio de la resurrección de Jesucristo comienza con el ir de las mujeres
hacia el sepulcro, temprano en la mañana del día después del sábado. Se dirigen a la
tumba, para honrar el cuerpo del Señor, pero la encuentran abierta y vacía. Un ángel
poderoso les dice: «Vosotras no temáis» (Mt 28,5), y les manda llevar la noticia a los
discípulos: «Ha resucitado de entre los muertos y va por delante de vosotros a Galilea»
(v. 7). Las mujeres se marcharon a toda prisa y, durante el camino, Jesús les salió al
encuentro y les dijo: «No temáis: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí
me verán» (v. 10).
Después de la muerte del Maestro, los discípulos se habían dispersado…Pero
entonces, aquel anuncio de las mujeres, aunque increíble, se presentó como un rayo de
luz en la oscuridad. La noticia se difundió: Jesús ha resucitado, como había dicho… Y
también el mandato de ir a Galilea; las mujeres lo habían oído por dos veces, primero del
ángel, después de Jesús mismo: «Que vayan a Galilea; allí me verán».
…En la vida del cristiano, después del bautismo, hay también una «Galilea» más
existencial: la experiencia del encuentro personal con Jesucristo, que me ha llamado a
seguirlo y participar en su misión. En este sentido, volver a Galilea significa custodiar en
el corazón la memoria viva de esta llamada, cuando Jesús pasó por mi camino, me miró
con misericordia, me pidió de seguirlo…
…Hoy, en esta noche, cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿Cuál es mi
Galilea? ¿Dónde está mi Galilea? ¿La recuerdo? ¿La he olvidado? dime cuál es mi Galilea;
sabes, yo quiero volver allí para encontrarte y dejarme abrazar por tu misericordia.
El evangelio de Pascua es claro: es necesario volver allí, para ver a Jesús
resucitado, y convertirse en testigos de su resurrección. No es un volver atrás, no es una
nostalgia. Es volver al primer amor, para recibir el fuego que Jesús ha encendido en el
mundo, y llevarlo a todos, a todos los extremos de la tierra. ¡Pongámonos en camino!
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::A
Lunes 17/04
Martes 18/04
Jueves 20/04
Domingo 23/04

ACTIVIDADES DE LA SEMANA SANTA
17/04 AL 23/04
No hay Misa de Sanación
NO HAY charla Bíblica
7:00 pm MATRIMONIOS: FORMAS EN LAS QUE ESTÁS DESTRUYENDO TU
MATRIMONIO –AUN SIN SABERLO12 m Misa de la Divina Misericordia
Parroquia San Juan Eudes, El Marqués

Telf. (0212) 242 3394; EMAIL: parroquiaeudes@hotmail.com .SI quiere recibir esta hoja por correo
electrónico, escribe a: edomartínez@hotmail.com.


librito domingo de resurrección.pdf - página 1/4
librito domingo de resurrección.pdf - página 2/4
librito domingo de resurrección.pdf - página 3/4
librito domingo de resurrección.pdf - página 4/4

Documentos relacionados


Documento PDF librito domingo de resurrecci n
Documento PDF a la victima pascual comentario 1
Documento PDF bases festival 2016
Documento PDF bases festival 2016
Documento PDF gu a para los rezos del adviento 4 semanas
Documento PDF bases festival participativo 2016


Palabras claves relacionadas