Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Adriano .pdf



Nombre del archivo original: Adriano.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por Writer / LibreOffice 5.2, y fue enviado en caja-pdf.es el 27/12/2016 a las 05:16, desde la dirección IP 181.45.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2009 veces.
Tamaño del archivo: 297 KB (120 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Los andares de Adriano
Este es el libro de los andares de Adriano, el profeta que
llevó la palabra a donde sea que iba.

El inicio del andar.
1. Dormía Adriano en su cama cuando un sueño le inspiró,
despertó y llamó al pueblo a escucharle.
2. Dijo así a su pueblo: “En mis sueños ha venido el
gusano, Guz que es nuestro señor y reina sobre los dioses
y misión me ha dado”.
3. Le preguntó el pueblo que soñó y así respondió él: “En
mi sueño vi como fácil olvida el hombre lo enseñado pues
la mentira y el error más rápido que el viento viajan”.
4. Continuó: “He visto como a mil hombres se los
convence con prejuicios y falacias con facilidad y difícil a
uno se le convence por razón”.
5. Concluyó diciendo: “He de viajar ahora, llevando la
palabra y luz del mundo a la gente para que su razón
triunfe sobre el mal de Laglas”.
6. Dicho eso preparo ropas y algo de comida, tomó oro,
plata y joyas para comprar lo necesario y una daga para
defenderse.
7. Cuando listo estuvo todo se despidió de su pueblo
diciendo: “No sé si volveré pero si no regreso sepan que
como amigo vermista volveré”. Así dijo y se marcho.
Interpretación: El sueño de Adriano representa la epifanía
de que, por mucho que se intente, los errores del
pensamiento nunca serán del todo eliminados y que
alguien debe traer orden y razón donde falte para que el
salvajismo no triunfe sobre el hombre. Sus ultimas
palabras significan que su mensaje y su espíritu vive en
todo aquel que siga sus pasos, todo “amigo vermista” es
en parte Adriano.

El primer andar o el andar del ciego endemoniado.
1. Estaba Adriano entrando a un pueblo extraño donde se
decía que un hombre había quedado ciego a causa de los
demonios.
2. Preguntando llegó a la casa del ciego y dentro
escuchaba plegarias y rezos hacia mil deidades pidiendo
por el hombre.
3. Todos estaban tristes pues ninguno de los dioses de
ninguno de los hombres santos habían logrado salvarlo.
4. En cuanto Adriano ingreso a la vivienda ordenó que lo
dejasen a solas con el ciego y así lo hicieron y se burlaban
los hombres santos diciendo: ¿Que hará este hombre si
mi dios nada pudo? y todos hablaban de sus dioses en
particular.
5. Adriano se sentó con el ciego y le hablo sobre Guz y su
mensaje, largas horas hablaron y cuando el sol se había
puesto el hombre recupero su visión. ¡La gloria sea para
Guz!
Interpretación: El pueblo puede ser cualquiera y los
hombres santos son los curas, sacerdotes y demás de
varias religiones. Los demonios son solo la falta de
valoración a la razón y la evidencia; la ceguera representa
el hecho de que el hombre no entiende las cosas. Los
hombres santos no pudieron ayudarle porque le ofrecían
rezos inútiles y plegarias sin sentido alguno, ofreciendo
"fe ciega". Adriano hablando con el hombre es solamente

una conversación donde las dudas filosóficas y/o
científicas se resuelven por lo que el hombre puede "ver"
de nuevo.
El segundo andar o el andar de la arena y roca.

1. Caminando entre pueblos de constructores Adriano se
encontró con dos familias que construían sus casas en
diferentes lugares.
2. La primera construía en la roca mientras la segunda en
la arena.
3. La primera familia hacía mofa de la segunda diciendo:
"mirad a los insensatos que su casa hacen en la arena la
cual se hundirá; miren la nuestra que en la roca se
construye y permanecerá por generaciones"
4. Adriano observo los terrenos y dijo a las familias: "de
verdad os digo que la casa en la arena ha de permanecer
más que la casa en la roca"
5. La primera familia hizo burla del hombre pero la
segunda lo invito a su cena y pidieron explicación de sus
palabras.
6. Dijo Adriano: "verán su casa en la arena pero debajo el
terreno de piedra es, la casa habrá de pisar la arena y aun
si esta se mueve su hogar estará en la roca"
7. "Pero miren la roca de sus vecinos, esta sobre
profundas arenas construida y estas tragaran la roca y la

casa con ellos"
8. Al terminar la cena Adriano toco a la puerta de la
primer familia y les advirtió del peligro pero caso no
hicieron.
9. La mañana siguiente la casa sobre la roca había
desaparecido y solo los más pequeños escaparon con vida
y fueron adoptados por la segunda familia.
Interpretación: la roca y la arena son nuestras
percepciones del mundo y las casas son nuestras
filosofías, reglas y acciones que se basan en estas; la roca
es la realidad y la verdad pura mientras que la arena son
las verdades obtenida por la ciencia y la filosofía. La
primera familia tenía una base de arena profunda (ideales
que no se basan en nada) y sobre esta su roca (lo que
creen que es verdad basados en nada) y su casa
(esencialmente un castillo en el aire). La segunda tenia
una base de roca (la realidad)cubierta de arena (ideas
basadas en la realidad) y sobre esta su casa.
Ya sea que la arena se mueva o se compacte (se
desmienta una idea acercándose a la verdad subyacente o
se refuerce lo que se sabe como cierto) la casa
permanece. Pero si nuestras ideas no tienen bases que las
justifiquen caerán sin duda, no importa que tan bien
construido este un castillo, si esta en las nubes no se
sostendrá.
La adopción de los niños simboliza que los pequeños

deben aprender a construir sus impresiones del mundo
con una base firme.
El tercer andar o el andar del laberinto.
1. Llegó Adriano en sus caminares al pueblo de nombre
Nante donde se decía que un hermoso laberinto fue
construido, tan grande y complejo que el mismo Dédalo
no lo habría soñado.
2. El laberinto fue construido a pedido, se decía, de los
tres reyes más importantes de los alrededores como
ofrenda a su dios del desierto.
3. Adriano buscó el laberinto y lo halló en el centro de
Nante donde los tres reyes desafiaban a cualquiera
diciendo: "Si entran y por el otro extremo salen de
nuestro laberinto se les dará cinco mil piezas de oro y mil
casas con esclavos"
4. Las personas sabían que quien entraba nunca salía y
decían en la multitud que el dios del desierto no permitía
que escapen de su ofrenda.
5. Fue Adriano entre todos quien se acerco a los reyes y
dijo: "Yo entrare y confiando en que mis dioses me
acompañen saldré por el otro lado"
6. Los tres reyes se burlaban del hombre y a sus dioses
despreciaron y así con solo unas antorchas le dejaron
entrar dejando del otro lado testigos de su hazaña para
que no haya engaño.

7. El laberinto tenía pasillos interminables y escaleras,
barandales de bronce y los huesos de quienes la salida no
hallaron.
8. Tomó de una vieja antorcha un trozo de carbón, puso
su mano en la pared y camino sin desprender la mano
dejando un rastro tras de si.
9. Subió y bajo escaleras, entro y salió de corredores sin
salida y en el tiempo de una noche finalmente por el otro
lado salió y los testigos no podían creer lo que sus ojos
veían.
10. Fue llevado frente a los reyes y su recompensa pidió y
le fueron entregados el oro, las casas y tres esclavos por
cada casa.
11. Adriano vendió las casas entre los suyos y dio libertad
a los esclavos quienes se unieron al pueblo de su
liberador.
12. Los esclavos dijeron: "Oh señor que nuestra libertad
nos otorgas, nuestras esposas e hijos son esclavos de los
reyes y sufren sus azotes; ayuda le imploramos; también
la vida de los hombres libres mala es, los reyes toman
todo y nada comparten"
13. Escuchando esto un plan trazó y de su ingenio se
valdría para dar fin a su condición.
14. Tres de los hombres liberados fueron disfrazados a
Nante y rumores esparcieron de un laberinto aun más
grandioso que el de Nante y quien descubriese su salida
se le daría el reino entero de su dueño.

15. Los rumores a los reyes llegaron y pidieron ver el
laberinto pero se excusaron los hombres diciendo:
"nuestro señor es dueño del mismo y reunirse con
ustedes implora" Aceptaron los tres y con guardias
fueron.
16. En las afueras de Nante Adriano los esperaba y los
reyes pidieron ver el laberinto pero la noche estaba cerca
y la comida lista y comieron primero.
17. Entre los primeros tragos Adriano les dijo: si emergen
de mi laberinto, por cualquier salida que quieran, todo lo
que tengo sera de ustedes para que se lo repartan.
18. Mas si no logran salir, si en mi laberinto fallecen, sus
reinos míos serán. Los reyes aceptaron y a sus guardias
enviaron a sus reinos a anunciar el trato para que nadie se
pregunte ¿Quien es este que se hace llamar rey?
19. En la bebida ultima que los reyes bebieron, una planta
fue puesta que les hizo dormir profundamente y atados
los tres en camellos Adriano los llevo al corazón del
desierto.
20. Cuando despertaron los reyes Adriano les dijo: "en su
laberinto me quisieron perder y mis dioses ingenio me
dieron para salir pues conmigo están, aquí en mi laberinto
no hay pasillos ni escaleras ni oscuridad que confunda,
veamos si sus dioses inclinan su cerviz a los míos"
21. Así se marcho dejándolos ahí y perdidos no pudieron
salir del desierto y al poco tiempo perecieron. Días
después volvió Adriano con los guardias al desierto y

vieron muertos a sus reyes y regresaron a Nante.
22. Adriano libero a todos los esclavos de los tres reinos y
compartió el oro con los menos afortunados, dejó a un
hombre de confianza a cargo quien dio buena vida a los
habitantes y con justicia gobernó.
Interpretación: El laberinto es la mente y el estar perdido
son los problemas, por mucho que las cosas en la cabeza
den vueltas y vueltas con ingenio y perseverancia se
puede hallar una salida/solución. El desierto es la mente
vacía, sin ideas y el no poder salir representa el como la
falta de ideas e ingenio no nos dejan salir de nuestro
problemas.
El marcar las paredes y caminar con la mano en esta
refleja como el seguir una linea de pensamiento puede
ayudar a no confundirse.
Finalmente la esclavitud es abolida, y el gobernante
ayudando remarca la responsabilidad de los lideres de
hacer para su pueblo y no para si mismos, como se ha
dicho: "un gran poder conlleva una gran responsabilidad"
El cuarto andar o el andar de la sabiduría.
1. Caminó Adriano por las tierras lejanas y ciudad
encontró donde se decía que el más sabio de los hombres
vivía pues su sabiduría le fue dada por los dioses mismos.
2. Pidió que la historia le fuese contada sobre como fue
que su sabiduría obtuvo y un campesino le dijo: "El

hombre de nombre Samuel tomo su rebaño entero de
más de mil ovejas y a todas las quemo en ofrenda,
nuestro dios entonces le concedió un deseo y fue
sabiduría lo que pidió y en escritos dejo la prueba"
3. Adriano replicó: "la sabiduría ha de adquirirse con
experiencia y meditación, no con magia ni ofrendas; las
vivencias y el pensar darán sabiduría, no dioses"
4. Buscó Adriano al que llamaban Samuel y vio que gran
templo tenia pues su relato continuaba según el mismo
diciendo: "nuestro dios me ha dicho que el más sabio soy
y por siempre el más sabio seré, nuevo noble me ha
llamado nuestro dios mismo y casi como un rey se me
vera"
5. El pueblo había creído su relato y entregaron oro y
mármol con el que los esclavos construyeron el templo
donde Samuel tenia invitados a los sabios de otras tierras.
6. Adriano tomó tinta y pergamino y escribió en secreto
sin que nadie supiera lo que era y al templo ingresó.
7. Se acerco a la mesa donde Samuel se hallaba y sacando
el pergamino de sus ropas dijo leyendo con fingida
emoción: "gran noticia tengo y es que en el pueblo vecino
el dios de sus gentes hablo con ellos y llamo a un hombre
de nombre Adriano como el más sabio que ha habido o
siempre habrá y ha otros pueblos me ha enviado para dar
la noticia"
8. Samuel replico: "posible eso no es pues mi dios me ha
hecho a mi el más sabio y nuestras escrituras lo dicen"

9. Adriano respondió a esto diciendo: "mis escrituras
también dicen que Adriano es el más sabio y que quien lo
niegue es un necio"
10. Se levanto de la mesa Samuel y exigió ver al dios de
ese pueblo para que en su rostro se lo diga que Adriano
era más sabio que él pues los escritos suficientes no eran.
11. Dijo entonces Adriano revelando la treta: "de verdad
es lo primero que tal vez has dicho que algo de sabiduría
tiene, pues tu mismo has dicho lo que yo he dicho aquí"
12. "Nos has dicho tu mismo que tu dios sabiduría te dio y
que tus escrituras lo prueban, ¿Acaso no niegas ahora que
unos escritos nada demuestran y que si un dios no
aparece ante todos para dar testimonio nada valen los
escritos"
13. "¿Acaso hemos de creer a un hombre que
simplemente a gritos ha dicho: los dioses me han hecho
sabio? ¿Que acaso no es algo que cualquiera puede
decir?"
14. Samuel no supo como responder y los sabios que con
él comían aprobaron los dichos de Adriano y pidieron que
el dios de Samuel también aparezca ante ellos pero nada
ocurrió.
15. Samuel se inclino sabiéndose descubierto y le dijo: "es
verdad, nada tengo que demuestre lo que he dicho"
16. Adriano le preguntó entonces: "¿Cuanto sabes en
verdad?" y le fue respondido: "Poco sobre poco y nada
sobre mucho es lo que sé"

17. Adriano felicito al hombre diciendo: "Tu primer paso
para ser sabio has dado, pues el sabio empieza
reconociendo, con honestidad en su corazón, que muy
poco sabe. Viaja por el mundo y vive, lee libros y habla
con otros, medita y piensa con claridad y poco a poco
seras sabio"
18. Los sabios invitaron a Samuel a viajar a sus tierras e
instruirlo y él gustoso acepto pero dijo primero a Adriano:
"Mi treta me ha hecho rico, pídeme lo que deseas"
19. Adriano le dijo: "deseo la libertad de los que son
esclavos bajo tu mando y que tus riquezas compartas con
el pueblo pues es con ellos que debes redimirte"
20. Continuo Adriano al ver que la mirada bajó el hombre:
"Una cosa más deseo y es que en tus viajes encuentres lo
que buscas, sabiduría y también felicidad" Los caminos de
los hombres se separo entonces y Samuel cumplió lo que
le fue pedido.
Interpretación: En esta historia se expresa que la
sabiduría no debe buscarse en el esoterismo, la magia ni
en dioses sino dentro de uno mismo con las vivencias y el
análisis. También muestra como una escritura no es
evidencia sino la afirmación que debe evidenciarse y
como se genera el doble estándar con facilidad.
El quinto andar o el andar de la tierra.

1. A la sombra de un árbol Adriano descansaba cuando se
le acercaron hombres y mujeres de todo credo por igual
buscando resolver una cuestión.
2. Dijeron así estos sacerdotes y sacerdotisas: "Dinos si
eres tu Adriano, quien se dice que los dioses le hablan y
dan consejo"
3. Respondió él: "No soy el que buscan pues mis dioses no
me hablan sino que son uno conmigo, de modo que
cuando digo que yo digo son los dioses quienes dicen yo
digo"
4. Algunos vieron esto como herejía y se marcharon pero
otros se quedaron y preguntaron: "¿Que tierra es sagrada
para tus dioses donde alzas sus templos? ¿Como las
defiendes de tus enemigos que las reclaman para sus
dioses?"
5. Respondió diciendo: "Ninguna tierra es sagrada en
verdad y mis dioses encuentran templo en mi mismo, si
mi mente mantiene su virtud nadie tomara el templo."
6. Preguntaron entonces: "¿Si alguien dice que una tierra
le pertenece por derecho divino como debemos actuar?
¿Entregamos la tierra o hacemos guerra o paz?"
7. Les respondió diciendo: "Si alguien dice que sus dioses
le han dado tierra para reinar que pida a los dioses que
aparezcan y aclaren el asunto, si estos no aparecen no le
den tierra pues puede mentira ser. Si son una nación que
desea formar propio reino entonces los reinos vecinos lo
hablaran y darán una porción para que tengan reino

propio, pero si desean tomar más de lo que les
corresponde y a las advertencias caso no hacen y
perturban la paz entonces se debe combatir"
8. Los sacerdotes y sacerdotisas se marcharon enfadados
y Adriano se apresuro en marcharse pues vio que no
estaban listos para su mensaje y permanecer peligroso
era.
Interpretación: El vermismo no piensa que la tierra sea
sagrada por lo que no hay dentro del mismo conflictos
por territorio como en medio oriente donde las tres
denominaciones abrahamicas se disputan la tierra
causando innumerables bajas innecesarias. El templo de
los dioses en el vermismo es la mente y el cuerpo, no
edificios de piedra y madera. Finalmente el que un grupo
diga "mi dios dice que este lugar es mio" no significa
nada, que los dioses se hagan presentes o acepte que no
es razón para regalarle el terreno. Si una nación sin estado
desea un estado propio se puede discutir y las naciones
unidas (suponiendo que trabajen como se debe) pueden
ayudar a resolverlo; si un país invade otro debe
reclamársele y si insiste se debe combatir.
El sexto andar o el andar del juicio.
1. En sus andares por el mundo llego Adriano a una tierra
donde el pueblo estaba enfadado.
2. Las personas gritaban contra los jueces del pueblo

quienes se decía que habían condenado a un hombre
inocente a morir por haber asesinado a tres hombres y
que aconteció que luego de la condena el verdadero
culpable confesó su crimen.
3. El pueblo reclamaba justicia pues el inocente ejecutado
no podría ser devuelto a su familia y exigían que los
jueces fuesen ejecutados también.
4. Los guardias amenazaron a las personas con sus lanzas
y espadas pero el pueblo no retrocedía y su furia era cual
tormenta, Adriano intervino entonces.
5. Dijo así: "Gentes por favor, si todos reclaman lo mismo
entonces que uno de vosotros sea mediador y con él
hablare yo"
6. Las personas se preguntaban entre ellos, ¿Quien es
este que aquí se nos presenta? y vieron que sentido
tenían sus palabras y un hombre fue llamado a hablar por
todos ellos.
7. El hombre se paro frente a Adriano y le dijo así: "Tres
hombres fueron matados en nuestro pueblo y los
guardias al asesino aprehendieron y los jueces lo
condenaron y ejecutado fue, pero luego de estos eventos
un hombre confesó su culpabilidad"
8. Continuó el hombre: "Ahora el pueblo reclama la vida
de los jueces quienes mataron un inocente con su ley"
9. Adriano dijo: "Es verdad que un inocente condenado es
algo horrible y que ahora muy tarde es para liberarlo pues
la muerte no devolverá al hombre, dime tu: ¿Sabes más

sobre el hombre y el juicio que los jueces tuvieron?"
10. El hombre respondió diciendo: "Sí, sé más". Adriano le
preguntó: "¿Como fue aprehendido?"
11. Dijo el hombre: "Los tres crímenes ocurrieron frente a
su casa durante la noche y cuando la tercera victima fue
hallada aun tenía un puñal clavado en su pecho"
12. Continuó: "Los guardias oyeron gritar al hombre y
encontraron a tres en el lugar, la victima que era pastor de
ovejas, el inocente que era orfebre y otro que señalaba
acusándolo"
13. Terminó el relato diciendo: "Fue el orfebre detenido y
fue llevado ante jueces y estos lo condenaron"
14. Adriano escucho esto y se volvió hacia los guardias
para preguntar: "¿Alguno fue testigo del juicio?, ¿Puede
decirme uno al menos como ocurrió?"
15. Un guardia levanto su voz diciendo: "Yo lo sé pues ahí
estuve y le contare. Fueron llevados ante los jueces el
orfebre, el cuerpo del pastor y el testigo, el orfebre contó
su historia diciendo que un hombre grito por ayuda y él
salio a la puerta de su casa donde un herido yacía y en sus
brazos murió."
16. Siguió contando: "El testigo dijo que él llego y pudo
ver a un hombre de igual ropaje y apariencia que el
orfebre cometiendo el crimen."
17. Continuó: "El orfebre reconoció como su trabajo el
puñal en el pecho del muerto por las decoraciones que
tenía y sin tener a nadie que lo defienda se le dio once

días para buscar testigos y al no poder hallar ninguno fue
declarado culpable y ejecutado fue."
18. Concluyó el guardia diciendo: "Luego de su muerte
otro hombre apareció y culpable se declaró alegando
arrepentimiento, mostró la vaina del puñal como prueba y
de apariencia y ropas como las del orfebre tenía y
ejecutado fue como el verdadero culpable."
19. Adriano pensó en ello y dijo a todos: "De verdad es
una historia trágica, pero al pueblo enfadado les
pregunto: ¿Que acaso los jueces hicieron mal?, ¿Acaso
fue pagado el testigo para mentir o el mismo orfebre
negó que el puñal fue hecho por él?; ¿Le fue negado un
plazo para buscar testigos en su defensa acaso?"
20. El pueblo no supo que responder y él continuó: "Fue
terrible pero los jueces deben trabajar con lo que tienen y
si todo apuntaba en su momento al orfebre, ¿Que debían
hacer? ¿Liberar sin pena a quien en su momento era
llamado asesino?"
21. Concluyó: "Es verdad que un hombre inocente fue mal
juzgado y su vida no puede devolverse pero si el culpable
verdadero jamas hubiese hablado, ¿Quien de ustedes
estaría aquí gritando?"
22. La gente no supo que más decir y poco a poco se
calmaron y a sus casas se marcharon. Los guardias
agradecieron a Adriano y los jueces que desde su ventana
vieron todo mandaron a por él.

Interpretación: esta historia trata acerca de las
conclusiones que sacamos, cuando los hechos y
resultados de los experimentos apuntan a una idea por
encima de las demás posibles explicaciones para un
evento entonces debemos aceptar dicha idea como
cierta, aun si en el futuro descubrimos que nos
equivocamos. Somos humanos y podemos errar y por eso
mismo debemos hacer lo mejor que podemos con lo que
tenemos.
El séptimo andar o el andar del juicio siguiente.
1. Los guardias llevaron a Adriano frente a los jueces y
estos dieron agradecimiento por calmar a la multitud y
preguntaron su nombre e historia.
2. Adriano se presento diciendo: "Soy Adriano y he dejado
mi nación para viajar por el mundo llevando conmigo la
palabra"
3. Preguntaron ellos: "¿Que palabra es esta de la que
hablas?"
4. Él les respondió: "La palabra es lo que mi culto
promueve y es que han sido testigos de la palabra pues la
he usado para calmar a la multitud".
5. Ellos pensaron largo rato en esto que les fue dicho y
con él hablaron largo rato sobre lo que el dios Guz y su
descendencia eran cuando los guardias irrumpieron con
un prisionero.
6. Hablo el guardia que había realizado el arresto:

"Grandes jueces y su invitado, pido disculpas por tal
intromisión pero este hombre ingresó con intención de
matarles a ustedes"
7. Los jueces vieron al hombre y Adriano lo conoció pues,
entre la multitud, estaba pidiendo muerte a los jueces y
ahora con una daga había llegado hasta ahí.
8. Los jueces le exigieron que se explique y el hombre
vociferó: "Exijo justicia por mi amigo que fue muerto
injustamente, ¿Que justicia es esta que nos niega alzar
nuestras manos en su búsqueda, ahora más cuando la
carne y la voluntad es fuerte pues la ira me impulsa?"
9. Miraron los jueces a Adriano y pidieron: "¿Nos haría el
honor nuestro invitado de hablar con el hombre para que
veamos si desiste o continua en su misión?"
10. Adriano no dijo nada y se acerco al visitante aun
detenido por los guardias, pidió un asiento para ambos y
vigilados siempre converso así con el hombre:
11. "Dime tu de esta justicia que buscas, ¿A cual juez
matarías?" Le fue respondido: "A los cinco pues todos
pasaron juicio". Razonó Adriano: "¿Entonces tu amigo era
de valía de cinco hombres, o estos cinco hombres valen
menos que un quinto de hombre?"
12. El agresor no respondió pero dijo: "Es justo que el
pueblo haga justicia si los jueces no la hacen"
13. Razonó Adriano: "Es cierto que la justicia debe
hacerse y que si los jueces no la hacen el pueblo debe
hacerla pero dime tu, ¿Cual ley usaría el pueblo y cual

pena?"
14. Le dijo el hombre: "La ley es la que los dioses nos
digan y la pena también". Replicó Adriano: "¿Cuales
dioses? ¿Acaso no puede uno inventar ley nueva para su
beneficio propio y decir que los dioses la han dicho?"
15. El hombre no respondió y Adriano continuó: "Dime
ahora si ha de haber ley en un reino, ¿Es ley para todos o
solo algunos?" Le respondió: "Para todos por supuesto"
16. Adriano siguió: "Dime tu si alguien dice que la pena
por matar es la muerte y la pena por robo es la muerte, si
la pena por hacer tropezar a un hombre es la muerte y
por mentir es la muerte; ¿Hay justicia allí?"
17. El hombre dijo: "No la hay, cada crimen debería tener
su castigo según corresponda". Adriano preguntó: "¿Debe
el hombre acusado ser juzgado por el que la ley
desconoce?"
18. Le fue dicho: "No, la ley debe ser conocida por el juez
o su juicio sera dudoso cuando poco e injusto cuando
mucho". Pregunto Adriano: "De haber testigos, ¿Se
tomara su testimonio?"
19. El hombre dijo que sí y Adriano siguió: "Si un acusado
no conoce su ley y los acusadores le atacan, ¿No se le
dará alguien que lo defienda de la agresión en la calle y
las mentiras frente al juez?"
20. El hombre dijo: "Sin duda alguna para que no sea uno
victima de un hábil hablador que acuse falsamente, uno
debe tener defensa". Adriano dijo: "El hombre iracundo la

cabeza a veces pierde hasta el punto de cometer actos
atroces, ¿Debe entonces el amigo o familiar de una
victima ser juez?"
21. El hombre dijo: "No, pues si el juez toma parte
entonces podría hacer injusticia en vez de justicia".
22. Adriano le pidió entonces al hombre: "Dime tu lo que
hemos juntos concluido aquí y lo que has aprendido".
23. El hombre dijo: "Debe haber una ley y un castigo para
su incumplimiento, un acusado debe ser defendido hasta
el juicio y le dará un docto de la ley una defensa, si hay
testigos se les tomara su testimonio y el juez debe ser
docto de la ley e imparcial; finalmente el hombre que
juzga debe ser calmo para no hacer atrocidad"
24. Dijo Adriano: "Has aprendido conmigo como se debe
juzgar según las leyes y has de recordar mis palabras que
fuera dije, sabes que tu amigo juicio justo tuvo y aunque
tragedia fue su partida no debes hacer la justicia por tu
propia mano, especialmente si enfadado te encuentras".
25. El hombre se marcho llorando por su conducta y los
jueces a Adriano aplaudieron por su sabiduría diciendo:
"De verdad la palabra es poderosa". Se marcho Adriano y
continuó su andar por el mundo.
Interpretación: básicamente se trata de abogar por un
juicio justo en causas penales y en contra de la justicia por
mano propia la cual suele acompañarse por criterios y
reglas inventadas por quien la realiza en vez de lo que es

justo. Claro que lo que la ley dice no siempre es lo justo
pero eso no significa que lo que dictaminemos lo sea. La
justicia es un asunto complejo como para dejar que la ira
dictamine lo que es y lo que no es.
El octavo andar o el andar de Dramacos.
1. Caminando Adriano llegó a un pueblo donde se discutía
entre las gentes sobre que templo debía construirse.
2. Escuchando esto Adriano preguntó: "¿Que templo
necesitan los dioses?"
3. De entre el pueblo salio el sacerdote y la sacerdotisa
para responder. Dijo él: "Los dioses que todo dan querrán
sin duda oro y gemas para sus templos, mármol fino
pulido donde podamos agachar la cabeza en adoración".
4. Ella dijo: "Los dioses jamas nos han dicho nada a
nosotros, solo tenemos historias del pasado y la palabra
del sacerdote".
5. El sacerdote gritó a la mujer pero Adriano felicito a la
sacerdotisa en su lugar y le dijo: "Correcto es, si los dioses
no hablan por si mismos nada necesitan".
6. El sacerdote retó a Adriano: "Si tan inteligente te crees
dile tu al pueblo que templo construir".
7. Pidió silencio entonces y habló diciendo: "Si los dioses
necesitan algo ellos mismos pueden dárselo, ¿Para que
necesita un dios un templo de oro y gemas? Si piensan
que todo es obra de sus dioses entonces díganme, ¿Que
creen que necesitan de ustedes?"

8. El pueblo no supo que decir y la sacerdotisa habló
diciendo: "Si nuestros dioses quieren algo lo dirían frente
a todos para que no haya confusión".
9. Adriano terminó diciendo: "Les he traído la palabra del
gran dios Guz y su descendencia para que la conozcan y
sepan que él es dios".
10. Adriano habló horas de pie frente al pueblo
respondiendo las dudas y explicando errores, habló para
que admitan su ignorancia y el pueblo se dividió en dos.
11. El primer pueblo aceptó la palabra y el segundo no, el
sacerdote fue líder de este ultimo y ciudad propia fundó
llamándola como él mismo: Dramacos.
12. Donde se aceptó la palabra no se construyo templo
alguno para los dioses antiguos sino para los dioses que
Adriano les trajo, hospicios donde los médicos curaban y
edificios donde se enseñaba.
13. Se construyeron bibliotecas y teatros, grandes
maravillas se hicieron ahí como los dioses antiguos nunca
habían hecho y todo por mano del hombre.
Interpretación: esta historia es sobre como se gastan
fondos públicos en templos religiosos, el vermismo
promueve la construcción de edificios tales como escuelas
u hospitales. Si una religión quiere templos esta bien,
pero que sus miembros los paguen. La separación entre
cultos y el estado debe ser total.
El noveno andar o el andar de la guerra.

1. Una noche el pueblo de Dramacos atacó sin declarar
guerra y fueron muertos 17.000 hombres y niños de todas
las edades y mujeres encintas. 7000 jóvenes niñas fueron
tomadas para la lujuria de los soldados.
2. Pocos quedaron con vida en el pueblo ahora llamado
Tuonela y la pena cayó sobre todos ellos, las
lamentaciones y llantos llenaron los cielos y las lagrimas
como lluvia cubrieron la tierra.
3. Prepararon para la guerra a todo aquel que luchar
supiese, hombres y mujeres por igual.
4. Dramacos el sacerdote se acercó a la ciudad y dijo:
"Rendición admitan y serán nuestros siervos de por vida,
las armas bajen y a sus dioses falsos que este hombre
trajo renuncien".
5. Ninguno hizo caso y Adriano respondió en vos alta:
"Detén los ataques y devuelve a las que han robado, es
una orden que no puedes rechazar".
6. El sacerdote se marcho sin responder y el pueblo de
Adriano le preguntó: "¿Como hemos de atacar si tan
pocos somos?"
7. Adriano calmo a todos y un plan ideó pues el próximo
ataque sin duda estaba cerca. El pueblo preguntó a él:
"¿No sera mejor rendirnos? ¿Acaso habríamos perdido si
su dios no es el verdadero?"
8. La sacerdotisa que con ellos quedo les respondió:
"¿Acaso es mejor vivir esclavo de quienes nos han hecho

así? Aquí les digo que es mejor morir luchando por la
libertad que vivir como esclavo".
9. Siguió: "Acaso sus espadas no nos habrían cortado si su
dios es falso? Aquí les digo que la victoria en guerras y el
perdurar en el tiempo nada prueba como verdad de los
dioses".
10. El pueblo recobro la razón y trabajaron duramente,
alrededor de la ciudad cavaron grandes trincheras llenas
de lanzas clavadas y las ocultaron con ramas, hojas y
tierra.
11. El pueblo preparó fosos con caliza molida y se
prepararon para la guerra durante la noche. Al salir el sol
el enemigo marchó y en las trampas cayeron, cientos de
ellos atravesados con lanzas y quemados con la caliza.
12. Desde detrás atacaron entonces a los soldados de
Dramacos y empujados fueron a los fosos o con espadas
fueron matados.
13. Muchos fueron tomados vivos de ambos lados como
prisioneros y el día terminó, en Dramacos ningún
prisionero pasó la noche.
14. Adriano encerró a los prisioneros e interrogados
fueron, con calma y paciencia, respeto y negociación
primero. Los soldados no hablaron.
15. Se los azoto entonces pero no hablaron, se los golpeo
entonces pero no hablaron, se intento con paz
nuevamente y no hablaron sino uno.
16. El soldado que habló dijo: "En verdad has sido más

noble que los dioses a los que he servido, pues has sido
amable primero y duro después y ahora amable de
nuevo; yo hablare".
17. Aquellos que no hablaron fueron ejecutados, no hubo
dolor en su partida y sepultados con dignidad fueron. El
soldado que habló de ayuda fue pero no fue liberado.
18. Durante la noche disfrazados Adriano y la sacerdotisa
Saray fueron a la ciudad y con ayuda de la información del
soldado pudieron entrar mientras la guardia se cambiaba.
19. Presenciaron el acto de Dramacos, pues el sacerdote
animales atormentaba y mataba diciendo: "Nuestros
señores perdona nuestras faltas, pues este animal muere
por nosotros".
20. El sacerdote los manipulaba y hacia pararse y sentarse
a su gusto, cantaban a sus dioses y oraban creyendo ser
mejores que otros por ello.
21. Mientras el pueblo oraba Adriano y Saray vertieron en
sus aguas poderosa droga y se marcharon sin ser vistos
para regresar al salir el sol.
22. La mañana llego y los soldados marcharon hasta
Dramacos donde enfermos casi todos estaban, fueron
tomados prisioneros todos y liberadas las abusadas niñas.
23. Los prisioneros fueron enjuiciados y cada quien tuvo
su castigo, algunos fueron matados y otros encerrados y
otros convertidos.
24. Dramacos el sacerdote decía: "Mis dioses todo me
han perdonado pues anoche un carnero fue matado y con

su sangre mis faltas he limpiado". Todos encontraron esto
como una gran bajeza y fue ejecutado.
25. La ciudad de Dramacos fue tomada, sus bienes
repartidos y el nombre seria por siempre un gran insulto,
Dramacos es lo más bajo, no hay insulto mayor.
26. Adriano se marcho de Tuonela para su viaje seguir,
Saray lo acompañaría ahora y siempre sería sabido en la
ciudad que todos los dioses que tal horror permitan no
merecen adoración.
Interpretación: La historia es sobre como las ideologías
religiosas pueden incitar la guerra. Muestra también que
morir en libertad es mejor que vivir en esclavitud. El trato
con los prisioneros de guerra, se los interroga sin violencia
hasta que no queda otro recurso y después con calma
nuevamente. Cuando la guerra termine ellos dirán si el
captor es bueno o malo.
Se señala que el sacerdote no tiene consciencia ni moral
al estar tranquilo porque otro murió por él y como es
visto como bajeza.
Finalmente la estrategia vence a la fuerza bruta y se
rechazan a los dioses que permiten o piden algo tan
terrible como una guerra y/o violación de prisioneras de
guerra.
El décimo andar o el andar del reemplazo.

1. Caminando fue que Saray y Adriano llegaron al poblado
de Raimeron* donde los lideres del culto del dios del
desierto moraban.
2. Un hombre llamado Dokins** corría por la calle pues
los lideres a morir lo condenaron, a ser apedreado lo
condenaron.
3. Fue entonces que se encontraron todos en el mismo
lugar y explicación de lo ocurrido pidió Adriano.
4. Los lideres dijeron: "Este hombre ha blasfemado contra
el dios del desierto, ha dicho que la vida esta conectada y
que los animales inferiores parientes tal vez son de
nosotros".
5. Adriano le dijo a Saray: "Largos días hemos hablado
durante nuestro andar, habla tu y ayuda a este hombre".
6. Saray pidió entonces explicación al Dokins sobre sus
palabras y le fue explicado: "He viajado por las naciones
del mundo y los huesos de los antiguos seres he visto"
7. "He hablado y estudiado con los sabios de los animales
y plantas del mundo y esto he concluido: los hombres
somos antiguos parientes de todo lo que vive".
8. Los lideres oyeron esto y se burlaban escupiendo a su
rostro mientras decían: "Blasfemia y locura es esto,
nuestro dios del desierto nos ha hecho a todos con su
magia y hechicería".
9. El hombre entonces les grito diciendo: "¡Nuestros
ancestros tal vez pudieron pensarlo, nada sabían ellos de
lo que sabemos hoy, y es que con el tiempo los cambios

pequeños se han unido y el hombre a surgido!".
10. Los lideres dijeron: "Ya han oído su locura, ¿No es
blasfemia acaso? ¿No saben todos que el dios nos ha
hecho y a todo lo que hay solo con decirlo?"
11. "¿No es locura acaso pensar en ello? ¿No hemos visto
a la mujer siempre parir hombre y los ratones parir
ratones?"
12. Saray se paro entonces y dijo: "Yo he de ilustrar a
estos hombres para que entiendan; traedme una tinaja
llena de arena".
13. Así hicieron y ella ordeno arrojar la arena en el suelo,
tomo ella un solo grano y pregunto: "¿Es este un
montículo de arena?". Le fue respondido que no.
14. Tomo ella otro grano y lo añadió al primero y su
pregunta repitió, nuevamente la respuesta fue no. Hizo
esto una tercera vez y dijo: "Cada grano de arena nada
cambia, pero si imaginan seguir con cada uno, ¿No
formaremos un montículo? ¿Cuando es que surge lo que
llamamos montículo?"
15. Dokins escucho eso y dijo: "Así mismo cada
generación es un grano de arena y cada vez que una
generación nace es un grano más; con suficientes
generaciones lo que no es montículo se vuelve montículo"
16. Los lideres no entendían y Saray explicó: "Así como
ningún hijo es igual a su padre ni ninguna hija es como su
madre pero siguen siendo hombres y mujeres, con
suficientes generaciones con cambios pequeños surge el

cambio grande".
17. Dokins dijo: "¿Que tan distintos podremos ser en
miles de generaciones y que tan distintos fuimos?, he
visto a los animales vivos y algunos huesos de muertos, el
lobo y el perro son parientes y el tigre y el león son
parientes del gato".
18. "El hombre es pariente del simio y yo concluyo que
alguna vez iguales fuimos como seres idénticos que han
cambiado de formas distintas".
19. Los lideres escucharon esto y en cólera estallaron
diciendo: "Acaso eso no es blasfemia, si verdad fuese lo
que dices entonces especiales no somos entre los
animales, ¿De que vale el hombre si no fue hecho a
imagen de nuestro dios del desierto?"
20. Adriano se entrometió entonces diciendo: "La verdad
es verdad aunque nos quite nuestra posición como seres
especiales, si una verdad destruye un credo y una
tradición entonces debe destruirse".
21. Saray concluyo diciendo: "Aquello que puede morir al
ver a la verdad a la cara, merece morir viendo la verdad".
22. El pueblo escuchaba esto pero no pensaron pues su
credo muy dentro de ellos estaba y no aceptaron la
palabra, lluvia de piedras lanzaron contra los tres.
23. Adriano, Saray y Dokins escaparon apenas del poblado
antes de decirle al hombre que vivo escapo con ellos:
"Camina hacia esa dirección y llegaras a Tuonela, ahí te
darán asilo y tu sapiencia sera admirada".

24. Dieron al hombre pan y agua junto a un poco de plata
y oro y se despidieron entonces.
Interpretación: Trata sobre como las supersticiones
pueden ser valoradas tanto que al confrontarse con la
razón o la evidencia estas ultimas son rechazadas. Como
incluso surge la violencia contra los que buscan la verdad.
Alguna vez pensar que la magia era la respuesta era
aceptable pero hoy en día se debe aceptar que el humano
ha evolucionado y si los mitos de la creación deben morir,
que así sea.
*Juego de palabras al unir los nombres de Kirk Cameron y
Ray Confort; ambos creacionistas que no entienden (o no
quieren entender) la evolución.
**Nombre basado en el apellido de Richard Dawkins,
famoso biólogo evolutivo (Entre otras cosas).
El onceavo andar o el andar de los collares.
1. Entre sus andares Saray y Adriano se hallaron una
noche compartiendo la comida con un extraño.
2. El extraño agradeció y les dijo: "Veo entre las ropas de
cada uno dos collares de plata con la luna gravada en un
talismán".
3. Dicho esto extrajo de entre sus ropas dos collares de
oro con un talismán del sol en cada uno y les ofreció:

"Doy estos dos por uno de cada uno".
4. Hicieron el cambio y al salir el sol se despidieron.
Interpretación: En esta corta historia los collares son
cadenas de razonamiento y los talismanes en cada uno
representa conclusiones/ verdades/ sabiduría/ otros.
El intercambio con el extraño es una discusión o
conversación amigable.
El doceavo andar o el andar del herrero.
1. Entre sus andares Saray y Adriano llegaron a la casa de
un herrero el cual se decía que fabricaba talismanes.
2. La casa estaba llena de diversos símbolos y señas,
amuletos de metales varios decoraban cada rincón.
3. El herrero les preguntó al verlos: "¿Son ustedes Adriano
y Saray quienes en sus andares han ayudado a quienes
pudieron?".
4. Le fue respondido que sí y el herrero les abrazo y
exclamo con alegría: "Deben saber que mi hermano
estaba en la ciudad donde guerra ha habido hace poco y
su hija fue tomada prisionera mas con el ingenio de
ustedes la han salvado".
5. Compartió el vino con ellos y les dijo: "En
agradecimiento les ofrezco un talismán que haré sin cargo
alguno".
6. Saray se negó pues ella no los requería pero Adriano

vio alrededor de la casa y algo notó.
7. Dijo: "Veo entre tus talismanes muchos símbolos pero
ninguna serpiente veo; ¿A que se debe eso?"
8. Respondió el herrero: "Por estos lugares es vista como
malévola la serpiente, por eso no la incluyo pues todos
me han dicho que así es. Por favor dígame, ¿Que piensa
usted?".
9. Adriano dijo simplemente: "Cada pueblo es libre de ver
cada símbolo como le plazca, de modo que el símbolo del
amor de un pueblo es de odio para otro".
10. Termino diciendo: "Por eso cuando encuentres a
alguien con símbolo que tu creas malvado debes
preguntarle que significa en su pueblo y cultura, no sea
que lo tomes por enemigo a quien lleva un símbolo de
amistad".
11. El herrero escucho esto y pidió instrucciones para el
talismán que ofrecía y Adriano se sentó a meditar.
12. Dijo finalmente Adriano al herrero: "Hazme un
talismán circular, de plomo hazlo; grava en un lado el
signo de aquel que me da la palabra y que te mostrare".
13. El herrero lo hizo y Adriano lo observo y dijo: "Ahora
grava un tridente del otro lado, una serpiente que se
enrolla en este y coronado con fuego, dos estrellas una a
cada lado también".
14. Cuando estuvo hecho el herrero se lo entrego a
Adriano y este le agradeció y el hombre le preguntó:
"¿Que significan los símbolos?"

15. Adriano respondió: "El símbolo de quien me da la
palabra simboliza en la pirámide como el hombre se eleva
desde la base hasta la cima".
16. "El circulo representa el saber total pero solo una
parte esta en la pirámide porque el hombre no puede
saberlo todo".
17. "El tridente es el poder que el hombre adquiere con el
esfuerzo, también es la unión del hombre y la mujer pues
no hay genero mayor que otro".
18. "La serpiente por cambiar de piel es el aprendizaje,
pues al crecer se deja atrás una piel para resurgir más
sabios con la experiencia".
19. "El fuego es la luz de la mente, el conocimiento y el
sentimiento de aquel que me da la palabra y que esta en
todos nosotros".
20. "Las estrellas simbolizan que el hombre es parte de la
naturaleza y de esta emerge pero también que el hombre
se ha elevado por encima del resto de la misma".
21. El herrero escucho esto y lo entendió, preguntó
entonces: "¿Por que de plomo y no plata u oro?".
22. Le fue dicho: "La plata y el oro son valiosos, sí; pero
serán fundidos y partidos por los avaros".
23. "El plomo no lo notaran los ladrones y lo dejaran ahí
olvidado sin notar el valor que tiene lo que esta gravado".
24. El herrero entendió esto y los hospedo en su hogar
por siete días, hablando de muchas cosas. Cuando se
marcharon de ahí el talismán quedo con el herrero.

Interpretación: La historia trata de símbolos, como uno
debe evitar sacar conclusiones apresuradas basadas en
estos. Por ejemplo: supongamos que el día de adoración
al sol una persona bebe sangre humana y practica
canibalismo frente a un aparato de tortura, algunos lo
llamarían perturbador pero otros lo llamarían eucaristía.
También menciona a los avaros y ladrones, si el oro y la
plata simbolizan conocimiento, sabiduría, inteligencia los
avaros que lo funden y parten así como los ladrones serán
los que toman solo las partes que les conviene. El plomo
por permanecer estable y no ser robado es una idea
propia, no importa cuanto malinterpreten los demás uno
mismo sabe bien lo que piensa y no puede robarse.
El treceavo andar o el andar de las caravanas.
1. En sus andares Saray y Adriano se toparon con dos
caravanas de viajeros que discutían sobre la repartición
de la riqueza.
2. Los viajeros vieron a los dos andantes y preguntaron:
"¿Alguno de ustedes sabe como repartir la riqueza?".
3. Saray dio un paso adelante y les dijo: "Yo lo sé". Una
caravana la vio y se burlaron de ella diciendo: "Miren una
mujer que cree saber, ¿No sabe acaso que su lugar es en
la casa?"
4. La otra caravana mando callar a la primera y preguntó:

"¿Nos ayudaría entonces?, vera que tenemos aquí
comerciantes y cocineros, orfebres y maestros y todos
quieren que se les de gran pago".
5. Saray los vio y les dijo: "Sepan primero esto, que los
niños que llevan en brazos algún día los habrán de ayudar
a ustedes y ninguna labor más que de esclavo puede
hacer el que nada sabe".
6. Siguió diciendo: "Sepan por tanto que aquellos que
educan y enseñan a los pequeños merecen honra pues en
hombros llevan el futuro, a ellos denles buena paga".
7. Siguió diciendo: "A aquellos que la salud cuidan y velan
por los enfermos, aquellos que sanan entre ustedes se les
dará honra, a los médicos denles buena paga".
8. Siguió: "A los que velan en las noches y los protegen de
bandidos arriesgando su vida por ustedes denles buena
paga".
9. Siguió: "A los demás denles un pago que sea acorde a
su oficio y profesión,, que sea acorde con la ayuda que
dan".
10. La caravana se detuvo entonces y preguntó: "¿Que
hay de los ancianos y los enfermos, los locos y las familias
tan numerosas que el pago no es suficiente?"
11. Ella dijo: "A los ancianos que han ganado su descanso
tras años de esfuerzo denles un monto, a los enfermos
cuiden hasta que salud recuperen y a las familias con
locos denles pues no es culpa de ellos".
12. Concluyó diciendo: "Si la familia es numerosa paguen

más por hijo, de modo que a ninguno le falte la comida
pero nunca tanto como para que la familia pueda vivir
solo de sus hijos".
13. La primer caravana se burlaba y dijo: "Pues nada de lo
que ha dicho haremos, ¿Que autoridad tiene una mujer si
el hombre es mayor?, ¡Que él nos diga que hacer!"
14. Adriano les miro y dijo simplemente: "Mientras mal se
trate a la mitad de su población, mientras a sus mujeres
no valoren su sociedad sera débil. Largo de mi vista
hombres viles".
15. Los hombres se marcharon en su caravana sin notar
que muchas mujeres de caravana cambiaron llevando
consigo el oro que tenían.
16. La caravana que quedó dio las gracias y acepto a las
mujeres que se unieron, prosperidad el futuro les daría a
ellos.
Interpretación: Trata sobre salario, los maestros, doctores,
guardias y demás deberían tener un salario decente y no
subsistir, también debería existir un salario mínimo,
jubilación, ayuda para los física y mentalmente afligidos y
familias numerosas.
Trata también sobre como no se debe de menospreciar a
las mujeres en las sociedades, estas deben de tener los
mismos derechos y oportunidades que los hombres.
El catorceavo andar o el andar de Saray en Bly.

1. Llegaron en sus andares Saray y Adriano al reino de Bly
donde el predicador advertía de los demonios.
2. Al verlos el predicador los señalo y les preguntó: "¿No
sabéis que los demonios interceden entre los hombres y
los dioses paganos?".
3. Señaló los collares y vestimentas y dijo: "Los dioses no
aman a los que no les adoran, unirse a mi templo es
salvación y sus dioses es condenación".
4. Adriano le miro y dijo: "Pruébelo". El predicador se
quedo mudo entonces. Adriano siguió diciendo: "¿Como
sabe usted que tan confiado habla que los demonios no le
poseen a usted?"
5. El predicador dijo: "El sirviente de los dioses esta
protegido de los demonios". Adriano replico: "¿Como
sabe que esta protegido por dioses y no por demonios?".
6. El predicador no respondió y le acuso de estar
endemoniado e intento en vano hacer exorcismo. Adriano
nada dijo.
7. El pueblo estaba presente cuando el predicador
admitió haber fallado y para salvar el alma de Adriano
pidió al pueblo cortar su cabeza.
8. Adriano no se inmuto sino que dijo: "Aquel que me de
prueba alguna de que este hombre razón tiene, mi cabeza
podrá tomar como premio".
9. El día transcurrió hasta que el sol se puso y las
antorchas iluminaban la noche pero nadie pudo de los

cientos que había dar una prueba sola.
10. Adriano cansado estaba y al salir el sol durmió
profundamente. Los rumores de este hombre hasta el rey
de Bly llegaron.
11. El rey llego a la casa donde Adriano había hallado
refugio pero fue Saray la que despertó primero y lo
recibió.
12. Dijo ella: "Mi maestro y amigo duerme pues toda la
noche ha escuchado las excusas de los que siguen al
predicador cuya cabeza exigía".
13. El rey la miro y le dijo: "Si este hombre es tal como me
dicen creo yo que descanso se ha ganado, dime tu si he
de volver después o hablaras tu por él".
14. Dijo ella: "No puedo hablar por él sino por mi misma,
haga sus preguntas y tratare de responder; si alguna no
puedo mañana iré al palacio y responderé".
15. El rey le preguntó sobre los demonios que el
predicador real decía ellos tenían y pregunto sobre sus
dioses, preguntó sobre sus viajes y finalmente sobre
donde esta el templo de los dioses.
16. Ella le contó sobre sus viajes, la guerra y las
enseñanzas que le había impartido; le contó al rey sobre
la naturaleza de los dioses que Adriano llevaba consigo y
cuya esencia esta en todos.
17. Dos cuestiones quedaron sin respuesta: los demonios
y el templo y el día siguiente iría al palacio a responder.
18. Adriano despertó y escucho lo que Saray tenia para

decir y le instruyo sobre los demonios y el templo y juntos
fueron el día siguiente frente al rey.
19. El rey saludo a los visitantes y el predicador comenzó a
orar a sus dioses pidiendo la destrucción de los invasores.
20. Saray dijo al rey: "He venido a responder. Los
demonios su majestad son los dioses que no se someten a
los nuestros. Todo dios y diosa fue hecho por Guz y
Canveral".
21. El predicador tomo una espada pero el rey lo detuvo y
pidió a la mujer: "Eso me has dicho ayer, continua".
22. Ella siguió: "Todos los dioses fueron matados luego y
lo que adoran son sus cadáveres. Mientras la razón sea
más fuerte que sus dioses y sus credos a nadie lastimen
Guz sigue con ustedes".
23. "Pero si a otros dañan y la razón no siguen, si a los
dioses hijos de Guz no hacen reverencia esos dioses son
los demonios creados por Laglas para causar el mal".
24. "Los endemoniados serán entonces estos: los que
maltraten a otros por su raza, los que maltraten a otros
por su nación de origen".
25. "Los que maltraten a otros por ser hombre o mujer,
los que maltraten a otros por opinar diferente, los que
maltraten a los niños, los que maltraten a los enfermos".
26. "Los que sean deshonestos, los falaces, los que no
tienen honor, los que tengan esclavos, los que abusen del
poder, los que desprecien a otros por quienes aman".
27. "Los que sean crueles sin razón, los que sean primero

violentos, los que promuevan a otros dioses por encima
de Guz y sus hijos que son la verdadera luz del mundo".
28. Así enlistó a los endemoniados y el predicador los
maldijo en seis lenguas distintas. El rey ordeno silencio y
preguntó: "¿Donde esta el templo de los dioses?"
29. Saray dijo: "Busca los grandes pilares, blancos como
mármol que sostienen la plataforma del mundo, deberás
subir por la escalera a través de la jaula de la vida hasta la
torre en lo alto".
30. "Ahí veras dos grandes serpientes de cinco cabezas
que a los lados vigilan, no les hagas caso y sube la torre
hasta el cielo; allí entre la tierra y la bóveda del cielo es el
santuario donde los dioses moran".
31. El rey les agradeció y ofreció un obsequio pero el
predicador se interpuso diciendo: "Su majestad sabe que
la ley de Bly ordena que yo sea quien juzgue lo que debe
darse".
32. El rey reconoció que la ley lo decía y el predicador dio
a Saray una astilla de carbón tan pequeña como un grano
de arena o menor.
33. Dijo entonces el predicador riendo: "Rodea con una
linea lo que quieras y sera tuyo". El rey se lamento pero la
ley ataba sus manos.
34. Saray pidió entonces que le acompañen y en el suelo
fuera del palacio un pequeño circulo trazó, tan pequeño
que una hormiga lo encontraría justo.
35. El predicador rió pero Saray miro a Adriano y este dijo

al rey: "No se preocupe que no le quitaremos el reino;
pues todo es nuestro ahora".
36. El rey pidió una explicación pues no entendía y
Adriano se la dio: "Imagine su majestad si puede un
circulo en el suelo, si este se estirase bastante podría
rodear el mundo y en otro lado encogerse, así este
pequeño circulo en realidad cubre la faz de la tierra".
37. El rey mando llamar a sus sabios y la cuestión planteó,
los sabios hablaron y le dijeron al rey: "Tiene razón este
hombre, el circulo puede rodear al mundo y regresar
aquí".
38. Saray habló entonces diciendo: "El reino puede
conservar pero el templo de los dioses que tienen aquí
sera alterado para que se sepa que Guz es más fuerte o
sino sera demolido y nunca se edificara nuevamente".
39. El rey acepto y los alabó por su ingenio, el predicador
de mala gana se marcho del reino. Saray y Adriano
siguieron su andar predicando la palabra a quienes la
necesiten.
Interpretación: La historia trata sobre: 1. Como los
fanáticos llaman demonios a los dioses ajenos. 2. Como
los demonios son el resultado de negar a los dioses
vermistas y el reconocimiento de los endemoniados. 3.
Como el ingenio vence a la malicia.
El quinceavo andar o el andar de los pecados.

1. Andando Saray y Adriano llegaron a las tierras del sur
donde los pecadores andaban de rodillas.
2. Allí vieron a los sacerdotes gritando a diestra y siniestra
sobre los pecadores llamando a todos impuros e indignos
del amor de los dioses.
3. Los pecadores oraban y rezaban, ayunaban y
diezmaban, como esclavos sin voluntad obedecían a los
sacerdotes para obtener el perdón.
4. Una mujer se acerco llorando a ellos recién llegados y
les preguntó: “¿Podrán mis dioses perdonarme acaso?
¿Podre ver sin vergüenza al sacerdote alguna vez?”.
5. Adriano le preguntó: “¿Pues que ha hecho usted?”. Le
fue respondido: “No he dado al sacerdote el diezmo”.
Adriano la miro y dijo: “Sus pecados ya no son si usted se
lo permite, esta libre de su carga”.
6. Los sacerdotes lo vieron y le dijeron: “¿Quien se cree
este que es para perdonar los pecados que a nuestros
dioses desagradan, si solo nuestros dioses pueden hacer
tal cosa?”.
7. Adriano respondió: “Yo soy quien lleva la palabra y el
gran Guz, padre y verdugo de sus dioses ha dicho que el
pecado no existe”.
8. Los sacerdotes lo oyeron y a apedrearlo se disponían,
mientras buscaban piedras Adriano dijo: “Si los pecados

son lo que a sus dioses desagrada que vengan ellos a
decírmelo al rostro”.
9. Continuó: “¿Que dios o diosa ha venido aquí a decir
esto es pecado y esto no? ¿Como saben ustedes que sus
actos que llaman virtuosos no son pecado a los ojos de
otros dioses?”.
10. Dijeron ellos: “Nuestros dioses son los únicos
verdaderos y sus libros santos tenemos como prueba”.
Dijo él: “¿Que dios o diosa ha venido a decir este libro es
santo y este no? ¿Que tal si hay otros libros?”
11. Dijeron ellos: “Nuestros dioses nos han vuelto sus
voceros”. Dijo él: “¿Que dios o diosa ha venido a decir
estos son mis voceros? ¿Que ofrecen como prueba si no
es su palabra?”.
12. Dijeron ellos: “El espíritu nos lo dice en nuestros
corazones”. Dijo él: “¿Que dios o diosa ha venido y dicho
que su espíritu diría algo? Que su espíritu venga y hable
en voz alta o solo tengo la palabra de ustedes”.
13. Ellos no supieron que decir y Adriano continuó: “Si sus
dioses no pueden mostrar como verdaderos entonces los
pecados no pueden en serio ser tomados, sus pecados
pueden ser virtudes y sus virtudes pecados”.
14. Continuó diciendo: “Hasta que algún dios o diosa
hable entonces los pecados nada valen, en verdad os digo
que solo ustedes pueden perdonar sus propios pecados y
expiarlos”.

15. Continuó diciendo: “Todo culto que trate de culparlos
de ofender a los dioses debe ser olvidado, pues es su
palabra contra la de cualquiera y no valen más que el
polvo; todo sacerdote que pecados perdone o con
pecados busque su sumisión debe ser expulsado del
pueblo”.
16. Terminó diciendo al pueblo: “Vean ustedes si estos
hombres que llaman santos pasan hambre o frio, si sus
casas y templos son cual palacio y ustedes poco tienen y
más les piden, ¿Habrá interés personal en su intención
acaso? ¿Trabajan de verdad estos sacerdotes o viven de
sus ovejas a las que esquilan?”.
17. Los sacerdotes lo tildaron de blasfemo y rocas le
lanzaron, escaparon Saray y Adriano al oriente sin mirar
atrás. El pueblo les daría oro a los sacerdotes y ellos
seguirían vendiendo salvación.
Interpretación: La historia trata sobre como las religiones
inventan el concepto de pecado para vender luego
salvación de los mismos; como los sacerdotes no trabajan
en realidad sino que explotan a los que necesitan
consuelo. También trata sobre como no debería la gente
buscar paz en otros ni esperar que otros se la den sino
que deberían buscarla en si mismos.
El dieciseisavo andar o el andar de los falsos lideres.

1. Estando en oriente Saray y Adriano muchas cosas
aprendieron, una nación de paciencia y disciplina fue
madre de ellos.
2. En el tiempo que estuvieron ahí dieron a conocer la
palabra y muchos la aceptaron con gusto, pero mucha
miseria había.
3. Preguntó Adriano al los pasantes que iban y venían
sobre la miseria del lugar y le fue dicho que muchos
sectores de la sociedad eran maltratados aun por las
mismas leyes.
4. Indignados se propusieron averiguar lo que ocurría
pero los pobres y los enfermos, las mujeres y los
sirvientes, los que no tenían educación y demás
perjudicados aclamaban a quien gobernaba sobre ellos.
5. Saray preguntó a una mujer: “¿Quien es él a quien
tanto aplauden y aman y por que razón?”. La mujer le
dijo: “Es el gobernador de estas tierras y quien habla por
nosotros ante el rey; escúchelo hablar y pronto sabrá por
que le amamos”.
6. El que gobernaba abrió la boca y sus palabras fueron
hermosas a veces, cuando hablaba del bien de la gente y
los derechos de los hombres; pero a veces eran palabras
manchadas por sus propios intereses e ideas incorrectas.
7. Habiendo escuchado a este hombre Saray y Adriano
preguntaron a cuanta persona estuvo presente sobre las
palabras manchadas que dijo pero nadie les entendía.

8. Mirando alrededor pronto vieron a un escriba quien se
esforzaba en anotar todo cuanto decía el gobernador,
pero cuando Adriano y Saray leyeron las palabras
anotadas entendieron que el escriba solo anotaba lo bello
y cambiaba lo feo según convenía a su empleador y el
pueblo luego solo esas palabras reconocía.
9. Aun con esa deshonestidad la miseria del pueblo no se
entendía y al escriba preguntaron: “¿Donde podemos
encontrar el palacio del rey de estas tierras?”.
10. El escriba les dijo: “Caminen al norte y al oeste;
pasando el rio encontraran un camino y al final del
camino el palacio”. Saray y Adriano fueron entonces al
palacio con intención de hablar con el rey sobre la
miseria.
11. En el palacio se presentaron y su fama que los
precedía les abrió las puertas. El rey estaba con sus
consejeros y escuchaba a los gobernadores de las
provincias dando sugerencias sobre las leyes a aplicar.
12. Allí sentado y esperando su turno para hablar el
gobernador de las tierras miserables estaba y cuando le
llego el turno habló y nada bueno dijo. Las palabras eran
sin duda falsas, su poder le había corrompido y sus
consejos solo miseria causarían a inocentes.
13. Cuando las conversaciones estuvieron terminadas el
rey dejo hablar a Adriano quien dijo: “Señor de estas

tierras le pido que detenga a ese hombre mientras hablo
pues puede desear huir de la justicia”.
14. El rey dijo: “Su reputación a mis oídos ha llegado
desde hace mucho y los reconozco pues me los han
descrito; este hombre que gobierna en una provincia
siempre me trae buenas noticias de esta y por ley debo
creerle, ¿Por que razón lo detendría?”.
15. Dijo Saray al rey: “Hemos vivido en su provincia y
hemos oído sus reportes y consejos, son mentiras lo que
este hombre afirma y si nos permite se lo probaremos”. El
rey sin creer en las palabras de ella sintió curiosidad y se
les dio chance de probarlo.
16. Adriano le dijo al rey: “En el pueblo estaba un escriba
el cual ya hemos pedido a un guardia que traiga junto a
las notas del día de hoy, ahí leerá lo que este hombre dijo
al pueblo”. El escriba fue traído con las notas.
17. El rey leyó lo que el escriba escribió y las promesas
que el gobernante hizo morían con los consejos que le
dio, le fue dicho entonces que él mismo debía ir a ver y
oír los llantos del pueblo. El rey aceptó.
18. En el poblado la gente se reunía alrededor del rey y
este pidió a la gente misma que le dijesen lo que pasaba,
los más miserables y oprimidos dieron testimonio, los
ojos del rey y sus oídos supieron la verdad.
19. De regreso en el palacio donde el gobernador y el
escriba esperaban detenidos el rey pasó juicio. Dijo así:

“Ustedes ambos serán ejecutados y sus familias serán
sepultadas en vida por sus crímenes”.
20. A Saray y Adriano se les ofreció recompensa por haber
ayudado y ellos dijeron: “Señor, lo único que pedimos es
que las familias de estos criminales no paguen por los
crímenes de ellos, ¿Es acaso justo el rey por atormentar a
los que nada han hecho para castigar a los que sí?”.
21. El rey dijo: “Entiendo sus palabras pero la ley lo
dictamina”. Adriano preguntó: “¿Acaso la ley no decía
también que debía creer en la palabra de ese hombre?
¿No ha visto usted mismo que la ley puede decir algo sin
que sea cierto? ¿No fue la ley la que permitió que el
pueblo sufra?”.
22. El rey escucho esto y pidió conferencia con los sabios
y entre todos hablaron sobre el asunto. El veredicto fue
simple y dijo el rey: “Estos dos hombres serán ejecutados
públicamente, sus actos revelados al pueblo. Sus familias
no serán lastimadas”.
23. Así dijo el rey y así fue. Saray y Adriano vivieron un
año más entre ellos y fueron maestros de unos y alumnos
de otros. Pasado ese tiempo regresaron por donde habían
venido.
Interpretación: La historia trata sobre las figuras políticas,
económicas y religiosas que hablan bonito al publico
pretendiendo ser su amigo pero cuando y donde cuenta


Documentos relacionados


Documento PDF adriano
Documento PDF comentario navidad 2
Documento PDF tercera de la libertad
Documento PDF walsch neale donald conversaciones con dios
Documento PDF sinhue el egipcio
Documento PDF melakhim bet


Palabras claves relacionadas