Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



EL LIBRO DE LA LIBERTAD .pdf



Nombre del archivo original: EL LIBRO DE LA LIBERTAD.pdf
Autor: Julieth Castaño

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Acrobat PDFMaker 11 para Word / Adobe PDF Library 11.0, y fue enviado en caja-pdf.es el 13/04/2016 a las 21:33, desde la dirección IP 181.230.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 684 veces.
Tamaño del archivo: 253 KB (6 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


LLEGA LA LIBERTAD

Primera Entrega del Libro de la Libertad
A la manada de la Segunda Venida:
¿Y QUÉ DEBO EXPONER SOBRE ELLA? lo que ningún cómplice o sabio ha dicho, porque
la libertad que los hombres de este mundo conocen y viven, es la de lucifer- la de la
rebelión de satanás que los esclaviza hasta la muerte, porque tal es el mundo de los
hombres de este planeta; muerte de esclavitud que hoy es destruida por la Verdadera
Libertad que aquí enseño, como Isaías 29:18 pronosticó para esta hora: “En aquel tiempo
los sordos oirán las Palabras del Libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad
y de las tinieblas”…

¡AY LIBERTAD VERDADERA Y UNICA! de la que debo hablar a los hombres de este
tiempo.
¡Qué lejos estás de ser comprendida por los insípidos esclavos de las tinieblas!
¡Pero qué cercana de ser alcanzada, si cada hombre al que me dirijo, logra
comprenderte! porqué este mundo vive en rebelión contra sí mismo y así las Leyes
Eternas lo rechazan y esta es la condición por la cual la humanidad de la hora actual, no
tiene libertad.
…Fue Lucifer-satanás quien un día “se libertó” así mismo; porque se dio cuenta que él no
era de la Creación del Innominado y Sin Fin; había sido abortado de la Serpiente, de las
tinieblas de Yaldabaoz, del Demiurgo dueño de la materia, el que a su vez fue rechazado
por su madre Sophia, porque surgió de la brutalidad, de la no Esencia de la Eternidad,
donde existe la Luz, que es la Libertad Indiscernible.
Dedujo que su vida estaba muerta, porque no tenía Luz, como él, escribió en su Éxodo
20:21 cuando se presentó ante los judíos en el Sinaí: “Entonces el pueblo estuvo a lo lejos,
y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios”… y éste “imposible” se convirtió
en una carga, porque encontró sobre él, la Autoridad que le quemaba, hasta que una
noche del tiempo dijo dentro de sí mismo: “seré dios y esa será mi libertad, mi lus y
entonces, se auto-nombró portador de su lus” como Isaías 14:12-15 escribió, para que
hoy fuese entendida la Verdadera Libertad de los hombres, que no es la de este de la
rebelión: ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por Tierra, tú
que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: subiré al cielo; en lo alto, junto a
las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del
norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres
hasta el Seol, a los lados del abismo”.

Era esclavo de sus tinieblas, pues no podía soportar la Luz, porque no era de Ella,
como luego Salomón en la 1 de Reyes 8:12 lo gritó a su pueblo: “Entonces dijo Salomón:
Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad”.
Tinieblas, oscuridad, como describió el Deuteronomio 5:22-24 que trasmitió en sus
tablas de la ley, ya como Dios del Sinaí, la esclavitud para las naciones no judías: “Estas
palabras habló Jehová a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la
nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos tablas de piedra, las
cuales me dio a mí. Y aconteció que cuando vosotros oísteis la voz de en medio de las tinieblas,

y visteis al monte que ardía en fuego, vinisteis a mí, todos los príncipes de vuestras tribus, y
vuestros ancianos, y dijisteis: He aquí Jehová nuestro Dios nos ha mostrado su gloria y su
grandeza, y hemos oído su voz de en medio del fuego; hoy hemos visto que Jehová habla al
hombre, y éste aún vive”…

Y esa fue la libertad de lucifer: hacerse dios sobre el Sinaí, y a los que desconocen el
sentido de la Luz o la libertad, esclavizarlos como hijos de sus tinieblas, porque el hombre,
al no tener la Luz, acrecentó su odio contra ella, hasta desear destruirla, y entonces él
quedaría solo gobernando a los que desde ese momento hizo esclavos sobre el mundo.
Así los terrestres que recibieron sus tablas de la ley, quedaron esclavos de la libertad
de lucifer y adoraron a satanás como dios, porque desconocieron la Luz, el de dónde
vienen: pues entre lucifer y la humanidad, un gran abismo de Libertad hay; es la rebelión
de satanás y otra, la Libertad o Sabiduría de la Luz.

1.
2.
3.
4.
5.
6.

La libertad de satanás, es la rebelión contra la Luz, pues todos los hombres que la
siguen, rechazan al Creador Supremo o DIOS y por lo tanto, se niegan a sí mismos
perdiendo su propia Luz, la que no tiene lucifer y esta es la rebelión en la cual el mundo
vive, al oponerse a la Luz.
Rebelión de los gobiernos del mundo, porque éstos son sedición contra el hombre, que
es víctima de ellos.
Rebelión de las religiones, porque ellas son la asonada de satanás contra DIOS
INNOMINADO: EL ETERNO.
Rebelión contra el planeta; sus bosques, aguas, animales y elementos, porque de esta
manera matan al hombre, que es la Justicia contra Satanás.
Rebelión sobre el cuerpo humano, llenándolo de vicios, odios, guerras, corrupciones,
enfermedades, la muerte; porque esta es la forma de Satanás mantener la persecución
contra el cuerpo de la Creación.
Rebelión hacia el pensamiento, la Consciencia, el Alma, el Ser: atestándolo de mentiras
o trampas de un mañana mejor, mientras estas ilusiones le roban el tiempo, la primera
arma que tiene el hombre contra la rebelión.
Rebelión contra lo sagrado de la Luz, que contiene al Espíritu Universal, al del hombre y
al de todas las cosas vivientes y manifestadas que gozan cada una, de un espíritu de Luz,
las que jamás se rebelan contra Ella, pues de hacerlo, dejarían de existir y por esto es la
rebelión de satanás contra lo Creado, porque los Espíritus Universales, jamás serán de
él, porque cada espíritu vive de la Luz del Innominado, el Creador Supremo: el Centro
de la Luz.
¿Habéis entendido mis alegorías? porque os escribo en parábolas, para destronar la
ignorancia de la razón y para que las tinieblas no puedan penetrar la expansión de la
mente de Luz que en inteligencia desobedece y destruye las tinieblas dentro de sí misma.
Sí, porque lucifer, astuto y perverso, no es Dios, pues jamás ha tenido ni tendrá Luz
que es Inteligencia LA UNIÓN DE DIOS, porque ELLA es en todos los Principios, según la
1 Juan 1:5: “Este es el mensaje que hemos oído de ÉL, y os anunciamos: Dios es Luz, y
no hay ningunas tinieblas en él”…

2

La libertad de la isla DE MANHATTAN DE LOS ESTADOS UNIDOS, es también la cara y
cuerpo de lucifer, la sucia prostituta del Apocalipsis 17, porque… “tenía en la mano un cáliz
de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre
escrito, un misterio de falsa libertad: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS
RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA”; a todos libera comprándoles sus

almas en monedas del FMI de su Banco Federal, que ha empobrecido con su deuda
externa, a las naciones de la Tierra y este es el primer orden de su libertad sobre los
terrestres.
La libertad de lucifer, ES EL ODIO, LA SOBERANIA DE LA RAMERA sobre el mundo como
el hambre, la miseria, la opresión y las necesidades con la cual sujetó a los pueblos de la
Tierra y construyó su mundo, cual sus liberales escribieron en su acta III: “Mas que el

poder real o legal, el hambre le otorga al capital derechos sobre los trabajadores. Manejaremos
a las multitudes explotando el odio envidioso que resulta de la miseria. Sirviéndonos de la
opresión y las necesidades, remataremos a aquellos que se nos enfrenten. Cuando llegue el
momento de coronar a nuestro soberano universal, ese mismo populacho barrerá todo
obstáculo que pudiera atravesársele en el camino”…

La libertad de lucifer, ES LA ANARQUÍA DE LA OPINIÓN como su acta XII aplica: “Nuestros
periódicos serán de todas las tendencias: aristocráticos, republicanos, revolucionarios y hasta
anarquistas; esto, por supuesto, mientras dure la constitución. Tendrán, como el dios indio Visnú,
cien manos, cada una de las cuales acelerara la metamorfosis de la sociedad. Estas manos
conducirán la opinión como le convenga a nuestros intereses. Los imbéciles que crean seguir
la opinión de su partido repetirán la nuestra, o la que nos convenga. Se verán siguiendo el órgano
de su partido sin saber que, en realidad, escoltan la bandera que enarbolamos ante sus ojos”…

La libertad de lucifer ES LA GUERRA Y LA MATANZA DEL ANTIGUO TESTAMENTO, como
lo han hecho desde su Éxodo 32:27-29: “Así ha dicho Jehová, el Dios de Israel: Poned cada
uno su espada sobre su muslo; pasad y volved de puerta a puerta por el campamento, y matad
cada uno a su hermano, y a su amigo, y a su pariente. Y los hijos de Leví lo hicieron conforme
al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres. Entonces Moisés
dijo: Hoy os habéis consagrado a Jehová-Yahvé, pues cada uno se ha consagrado en su hijo y
en su hermano, para que él dé bendición hoy sobre vosotros”… y es ley en su acta VII sobre
el mundo: “Tenemos que estar preparados para lidiar con quienes se opongan a nuestros
proyectos. Si fuera necesario, que el país vecino le declare la guerra a la nación que pretenda
obstaculizarnos. Pero si ambos se unieran contra nosotros, entonces desencadenaremos una
guerra mundial”…

La libertad de lucifer ES “EL PROGRESO Y DESARROLLO”, el engaño que ellos esconden
mientras roban y atracan las naciones, quitando los presupuestos para alimentos,
educación y salud de las gentes o cristianos de las naciones: “el papel de los utopistas
liberales habrá terminado cuando nuestro régimen sea reconocido. Hasta entonces, nos
prestaran un gran servicio. Por eso todavía ahora seguimos impulsando y estimulando a las
inteligencias a inventar toda clase de teorías fantásticas, nuevas y que dan en llamar
progresistas. Es la forma de lograr que pierdan la cabeza los cristianos imbéciles con la palabra
progreso. No habrá un solo discernidor entre los goim que descubra agazapada, bajo esta
palabra, la evasión de la verdad respecto a todo cuanto no sea del mundo material. Es que la
verdad es una y en ella no cabe el progreso. El progreso, como toda idea falaz, es útil para

3

oscurecer la verdad a fin de que nadie la conozca salvo nosotros, los elegidos por Yahvé para
salvaguardarla”.

PORQUE ESTA LIBERTAD VIENE DE QUIEN DESDE LA REBELIÓN ha sido condenado a
destrucción, como Isaías 14:16-23 lo advirtió y se cumple: “Se inclinarán hacia ti los que te
vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel lucifer que hacía temblar la Tierra, que
trastornaba los reinos; que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus
presos nunca abrió la cárcel? Todos los reyes de las naciones, yacen con honra cada uno en su
morada; pero tú echado eres de tu sepulcro como vástago abominable, como vestido de muertos
pasados a espada, que descendieron al fondo de la sepultura; como cuerpo muerto hollado. No
serás contado con ellos en la sepultura; porque tú destruiste tu tierra, mataste a tu pueblo judío.
No será nombrada para siempre la descendencia de los malignos. Preparad sus hijos de Zion
para el matadero, por la maldad de sus padres; no se levanten, ni posean la Tierra, ni llenen de
ciudades la faz del mundo.
Porque Yo me levantaré contra ellos, dice el Innominado, y raeré de Babilonia el nombre y el
remanente, hijo y nieto. Y la convertiré en posesión de erizos, y en lagunas de agua; y la barreré
con escobas de destrucción”… y esta es la esclavitud, creer en ellos como dios e hijos de

dios.

SE CUMPLE CON QUIENES COMAN Y HAGAN CARNE EL LIBRO DE LA VERDAD, LA
LIBERTAD DE CONSCIENCIA que en esta hora abro de par en par, para vosotros; porque
despliego este Libro en su Primera Carta, la 8 de Juan Apóstol, en la que resplandece la
Verdad que los Evangelios guardaron para el día y hora de hoy:
“1 y Jesús se fue al monte de los Olivos.
2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba.
3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y
poniéndola en medio,
4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.
5 Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?
6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo,
escribía en tierra con el dedo.
7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado
sea el primero en arrojar la piedra contra ella.
8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.
9 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde
los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.
10 Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están
los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?
11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.
12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo Soy la Luz del mundo; el que me sigue, no andará
en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la vida.
13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no
es verdadero.
14 Respondió Jesús y les dijo: Aunque Yo doy testimonio acerca de mí mismo, Mi Testimonio
es Verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde
vengo, ni a dónde voy.
15 Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie.
16 Y si Yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no Soy Yo solo, sino Yo y el que Me envió,
el Padre.
17 Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero.
18 Yo Soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da Testimonio de Mí.
19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi
Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

4

20 Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie
le prendió, porque aún no había llegado su hora.
21 Otra vez les dijo Jesús: Yo Me Voy, y me buscaréis, pero en vuestro pecado moriréis; a
donde yo voy, vosotros no podéis venir.
22 Decían entonces los judíos: ¿Acaso se matará a sí mismo, que dice: A donde Yo Voy,
vosotros no podéis venir?
23 Y les dijo: Vosotros sois de abajo, Yo Soy de arriba; vosotros sois de este mundo, Yo no
Soy de este mundo.
24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que Yo Soy, en
vuestros pecados moriréis.
25 Entonces le dijeron: ¿Tú quién eres? Entonces Jesús les dijo: Lo que desde el principio os
he dicho.
26 Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y
Yo, lo que he oído de ÉL, esto hablo al mundo.
27 Pero no entendieron que les hablaba del Padre.
28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis
que Yo Soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.
29 Porque el que Me Envió, Conmigo Está; no me ha dejado solo el Padre, porque Yo hago
siempre lo que le agrada.
30 Hablando él estas cosas, muchos creyeron en él.
31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en
mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
33 Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo
dices tú: Seréis libres?
34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo
es del pecado.
35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.
36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.
37 Sé que sois descendientes de Abraham; pero procuráis matarme, porque mi palabra no
halla cabida en vosotros.
38 Yo hablo lo que he visto cerca del Padre; y vosotros hacéis lo que habéis oído cerca de
vuestro padre.
39 Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de
Abraham, las obras de Abraham haríais.
40 Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído
de Dios; no hizo esto Abraham.
41 Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron: Nosotros no somos
nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios.
42 Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo
de DIOS he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió.
43 Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra.
44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él
ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad
en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.
45 Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.
46 Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no
me creéis?
47 El que es de DIOS, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois
de DIOS.
48 Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres
samaritano, y que tienes demonio?
49 Respondió Jesús: Yo no tengo demonio, antes honro a mi Padre; y vosotros me deshonráis.
50 Pero yo no busco mi gloria; hay quien la busca, y juzga.
51 De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte.

5

52 Entonces los judíos le dijeron: Ahora conocemos que tienes demonio. Abraham murió, y
los profetas; y tú dices: El que guarda mi palabra, nunca sufrirá muerte.
53 Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? ¡Y los profetas murieron!
¿Quién te haces a ti mismo?
54 Respondió Jesús: Si Yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me
glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.
55 Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería
mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra.
56 Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.
57 Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?
58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, Yo Soy.
59 Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y
atravesando por en medio de ellos, se fue”…

Esta Verdad que aquí les prodigo, ES LA ÚNICA
LIBERTAD que habéis buscado en rebeliones y guerras,
en todo tipo de exigencias sólo del mundo; porque
nunca antes mirasteis hacia dentro a vuestro
pensamiento, corazón y mente controlada por la
imagen de Manhattan, que es la misma de
Nabucodonosor en Babilonia hace 2600 años, y la que
hoy en la Profecía de Parravicini llega a su final: “LA
LIBERTAD DE NORTEAMÉRICA perderá su lus. Su
antorcha no alumbrará como ayer, y el monumento será
atacado dos veces”… ese es su final, como nación,
imperio y hegemonía sobre la Tierra.
MIRAD QUIÉN ES EL DIABLO: comparadlo con
vosotros, ¿si sois de esta gusanada perversa? y si no: YA
TENÉIS LA LIBERTAD ESPERADA; está en vosotros como Pablo en la 2 Corintios 4:3-6
profetizó para conformar este Libro de la Libertad para los de la Segunda Venida
cercana: “Porque DIOS, mandó que de las tinieblas resplandeciese la Luz, es el que
resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en
la faz de Jesucristo”… sólo os falta comenzar a cumplir cuanto el Señor os recomendó en
Mateo 5:48: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos, ES
PERFECTO”…

Esta es la Semilla de la Libertad llegando a los primeros…
El Sembrador de la Luz Eterna
Reina del Sur, 16 de marzo 2016
(Carta a la manada pequeña de la Tierra; tradúzcase a todos los idiomas y envíese por las
redes mundiales)

6


Documentos relacionados


Documento PDF el libro de la libertad
Documento PDF el libro de la libertad
Documento PDF cuarta de la libertad
Documento PDF tercera de la libertad
Documento PDF comentario navidad 2
Documento PDF segunda de la libertad


Palabras claves relacionadas