Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Somos Polvo de las Estrellas.pdf


Vista previa del archivo PDF somos-polvo-de-las-estrellas.pdf

Página 1 2 3 4

Vista previa de texto


Somos Polvo de las Estrellas
Eres una criatura del universo,
al igual que los árboles y las estrellas;
Tienes derecho a estar aquí.
Y, te resulte o no evidente,
Sin duda el universo se desenvuelve como debe.
"Tú sabrás la verdad
Y la verdad te hará libre". (Desiderata)
Para darnos cuenta de la verdad de esto, tenemos que volver por un momento
al principio de las cosas.
AL PRINCIPIO. . .
No importa si creéis que la humanidad salió del hombre mono primitivo de
hace quinientos mil años, o, ya creado, como se dice en “La Biblia” por la
mente de un Creador. De todas maneras tuvo que haber una Causa Primera:
Algún poder tuvo que traer a esta Tierra el primer germen de la Vida, y la
creación es igualmente maravillosa si empezó a través de siglos incontables
hasta el producto más alto de la civilización moderna, que si el todo fue creado
en seis días.
Al principio, la tierra era solo una nube, un vapor –hace seis mil años, o hace
un billón de años– ¿qué importa cuántos?
Lo único que importa es que cierta vez de cierta manera, el primer germen de
la vida vino a la tierra –algo, lo llaman lo sabios– una sustancia gelatinosa que
flotaba sobre las aguas. Ese fue el principio, la aurora de la vida sobre la tierra.
Luego vino el primer fragmento de vida animal –la Ameba, una clase de pez
gelatinoso, consistiendo de una sola célula, sin vértebras, y con muy poco que
la distinguiera del agua que la rodeaba. Pero tenía vida –el primer fragmento