Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Canalizacion Grupal Bogota 2012 Malena Carrion .pdf



Nombre del archivo original: Canalizacion Grupal Bogota 2012 Malena Carrion.pdf
Título: Microsoft Word - Canalización Grupal.docx
Autor: Malena

Este documento en formato PDF 1.3 fue generado por Word / Mac OS X 10.7.5 Quartz PDFContext, y fue enviado en caja-pdf.es el 09/11/2012 a las 05:09, desde la dirección IP 201.141.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2116 veces.
Tamaño del archivo: 209 KB (21 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Canalización  Grupal,  Bogota  6-­‐2012.                                                                      
 Arcángel  Miguel  y  Arcángel  Rafael.  
Canalizado  por:  María  Elena  Carrión  
 

 

 

 

Está  en  ustedes  mismos  esa  parte  divina  donde  el  Padre-­‐

Madre;  donde  nosotros  todos  los  Seres  de  Luz  estamos  aquí  para  asistirlos,  para  
llenarlos  en  su  corazón,  en  su  conciencia  y  en  su  vida  de  amor  y  de  bendiciones.    
Así  que  yo  les  digo  hermanos  míos:    su  limitación  está  en  su  mente,  su  limitación  
está  en  su  ego,  porque  su  ser  superior,  su  divinidad  y  su  sabiduría  interior,  sabe  que  
son   seres   divinos,   que   son   seres   ilimitados.   La   enfermedad   es   una   distorsión  
únicamente  del  Plan  Divino;  hay  que  regresar  al  Plan  Divino  para  volver    a  restablecer    
el  orden  y  la  salud  en  sus  cuerpos,  en  sus  mentes,  en  sus  corazones  y  en  todo  su  ser.    
Yo  les  digo  hermanos  míos:  no  le  den  realidad  a  la  enfermedad,  denle  realidad  a  su  
conciencia   y   a   su   capacidad   sanadora     innata,   interna   en   su   alma   y   en   su   corazón.  
Ahora,    están  listos  para  recibir  todas  estas  fuerzas  creadoras  de  la  creación;  todos  los  
Seres   de   Luz   estamos   aquí   con   ustedes,   todos   los   Seres   de   Luz   estamos   bajando   y  
descendiendo   de   miles   de   diferentes   maneras   para   poder   ayudarlos   a   esta   nueva  
transición,   a   esta   nueva   etapa   donde   todos   ustedes   tienen   que   empoderarse,   tienen  
que  despertar  todos  su  dones,    sus  cualidades  divinas,  su  divinidad  interior  y  van  a  ver  
hermanos   míos,   como   toda   esta   divinidad   interior   los   va   a   despertar   hacia   nuevas  
conciencias,  hacia  nuevos  paradigmas,  hacia  nuevos  cambios  de  evolución.  
Les  pido  hermanos  míos  que  abran  su  chacra  coronilla,  su  séptimo  chacra  que  está  
en  el  centro  de  su  cráneo  para  recibir  esta  luz  que    vamos  a  enviarles  todos  los  Seres  
de  Luz,  para  conectarle  su  pineal  y  empezarles    a  conectar  todos  sus  códigos  del  ADN  
espiritual  para  que  puedan  empoderarse,  porque  todos  los  que  están  aquí  presentes  
vinieron  por  un  llamado  espiritual,  vinieron  a  esta  reconexión  de  luz,  vinieron  a  este  
trabajo   que   están   listo   para   hacer   y   para   tener,   así   que   yo   les   digo   hermanos   míos,    
sean   bienvenidos   al   espíritu   de   mi   Padre,   sean   bienvenidos   a   esta   Luz   Divina   que   está  
por   descender   hacia   ustedes   y   que   les   está   llegando   por   las   emisiones   y   las   tormentas  
del  Sol  maravillosas  que  es  el  Padre,  es  el  corazón  del  Padre  el  que  les  está  dando  estas  
emisiones   de   luz   a   la   Tierra   y   a   ustedes   para   que   puedan   despertar   de   ese   trance  
donde  ustedes  se  sienten  limitados,  donde  se  sienten  que  no  pueden  hacer  más  allá  de  
esas  limitaciones  que  les  han  impuesto,  que  ustedes  se  han  impuesto  a  sí  mismos,  así  
que  yo  les  digo  hermanos  míos  abran  sus  corazones,  abran  su  conciencia,  despierten,    
es  el  momento,  están  listos.    

 

1  

Atrévanse  a  volar,  desplieguen  sus  alas  espirituales,  dejen  que  su  alma  vuele,  dejen  
que  su  alma  tome  todas  las  dimensiones  de  Luz  que  están  listos  para  emprender,    para  
tomar  y  para  abrir.    
Así  que  yo  les  digo  hermanos  míos:  están  rompiendo  paradigmas,  esta  Tierra  está  
haciendo   un   cambio   total   y   absoluto   de   paradigmas,   y   todos   y   cada   uno   de   ustedes  
están   contribuyendo   a   esta   nueva   evolución   y   a   este   nuevo   amanecer   de   esta  
humanidad   que   entra   en   una   Era   Dorada,   que   entra   a   una   era   de   evolución   a   una  
nueva   manera   de   estar   en   esta   Tierra;   desde   el   corazón,   desde   el   amor,   desde   la  
Unidad,  para  que  ya  no  se  vean  a  ustedes  como  seres  separados.  
 La  separación  enferma,  es  lo  que  los  enferma,  la  Unidad  los  sana.  Todos  ustedes  
están   en   este   proyecto   Tierra,   en   este   proyecto   de   amor,   en   este   proyecto   de   luz.  
Empodérense  y  sientan  como  está  entrando  ahora  mismo  por  su  coronilla,  todas  esas  
emisiones   de   luz   de   altas   frecuencias   de   la   Luz   Divina,   para   empoderarlos   y   para  
llenarlos   de   todo   ese   amor   divino   que   les   corresponde   por   derecho   divino,   y   que  
ustedes   de     alguna   manera   por   estar     en   la   sobrevivencia   del   día   a   día,   han   ido  
cerrando  o  han  ido  descuidando  o  han  ido  dejando  en  atención.    
Y   les   pido   ahora   que   tomen   toda   esta   energía   que   está   entrando   por   su   coronilla   y  
que   está   bajando   con   toda   esa   luz   del   Padre   hacia   sus   corazones.   Sientan   esa   fuerza  
como   entra,   abre   y   expande   su   corazón   y   ese   Corazón   Sagrado   que   tienen,   ahí   está  
todo   su   código   genético,   está   todo   su   código   divino   y   está   toda   la   información   que  
requieren  y  necesitan  para  su  evolución.  
 Ahora,  tomen  esa  fuerza,  tomen,  tomen  toda  esta  Luz  que  necesitan  sus  cuerpos,  
porque  sus  cuerpos  se  nutren  de  la  Luz,  tomen  toda  esa  Luz  que  está  descendiendo  y  
sientan   como   su   Shejina,   su   Espíritu   Santo   y   todo   ese   cuerpo   de   Luz   Sagrada   que  
ustedes  son,  se  llena  de  esta  Luz  Divina,  de  esta  Luz  Sagrada  que  está  entrando  en  este  
momento,   calibrando   todas   sus   energías   y   permitiendo   que   todo   su   Ser   sea   llenado  
por  esta  Luz  Divina,  del  amor  divino  de  Dios.    
Que  todos  los  astros  y  todos  los  planetas  están  alineando  ahora  en  este  momento  
con  amor  hacia  el  Padre  para  hacer  su  trabajo  de  amor  y  de  alineación,    para  que  todas  
las  especies  y  todo  lo  que  existe  en  la  Creación,  se  alinee  de  nuevo  al  amor  divino  de  
Dios.   Es   el   momento   hermanos,   el   momento   de   alienarse,   el   momento   de   tomar,   el  
momento  de  evolucionar.    
Den  su  brinco,  den  ese  brinco  cuántico  hacia  lo  nuevo,  hacia  nuevas  dimensiones  y  
nuevos   paradigmas.   Ábranse,   ábranse   a   recibir   ,   ábranse   a   sentir   como   nunca     antes  
habían  recibido;  y  sientan  las  fuerzas  de  la  Luz  que  llega  a  los  seres  que  ustedes  mas  
aman,   para   que   todo   este   milagro   del   amor   y   de   la   luz   y   de   la   fuerza   divina,   sea  

 

2  

recibida  por  aquellos  que  más  lo  están  necesitando  en  toda  esta  creación  divina,  y  de  
alguna    manera  que  sientan  como  se  llena  toda  esta  fuerza  creativa  en  todo  su  ser,  en  
toda  su  alma  hacia  todos  los  hermanos  de  este  planeta.    
Sean   ahora   esos   campos   energéticos   radiantes   inundados   de   luz,   de   energía  
radiando  esa  luz,  hacia  todos  los  seres  que  aman.  Es  el  momento  de  que  radien  toda  
esta   luz;   abran   sus   manos,   vean   que   todos   son   sanadores,   todos   traen   el   don;   sanador  
es  aquel  que   se   reconoce   como   un  caminante,    un  servidor  de  la  Luz  y  que  es  capaz   de  
radiar  la  luz  divina  de  Dios,  hacia  todo  lugar,  espacio,  persona,  tiempo  y  dimensión.      
Abran   sus   manos,   póngalas   frente   a   sus   corazones,   una   frente   a   la   otra   y   sientan  
como   van   a   transmitir   todo   este   amor,   todo   este   amor   sagrado   que   está   en   sus  
corazones.    
Sientan,   sientan   como   hay   una   luz   maravillosa   que   está   ahí,   tomen   esta   fuerza,  
tomen  esta  fuerza  de  esta  luz  divina  que  está  en  sus  corazones  y  empiecen  a  radiarla  
hacia  afuera,  hacia  el  mundo.  Volteen  sus  manos  hacia  afuera  y  regalen  al  mundo  toda  
esa  luz  que  está  siendo  en  este  momento  donada  y  regalada  por  todos  los  seres  de  Luz,  
para  que  a  través  de  ustedes  que  escucharon  el  llamado,  pueda  llegar  hacia  todos  los  
seres  que  aman.  
 Mándenles  todas  estas  radiaciones  de  amor  a  todos  los  seres  que  aman  y  a  todos  
los  seres  del  planeta.  A  todos  esos  lugares  que  están  en  ausencia  de  Luz,  a  todos  esos  
lugares   que   han   olvidado   su   dimensión   espiritual   y   divina,   a   todos   esos   lugares   que  
están  sedientos  de  la  Luz  Divina  de  Dios  y  del  amor  de  Dios.  
 Es   el   momento   que   ustedes   se   pongan   como   vehículos   de   la   Luz,   esta   intención  
para   que   llegue   toda   esta   Luz   a   través   de   sus   vehículos   de   Luz   a   todos   los   seres,   a  
todos   los   espacios   de   esta   hermosa   Tierra,   a   esta   hermosa   Gaia   y   pueda   iluminarse  
todo   este   planeta.   Y   sientan,   vean,   perciban   e   imaginen   a   Gaia   llena   de   luz,   llena   de  
amor,  llena  de  unidad,  llena  de  conciencia;  donde  todos  y  cada  uno  despierten  hacia  su  
verdadera  dimensión  espiritual  y  todos  puedan  tomar  en    abundancia  lo  que  el  Padre  
siempre  tuvo  dispuesto  para  ustedes.  La  carencia,  la  enfermedad    son  distorsiones  del  
ego  porque  no  existe  en  el  reino  del  Padre.      
En  el  reino  del  Padre  solamente  hay  Unidad,  solamente  hay  abundancia,  solamente  
hay  salud  perfecta,  y  solamente  hay  amor  perfecto  y  divino.    
Es  el  momento  que  suelten  todo  aquello  que  les  estorba  porque  todos  los  ángeles  
están  en  este  momento  liberándolos  de  toda  creencia,  de  toda  estructura  vieja,  de  todo  
aquello  que  no  están  necesitando,  para  que  puedan  liberarse  de  una  vez  por  todas  de  

 

3  

todas   esas   limitaciones   que   ustedes   han   sido   limitados,   ya   sea   por   sus     demás  
personas  alrededor  o  por  la  misma  fuerza  de  la  Tierra  que  ha  creado  una  distorsión.    
Abran   sus   corazones,   abran   su   mente   y   entreguen   todo   eso   que     ya   no   les   sirve,  
porque  ya  no  les  sirve  hermanos  míos,  están  en  un  paradigma  donde  toda  la  energía  
vieja   ya   no   funciona.   Tienen   que   aprender   a   usar   esta   energía   nueva,   esta   energía  
divina  que  está    presente  en  todo  lugar,  en  todo  espacio,  y  en  todo  tiempo.      
Esa  energía  únicamente  es  la  energía  divina,  correcta  y  perfecta  de  Dios.  Sientan  su  
fuerza,   imagínense   todos   ustedes   con   sus   campos   energéticos   y   todas   sus  
dimensiones,   trece     dimensiones   divinas   y   sientan   como   estas   dimensiones   divinas  
están   en   ustedes   despertándose,   abriéndose   hacia   todas   las   dimensiones   del   Padre.  
Sientan   la   seguridad   de   regreso   a   casa,   sientan   esta   fuerza   de   estar   de   regreso   de  
nuevo  en  la  luz,  sientan  como  es  estar  en  casa,  como  es    sentirse  de  de  nuevo  en    esa    
fuerza   divina   y   esa   fuerza   de   mi   Padre   que   siempre   les   ha   dado   y   que   siempre   han  
tenido.      
Yo  les  digo    hermanos  míos:  los  milagros  no  son  aislados,  los  milagros  no  son  un  
tema  aislado  en  este  planeta,  ustedes  viven  en  un  milagro  constante,  ustedes  mismos  
son   un   milagro   constante,   porque   son   el   milagro   del   amor,   el   milagro   del   Padre,   el  
milagro  de  la  manifestación  del  Padre  en  la  Tierra.  Ustedes  saben  que  sus  cuerpos  son  
sagrados,   que   sus   cuerpos   son   los   que   manifiestan   la   luz   del   Padre,   sin   sus   cuerpos  
ustedes   no   podrían   tener   manera   de   expresar   el   amor   divino   de   Dios   en   todo   espacio,  
en  todo  lugar.    
Ya   pueden   bajar   sus   manos   y   sentirse   empoderados   ahora   por   toda   esta   fuerza  
divina,   por   toda   esta   Luz   que   están   encendidos   y   que   mis   hermanos   los   siguen  
encendiendo   aquellos   que   les   está   costando   más   trabajo,   están   ahí   con   ustedes  
encendiendo   su   Luz   ,   encendiendo   esa   flama   divina   en   ustedes,   porque   ustedes   son  
eso,   son   una   flama   de   Luz   Divina   y   no   lo   olviden   hermanos   míos,   no   permitan   que  
nadie  ni  nada  los  vuelva  a  apagar  en  esta  dimensión  de  Luz  que  ya  está  encendida  en  
sus  corazones,  en  su  alma,  y  en  su  conciencia.    
Ustedes   son   Luz   Divina   en   manifestación   y   en   cada   lugar   donde   vayan   manifiesten  
su  Luz,  nunca  más  vuelvan  a  esconder  su  Luz,  nunca  más  vuelvan  a  esconder  su  brillo,  
nunca  más    vuelvan  a  quedar  callados  con  aquella  sabiduría  que  tienen  que  expresar,  
que  tienen  que  decir  y  que  tienen  que  dar.      
Están   en   momentos   donde   cada   uno   de   ustedes   se   empodera   de   su   propia  
divinidad,  cada  uno  es  el  gurú  de  sí  mismo,  cada  uno    es  el  seguidor  de  sí  mismo  y  lo  
único  que  van  a  ser,  es  ser  inspiradores,  ser  una  inspiración  para  los  demás,  para    que  
todos  y  cada  uno  de  aquellos  que  los  mire  y  observe  su  luz  y  su  fuerza,  pueda  seguirse  

 

4  

conectándose   con   ustedes   en   amor   y   en   Luz.   Si   ustedes   elevan   su   frecuencia   de  
vibración  y  si  todos  hicieran  esto,  su  planeta  ya  hubiera  hecho  el  cambio,  ya  hubiera  
hecho  el  cambio  de  conciencia  de  manera  fácil  y  amorosa.    
Desafortunadamente   hay   algunos   que   están   conectados   con   esta   fuerza   divina   y    
otros   que   se   están   resistiendo   tremendamente   a   esta   fuerza   divina,   pero   yo   les   digo  
hermanos  míos  ya  no  queda  resistirse,  ya  no  hay  manera  de  resistirse  a  los  influjos  del  
Padre    y    de  la  divinidad,  porque  ya  está  presente  en  toda  su  materia,  en  todo  lo  que  es  
material  e  inmaterial,  porque    todo  ya  está  inundado  de  esta  materia  divina  y  porque  
ustedes  están  más  cerca  que  nunca  del  Padre  y  porque  así  fue  diseñado,  porque  así  fue  
planeado  y  porque  cada  eones  de  tiempo,  el  Padre  vuelve  a  retomar  su  fuerza  y  vuelve  
a  manifestarse  con  más    fuerza  y  divinidad  hacia  toda  su  creación.      
Así   que   yo   les   digo   hermanos   míos:   son   los   momentos   transformadores   y  
presentes  en  su  conciencia  y  en  su  corazón.  Todos  están  listos    y  cada  uno  de  los  que  
están  aquí  van  a  ser  catalizadores,  van  a  ser  servidores  de  la  Luz  que  van  a  hacer  ese  
pequeño   cambio,   en   sus   familias,   en   sus   alrededores,   con   las   gentes   que   están  
compartiendo  la  vida.    
Van  a  empezar  a  ser  esos  inspiradores  que  van  a  dar  esa  fuerza  divina,  para  que  
todo  el  planeta  vuelva  a  tener  ese  equilibrio,  esa  armonía,  esa  Luz  Divina  que  está  en  
cada   uno   de   ustedes,   y   yo   les   digo   hermanos   míos:   no   duden,   no   teman,   confíen.  
Porque   nunca   han   estado   solos,   nunca   han   estado   solos,   nunca   jamás,   siempre   han  
estado   inmersos   en   una   gran   creación   donde   hay   millones   de   seres   vivos   como  
ustedes,  hay  millones  de  seres  encarnados  y  no  encarnados  llenos  de  Luz  vibrando  al  
unísono  con  la  Creación,  al  unísono  con  Dios.    
Nunca   se   sientan   solos   porque   no   es   su   realidad,   en   la   realidad   es   que   están  
inmersos  en  una  dimensión,  en  una  energía  divina  donde  todos  son  una  unidad,  donde  
no   pueden   trabajar   solos,   donde   no   deben   trabajar   solos,   porque   el   trabajo   es   en  
Unidad,  el  trabajo  es  en  equipo,  el  trabajo  es  todos  en  conjunto  y  cada  vez  que  pidan  
algo   para   ustedes,   pídanlo   para   todos   sus   hermanos   en   esta   creación,   porque   así  
funcionan  las  leyes  de  Dios  para  todos,  para  todos    y  cada  uno  de  los  que  participan  en  
esta  Creación.    Para  Dios  todos  son  especiales,  para  Dios  todos  son  sus  hijos,  para  Dios  
todos  son  su  creación.    
Ustedes  son  los  que  tienen  que  aprender  la  manera  de  hermanarse,  la  manera  de  
ser   hermanos,   la   manera   de   ayudarse   unos   a   otros   y   de   evolucionar   en   conjunto  
sabiendo   que   la   única   manera   de   estar   en   el   corazón   de   Dios   es   en   unidad,   y   la  unidad  
no   conoce   la   separación,   la   unidad   no   conoce   estas   separaciones   que   ustedes   hacen  
desde   el   ego,   la   unidad   solo   conoce   el   amor,   la   unidad   y   la   plenitud.   Así   que   yo   les  
invito  hermanos  míos  que  ahora  en  su  corazón  incluyan  a  todas  las  personas  que  han  
 

5  

excluído  en  su  vida.  Incluyan  a  todos  esos  eres  que  han  criticado,  que  han  juzgado,  que  
han   excluido   de   sus   corazones   porque   no   son   como   ustedes   quisieran   que   fueran   o  
porque   los   juzgan   porque   no   parecen   o   se   parece   a   lo   que   ustedes   creen   que   es  
correcto  o  incorrecto.  
 Yo   les   pido   hermanos   míos   que   en   estos   momentos   abracen   con   su   corazón   a  
todos   los   seres   que   han   excluido;   a   sus   padres,   a   sus   hermanos,   a   sus   amigos,   a   sus  
familiares,   a   todos   los   seres   con   los   que   comparten   el   día   a   día;   sus   jefes,   sus  
compañeros   de   trabajo,   todas   aquellas   personas   con   las   que   ustedes   hayan   tenido  
algún   conflicto.   Es   el   momento   de   abrazarlos,   es   el   momento   de     verlos   y   mirarlos   con  
ojos  nuevos,  con  los  ojos  de  la  unidad,  con  los  ojos  del  amor.  
 Hagan   este   trabajo   espiritual,   empiecen   a   incluir   y   abrir   en   sus   corazones,   a   dar  
espacio  para  que  entre  toda  esa  gente  que  en  algún  punto  y  en  algún  momento  de  su  
vida   les   dijeron   no.     Ahora   díganle   sí,   sí   te   dejo   entrar   en   mi   corazón,   en   mi   unidad.  
Porque   tú   y   yo   de   todas   maneras   somos   uno,   no   importan   las   barreras   que   pongan  
porque   de   todas   maneras   somos   uno,   venimos   de   la   misma   fuente   divina   y   vamos   a  
regresar  juntos  a  la  misma  fuente  divina.  
 Así  que  los  les  digo  mis  hermanos:  abran  lo  más  grande  que  puedan  ese  corazón  
para  que  quepa  todo  el  Universo  en  el,  para  que  nunca  más  vuelvan  a  excluir  a  nadie  
por  diferente  o  porque  tienen  razones  diferentes  para  estar  o  expresarse.  Inclúyanlos  
a  todos,  amen  a  todos  y  sientan  que  tienen  espacio,  ustedes  en  su  alma  y  en  su  corazón  
para  recibir  a  toda  la  creación  de  Dios;  porque  todos  y  cada  uno  de  lo  que  ustedes  han  
negado   son   parte   de   la   creación   de   Dios,   son   parte   de   la   divinidad,   son   parte   de  
ustedes.  
 Es  como  si  ustedes  negaran  un    brazo  de  ustedes,  una  mano  o  un  pie.  O  como  si  
negaran   un   ojo   o   una   oreja.   No   pueden   hacerlo   porque   ustedes,   todo   su   ser  
completamente,   pertenece   a   una   unidad,   todo   su   ser   tiene   dimensiones   donde   toda  
sus   dimensiones   están   en   unidad,   trabajando   en   equipo.     El   ojo,   el   pie   no   pueden  
funcionar  si  su  cerebro,  si  su  corazón,  si  su  alma,  si  sus  diferentes  vórtices  de  energía  
no  están  funcionando.  Así  que    yo  les  digo  hermanos  míos:  es  el  momento  de  que  se  
hagan   conscientes   que   son   seres   multidimensionales,   teniendo   una   experiencia  
multidimensional.  
Ábranse,   abran   su   corazón,   abran   su   experiencia   a   recibir   todo   tipo   de  
experiencias  en  su  alma  y  en  su  corazón,  no  nada  más  de  personas.  Ahora,  ábranse  a  
recibir  todas  las  experiencias  que  han  negado  también  en  su  vida,  empiecen  a  decirle  
sí  a  aquellas  experiencias  que  han  juzgado  como  malas  y  empiecen  a  dejarlas  entrar  
en   su   alma,   para   que   empiecen   a   depurarse,   para   que   empiecen   a   quitar   esas  
limitaciones  y  ustedes  se  abran  a  las  experiencias  de  Dios  porque  si  ustedes  se  abren    
 

6  

de  corazón,  de    mente,  y  de    conciencia  poniendo  su  intención  que  todo  lo  que  llega  a  
ustedes   es   un   regalos   de   Dios,   que   todo   lo   que   llega   a   ustedes   es   una   bendición   de  
Dios,   que   los   va   a   ayudar   a   crecer,   a   fortalecerse,   a   forjarse   como   los   seres   de   Luz   que  
son,   en   ese   momento   dejarán   de   etiquetar,   de   negar   y   de   seleccionar   experiencias  
como  buenas  o  malas,  o    mejores  o  peores.  
 Ábranse   a   la   experiencia   del   alma,   ábranse   a   la   experiencia   divina,   que   finalmente  
lo  que  no  mata  fortalece.  Entonces  abran  toda  su  experiencia,  todo  su  amor,  todo  su  
corazón   ahora   y   permitan   que   todas   esas   experiencias   que   han   vivido,   que   han  
negado,  que  se  han  resistido  a  vivir  y  que  no  han  permitido,  déjenlas  florecer,  déjenlas  
que  pasen,  hagan  su  trabajo  y  déjenlas  ir.      
Todas   esas   experiencias,   son   experiencias   que   los   ayudan   a   estar   en   esta  
dimensión  como  seres  de  Luz,  y  a  ser  quienes  son,  no  las  retengan,  no  se  peleen  con  
ellas,  porque  cuando  ustedes  se  pelean,  las  rechazan  se  quedan,  déjenlas  que  pasen.    
Las   experiencias   de   la   vida   son   como   un   río,   cuando   uno   se   baña   en   el   río   dejan  
que  el  río  pase,  no  quieren  ni  capturar,  ni  dicen  esta  agua  me  baña,  esta  agua  no,  esta  
agua   si   le   permito   que   me   toque,   esta   agua   no   la   dejo   que   corra   a   través   de   mi.   Eso   no  
lo   hacen   cuando   se   bañan   en   un   río,   permiten   que   el   río   les   bañe   simplemente   y   las  
aguas  que  necesiten  estar  más  tiempo  con  ustedes  van  a  estar  y  las  que  necesiten  fluir,  
van  a  fluir.  Así  que  dejen  que  la  vida  sea  como  un  río,  dejen  que  los  bañe,  dejen  que  los  
purifique,   dejen   que   los   transforme,   dejen   que   los   nutra,   dejen   que   los   enriquezca,  
déjenlo  ir,  suéltenlo,  libérense  de  todas  esas  energías  que  no  les  están  permitiendo  ser  
quienes  son.    
Es  el  momento,  vamos  a  bajar  ahora  mismo  mucha  más  Luz  para  ayudarlos  a  que  
todas  esas  energías  las  dejen,  entréguenlas  al  río,  al  flujo  de  la  vida  y  de  la  energía.  
 Y   en   este   momento,   inhalen   y   entreguen   todo   aquello   a   que   se   han   resistido  
(exhalen  poderosamente  por  la  boca,  haciendo  un  sonido  en  ahhhhhhhh)  y  permitan  
entrar   a   la   Luz,   permitan   que   la   Luz   Divina   entre   y   vuelvan   a   soltar.   (ahhhhhhhhh)        
Exhalen,   exhalen   y   una   vez   más   (ahhhhhhh),   todo   aquello   que   les   preocupa,   todo  
aquello  que  les  limita  (ahhhhhhhh),  todo  aquello  con  lo  que  se  han  peleado.  Exhálenlo,  
exhálenlo,   por   eso   es   su   exhalación.   Si   ustedes   no   exhalan   no   dejan   entrar   lo   nuevo,  
inhalen  lo  nuevo,  inhalen  toda  la  Luz  del  Padre  y  exhalen.      
Hasta   que   sientan   que   su   flujo   de   energía   vuelve   a   estar   en   armonía,   síganlo  
haciendo.   Las   veces   que   necesiten,   hasta   que   su   flujo   de   energía   restablezca   un  
equilibrio   y   una     armonía   (ahhhhhh)   y   reciban   la   luz   que   está   llegando   a   caudales  
como  un  mar  de  luz  que  el  Padre  les  está  enviando  como  regalo  a  través  de  toda  esta  
sinastría  y  esta  tríada  de  luz  que  está  todavía  presente  en  su  planeta.    

 

7  

Aprovechen   estas   emisiones,   suelten,   suelten   creencias,   suelten   limitaciones,  
suelten   tabúes,   suelten   miedos.   Todo   ese   miedo,   ese   miedo   que   les   impide   amar,  
sientan  como  están  cada  vez  más  libres,  sientan  incluso  como  todo  su  cuerpo  empieza  
a  vibrar  y  empiecen  a  sentir  como  se  expande.  Sigan  vibrando  y  sigan  soltando.  Inhalo  
la   Luz   del   Padre   y   el   amor   del   Padre   y   permito   que   el   Padre   se   lleve   de   mi   y   lave   todo  
aquello   que   no   necesito,   permito   que   el   Padre   vuelva   a   penetrar   en   mí,   me   lave,   me  
limpie  y  me  purifique  y  suelte  todo  aquello  que  ya  no  necesito.    
 Sientan   como   se   expande   su   Luz,   como   se   expande   su   ser   y   como   se   sienten  
empoderados   en   su   corazón.   Puede   haber   un   temblor   en   sus   cuerpos,   puede   haber  
mucha   energía,     es   normal   y   natural,   porque   están   permitiendo   que   el   flujo   de   la   vida,  
el  flujo  de  Dios,  el  flujo  de  la  Energía  Divina  entre  en  ustedes  por  completo.  Y  esta  es  tu  
verdadera   naturaleza,   cada   vez   que   ustedes   tienen   miedo,   cada   vez   que   ustedes   se  
excluyen,   cada   vez   que   ustedes   se   pelean   con   algo,   contraen   esta   fuerza   de   Luz   y  
entonces  se  quedan  obstáculos  en  su  alma  que  no  les  permite  evolucionar.    
Es   el   momento   hermanos   de   dejar   que   la   Luz   haga   su   trabajo,   la   Luz   hace   su  
trabajo,   la   Luz   limpia   toda   oscuridad,   la   Luz   limpia   todo   aquello   que   necesita   ser  
limpiado.   Ese   es   el   trabajo   de   la   Luz   y   cuando   ustedes   le   permiten   entrar,   la     Luz   hace  
su  trabajo  y  todas  aquellas  partes  de  ustedes,  todas  aquellas  moléculas,  todos  aquellos  
átomos,   todos   aquellos   protones,   neutrones   que   están   ahí   dentro   de   ustedes   como  
parte  de  su  Universo  de  Luz,  se  van  a  encender  y  eso  es  lo  que  queremos    hermanos  
míos,   que     cada   uno   de   ustedes   se   enciendan;   se   enciendan   en   esta   dimensión  
espiritual  y  dimensión  divina.    
 Sientan  como  todos  sus  protones,  sus  neutrones,  sus  moléculas  y  todo  su  ser,  se  
empieza   a   encender   en   su   verdadera   divinidad,   tomando   su   potestad   divina,  
asumiendo   que   son   seres   divinos.   Tomen   esta   fuerza   y   sientan   como   sus   moléculas   se  
empiezan   a   encender,   como   sus   átomos   empiezan   a   hacer   su   trabajo   de   Luz   y   como  
ustedes   se   despiertan   a   esta   nueva   dimensión   de   Luz.   Porque   sí   mis   hermanos,  
ustedes  están  inmersos  en  un  reino  de  Luz,  ustedes  están  inmersos  en  la  Luz  Divina  de  
Dios  y  mientras  más  sean  conscientes  están  de  ello,  más  van  a  poder  hacer  su  trabajo  
de  Luz  y  de  amor  en  estas  dimensiones  donde  solo  existe  la  Luz.  
Las  plantas,  los  animales,  los  árboles,  el  cielo,  el  mar  y  todo  lo  que  existe  no  tiene  
más  que  dimensiones  de  Luz  vibrando,  creando  la  Luz  para  todos  y  para  cada  uno  de  
ustedes.    Todos  y  cada  uno,  están  vibrando  en  diferentes  frecuencias  de  vibración  para  
crear  en  conjunto  esta  Luz  Divina  que  los  sostiene  en  este  plano,  en  esta  galaxia  y  en  
este  Universo  como  seres  divinos.  
Así   que   yo   les   digo   hermanos   míos:   son   tiempos   de   despertar   a   su   conciencia  
crística,  a  esta  conciencia  que  el  Maestro   Cristo   Jesús  vino  a  implantar  a  esta  Tierra,  
 

8  

esa  semillas  de  Luz,  esa  fuerza  divina  que  él  vino  a  traer  para  que  ustedes  despertaran  
y  supieran  cual  era  su  dimensión  cristalina.  Crística  significa  cristalina,  en  pureza,  en  
amor   incondicional,   en   unidad,   en   luz.   Eso   fue   lo   que   Cristo   Jesús   vino   a   enseñar;   la  
unidad,   el   amor   incondicional,   la   luz   ,   su   capacidad   de   ustedes   de   estar   en   esta  
armonía   para   crear   y   hacer   lo   que   ustedes   quieran     para   manifestar   para   el   bien   de   la  
humanidad.    
Así   que   yo   les   digo   mis   hermanos:   sientan   e   imaginen   como   sale   de   su   chacra  
coronilla  una  dimensión  hermosa  de  un  loto  de  Luz.    Un  loto  maravilloso  de  Luz,  es  un  
hermoso  Loto  con  un  prisma  de  Luz.  Ahí  está  su  semilla  crística,  ahí  está  su  pineal  de  
Luz  y  desde  ahí  están  conectados  todos  sus  átomos  y  todo  su  ADN  espiritual,  con  sus  
doce  hélices  en  movimiento  y  encendidas.  
 Es   el   momento   hermanos   que     se   imaginen   creando   su   esfera   crística.   Es   una  
esfera   que   los   rodea   con   una   geometría   pentagonal   perfecta   tridimensional   y   hasta  
quinta   dimensional.   Sientan   esta   fuerza,   esta   vibración   despertando   en   ustedes     y  
creando   esta   esfera,   esta   esfera   de   luz   en   ustedes   que   es   su   esfera   de   luz   crística.  
Sientan   como   esta   esfera   se   empieza   a   expandir,   sientan   como   ustedes   empiezan   a  
tomar  la  fuerza  crística  del  amor  divino,  de  mi  Padre  y  de  todo  lo  que  existe.    
Todos  los  seres  que  existen  en  el  planeta  tienen  esta  esfera  crística,  esta  esfera  de  
la  Luz  de  Dios.  Ustedes  siempre  la  han  tenido,  pero  ahora  lo  van  a  hacer  consciente,  
van  a  tener  en  conciencia  esta  luz  crística  y  la  van  a  encender  en  sus  múltiples  dorados  
que  esta  luz  crística  tiene.  Enciéndela  con  el  poder  de  su  intención  y  pongan  esta  luz  
crística   en   todo   su   ser,   esa   vibración   crística   de   Dios   en   ustedes   y   sientan   el   amor  
incondicional  hacia  ustedes  y  hacia  todo  lo  que  existe  y  sientan  como  están  incluidos  
en  el  plan  divino,  donde  no  hay  exclusión  alguna  y  no  hay  separación.  
 Vean   como   todos   ustedes   están   entrelazados   en   esta   conciencia   crística,   en   esta  
red  crística  de  la  Luz  Divina  de  mi  Padre.  Sientan  esta  red  de  luz  divina  vibrando  en  
cada  uno  de  ustedes  y  en  todo  el  planeta  Tierra,  y  sientan  como  todos  despiertan  de  
un   trance   de   separación   a   la   unidad   y   sientan   todos   ustedes   como   son:   un   tramado   de  
luz   maravilloso,   donde   todos   ustedes   están   contribuyendo   al   plan   cósmico   universal  
del  amor.    
Siéntanse  parte  de  todo  esta  gran  engranaje  de  luz  para  que  todos  puedan  volver  a    
ser   esos   seres   de   luz     que   siempre   han   sido,   que   siempre   serán   en   todo   espacio,  
momento  y  tiempo.  Sientan  esa  fuerza  crística  en  ustedes  y  sientan  como  de  manera  
natural  todo  su  ADN  espiritual  empieza  a  configurarse  y  todas  esas  doce  hélices  de  luz  
empiezan  a  reconectarse  dentro  de  ustedes.  

 

9  

 Ahí   están   mis   hermanos     los   ángeles   ayudándoles   a   hacer   su   reconexión   con   su  
ADN   espiritual   y   activando   su   pineal.   Sientan   esta   fuerza   de   ser   seres   de   luz,  
recordando,  restableciendo,  armonizando  su  luz.  Siéntanlo  en  este  momento,  sientan  
como  sus  ángeles  que  siempre  los  han  acompañado,  esos  maestros  de  luz  que  siempre  
han  estado  con  ustedes,  esos  guías  de  la  luz    o  como  ustedes    quieran  llamar,  siempre  
han   estado   a   su   lado   y   siempre   estarán,   porque   son   sus   guardianes,   son   sus  
protectores,  son  sus  llamados  hermosos  ángeles  que  cada  uno  tiene  esta  fuerza  de  la  
totalidad,  de  la  unidad,  de  la  luz  radiante  y  de  la  conciencia  que  los  están  ayudando  a  
su  evolución,  que  los  están  ayudando  a  recordar,  que  los  están  ayudando  a  no  olvidar  
las  dimensiones  de  la  luz  en  la  que  ustedes  están.      
Es   un   privilegio   estar   vivos,   es   un   privilegio   estar   en   estos   momentos,   en   estos  
momentos   precisos   y   hermosos,   donde   toda   la   creación   está   volviendo   a   retomar   su  
armonía,   su   equilibrio   y   su   fuerza   en   conciencia.   Es   un   despertar   cósmico,   es   un  
despertar     que   no   nada   más   está   sucediendo   en   la   Tierra,   es   un   despertar   que   está  
sucediendo   en   toda   la   galaxia,   en   todo   el   cosmos   y   en   toda   la   creación.   Sean   partes  
conscientes  y  despiertos  de  este  nuevo  despertar.    
Así   que   sientan   de   nuevo   hermanos   míos   como   sus   ángeles,   como   sus   ángeles  
personales   que   están   aquí   con   ustedes.   Empiecen   a   hacer   esa   reconexión   divina   en  
ustedes  y  sientan  como  esa  fuerza  les  va  a  dar  otra  vez  este  regalo  a  ustedes  que  por  
naturaleza   traen,   lo   sanadores   que   son   por   naturaleza,   su   videncia,   su   telepatía,   su  
capacidad   de   transformar   y   de   impactar   la   materia,   porque   fue   lo   que   les   vino   a  
enseñar   Jesús,   Cristo,   su   capacidad   de   impactar   la   materia   si   están   alineados   con   su  
corazón,  con  su  conciencia  y  con  la  Tierra.    
Pueden   transformar   toda   materia,   para   que   ustedes   y   la   materia   puedan   ser   esa  
unidad  de  Dios.  Ustedes  los  seres  humanos  tienen  la  escala  más  alta  de  evolución  de  
mi  Padre,  porque  así  está  diseñado  por  Él,  para  que  ustedes  puedan  poner  en  armonía  
y  puedan  alinear  a  la  materia  hacia  las  dimensiones  divinas  de  Dios.  
 Dios   Padre   baja   a   través   de   ustedes   como   vehículos   de   luz   que   son   para   alinear  
todas  estas  fuerzas  cósmicas  y  poder  alinear  toda  esta  materia  que  existe  maravillosa  
en  ustedes  y  fuera  de  ustedes,  para  ponerla  en  vibración  con  el  plan  divino  de  Dios.  Así  
que  tomen  esta  consciencia  hermanos  míos,  cada  materia,  cada  molécula  que  esté  en  
separación,   que   esté   en   desarmonía   y   que   esté   fuera   del   plan   divino   y   fuera   del   orden  
divino  de  la  luz  y  del  amor.  Ustedes  tienen  la  capacidad  de  volver  a  poner  en   armonía,  
a  vibrar  en  el  orden  y  en  el  equilibrio  divino  de  Dios.    
Así   que   imagínense   mis,   si   ustedes   tienen   esa   capacidad,   ¿donde   queda   la  
enfermedad?     No   existe,   porque   ustedes   tienen   la   fuerza   de   alinear,   de   volver   a  

 

10  

reacomodar   y   de   impactar   su   materia   y   la   materia   para   volver   a   restablecer   el  
equilibrio  divino  en  ustedes  y  en  todo  lo  que  existe.      
Así  que  yo  les  digo  hermanos  míos:  ahora  expandan  su  luz  crística  y  todas  aquellas  
enfermedades   que   ustedes   crearon   consciente   o   inconscientemente   que   venga   de  
algunas  otras  creencias  de  sus  ancestros  o  de  cualquier  otra  creencia  o  situación  que  
haya  venido  de  cualquier  lugar.    Es  el  momento,  traigan  todo  eso  y  entréguenlo  a  que  
se   transmute   en   la   luz   y   pongan   todas   esas   creencias   de   enfermedades,   todas   aquellas  
dolencias  que  traigan,  enfermedades,  distorsiones  y  entréguenlas  a  la  Luz  y  permitan  
que   la   Luz   las   transforme,   háganlo   desde   su   corazón   sagrado,   desde   la   Luz   de   su  
corazón.    
Pongan  sus  manos  al  frente  y  coloquen  ahí  todas  esas  enfermedades,  o  todas  esas  
dolencias  o  todo  aquello  que  les  está  molestando  o  que  les  está  lastimando  y  que  no  
les   deja   ir   más   allá.   Póngalo   ahí   y   permitan   que   de   su   corazón   salga   un   rayo  
maravilloso   que   los   llene   de   luz,   que   las   unifique,   que   las   entrelace   de   nuevo   con   el  
tramado  de  la  luz  de  Dios,  y  permitan  que  todo  eso  que  estaba  alejado  de  la  luz,  que  
todo   eso   que   tenía   ausencia   de   luz,   que   todo   eso   que   estaba   vibrando   fuera   de   las  
vibraciones   de   la   luz,   la   luz   las   reacomode,   lo   reordene,   lo   reestructure   y   lo  
restablezca.    
Siéntenlo,   pongan   todas   sus   enfermedades,   ya   que   es   su   propia   energía,   que  
simplemente   buscó   una   solución   equivocada   y   pongan   ahí   todas   esas   distorsiones  
para  que  la  luz  de  su  corazón  que  viene  desde  la  galaxia,  desde  el  centro  del  corazón  
de   Dios   baje,   descienda   a   través   de   toda   su   conciencia   y   de   todos   los   niveles  
dimensionales.  
 Empiecen  a  hacer  el  trabajo  de  sanación  para  ustedes,  pongan  ahí  todo  y  permitan  
que   el   tramado   de   Dios   y   que   ustedes   con   su   conciencia   y   con   su   corazón,   siendo  
conscientes,  pueden  cambiar  y  transformar  la  materia.    
Es   el   momento   hermanos   míos,   tienen   ahora   la   ayuda   de   todos   los   seres   de   Luz,  
pongan   sus   enfermedades.   Pongan   sus   dolencias,   pongan   su   separación   y   permitan  
que  Dios,  la  luz,  sus  ángeles  y  ustedes,  vuelvan  a  ser  ese  tramado  de  Luz,  permitan  que  
se  haga  y  miren  con  amor  como  se  está  transformando  aquello  que  tanto  rechazaron,  
aquello  que  tanto  olvidaron,  o  aquello  que  tanto  temieron.  
 Mírenlo   con   amor   y   permitan   que   el   Padre   y   la   Luz   y   ustedes   en   conciencia   hagan  
este   trabajo   de   sanación.   Observen   con   amor   como   este   tramado   se   hace   más   y   más  
liviano  y  como  empiezan  ustedes  a  soltar  y  a  dejar  que  este  tramado  siga  su  tramado  
de  luz.  

 

11  

 Sientan   esta   fuerza   que   está   en   ustedes   y   que   cada   uno   de   ustedes   tiene.   Ahora  
sientan  que  cambios  hay  en  ustedes  a  partir  de  sentir  esta  fuerza  interna,  esta  fuerza  
creadora,  esta  fuerza    sanadora  y  cada  vez  que  ustedes  se  les  olvide  y  se  empiecen  a  
crear  nuevamente  enfermedades,  recuerden  que  pueden  poner  sus  manos  al  frente  de  
su   corazón,   pueden   entregar   todos   esto   que   ustedes   han   distorsionado   y   pueden  
radiarlo  con  la  luz  radiante  del  amor  Dios  para  que  vuelva  a  restablecerse  el  amor  y  el  
equilibrio   de   nuevo   en   su   energía   y   pueda   restablecerse   de   nuevo   su   patrón  
energético  en  amor,  en  luz,  y  en  bendiciones.    
Sientan  como  son  parte  en  unicidad,  en  fuerza  divina  con  Dios,  sientan  esta    fuerza  
en  ustedes  y  si  se  lo  creen,  si  lo  sienten,  y  si  confían,  así  será;  porque  quien  duda,  duda  
de  su  dimensión  divina,  quien  duda,  duda  de  Dios  mismo.    Porque  Dios  son  ustedes,  
ustedes  y  Dios  son  uno,  no  pueden  dudar  de    esas  capacidades  porque  vienen  de  Dios,  
no  pueden  dudar  de  lo  que  ustedes  son  capaces  de  hacer  porque  viene  de  Dios,  porque  
Dios  lo  está  haciendo  para  ustedes.      
Así  que  en  este  momento  pongan  ahí  y  terminen  de  poder  todo  eso,  sientan  como  
todo  su  patrón  energético  y  todos  sus  niveles  dimensionales  entran  de  nuevo  en  este  
patrón  de  equilibrio,    de  armonía  en  su  ser  y  en  su  alma  y  den  las  gracias  con  todo  su  
corazón,   las   gracias   por   todo   este   regalo   que   hoy   están   recibiendo,   por   todo   este  
regalo  que  el  Universo  y  la  Creación  les  están  dando  a  través  de  todas  y  cada  una  de  
las   señales   que   están   presentes   ahora   en   la   toda   su   Creación,   en   esta   maravillosa  
Creación;   todas   las   galaxias,   todos   los   universos,   todos   los   planetas   están   mandando  
señales,   les   están   mandando   ayuda,   les   están   dando   la   fuerza   divina   de   regreso.  
Tómenla,  asúmanse  como  seres  creadores,  y  seres  de  luz.    
En   este   momento   yo   les   pido   que   pongan   sus   manos   hacia   el   frente   y   manden   esta  
radiación   de   sanación,   de   alta   frecuencia,   de   vibración   que   viene   desde   su   corazón,  
para   aquellos   seres   que   en   este   momento   están   necesitando   también   esta   sanación.    
Recuerden   que   ustedes   son   un   vehículo   de   luz,   un   vehículo   de   sanación   y   permitan    
que  el  Padre  y  todo  el  reino  de  la  Luz  Divina  de  Dios,  a  través  de  ustedes  manda  esta  
radiación   de   sanación   a   todos   los   seres   que   ustedes   aman   y   a   todos   los   seres   del  
planeta   para   que   esta   luz   de   sanación   les   llegue   a   todos,   para   que   este   tramado   de  
orden,  de  luz  y  de  armonía  regrese  y  se  restablezca  el  patrón  de  salud  y  de  vibración  
perfecta  para  todos  los  seres  vivientes  y  sintientes  de  este  planeta.    
Háganlo  ahora  hermanos  míos  y  pongan  toda  su  intención  en  radiar  esta  luz,  esta  
Luz   Divina   para   todos   aquellos   que   están   necesitando   estas   dimensiones   superiores  
de  la  Luz  para  que  restablecer  su  orden,  su  equilibrio  y  su  armonía,  háganlo  ahora.    
Sientan,   sientan   que   se   siente   ser   vehículos   de   la   Luz   Divina   de   Dios,   siendo  
capaces  de  trabajar  en  equipo,  en  hermandad,  en  unidad,  en  amor  para  ustedes  y  para  
 

12  

todos   los   seres   en   todas   las   dimensiones   de   la   luz   y   desde   este   lugar,   sientan   como   su  
corazón  se  ha  expandido  mucho  más.  
 Su   conciencia   se   hizo   mucho   más   presente   y   su   divinidad   está   presente   y   desde  
este   lugar   se   sienten   empoderados,   llenos   de   luz,   llenos   de   amor.   Agradezcan   al   Padre  
su   existencia,   su   presencia   en   este   plano,   que   no   es   casualidad,   es   sincronicidad.     Es  
sincronía  perfecta;  ustedes  eligieron  estar  acá.  Este  es  el  momento,    preciso  y  perfecto  
que   ustedes   eligieron   como   humanidad   para   hacer   su   salto   cuántico,   fue   su   elección  
consciente.  Así  que  despierten  y  hagan  su  trabajo  que  ustedes  acordaron  hacer,  este  es  
el  momento,  el  tiempo  preciso,  perfecto  y  exacto.    
Mi   Padre   los   ama   profundamente   y   nunca   han   estado   separados   de   Él,   porque  
ustedes   están   dentro   del   reino   de   mi   Padre   y   ustedes   son   parte   del   reino   de   mi   Padre.    
Ustedes   no   pueden   separarse   de   Él,   porque   no   existe   la   separación   entre   ustedes   y   mi  
Padre,  porque  no  existe  separación  entre  ustedes  y  la  luz,  porque  nunca  ha  existido,  
porque  siempre  han  sido  parte  del  reino  divino  de  mi  Padre,  del  reino  divino  de  Dios.  
 Sientan  ahora  esa  unidad  con  el  todo,  con  la  totalidad,  siéntanse  unificados  a  esa  
totalidad   en   conciencia,   en   radiación   de   luz   sabiendo   que   ustedes   están   dentro   del  
amor  divino  del  Padre.  Sientan  la  presencia  de  Dios  en  sus  corazones,  en  sus  almas,  en  
sus   cuerpos   y   en   todas   sus   dimensiones.   Que   el   Padre   siempre   ha   estado,   siempre  
estará   manifestándose,   radiando   a   través   de   ustedes   su   creación,   su   creación   sagrada,  
su  creación  divina,  son  sus  hijos  amados.  
 Siéntanse   orgullosos   y   de   hoy   en   adelante   radien   el   amor   divino   de   Dios   hacia  
todo  lugar,  espacio,  dimensión  y  tiempo,  como  fue  diseñado  por  mi  Padre,  como  es  y  
será  por  toda  la  eternidad.  
 Mi   Padre   los   ama   profundamente   y   nosotros   sus   hermanos   de   luz   también,   aquí  
estamos  para  ayudarlos,  para  asistirlos  en  unidad  en  conjunción  con  ustedes.  
¿Hay  alguien  que  quiera  hacer  alguna  pregunta?  
¿Qué  orientación  debo  dar  a  mi  hija  Sonia  que  está  esperando  y  tiene  dificultad?  
Respuesta-­‐        Es  importante  que  le  digas  a  tu  hija  que  se  conecte  con  el  flujo  de  la  
vida,  los  riñones  representan  el  flujo  de  la  vida,  que  parte  de  ella  está  impidiendo    que  
el   flujo   de   la   vida   entre   en   ella   para   que   pueda   nutrir   a   su   bebé,   así   que   yo   te   pido  
hermana  mía  que  le  digas  que  se  conecte.  Los  riñones  tienen  una  conexión  profunda  
con  el  enfoque  espiritual,  con  su  Luz  Divina,  con  su  divinidad.  
 Pide  a  tu  hija  que  entre  en  su  corazón  y  que  entre  completamente    en  la  Luz  Divina  
de  Dios,  para  que  Dios  pueda  radiar  a  través  de  todo  su  ser,  en  todas  sus  moléculas,  en  

 

13  

todos   su   órganos,   esa   sabiduría   que   traen   los   riñones   que   es   el   agua   de   la   vida,   la  
fuente   de   la   vida.   Pídele   a   tu   hija   que   se   reconcilie   con   su   madre   y   su   padre   internos   y  
que  se  reconcilie  con  estas  dos  fuerzas  que  son  la  fuente  sagrada    de  la  vida.    
Tú,  su  madre  y  su  padre  son  la  fuente  de  la  vida.  Cada  riñón  es  esa  fuerza  de  la  vida  
que   son   sus   padres.   Pídele   a   tu   hija   que   tome   a   los   dos   en   su   corazón   y   que   los   padres  
hayan  sido,  como  hayan  sido,  son  los  padres.  Son  la  fuerza  divina,  son  la  divinidad,  la  
fuerza   de   la   vida   que   fluyó   a   través   de   ellos   para   dar   vida,   como   ahora   la   vida   está  
fluyendo  a  través  de  ella  para  su  hijo.    
Yo  le  pido  hermana  mía  a  tu  hija  que  se  centre  en  su  corazón,  que  radie  luz  a  sus  
riñones,  y  que  perdone.  Perdone  y  que  se  perdone  y  que  se  abra  a  esta  fuerza  de  vida  
hermana  mía.    Tu  hoy  ya  has  aprendido  algo  maravilloso,  has  aprendido  como  sanar  y  
como  transformar  la  materia.  Enséñale  a  tu  hija  como  ponga  sus  manos  en  sus  riñones  
todos   los   días   y   se   imagine   la   fuerza   de   la   vida   fluyendo   a   través   de   ellos   y   se   imagine  
corriendo   la   fuerza   de   Dios   a   través   de   ellos   disolviendo   toda   separación,   toda  
distorsión   y   todo   resentimiento   que   pueda   tener,   para   transformarlo   en   fuerza   de  
vida.    
Yo   te   digo   hermana   mía,   que   lo   haga   con   todo   su   amor   y   con   toda   su   intención,  
porque  esa  fuerza  de  la  vida  que  ella  va  a  estar  trabajando,  le  va  a  fluir  a  su  hijo,  para  
que  su  hijo  también  pueda  tomar  también  la  fuerza  de  la  vida.    
Así  que  yo  te  digo  hermana  mía,  pásale  con  todo  tu  amor,  con  toda  dedicación  este  
trabajo  que  ya  acabas  de  hacer  y  tú  misma  enséñale  como  hacer  este  trabajo  de  amor  
para  ella  y  para  su  hijo,  para  que  ella  pueda  recibir  estos  regalos  de  Dios  en  su  alma,  
en   su   corazón   y   no   nada   más   en   sus   riñones,   sino   en   todo   su   ser.     Ella   tiene   que  
permitir   el   flujo   de   la   vida,   para   que   esa   vida   que   tiene   en   su   vientre   pueda   seguir  
fructificando  y  creciendo  en  bendiciones  como  el  Padre  lo  tiene  diseñado,  para  ella  y  
para  el  hijo.  
 Si   haces   lo   que   te   estoy   indicando,  no   hay   nada   de   que   preocuparse   ya   que  el   niño  
va  a  venir  bien  y  va  a  llegar  a  la  vida  con  fuerza,  pero  ella  tiene  que  hacer  su  trabajo  de  
conciencia,  para  transformar  eso  que  es  importante  para  ella  transformar.    
¿Cómo  puedo  fortalecerme  y  fortalecer  mi  autoestima?    
Respuesta-­‐        La  autoestima  hermano  mío  es  un  tema  de  confianza.  Es  importante  
que   empieces   a   confiar   en   ti,   en   tus   dones,   en   tus   talentos,   en   tus   regalos   divinos.  
Recuerda  que  cada  vez  que  tú  te  sales  del  patrón  divino  de  Dios,  dudas  y  dudas  de  ti  
mismo.    Dudas  de  Dios,  dudas  de  lo  que  existe,    dudas  de  tus  capacidades  y  dudas  de  lo  
que  tu  eres  capaz  de  realizar.  

 

14  

 Así   que   yo   te   digo   hermano   mío   que   el   fortalecimiento   más   grande   que   puede  
existir  es  la  confianza  en  ti,    en  tu  amor,  en  el  amor  de  Dios,  en  tu  fuerza  creativa.  Yo  te  
digo   hermano   mío,   la   confianza   es   un   acto   interno   de   voluntad,   pon   tu   voluntad   en  
Dios,  pon  tu  voluntad  en  la  vida,   pon  tu  voluntad  en  el  amor,  haz  un  trabajo  completo  
de  reconstrucción  en  ti,  haz  un  trabajo  de  reflexión,  acerca  de  todas  aquellas  cosas  que  
tú  has  vivido  a  lo  largo  de  tu  camino  que  te  han  fortalecido,  todas  aquellas  cosas  que  te  
han  debilitado  y  da  gracias.  
 Da   gracias   a   toda   esa   experiencia,   a   todo   ese   andar,   ese   andar   de   luz   que   has  
recorrido;  y  aquellas  cosas    que  ya  no  necesitas  hermano  mío,  suéltalas.    
Yo  veo  muchos  miedos  y  muchas  inseguridades  y  muchos  temores  en  tu  corazón  
que   vienen   de   muy   pequeño.   Yo   te   pido   hermano   mío   que   los   dejes   ir,   que   mires   a   ese  
niño   interno   con   todo   tu   amor,   con   todo   ese   amor,   que   esa   parte   interna   tuya   está  
anhelando.   Mira   ese   niño   interior   con   los   ojos   del   amor,   dile   que   ¡si!,   con   todo   tu  
corazón  a  todas  esas  experiencias  que  te  han  traído  a  ser  quien  hoy  eres,  ese  hermoso  
ser  con  un  gran  corazón,  con  una  gran  conciencia,  con  una  gran  capacidad  de  amar.    
Yo  te  digo  hermano  mío  céntrate  en  ti,  céntrate  en  tu  corazón,  mira  tú  niño  interior  
con   amor,   mira   a   Dios   con   toda   esa   capacidad   amorosa   que   el   tiene   para   ti   y   pide  
ayuda   al   mundo   espiritual,   para   que   siempre   te   de   la   fuerza   y   te   recuerde   que   eres   un  
ser  divino,  que  eres  un  ser  espiritual,  que  trae  la  misión  de  hacer,  de  ser,  de  crecer.  
 Mira  toda  esa  belleza  que  esta  en  ti,  la  traes  puesta;    tú,  con  tu  palabra.  Tú,  con  tu  
razonamiento,   tú,   con   tu   expresión,   ayudas   a   los   demás   hermano   mío.   Así   que   yo   te  
pido   que   ya   no   te   centres   en   tu   ego,   ni   en   tu   mente,   porque   el   ego   y   la   mente   te   meten  
en  trampas,  yo  te  pido  que  te  centres  en  tu  corazón  y  en  tu  sabiduría  interna.    
Mira  dentro  de  ti  a  ese  hombre  sabio  que  vive  en  ti,  ese  hombre  que  sabe,  lo  que  
quiere  y  que  sabe  a  dónde  va  y  cada  vez  que  mires  dentro  de  tu  alma,  a  ese  ser  sabio  
que   sabe   a   dónde   va   y   lo   que   quiere,   estarás   resonando   con   el   alma   de   Dios,   con   la  
sabiduría  divina  y  con  el  corazón  de  Dios.  En  ese  momento  hermano  mío,   ya  no   hay  
inseguridad,  ya  no  hay  temor,  solo  hay  fuerza,  confianza  y  seguridad.  
 Cuando  tú  te  metes  en  tu  ego  y  en  tu   ,  bajas  tu  nivel  de  vibración  y  entras  en  esos  
miedos  comunes  que  tienen  todos  ustedes  mis  hermanos  cuando    pierden  su  conexión  
con   su   corazón   y   con   su   conciencia   elevada.   Así   que   yo   te   digo   hermano   mío,   cada   vez  
que   te   sientas   bajando   tu   vibración,   queriendo   controlar,   queriendo   tener   poder,  
queriendo  transformar  las  cosas  desde  tu  ego,    suéltalo.  Suéltalo,  siente  tu  corazón  y  
pregúntale   a   tu   corazón   ¿que   es   lo   mejor   para   mí   en   este   momento   y   para   los   que  
están   involucrados   conmigo   en   esta   situación   que   estoy   viviendo?   y   deja   que   tú  
corazón  responda.  Hay  una  gran  diferencia  entre  las  respuestas  que  vienen  de  tu  ego  y  

 

15  

de  tus  miedos  y  las  que  vienen  desde  la  confianza  y  de  la  seguridad    del  amor  de  tu  
corazón.   Así   que   yo   te   invito   hermano   mío   a   que   seas   menos   mente,   más   sabiduría,  
que  seas  menos  poder  y  control  y  más  amor  y  más  entrega,  soltándote  a  la  voluntad  
divina  de  Dios.  
 ¿Cómo  podemos  ayudar  a  Cinthia  nuestra  hermana,  para  que  no  se  siga  apegando  a  
la  vida  y  ya  descanse  y  se  pueda  ir  tranquila?  
Respuesta:         Soltando   ustedes   todo   ese   miedo   que   tienen   y   todo   ese   miedo   al  
dolor,  soltando  el  dolor  hermana  mía.    El  dolor  es  parte  de  la  naturaleza  humana  y  lo  
sienten  en  su  cuerpo  y  en  su  alma  para  poder  protegerse  y  para  poder  aprender  las  
lecciones  de  la  vida.  Cuando  uno  se  apega  al  dolor,  cuando  uno  se  apega  a  los  miedos,  
entonces   se   quedan   impregnados   en   sus   campos   energéticos,   como   energías   que   los  
atoran  en  bajas  frecuencias  de  dimensión  y  de  vibración.  
 Así   que   yo   les   digo:   primero   ustedes   las   tres   hermanas,   pongan   música,   pongan  
alegría,   pongan   mantras,   canten   mantras,   pongan   flores   y   díganle   que   están   en  
celebración  porque  ya  se  va  reunir  con  el  Padre  y  díganle  que  es  un  acto  de  amor,  un  
acto   de   celebración   el   que   ella     regrese   a   casa.   El   que   Dios   la   llame,   que   está   llamada   a  
regresar   al   hogar,   a   la   luz,   al   espacio   divino   de   nuevo.   Así   que   ustedes   tienen   que  
cambiar,  ustedes  son  las  que  están  teniendo  la  enfermedad,  ustedes  son  las  que  tienen  
mucho   temor   de   ella   y   están   transmitiéndole   y   están   uniendo   y     potencializándole   ese  
dolor  y  ese  miedo.    
Así   que   yo   les   pido   hermanas   mías,   yo   sé   que   no   es   un   acto   fácil   porque   están  
acostumbradas  a  temerle  al  dolor,  porque    están  acostumbrados  a  etiquetar  y  juzgar  
sus  enfermedades.  Yo  acabo  de  darles  un  regalo  muy  grande  acerca  de  su  capacidad  
de  mirar  con  amor,  esas  enfermedades,  esas  distorsiones  y  volverlas  a  regresar  al  Plan  
Divino  de  Dios  y  a  la  armonía  y  al  equilibrio.  
 Así  que  yo  les  pido  a  las  tres  hermanas  hermosas  que  conecten  su  corazón  con  el  
de  su  hermana  y  le  manden  mucha  luz  y  mucho  amor  y  le  den  las  gracias,  por  haberse  
quedado   el   tiempo   que   se   quedó,   por   haber   compartido   esa   hermandad   y   esos  
recuerdos,   y   más   bien   hablen   de   todos   esos   hermosos   recuerdos   que   tienen   de   esa  
hermandad   maravillosa   que   existe   entre   ustedes,   ese   amor   que   se   dan,   ese   espacio   de  
apoyo,  esa  compañía,  esa  dulzura  que  tienen  para  darse  entre  ustedes.  
 Póngale  música,  póngale  meditaciones,  léanle,  léanle  a  su  alma  y  díganle  que  ella  
sabe  que  su  ser  superior,  que  su  ser  divino  sabe  cómo  y  cuándo  llevarla  de  regreso  a  
Dios   y   en   el   momento   que   ella   vea   una   luz   maravillosa   y   un   guía   de   Luz   que   va   a   estar  
ahí   para   ella,   en   ese   momento   dé   las   gracias   y   se   entregue.   No   se   puede   quedar  
apegada,   porque   el   apego   nada   más   le   crea   más   dolor   y   sufrimiento   y   mientras   más  

 

16  

ella   se   entregue   a   esta   Luz   Divina   en   su   corazón,   más   ella   va   a   poder   volar   a  
dimensiones  mucho  más  elevadas  y  ahí  el  encuentro  con  Dios  es  mucho  más  fácil.  Este  
encuentro   total,   porque   el   encuentro   con   Dios   siempre   ha   sido   y   siempre   será;  
entonces  este  encuentro  total  de  su  alma  con  el  creador,  va  a  suceder  de  manera  fácil.    
Así  que  yo  les  pido  a  ustedes  que  la  suelten,  yo  les  pido  a  ustedes  que  la  entreguen  
al   Padre,   con   alegría   ,   con   devoción   sabiendo   que   ella   va   de   regreso   hacia   lo   más  
grande  que  existe,  hacia  lo  más  bello  que  existe  que  es  el  amor  divino  de  Dios.  Así  que  
pídanle  a  ella  que  suelte  todo  aquello  que  todavía  tiene,  de  resentimientos,    de  miedo  y  
que  los  suelte.  
 Enséñenle   lo   que   hoy   aprendieron,   enséñenle   a   que   saque   de   su   corazón   todo   eso  
que  la  está  deteniendo  en  esta  dimensión  que  ya  no  le  corresponde,  que    entregue  al  
Padre,  que  le  entregue  todo  con  toda  su  alma,  todo  aquello  que  la  está  perturbando  y  
que   se   lo   entregue   con   amor   y   pídanle   al   Padre,   compasión   para   su   alma,   para   que  
todas  sus  células  y  todas  sus  vibraciones  empiecen  a  entrar  en  vibración  y  verán  que  
el  dolor  empieza  a  disminuir.    
Cuando   el   ser   se   entrega   a   las   vibraciones   más   elevadas   automáticamente   el   dolor  
disminuye  y  mientras  más  elevada  su  vibración,  menos  dolor,  porque  ni  el  cuerpo,  ni  
los  campos  energéticos  están  diseñados  para  ir  amortiguando  el  dolor,  sino  para  irlo  
catalizando  hacia  niveles  más  elevados  de  la  creación.    
Mientras   más   dolor   hay   más   apego   a   la   materia,   mientras   menos   dolor   hay   más  
desapego  y  hay  mas  confianza  en  la  Luz.  Así  que  hagan  su  trabajo  de  amor  con  ella  y  
que   ella   haga   su   trabajo   de   amor,   pongan   todas   esas   meditaciones   que   acaban   de  
comprar    para  que  ella  pueda  elevarse,  porque  esas  meditaciones  están  diseñadas  por  
nosotros   los   seres   de   luz   y   fueron   dictadas   para   que   ustedes   aprendan   nuevas  
maneras   y   nuevas   dimensiones   de   sanación.   Así   que   yo   te   digo   hermana   mía  
entreguen  todo  y  entrégate  a  la  voluntad  divina  y  entrega  su  alma  a  su  destino  divino  
que  es  más  allá  de  ustedes  y  más  allá  de  ella,  es  el  destino  de  Dios.  
¿Cómo  podemos  saber  bien  como  iniciar  nuestro  camino  espiritual  en  esta  Tierra?  
Respuesta-­‐           Cuando   te   conectas   realmente   a   tu   corazón   y   a   tu   conciencia   y   te  
abres  a  escuchar.  El  libro  que  tienes  en  tus  manos  te  va  a  enseñar  como  escucharnos  y  
cuando   leas   este   escrito   que   hemos   puesto   y   que   hemos   puesto   para   facilitarles   el  
camino,  te  va  a  llegar  perfectamente  con  claridad  ¿quién  eres?,  ¿a  dónde  vas?,  ¿cuál  es  
tu  misión?  y  ¿cuál  es  tú  propósito?    
Porque   para   eso   fue   este   escrito   sagrado,   fue   diseñado     y   fue   dictado   para   que  
ustedes  puedan  encontrar  la  manera  más  fácil,  de  seguir  su  camino,  y  su  misión  de  luz.  

 

17  

Finalmente  yo  te  digo  hermana  mía,  tú  como  Rafaeleana,  lo  vas  a  ver  en  el  libro,  eres  
un   ser   de   unidad,   eres   un   ser   de   Luz     y   eres   llamada   para   la   sanación.   Aprende  
hermana  mía,  usa  todos  tus  dones  de  sanación  y  aprender  a  sanar,  porque  esa  es  una  
de  tus  más  grandes  misiones:  la  sanación.  
Quisiera   saber   ¿porque   después   de   hacer   conocido   a   un   hombre   tan   espectacular,  
Dios  se  lo  llevó  hace  dos  meses?    
Respuesta-­‐          Hermana  mía  te  recuerdo  que  la  separación  no  existe,  ese  hombre  no  
está  quizás  desde  la  materia  contigo,  pero  están  unidos  en  el  alma  y  en  el  corazón.  Y  
yo  te  digo  hermana  mía,  los  destinos  de  Dios  y  los  términos  de  Dios,  solo  Dios  los  tiene  
planteados,  porque  así  es  el  camino  de  la  vida  y  así  es  el  camino  de  Dios.  
 Yo   te   digo   hermana   mía,   tú   hombre   no   se   ha   ido,   porque   tú   hombre   está   en   tu  
corazón   y   siempre   tendrá   un   lugar   maravilloso   en   tu   alma   y   en   tu   amor,   porque  
siempre  estarán  unidos  en  ese  amor  que  los  unió  en  la  materia,  en  el  espíritu  y  en  el  
alma.   Tú   hombre   siempre   estará   a   tu   lado   y   no   importa   si   lo   ves   o   no   lo   ves,   porque   él  
siempre  estará  contigo,  porque  él  siempre  estará  llenándote  de  bendiciones,  desde  ese  
lugar   de   Luz,   desde   ese   ángel   de   Luz   que   ahora   será   para   ti   y   te   acompañará   en   tu  
camino.  
 Aparentemente   tú   y   el   tuvieron   un   encuentro   fugaz,   pero   en   el   alma     y   en   el   amor  
fue   un   encuentro   eterno.   Ustedes   vinieron   a   encontrarse   en   el   amor     y   el   vino   a  
despertar   esta   fuerza   amorosa   en   ti   y   a   enseñarte   que   el   amor   está   en   ti   y   que   confíes  
y   que   entregues   toda   esta   fuerza   amorosa   que   hay   en   ti,   que   no   nada   más   lo  
representa   un   hombre   hermana   mía;   el   amor   está   en   cada   persona,   en   cada   ser,   en  
cada   mirada,   en   cada   corazón   y   en   cada   experiencia   que   tienes   en   este   mundo,   con  
todos  los  seres  con  quienes  compartes  esta  riqueza  en  la  Tierra.    
Así   que   todos   los   encuentros   son   encuentros   y   cuando   se   van,   se   van;   pero   esos  
encuentros   se   quedan   en   el   alma,   cuando   son   más   significativos   se   quedan,   ya   que  
imprimen    luz  en  tu  alma.  Así  que  agradece  ese  maravilloso  regalo  que  la  vida  te  dio  de  
tener   esa   oportunidad   de   compartir   ese   amor   pleno   con   ese   hombre   que   vino   a  
enseñarte  el  amor.  Agradece  en  tu  alma  esa  experiencia  y  ábrete  hermana  mía,  porque  
el   amor   no   es   único,   no   es   un   solo   hombre,   son   todos   los   seres   humanos   que   caben   en  
tu  corazón.    
Aunque  ese  hombre  haya  sido  especial  y  haya  traído  mensajes  para  ti  especiales,  
todos  los  seres  que  van  a  pasar  en  tu  camino,  que  han  tenido  encuentros  en  tu  camino,  
han   sido   especiales   hermana   mía.   Lo   que   pasa   es   que   hay   uno   con   los   que   uno   se  
apega   más   y   con   los   que   uno   se   apega   menos,   pero   mientras   más   celebres   cada  

 

18  

encuentro   corto,   mediano   o   largo,   más   vas   a   poder   aprender   que   así   es   el   amor  
hermana  mía.    
El   amor   es   eso,   encuentros   y   cuando   se   van,   se   agradece   y   sigues   amando   y   sigues  
teniendo  nuevos  encuentros.  Tienen  que  aprender  a  amar  todos  de  una  manera  más  
desapegada,  donde  agradezcan  profundamente  cada  encuentro  y  luego  suelten.  Cada  
contacto  es  como  un  nuevo  amanecer,  como  cada  puesta  de  luna,  como  cada  atardecer  
que   está,   lo   gozamos   y   al   día   siguiente   llega   algo   nuevo.   Así   es   el   Universo,   así   es   la  
Creación,   siempre   está   mandándoles   mensajes   donde   todos   los   encuentros   son  
importantes,   donde   todos   los   encuentros   son   sagrados   y   cuando   es   el   momento   de  
despedirse  y  agradecer,  uno  se  despide  y  agradece  y  sigue  el  camino,  amando.  
 Así   que   yo   te   digo   hermana   mía,   ama   profundamente   este   encuentro,   déjalo   ir   y  
sigue  amando  porque  así  es  la  naturaleza  humana.  
Amado   Miguel,   ¿qué   consejo   me   das   para   superar   la   crisis   de   la   extinción   de   los  
animales?  
Respuesta-­‐    Hermana  mía,  los  animales  están  también  cambiando  de  posiciones  y  
ustedes   no   lo   están   viendo,   pero   hay   portales   maravillosos,   donde   los   animales   que  
tienen   que   trascender   y   entrar   a   nuevas   dimensiones   de   la   Luz   van   a   desaparecer,  
pero  es  parte  de  la  dimensión  divina  y  es  parte  de  la  sabiduría  divina.    
Hermana   mía,   aquellos   que   están   en   extinción,   no   están   en   extinción   porque   están  
pasando   a   otros   niveles   de   vibración   donde   les   corresponde   estar,   así   que   hermana  
mía  yo  te  pido  que  tengas  una  mente  más  amplia  y  que  no  veas  solamente  a    aquellos  
que   están   extinción   sino   aquellos   que   están   siendo   lastimados,   maltratados   o   no  
tratados  con  el  respeto  que  merece  cualquier  especie  viva  en  esta  creación  y  que  reces  
y   ores   por   todos   esos   seres   que   tienen   cerrado   su   corazón,   que   crearon   separación   en  
sus  almas  y  que  tienen  una  avaricia  tremenda  porque  sienten  que  no  tienen,  cuando  
tienen  todo  y  que  quieren  tener  más  y  no  entienden  que  no  se  puede  tener  más  de  lo  
que  Dios  le  tiene  a  cada  uno  destinado.    
Nunca   puedes   tomar   más   de   lo   que   Dios   ya   te   tiene   dado.   Estos   seres  
desconectados   que   están   funcionando   desde   sus   miedos,   desde   su   ego   y   desde   su  
distorsión,  creen  que  pueden  tener  más;  pero  no  es  real,  Dios  ya  les  dio  exactamente,  
lo   que   les   corresponde   tener.   Y   la   avaricia   los   separa   de   las   dimensiones   de   la   Luz;  
pierden  su  dimensión  espiritual  y  pierden  su  capacidad  de  amar  y  entonces  maltratan  
a  otros  como  se  maltratan  a  sí  mismos.  
 Así  que  yo  te  pido  hermana  mía  que  esa  labor  amorosa  que  estás  haciendo  para  
todos   los   seres   vivientes   de   esta   Creación   lo   sigas   haciendo   y     aquellas   especies   que  

 

19  

tengan   que   irse,   porque   así   les   toca,   porque   esta   dentro   del   diseño   del   Plan   Divino   los  
ayudes   a   irse   con   amor   y   aquellas     especies   que   les   toca   quedarse   las   ayudes   a   que  
todos   los   seres   de   este   planeta   los   miren   con   respeto   como   seres   vivientes,  
conscientes  que  están  aportando  su  fuerza  divina  para  que  ustedes  también  existan.  
 Para   que   toda   la   Creación   tenga   esta   fuerza   de   la   vida,   se   necesita   desde   la  
molécula  más  pequeña  hasta  la  molécula  más  grande,  todas  tienen  su  importancia  en  
el   reino   de   Dios.   Así   que   yo   te   digo   hermana   mía,   sigue   haciendo   tu   labor   de   proteger,  
de  cuidar  haciendo  esta  campaña  de  conciencia  y  de  sabiduría.    
Sigue   hablando   de   ello   hermana   mía,   de   estas   energías   divinas   que   son   estos   seres  
evolucionados.   Los   animales,     hermana   mía,   son   seres   evolucionados   porque   ellos  
tienen  la  vibración  del  amor  incondicional  en  su  ser,  que  les  enseña  a  ustedes  a  amar  
de  manera  incondicional.    
Así   que   yo   te   pido   hermana   mía,   sigue   enfocada   en   esta   conciencia   superior  
amando   y   mandando   todo   ese   amor   que   eres   capaz   de   dar   desde   tu   gran   corazón   a  
todas   esas   especies   y   a   todas   esas   hermosas   criaturas   de   Dios,   para   que   reciban   tu  
amor,   tu   conciencia,   tu   unidad.     Para   todas   aquellas   personas   que   perdieron   esa  
claridad,   háblales   hermana   mía,   háblales   y   los   ángeles   y   Dios   hablarán   a   través   de   ti   y  
verás   que   abrirás   corazones,   abrirás   espacios,   abrirás   conciencias   y   ayudarás   a   que  
comiencen  a  tener  conciencia  y  respeto  hacia  todo  lo  que  existe.  
 Yo  te  pido  hermana  mía  que  no  desistas,  sigue  trabajando,  pero  no  desde  la  crítica,  
no   desde   el   juicio,   no   desde   la   exclusión,   no   desde   el   egoísmo,   el   enojo   y   la   rabia;  
porque  desde  ese  lugar  tú  te  separás  también.    
Yo  te  pido  hermana  mía,  que  los  invites,  que  los  ayudes  a  que  recuerden  que  son  
hermanos   de   todas   las   especies   y   que   recuerden   su   unidad   y   que   recuerden   esa  
hermandad.  Yo  te  pido  hermana  mía  que  desde  esta  conciencia  de  claridad  ayudes  a  
que   despierten   y   que   despierten   sus   corazones   para   que   aprendan   a   respetar   la  
Creación  de  Dios.  
Yo  solo  quiero  darte  las  gracias  mi  amado  Miguel    y  a  todos  los    Arcángeles  que  en  este  
momento   te   acompañan   por   habernos   dado   la   oportunidad   de   estar   aquí   y   si   estamos  
aquí  es  porque  somos  elegidos,  que  nos  ayuden  a  cada  uno  de  nosotros  para  encontrar  
ese   camino     que   ustedes   quieren   para   nosotros   y   que   nos   iluminen   para   poder   salir  
adelante  cada  uno  de  nosotros,  en  lo  que  está  destinado  para  cada  uno  de  nosotros  y  que  
podamos  ayudar  a  la  Madre  Tierra  y  al  Universo  entero  para  volver  nuevamente  a  re-­‐
encontrarnos  con  nuestro  Padre.  

 

20  

Respuesta-­‐     Ya   están   dentro   del   reino   del   Padre,   ya   están   dentro   de   todas   estas  
armonías,    cuando  ustedes  hablan  de  llegar  a  algo  o  de  alcanzar  algo,  es  como  si  no  lo  
tuvieran,  es  como  si  lo  hubieran  perdido  y  ustedes  no  han  perdido  nada.  Ustedes  están  
inmersos  en  la  Creación,  más  bien  yo  los  invito  a  todos,  y  aquí  cerramos,    los  invito  a  
todos   a   que   nunca   pierdan   la   conciencia   de   que   ya   están   dentro   del   paraíso   en   la  
Tierra,   que   todo   lo   que   existe   tiene   armonía,   que   todo   lo   que   existe   es   perfecto,   que  
ustedes  son  los    que  tienen  que  despertar  en  conciencia,  en  voluntad  y  en  amor  para  
actuar  el  amor,  para  sembrar  el  amor,  para  cosechar  el  amor  y  para  seguir  haciendo  
de   este   maravilloso   planeta   y   de   esta   maravillosa   creación,   este   lugar   digno,   que  
ustedes  merecen  como  hijos  de  mi  Padre,  como  hijos  de  Dios,  como  hijos  de  la  Luz.    
No   pidan,   porque   si   piden,   es   como   si   no   tuvieran,   más   bien   agradezcan   estar  
dentro  de  Dios,  estar  dentro  del  Plan  Divino  de  Dios,  viviendo  la  experiencia  divina  y  
haciendo  la  misión  que  les  corresponde  dentro  de  esta  divinidad  y  llevando  a  cabo  su  
parte,   su   parte   de   Luz   y   su   parte   de   amor   en   este   reino   de   Luz,   donde   ya   están  
inmersos  y  está  sucediendo  en  cada  instante  en  todo  lugar,  espacio  y  tiempo.    
Despierten  a  esta  conciencia  de  Totalidad,  no  vuelvan  a  sentirse  parcialmente  en  
ella,  son  totalidad,  están  dentro  del  reino  de  Dios  y  Dios  está  con  ustedes  y  esta  es  su  
realidad  y  yo  los  invito  a  que  sostengan  esta  fuerza,  que  ya  está  en  ustedes.  
Mi  Padre  los  ama  profundamente,  sigan  en  Unidad,  sigan  en  conjunción,  sigan  en  
sincronía,   sigan     haciendo   su   labor   de   amor   porque   están   inmersos   ya   en   esta   Luz  
Divina,  en  esta  creación  de  amor,  en  esta  fuerza  creativa,  donde  todo  está  indicándoles  
que  están  en  el  paraíso  en  la  Tierra.  Potencialicen  sus  dones,  potencialicen  su  amor  y  
ábranse,  ábranse    a  hacer  este  milagro  viviente,  presente  y  divino.    
Yo  el  Arcángel  Miguel,    Rafael,  Uriel  y  Gabriel  que  estuvimos  presentes  les  damos  
las   gracias   por   este   encuentro   de   nuevo   en   este   espacio   de   conciencia,   donde   siempre  
hemos  estado  y  donde  siempre  estaremos,  aquí  y  ahora  y  por  toda  la  eternidad.    
 
Mi  Padre  los  bendice  y  nosotros  también.    
 
Canalizado  por  María  Elena  Carrión  
 6-­‐junio-­‐2012  
 
 

 

21  


Documentos relacionados


Documento PDF canalizacion grupal bogota 2012 malena carrion 2
Documento PDF marzo 2013
Documento PDF julio de 2013
Documento PDF el rey leon
Documento PDF kefa bet
Documento PDF violencia sin sentido


Palabras claves relacionadas