Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



elementos de la publicidad que han cambiado .pdf



Nombre del archivo original: elementos de la publicidad que han cambiado.pdf
Título: Elementos de la publicidad que han cambiado
Autor: ÒSCAR BERRUEZO

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Microsoft® Office Word 2007, y fue enviado en caja-pdf.es el 13/04/2012 a las 19:34, desde la dirección IP 83.61.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 954 veces.
Tamaño del archivo: 447 KB (4 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Elementos de la publicidad
que han cambiado
(Y que no deberían haberlo hecho nunca)
ÒSCAR BERRUEZO

Elementos publicitarios que han cambiado…
…y que no deberían haberlo hecho nunca.
Recientemente, don Alejandro Maiocchi, profesional argentino independiente en el
sector del diseño gráfico, afirmó en una conferencia dirigida a estudiantes de
Publicidad que creía que “los briefings, están para saltárselos; pero más nos vale
tener un buen argumento para hacerlo”. Con sus más de 28 años de experiencia en
el sector, la actitud del sr. Maiocchi desprende todavía una rebeldía que creo que en
este sector es necesaria. Esta citación, pues, la utilizo para sostener mi modificación
en el título del trabajo encomendado, “Elementos publicitarios que han cambiado”.
Creo que este enunciado propone un esquema simple de artículo: antes era de esta
forma, y ahora de ésta otra, y eso me parece bueno o me parece malo. Sin
embargo, creo que no todo ha pasado de blanco a negro. Hay ciertos elementos que
encuentro que han sido corrompidos a lo largo de la historia más reciente, y que
actualmente están poniéndose en su sitio. Ésta es la razón por la que he modificado
el brief del trabajo. Es evidente que en los últimos lustros han sucedido diversos
cambios que han afectado de lleno a la evolución publicitaria. A continuación he
enumerado una lista de tres elementos, relacionados entre sí, que han
experimentado cambios, pero enfocados de una forma un tanto distinta. Éstos son
tres de los elementos publicitarios que han vuelto a cambiar a causa de la evolución
científico-social, pero que bajo mi punto de vista (y bajo el de profesionales que
saben muchísimo más que yo sobre el tema) no deberían haber cambiado nunca:
1-Contra el dominio de las marcas: el poder del consumidor y el boca-oreja
El sistema boca-oreja es tan antiguo como lo es la comunicación. Desde el hombre
prehistórico que había perdido un brazo en la lucha con un león y advertía al resto
de la tribu de la peligrosidad de éstos, hasta la abuela que andaba predicando que
los macarrones eran más buenos con chorizo.
La revolución industrial, encajada en el siglo XIX, hizo posible que se pudiera
desarrollar eficazmente un factor clave: la producción en cadena. Esta revolución,
junto al naciente impulso de los medios masivos, permitió a la industria orientar su
producción a grandes mercados, y estableció un dominio sobre los consumidores.
Las marcas decían mucho, y escuchaban nada. El consumidor no tenía
prácticamente voto, y mucha menos voz. Teniendo en cuenta lo enriquecedora que
fue la revolución industrial desde una perspectiva científica, socialmente se ha
necesitado otra revolución -esta vez digital- para poner algunas cosas en su sitio. La
aparición de las infinitamente mencionadas redes sociales ha proporcionado al
consumidor la posibilidad de poder opinar junto a la oportunidad de ser escuchados
por demás consumidores. Este hecho, junto a la sobresaturación de marcas 1, roba
buena parte del poder -que estaba en manos de la industria- para dárselo a los
consumidores, ya que éstos eligen la marca por la que pagar (y muchas veces
basándose en el boca-oreja).
1

Según Infoadex, se registraron más de 35.000 marcas anunciadas en España en el año 2010.

Según el estudio mundial de Nielsen, el 63% de los encuestados creen que la
recomendación directa de otras personas es la fuente de información más fiable
para la mayoría de los consumidores de todo el mundo. En esta línea, Facebook,
Twitter, y blogs varios, actúan como altavoz de este boca-oreja, potenciando la
publicidad más clásica y tradicional. En conclusión, creo que el primer elemento que
por fin ha cambiado en la actualidad, pero que no debería haber cambiado nunca, es
el poder que ostenta el consumidor en relación a las marcas. Ya no importa tanto
lo que digas sobre ti, sino lo que acaben diciendo sobre ti.
2-Contra la intrusión: contenidos relevantes
Según un estudio publicado en el New York Times en enero de 2007 2, un habitante
de una gran ciudad ya recibe al día la friolera media de 5000 impactos publicitarios.
Una parte considerable de estos impactos, son intrusivos, infiltrándose en los
contenidos que le interesan al consumidor (un programa de televisión, un artículo de
un periódico digital, un programa de radio,…) para promocionarse como marca con
un anuncio más o menos creativo. De hecho, el título del artículo en el que NYT
presenta el estudio es “Anywhere the Eye Can See, It’s Likely to See an Ad”, algo
así como “allá donde el ojo puede ver, se puede observar un anuncio”. Y es evidente
que a nadie le gusta que le interrumpan mientras está haciendo algo que le gusta,
mientras está trabajando, etc.
Pero no toda la publicidad ha sido siempre intrusiva. En 1943, Potax, una marca que
producía cubitos de caldo de carne, encargó a Roldós, S.A. una campaña que logró
una gran notoriedad. Constaba de una valla, ubicada en Plaza Catalunya
(Barcelona), donde diariamente se podía leer un chiste creado por el humorista
Joaquim Muntañola, que en aquel momento trabajaba para la agencia Roldós S.A. 3.
El resultado: un buen número de ciudadanos acudían cada día a disfrutar del chiste
que les proporcionaba Potax, obteniendo una repercusión mediática muy importante
en esa época. Creo que este hecho es sumamente remarcable: los ciudadanos se
exponían a un contenido publicitario de forma voluntaria. Durante el período de
auge de la prensa, la radio y la televisión, el modelo que ha predominado ha sido el
intrusivo, invadiendo la intimidad de la audiencia constantemente para interrumpir
sus actividades. Actualmente, con la aparición de Internet, ha nacido y se ha
potenciado el concepto de vídeo viral, que a mi parecer no es más que una
evolución del tipo de campañas como la de Potax presentada anteriormente,
basadas en la creación de contenidos relevantes para el consumidor. Un tipo de
campañas que, si se realizan correctamente, crean un número elevado de
conversaciones alrededor de tu marca (véanse ejemplos actuales como la última
campaña de Campofrío, o la de Loewe). Y es que al final, tal como se afirma en The
Cluetrain Manifesto 4, los mercados son conversaciones.
2
3
4

“Anywhere the Eye Can See, It’s Likely to See an Ad”, The New York Times http://nyti.ms/bHrvFZ
Información extraída íntegramente de la exposición de la historia de publicidad de Rafael Roldós
Levine, Rick; Locke, Christopher; Searls, Doc; Weinberger, David: The Cluetrain Manifesto. Ed.

Perseus Pub., 2001

O dicho de otra forma, las conversaciones son el fin que deben intentar alcanzar
las marcas. En cuanto al medio, existen infinidad de posibilidades habidas y por
haber, que serán tratadas en el siguiente y último punto.
3-Contra el Egosápiens publicitario: la publicidad humilde
Como se ha ido comentado a lo largo del artículo, la aparición de los medios
masivos, sobre todo la televisión, ha inducido a la actividad publicitaria hacia un
modelo masivo e intrusivo (e incluso rutinario). Se ha sobreexplotado el recurso del
spot de 30 segundos en el que se anuncia lo buena que es la marca y lo guapa que
está. Profesionales del sector como Javier Regueira, actual Socio y Dialogue
Manager de Pop up Música, se muestran severamente críticos con esta metodología
cansina del sector, y consideran que el sistema del spot corto está totalmente
acabado 5. Aportando mi punto de vista, creo que el GRP no está tan acabado como
lo espeta el sr. Regueira. Pero considero que es un error no ver más allá de este
medio, ya que creo que en el sector se ha olvidado que la creatividad no ha de estar
en el spot, sino en la campaña. Se debería reflexionar que, al final, una agencia de
comunicación no trabaja para realizar anuncios que ganen Leones de oro en Cannes
que alimenten su caché, sino para rentabilizar el dinero que un anunciante ha puesto
en sus manos. Algunas marcas ya han empezado a alejarse un poco de la figura del
publicista Egosápiens (que se preocupa más por la creatividad de sus spots que por
las necesidades del anunciante) para realizar un ejercicio de humildad y reconocer
que son una herramienta más de la empresa. También han empezado a aceptar que
los tiempos han cambiado, que como se viene anunciando, ahora es el consumidor
el que tiene el poder y que hay que aportarle algo de valor para que elija a la marca
que tú publicitas y no a otra. Iniciativas como la de marcar un gol desde medio
campo en los descansos de los partidos de primera división de fútbol con premios
suculentamente económicos para aquéllos que lo logran -organizado por BBVA
bank- , o el curioso experimento de Coca-Cola en los cines 6, son claros ejemplos de
que hay vida más allá del simple spot. Una agencia sigue siendo la que gestiona el
dinero que un anunciante invierte para un fin concreto. Si no se acaba aportando
un valor al consumidor (sea mediante un spot, o no), la marca será olvidada, y a
un precio muy, muy elevado para el anunciante. Y lo peor que le puede pasar a la
publicidad es que pase, de ser una inversión, a ser un gasto.
Éstos son tres de los elementos que han reflotado en la actualidad publicitaria para
combatir unos cambios que no deberían haberse producido nunca, pero que dadas
las circunstancias, sucedieron. Tres elementos que me hacen creer que, si
verdaderamente el sector publicitario está en situación de crisis, es el mejor
momento para que, aquéllos que sean realmente creativos, consigan convencer a
los anunciantes de que no es el peor momento para gastar en anuncios, sino el
mejor momento para invertir en publicidad.
5
6

Javier Regueira critica el modelo de publicidad masiva en su obra Big Brother is Dead
El Cambiazo, iniciativa para promocionar el product Coca-Cola Zero: http://bit.ly/c3w6Fs


elementos de la publicidad que han cambiado.pdf - página 1/4
elementos de la publicidad que han cambiado.pdf - página 2/4
elementos de la publicidad que han cambiado.pdf - página 3/4
elementos de la publicidad que han cambiado.pdf - página 4/4

Documentos relacionados


Documento PDF elementos de la publicidad que han cambiado
Documento PDF la estepena
Documento PDF crossmedia
Documento PDF curso de promocion de ventas
Documento PDF servicios p blicos 1
Documento PDF shupy un servicio a la medida


Palabras claves relacionadas