La perla de la vida .pdf



Nombre del archivo original: La perla de la vida.pdf
Título: La perla de la vida
Autor: Claudia Angl

Este documento en formato PDF 1.3 fue generado por Pages / , y fue enviado en caja-pdf.es el 25/03/2021 a las 20:40, desde la dirección IP 189.171.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 362 veces.
Tamaño del archivo: 747 KB (46 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


LA PERLA DE LA VIDA

Claudia Angl

1. El corazón del mundo
Recuerda que la vida es una oscilación, hay subidas y bajadas, unas divertidas,
otras no.
Nada es tan importante, pero aquí estoy tomando tu mano de la única forma que
sé hacerlo.
Tu corazón es una parte del corazón del mundo, solo ahí podemos encontrarnos,
que disfrutes de la vida a cada instante y juegues con las palabras sin tomarlas en
serio, no las ates a tu ser, ni las que crees tuyas, ni las de alguien más, pero en
este juego de palabras, te mando los mejores deseos para que bailes con
intensidad en tu ser, te mando un abrazo que siempre caliente y endulce tu
corazón cuando más lo necesites.
Que en este viaje fantástico y en esta aventura que es reencontrarte a ti,
podamos bailar al unísono con la energía y como temporales que somos, que mi
cariño te acompañe para que nunca olvides alimentar tu corazón, que no es otro
más que el de la existencia.
Que los errores no te agobien y como no estamos buscando nada más que
divertirnos y bailar en silencio, que nuestros corazones se acompañen, sanen y
quizá algún día, podamos volar en sintonía.

2. La perla de la vida
Mi casa es cálida, a veces hace mucho viento, pero casi siempre hay un viento
suave que juega y te acaricia.
Mi casa es fresca y hay aves en ella, arriba están las copas de los árboles que se
agitan y bailan con el aire y el susurro de la vida.
Hay rocas y un cielo. Mi casa nunca es la misma, a veces hiberna y otras se llena
de flores.
Mi casa tiene muchos colores, nunca podría mencionarlos todos porque no
conozco sus nombres, ni podría cantar todas sus canciones porque no puedo
hacer todos los sonidos, tiene silencios, aleteos y crujidos.
Mi casa me encanta y quienes habitan en ella la hacen realmente bella. En la
noche se obscurece y parece que los colores también descansan.
Mi casa está viva, late y respira, a veces parece que se agita, es una casa en
donde vibra la luz y la obscuridad y se vuelven unidad, tiene matices y es tan
grande y tan vasta que no podría recorrerla en una vida.
En mi casa hay dimensiones de tiempo. Esta es mi casa, es divertida y le gusta
danzar, a veces los deseos y los sueños de algunos se vuelven serios, pero mi
casa sabe que ni siquiera ellos son eternos.
Mi casa a veces nos sacude a todos, unos gritan, otros ríen, otros danzan,
entonces entendemos que mi casa es un organismo viviente y es la casa de
todos, una vida dentro de una vida, como la nuestra que también contiene miles de
vidas.

¿Por qué nos tomamos todo tan en serio? ver tu casa y habitar en ella es solo una
respiración y una expiración, después no sé que pase, pero es divertido haber
nacido en esta casa.
Mi casa es la perla de la vida, tiene estaciones, por eso somos temporales, ser
testigo de tantas formas y cantos es lo mejor que le puede pasar a una vida.
Si miras bien, no sólo el cielo con estrellas brilla, también lo hace la tierra en el
día.

3. Encontrarte
Alguna vez escuché que no importaba la distancia y que los sueños eran lo que
podías lograr, no pude permanecer indiferente y lo confundía con las sombras,
creyendo que tenía que buscar.
Consciente del cielo y de lo que vibra en mi corazón, guardo el deseo de
encontrarte, he dejado las sombras con las que me entretuve por siempre.
El tiempo me ha dicho es hora, recuerda que la libertad te lleva al río que has de
cruzar. En la luna voy sola y entre las creencias y el amor, dejé los escudos atrás,
limpié el camino y dejé que ardiera el cruce de caminos.
En frente del río he visto el espejo, soy una chispa del más allá bailando en la
eternidad, parto a la nada y no he de regresar, es el viaje más dulce que se puede
tomar.
No estoy cansada del mundo, he bailado con él, mi corazón ha sido dado y voy a
donde me lleva él.
Mientras tanto disfruta las estrellas y la luna. El mundo es el lugar en donde la
energía no se cansa de danzar.

4. El viento
Te inclinas ante libros, cuentos e ideales, no estoy en las tumbas, ni en objetos del
pasado, soy cambiante y siempre lo seré, solo deja de lado lo que crees saber, es
más simple de lo que crees.
Dimensiones de tiempo cruzadas que se entrecortan y apenas podemos tocarnos,
el desliz del amor de lo que nace y renace, pero no es lo que todos dicen que es.
El amor es errante, visita a todos y les deja también, otros creyeron el asunto tan
serio que se coronaron santos también.
Toca todas las puertas, es la existencia viva y pura, vibra en lo que es y en lo que
parece que no es, una vez que pasa la ráfaga, regresará, quizá de ahí el anhelo
de volar, dejarse llevar por el viento, el viento de la eternidad.

5. Espiral
La música de la eternidad, los árboles danzando, el río fluyendo. Llega la noche, el
compromiso que trae es solo dejarte llevar.
Una gota enamorada del océano, puedo unirme a los recuerdos de los demás,
pero que más da, la danza de la eternidad sin ser más.
Vuelo y no me importa, no estoy perdida en tu llamada, puedo ver que es mi hogar,
no espero más, nadie nació para atarse a alguien más, solo es la danza de
energía que se mueve en espiral y construye y des construye, no hay más.
Una partícula bailando con el viento, regreso a la orilla que sueño es mi hogar, no
hay más en la búsqueda de la verdad.
Ritmo que subyace en el océano al que rezamos, una gota enamorada en la
obscuridad que vibra por un momento en el significado de regresar y en la risa que
acompaña en no significar nada, la gracia plena de la cordialidad.
La tierra vibra y aquí estoy, el anhelo me lleva una y otra vez a cuentos y a
abrazar historias. Las semillas que se siembran en un momento de paz pueden
volar.
Camino y en un instante te encuentro, atrapo tu voz en el aire, miles de voces
entonando tu canción y la danza de energía que solo es.
Veo el cielo y en los años guarda un instante la profundidad desde la antigüedad.
Solo escucha al viento, la inocencia no es necesaria de imaginar, ahí está.

6. Espejismos
En eso de amores y desamores, nadie me comentó que el humano es un
espejismo y que la cercanía no existe en él, están enamorados de no sé que.
Aprendo de la naturaleza, la maestra real. Las aves embellecen al mundo, cada
una tiene su propia voz y aún cuando lo parezca, nunca es una réplica de alguien
más.
El concepto de humano y sus pretensiones se deshacen como polvo en el agua.
Los humanos se empujan unos a otros en sueños e ideologías absurdas con el
afán de no tener cercanía, parecen temer a la pérdida y a mostrar su corazón en
una carrera agobiante de utilidad y sin razón.
En el mundo de ficción del humano, nada parece ser real, así que en ese sentido
también puedo soñar, desear y pensar lo que quiera, que más da. Tejer historias y
conectar.
El humano está preparado para creer cuando pierde la frescura, porque ya no se
atreve a jugar con los sueños, con los suyos, con los de los demás. Simple y
llanamente deja de ser su propio sueño y se vuelve el de alguien más, el tiempo
nunca se pierde, siempre se juega a algo más.
El deseo siempre está y el humano se olvida que el mismo es deseo y hay
quienes desean no ser el deseo que son y siempre serán.

7. Raíces
Necesito que te recuperes y también tu canción, no me importan tus creencias,
me importa tu corazón.
Quizá creas que no importa, pero a mí me importa y necesito la canción del alma
que toca el corazón. El canto que no está perdido, que conocemos tú y yo.
No nos definimos en pueblos, ni siquiera en una nación. Somos hermanos de
espíritu y lo que importa es la conexión, la que pulsa en la naturaleza que somos
tú y yo, en la que latimos acompasados en un solo corazón.
Mis raíces son la tierra, no una cultura, ni una nación. Somos los soñantes, los
despiertos, los que anhelamos una relación de verdad, somos los que no creemos
en tibieza, ni oportunismo, sino en una entrega total. Nos miramos a los ojos y nos
tratamos de encontrar.
Eres mi hermano y esa es mi oración, necesitas recuperar tu canción.
La danza de energía que subyace en nosotros es nuestra sintonía. Los recovecos
del pasado no nos unifican en este mundo que somos tú y yo.
Quiero sentir tu corazón, el corazón flamante del mundo en el que todos nos
unimos y danzamos como una tribu.
Ahora sabes que no estás solo, estamos dispersos en el mundo, pero tú eres mi
nación.
Que tu canto sea más fuerte en esa ilusión que no somos ni tú, ni yo. Somos
hermanos de sangre por la tierra y por el aire, quien no ha entendido esto, se ha
perdido en espejismos que sabemos tú y yo.

Mi corazón te busca, siempre te ha buscado en la melodía de lo eterno, tú te
escondes entre heridas porque crees que no me importa y a mí me importa
encontrar tu canto, en este mundo que somos tú y yo.
Deja que tu eco resuene en el mundo, deja que vuelen las aves, al escucharte
sabrás que nunca estuviste solo, ni tú, ni yo.

8. Eres y soy
La penumbra cobija el alma, el mundo está lleno de críticos y de sin razón, cuando
el mundo necesita otra canción.
Dejé de tener miedo, me encontré con el firmamento. Perdí mi canción y salí a
buscar sin notar que era la creencia la que me evitaba cantar.
Recompensas, ambiciones y culpa, todo disfrazado solo para explotar en el
nombre del amor.
A través del tiempo danzo contigo y el sin sentido no es ni para ti, ni para mí. Eres
y soy, complacencia es la tribu de los demás.
Me enamoré de la canción y extrañé el eco con todo mi corazón, sentí arder la
furia, pero no entendía, es la energía.
Dejé de atosigarme por culpa y extrañeza de lo que no soy, eres y soy.

9. Fluye
Las emociones no son permanentes, son olas que estaban antes de que nacieras,
te meces una y otra vez en ellas, piensas que eres tú y quieres controlar, no hay
nada que controlar, son parte de este mundo y seguirán aquí cuando ya no estés.
La emoción tiene su propia magia, quita diques si entiendes el flujo y la fuerza que
contiene. Si reprimes hieres, si te abalanzas no entiendes.
Es un río que fluye en la energía, deja que quite lo que no eres. Cada una de ellas
es una danza que vibra, sostiene y contiene.
El paisaje nunca es el mismo aunque lo parezca, la flor que nace no es la misma
que su antecesora, el movimiento perdura y aunque queramos ver lo mismo, nada
lo es.
¿Qué hoja en el árbol cree que es eterna? ¿qué hoja extraña a las que cayeron
en otoño?. En la naturaleza la huella que existe es el viento. La vida fluye, es un
ciclo.
Cada día vuelves a nacer, tú eres un instante y nada más. Respira, expira, se
natural.
No nos podemos agarrar en el tiempo, ni los presentes, ni los que ya no están,
solo podemos ser el flujo del río al cual pertenecemos y somos, no necesitas
extrañar, ya eres parte del todo y también lo conformas.
Somos semillas del corazón del mundo, por eso late acompasado con el tuyo.
La vida eterna es solo un chispazo, un pestañeo en ti, tienes la oportunidad de
verte, saborearte, vivirte, esa es la eternidad dimensionada en la vida.

Tienes que recordar cómo respirabas antes de que aprendieras a no hacerlo, no
te preocupes, no serás santo, ni ángel, solo estarás vivo.
La esencia es la misma, el cuerpo es el cuerpo y la mano no es extraña al brazo,
cada átomo que conforma el cuerpo danza en él, el mejor regalo es saber que
eres parte de él, pero hasta la célula sabe que es temporal y siempre habrá una
nueva que tomará su lugar. Baila mientras puedas, no durará para siempre.

10. Infinito
Anacronismos que silencian y se envanecen de saber y pensar, dictan y nada más,
no se atreven a jugar sino pierden la seriedad, su más grande tesoro es la
mediocridad, el velo latente que oculta el temor latente de su humanidad,
vulnerabilidad y nada más.
Respiras, expiras y no notas que eres respirado en el mundo que te contiene y te
vuelve infinito a la vez, un instante, un pestañeo y nada más. Siento pasión
insensata por quien ama y no divaga, ni justifica en sus creencias.
Amo tu sonrisa en cada visión, ahí te busco, en donde estás completamente vivo.
Solo quiero escucharte y mirarte como la energía y la vida que subyace y se
extiende en todo y nada a la vez.
Un día eres danza, otra sinfonía, otras formas, otra sintonía. Busco entre los
curiosos, no entre tumbas, ni objetos rotos que se pronuncian oráculos y
poseedores de poder o de verdad. Tú eres movimiento, el río infinito de la
eternidad.

11. Tocar a tientas
En relación al apego y desapego hay una línea de cobardía, porque sino te
atreves a amar con cada poro de tu ser, con cada instante, con cada tú, entonces
eres una mentira, porque por mucho que duela, lo que sí entiendo es de tu
cobardía y de tu ilusión en la cercanía.
Tus atavismos los nutres, los desgastas y los haces pasar como idiosincrasia de
la felicidad, pero los dos sabemos que solo hay un vacío en tu intención y sino te
atreves a perderte en ti mismo, en el otro, entonces es mediocridad lo que
profesas.
Quién eres tú para hablarme a mediodía cuando ni siquiera te has atrevido a
danzar en el ocaso y no entiendes, ni entenderás de la distancia de la que hablo.
Tu tibieza no me dice nada, porque significa que jamás te atreviste a probar la
verdad o probándola huiste de ti con la certeza de haberte encontrado a ti mismo.
Huir del concepto de apego y pensar que tienes bondad y compasión cuando te
recargas en los demás, solo demuestra que te gusta el concepto y no lo conoces
como tal. Sino empiezas por tu propia casa, entonces sabes de la parafernalia
que invocas y difundes. Si tu crecimiento es a costa de los demás, entonces es
explotación y nada más.
¿Jugar al desapego te gusto? ¿sentiste la pasión de cada intención? ¿quién eres
tú, quién soy yo? energía tocándose en la eternidad en el río en el que jamás
estuvimos destinados a encontrarnos, el toque y caricia de cada instante. Nacer y
aquí estoy, entrelazándome en una melodía porque a ninguno de ustedes le gusta
la sintonía, cantar, eso y nada más. Un reflejo del sueño de lo que pudo ser el
humano en el mundo real.
Un alma que canta no domina a nadie, todos dicen que hay que aceptar y solo sé
que quien lo dice no ama de verdad, es por eso que se entrenan de todas las

formas posibles para no hacerlo, para no sentir este fuego abismal, dar la vida por
alguien más.
Dejan de abrazarse en la búsqueda del ser, sueñan a no soñar y la vida y la
relación se les escapan entre los dedos, hiriendo a alguien más.
Hay quien puede soñar toda una vida en un abrazo cordial de la tierra, hay quien
respira enamorado de su pulso, hay quien dice que no sueña, que no desea,
soñando a que no lo hace. El mundo es vibrante, vive y se respira a sí mismo.
El humano toca a tientas y a medias, por eso sueña con la eternidad para cuando
se anime a vivir de verdad. Tiene miedo a vivir, porque no ha entendido que no
importa lo que haga o deje de hacer, de cualquier forma morirá.

12. La danza
Cada pulso, cada chispa baila rítmicamente, no eres razón, ni sin razón, ni
siquiera un laberinto, el sopor que precede es una oscilación, el confín no existe,
sino la danza eterna de lo divino.
La gente no encuentra sentido porque al ocultar su corazón, se oculta a sí mismo.
El mundo está vivo, el juego de idiosincrasias está vacío, tú y yo somos uno sin
personajes, sin atavismos. Renuncias al amor, porque tienes preconceptos de el,
lo que es, es.
La vida se abre paso a cada instante, las flores danzan y los árboles junto con el,
no importa si hay tormenta, lo que es, es.
Ellos saben que es un instante tenerse a sí mismo y bailar en la energía que
crece y decrece tiene un ritmo, a veces desencadena estados de sincronicidad,
de cordialidad, nos hace entender que es una danza y nada más, y en el ocaso
que es estar vivo, sabemos que la penumbra es un manto que cobija la danza de
la energía, luz y obscuridad en unidad.
Si te preocupas mucho, jamás sentirás el beso del sol y la caricia del viento frío, si
te cubres de la lluvia y te refugias de los truenos, entonces no sabrás lo divertido
que es estar vivo.
Los temores se resquebrajan como espejismos, las fronteras las crea el hombre
por conveniencia o por no entender. Extrañar es el anhelo de estar y dejarse llevar.
La reverencia le quita la diversión a todo y el no reverenciar a la vida también.
Que el cielo y las estrellas te protejan y la danza de la energía baile en todos los
corazones. Eres una partícula de la tierra que danza y la tierra lo es del universo.

Te acaricio en mil formas y en mil voces, el flujo constante del río que es nuestra
sangre en el océano eterno. Soy confianza para que puedas sentir la paz de tu
corazón, descansar y reposar cuando lo necesites. No puedes quedarte, tienes
que continuar, hasta que aprendas a ser confianza sin ingenuidad.

13. El mundo
El afán de que el humano no se construya a sí mismo, es para que construya el
mundo de alguien más, los mundos que no son tales en el mundo real.
Somos burbujas en el tiempo, la naturaleza te quiere una y otra vez, a pesar de
todo ¿qué más puede hacer?.
Los condicionamientos de un sistema arcaico te enseñaron a deshonrarla y
desprotegerla, por querer, por hacer, por tener.
La vida es la vida y tú eres parte de ella, la naturaleza es tu respiración y
expiración, tú sintonía no es solo con el humano, sino con el mundo y las especies
en él.
La compasión de la existencia te dio la vida, te dio la chispa de ella. El amor solo
quiere entonar una canción, eres tú.
Creer que el mundo es una ilusión por confundirlo con convencionalismos, te
vuelve arrogante e indiferente ante él.
El mundo es real, las ideas no gobiernan, ni definen, cuando lo haces construyes
un dique en ti mismo.

14. Palabras
El canto de la vida se vive, juega con las palabras, no las creas. Es la naturaleza
la que tiene su propia melodía, estoy contigo, recuerda que podemos bailar en
sintonía.
El mundo del humano se plasma en una palabra, cuando el mundo real está allá
afuera, no es la palabra la que le da el significado, sino la experiencia del
corazón.
Compramos sueños y esperanza sin ningún sentido. Los sueños de los demás ni
siquiera son suyos, son historias inconclusas, sueños vacilantes incumplidos del
más allá, del pasado, esos que ya no existen más, que solo dejaron residuos en la
memoria, esos sueños que enturbian la visión presente, esas ilusiones
enquistadas de quién sabe quién, cuál, cómo y porqué, y todos juegan al mismo
juego, la conquista de ideales, competencia de irrealidades.
Los sueños de miles y la inocencia de pocos, nos nutrimos de los sueños de los
demás, algunos nos empujan en la vida y podemos respirar, otros simplemente
nos sumergen en una bruma que incrementa el letargo que ya de por sí sentimos
como humanidad.
Quizá hay que tener valor para dejar de cargar lo que enferma y dejar de acaparar
verdades.
La palabra nos forma, nos enferma, nos sana y siempre cuando alguien muere se
pregunta ¿cuál fue su última palabra?. Necesitamos del mismo veneno en forma
de antídoto, pero solo los alquimistas del corazón saben cómo hacerlo.
¿Quién toma en serio las palabras y porqué? las palabras no son un credo, son un
juego, no son una creencia, son comunicación, pueden ser diversión y amor, te

muestran el rostro presente de quién las dice, no significa que sean verdad, ni
mentira.
En el fondo de tu corazón siempre puedes dilucidar qué es y quién es, sin
protocolos, sin atavismos, sin certezas absurdas que claven tu mirada en el
abismo ¿acaso el canto de las aves aún no te ha despertado?.

15. Ficciones
Eres un individuo y las condiciones sociales te aventajan en existir como sistema
¿quién patenta tu existencia y porqué? compartir no es lo mismo que pertenecer,
adaptarse no es lo mismo que aprisionarse.
La esclavitud ha sido una espina tan grande en el hombre, que ni siquiera puede
darse cuenta que la busca, la difunde y la celebra, es por eso que el humano no
puede volar en sintonía con su propia vida.
¿Cuándo aprendió el humano a ser un esclavo y porqué? perseguir sombras es lo
que hace el humano, las besa, aprende, memoriza, abraza y cree que encontró la
verdad.
Un sistema de miradas vacías en donde se volvieron el alimento de historias
redactadas con certidumbre, ausencia y delirios, sosteniendo lo que no se puede
sostener, aun con cintas de papel. Cada época trastoca los mismos cuentos y son
dichos de diferentes formas, nuevos feudos y tiendas de raya para todos.
Un mundo en el que un humano se siente dueño de todo, en donde los "listos"
hacen fortuna a costa del dolor de la naturaleza y la gente educa a sus hijos en
este mundo delirante en el que si se ven una vez al año sus corazones brincan de
alegría en esa "suerte de convivencia". Las personas que fundamentan el sistema
y que venden la idea ilusoria del "éxito" para consumir hasta el cansancio, no
están solos y tienen garantizada su seguridad por la estupidez de los demás.
La gente consume todo tipo de ideas que les dan: prejuicios, xenofobia, miedo,
envidia y al final del día es solo redundar.
El sistema del humano no tiene ni pizca de salud mental y no va mejorar porque
su baluarte es la certeza, lo extraño es que pocos se animan a pensar. Cuando
alguien se anima a pensar llegan ofertas de nuevos paraísos. La mente es para

pensar, no para extraviarte, ni para pelear contigo. Nutren temores, supersticiones
y toda idea de karmas en la gente, pero no en quien causa el daño real a
poblaciones enteras y a la naturaleza misma. Cuídate de todo tipo de sugestión y
solo observa a quien promulga y difunde atavismos, no exijas congruencia, jamás
la hay, han apoyado a la gente más enferma de la "humanidad".
Es una lástima que hayamos perdido el tiempo a través de los siglos en un mundo
que es un paraíso, relacionarnos a través de la salud y no del condicionamiento
enfermizo. En el fondo, todos sabemos que el corazón del mundo vibra en cada
uno de nosotros, pero quedamos atrapados en escaparates de deseos, los
propios y los ajenos.
La ficción es solo entretenimiento, pero ¿quién se vanagloria en su hacer y en su
ser y sobretodo, quién engrandece o empequeñece su propia imagen en el
proceso y porqué?.
Si los libros, las ideas o ideologías fueran vistos como mero entretenimiento, el
mundo del humano sería diferente, el problema radica en que tomamos como
verdad, opiniones y creencias de los demás.
Los prejuicios son una ilusión a la que se sostienen los hombres para pensar que
tienen una identidad.
¿El humano es el más listo de la naturaleza? es de sorprenderse como un puñado
de alpiste alcanza para tantas aves y como tantos recursos en la naturaleza no
alcanzan para unos cuantos.
La danza de la vida es fluidez y cambio, el humano no se ha reivindicado como
especie, ni ha asumido la responsabilidad de sus actos, es tan infantil que duele
ver en lo que se convirtió, siguen a la enfermedad mental como si fuesen polillas y
ésta una luz. El hombre solo ha cambiado de ropa, no su forma de pensar, es por
eso que no procrea al humano real, su progenie es la réplica de alguien más.

El hombre aprendió a camuflarse de la forma más ridícula en un mundo vivo y
vibrante. ¿Alguna vez los humanos van a dejar de explotarse, odiarse y verse
como si fueran extraños, ajenos a sí mismos, a la tierra de la cual se alimentan y
se mantienen vivos?.
El nivel de deterioro sobre lo que se hace en relación al consumo y contaminación
no es igual en todos. Hay que actualizarse y que cada quien asuma su
responsabilidad y la magnitud de su propio hacer en este juego. La gente necesita
educarse para entender que si siguen admirando la historia de los pandilleros que
tuvieron a lo largo de la historia, mal llamados "magnos o estrategas listos" no van
a poder notar a los de ahora.
Hay quienes han puesto en peligro a la tierra y a las especies en ella y pretenden
hacer responsables a los demás para controlar, dominar y "privatizar". Cuando
alguno de ellos profesa tener consciencia, siempre tienes que pensar por donde
va.
No podemos fundamentar más abuso para las generaciones que están por llegar.
La contaminación es real, el cambio climático ha existido en diferentes periodos
de la tierra, aún cuando no existía el humano en ella. La tierra está viva, no es un
maquina, está tan viva como el árbol que se alimenta de ella y como tú también
que lo haces.
El humano tiene la cualidad de hacerte sentir solo en un mundo sobre poblado de
ellos, aun los árboles pueden comunicarse, si la gente lo entendiera les
protegerían, sabrían que nos necesitamos para poder vivir no sólo para respirar,
intrínsecamente nuestros corazones están conectados y nuestras raíces también,
El microcosmos y el macrocosmos ¿acaso no han entendido que todos somos
células de la misma existencia? ¿qué célula pretende que otra célula viva su vida?
eso es enfermedad y también lo es cuando se reproduce de más.

Los sistemas "religiosos" del hombre atacaron a la naturaleza creyendo que
estaban por encima de ella, atacaron a los que la protegían llamándolo herejía.
Ellos atacaron su propia conciencia, el resultado es fácil de ver, tienen avidez y
quisieron perpetuar la bruma de su propia estupidez, se honraron a sí mismos y no
pudieron ver que al no llenarse con nada se hicieron daño a sí mismos. El perjuicio
que ocasionaron en la tierra pesa sobre sus hombros y pesará hasta que lo dejen
de hacer.
Decidir no creer es transformarse, tienes derecho a pensar. El obscurantismo se
da por el dominio de una idea, independientemente de que o quien provenga, el
parteaguas no siempre es lo preestablecido, debemos entender que si seguimos
separando y atribuimos criterios obsoletos a todo lo que realizamos por temor a
no encontrar soluciones propias, entonces seguiremos en círculos cometiendo una
y otra vez los mismos errores y preguntándonos después porque las cosas no
cambian.

16. Sanar
El humano ha de sanar porque esa es su naturaleza y tiene todo el potencial
¿acaso el humano no sabe que dentro de sí, lleva la perla más valiosa que es ser
él mismo?.
Cuando las puertas están abiertas y encuentras un sentido de vida y libertad,
sabes de antemano que es un regalo el gozo que conlleva y la responsabilidad de
ti, tiene que ser tomada por ti y no por alguien más.
Busca tus propias amistades e invéntense un nuevo juego, uno menos trivial,
menos soso, con más errores, más risas y más abrazos, sin protocolos y sin
regalos más que el de ser tú mismo, no cargues con el pasado de la humanidad,
solo aprende de ella que no es bueno cometer los mismos errores.
Es aburrido si usas una etiqueta, diviértete y no seas nunca como los demás
quieren que seas, no hagas de una etiqueta tu propia comodidad, si te pones una
etiqueta y te adecuas a ella, sentirás que vives a medias, te arrastrarás de la
cuna a la tumba sin haber explorado que tú eres la vida misma.
El humano no está escrito, puede evolucionar. Hacer un personaje de ti construye
tu propia jaula, es la comodidad de quienes te rodean. Las etiquetas solo le dan
confianza a quien las pone.
Muchos fingen ser sabios, otros tontos, la verdad no se vende, eres tú la
existencia, no lo olvides, el cielo no te cobra por ver, ni las aves por oír su canto,
solo observa.
La cura de aquello que llaman alma es tuya, cualquiera que te diga lo contrario o
te quiera enseñar un camino, quizá crea que lo conoce o quiere que le
entretengas, le mantengas, le alabes y te pierdas en ese proceso de ser tú
mismo.

El camino no es el más allá, es tu existencia temporal aquí y ahora. Cada quien es
su propia antorcha, nadie ve más la luz que tú mismo, cada quien es partícipe de
la luz y la obscuridad. El lago es el lago, el mar el mar, ninguno clama ser la luna
porque esté reflejada en ellos.
No es un error tu proceso de crecimiento, pero es solo un proceso, no cargues
con culpa por caer cuando aprendes a caminar, es en ello en lo que estamos,
quizá algún día podamos volar, pero para eso debemos juntar nuestras alas y
coordinar la melodía, no te rindas, porque aun podemos probar nuestras alas y
alimentar esto que llaman corazón.
Aun pienso que podemos hacerlo, habla tu propio idioma y no aprendas trucos
para creer que lo lograste. El lenguaje es corto, pero sé que puedes entenderme,
aquí estoy y esto que llaman corazón te ama, aun cuando te enseñaron a no creer
en ello, pero qué son las creencias más que torbellinos que no son tuyos, no
debes enfadarte, nútrete de ellos, permite que te hagan más fuerte, ellos te
enseñarán a volar, son pioneros en el tiempo y son los padres de la humanidad
los que te han empujado para crecer, eres tú quien se aferró ¿quién se aferra al
nido y hace de el un ídolo o una creencia? no hay homenaje en ello al trabajo de
tantos.
Espero que en todo esto, no te olvides de tomar el aliento y girar para que puedas
ver el torbellino. Que la luz de la luna te envuelva y la aurora te despierte, que el
sonido te embriague y el silencio se devele, que puedas ver los matices de la vida,
que la luz en tu mirada desaparezca la bruma, que lo irrevocable te abrace hasta
contener tu último suspiro y que en ese mar infinito que es la existencia misma,
aprendamos a sanarnos a nosotros mismos y con ello al verdadero mundo.

17. Estoy contigo
El diálogo es un fenómeno viviente, es el viento tocando sus propias notas, cada
quien es una nota, cada forma un instrumento diferente.
El humano es el único que juega a estar loco y hay otros que lo están de verdad.
Te respiro, te tejo y destejo y que importa cuando estoy contigo.
Los acertijos son un juego de lo absurdo, que más da si aquí seguimos, podemos
jugar con las palabras, el significado que proyectas en el, es tuyo.
La palabra amor no siempre te nutre, quizá decir el nombre de Dios en vano, es
decir te amo sin sentir, sin vivir, sin amar ¿no es así? un mundo de ficción que usa
el "te amo" solo para tener la confianza y la utilidad del otro hasta que éste
aprenda a jugar el mismo juego.
Lo que sí es cierto, es que si no te atreves a querer, a sacudirte de amor,
entonces no es posible conocerle y quizá no lo conozcas en el otro, pero lo
habrás conocido en ti, el subterfugio no sirve, tú engaño es solo para ti, hay que
atreverse a abrir las alas para saber hasta dónde puedes volar.
Tus expectativas son tus verdaderos fracasos, cuando le abres las puertas del
amor a otro, no le haces el favor a otro, sino a ti mismo, sino lo haces te habrás
perdido de la brisa que acaricia y refresca tu alma.

18. Converger
¿Cómo podemos sentir un corazón a la distancia más vivo que los que están
alrededor? quizá es el único misterio.
El corazón del mundo no tiene tiempo, ni distancia y aquellos que se han
enamorado de la luna están sintonizados en ella, en la misma sintonía, notas de
inicio ¿quién conoce el fin?.
Somos amigos en el tiempo y extraños en el presente, llevo algo de ti en mí, el
regalo de tu corazón, el corazón del tiempo y el espacio, ecos de mil palabras.
Cuando los ríos convergen, se mezclan, pueden sentirse uno al otro y danzar aún
a través del tiempo.
La libertad es el soporte del corazón, es la pasión de continuar. La obscuridad es
el secreto de tu respirar, la luz es tu forma de observar, cada estrella es el espejo
de lo que quieres mostrar, eres eternidad, respirar y exhalar.
Ahora sé que eres el corazón del mundo, la energía del corazón. Quizá solo
debemos seguir al corazón, quizá el corazón es un gran impulso de energía vital
en el universo, quizá todas esas chispas de luz en el momento en el que las
vemos, dejamos de existir.
Quizá no lo creas, pero te amo y aún cuando dudo mucho en la eternidad, en la
mía, porque soy efímera, aún así es lindo estar aquí y no cambiaría el ser
efímera, porque es lo que me hace abrazarte con intensidad, es lo que me hace
estremecer y darme la vuelta cuando no entiendo nada, es lo que me divierte y me
hace sonreír cuando veo las gotas de agua con luz, lo que me alegra cuando veo
a las aves volar, es lo que me hace amar a los árboles y es lo que me hace reír
cuando el viento me agita. Adoro ser efímera, adoro ser temporal, adoro sentirte

así y aun cuando el temor llegue a nublar mi mente y mi corazón, siempre hay un
compás en el que puedo unirme a ti - ahora.
Qué es la vida más que una vibración al unísono, el ritmo que subyace en lo que
crees que es y no es, lato en ti, en lo que crees es un abismo, cuando solo es un
mar fluido que navegas y exploras.
El pulso del mundo eres tú ¿acaso no puedes verlo?. No amas a la hoja, amas al
árbol entero.

19. Fragancia
El misterio de la luna no se puede poseer. El conflicto jamás fue entre la luz y la
obscuridad, estuvo en aquellos que quisieron escindir la danza de la energía que
todo lo abarca, pensaron que ocultando la verdad podían manipular la mente y los
corazones de los hombres, pero no comprendieron que el misterio no se revela al
dominar, sino al entregar el corazón a la madre más antigua, que es la existencia.
La mentira no se puede sostener, no eres más que una hoja en el árbol y te
sientes dueño de él.
A todos nos enseñan el mito de Narciso desde pequeños para renunciar a
querernos a nosotros mismos.
El mito de Narciso tiene escondido un secreto, el más bello de todos, es alguien
enamorado de sí mismo, del reflejo de la luna en su propia mirada, termina dando
su propia vida convirtiéndose en una flor. Quizá el único que aprendió a amar en
ese círculo de energía y compartió su fragancia es Narciso.

20. Leer
Me gusta leer como si tomara un café con alguien, cuando lees a los demás
sabes perfectamente que es un camino que no tiene retorno, es de ingenuos creer
que serás el mismo después de incursionar en nuevos mundos, como sea, la
lectura es una aventura, un viaje que te da la cualidad de colorear tu realidad, no
te engañes, la realidad es multidimensional y cada quien la ve de acuerdo a sus
prejuicios, ideas, emociones, recuerdos, pura ficción y nada más.
La mayoría de las veces nadie ve la realidad como es, no te tomes todo tan en
serio, muchos ya pasamos por ese lastre y nadie sale indemne de él, no te
preocupes, eso pasa también.
Habrá a quienes les guste lo que digas, a otros no ¿cuál es el punto? tú di lo que
tengas que decir, solo tienes un momento en el universo, temporal, casi nada,
canta si quieres cantar, vive si quieres vivir, no sigas a nadie, solo a ti mismo y
respeta el tiempo de los demás que también es breve.
A pesar de que muchas veces llegues a creer en la confusión que te espera en
este no tan arduo camino, recuerda que siempre hay alguien que te ama, no lo
esperes en los demás sino en ti mismo, en el exterior lo vas a encontrar en forma
de fragancia, en flores ocasionales que con el tiempo nos damos cuenta que son
flores que se apagan y vuelven a nacer aun en un mismo ser. Nada es estático,
todo dinámico, pero el arbusto sigue siendo el mismo, solo cuida los nutrientes
para que no enferme.
No es ningún secreto que el humano está loco y si es secreto pues será a
grandes voces. El problema del humano es sentir que es lo que no es, tiene el
potencial para ser él mismo, pero se esmera en ser borrego, lobo o tiburón, solo
por admiración.

21. Libertad
Antídoto para la complacencia, enfermos de involuntad, haciéndonos torpes al
preguntar lo que está bien, lo que está mal, aplaudiendo cuando nos dicen que lo
hagamos, glorificando y enalteciendo aquello de lo cual después nos
arrepentimos.
Si juegas al niño perfecto sabrás que sacrificaste lo más importante de ti y de tu
albedrío.
Separaron a los hijos de la tierra, los pusieron a pelear, sembraron en un campo
fértil lo que se podía sembrar: odio, ambición, envidia y celos.
La codicia no fue solo por el oro, fue por algo más tentador, arrebatarte la
inteligencia que la naturaleza te dio.
El humano olvidó que nació libre y su conexión con la naturaleza era mayor.

22. Alas para volar
Un humano que niega a un género y lo ataca hasta el punto de construir
instituciones para avalar su estupidez en perjuicio del otro, no es, ni puede ser
benéfico para nadie y mucho menos "iluminado" si se trata de un aspecto
"religioso".
El humano necesita las dos alas para volar, al hombre y a la mujer por igual, en el
sentido de que aprendan a vivir juntos como una humanidad, nos necesitamos
unos a los otros y no dejarnos engañar en sus guerras absurdas de mediocridad,
provenimos de lo femenino y de lo masculino, energía en unidad.
No podemos generar más heridas, sino sanar las que ya están. Si el humano
quiere seguir rengueando hasta la eternidad va por buen camino, pero ¿quién
renunciaría a volar, teniendo la posibilidad?.

23. Barca
En la comparación y la repetición del pasado le damos vida al aburrimiento, el
miedo es un condicionamiento. La continuidad de lo real es tan suave y silenciosa
que es difícil verle entre tanta mentira.
Los sueños e ilusiones me llevan a ti y aunque podemos tomar mi barca y dejar de
tejer amores y desamores, valentía y temores, aun así sabría al llegar al centro
que también es una ilusión.
La vida basta en sí misma y los sueños que perduran en el intrincado de la mente
hacen un horizonte que a veces, solo a veces te llevan a buen puerto.
No siempre hay luna llena, tú también tienes ciclos, disfruta cada uno y no intentes
aferrarte a ninguno de ellos, recuerda que la obscuridad tiene su propia belleza,
no idealices nada.
Si tocásemos una sola nota por muy linda que sea, no existiría la música. La
riqueza viene de la diversidad, aún las notas discordantes hacen una obra
completa y sin ellas no sabrías cuál es la parte que vibra en ti.

24. Prefiero
Tú hace mucho que estás en mi mundo, en esa cura a través de las palabras sin
sentido y sin razón. La intoxicación de las palabras también es una ilusión.
El humano tiene potencial para sanar, prueba de ello es la energía vital de
algunos que aún vibra a través del tiempo, cuando les encuentras es la primera
vez que respiras aire fresco, tú obnubilación tiene una sacudida, es la existencia
en comunión.
Prefiero hablar del aire fresco, de esos instantes en los que tu corazón se detiene,
en donde la sonrisa asoma a tu rostro, en donde danzas con la energía. Qué
importa que los demás no quieran bailar, tú puedes ser tú.
La mente innata quiere sanar, es la que también busca, sabe que algo está mal
en la desventura de lo que aprendió.
Mi desasosiego es no encontrar humanos de verdad, sino sólo estereotipos y
carreras de sueños sin fin, sin meta, solo con anhelos de aceptación que se
parapetan en la trivialidad de la desconexión, busco en las miradas pero parecen
perdidas, sé que me equivoqué, pero ya nada puedo hacer, me dijeron que el
humano existía y que buscaba su alma, vine al mundo, no lo encontré, es por ello
que siempre vas a escuchar hablar de la profunda soledad.
El corazón a veces late, a veces no, las miradas no son reales, están llenas de
suspicacia, pero entiendo porque, bajar la guardia tiene un precio elevado, pero
que más da, soy insensata y me encanta jugar con este fuego que a veces quema
y a veces no. Te vi, te conocí, mi corazón late en ti, pienso en las dimensiones y
digo quizá, pero recuerdo que es temporal y desvanecerse en la existencia es
real.

25. Compartir
Hace tiempo pedí un deseo, hasta yo misma sé que no puede ser, la luna te he de
reconocer.
Ecos del corazón que se reúnen en cada instante y a través de los milenios,
somos sin ser.
Regresas, me encuentras, susurro en tus labios - te amo y siempre te amaré,
buscas afuera, está bien, me buscas en otros, en el tiempo, me añoras en formas,
si miras atrás de la neblina ahí estoy, no sólo en las palabras, las palabras son
danza de energía.
Me gusta tu insensatez, tu sinrazón, tu hartazgo, tu añoranza, tu furia, solo son
expresiones de lo que te inquieta. Aquí estoy y siempre estaré, compartir en el
mundo es vibrar en el mundo real.

26. La llama
Qué es la vida sino un intento de encontrar tu corazón en el mundo y de
sintonizarte con él.
No sueño con la eternidad y sé que de un momento a otro voy a extinguirme como
la llama en la vela que danza con el viento, a veces crece y cuando crepita al final
del día, se escucha aún a lo lejos la última nota de su tiempo y en eso de
extinguirse y enamorarse de lo que no es, es como estar en una montaña y
escuchar tu propio eco.
Canciones abismales y distantes que nos alcanzan y conmueven al punto en el
que no hay retorno.
La vida es intensidad, se abre paso a través de todo lo que es y ya no es,
simplemente te encuentro y vuelvo a estar contigo.

27. El niño
Cada niño debe cuidar la pregunta que lleva consigo, porque apenas la haga,
todos estarán dispuestos a darle una "verdad" compartiendo su seriedad.
Una sonrisa, un gesto, un corazón de niño es el eco de luz en el abismo.
Quien no tiene miedo de sonreír al mundo y de bailar en sus fronteras y
espejismos es el niño.
¿Cuándo el juego de imitación se volvió identificación, cuándo la identificación,
dogma, ideal o deber ser? ¿cuándo el juego adquirió seriedad y quedo fijado en ti
en una parafernalia de ansiedad? ¿cuándo la competencia y el correr hasta que
no pudieras más, se volvió desdén o búsqueda de aprobación? ¿cuándo dejo de
ser un juego y porqué? ¿qué le han hecho a los niños de este mundo?.
Mi corazón me dice que tu anhelo es el mismo, sin prejuicios, sin historias, sin
certidumbres, solo darnos la mano, sonreír y seguir jugando.

28. Buscar
Tú eres el fuelle que nutre tu deseo.
Busqué la verdad y terminé riéndome de mi incredulidad.
Buscaba a mis compañeros de danza en los espejos, hasta que me di cuenta que
no podían bailar, recordé que solo era un salón y mis compañeros bailaban en la
eternidad, no pueden verte, están absortos en la danza, hasta que te unas, lo
entenderás.
Deja que el mundo se transforme, permítele danzar.
Luchas con la vida y no te envuelves en la pasión de lo que es ¿porqué? ¿temor a
qué?.
El canto es solo eso, la caricia de lo eterno. Un ave no deja de cantar por temor a
no encontrar el silencio.

29. Abrazarte
El cosmos se libera, se expresa y se reduce, tiene su propio lenguaje en cada
célula. Abrazarte es un momento de eternidad.
Durante siglos los humanos han ostentado el papel de maestros, cuando ni
siquiera han podido soltar sus prejuicios y etiquetas, han existido algunos y no
coinciden con el dominio de ideas.
Han existido quienes les emulan y se ponen a sí mismos etiquetas de sucesores,
repitiendo el juego de las mil frases y parafraseando sin cesar, sin entender que
solo era la presencia. La presencia no es solo el humano, sino la existencia.
Hay quienes aprenden dogmas o hacen de sus vidas uno, pensando que ya no lo
son. Hay quienes son eufóricos y pretenden que los demás lo sean.
Han hecho de los demás sus marionetas, etiquetando aquí y allá.
El sonido y el silencio son parte de lo mismo, sino lo has entendido, entonces
estás en riesgo de que jueguen contigo.
El movimiento y la calma son necesarios en la danza de energía, sino lo has
entendido, te perdiste la vida en estereotipos y espejismos.
Respira, expira, no sigas a nadie, aprende y desaprende, no te relaciones con
espejismos, no salgas corriendo atrás de quienes los emulan, vive tu vida y
relaciónate con quienes tienes al lado, no te vuelvas borrego de nadie, no
pretendas, no te finjas a ti con las pretensiones de quienes te manipulan para que
cedas hasta tu último aliento sin haberte experimentado. No sigas coronas, ni
atuendos, tu maestro está en ti, no en las ideologías, es la naturaleza y tú eres
una célula de ella.

30. Humanidad
El anhelo parte del corazón en donde dicen vives tú o soy yo, me entretengo por
relacionarme, no por ideología.
Todos son hijos de creencias. Soy de otro tiempo, del tiempo de la tierra, mi danza
no está velada y yo solo te bendigo.
Es una canción en la que respiro, la alquimia de encontrar mi corazón. Te busco
en cada respiración, en la mía, en la de ellos. Te busco en los corazones, no en lo
demás.
Ellos son especiales, hijos de cuentos, historias y partidas, se dividen en grupos,
ponen barreras por todos lados y yo solo anhelo su melodía.
Estoy aburrida de escuchar su pelea de quién quiere tener más privilegios y quien
es más especial, si se escuchan unos a otros, sabrían que ninguno es original. La
especie humana es una y nos dejamos llevar por las ideas escindidas de los
demás, debemos parar.
Lo único original es la existencia, no las ideas polarizadas de siglos de dejarse
manipular.
Ellos son mis hermanos, son una especie sin creencias y con la naturaleza como
madre, pero ellos no lo saben.
Te he de amar a mediodía, me importa tu sintonía. Quizá solo debemos soltar
para volvernos a encontrar.
Soy la hija de la tierra. La luna me recuerda quién soy, quién eres, el reflejo de la
luz y una oleada de mar en el pulso de la tierra, la perla de la vida.

Añoré la calidez de tu alma y de tu abrazo, y no entiendo porque te dejaste
engañar por los sueños de los demás sin ver la riqueza original, esa que yace en
tu corazón. Jamás te vuelvas a abandonar porque yo te amo sin creencias, solo
por tu estar, a mi pueblo que es la humanidad.

31. La misma especie
¿Somos la misma especie en vuelo?
A veces parecemos los más desentonados y menos sincronizados de la
naturaleza, unos volando hacia arriba, otros en picada, otros en reversa y hay
algunos muy, pero muy raros que no vuelan, pero se suben en las alas de los
demás y con ello pretenden estar por encima y alucinan que tienen el mejor vuelo
de todos, pero sino pruebas tus alas, te lo perderás.

32. El ave solitaria
Antes no sabía nada sobre el karma ni el destino, sigo sin saber, me entretengo y
es divertido, ahora sé que nacer en un mundo lleno de estupideces y de
sufrimiento no es karma, es solo para sanar después.
Todos pensamos lo mismo, quizá por eso es aburrido, redundar y redundar en el
mar de las ideas y contratiempos del destino.
Prefiero estar con mi árbol, ver las hojas caer y volar, tocar las raíces, cobijarme
en el tronco y ver la copa danzar y danzar, que los demás peleen por sus
paraísos, mientras yo veo la energía bailar y toco la tierra porque la tormenta ha
de terminar. Tú eres naturaleza, una partícula del viento, ver y algo más.
Busqué hermanos, los encontré en los árboles, busqué amor y lo vi en la
naturaleza, busqué verdad y encontré mentira, busqué realidad y vi que el humano
no lo es, tal como es. Aprendí que la danza de energía lo es y aún cuando cada
ser la lleva dentro de él, el humano no parece notarlo, no quiere entender.
En esta luna creciente y decreciente que es la danza rítmica del corazón, prefiero
morir sintonizada en él, que en todos los intervalos que buscan sin buscar y
mueren sin vivir.
El ave solitaria solo quiere volar y encontrar con quien danzar, no cree en los
cuentos de la soledad, sabe que un abrazo tiene sabor a eternidad. La caricia del
aire es su compañera, ser temporal es lo que lo hace especial.

33. Entender
Busco la música del corazón, aquella que aviva el fuego en él. Viajé al mundo
distante de los espejismos y regresé al mundo de la cercanía, en donde los
árboles son tu familia y las aves acarician el viento en el unísono de energía.
La retórica no toca más tu nombre, qué ha sido del lenguaje más que la confusión
de los hombres por la necesidad fatua de creencia, en donde los hombres se
coronaron reyes de la vida con sombreros de cartones.
No te buscas en los demás, sino en ti mismo, en el aire que es tu primer alimento,
en la danza que está en torno tuyo ¿acaso no entiendes que es una invitación
para que vivas tu propia vida? si buscas hacia atrás, solo encontraras tumbas y
vasijas rotas, si buscas en "donde estás" encontraras fanatismo, creencia y
dogmas; solo continúa, no te pares en los sueños de alguien más, no te pierdas
de tu propia vida.
La censura no es natural, lo que aprendiste en detrimento de tu ser, estar y
respirar, no eres tú.
Entender y conocer no es una ideología, es curiosidad intrínseca sin atavismos,
sin melancolía.
Una partícula de todo, vibrando y extinguiéndose en su melodía. Gracias por tu
tiempo, gracias por tu sintonía. Que tu vida sea bella y en este río infinito de
energía, te mando un abrazo para que recuerdes verte en el aliento de la vida,
amar, lo que es, es.


La perla de la vida.pdf - página 1/46
 
La perla de la vida.pdf - página 2/46
La perla de la vida.pdf - página 3/46
La perla de la vida.pdf - página 4/46
La perla de la vida.pdf - página 5/46
La perla de la vida.pdf - página 6/46
 




Descargar el documento (PDF)

La perla de la vida.pdf (PDF, 747 KB)





Documentos relacionados


Documento PDF elvalorsalvificodelsufrimiento
Documento PDF qolasiyim
Documento PDF segunda de la libertad
Documento PDF segunda de la libertad
Documento PDF qorintiyim bet
Documento PDF mooji bendici n de navidad

Palabras claves relacionadas