REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA .pdf



Nombre del archivo original: REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por / iTextSharp 4.1.6 by 1T3XT, y fue enviado en caja-pdf.es el 27/09/2020 a las 16:29, desde la dirección IP 188.171.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 208 veces.
Tamaño del archivo: 26.6 MB (32 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


SUMARIO
HISTORIAS DE CARREÑO
VISITA DEL PRINCIPE DE ASTURIAS A CANDÁS
(VERANO DEL AÑO 1925)

BOLEROS DEL PASADO
por César Quintanilla Pascual

por Victor González Celis

pag 3 y4

pag 5,6,7 y 8

EL BARCO DE PIEDRA

LA CASA DONDE HABITAN MIS RECUERDOS

por Alfredo Pérez Pantiga(Rodada)

por José Antonio González

pag 9 y10

ENTREVISTA a JOSÉ
RAMÓN RODRIGUEZ
PÉREZ (MON)
por
José Antonio
González

pag 11 y 12

RESTITUYENDO EL
RESPETO-HOMENAJE A
“LES CANDASES”
por José Carlos Álvarez

NOTICIAS
pag 17 a 25

pag 27

pag13 a 16
LA CONSTRUCCIÓN
NAVAL EN ASTURIAS
pag 28 a 32

PORTADA -

FRANCISCO JAVIER MENDEZ

DOCUMENTACION Y ARCHIVOS

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ
FRANCISCO JAVIER MENDEZ

MAQUETACIÓN

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

COORDINADOR

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA SETIEMBRE 2020 -CARREÑO ASTURIAS

2

HISTORIAS DE CARREÑO
Visita del Príncipe de Asturias a Candás

Hace 95 años, en el verano de 1925, el joven
Alfonso Borbón y Battenber, (Príncipe de
Asturias), llega a muestra región dentro de un
plan instructivo y de aprendizaje. Una serie de
viajes cargada de eventos le llevará a recorrer
gran parte de Asturias.
En uno de esos viajes, Gijón-Avilés, le hizo
pasar por el concejo de Carreño en tren. Parada
en la estación de Candás, a la ida y a la vuelta
procedente de Luanco en coche, visitando la
industria conservera “Albo.
El gran despliegue informativo en la prensa
asturiana, donde así se narró la parte del viaje en
el concejo, Carreño:
Procedente del Musel llega a la estación de
Aboño a las 11,10 de la mañana del día 20 de
agosto del año 1925 donde había congregado
muchísimo público. Mientras se hacía la
maniobra para colocar el remolque, detrás del
coche-salón, se acercó a este una joven y le dio
un hermosísimo ramo de flores, rojas y blancas,
arrancó el tren a las 11,15.

El Principe de Asturias y Alfonso Albo el dia de
la visita

Al pasar por Perlora el tren sin detenerse,
el vecindario que había acudido a la
estación, ovacionó a Su Alteza y le vitoreó
entusiastamente.
Al entrar el tren en agujas de la estación de
Candás se dispararon cohetes y bombas reales.

Alfonso de Borbón y
Battenberg

Al pasar por
Perlora el tren
sin detenerse, el
vecindario que
había acudido
a la estación,
ovacionó a Su
Alteza y le vitoreó
entusiastamente
Al entrar el tren en agujas de la estación de
Candás se dispararon cohetes y bombas reales.
Enorme público, congregado en los andenes y
parte en el exterior de la estación, hizo estallar
una calurosa ovación.
Se acercó al coche-salón el alcalde de Carreño
don Jesús García Prendes, acompañado de
varios concejales saludando al Príncipe, quien
ratificó que a la vuelta regresaría por Candás
donde se detendría.
El señor García Prendes al arrancar el tren
vitoreó al Príncipe, al Rey, y a España siendo
contestado unánimemente por la multitud.
Las estaciones del Regueral, y Zanzabornín,
se cruzaron sin detenerse el tren. Estaban
engalanadas con follaje y banderas mientras
sigue el viaje a Avilés
Después de la visita a Avilés, Arnao, Piedras
Blancas y Luanco llega por la tarde a Candás.
A la entrada de la villa recibieron al Príncipe
el digno e inteligente alcalde de Carreño, don
Jesús García Prendes; juez municipal don Carlos
Prendes; párroco, don Francisco Suarez y otras
personalidades.

Fabrica de
Albo el dia
de la visita

3

HISTORIAS DE CARREÑO
Visita del Príncipe de Asturias a Candás

Se dirigió el Príncipe a la fábrica del señor Albo,
siendo recibido por este con todos los somatenes
de lo que es el jefe y muy estimados amigos.
A la entrada de la gran fábrica conservera se
levanta un arco del triunfo con bombillas de
colores con la siguiente inscripción: “El personal
a su Príncipe”.
El basamento de las columnas del arco, estaba
formado por latas de conserva. Era muy artístico
y original.
El señor Albo que ostentaba sobre el pecho
cruces, saludó al Príncipe, entrando con él a la
fábrica, cogido del brazo muy cordialmente por
Su Alteza.
El personal estaba en plena faena. Lo primero
que llamó la atención al Príncipe era la limpieza
de la fábrica a pesar de lo sucio de la industria.
Operarias y obreros aclamaban a Su Alteza sin
dejar de trabajar.

Pregunto el Príncipe al señor Albo, cuantas
fábricas tenía para explotación de esa
importante industria replicándole que siete.
A continuación se interesó por la producción
indicándole que 200.000 latas diarias entre todas
las fábricas en las que emplea a miles de obreros.
El heredero del trono quedó maravillado de
la fábrica diciendo que parecía imposible que
se pudiera hacer esa industria pesquera tan
importantísima fábricas de las viven millares de
familias
Preguntó Su Alteza en que época se pesca el
calamar, y después de contestarle el señor Albo,
mando traer una caja de calamares en su tinta
que comieron entre Su Alteza y el conde del
Grove.
Los elogios del Príncipe a la preparación y gusto
exquisito de los calamares fueron de una gran
calidad. Durando la visita 35 minutos.
Después del lunch se despidió del señor Albo,
prometiendo volver a visitar sus fábricas en la
primera ocasión que se le presentara.
Entre ovaciones y aclamaciones del personal de
la fábrica y pueblo Su Alteza emprendió viaje
para Gijón.
Cosas que pasaron por Carreño.
Escrito por Victor González

Jesús García Prendes. Alcalde dibujado por Antón

Vio como se troceaba el bonito y la maquina
donde se corta en rodajas; empaquetado en latas
de bonito, sardinas y otros productos; visitó el
taller de cierre y estampado.

Datos tomados de Hemeroteca del diario “El Comercio”.
Fotos: libro “Casa Albo”, Catálogo “Museo Antón” y
propias.

4

BOLEROS DEL PASADO

Aquella mesa estaba muy cerca de la cristalera justo encima del Bar Central, en ella había un
pequeño cono triangular de madera con la incrustación numérica del 24. Durante quince días era
la mesa en la que desayunaba, almorzaba y cenaba una familia procedente de Valladolid, cuyos
miembros estaban pasando una quincena de vacaciones en un pequeño chalet aún en propiedad
compartida y perteneciente al diario El Norte de Castilla.
El turno terminaba, el verano seguía bajo las frescas noches del mes de agosto, sobre ese cono a
la hora del almuerzo las camareras del los comedores 1 y 2 de La Ciudad Residencial de Perlora
llamada así en la década de los 70, depositaban un pequeño vale el cual presentándolo, se autorizaba
la entrada gratuita a La Nozaleda, por todos conocido lugar de baile con antiquísimos recuerdos
para los nativos de la zona y los primeros residentes que de vez en cuando repetían estancia.
- Manolo, quiero cinco cartones de Goya, cinco de Ducados, tres de Rex y dos de Boncalo
- ¿ No llevas nada de rubio ?
- No, tenemos aún y saque la libreta, voy a pagarle lo de la pasada semana
Una mentira piadosa, el tabaco rubio solíamos atraerlo de otras fuentes porque era más demandado,
de muchos es sabido que ir al Musel tenía sus ventajas.
Ir a La Nozalera no solo significaba ir a la pista de baile, Manolo y su familia regentaban en ese
mismo lugar un pequeño bar que hacía también las funciones de estanco.
Dicen que donde hay una iglesia, ha de haber un chigre por aquello de los funerales, ya que
acompañar en el sentimiento a la familia del difundo no era cosa fácil y bien sabido es que una
buena parrafada durante el funeral, viene a cumplir la despedida hasta que el Sr. Cura no reza el
responso delante de la tumba.
Con la iglesia hemos topado..... no nos salgamos del guión, La Nozalera suponía para los residentes
de La Ciudad Residencial, el fin de su estancia veraniega en ese centro, el vale o pase correspondía a
una invitación para asistir al baile de despedida, donde familias de distintos lugares y rangos sociales
daban por hecho que sus vacaciones habían de terminar con alegría y no tristeza. Bajo los árboles
unas mesas y sillas de madera plegables, en la pequeña pista un equipo de megafonía y amplificación
y el un “ chiringuito “ una barra en la que los camareros no paraban de servir porque si bien era una
fiesta, los precios incitaban al consumo.

Manolo Tascón Manolo el de La Nozalera ,y su padre

5

BOLEROS DEL PASADO

- Manolo, ¿dicen que aquí actuó Bonet De San Pedro.... es verdad ?
- ¿ Quien te ha contado eso ?
- Lo he oído en La Residencia.
- No, ese no cantó aquí pero si se bailaron sus canciones
A Manolo el de La Nozalera le brillaban los ojos cuando el tercio de varas correspondía a sus
recuerdos, a tiempos ya lejanos, era un paisano alto muy alto, como un varal de fiesta plantado en
medio del “ prau “ enarbolando su bandera. Bonet de San Pedro, Luis Mariano y hasta Xavier Cugat
al son de sus mambos, se dejaron bailar en unos tiempos más difíciles que aquel año 1.978, año en el
que en la pista de La Nozaleda se bailaba el “ Me gustas mucho “ de Rocio Dúrcal mientras los más
pequeños residentes revoloteaban entre las mesas, y nosotros no parábamos de servir cubalibres o
refrescos.
- ¿ Que tal el turno, hay mucha gente en La Residencia ?
Mª. Luisa mujer de Manolo me preguntaba como andaban las cosas por allá arriba, y llamaba a
Manolo para que me borrara de la libreta lo que la debíamos del tabaco, nos tenían ambos un cierto
aprecio, éramos muy responsables en los pagos máxime reconociendo su confianza y conociendo
bien a su familia, Alba, Merche, Mª. Luisa y José.
Aquella pista de baile circular la embellecían unos pequeños “ plátanos de sombra “ árboles bajos, de
corteza a colores de camuflaje, donde apoyados los mozos, echaban bocanadas con el humo de sus
cigarros al acecho de una buena moza para un pasodoble, una ranchera o ese Bolero de Rabel.
Enmudeció La Nozalera, sus bombillas de colores se apagaron para siempre, las sillas de tijera
duermen bajo una lona como piezas de coleccionista, solo cerrando los ojos, imaginando mis manos
en tu cintura...... La Nozalera sigue viva, solo escuchando a Los Panchos La Nozalera sigue viva, y
aunque el humo ciegue tus ojos como cantaban Los 5 Latinos, La Nozalera siempre seguirá viva.
Escrito de César Quintanilla Pascual
Fotos aportadas por César Quintanilla Pascual
6

BOLEROS DEL PASADO

7

BOLEROS DEL PASADO

8

EL BARCO DE PIEDRA

Debo reconocer que he vivido una infancia feliz.
Creo que nunca me faltó de nada, gracias a mis
padres Pacita y Rodada. Volver a esa niñez en la
que fui tan feliz es para mí un placer.
El ¨Creteforge “ , era un barco de cemento y
hormigón, medio tapado por bloques que servía
de abrigo al puerto de Candás. Parece ser que
este tipo de barcos comenzó a construirse a
principios de 1918, a base de hierro y cemento
en el Reino Unido, en unos astilleros del Norte
de Irlanda, J. & R. Thompson. Ellos fueron
los que llegaron a construir los dos famosos
“barcos de piedra” que luego serían emplazados
en el puerto de Candás, “EL CRETEFARM”
y “EL CRETEFORGE”. Normalmente, estas
embarcaciones solían tener unos 50 m de eslora
y 10 de manga, pudiendo navegar con más de
mil toneladas.

Estos barcos, llegaron a Candás para abrigo
y protección del espigón del muelle, El
CRETEFARM en 1930 y el CRETEFORGE en
1935, siendo conocidos en Candás como los
“barcos de piedra”.
El CRETEFORGE era el más popular. En su
popa, aparecía el nombre de CRETEFORGE LONDON.
Sus letras fueron cayendo con el tiempo,
quedando solo las de London hasta su triste
desaparición. EL CRETEFORGE fue un “ lugar
sagrado “ para mí durante la niñez y en la de
tantos niños y jóvenes candasinos.

“ Volver a la niñez, es para mí, renacer “

Habitualmente yo jugaba y me movía con mis
amigos en torno a la calle Ramón y Cajal, donde
vivía, y el barrio de la Tenderina. Después, con
once años aproximadamente, ya extendíamos un
poco más nuestro radio de juegos moviéndonos
hacia el Cueto, el Nodo, la Baragaña, Santarúa,
la Fuente los Ángeles y de un modo especial
hacia el Muelle. De este lugar, el Muelle, es del
que quiero hablar.
En nuestras horas libres, recuerdo que
bajábamos al muelle, muchas veces sin el
correspondiente permiso de nuestros padres, y
saltábamos desde su muro al “barco de piedra“
por los sitios que teníamos archisabidos y
conocidos, corriendo, riendo y saltando felices
de bloque en bloque, agazapándonos en aquel
tesoro que era nuestro “barco de piedra“ como
si fuéramos piratas o corsarios de altos mares.
Conocíamos los abismos y recovecos de aquellas
bodegas como la palma de la mano. Allí, en
algunos sitios medio escondidos entre los
bloques fumábamos nuestros primeros cigarros
y que sabían a gloria bendita.
Recuerdo que comprábamos en CASA CRISTA
uno o dos “pitinos de Bisonte“ (el tabaco rubio
más barato), otras veces si no había dinero
suficiente, comprábamos Celtas o Peninsulares
que era tabaco negro y más barato, para luego
fumarlos en nuestro santuario.
En el “barco de piedra“ éramos felices jugando,
contándonos mil historias, allí, fuera de la vista
9

EL BARCO DE PIEDRA
de la gente, en aquel territorio que tan bien
conocíamos y que era nuestro paraíso. Algunas
veces, alguno llevaba una baraja y jugábamos
partidas mientras fumábamos aquellos “pitinos
de Bisonte , Celtas o Peninsulares “ y nos
sentíamos verdaderos hombres por unas horas.
Bendita inocencia.
Creo que éramos unos auténticos expertos
saltando de bloque en bloque y metiéndonos por
los recovecos de aquellas bodegas del barco. En
alguna ocasión hasta hubo un pequeño disgusto
que no llegó a mayores, cuando un amigo
resbaló y cayó al fondo de una bodega quedando
atrapado entre dos bloques, con la suerte de que
estaba la marea baja y pudimos rescatarlo con
una cuerda.
Con el tiempo cuando alguno podía conseguir
una nasa, como sabíamos los buenos sitios,
cogíamos quisquilla, andaricas, algún costaraño.
Éramos felices. Aquello era un sueño hecho
realidad. los que allí se vivieron. ¡Vivir, para
contarlo!

Con las obras del actual puerto de Candás,
estos dos barcos de piedra, EL CRETEFARM Y
EL CRETEFORGE, han quedado tristemente
sepultados entre bloques de cemento y
hormigón . Cuando paseo ahora por ese
lugar donde yacen aplastados mis barcos de
piedra, pienso que también ahí están de algún
modo aplastadas mis vivencias infantiles
despertándome una nostalgia repentina.
Te recuerdo con gran cariño “ mi barco
de piedra “.

Escrito por Alfredo Pérez Pantiga ( Rodada)

Setiembre 2020

Fotografias de la pagina de Facebook de CANDÁS
que lleva Joaquin

10

LA CASA DONDE HABITAN MIS RECUERDOS
Aquel día entraba en la casa que había sido mi
hogar en la infancia cuando tenía siete años, era
la casa de mis abuelos Manolo Pano y Ramona
por parte materna.
Hoy vacía y con un cartel de Se Vende en su
fachada, no quiero perder una parte de los
recuerdos y vivencias que pase en ella.
Cuando entré y recorrí sus estancias, vinieron
a mi memoria como una especie de flas,
momentos que guardo en mi corazón.
Era aquella casa que mando construir mi abuelo,
la casa familiar por antonomasia de la media
luna, el símbolo que reflejaba los modestos
barcos que tuvo la familia.
Estaba compuesta por almacén, o bodega, planta
baja y primer piso, con unas escaleras interiores
que la comunicaban entre sí.
Aquella casa rebosaba durante todo el año
bastante actividad, visto con los ojos de un crio
de siete años.
En la bodega o almacén había dos lavaderos
pegados y las redes hermanadas compartían
espacio esperando el turno a que mi tía
Argemira las adobara (coser).
Allí jugaba con mis amigos, escondiéndonos
entre ellas, mientras hacíamos de rabiar al perro
de turno que siempre había, primero el Toni,
luego el Yaqui y el ultimo el Como tú.
Mi tía con su infinita paciencia, nos consentía
todo, pues era una persona que adoraba a los
críos, los perros y las plantas por ese orden.

Con sus gafas viejas de toda la vida medio
reparadas sus patillas con esparadrapo, siempre
tenía buenas palabras para todo el mundo que
por la calleja Nolo pasaba.
Recuerdo los olores de esa bodega a salitre, raba,
a sardinas, todo olía a mar.
En unos barriles había raba (huevares de
bacalao) que se empleaba para enguadar y
concentrar el pescado antes de cercarlo y
pescarlo con las redes, también salvao (de la
molienda de trigo).En otros había sardinas con
capas de sal y tapadas con una piedra encima.
Veo a mi madre en invierno coger esas sardinas
para preparar la cena o la comida.
En una estantería desvencijada de color verde
al fondo se guardaban, faroles, corchos, plomos
y carburo, guardado en sus cajones. El carburo
se empleaba con los faroles para alumbrarse de
noche en las motoras.
Era una bodega donde convivían y se juntaban
en perfecta armonía todos los olores.
La planta baja era el sitio donde más actividad
había, alrededor de aquella cocina de carbón
Allí presidia mi abuela Ramona, una persona
mayor que siempre la conocí vestida de luto
riguroso y sobre sus hombros una manta
candasina que llevaba en todas las épocas del
año, sentada en su sillón de mimbre y con un
rosario de azabache entre sus manos que no
soltaba en ningún momento, una persona tan
seria, religiosa y austera, que no recuerdo ni sus
besos ni sus abrazos.

11

LA CASA DONDE HABITAN MIS RECUERDOS
Los domingos a mediodía había más bullicio
por la casa y yo me sentaba en las escaleras para
ver los hombres, que entraban y salían, venían a
cobrar el quiñón (salario) de la semana.
Recuerdo al señor que hacia las cuentas en una
libreta (que yo conservo) 2350 pesetas de raba,
270 de salvao, Mutua 302, Bebida 212, Carros 50,
de gastos 3184 de entradas 14640(28 de junio de
1959).
Hacia los montones y según cobraban los iba
tachando.
También me viene a la memoria, pero fue
después de pasados años, lo que hacía con
aquellos billetes de cartón del tren, los que
estaban mal picados los reparaba y les cambiaba
la fecha para reutilizarlos.
A diario mi madre llegaba toda apurada de la
fábrica comíamos juntos y ella volvía otra vez al
trabajo.

También recuerdo muchas tardes donde nos
visitaba un señor mayor llamado Silvino, que era
pariente de mi abuela, estaba en un asilo al que
le había llevado su hijo y se le encendía la cara y
los ojos de amabilidad al encontrarse en nuestra
casa compartiendo sus charlas con la familia,
alrededor de una taza de café y unas galletas que
le ponían sobre aquel mantel de hule de colores.
Así transcurrieron los días, meses y años en
aquella casa donde nos criamos, compartimos y
vivimos cuatro mujeres un hombre y dos críos,
mi hermano y yo.
Una casa donde hubo vida

Escrito para el portolio DIGITAL del
Ayuntamiento de Carreño 2020
En el primer piso, mi tía Ramona la más joven
que estaba soltera y que nunca quiso ir a la
fábrica, mi abuelo le puso una peluquería en
casa, recuerdo aquel armatoste de secador donde
las mujeres metían aquellas cabezas llenas de
rulos para secarse el pelo. Cada pocos días
aparecían por allí, la hermana y la madre de
Manolin el Reparao, por la asiduidad con lo que
lo hacían y lo buena gente que eran, casi de la
familia.

José Antonio González Cuervo

12

JOSÉ RAMÓN RODRIGUEZ PÉREZ “MON”
Nacido en Candás, aunque desde hace más de
4 décadas vive en Gijón sigue estando ligado
a su pueblo al que vuelve cada vez que puede.
José Ramón Rodríguez Pérez “MON” ha sabido
conjugar dos de grandes pasiones, los paisajes de
su tierra con la pasión por la pintura, lo que ha
llevado ser un “pintor aficionado”. La exposición
de Candás no es la primera ni será la última en
la que el público pudo admirar su obra. Para
ello hay que retornar a septiembre del año 2013
cuando por primera vez expone en la sala de la
Caja Rural de Candás.
“Con mi obra persigo dar a conocer la riqueza
de nuestra tierra, romper el desconocimiento
de lugares maravillosos, que una vez descubiertos darán sosiego a nuestra mente, serenidad a
nuestro espíritu y elevación a nuestra alma. Esta
muestra quiero dedicarla a Candás, a su gente,
sobre todo a los marineros, con los que conviví, a
los que llamé “pa la mar” en mi tiempo de rapaz
de barco” comentó José Ramón Rodríguez Pérez.

PARA MI PINTAR ES COMO UN EJERCICIO DE MEMORIA Y
DE EMOCIONES
Tu pintura en la mayoría de los casos, sabe
y respira mar con esas marinas que expones.
Naciste en un pueblo con mar Candás y eres hijo
de un marinero fallecido en la mar, ¿puede ser
que eso, te haya marcado un poco?
Sin duda. La mar siempre ha sido fundamental
en mi vida, es donde tengo arraigadas todas
mis raíces, donde viví alegrías, penas, tragedias,
como cuando tomé conciencia de la muerte de
mi padre, es también donde pasé mis años de
juventud, donde pude sacar los quillones en las
costeras de sardina y de bonito y, por supuesto,
donde aprendí el valor de los marineros.

¿Cómo fue tu acercamiento al mundo del arte?

Ya, desde los nueve años, en mis tiempos de
internado en Sanlucar de Barrameda, me gustaba
dibujar, pero la influencia de mi profesor de
Bachillerato, el Sr. Sánchez Lorenzo, fue decisiva
para que aprendiese a amar el dibujo.
Durante unos años, debido a las obligaciones
personales y profesionales, tuve que dejarlo,
hasta que volví a pintar de la mano del profesor
Crespo Joglar; cuando él se jubiló, me incorporé
al grupo Ágora Arte con Javier Martínez Solar al
frente y aún continuo en éste Grupo, ya que, más
de lo que podemos aprender unos de otros (que
es mucho), lo mejor es el ambiente que hay.

13

JOSÉ RAMÓN RODRIGUEZ PÉREZ “MON”
¿Cómo empezaste a pintar?
Por tratar de expresar lo que sentía, de hacer
reales lugares que me imaginaba o por plasmar
aquellos en los que había vivido. Comenzó
como un recordatorio de mi juventud porque
cada cuadro representaba una vivencia, una
experiencia. Podríamos decir que comenzó
como un ejercicio de memoria y de emociones.
¿Por qué la pintura y no otra expresión artística?
Me gustan todas las artes en general, puede
que porque me llaman la atención las personas
que crean belleza del modo que sea; pero es
cierto que la pintura y la música son dos de mis
grandes pasiones. La pintura porque me permite,
como ya he dicho, reflejar mis recuerdos o mis
anhelos; la música porque cantar en coros me
ha dado grandes alegrías y grandes amigos a lo
largo de más de 50 años que llevo en diversas
agrupaciones corales. Comencé en Brisas
Candasinas de 1967 con Salvador Cuervo
como director y, tras haber estado en otras
agrupaciones, desde hace unos años formo
parte de Voces Graves de Gijón y del Coro de la
Bodega de Candás, ambos con el mismo director
con el que comencé.

El faro de Candás
Referencia en mis juegos infantiles,recordandote con
añoranza en mis tiempos marineros,y cuando mar
adentre te divisaba en mi interior me decia¨Ya estoy en
casa¨

¿Cómo fue el primer cuadro que pintaste?
Fue una marina que tengo expuesta en mi casa.
Sin duda, un cuadro especial. Tras muchos años
era el primero, era como volver a encontrarse
con un “viejo amigo”
¿De dónde nace tu inspiración?
Decía Picasso: “si viene la inspiración que me
coja trabajando”. Esa frase resume a la perfección
lo que yo pienso. Más que inspiración, me gusta
hablar de trabajo y constancia que creo que son
claves para cualquier trabajo o para cualquier
artista, tanto si se trata de pintura como de canto,
literatura, cine…A eso le añadiría que hay que
marcarse metas realistas y se humilde. Supongo
que todo junto es mi verdadera inspiración.
14

JOSÉ RAMÓN RODRIGUEZ PÉREZ “MON”
¿Cuál ha sido la obra que más te ha marcado?

Puede parecer un tópico, pero “agradezco la
pregunta” porque no me había parado a pensarlo. Creo que ha sido un cuadro que hice del Cabo
Peñes en el 2017 por la historia que hay detrás de
él. Cuando navegaba en el Brisas Candasinas con
Suso y Ramón Piola, el cabo era lo primero que
divisaba cuando regresábamos a puerto y eso me
hacía sentirme en casa. Dicen que es el lugar más
bello del mundo para ver un amanecer o una
puesta de sol, puede que por eso sea un icono de
nuestra tierra.
¿Cuál ha sido el tiempo máximo que has pasado
trabajando en una obra?
No sabría contestarte, los tiempos en pintura
son todos muy relativos, depende del ánimo, la
dificultad de la obra, la técnica escogida para la
realización de la misma. No es lo mismo pintar a
acuarela que a óleo, acrílico, espátula con óleo…,
los tiempos son diferentes para cada técnica y
también sus tiempos de secado que dependen,
incluso, de los colores empleados; por ejemplo, el
color que más tarda en secar es el blanco. Nunca
he medido el tiempo que me llevan las obras,
supongo que será por el disfrute que me supone
cada una de ellas.
¿Si tus obras pudiesen hablar que dirían del
artista?
Supongo que lo primero que dirían es que soy
un hombre de mar, no solo porque gran parte de
mi obra refleje el litoral asturiano, sino porque
en mis cuadros siempre hay algo de bravura,
de libertad, de horizonte. Espero que dijesen
también que cada una de ellas fue fruto de la
dedicación, la pasión y la entrega. Dicen que
nuestras obras plasman un poco nuestra alma y
puede que la mía tenga algo de todo esto.

15

JOSÉ RAMÓN RODRIGUEZ PÉREZ “MON”
¿Siempre has pintado y has sido autodidacta?

Como decía antes, pintar ya lo hacía desde niño.
Autodidacta creo que alguien con inquietudes
o intereses diversos siempre lo es y también me
veo ahí reflejado, pero todos los maestros que he
citado en preguntas anteriores han sido fundamentales para enseñarme, para dirigirme, para ir
encontrando camino, algo que sigo haciendo con
mis compañeros de Grupo. Creo que siempre
estamos aprendiendo, yo, al menos, espero que
así sea en mi caso.
¿Son las marinas lo que más te gusta pintar?
Posiblemente. Es donde me encuentro más
relajado y dónde siento que tengo mayor
dominio técnico. Nunca me canso de pintarlas.
Siempre encuentro alguna playa, algún rincón de
la costa que quiero pasar de mi retina al lienzo.
¿En que proyecto estás trabajando actualmente?
Tengo varias cosas en mente. Quisiera comenzar
con otros temas que también reflejen nuestra
tierra. Iremos viendo. Al final las obras tienen
“vida propia” y son ellas las que me van
sugiriendo por dónde seguir.
Antes de terminar, quisiera dar las gracias al pueblo de Candás por la acogida de la Exposición
“Asturias mi tierra, Candás mi pueblo” celebrada del 7 al 21 de agosto de este año en la Sala de
Cultura del Ilustre Ayuntamiento de Carreño.
Agradecer también a la Señora Alcaldesa, Dña. Amelia Fernández y al personal técnico y
administrativo todas las facilidades y la ayuda para que la muestra pudiera exponerse. A Marcelino,
gracias por su presencia y su emotiva presentación el día de la inauguración de la Exposición. A
los amigos y seres queridos que me ayudaron en el montaje y desmontaje, gracias por eso y por
su presencia y apoyo, y gracias, de corazón, a todas las personas que, en unas circunstancias tan
difíciles como las que estamos viviendo, se acercaron a contemplar esas obras que no pretendían más
que ser un homenaje a mi tierra y a mi pueblo.
A todas y cada una de estas personas: gracias
Gracias por tu entrevista
José Antonio González Cuervo
Pipo Prendes Pantiga
20 de agosto ·
Me encantó la Exposición.
“Mon” rezuma candasía y talento.
Felicidades. Os la aconsejo.
Debajo de uno de sus cuadros, un texto precioso de Khalil Gibran:

16
“Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal; está en nuestras lágrimas y en el mar”

Semana de actividades en “Vive Carreño”

17

CANDÁS SE REINVENTA FRENTE AL COVID
Quiénes nos conocen, bien saben que en Candás
la sardina tiene un trono, Y que en torno a
ella la villa marinera se engalana con su mejor
traje de fiesta. Son días siempre señalados en
el calendario de esta localidad, en el que la
sardina se hace reina de paladares y manjar del
vecindario y multitud de visitantes.
Pero nuestras fiestas, tal y como están
concebidas, en la situación sanitaria en la que
estamos, es imposible que se puedan desarrollar.
Por ello el pasado 20 de Julio se tomó la
decisión difícil y dolorosa, de no celebrarlas,
anteponiendo la seguridad a cualquier otro
interés. Esperamos y deseamos que la población
y visitantes entiendan y asuman que debemos
evitar los actos y eventos masivos en los que sea
difícil controlar el aforo, la distancia mínima
entre personas, las medidas higiénico-sanitarias
exigidas… y, que toca velar en todo momento
por mantener las más estrictas medidas de
seguridad con el fin de evitar la propagación del
virus y minimizar así el riesgo de contagio.
La responsabilidad demostrada por los y las
carreñenses desde el inicio de la pandemia ha
sido encomiable. El comportamiento que han
tenido y siguen teniendo. No debemos bajar la
guardia y hacemos un llamamiento a que siga
siendo así, especialmente en los próximos días.
El vecindario ha entendido el mensaje y está
siendo responsable, pero sigue siendo necesario
extremar precauciones y adoptar todas las
medidas necesarias.
Cabe destacar también la responsabilidad, el
compromiso y actitud mostrada por los sectores

del comercio y de la hostelería, a quiénes se
ha tenido en cuenta para preservar el mayor
grado posible de actividad socioeconómica,
asegurando el cumplimiento de las medidas
y recomendaciones sanitarias. Seamos
responsables y ayudémosles a cumplir.
La realidad a la que nos enfrentamos no es
otra, que, por salud, no podremos interactuar
en grandes grupos, ni permanecer cerca unos
de otros/as durante bastante tiempo. Ante el
distanciamiento, que nos impone la situación
sanitaria toca reinventarse, seguir apostando por
lo local.
La Sardina se reinventa y toca degustarla en
familia o en los establecimientos con medidas.
Además con la propuesta expositiva “ Candás es
Mar” de Goyo Rodríguez seguimos apostando
por la creación y el arte asturiano. En el muelle
local para visitar escalonadamente todo el
verano tendremos 27 carteles seleccionados de
la cartelería histórica del festival de la Sardina,
una lona principal que abre la exposición con
un diseño de casa - sardina obra de Goyo
Rodríguez, 8 imágenes con la temática del Mar
seleccionadas de las ilustraciones que hizo el
autor en el libro Moby Dick y fotos antiguas
recopiladas por “Candás Marinero” que nos
recuerdan nuestro pasadoncial creativo. Y todo
ello, al mismo tiempo que protegemos y hacemos
viable para el futuro el valor incomparable de
observar un objeto artístico o el disfrutar de una
actuación en vivo.
¡ Felices fiestas de San Félix al vecindario de Candás y
visitante! ¡ Salud y precaución para “ convivir” con la
pandemia!
(Fuente InfoCarreño)

18

XXX Salón de Teatro Costumbrista de Candás
Premio a la Mejor Actriz Secundaria: Maruja
Gómez del “GT Garapiellu” de Pillarno (Castrillón).

Premio al Mejor Decorado e Iluminación que
recayó, en esta edición, en la Compañía Asturiana de
Comedias de Gijón.

Mejor Actriz Principal del Salón Chusa Juarros del
“GT El Hórreo”.

El Premio al mejor Actor
Secundario recayó en Pepín
García del “GT San Félix” de
Valdesoto (Siero).
En la imagen el momento en que
Alba, la benjamina del grupo,
recibió una distinción ( una
réplica del Premio Aurora en
formato llavero

Segismundo Meana se alzó con el Premio Ánxelu
(Monologuismo).

Mar recogió el premio al Mejor Vestuario y Maquillaje
de Compañía Asturiana de Comedias de Gijón.

- Mejor Actor Principal: José Ramón Oliva del “GT
Carbayín”
- Mejor Texto Teatral: José Ramón Oliva.
- Mejor Dirección: José Ramón Oliva del “GT
Carbayín”.

La periodista
candasina Mónica
Glez. Salas
recogió el Premio
Honorífico de “La
Nueva España”.

José Luis Rodríguez
Artime, candasín y ExDirector General de EPI,
recogiendo su distinción
honorífica.

19

XXX Salón de Teatro Costumbrista de Candás
Premio Honorífico a la SER.

Paula recogió el Premio
honorífico a la Asociación
Gaxarte.

premio
Aurora
a la
mejor
actriz

Fuente Facebook de Meli Fernández y José Jesus
Varela

20

EXPOSICIÓN “ ENTRE LATAS: UN HOMENAJE A
LA TRADICIÓN PESQUERA Y CONSERVERA”
El edificio noble de la antigua fábrica
de conservas Ortiz en Candás
acogió ayer la inauguración de la
exposición que lleva por título ‘Entre
latas’. La muestra es un homenaje a
la tradición pesquera y conservera.
El objetivo de esta iniciativa es
mostrar a los vecinos el diseño final
del que se convertirá en el futuro
centro museístico del concejo. El
plan director, elaborado por la
firma barcelonesa Kultura, Ideas y
Estrategias para el Patrimonio S. L.,
fue encargado por el Ayuntamiento
de Carreño para diseñar un modelo
acorde con el espacio y con los
fondos disponibles. El diseño
plantea cuatro áreas expositivas
sobre la pesca, la conservación y
la reconversión. Al acto inaugural
asistió el director general de Pesca,
Francisco González, la alcaldesa
de Carreño, Amelia Fernández y
representantes de varios partidos
políticos.(Fuente P.G-P para La Nueva España)

21

43 ALBORADA

Amanecer del dia 14 de setiembre de 2020
CANDÁS -CARREÑO-ASTURIAS

OJALÁ QUE MIS LAGRIMAS
TE ACOMPAÑEN Y LLEGUEN HASTA TI
POR ESA MAR
QUE ESCOGISTE COMO SEPULTURA
tu hijo José Antonio

Foto de Cesar Quintanilla

22

VIVIR LA ALBORADA
Hay algo mágico en los amaneceres, como si a pesar de Ia rudeza que
pudiera haber existido en un ayer se disipase, y el mundo se abriera a Ia luz, y
nos brindara una nueva oportunidad. Sí, siempre hay algo mágico en los
amaneceres, incluso en los de tierra adentro, pero si ese amanecer, es alba,
esa alborada, eclosiona junto al mar, en concreto junto al mar Cantábrico, Ia
vida se hace todavía más esplendorosa al traernos el más portentoso de los
milagros: un nuevo día.
El año pasado en una jomada que se hace difícil de olvidar y de Ia que me
quedará para siempre grabada su impronta, tuve el inmenso honor de ser Ia
Poeta del Alba y recitar mis versos al relente de la brisa, frente a Ia mar intuida
y Ia luz tenue que se abría paso sobre los tejados candasinos. Digo honor, pero
Ia palabra se queda corta, porque por fue un honor, pero también fue un
tremendo privilegio, a Ia par, que un inquietante reto. Hoy es el día que aún
recuerdo cada minuto de ese pasado Septiembre y que agradezco Ia
amabilidad de Ia alcaldesa de Carreño, de la corporación municipal, del resto de
autoridades, de los promotores del acto, de Ia prensa y los medios de
comunicación, de los vecinos y de todas aquellas personas que me
acompañaron y guiaron paso a paso. Agradezco su cariño y les rogaría que a
pesar de las adversidades o de las pandemias, sigan manteniendo la belleza
que hay en estos ritos, en estas ofrendas, en este orar de respeto al mar. El
mar, Ia mar, que nos ha dado tanta vida, pasión e ímpetu, pero que también nos
ha dejado a lo largo de los siglos un histórico reguero de tragedias, muertes y
ausencias.
Personalmente, tengo que confesarles que hay algo inexplicable que me une
con Candás, con sus escalinatas y sus calles empinadas. La vida a veces, nos
deja extraños paralelimos y aún más extrañas iteraciones, y, aunque nuestra
existencia es efímera y nimia como una pequeña barca en Ia inmesidad del
océano, Ia magia, esa magia que nombraba al principio, nos amarra a ciertos
lugares y a mí me ha amarrado a este muelle, a este espigón, donde un pez,
una sardina, lleva hoy mi nombre y donde mi corazón y mi alma se van a quedar
para siempre prendados y expuestos al sol. Ia luna. Ia lluvia, los vientos, los
oleajes, los ocasos y las alboradas.
Paso el testigo al muy honorable D. Pedro de Silva. Poeta del Alba 2020. Y a
todos ustedes, queridos amigos y amigas, les deseo lo mejor y por supuesto
mucha Salud y Poesía, mucha Vida y Poesía, mucha Magia y Poesía. Suya
siempre.
Virginia Gil Torrijos
Poeta del Alba 2019

23

ALBORADA 2020-CANDÁS -ASTURIAS

24

Jornada previa al estreno del documental “La
Historia Olvidada de Les Candases”, dirigido
por J.K. Álvarez

Directora General de Memoria Democrática del Principado de Asturias,
Begoña Serrano Ortega.

De izda. a dcha. en representación de
las familias de “Les Candases”: Sonia
Santoveña, Conchita Fernández, y Tina
Rodríguez.

“La Historia Olvidada de
Les Candases”, dirigido por
J.K. Álvarez, quien se ha
encargado de visibilizar la
memoria histórica de las
ocho mujeres, conocidas
como “les candases”, a
través de los testimonios
de sus descendientes más Francisco Etxeberria, Responsable de la
Exhumación en Fosa de Bañugues en repredirectos.
sentación de Aranzadi. Profesor Titular de
Conduce el acto Alain
Medicina Legal y Forense de la Facultad de
J. Fernández, Director
Medicina de la Universidad del País Vasco
del Centro Cultural
Teatro Prendes de
Candás. Comenzamos
con la intervención de
la Directora General de
Memoria Democrática del
Principado de Asturias,
Begoña Serrano Ortega.
Seguidamente participó
Francisco Etxeberria,
Responsable de la
De izda. a dcha. una representación de
Exhumación en Fosa de
Bañugues en representación las familias de “Les Candases”: Sonia
Santoveña, Conchita Fernández, Tina
de Aranzadi. Profesor
Rodríguez, - Begoña Menendez Canal,
Titular de Medicina Legal
moderadora de la mesa, - Braulia María
y Forense de la Facultad de Suárez (Cuca), Toña Poladura y Miguel
Medicina de la Universidad García.
del País Vasco. Actualmente
es Asesor del Secretario
de Estado de Memoria
Democrática, Fernando
Martínez.
Y ahora mismo mesa
redonda, moderada por
Begoña Menendez Canal,
Patrona de la Fundación
José Barreiro. Intervienen
una representación de las
familias de “Les Candases”. JK ALVAREZ Director del documental

25

RESTITUYENDO EL RESPETO – HOMENAJE A
`LES CANDASES´
por JOSÉ CARLOS ÁLVAREZ
Es sábado, diecinueve de setiembre. Apenas tres
días para que asome el otoño. Pasan minutos
de las cinco de la tarde. Me pongo a la cola del
teatro Prendes en espera de que abra sus puertas
para asistir a un acto que apenas un lustro atrás
sería impensable que se llevara a efecto. Un
acto emotivo de por sí, que ochenta y dos años
después pretende poner luz a la oscuridad social
de un hecho aterrador que se llevó por delante la
vida de trece personas. Un asesinato colectivo de
extrema crueldad perpetuado en junio de 1938.
Una más de las barbaries cometidas en tiempos
de posguerra por los secuaces sanguinarios de las
milicias de camisa azulada del bando vencedor.
Observo, incrédulo en la espera, cómo el sol
se ha hecho paso entre las nubes que fueron
protagonistas de una mañana gris y lluviosa. Es
curioso, me digo recordando aquella tarde dos
años atrás en el prao de Gervasia. Una ceremonia
casi, casi, familiar. Íntima. Lluvia liviana que nos
humedeció el cuerpo mientras un trompetista
tocaba el himno del silencio y una placa era
colocada en el monumento a la república: “N´
alcordanza de “Les Candases” y les víctimes
del franquismo”. Recuerdo haber escrito por
entonces algo así como que el cielo quiso estar
presente y mostrar su tristeza con una lluvia de
hechura de lágrimas por lo acontecido a aquellas
personas. Vuelvo a levantar ahora la mirada
convencido que de nuevo el cielo quiere estar
presente en este homenaje, haciendo gala para
la ocasión de un sol tibio que aporta claridad
y alegría a la tarde, mostrando, quiero creer,
gratitud al reconocimiento oficial que va a tener
lugar.

1

La asistencia es numerosa. De hecho, el teatro
llena por completo el aforo disponible dentro de
las limitaciones que la nueva realidad impone.
Comienza el acto con una conferencia del reputado forense Francisco Etxeberria, quien dirigió la exhumación de la fosa del cementerio de
Bañugues. De seguido una mesa-coloquio de familiares cuyas palabras brotan, a pesar del tiempo transcurrido, con enorme carga emocional y
profundo sentir. Y como colofón un documental
sobre `Les Candases´ dirigido por J.K. Álvarez.
Me impactan sobremanera las imágenes de los
acantilados de Peñes y los sonidos en off (ruido
de un motor y gritos ahogados) de los primeros
minutos.
Salgo sigiloso del cine, con pesar y un poquito de vergüenza por no presenciar los últimos
instantes del documental, pero no puedo retrasar por más tiempo mi incorporación al trabajo.
Me queda media hora de coche y voy pillado de
tiempo. Una vez en la calle asumo la importancia
del evento. Sé que hay gente, no voy a cuantificar,
que repudia estos actos. Todos aportan el mismo
argumento: `no es bueno reabrir heridas´, `hubo
asesinatos en ambos lados´, `eran tiempos de
guerra´… y bla, bla, bla. Hay al menos dos matices que suelen obviar en su defensa de no revolver el pasado: el primero que es muy fácil opinar
cuando no tienes a nadie de tu familia enterrado
en una fosa común, o en una cuneta. El segundo que estos hechos se cometieron ocho meses
después de finalizada la guerra en Asturias. Por
venganza. Sin juicios. No habría tribunal que
avalase semejante barbarie.
No hubo a lo largo del homenaje alusiones a
desquites extemporáneos, ni mención de verdugos. Sólo era palpable el anhelo por alcanzar lo
conseguido esa tarde: restaurar la dignidad y el
RESPETO institucional de sus seres queridos.
Miro al cielo. La noche está despejada. Son
cientos las estrellas que rutilan. Quién sabe si
ellos desde su nueva dimensión de luz también
quisieron honrar la dignificación llevada a cabo
haciéndose notar allá arriba a todo aquel que
supiera dónde mirar.

Ntra. Sra de Los Remedios
PATRONA DE CARREÑO

27

28

29

30

31

CONTINUARÁ

32


REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 1/32
 
REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 2/32
REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 3/32
REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 4/32
REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 5/32
REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf - página 6/32
 




Descargar el documento (PDF)

REVISTA NUMERO 23 CANDÁS EN LA MEMORIA.pdf (PDF, 26.6 MB)





Documentos relacionados


Documento PDF revista numero 19
Documento PDF 20131206 acta ci protecci n ciudadana y movilidad 06 12 13
Documento PDF revista 20 cands en la memoria
Documento PDF seannus
Documento PDF clubevega triptico eclipse 9
Documento PDF 20150211 acta ci protecci n ciudadana y movilidad ayto zamora 11 02 15

Palabras claves relacionadas