Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



HILO ACOSO .pdf



Nombre del archivo original: HILO ACOSO.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por Writer / OpenOffice 4.1.4, y fue enviado en caja-pdf.es el 07/10/2018 a las 11:17, desde la dirección IP 83.35.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 299 veces.
Tamaño del archivo: 55 KB (5 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Para poder relatar los incidentes de acoso, intimidación y abuso de poder que tienes que soportar en
Santoña:
-Por defender patrimonio natural/cultural.
-Por recoger firmas para que no haya imputados gobernando.
-Por denuncias un enchufe de hijo de concejal.
-Por pillar a Director Casa Cultura con detector de metales y pala expoliando patrimonio cultural
cántabro y ser testigo en denuncia que le ha puesto @guardiacivil
ABRO HILO
El acoso se intensifica dependiendo del "daño político" creado por mi acción de ciudadano. Si
llegas a medios con un asunto que les retrata demasiado, me meten más caña. 9 años así. Desde
2016 -en medio de la defensa del Palacio de Chiloeches, se ha hecho invivible y diario.
Te lo hacen policías municipales -no todos, son especialmente los 5-6 últimos contratados, los
demás te quitan el saludo que te daban-, algunos funcionarios del Ayto. y personas de la red
clientelar.

Quedas aislado. Hasta tus amigos de infancia -menos 2- se van apartando

prudencialmente: "Éste tiene problemas con el Ayuntamiento". Y ahí te quedas, tú frente a todos
ellos. Tú, un vecino; ellos, la gente que tiene el poder y puede abusar de él.
Y solo te quedas frente a funcionarios y personas de la red, estómagos agradecidos y cercanos,
hacen piña. Gentes de las que no sabes nada aparecen de pronto muy implicados en hacerte notar
que, entre todos, te quieren meter en una olla a presión.
Un día es un exfuncionario de prisiones, otro un policía, otro un operario, o vecinos azuzados por el
Ayto. Salen de todas partes, aunque las denuncias, una a una, mejoran su pueblo. Todas afectan a
bienes públicos. Entre todos te van dando "toques de atención", pequeños o grandes. Un día te
escondes paseando a lo lejos, por el polígono industrial anchoero. Para un coche con dos dentro.
Solo les conoces de vista: "Hijo puta". Y se van deprisa. La mirada de odio es su recurso favorito.
He perdido la cuenta de las veces que me lo han hecho, en todos los sitios posibles.
2014: Un policía me advierte: "Ayllón, ten cuidado, hay interés en que haya algún incidente contigo
en la Comisaría y acabes esposado". En esos días realicé sentada a la puerta del Ayto. en denuncia
de la colocación de hijo de concejal gobernante. No me dejaron presentarme al puesto. Estaba

preparado para él. El hijo del concejal, el caballo ganador, no lo estaba. Les irrita enormemente
cualquier acto que les rompa el ambiente del pueblo, telarañas, silencio y a manejar el cortijo. Un
solo ciudadano reclamando limpieza les dinamita el tinglado. Por eso van a por él.
Agentes llegan a gritar mi apellido, a 60 m, metidos en su coche, media sonrisa en sus caras.
Llegan a increparte en pareja a la puerta de la Comisaría , entre carcajadas y desprecio: "Anda, vete
a la Guardia Civil a poner las denuncias, que ni allí te abren la puerta ya". ESTO, es la Policía
Municipal de Santoña.
Las redes y un blog han sido el altavoz para divulgar la historia de la villa y dar a conocer las
denuncias y realidades denunciadas. La red clientelar me ha dejado constantes insultos, puyas, para
que desistas y veas que debes callarte. Ej: defiendo el edificio civil más valioso del pueblo frente a
un pelotazo. Aparece funcionario vitalicio enchufado de @Psoe -para más INRI, "trabajador" de la
Casa de Cultura- y deja su comentario: "Por mí como si lo tiran entero". Luego aparece su mujer,
insultando. De locos.
Llamas a Comisaría para comunicar asunto público -participación ciudadana. El agente, muy
comprometido con el acoso, aprovecha para marcar y provocar. Yo no me callo y les recuerdo
siempre sus obligaciones legales. Entonces amenaza: "Estás denunciado". ¿Motivos? No le ha
gustado un adjetivo que he empleado. Acaba no tomando nota= no haciendo su trabajo. El
ciudadano, una vez más, es humillado. El agente ha ganado un punto y cuelga, satisfecho de su
labor. El mundo al revés.
Como has hecho muchas veces, acudes a Comisaría a denunciar un vertedero en el P. Natural, o
abandono o daños a un bien cultural. Chica policía que atiende -a todos los santoñeses- se levanta.
Sale Jefe Tomás. Su cara muy cerca de la mía: "Esa denuncia que quieres poner va ir de aquí a
donde me salga a mi de...". Te vas asustado, sabes que nadie se va a enterar de todo esto. Ni
oposición, ni prensa. Y ponte a aspirar a que aparezca la Justicia. No, sabes que no va a aparecer y
no tienes acceso a ella.

En 6 folios describes 12 incidentes de acoso-intimidación-abuso policial. Los más graves. Lo
denuncias, sep 2017. La Justicia no abre juicio -ha pasado un año. Si lo abriese, sabes que no
tendrás un juicio limpio. El Ayto. acudirá con lo que haga falta y con equipo de tres abogados. Sus
denuncias falsas si que me llegan con celeridad. Fecha de juicio automática. Y que empiece el

degollamiento. Todo muy rápido. Siempre testifican ellos, endogámicamente, funcionarios, aunque
acusen de actos ocurridos delante de 20 ciudadanos. La Justicia cierra el círculo. Todo en orden.
Acudes a comisaría (mayo 2018) para comunicar a la Policía Municipal que junto a otro testigo
acabas de pillar al Director de la Casa de Cultura (los santoñeses le pagan casi 4.000 e al mes) con
detector de metales y pala, expoliando el patrimonio cultural de los cántabros, sin permiso de
ninguna clase. Es un Sr. protegido. El estado del patrimonio cultural del pueblo se explica en parte
por su función demencial (callarse, callarse, callarse...y poner la mano). Resultado final: la Policía
aprovecha mi visita a Comisaría para informar de estos hechos, le dan la vuelta, el Director me pone
dos gravísimas denuncias falsas en los días siguientes a la pillada (pese a que la Guardia Civil le
denuncia y yo soy testigo en dicha denuncia). Les da igual. Esa comunicación de un atentado al
patrimonio se convierte en...Policía testificando en un juicio farsa contra mí, describe a un
energúmeno entrando en el lugar, "alterado" e insultando (mentira, usé la palabra "expoliador",
literalmente lo que es). Es decir, acudes a informar de hecho grave, protegen al que lo comete y van
a por el testigo. Policías antipolicías. Y la ley y la mínima decencia son dadas la vuelta. Se saben
ganadores pase lo que pase. Ahí acuden ellos, con sus caras de hormigón y su presunción de
veracidad. Es terrible.
Aprendes a asumir este clima tenso y podrido, pero NUNCA llegas a encajar que tantos "servidores
públicos" actúen así contra ti por HACER LO CORRECTO Y MEJORAR TU/SU PUEBLO. La
situación te vuela la cabeza.

Adoptas medidas. Caminas como un robot por las calles, quedándote con todo, pero haciendo como
que no te has dado cuenta de aquel gesto, o aquel insulto, o aquella mirada asesina del concejal
imputado, sentado con su pareja en una terraza ...etc, etc, etc.
Todos los días de tu vida son así.
Nunca pierdes el saber que los que se retratan son ellos. Estás haciendo cumplir leyes y mejorando
realidades tercermundistas de pueblo de España profunda. Eso te da seguridad. Es necesario
recordarlo cada vez que te hacen sentir que eres su enemigo Nº 1.
Y siguen, y siguen, son persistentes. El pueblo está muy concentrado. O escapas al monte, o te los
encuentras en cada calle. Por momentos la olla a presión te lleva a situaciones simplemente
demenciales. "Ojalá todos se enterasen", te dices. El manto de silencio es muy pesado.

No te dejas ver en "espacios comprometidos". Un día "te atreves" a entrar en un bar. Viene otro exfuncionario. En voz baja, cerca: "ah, tú eres Ayllón, el hijoputa que está denunciando lo del
monte...". La mirada de odio es brutal. Dejas la consumición sin dar trago. Coges mochila para irte.
Su amigo remata. "ESTE...HAY QUE DARLE UNAS BUENAS HOSTIAS".
¿Qué hace el resto del pueblo? En 9 años se te acercan contadísimos vecinos a agradecer tu labor.
Por redes hay mucho más "apoyo". Todos se callan. Clima perfecto para la indecencia y el
matonismo. Casi siempre son "servidores públicos".
Una de las últimas frases que le he dicho al Jefe de Policía Tomás antes de huir a Santander el
viernes 21-sep-2018 ante el clima de acoso y denuncias falsas: "En vez de todo lo que llegáis a
hacer, sería mucho mejor que me pegáseis un tiro. Todos tenéis pistola. Seguro que lograríais
taparlo. Eso sería más humano que todo esto". La chica policía replica por detrás: "No, hombre,
Ayllón". El Jefe mantiene la cara muy rígida sin decir ni mu. Me marcho.
Y lo peor de toda esta historia. El "incidente" de mayor gravedad y que retrata una mayor miseria
política.
2016. Primer día de la Feria de la Anchoa de Santoña. Tengo 15 minutos para sacar a mi perro y
comprar tabaco. Me dirijo al estanco. He de pasar por una calle céntrica. No estoy fuerte, así que
voy con miedo y dispuesto a escapar ante el mínimo problema. A veces simplemente no puedes
seguir soportando la presión, los insultos, el acoso, la intimidación. Sólo puedes quedarte en casa,
llorando como un desgraciado. A unos 70 metros diviso al Alcalde de Santoña rodeado de
concejales, el arquitecto municipal, etc. Preveo "problemas", pero interiormente me niego a dar la
vuelta. Considero que tengo derecho a caminar por esa calle, llamada del Haro, y que incluso tengo
derecho a llegar al estanco que está al final y comprar tabaco. Pero me equivoco.
Desde que les veo adopto el "modo robot": mirar al frente, como si no viese nada a los laterales, sin
fijar la mirada en nada. A los 10 metros de sobrepasar al grupo del Alcalde oigo revuelo a mi
espalda. Me giro asustado, mi perro, pequeño y viejo, a un costado, atado.
Veo al Alcalde de mi pueblo lanzándose sobre mí con el puño en alto. No es el puño solialista que
anuncia solidaridad. No. Es el puño en alto de alguien que me va a dar unas hostias. El tipo mide
1,90. Me quedo paralizado y temblando. No llega hasta mí. Le paran sus acompañantes, inluido un

concejal. Entre 3-4 se le van llevando lejos de mí. Me quedo quieto por completo aguantando la
situación y el temblor de todo mi cuerpo. Me grita mientras le sujetan y se le llevan: "TÚ...¿A QUÉ
TE DEDICAS?". Veo que ya no hay peligro de que me pegue, me hago fuerte y alzo la voz. Repito
cuatro veces la misma frase, hasta que se le llevan bien lejos y le sueltan, hecho una furia: "El
Palacio de Chiloeches está protegido por LEY, como las Cuevas de Altamira...VAIS A LO QUE
VAIS". Así 4 veces. Este señor no soporta que yo le haya metido las cámaras de la Sexta en su
despacho y haya dado la voz de alarma sobre una operación inmobiliaria para cargarse lo mejor de
mi pueblo.
Al día siguiente el Alcalde me asestó un golpe mayor. En su página personal, en la del partido y en
las páginas municipales publicó un largo artículo titulado: "A LA GENTE DE BIEN DE
SANTOÑA". Empieza literalmente así: "El señor Antuan Ayllón, a través de su página Buciero
Vida Salvaje...". El artículo es la mayor indecencia imaginable. Me denigra, me insulta, me acusa de
haber ido a pegarle, anuncia acciones legales...En definitiva, ME MATÓ SOCIALMENTE. Desde
entonces la presión y el acoso se han hecho INVIVIBLES. Por supuesto no me denunció por
supuesta agresión, ni por calumnias, tal como anunciaba en ese texto por el que debiera haber sido
apartado de toda función pública para siempre. Lo que hizo es denunciarme usando a la Policía.
Pide CÁRCEL PARA MI. Y luego llegaron las 2 denuncias falsas del Director de la Casa de
Cultura, a los días de pillarle expoliando con detector de metales. Estas dos denuncias le vienen
genial al Alcalde, el cual protege al corrupto Director. Y yo, y yo, y yo, NO QUIERO CALLAR.
Hasta que todo esto no se conozca y rectifique políticamente, NO ME MUEVO DE LA PUERTA
DEL PARLAMENTO DE CANTABRIA. BASTA YA.

Antonio Ayllón Amorós, vecino de Santoña, octubre 2018, en Santander.


Documentos relacionados


Documento PDF hilo acoso
Documento PDF hilo principal
Documento PDF tu ciudad 69mail
Documento PDF subido por ruben mozombite ordo ez acta de denuncia siseve
Documento PDF comisarios de la pnc al poligrafo
Documento PDF planilla lider palin


Palabras claves relacionadas