Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Matrimonio Igualitario .pdf


Nombre del archivo original: Matrimonio Igualitario.pdf
Título: Microsoft Word - matrimonio igualitario
Autor: Paola

Este documento en formato PDF 1.7 fue enviado en caja-pdf.es el 16/05/2017 a las 05:10, desde la dirección IP 186.128.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 433 veces.
Tamaño del archivo: 551 KB (2 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Y EL VERBO SE HIZO CARNE…
(y habitó entre nosotros)
“Con la aprobación en el Senado argentino de la ley que autoriza el matrimonio
homosexual, Argentina se convierte en el primer país de América Latina que permite
que se celebren bodas entre personas del mismo sexo en todo su territorio. Esto ocurre
en un continente más reacio que Europa a la hora de conceder libertades sociales a
estos colectivos. La nueva ley estuvo precedida de una tensa polémica que impactó en
la sociedad argentina, un país con una población mayoritariamente católica...”

Entre todo lo leído y escuchado en estos meses
de debate por la Ley fueron muchas las cosas
que me hicieron detener a pensar. No es que
hubiera dudas acerca de mi posición con
respecto a este tema. Pero sí surgieron grandes
signos de interrogación en mi mirada a la
sociedad y la cultura conque ésta nos ha
formado.
Dice el artículo, “Argentina se convierte en el
primer país…” Este país siempre tan exitista no
podía dejar de colgarse el título de ser
primeros. Pero hay que ver si como sociedad
somos primeros en aceptar este fenómeno
como algo cultural, no sólo como la palabra en
un papel de la Cámara de Diputados o
Senadores. La Ley está
¿pero estamos
preparados para aceptarlo?
Nuestra cultura nos ha formado y recubierto
de distintas palabras que nos nombran, que nos
rotulan: el amor ha de ser de un hombre hacia
una mujer; de una mujer a un hombre, o de un

padre a su hijo, amor paternal; el amor filial, de
un hijo a su padre; el amor fraternal entre
hermanos; la amistad para cuando es entre
amigos. Nada escapa al nombre y tampoco el
amor.
Dice Edgar Morin
“El amor está enraizado en nuestro ser corporal
y, en ese sentido, se puede decir que el amor
precede a la palabra. Pero el amor está al
mismo tiempo enraizado en nuestro ser mental,
en nuestro mito, el cual supone evidentemente
el lenguaje, y se puede decir que el amor
procede de la palabra. El amor al mismo tiempo
procede de la palabra y precede a la palabra.”
El triunfo de los homosexuales, en lograr esta
Ley que los habilita al casamiento, es un gran
triunfo desde lo legal, un triunfo que procede
de una palabra, la palabra que habilita la Ley. La
palabra de los Derechos Civiles. Pero el triunfo
más grande es el triunfo que precede, el triunfo

del amor, de haber logrado que una sociedad
hable, se plantee, discuta, debata, acepta o no,
pero no esconda.

cabida en nuestro decir, en nuestro expresar,
que necesitaba de que fuera nombrada… en
voz alta.

Esta realidad tiene que ver, con una Ley, pero
sobre todo tiene que ver con ser personas, con
amar, con sentir, con pensar, y ahí nadie es
soberano. El que ama, ama sin imposición de
sentimientos, una Ley sólo da derechos civiles,
pero esto habilita a nombrar.

Entre tanta tensa polémica en la Cámara uno
de los senadores dijo “Estamos debatiendo
acerca de la sociedad en la que queremos
vivir”. Otro dijo “Estamos hablando de
igualdad”. Y me parece que no, que no estamos
hablando de igualdad, estamos hablando de
equidad, y justamente no ser iguales pero
aceptar las diferencias, esa es la sociedad en la
que la menos yo quiero vivir.

Distintas palabras las de la Ley y la del Amor.
Unas escritas por otros que influyen en
nuestras vidas. Otras dictadas por una fuerza
interna y propia, el sentimiento que habla sin
letras. Cómo hacer para que ambas palabras
sean nombradas con el mismo derecho? El que
una Ley legalice el casamiento entre personas
de un mismo sexo, es darle una entidad, una

Que el verbo se haga carne y habite en
nosotros.

Veritas Veritatis


Matrimonio Igualitario.pdf - página 1/2
Matrimonio Igualitario.pdf - página 2/2

Documentos relacionados


Documento PDF matrimonio igualitario
Documento PDF tesaloniyim alef
Documento PDF articulo revista mexcanisimo
Documento PDF c mo entender las palabras y bibliograf a
Documento PDF comunicadoreuni n
Documento PDF charla padre ibanez 2


Palabras claves relacionadas