Revista Kaminu Limay III .pdf



Nombre del archivo original: Revista Kaminu Limay III.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por PDF24 Creator / GPL Ghostscript 9.07, y fue enviado en caja-pdf.es el 09/09/2014 a las 05:46, desde la dirección IP 170.51.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2964 veces.
Tamaño del archivo: 18.8 MB (140 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Revista del Colectivo Literario Kaminu Limay
El Tambo, Nariño. Año, 2013
Número 3

3

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

“Camino a la palabra”
Integrantes del Colectivo:
JOSÉ VICENTE GÓMEZ LÓPEZ
AURELIO ZAMBRANO DÍAZ
ALBA CÓRDOBA CABRERA
JUAN GÓMEZ MADROÑERO
CARLOS ARMANDO RODRÍGUEZ B.
CRISTIAN CAMILO RODRÍGUEZ
CARMEN SOFÍA VÍDAL
ALEX DAIRO JIMÉNEZ PORTILLO
GREGORIO GÓMEZ MADROÑERO
MARÍA EUGENIA APRÁEZ VILLOTA
JOSÉ VICENTE CÓRDOBA
AIDA LI FIGUEROA ARTEAGA
JULIO CÉSAR MUÑOZ
Autores de El Tambo:
EDGAR BARRERA CÓRDOBA
DAYANA XIMENA CABRERA OBANDO
WILLIAM CALVACHE OBANDO
MAURICIO DAVID CALVACHE
DIANA PAOLA DÍAZ
ESTEFANI YAJAIRA MARTÍNEZ IDROBO
JAVIER NARVÁEZ
JULIE MENA ORTEGA
HILDA NOGUERA PANTOJA
JESÚS PARRA RIVERA
SANTIAGO RAMOS CÓRDOBA
GERARDO SALAS MONCAYO
Autores Regionales:
ANA LILIA CHÁVEZ (Gualmatán)
DANILO MATABAJOY NARVÁEZ (Pasto)
JUAN CARLOS ROMO (Ipiales)
ALBA LUCÍA SANTACRUZ (Pasto)
JORGE MAURICIO VARELA (Pasto)
Autores Extranjeros:
SUSANA RIVERO (Uruguay)
LUIS ARMANDO CORTÉS (México)

5

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

AURELIO ZAMBRANO DÍAZ
Coordinador General
JUAN GÓMEZ MADROÑERO
Secretario
ALEX DAIRO JIMÉNEZ PORTILLO
Dirección Literaria
ALBA CÓRDOBA CABRERA
Dirección Relaciones Públicas
JOSÉ VICENTE GÓMEZ LÓPEZ
CRISTIAN CAMILO RODRÍGUEZ
CARMEN SOFÍA VIDAL
Vocales

Agradecimiento especial:
GONZALO JIMÉNEZ MAHECHA
Revisión de textos

Correo electrónico: kaminulimay@hotmail.com
Barrio El Recuerdo. Calle 4ta. No. 11-25
El Tambo, Nariño, Colombia
Febrero 6 de 2014

6

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

ÍNDICE
Pág.
PRÓLOGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

9

POESÍA
AURELIO ZAMBRANO DÍAZ . . . . . . . . . . . . . . . . .
EDGAR BARRERA CÓRDOBA . . . . . . . . . . . . . . . .
ANA LILIA CHÁVEZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
WILLIAM CALVACHE OBANDO . . . . . . . . . . . . . . .
LUIS ARMANDO CORTÉS . . . . . . . . . . . . . . . . .
HILDA NOGUERA PANTOJA . . . . . . . . . . . . . . . .
SANTIAGO RAMOS CÓRDOBA . . . . . . . . . . . . . . .
JOSÉ VICENTE GÓMEZ LÓPEZ . . . . . . . . . . . . . . .
SUSANA RIVERO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
JUAN GÓMEZ MADROÑERO . . . . . . . . . . . . . . . .
DANILO MATABAJOY NARVÁEZ . . . . . . . . . . . . . .
JESÚS PARRA RIVERA . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
DIANA PAOLA DÍAZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
ALEX DAIRO JIMÉNEZ PORTILLO . . . . . . . . . . . . . .

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

17
21
22
26
30
32
34
37
40
44
53
55
57
60

NARRATIVA
JULIE MENA ORTEGA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
EDGAR BARRERA CÓRDOBA . . . . . . . . . . . . . . . . . 72
JUAN CARLOS ROMO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
DAYANA XIMENA CABRERA OBANDO . . . . . . . . . . . . . 80
WILLIAM CALVACHE OBANDO. . . . . . . . . . . . . . . . 83
JORGE MAURICIO VARELA . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
ESTEFANI YAJAIRA MARTÍNEZ IDROBO . . . . . . . . . . . . 94
ALEX DAIRO JIMÉNEZ PORTILLO . . . . . . . . . . . . . . . 97
JAVIER NARVÁEZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
ALBA LUCÍA SANTACRUZ . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
MAURICIO DAVID CALVACHE . . . . . . . . . . . . . . . . 110
CARMEN SOFÍA VÍDAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115
HISTORIA: Semblanza del músico y profesor ISAÍAS MELO
GERARDO SALAS MONCAYO . . . . . . . . . . . . . . . . 119
7

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

PROLOGO

Los dilectos amigos de la Fundación Kaminu Limay persisten con
inquebrantable frenesí en la formidable empresa de tener y mantener una ventana literaria para buscar, recoger, certificar, reconocer
y revelar manifestaciones culturales principalmente locales, y para
enaltecer a las gentes de ese precioso pedazo de suelo al que mucho
queremos y evocamos como Hospedaje del Sol, Pakari Tampu o Tambo
Pintado.
A diferencia de las empresas de don Alonso Quijano, los ideales de
la buena obra de Kaminu Limay se están consiguiendo, poco a poco
sus propósitos se están materializando. En los últimos años han
publicado varias ediciones de un magazín regional titulado Huellas,
así como varios libros de autoría individual, han realizado eventos
culturales y hoy publican la tercera edición de su Revista de Literatura e Historia.
La magna empresa se enfrenta a molinos como el de las corrientes
tecnológicas y económicas globalizantes, que pretenden controlar
hasta las vísceras de sus usuarios con recursos superiores a la capacidad de resistencia de las modestas culturas locales, llevándonos de
manera imperceptible a la aculturación y deshumanización.
Es que el uso irracional de las tecnologías para la información y
las comunicaciones está orientando la voluntad y las capacidades
mentales de muchos paisanos hacia un constructivismo facilista, a
la copia desvergonzada de modas, usos y costumbres extrañas, a la
adopción y repetición irreflexiva de ideas ajenas, a la superficialidad
en el lenguaje, a la intervención arbitraria en la intimidad y en las
convicciones de los otros, en fin, a la fatuidad de creencias y conocimientos quimera. El mal uso de los recursos tecnológicos atrofia
nuestro cerebro.
Kaminu Limay es una barrera ante la transculturación que nos lanzan los medios de comunicación y la globalización económica y comercial del mundo contemporáneo. Se trata de hacer ver a nuestra
gente y en especial a nuestros jóvenes que las tecnologías no susti9

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

tuyen a la persona ni son cultura por sí. Los recursos tecnológicos
deben fortalecer nuestra identidad como seres humanos, no diluirnos en esa gelatinosa y pegajosa masa de los simples operadores
de sistemas y máquinas, porque, como vocaliza Gieco en uno de sus
inmortales versos, desahuciado está el que tiene que marchar a vivir una
cultura diferente.
Kaminu Limay sugiere que las tecnologías sirven para conocer las
raíces de lo nuestro y para enfrentar el presente y construir futuro,
señala un camino e invita a acompañarnos entre iguales. Su ímpetu
y constancia hay que vanagloriar, apoyar, copiar y seguir.
En Kaminu Limay diferentes autores cuentan historias, dicen poesía, pintan escenas, pero, ante todo, invitan a conocer y escribir la
historia propia. Hablan no solo de próceres o de cruzadas épicas,
sino de la historia del mundo de la vida (Habermas) base de la filosofía
de la pluralidad, de la historia y del ser de la tierra que pisamos, del
aire que respiramos, de los seres que amamos y con quienes padecemos y nos deleitamos.
En su tercera edición entregan tres tipos de obras: poesía, narrativa
e historia.
La parte histórica es un recuento analítico de la vida y obra del
Maestro Isaías Melo. Se trata de un trabajo con firmeza científica, se
basa en fuentes bibliográficas y humanas, y en un buen trabajo de
campo. Los detalles son rigurosos, el análisis de la vida del personaje va homologado con datos de la historia del arte. Sin lugar a dudas
es un trabajo digno de encomio y agradecimiento, pues rescata una
hoja de vida magistral, merecedora de conocimiento y emulación
por las generaciones presentes y futuras.
La carta justifica la lectura, su contexto cita no solo al maestro sino
lo nuestro y muchos personajes conocidos en el lugar. Cada página
habla de fidelidad a lo propio, de mujeres talentosas, de los inicios
del magisterio local y de músicos, a la vez nos pone presente el deber de escribir la historia que sobrescribirán quienes nos sucedan.
Al relatar la vida del insigne músico e inmortal maestro, recuerda
que la vida es un péndulo, un ir y volver, un camino trillado por el
que muchos seguirán pasando mientras guarden fidelidad al mo10

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

mento y al espacio en que las fuerzas cósmicas los pongan.
Al leer la vida del fundador y guía de la inmortal orquesta Lira
Roja, es ineludible pensar que nadie pasa por el mundo de la vida sin
escribir su historia, no se puede ser extranjero en casa propia, nadie
puede como Facundo: no ser de aquí, ni ser de allá, la verdad se parece
más al “como somos” de Piero: todos tenemos parientes, todos por algo
lloramos, somos de una vida corta y siempre nos buscamos.
La poesía y la narrativa vienen por su parte, en un legajo de poemas
cortos, con buena métrica y variedad. Hay poemas bellísimos y profundos que se inclinan a lo ecológico y a lo romántico, bien pudieran
ser musicalizados. El grueso de autores es tambeño, siendo muy
especial la participación de un poeta mexicano y una poetiza uruguaya, así como varios otros colombianos procedentes de diferentes
ciudades del departamento y la nación.
Las narraciones son también cortas y muy sentidas, por sus características de brevedad, escasa afluencia de personajes y argumentos
sencillos y fácilmente entendibles, pueden clasificarse en el género
de los cuentos. Cada uno merece reconocimiento. Hay uno que de
entrada delata a su autor, el siempre joven Edgar Alejandro, cuya
vida parece tener el único propósito de ennoblecer a su pueblo, a
los tambeños, a sus amigos y a sus seres queridos. Buena empresa
y bonita vida.
En general podría decirse que el Tambo Pintado que describen algunos poetas y narradores en Kaminu Limay, es una nación pluricultural, pluriétnica, plurideportiva, pluriartística, etc..., en la que
nacimos miles pero en la que solo algunos, entre los que podrían
incluirse los Juajinoy y Matabajoy, saben que su ancestro es nativo,
pues el grueso de Tambo-pintadeños somos hijos, nietos, bisnietos,
tataranietos, choznos o bichoznos de migrantes. Al Tambo Pintado
llegaron primero y entre otros, los Enríquez, Guzmán, Jaramillo,
Guerrero, Muñoz, Burbano, Aros, Soberón, Andrade, Botina, Jiménez, Criollo, Díaz, etc.., luego los Martínez, Solarte, Benavides,
Arteaga, Agreda, Hernández, Hurtado, Pérez, Villarreal, Bastidas,
Dorado, Pabón, Torres, Cancimance, Casanova, Gustín, Rodríguez,
López, Salas, Pantoja, Melo, Zamudio, Ordoñez, Zamora, Zam11

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

brano, Cabrera, Acosta, García, España, Burgos, Pupiales, Mora,
Obando, Córdoba, Hidalgo, etc.…, y en épocas más recientes los
Gómez, Barrera, Noguera, Mutis, Rojas, Miranda, Portilla, Moncayo, Guevara, Parra, Mármol, Tovar, Dávila, Popayán, Fajardo,
Ramos, Herrera, etc. Los idos, como los Arcos, Matta, Navarro,
Mosquera, Medina, Daza, David, Lozano, Realpe, Apráez, Ibarra,
Ortega, Cadena, Mesías, Eraso, Soberón, Reyes, Chamorro, Flórez,
Yela, Rengifo, Ruíz, etc…, no se han ido del todo, algo han dejado y
llevan consigo el anhelo eterno de volver.
Para los tambeños por nacimiento estar en Tambo Pintado o volver
a él es un premio, para los adoptivos el seguir aquí es su fortuna.
Aquí no hay foráneos, solo tambeños taytas y tambeños huahuas.
El corazón de los ausentes vibra pensando en el retorno, mientras
su personalidad relumbra donde quiera que estén, porque, como
dice la turba emocionada: El Tambo no se agüeva, donde quiera que
esté el tambeño enseña, lidera, muestra cultura.
En fin, lo importante, como apuntó Jorge Luis, es llegar a una conclusión, y de qué lado de la mesa llega eso, de qué boca, de qué rostro o de qué
nombre es lo de menos, lo trascendente es que los autores de la revista
están sirviendo la lectura que hacen de su mundo de la vida y nosotros podemos conocerlo y debatirlo. El debate es a ciencia cierta lo
que importa y, por ello, toda iniciativa que facilite la interlocución
de ideas debe avalarse, lo que no se debe avalar es el no hacer, ni
vanagloriar a quién se porta como extranjero en la patria chica.
El manjar que Kaminu Limay nos sirve hay que degustarlo con pausa, leer cada verso, cada estrofa, cada frase evocando a su autor y la
escena que nos pinta con la magia de las palabras y las letras, hay,
como todo en la vida, que catarlo, degustarlo como se degusta una
buena bebida, sintiendo el calor que entra por los poros, abriendo
la mente a la experiencia, temblando ante la magia del contacto con
el otro.
Para finalizar y para invitarlos de manera definitiva a degustar el
plato servido, permítanme mencionar cuatro o cinco bienes que
considero legítimamente tambeños: La libertad, la religiosidad, la
fertilidad para el arte, la alegría permanente y el amor por lo dulce.
12

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Los tambeños somos inconfundibles porque amamos la libertad. El
apoyo que nuestros ancestros dieron al libertador durante las batallas independentistas hizo que Bolívar pasara dos veces por las
tierras de Tambo Pintado y que muchos de los nuestros lo acompañaran en sus campañas. No olvidemos que el párroco en persona
reclutaba soldados y conseguía cabalgaduras, vituallas y reales.
El Tambo Pintado es único. Otros tambos hay y habrá, pero ninguno ha tenido ni tendrá un Santo Patrono que atienda rogativas,
haga llover donde sea necesario y conceda cuanta gracia piden los
devotos, como lo hace nuestro Jesús Nazareno.
Otros pueblos no tienen, no han tenido ni tendrán nunca los roscones lustrados con azúcar, polvorones, empanadillas con relleno de
piña, mantecados, suspiros, dulces de maní y maíz. Ni llaman pambazo a lo que en otras partes se conoce como mogolla.
Si, tambos pueden haber muchos pero solo este es conocido como
Tambo Pintado y legítimo Hospedaje del Sol.
Solo en el Tambo Pintado se encuentran los originales helados de
paila y la famosa crema helada de huevo y leche.
En ninguna parte se iguala la labia y el ingenio del Rufino nuestro,
para crear y contar historias.
En el Tambo Pintado reposan las cenizas del hermano Candidiano,
cofundador de la obra de Marcelino Champagnat en Colombia.
En ninguna parte hay un grupo de amigos que lleve cuarenta y seis
participaciones seguidas en el Carnaval anual de negros y blancos,
y otros tantos grupos que los siguen a la pata.
En otros pueblos no gozan o se aguantan el folclor de los hermanos
Enríquez, ni gozan recordando las talentosas hipérboles del Maestro Samuel (qepd), las inteligentes falacias de Don Pacho Villarreal
(qepd) y las vivas picardías de Luis (qepd). En El Tambo cualquier
escenario es motivo de fiesta, iniciamos el año con carnavales de
negros y blancos, seguimos con el quincenario y las fiestas en honor
a Jesús Nazareno, las fiestas de la virgen de Lourdes, vísperas de
Semana Santa, despedida de Semana Santa, etc., etc., algo así como
150 días del año son de fiestas, conmemoraciones y agasajos.
Por otra parte, los que no sean tambeños nunca pudieron benefi13

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

ciarse de las tomas curativas de José Antonio, Mercedario, Felipe
y María, o de la cura con secreto de Aquileo y de los ungüentos de
Julio Parra. Todos ellos que en paz descansen.
Solo aquí ha surgido un émulo de Julio Jaramillo capaz de emocionar a todo el país.
Solo aquí se salvaron los inversionistas de las pirámides, y volvieron a invertir.
Y no somos pintaos porque, aunque tenemos almirante propio, estamos lejos de la costa y nos distinguimos de los que comen letras.
Por eso y miles de cosas más, los tambeños del Tambo Pintado Nariño Colombia, tenemos identidad y las obras de Kaminu Limay
contribuyen a su conocimiento y preservación.

Arturo Salas Portilla
Armenia, enero de 2014

14

Poesía

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

AURELIO ZAMBRANO DÍAZ
Gestor cultural

Gorrión urbano
¿Canta el gorrión en las mañanas?
¡Nos despierta con su grito!
No busca las semillas en los árboles,
Suplica el residuo del molino.
Tiene como sol un foco,
Como ramas las cuerdas de aluminio,
Su nido lo hace con plásticos
En el orificio de un ladrillo.

Graitis
ELN/ AUC/ FARC/
“Oídos sordos, gargantas mudas, ojos ciegos”
Si quieres vivir.

17

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Albor inmundo
Las calles silenciosas;
ocupadas de vestigios, de mundanza,
Sodoma y Gomorra.
Sus estampados frescos
exhalan fragancias cual letrina de bar;
salpicadas de sangre
por la reyerta, el atraco
o por la entrega devaluada
de un himen tempranero.
Lustradas de vómito y mierda
Por un esfínter incontrolable.
Albor inmundo:
Tienes olor a concubina, a licor,
A nardo, a gladiolo.
Albor inmundo:
La función ha de continuar,
La mucama impaciente, tu rostro
Ha de escobar cada día
en algún punto de la ciudad,
Cada fin de semana en algún pueblo,
Cada año en la feria o en la fiesta patronal,
Para maquillar la doble existencia del peatón.

18

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Miradas
Miradas hacia arriba, miradas hacia abajo,
Miradas de refilón, miradas de costado,
Miradas con sevicia, también inocentes;
Como la mirada de Sofía, a quien miro llegando.
Miramos el horizonte o tal vez el pasado,
Miramos el alma o nos miran desalmados,
Habrá un dios que nos mira… ¡oh!… diosa mía, te estoy mirando.
Algunos nada miran, estarán despistados.
Miradas profundas, otras brotadas de alegría,
Miradas perdidas, dilatadas, llenas de tristeza,
Se me antojan oblicuas, obtusas…
¿Qué miras o a quién miras?
Apostados detrás de ventanas, puertas, esquinas,
nos cuidan o nos vigilan,
pero no puedes dejar de mirar,
aunque cerrados tus ojos permanezcan.

19

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Desplazados
¡Hombres y mujeres!
Sin gobernador; sin tierra y sin esperanza.
Sin amor; sin techo y sin ilusión.
Sin dios; sin fe.
Obligados a realizar su propia ley.

Vectores
Tiempo
Póstumo •
De arena •
Gris •
Inalcanzable •
Conjugado •
Planificado •
Absurdo •
Ajado •
Casual •
Impredecible •
Silencioso •
De mil colores •
Vida

(busca tu intersección)

20

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

EDGAR BARRERA CÓRDOBA
Comunicador social

Al Nazareno
Divino Señor, Señor de El Tambo,
no te conozco, pero te imagino,
un amor que llegó a mi lado
me habló de ti y de tus milagros.
No es necesario conocerte,
solamente fe hay que tenerte,
algo que parecía imposible
se convirtió en mi buena suerte.
Sanada tengo el alma y también mi corazón,
permite que te agradezca en esta oración
y a los creyentes invitarlos a esta reflexión:
el Nazareno los espera para darles sanación...

21

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

D.R.A

ANA LILIA CHÁVEZ
Egresada Lic. Filosofía y Letras

Ángel de la ininitud
Mi alma se encontraba sola en la inmensidad del abandono,
Tú llegaste gracias al grito desesperado de mi silencio,
Con una diabólica sonrisa me brindas tu mano,
Dispuesto a sacarme de las garras de la oscuridad,
Mi sangre se detiene,
Tu mirada se fija en mí
Buscando una respuesta a mis preguntas sin respuesta,
Pero yo sólo dejo que mis ojos hablen.
Bello ángel de la noche,
Vuelas envuelto en las sombras de la infinitud de la noche,
Te cubres en la espesura del viento
Y vuelves a ser humano ante el primer rayo del mal naciente sol,
Cada noche descubres lo que en verdad eres
Y en el día deambulas en tu realidad a la mitad,
Estás completo con la magia albergada en la oscuridad de la hermosa noche.
22

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Ángel Dormido
Dormido permanece un pequeño ángel
Dormido bajo la oscuridad de abandono,
Dormido bajo la sombra de la muerte.
Pequeño ángel dormido sueñas con la vida,
Dormido con el dolor de nunca despertar,
Dormido con el afán de respirar el aire de la vida,
Dormido esperando el beso y abrigo de amor que nunca va a sentir,
Dormido ante la sentencia del juez homicida.
El pequeño ángel duerme
Sin saber que su sueño de despertar nunca se va a lograr,
Un grito se escucha a lo lejos,
Ahora el ángel duerme entre nubes
Y su pequeño cuerpo descansa en el fondo de una bolsa negra,
Lágrimas brotan de los ojos de aquel verdugo y juez,
Asesino que no quiso albergar al hijo que engendró
Y por eso derrama su sangre,
Sin esperanza del beso de amor.

23

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

La misma realidad
Una taza de café sobre mi mesa,
La misma ventana con la misma vista,
Los mismos vecinos que gritan desesperadamente,
La misma habitación siempre desarreglada,
La misma vida sin querer vivirla,
Siempre, todo lo mismo.
La misma rutina todos los días,
Pero ante tantas realidades inconformes
Siempre estás;
El mismo tú, siempre conmigo,
El mismo tú, siempre amándome,
El mismo tú, siempre en el mismo rincón de mi habitación
Y el mismo amor siempre queriendo escapar por la misma puerta
Que siempre estará abierta, esperando que escapes, de la misma
Yo.

24

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Efímero
Te vi, te conocí, te enamoré y te perdí,
Pasan los años y nuestros cuerpos cambian
Y nuestras ropas negras han sido rasgadas
Por los colores que diferencian a un nuevo amor,
Pero nuestras almas y corazones han permanecido innatos
Ante la amenaza de lo diferente.
Salgo en la noche para observar si aún encuentro
Tu recuerdo envuelto en las sombras que escapan de mi memoria.
Te encuentro en la misma noche,
En el mismo lugar,
Pero en otro tiempo, en un espacio que ya desapareció,
Te encuentro en el mundo efímero de mis sueños.
Te observo una vez más,
Ahora ella te acompaña, intentas observarme por un instante,
Pero ella cubre tus ojos con el velo de la mentira,
Intento mirarte, pero él tapa mis ojos con sus palabras llenas de
promesas.
Nos hemos unido a unos carceleros con nuestra propia voluntad,
Nuestros cuerpos son su presa,
Pero nuestras almas se encuentran cada noche
Y cada instante en la fantasía del sueño.

25

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

WILLIAM CALVACHE OBANDO
Estudiante de Lic. Filosofía y Letras

Tierra fecunda
Tierra mía que me llevas por caminos
De paisajes y de gentes que dejan su huella al caminar,
Por el sin rumbo de nuevos horizontes y sentimientos,
Sol que te hospedas en las frías calles y los viejos campos,
Oh, pueblo mío, que guardas tantos recuerdos, tantos sueños,
Tantas madrugadas y atardeceres en busca de un encuentro
De artistas, de canciones, de amores y de vicios,
Que caes y envejeces en esta tierra fecunda
Esperando el duro trasegar de tus labriegos
En busca de un cambio infinito en el tiempo
Mediante formas que el pensamiento no deja aparecer
Para que vuelvas a existir y hacer historia,
A vivir y eternizarte, por tu propia fecundidad
De gente que paso a paso deja su huella al caminar.

26

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Vacíos
En afán de encontrarme me perdí en la distancia,
Recorrí los valles, las montañas, las calles y los ríos,
Pero nunca recorrí mi pensamiento invadido de ilusiones,
De mentiras en la selva y verdades en la arena;
Pensamientos se deslizan por el umbral de la puerta sin mancha,
De la que se abre en la distancia,
A la que busco y no encuentro,
A la que hablo y no contesta.
Tratando de dar significados a cosas sin valor,
A verdades maquilladas, buscando lo preciso, lo bello,
Como el cemento por encima de las flores,
Los rascacielos por encima de las montañas,
El labial por encima de tus labios,
Como el amor en una computadora y la distancia en un número;
Es mejor hacer una pausa y volver a comenzar,
No sirve de nada divagar en un mundo de mentiras,
Mejor cruzaré el umbral y dejaré de pensar,
Caminaré bajo la lluvia, sentiré su verdad
Y el viento me confirmará su soledad.
Mis pasos me confirman la existencia,
Las gotas me confirman su humedad,
El cielo no es azul y el sol no calienta.

27

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Figuración
Mientras las calles sean cómplices
No cesaré de buscar un encuentro
En el que tu mirada reúna los versos
Y el amor sea cómplice de la poesía,
La naturaleza inspiración en el tiempo,
Tu cuerpo vaivén de mis palabras
Y una sonrisa sostén del sentimiento…

Tambo
Tanto caminar por tus campos
Amando el verde de tu rostro,
Me dejé llevar por tus silencios,
Bordes de la quietud sensible,
Ornamentos de la palabra escrita.

28

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Despliegue
Yo que siempre te reconozco
Cada vez que escribo una palabra,
Siento tu rostro en la imaginación,
Tu caminar bajo la lluvia,
El despliegue de mis vaguedades
Por los caminos de lo incierto,
Me gusta tu seducción
En forma de literatura,
Me gusta tu cuerpo
En forma de expresión,
Me gusta tu ausencia
En forma de canción.

29

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

LUIS ARMANDO CORTÉS
Docente de Artes/Música. Universidad de Guadalajara.
México. Guadalajara, Jalisco.

Calera
Como un comodato de esta forma irresistible
En cuantos años indefensos se cuentan las caricias que se pierden,
Cualquier cantidad de estorbos se vuelve frágil y siniestra en las
miradas,
Lentas fugaces y centrales se descomponen, se vuelven polvo,
Polvo, polvo, polvo, cúbreme cien veces.
¡Atiza más con el mecate! No desesperes en la labor
¡Atiza más, que se levante! Que la tierra me cubre con su color.
Ingeniosos movimientos se desatan por los dedos,
Extensión, extremidades que se mueven por impulso sometido,
Regocijo que saciante desemboca en constante movimiento que se
vira,
30

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

No me gires si eres consciente que me ahogue en el mar,
Agua, Agua dulce, Agua sal, inúndame mil veces.
No lo dudes que la piedra se calcina lentamente, el fuego sin cesar,
No te pares un segundo, que se crispe por completo.
Por encima, no detengas la caída fuerte y libre,
No tan suelta ni tan débil, indumento del espacio de montones
Irreales, invisibles, que se atrapan en el viento indeciso indefinido
Tambaleando lento y suave, brusco y vertiginoso en movimiento,
Aire frío, aire tórrido cúbreme un millón de veces con todas tus
fuerzas,
Cúbreme como hacían sus brazos cuando estaba aquí.

31

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

HILDA NOGUERA PANTOJA
Líder cívica

Atardecer tambeño
¡Atardecer tambeño!...
milagro de hermosura,
el sol radiante y bello
se esconde en las alturas.
Ya se encapota el día
besando la montaña,
Y con melancolía
domino el panorama…
Contemplo mi poblado
como postal de gracias
y el viento está cargado
de música y fragancia.

32

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

La torre de mi pueblo
se eleva adusta y pura
y su campana es ruego
y es bronce de ternura.
El labrador acaba
su rústica faena
y todo el que trabaja
descansa de sus penas…
El Tambo, con su hechizo
de población serrana,
parece un paraíso
en tierra colombiana.
3er. Año de Bachillerato MARIDÍAZ. Pasto N. 1950

33

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

D.R.A

SANTIAGO RAMOS CÓRDOBA
Estudiante de la I. E. Sagrado Corazón de Jesús.
Grado once

Fría dama
En el universo está fija como el amor
que me mata, fría como el hielo, dura como la roca.
¿Cómo amarte, si tan lejos estás?
Como si jamás hubieras escuchado mis plegarias
cuando en mis largas noches me desvelo
cuando te escribo con cada gota de la sangre
que manan mis secas venas.
Si supieras cuánto anhelo tenerte bajo mi sombra
y poder amarte como tanto lo he soñado.
Fría Dama, devuélvele a mi ser la esencia
que le has robado.

34

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Burda verdad
¡Despierta, hermano!
Que la lucha empieza ya,
Selvas de concreto y grandes
Bestias te han de esperar.
Afuera donde no hay calma
Y la sed de dinero no se ha de saciar.
Ya eres un hombre, la verdad puedes ver,
Los juegos de niño ya son ausentes.
Es este el presente,
Un paisaje opaco y brutalmente mezquino.

35

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Bajo tierra
Hermosa dama, a quien Venus adora con envidia.
Con ansias mis manos te desean, hasta el último
rincón dicen haberte tocado,
pásenme la morfina, quiero evadir tu ausencia.
¿Por qué fuiste tan lejos, donde mi ser
ya no siente tu calor?
¿Por qué esta tan frío mi cuerpo,
Si aún en pie me encuentro?
No deberías estar allá,
Donde para mí es lo desconocido,
¿Por qué estas bajo la negra tierra,
Por qué has muerto si aún te amaba?

36

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

JOSÉ VICENTE GÓMEZ LÓPEZ
Poeta

Gráciles golondrinas
De espaldas al prado, de frente al cielo,
En primer plano ha visto que sobrevuela
y para mí, e intenta parar en pleno vuelo.
Me conmueve.
Perfectas, gráciles, preciosas y precisas golondrinas,
Hoy se presentan en un fascinante ballet ante mis ojos.
Ellas lo saben y yo lo sé.
Gracias, gráciles, únicas, espirituosas golondrinas.

37

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Nos vamos
Nos vamos a un paseo.
No llevaremos, ni equipaje, ni comida,
nada llevaremos.
Todo se quedará para los que se quedan;
total, ellos sí lo necesitan
porque se quedan.
¿Se quedan?
¡Sí!, se quedan
para cuando ya decidan irse;
alguien o algo les dirá:
nos vamos, y lo harán
porque el paseo no puede esperar.
¿Nos vamos?
¿Regresamos?
¡No!, no regresamos.
¡Nos vamos!

38

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Azul
Profundo celeste azul del verano,
totalmente abierto el cielo sin nubes.
Quiero ya pertenecer eternamente en tu seno.
Divagar entre planetas, estrellas,
infinitos, no tener conciencia de mí mismo.
Volver a lo más profundo azul del cielo.

39

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

D.R.A

SUSANA RIVERO
Poetisa
Montevideo, Uruguay.

Final de la tarde
La tarde deshojada hilando va silencios,
colores desteñidos, de un libro de recuerdos.
Se moja en la laguna de llantos carceleros
y nutre su congoja de efímeros aprecios.
De a poco se diluye, sinuosa, en un arpegio
de cromos y de platas que tiñe todo el cielo.
Ya quiere acurrucarse para soñar el sueño
de hacer un nuevo libro bordado en su misterio.
Se duerme poco a poco cansada de los ecos
que torvamente evocan historias de otros tiempos.
La luna le sonríe con cálidos destellos,
y un gran coro de grillos la acuna en su gorjeo.
La tarde desteñida, cubrióse en manto negro.
Abrazo de la noche que la envolvió en su velo.
40

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

¿Enloqueció la mañana?
Se despertó llorando la mañana
colgada de una nube gris y fría.
De a ratos se reía en la ventana,
de a ratos sollozaba en letanía.
De mal humor subido y con desgana,
refunfuñando airada y muy bravía.
¡Qué pena, que su ira tan malsana
me haga pensar tal vez que desvaría!
Y se envolvió en hilachas de ventisca
y así salió azotando los tejados,
mirando torvamente..., casi bizca.
Y deambuló en las calles tan arisca,
que nadie se atrevió a andar a su lado.
Fue sola, pues de gente... ni una pizca.

41

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Los dardos de tu olvido
Son amargos los dardos de tu olvido
y en el fuego que brilla en tu mirada
se desangra el amor adolorido
y se escarcha en mis ojos la alborada.
Son amargos tus pasos que se han ido
y resuenan aún en mi alma helada,
se ha fugado hasta el llanto compungido,
tu perfume se esconde entre la nada.
Dime ahora, ¿qué hacer para olvidarte?
Dime ahora, ¿qué hacer con tu fantasma?
Si no pienso siquiera en extrañarte,
tan intensa es la inercia que me pasma.
Si hasta siento tu empeño por quedarte
en mi cuerpo, mis venas y mi plasma.

42

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Las rondas (Parrandilla)
¿Adónde fueron las rondas,
aquellas rondas de antaño,
aquellas que año tras año
nos cobijaron orondas?
Tal vez volaron al viento
llevándose el sentimiento
de tanto gozo reído
y vivido.
¿Será acaso que el suspiro
del aire extraña su vuelo
y por eso es que en el suelo
tiende a las hojas en giro?
Y siempre elige a las secas
que resuenan en sus huecas
concavidades a guisa
de gran risa.
¡Ronden, rondas!, que quisiera
aprisionar su hermosura
y aquella linda ternura
que su belleza nos diera
cuando en un aro de niños
se derrochaban cariños
y hasta la noche reía
de alegría.
43

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

D.R.A

JUAN GÓMEZ MADROÑERO
Docente

Mentir
Es mentira que te amo como antes,
si muero por tu culpa,
y me abrazo de tu cuerpo.
Te engaño al decir que me haces falta
y que te extraño cuando estás ausente,
que te necesito en cada instante,
que tu piel cobriza me hace falta,
que tu piel de bronce me enloquece,
que tu cuerpo satisface
mis locas ansias de amor.
Es mentira, pero te amo.

44

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Canción para un pirata que no conoce el mar
A David R.
Corre chiquillo,
alza tu espada
que el barco parte
para alta mar.
Eres pirata de agua dulce
o la bañera, dice mamá.
Ponte el sombrero,
la cama espera
porque ya es hora
de ir a soñar.
Eres pirata de agua dulce,
o la bañera, dice mamá.
Cruzas los mares, en una noche
sigue tus sueños en alta mar.
Entra a la cama,
noble pirata.
Mientras tu madre,
velando, tu sueño está.

45

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Pompa de jabón
Vuela, pompa, vuela,
Vuela, pompa de jabón.
Vuela frágil hacia el cielo,
vuela, pompa de jabón.
No te detengas,
frágil pompa,
frágil pompa de jabón.
Viaja, pero no de prisa,
Frágil pompa de jabón.
Con embeleso,
quiero mirarte
frágil pompa de jabón.
Toma el rumbo
que marca el viento.
Vete de prisa y sin afán
frágil pompa…
Frágil pompa de jabón.
Son tus colores vagos reflejos
del arco iris y de los sueños
que cantando voy.
Son tus colores vivos reflejos
de la inocencia y del amor.
Vas reflejando todos los sueños
de los chiquillos que juegan hoy.
46

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Boda
Se casa la golondrina
con un hermoso turpial.
El colibrí les regala
el néctar que va a libar.
El gavilán que canta
la boda va a anunciar.
La mirla, muy entusiasta,
en la boda va a trinar.
Gusanos y semillitas
en la cena van a dar
y los mejores manjares
en la mesa estarán.
Llegaron los invitados
cargando muchos regalos
y en el bosque una gran fiesta
de inmediato ha comenzado

47

Colectivo Literario
KAMINU LIMAY

Niña linda
¡Niña linda, qué bonito,
qué bonito tu peinado,
que tu madre esta mañana
con amor ha arreglado!
¡Niña linda, qué bonito,
qué bonito tu vestido,
que tu madre esta mañana
con amor lo ha cosido!
¡Niña linda, qué bonitos,
qué bonitos tus zapatos
que tu madre esta mañana
con amor los ha limpiado!
¡Niña linda, qué bonito,
qué bonito has dibujado,
con amor para tu madre,
el beso que has pintado!

48

Revista Número 3
KAMINU LIMAY

Bola de cristal
Bola de cristal,
que me ilusionas al azar,
¿por qué en tu redondo cuerpo
está dibujado el mar?
Y no solo el mar descubro,
observo también el sol
que con sus lindos rayos
calienta mi corazón.
También en ella presente
el arco iris está,
que con soberbios colores
el cielo hace encantar.
Puedo ver en ti,
bolita de cristal,
el atardecer de mi tierra
que refleja el ancho mar.

49


Revista Kaminu Limay III.pdf - página 1/140
 
Revista Kaminu Limay III.pdf - página 2/140
Revista Kaminu Limay III.pdf - página 3/140
Revista Kaminu Limay III.pdf - página 4/140
Revista Kaminu Limay III.pdf - página 5/140
Revista Kaminu Limay III.pdf - página 6/140
 




Descargar el documento (PDF)

Revista Kaminu Limay III.pdf (PDF, 18.8 MB)





Documentos relacionados


Documento PDF revista kaminu limay iii
Documento PDF revista placer n 1
Documento PDF machado boletin novedades 25 3 20 zc
Documento PDF robert bloch biografia y compilado de relatos
Documento PDF machado boletin novedades 11 3 20 zc
Documento PDF boletin danske

Palabras claves relacionadas