Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



CD NOVELES .pdf



Nombre del archivo original: CD NOVELES.pdf

Este documento en formato PDF 1.3 fue generado por Adobe InDesign CS3 (5.0) / Adobe PDF Library 8.0, y fue enviado en caja-pdf.es el 05/09/2013 a las 12:08, desde la dirección IP 190.120.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2248 veces.
Tamaño del archivo: 378 KB (104 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


...”debía salir de ahí para
que ella rezara o durmiera la
siesta, entonces me iba al patio
o a charlar con la portera o
los cocineros. Ellos fueron muy
amables. También había un
profesor de música y uno de
Educación Física, ambos me
ayudaron mucho y me explicaban
lo que debía hacer cuando estaba
de turno, a que hora cenar,
desayunar, bañar a los alumnos,
Voces desde la escuela

1

Voces desde la escuela / compilado por Alicia Susana Francia ; Miriam Alvarez ; Nilda Haydeé Quirán. 1a ed. - Santa Rosa : Pitanguá, 2010.
CD-ROM.
ISBN 978-987-1401-11-6
1. Educación. I. Francia, Alicia Susana, comp. II. Alvarez, Miriam, comp. III. Quirán, Nilda Haydeé, comp.
CDD 370

Alicia Francia
(Compiladora)

Miriam Álvarez
(Compiladora)

Nilda Quirán
(Compiladora)

Centro de Actualización e Innovación Educativa (CAIE)
Instituto Superior de Formación Docente,Capacitación
e Investigación Escuela Normal de Santa Rosa
Dirección General de Educación Polimodal y Superior
Ministerio de Cultura y Educación de La Pampa
Instituto Nacional de Formación Docente

Diseño: Estudio Elsa Braun - Diseño y Comunicación Visual
E-mail: contacto@estudioelsabraun.com.ar / www.estudioelsabraun.com.ar

INDICE

PROLOGO I

5

Docentes Noveles,
una reflexión sobre la práctica.
Federico A. Schoenfeld

26

PROLOGO II

7

PROLOGO III

10

32

13

Tres pilares...
Transitar del decir al hacer...”
Mario Franck

El camino inicial de la docencia
Dina Soledad Urquiza
Los primeros pasos docentes
Daniela Paola Schap

16

A los tumbos...
Lilia Mariana Montenegro

35

Mi experiencia inicial
Noelia Anahí Solchman

18

Buenas intenciones truncas
Karina Pahola Muñoz

40

¡Somos los nuevitos!
Mariana Callinger Pedraza

21

Callaqueo,
un lugar en mi vida
María Elba Ceja

42

“De todos lados y de ninguno”
Obdulia Martínez

45

Mi sueño: ser maestra
Marisa Soraya Paredes

22

31

Dulce sanción
Luciana Beck

49

Un fantasma muy peculiar
María Alejandra Fernández

77

El cariño es más fuerte
Claudia Andrea de la Torre

52

Una bruja buena
Eugenia Torres

80

Estrategias por aquí y por allá
Mirta Susana López

55

“Seño te quiero”
Adriana Videla

85

¿El estudiante de verdad?
Dora Villafañe

59

¿Qué estoy haciendo acá?
Elcira Elena Tanuz

88

Hacia una didáctica incierta…
Silvia Viviana Mansilla

62

PA-PE-PI-PO-PU
Marisa Trivero

90

Inocencia truncada
Laura Luisa Beatriz Salvai

69

No me llevo nada de la escuela
Carina Fernández

92

Yo quiero pasar a tercero
María Silvina De Meio

71

Mi alumna la directora
Silvia Schenkel

95

Volver …
Gladis Conte

73

La palabra justa
Nora Robledo

98

¿Por dónde comienzo?
Carina Ortiz

75

Me manchaste el boletín
Claudia Inchazú

101

Voces desde la escuela
PROLOGO

Prólogo I

El Proyecto de Documentación Narrativa de Experiencias Pedagógicas es una iniciativa que, a partir de 2006, llevó adelante el
Laboratorio de Políticas Públicas en el marco del Proyecto Centros
de Actualización e Innovación Educativa (CAIEs), dependiente del
Instituto Nacional de Formación Docente del Ministerio de Educación de la Nación.

En su marco, los CAIEs La Pampa de Santa Rosa, Macachín
y General Acha llevaron a cabo en 2007 la iniciativa de publicar
los documentos narrativos habidos ese año tras sendos talleres en
esas localidades. Fue así que vio la luz la primer edición de “Con la
pluma y la palabra”, albergando en este formato una importante
cantidad de experiencias pedagógicas.

El CAIE del ISFD Escuela Normal de Santa Rosa pone ahora
nuevamente a la consideración una segunda edición de producciones de este tipo. La edición de un segundo libro digital que ahora
se concreta marca la actitud de compartir experiencias que mueve
a los CAIEs.
5

Voces desde la escuela

Es de esperar que sea un incentivo para que más maestros
se atrevan a escribir y que esos textos vuelvan bajo la forma de
nuevas experiencias a las aulas pampeanas.
En este caso, los relatos provienen del Programa de Acompañamiento a Docentes Noveles egresados en Santa Rosa y de una acción concreta del CAIE General Acha: el taller “Pensar en imágenes,
contar en imágenes. Una introducción al lenguaje audiovisual”,
que se cumplió durante 2009 en la ciudad sureña y que tuvo en
estas narraciones un disparador eficaz para abrir el juego hacia
lenguajes menos tradicionales que el escrito.
Mag. Alicia Susana Francia
Coordinadora CAIE
ISFD Escuela Normal de Santa Rosa

6

Voces desde la escuela

Prólogo II

El Instituto Nacional de Formación Docente tiene la responsabilidad de proponer y concretar políticas de formación docente.
En tal sentido, promueve líneas de desarrollo profesional a través de dispositivos sistemáticos de formación continua, a partir de
principios y criterios consensuados con las provincias.

En el caso concreto de la Provincia de La Pampa, una de
esas líneas de Desarrollo Profesional la está llevando a cabo a
través del Proyecto de Acompañamiento a Docentes Noveles, en
sus primeras inserciones laborales en escuelas urbanas y rurales
de este territorio.

La propuesta se pone en marcha a partir del espacio curricular Práctica y Reflexión Docente III del Instituto Superior de Formación Docente, Capacitación e Investigación de Santa Rosa, que,
desde el año 2007 viene acompañando a docentes principiantes,
en sus inserciones laborales.

Como desarrollo de este proyecto y mediante acciones concretas, se propone escuchar las voces de los docentes noveles; es así
que luego de un recorrido de encuentros: semanales, quincenales,
7

Voces desde la escuela
talleres de reflexión, se han obtenido los relatos referidos a sus
prácticas cotidianas. Existe ahora el convencimiento de que esta
publicación contribuirá a ayudar a crecer, compartir y comunicar
tanto el saber como el sentir de los que tenemos la responsabilidad y el compromiso con la tarea docente.

Estos relatos de experiencias de caminar junto a los noveles
permiten compartir el movimiento de las certezas que se vuelven
vacilaciones y de las ayudas que nacen a la luz de las dudas.
Nos estamos acompañando para lanzarnos juntos a la tarea
de enseñar y contarlo: comunicarlo forma parte de continuar
aprendiendo.

Se trata de privilegiar los inicios de la profesión docente,
mediante este acompañamiento de acciones específicas, para que
más allá de sus preocupaciones iniciales, los principiantes docentes
puedan ir construyendo la percepción de que están siendo acompañados y van siendo capaces de afrontar los desafíos que para
todos significa hoy ENSEÑAR.

Los que en esta producción podrán leerse son los relatos de
los docentes noveles que están participando del PA (Proyecto de
Acompañamiento) en Santa Rosa, bajo la supervisación de la Referente Provincial de la Jurisdicción Profesora Graciela Roldán. También se realiza un trabajo conjunto con similares características en
el Instituto Superior de Formación Docente de General Acha.

8

Voces desde la escuela

Los docentes noveles de Santa Rosa que han participado de
esta experiencia son Daniela Schap, Federico Schoenfeld, Dina Urquiza, Noelia Scholman, Mariana Pedrada y, como egresado 2009,
Mario Frank. La docente que los acompaña es la profesora Nilda
Quirán.

Es nuestro deseo que estos trabajos puedan construir nuevas
percepciones y seguir mejorando la calidad de nuestras prácticas
docentes aúlicas cotidianas.
Prof. Nilda Quirán
Docente de Práctica y Reflexión Docente III
Responsable Programa Noveles
ISFD Escuela Normal de Santa Rosa

9

Voces desde la escuela

Prólogo III

El Taller Pensar en Imágenes, contar en imágenes. Una introducción al lenguaje audiovisual fue una propuesta que se gestionó
desde el Centro de Actualización e Innovación Educativa –CAIE- del
ISFD Escuela Normal de General Acha y cuyas producciones -relatos
escritos- forman parte de este material.

En el doble compromiso institucional, como Coordinadora
CAIE y como integrante del Programa de Acompañamiento a Docentes Noveles en el ISFD de General Acha-tarea esta última que
comparto con la profesora Andrea Acri-, intenté asumir el desafío
de llevar adelante una propuesta que articulara ambos programas
y generara mucho más que una instancia de desarrollo profesional: una mirada autorreflexiva que abriera interrogantes, puentes,
nuevas miradas acerca de la propia práctica y que, además, estuviera mediada por el uso de nuevas tecnologías.

Teniendo en cuenta, entonces, algunas líneas propuestas
por el CAIE nacional como la de Pedagogía de la Imagen y considerando que vivimos en un mundo eminentemente audiovisual, se
pensó el dispositivo. La propuesta integró las expectativas, hábitos
y prácticas que el campo audiovisual genera: narra historias, transmite valores y participa en la construcción de modelos sociales.
10

Voces desde la escuela


En la búsqueda por la elaboración de una propuesta integradora, se recuperó también una línea nacional del CAIE como
la de Documentación Pedagógica de Experiencias y, en un primer
abordaje, se trabajó en la construcción de relatos que recuperaran
las primeras prácticas de docentes noveles o de docentes que, aún
habiendo transcurrido algunos años de experiencia, se animaran
a rememorar, a recordar sus experiencias primeras. Estos relatos
fueron los insumos a re-trabajar en un formato de narrativa audiovisual.

El Taller propuso instancias de reflexión y creación para que
los docentes comprendieran y racionalizaran las herramientas básicas del lenguaje audiovisual en la búsqueda por convertirse en
verdaderos productores culturales, capaces de expresar ideas, sentimientos, deseos, reflexiones; en otras palabras, mostrar su propio
modo de ver el mundo.

La experiencia del Taller Pensar en Imágenes, contar en Imágenes… permitió recuperar la voz de los docentes mediante el lenguaje escrito, producciones que hoy compartimos con ustedes; a
la vez que también permitió que esos mismos relatos se ficcionalizaran y se realizaran en formato audiovisual.

Las narraciones profesionales que muestran el saber pedagógico construido de la experiencia mediante la perspectiva de
sus productores, son materiales documentales densamente significativos que incitan a la reflexión, la conversación informada, la
interpretación, el intercambio y la discusión horizontal entre do11

Voces desde la escuela
centes. A la vez, y en tanto documentos pedagógicos que pueden
ser acopiados en espacios institucionales cercanos a las escuelas y
difundidos entre los docentes y estudiantes del profesorado, manifiestan potencialidades inéditas para la reconstrucción de la memoria pedagógica de la escuela y del currículum en acción.
Prof. Miriam Álvarez
Coordinadora CAIE
ISFD Escuela Normal de General Acha

12

Voces desde la escuela
El camino
inicial
de la docencia
Dina Soledad Urquiza


Ser docente hoy, no es tarea fácil, menos aún para los que
nos iniciamos. Desde lo teórico, estamos preparados, estudiamos
todas las corrientes en educación, analizamos las distintas formas
de trabajar con alumnos diversos con niveles intelectuales, emocionales, culturales y económicos diferentes, pero al momento de
afrontar la práctica sentimos que nos falta mucho, no sabemos
como aplicar lo aprendido en magisterio.

Como afirma Cecilia Fierro, con el tiempo los pueblos cambian y se desarrollan y por consecuente sus necesidades también.
La educación debe responder a esas necesidades por lo que el papel del docente debe ir adaptándose a las nuevas demandas de
padres, alumnos, directivos.

Cada institución tiene su orden interno, trabaja de una cierta
manera y al llegar los nuevos docentes tenemos que incorporarnos
a ella, muchas veces adivinando como funciona ya que nadie nos
explica, dan por obvio aspectos totalmente nuevos para nosotros.

En mi caso, mi primera experiencia fue en una escuela hogar, rural: Árbol Solo, ubicada entre Victorica y Santa Isabel.

Llamaron un lunes 24 de noviembre a las 13.10 hs. pregun13

Voces desde la escuela
tando si me interesaba ir por una semana que me preparara que
a las 15hs. me pasaba a buscar el profesor de música que iba para
allá. Armé mi bolso y lo espere. Viajamos casi 3 horas y llegamos.
En el viaje me fui enterando pequeños detalles que no me habían
comentado...

Uno de los comentarios era que había luz unas pocas horas
al día, no había señal telefónica de ningún tipo, y solo había una
escuela y 2 casas, la del policía y la del encargado del generador
eléctrico. Yo, sin saber me bajé en la escuela con sandalias siendo
motivo de risas porque todo es arenal y justo había mucho viento.

La escuela tenía aprox. 22 alumnos en total, todos internos.
El recibimiento fue hermoso, todos los niños me saludaron y se
quedaron conmigo.

En ese momento había una docente, la cual era muy reservada y al finalizar las horas de clase se iba a su habitación y hasta
el otro día no la veíamos. Dormíamos las 2 en la misma habitación
y yo debía salir de ahí para que ella rezara o durmiera la siesta,
entonces me iba al patio o a charlar con la portera o los cocineros.
Ellos fueron muy amables. También había un profesor de música y
uno de Educación Física, ambos me ayudaron mucho y me explicaban lo que debía hacer cuando estaba de turno, a que hora cenar,
desayunar, bañar a los alumnos, entre otras cosas. La directora,
justo se jubilaba ese mes; era muy sencilla me explicó muy brevemente lo que tenia que hacer, me trató muy bien. Igualmente no
14

Dormíamos las 2 en
la misma habitación y
yo debía salir de ahí
para que ella rezara
o durmiera la siesta,
entonces me iba al patio o
a charlar con la portera
o los cocineros. Ellos
fueron muy amables.
También había un
profesor de música y uno
de Educación Física,
ambos me ayudaron
mucho y me explicaban lo
que debía hacer cuando
estaba de turno, a que
hora cenar, desayunar,
bañar a los alumnos,
entre otras cosas.

Voces desde la escuela
era lo que yo imaginaba, era todo nuevo, tenía muchas responsabilidades que debía cumplir para que todo funcione.

A pesar de extrañar un poco y de estar incomunicada, la
experiencia en esa escuela fue hermosa, los niños eran muy cariñosos, respetuosos y agradecidos.

Este año, en Mayo, volví a ir por 2 semanas. Esta vez fui preparada con cobijas, farolito, velas y almohada...

Me sentí nerviosa al principio, no sabía ni que grado tendría,
pero lo llevé muy bien, tenía que dar jardín 1º y 2º, algo que me
resultó difícil el primer día, además no me habían dejado actividades y tuve que improvisar. Quizá jardín era el más difícil encima la
nenita tenía 4 añitos. Ya el 2 día estaba más organizada.

Dicha institución tiene un funcionamiento particular, los niños viven allí, comparten los saberes, juegos, comidas, descanso
con los docentes y por lo tanto la relación es diferente.

Como explica Vigotsky al enseñar lo que influye es el aprendizaje sociocultural de cada individuo y el medio en el cual se
desarrolla. Por lo tanto en este tipo de escuelas hay una relación
diferente a escuelas comunes. Los docentes cumplen rol de madrepadre y docente y debe adaptarse a ello. Disfrutemos de nuestro
rol, a pesar de los inconvenientes que tengamos en el camino.

15

Voces desde la escuela
Los primeros
pasos
docentes
Daniela Paola Schap


Mi primera experiencia en aula comenzó el 30 de abril del
corriente año, en la escuela n°97, jornada completa, del barrio los
hornos, de la ciudad de Santa Rosa La Pampa, a cargo del área de
matemática en primer ciclo.

La escuela queda ubicada en las afueras de la ciudad, por lo
cual, tomaba un transporte todos los días para arribar a la misma.
Al ser jornada completa, almorzaba con las demás maestras en sala
de maestros, turnándonos una vez por semana en el comedor.

Los niños almorzaban todos en la escuela, inclusive muchas
familias del barrio iban a buscar la vianda para el resto de sus hijos
que todavía no asisten a la escuela.

La mayoría de las docentes que asistían allí eran titulares.
Tenían experiencia y trayectoria.

En cuanto a los contenidos, rápidamente comencé a planificar para los 3 años. Como era un solo área (matemática) no fue
tan difícil.

De todos modos tenia un poco de temor, además, la docente a la que suplantaba no dejo ninguna actividad o planificación.
16

Voces desde la escuela

Los niños querían mucho a su seño, por lo que no fue fácil
que todos me aceptaran.
La directora y las demás colegas fueron muy buenas conmigo,
siempre estuvieron dispuestas a ayudarme en todo.
La suplencia comenzó el 30 de abril y finalizó el 31 de mayo del
corriente año.

Sentía mucha responsabilidad por realizar mi tarea de enseñar de la mejor manera. Estaba muy cómoda con el grupo de
docentes y directivos de la institución.

En este período me correspondió organizar el acto del 25
de mayo, encargándome de la ornamentación del salón y diciendo
unas palabras alusivas a la fecha.
Así comencé con mi experiencia como docente en las escuelas.

Hoy en día me encuentro en la escuela n° 258 como suplente funcional en 2° año, enseñando las áreas de lengua y ciencias sociales.

17

Voces desde la escuela
Mi
experiencia
inicial
Noelia Anahí Solchman


En esta breve página les voy a contar una pequeña y hermosa experiencia, que es la de ser docente.
Ingrese el 3 de Agosto de 2009 a trabajar en la escuela en tercer
año, la suplencia era hasta el 17 del mismo mes, pero mis compañeras y colegas me decían que seguro era hasta fin de año. Llegue
a la escuela y me comentaron de las problemáticas del grado y a
decir verdad tenia un poco de miedo.

Uno de los problemas era que había dos de los alumnos que
necesitaban atención particular dentro del aula, o sea, necesitaban que les de actividades acorde a los que ellos supuestamente
podían, miré sus cuadernos y observe que tenían tarea de contenidos para 1º, 2º año y pensé cómo podía solucionar dicha problemática cómo podía hacer que los chicos tengan los mismos contenidos
que sus compañeros y que lo puedan entender. Llegue a casa y me
puse a pensar, estaba muy preocupada, tenia miedo, y me dije… lo
que voy a hacer es empezar a darle los mismos contenidos que sus
compañeros.

18

Voces desde la escuela

Al día siguiente y a la semana siguiente empecé a trabajar
con ellos los mismos contenidos, las mismas lecturas, las mismas
situaciones problemáticas, siempre haciéndolos participar a todos
pero a ellos más aún, vi en ellos con el tiempo (más o menos 1 mes
1 mes y medio) una evolución muy notoria por parte de los dos, y
un desenvolvimiento significativo en ambos. Comenté todo esto
en casa, con mis compañeras, etc. Y llegue a la conclusión que el o
la problemática de estos dos alumnos en particular no era más que
su autoestima (si bien necesitaban afianzar contenidos importantes para la incorporación de otros contenidos), ellos no se conocían
que podían y creo más que nada que es por el hecho de darles tareas diferentes sin probar si pueden y entienden la misma tarea de
todos. Puede ser que si yo no me hubiese animado a incorporarles
las mismas actividades estaría evolucionando en sus conocimientos
seguramente, pero de una forma mas lenta, puede también que
quiera incorporar esto en otra escuela, otro grado y otros alumnos
y capaz no puedo, es cuestión de probar y ver los resultados. Así
como también noté el cambio en estos dos alumnos, también lo
vi en el grupo en general, todos aportan, quieren trabaja y hasta
se animan a decir lo que ellos mismos opinan para su bien y eso
me gusta, mejoramos todos dentro del aula, porque no solo es la
presencia del docente también es la vida de los niños a los que estamos formando, ellos son quienes nos guían en nuestro trabajo y
nosotros somos los que tomamos y dejamos estrategias para abordarlo de la mejor manera posible.
19

Dormíamos las 2 en Voces desde la escuela
la misma habitación y
Pido que no se mal interprete esta experiencia, en el sentiyo debía salir de ahí do de decir que las maestras anteriores no probaban o no sabia,
han hecho un trabajo muy forzoso para la evolución
para que ella rezara aldelcontario
grado en general, yo no soy nadie para condicionar el trabajo
o durmiera la siesta, de nadie, pero si soy una docente novel, que quiere con su tramejor la vida, el paso por la escuela y dejar huellas en esas
entonces me iba al patio o bajo
criaturas hermosa con las cuales nos toca trabajar y por que no
a charlar con la portera también aprender con ellos, de ellos y de de nosotros mismos que
no es poco y vale la pena. Por eso a todos los que estén haciendo
o los cocineros. Ellos la carrera que la hagan porque quieren mejorar parte de la vida
esos niños, que lo hagan porque les importa este trabajo, les
fueron muy amables. de
importa comprometerse con los alumnos, con uno mismo y con la
También había un institución en sí, porque sino no le van a encontrar sentido a esta
profesión.
profesor de música y uno hermosa

Mucha suerte a todos espero que les haya gustado y que les
de Educación Física, sirva para nuevas experiencias, estrategias, es cuestión de animary si nos confundimos no desalentarse al contrario seguir buscanambos me ayudaron se
do así encontramos lo mejor para ellos.
mucho y me explicaban lo
que debía hacer cuando
estaba de turno, a que
hora cenar, desayunar,
bañar a los alumnos,
20
entre otras cosas.

Voces desde la escuela
¡Somos
los nuevitos!

Mariana Callinger
Pedraza


Sentir el impacto que produce el primer acercamiento a la
experiencia aúlica en el nivel primario, para mí, fue muy fuerte y
abrió un horizonte de expectativas y desafíos que supera el acontecimiento en sí mismo.

Llego a la escuela en la que fui designada, en primer año; la
directora me presenta al grupo de alumnos y comienza esta trayectoria que me interpela diariamente desde ese primer día: ¿cómo
abordar los conocimientos de la mejor manera para estos niños?,
¿por dónde empezar?, ¿qué decir?, ¿cómo pararme?. Todos estos
interrogantes y pocas respuestas.
En otras palabras: pocas certezas y muchas incertidumbres.
El grupo de docentes de la escuela habla de nosotros, los recién
recibidos, como los “nuevitos”; somos los “nuevitos” con respecto
a ellos….

Penetrar en este mundo aúlico institucional, profesional,
entender las diferencias, los distintos marcos referenciales y sociales, pensar en el otro, la escucha atenta me desvelan…
Soy “nuevita”, pero asumo el compromiso de cada día de ejercer
esta experiencia docente con todas mis ganas, con pasión, con los
temores y alegrías que esta profesión tiene….
21

Voces desde la escuela
Mi sueño:
ser maestra

Marisa Soraya Paredes


Corría noviembre del 2008. Yo muy entusiasmada porque en
un mes recibiría mi diploma. Al fin sería maestra, algo que tanto espere, algo que soñé desde mi infancia. Ringggg…. Suena el
teléfono, era un mensajito de texto: “hace falta una maestra en
la Escuela nº 215 (Jornada Completa) de Casa de Piedra, es una
suplencia de una semana, cualquier cosa llamar al…” No lo pensé,
llamé directamente. Al rato estaba en la terminal sacando pasaje.

Luego me puse a pensar que ni sabía donde quedaba Casa
de Piedra, y nunca había escuchado nombrar esa localidad. Averigüé a donde iba a ir. Era una villa turística al sur de La Pampa.
Siendo de ciudad, conocía pocos pueblos.
De estar estudiando para los últimos finales y hacer trabajos para
entregar, emprendí mi viaje hacia mi sueño: ser maestra.

Al llegar, a la madrugada, no se veía nada, la maestra de la
escuela me fue a buscar al puesto caminero. Al entrar estaba el cartel del “pueblo” si podría ser llamado así. Se me ocurre preguntar
la cantidad de habitantes. “Somos 64 habitantes” dijo la maestra.
“Ahhhhhhhh” dije yo.

Pase la noche en la casa de los maestros, de los nervios no
22

Voces desde la escuela
dormí nada, a las 7:30 ya estábamos en la escuela. Los nenes en la
puerta paraditos muy abrigados. Corría mucho viento.
Me presentaron a todos los alumnos, yo tenía un plurigrado compuesto por 2º ciclo; el mismo estaba dividido en dos alumnos de 4º
grado y tres alumnos de 6º grado. Nunca voy a olvidar sus caritas,
la manera de mirarme, su timidez.

Fue una mañana inesperada, la directora, que a su vez era
su maestra, había dejado algunas actividades, pero no todas. Sobre la marcha tuve que hacer otras. A la hora, más o menos, me
fue a conocer la gente de la villa, padres, las autoridades, los policías. A mitad de la mañana hubo un cumpleaños, era de la hija de
la portera. Todos preguntaban de donde era, cuánto me faltaba
para recibirme, y yo decía “todavía no lo estoy, la semana que viene rindo el último final.”

La maestra y el profesor de Educación Física siempre me
ayudaron en todo, fueron muy cordiales, me sentí muy cómoda.
Los alumnos eran respetuosos, tímidos y simpáticos. Yo estaba muy
contenta con la profesión que había elegido. Cuando me dijeron
maestra por primera vez fue algo muy gratificante. Es increíble,
que algo tan chiquito, como los alumnos-niños nos hagan sentir
tan grandes como maestros y educadores.

En todo momento era maestra. Al mediodía, íbamos al comedor a almorzar. “Siéntense derechos, lávense las manos, ayudemos a levantar la mesa.” Salía a caminar y los nenes me saludaban:
23

De momentos tuve Voces desde la escuela
la sensación de estar “Chau maestra.” Todo el tiempo educamos. Somos maestros siemdesbordado, cuando los pre. Estuve una semana, no quería irme. Me había encariñado con
nenes. Me encantó la profesión. La gente ya me conocía…
alumnos se subían a los los
Volví a Santa Rosa, encantada con la experiencia. Me comunican
techos y el miedo a que que rindo mi último final el miércoles de la semana siguiente. Al
otro día recibo la llamada de la maestra de Casa de Piedra, para
s caigan y se lastimen, que vaya a la semana siguiente, que era la última semana de clase.
averigüé si podía rendir otro día el final, me entero que
que salten las rejas y se Urgente
no. Casi no voy otra semana. Pero me arriesgué y fui.
escapen a la calle con el
Era la primera semana de diciembre, había un clima veraniego, la villa estaba hermosa, el lago en su esplendor. Esta última
temor de que los atropelle semana, me hizo ver que un docente, no sólo da clases, sino que
un auto, etc.
también hace otras tantas cosas, como hacer los papeles admisaber de computación y hacer los actos, por ejemplo.
No encontraba la nistrativos,
Ayudé a la maestra a armar el acto de fin de año. Mi primer acto.
forma de hablar con ellos Tenía que salir todo perfecto, la escuela, a su vez cumplía un año.
miércoles tuve que viajar a Santa Rosa, fue una odisea
de decirles las palabras llegar, Al
pero llegué. Rendí mi último final. Y a la madrugada volví a
Casa
de
Piedra, ya recibida. Al otro día, recibí besos y abrazos, de
justas, me sentía sin
esa gente tan cálida, tan respetuosa, tan afectuosa. Nunca voy a
saberes, con el sentimiento olvidar mi primera experiencia como docente. Siempre recordaré
primeros alumnitos.
de que en la formación mis

Hoy en día me enorgullezco de trabajar como educadora.
nunca me habían pintado Es una profesión muy gratificante, como así también conlleva una
el panorama. Era gran responsabilidad. Al salir del profesorado de 1º y 2º ciclo, yo
24
algo ajeno, irreal a la

Voces desde la escuela

sentí que ya estaba preparada. Al llegar a la escuela sentí que no
sabía nada. Es tan difícil articular lo estudiado y la práctica del día
a día, convertir en acciones lo estudiado. Pero se puede.

25

Voces desde la escuela
Docentes
Noveles,
una reflexión
sobre
la práctica.
Federico A. Schoenfeld


Muchas son las preguntas que a un novel le surgen en pleno
ejercicio de la docencia ya que muchas de ellas son gestadas en la
formación. Una certeza, es que uno como estudiante del profesorado siente una gran seguridad al estar rodeado de profesores que
le guían y orientan junto al respaldo del instituto formador, mientras que como profesional de la docencia es uno mismo quien se
tiene que valer de los conocimientos y las herramientas adquiridas
en la formación para hacer frente a las diferentes situaciones y los
momentos que los requieran.

Este es un buen punto de partida para repensarnos hoy
como docentes, agente social, que hemos transcurrido toda nuestra infancia y gran parte de la juventud forjando conocimientos,
saberes y prácticas culturales; preguntándonos cual es el significado de la práctica educativa y las implicancias en la vida de nuestros alumnos.

En torno a este interrogante hay que decir que no existe una
única respuesta ya que los contextos socio educativos son múltiples
y diversos porque los grupos de alumnos y sus historias con los cuales
interactuamos en la cotidianeidad de las escuelas también lo son.
26

Voces desde la escuela

Según Paulo Freire, “la práctica educativa es un acto de conocimiento, es decir, una situación gnoseológica donde se busca
conocer. No se puede pensar en la práctica educativa sin profesor/a,
educador/a y tampoco es posible tal práctica sin el educando. Además es esencial, que este presente un contenido, como objeto conocimiento y un proceso, técnicas y métodos de acercamiento al
objeto que debe ser conocido.”

La práctica educativa, es una cierta teoría del conocimiento
puesta en práctica.

Por otro lado, la práctica educativa, gnoseológica, es también política e ideológica, porque el profesor cuando entra a clase,
no es de ninguna manera neutral, sino que más bien, cuando emprende la actividad de educar y enseñar, lo hace desde una perspectiva de poder. Y es allí, cuando nos planteamos los siguientes
interrogantes: ¿a favor de que/quien pretendo conocer y enseñar
en la práctica educativa? ¿Contra qué/quien trabajo/enseño? ¿Cuál
es ideal de sociedad en que me gustaría vivir? ¿Cuál es mi sueño?

El acto de enseñar, indudablemente es un acto de responsabilidad del profesor, porque se halla implicado en el aprendizaje del
alumno. Es inevitable enseñar sin aprender y aprender sin enseñar.

Por esta razón debo considerar que las situaciones de enseñaza-aprendizaje en las que estuve involucrado fueron muy variadas. Momentos muy lindos en cuanto a relaciones vinculares con
los alumnos dicho proceso, y momentos que los considero “críti27

De momentos tuve Voces desde la escuela
la sensación de estar cos” en los cuales debían salir de mí las herramientas pedagógicodesbordado, cuando los didácticas y de sentido común, nunca usadas, que en mas de un
me llevó a pensar que la docencia con niños no era lo
alumnos se subían a los momento
mío y que tenía que renunciar al cargo porque sentía que no era
techos y el miedo a que lo suficientemente fuerte como para afrontar tal situación.
momentos tuve la sensación de estar desbordado, cuando los
s caigan y se lastimen, De
alumnos se subían a los techos y el miedo a que s caigan y se lastique salten las rejas y se men, que salten las rejas y se escapen a la calle con el temor de que
los atropelle un auto, etc.
escapen a la calle con el
No encontraba la forma de hablar con ellos de decirles las
justas, me sentía sin saberes, con el sentimiento de que
temor de que los atropelle palabras
en la formación nunca me habían pintado el panorama. Era algo
un auto, etc.
ajeno, irreal a la educación ideal con la que estábamos acostuma reflexionar y también criticar constructivamente.
No encontraba la brados

Una buena forma de abordar esta problemática desde una
forma de hablar con ellos perspectiva teórica es retomar las palabras de la autora Vilma Pruzde Di Pego, cuando analiza los tipos de profesionalidad docende decirles las palabras zo
te, entre los que se destacan dos fundamentalmente: por un lado
justas, me sentía sin la profesionalidad docente restringida, donde el docente aísla su
como si fuera posible imaginar un ambiente escolar
saberes, con el sentimiento desempeño
separado de la turbulencia del mundo social, político, económico y
de que en la formación cultural. En este caso no se estaría hablando de un profesional de
la docencia sino de un individuo de marcada ingenuidad que no se
nunca me habían pintado ha planteado la posibilidad de incluirse en la lucha para transforel panorama. Era mar la forma de vida injusta y antidemocrática.
28
algo ajeno, irreal a la

Voces desde la escuela

Por otro lado, si se practica un tipo de profesionalidad ampliada, se considera las tareas del docente dentro de un contexto
amplio, donde la escuela (perspectiva social) participa en variadas
actividades profesionales (concepción política de la profesión), trata de vincular teoría y práctica. Es la posibilidad de reflexionar sobre la teoría y acción.

Nunca mejor dichas las palabras de Jurjo Torres Santomé
cuando sostiene que desde esta perspectiva, se plantea la posibilidad de pensar la institución educativa como el entrecruzamiento
de distintas culturas, todo impactando en el desarrollo particular
de las nuevas generaciones.
La cultura de los alumnos con sus creencias, modos de vida y actuar
ante el mundo y la “cultura” que juzga lo correcto, lo bien, lo mal;
y la cultura experiencial del docente como profesional y como ser
humano y social.

Creo que en estas breves líneas se manifiesta el sentimiento
del novel, el cambio y mejora de los ámbitos educativos como proyecto y realidad social, lo que por su parte Pichón Riviêre y Driver
sostienen, “lograr una apropiación instrumental de la realidad
para transformarla”, con los contenidos disciplinares en la transposición didáctica, y con las relaciones interpersonales con nuestros alumnos.

Este proceso de construcción de la empatía nos lleva a pensarnos como investigadores de nuestra propia práctica. Una buena
29

Nunca mejor dichas Voces desde la escuela
las palabras de Jurjo forma es rescatar a la etnografía educativa, en la medida en que
Torres Santomé cuando nos proporciona reconstrucciones de los contextos culturales, actiy creencias de los participantes en los escenarios educatisostiene que desde esta vidades
vos, nos facilita “ponernos en el lugar del otro”.
La Psicología Moderna y Constructivista nos propone recorperspectiva, se plantea
que el aprendizaje resulta de una interacción con la realidad,
la posibilidad de pensar dar
con el medio natural, cultural y social en el que el sujeto, recorta
la institución educativa su objeto de estudio. Ese contacto con la realidad es la aplicación
de sus propios sistemas conceptuales y operatorios al objeto de
como el entrecruzamiento estudio que ha recortado la realidad a manera de sistemas de anpara la construcción de nuevos conocimientos.
de distintas culturas, damiaje

La realidad es la fuente a partir de la cual el sujeto concibe,
todo impactando en el pero esta realidad es cercada, recortada, decodificada y explotada
función del marco de referencia y de las operaciones del sujedesarrollo particular de en
to.
las nuevas generaciones.
Es por ello que posicionados siempre en el docente ideal
para alumnos ideales en escuelas ideales, sentía que nunca nos
La cultura de habíamos puesto en el lugar del alumno que no se siente cómodo
los alumnos con sus en la clase del maestro o si teníamos en cuenta lo anteriormente
Siempre pensando en como podría proceder en la resocreencias, modos de expuesto.
lución de problemas matemáticos, como encarar la producción de
vida y actuar ante el un cuento o renarrarlo, la comprensión de hechos o
acontecimientos históricos y geográficos como también naturales,
mundo y la “cultura” pero mi sentimiento perduraba, no teníamos real conciencia de
que juzga lo correcto, lo que estas cuestiones existían.
30
bien, lo mal; y la cultura

Voces desde la escuela

En esos momentos pensaba que podía ser mi edad o que no
comprendía a los niños, pero luego me di cuenta que se ponían de
manifiesto toda mi trayectoria escolar y mis concepciones políticas
e ideológicas en las cuales me había formado.

Una muy buena oportunidad se nos presenta a los noveles
hoy en día, la de conformar grupos de trabajo para afrontar la discusión de estos temas que si bien son bien conocidos por todos los
docentes se los escucha solo en el claustro de las salas de profesores de las escuelas. Pero es nuestra oportunidad para dar a conocer
nuestras preocupaciones y aciertos a los institutos formadores y, por
que no a ámbitos de gestión de políticas educativas más amplias.

Se me vienen a la mente dos interrogantes para dejar abierta la discusión: ¿Será que los docentes, por motivos a determinar,
no quieren ahondar en la temática que los aqueja para disminuir
el conflicto? ¿O será que no se propician y se conforman decididamente los espacios y tiempos para la discusión y el tratamiento de
los mismos? .

Para que sigamos juntos haciendo una buena praxis-reflexión-acción.

31

Voces desde la escuela
Tres pilares...
Transitar
del decir
al hacer...”

Mario Franck


“Los docentes no somos ni huellas ni espejos. No se trata
de que los alumnos sigan nuestros rastros. Somos simples señales,
de que no hay huellas dejadas por la realidad marcando un único
camino, y de que hay muchos espejismos, que nos ilusionan con
poder aposentarnos y dejar de caminar…”
Carlos Cullen.
Mi primer clase de desarrolla en la Escuela Nº 180 “Mariano

Moreno” de la ciudad de Santa Rosa, luego de dos semanas de observación en cuarto grado.
Las miradas entrelazadas hacia la bandera que se esgrime en lo más
alto del lugar asoman en la escuela la esperanza de los andares que
el día propondrá. (A. Fontaine)
Estos andares generalmente tienen que ver con las relaciones entre
el educador y el educando, las cuales van mas allá del proceso de
conocer-enseñar-aprender, es importante no olvidar la cuestión de
la autoridad, de la libertad, de las virtudes del educador, de la identidad cultural de los educandos y del debido respeto hacia ella.
32

Voces desde la escuela

Todas estas cuestiones están incluidas en las relaciones entre
el docente y el alumno, las cuales, en su mayoría no las podemos
encontrar en los libros. Sino que las encontramos al comenzar a
transitar nuestras prácticas docentes. Por esto es fundamental reconocer y valorar el papel activo y reflexivo que como docentes
tenemos en la definición práctica de la enseñanza, en función de
los valores educativos, del contexto en que se realizan y las necesidades específicas de los sujetos que aprenden.

Como docentes necesitamos revisar y replantear los supuestos teóricos y las prácticas en los espacios del aula. La docencia
se inscribe dentro del campo educativo como actividad que promueve conocimientos, que sitúa al docente como factor especial.
Por lo tanto es de suma importancia que durante nuestro trayecto
como docentes, es decir como profesionales, no esté ausente la
reflexión sobre nuestras prácticas, con lo cual se intenta lograr ser
críticos, autónomos y reflexivos.

Creo que mi práctica estuvo compuesta por tres pilares básicos, el conocimiento adquirido en estos tres años del profesorado,
los alumnos que me permitieron poder brindarles todo este conocimiento y mi tercer pilar… mi pareja pedagógica… Carolina. Con
ella compartí los momentos previos, donde estaba lleno de incertidumbres, miedos y expectativas.

Para terminar me gustaría hacerlo con una breve reflexión:
Nuestra actitud frente a los acontecimientos, ya sean educativos
33

Como
docentes Voces desde la escuela
necesitamos revisar y o no, es lo que nos define como personas, como docentes, como
replantear los supuestos profesionales. Si nuestra actitud es positiva, todo lo que nos rodea
positivo. Por el contrario, si nuestra actitud es negativa, negateóricos y las prácticas en será
tivos serán los resultados que obtenga.
La realidad que nos toca, no debemos enfrentarla, debemos
los espacios del aula. La
docencia se inscribe dentro mas bien, saber convivir con ella y sacarle provecho.
del campo educativo como Como alguna vez dijo Walt Disney
“SI LO PUEDES SOÑAR, LO PUEDES HACER”.
actividad que promueve
conocimientos, que sitúa
al docente como factor
especial. Por lo tanto
es de suma importancia
que durante nuestro
trayecto como docentes, es
decir como profesionales,
no esté ausente la
reflexión sobre nuestras
prácticas, con lo cual se
34
intenta lograr ser críticos,

Voces desde la escuela
A los
tumbos...

Lilia Mariana
Montenegro


En el 2000 me recibí de Técnica Universitaria en Producción
Lechera. Y en el 2004 de Profesora para la Enseñanza General Básica 1 y 2. Comencé a trabajar en educación en el 2005, en EGB 3
y Polimodal.

Fue toda una experiencia, ya que yo nunca me había imaginado estar enfrente a alumnos “tan grandes”. Resultó muy gratificante. En estos niveles estuve hasta febrero de este año, cubriendo asignaturas como: Matemática, Biología, Físico-Química y
Química.

El 6 de marzo de este año, aproximadamente a las once y
media de la mañana, suena el celular. Era de coordinación, para
consultar si quería tomar una suplencia funcional. Obvio que dije
que sí.

Y después consulto “¿en que año?”. Graciela me responde
dulcemente: “en segundo año de EGB”.

Comencé a temblar. Aunque yo había estudiado para esto,
me costaba mucho poder entender todo lo que me sucedía en ese
momento. Tenía tantos miedos, nervios, ansiedades, dudas, ya que
no sabía cómo me iba a enfrentar a este nuevo desafío.
35

Voces desde la escuela

Antes sabia que era “la vieja de Biología, o Físico-Química” y ahora sería su “SEÑO”, a la que tomarían como modelo,
ellos serían mi espejo. Y cada vez se aparecían en mi cabeza más
preguntas.

Llegué a la escuela cerca de las trece horas, me recibieron
los directivos, me explicaron como estaba compuesto el grupo.

Antes de que yo ingresara al aula, la docente a la cual iba a
suplir se acercó a la escuela a explicarme cómo estaba trabajando
con los alumnos, además me ofreció material de ella.

Cada vez que miraba la hora me parecía interminable el
tiempo, como si el reloj se hubiese detenido.

Ingresé al aula, acompañada de la docente (que se iba) y la
vicedirectora quienes me presentaron y explicaron a los alumnos el
por qué del cambio de seños.

Al quedarme sola, frente a los alumnos, comenzamos a presentarnos. Y luego continuamos realizando los diagnósticos de las
diferentes áreas.

Con el correr del tiempo me fui tranquilizando.

Así que después de mi primer día de clase comencé con las
planificaciones. Todo me resultaba tan distinto a lo que yo venía
acostumbrada!.

Además me costó acostumbrarme al trato tan fluido que se
debe tener con los colegas, (realizar unidades didácticas, realizar
proyectos) ya que en mis anteriores trabajos no era así.
36

Llegué a la escuela
cerca de las trece
horas, me recibieron los
directivos, me explicaron
como estaba compuesto el
grupo. Antes de que
yo ingresara al aula, la
docente a la cual iba
a suplir se acercó a la
escuela a explicarme cómo
estaba trabajando con
los alumnos, además me
ofreció material de ella.
Cada vez que miraba
la hora me parecía
interminable el tiempo,
como si el reloj se hubiese
detenido. Ingresé al
aula, acompañada de la

Voces desde la escuela

Realmente me costó y me cuesta mucho poder adaptarme
a los celos, a que te miren como la “nueva y sin experiencia”. No
todo fue malo, pude conocer gente muy buena, con la que se puede contar en las buenas y en las malas.

Al mes de haber comenzado a dar clases, ingresó un nuevo
alumno que ya era parte de este grupo, pero que por razones laborales de su madre, se tuvo que ir de la ciudad. La directora me
advirtió que era un alumno algo travieso, cosa que no me asustó
demasiado.

Él siempre quería ser el centro de la escena, trataba que sus
compañeros no prestaran atención y le siguieran su juego, pero
por suerte mis clases los enganchaban y no le hacían caso, lo que
lo enfurecía aún más.

Los otros alumnos no estaban contentos con sus actitudes y
muchas veces me pedían perdón por los actos de él.

Pero con el correr del tiempo aprendí a conocerlo, su historia era muy fuerte, a veces venía sin almorzar entonces íbamos a
la cocina y las porteras le preparaban una taza de leche, estaba
sin dormir, sin realizar las tareas, no tenía incorporadas normas de
conducta ni de convivencia. Y lo peor de todo: creo que le faltaba
cariño.

Si él por alguna razón no iba a la escuela, a la mitad de la
tarde se me asomaba en la ventana para saludarnos, y me pedía
por favor que lo deje entrar porque estaba solo en casa.
37

Voces desde la escuela

Y como ésta, tantas cosas me enseño él.

Ya les hablé de los nervios, también les conté un poquito de
las maestras.

Por último debo rescatar también hermosísimos momentos,
y una gran cuota de aprendizaje. Tuve que poner en juego toda
mi paciencia (que años antes creía que no la tenia), me emocioné
mucho con cada gesto de cariño de “mis chicos” , cada uno de
ellos se metió en mi corazón y aprendí a conocerlos a partir de
charlas, de sus juegos, sus enojos, sus caras de alegría... y de tristeza)…Descubrí que la organización de una escuela va mucho (pero
mucho) más allá de las clases en el aula. Por momentos sentía que
no iba a poder con todo, estar “de turno” y preparar carteleras,
modificar todo sobre la marcha, hacer el registro (con el siempre
tenía problemas, me salteaba hojas, me equivocaba), aprender a
cerrarlo, los boletines (que deben estar listos en tiempo y forma
en dirección para ser firmados), también preparar un acto, decidir
qué preparar, ayudar a los chicos a aprender lo que lo que deben
decir, ensayar y ensayar.

Hoy a lo lejos también puedo decir que mi primer paso por
lo “primaria”, fue un aprender a convivir con maestros y alumnos,
con directores, porteras quejándose por el desorden.

Aprendí que en la práctica la mejor clase la arman los chicos;
que una clase que sería “perfecta” y para la cual preparaste día y
noche mucho material, tratando de usar mucha creatividad puede
38

Hoy a lo lejos también
puedo decir que mi primer
paso por lo “primaria”,
fue un aprender a
convivir con maestros y
alumnos, con directores,
porteras quejándose por
el desorden. Aprendí
que en la práctica la
mejor clase la arman los
chicos; que una clase que
sería “perfecta” y para
la cual preparaste día y
noche mucho material,
tratando de usar mucha
creatividad puede ser un
fracaso…Y que un tema
que pensabas que iba a
pasar “volando” abre un

Voces desde la escuela
ser un fracaso…Y que un tema que pensabas que iba a pasar “volando” abre un montón de interrogantes que te permiten trabajar
los “temas transversales”.

Por sobre todas las cosas, conocí a diez personitas que me
dieron todo su amor, respeto, dulzura, ingenuidad y momentos
hermosos que siempre van a quedar en mi corazón.

Como ven, el objetivo de esta narrativa no es contar algún
acontecimiento particular ocurrido en un momento, sino ahora
que pasaron unos meses de esta hermosa experiencia, hacer un
pequeño balance de lo que significó todo esto para mí.

39

Voces desde la escuela
Buenas
intenciones
truncas
Karina Pahola Muñoz


En una de mis experiencias de prácticas docente, antes de
recibir mi título, me tocó vivenciar un momento desagradable.
Comencé mi clase, recuerdo que el tema era la familia del

400 y un subgrupo trabajaba la familia del 100, una alumna pasó
al pizarrón a continuar una banda numérica y no podía resolver
la consigna.

En ese momento se levanta un compañero y escribe la respuesta, la niña se enoja y el nene le pega.

Sentí impotencia, malestar de no saber qué hacer, cómo
actuar y si actuaría o no de la manera correcta.

¿Qué hice? .Tranquilicé a la alumna y me acerqué al nene
que se había sentado y le dije que no debió actuar así, que las
cosas no se solucionan de esa manera y que el ejercicio lo debía
resolver la compañera, no él.

Continué la clase, al tocar el timbre me encontré con la
docente de grado y me cuenta que el alumno en cuestión estaba pasando por una situación familiar difícil ya que su mamá se
encontraba pasando por una enfermedad terminal y le quedaba
poco tiempo de vida.
40

Voces desde la escuela

Entonces pensé cómo actúo, cómo me dirijo a él, pero no
tuve oportunidad de poner en práctica alguna estrategia ya que el
alumno faltó hasta que finalicé mis prácticas.

Junto a los contenidos también enseñamos a transitar y procesar experiencias de vida. Al acompañar, contener, actuar se produce una transmisión de afecto, valores y pautas de conducta social.

Constantemente tenemos un desafío al intentar oponer la
violencia al diálogo, apostar a la serenidad y a la justicia. Pero no
debemos bajar los brazos se debe continuar contribuyendo con el
granito de arena, día a día.

La imposibilidad de poner en práctica una estrategia es como
una hoja en blanco, es una pregunta sin respuesta. No importa la
circunstancia siempre se debe tratar de revertir la situación y para
ello debemos involucrarnos. Eso cuesta, no estamos acostumbrados, no debemos tener miedo de ser, formar parte de algo. Debemos hacer que no se sientan solos.

41

Voces desde la escuela
Callaqueo,
un lugar
en mi vida
María Elba Ceja


Al poco tiempo de ser maestra, me designan para la Escuelita de Personal Único Nº 109 de El Callaqueo, provincia de La Pampa, en un lugar considerado zona inhóspita. Con una hija de un
año y embarazada de mi otra niña y tantos planes de cosas por
hacer, partí hacia mi nuevo destino en un camión que llevaba la
mudanza y que su altura chocaba con los montes del lugar…

Recorrimos interminables kilómetros en caminos vecinales,
entre piedras y arenales, también pasamos varias salinas, algunas
abandonadas. Al fin llegamos, parecía ayer que la había visto por
última vez. En la tranquera de entrada a la escuela me esperaba
una imagen muy familiar, el mismo mástil y el mismo jardín de
margaritas y “culos de perros” (nunca supe si se llamaban así o
así las nombró mi madre) aunque un poco abandonado. Al entrar
al aula, sentí frío y eso que los 38 grados de aquel mes de marzo
quemaban, las antiguas cortinas verdes y el almohadón de crochet
que ella había inventado, todavía estaban… Me inundaron las lágrimas de la nostalgia, ¡volvía a dar clase a la escuelita donde yo
terminé mi 7º grado de la mano de mi madre y maestra rural!
42

Voces desde la escuela

Como hacía ella, comencé a limpiar, sacar yuyos, ventilar y
baldear. Hachar leña, acarrear agua y sacudir y ordenar. Pintar el
pizarrón y ordenar los libros y preparar el aula, adornarla para el
comienzo de año… Al día siguiente, como hacía ella, recibí a mis
niños de brazos abiertos tratando de convencer a los más asustados que todo estaría bien. Mis alumnos serían en gran parte, hijos
de mis compañeros de escuela, cuánta emoción al vernos y reconocernos, fue un día cargado de sorpresas.

Vestía a diario un delantal blanco, blanco por unas horas,
hasta que el tizne de la vieja cocina a leña, comenzara también a
hacer garabatos. Toqué la campana, y una vez que nos presentamos, mis doce alumnos y yo, nos formamos y comenzamos a recitar: “Banderita mía del color del cielo, por ser tan patriota, te
quiero, te quiero”… y se soltaron unas gotas de mis ojos como le
pasaba a ella… Me encontré diciendo “Buenas tardes niños” (y con
su mismo timbre de voz!), como lo hacía ella. Y en ese primer día,
como todos los demás días, preparé la masa para el pan casero, y
mientras amasaba “tomaba lecturas” y amasaba sueños… como
lo hacía ella, mi madre.

Siempre estuve convencida que había y hay mucho por hacer desde nuestro difícil, pero fantástico lugar de educadores, pues
como dice Teresa Parodi:

“…busco mirarme en los parecidos y hombro con hombro
con ellos, sigo amando el cielo que compartimos, créanmelo”.
43

Vestía a diario un delantal Voces desde la escuela
blanco, blanco por unas
Esos niños crecieron, y yo crecí junto a ellos… Cae la tarde,
horas, hasta que el tizne el sol me lo indicaba en el horizonte. Ni ellos ni yo somos los misUna sola cosa más les digo, “si volviera a nacer…volvería a ser
de la vieja cocina a leña, mos.
maestra” como ella, mi madre, mi maestra.
comenzara también a
hacer garabatos. Toqué CALLAQUEO (Pedestal de piedra en mapuche).
la campana, y una vez
que nos presentamos, mis
doce alumnos y yo, nos
formamos y comenzamos
a recitar: “Banderita
mía del color del cielo,
por ser tan patriota, te
quiero, te quiero”… y se
soltaron unas gotas de
mis ojos como le pasaba
a ella… Me encontré
diciendo
“Buenas
44
tardes niños” (y con su

Voces desde la escuela
“De todos
lados y de
ninguno”
Obdulia Martínez


Cuando decidí recomenzar mi carrera docente me sucedió
lo que a todos cuando comenzamos. Y así fui pasando una semana en una escuela, quince días en otra, veinte por aquí, diez por
allá. Hubo ocasiones en las que sentía que no pertenecía a ningún
lugar; las chicas en coordinación decían que tenía un carisma especial con los chicos porque a pesar de ser “sargentona” ellos me
apreciaban.

Un día me llamaron para cubrir una suplencia a la que una
colega había renunciado por no “poder” con el grupo ¿Lo querés?
Me preguntaron; ¡Si! respondí sin dudarlo.

Mientras llenaba los papeles para cubrir el cargo en coordinación me fueron poniendo al tanto del grupo que me tocaría. Al
terminar me encaminé hacia la escuela un poco ansiosa pensando
en lo que me esperaba. Al llegar me recibe la señora directora para
revelarme las características del curso o los cursos, porque eran
dos quinto y sexto grado de jornada completa. Luego de ponerme
al tanto de todo e informarme sobre las áreas que debía enseñar
me presento con el primer grupo. Algunas caritas sonreían con
picardía otras observaban en silencio; cundo la señora directora
45

Voces desde la escuela
terminó su presentación, le doy las gracias las caritas que sonreían
dejaron de hacerlo. Y una voz desde el fondo me interrogo:

-¿Señora usted es mala?.. Porque yo ya hice echar a una.

A lo cual respondí:

- Yo no me considero ni buena ni mala eso dependerá de
ustedes.

El día fue pasando, la señora directora cada tanto se acercaba al aula en la cual me encontraba porque al oír mi voz pensaba
que pasaba algo, al darse cuenta que era mi tono normal, se fue
tranquilizando. Para el segundo día la dueña de aquel interrogante del día anterior, llegó en una actitud desafiante pegándole a
los compañeros tratándolos de forma grosera. Por lo cual le pido
que se tranquilice y se siente, de manera muy grosera me mandó
al caparazón de un molusco, pero refiriéndose a las partes íntimas
de mi abuela. Con la paciencia que me caracteriza le conteste “ ¡y
si todavía existe, porque hace mas de treinta años que se murió,
esta diez metros bajo tierra ya ni los pelos le deben quedar!” Sus
compañeros al oír mi respuesta se largaron a reír, ella al verse impotente se largó a llorar y luego se escapó de la escuela. Decido
informar a la policía lo sucedido vía teléfono pidiendo que la restituyan al establecimiento.

En ese ínterin suceden varias cosas, la llegada de un hombre mayor que se presenta como “amigo” de la nena que pide hablar con la docente a cargo. Lo invito a pasar y a esperar que llegue
46

El día fue pasando, la
señora directora cada
tanto se acercaba al aula
en la cual me encontraba
porque al oír mi voz
pensaba que pasaba algo,
al darse cuenta que era
mi tono normal, se fue
tranquilizando. Para
el segundo día la dueña
de aquel interrogante del
día anterior, llegó en
una actitud desafiante
pegándole
a
los
compañeros tratándolos
de forma grosera. Por
lo cual le pido que se
tranquilice y se siente,
de manera muy grosera

Voces desde la escuela
la policía trayendo de vuelta a la niña al establecimiento. Se pone
muy nervioso me dice que no y procede a retirarse. Toca el timbre
para el recreo, salimos al patio y las amigas de la nena hablan entre ellas, me miran con odio. Transcurren las horas la policía llega
y trae de vuelta a la menor.

La directora nos reúne a ambas para informarse de lo sucedido, le comento todo lo pasado y me informa que puedo retirar
del aula a la menor para que trabaje mis áreas con ella. Ella cuestiona lo dispuesto y agrega:

- Yo voy a trabajar en el aula.

A lo cual respondí:

- No señorita!, usted en mis horas trabajará en la dirección,
hasta que comprenda que su comportamiento dentro del aula no
es el correcto.

Concluyó la jornada y se fue sin saludarme, como enojada
por no haber logrado desestabilizar mis convicciones.

Al tercer día llego a la escuela y mis alumnos me miraban de
una manera diferente, con respeto y cariño. La alumna en cuestión
también venía con otra actitud. Se acercó, pidió hablar a solas conmigo, se disculpó y me dijo que el día anterior ella estaba enojada
por algo que le había pasado, que la perdonara y que quería volver al aula. Luego de acordar las pautas correspondientes regresó
con los demás para continuar con las tareas.

47

Voces desde la escuela

Cuando llegó el viernes nos informan que continuaremos
juntos por un mes más, el cual transcurre muy rápido. Sin darnos
cuenta nos estábamos despidiendo con muchas lágrimas pero con
la promesa de seguir en contacto. Han pasado ya cuatro años de
aquello y aún hoy al encontrarme con algunos de los alumnos renace en nosotros ese cariño tan lindo que surgió en esos días.

Hoy siento que no pertenezco a una escuela en especial sino
a cada una en las cuales he trabajado.

48

Voces desde la escuela
Dulce
sanción

Luciana Beck


Cuando estudiaba para ser docente soñaba en cómo iba a
ser el primer día frente a los alumnos, estaba llena de ilusiones,
miedos e incertidumbre.

El día llegó...Fue un 28 de mayo, era una mañana fría, tomaba mates, cuando sonó aquel día el teléfono. Sin saber quién era
atendí el llamado y una voz me preguntaba si quería la suplencia;
sin dudarlo acepté...

Los nervios aumentaban a medida que llegaba a la escuela,
donde fuí designada.

Era en primer ciclo, segundo año.

Al llegar me esperaba la directora, quién me recibió atentamente; pero entre sus primeras palabras dijo: “es un grupo pequeño, doce alumnos, pero tienen algunos problemitas de conducta,
especialmente Matías, cualquier cosa me llamás”.

Al ingresar al aula todo parecía estar tranquilo, los alumnos
permanecían en sus bancos, nos presentamos, pregunté sus nombres y todo se desarrollaba con total normalidad.

Luego del primer recreo, que era alrededor de las 9 de la
mañana, todo comenzó a cambiar…Los pequeños tenían una con49


Documentos relacionados


Documento PDF cd noveles
Documento PDF propositos
Documento PDF cuadernillo 2014
Documento PDF identificacio n de necesidades de formacio n
Documento PDF pem2005
Documento PDF funci n social del docente


Palabras claves relacionadas