Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



REFLEXIONES la casa hacienda ANGOSTURA .pdf



Nombre del archivo original: REFLEXIONES-la casa hacienda ANGOSTURA.pdf

Este documento en formato PDF 1.5 fue enviado en caja-pdf.es el 30/01/2013 a las 12:41, desde la dirección IP 190.237.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2278 veces.
Tamaño del archivo: 1.7 MB (5 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


LA CASA HACIENDA “ANGOSTURA”
ESCRITO POR: SUSAN CARMEN LOAIZA MOSTAJO

REGISTRO FOTOGRAFICO PROPIO

Camino a Saylla reposa una casa que siempre llamó mi atención desde que era muy
pequeña, recuerdo que pensaba que esa casa era muy misteriosa hasta pensé que esta
embrujada, entonces mi curiosidad me llevó a investigar acerca de este misterio. Acudí
a mis padres, familiares, conocidos, pero no fue hasta que llegué a vivir la vida
universitaria, donde recolecté la mas valiosa información acerca de esta casa. Junto con
mi curiosidad crecía mi preocupación al ver que esta casa se estaba cayendo poco a
poco, entré en ella dos veces la primera con el permiso de sus propietarios y la
segunda, al negarme ellos la entrada, me las ingenie para entrar a hurtadillas, mi
curiosidad se transformó del todo en la mas profunda preocupación.

…UN MUDO TESTIGO…
Si las viejas paredes de este recinto hablaran, seguramente nos contarían las historias
de sus numerosos dueños; el patio de esta casa, así como los grandes salones vieron
pasar a más de un visitante. Cuentan los historiadores que incluso el famoso trío Los
Panchos, fue el anfitrión de una de las tantas fiestas que solía darse en la casona. Hoy
en día, este lugar deja ver en sus muros el paso de los años, pero a pesar de esto
sigue siendo un mudo testigo de sus eventuales inquilinos, pobladores del lugar que
festejan en sus ambientes alguna fiesta patronal, curiosos que entran en sus salones
esperando encontrar algún fantasma del pasado o quizá solo una historia que contar,
algunas veces la capilla del lugar es cómplice mudo de alguna plegaria o algún llanto
que se topa con el piso de la madera desgastada.
Atrás quedaron las grandes fiestas que se daban en este lugar, ya no vienen más
viajeros a caballo a reposar en las habitaciones finamente alfombradas y forradas con
papel tapiz traído del extranjero, ahora las paredes se van quedando desnudas dejando
ver su corazón de barro. Lejos en el tiempo se encuentran los lujos que rodearon a los
habitantes de esta casona, de aquellos finísimos acabados en los cuartos de baño no
queda ni el más mínimo recuerdo.

…DUEÑOS, SUCESIONES Y DECICIONES…
Históricamente este monumento tiene sus cimientos en la época incaica, ya que se han
descubierto evidencias de la canalización de tramos del río que se encuentra en sus
cercanías. Posiblemente se ubicaba el Ceque llamado GUAYRA. Más tarde, en la
época colonial, la propiedad habría pasado al poder del Almirante Francisco Alderete
Maldonado, seguido por El Conde
De La Laguna, quien fue propietario
de la hacienda durante la segunda
mitad del siglo XVII hasta la
segunda

mitad

del

siglo

XVIII

(1743). Años después fue adquirida
en un remate de bienes por la
Orden

de

San

Agustín

quien

posteriormente vendió la hacienda.

En esta foto, realizada por encargo de los, Chambi pone a los hacendados junto
a los jefes militares y eclesiásticos, pero debajo, en primer plano, sitúa a los
indígenas, al pueblo a que él se debe.

La familia Astete – Núñez

la conservó durante 21 años a través de sucesiones

hereditarias. Posteriormente fue transferida a través de una venta a favor del Obispo
cuzqueño Eugenio Mendoza, quien en 1853 la dono a sus parientes La Huerta –
Novoa; de mano de estos últimos paso, vía venta, a Francisco
A

mediados

del

siglo

XIX

es

otorgada

al

colegio

Guerra.

Educandas.

Finalmente pasa a ser propiedad del Tesoro Publico Peruano quien la mantuvo hasta
finales del siglo XIX. Actualmente pertenece a la Cooperativa Agraria Ramón Castilla.

…UN CURIOSO RELATO…
Un hecho que hizo noticia mundial hace varios años atrás, cuando la casa hacienda
Angostura le pertenecía a la familia Romanville, marcó parte de la historia de esta casa,
y sobre todo abarcó titulares a nivel mundial. La matriarca de los Romanville de 83 años
de edad, quien había quedado viuda, contrajo matrimonio con un joven de 27 años, está
unión marco parte de la historia, conservadora es ese entonces, noticia que dio la vuelta
al mundo entero, cuyos protagonistas formaban la larga lista de propietarios de este
inmueble.

…¿DE QUE ESTAS HECHA “ANGOSTURA”?…

Angostura está hecha no solo de elementos materiales sino sobre todo de historia.
Para la construcción se emplearon materiales propios de la región como el barro
tratado, el adobe, el bahareque y la tapia pisada. Su sistema estructural conformado por
guaduas, bambú y gran variedad de maderas con las que se edificaban sus cercas y
elementos portantes del techo y las columnas, entre los que se destacan la utilización
de los mismos en forma de pares, nudillos, y parihuelas, como sistemas básicos que
recibían las cargas axiales, cortantes y compuestas.
Una vieja torre espadaña nos da la bienvenida
cuando ingresamos a la casa, el piso del patio está
adornado con piedras de canto rodado, en sus
pasillos y paredes se puede ver el dañado papel
tapiz que seguramente alguna vez brillo de nuevo,
la carpintería luce aún la pintura con la que fue
cubierta.

REGISTRO FOTOGRAFICO PROPIO

Arcos de medio punto que forman la arquería de la loggia, adornan la fachada. En color
verde resaltan unos elementos, como si de pequeños guardianes se tratara, guardianes
que vigilan recelosos sosteniendo no solo el peso de las arquerías sino además el peso
de los años pero sobre todo, el peso del olvido. El tumbado de lona del techo viene casi
rozando el desgastado suelo.
Casi oculto ante la mirada de sus
curiosos visitantes, reposa en uno
de los muros de la logia del primer
piso, lo

que quizá sea el más

grande tesoro de esta casa y la
única muestra de pintura mural en
el

Cusco perteneciente

al Art

Nouveau, pintura que está en mal
estado
REGISTRO FOTOGRAFICO PROPIO

de

conservación,

y

seguramente en algunos años se

esfumará junto con todos los tesoros de este recinto.
La capilla ubicada en el primer nivel, es quizá uno de los salones mas visitados, sobre
todo en días de fiesta, si bien es cierto, no está abierta al público en general, este lugar,
casi escondido y poco visible, abre sus puertas a los feligreses que van de paso en días
de fiesta.
El techo, cuya estructura está hecha en madera, tiene un sistema poco usado y visto en
el Cusco, cubierta con calaminas en rojo y rematadas por pináculos de piedra
perfectamente tallados.

Angostura está hecha de historia y tradición, guarda entre sus paredes muestras
artísticas, arquitectónicas, culturales y costumbristas. Como puede ser posible que tanto
valor pase desapercibido, quizá por la ignorancia o falta de conocimiento por parte de
sus propietarios, o sea talvez la falta de interés algunas autoridades que dejan que este
monumento se caiga poco a poco.

…La historia de una agonía…

Angostura está enferma y agonizando, luce de alguna
manera otra vez con viva en días de fiesta, cuando los
viejos pasillos y el patio se convierten en salones de
reunión de furtivos danzantes y alegres lugareños, los más
escondidos rincones hacen las veces de baño. Terminada
la festividad, Angostura vuelve a su penosa agonía, una vez
más luce abandonada, y más enferma que antes. Una
nueva alfombra cubre sus suelos, platos descartables que
aún muestran restos de comida, botellas rotas y los restos
de un gran festín.

REGISTRO FOTOGRAFICO PROPIO

Las viejas habitaciones albergan a curiosos y extraños,
algunos danzantes que se quedaron dormidos de tanto
festejar producto de alegría mezclada con alcohol, al llegar
la mañana todos parten para quizá regresar para la
próxima fiesta patronal.
Angostura agoniza lentamente, cada vez le falta un vidrio
más, o le queda un arco menos, de la pintura ni hablar, ya
REGISTRO FOTOGRAFICO PROPIO

no queda casi nada, el techo se topa con el piso, debido a
tanta lluvia.
Es lamentable ver la agonía de este lugar y saber que si
nadie la “cura”, entonces Angostura morirá, no tiene
tratamiento alguno, y seguramente si no se hace nada
terminará formando parte de nuestro pasado, luego del
recuerdo y finalmente del olvido.

REGISTRO FOTOGRAFICO PROPIO

CLO!


Documentos relacionados


Documento PDF reflexiones la casa hacienda angostura
Documento PDF observaci n participante
Documento PDF notica4 astronomiavsastrologia
Documento PDF mundiales
Documento PDF el caballo de troya 4 nazaret
Documento PDF los pie


Palabras claves relacionadas