Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Yahoshua.pdf


Vista previa del archivo PDF yahoshua.pdf

Página 1 23430

Vista previa de texto


YAHOSHUA

JOSUE

2:3 El melej de Yericó Entonces le mandó a decir a Rajav: Entrega a los hombres que
vinieron a ti y entraron a tu bayit, porque han venido a espiar todo el país.
2:4 Sin embargo, la mujer había tomado a los hombres y los había escondido. Luego dijo: Es
verdad que los hombres vinieron a mí, pero yo no sabía de dónde eran.
2:5 Y al oscurecer, cuando se iba a cerrar la puerta, los hombres salieron; y no sé a dónde
se fueron esos hombres. Avancen, vayan tras ellos, que aún pueden alcanzarlos.
2:6 Ella los había llevado a la azotea y los había escondido debajo de unos tallos de lino que
había colocado en la azotea.
Yahoshua 2:7 De modo que los hombres se pusieron a perseguirlos en dirección al Yardén
hasta los vados; y tan pronto como salieron los perseguidores, cerraron la puerta tras
ellos.
2:8 Aún no se habían acostado los espías, cuando ella subió a donde ellos, a la azotea.
2:9 Les dijo: Yo sé que Yahweh les ha entregado el país a ustedes, porque nos ha caído un
temor a ustedes, y todos los habitantes del país están temblando ante ustedes.
2:10 Porque hemos oído cómo YAHWEH les secó las aguas del Mar de los Juncos cuando
salieron de Mitzraim, y lo que le hicieron ustedes a Sijón y a Og, los dos melejim
emoritas al otro lado del Yardén, a quienes ustedes destinaron al exterminio.
2:11 Cuando nos enteramos de eso, perdimos el valor, y a ningún hombre le queda aliento a
causa de ustedes; porque Yahweh el Elohé de ustedes, es el único Elohé arriba en el
shamaim y abajo en la tierra.
2:12 Ahora, ya que yo les he mostrado lealtad, júrenme por Yahweh que ustedes a cambio
le mostrarán lealtad a mi familia. Denme una señal confiable
2:13 de que ustedes perdonarán las vidas de mi padre y mi madre, de mis ajís y ajayot, y
de todos los que les pertenezcan, y que nos salvarán de la muerte.
2:14 Los hombres le respondieron: Nuestras personas responderán por ustedes, ¡aún hasta
la muerte! Si tú no descubres esta misión nuestra, te mostraremos verdadera lealtad
cuando Yahweh nos dé la tierra.
2:15 Ella los hizo bajar con una soga por la ventana porque su bayit quedaba en el borde de
afuera de la muralla de la ciudad y vivía en la misma muralla.
2:16 Ella les dijo: Váyanse a las montañas, para que los perseguidores no los encuentren.
Quédense escondidos allá tres días, hasta que vuelvan los perseguidores; después
podrán seguir su camino.
2:17 Pero los hombres le advirtieron: Quedaremos libres de este juramento que nos has
hecho tomar
2:18 cuando invadamos el territorio, ates esta soga de hilo escarlata a la ventana por la que
nos hiciste bajar. Reúne en tu bayit a tu padre, tu madre, tus ajís, y toda tu familia;
2:19 pero si alguno se aventura a salir de las puertas de tu bayit, será responsable de su
sangre, la culpa no será nuestra. Pero si se le pone una mano encima a cualquiera que se
quede en la bayit contigo, nosotros seremos responsables de su sangre.
2:20 Y si tú descubres esta misión nuestra, quedaremos también liberados del juramento
que nos hiciste tomar.
2:21 Ella respondió: Que sea como dicen ustedes. Entonces los despidió, y ellos se fueron; y
ella ató la soga escarlata en la ventana.
2:22 Ellos se fueron directamente a la serranía y se quedaron allá tres días, hasta que
regresaron los perseguidores. Y así los perseguidores, que buscaban a lo largo de todo el
camino, no los encontraron.
2:23 Entonces los dos hombres bajaron de la serranía y cruzaron el río. Llegaron a donde
estaba Yahoshua ben de Nun y le informaron todo lo que les había sucedido.

KITBE HA KODESH RESTAURADA 5994

533