Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



tomate leche pecho.pdf


Vista previa del archivo PDF tomate-leche-pecho.pdf

Página 1 2 3 45620

Vista previa de texto


Sigue protegiéndolo
después del parto
¿POR QUÉ LACTANCIA MATERNA?

La leche materna es el mejor alimento que
una madre puede ofrecer a su bebé desde el momento de nacer hasta que ambos lo deseen. No solo considerando su
composición, sino también en el aspecto
emocional, ya que el vínculo afectivo que
se establece entre una madre y su bebé
amamantado constituye una experiencia especial, singular e intensa. Existen
sólidas bases científicas que demuestran
que la lactancia materna es beneficiosa
para el bebé, para la madre y para la sociedad en todos los países del mundo.
Protege al bebé de enfermedades.
La leche materna contiene todo lo que el
bebé necesita durante los primeros meses
de la vida y junto con otros alimentos, a
partir de los 6 meses de vida, también sigue
nutriendo y protegiendo. Protege al lactante
frente a muchas enfermedades tales como
catarros, bronquiolitis, neumonía, diarreas,
otitis, meningitis, infecciones de orina, enterocolitis necrotizante o síndrome de muerte
súbita del lactante, mientras el bebé está
siendo amamantado; pero también le protege de enfermedades futuras como asma,
alergia, obesidad, enfermedades inmunitarias como la diabetes, la enfermedad de
Crohn o la colitis ulcerosa y enfermedades
relacionadas con la arterioesclerosis o la
hipertensión en la edad adulta y además,
favorece el desarrollo afectivo e intelectual.
2 | 3

Ayuda a la recuperación después del parto. Los beneficios de
la lactancia materna también se extienden a la madre. Las mujeres
que amamantan pierden el peso ganado durante el embarazo más
rápidamente y es más difícil que padezcan anemia tras el parto,
también tienen menos riesgo de hipertensión y depresión postparto. El riesgo de osteoporosis y de padecer cáncer de mama y de
ovario son menos frecuentes en aquellas mujeres que amamantaron a sus hijos por tiempos prolongados.
Es ecológica, higiénica y económica. Desde otro punto de vista,
la leche materna es un alimento ecológico puesto que no necesita
fabricarse, envasarse ni transportarse, con lo que se ahorra energía
y se evita contaminación del medio ambiente. Y también es económica para la familia, que puede ahorrar cerca de 600 euros en
alimentación en un año.