Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



CARLITOS PRESA DE CRISIS NERVIOSA.pdf


Vista previa del archivo PDF carlitos-presa-de-crisis-nerviosa.pdf

Página 1 2 3 4 5

Vista previa de texto


ESTEBAN FARFÁN ROMERO

EL DEDO EN LA LLAGA

Carlitos presa
de crisis nerviosa
Cuando una persona ha perdido el control de si
mismo, es porque ha ingresado a una fases de crisis nerviosa muy aguda que se torna muy peligrosa
porque la persona reacciona de manera impredecible y destructiva.
Cuando una persona se encuentra en soledad, confundida, deprimida, agresiva, tiene
actitudes ilógicas y aspecto de
no controlar sus actos, se suele diagnosticar la existencia de
una crisis nerviosa. En la mayoría de los casos no existen
problemas físicos en el sistema nervioso, sino que se produce una interrupción transitoria en su capacidad para
funcionar de forma armónica
como una entidad, conformada por cuerpo y mente, ante el
medio exterior y en lo referente a las manifestaciones de la
conducta.

Ha sorprendido sus
declaraciones chabacanas y patoteras,
porque Carlitos Brú
es conocido por ser
reservado, de pocas
palabras y escurridizo para la pelea pública.

Una persona que sufre una
crisis nerviosa puede muy bien
perder el control de sus emociones, aunque conserve su
actividad mental. Con frecuencia se producen ciclotimias, o excesivos y rápidos
cambios de humor, y pueden sucederse explosiones
@EstebanFarfanR

coléricas con períodos de calma e indiferencia. En el
caso de una crisis psicótica se presenta una alteración profunda del raciocinio, alucinaciones, pérdida
de la coherencia al hablar y desconexión perceptiva
con el medio circundante.
La neurosis es un trastorno funcional que se manifiesta
con la impotencia de la persona que la padece para responder de forma equilibrada ante
la ansiedad o los conflictos internos.
Las personas que padecen
neurosis de ansiedad la manifiestan a través de una tensión
constante, con sensación de
fatiga, aprensión e indecisión,
además de inquietud e irritabilidad, que pueden desembocar en actitudes agresivas.
Las reacciones físicas en estos
casos pueden ser temor, taquicardia, hipertensión, tensión
muscular permanente y sudoración abundante, aunque también pueden aparecer náuseas,
vómitos, diarrea, insomnio y
variaciones del apetito. Este
tipo de neurosis puede tratarse con tranquilizantes y sesiones de psicoterapia.

efarfan@elquebracho.com.bo

www.farfanopina.blogspot.com