Tercera de LA LIBERTAD.pdf


Vista previa del archivo PDF tercera-de-la-libertad.pdf


Página 1 2 3 4 5 6 7 8

Vista previa de texto


Libro de la Libertad

Vete con la Muerte total, emisario de la rebelión contra DIOS SIN NOMBRE Y SIN FIN:
¡vete fuera! porque no eres de la Revelación del Templo 14:15 de DIOS: “Y del Templo de la
Luz salió otro ángel, clamando a Gran Voz al Señor de Días que Estaba Sentado sobre la nube:
Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la Tierra está madura. Y
el Señor metió su hoz en la Tierra, y la Tierra fue segada”… vete lejos de nuestra Luz,

que se escribe dentro de ti mismo

para que sólo

, quede sobre la Tierra; porque estos son los que conocen al DIOS
VERDADERO, del que vine a entregar Sus Semillas…
Vete lejos: apartado de los que buscan liberación verdadera, cual Parravicini dictó para este
momento: “El hombre, el hombre "mundo" desconcertado que dentro del general ambiente
confundido ante el laberinto planteado, presentador de diferentes caminos en hora tan terrible y
crucial. Temeroso con ausencia total de vista, lamentoso se retirará de los templos, escapando a
luchas espirituales infundadas a los reiterados cambios de religiosas normas no comprendidas, se
alejará en languideces, sufriendo la íntima sensación de la inhospitalidad del hogar vacío.
Manchará más no olvidará a Dios.
Un día, en un día día, en ese día día... un hombre humilde, desde el montón de humildes en espera
aparecerá y dirá:
vengo porque es la hora del humilde en
humildad. Es la humildad en su cualidad sentida, llegado es ya el instante de la humildad en la
humildad misma. Christo fue humilde de nacimiento y de ser. Christo camino humildemente, habló
en decires humildes y murió en la humilde Cruz, caminemos hermanos, como Él lo hizo, hablemos
como Él habló, digamos lo que Él bien dijo, y tratemos de terminar en la humilde Cruz, en la Cruz,
más no en la de muerte, más si en la de Christo. Él en ella murió
por ello, resucitemos,
porque estamos muertos, resucitemos ante la Cruz Orlada que llegó y nos contempla,

”…
Vete con la Segunda Muerte y desaparece para siempre;

Por tanto, Yo te aconsejo que de Mí compres oro refinado en El Fuego del Cristo, para que seas
rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge
tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y
arrepiéntete. He aquí, Yo Estoy a la puerta y llamo; si alguno oye Mi Voz y abre la puerta, Entraré
a él, y cenaré con él, y él Conmigo. Al que venciere, le daré que se siente Conmigo en Mi Trono, así
como Yo he vencido, y me he sentado con Mi Padre en su Trono. El que tiene oído, oiga lo que el
Espíritu enseña a las iglesias”

El Sembrador de la Luz Eterna

Reina del Sur, 9 de abril 2016

(A la manada pequeña; tradúzcase a todos los idiomas y envíese al mundo por las redes sociales)

8