COMO AYUDAR A LOS NIÑOS A RENDIR MEJOR EN LOS EXAMENES.pdf


Vista previa del archivo PDF como-ayudar-a-los-ni-os-a-rendir-mejor-en-los-examenes.pdf


Página 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Vista previa de texto


Cómo ayudar a los niños a rendir mejor en los exámenes

Sobreponiéndose a la tensión antes de las pruebas
Es normal que los niños se pongan un poquito nerviosos antes de una prueba importante, pero
hay muchos estudiantes que sufren de excesiva ansiedad. Se preocupan tanto cuando deben
rendir un examen que su desempeño se ve afectado negativamente. Si bien puede ser muy útil
decirle a su hijo que se relaje o deje de preocuparse, existen otras cosas que podría hacer para
ayudarle a eliminar esos nervios previos a la prueba. Por ejemplo:
• Compruebe que su hijo estudie en varias sesiones. El verdadero aprendizaje requiere de tiempo para estudiar, repasar
y pensar en el contenido. Y saber bien el material es la mejor
manera de reducir la ansiedad y los nervios.
• Sugiérale a su hijo que evite estudiar todo de golpe la
noche antes del examen. Hacerlo simplemente resulta en un
aumento en el nivel de ansiedad, lo que puede interferir en su
capacidad de razonar. Lo mejor que su niño puede hacer el
día antes del examen es revisar la materia y luego dormir bien
por la noche.
• Muéstrele a su hijo cómo relajarse. Algunos chicos hallan
que es muy útil cerrar los ojos y respirar profundamente un
par de veces antes de comenzar la prueba. A otros les gusta visualizar un lugar relajante, tal
como un sendero en el bosque. Anime a su hijo a tener un punto de vista positivo. Pídale que
se imagine a sí mismo rindiendo bien en el examen.
• Recuérdele a su hijo que las notas en las pruebas no lo son todo. También hay otras cosas
que son muy importantes—por ejemplo, tener buena asistencia, una actitud positiva y entregar
sus tareas a tiempo. Las calificaciones de las pruebas son sólo una parte de la nota final.
• Ayude a su hijo a considerar la situación bajo la perspectiva apropiada. Compruebe que él
sepa que si bien usted quiere que lo haga lo mejor que pueda, no es necesario que sea el mejor.
Tranquilícelo diciendo que el cariño que le tiene no depende de las notas que obtenga en la prueba.

Compruebe que su hijo sepa cómo estudiar eficientemente
El verdadero secreto para que su hijo triunfe a la hora de los exámenes—y en la escuela en general—
radica en establecer buenos hábitos de estudio. Desarrollarlos requiere:
• Organización. Enséñele a su hijo a usar un cuaderno y un calendario para programar su
horario de estudio. También puede ser muy útil hacer listas diarias de “cosas por hacer.”
• Participación. Su hijo deberá escuchar en clase y tomar buenos
apuntes. Si está confundido, no debe tener miedo de hacer preguntas.
Compruebe que él entienda que si está confundido, lo más probable es
que haya otros estudiantes que tengan las mismas dudas que él.
• Dedicación. Hacer las tareas debe convertirse en una parte de la rutina diaria de su hijo. Ayúdele a encontrar un lugarcito tranquilo y
cómodo donde pueda estudiar. Si no tiene una tarea específica todos los
días, podría usar ese tiempo para practicar y repasar una vez más.
• Repaso. Su hijo debería pasar por lo menos una parte del día
repasando lo que ya ha estudiado. Puede releer los capítulos anteriores
o darle una miradita a los apuntes que tomó en la clase, por ejemplo.
• Correcciones. Pídale a su hijo que corrija las preguntas que sacó mal en sus pruebas o
tareas. Esto refuerza el aprendizaje y asegura que tenga la información correcta.

6