Rio Corneja.pdf


Vista previa del archivo PDF rio-corneja.pdf


Página 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Vista previa de texto


ANEJO 3. ZONAS PROTEGIDAS

Código: 67

Nombre: Río Corneja.

3. VALORES DE INTERÉS
Valores biológicos:
Desde la cabecera hasta Villafranca de la Sierra es un río de media montaña, con una cabecera despejada de
vegetación de ribera y un tramo más bajo con una abundante y bien poblada vegetación de ribera que está formada,
fundamentalmente, por sauces (Salix atrocinerea), fresnos (Fraxinus angustifolia) y chopos (Populus nigra y P.
tremula) a los que acompañan nogal (Juglans regia), madreselva (Lonicera periclymenum), rosa silvestre (Rosa
canina) y saúcos (Sambucus ebelus y S. nigra).
Las formaciones adyacentes al bosque ripario predominantes son o bien piornales, dominado por Cytisus purgans
acompañado por Genista cinerascens, G. florida y Cytisus scoparius, o bien la mezcla de leguminosas (C.
scoparius, G. cinerascens, G. florida) y jaras (Cistus laurifolius, C. ladanifer, Halimiun sp.). En ocasiones aparecen
también matorrales más o menos abiertos de piorno y enebro rastrero, incluso helechares mezclados con un
matorral de labiadas.
La riqueza de vegetación asociada al cauce también es notable: equisetos (Equisetum arvense y E. hyemale), cárices
(Carex flacca, C. leporina y C. muricata subsp. lamprocarpa), juncos (Juncus articulatus, J. bufonius, J. effusus, J.
squarrosus y J. striatus), menta (Mentha pulegium), acibuta (Oenanthe crocata), ocas (Ranunculus peltatus, R.
penicillatus y R. repens), entre otras especies.
La comunidad de aves, especialmente de rapaces, como milano negro (Milvus milvus), milano real (Milvus
migrans), buitre leonado (Gyps fulvus), águila real (Aquila chrysaetos), halcón peregrino (Falco peregrinus) o búho
real (Bubo bubo) y paseriformes, entre los que destacan cogujada montesina (Galerida theklae), pechiazul (Luscinia
svecica) o curruca rabilarga (Sylvia undata), tiene gran valor ecológico. Otras aves asociadas al propio cauce, como
martín pescador (Alcedo athis) y mirlo acuático (Cinclus cinclus) están presentes y son objeto de especial
protección.
La topografía es de amplios contrastes lo que incrementa notablemente la diversidad y riqueza ecológica.
Desde Villafranca de la Sierra hasta el final del tramo propuesto el río pierde la pendiente y se convierte en un río
de llanura con las riberas muy alteradas compuestas por una línea intermitente de chopos y, más raramente, sauces
y fresnos. Las praderías y cultivos adyacentes ejercen gran presión sobre la vegetación de ribera eliminándola en
algunos tramos. El fuerte estiaje que sufre en este tramo, provoca un descenso acusado en la calidad del río. Por
este motivo la propuesta a Reserva Natural Fluvial no se extiende aguas abajo de esta población.
Se desconocen las características de la comunidad de peces en este río.
Hay constancia de rastros de nutria (Lutra lutra), catalogada como especie de interés especial por el Real Decreto
439/90, por el que se regula el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y de interés comunitario según la
Directiva Hábitat, aprobada por la CE el 21 de mayo de 1992.
Valores hidromorfológicos:
El alto Corneja conforma el eje de drenaje del valle de Piedrahita, fosa tectónica terciaria de dirección
prácticamente este-oeste, rellena por materiales arenosos arcósicos, y localizada en la parte norte del Sistema
Central. En la fosa, el Corneja (Bajo y Medio) presenta un trazado poco sinuoso y predominantemente este-oeste,
formando un valle circundado por cresterías norte (a 1.500-1.600 m) y sur (Sierra de Piedrahita, a 1.400-2.000
m) que convergen hacia el este, en el puerto de Villatoro (1.399 m). Al este (antes de penetrar en la fosa) el
Alto Corneja constituye el tramo considerado en este estudio.
El Alto Corneja tiene unos 12 km de longitud y se desarrolla en las laderas montañosas (de naturaleza granítica)
localizadas inmediatamente al suroeste del puerto de Villatoro. El río labra un valle en “V”, más o menos abierto,
de unos 4 km de anchura entre las líneas de cumbres que lo limitan. Presenta trazado promedio variable entre NOSE y ENE-OSO (en este último caso, probablemente condicionado por la fracturación dominante), de poco sinuoso
a meandriforme encajado. Su lecho puede ocupar la mayor parte de su fondo, que está constituido por afloramientos
rocosos entre sectores con depósitos gruesos (gravas y, progresivamente más importantes hacia arriba, bloques).
Los afluentes del Corneja muestran características geo e hidromorfológicas semejantes a las del río principal.
En el conjunto del tramo considerado, el Corneja es un curso de media-baja montaña y transicional a las partes
medias de la cuenca, con un perfil longitudinal cóncavo.
Página 2 de 5

Plan hidrológico de la parte española de la demarcación hidrográfica del Duero