Mitología Nórdica y otros .pdf



Nombre del archivo original: Mitología Nórdica y otros.pdf
Autor: ck

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por Adobe Acrobat Pro 11.0, y fue enviado en caja-pdf.es el 08/05/2020 a las 13:37, desde la dirección IP 192.241.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1385 veces.
Tamaño del archivo: 34.4 MB (1340 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


Página 1

Odín, Dios de la sabiduría, la guerra y la muerte.

Página 2

Thor, hijo de Odín, Dios del trueno, Campeón Æsir.

Página 3

Mitología nórdica
Los dioses nórdicos eran mortales, y solo a través de las manzanas de Idunn podían esperar vivir
hasta el Ragnarök.
La mitología nórdica o escandinava comprende la religión, creencias y leyendas de los pueblos
escandinavos, incluyendo aquellos que se asentaron en Islandia, donde las fuentes escritas de la
mitología nórdica fueron reunidas.
Es la versión mejor preservada de la antigua mitología germana, común a todos los pueblos germanos,
que también incluye la estrechamente relacionada mitología anglosajona.
La mitología germana, a su vez, ha evolucionado de una mitología indo-europea que era más
temprana.
La mitología nórdica era una colección de creencias e historias compartidas por los pueblos germanos
septentrionales.
Es importante señalar que esta mitología no era compartida por los pueblos nórdicos de etnia urálica
(fineses, estonios y lapones) ni báltica (letones), quienes poseían una propia.
No era una religión revelada, pues no había una verdad entregada por los divinos a los mortales (a
pesar que tiene relatos de personas normales aprendiendo las historias de los dioses de una visita de,
o a, ellos), y no tenía un libro sagrado.
Esta mitología era transmitida oralmente en forma de una larga y regular poesía.
Dicha transmisión continuó durante la era vikinga, y nuestro conocimiento sobre ella está basado
principalmente en las Eddas y otros textos medievales escritos durante o después de la cristianización.
En el folclore escandinavo, estas creencia duraron mucho tiempo, y en algunas áreas rurales algunas
tradiciones han sido mantenidas hasta hoy.
Otras han sido recientemente revividas o reinventadas como el neopaganismo germano.
La mitología también ha permanecido como inspiración en la literatura así como en producciones
escénicas o películas.
La mayor parte de esta mitología fue transmitida oralmente, y mucha se perdió.
Sin embargo, algo de ella fue capturada y grabada por eruditos cristianos, particularmente en las
Eddas y la Heimskringla de Snorri Sturluson, quien creía que las deidades pre-cristianas eran hombres
y mujeres en lugar de demonios.
También está la Gesta Danorum (“Historia Danesa”) de Saxo Grammaticus, donde, no obstante, los
dioses nórdicos son fuertemente evemerizados.
La Edda menor o prosaica fue escrita a principios del siglo XIII por Snorri Sturluson, quien era un
destacado poeta, un lagman y un diplomático islandés.
Se puede ver ante todo como un manual para aspirantes a poeta.
Contiene explicaciones en prosa de los "kenningar" tradicionales, o metáforas comprimidas halladas en
la poesía.
Estos recuentos en prosa hacen que los diversos relatos de los dioses nórdicos se organicen
sistemática y coherentemente.
La Edda poética (también conocida como "Edda mayor"), fue puesta por escrito unos 50 años después
de la Edda prosaica.
Contiene 29 largos poemas, de los cuales 11 tratan acerca de las deidades germánicas, y el resto con
héroes legendarios como Sigurd el volsungo (Siegfried en la versión alemana conocida como Cantar
de los Nibelungos).

Página 4
Aunque algunos estudiosos piensan que fue escrita después que la otra Edda, el lenguaje y las formas
poéticas utilizados en los cuentos hacen presumir que su origen se remonta a varios siglos antes de su
transcripción.
Junto a estas fuentes, hay leyendas que sobreviven en el folclore escandinavo.
Algunas de éstas pueden ser corroboradas con leyendas que aparecen en otras literaturas
germánicas, por ejemplo, la historia narrada en la Batalla de Finnisburg anglosajona, y muchas
alusiones a cuentos mitológicos en Déor.
Cuando varias referencias parciales y narraciones sobreviven, los estudiosos pueden deducir la
leyenda original.
Adicionalmente en Escandinavia hay cientos de topónimos relativos a deidades.
Unas pocas inscripciones rúnicas, como en la estela o Piedra de Rök y el amuleto de Kvinneby, hacen
referencias a la mitología.
También hay varias runas e imágenes en piedra que describen escenas de la mitología nórdica, como
el viaje de pesca de Thor, escenas de la Saga Volsunga, Odín y Sleipnir, Odín siendo devorado por
Fenrir, e Hyrrokin cabalgando hacia el funeral de Baldr.
En Dinamarca, una imagen en piedra describe a Loki con rizados mostachos y labios cosidos, y la cruz
Gosforth británica muestra varias imágenes intrigantes. También hay imágenes más pequeñas, como
figurines describiendo al dios Odín (con un ojo), Thor (con su martillo) y Frey (con su falo erecto).

Cosmología Nórdica
Representación del mundo según la mitología nórdica.
En la mitología nórdica el mundo está representado como un disco plano.
El disco está situado en las ramas del árbol del mundo Yggdrasill, que sostenía los nueve mundos.
En él habitaban varias criaturas, como un dragón llamado Nidhogg en las raíces, que, royéndolas,
quería derribar a Yggdrasill (consiguiéndolo en el Ragnarök), un águila que habita en la rama más alta,
y desde ahí vigila los nueve mundos.
A su vez tiene un halcón llamado Vedrfölnir en el entrecejo, que vigila los movimientos del águila.
Además hay una ardilla llamada Ratatöskr que corretea de las raíces a la copa llevando noticias falsas
del dragón al águila, y viceversa, sembrando la discordia entre ellos.
Asgard, la región alta del cielo, (as- indica áss/Æsir, gard es asentamiento o residencia), donde vivían
los dioses, estaba localizado en el centro del disco, y solamente podría llegarse hasta allí caminando
por el arco iris (el puente Bifröst, guardado por Heimdallr, quien estaba provisto de un gran cuerno con
el que avisaba cada vez que un Æsir (dioses del panteón de la mitología nórdica) o un Vanir lo
cruzaba.
Los gigantes/gigantes del hielo vivían en un lugar llamado Jötunheimr.
Una fría y oscura morada llamada Niflheimr era regida por Hela, hija de Loki.
De acuerdo a la Edda prosaica, esta era el lugar último de residencia de la mayoría de los muertos.
Estaba situado en un algún lugar al sur del ardiente reino de Muspellheim, hogar de los gigantes de
fuego.
Entre otros reinos que componen esta cosmología se destacan Ālfheimr, hogar de los elfos de luz
(ljósálfar), Svartalfheim, hogar de los elfos oscuros.
En medio de Asgard y Niflheimr se encontraba Midgardr,la región baja del cielo, el mundo habitado por
los humanos (véase Tierra Media).
La cosmología de la mitología nórdica incluye un fuerte componente de dualidad.

Página 5
Por ejemplo el día y la noche tienen sus contrapartidas mitológicas Dagr/Skinfaxi y Nótt/Hrimfaxi, el sol
y el lobo que la persigue (en esta mitología "el" sol es femenino y "la" luna, masculina), trayendo la
oscuridad Sol y Sköll, la luna y el lobo que le persigue Máni y Hati, y la oposición total entre Niflheimr y
Muspellheim que da origen al mundo.
Esto puede verse reflejado en una profunda creencia metafísica en los opuestos para la creación del
universo.

Seres sobrenaturales
Hay tres clanes de deidades, los Æsir, los Vanir y los Jotun (llamados “gigantes” en este artículo).
Los Æsir
Los pueblos nórdicos adoraban dos clases de dioses, una de ellas y la principal, es la de los Æsir.
En Asgard, el hogar de los dioses, habitaban los Æsir (dioses) y las Asynjur (diosas).
Todos ellos componían la asamblea a cuya cabeza estaba Odín, el más noble y el más importante.
Entre otros están Thor, calzado con guantes de hierro y dueño de un cinturón mágico; dios de la fuerza
muy cercano a Odín en jerarquía.
Baldr, hijo de Odín, es el dios de la belleza y la gentileza.
Tyr es el dios del combate (suele creerse que ese papel lo cumple Thor, pero no es exactamente así).
Bragi es el dios de la sabiduría y la elocuencia; Heimdallr es hijo de nueve doncellas y guardián de los
dioses; duerme menos que un pájaro y el sonido de su cuerno puede oírse en cualquier lugar del cielo
o de la tierra.
Hödr es el misterioso dios ciego.
Vídar es el dios taciturno, pero el mejor para resolver cualquier conflicto por difícil que sea.
Váli es el dios de los arqueros, su puntería es insuperable.
Ullr es el dios del combate cuerpo a cuerpo.
Forseti es el As de la concordia y la amistad.
Loki es la desdicha de todos los Æsir y de los hombres; astuto e intrigante, imprevisible y caprichoso,
es el dios de la suerte.
Entre las diosas o Ásynjur del panteón nórdico se encuentra Frigg, esposa de Odín, la vidente; Eir, la
curandera; Sjöfn, que conduce los pensamientos de los hombres hacia el amor; Var, diosa de los
juramentos; Syn, la guardiana de las puertas; Idunn, esposa de Bragi, que guarda en un estuche las
manzanas que morderán los dioses cuando envejezcan.
Los Vanir
Aunque los habitantes originales del cielo eran los Æsir, ellos no eran las únicas divinidades que las
razas nórdicas veneraban, pues también reconocían el poder de los dioses del mar, del viento, de los
bosques y las fuerzas de la naturaleza.
Se denominan Vanir, vivían en Vanaheimr y gobernaban sus dominios a su deseo.
Njördr rige el viento, el mar y el fuego, y tiene como esposa a Skadi, la cazadora.
Frey y Freyja son hijos de Njördr: Frey rige la lluvia y el sol y se lo invoca para conseguir buenas
cosechas, representa la fecundidad; Freyja es la diosa del amor.

Página 6
Los Jotuns
Los gigantes o jotuns (jötnar, iotnar, thurs, eotenas, etc.) son seres peligrosos para los hombres.
Estos se pueden comparar con los titanes y gigantes de la mitología griega y generalmente se
traducen como "gigantes", aunque "trolles" y "demonios" se han sugerido como alternativas útiles.
Son seres monstruosos y enormes, pero también sabios (como Mímir) y ricos, de los que se benefician
los dioses en ciertas circunstancias.
Están en el origen del cosmos (que se forma del cuerpo de Ymir).
Algunas gigantes poseen una gran belleza (por ejemplo Gerdr).
Relación entre Æsir y Vanir
La distinción entre Æsir y Vanir es relativa.
Se recalca el carácter guerrero de los primeros, y pacífico de los segundos.
Hay dioses que pertenecen a los dos campos, y con frecuencia, se producen asimilaciones o
divisiones entre deidades.
Por ejemplo, antiguamente Frey y Freyja eran dos aspectos de una única deidad, que luego se separó.
Más tarde, la popularidad de Freyja, el parecido de sus nombres y funciones hicieron que se
confundiera con Frigg.
Algunos estudiosos, entre los que se encuentra Georges Dumézil marca una diferencia respecto al
carácter terrenal de la acción de los Vanir.
En ellos encontramos incumbencias sobre la siembra, el clima y las cosechas.
El carácter de los Æsir no deja dudas que se trata de dioses que se ocupan de cuestiones espirituales.
Un importante acontecimiento entre ambos grupos es el acuerdo de paz, intercambio de rehenes, y los
casamientos que se efectuaron entre ellos después de una prolongada guerra, que finalmente fue
ganada por los Æsir.
Fue de esta manera como Njördr, el Van, vino a Asgard para vivir con sus dos hijos, Frey y Freyja,
mientras que Hœnir, el As, el mismísimo hermano de Odín, hizo de Vanaheimr su morada.
Algunos estudiosos han especulado que esta historia simbolizaba la forma en que los dioses de las
tribus indoeuropeas habían suplantado a los dioses de la naturaleza, más antiguos, de los habitantes
originales, aunque debe subrayarse que ésta es sólo una conjetura.
Otros estudiosos consideran que la distinción Æsir/Vanir no es más que la manifestación noruega de
una división de las divinidades en general entre los indoeuropeos, paralela a la de los olímpicos y los
titanes en la mitología griega o a su vez en partes de la gran epopeya hindú, el Mahabhárata.
Relación entre dioses y gigantes
Algunos de los Æsir son descendientes de los Jotuns y realizan matrimonios entre ellos.
Algunos de los gigantes se mencionan por su nombre en las Eddas, y se muestran como
representaciones de las fuerzas de la naturaleza.
Existen dos categorías de gigantes: gigantes del hielo y gigantes de fuego.
Éstos mantienen una hostilidad implacable con los dioses, que se materializa en luchas generalmente
lideradas por Thor.
En el Ragnarök las fuerzas de la destrucción estarán encabezadas por gigantes, como Surt y Hrymr.

Página 7
Otros seres sobrenaturales
Nornas
Las nornas (nornir) fijan el destino y sus decisiones resultan irrevocables.
Quizás fueran muy numerosas en el pasado, pero en época escandinava (cuando son fijados los
poemas y relatos) son tres principales; Urdr ("lo que ha ocurrido"), Verdandi ("lo que está ocurriendo") y
Skuld ("lo que debería suceder"), residen en las raíces de Yggdrasill e hilan el destino de los hombres y
en especial, con hilo de oro, el de los héroes.
Se relacionan a su vez con las dísir y las valkirias lideradas por Freyja, también divinidades
relacionadas a aspectos del destino, concepto muy importante para estos pueblos.
Valkirias
Las Valkirias son importantes personajes femeninos.
Eran hijas de Odín, y eran hermosas y fuertes guerreras con la capacidad de sanar cualquier lesión.
Su tarea consistía en llevar al Valhalla a los héroes caídos en batalla.
Allí les atendían sirviéndoles hidromiel y deleitándoles con su belleza.
Las valkirias eran vírgenes guerreras (skjaldmö) y su residencia habitual era el Wingolf, situado al lado
del Valhalla.
Las valkirias eran comandadas por la diosa Freyja.
Enanos y Elfos
Los enanos (dvergr) resultan una raza especial puesto que son de género masculino y no se suelen
reproducir (nacen de modo asexuado), viven bajo la tierra (Svartalfheim) y su ocupación principal es la
minería y la metalurgia.
Poseen la sabiduría oculta y sagrada que les permite forjar armas mágicas para los héroes y objetos
muy poderosos para los dioses.
Los alfos o elfos (álfar), en la época escandinava forman dos grupos, los álfar de luz (ljósálfar), que
viven en el cielo (la residencia de Frey se llama Ālfheimr) y los álfar negros u oscuros (svartálfar,
dökkálfar) que viven bajo tierra y en montículos y tumbas, y que no se distinguen bien de los enanos
(dvärgar).
Aunque, seguramente en un principio su importancia era mayor, posteriormente se mantuvieron en las
creencias folclóricas en una posición muy devaluada.
La imagen noble de los elfos, altos y bellos, cayó en el olvido y se pasó a la concepción de elfo como
criatura pequeña y traviesa, como la que aparece en las obras de William Shakespeare.
La relación con los hombres es ambigua y pueden provocar enfermedades pero también favorecer.
Se les dedicaba una importante ceremonia sacrificial que se llevaba a cabo a finales del otoño (el
álfablót).
De ambas razas se dice que surgieron como gusanos de la carne de Ymir.
Los dioses les dieron primero forma y les dotaron de una inteligencia sobrehumana, tras lo cual los
dividieron en estas dos grandes clases.

Página 8
Bestias
Entre otros seres sobrenaturales que se destacan en esta mitología se encuentran Fenrir, el lobo
gigante, y Jörmungandr la serpiente marina que se encuentra rodeando al mundo.
Estos dos monstruos son descritos como la descendencia de Loki y la gigante Angrboda.
Criaturas más benévolas son Hugin y Munin (“pensamiento y memoria”), los dos cuervos que posee
Odín, el dios jefe, que cuando vuelven de pasar por todos los mundos le susurran al oído todo lo que
han visto, y Ratatöskr, la ardilla que escala las raíces del árbol que sirve como eje del universo,
Yggdrasill, y en el cual Odín se colgó de sus ramas durante nueve días para obtener conocimiento.
Comparaciones con otras mitologías
Como otras religiones politeístas, esta mitología carece del típico enfrentamiento entre el bien y el mal
de la tradición de Medio Oriente.
Los dioses y las fuerzas que representan son mucho más complejos de lo que aquí se señala.
Para los escandinavos, los dioses eran fundamentalmente regin (“poderes”, en sentido amplio).
Así, Loki no es exclusivamente un adversario de los dioses, aunque en muchas historias se le muestra
como el némesis al protagonista Thor, y los gigantes no son básicamente malvados, sino rudos,
tempestuosos, e incivilizados.
El antagonismo existente en esta mitología en vez de ser maldad contra bondad, es orden contra caos.
Los dioses representan el orden y la estructura mientras que los gigantes y los monstruos representan
el caos y el desorden.
Völuspá: el origen y el fin del mundo
El origen y eventual destino del mundo son descritos en la Völuspá ("La profecía de la völva" o "La
profecía de la sibila"), uno de los poemas más destacados de la Edda poética.
Estos inolvidables versos contienen uno de los más vívidos relatos creados en toda la historia de la
religión y una representación de la eventual destrucción del mundo que es único en su atención al
detalle.
En la Völuspá, Odín, el jefe del panteón de los dioses nórdicos, conjuró el espíritu de una völva muerta
(chamán o sibila) y le ordenó que revelara el pasado y el futuro.
Ella es reacia: "¿Qué pedís de mi? ¿Por qué tentarme?"; pero ya que está muerta, no muestra miedo
por Odín, y continuamente se mofa de él: "Bueno, ¿sabrías más?", pero Odín insiste: si va a cumplir su
función de rey de los dioses, debe poseer todo el conocimiento.
Una vez que la sibila ha revelado los secretos del pasado y el futuro, cae nuevamente en el olvido:
"Ahora me hundo".
El principio
Las Nornas giran los hilos del destino a los pies de Yggdrasill, el árbol del mundo.
En el principio, estaba el mundo de hielo Niflheimr, y el mundo de fuego Muspellheim, y entre ellos
estaba el Ginnungagap, un "hueco profundo", en donde nada vivía.
En Niflheimr había un caldero llamado Hwergelmir (el caldero rugiente), que borboteaba, y aquello que
caía, lo hacía en Ginnungagap.
Al tomar contacto con el vacío se transformaba en hielo, hasta, que al final, el hielo terminó llenándolo.
Las ascuas de Muspellheim caían sobre el hielo, creando grandes nubes de vapor de agua, que al
llegar otra vez a Niflheimr, creaban un bloque de hielo, en uno de los cuales estaba un gigante
primitivo, Ymir y una vaca gigante, Audumbla de la cual se alimentaba Ymir bebiendo su leche.
Ésta lamió el hielo, creando el primer dios, Buri, que fue padre de Bor, quien a su vez fue padre de los
primeros Æsir, Odín, y sus hermanos Vili y Ve.

Página 9
Ymir era un hermafrodita y sus piernas copularon entre sí, creando la raza de los gigantes solo.
Luego los hijos de Bor; Odín, Vili, y Ve; asesinaron a Ymir y de su cuerpo crearon el mundo.
Los dioses regulaban el paso de los días y las noches, así como las estaciones.
Los primeros seres humanos fueron Ask (ash, fresno) y Embla (elm, olmo), que fueron tallados de
madera y traídos a la vida por los dioses, Hœnir/Vili, y Lodurr/Ve.
Sól es la diosa del sol, una hija de Mundilfari, y esposa de Glen.
Todos los días, cabalga a través de los cielos en su carro, tirada por dos caballos llamados Alsvid y
Arvakr.
Este pasaje es conocido como Alfrödull, que significa “gloria de elfos”, un kenning común para sol.
Sól es cazada durante el día por Sköll, un lobo que quiere devorarla.
Los eclipses solares significan que Sköll casi la atrapó.
Está destinado que Sköll, eventualmente, va a atrapar y devorar a Sól; sin embargo será reemplazada
por su hermana.
El hermano de Sól, la luna, Máni, es cazado por Hati, otro lobo.
La tierra está protegida del calor total del sol por Svalin, quien se encuentra entre el sol y ella.
En la creencia nórdica, el sol no daba luz, que en cambio emanaba de Alsvid y Arvak.
La sibila describe el gran fresno Yggdrasill y a las tres nornas (símbolos femeninos del destino
inexorable; sus nombres; Urdr (Urd), Verdandi (Verdandi), y Skuld; se relacionan el pasado, presente y
futuro), quienes giraban los hilos del destino bajo él.
Ella describe la primitiva guerra entre los Æsir y Vanir y el asesinato de Baldr.
Luego centra su atención al futuro.
Ragnarök (creencias escatológicas)
Yggdrasill, el árbol gigante que sostiene los nueve mundos.
La visión nórdica antigua del futuro es sombría.
En el final, se creía, las fuerzas del mal y el caos sobrepasarán en número y vencerán a los divinos y
guardianes de los hombres del bien y el orden.
Loki y sus monstruosos hijos romperán sus ataduras; los muertos navegarán desde Niflheimr para
atacar a los vivos.
Heimdallr, el vigilante de los dioses, convocará a los anfitriones celestiales con un bramido de su
cuerno.
Luego seguirá una batalla final entre el orden y el caos (Ragnarök), que los dioses perderán, ya que
así es su destino.
Ellos, conscientes de esto, juntarán a los mejores guerreros, los Einherjer, para pelear de su lado
cuando el día llegue, pero en el final serán impotentes para prevenir al mundo de descender en el caos
del cual una vez emergió; los dioses y su mundo serán destruidos.
El mismo Odín será engullido por el lobo Fenrir.
Sin embargo, habrá unos pocos supervivientes, ambos humanos y divinos, que poblarán el nuevo
mundo, para volver a empezar el ciclo.
O así la sibila nos cuenta; los eruditos están divididos en la cuestión sobre si esto es una posterior
adición al mito que traiciona la influencia cristiana.
Si es pre-cristiano, la escatología de la Völuspá puede reflejar una tradición indo-europea más antigua
relacionada con la escatología del Zoroastrismo persa.

Página 10
Reyes y Héroes
La doncella escudada Hervör muere tras una batalla con los hunos en la Saga de Hervör, narración
épica islandesa del siglo XII.
La literatura mitológica relata las leyendas de héroes y reyes, así como de criaturas sobrenaturales.
Estas figuras fundadoras de clanes y reinos poseen gran importancia como ilustraciones de las
acciones adecuadas o los orígenes nacionales.
La literatura heroica puede haber cumplido la misma función que la épica nacional en otras literaturas
europeas, o puede haber estado más relacionada con la identidad tribal.
Muchas de sus legendarias figuras probablemente existieron, y generaciones de eruditos
escandinavos han tratado de extraer historia de los mitos en las sagas.
El Grabado Ramsund de ca. 1040 representa pasajes de la Saga Völsungar.
Algunas veces el mismo héroe resurge en varias formas.
Dependiendo de qué parte del mundo germano se trate, sobrevive la épica como Weyland/Völundr y
Siegfried/Sigurd, y probablemente Beowulf/Bödvar Bjarki.
Otros notables héroes son Hagbard, Starkadr, Ragnar Lodbrok, Sigurd Ring, Ivar Vidfamne y Harald
Hildetand.
Notables son también las skjaldmö que eran mujeres "ordinarias" que habían elegido la senda del
guerrero.
Estas mujeres funcionaban como heroínas y también como obstáculos en los viajes heroicos.
Forma de adoración
Centros de fe
Gamla Uppsala, fue el centro del culto en Suecia hasta la destrucción del templo a finales del siglo XI.
Las tribus germanas nunca o rara vez tuvieron templos en el sentido moderno de la palabra.
La Blót, la forma de adoración practicada por los antiguos pueblos germanos y escandinavos se
asemejaba a aquella de los celtas y los baltos: podía ocurrir en arboledas sagradas.
También podía tomar lugar en un hogar o en un simple altar de piedras apiladas conocido como
"hørgr".
Sin embargo, parece que hubo otros importantes centros, tales como Skiringssal, Lejre y Gamla
Uppsala.
Adán de Bremen afirma que hubo un templo en Uppsala con tres estatuas de madera con
representaciones de Thor, Odín y Frey.
Sacerdotes
Aunque parece que ha existido un tipo de clero, nunca tomó el carácter profesional y semi-hereditario
de la clase druídica celta.
Esto fue porque su tradición chamanística, el Seidr, era mantenida por mujeres, las völvas.
Se dice generalmente que el rol de rey germano evolucionó de un oficio sacerdotal.
Este rol del rey estaba en línea con el rol general del godi, que era la cabeza de un grupo de familias
afines (para esta estructura social, vea Ætt), y quienes administraban los sacrificios.

Página 11
Sacrificios humanos
Sólo ha quedado un testimonio de sacrificios humanos, en la narración que hace Ahmad ibn Fadlan de
un enterramiento en barco rus, en el que una joven esclava se prestó a acompañar a su señor al otro
mundo.
Referencias menos directas son dadas por Tácito, Saxo Grammaticus y Adam von Bremen.
El Heimskringla cuenta cómo Aun, rey de Suecia, sacrificó a nueve de sus hijos en un esfuerzo por
prolongar su vida hasta que sus súbditos consiguieron impedir que matara al último de ellos, Egil.
Según Adam de Bremen, los reyes de Suecia sacrifican esclavos varones cada nueve años, durante
los sacrificios de Yule (la fiesta del solsticio de invierno) en el templo de Uppsala.
Los suecos no sólo tenían derecho a elegir sus reyes, sino también a deponerlos, y se dice tanto de
Domalde como de Olof Trätälja que fueron sacrificados tras años de hambruna.
Odín era asociado con la horca, y una práctica posible de sacrificios odínicos por estrangulamiento
tiene cierto apoyo arqueológico por la existencia de cuerpos perfectamente preservados por el ácido
de las turbas de Jutlandia (que luego fue tomada por los daneses), en las cuales eran echados una vez
estrangulados.
Sin embargo, no existe ningún relato escrito que interprete específicamente la causa de dichos
estrangulamientos.
Interacción con el cristianismo
Mitología cristiana
Un problema importante en la interpretación de esta mitología es que los informes más cercanos que
se tienen del periodo previo al contacto fueron escritos por cristianos.
Por ejemplo, la Edda Menor y la Heimskringla fueron redactadas por Snorri Sturlusson en el siglo XIII,
cuando Islandia llevaba ya dos siglos cristianizada.
Todas las sagas provienen de Islandia, una pequeña y remota isla.
Pero, incluso bajo aquel clima de tolerancia religiosa, Snorri fue influido por un punto de vista
esencialmente cristiano.
La Heimskringla provee algunas interesantes aclaraciones a este problema.
Snorri presenta a Odín como un líder militar humano de Asia, que adquiere poderes mágicos,
conquista Suecia, y a su muerte se convierte en un semidiós.
Teniendo rebajada la divinidad de Odín, Snorri cuenta entonces la historia del pacto que celebra el Rey
de Suecia Aun con él.
A fin de prolongar su vida, aun debía sacrificar a su hijo.
Más tarde en la Heimskringla, Snorri registra detalladamente cómo los convierte al cristianismo tal
como Olaf Haraldsson (Olaf II el Santo) convirtió brutalmente a los escandinavos a la fe cristiana.
Una horripilante forma de la ejecución ocurrida durante la cristianización de Noruega.
El rey Olaf Trygvasson tenía völvas hombres (sejdmen) atados y a la izquierda un arrecife en el
mengüe de las aguas.
En Islandia, tratando de evitar una guerra civil, el parlamento islandés (Althing) votó a favor del
cristianismo, pero toleró el paganismo en la privacidad de cada hogar.
Suecia, por otro lado, tuvo una serie de guerras civiles durante el siglo XI, las cuales terminaron con la
quema del Templo de Uppsala.
En Inglaterra, la cristianización ocurrió temprana y esporádicamente, muy rara vez mediante la fuerza.
La conversión mediante coacción fue poco utilizada en las áreas donde se adoraba a los dioses
nórdicos.
No obstante, la conversión no ocurrió de la noche a la mañana.

Página 12
El clero cristiano hizo lo sumo posible por enseñar al pueblo que los dioses eran demonios, pero su
éxito fue limitado y los dioses nunca se volvieron maléficos en la opinión popular de la mayor parte de
Escandinavia.
Dos asentamientos centralmente localizados y lejos de estar aislados pueden ilustrar cuando tomó la
cristianización.
Estudios arqueológicos de tumbas en la isla sueca de Lovön han demostrado que la cristianización
duró entre 150 y 200 años, además de ser este un emplazamiento cerca de reyes y obispos.
Asimismo, en la concurrida zona comercial de la ciudad de Bergen, fueron encontradas muchas
inscripciones rúnicas que datan del siglo XIII, entre las cuales figuran las inscripciones Bryggen.
Una de ellas dice "puede que Thor te reciba, puede que Odín sea tu dueño", y otra es una seid la cual
dice "Tallo runas curativas, tallo runas salvadoras, una vez contra los elfos, dos veces contra los trolls,
tres veces contra los Jotuns".
La segunda también menciona a una valquiria peligrosa, "skag-valkyria" que probablemente sea una
variante para Skögul.
Por lo demás, hay pocos informes desde el siglo XIV al XVIII, excepto por el clero, tal como Olaus
Magnus (1555) escribió acerca de las dificultades de extinguir las antiguas creencias.
La historia que se relaciona con la Thrymskvida (Cantar de Thrym) parece que ha sido
excepcionalmente resistente, así como la romántica historia de Hagbard y Signy, y versiones
registradas tanto en el siglo XVII como incluso en el siglo XIX.
En los últimos siglos, folcloristas suecos documentaron creencias del pueblo, en cuya superficie
muchas tradiciones de los dioses de la mitología nórdica sobrevivieron.
Sin embargo, las tradiciones se alejan del sistema cohesivo de los relatos de Snorri.
Muchos dioses habían sido olvidados y sólo Odín y Thor figuran en numerosas leyendas.
Freyja es mencionada algunas veces y Baldr sobrevive en leyendas acerca de topónimos.
Otros elementos en la mitología nórdica sobrevivieron sin que fuesen tomados como componentes de
esta, especialmente en lo concerniente a los seres sobrenaturales en el folclore escandinavo.
Además, las creencias nórdicas relacionadas con el destino han permanecido firmes hasta los tiempos
actuales.
Dado que el infierno cristiano guardaba semejanza con las representaciones de la muerte en la
mitología nórdica, se tomó prestado uno de los nombres de las creencias antiguas como Helvíti
-traducido como “castigo infernal”-.
Algunas de las tradiciones de Yule fueron preservadas, como la tradición sueca de sacrificar un cerdo
en navidad, que originalmente hacía parte al sacrificio a Frey.
Aclaraciones:
Estas 12 páginas son solo una brevísima introducción a esta apasionante cultura.
En este libro NO ENCONTRARÁS TODAS LAS RESPUESTAS.
Aunque se aborda multitud de temas, no están todos en su totalidad, aunque con este libro si podrás
informarte ampliamente sobre muchísimos conceptos de la cultura nórdica y sus relacionados.
Es un libro tanto de introducción como de aprendizaje para usuarios mas avanzados.
Este libro también pretende ayudar a todo aquel que siga la religión reconstruccionista Ásatrú.
Espero que sea de vuestro agrado.
También cabe destacar que lo relacionado con la religión Ásatrú es también parte de la cultura nórdica
al estar basada íntegramente en hecho reales y constatados de la misma.
Saludos cordiales.
Adrián Cabrera Rodríguez.

Página 13

ÍNDICE
EDDA MAYOR
Völuspá - La profecía de la Vidente Pág. 17 - 23
Hávamál - El discurso del Altísimo (con el poema de las Runas) Pág. 24 - 41
Vafthrúdnismál - El discurso de Vafthrúdnir Pág. 42 - 47
Grímnismál - El discurso de Grímnir Pág. 48 - 54
Skírnismál - El discurso de Skírnir Pág. 55 - 59
Hárbardsljód - Canto de Hárbardr Pág. 60 - 65
Hymiskvida - Cantar de Hymir Pág. 66 - 69
Lokasenna - Los sarcasmos de Loki Pág. 70 - 78
Thrymskvida - Cantar de Thrym Pág. 79 - 82
Alvíssmál - El discurso de Alvís Pág. 83 - 87
Baldrs draumar / Vegtamskvida - Los sueños de Baldr / Cantar de Vegtam
Pág. 88 - 89
Rigsthula - Canción de Rig Pág. 90 - 94
Hyndluljód - Canto de Hyndla Pág. 95 – 98
Svípdagsmál - El canto de Svípdag: Pág. 99 - 106
1 Grögaldr - Los hechizos de Gróa Pág. 99 - 100
2 Fjölsvinnsmál - El discurso de Fjölsvinnr Pág. 101 - 105
Völuspá hin skamma - La profecía corta de la Vidente Pág. 106 – 107
Völundarkvida - La canción de Völund Pág. 108 - 111
Grottasöngr - La canción de Grotta Pág. 112 - 114
Hrafnagaldr Odín - El poema del cuervo de Odín Pág. 115 - 117

EDDA MENOR
Gylfaginning - La alucinación de Gylfi Pág. 118 - 158
Skáldskaparmál - Discurso para la preparación de los poetas Pág. 159 - 168

Página 14

LITERATURA VARIADA
SOBRE ÁSATRÚ Y CULTURA NÓRDICA
La saga de los Groenlandeses y Eirik el rojo: Pág. 169 - 237
- Introducción Pág. 169 - 181
- La saga de los Groenlandeses Pág. - 182 - 200
- La saga de Eirik el rojo Pág. 201 - 221
- Notas Pág. 222 - 231
- Lista de personajes por orden alfabético Pág. 232 – 237
Saga de Egil Skalla-Grimsson (Índice propio) Pág. 238 - 448
Beowulf Pág. 449 - 551
El Yggdrasill Pág. 552 - 554
Ragnarök Pág. 555 - 560
La muerte de un dios Pág 561 - 563
Ālfheimr - El reino de los Elfos Pág. 564 - 565
Mjöllnir - El martillo de Thor Pág. 566 - 567
Einherjer - El ejercito de un solo hombre Página 568
Skídbladnir - El fabuloso barco de Frey Página 569
Los Æsir y Vanir Pág. 570 - 592
Seres sobrenaturales Pág. 593 - 608
Navidad, ¿Cristiana o Pagana? Pág. 609 - 610
Varios libros de Skyrim adaptados Pág. 611 - 653

RUNAS Y MAGIA RELACIONADA
Runas Futhark e interpretación Pág. 654 - 694
Manual de runas y shamanismo nórdico - (Índice propio) Pág. 695 – 875

Página 15

ASPECTOS RELACIONADOS CON LA CULTURA
NÓRDICA ANTIGUA
Historia y Cronología Pág. 876 - 911
Estructura social Pág. 912 - 919
Sociedad y Economía Pág. 920 - 970
Arte y Cultura Pág. 971 - 1009
Calendario y relacionados Pág. 1010 - 1016
Gastronomía Pág. 1017 - 1020
El matrimonio Vikingo Pág. 1021 - 1025
Fechas festivas Pág. 1026 - 1030
El Blót Pág. 1031 – 1035
Como hacer sacrificios y explicaciones sobre los blóts Pág. 1036 - 1046
El Sumbel Pág. 1047 - 1048
Los Godar Pág. 1049 - 1054
Los juramentos Pág. 1055 - 1058
Funerales Pág. 1059 – 1060
El culto a los muertos según la mitología Nórdica Pág. 1061 - 1062
Holmgang - El duelo Vikingo Pág. 1063 - 1066
Berserker Pág. 1067 - 1068
Bienes del patrimonio mundial relacionados Página 1069
Águila de sangre Página 1070
El demasiado poderoso para ser nombrado Página 1071
El arte de la guerra: Pág. 1072 – 1103
Introducción Página 1072
Armamento ofensivo Pág. 1073 - 1091
Armamento defensivo Pág. 1092 - 1098
Tácticas de guerra Vikingas Pág. 1099 - 1103
Ritos estacionales: Pág. 1104 - 1119
- Solsticio de Invierno - Yule Pág. 1105 - 1106

- Equinoccio de Primavera - Østara Pág. 1107 - 1109
- Solsticio de Verano - Miðsummarblót Pág. 1110 - 1118
- Equinoccio de Otoño - Høstblót Página 1119

Página 16

ÁSATRÚ Y RELACIONADOS
Preguntas frecuentes Pág. 1120 - 1127
¿Que es el Ásatrú? Pág. 1128 - 1131
¿Como comenzar a practicar el Ásatrú? Página 1132
Como hacer un altar Página 1133
La jerarquía en Ásatrú Pág. 1134 - 1135
El Ásatrú y las iniciaciones Página 1136
¿Formar un Kindred? y ¿Convertirse en un Godi? Página 1137
Reglas de ejemplo para un Kindred Pág. 1138 - 1160
¿Wiccatrú? Página 1161
Las 9 nobles virtudes Página 1162
Las 12 nobles cualidades Página 1163
La Pareja y la fidelidad en Ásatrú Página 1164
Wyrd y Ørlög Pág. 1164 - 1167
Origen cosmológico Pág. 1168 - 1169

OTROS
Diccionario de mitología nórdico-germánica y de magia rúnica (Índice
propio) Pág. 1170 - 1231
Ortografía y Fonología Pág. 1232 - 1238
Agradecimientos Página 1239
Tu legado Pág. 1240 - 1340

Página 17

Völuspá
(La profecía de la vidente)
1. ¡Silencio a los dioses, a todos pido,
a los grandes o humildes hijos de Heimdallr!
Quieres, oh Valfödr que yo bien cuente
mis primeros recuerdos de antiguos dichos.
2. Gigantes recuerdo en remotos tiempos,
que de ellos un día yo misma nací;
los nueve mundos, las nueve ramas,
y bajo tierra tapado el gran árbol glorioso.
3. No había en la edad en que Ymir vivió;
ni arenas ni mar, ni frescas olas,
no estaba la tierra, ni arriba el cielo,
se abría un gran abismo, ni hierba había.
4. Mas los hijos de Búri formaron el mundo,
ellos crearon el Midgardr glorioso,
desde el sur, el sol la tierra alumbró
y brotaron del suelo las plantas verdes.
5. Por el sur el sol, de la luna pareja,
su diestra asomó, por el borde del cielo
no sabía el sol que morada tenía,
no sabían las estrellas qué puestos tenían,
no sabía la luna que poder tenía.
6. Todas las fuerzas, los sagrados dioses,
se reunieron entonces en alto consejo:
A la noche y lo oscuro nombres dieron,
se los dieron al alba, al mediodía,
al almuerzo y la tarde, y por años contaron.

7. Se encontraron los Æsir en el campo de Idavöllr,
altares y templos altos alzaron,
fraguas pusieron, joyas forjaron,
fabricaron tenazas y herramientas se hicieron.
8. Al tablero en su prado jugaron felices
-todas sus cosas de oro teníanhasta el día en que, tres gigantas vinieron,
las muy poderosas, de Jötunheimr.
9. Todas las fuerzas, los sagrados dioses,
se reunieron entonces en alto consejo:
Quién crearía la raza de enanos
con sangre de Brimir y huesos de Blain.

Página 18
10. Mótsognir, fue de la raza de enanos
el más principal, Durinn segundo;
con figura de hombres enanos hicieron,
muchos, de la tierra, como Durinn dijo.
11. Nýi, Nidi, Nordri, Sudri,
Austri, Vestri, Althjófr, Dvalinn,
Nár y Náinn, Nípingr, Dáinn,
Bífurr, Bafurr, Bömburr, Nori,
Ánn y Ánarr, Óinn, Ái, Mjödvitnir.
12. Veggr y Gandálfr, Vindálfr, thráinn,
thekkr y thorinn, thrár, Litr y Vitr,
Nýr y Nýrádr -así los enanos
- Reginn y Rádsvidr bien enumero.
13. Fili, Kili, Fundinn, Nali,
Hepti, Vili, Hanarr, Svíurr,
Nár y Náinn, Nípingr, Dáinn,
Billingr, Brúni,, Bildr y Buri
Frár, Hornbori, Fraegr y Lóni,
Aurvangr, Jari, Eikinskjaldi.
14. Ahora a los hombres dichos serán
los parientes de Dvalinn nacidos de Lofar,
éstos dejaron sus salas de piedra
y marcharon a Aurvangr, en Jöruvöllr.
15. Allá estaban Draupnir y Dolgthrasir,
Hár, Haugspori, Hlévangr, Glóinn,
Dóri, Óri, Dúfr, Andvari
Skirvir, Virvir, Skafidr, Ái
16. Álfr e Yngvi, Eikinskjaldi,
Fjalar y Frosti, Finnr y Ginnarr;
nunca se olvide en tanto haya hombres
la línea de enanos que lleva hasta Lofarr.
17. Mas luego a la casa, potentes y afables,
tres Æsir vinieron de aquella familia,
por tierra encontraron, con poco vigor,
a Ask y a Embla, aún sin destino.
18. Ni ánimo entonces, ni genio tenían,
ni vida o palabra ni buen color;
les dio animo Odín, les dio Hoenir el genio
les dio, Lodurr palabra y el buen color.
19. Yo sé que se riega un fresno sagrado,
el Yggdrasill,bañado de blanca humedad;
de él baja el rocío que cae en los valles,
se alza en la verde fuente de Urdr.

Página 19
20. De allí vienen doncellas de gran sabiduría,
son tres, desde el mar que manda del árbol;
Urdr se llama una, Verdandi la otra,
-en ramas graban letras-, Skuld es la tercera;
las leyes hacían, elegían las vidas de
todos los hombres, el futuro predicen.
21. La guerra primera que recuerdo en el mundo
fue cuando a Gullveig le hincaron lanzas
y la echaron al fuego en la sala de Hárr;
la quemaron tres veces y tres veces renació,
y aún sigue viviendo.
22. Heidr iba a la Casa que la llamaban,
bruja adivina con artes de vara,
hechizó cuanto quiso, hechizó a su placer,
por delicia quedó de las hembras malignas.
23. Todas las fuerzas, los sagrados Æsir,
se reunieron entonces en alto consejo:
Si los Æsir debían pagar tributo,
o si todos los Æsir debían exigir ofrendas.
24. Odín a la horda su lanza arrojó.
fue ésta la guerra primera en el mundo;
brecha en los muros de los Æsir se abrió,
con magias los vanes tomaron el campo.
25. Todas las fuerzas, los sagrados Æsir,
se reunieron entonces en alto consejo:
¿Quién llenó de veneno todo el aire?
Y la esposa de Ódr prometió a los Trolls.
26. Con ira, él solo, Thor peleó,
-¡Él no se queda sentado ante cosas así!-;
rompiendo acuerdos, palabras y tratos,
los pactos solemnes que entre ellos tenían.
27. Oculto ve ella el cuerno de Heimdallr
bajo el árbol sagrado que alumbra el cielo;
ve correr sobre él la lodosa cascada
del pago de Valfödr. ¿Quieres saber más?
28. Sola y aparte el viejo la halló,
le buscó la mirada el Ygg de los Æsir.
“¿Qué queréis? ¿Qué buscáis?”
“Yo, Odín, lo sé todo, dónde guardas tu ojo:
en la fuente de Mímir, gloriosa, lo tienes;
hidromiel bebe Mímir cada mañana
del pago de Valfödr.” ¿Quieres saber más?

Página 20
29. Herfödr le dio collares y anillos,
tenía clarividencia y ocultas magias,
veía aquí y allá en todos los mundos
30. Vio las valkirias, de lejos venidas,
listas para cabalgar hacia el hogar de los Æsir;
Skuld con su escudo, la segunda Skögul,
Gunnr, Hildr, Göndul y Geirskögull.
Ya dichas están las doncellas de Herjan,
dispuestas a entrar, las valkirias, en el mundo.
31. De Baldr vi, del dios malherido,
del hijo de Odín, el oculto predicho destino;
descollaba en el llano y crecida se erguía
la rama de muérdago, fina y muy bella.
32. Salió de esta planta de frágil aspecto
el maléfico dardo que Hödr arrojó;
al instante nació el hermano de Baldr,
con un día el hijo de Odín.
33. Ni sus manos lavó ni peino su cabeza
hasta echar en la pira al que a Baldr mató;
pero Frigg en Fensalir llorando estuvo
el dolor del Valhalla. ¿Quieres saber más?
34. De Váli los Æsir sacaron las cuerdas,
las recias y fuertes ligaduras trenzadas con tripas.
35. Cautivo vio bajo Hveralundr
a un pillo ruin con la hechura de Loki;
allá está Sigyn poco contenta
viendo a su esposo. ¿Quieres saber más?
36. Con dagas y espadas las aguas de Slid
desde el oriente bajan por pútridos valles.
37. Al norte se alzaba, en Nidavellir,
la dorada mansión de los hijos de Sindr;
otra morada se alzaba en Okolnir,
donde bebe cerveza el gigante Brimir.
38. Vio ella una sala lejos del sol,
en Naströnd está, con la puerta al norte,
veneno le entra a través del humero,
lomos de sierpes la sala ensamblan.

Página 21
39. Por tan mala corriente vio que cruzaban
la gente perjura y proscrita por muertes
y aquel que seduce mujeres casadas;
Nidhöggr allí se sorbía a los muertos,
el lobo los destroza. ¿Quieres saber más?
40. Al este la anciana, en el Bosque de Hierro;
pariendo estaba hermanos de Fenrir;
uno entre todos un día será
quien en forma de monstruo a la luna devore.
41. Con la vida se sacia que saca a los muertos,
de sangre él tiñe el sitio de los Æsir;
sol negro después brillará en verano,
hará muy mal tiempo ¿Quieres saber más?
42. Arriba en la loma gozoso su arpa
Eggthér tañía; el guardián de las brujas,
por encima de él cantaba en el árbol
el gallo encarnado que Fjalar se llama.
43. Allá entre los Æsir cantó Gullinkambi,
a los héroes despierta de Herjafödr;
hay otro que canta allá bajo tierra,
un gallo cobrizo, en las salas de Hel.
44. Feroz ladra Garmr ante Gnipahellir,
va a romper la cadena, va a soltarse la fiera;
mucho sé yo, más lejos yo veo:
El destino final de los fuertes Æsir.
45. Surgirán entre hermanos luchas y muertes,
cercanos parientes discordias tendrán,
un tiempo de horrores, de mucho adulterio,
de hachas, de espadas -escudos se rajan-;
los lobos anunciarán el derrumbe del mundo,
ningún hombre se respetará entre sí.
46. Los de Mímir rebullen, la muerte se avisa
al mismo tiempo que suena el Gjallarhorn:
Heimdallr llama, por alto su cuerno,
la cabeza de Mímir a Odín le canta.
47. El fresno Yggdrasill, el viejo, tiembla,
gime el gran árbol, y el gigante se suelta;
tiemblan todos por la senda de Hel,
que el pariente de Surtr luego devora.
48. ¿Qué hay de los Æsir? ¿Qué hay de los Elfos?
Jötunheimr ruge, deliberan los Æsir;
los enanos sollozan, los sabios del risco,
al umbral de sus rocas. ¿Quieres saber más?

Página 22
49. Feroz ruge Garmr ante Gnipahellir,
va a romper la cadena, va a soltarse la fiera;
mucho sé yo, más lejos yo veo:
El destino final de los fuertes Æsir.
50. Viene Hrymr por el este, en alto el escudo,
se revuelve Jörmungandr con furor de gigante,
azota el mar la serpiente y el águila grazna,
la que muertos destroza, Naglfar se desata.
51. Por el mar en el barco vienen del este
los hijos del Múspell, Loki al timón;
los monstruos todos avanzan con él,
el lobo los trae, el hermano de Býleistr.
52. Del sur viene Surtr, abrasa las ramas,
resplandece la espada del dios de los muertos:
Chocan las montañas, rebullen las brujas,
a Hel van todos, el cielo se raja.
53. Llégale a Hlín su segundo dolor
cuando Odín ya corre a luchar con el lobo,
y el que a Beli mató, el brillante, con Surtr.
iAllá ha de caer de Frigg la alegría!
54. Feroz ruge Garmr ante Gnipahellir,
va a romper la cadena, va a soltarse la fiera;
mucho sé yo, más lejos yo veo:
El destino final de los fuertes Æsir.
55. Acude el noble hijo de Sigfödr, Vidarr,
a enfrentarse con el carroñero;
hasta el puño la espada en el corazón clava
al hijo de Hvedrungr y así a su padre vengó.
56. Abre su boca el cinto del mundo,
la serpiente terrible Jörmungandr,
arriba hasta el cielo, con el monstruo pelea el hijo de Odín
después de que ha muerto la gente de Vidarr,
acude el glorioso, el hijo de Hlôdyn,
a la bestia se enfrenta el nacido de Odín(Thor),
con rabia mata el guardián de Midgardr a Jörmungandr;
dejará el mundo todos los hombres.
¡Sin deshonra alguna, el hijo de Fjörgyn(Odín)
cae exhausto tras nueve pasos por el combate!
57. El sol se oscurece, se hunde la tierra en el mar,
saltan del cielo las claras estrellas;
furiosa humareda las llamas levantan,
alto y hasta el cielo se eleva el ardor.

Página 23
58. Feroz ruge Garmr ante Gnipahellir,
va a romper la cadena, va a soltarse la fiera;
mucho sé yo, más lejos yo veo:
El destino final de los fuertes Æsir.
59. Pero veo que luego de nuevo el mundo
resurge del mar con perenne verdor;
bajan cascadas, por altas cumbres
el águila vuela y peces atrapa.
60. Vuelven los Æsir al campo de Idavöllr,
de Jörmungandr, el horrible, se cuentan historias
y allá rememoran los grandes sucesos
y las viejas runas de Fimbultýr.
61. Allá en la hierba después hallarán
los tableros de oro de gran maravilla
que tiempos atrás su gente tenía.
62. Sin siembra los campos cosechas darán,
se reparan los males, Baldr regresa,
en paz vivirán Baldr y Hödr
en prados de Hropt, ¿Quieres saber más?
63. Elegirá Hoenir la rama sagrada,
construyen los hijos, los dos hermanos,
un gran mundo aéreo. ¿Quieres saber más?
64. Veo una sala más bella que el sol,
en Gimlé se alza, con techo de oro;
morada será de las gentes de bien,
que allá gozarán hasta el fin de los días.
65. Entonces de arriba viene a juzgar
el fuerte y glorioso, quien todo lo rige.
66. Volando baja de Nidafjöll,
el dragón tenebroso, el reptil fulgurante;
las plumas de Nidhöggr -en sus plumas
llevará a los muertos.- ¡Y allí se hundirá!

Página 24

Hávamál
(El discurso del altísimo)

Capítulo 1
Gestatháttr
1. El hombre que se halla ante umbral ajeno
debe ser cauto antes de cruzarlo,
mirar atentamente su camino:
¿Quién sabe de antemano qué enemigos pueden
estar sentados aguardándole en el salón?
2. “¡Salud al anfitrión!” Un huésped llega.
¿Dónde se va a sentar?
Imprudente es el que ante portales desconocidos
confía en su buena suerte.
3. Necesita fuego quien llega de fuera
y frías rodillas trae,
comida y ropa necesita aquel
que ha recorrido montañas.
4. Agua necesita quien llega a convite,
toalla y buena acogida,
un trato amistoso,silencio respetuoso
para que él pueda contar sus aventuras
5. Necesita ingenio quien lejos viaja.
¡Fácil es todo en casa!;
En ridículo queda el de poca cabeza,
si está con gente sabia.
6. Que nadie presuma de buen sabedor,
más vale andarse con tiento,
prudente que calla a su casa regresa,
de males el cauto escapa.
Nunca se tiene amiga más fiel
que la mucha cordura.
7. Alerta esté quien vaya a convite,
afine el oído y calle,
con la oreja escuche, con el ojo observe;
¡En guardia el sabio se protege!
8. Dichoso el hombre que sabe ganarse
el elogio y la estima de todos;
mal consejo a menudo es dado,
por aquellos de perverso corazón.

Página 25
9. Dichoso el hombre que en tanto vive
de estima y cordura goza;
perverso consejo se obtiene a menudo
por aquellos de perverso corazón.
10. No hay carga mejor para hacer el camino
que la mucha cordura;
es la mejor riqueza, parece, en tierra extraña,
de la miseria protege.
11. No hay carga mejor para hacer el camino
que la mucha cordura;
no hay lastre peor para andar por el llano
que el mucho beber cerveza.
12. La tan buena cerveza no es para nadie
lo buena que dicen que es,
pues más y más a medida que bebe
el hombre el juicio pierde.
13. La garza la llaman, ella en la fiesta
el juicio a los hombres roba;
en la casa de Gunnlöd preso quedé
en las plumas de aquel pajarraco.
14. Ebrio quedé y borracho mucho
allá donde Fjalar el sabio;
bien se bebió si después de la fiesta
el juicio a los hombres torna.
15. Callado y sensato el hijo de rey
y bravo en la guerra sea;
contento y gozoso esté todo hombre
hasta el día en que muera.
16. Espera el cretino vivir por siempre
si evita entrar en pendencias,
mas tregua poca le da la vejez,
si las lanzas sí se la dieran.
17. Boquiabierto el imbécil está en el banquete,
refunfuña o no dice palabra;
al momento luego, si se echa un trago,
el juicio ese hombre pierde.
18. Aquel solamente que lejos viajó
y por muchos lugares anduvo
calarles sabe el talante a los hombres:
aguda la mente él tiene.

Página 26
19. No te pegues al cuerno, con tiento bebe,
di lo preciso o calla;
de toscas formas nadie te acusa
si temprano a dormir te marchas.
20. El glotón que el juicio no sabe usar
la salud se arruina comiendo;
de mofa sirve entre gente prudente
la panza del hombre insensato.
21. Recogerse a su hora el ganado sabe
y deja entonces la hierba;
noción ninguna el necio tiene
de cuánto en su panza cabe.
22. El hombre ruin y de mal natural
de mucho se ríe;
algo no sabe y saberlo debía:
que faltas también él tiene.
23. En vela el necio las noches pasa,
pensando en cualquier cosa;
cansado él está a la mañana,
sus males siguen estando igual que estaban.
24. Un necio cree tener un amigo
porque ríen con él;
lo que no sabe es que hablan mal de él
si se sienta entre sabios.
25. Un necio cree tener un amigo
porque ríen con él;
he aquí lo que ve cuando pleito tiene:
Que pocos hablan por él.
26. El necio se cree sabio,
si está en un rincón tranquilo;
después no sabe qué cosa decir
si alguno a él le pregunta.
27. El necio llega a lugar de reunión,
mejor que se esté callado;
nadie le nota su poca cabeza
con tal que no hable de más.
No sabe tampoco el que nada sabe
cuándo está hablando de más.
28. Por sabio se tiene al que bien pregunta
y sabe bien responder;
nunca callado los hombres dejan
cosas que pasen entre la gente.

Página 27
29. Quien nunca calla muchas dice
necias palabras:
la lengua ligera, si no se contiene,
a menudo su mal se canta.
30. Nunca el hombre que vaya a banquete
a nadie en ridículo ponga;
por sabio se tiene al que no se burla
y puede callar a piel seca.
31. Por sabio se tiene si echa a correr
huésped que de otro se mofa:
juega quizás con mal enemigo
quien hace en la fiesta burlas.
32. Son muchos los hombres de buen talante
que en pugna en la fiesta entran;
para siempre luego queda rencor
si huésped y huésped pelean.
33. Es bueno que el hombre se tome su almuerzo,
pero no si a banquete irá;
se aburre allí, desganado mastica,
le sale poca conversación.
34. Por largo rodeo se va al mal amigo,
aunque esté en el camino su casa;
al amigo sincero atajos llevan,
por más que lejos se vaya.
35. Se debe marchar, nunca el huésped
pegado se quede en un sitio:
el mismo que agrada, molesto se vuelve
si alarga de más la sentada en sitio de otro.
36. Mía mi casa, aunque sea pequeña:
en ella soy yo mi señor;
si dos cabras tengo y un techo pajizo,
pues mejor que andar mendigando.
37. Mía mi casa, aunque sea pequeña:
en ella soy yo mi señor;
corazón dolorido el hombre lleva
si se ha de pedir el sustento.
38. Ni un paso jamás de sus armas se aparte
del hombre que va por el llano;
nunca se sabe por esos caminos
cuándo hará falta la lanza.

Página 28
39. Generoso no vi, ni tan buen anfitrión
que rehusara aceptar un regalo
ni tan dadivoso que hallara molesto
tener que aceptar un regalo para forzar otro.
40. Que nadie se prive y esté escatimando
bienes que ahorrados tenga,
se le guarda al querido y lo hereda el odiado.
¡Las cosas pueden ir peor de lo que se piensa!
41. Con armas y paños se obsequian amigos,
cada uno por sí lo ve;
la amistad se prolonga, si bien va todo,
si es el que el tiempo lo permite.
42. Amigo el hombre será de su amigo,
con regalo al regalo responda;
la risa con risa se debe acoger,
y la falsedad con la mentira.
43. Amigo el hombre será de su amigo,
de él y de amigo que él tenga,
nunca el hombre amigo será
del amigo de algún enemigo.
44. Si tienes amigo en el cual confías
y sacarle provecho quieres,
ábrete a él, cambiaros regalos,
ve con frecuencia a su busca.
45. Si tienes a otro en quien poco confías
y sacarle provecho quieres,
finuras dile, más tenlo por falso;
paga doblez con engaño.
46. Lo mismo con ese en quien poco confías
y que no le ves bien la intención:
ríe con él, pero fingiendo;
dele según él te de.
47. Joven yo era, solo viajaba;
perdido quedé en los caminos;
me veía yo rico si alguno topaba.
¡Al hombre el hombre conforta!
48. Los magnánimos son y también los bravos
quienes viven mejor y sin penas;
el hombre cobarde de todo se asusta,
al tacaño el regalo escuece.

Página 29
49. Ropas mías les puse en el llano
a dos personajes de palo;
parecieron señores después de cubiertos.
¡Vergüenza es el hombre desnudo!
50. Se seca el pino que está en un claro,
ni corteza ni agujas lo guardan;
igual con el hombre al que nadie estima.
¿Para qué sigue él viviendo?
51. Más viva que el fuego entre malos amigos
la paz cinco días arde;
se apaga cuando el sexto llega
y toda amistad se malogra.
52. No precisa dar siempre grandes regalos,
con poco que des te elogian:
con un medio pan y un algo en la copa
me hice de un fiel camarada.
53. A orilla pequeña, pequeña la mar:
pequeño juicio el del hombre;
mal repartida está la cordura,
siempre un poco falta.
54. De sabio el hombre lo justo tenga,
nunca de sabio se pase;
de una vida mas bella aquellos gozan
los que saben lo bastante.
55. De sabio el hombre lo justo tenga,
nunca de sabio se pase;
raramente contento está el alma
del sabio que todo lo sabe.
56. De sabio el hombre lo justo tenga,
nunca de sabio se pase;
aquel que ignora el destino que le aguarda
el alma feliz siempre tendrá.
57. Fuego da el fuego hasta todo quemarlo,
llama de llama prende;
por su habla los hombres al hombre conocen,
quien calla por tonto queda.
58. Levántese pronto quien piense tomar
vida o fortuna ajenas:
ni lobo acostado presa consigue
ni hombre que duerme una victoria.

Página 30
59. Levántese pronto el escaso de gente
y corra a atender sus faenas;
mucho retrasa quien duerme de más,
riquezas lleva al activo.
60. Los secos troncos calcula el hombre
y la piel de abedul para el techo,
y también la leña que gasta en tres meses
y en un medio año.
61. Lavado y comido se irá a la asamblea,
aunque no bien vestido se vaya;
ni calzado o calzón a nadie avergüencen
ni tampoco el caballo, aunque bueno no sea.
62. Está con la cabeza agachada como
un perro husmeando, cuando llega a la orilla del mar
el águila, en la antigua mar;
así el hombre se encuentra entre otros,
con pocos valedores.
63. Preguntas haga y respuestas de
quien quiera lo tengan por sabio;
lo sabido por uno no sepan dos,
si tres, se sabrá por todos.
64. Con tacto siempre el hombre avisado
se debe valer de su fuerza:
pronto descubre quien da con valientes
que nadie les puede a todos.
65. Palabras que a otro el hombre diga
casi siempre las paga luego.
66. En muchos lugares pronto era aún,
ya tarde llegaba en otros:
que cerveza no quede o que esté por hacer
jamás el molesto acierta.
67. Me llamarían a mí para todo banquete
si no precisara comer
o si dos le colgasen al buen amigo
por la pata que yo le como.
68. Cosa no hay mejor que el fuego
y la vista del sol
si de buena salud el hombre goza
y de vida sin tacha lleva.

Página 31
69. Con algo se cuenta, aunque falte salud:
confortan a unos sus hijos,
sus parientes a éste, sus riquezas a aquél,
a otros sus obras bien hechas.
70. Mejor es vivir que ya no vivir:
la vaca el vivo la tiene;
buen fuego yo vi en la casa del rico
y a él en la puerta muerto.
71. El cojo cabalga, el manco guía al pastor,
el sordo en la lucha sirve;
mejor estar ciego que estar quemado.
¡A nadie le sirve un muerto!
72. Es útil un hijo, aunque tarde nazca
y luego que el padre murió;
tan sólo el pariente en honor del pariente
piedra en la senda erige.
73. Dos hacen una batalla;
la lengua asesina la cabeza,
toda capa tiene un puño que busca...(Estrofa incompleta)
73. Final de estrofa personal:
la victoria por encima de todo.
74. Agradece la noche quien confía en si avío;
al remo, apretados los puestos;
en otoño, noche insegura;
ya en cinco días el tiempo cambia,
pero más en un mes.
75. No sabe tampoco el que nada sabe
que a muchos fortuna obceca,
si rico es un hombre, pobre es el otro,
no debe culpársele a él.
76. Mueren riquezas, mueren parientes,
también uno mismo muere;
la gloria tan sólo no muere jamás,
la de aquel que ganársela logra.
77. Mueren riquezas, mueren parientes,
también uno mismo muere;
tan sólo una cosa sé que no muere;
la fama que deja un muerto.
78. Yo vi lleno el redil de los hijos de Fitjung,
ya van con el bastón de mendigo,
como un parpadeo la fortuna se va,
la menos constante amiga.

Página 32
79. Si ocurre que el necio fortuna alcanza
o logra favor de mujer,
la arrogancia le crece, mas no el buen seso;
de gran presunción se llena.
80. Está comprobado: si runas consultas,
aquellas de origen divino,
las que altos poderes hicieron
y el thulr supremo tiñó,
mucho se gana callando.
Capítulo II
Segunda Noticia de Odín
Los Viajes del Amor

81. El día y la noche se alabe, la mujer, quemada;
la espada, probada, la moza, casada,
el hielo, cruzado, la cerveza, bebida.
82. Con viento el árbol se tale;
en bonanza se salga a pescar;
con moza lo oscuro se diga:
son muchos los ojos del día;
navegar debe el barco, guardar el escudo;
herir la espada y besar la muchacha.
83. Beber, junto al fuego; patinar, por el hielo;
poco se compra el rocín, con herrumbre la espada;
en casa al caballo se engorda y suelto al perro en el hogar.
84. Que nadie confíe en palabras de moza
ni en nada que diga mujer:
corazón se les dio – ¡son ellas volubles! moldeado en la rápida rueda
pues en rueda giratoria su corazón se creó.
85. De arco quebrado, de llama que arrecia,
de lobo que aúlla o pato que grazna,
de cerdo que gruñe, de árbol sin raíces,
de ola que crece, de olla que cuece,
86. De flecha que vuela, de tromba que viene,
de hielo de un día, de bicha enroscada,
de tratos en cama o de espada rajada,
del juego del oso, o de hijo de rey,
87. De ternero doliente, de esclavo voluntario,
de parla de völva, de muerte reciente,

Página 33
88. Del campo recién sembrado: que en eso nadie crea,
ni muy pronto en el hijo;
decide en el campo el tiempo y en el hijo la razón,
son dos cosas peligrosas
89. De aquel, si lo ves, que a tu hermano mató,
de mansión mal quemada, de rápida jaca
- no sirve el corcel si se rompe una pata -,
de nada de esto seguro te fíes.
90. Igual el amor de mujer engañosa
que llevar sin ramplones un potro por hielo,
trotón, de dos años y mal enseñado,
o cruzar sin timón tempestad de la mar,
o ir cojo tras reno por cuesta en deshielo.
91. Mas digo verdad, pues ambos conozco:
le finge a la hembra el hombre;
mientras más engañosos, más linda la parla
que a la niña prudente enreda.
92. Lindezas le diga y le llevará regalos
quien quiera de moza amores;
alábale el cuerpo a la hermosa muchacha;
recibe amor quien ama.
93. Nadie a un hombre jamás le censure
el amor que él tenga;
se arroba el sensato con linda cara
que frío al cretino deja.
94. Nadie en un hombre censure nunca
cosa que a tantos pasa:
cretina vuelve a la gente sensata
la loca pasión amorosa.
95. El espíritu sabe qué hay junto al corazón,
solo está con su amor;
no hay para el sabio dolencia peor
que el no estar contento consigo mismo.
96. Claro lo vi cuando allá entre los juncos
goces de amor me esperaba;
corazón y carne yo puse en la moza;
no fue sin embargo mía.
97. A la hija de Billing dormida hallé
- como el sol relucía - en su lecho;
la suerte de un jarl hubiera yo dado
por gozar de aquel cuerpo.

Página 34
98. “Pero luego a la noche, Odín, volverás,
si tratarme de amores quieres;
que de esta torpeza nadie se entere
sino sólo nosotros solos”.
99. Del cierto placer me abstuve entonces
pensando que ella me amaba;
seguro creí que después gozaría
de todo su amor y favores.
100. Cuando luego volví, feroces guerreros
alerta guardia montaban
con fuego de teas y antorchas en alto.
¡Mal paso allí se me abría!
101. Ya cerca del alba de nuevo volví:
ahora los hombres dormían;
amarrada en la cama la perra estaba
de la hermosa mujer.
102. Son muchas las mujeres, si bien se mira,
con los hombres falsas;
claro lo vi cuando quise conquistar
a la astuta mozuela:
por toda vergüenza me hizo pasar
y no logre yo gozarla.
Capítulo III
La Hidromiel de la Poesía
La Hija de Suttung
103. Alegre en su casa, festivo con huésped
y cauto ha de ser el hombre;
memorioso y locuaz, si quiere ser sabio;
lo bueno a menudo cuente.
Por imbécil se tiene al que apenas habla,
son cosas propias de ignorantes.
104. Visité el viejo gigante; heme aquí vivo;
apenas pude estar allí callado:
Conversación abundante servicio me hizo
en la sala de Suttung.
105. Con la boca de Rati camino me abrí
con ella la roca royendo:
por alto y por bajo – arriesgué la cabeza me pasaban sendas de trolls.

Página 35
106. Gunnlöd me dio en su trono de oro
del excelso hidromiel;
mal yo a ella después le pagué
su buena intención,
su sentir sincero.
107. De la bien conseguida bien me serví
- ¡Poco le falta al sabio! -;
y Ódrerir ahora en lo alto está,
en el templo del dios de los hombres.
108. Todavía quizás pudiera yo verme
allá en el reducto del troll
de no haberme servido de Gunnlöd hermosa,
en cuyos brazos estuve.
109. Allá a la mañana, los trolls fueron
y en la sala de Hárr por Hárr preguntaron:
que si vivo volvió con los dioses Bölverkr
o si Suttung lo había matado.
110. Se tenía de Odín juramento en la anilla.
¡Quién le creerá ya nada!
Traicionado a Suttung dejó a su partida
y a Gunnlöd llorando.
Capítulo IV
Loddfáfnismál
Discurso de Loddfáfnir

111. Palabras ahora en el podio del thulr,
a la vera del pozo de Urdr;
yo vi y callé, yo vi y medité,
al habla atendí de los Æsir;
de las runas oí, su poder escuché
por la sala de Altísimo, en la sala de Alto.
Esto escuché que decían:
112. Te damos Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
De noche no salgas si no es a espiar
o vas a excusado sitio.
113. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Con bruja abrazado jamás te acuestes
ni que ella te trabe los miembros.

Página 36
114. Ella te hará que no tengas en nada
asamblea o palabra de rey,
que ni quieras comida ni trato con nadie
y todo angustiado te acuestes.
115. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
De hembra casada nunca pretendas
sacarte amores.
116. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Si has de viajar por montaña o por fiordo
date una buena comida.
117. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Nunca le cuentes al hombre malo desgracia que tengas;
los hombres malos jamás corresponden a la buena intención.
118. A uno yo vi al que mal mordían palabras de mala mujer:
la falsa lengua se cobró su vida, un hombre en verdad sin culpa.
119 Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Si tienes amigo en el cual confías,
vete a menudo en su busca;
de zarzas se cubre y de altas hierbas
camino que nadie frecuenta.
120.Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Procura ganarte al hombre bueno;
conjuros aprende siempre.
121. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
No seas tú nunca el primero en romper con un camarada;
si no tienes a alguno al que todo cuentes tendrás angustiado el pecho.
122. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
No tengas jamás discusión ninguna
con un simio ignorante.
123. Pues el hombre malo jamás corresponde al bien que le haces;
el hombre bueno será quien te logre renombre y fama.

Página 37
124. Por igual que un hermano se tiene a aquel
al que todo se cuenta;
nada hay peor que el poco sincero,
no es bueno el amigo que a todo asiente.
125. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo.
A un hombre peor, ni tres feas palabras concedas;
a menudo el mejor cede cuando busca el peor pelea.
126. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Harás un zapato o harás una lanza sólo si son para ti;
mal hecho el zapato o la lanza torcida y tu mal te desean.
127. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Donde hallares maldad con maldad responde.
¡Que paz tu enemigo no tenga!
128. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Contento con el mal no has de estar nunca,
lo bueno alegrarte debe.
129. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Para arriba no mires si estás peleando
- ¡Iguales que locos los hombres quedan! -,
no vaya a agarrarte hechizo.
130. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Si quieres ganarte a la hermosas muchacha
y que ella gusto te de,
prométele y dile y cúmplele siempre:
a nadie buen trato rechaza.
131. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Sé cauto, te digo – mas tampoco te pases -;
sobre todo bebiendo o con hembra casada,
lo tercero, también, que no te engañen los ladrones.
132. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Nunca de un huésped te rías o burles
ni de un caminante.

Página 38
133. Se pregunta a menudo la gente en la sala
qué hombres serán los llegados:
nadie hay tan bueno que falla no tenga
ni tan malo que nunca sirva.
134. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Del thulr venerable jamás te rías:
es bueno a menudo lo dicho por viejo;
a menudo bien habla el talego curtido,
el que cuelga entre cueros
y entre pieles se mece
y entre tripas se orea.
135. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
No le grites al huésped ni lo eches afuera,
dale buen trato al pobre.
136. Pesada la tranca que se ha de alzar
para abrirles a todos,
si anillo no das, un mal te desean,
dolor que tus miembros cojan.
137. Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir y que debes saberlo:
Cuando bebas mucho, recurre al poder de la tierra
(de cerveza la tierra libra, como el fuego de pestes,
de pujo el roble, de embrujo la espiga,
de sofoco el saúco – contra hechizos se pide a la luna -,
de picada el brezo, de desgracia a las runas),
del vómito libra el suelo...(Estrofa incompleta)
137. Final de estrofa personal:
y la sabiduría de necios la compañía libra.
Capítulo V
Rúnatal
La Canción de las Runas

138. Sé que pendí nueve noches enteras
del árbol que mece el viento;
herido de lanza y a Odín ofrecido
- yo mismo ofrecido a mí mismo del árbol colgué del que nadie sabe
el origen de las raíces.
139. Ni pan me tendieron ni copa alguna;
fijo en lo hondo miré;
las runas alcé, las gané entre gritos;
caí a la tierra de nuevo.

Página 39
140. Nueve conjuros del hijo de Bölthorn,
del padre de Bestla, aprendí,
y también he bebido el excelso hidromiel,
el que estaba en Ódrerir.
141. Todo saber yo entonces logré,
de poder me llené y de gozo:
de palabra a palabra la palabra me fue dada,
de acción en acción la acción me llevó.
142. Averigua las runas y aprende los signos,
las runas de mucha fuerza,
las runas de mucho poder,
que el thulr supremo tiñó
y los altos poderes hicieron
y el señor de los dioses grabó.
143. A los Æsir Odín, a los elfos Dáinn,
a los enanos se las grabó Dvalinn,
a los gigantes Alsvid;
yo mismo algunas runas grabé.
144. ¿Las sabes tú grabar? ¿Las sabes tú entender?
¿Las sabes tú teñir? ¿Las sabes tú probar?
¿Les sabes tú pedir? ¿Les sabes tú ofrendar?
¿Les sabes tú ofrecer? ¿Les sabes tú inmolar?
145. Mejor no pedir que por todo ofrendar,
su pago la ofrenda busca,
mejor no ofrecer que siempre inmolando.
Así grabó thundr antes que gentes hubiese;
allá revivió cuando vino de nuevo.
Capítulo VI
Ljódatal
La Canción de los Conjuros

146. Los conjuros sé yo que ni esposa de
rey ni hombre alguno sabe:
“auxilio” se llama el que auxilio te da
en pleitos y penas y en malas dolencias.
147. El segundo sé, remedio de aquellos
que quieren ser curanderos.
148. El tercero sé, si mucho preciso
dejarme a alguno trabado:
sus filos le emboto a aquel mi enemigo
y ni armas ni mañas le valen.

Página 40
149. El cuarto sé, si preso me ponen
y atados los miembros tengo:
yo canto el conjuro y me puedo escapar;
libres los pies se me quedan,
sueltos los brazos se liberan.
150. El quinto sé, si lanza yo veo
que busca traidora a mi gente:
por recia que vuele parada la dejo,
si mi vista la ve.
151. El sexto sé, si con raíz me laceran
del árbol con savia tomada:
el hechizo que a mí aquel hombre me canta
él se lo sufre y no yo.
152. El séptimo sé, si entre altas llamas
veo en la sala a mi gente:
por mucho que arda salvarlos puedo,
tal el conjuro que canto.
153. El octavo sé, ese que siempre
útil será que se aprenda:
odio que surja entre hijos de jefe,
yo pronto cortarlo puedo.
154. El noveno sé, si mi barco peligra
y lo he de salvar en la mar:
yo el viento detengo que azota las olas
y toda la mar sosiego.
155. El décimo sé, si brujas veo
que arriba están por los aires:
de manera que yo hago que locas huyen
y no dan con sus cuerpos
y no dan con sus mentes.
156. El undécimo sé, si a la guerra llevo
a mi tropa de viejos amigos:
tras mi escudo les canto y ellos con fuerza
bien en la lucha entran,
bien de la lucha salen,
bien me regresan de ella.
157. El duodécimo sé, si veo al ahorcado
que arriba en el árbol se mece:
de manera yo grabo y las runas tiño
que el muerto se anima
y me tiene que hablar.

Página 41
158. El decimotercero sé, si al nuevo guerrero
echarle las aguas debo:
no caerá él si a la guerra fuere,
lo respetan a él las espadas.
159. El decimocuarto sé, si yo entre los hombres
decir de los dioses debo:
de los Æsir y elfos yo doy toda cuenta.
¡Pocos sabios lo saben!
160. El decimoquinto sé, que el enano thjódreyrir
a las puertas de Dellingr cantó:
con la fuerza de los Æsir, con la gloria de los elfos,
lo cantó a Hroptatýr con la ciencia.
161. El decimosexto sé, si cauta mozuela
quiero que gusto me de:
su mente y su amor para mí se los vuelvo
a la niña de blancos brazos.
162. El decimoséptimo sé, la niña mocita
que no se me vaya.
Nunca, Loddfáfnir, tuyos serán estos conjuros,
aunque has de saberlos, debes ganarlos,
te urge obtenerlos.
163. El decimoctavo sé, aquel que jamás
a doncella diré ni a casada
- es siempre mejor que lo sepa uno solo;
y aquí los conjuros acaban -,
sino a aquella tan sólo que me eche el brazo
y también a mi hermana.
164. Ya ahora en la sala de Altísimo
los dichos del Altísimo se cantaron
para todo provecho del hombre,
para poco provecho del troll.
¡Salud al que dijo! ¡Salud al que supo!
¡Quien algo aprendió, que lo goce!
¡Salud a los que esto oyeron!

Página 42

Vafthrúdnismál
(El discurso de Vafthrúdnir)

Odín dijo:
1. “Aconséjame, Frigg, pues tentado estoy
de llegarme a ver a Vafthrúdnir;
mucho me incita la antigua ciencia
de aquel tan sabio gigante.”
Frigg dijo:
2. “Padre de los guerreros, el consejo de Frigg
es que en casa te quedes;
Ningún gigante es igual, a mi juicio, en fuerza
y conocimiento a Vafthrúdnir.”
Odín dijo:
3. “Mucho he viajado, mucho he aprendido
Mucho he preguntado a los Dioses;
Me arriesgaré a visitar a Vafthrúdnir
y ver con mis ojos su morada.”
Frigg dijo:
4. “Incólume marcha, sin daño regresa:
bueno sea el viaje.
Que tú, Padre de los Hombres prevalezcas
en tu duelo de saber con el gigante.”
5. Así Odín partió a ponerse a prueba con el gigante,
a confrontar saber con saber:
En el Palacio del padre de Ím
Ygg, el Temeroso, entró.
Odín dijo:
6. “ ¡Salud Amigo! De lejos he venido
para visitarte, Vafthrúdnir.
Ardo en deseos de conocer si tú eres sabio a medias
o todo un sabio, tal como he oído.”
Vafthrúdnir dijo:
7. “ ¿Quién eres tú? ¿Quién es el que se atreve
a lanzarme palabras provocadoras?
A menos que no seas de los dos el de más saber
no abandonarás este Palacio con vida.”
Odín dijo:
8. “Mi nombre es Gagnrád, desde el camino
llegué a tu sala necesitado
de comida y bebida; mucho he viajado
por tu bienvenida, sabio gigante.”

Página 43
Vafthrúdnir dijo:
9. “Dime, Gagnrád, por qué hablas desde el suelo
y no tomas asiento;
debes demostrarme quién tiene más conocimiento,
si el huésped o el viejo anfitrión.”
Odín dijo:
10. “El hombre pobre ante el rico
habrá de hablar o callar;
mala sería la mucha jactancia
quien viene a desafiar al sabio.”
Vafthrúdnir dijo:
11. Dime, Gagnrád, -desde el suelo puedes hablardime para probar tu osadía:
¿Cómo es llamado el caballo que se arrastra
día a día sobre la estirpe heroica?
Odín dijo:
12. “Skínfaxi se llama el que desde
el albor de los tiempos arrastra
sobre la estirpe heroica:
el mejor caballo es de los Hreidgot,
con su brillante crin dorada.”
Vafthrúdnir dijo:
13. “Dime ahora, Gagnrád, -desde el suelo puedes hablardime para probar tu osadía:
¿Cómo es llamado el corcel que desde el este trae
la Noche que agrada a los Dioses?
Odín dijo:
14. “Hrimfaxi se llama el que a todos trae
la Noche que agrada a los Dioses;
espuma de su bocado cae cada mañana,
de donde procede el rocío de los valles.
Vafthrúdnir dijo:
15. “Dime ahora, Gagnrád, -desde el suelo puedes hablardime para probar tu osadía:
¿Cómo es llamado el río que demarca el terreno
de gigantes y dioses?”
Odín dijo:
16. “Ifing es el río que fluye entre la tierra
de gigantes y dioses:
libre por siempre habrá de correr,
sin jamás helarse.”

Página 44
Vafthrúdnir dijo:
17. “Dime ahora, Gagnrád, -desde el suelo puedes hablardime para probar tu osadía:
¿Cómo se llama el llano, el lugar donde Surt
finalmente derrotará a los Dioses?”
Odín dijo:
18. “Vígrídr es el lugar, el lugar donde Surt
finalmente derrotará a los Dioses:
555.6 kilómetros tiene a cada lado,
ése es el llano asignado.”
Vafthrúdnir dijo:
19. “Eres sabio, invitado; sube al escaño,
siéntate y continúa hablando,
para ver cuál de los dos es en ingenio el más sabio,
apostemos nuestras cabezas en el desenlace.”
Odín dijo:
20. “Dime lo primero Vafthrúdnir si tu ingenio te sirve bien:
¿Cómo la tierra, cómo el cielo,
uno y otro, fueron creados?”
Vafthrúdnir dijo:
21. “Del cuerpo de Ymir se formó la tierra,
las montañas de sus poderosos huesos,
con el Cráneo del helado gigante, el cielo,
el mar salado, de su sangre.”
Odín dijo:
22. “Di lo segundo Vafthrúdnir si tu ingenio te sirve bien:
¿De dónde procede la luna, de dónde procede el sol
que se mueven del mismo modo sobre los hombres?
Vafthrúdnir dijo:
23. “Mundilfäri es el padre de la Máni,
y también del Sol;
Ellos deben viajar a través del cielo cada día
como una tarja para los hombres.
Odín dijo:
24. “ Di lo tercero Vafthrúdnir si tu ingenio te sirve bien:
¿De dónde viene el Día, de dónde viene la Noche
y sus lunas que pasan ante los hombres?
Vafthrúdnir dijo:
25. “Dellingr se llama el Padre de Día,
pero Noche fue engendrada por Nörr;
luna llena y nueva crearon los dioses para contar los años.”

Página 45
Odín dijo:
26. “Di lo cuarto Vafthrúdnir si tu ingenio te sirve bien:
¿De dónde viene el invierno o el cálido verano,
cómo ambos llegaron a ser?
Vafthrúdnir dijo:
27. “Vindsval se llama el padre de Invierno,
y Svásud el de Verano.”
Odín dijo:
28. “Di lo quinto Vafthrúdnir si tu ingenio te sirve bien:
¿Quién de los dioses o de los parientes de Ymir
fue el primero de la Primera Edad?
Vafthrúdnir dijo:
29. “En los inviernos sin fin antes de que la Tierra fuera formada,
fue entonces cuando Bergelmir nació:
Su padre, creo, fue Thrúdgelmir,
y Aurgelmir su abuelo.”
Odín dijo:
30. “Di lo sexto Vafthrúdnir si tu ingenio te sirve bien:
¿Desde dónde Aurgelmir vino, quién de todos
los gigantes fue el primero de la Primera Edad?
Vafthrúdnir dijo:
31. “Desde Elivágar rezumó el veneno
se unió para formar el gigante:
todos somos sus hijos, procedemos de él, por eso somos tan fieros.”
Odín dijo:
32. “Di lo séptimo, pues te dicen sabio
oh tú, Vafthrúdnir:
¿cómo tuvo un hijo el gigante sin placer de giganta?”
Vafthrúdnir dijo:
33. “Bajo su mano dicen, le creció al gigante
un hijo, y una hija también;
un pie con el otro engendró al gigante un hijo de seis cabezas.”
Odín dijo:
34. “Di lo octavo, pues te dicen sabio
a ti, oh, Vafthrúdnir:
¿Qué es tu primer recuerdo, tu saber más antiguo, pues tan sabio eres, gigante?”
Vafthrúdnir dijo:
35. “ En los inviernos sin fin antes de que la Tierra fuera creada
fue entonces cuando Bergelmir nació:
Mi primer recuerdo es la piedra de molino en la que colocaron al sabio gigante.”

Página 46
Odín dijo:
36. “Di lo noveno, pues te dicen sabio
si lo sabes, Vafthrúdnir:
¿De dónde llega el viento que ondula las olas?, nunca nadie lo ve.”
Vafthrúdnir dijo:
37. “Hraesvelgr se llama, sentada en el confín del mundo,
gigante en forma de águila;
de sus alas dicen que procede el viento que sopla sobre los hombre mortales.”
Odín dijo:
38. “Di lo décimo, pues de los dioses el destino
muy bien conoces, Vafthrúdnir:
¿Cómo Njördr es tenido por dios,
se erigen altares y templos a su nombre aun no nacido dios?”
Vafthrúdnir dijo:
39. “En Vanaheimr los Vanes lo moldearon
y le dieron como ofrenda a los dioses,
y al final de los tiempos habrá de volver otra vez con los sabios Vanes.”
Odín dijo:
40. “Di lo undécimo, pues de los dioses el destino
muy bien conoces Vafthrúdnir;
¿Quienes de los hombres en la Sala de Odín se batirán cada día?”
Vafthrúdnir dijo:
41. “Todos los guerreros muertos en la Corte de Odín
se batirán cada día;
elegirán los muertos, después dejarán la batalla, para sentarse después en paz en el Salón.”
Odín dijo:
42. “Di lo doceavo, pues de los dioses el destino
muy bien conoces, Vafthrúdnir:
De las runas de los gigantes y de todos los dioses dime la verdad, oh sabio gigante.”
Vafthrúdnir dijo:
43. “De las runas de los gigantes y de todos los dioses
diré lo que es cierto, pues visité cada mundo,
llegué a nueve mundos allá abajo en el Niflheimr,donde mueren los hombres.”
Odín dijo:
44. “Mucho he viajado, mucho he indagado,
mucho a los dioses pregunté;
¿quiénes se salvarán cuando el Filmbulvertr llegue a los hombres?
Vafthrúdnir dijo:
45. “Lif y Lifthrasir, mas habrán de ocultarse
en el bosque de Hoddmimir;
para alimentarse comerán el rocío de la mañana y engendrarán a los hombres todos.”

Página 47
Odín dijo:
46. “Mucho he viajado, mucho he indagado,
mucho a los dioses pregunté;
¿De dónde vendrá Sol al suave cielo una vez Fenrir se la haya tragado?”
Vafthrúdnir dijo:
47. “Alfrödull concebirá una hija
antes de que sea prendida por Fenrir;
La Doncella recorrerá el camino de su madre cuando todos los Altos estén muertos.”
Odín dijo:
48. “Mucho he viajado, mucho he indagado,
mucho a los dioses pregunté;
¿Quiénes son las damas que viajan sobre el mar,sabias todas ellas?
Vafthrúdnir dijo:
49. “Tres grandes ríos de las hijas de Mögthrasir
caerán en los desiertos;
las hamingjar van por el mundo, mas gigantes las engendraron.”
Odín dijo:
50. “Mucho he viajado, mucho he indagado,
mucho a los dioses pregunté;
¿Quién habitará la casa de los dioses cuando el fuego de Surt se extinga?”
Vafthrúdnir dijo:
51. “Vídar y Váli morarán allí
cuando el fuego de Surt se extinga:
a Módi y Magni pertenecerá Mjöllnir, cuando Thor sea derribado.”
Odín dijo:
52. “Mucho he viajado, mucho he indagado,
mucho a los dioses pregunté;
¿Ante quién en el final Odín debe caer, cuando caigan los dioses?”
Vafthrúdnir dijo:
53. “El lobo habrá de tragar a Aldafödr
Vídar le vengará:
La fría mandíbula habrá de rajar del lobo, en la lucha.”
Odín dijo:
54. “Mucho he viajado, mucho he indagado,
mucho a los dioses pregunté;
¿Qué susurró Odín al oído de su hijo antes de que Baldr fuera llevado a la pira?”
Vafthrúdnir dijo:
55. “Sólo tú sabes eso, lo que hace mucho tiempo
dijiste en el oído de tu hijo;
mis labios, a la muerte abocados dijeron mi antiguo saber y hablaron del Ragnarök.
Con Odín compito en sabiduría, mas tú siempre
serás el más sabio.”

Página 48

Grímnismál
(El discurso de Grímnir)

Sobre Los Hijos Del Rey Hraudung:
El rey Hraudung tenía dos hijos, Agnar y Geirrödr. Agnar tenía diez inviernos de edad y Geirrödr ocho
cuando fueron a remar en un bote para pescar pececillos.
Pero el viento les empujó mar adentro. Durante la noche embarrancaron en la orilla y encontraron a un
labrador con el que pasaron el invierno.
Su esposa adoptó a Agnar, y el viejo tomó cuidado de Geirrödr, enseñándole su sabiduría.
En primavera, el viejo les consiguió un barco, y la pareja llevó a los dos hermanos a la playa, el viejo
habló aparte con Geirrödr.
Tuvieron viento favorable y arribaron a la tierra de su padre.
Geirrödr iba en la parte delantera del barco: saltó a tierra y empujó el barco de la orilla, diciendo:
“¡Vete, que te lleven los demonios!”.
El barco se alejó.
Geirrödr subió a casa, donde fue bienvenido, pero su padre había muerto.
Entonces Geirrödr fue hecho rey y se convirtió en persona de gran importancia.
Odín y Frigg estaban en Hlidskjálf viendo todos los mundos.
Odín dijo: “ ¿Ves a Agnar, tu hijo adoptivo, que va a engendrar un hijo con una giganta, allá en el
infierno? En cambio Geirrödr, mi hijo adoptivo, es rey gobierna sobre esta tierra”.
Frigg dijo: “Él mata de hambre a su pueblo y tortura a sus huéspedes si le parece excesivo su número”.
Odín respondió que esto era una gran mentira; hicieron una apuesta sobre la verdad.
Frigg envió a su doncella, Fulla, a Geirrödr.
Ella le dijo al rey que estuviera alerta, que se cuidara un hábil mago había llegado a la tierra para
embrujarle, y que no podría ser reconocido porque no había perro tan fiero que osara acercársele.
Era una gran falsedad que Geirrödr no fuera hospitalario.
Pero ordenó a los suyos apresar al hombre al que no se le acercaran los perros.
Llevaba un manto azul oscuro, dijo llamarse Grímnir, y no dijo nada más de sí mismo aunque se lo
preguntaran.
El rey lo torturó para que hacerle hablar, poniéndolo entre dos fuegos durante ocho noches.
El Rey Geirrödr tenía un hijo de ocho inviernos de edad, que se llamaba Agnar como su tío.
Agnar fue hacia Grímnir, y le dio un cuerno lleno de bebida, diciendo que el rey hacía mal en torturarle
sin causa. Grímnir bebió del cuerno.
El fuego había crecido tanto que le abrasaba el manto.
Dijo:
1. Eres cálido, fuego, muy en demasía;
aléjate de mí, salvaje llama;
mi manto se abrasa aunque lo alzo en el aire,
su piel se chamusca y arde sin llama.
2. Durante ocho noches no me he movido,
nadie me ofreció comida o alimento
excepto Agnar, Hijo de Geirrödr,
sea él señor de la tierra de los godos.

Página 49
3. ¡Salve, Agnar! La fortuna te ofrece
el Altísimo, por un solo trago tu recompensa
será mayor que la que ningún hombre jamás tuvo.
4. Es sagrada la tierra que se extiende cerca
de las casas de los hombres y de los elfos;
pero en Thrúdheim, ha de estar Thor
hasta que mueran los dioses.
5. Ydalir se llama la tierra de Ullr,
donde hizo sus salas;
el Ālfheimr a Frey regalaron los dioses
en tiempos remotos.
6. Hay una tercera estancia donde los clementes dioses
techaron con plata una sala;
Valaskjálf se llama, un As la construyó
en tiempos remotos.
7. Skökkvabekk la cuarta y allí las frías ondas
podían romper;
Allí Odín bebe todo el día con Sága,
alegres, en jarras de oro.
8. Gladsheimr la quinta, brillante como el oro,
donde el Valhalla se extiende;
allí, Hropt elige cada día
a los guerreros muertos por las armas.
9. Fácilmente, los que llegan allí, reconocen
la Mansión de Odín;
techada está con astas, tejada con escudos,
cubierto el suelo de corazas.
10. Fácilmente, los que llegan allí, reconocen
la Mansión de Odín;
cuelga un lobo al oeste de las puertas,
y las águilas se ciernen.
11. Thrymheimr es la sexta, la morada
de Thjazi, el horrible gigante;
Ahora allí Skadhi, clara novia de los dioses,
se sienta en el trono de su padre.
12. Breidablik es la séptima, donde Baldr
se construyó una Mansión;
un lugar bendito, la mejor de las tierras,
donde pocas cosas horribles hay.

Página 50
13. Himinbjörg, la octava, allí Heimdallr
gobierna la tierra y los templos;
el guardián de los dioses bebe en la apacible mansión,
alegre, el buen hidromiel.
14. Fólkvang la novena, donde Freyja rige
dónde los guerreros deben sentarse;
la mitad de los caídos siguen a la diosa,
mientras que la otra parte pertenece a Odín.
15. Glítnit la décima, con cimientos de oro
y un rico techado de plata;
allí Forseti vive a menudo
y apacigua los pleitos.
16. Nóatún la onceava, donde Njördr
se construyó una sala;
el príncipe de los hombres, el afable, rige
los templos de altos muros.
17. Vídar viva en la tierra llamada Bosque,
donde cañas y hierba crecen;
allí el hijo desciende, de lomos del caballo,
valeroso, a vengar a su padre.
18. Andhrímnir pone en Eldhrímnir
a cocer a Saehrímnir;
y es la carne mejor, pero pocos saben
qué comen los einherjar.
19. A Geri y Freki nutre el avezado en luchas,
el glorioso Herjafödr:
y sólo con vino, magnifico en las armas,
vive siempre Odín.
20. Hugin y Munin vuelan cada día
sobre la vasta tierra;
padezco por si Hugin no puede regresar,
pero más sufro por Munin.
21. Ruge Thund, prosperan los peces
en las aguas de Thjódvitnir;
la corriente del río no parece vadeable
a las huestes de los einherjar.
22. Valdrid es la verja que se alza en el llano
ante las sagradas puertas;
antigua es la verja, pero pocos saben
cómo se cierra.


Mitología Nórdica y otros.pdf - página 1/1340
 
Mitología Nórdica y otros.pdf - página 2/1340
Mitología Nórdica y otros.pdf - página 3/1340
Mitología Nórdica y otros.pdf - página 4/1340
Mitología Nórdica y otros.pdf - página 5/1340
Mitología Nórdica y otros.pdf - página 6/1340
 




Descargar el documento (PDF)

Mitología Nórdica y otros.pdf (PDF, 34.4 MB)





Documentos relacionados


Documento PDF cuarta de la libertad
Documento PDF tercera de la libertad
Documento PDF tercera de la libertad
Documento PDF el libro de la libertad
Documento PDF el libro de la libertad
Documento PDF el libro de la libertad

Palabras claves relacionadas