Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Proyecto de acuerdo educacion desigualdad de genero .pdf



Nombre del archivo original: Proyecto de acuerdo educacion desigualdad de genero.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por Microsoft Office Word / Solid Converter PDF (7.0.830.0), y fue enviado en caja-pdf.es el 27/12/2017 a las 16:31, desde la dirección IP 181.201.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 554 veces.
Tamaño del archivo: 195 KB (5 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Cámara de Diputados

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

Proyecto de Resolución que solicita a S.E. la Presidenta de la República la realización de
un Mensaje Presidencial con el objeto de que se implementen medidas que busquen
solucionar la situación de desigualdad de género en la educación escolar.

Fundamentos:
La educación es la principal herramienta por la cual las personas de escasos de recursos pueden
con esfuerzo y sacrificio salir de su actual condición y aspirar a una situación social y económica
más estable y mejor. Es en base a dicho anhelo que los jóvenes estudiantes se esmeran por ser
mejores en sus colegios o liceos, teniendo la esperanza de que algún día, su progreso cognitivo y
académico posibilite el desarrollo personal, material y espiritual.
Es precisamente en esa búsqueda por el progreso del ser humano que se vuelve una necesidad
para el Estado dar acceso universal a una educación justa, de calidad, inclusiva e igualitaria. Es por
ello que el gobierno, por deber mismo para con sus ciudadanos está llevando a cabo las reformas
necesarias, que nos lleven por la correcta senda que permita la tan anhelada calidad en Educación.
No obstante ello, en nuestro país no existe un trabajo acabado que busque favorecer la igualdad
de condiciones de género en el área de la educación escolar. Esta visión, la plantea el Director del
Centro de Investigaciones Pedagógicas del la Universidad Arturo Prat quien enfatiza que dentro
del sistema educativo persisten aun formas de discriminación entre hombres y mujeres, como por
ejemplo, que el mejor colegio público hoy en día (Instituto Nacional) no incluya a las mujeres
dentro de su modelo de enseñanza, formando sólo a hombres, excluyendo deliberadamente a las
mujeres de ese capital educativo. Señala además el académico que principalmente el modelo
educativo nacional está orientado de tal forma que predetermina la repartición de ciertas
actividades a futuro y las segrega entre géneros. Esto es una realidad que se visibiliza cuando se
realizan enfoques diferenciados a distintos géneros, con lo cual se establece una diferencia
abismante e injusta entre los habitantes de un Estado.

Chile en este tema no se ha quedado atrás, desde el retorno a la democracia una de las principales
directrices de la agenda pública ha sido buscar la equidad entre personas de distintos sexos,
creando por medio de estas instancias, diversas instituciones y cambios estructurales en el
entramado de las instituciones públicas, como por el ejemplo, el servicio nacional de la mujer
(SERNAM); la creación de programas de estrategia e inclusión del sexo femenino en diversas áreas
de la administración pública; la modificación a las normas del trabajo consagrando el derecho de
las madres a tener un permiso para poder cuidar al recién nacido en los primeros meses de vida,
entre otros cambios enfocados a la equidad entre los géneros.

Por lo anterior, no deja de ser preocupante el notable desbalance entre hombre y mujeres en la
asignatura de matemática que hasta el día de hoy subsiste en nuestro sistema educativo. Esta
disciplina del conocimiento no es irrelevante a la hora de formar a nuestros niños, sino por el
contrario, es por medio de esta área del conocimiento que desarrolla y genera las habilidades
analíticas y lógicas que son clave a la hora de desempeñar ciertos oficios, como la ingeniería, las
ciencias duras (Física, Biología, Química), la administración, las carreras del área de la salud,
arquitectura, astrofísica, astronomía, entre otros.
De esta manera, si nuestro modelo educativo da como resultado un desbalance de género, es
lógico concluir que es necesario realizar cambios en éste, a fin de evitar que los resultados que a
continuación se mencionan puedan ser corregidos a futuro.
Avalan nuestra preocupación los datos extraídos de los resultados de la prueba Simce. Si
comparamos los resultados dicha evaluación, los efectos son desconcertantes, tal como lo refleja
en el siguiente grafico

Grafico 1:

En los datos del gráfico 1, los cuartos básicos que rindieron la prueba de matemáticas (2010), se
visualiza una diferencia promedio de casi 4 puntos desfavorable a las niñas. En el gráfico 2, en
octavo básico (2009), se puede estimar que la diferencia entre niños y niñas sigue siendo
desfavorable para las niñas que parte con 3 puntos hasta llegar a una diferencia de 13,7 puntos.
Los resultados del examen SIMCE, celebrado el año 2013, confirman la situación anterior. Los
resultados de la prueba de matemáticas muestran que la diferencia entre géneros es sin duda
notoria y se ve acentuada a medida en que se avanza en los cursos, desde una distancia de 1
punto en cuarto básico hasta llegar a una diferencia de 8 puntos en segundo año de educación
media.
Podríamos decir que esta misma situación se replica en la prueba PSU del año 2012 en donde tan
sólo un 13% de las mujeres que tomaron el examen obtuvieron puntajes nacionales, a pesar de
que ellas representan más del 50% de los postulantes. Además, sólo 11% de las postulantes
obtuvieron puntajes nacionales en Historia; 8% de las postulantes obtuvieron puntajes nacionales
en la prueba de ciencias; 12% de las postulantes obtuvieron puntajes nacionales en la prueba de
Matemáticas y ninguna en Lenguaje.

Otra prueba que demuestra la brecha desigual que subsiste entre los jóvenes de nuestro país son
los resultados que la OCDE proporciona en sus sistemas de medición, presentados en los gráficos
Nº 2 y 3:

Grafico Nº2:

Grafico Nº3:

En relación a términos comparativos entre niñas y niños, Chile se posiciona significativamente
como el segundo país OCDE con mayor brecha de género en las pruebas estandarizadas de
matemáticas. Así lo demuestra el gráfico 5, donde nuestro país se presenta con una diferencia de
25 puntos desfavorable a las niñas. Esta diferencia, demuestra menor habilidad en las niñas para
formular, aplicar, e interpretar las matemáticas en una variedad de contextos. Esto incluye
razonamiento matemático y la utilización de conceptos, procesos, datos y herramientas para
describir, explicar y predecir fenómenos.

Estos datos reflejan sin duda el desigual estado en que se encuentra el actual Sistema Educativo
chileno, creando distinciones o diferencias que no tienen justificación alguna en los tiempos
moderno por lo que debe ser parte de los ejes futuros al hablar de educación, el aseguramiento de
una equidad justa y posible entre las personas de diferentes géneros.
A juicio de la Profesora María Elena Acuña, integrante de la Comisión para la Igualdad de
Oportunidades de Género de la Universidad de Chile la diferencia notable en educación entre
personas de distinto sexo viene desde el tiempo de la inclusión de las mujeres al sistema Educativo
con la promulgación del decreto Amunátegui firmado en la década de 1880, que se basó en tres
argumentos: la conveniencia de estimular en las mujeres la dedicación al estudio continuado; la
arraigada creencia de que las mujeres poseían ventajas naturales para ejercer algunos oficios
relacionados con la asistencia a otras personas; y la importancia de proporcionar los instrumentos
para que algunas mujeres, tuvieran la posibilidad de generar su propio sustento.
Gracias a este decreto, al final del siglo XIX, se titularon las primeras mujeres universitarias en
derecho y medicina; en el caso de esta última profesión, Eloísa Díaz y Ernestina Pérez son las
primeras mujeres en recibir el título de médico cirujano. Sin embargo, el sistema educativo, desde
entonces, se ha basado en la búsqueda de cobertura y de acceso universal a la Educación, no
obstante ello no se ha discutido de forma seria sobre la necesidad de fijar como eje principal de las
políticas públicas que versan sobre educación, la igualdad entre hombres y mujeres en el acceso a
los conocimientos.

En vista de lo anterior, los miembros firmantes presentan el siguiente:

Proyecto de Acuerdo
En mérito de lo expuesto y de la facultad que nos confiere el artículo 52, número 1, inciso primero,
literal a), de la Constitución Política de la República de Chile, son atribuciones exclusivas de la
Cámara de Diputados : “Adoptar acuerdos o sugerir observaciones, con el voto de la mayoría de
los Diputados presentes, los que se transmitirán por escrito al Presidente de la República, quien
deberá dar respuesta fundada por medio del Ministro de Estado que corresponda, dentro de
treinta días”, solicitamos a su S.E., la Presidenta de la República que en virtud de sus facultades
constitucionales legislativas, realice un mensaje presidencial con el objeto de:
A) fijar un mecanismo en donde se permita mantener un catastro de aquellos establecimientos
educacionales de educación Básica y Media que presente mayores brechas educacionales en
temas de género.

B) Establecer un sistema de medición más efectivo para poder determinar la disparidad educativa,
el cual debe considerar, las principales dificultades en la implementación de esta temática.

C) Generar un modelo más eficiente de fiscalización tendiente a identificar cuáles son los
establecimientos de educación Básica y Media más desiguales y poder implementar medidas que
busquen de forma específica disminuir la disparidad de género en temas educacionales.

D) Modificar el Curriculum de Educación Básica y Media con la finalidad de eliminar todo rasgo de
estereotipo o de prejuicio entre los Hombres Y Mujeres, tales como la exigencia de lectura de
ciertos libros que llaman a encasillar a las personas en ciertas actividades o pensamientos
producto de su género.

MARCELA HERNANDO PÉREZ
H.DIPUTADA DE LA REPÚBLICA


Documentos relacionados


Documento PDF proyecto de acuerdo educacion desigualdad de genero
Documento PDF prac0mates
Documento PDF lectura obligatoria 3 es
Documento PDF perspectivas de las matematicas
Documento PDF conciliacion y o corresponabilidad los cuidados
Documento PDF feria educativa todos a aprender cronograma de actividades


Palabras claves relacionadas