Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco obstétrica .pdf



Nombre del archivo original: Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por Microsoft Office Word / Solid Converter PDF (7.0.830.0), y fue enviado en caja-pdf.es el 05/07/2017 a las 22:54, desde la dirección IP 181.201.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 910 veces.
Tamaño del archivo: 109 KB (8 páginas).
Privacidad: archivo público



Vista previa del documento


PROYECTO DE LEY QUE ESTABLECE LOS DERECHOS DE LA MUJER
EMBARAZADA DURANTE EL TRABAJO DE PARTO, PARTO Y EL POST
PARTO, ADEMÁS DE SANCIONAR LA VIOLENCIA GINECO-OBSTÉTRICA.

Fundamentos:

1.- Durante la última década nuestro país ha dado pasos importantes en materia de
resguardo y respeto de las mujeres. La legislación es variada y abarca aspectos penales,
como la ley que penaliza el femicidio; derechos ciudadanos que permiten la equidad de
participación política; y sobre temas contingentes a la sociedad toda, como la creación del
Ministerio de la Mujer, el establecimiento del período post natal de 6 meses, y normas
contra la discriminación de la mujer.

2.- En este contexto de protección de los derechos de las mujeres, hay una materia que
reviste una sensibilidad mayúscula y que representa, para el entender de muchos de
nosotros, un olvido legislativo que debemos cubrir a la brevedad: plasmar de manera legal
un catálogo de derechos correspondientes a la mujer embarazada, para así otorgar una
protección más acabada, sistemática y oficial, que resguarde la integridad física y psíquica
de la mujer en estado de gravidez.

3.- Hoy en día, los derechos de la mujer embarazada se encuentran dispersos en distintos
cuerpos normativos, por lo cual carecemos de una legislación que otorgue un cuerpo único
y sistemático al resguardo de sus derechos. Así por ejemplo, podemos encontrar los
derechos consagrados en materia laboral, como el pre y post natal, lo cual a todas luces
representa un avance en materia de protección y resguardo de la madre. Por otro lado,
existen diversos cuerpos normativos donde encontramos derechos referentes a salud,
alimentación y otros, pero que al estar dispersos dentro de nuestra legislación, carecen de
un sentido orgánico.

4.- El presente proyecto busca consagrar oficialmente un catálogo de derechos de la mujer
embarazada en todas sus etapas hasta el post parto. Al respecto hoy en día en materia de
atención de salud solo encontramos instructivos del Ministerio de Salud y algunos
protocolos que deben seguir los profesionales de salud que se hacen cargo de su atención.
Por ello pretendemos darle un estatus legal con una debida protección y eficiente

procedimiento conocido, con el fin de no entrampar una posible persecución de
responsabilidades ante una eventual infracción.

5.- Por otro lado y como aspecto novedoso, el presente proyecto consagra de manera legal
el concepto de “violencia Gineco-Obstétrica”, y las actuaciones que lo configuran. En
derecho comparado u otras legislaciones1, podemos encontrar el concepto “violencia
obstétrica” definido como un tipo de violencia de género que se ejerce sobre el cuerpo y los
procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, en un abuso
de medicamentos y patologización de los procesos reproductivos2. Es decir, se trata de una
situación producida en contra de las mujeres que se encuentran ejerciendo sus labores de
parto, dando a luz a su o sus hijos. Dicha situación se materializa, principalmente, a través
de malos tratos verbales por parte del personal de asistencia al parto (médicos, matronas,
asistentes, etc.), el sometimiento a la madre a un estrés innecesario, el ejercicio de
maniobras violentas ajenas a toda recomendación y a los protocolos de atención al parto
como la “maniobra de Kristeller”, o bien la realización de cesáreas para agilizar el
nacimiento cuando no es debidamente necesario proceder de esa forma, entre otras
manifestaciones.

6.- Es importante aclarar que el concepto “violencia gineco-obstétrica” no implica un
ensañamiento en contra de la profesión obstetricia ni pretende responsabilizar totalmente de
dicha situación a las matronas ni al personal médico en general. Esto representa un
problema global que abarca también una responsabilidad estatal, falta de educación y
cuidados, mal empleo de los protocolos, falta de personal, carencia de recursos, etc. Sin
embargo, las principales víctimas son siempre la mujer y su hijo.

7.- Hablando de cifras, hoy en día el porcentaje de cesáreas practicadas dentro del sistema
público es altísimo. La propia OMS señala que, en casos extremos y tomando en cuenta las
posibles patologías de la madre, los índices de inducción y anestesia no debieran superar el
15% en contraste con la totalidad de partos efectuados. En este sentido, el derecho de
elección de la madre, en cuanto a la modalidad del parto, se vulnera largamente. La
cesárea es considerada por la Organización Mundial de la Salud como una intervención
quirúrgica de alta complejidad que debe contar con razones médicas para su realización, ya

1

Venezuela, “Ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, artículo 51º;
Argentina, Ley 26.485 de “Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las
mujeres”, artículo 6º letra e); México “Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”,
artículo 6º; entre otras.
2
Idea extraía de la sección “Cartas al Director”, enviada por las mujeres Miembros del Colectivo de Mujeres
Nacer en Libertad al Diario Digital de la Universidad de Chile, con fecha 5 de Noviembre de 2014.

que entraña riesgos y consecuencias adversas para las mujeres, así como para los recién
nacidos.

8.- A lo anterior debemos sumarle numerosas denuncias y testimonios de mujeres que
alegan ser víctimas de malos tratos, burlas y ser sometidas a condiciones poco decorosas al
momento de dar a luz. La experiencia maravillosa de traer un hijo al mundo se transforma
así, en una situación traumática y lamentable.

9.- Es por estas razones que nos vemos en la necesidad de impulsar éste proyecto, que
busca asegurar el respeto del rol protagónico y derechos de la mujer, el recién nacido, y el
entorno familiar; el derecho a una atención integral, de calidad y sin discriminaciones,
donde se provea de un ambiente de privacidad física y emocional para la madre, el/la niño/a
y su familia, y donde se facilite el derecho de la mujer a elegir el tipo de atención que
prefiera3.

10.- Nuestras mujeres, nuestras madres y futuras madres son sujetos de derecho y merecen
un trato digno por parte del Estado, los funcionarios de la salud y en fin, de la sociedad
toda. Consideramos que uno de los momentos más delicados, especiales e importantes de
toda mujer, es cuando dan a luz y traen al mundo a un hijo. Es por ello que debemos
asegurar las condiciones mínimas de comodidad, salubridad y respeto de sus derechos,
ofreciendo las debidas garantías.

11.- Es por ello que el presente proyecto de ley tiene por objeto avanzar en este sentido, lo
que esperamos sea complementado con las debidas políticas públicas por parte del Estado,
con el fin de obtener una real garantía en los derechos de la mujer embarazada y su hijo al
momento de nacer.

Por estos motivos, tenemos el honor de someter al conocimiento de la Honorable Cámara
de Diputados el siguiente:

3

Idea extraía de la sección “Cartas al Director”, enviada por las mujeres Miembros del Colectivo de Mujeres
Nacer en Libertad al Diario Digital de la Universidad de Chile, con fecha 5 de Noviembre de 2014.
(Referencia Primera Conferencia Mundial sobre la Humanización del Parto, realizada en Fortaleza-Brasil- el
año 2000).

PROYECTO DE LEY

Artículo Primero.

TITULO I
Disposiciones Generales y Conceptos.

Artículo 1°.- Objeto. La presente ley tiene por objeto establecer, garantizar y promover los
derechos de las mujeres al momento de ser sometidas a cualquier procedimiento
ginecológico, o bien cuando sean asistidas durante el trabajo de parto, el parto y el
post parto, con el fin de proteger su integridad física y psíquica, y erradicar y sancionar
cualquier manifestación de violencia gineco-obstétrica que alteren las condiciones
adecuadas con las que debe contar cada mujer al momento de ser examinadas o de dar a
luz.

Artículo 2°.- Derechos de la mujer embarazada. Toda mujer embarazada, en relación con el
trabajo de parto, el parto y el post parto, tiene los siguientes derechos:
a) A ser tratada con respeto por parte del equipo de salud que le asiste, de modo personal e
individualizado, procurando garantizar un adecuado grado de intimidad durante el proceso
asistencial, según las condiciones del lugar del parto.
b) A ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pudieren tener lugar
durante el proceso de parto, de manera que pueda optar libremente cuando existieren
diferentes alternativas. Sin embargo, este derecho jamás podrá ser ejercido de manera tal
que ponga en riesgo la salud y vida de la madre y del que está por nacer.
c) A ser considerada durante todo el proceso de nacimiento, como una persona sana, de
modo que se facilite su participación activa antes, durante y posterior al parto.
d) Al parto natural, evitando en lo posible, prácticas invasivas y suministro de medicación
cuando no esté debidamente justificado. Sin embargo, este derecho jamás podrá ser ejercido
de manera tal que ponga en riesgo la salud y vida de la madre y del que está por nacer.
e) A ser informada sobre la evolución del parto y del estado de su hijo o hijos.
f) A estar acompañada durante el trabajo de parto, parto y post parto, por una persona de su
confianza y elección.
g) A mantener a su lado al recién nacido, siempre que éste último no requiera cuidados
médicos especiales.

h) Cualquier otro derecho consagrado en otras leyes.

Artículo 3°.- De la asistencia al parto. El equipo de salud que asiste a la mujer durante el
parto deberá proceder con estricto respeto a los derechos señalados en el artículo anterior.
El parto, en todas sus modalidades, deberá ser asistido con el cuidado necesario por el o la
profesional calificado, asegurando la mayor seguridad para la salud de la madre y el
neonato.

Artículo 4°.- Concepto de Violencia Gineco-Obstétrica.- Violencia Gineco-Obstétrica es
aquella que se ejerce contra la mujer, por

el personal de salud

que, la evalúe

ginecológicamente o bien de manera obstétrica asistiéndola en el parto, y que se expresa
en un trato deshumanizado, en un abuso de medicación y patologización innecesaria de los
procesos naturales, que trae como consecuencia para la mujer y en especial la mujer
embarazada, la pérdida de su autonomía, y la capacidad de decidir libremente sobre su
cuerpo, su sexualidad y reproducción, entre otras.

Artículo 5°.- Actos que constituyen violencia gineco-obstétrica. Se considerarán actos de
violencia gineco-obstétrica, los ejecutados por las personas mencionadas en el artículo
anterior, que menoscaben los derechos de las mujeres consagrados en la presente ley. Se
incurre en dicha infracción, entre otros casos, cuando ocurre cualquiera de los siguientes
hechos:

a) No atender oportuna y eficazmente las emergencias gineco-obstétricas.
b) Alterar el proceso natural del parto cuando, de no ser necesario, se aplican técnicas de
aceleración, sin obtener el consentimiento voluntario e informado de la mujer.
c) Practicar el parto por vía cesárea cuando existen condiciones para el parto natural, sin
obtener el consentimiento voluntario e informado de la mujer.
d) Obstaculizar el apego del recién nacido con su madre, sin causa médica justificada,
negándole la posibilidad de reconocerlo, cargarlo y amamantarlo inmediatamente después
de nacer.
e) Proferir insultos, malos tratos físicos y cualquier tipo de violencia sicológica a la mujer
embarazada desde el trabajo de parto hasta el post parto.

Artículo 6°.- De la mujer no embarazada. Sin perjuicio de lo señalado en el artículo
anterior, también constituirá Violencia Gineco-Obstétrica toda actuación proferida en
contra de la mujer no embarazada, en un marco de atención médica ginecológica u obstetra,

que le produzca algún tipo de vejamen, la pérdida de autonomía y capacidad de decidir
libremente sobre su cuerpo, su sexualidad y futura reproducción, no obstante de las demás
infracciones o delitos y sus correspondientes sanciones contenidos en otras leyes.

Artículo 7°.- Derechos del padre. El padre del que está por nacer tiene derecho a participar
del parto, siempre y cuando la madre lo autorice a ingresar. Además, tendrá derecho a ser
informado sobre la evolución y estado de su hijo y de prestar su consentimiento informado
sobre el parto, cuando la madre se encuentre impedida de manifestar su voluntad al
respecto.

Artículo 8°.- Otros intervinientes. De faltar el padre o cualquier otra persona de las
señaladas en el artículo 2° letra f), y cuando no sea posible obtener de la madre su
decisión respecto al parto, será el personal médico el que decida, fundadamente, la
metodología a seguir en durante el parto, teniendo siempre en consideración la salud del
que está por nacer y de la madre.

Artículo 9°.- Promoción e Información. Los prestadores de salud que proporcionen
servicios médicos de carácter ginecológico, obstetra o de maternidad, deberán mantener a
la vista del público el contenido de la presente ley.
Se entenderá cumplida esta exigencia con la exhibición de un extracto que contenga, a lo
menos,

lo

establecido

íntegramente

en

los

artículos

2º,

4º,

5º,

6 ° y 7º de la presente ley.

TITULO II
Sanciones.

§ 1. De las Sanciones

Artículo 10º.- De la infracción a la ley. El o los funcionarios de la salud, sean de recinto
público o privado que cometan infracción a los preceptos de esta ley, en especial de los
artículos 2°, 3°, 5° y 6°, serán sancionado por el tribunal de justicia competente, según la
gravedad de la acción u omisión cometida, bajo los términos del artículo 11° de la
presente ley y del artículo 403 ter del Código Penal.
Lo anterior sin perjuicio de las responsabilidades civiles en las que pudiere incurrir.

Artículo 11°.- De las sanciones. Se sancionará como falta, entre otras,

a aquellas

infracciones cometidas a los preceptos establecidos en los artículos 2° letras a), b), c), e) y
f); artículo 5° letra e); y a los artículos 7° y 8° de la presente ley.
A su vez, se sancionará como simple delito, entre otros casos, cuando se infrinja lo
establecido en los artículos 2° letras g) y artículo 5° letra a y letra d).
Finalmente, cometerán crimen el o los funcionarios de la salud que, entre otros casos,
infrinjan lo establecido en los artículos 2° letra d) y artículo 5° letras b) y c) de la presente
ley.

Artículo 12º.- Del prestador de salud. El prestador de salud que incumpliere total o
parcialmente con lo dispuesto en el artículo 9º de la presente ley, será sancionado por la
autoridad de Salud competente con multa de 10 a 50 UTM. En caso de reincidencia, se
aplicarán las mismas sanciones dobladas.

§ 2. Del Procedimiento.

Artículo 13.- De la acción Penal. La infracción a los preceptos de esta ley dará lugar
para la interposición de acción penal pública previa instancia particular en los
términos señalados en el Título II, Libro I del Código Procesal Penal.

El conocimiento de los hechos y su resolución se someterán a las reglas establecidas en
el Libro II del Código de Procesal Penal, sobre el Procedimiento Ordinario.

Artículo 14.- De la Acción Civil. En caso de deducirse acción civil ante el Tribunal
Civil correspondiente, su conocimiento se someterá a las reglas del Procedimiento
Sumario, según lo señalado en el Libro Tercero, Titulo XI del Código de
Procedimiento Civil.
----------------------------------------------------------------------------------------------

Artículo Segundo.
Introdúzcase las siguientes modificaciones al Código Penal.
Incorpórese en el título octavo, de los crímenes y simples delitos
apartado cuarto siguiente artículo 403 ter:

a las personas, el

“El o los funcionarios de la salud sean de recintos públicos o privados, que cometan
violencia obstétrica según los términos establecidos en la ley, serán sancionados de la
siguiente forma:
1°. Con reclusión o relegación menores en sus grados medio s a máximo, cuando el hecho
importare crimen.
2°. Con reclusión o relegación menores en sus grados medios o multa de veintiún a
cuarenta unidades tributarias mensuales, cuando el hecho importare simple delito.
3°. Con multa de once a veinte unidades tributarias mensuales, cuando el hecho importare
falta.
Lo anterior sin perjuicio de las responsabilidades civiles en las que pudiere incurrir”.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Disposiciones Transitorias.

Artículo Único. Esta ley entrará en vigencia el primer día del sexto mes siguiente al de su
publicación en el Diario Oficial.

LORETO CARVAJAL AMBIADO
Diputada de la República.

MARCELA HERNANDO PEREZ
Diputada de la República.


Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf - página 1/8
 
Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf - página 2/8
Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf - página 3/8
Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf - página 4/8
Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf - página 5/8
Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf - página 6/8
 




Descargar el documento (PDF)

Establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco-obstétrica.pdf (PDF, 109 KB)





Documentos relacionados


Documento PDF establece los derechos de la mujer embarazada para el parto y sanciona la violencia gineco obstetrica
Documento PDF texto 1 8 mary wollstonecraft y vindicacio n de los derechos de la mujer rosa cobo
Documento PDF estatutos consejo municipal de la mujer ayto zamora
Documento PDF texto 1 5declaracio n de derechos de la mujer y la ciudadana olympia 1
Documento PDF documento final encuentro mujeres por guillier
Documento PDF resumen ejecutivo modificaciones

Palabras claves relacionadas