Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



CONCLUSIONES I ENCUENTRO MUJERES POR GUILLIER (24.03.17) .pdf



Nombre del archivo original: CONCLUSIONES I ENCUENTRO MUJERES POR GUILLIER (24.03.17).pdf
Título: Microsoft Word - DOCUMENTO FINAL ENCUENTRO MUJERES POR GUILLIER.docx
Autor: Gabriela

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por PScript5.dll Version 5.2.2 / Acrobat Distiller 10.1.1 (Windows), y fue enviado en caja-pdf.es el 28/03/2017 a las 17:34, desde la dirección IP 181.201.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1182 veces.
Tamaño del archivo: 679 KB (29 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Ilustraciones de Rodrigo Díaz 

 
 
 
 
 
      H. Diputada Marcela Hernando Pérez 
    Región de Antofagasta 

CONCLUSIONES I ENCUENTRO “MUJERES POR GUILLIER”1 
 

“NO QUEREMOS PRIVILEGIOS,  
QUEREMOS DERECHOS” 
 
 

En el marco de la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer, se 
 
 
realizó el I Encuentro de “Mujeres por Guillier”, una jornada de trabajo organizada por 
la H. diputada Marcela Hernando Pérez ‐junto al apoyo del Partido Radical‐ con el fin de 
promover los objetivos de igualdad, desarrollo y paz para todas las mujeres de nuestro 
país. 
 
 
 La actividad se llevó a cabo el sábado 11 de marzo de 2017, y contó con 
la participación mayoritaria de más de cien mujeres, quienes dialogaron y debatieron 
respecto  rol  de  la  mujer  a  partir  de  siete  ejes  temáticos:  Salud,    Seguridad,    Social,  
Laboral,    Democracia  y  Políticas  Públicas,  Educación,  e  Identidad;  todos  ellos  con  un 
enfoque de género y diversidad sexual. 
 
 
El  programa  de  trabajo  de  la  jornada  se  diseñó  en  base  a  la  Propuesta 
Programática  de  la  Comisión  de  Igualdad  de  Género  y  Diversidad  Sexual  del  Partido 
Radical, y sugerencias del grupo “Mujeres por Guillier” de redes sociales, propuestas que 
fueron recibidas vía correo electrónico por el equipo parlamentario de la congresista. 
 
 
Las  conclusiones  recogidas  de  la  actividad  están  incluidas  en  este 
documento, el cual ‐y a su vez‐ está respaldado con datos recopilados del “Informe de la 
Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995, Beijig; junto con estadísticas del 
Observatorio  de  Género  de  América  Latina  y  El  Caribe,  CEPAL;  como  también 
información de ONU Mujeres, y otros aportes de investigaciones nacionales.  
 
 
El  presente  texto  será  entregado  al  candidato  presidencial,  el  senador 
Alejandro  Guillier, para que sirva como base para la construcción de su Programa de 
Gobierno.  
                                                            
1

 Responsable de edición: Gabriela Donoso Vásquez. 24 de marzo de 2017. 


 

Índice 

 

 
I. 

MUJER Y SALUD .......................................................................................................................... 4 
1.1. 

SALUD INTEGRAL Y ACCESO ................................................................................................ 4 

1.2. 

AUTONOMÍA  EN LAS DECISIONES REPRODUCTIVAS .......................................................... 7 

II.  SEGURIDAD ................................................................................................................................. 9 
2.1. 

VIOLENCIA / VIF / ACOSO/ FEMICIDIOS .............................................................................. 9 

2.2. 

ACCESO A LA JUSTICIA Y POLÍTICAS DE SEGURIDAD ......................................................... 10 

2.3. 

PEDAGOGÍA ....................................................................................................................... 12 

III. 

SOCIAL Y CULTURA ............................................................................................................... 13 

3.1. 

ROL DE LA PATERNIDAD Y LA MATERNIDAD EN SOCIEDAD. ............................................. 13 

3.2. 

ESTEREOTIPOS ................................................................................................................... 15 

3.3. 

LIBERTAD SEXUAL Y REPRODUCTIVA ................................................................................ 16 

IV. 
4.1. 

TRABAJO Y MUJER ................................................................................................................ 17 
AUTONOMÍA, IGUALDAD, ACCESO E INTEGRACIÓN ......................................................... 19 

4.2.      PARIDAD PARTICIPATIVA EN CARGOS PÚBLICOS‐MINISTERIALES Y PRIVADOS ................ 20 
V.  DEMOCRACIA Y POLÍTICAS PÚBLICAS ...................................................................................... 23 
5.1. 
VI. 

MEDIOS PARA CONSEGUIR IGUALDAD ............................................................................. 23 
EDUCACIÓN PARA LA IGUALDAD ......................................................................................... 25 

6.1. 

EDUCACIÓN SEXUAL Y REPRODUCTIVA ............................................................................ 25 

6.2. 

  EDUCACIÓN LAICA, NO SEXISTA ...................................................................................... 26 

VII. 

PROTECCIÓN Y CUIDADO A LA IDENTIDAD .......................................................................... 27 

7.1. 

INCLUSIÓN Y NO DISCRIMINACIÓN ................................................................................... 27 

7.2. 

ESTEREOTIPOS ................................................................................................................... 28 

PARTICIPANTES*: .............................................................................................................................. 29 
 

 

I.

MUJER Y SALUD  

La Comisión de “Salud”, compuesta por 15 mujeres radicales e independientes inscritas 
de  manera  voluntaria,  abarcó  la  temática  con  el  objetivo  de  visibilizar  y  atender  las 
problemáticas en el área de la salud que viven las mujeres de nuestro país. Ante esto, 
llegaron a las siguientes conclusiones.   
1.1.

 SALUD INTEGRAL Y ACCESO 

 
a) Acceso a los servicios de salud pública: ‐ Que el Estado garantice el acceso a todas las 
mujeres ‐sin distinción‐ a la atención en salud y a programas de acompañamiento que 
contribuyan a recuperar, mejorar y mantener la salud mental, física y emocional de la 
mujer.  Esto,  ya  sea  en  condiciones  de  embarazos,  post  parto,  tratamiento 
menopaúsicos, etc. 
 
‐  Generar  un  programa  específico  de  salud  para  el  acceso  a  la  atención  de  mujeres 
rurales/indígenas, de manera que sean atendidas de forma íntegra y oportuna en caso 
de  ser  necesario.  Esto,  considerando  la  falta  de  servicios  médicos  en  las  zonas  en 
cuestión. 
 
‐ Garantizar el acceso a tratamientos de infertilidad a toda mujer que lo requiera, sin 
importar su estado civil, y mejorar la información y formas de adopción para todas las 
mujeres. 
 
‐  Fomentar y respaldar la lactancia materna bajos las bases del Ministerio de Salud. 
 
b) Sistema de prevención en salud para la mujer: Fortalecer los programas de prevención 
que  promueven  la  salud  de  la  mujer,  y  aumentar  los  recursos  y  supervisión  en  el 
seguimiento de la salud de las mujeres. 
 

 

c) Atención oportuna e íntegra de la salud mental: Aumentar los centros de diagnóstico, 
tratamiento e internación orientados a la mujer. Aumentar el acceso en los consultorios 
a ejercicio y terapias alternativas de manera de prevenir todo tipo de enfermedades 
posteriores.  
 
d) Disponibilidad  efectiva  de  métodos  anticonceptivos:  Es  imperante  que  el  Estado 
garantice  la  disponibilidad  efectiva  y  libre  acceso  de  métodos  anticonceptivos  en 
consultorios, hospitales y farmacias. En este punto también se incluye anticoncepción 
de emergencia. 
Respecto  a  estas  propuestas,  y  tal  como  aclara  el  punto  N°  90  del  Informe  de  la  Cuarta 
Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing2:  
“El acceso de la mujer a los recursos básicos de salud, incluidos los servicios de atención 
primaria de la salud, y su utilización de esos recursos es diferente y desigual en lo relativo a 
la  prevención  y  el  tratamiento  de  las  enfermedades  (…).  Las  oportunidades  de  la  mujer 
también  son  diferentes  y  desiguales  en  lo  relativo  a  la  protección,  la  promoción  y  el 
mantenimiento de la salud. En muchos países en desarrollo, causa especial preocupación la 
falta de servicios obstétricos de emergencia”.  
 
“En las políticas y programas de salud a menudo se perpetúan los estereotipos de género y 
no se consideran las diferencias socioeconómicas y otras diferencias entre mujeres, ni se 
tiene plenamente en cuenta la falta de autonomía de la mujer respecto de su salud. La salud 
de la mujer también se ve sujeta a discriminaciones por motivos de género en el sistema de 

salud  y  por  los  servicios  médicos  insuficientes  e  inadecuados  que  se  prestan  a  las 
mujeres”. 

                                                            
2

 Informe Naciones Unidas. Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing, 4 a 15 de septiembre de 1995.  


 

e) Salud integral para personas transgéneros: Generar programas en salud que incluyan el 
óptimo tratamiento a personas transgéneros a través de médicos especialistas. 
 
f) Médicos especialistas: Aumentar las cantidades de médicos especialistas, expertos en 
medicina reproductiva femenina, sobre todo en regiones. 
 
g) Sistema de previsión en salud: Es de conocimiento público que el gasto en salud de las 
mujeres de todas las edades es más caro que el promedio de gasto de los hombres. Es 
por ello que la Comisión propone generar un plan público que cubra efectivamente: el 
embarazo, ya sea en sus etapas tempranas, como la garantía y protección en la etapa 
post parto; las enfermedades de hijos y/o hijas durante los dos primeros años de vida; 
y  las  enfermedades  reproductivas  no  letales  (ejemplo:  miomas,  endometriosis, 
osteoporosis, ovarios poliquísticos), así como también la menopausia y los tratamientos 
hormonales  requeridos  en  este  proceso  a  todas  las  mujeres  que  lo  requieran,  sin 
distinción alguna.  
 
Tal como explica el punto N° 91 del Informe de las Naciones Unidas sobre la Informe de 
la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995, Beijing: 
 “En  muchos  países,  especialmente  en  países  en  desarrollo  y  en  particular  los  menos 
adelantados, una disminución de los gastos de salud pública y, en ciertos casos, el ajuste 
estructural,  contribuyen  al  empeoramiento  de  los  sistemas  de  salubridad  pública. 
Además,  la  privatización  de  los  sistemas  de  atención  de  la  salud  y  sin  garantías 
adecuadas de acceso universal a la atención de la salud asequible reduce aún más la 
disponibilidad  de  los  servicios  de  atención  de  la  salud.  Esa  situación  no  sólo  afecta 
directamente  a  la  salud  de  niñas  y  mujeres,  sino  que  además  impone  obligaciones 
desproporcionadas a la mujer, que no recibe el apoyo social, psicológico y económico 


 

que necesita al no reconocerse a menudo sus múltiples funciones, incluidas las funciones 
relacionadas con la familia y la comunidad”3. 
 
En resumen y bajo este numeral, la Comisión concluyó que: “es importante Fomentar el 
acceso  de  la  mujer  durante  toda  su  vida  a  servicios  de  atención  de  la  salud  y  a 
información y servicios conexos adecuados, de bajo costo y de buena calidad”. 
 
1.2.

AUTONOMÍA  EN LAS DECISIONES REPRODUCTIVAS 
 

a) Capacitación  integral  de  profesionales:  Es  imperante  contar  con  un  programa  de 
capacitación  para  los  y  las  profesionales  que  atienden  en  el  área  de  la  salud, 
principalmente  en  sector  primario  de  salud  pública,  para  que  –de  manera  íntegra‐ 
puedan  atender,  tratar  e  informar  a  sus  pacientes  mujeres  respecto  a  tratamientos, 
operaciones y atención que merecen al ser sujetos de derecho.  
 
En  esta  conclusión,  la  Comisión  precisó  la  urgencia  de  ENTENDER,  COMPRENDER,  Y 
APLICAR el pleno derecho que la mujer tiene al decidir cómo tendrá a su hijo o hija al 
momento del parto; informándose sus alternativas y formas de dar a luz. En todas sus 
formas,  se  tendrá  que  establecer  que  dicha  decisión  es  un  derecho  inalienable  de  la 
mujer. 
 
b) Despenalización del aborto: Es imperante legislar a favor del aborto libre, ya que es una 
decisión  personal  en  la  que  se  debe  garantizar  se  haga  en  las  mejores  condiciones 
médicas, como psicológicas, a todas las mujeres de nuestro país. 
 

                                                            
3

 Informe Naciones Unidas. Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing, 4 a 15 de septiembre de 1995. 


 

c) NO a la violencia gineco‐ obstétrica: Es urgente que la mujer sea respetada y escuchada 

por  el  personal  de  salud  en  las  decisiones  ginecológicas,  y  no  que  se  les  imponga  un 
método o forma de atención y/u operación. 
 
Tal como informa Beijing‐1995, en su resolución N° 96:  
 
“Los  derechos  humanos  de  la  mujer  incluyen  su  derecho  a  tener  control  sobre  las 
cuestiones  relativas  a  su  sexualidad,  incluida  su  salud  sexual  y  reproductiva,  y  decidir 
libremente respecto de esas cuestiones, sin verse sujeta a la coerción, la discriminación y 
la  violencia.  Las  relaciones  igualitarias  entre  la  mujer  y  el  hombre  respecto  de  las 
relaciones  sexuales  y  la  reproducción,  incluido  el  pleno  respeto  de  la  integridad  de  la 
persona,  exigen  el  respeto  y  el  consentimiento  recíprocos  y  la  voluntad  de  asumir 
conjuntamente la responsabilidad de las consecuencias del comportamiento sexual”4. 
 
 
 
 
 
 
 
 

                                                            
4

 Informe Naciones Unidas. Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing, 4 a 15 de septiembre de 
1995. 


 

II.

SEGURIDAD  

La Comisión de “Seguridad”, constituida por 15 mujeres radicales e independientes, abarcó 
la temática con el objetivo de visibilizar y atender la situación de violencia –en todas sus 
formas‐ que viven actualmente las niñas y mujeres de nuestro país, y la manera de trabajar 
en políticas pública para buscar disminuir el número de casos que, hasta hoy, amenazan de 
forma constante su integridad física, psicológica e, incluso, sus vidas.  
 
2.1.

 VIOLENCIA / VIF / ACOSO/ FEMICIDIOS 

Según datos del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y El Caribe, CEPAL, 
el estudio de 18 países de  América Latina y El Caribe arrojó las siguientes cifras de Femicidio 
o  feminicidio  en  el  año  2014.  Un  estudio  que  corresponde  a  la  cuantificación  anual  de 
homicidios de mujeres de 15 años de edad y más, asesinadas por razones de género. Se 
expresa en números absolutos y en tasas por cada 100.000 mujeres.  

Gráfico 1, Fuente: CEPAL

 
 

 

ANÁLISIS:  Entre  2010  y  2015  el  número  de  países  de  América  Latina  y  Caribe  que  han 
tipificado  el  femicidio  o  feminicidio  en  sus  leyes  penales  subió  de  cuatro  hacia  16.  Sin 
embargo,  la  promoción  de  las  reformas  penales  necesita  estar  acompañada  de  mejores 
herramientas para la recolección de sus datos y la sanción de los femicidios/feminicidios5. 
 
Según da cuenta el gráfico anterior, en los países informados se alcanza un promedio de 
91,33 muertes por cada 100 mil mujeres, apareciendo Chile con una cifra levemente inferior 
con un número de 40 casos en la tasa correspondiente para el año 2014. Ante tal grave 
situación, la Comisión de Seguridad llegó a las siguientes conclusiones: 
 
2.2.

ACCESO A LA JUSTICIA Y POLÍTICAS DE SEGURIDAD 
 

a)  Programas de acompañamiento: La Fiscalía se demora entre 7 y 8 meses en contactar 
a  la  víctima  de  violencia  luego  de  haber  denunciado  al  agresor.  Es  fundamental  que 
durante  ese  periodo  exista  un  plan  de  acompañamiento  con  profesionales  que  se 
encarguen de sostener y apoyar psicológicamente a la mujer. 
 
b) Capacitación para profesionales de seguridad: Existen víctimas de violencia que llaman 
a carabineros y en donde ellos no poseen la preparación ni el tacto para sacar adelante 
un procedimiento de tal magnitud.  
 
c) Distribución  efectiva  de  establecimientos  jurídicos:  Considerando  que  el  sistema  no 
logra defender de forma efectiva y las medidas son excesivamente lentas, es importante 
concretar la instalación de establecimientos jurídicos o similares que permitan llegar a 
la mayor parte de la población, principalmente a nivel local, para que mujeres y niñas 
                                                            
5

  Observatorio  de  Igualdad  de  Género  de  América  y  el  Caribe  (CEPAL):  Femicidio  o  feminicidio,  2014  (En 
número absoluto y tasa por cada 100.000 mujeres): Digital:  http://oig.cepal.org/es/indicadores/feminicidio  

10 
 

que sufren de violencias –sea cual sea el grado‐ puedan acceder fácilmente y a tiempo 
a la ayuda correspondiente. 
 
d) Modificar  conceptos  de  la  ley:  que  no  sea  necesario  la  “habitualidad”  para  que  la 
violencia denunciada sea considerada un delito.  
 
e) Aumentar la tipificación de los sujetos activos en la ley de VIF y en delitos de femicidio: 
Que la ley amplíe la cobertura de agresores responsables en contra de las mujeres para 
los efectos de proyectar una prevención social más eficaz que evite la ocurrencia de la 
violencia intrafamiliar o de delitos de femicidio y, en su caso, sancione a aquellos que se 
encuentran actualmente fuera de la cobertura legal. 
 
f) Ley de acoso callejero: Que la ley de acoso callejero salga a la luz pública y sea aplicable 
para sancionar los múltiples casos que ya van a la fecha. Desde el 2015, se estiman 30 
millones de acosos sólo en Región Metropolitana6. 
 
g) Perseguir eficazmente y sancionar la trata de mujeres y niñas: Establecer medidas de 
alta seguridad para detectar casos de este tipo, a través de unidades especializadas que 
se  ocupen  preferentemente  de  la  investigación  y  detección  de  estos  casos, 
conjuntamente con la coordinación internacional para el hallazgo en su origen de tráfico 
y trata de mujeres y niñas. Del mismo modo, se hace necesario la creación de unidades 
especializadas para el resguardo, rehabilitación –física y psicológica‐ y reinserción social 
de las mujeres y  niñas víctimas de este delito. 
 
 
 
                                                            
6

 http://www.elmostrador.cl/braga/2017/03/17/leyderespetocallejero‐cumple‐2‐anos‐durmiendo‐mientras‐
se‐estiman‐30‐millones‐de‐acosos‐solo‐en‐rm‐durante‐el‐periodo/  

11 
 

2.3.

PEDAGOGÍA 
 

a) Educación contra la violencia: Que la educación contra la violencia sea una dimensión 
permanente  de  la  formación  de  los  estudiantes  en  Chile,  y  que  existan  programas 
educacionales sobre violencia de género, como objetivo transversal y fundamental en 
todos los ciclos de la enseñanza primara y secundaria. 
 
b) Medios  no  sexistas:  Los  medios  de  comunicación  social  constituyen  –hoy  por  hoy‐  el 
instrumento de mayor influencia en la formación de la conciencia colectiva de la gente, 
por lo que resulta indispensable que se establezcan regulaciones especiales sometidas a 
sanción a fin de evitar y –en su caso‐ reprimir y castigar la cosificación de las mujeres o 
el trato sexista y denigrante de la condición femenina que en ellos se hace. 
 
c) Plan  de  incentivo  para  las  empresas:  Crear  un  plan  de  incentivo  para  que  empresas 
privadas  y  públicas,  conjuntamente  con  organizaciones  civiles,  promuevan  en  sus 
entornos:  laborales,  familiares  y  en  la  comunidad  en  la  cual  se  encuentran  insertas, 
programas y acciones orientadas al respeto de las mujeres, y a la eliminación de toda 
forma de violencia en contra de ellas.  
 

 

12 
 

III.

SOCIAL Y CULTURA 

La  Comisión  “Social  y  cultura”,  conformada  por  16  mujeres  radicales  e  independientes 
integradas de manera voluntaria, abarcó la temática con el objetivo de atender la situación 
cultural  que viven actualmente las niñas y mujeres de nuestro país, y la manera de trabajar 
en políticas pública para buscar concientizar y resignificar el rol femenino en la sociedad, y 
en todos los ámbitos de la vida.  
3.1.

ROL DE LA PATERNIDAD Y LA MATERNIDAD EN SOCIEDAD. 
 

Según los datos arrojados por ONU Mujeres, la licencia de maternidad y paternidad y los 
servicios de cuidado infantil pueden ayudar a las familias a distribuir las responsabilidades 
de cuidado y atender sus prioridades laborales, así como permitir a las mujeres acceder al 
mercado laboral y permanecer en él si así lo deciden. 
  
Pese a que casi todos los países 
del  mundo  han  adoptado 
alguna forma de legislación de 
protección  de  la  maternidad, 
tan sólo 63 países cumplen las 
normas  mínimas  establecidas 
por 

la 

Internacional 

Organización 
del 

Trabajo, 

según  las  cuales  las  madres 
deben disfrutar al menos de 14 
semanas de licencia de maternidad retribuida. Incluso en aquellos países que cuentan con 
leyes en esta materia, se calcula que tan sólo un 28% de las mujeres trabajadoras a escala 
mundial disfrutan actualmente de este tipo de licencias7.  
                                                            
7

 El progreso de las mujeres en el mundo 2015‐2016, ONU Mujeres; Convenio sobre la protección de la 
maternidad, 2000 (núm. 183), Organización Internacional del Trabajo. 

13 
 

Si bien es primordial modificar las leyes laborales de nuestro país para concretar medidas que 
definan una corresponsabilidad en el cuidado familiar, también es importante que cultural y 
socialmente entendamos y eduquemos en base a esta lógica como una forma de avanzar en 
la  equidad  de  género.  Se  ha  sostenido  que:  “Las  políticas  de  licencia  de  maternidad  y 
paternidad que posibilitan el reparto de responsabilidades de cuidado infantil entre ambos 
progenitores desempeñan un papel crucial a la hora de garantizar el bienestar personal y 
económico de las mujeres, las familias y las sociedades”8. 
 
Ante esta situación, la Comisión Social y Cultura llegó a las siguientes conclusiones: 
 
a) Campañas  sociales  que  promuevan  el  desarrollo  de  manera  equitativa  entre  la 
maternidad y paternidad: Es importante que se entienda que el hombre, en su rol de 
padre, también está sujeto a responsabilidades en el cuidado del niño, de la niña, y la 
familia;  sin  embargo,  se  ha  inculcado  y  cultivado  en  el  acervo  cultural  que  quien  se 
encarga de esas labores es la mujer.  
 
b) Corresponsabilidad en el cuidado de la familia: Existe una concentración tradicional de 
las mujeres en las tareas de cuidado de las personas dependientes y oferta insuficiente 
y  dispersa  de  servicios  públicos,  subsidiados  o  privados  que  no  reconocen  a  las 
personas dependientes ni a sus cuidadores familiares como sujetos de derechos. Es por 
ello que es fundamental establecer medidas concretas que construyan la base de un 
Sistema Integral de Cuidado de personas mayores, enfermas o con discapacidad, y de 
niños y niñas. 
 
En este sentido, se pueden establecer medidas como:  
  ‐ Ampliación de número de Salas Cunas y jardines infantiles. 
  ‐ Postnatal obligatorio para padres. 
                                                            
8

 El progreso de las mujeres en el mundo 2015‐2016, ONU Mujeres; Convenio sobre la protección de la 
maternidad, 2000 (núm. 183), Organización Internacional del Trabajo. 

14 
 

  ‐ Creación de instituciones especializadas para el cuidado de adultos (as) mayores 
en regiones. 
 
3.2.

 ESTEREOTIPOS 
 

a) Perspectiva de género en todas las políticas públicas. Es indispensable crear leyes que 
favorezcan y promuevan la igualdad de trato entre hombres y mujeres en todos los 
ámbitos de la sociedad. Que se concientice al respecto y se ponga en práctica. 
 
b) Programas de reinserción social para mujeres con antecedentes delictuales: Muchas 
mujeres que han logrado su libertad, luego de haber cumplido su condena, han sido 
abandonadas,  perdiendo  su  dignidad  y  siendo  violentadas  producto  de  sus 
antecedentes.  
 
c) Fomentar la conciencia de las niñas y su participación en la vida social, laboral y política. 
Establecer campañas sociales y comerciales que incentiven el rol de las niñas y mujeres 
en su trascendental contribución al desarrollo social, político y cultural del país.  
 
d) Derecho a la lactancia: Es urgente trabajar cultural y mediáticamente en comprender y 
entender, resguardar y proteger el derecho de todas las mujeres en el momento de 
amamantar a sus hijos e hijas en lugares públicos y privados; ya que esa acción se trata 
de un acto de amor y resguardo a las niñas y niños más jóvenes de nuestra patria.  
 
e) Escuelas y talleres  de liderazgo y formación permanente: Que incluyan capacitación 
para  dirigentes  sociales,  áreas  para  mujeres  líderes;  ya  sea  en  política,  como  en  el 
mercado o empresas.  
 

15 
 

 

3.3. 

LIBERTAD SEXUAL Y REPRODUCTIVA  

a) Término  discusión  moral  por  Ley  de  aborto  3  causales:  Nuestra  sociedad  ya  está 
madura y debe aceptar un mínimo margen de autonomía de la mujer para decisiones 
que tengan que ver con su libertad sexual y reproductiva. 
 
b) Educación sexual y reproductiva laica y humanista como política ministerial: Ya bien 
entrado el siglo XXI, es hora que la educación sexual y reproductiva se desarrope de 
hábitos  y  túnicas,  y  sea  el  Estado  ‐laico  y  respetuoso  de  las  creencias  y  diversidad 
humana‐ el que juegue un rol fundamental en esta materia.  
 
c) Matrimonio y adopción homoparental: Generar campañas sociales que naturalicen la 
adopción  y  el  matrimonio  homoparental,  considerando  que  todos  y  todas  somos 
iguales ante la ley.   
 
d) Derecho a la lactancia: Es imperante reconocer el ejercicio libre del amamantamiento 
de todas las mujeres madres de nuestro país, y obligar a establecimientos públicos y 
privados en incorporar y habilitar salas de amamantamiento.  
 
 

 

16 
 

IV.

TRABAJO Y MUJER 

La  Comisión  “Trabajo  y  Mujer”,  conformada  por  15  mujeres,  abarcó  la  temática  con  el 
objetivo de remediar el sistema laboral que hoy rige en nuestro país, principalmente, al no 
incorporar  y‐  por  el  contrario‐  discriminar  y  desmerecer  el  rol  de  la  mujer  en  el  mundo 
laboral.  
Según un estudio del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, 
CEPAL9,  en  Chile  existe  una  segregación  ocupacional  alarmante  de  las  personas  que  se 
encuentran activamente trabajando en el área laboral. Lo anterior, se puede ver reflejado 
en el siguiente gráfico, el cual muestra la tasa de participación económica de la población 
de 15 y más años de edad, según sexo y condición de pobreza, áreas urbanas y rurales (En 
porcentajes) del territorio nacional: 
 
 
 
 

Gráfico 2, Fuente: CEPAL

 
ANÁLISIS: Entre el 2011 y el 2013 existe una diferencia porcentual de 33% en cuanto a la 
cantidad de hombres y mujeres pobres10 en zonas rurales que participan activamente en el 
ámbito  laboral.  En  cuanto  a  la  tasa  de  participación  en  las  mismas  zonas  de  hombres  y 
mujeres  NO  pobres,  existe  una  brecha  de  39,1%  de  participación.  En  cuanto  a  las  zonas 
urbanas, la diferencia en la participación de hombres y mujeres pobres es de un  25%; y 
respecto a las personas NO pobres, arroja una diferencia de 25,5%.  
                                                            
9

 Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (CEPAL). “Tasa de participación económica 
de la población de 15 y más años de edad, según sexo y condición de pobreza, áreas urbanas y rurales (En 
porcentajes)”. Digital: http://oig.cepal.org/es/paises/8/profile   
10
 entendiendo el nivel de pobreza como los ingresos económicos inferiores al sueldo mínimo nacional. 

17 
 

Si bien es posible identificar que en ambos sectores demográficos, entre mujeres y hombres 
pobres  y  no  pobres,  va  aumentando  la  tasa  de  participación;  aún  existe  una  brecha 
alarmante  en  el  porcentaje  que  distingue  entre  ambos  sexos  en  nuestro  país,  siendo  el 
promedio  de  la  participación  femenina  inferior  al  50%  estimable  y  la  participación 
masculina, a grandes pasos, superior.  
 
A su vez, y según datos de ONU Mujeres, es posible identificar que más de la mitad de las 
mujeres del mundo que participan activamente en el área laboral, lo hacen en el sector 
“servicios”, quienes se dedican o aspiran llegar a cargos parlamentarios llega a un 23% y a 
cargos de dirección general de empresas a un 4%. 
 

 
 
 
 

18 
 

La  segregación  sectorial  y  ocupacional  es  una  de  las  consecuencias  de  las  barreras 
estructurales  y  de  la  discriminación  basadas  en  el  género,  como  la  pobreza,  la  falta  de 
flexibilidad de los horarios de trabajo, el acceso limitado o nulo a servicios de cuidado infantil 
asequibles  y  de  calidad,  las  deficientes  políticas  en  materia  de  licencia  de  maternidad  y 
paternidad  y  las  actitudes  sociales,  entre  otros  muchos  factores.  El  liderazgo  y  la 
representación  de  las  mujeres  en  sindicatos,  organizaciones  profesionales  y  patronales  y 
órganos  de  gobierno  corporativos  es  crucial  para  defender  los  derechos  laborales 
fundamentales y garantizar un trabajo decente para todas y todos11. 
 
Ante  esta  situación,  la  Comisión  “Trabajo  y  Mujer”  evaluó  y  determinó  las  siguientes 
conclusiones: 
 
4.1.

AUTONOMÍA, IGUALDAD, ACCESO E INTEGRACIÓN 
 

a) Igualdad de oportunidades: La participación de mujeres en el mundo del trabajo es 47% 
y  los  hombres  78%.  Es  imperante  que  se  establezcan  medidas  para  aumentar  la 
participación de la mujer en el mundo laboral.   
 
b) Igualdad en remuneración: Al igual que el punto anterior, es de conocimiento público 
la diferencia salarial entre hombres y mujeres que ocupan el mismo cargo en similar 
área laboral. Es fundamental que, para avanzar en la igualdad de trato entre hombres 
y mujeres, se establezca y entienda que no hay diferencia alguna entre ellos; por lo 
tanto, no tiene que existir ningún parámetro o criterio ‐más allá de las capacidades y el 
mérito‐ que promuevan diferencias salariales discriminatorias. 
 

                                                            
11

 Las mujeres en el trabajo, Tendencias 2016, Organización Internacional del Trabajo; El empoderamiento 
económico de la mujer en el cambiante mundo del trabajo, informe del Secretario General, E/CN.6/2017/3, 
diciembre de 2016; Unión Interparlamentaria (datos correspondientes a diciembre de 2016); Fortune (datos 
correspondientes a junio de 2016). 

19 
 

c) Meritocracia en cargos públicos y privados: Que se obliguen a las empresas de todos 
los sectores –en la provisión de sus cargos o empleos‐ medir capacidades actitudinales 
y/o académicas de una persona, y que no sólo sea seleccionada por el sexo y género.  
 
d) Fiscalización con el cumplimiento del porcentaje de mujeres en cargos públicos. Que 
las políticas públicas o leyes que establezcan cuotas o porcentajes de participación de 
las  mujeres  en  cargos  públicos  o  empresariales,  sean  debidamente  fiscalizadas  y  se 
haga público su estado de cumplimiento. 
 
e) Modificar los diversos cuerpos legales que impiden la plena autonomía: Aún existen 
dispersas  en  nuestra  legislación,  un  conjunto  de  normas  que  sitúan  a  la  mujer  –en 
relación con el hombre‐ en una posición desmedrada o desmejorada para el ejercicio 
de sus derechos civiles y el desarrollo de sus iniciativas empresariales. 
 

 

4.2.      PARIDAD PARTICIPATIVA EN CARGOS PÚBLICOS‐MINISTERIALES Y PRIVADOS 

El Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe realizó un estudio en 
36  países  de  las  regiones  mencionadas  para  identificar  la  participación  de  mujeres  en 
gabinetes ministeriales en último período presidencial disponible (En porcentajes)12. Dicho 
estudio arrojó las siguientes cifras: 

Gráfico 3, Fuente: CEPAL

                                                            
12

 Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (CEPAL): “Participación de Mujeres en 
Gabinetes  Ministeriales  en  último  período  presidencial  disponible  (En  porcentajes)”.  Digital:  
http://oig.cepal.org/es/indicadores/poder‐ejecutivo‐porcentaje‐mujeres‐gabinetes‐ministeriales  

20 
 

ANÁLISIS: El aumento de las mujeres en los gabinetes ministeriales no es un proceso de 
avance  sin  retrocesos,  ni  tampoco  están  garantizados  los  logros  obtenidos  hasta  el 
momento. De acuerdo con los datos disponibles más recientes, 8 países de América Latina 
y 4 del Caribe registraron una disminución en el número de ministras respecto del período 
presidencial anterior. Nicaragua aún lidera las cifras, con un gabinete integrado por un 57% 
de  mujeres.  Le  siguen  Granada,  Chile  y  Costa  Rica  con  porcentajes  por  encima  del  38%, 
todos  con  aumentos  respecto  del  período  anterior.  Dos  países  del  Caribe,  Santa  Lucía  y 
Belice, pasaron de no tener presencia de mujeres a tener ambos un 13,3%13. 
Si bien nuestro país ha avanzado en políticas para impulsar la participación de la mujer en 
cargos ministeriales, es imperante que esto se mantenga o continúe aumentando.  
 
De otro lado, y según ha sido informado, Chile ostenta hoy sólo un 15,8% de participación 
de mujeres en el parlamento, 19% en las Alcaldías y un 31% en los Consejos Municipales. 
En el sector empresarial y de servicios públicos, al 31 de enero del año 2017 y por iniciativa 
del Gobierno, se ha alcanzado un 40,4% de participación femenina dentro de las empresas 
estatales. Es decir, 36 de un total de 86 cupos son ocupados hoy por mujeres. En cambio, 
en  el  sector  privado  y  a  julio  de  2016,  la  representación  femenina  en  los  gobiernos 
corporativos  de  las  grandes  empresas  transadas  en  bolsa  chilena  ‐40  empresas  que 
componen  el  Índice  de  Precios  Selectivo  de  Acciones  (IPSA)‐  apenas  alcanza  un  6,45% 
promedio. Es decir, del universo de 347 plazas aproximado de directores, 22 son mujeres y 
ninguna de ellas preside las empresas14.  
 
                                                            
13

 Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (CEPAL): “Participación de Mujeres en 
Gabinetes  Ministeriales  en  último  período  presidencial  disponible  (En  porcentajes)”.  Digital:  
http://oig.cepal.org/es/indicadores/poder‐ejecutivo‐porcentaje‐mujeres‐gabinetes‐ministeriales 
 
14
 Informe: “ANTECEDENTES PARA EL ESTABLECIMIENTO DE UNA LEY DE CUOTAS EN LOS DIRECTORIOS DE LAS 
GRANDES EMPRESAS: Modificaciones a las Leyes 18.700 y 18.045”. Preparado por Consultorías Cogitari SpA. 
Marzo de 2017. PROYECTO DE LEY. 

21 
 

Tratándose del sector empresarial, la tendencia legislativa del derecho comparado muestra 
una constante en el desarrollo de normas que tiendan a garantizar la presencia de mujeres 
de los centros corporativos de las empresas. Desde la experiencia de Noruega en el 2003, 
con  una  cuota  del  40%  en  favor  de  las  mujeres,  las  consejeras  o  directoras  pasaron  de 
representar  un  exiguo  3%  a  cerca  del  40%  actual.  Lo  mismo  se  ha  comprobado 
recientemente  en  Francia,  Italia,  Bélgica,  Holanda  y  Reino  Unido.  Y  se  prevé  que  pronto 
suceda en Alemania y Suecia, con regulaciones más modernas. Desde que en 2011 Francia 
introdujese su ley de cuotas, con penalizaciones asociadas, las administradoras han pasado 
de sentarse en menos del 20% de los asientos del consejo a estar en el 32%. Igual que en 
Italia, que saltó del 5% al 26% en menos de cuatro años. Son los ejemplos más destacados 
del avance femenino en los órganos rectores de las empresas. Aunque Bélgica, Holanda, 
Suecia y Reino Unido también lo reflejan15.  
Bajo este panorama, es fácil observar los déficits de nuestra legislación nacional en materia 
de igualdad de trato entre hombres y mujeres. Muestra de ello es la precariedad temporal 
del incentivo a la participación femenina en las elecciones parlamentarias y municipales; la 
ausencia de normas para asegurar su participación en los directorios de las empresas del 
Estado en la que hoy sus buenos indicadores se sostienen solo en una política pública que 
no tiene garantías de estabilidad en el tiempo; y, la ausencia de normas que garanticen la 
participación  de  la  mujer  en  los  centros  de  decisión  de  las  empresas  del  sector  privado 
nacional16. 
Bajo  estos  antecedentes,  la  Comisión  concluyó  en  que:  “(…)  aún  falta  incrementar  la 
participación  femenina  en  cargos  empresariales  –públicos  o  privados‐  judiciales  y, 
principalmente, en aquellos cargos que se constituyen en los gobierno locales”. 
 
                                                            
15

 Informe: “ANTECEDENTES PARA EL ESTABLECIMIENTO DE UNA LEY DE CUOTAS EN LOS DIRECTORIOS DE LAS 
GRANDES EMPRESAS: Modificaciones a las Leyes 18.700 y 18.045”. Preparado por Consultorías Cogitari SpA. 
Marzo de 2017. PROYECTO DE LEY. 
16
 Íbidem 

22 
 

DEMOCRACIA Y POLÍTICAS PÚBLICAS 

V.

La  Comisión  “Democracia  y  Políticas  Públicas,  conformada  por  15  mujeres  radicales  e 
independientes que se integraron de manera voluntaria al trabajo de la mesa, abarcó la 
temática  con  el  objetivo  de  buscar  las  medidas  óptimas  y  concretas  para  avanzar  en  la 
construcción  de  políticas  y  leyes  con  un  enfoque  de  género.  Ante  esto,  llegaron  a  las 
siguientes conclusiones.   
5.1.

 MEDIOS PARA CONSEGUIR IGUALDAD 
 

a) Cambiar la Constitución: Seguir con el proceso constituyente para construir una nueva 
constitución con enfoque de género y diversidad sexual 
 
b) Generar políticas con enfoque de género en todos los ámbito de la sociedad: Cubriendo 
las dimensiones de: Educación, Salud, Laboral, Seguridad, Empresa, Justicia, etc. 
 
c) Crear programas locales efectivos para resignificar el rol de la mujer en sociedad: En 
este  punto,  es  importante  considerar  todas  las  ideas  planteadas  anteriormente,  en 
cuanto a acercar la labor legislativa, educativa, social y de salud a sectores rurales y 
localidades pequeñas. 
 
d) Generar campañas sociales desde el Gobierno: Propuestas que permitan concientizar 
y resignificar el rol de las mujeres de nuestro país.  
 
e) Fiscalizar  y  garantizar  que  las  políticas  se  cumplan:  Es  deber  del  Estado  que  sus 
organismos cumplan, principal y eficazmente, sus funciones fiscalizadoras para avanzar 
en el desarrollo del país en materia de igualdad de género y la diversidad sexual.  
 
f) Incentivar el trabajo en servicios públicos críticos: Es deber del Estado proveer médicos 
especialistas en los servicios de atención primarios en salud, personal para trabajar en 
23 
 

Centros del Servicio Nacional de la Muer y la Equidad de Género (SERNAMEG) y otros 
centros  de  apoyo  y  acompañamiento  para  las  niñas,  niños  y  mujeres  víctimas  de 
violencia; así como establecer incentivos que promuevan la incorporación de médicos 
para servicios de urgencia a domicilio para aquellas familias rurales. Todo aquello, a fin 
de elevar los estándares de protección y cuidado de mujeres, madres y niñas y niños. 
 
g) Incentivar  con  capacitaciones  obligatorias  a  establecimientos  educacionales:  Es 
importante que las instituciones educacionales se abran a las nuevas y efectivas formas 
de  enseñar.  Es  imperante  romper  con  el  esquema  normativo  de  los  colegios, 
principalmente  cuando  hablamos  de  temas  como  la  orientación  sexual  e  identidad 
sexual. 
 
h) Generar y garantizar planes de conectividad: Es posible ejemplificar este punto con la 
lamentable  situación  de  mujeres  que  sufren  VIF  y  viven  en  sectores  rurales,  ya  que 
tienen  que  viajar  kilómetros  para  acceder  a  un  tribunal  competente.  Lo  mismo 
acontece con el acceso centros de salud de urgencias que, por falta de conectividad, se 
impide una óptima y oportuna atención para el caso que se requiera.  
 
i) Potenciar  la  asociatividad  de  las  mujeres  en  torno  al  desarrollo  de  nuevos 
emprendimientos: Es importante incentivar el concepto de asociación de las mujeres 
en las pequeñas localidades, principalmente, en aquellas que tienen manufactura de 
mujeres de nuestro país; que se les otorgue incentivos económicos y se les garantice 
un espacio para su producción local. 
 

 

24 
 

VI.

EDUCACIÓN PARA LA IGUALDAD 

La Comisión “Educación”, integrada por 17 mujeres, abarcó la temática con el objetivo de 
potenciar  programas  escolares  –principalmente  no  sexistas‐  de  manera  de  educar  a  la 
población desde temprana edad sobre el rol femenino en nuestro país. Ante esto, llegaron 
a las siguientes conclusiones:  
 
6.1.

 EDUCACIÓN SEXUAL Y REPRODUCTIVA 
 

a)    Crear y establecer un programa de educación sexual y reproductiva, laica y obligatoria 
desde  pre‐básica.  En  éste  ámbito  se  deben  tratar  los  temas  de  manera  certera, realista, 
positiva  y  pedagógicamente  correcta;  dependiendo  del  nivel  de  enseñanza  en  la  que  se 
encuentren los niños y niñas. 
b)    Generar  un  programa  educativo  sobre  personas  transgénero,  que  permita  informar, 
explicar y, en caso de ser necesario, orientar a niños y/o niñas transgénero. En este punto, 
es necesario contar con un equipo compuesto por profesionales de la salud que, por un 
lado, capaciten a los miembros de la institución completa (profesores, dirección, personal 
de servicio) para que estén preparados para acompañar en el proceso al niño o niña; y, por 
el otro, para que determinen cuándo es la edad idónea para aplicar este tipo de iniciativas 
y de qué manera. Es sugerente seguir la línea de colegios de nuestro propio país que han 
sido valorados y posicionados como ejemplos en educación para América Latina: Revisar 
caso Colegio Robles de Villa Alemana, Región de Valparaíso17. 
 

                                                            
17

 Palabra Pública (Universidad de Chile), 2016. “Un colegio en transición, un colegio diverso” : 
http://www.libros.uchile.cl/files/revistas/DIRCOM/PalabraPublica/03‐oct2016/#47 
 

25 
 

 

6.2. 

  EDUCACIÓN LAICA, NO SEXISTA 

Que se eduque, sin distinción de sexo, es fundamental para que se construya una sociedad 
igualitaria, sin prejuicios ni estereotipos, más inclusiva y fraterna.  
a) Edificación:  Es  importante  que  –para  llegar  a  esa  situación  ideal‐  las  instituciones 
escolares  cuenten  con  estructuras  que  les  permitan  hablar  de  equidad.  Por  ejemplo, 
como lo son los baños multisex, principalmente cuando la institución cuenta con niños y 
niñas en procesos de transformación (personas transgeneros). 
 
b) Nueva planificación de lectura: Es importante fiscalizar y crear una nueva lista de libros 
a trabajar durante el periodo escolar, en todos sus niveles, ya que en su mayoría –si es 
que no son todos‐ están bajo un mirada masculina y hetero‐normada. 
 
 

 

26 
 

VII.

PROTECCIÓN Y CUIDADO A LA IDENTIDAD 

La Comisión “Identidad”, que estuvo constituida por 13 mujeres radicales e independientes, 
abarcó la temática con el objetivo de resignificar y reforzar la identidad de la mujer, en todas 
sus dimensiones y de todas las zonas y segmentos de nuestro país. Ante esto, llegaron a las 
siguientes conclusiones:   
7.1.

 INCLUSIÓN Y NO DISCRIMINACIÓN 
 

a) Eliminación de prácticas machistas: Es determinante que existan políticas públicas y una 
efectiva  fiscalización  para  sancionar  las  prácticas  machistas  en  actividades  y  servicios 
públicos.  
 
b) Cobertura  mediática,  cultural  y  política  de  la  realidad  indígena  y  sus  mujeres:  Es 
fundamental quitar el odio y la desinformación que arrecia en gran parte de la población 
contra  el  pueblo  indígena.  Es  imperante  que  los  colegios,  la  prensa  nacional,  las 
empresas públicas y privadas y el Estado cooperen en una relación amigable y fraterna 
con los pueblos originarios, especialmente con sus mujeres y el rol ancestral que les ha 
correspondido en sus comunidades. 
 
c) Concientizar  sobre  la  identidad  de  género:  Es  importante  que  preferentemente  las 
instituciones  educacionales  se  ocupen  de  enseñar  conceptos  claves  para  la  debida 
comprensión  de  los  temas  de  género  y  diversidad  sexual.  Conceptos  tales  como: 
orientación sexual, identidad sexual, género, violencia, acoso, etc. 
 
d) Red de protección para la diversidad sexual: Las leyes con las que hoy contamos no son 
suficientes para mantener a nuestra población viva y libre de homofóbicos. 
 
 
                                                                                                                                                  
27 
 

7.2.

ESTEREOTIPOS 

 
a) Sancionar la cosificación de la mujer en la publicidad nacional: Es urgente e imperativo 
sancionar toda la publicidad y publicaciones sexistas de la prensa nacional. La mujer no 
es objeto sexual, es persona.  
 
b) Programas  educativos  completos  sobre  pueblos  originarios:  Hay  que  derribar  la 
desinformación sobre la lucha indígena en el país y, para ello, es urgente que existan 
textos escolares y culturales que evidencien la realidad de los pueblos originarios, sus 
estilos  de  vida  y  su  verdadera  situación  con  el  Estado  chileno.  Todos  los  chilenos  y 
chilenas  –desde  temprana  edad‐  tienen  que  comprender  que  esta  lucha  no  es  una 
cuestión de rebeldía, sino de dignidad de vida.  
 
c) Programas  de  lectura  con  autoras  mujeres:  Es  profundamente  sorprendente  que  la 
mayoría –si no son todos‐ de los programas de lectura de las instituciones educacionales 
de nuestro país sean de autores hombres, con enfoque masculino y hetero‐normativo. 
Es necesario reconocer el trabajo de las mujeres en esta área y primordial incorporar las 
historias de cada una de ellas; de igual modo, resulta imperativo incorporar lecturas que 
normalicen la diversidad sexual como una genuina expresión de la libertad individual.  
 
 
 

 

Nota de la edición: Se hace presente que en la sistematización de este documento, se han producido reiteraciones de 
temas y conclusiones por haber sido tratadas de manera transversal por las diversas Comisiones. De otro lado, y por el 
mismo motivo, en algunos casos se han suprimido algunas conclusiones por haber sido desarrolladas de manera similar y 
completa en otras mesas de trabajo. 

28 
 

  

 

 

 

CONCLUSIONES I ENCUENTRO “MUJERES POR GUILLIER” 

 
 

“NO QUEREMOS PRIVILEGIOS, 
QUIEREMOS DERECHOS” 

PARTICIPANTES*: 
‐ Claudia Moyano                ‐ Roxana Muñoz               ‐ María Solarzo                      ‐ Margarita Aguilar        ‐ Juana Suazo 
‐ Ariella Olivares                  ‐ Cecilia Vera                     ‐ Patricia Leroy                      ‐ Vittorina Tallarida       ‐ Luz María Pizarro 
‐ Elizabeth Bustamante      ‐ Raquel Soto                    ‐ Alicia Mardones                  ‐ Patricia Bonomo         ‐ Ricardo Santana 
‐ Jessica Rupayan                ‐ Isabel Moscoso               ‐ Gladys Mora                        ‐ Sonia Esturillo             ‐ Rodrigo San Juan 
‐ Mariana Aravena              ‐ Macarena Angúlo          ‐ Yazna Fuentealba                ‐ Robert Guevara         ‐ Iberia Irazzoky  
‐ Claudia Ardiles                  ‐ Emilia Reyes                    ‐ Carolina Ocampo                 ‐ Oscar Araya               ‐ Marcia Briones 
‐ Carola Solís                        ‐ Carolina Mery                 ‐ Gabriela Rosende                ‐ Johanna Torres         ‐ Jocelyn San Martín 
‐ Englantina Navarro          ‐ Betsy Straussmann        ‐ María Consuelo Andrade    ‐ Carol Castro               ‐ Kammal Matta 
‐ Jessica Navarro                 ‐ Narla Córdova                 ‐ Lorena Henriquez                ‐ Ana María Alfaro      ‐ María León 
‐ Gemma Nubio                   ‐ Maritza Cabrera              ‐ Nuria Morales                      ‐ Nora Martínez          ‐ María flores 
‐ Valeska Rutconsky            ‐ Katherine Ruiz                 ‐ Mirtha Marincovich            ‐ Mónica Vargas          ‐ Paulina Urriola 
‐ María Flores                       ‐ Silvia Mendoza               ‐ Marcia González                  ‐ Cristina Chocano       ‐ Mariana Jara 
‐ Nahiara Acevedo               ‐ Vilma Friedli                    ‐ Ruth Pinto                             ‐ Doris Acevedo          ‐ Paulina Fernández 
‐ Paulina Canales                  ‐ Livian Manríquez           ‐ Doris Pavez                           ‐ Rocío Herrera            ‐ Andrea Aguayo 
‐ Marta Quiñones                 ‐ Carmen Armijo              ‐ Viviana Vilugrón 
    ‐ Tania Arriagada         ‐ Felipe Tombolini 
‐ Lezbeth Manzi                    ‐ Audra Lovazzano           ‐ Tatiana Latorre                     ‐ Nicole Verdugo        ‐ Marcela Hernando 
‐ Silvia Moreno                     ‐ Rina Decap                     ‐ Viviana Veliz                          ‐ Carolina García         ‐ Luigi Raimondi 
‐ Marta Quiñones                 ‐ Betsy Saavedra             ‐ Mery Provoste                       ‐ Robinson Cid            ‐ José Valdivia 
‐ Beatriz Guerra                    ‐ Karina Alfaro                 ‐ Verónica Zuñiga                     ‐ Macarena Carvallo  ‐ Fabiola Asmad 
‐ Myriam Cabello                 ‐ Ana Moya                      ‐ Sylvana Cárdenas                  ‐ Mariela Verdugo        

 
 
 
 
 
 
 
 
 
*Algunos nombres no pudieron ser incluidos debido a la poca legibilidad de la letra en los registros de asistentes. 

29 
 


Documentos relacionados


Documento PDF conclusiones i encuentro mujeres por guillier 24 03 17
Documento PDF documento final encuentro mujeres por guillier
Documento PDF conciliacion y o corresponabilidad los cuidados
Documento PDF estatutos consejo municipal de la mujer ayto zamora
Documento PDF texto 1 8 mary wollstonecraft y vindicacio n de los derechos de la mujer rosa cobo
Documento PDF cursoseducacionsexual


Palabras claves relacionadas